Está en la página 1de 10

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES


ESCUELA PROFESIONAL DE SOCIOLOGIA

LOS FUNDAMENTOS DEL FUNCIONALISMO EN


SOCIOLOGÍA
ROBERTH K. MERTON

Docente: Gustavo Medina Vilca


Estudiante: Jhon Carlos Robles
Yana
Curso: Teoría Sociológica Moderna

Puno, Ciudad Universitaria, 2018


RESUMEN
El presente ensayo se redactará el pensamiento de Robert King Merton sobre el
funcionalismo en sociología, presentado que es el funcionalismo en sus distinto ámbitos
de comprensión para el mejor entendimiento y sus principales teorías frente al estructural
funcionalismo “las funciones manifiestas y latentes” y “la anomia”. Este ensayo es
presentado para dar a conocer como mejora algunos espacios vacíos que deja Talcott
Parsons en su teoría del “funcional estructuralismo”. Para este ensayo se usó distintas
bibliografías que se complementan a fin de que sea más entendible.

ABSTRACT
The present essay will be written Robert King Merton's thought on functionalism in
sociology, presented that is the functionalism in its different fields of understanding for
the best understanding and its main theories against the structural functionalism "the
manifest and latent functions" and "the anomia. " This essay is presented to show how
some empty spaces that Talcott Parsons leaves in his theory of "functional structuralism"
improve. For this essay, different bibliographies were used that complement each other
in order to make it more understandable.

INTRODUCCIÓN
El presente trabajo es para que podamos entender el pensamiento de Robert King Merton
“funcionalismo estructural”. El ensayo esta dividido en tres partes que son: la
presentación de que es el funcionalismo, la segunda parte se presenta la teoría de las
funciones manifiestas y latentes, y por último en la tercera parte se presenta la teoría de
la anomia.
LOS FUNDAMENTOS DEL FUNCIONALISMO EN SOCIOLOGÍA

El funcionalismo es caracterizado por el utilitarismo otorgado a las acciones que deben sostener
el orden establecido en las sociedades. Es una corriente teórica surgida en Inglaterra en el año
1930 en las ciencias sociales, especialmente en sociología y antropología social. La teoría está
asociada a Émile Durkheim y, más recientemente, a Talcott Parsons, además de muchos otros
autores como Herbert Spencer, Bronislaw Malinowski y Robert Merton. El funcionalismo se
caracteriza por un enfoque empirista que preconiza las ventajas del trabajo de campo.
Las instituciones tienen funciones manifiestas y funciones latentes. Funciones manifiestas.
Funciones que las personas suponen y esperan que la institución desempeñe.
Funciones latentes. Consecuencias imprevistas y no esperadas de las instituciones. Hay muchos
casos en que las funciones latentes podrían llamarse con más exactitud “disfunciones latentes”
puesto que tienden a socavar la institución o a impedir el logro de sus funciones manifiestas.
(tórdo, 2013)
Según la teoría funcionalista Talcott Parsons, la sociedad es un organismo y cada parte cumple
una finalidad o realiza una función; así pues, encontramos que todos los miembros de la sociedad
cooperan para cubrir sus necesidades porque tienen objetivos y valores comunes. Es en esta teoría
en donde encuentra fundamenta el pensamiento de Talcott Parsons, que además de adoptar que
cada actor tiene una función dentro de la sociedad, también afirma que la sociedad mediante las
estructuras sociales tiene una tendencia hacia la autorregulación y a la autosuficiencia de
determinadas necesidades básicas, entre las cuales podemos encontrar la preservación del orden
social, el abastecimiento de bienes y servicios, entre otros. En este sentido podemos decir que el
tema central de la teoría sociológica de Parsons es el funcionamiento de las estructuras; esta teoría
es conocida como “estructural-funcionalismo”. “El análisis estructural-funcional requiere un
tratamiento sistemático de las posiciones de los actores y de los papeles de los actores en una
situación social, así como de las normas institucionales implicadas“ (Timasheff, 1986)

Un sistema social consiste en una pluralidad de actores individuales en interacción, en cuanto


sus situaciones se implican recíprocamente, en cuanto sus orientaciones (entendiendo por estas,
las normas o sistemas de valores) más generales son comunes, a todos ellos como integrantes del
sistema.
Merton distingue cinco significados de la palabra función:

I. Uso popular: función se refiere a una reunión pública o festividad. “Esta acepción
de la palabra es completamente extraña al análisis funcional en sociología” (Merton,
1992).

II. Función es considerada como virtualmente equivalente a ocupación. Es casi un uso


típico de la palabra en algunos economistas, para los cuales decir “análisis funcional
de un grupo” equivale a “análisis ocupacional de ese grupo”. (Merton, 1992).
III. Función es igual “Actividades asignadas al que ocupa una situación social, y más en
particular al que ocupa un cargo o puesto público” (Merton, 1992). Es un caso
especial de II, y su uso se encuentra en el lenguaje popular y en la ciencia política.
Merton sostiene que este uso debe ser excluido del análisis funcional, pues “distrae
la atención del hecho de que no sólo los ocupantes de determinados puestos
desempeñan funciones, sino también un amplio margen de actividades
estandarizadas, de procesos sociales, de tipos de cultura y de sistemas de creencias
que se encuentran en la sociedad.” (Merton, 1992).

IV. Función es igual “una variable considerada en relación con una o más variables
respecto de las cuales puede ser expresada o de cuyo valor depende el suyo” (Merton,
1992). Este concepto fue introducido por el filósofo y matemático alemán Leibniz
(1646-1716) y es empleado fundamentalmente en matemáticas. Merton indica que se
trata del uso más preciso del término función, y que como tal aparece en ciencias
sociales bajo términos diferentes como “interdependencia”, “relación recíproca”,
“variaciones mutuamente dependientes” (Merton, 1992).

V. Función es igual “los procesos vitales u orgánicos considerados en el respecto en que


contribuyen al sostenimiento del organismo” (Merton, 1992). Se deriva de IV y es
tomado explícitamente por las ciencias biológicas. Corresponde de manera muy
cercana con el concepto de función adoptado por los funcionalistas antropológicos.
(Merton, 1992). Merton dice que este uso es “fundamental para el análisis funcional
tal como se ha practicado en sociología y en antropología social” (Merton, 1992)
Merton considera que, además de la existencia de distintas acepciones de la palabra función, está
la dificultad de que el término función social posee distintas definiciones. Nuestro autor se
preocupa por trazar la distinción entre función referida a consecuencias objetivas observables y
función como disposiciones subjetivas (propósitos, motivos, finalidades). Es central tener
presente aquí que la función social está referida al punto de vista del observador y no del
participante en la acción que se está analizando. Si se cae en la confusión de olvidar que el análisis
funcional se ocupa de los hechos encarándolos desde el observador y no desde el participante, se
olvida que “no es necesario suponer que las razones expresadas por la gente para su conducta
(«actuamos por razones personales») son la misma cosa que las consecuencias de esa norma de
conducta. La disposición subjetiva puede coincidir con la consecuencia objetiva, pero también
puede no coincidir. Las dos varían independientemente.” (Merton, 1992). La orientación
funcional en ciencias sociales exige que el análisis funcional se dedique a las categorías objetivas
de consecuencias observadas y no a las categorías subjetivas de disposiciones. (Merton, 1992). Si
se considera que la función social remite a cualquier tipo de categorías subjetivas de disposiciones
se está cayendo en una especie de psicología (o de psicologismo). Si el punto de vista del
observador es reemplazado por el punto de vista del participante, la sociología termina por poner,
meramente, en lenguaje académico los motivos de los individuos, olvidando que los individuos
no son conscientes, en muchos casos, de los motivos por los que actúan o de que los motivos que
creen que dirigen su acción son, en realidad, motivos externos a ellos mismos.
TEORIA DE LAS FUNCIONES MANIFIESTAS Y FUNCIONES LATENTES
Antes de iniciar debemos conocer 2 conceptos fundamentales:
– “Teorías de alcance intermedio” (en oposición a la “Gran teoría” propuesta por Parsons)
– Distinción entre “funciones manifiestas” y “funciones latentes”.

Merton es crítico de la gran teoría, de la propuesta de una teoría totalizadora que abarque todas
las áreas problemáticas de la sociedad. (estudiantesuba, 2009)

Teorías de alcance intermedio


Estas se encuentran en un punto intermedio entre las teorías totalizadoras, la gran teoría, y
las “hipótesis de trabajo”. Son las que se producen en la rutina diaria de la investigación y
simultáneamente sirven de guía para la investigación empírica. No son equivalentes al
conocimiento de sentido común: una teoría de alcance intermedio pese a estar cerca de las
“hipótesis de trabajo” (los datos empíricos) contienen conceptos, abstracción, pero estos
conceptos tienen la particularidad de estar cerca de los datos empíricos de modo tal que estos se
pueden incorporar en proposiciones científicas susceptibles de comprobación empírica.
El problema con la “gran teoría” parsoniana es que estaban tan alejadas de los datos empíricos
Características de las teorías de alcance medio:
– no son meramente descriptivas, son relaciones entre conceptos abstractos pero que están
más cerca de los datos empíricos
– cuando integran proposiciones de carácter científico pueden ser sometidas a la prueba
empírica
– Se construyen a partir de la indagación empírica y los conceptos que contienen
son “principios” (o sea que se van refinando, precisando, van adquiriendo cada vez
mayor grado de abstracción en el transcurso de la investigación de modo tal que puedan
generalizarse a un conjunto de dimensiones sociales) no “fines”.
– analiza aspectos recortados de un problema.
– Pueden tomar de muchos teorías totalizadoras elementos para el análisis, puede adecuarse
a un contexto teórico (marco teórico) más amplio.
– Por lo tanto “las teorías de alcance intermedio” no desconocen a las teorías totalizadoras,
sino que de ellas se extraen ideas, estrategias de investigación, tácticas de descripción de
objetos, metodologías de análisis, etc.
– Permiten trascender la dicotomía entre conocimiento nomotético (o de lo general) y
conocimiento ideográfico (o de lo particular), como así también la dicotomía micro-
macro. (estudiantesuba, 2009)

Ejemplo de las teóricas de alcance intermedio: “teorías de los grupos de papeles” . Esta teoría
a diferencia de la “teoría del status-rol” de Parsons que implicaba un actor que desempeña
múltiple roles (es médico, es padre, etc),
– Estudia no el desempeño de diversos roles por un mismo individuo, sino un único rol en
relación con otros roles. La trama de roles asociados constituye la institución.
– expectativas de rol: Dirige la atención hacia las expectativas de los actores implicados en
la interacción respecto de su propio rol y de los roles de los demás actores. Esto puede
dar lugar a la integración como a la desintegración y en el medio a toda una gama de
posibilidades. Esta es una crítica directa a Parsons ya que su teoría del status-rol termina
en las “disposiciones de necesidad”, y específicamente, al último modelo parsoniano
sobre este tema en donde las expectativas de los actores quedan anuladas por los
dispositivos cibernéticos. Y finalmente critica (junto con Giddens) la concepción del
individuo que Garfinkel denominó como “tonto cultural” (del individuo como “sujeto”
anulado por el sistema social que está siempre dispuesto a cumplir los roles que la
sociedad le manda para mantener el equilibrio social. (estudiantesuba, 2009)
Una teoría de alcance intermedio como esta supone prestar atención a “los arreglos sociales”:
cómo hace una institución concreta para integrar expectativas, cómo se arregla socialmente, cómo
se negocia socialmente.
La idea de “arreglos sociales” supone dos cosas: que se tienen en cuenta las expectativas de rol
de cada actor y que además se tiene en cuenta la estructura de la institución. (estudiantesuba,
2009)

En cuanto a la relación que tienen las teorías de alcance intermedio con el “progreso” de la
disciplina sociológica, Merton dice que la sociología solo va a progresar en la medida que pueda
construir teorías de este tipo y no teorías totalizadoras; ahora, esta afirmación no supone renunciar
a la construcción de teoría sino todo lo contrario, de lo que se trata es de construir un esquema
conceptual que progresivamente se vaya enriqueciendo y haciendo más abstracto.
(estudiantesuba, 2009)

Merton critica “los postulados prevalecientes en el análisis funcional”. Critica 3 postulados:


– la unidad funcional de la sociedad
– el funcionalismo universal
– el de la indispensabilidad.

Dos tipos de confusión sobre “función”:


1) Limitar observaciones a las aportaciones positivas de una entidad al sistema.
2) Confundir la categoría subjetiva de motivo con la función.

1 – El postulado del funcionalismo universal enuncia que todas las prácticas culturales-sociales
que se han estandarizado en una sociedad cumplen una “función positiva” para la sociedad.
Hay consecuencias múltiples:
– funciones: son las consecuencias observadas que favorecen a la adaptación o ajuste del
sistema
– disfunciones: consecuencias observadas que aminoran la adaptación
– afunciones: son ajenas al sistema en estudio.

2 – Segundo problema (motivo – función), hace necesario una distinción entre:


– funciones manifiestas: consecuencias objetivas que contribuyen al ajuste o adaptación del
sistema y que son buscadas por los participantes del sistema
– funciones latentes: son las consecuencias no buscadas ni reconocidas.
Las funciones latentes y consecuencias imprevistas no son sinónimos, porque las consecuencias
imprevistas que una función latente puede producir pueden ser funcionales, disfuncionales o a-
funcionales, o sea que pueden aportar a la integración de la sociedad, pueden aportar a la
desintegración de la sociedad o pueden no tener la más mínima relevancia.
Las consecuencias no buscadas de la acción son de tres tipos:
– funcionales para el sistema (comprenden las funciones latentes)
– disfuncionales (disfunciones latentes)
– ajenas al sistema, no afecta ni funcional ni disfuncionalmente (consecuencias
afuncionales).

El análisis funcional en sociología (como en otras disciplinas) requiere una exposición concreta
y detallada de los mecanismos que actúan para realizar una función.
Son mecanismos sociales
Abandonamos el supuesto de la indispensabilidad funcional de estructuras sociales particulares.
Necesitamos un concepto de alternativa, equivalente o sustituto funcional.
La interdependencia de los elementos de una estructura social limita las posibilidades de cambio
o alternativas funcionales. La estructura limita el margen de variación en las cosas que pueden
satisfacer exigencias funcionales. (tórdo, 2013)
Dinámica y cambio: el análisis funcional olvida el estudio de cambio estructural, ya que tiende
a enfocarse sobre la estática de la estructura.
El concepto de disfunción (que implica esfuerzo, tirantez y tensión en el nivel estructural)
proporciona una actitud analítica para el estudio de la dinámica y el cambio.

La descripción de los participantes se hace en términos estructurales, situando a las personas en


su posición social interconectadas.
La descripción estructural de los participantes en la actividad suministra hipótesis para las
siguientes interpretaciones funcionales.
Hay una clase de datos que se deben incluir: la norma característica y las principales alternativas
que quedan excluidas. A su vez, se deben incluir los significados de la actividad o norma para los
individuos. (estudiantesuba, 2009)
En suma, el protocolo descriptivo debe incluir:
– localización de los participantes dentro de la estructura social
– modos alternativos de conducta excluidos por la importancia de la norma observada.
– Significados emotivos de la norma para los participantes
– Distinción entre norma y conducta
– Regularidades de la conducta no reconocidas por los participantes pero que están
asociadas a la norma central de la conducta.
Proporcionan un paso hacia la especificación de puntos de observación que facilita el análisis
funcional subsiguiente.

Funciones manifiestas y latentes


La distinción entre funciones manifiestas y latentes fue ideada para evitar la confusión
entre motivaciones conscientes para la conducta social y sus consecuencias objetivas.
Se tiende a confundir las categorías subjetivas de motivación con las categorías objetivas de
función. (estudiantesuba, 2009)

Las instituciones tienen funciones manifiestas y funciones latentes. Funciones manifiestas.


Funciones que las personas suponen y esperan que la institución desempeñe.
Funciones latentes. Consecuencias imprevistas y no esperadas de las instituciones. Hay muchos
casos en que las funciones latentes podrían llamarse con más exactitud “disfunciones latentes”
puesto que tienden a socavar la institución o a impedir el logro de sus funciones manifiestas.
(tórdo, 2013)
Las “Funciones manifiestas y funciones latentes” afirmando que “el análisis funcional es al
mismo tiempo la más prometedora y tal vez la menos codificada de las orientaciones
contemporáneas en los problemas de la interpretación sociológica” (Merton, 1992). Es por eso
por lo que se propuso realizar una revisión sistemática de los problemas principales del análisis
funcional. En su opinión, una de las dificultades más importantes con que se enfrenta el análisis
funcional radica en la “confusión terminológica” en que ha caído el punto de vista funcional en
sociología (Merton, 1992). Así, sostiene que el término función simboliza conceptos diferentes y
que, además, palabras diferentes expresan el concepto mismo de función. Para superar esta
confusión, Merton comienza a describir los distintos significados de la palabra función.
TEORIA DE LA ANOMIA

Frente a la estructura, Merton se posiciona desde la adopción individual a las estructuras que
conforman la sociedad, siendo estas, las estructuras, las que moldean la conducta que asumen los
individuos frente a determinadas condiciones. (Perez, 2013)

Merton sostiene que hay dos elementos contradictorios en la sociedad:

- Sistema Social: La estructura social financiera muestra las oportunidades


individuales/grupos de acceso a esos medios para conseguir el estatus de triunfo social.

- Sistema Cultural: La cultura define los fines y objetivos para ser feliz y conseguir el éxito
en la vida, además de los medios que pueden utilizarse para conseguirlos.

Sociedad Anómica: se caracterizada por:

- Disfunción entre Valores y Normas

- Desigualdad en el acceso a oportunidades

- Desequilibrio entre fines, medios, objetos e instrumentos

Formas Adaptativas del Hombre al Medio Social: Estas se dividen en 5 que son:

- Conformidad: Es el comportamiento resultado de la aceptación de las metas culturales


y de los medios institucionalizados, expresados en la aceptación de un consenso, la cual
se expresa por lo general en una sociedad estable.
- Innovación: Es el comportamiento desviado resultado de la aceptación de las metas
culturales, pero no de los medios institucionalizados expresados en el rompimiento de
la norma moral y utilizando medios ilícitos para alcanzar los fines aspirados del éxito
personal, llegando al crimen y al delito.
- Ritualista: Es el comportamiento desviado resultado de la no-aceptación de las metas
culturales, pero sí se aceptan los medios institucionalizados produciendo las famosas
actitudes clásicas del “empleado de corte burocrático” que acepta el sistema. Es la
expresión de las clases medias de la sociedad.
- Retraimiento: Es el comportamiento desviado resultado de la no-aceptación de las
metas culturales ni de los medios institucionalizados de la sociedad, expresándose en
conductas extrañas.
- Rebelión: Es el comportamiento desviado de un rechazo de las metas culturales y
también de los medios institucionalizados de la sociedad, buscando cambiar el sistema
social, pudiendo incluso “utilizar un ejército de resentidos para sus propósitos de
desestabilización”. (Diaz, 2014)
CONCLUSIÓN
En conclusión, sobre todo lo que se redacto es importante tomar en cuenta las funciones
manifiestas y latentes que nos ayudan a comprender de mejor manera el funcionalismo
estructural; la teoría de la anomia nos permite comprender como el individuo se comporta
para su adaptación la estructura social tomando uno de los mecanismos de adaptación.
Referencias
Diaz, J. (Abril de 2014). Prezi. Obtenido de https://prezi.com/ztwd3-3fg692/copy-of-teoria-de-
la-anomia-social-merton-y-su-teoria-de-la-anomia/?webgl=0

estudiantesuba. (12 de Septiembre de 2009). Obtenido de


https://www.estudiantesuba.com/sociologia/sociologia-sistematica/447-funciones-
manifiestas-y-latentes.html

Merton, R. (1992). En R. Merton, Funciones manifiestas y funcines latentes (págs. 1-90). Mexico:
Fondo de cultura economica.

Perez, F. (16 de Mayo de 2013). Slaidshare. Obtenido de Slaidshare:


https://es.slideshare.net/monicabisso90/funciones-manifiestas-y-latentes-merton-en-
la-pelcula-gabdhi

Timasheff, N. S. (1986). La teoria sociologica. Mexico: Fondo de cultura Económica.

tórdo, P. (29 de Julio de 2013). scribd. Obtenido de


https://es.scribd.com/doc/156858254/Funciones-Manifiestas-y-Latentes-de-Las-de-
Instituciones-Sociales