Está en la página 1de 11

ASIGNATURA

GEOGRAFIA DOMINICANA II

TEMA

INDUSTRIA, TRANSPORTE Y COMUNICACIONES

PRESENTADO POR:

GLADIBER GUERRERO CONTRERAS

MATRÍCULA

16-1894

FACIITADORA

JOSÉ GILBERTO RODRÍGUEZ

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS

REPÚBLICA DOMINICANA
Cuarta Tarea.
Industria, Transporte y Comunicaciones.
Investiga en distintos medios los siguientes aspectos.
1-Investiga los siguientes concepto y contextualízalos a la realidad dominicana.

Industria doméstica.
Industria doméstica se refiere a los fabricantes que producen bienes dentro de su país de
residencia.
Industria de taller. Es el espacio donde se realiza un trabajo manual, ya sea fabril (taller
fabril) o artesano (taller artesano), como por ejemplo el taller de un pintor o un alfarero, un
taller de costura o de repostería, etc.
Industria moderna. Nacimiento del sector secundario (minería, manufacturas y
construcción). Esta transformación se hizo patente por primera vez en Inglaterra, de ahí que
se haya definido a Gran Bretaña como "la primera nación industrial". ... Emplea la
definición de "nacimiento de la industria moderna".
Industria pesada o de base: es la industria dedicada a la transformación de las materias
primas primarias, tales como minerales usados en la siderurgia, petróleo, y fabricación de la
maquinaria necesaria para tales fines.
La industria ligera es la que fabrica bienes de uso y consumo particular. Para ello utiliza
materias primas y productos semielaborados. Aunque la industria alimentaria moviliza
grandes cantidades de productos. El destino de estos bienes es el mercado al por menor.

2-Presenta un ensayo, 300 como mínimo, sobre la importancia de las Zonas Francas
en la historia moderna de la República Dominicana.

Importancia De Las Zonas Francas En La Economía Del País


Muchas veces se critica el modelo de zonas francas porque algunos han llegado a pensar
que se trata de un invento de los empresarios dominicanos. El crecimiento y la estabilidad
económica que gozamos se deben a varios factores y uno de ellos tiene que ver con las
zonas francas.
Pero antes de entrar en materia sobre nuestras zonas francas, quisiera presentar algunos
datos mundiales de interés. En la actualidad hay 135 países que tienen este tipo de
industrias, que generan 80 millones de empleos en 4,000 zonas francas y sus exportaciones
representan el 80% de las exportaciones mundiales, con la impresionante suma de 850
billones de dólares norteamericanos.
Precisamente, como ahora se habla de la eliminación del bloqueo que por más de cincuenta
años ha sufrido la economía cubana, en el 2014 se inauguró la primera zona franca en ese
país caribeño, que exonera de aranceles, impuestos por el uso de mano de obra y sobre el
pago de utilidades y a la vez los inversionistas extranjeros pueden repatriar sus utilidades
sin pagar tributos.
Es necesario siempre ser cuidadosos con estas empresas, pues enfrentan competencias
internacionales que ofrecen muchas ventajas para atraer sus inversiones y generar empleos.
Por igual sucede con la industria local, acogotada por cargas que le impide competir con
sus iguales en el exterior y, sólo como muestra, las balanzas comerciales de los países con
los cuales tenemos tratados de libre comercio en su inmensa mayoría son deficitarias.
Las industrias de zonas francas han dado un giro en su producción. Por muchos años se
centraron en la confección textil, con poco valor agregado nacional. Las piezas llegaban
muchas veces pre cortadas y sólo eran ensambladas en nuestras industrias.
Sin embargo, ese modelo ha ido cambiando positivamente y ya las compras de zonas
francas al mercado local, sin existir aún los enlaces que deben darse y que sabemos que es
interés del presidente Danilo Medina, fueron en el año 2013 la nada despreciable suma de
más de RD$37,000 millones.
Muchas veces hemos oído que este modelo significa un sacrificio fiscal para el Estado, pero
como bien decía un amigo no empresario: “Sacrificio son las importaciones libre de
aranceles e ITBIS de los curriers que no generan empleos”.
¿Qué le sucedería a cualquier economía pequeña como la nuestra sin esta inversión tan
importante que genera empleos directos superiores a los 150,000? Si calculamos por cuatro
la relación entre empleos directos e indirectos, esto beneficia a alrededor de 600,000
empleados.
Las exportaciones representan el 53% de los casi 10,000 millones de dólares que exporta
República Dominicana.
Lo que debemos hacer no es criticar el modelo, sino ampliarlo a sectores estratégicos, no
entendidos en muchas oportunidades por ser únicos. ¿Qué sucedería si al sector tabaco,
flores, cartones de huevos no se les aplicaran políticas propias a esos sectores? Así como a
estos sectores, a otros que presentan gran desarrollo en las exportaciones con productos que
nunca se pensaron podían ser manufacturados en nuestro país, como sucede con el sector
químico y de plásticos, que ya aparecen en nuestras estadísticas de exportación en lugares
importantes.
El crecimiento del sector de zonas francas no ha sido fácil y sólo es posible porque el
Gobierno y las zonas francas han ido de la mano y lo resumimos en un solo párrafo donde
ADOZONA agradece al presidente Danilo Medina, al proclamar “la decisión del Gobierno
en apoyar las inversiones del sector exportador y zonas francas, como estrategia para
impulsar el desarrollo productivo y la creación de nuevas plazas de trabajo en todo el país”.
3-¿Qué porcentaje del PIB de la República Dominicana proviene de la industria?
Según el Banco Central de la República Dominicana, en el 2008 el PIB del país fue de
RD$1,576,163 millones (PIB US$46,357,735,294 / PIB (PPA) US$84,371,078,235). Esto
implica que en el 2008 el PIB per cápita (asumiendo una población de 9 millones) fue de
RD$175,129 (PIB per cápita US$5,151 / PIB (PPA) per cápita US$9,375). Además, el país
termino el año con un crecimiento real de 5.5%, una cifra impresionante cuando se toma en
cuenta lo importante que es Estados Unidos para la economía dominicana y la grave crisis
que actualmente atraviesa el gigante del norte.
4-Presenta un mapa de la República Dominicana donde se identifiquen los principales
puertos, aeropuertos y carreteras.

5- Presenta un ensayo, 300 como mínimo, donde se denote la relación espacial


entre de la industria y el transporte en República Dominicana.
Es indudable que el paso de los años ha traído un deterioro progresivo del transporte
público en la capital dominicana, lo sabe y experimenta cualquier persona, en su “sano
juicio”, que salga a conducir en Santo Domingo. El caos en el tráfico por nuestras calles y
avenidas le paraliza el corazón a cualquiera, no sólo lo comprobamos todos los días, sino
que además, amigos extranjeros quedan estupefactos cuando toman un volante en la mano.
El asunto ha llegado al punto que ya no espero el seguro comentario crítico, tan pronto me
dicen que piensan alquilar un vehículo o que lo han alquilado, les advierto:
¡En Santo Domingo solamente hay una Regla de Tránsito; el que “va delante” de ti hace lo
que le da la gana. Ten cuidado!
La causa principal del desorden nacional, está, ciertamente, en el incumplimiento de
normas racionales para conseguir la fluidez del tráfico. La anarquía vehicular es
consecuencia de la falta de educación de nuestro pueblo, de la politiquería y la corrupción
dominicanas. Estas causas se han potenciado porque en el transporte público y privado
tienen metidas sus manos varias instituciones, entre las cuales no hay aparentemente
coordinación, ni tampoco de ordenamiento. Así las cosas, ahora “conchan” no sólo los
destartalados carros, las voladoras, sino también, vehículos privados y motocicletas.
Convendría, por tanto, pensar en la posibilidad de organizar el tráfico vehicular dominicano
concentrando las diversas y dispersas dependencias en una Secretaría de Estado de
Transporte que se aboque a poner alguna medida de orden en el tráfico vehicular nacional e
introduzca el planeamiento como modo de satisfacer las demandas futuras.
Las funciones que podría tener una Secretaría de Estado de Transporte, con nombre otro
más sonoro si se quiere, serían parecidas a las que se le asignaron a AMET, ampliadas para
todo el territorio nacional y completadas con las experiencias que se han derivado de los
años de existencia de ésa. ¡Quizás así pudiéramos tener esperanzas de cierto orden en el
tráfico!
Si la Secretaria no fuera económica o políticamente posible, podría pensarse en un Consejo
Coordinador con poderes efectivos, en el estarían representadas las instituciones y
dependencias oficiales que inciden en el problema.
El problema de la ineficiencia en el transporte no se resuelve solamente con el tipo de obra
que se elija, esa es la parte “fácil, la que todos los gobiernos quieren hacer; donde está el
meollo de la eficiencia es en lo que hagamos después que se terminó la obra. En cómo la
cuidamos y operamos.

6- Presenta una breve reseña histórica sobre el desarrollo de las telecomunicaciones


en la República Dominicana. El este escrito establezca las razones de nuestro gran
número de: Emisoras de radio, Canales de televisión y Compañías telefónicas.

las telecomunicaciones en la República Dominicana , se inició durante la primera


ocupación militar norteamericana al país entre 1916 y 1924, cuando fueron instalados
sistemas de comunicación radiotelegráficos para fines estratégicos.
Después de la mitad del decenio de los años 20 (en 1926) inquietos dominicanos
incursionaron a manera de afición en la Radio. Fue entonces cuando el ingeniero Frank
Hatton Guerrero como Presidente del Radio Club de Santo Domingo, construye un pequeño
transmisor de Amplitud Modulada (AM) de pocos vatios para crear lo que sería la primera
señal de broadcasting del país. Hatton y sus amigos jamás imaginaron lo que
la radiodifusión significaría desde ese momento no solo para la República Dominicana
sino, para el resto del mundo.
Las emisiones consistían prácticamente en versiones de algunos juegos de Baseball, peleas
de boxeo, música en vivo y noticias extraídas del periódico Listín Diario en un par de horas
de la noche. Con una efímera existencia, desapareció por problemas técnicos muy poco
tiempo después.
Hasta que el 8 de abril de 1928 sale al aire la HIX, la estación oficial del estado
dominicano, con la asistencia del Presidente de la República Señor Horacio Vásquez y su
esposa Señora Trina de Moya. Ese día se transmitió al aire por primera vez el Himno
Nacional dominicano.
Esta “poderosa” estación (con un transmisor de 250 vatios) fue gestada por el Ing. Manuel
Emilio Nanita, quien fuera designado Director de Radiotelefonía en 1924 cuando las tropas
de ocupación norteamericanas abandonaron el país el 12 de Julio. El ingeniero Nanita
desplegó una actividad formidable ampliando el sistema nacional de telecomunicaciones.
La puesta en operación de la estación del Radio Club de Santo Domingo en 1926, y la
formal inauguración de la HIX en 1928, puso a la República Dominicana como uno de los
primeros países en América Latina en incorporarse a la radiodifusión internacional.
En el último tercio de ese mismo año (1928) sale al aire desde Santiago de los Caballeros la
estación denominada “CRS” fundada por Pedro Escobosa, Mario Vallejo, Andrómeda
Pérez y Luís Alberti.
Desde esos años y el 1940 aparecen en el país otras estaciones. Hablar por radio en esa
época era un entretenimiento y muy pocos creyeron en el futuro de la industria radiofónica.
Afortunadamente la radio se nutrió en sus comienzos de notables intelectuales y destacados
artistas, ya que a pesar de no existir regulaciones al respecto, los dueños de las
radiodifusoras trataban de que en ellas actuaran personas de amplia cultura.
Las estaciones que iniciaron sus transmisiones en ese período fueron:
• HIJK en 1929, propiedad de Don Tuto Báez.
• HI4D, “La Voz de Quisqueya” en 1931 del Sr. José Santamaría, en donde el locutor
Carlos Vallejo de la Concha presentó por primera vez a los ases Negrito Chapuseaux y
Francisco Simó Damirón, de los primeros artistas en pasear el merengue por playas
extranjeras. Fue en esta emisora donde se realizó la primera huelga de locutores registrada
en el país (en 1935), solo dos personajes del micrófono Carlos Vallejo de la Concha y
Enrique Santamaría trabajaban en ella y decidieron parar la transmisiones de la misma.
• HIT, “El Hit del Aire” en 1931, propiedad de Antonio Sanabia Rojas.
• HIL, “La Voz del Trópico” en 1932 propiedad de Don Joaquín Custals. Esta emisora fue
inicialmente instalada en la ciudad de San Francisco de Macorís en 1931 por el Sr. Luis
Raúl Betances.
• HILS también en 1932 desde la ciudad de Puerto Plata, fundada por el Sr. Generoso
Sarnelly. Trasladada meses después a la ciudad de Santiago de los Caballeros e instalada en
los altos de la Panadería Sarnelly de la Calle del Sol esq. Benito Mención. La estación fue
“complacientemente” cedida a lacayos de la tiranía trujillista, que la trasladaron
posteriormente a la ciudad de San Cristóbal.
• HIN, “La Voz del Partido Dominicano” el 16 de agosto de 1935, dotada de un entonces
“poderoso” transmisor de 750 vatios. Estuvo dedicada a servir de medio propagador de las
actividades del Partido Dominicano. Posteriormente HIN fue convertida en estación
comercial. Por esos años se unió a la HIN la HI5K propiedad del Sr. Emilio Garden,
formando las “Emisoras Unidas” bajo la dirección de Pedro Julio Santana. En las
“Emisoras Unidas”, Homero León Díaz, Juan José Bravo y Américo Cruzado, se realizaron
por primera vez entrevistas desde la calle, con un micrófono que sacaban de la estación.
HIN fue una de las primeras estaciones en presentar radionovelas. También en HIN se
realizaron las primeras grabaciones comerciales, utilizándose para ello un grabador
contruído por el técnico Juan Salazar con piezas de las más diversas procedencias.
• HI9B el 21 de Abril de 1936, la “Broadcasting del Hotel Mercedes” fundada por Morito
Sánchez, emitiendo desde el Roof Graden del Hotel Mercedes de la calle 30 de Marzo esq.
Máximo Gómez en los 1050 KHz. AM. Posteriormente se rebautizó con el nombre “La
Voz de la Hispaniola”.
• Ese mismo año sale al aire también en Santiago de los Caballeros “La Voz del Comercio”
fundada por el Sr. Moisés Franco. Aquí se produjo el primer noticiero de Santiago,
realizado por el locutor y periodista Rafael C. Senior.
• En 1937 HIG desde los 950 KHz. en Santo Domingo, construida y dirigida por Andrés
Cordero Puello (Pupo) y Radio Cibao (980 KHz) en Santiago de los Caballeros.
• HI5G en la ciudad de La Vega, y HIH en San Pedro de Macorís.
• El 18 de abril de 1938 se realiza en Santo Domingo el primer examen oficial de locutores
dispuesto por el Gobierno Dominicano, con la intención de regularizar la radiodifusión
nacional.
• HI9T en la ciudad de Puerto Plata, el 14 de Marzo de 1941, llamada “Broadcasting
Tropical”.
• La Voz del Yuna HI1U, inicia sus emisiones en 1943, fundada en la ciudad de Bonao por
el Coronel José Arismendi Trujillo Molina, la que andando el tiempo se convertiría en la
más sobresaliente del país y una de las primeras de América, hasta tal punto, que fue la
primera estación nacional en contratar figuras artísticas internacionales desde el 1944.
La Voz del Yuna permaneció en la ciudad de Bonao hasta el 17 de mayo de 1946. Al día
siguiente, sábado 18, salía de nuevo al aire, ésta vez estrenando un transmisor RCA de
10,000 vatios en Ondas Medias y otro de 7 vatios en Ondas Cortas, desde la capital de la
República en ese entonces llamada “Ciudad Trujillo”.
El 29 de Marzo de 1947 se inició la construcción del Palacio Radiotelevisor que
actualmente ocupa, y el 1ro. de enero de 1949 se le cambió el nombre por el de “La Voz
Dominicana”, luego “Radio Santo Domingo“, “Radiotelevisión Dominicana“, y
posteriormente “Corporación Dominicana de radio y TV (CERTV)”
• El 21 de Febrero de 1943 sale al aire en la ciudad de San Cristóbal, la estación HI1R en la
frecuencia de 6,425 KHz. en la banda de 46.69 metros.
• En 1944 desde los altos del Teatro Colón de Santiago de los Caballeros debuta la estación
HI8Z “Radio Santiago” fundada por Felipe Moscoso.
• En 1945 se inaugura también en Santiago de los Caballeros la estación HISA “La Voz de
la Reelección” fundada por el Sr. Expedí Pou ubicada en el Restaurant Yaqué de la calle 30
de Marzo. Se inició en esta Bullo Steffani con el programa “Los deportes al día”.
Posteriormente, y después del derrocamiento de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo en
1961, esta emisora cambió su nombre por el de “Radio Cibao”.
Desde esa época la radio dominicana vivió a la vanguardia de la tecnología. Durante los
años 50 surgieron algunas estaciones privadas cuya operación les fue permitida a personas
muy depuradas por el régimen. En los albores de la década de los ’60, al desaparecer
físicamente el Generalísimo Trujillo, la República Dominicana experimentó nuevos aires
de libertad, durante esos años otras empresas privadas de radiodifusión salieron al aire.
La competencia se tornó cada vez más dura, lo que impulsó aún más el desarrollo
tecnológico en las estaciones. Aparatos reproductores de cartuchos de cinta, que marcaron
la línea divisoria con la radio moderna (prototipos en los años 1958 y 1959), fueron
instalados en las difusoras de nuestro país a principios de los años 60. Lo cual nos ponía a
la par con las principales estaciones a nivel mundial.

• Aunque las primeras emisiones en frecuencia modulada salieron al aire en 1952, estas
eran utilizadas como enlace de la señal entre los estudios y los transmisores de Amplitud
Modulada (AM) de algunas difusoras.
El 3 de Mayo de 1967, se inicia la operación totalmente independiente de la banda de
Frecuencia Modulada (FM), Radiolandia FM en Santiago de los Caballeros y Radio HIGO
FM fueron las primeras estaciones dominicanas de Frecuencia Modulada con programación
propia. Radiolandia cambió sus emisiones a la AM algunos meses después tan pronto le fue
otorgado el permiso de transmisión en AM, utilizando la FM solo como enlace con sus
transmisores de AM en vista de la poca cantidad de receptores existentes en la zona del
Cibao.
Solo Radio HIGO FM desde su primer día permaneció con transmisiones exclusivas en esa
banda, y en la actualidad se mantiene en aire con un formato similar al de sus inicios. Por
esto es considerada la primera estación de Frecuencia Modulada de República Dominicana.
Concebida e instalada por el Sr. Wilson Santiago Rodríguez Gross, su propietario hasta
1987. Siendo este el pionero en las emisiones especializadas de FM del país. El Padre de la
FM.
• Antes de cerrar la década, el 30 de Mayo de 1969, nuestro país se dio el lujo de instalar
la primera estación de radio estereofónica en Frecuencia Modulada: HIJB-FM (95.7 MHz.),
que por los próximos años mantuvo junto a Radio HIGO las transmisiones independientes
de la banda.
• En 1978 otras estaciones empezaron a independizar sus frecuencias de F.M. y a transmitir
formatos enteramente musicales. Recordamos de ese año a Radio Universal AM y FM;
HILX-FM (102.1 MHz.); Radio Cima (100.5 MHz.); Radio Listín FM (99.5 MHz.).
Pero el verdadero “Boom” ocurrió justamente al finalizar el decenio de los años 70.
• El año 1978 marcó la pauta para el despegue definitivo de la FM en el país, cuando Radio
Universal poniendo en antena los más sofisticados equipos construidos hasta entonces y
con un novedoso formato de música popular ininterrumpida (24 horas x 7 días) la colocó a
la par de las principales estaciones radiales de Norteamérica.
Después de esto la Radio Dominicana continuó el desarrollo tecnológico a pasos más
ligeros con la incorporación al dial de FM de una serie de estaciones a nivel nacional
equipadas sofisticadamente, ofreciendo al oyente una gran variedad de formatos
programáticos capaces de satisfacer los más exigentes gustos.
Recordamos a Radio Central y a estaciones totalmente automáticas como Radio Comercial;
Z-101 e Hits 92 en el primer tercio de la década de los 80’s, y La 91 FM el 28 de
Noviembre de 1985.
• El 14 de Junio de 1986 entra la era digital a la radiodifusión dominicana cuando La 91
FM y Clásica Radio 97.5, transmiten por primera vez discos compactos. Estos a su vez
desplazaron totalmente a los de vinil desde 1988, en las transmisiones regulares de ambas
estaciones.
• Un año después (Junio de 1987), en éstas dos estaciones se comienza a utilizar el SDR
(Sistema Digital de Radio), software diseñado y desarrollado por ejecutivos y personal de
las mismas, para la administración general y pautas de comerciales, entrando ese año
también la era de la “computadorización” en la radio dominicana.
• Otro avance significativo en la radio dominicana del decenio de los años 90, ha sido la
instalación de diferentes sistemas digitales para el procesamiento de audio, CD Recorders,
360 System, DAT (Digital Audio Tape) y MiniDisc, para la reproducción de los programas,
comerciales y avisos promocionales que van al aire.
Todo esto evidencia que la radiodifusión dominicana está al día. Y no dudamos que
cualquier cambio tecnológico que se produzca repercutirá entre nuestros radiodifusores.