Está en la página 1de 8

SALUD OCUPACIONAL

TEMA
EXTINTORES Y CASCOS

INSTRUCTOR
FELIX AMARIS

APRENDICES
KATHERINE JIMENEZ VISBAL
DANNYS AVILA SOLANO
YULIANA LAMBY MARAÑON

FICHA
1259850

ABRIL-2018

SENA
CENTRO INDUSTRIAL Y DE AVIACION
EXTINTOR
¿Qué es?
Un extintor, extintor de fuego o matafuego es un artefacto que sirve para
apagar fuegos Consiste en un recipiente metálico (bombona
o cilindro de acero) que contiene un agente extintor de incendios a
presión, de modo que al abrir una válvula el agente sale por una boquilla
(a veces situada en el extremo de una manguera) que se debe dirigir a
la base del fuego. Generalmente tienen un dispositivo para prevención
de activado accidental, el cual debe ser deshabilitado antes de emplear
el artefacto.

De forma más concreta se podría definir un extintor como un aparato


autónomo, diseñado como un cilindro, que puede ser desplazado por
una sola persona y que, usando un mecanismo de impulsión bajo
presión de un gas o presión mecánica, lanza un agente extintor hacia la
base del fuego, para lograr extinguirlo.
Hay de muchos tamaños y tipos, desde los muy pequeños, que suelen
llevarse en los automóviles, hasta los grandes que van en un carrito con
ruedas. El contenido varía desde 1 a 250 kilogramos de agente extintor.
¿Quién lo creo?

El extintor fue un invento de William George Manby, un capitán al que


se le ocurrió crear un instrumento que apagase el fuego con una mayor
efectividad al observar la incapacidad de un grupo de bomberos de
Edimburgo para alcanzar los pisos superiores de un edificio en llamas.
El primer extintor era un aparato con cuatro cilindros, tres con agua y
otro con aire comprimido, que servía para que el líquido saliese a
presión. Fue patentado en el Reino Unido en 1839. Este dispositivo fue
modificado en 1905 cuando se sustituyó el agua por bicarbonato sódico.

CLASES DE EXTINTORES
En las etiquetas de los extintores podemos ver siempre de que tipo de
extintor es, esas letras pueden ser A, B, C y D. hace referencia al tipo
de fuego que puede sofocar el extintor.

En resumen, los tipos de extintores según el fuego son:

1.Clase A: fuegos con combustibles sólidos como madera, cartón,


plástico, etc.
2.Clase B: fuegos donde el combustible es líquido por ejemplo aceite,
gasolina o pintura.
3.Clase C: fuegos donde el combustible son gases como el butano,
propano o gas ciudad.
4.Clase D: son los más raros, el combustible es un metal, los metales
que arden son magnesio, sodio o aluminio en polvo.
CASCOS
Los cascos de seguridad industrial sirven para proteger o al menos
reducir la gravedad de los daños, en la cabeza o cervical causados por:
1. Golpes y/o perforaciones por la caída de herramientas, tornillos
fragmentos de metal y otros objetos
2. Choques contra objetos filosos o lacerantes.
3. Golpes en la cabeza por caída del trabajador.
4. Descargas eléctricas.
5. Quemaduras por metales fundidos, líquidos calientes o corrosivo.

En toda zona industrial se deben usar cascos de seguridad certificados,


según los parámetros establecidos en la norma ANSI Z89.1.
Los cascos de seguridad industrial se clasifican en dos tipos (1 y 2), de
acuerdo con el tipo de impacto que soportan:
Tipo 1: sirven para reducir la fuerza del impacto por golpes recibidos
en la parte superior de la cabeza.
Tipo 2: sirven para reducir la fuerza del impacto por golpes recibidos
en la parte superior de la cabeza o los lados de la misma (impactos
laterales).

De acuerdo con la protección contra el peligro de energía eléctrica


existen 3 clases (E, G y C).
Clase E (eléctrico): Están diseñados para reducir el daño por contacto con
conductores de alto voltaje, se ensayan para probar que soportan hasta 20,000
voltios
Clase G (general): Están diseñados para reducir el daño por contacto con
conductores de bajo voltaje, se ensayan para probar que soportan hasta 2200
voltios.
Clase C (conductivos): no están diseñados para proteger contra el peligro
eléctrico.
Tienen una vida útil que depende del tiempo de fabricación y de las
condiciones de almacenamiento, ambientales y de uso.
En el casco mismo aparece grabada la fecha de fabricación, que sirve como
parámetro para tener en cuenta en la definición del tiempo de vida útil para
cada caso particular.
Los cascos o accesorios, incluido el tafilete, que presenten algún tipo de daño
en su estructura que no garanticen una protección adecuada deben ser
desechados. Independientemente de lo anterior, en ningún caso se deben
utilizar cascos con más de cinco (5) años de fabricación. Se deben suministrar
los cascos de seguridad a los trabajadores, atendiendo los parámetros de
color.

Color de los cascos de seguridad industrial, según su aplicación


Blanco: personal directo y personal contratista
Rojo: personal de contraincendios
Naranja: electricistas
Azul: visitantes
En ningún caso se debe pintar los cascos de seguridad, o imprimir logo-
símbolos ni cualquier otra información, a menos que este proceso haya
sido realizado por el mismo fabricante de los cascos, dentro del diseño
propio de éstos.
DIME QUÉ COLOR DE CASCO DE SEGURIDAD USAS Y TE DIRÉ A
QUÉ TE DEDICAS
Toda persona cuyo trabajo sea en zona de peligro debe usar casco
de protección para la cabeza. De esto no deberíamos tener la menor duda
Igualmente, debemos tener claro que antes de elegir y comprar el casco de
seguridad, hay que conocer bien el puesto de trabajo y su entorno para
comprobar que efectivamente es el adecuado para los riesgos a los que
estará expuesto el trabajador.

¿Qué color de casco se requiere para cada oficio o cargo?


No hay normativa legal y técnica que especifique el color de acuerdo a la
tarea realizada o a la jerarquía, dependiendo de cada empresa su asignación.
Lo que sí es cierto es que existen unas reglas básicas no escritas a la hora
de identificar los distintos colores de los cascos de los trabajadores. Así, por
norma general se asocian los colores más llamativos con las tareas más
arriesgadas. En cualquier caso, la asignación de color más común para
cascos de seguridad es la siguiente:

Blanco: lo usan los jefes de obra, capataces, gerentes, supervisores,


ingenieros, arquitectos, topógrafos, personal administrativo, etc.
Amarillo: para todo tipo de trabajo de obra, como operarios en construcción,
albañiles o peones.

Naranja: lo suelen usar los equipos de carretera, así como los nuevos
trabajadores o ayudantes.

Rojo: para personal de seguridad, bomberos, brigadas de emergencia…

Verde: para inspectores de seguridad, servicios médicos e higiene; también


ocasionalmente para hormigoneros, así como visitantes y nuevos
trabajadores o personal de prueba.

Azul: normalmente para carpinteros, encofradores y otros operadores


técnicos, incluidos los técnicos electricistas; también para estudiantes en
prácticas, asesores técnicos y visitas.

Gris: básicamente para visitantes.

Marrón: a menudo usados por soldadores y otros trabajadores con


aplicaciones de alto calor; también en industrias petroquímicas.
Dorado: para las visitas más importantes: dueños, autoridades, Vips…

Rosa: algunas empresas lo tienen de recambio para aquellos trabajadores


que se han olvidado su propio casco; se utiliza como una forma de castigo.

Como colofón, conviene aclarar que, aunque la identificación del color del
casco puede ser útil y tener beneficios potenciales de seguridad, lo cierto es
que cualquier casco de protección de cualquier color es mejor que ninguno
en absoluto.

También podría gustarte