Está en la página 1de 3

FLAGRANTE COMISIÓN DEL DELITO

MAGISTRADOS CORTE DE CONSTITUCIONALIDAD


Según expediente 4207-2018, Oficial 3ero.
Secretaría de la Corte de Constitucionalidad,
Tribunal Extraordinario de Amparo, de fecha
16 de septiembre del 2018, promovido por
Alfonso Carrillo Marroquín, y en contra del
Presidente de la República de Guatemala, el
Director General del Instituto Guatemalteco
de Migración y la Coordinadora de la
Subdirección de Control Migratorio,
“RESUELVE: IV. En cuanto al acto cuestionado
que emitió el Presidente de la República de
Guatemala, se otorga el amparo provisional
solicitado, con los siguientes efectos: i) el Presidente de la República de Guatemala, como
representante de la unidad nacional y obligado a velar por los intereses de toda la población de
la República y responsable de dirigir la política exterior, con el fin de preservar el bien común y
la armonía ciudadana, debe realizar las negociaciones con el Secretario General de la
Organización de las Naciones Unidas, hasta agotar las vías de diálogo previstas en el artículo
12 del Acuerdo… relativo al establecimiento de una Comisión Internacional Contra la
Impunidad en Guatemala, a efecto de que sea mediante esos mecanismos que se defina
cualquier controversia relacionada con la interpretación o aplicación del citado acuerdo…
(Artículos 1, 140, 149, 182 y 183, literal o) de la CPRG; ii) permita el ingreso al territorio del
Comisionado o la Comisionada de la CICIG, el cual deberá realizarse en armonía con lo que
establece el Acuerdo… VI. En cuanto al Director General … de Migración… permitan el
ingreso al territorio nacional de la o el citado comisionado… esta orden se considerará
incumplida en el momento en el que no se permita el ingreso al territorio guatemalteco del
Comisionado o Comisionada… VII. El incumplimiento de las órdenes dispuestas en el presente
auto irrogará a los funcionarios responsables las sanciones que correspondan…”

La CC emite esta resolución en razón del amparo propiciado en contra del


“Comunicado efectuado por el Gobierno de Guatemala” (Por su representante
máximo el Presidente de la República electo democráticamente) en donde se
prohíbe el ingreso a territorio nacional del Comisionado de la CICIG. Así como
también, indican que el Secretario de la ONU realizó la siguiente exhortativa: “El
Secretario General invita al Gobierno de Guatemala a continuar buscando una
solución mediante el diálogo en el marco del artículo 12 del Acuerdo que
estableció la CICIG (… declaraciones recientes sept.2018)”, ratificando la CC que
el artículo 12 indicado establece: “debe resolverse por negociación entre las partes
o por cualquier otro medio de solución mutuamente convenido”, y a la vez, la CC
indican que el incumplimiento de esto violenta el principio Pacta Sunt Servanda.

Además, la CC afirma y confirma que “el Presidente de la República es el Jefe


del Estado de Guatemala, que ejerce las funciones del Organismo Ejecutivo
por mandato del pueblo, y como representante de la unidad nacional,
está obligado a velar por los intereses de toda la población de la
República… valores de la paz social y la armonía ciudadana, atendiendo al
fin último del Estado que es el bien común.” Y acotan con precisión: “El
Presidente de la República es el responsable de dirigir la política
exterior y las relaciones internacionales, potestades que debe ejercer
conforme la CPRG y los principios, reglas y prácticas internacionales.”

CRÍTICA TEXTUAL Y HERMENÉUTICA DE LA RESOLUCIÓN


Cabe mencionar que los Magistrados de la Corte de Constitucionalidad incumplen
en grado de delito (CONTRA LEGEN), al no incorporar los argumentos de las partes
litigantes para establecer el valor lógico y legal de sus alegatos, y emiten resolución
en forma llana y en evidente acto sesgado, violentando de esta manera los
principios fundamentales de CONTRADICCIÓN, DEBIDO PROCESO, LA SEGURIDAD
Y CERTEZA JURÍDICA, RAZONABILIDAD, IGUALDAD DE ARMAS y en su máxima el
DERECHO DE DEFENSA que sustentan las acciones del señor Presidente de la
República de Guatemala.

Es de vital importancia resaltar los siguientes aspectos de lo resuelto por la CC:

1) Reconocen que el Presidente de la República representa al Estado ante la ONU;


2) Reconocen que el deber propio del Presidente de la República es velar por los
intereses de toda la población, y de preservar la armonía y la paz social;
3) Reconocen que EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ES EL ÚNICO RESPONSABLE DE
DIRIGIR LA POLÍTICA EXTERIOR;
4) Resaltan que conforme al artículo 12 del Acuerdo que dio lugar a la CICIG,
establece que son las partes, esto es, el Secretario General de la ONU y el
representante del Estado de Guatemala, o sea, el Presidente de la República de
Guatemala, los únicos que deben salvar cualquier diferencia;
5) Y de manera terminante, taxativa, afirman y reconocen, lo que literalmente
reiteramos: “el Presidente de la República es el Jefe del Estado de Guatemala, que
ejerce las funciones del Organismo Ejecutivo por mandato del pueblo, y como
representante de la unidad nacional, está obligado a velar por los intereses de toda
la población de la República … valores de la paz social y la armonía ciudadana,
atendiendo al fin último del Estado que es el bien común.” Y acotan con precisión:
“El Presidente de la República es el responsable de dirigir la política
exterior y las relaciones internacionales, potestades que debe ejercer conforme
la CPRG y los principios, reglas y prácticas internacionales.”

Es de extrema preocupación y de acción aberrante, que los Magistrados


de la CC, no cumplieron con lo establecido en ley, que TODA RESOLUCIÓN DEBE
SER DEBIDAMENTE RAZONADA Y AMPLIADA, esto significa que deben incluir las
pruebas y los razonamientos vitales alegados por las partes litigantes. POR ESTA
RAZÓN HAGO NOTORIO EL COMUNICADO PÚBLICO DEL SEÑOR PRESIDENTE DE
LA REPÚBLICA, lo cual descuidaron INTENCIONALMENTE los magistrados: “1. El
Gobierno de Guatemala, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores,
promovió ante la instancia de la Organización de las Naciones Unidas un diálogo
que permitiera la solución satisfactoria de las preocupaciones que el Estado de
Guatemala planteó a este organismo internacional, sobre el actuar del
comisionado de la CICIG, señor Iván Velásquez Gómez. 2. Transcurrido un año de
iniciada la discusión, por medio de comunicaciones diplomáticas y agotados
varios encuentros entre el Estado de Guatemala y la ONU, las circunstancias
señaladas persisten. 3. Ante la pasividad que adoptó la Organización de Naciones
Unidas… por razón de orden y seguridad pública... 4. …por considerarlo una
persona que atenta contra el orden y seguridad pública, afectando la
gobernabilidad, institucionalidad, justicia y la paz del país.” 6. …se solicitó de la
manera más atenta al Secretario General de la ONU, que se designe al sustito del
señor Iván Velásquez Gómez… 7. El gobierno de Guatemala es y será respetuoso
del mandato vigente de la CICIG… (4 de Septiembre del 2018)

Como se puede evidenciar, El PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA CUMPIÓ CON EL


DEBER DE LA BUENA FE, DE LA NEGOCIACIÓN, Y DE LA DENUNCIA APROPIADA
POR LA VIA DIPLOMÁTICA DE LOS ACTOS ARBITRARIOS E ILEGALES COMETIDOS
POR EL SEÑOR IVÁN VELÁSQUEZ EN FLAGRANTE VIOLACIÓN DEL MANDATO
CONCEDIDO. Asunto que el Secretario General de la ONU, simplemente NO LE
DIO LA GANA DE RESPONDER en “buena fe”.

Por tanto, para todos es conocido que en una negociación, si una de las partes
violenta los límites del Acuerdo, entonces, la parte afectada TIENE TODO EL
DERECHO de rechazar a la persona causante de los agravios. Por tanto, es un asunto
de plena soberanía de Guatemala y competencia del EJECUTIVO. El Estado de
Guatemala no puede depender del capricho e intransigencia de una instancia
internacional. Porque ciertamente, “fueron invitados” y a la sociedad guatemalteca
NOS CONSTA LAS ARBITRARIEDAD E ILEGALIDADES COMETIDAS POR EL SEÑOR
IVAN VELÁSQUEZ, EL MISMO QUE A CAUSADO DIVISION, POLARIZACIÓN DE
NUESTRA SOCIEDAD.

Por tanto, es de plena facultad del Señor Presidente de la República en los límites
afirmados y ratificados por la CC en su resolución, en IMPEDIR EL INGRESO DEL
SEÑOR AGRAVIANTE EN ACTO DE PLENA COMPETENCIA PARA DEFENDER LA
SOBERANÍA NACIONAL Y ARMONIA SOCIAL, y con el atenuante de que TOMÓ LA
INICIATIVA PARA UNA ADECUADA RESOLUCIÓN POR VIA DEL DIALÓGO
DIPLOMÁTICO e incluso SOSTUVO DIÁLOGOS DIRECTOS CON EL SECRETARIO DE
LA ONU, el cual por indiferencia y silencio administrativo del
representante de la ONU, le OTORGÓ EL DERECHO AL SEÑOR PRESIDENTE
DE LA REPÚBLICA DE GUATEMALA A TOMAR LA DECISIÓN QUE BIEN LE PAREZCA.
Y NO ES DE COMPETENCIA DE LA CC INSTRUIR AL SEÑOR PRESIDENTE LO QUE
DEBE HACER EN SU SOLA POTESTAD.

Por tanto, los Magistrado de la CC han cometido flagrante


PREVARICATO, USURPACIÓN DE FUNCIONES, ABUSO DE
AUTORIDAD E INCUMPLIMIENTO PROPIO DE DEBERES.
Señor Presidente de la República, la ley le faculta: 1) Resistencia pacífica
y la NO obediencia a resoluciones ilegales; 2) Toda resolución ilegal es
“nula ipso jure”; y 3) Tiene el deber moral y legal de interponer un
ANTEJUICIO EN CONTRA DEL PLENO DE MAGISTRADOS DE LA CC.
(Fundamento legal: ARTÍCULOS 175, 204 (clave) de la CPRG; 3 y 4 de la LOJ (Reformado
por Decreto 64-90 del Congreso de la República).

Señores Diputados del Congreso de la República de Guatemala, tienen el deber


moral y legal, para hacer cumplir con la Constitución Política, debido a que NADIE ES
SUPERIOR A LA LEY, y esto les incluye a los señores Magistrados de la CC. Por tanto,
deben interponer un ANTEJUICIO EN CONTRA DE LOS MAGISTRADOS DE LA CC, y
en caso de que los MAGISTRADOS DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
CONCULQUEN, ENCUBRAN, Y FOMENTEN LA IMPUNIDAD, inmediatamente deben
promover UN ANTEJUICIO EN CONTRA DEL PLENO DE LOS MAGISTRADOS DE LA
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA.

En su defecto, en el marco de la potestad que tiene el Congreso de la República, EN


ACTITUD DE APREMIO, reformen la LEY DE ANTEJUICIOS en donde se establezca
que TODO ANTEJUICIO EN CONTRA DE JUECES Y MAGISTRADOS DEL ORGANISMO
JUDICIAL Y MAGISTRADOS DE LA CORTE DE CONSTITUCIONALIDAD, ES DE
TRATAMIENTO EXCLUSIVO DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA PARA EL
ESTABLECIMIENTO DE LOS INDICIOS DE LA COMISIÓN DEL DELITO, y siendo de
MODUS OPERANDI de los magistrados coartar el debido proceso, debe establecerse
en Ley que “queda terminantemente prohibido opinar y sin demora alguna ser
enviado el antejuicio al Congreso de la República”.

Por un Estado auténticamente soberano, independiente y


por el fortalecimiento del Estado de Derecho.
Guatemala, 22 de septiembre del 2018