Está en la página 1de 1

DIETA CON ZUMO DE POMELO

Primer día
- Desayuno: Un vaso de zumo de pomelo y un yogurt natural (sin azúcar).
- Comida: Un huevo cocido. Ensalada de lechuga, tomate y pepino. Una tostada de pan
integral y, de postre, una rodaja de piña.
- Cena: Un vaso de zumo de pomelo. Una ensalada de lechuga aderezada con vinagre de
manzana y 2 filetes de pechuga de pavo a la plancha.
Segundo día
- Desayuno: Una infusión de manzanilla y una tostada de pan integral con tomate natural.
- Comida: Un vaso de zumo de pomelo. Una ensalada de espinacas con nueces. Arroz blanco
hervido con un poco de aceite de oliva y, de postre, una manzana.
- Cena: Un filete de salmón a la plancha. Una ensalada de tomate, aderezada con vinagre de
manzana y, de postre, una rodaja de piña.
Tercer día
- Desayuno: Un vaso de zumo de pomelo y una tostada de pan integral con tomate natural.
- Comida: Puré de verduras. Una tostada de pan integral con un poco de aceite de oliva y, de
postre, una manzana.
- Cena: Un vaso de zumo de pomelo. Una ensalada de lechuga, espinacas, nueces y trocitos
de pechuga de pavo, aderezado con limón y, de postre, un yogurt natural (sin azúcar).
Cuarto día:
- Desayuno: Un vaso de zumo de pomelo y una tostada de pan integral con aceite de oliva o
tomate natural (a elegir entre una de las dos opciones).
- Comida: 1 huevo cocido. Una ensalada de tomate y pepino, aderezada con un poco de
limón, y de postre, dos rodajas de piña.
- Cena: Un vaso de zumo de pomelo. Un filete de salmón a la plancha. Una ensalada de
tomate, aderezada con limón y, de postre, una rodaja de piña.
Quinto día:
- Desayuno: Una infusión de manzanilla y una tostada de pan integral con aceite de oliva.
- Comida: Un vaso de zumo de pomelo. Una ensalada de tomate y lechuga. Un filete de pavo
a la plancha.
- Cena: Un vaso de zumo de pomelo. Arroz hervido con aceite de oliva y ensalada de tomate
y pepino, aliñada con limón y, de postre, manzana o dos rodajas de piña.

A esta dieta habrá que acompañarle al menos con 2 litros de agua al día, ya que el pomelo es muy
diurético y hay que estar hidratados continuamente.
Si entre horas tienes hambre puedes recurrir a una manzana, que es una fruta muy sana.
Esta dieta se puede realizar dos veces al mes, pero no dos semanas seguidas. Hay que intercalar
porque es una dieta muy restrictiva.