Está en la página 1de 1

Las estaciones de servicio, al ser instalaciones destinadas a la venta al público de

gasolinas, gasóleos, y Lubricantes para automóviles, conllevan un riesgo potencial


de contaminación de suelos y aguas subterráneas.

Una estación de servicio, en sí misma no es una instalación contaminante, sino que


los riesgos de contaminación se derivan de la naturaleza de los productos que se
comercializan en ellas. El mal estado de las instalaciones de almacenamiento, y
descuidos de los operarios y/o usuarios pueden provocar episodios contaminantes.

Caso puntual es el de la multinacional Petrobras la cual fue multada por la Alcaldía


de Bogotá por la contaminación de aguas y suelos con hidrocarburos que
terminaron afectando predios aledaños a la estación Servicio Automotriz Petrobras
Mochuelo, en la carrera 9 con calle 106, lo que obligó a retirar 38.272 galones de
agua hidrocarburada, según la secretaria de Ambiente, la empresa incumplió la
licencia ambiental al no presentar caracterización semestral de los pozos de
monitoreo. Tampoco protegió contra las filtraciones recipientes, tanques de
almacenamiento y sistemas de conducción de agua de lavado.
De cara a controlar y minimizar una posible contaminación ambiental, la legislación
debe ser más estricta con los controles periódicos que realizan a las instalaciones
de las Estaciones de Servicio y es por ello que debe generarse la necesidad de
fortalecer la ética ambiental ya que esta trata desde un punto de vista racional los
problemas morales relacionados con el medio ambiente. Esta rama de la ética, la
ética ambiental, tiene cada día más importancia, dado que los problemas
ambientales están hoy muy presentes, pues nuestra capacidad de intervención
sobre el medio es cada vez mayor. Además, estos problemas no se resuelven por
mera aplicación de las éticas tradicionales, sino que exigen claramente la
adecuación de las mismas, un nuevo pensamiento ético y una responsabilidad
social empresarial que exija un compromiso aun mayor por parte de las empresas
y de nosotros mismos en cuanto al cuidado de nuestro entorno natural.