Está en la página 1de 6

FASE 1 - RECONOCIMIENTO DEL CURSO

PRESENTADO POR:

Paola Roció Solarte

59.707.716

GRUPO:

403010-53

TUTORA:

Yenni Andrea Pedreros

Universidad Nacional Abierta a Distancia “UNAD”

Escuela de Ciencias Sociales Artes y Humanidades

Programa de Psicología

Curso de Prosocialidad

Septiembre de 2018
Introducción

El presente trabajo tiene como finalidad conocer y comprender

que es la prosocialidad, para lo cual en el momento uno se realiza una

revisión de la guía, el syllabus del curso y la lectura Aprendizaje basado

en problemas (ABP): una innovación didáctica para la enseñanza

universitaria.

De esta manera se presenta un análisis de la prosocialidad y del

aprendizaje basado en problemas ABP que nos permite comprender

aspectos relevantes del curso y su objetivo primordial en nuestra carrera

profesional.
Reflexión acerca del curso Prosocialidad y la estrategia ABP

en su ejercicio profesional

Después de haber realizado la revisión de cada uno de los entornos,

la guía de actividades, syllabus, lectura y análisis de las referencias

bibliográficas de la unidad uno, podemos decir que este curso es

importante para nuestro proceso de formación como psicólogos, ya que la

prosocialidad es una herramienta fundamental para comprender diferentes

aspectos comportamentales en las personas y así poder desarrollar

significativamente nuestro proceso de aprendizaje para nuestra

formación como futuros profesionales de la psicología.

Las diferencias conceptuales de base en lo que respecta a qué se

entiende por conducta prosocial conducen a una gran variedad de

instrumentos que miden constructos, a su vez, diferenciados. Se ha

observado que las tipologías más recientes han tendido a reducir el

número de categorizaciones y a incluir en las mismas los sentimientos

empáticos como un componente de la conducta prosocial. Se hace

necesario, en este sentido, un consenso acerca del significado de la

conducta prosocial en lo que respecta a beneficiar a otros y la

especificación más clara de su relación con constructos relacionados, tales

como empatía, simpatía, agradabilidad y altruismo.

Por ello he tomado como referencia este concepto que nos indica

que es la Prosocialidad concepto surgido, básicamente, de la psicología


como un antónimo de “antisocial”, que estudia y demuestra los factores y

beneficios que las acciones de ayuda, solidaridad, del dar y compartir y

cooperación, tienen para todas las personas, grupos, sociedades que se

implican en ellas como autores o receptores; ejerciendo una estrecha

relación con nuestro rol como Psicólogos y quehacer en los diferentes

campos de acción, como en lo: Comunitario, Social, Organizacional,

Jurídico, Clínico, Familiar, Educativo, entre otros, partiendo que como

profesionales en Psicología debemos tener una actitud Prosocial; la cual,

diferentes autores coinciden en definirla como “Las acciones que tienden a

beneficiar a otros sin que exista la previsión de recompensa”, partiendo de

comportamientos de carácter social y positivo.

A partir de los antecedentes mencionados, consideramos

especialmente relevantes tres dimensiones de la conducta prosocial:

Comportamientos Empáticos, Altruismo y Compartir. Quedan

comprendidos en Comportamientos Empáticos aquellos comportamientos

que manifiestan comprensión, refuerzo y soporte emocional. Se entiende

a la dimensión Altruismo como una anteposición de las necesidades de los

otros a las propias. Supone comportamientos de ayuda, asistencia,

cuidado y compromiso con los otros. Implica necesariamente un

benefactor y un beneficiario claramente diferenciados. Por último,

Compartir se define como dar, donar, prestar o compartir objetos, tiempo,

dinero, experiencias, u otro aspecto de valor para los usos y costumbres.


Todo esto nos permite comprender que la estrategia del ABP es de

gran ayuda en este campo ya que así podremos entender un determinado

problema y por ende su solución, ya que el ABP es una estrategia

didáctica que nos permite entender, profundizar y así hallar una soluciona

determinada situación o problema que necesite nuestra ayuda psicológica.

Es así como puedo concluir que como psicólogos conocemos las

leyes de aprendizaje subyacentes al comportamiento humano, por lo que

podemos explicar por qué nuestros pacientes se sienten mal o se

comportan de una manera que les está causando el problema. Analizamos

las variables que han llevado a esa persona a esa situación y los factores

que hacen que la situación problemática se mantenga, todo basado en la

estrategia ABP.

Como profesionales en psicología debemos poner a disposición

nuestro servicio al ser humano brindándole todos los conocimientos,

potencialidades, habilidades que poseemos, cuando sea necesaria con el

fin de beneficiar a una o varias personas, contribuyendo de esta manera

a la construcción de una mejor sociedad, el psicólogo siempre debe tener

no solo una actitud sino un sentimiento Prosocial.


Referencias bibliográficas

Gómez B. (2005) Aprendizaje basado en problemas (ABP): una innovación

didáctica para la enseñanza universitaria. Educación y Educadores.

Educación y Educadores. Recuperado de:

http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2077/lib/unadsp/reader.action?

docID=10559867&ppg=3

Auné, S., Blum, D, Abal Facundo, J., Lozzia, G. y Horacio, F. (2014) La

Conducta Prosocial: Estado actual de la Investigación. Perspectivas

en Psicología: Revista de Psicología y Ciencias Afines, 11(2).

Recuperado de

http://bibliotecavirtual.unad.edu.co/login?url=http://search.ebscoho

st.com/login.aspx?direct=true&db=zbh&AN=113491305&lang=es&si

te=eds-live

Valencia, A. (2009). Liderazgo prosocial : curso de formación en

prosocialidad con énfasis en comunicación de calidad, valor de la

persona y prosocialidad colectiva y compleja dirigido a estudiantes

de los diversos programas de la UNAD. (Tesis Especialización). Pág.

4-15. Recuperado de

http://repository.unad.edu.co/handle/10596/2414