Está en la página 1de 60

Contenido

1. Insumos usados en el proceso de teñido textil ........................................................................... 2


1.1 Colorante. ............................................................................................................................ 2
1.2 Tipos de colorantes según la naturaleza de la fibra. ........................................................... 2
1.2.1. Colorantes dispersos. .................................................................................................. 2
2.2.3 Mordientes. ................................................................................................................. 5
1. Insumos usados en el proceso de teñido textil

1.1 Colorante.

Aragón (2012) nos dice: ‘’Como en todo proceso industrial la tintura de fibras sintéticas

y naturales necesita una etapa previa de preparación y condicionamiento del material ya

que muchos de sus problemas se originan después del teñido y se deben a una mala

preparación’’ (p.36). Entonces podemos decir este proceso es complejo no se trata sólo de

agregar colorante tenemos que darle las condiciones necesarias al material de la fibra para

que pueda teñirse correctamente y así tener buen acabado.

1.2 Tipos de colorantes según la naturaleza de la fibra.

1.2.1. Colorantes dispersos.

Son compuestos no iónicos, muy poco solubles en agua, mayormente usados para teñir

fibras sintéticas y que en general nos dan variedad de tonalidades (Aragón, 2012). Es decir

en todo proceso textil se necesitan una gran variedad de mecanismos para que este pueda

llevarse a cabo, y entre estos tenemos a los colorantes dispersos los cuales se encargan de

dar color a la fibra sintética específicamente y ya que dependen del tipo de telas también

variarán los colores.


En su síntesis, el pigmento se separa de la mezcla de reacción en forma cristalina, por lo

que es necesario transformarlos en suspensiones uniformes para mantener una dispersión

estable durante la tintura; y esto se logra con la absorción por parte del colorante de un

agente dispersante no iónico, este agente cuando llega a la superficie del colorante sólido,

se coloca de tal forma que los grupos hidrofóbicos se orientan hacia la superficie del sólido

con la finalidad de que los grupos hidrofílicos se orientan hacia la fase acuosa creando una

interface que estabiliza la dispersión. Esta interface también impide la agregación de

partículas entre si y su adherencia a la superficie de la fibra, lo que puede resultar en

manchas de color y bajas solideces. Su clasificación se basa en su comportamiento térmico,

sus propiedades tintóreas y solideces térmicas, se pueden dividir en cuatro grupos A, B, C y

D:

1.2.1.1 Grupo A.

Son de baja energía y moléculas muy pequeñas, útiles para teñir acetato de celulosa y

nylon. Al ser aplicadas a altas temperaturas se obtienen teñidos con alto poder de cobertura

e igualación, pero pobres solideces térmicas por lo que no son apropiados para teñir

poliéster.

1.2.1.2 Grupo B.

Similar a los del grupo A son de baja energía y moléculas pequeñas, recomendable para

teñir poliéster texturizado por el excelente comportamiento tintóreo que presenta cuando se

tiñe con ayuda de un carrier, lo cual ayuda a cubrir las irregularidades del texturizado. Se

utilizan para colores claros.

1.2.1.3 Grupo C.
Estos son de mediana energía y tamaño molecular medio, tienen moderada solidez a la

sublimación y mediano grado de migración. Se pueden teñir a ebullición, alta temperatura y

son apropiados para procesos termosol. Se utilizan para colores medios y oscuros.

1.2.1.4 Grupo D.

Estos últimos son de alta energía y molécula grande, es necesario altas temperaturas y

mayores tiempos de tintura. Son de baja migración y de muy buena solidez a la

sublimación. Son indicados para procesos termosol y también se usan para colores medios

y oscuros.

1.2.2. Colorantes reactivos.

Permiten una tintura en tonos brillantes y con buenas solideces. Una ventaja sobre otros

colorantes es que sus estructuras químicas son mucho más simples. Los colorantes

reactivos son solubles en agua y estables a aguas no muy duras. Su absorción por la fibra se

rige por los mismos principios que los colorantes directos de poca afinidad.

La fijación del colorante a la fibra no depende de su tamaño y peso molecular, sino de la

fuerza del enlace covalente que forma, de esta manera es posible utilizar moléculas

colorantes de pequeño tamaño y así obtener colores brillantes con buena solidez al lavado

(Aragón, 2005, p.46).

En este tipo de colorante a diferencia de los dispersos la coloración no dependerá de las

moléculas si no en la fuerza de los enlaces y como resultado apreciaremos colores más

intensos y brillantes.
2.2.3 Mordientes.

“La palabra mordiente viene del latín” morderé”, que significa morder. Las mordientes

son sales metálicas empleadas en el proceso de tintura como fijadores…” (Maldavan, 2016,

p.15).

Las mordientes son usadas en diferentes procesos de la industria textil, y su aplicación

varía dependiendo del material que se tiene y lo que se intenta obtener. Estos son un factor

muy importante para la fijación del color, pero también es uno de los factores que

repercuten con mayor intensidad en el medio ambiente, porque lo contamina, ya que son

usados muchos químicos, y estos químicos a veces son transformados en el proceso, y no

solo eso, la industria textil usa mucha cantidad de agua, y el agua usada se mezcla con estos

químicos, haciendo que sean inservibles a pesar de que puedan pasar por un tratamiento,

pero en ocasiones el cambio es irreversible.

Las principales características de las mordientes son: fijación del colorante, aumento de

solidez y rango de colores. En primer lugar, tenemos que las mordientes incrementan la

fijación del colorante en la fibra, proporcionándoles brillo y colores intensos, también

otorga un aumento de solides al colorante a la luz y al lavado, además de que aumentan el

rango de colores que se pueden obtener.

En la antigüedad se utilizaban sustancias que se obtenían del entorno, así dependiendo de la

cultura y las zonas cercanas, se han empleado numerosas mordientes. Las primeras colonias

americanas hacían uso del tanino que se obtenía del abeto y roble americano, los Navajo

empleaban una mezcla de excremento de oveja con agua. (Maldavan, 2016, p.15).
Con respecto a lo que menciona el autor, es correcto lo que él dice, ya que se han

encontrado vestigios del uso de diversos insumos naturales, que no solo simplemente han

sido usados, ya sea cómo textil, estética, arte, o para poder diferenciarse entre sí, si no

también que han sido usados como medicina. Como prueba de ello es la cultura aun

predominante del conocer el efecto de ciertas plantas ante algunas enfermedades en nuestra

sierra y selva peruana y porque no también en la costa que, gracias a la tecnología sumada

al conocimiento de nuestros antepasados, hemos podido tratar o curar dichas enfermedades

que nos aquejan.

Las mordientes más empleadas son aluminio, hierro, cobre, estaño, cromo, tanino y crémor

tártaro.

1.2.3.1 Aluminio (sulfato de aluminio y potasio).

Conocido como alumbre, parecido a un polvo de color blanco fácil de usar y seguro de

manejar. Produce colores claros y vivos, proporcionándoles buena solidez a la luz. En

exceso proporciona un tacto pegajoso en lana.

Hierro (sulfato ferroso).

Es un polvo verdoso que al disolverse presenta un color herrumbroso, dando tonos

mates y oscuros resistentes, tiñéndose primero en lanas. En exceso debilita las fibras de

lana además le otorga un tacto endurecido.

Cobre (sulfato de cobre).

Llamado azul vitrol o alcaparrosa. Está presente en forma de cristales azul turquesa. es

toxico y oscurece colores dando a menudo tonos verdosos. Otorga solidez a la luz y un

tacto menos duro en las fibras que el hierro.


Estaño (cloruro de estaño).

Es un polvo blanco y verdoso volátil e hidroscopio que Ilumina los colores del tinte

(rojos, naranjas, amarillos) y otorga buena solidez. Hace que la lana se vuelva frágil y

áspera dándole un olor desagradable a la piel humana.

Cromo (dicromático potásico).

Son cristales de color naranja y es toxico.

Tanino (ácido tánico) .

Usado como asistente en colores marrones o bronceados para fibras vegetales, produce

colores profundos y resistentes a la luz que en la lana con el tiempo tiende a oscurecerse.

Crémor tártaro (KHC4H4O6).

Es un polvo blanco usado antes del teñido para neutralizar, lo cual maltrata las fibras de

animales otorgando brillo y uniformidad.

TINTES NATURALES

Además de cumplir su función principal, sirve como eje de un proyecto de revalorización

de antiguas técnicas de teñido, adaptándolas a nuestra época.

“Son los artesanos y artesanas de mayor edad quienes, al desarrollar las actividades del

teñido con plantas en el espacio familiar, dejaron el recuerdo de esta especialidad en sus

hijos y nietos. Su objetivo es recuperar, valorar y poner en práctica saberes tradicionales en

torno a las técnicas de teñido en base a tintes naturales y dar una oportunidad de agregar

valor a la cadena de fibra de alpaca”.(Shirley Pazos, 2017,p.10-15).


En otras palabras, el teñido artesanal se estuvo perdiendo con el tiempo y la modernización

de las maquinas textiles, afectaban a los trabajadores urbanos ya que se perdía mano de

obra y con ello experiencia. Además se trata de recuperar esas técnicas y a base de ellas

,mejorar el producto en cuestión ,en este caso la fibra de alpaca.

VARIABLES:

-MATREIAS PRIMAS

-EPOCA Y LUGAR DE RECOLECCION

-MODIFICADORES

-LAVADO Y SECADO

MATERIAS PRIMAS:

1. PLANTAS TINTOREAS: POR EJEMPLO

• CEBOLLA

• CEDRO

• EUCALIPTO

• MOLLE

• ALFALFA; ETC.

2. MORDIENTES:

2.1) LOS MÁS USADOS EN INDUSTRIA

• ALUMBRE, SULFATO DE ALUMINIO Y POTASIO


• SULFATO DE HIERRO: cambia el color original hacia tonos más oscuros

• SULFATO DE COBRE: cambia a tonos verdosos

• COLPA BLANCA O AMARILLA:

ACLARA U OSURECE TONOS VERDES

CIERTOS CASOS: Aumenta la alcalinidad del agua

MORADO TONOS ROSA

2.2) CASEROS:

• VINAGRE

• SAL DE MESA

• LIMON

• ORIN

• CENIZA

3. UTENSILIOS:

• OLLAS
• COCINA

• COLADOR

• BALANZA

• MORTERO

• RELOJ

• MEDIDOR DE AGUA

• GUANTES

• CUCHARAS

• HILADO

PROCESO ARTESANAL:

A) PREPARACION:

A.1) ESPECIES:

• Recolección de plantas y/o animales(cochinilla)

• Secar; moler y/o macerar, si es necesario

A.2) MORDIENTES:

• Comprar o preparar el mordiente( fermentar la orina ; exprimir el jugo de limón)

• Disponerlos en un espacio limpio y ordenado


A.3) EQUIPOS Y HERRAMIENTAS

A.4) LANA: FIBRAS LIMPIAS DE IMPUREZAS

B) TRITURADO:

1. HERVIR EL AGUA

2. COLOCAR Y COCINAR LA PLANTA O ESPECIE

3. COLAR EL TINTE

4. COLOCAR Y MOVER LA FIBRA

5. TRITURAR Y AGREGAR EL MORDIENTE

6. RESERVAR Y ENJUAGAR

7. SECADO

BAJO SOMBRA (LUGAR FRIO Y OSCURO)

A. GAMA DE COLORES SEGÚN LA MATERIA PRIMA:

COCHINLLA ROJOS; CARMÍN;MORADO

QUINSACUCHO VERDE CLARO

DIENTE DE LEON VERDE CLARO

CORTEZA DE QUEÑUA BEIGE


ETC.

PROCESO ARTESANAL:

A) PREPARACION:

A.1) ESPECIES:

• Recolección de plantas y/o animales(cochinilla)

• Secar; moler y/o macerar, si es necesario

A.2) MORDIENTES:

• Comprar o preparar el mordiente( fermentar la orina ; exprimir el jugo de limón)

• Disponerlos en un espacio limpio y ordenado

A.3) EQUIPOS Y HERRAMIENTAS

A.4) LANA: FIBRAS LIMPIAS DE IMPUREZAS

B) TRITURADO:

1. HERVIR EL AGUA

2. COLOCAR Y COCINAR LA PLANTA O ESPECIE

3. COLAR EL TINTE

4. COLOCAR Y MOVER LA FIBRA


5. TRITURAR Y AGREGAR EL MORDIENTE

6. RESERVAR Y ENJUAGAR

7. SECADO

BAJO SOMBRA (LUGAR FRIO Y OSCURO)

GAMA DE COLORES SEGÚN LA MATERIA PRIMA:

COCHINLLA ROJOS; CARMÍN;MORADO

QUINSACUCHO VERDE CLARO

DIENTE DE LEON VERDE CLARO

CORTEZA DE QUEÑUA BEIGE

ETC.

TINTES Y PIGMENTOS AZOICOS DE COMPLEJOS METÁLICOS:

R.M.Christie (2003) indica: “Aquellos estudiantes que posean un domino básico de la

química, repasan y aprenden lo necesario para su posterior aplicación sobre la producción

de colores”. En este caso el articulo tendrá fragmentos teóricos sobre química y su relación

con el color en la cual al profesional le sirve como ayuda o guía en su carrera a seguir.

Una característica destacada del teñido textil es la formación de complejos metálicos, pues

se aceptaban que las técnicas de muchos tintes, podrían mejorarse con ciertos iones

metálicos, este es el método de procesado con mordientes. Todavía se utiliza hasta cierto
punto este proceso, aunque se restringe en la parte de acomplejamiento de cromo (III) de

ciertos tintes azoicos.

TINTES AZOICOS DE COMPLEJOS METALICOS:

Se forman por reacción de iones de metales de transición. En este aspecto, el grupo más

importante es el hidroxilo (OH), además del carboxilo (CO) y amino (NH). Por lo tanto, los

iones de metales de transición más importantes son el cobre (II), cobalto (III) y el cromo

(III). EN el caso del cromo (III), es capaz de coordinarse al ion metálico usando un átomo

de hidrogeno. Mientras los de transición tienen gran importancia en los tintes textiles,

especialmente en los pigmentos orgánicos comerciales.

VENTAJA: SOLIDEZ A LA LUZ Y AL LAVADO.

TINTES Y PIGMENTOS QUE CONTIENEN 2 O MAS GRUPOS AZO

Los tintes con varios grupos azo son extensiones que conducen a los colorantes disazo.

Según aumenta el nª de reacciones y de acoplamiento, también lo hace el nª de estrategias.

Hay varios tintes trisazo comerciales, siendo la mayoría directos, marrones y negros, para

ser aplicados al algodón. Existen pocos tintes azoicos que contengan 4,5 o 6 grupos azo,

aunque comercialmente de menor importancia y más complejas.

TINTES Y PIGMENTOS CARBONILICOS: Es la segunda más importante a nivel

comercial. Se caracteriza por la presencia del grupo carbonilo, considerado como


“cromóforo básico”. La mayoría contiene 2 o más grupos unidos entre sí por un sistema

conjugado, frecuentemente, aromático.

Retardantes de llamas

Montoya (2005) nos dice que estas son sustancias añadidas a los materiales

combustibles con la finalidad de evitar la propagación de fuego durante incendios y

favorecer con un tiempo de escape adicional. En otras palabras esto quiere decir que en un

proceso textil no solo agregamos sustancias para la mejora del color sino que también se

emplean otras con la finalidad de brindar mayores posibilidades de salir ilesos en caso la

prenda llegue a prenderse y nos dan algunos minutos más de ventaja lo cual aumenta las

posibilidades de apagar las llamas a tiempo.

Son sales de amonio durables en agua se usan solos o con sinergeticos que aportan

nitrógeno y debido a su solubilidad en el agua se aplican especialmente en cortinas,

colchones, recubrimientos de murales tapices, domésticos y de autos entre otros.

El bromo tiene una actividad retardante tres veces superior al cloro y por razones

ecológicas y toxicológicas se usa el óxido difenil decabromo ya que es el más aceptado.

Fluoroquimicos

Montoya (2005) también nos habla sobre fluoroquimicos los cuales se usan para obtener

resistencia a la suciedad, repelencia al agua y al aceite. Producen más baja energía

superficial que cualquier otra clase de materiales así se forma una barrera química a la

penetración del líquido; para alfombras se requiere alta repelencia a la suciedad, para

impermeables alta resistencia al agua y en el caso de productos como muebles se requiere


un balance entre las tres propiedades. En ese sentido podemos comprender que los

fluoroquimicos son usados para brindar impermeabilidad a las prendas para que estas no se

vean sucias, mojadas o al ser cogidas con las manos engrasadas ensucien todo el material o

ropa a usar.

Resinas para acabados

Aquí Montoya (2005) también nos hace referencia a la celulosa la cual puede ser

modificada químicamente para disminuir algunas desventajas como alto encogimiento y

mala recuperación al arrugado las resinas para acabados se usan con la finalidad de

disminuir el encogimiento y arrugado en las prendas. Es decir en el proceso textil también

se incluyen propiedades a la prenda para que esta pueda ser usada rápidamente y evitarse

las molestas arrugas o encogimientos.

Procesos de teñido textil

Teñido

El teñido es la transformación necesaria en el enlace textil e aumenta significativamente

el precio económico del producto. Las fibras, hilados, y telas, e incluso la ropa pueden

teñirse. Los dos principales métodos empleados en el teñido son las de teñido por

agotamiento y a través del proceso Teñido en Foulard. En el teñido por agotamiento, el

material se traslada a una estabilización con una solución que abarca el tinte por unos
minutos u horas. El indicado proceso, es discontinuo. Según Sedlak (2006) refiere que el

teñido ocasiona un aumento en el precio ya que emplean métodos muy sofisticados para el

proceso de tinción.

En este proceso, se usan distintas máquinas, necesitando de los sustratos que se tiñen y

de la utilización final de los textiles teñidos. Cada máquina se determina por su cociente

tradicional del licor (volumen del peso textil en kilogramos).

En el proceso Teñido en Foulard, el colorante se abastece mecánicamente al sustrato (el

licor acumula en un rango que esta entre el 50 % al 100 %, dependiendo del sustrato y el

desarrollo del teñido). Y después se asegura en un proceso semi-continuo (generalmente al

vapor). Casi a menudo, el teñido tiene lugar en construcciones especializadas en estas

operaciones y procesa mercaderías que pertenecen a compradores particulares, pero plantas

constituidas pueden introducir una casa de tintura en destino de procesar sus propios

materiales.

Como se mencionó previamente, los colorantes se almacenan en parte, en el agua de

residuo dependiendo de su nivel de fijación. Así Cerca del conjunto de los auxiliares

orgánicos e inorgánicos utilizados en el proceso de teñido se almacenan en el afluente de

agua de residuo (Sedlak, 2006). Para determinados componentes (sistemas portadores),

emisiones de aire (atmósfera en el lugar del trabajo, emisión del gas de escape mediante el

tratamiento termal) deben ser respetadas.

Habitualmente las emisiones de agua de residuo es para el teñido constante

(especialmente para enormes cantidades de textiles) son más despreciable comparada con
proceso del Teñido en Foulard. Los disparos de agua de desperdicio relacionado con el

teñido continuo son causados por los residuos del rodillo del acolchado y del enjuague de

las mercancías teñidas. Según Sedlak (2006) describe el uso importante del reciclaje del

agua en el proceso de teñido y el poco desperdicio con el rodillo y el enjuague.

Lana.

Los tintes ácidos, tintes Mordante, 1:1 tintes del complejo del metal, 1:2 tintes del complejo

del metal, para teñir lana puede usarse tintes reactivos y colorantes de tina o, ésteres de

leuco; de tal manera, aproximadamente el 70 % de la lana es realmente teñida con tintes

que abarca metal. Exactamente 35 % de estas tinturas son tintes mordante. Los tonos negro

y el azul marino se logran sólo con estas clases de tientes y su realidad es muy despreciable

(es decir, el índice de tinte fijo es muy bajo).

Algodón.

Colorantes Directos.

Los colorantes directos son empleados para teñir expediciones o lotes, además pueden

utilizarse para los procesos de Foulard-Jigger, Foulard-Rodillos y Foulard-Vaporizar en las

tonalidades claras, en las cuales el nivel de afianzamiento es menos crítico.

Colorantes Reactivos.

Los colorantes reactivos se usan más regularmente en procesos de Foulard (pad-batch) para

telas tejidas y para teñidos por remesas para telas tejidas de punto porque el teñido continuo

podría resultar en exagerado daño de colorante.


Colorantes de Tina.

Los colorantes de tina se efectúan por medio de formas de agotamiento o continúo. Los

colorantes de tina oxidados no tienen similitud para la fragmentos y antes de su aplicación

tienen que ser disminuido (principalmente con ditionito de sodio y álcali). Una vez que el

colorante está en la fibra, tiene que ser oxidado otra vez (principalmente con peróxido).

Colorantes del Sulfuro.

Los colorantes del sulfuro son comunmente ejecutados en el estado disminuido. La

reducción con el sulfuro de sodio y diluido en una solución solida alcalina conduce a la

forma soluble del leuco (Sedlak, 2006). El teñido con sulfuro es similar al proceso de

teñido en la tina (procesos constantes son usados normalmente) a excepción para la fase de

teñido, el cual, en este caso no es necesario.

Los colorantes del Naftol.

Los colorantes o tintes del naftol se logran colocar en procesos continuos o en tandas.

Fibras de Poliacronitrilo (PAN).

Las fibras de poliacronitrilo pueden pigmentarse con colorantes de disuelto, catiónicos y

ácidos. Las fibras son preparadas con poliéster que incorporan una neutral, plastificación

comonómero (5 – 10 %) y un ácido comonómero (1 %) que produce la similitud para los

tintes catiónicos, o un comonómero básico (6 %) que rinde la conexión para los tintes

ácidos. Varios monómeros se pueden utilizar como copolímeros para modificar la afinidad

de varias clases de los tintes para los poliacronitrilos.

Poliamidas.
El poliamida 6 y el PA 6.6 son sencillamente teñidos con varios tipos de tintes, dado que

sus cadenas contienen varios grupos hidrofílicos. Los colorantes más frecuentemente

usados son los colorantes dispersos, ácidos, reactivos y los colorantes 1.2 metal-complejos.

Los colorantes poliamidas pueden también ser modificados de modo de aceptar tintes

básicos introduciendo grupos ácidos fuertes tal los ácidos sulfónicos (especialmente, ácido

5- sulfoisoltálico con 1,6 diainohexano).

Los colorantes poliamidas actúan usando el proceso de agotamiento, y a través de teñido

continuo, teñido con gel y teñido en masa. El teñido en masa, los pigmentos deben estar

estables cuando se derriten. Según Sedlak (2006) los colorantes necesitan de otros procesos

para entrar en acción con el teñido. Los pigmentos inorgánicos son utilizados

(especialmente el dióxido de titanio, el carbón negro, el sulfuro de cadmio, la ftalcianina

verde, la ftalcianina azul y el cadmio sulfoseleniuro).

Poliamida y Mezclas de Poliacrilonitrilo.

Estas mezclas de fibras son comúnmente usadas para generar calcetines y medias. Las

poliamidas se pintan con tintes ácidos, mientras que, las fibras de poliacrilonitrilo se pintan

con tintes catiónicos.

Poliéster.

Comúnmente, el poliéster se tiñe con colorantes dispersos. Obligado a que la difusión de

los tintes dispersos incluido en el poliéster es un proceso muy lento, el proceso de teñido

normal por agotamiento puede llevar largo tiempo.

Blanqueado
Cuando el color natural de la tela obstaculiza con los productos de coloración, es

imprescindible blanquear todas las mercancías grises (algodón, lana,

sintéticas).habitualmente así sucede, a menos que se impida teñir en un tono oscuro, es

recomendable evitar el blanqueo.Neefus (2012) refiere que es prescindible el blanqueo de

las telas para mejorar el productos a excepción de colores oscuros.

Los principales agentes de blanqueo oxidativos son el peróxido de sodio, el hipoclorito

de sodio, y el clorito de sodio. Los procesos basados en la oxidación atreves del Cloruro

plantean el problema de la formación de AOX. Resulta alarmante el hecho de que pueda

transformarse en triclorometano cancerígeno (cloroformo) durante los tratamientos con

hipoclorito y, en cantidad creciente durante el blanqueo combinado con el peróxido de

hipoclorito. Los principales agentes que disminuyen el blanqueo son el dióxido de sulfuro,

sulfitos, bisulfitos y ditionitos.

Los agentes de blanqueo que oxidan son empleados en telas de celulosa; ambos, los

agentes de blanqueo que disminuyen y oxidan son empleados sobre fibras de proteína.

Dado que la concentración del cloro en aguas residuales de descarga está sostenida a límites

legislativos, el peróxido de hidrógeno se está transformando en la alternativa más común

para el blanqueo. Sin embargo, el lino y el algodón, cuando se necesite de un alto grado de

blancura, se siguen blanqueando con clorito de sodio, o para blanquear coloraciones

defectuosas. Lo que quiere decir Neefus (2012) es que comúnmente, el lino se blanquea en

la fibra, en este caso, las fábricas que aplican telas del lino no necesitan realizar un paso

severo de blanqueo en las mismas.

Blanqueo con Peróxido de Hidrógeno.


El peróxido de hidrógeno es el más común de los agentes blanqueadores para el

algodón. El blanqueo con peróxido puede ser usado a cabo sobre fibras grises o, fregadas.

El blanqueo con peróxido de hidrógeno se ejecuta bajo condiciones alcalinas (pH 12 –

12.5) comúnmente, convenientemente por soda cáustica. La temperatura de la operación

varía en un dilatado rango que va de la temperatura ambiente a altas temperatura. Una

buena acción blanqueadora se realiza entre los 60 °C - 80 °C.

Las impurezas ferrosas deben ser descartadas porque ellas catalizan la descomposición

del peróxido con posteriores deterioros a la celulosa y perjuicios de las propiedades de

blanqueo en el baño. Las resinas acrílicas son comúnmente agentes quemantes (quelatos),

como los fosfatos. Generalmente, se le agregan agentes de des aireación tales como, el

fosfato tributil y el fosfato tributoxietilo (Neefus, 2012).

Las difusiones de aire que resultan del blanqueo son despreciables (0.04 g orgánicos

C/kg de textil) tanto como del secado después del blanqueo (0.02 g orgánicos C/kg de

textil).

Blanqueadores que contienen Hipoclorito de Sodio.

El hipoclorito se debe suministrar como una disolución de hipoclorito de sodio o en

polvo como hipoclorito de calcio o dicloroisocianurato de sodio. Neefus (2012) se refiere

que en circunstancias alcalinas, el oxígeno activo acrecenta y desarrolla su reacción de

blanqueo.

El lavado y el tratamiento de anti-cloro con los agentes de reducción (especialmente

ditionito, tiosulfato) a temperatura ambiente deben de ejecutarse para fin de extinguir el


hipoclorito y las aminas de cloro ocasionadas por el blanqueo. El peróxido de hidrógeno

puede utilizarse también para obtener un creciente grado de blancura. (Combinado con

peróxido de cloro).

Blanqueo a través de Clorito de Sodio.

El blanqueo con clorito de sodio ocasiona óptimos resultados en las fibras de celulosa,

en específico, asegura un alto grado de blancura. Es particularmente conveniente para

blanquear el lino. Cuando las telas son usadas con almidón como apresto, las fibras se

manejan en crudo incluso sin apresto.

El clorito de sodio debe ser manejado y almacenado cuidadosamente porque presenta

riesgos de toxicidad y corrosión. Las mezclas de clorito de sodio con sustancias

combustibles o agentes de reducción pueden ser peligrosas, especialmente cuando están

sujetos al calor, a la fricción o al impacto. Neefus (2012) se refiere al peligro del uso del

clorito de sodio en el blanqueado de telas sobre todo al contacto con el sol. El dióxido de

cloruro es liberado en contacto con ácidos y la descomposición del clorito de sodio produce

el oxígeno, que apoya la combustión. El clorito de sodio es muy corrosivo y los derrames

necesitan ser lavados con bastante agua.

Blanqueadores Combinados.

En ocasiones, el blanqueo es tratados en dos etapas: en primer lugar se utiliza un

agente oxidante, el cual es continuo por otro sistema de blanqueo que se emplea para

mejorar la blancura. La combinación más común trata sobre un tratamiento del hipoclorito
continuando con un baño de peróxido de hidrógeno al cual se le adhiere agentes

blanqueadores ópticos.

Blanqueadores Ópticos.

Además de los blanqueadores usados generalmente, algunas fábricas usan

blanqueadores ópticos. Los blanqueadores ópticos no blanquean verdaderamente, sin

embargo, los químicos fluorescentes que expulsan una luz azulada, esconden la tonalidad

amarillenta. Se suministra las sustancias utilizando los mismos procesos utilizados para los

colorantes. Estos agentes que otorgan brillo son a menudo estireno compuestos e interviene

como un tinte directo invisible. Cabe recalcar, que el blanqueo óptico también se puede

realizar en la etapa final.

Acabados químicos

Mediante la aplicación de químicos de diferentes orígenes, un tejido puede adquirir

propiedades ya que sería imposible realizarse de otra manera.

Estos tratamientos posibilitan la estabilización de los tejidos sometidos a tratamientos

mecánicos de algún acabado; además otorgan propiedades a los tejidos como acabado

hidrófugo o retardante al fuego.

Para la realización de estos procesos, se emplean productos que pueden ser:

- Naturales; grasas, aceites, adhesivos, almidones.

- Artificiales; féculas modificadas, celulosa modificada.

- Sintéticos; derivados de n-metilol, reactivos lineales, poliuretano y siliconas.


“Es por lo tanto necesario subrayar que el acabado químico puede afectar al material textil

por alteración de sus propiedades mecánicas, algunas veces cambiando el tono del color o

la solidez del mismo” (Fidel Lockuan, s.f, p.23).

Aplicación de acabados químicos:

Las consideraciones que se toman en cuenta para aplicar el acabado a un sustrato textil

están condicionadas por propiedades estructurales e higroscópicas, por el efecto deseado,

por la naturaleza física y química de los elementos que forman parte de la sustancia de

acabado.

Foulardado: Es un proceso de tintura textil donde se impregna un textil a una solución

química y luego es exprimido.

Pulverización (SPRAY): Para dar un acabado ligero. Está indicada especialmente para la

aplicación de suavizantes, agentes anti hongos y antiestáticos.

Agotamiento: Utilizado cuando los productos químicos, que serán aplicados al sustrato, son

estables.

Recubrimiento:

Unión mediante película; se usan calancas especiales.

Recubrimiento directo; se extiende la resina sobre la tela.

Indirecto por transferencia

Tipos de acabados químicos:


Suavizado: Cada fibra tiene un valor de suavidad específico, esto se debe su determinada

composición química y estructura física. Este acabado químico es utilizado cuando es

necesario mejorar el suavizado de un tejido. “[…] no se han desarrollado ni establecido

métodos estándar para determinar exactamente la suavidad de un tejido. Esta evaluación es

casi personal y subjetiva, llevándose a cabo a la experiencia personal” (Lockuan, s.f, p.30).

Los suavizantes más comunes son los sgtes. :

- No iónicos; generalmente éteres y ésteres de poliglicol, oxietilatos, parafinas.

- Aniónicos; sulforicinatos, tensoactivos.

- Catiónicos; amonio, amino ésteres

- Siliconas; derivados del polisiloxano de bajo peso molecular

- Reactantes; derivados del n-metilol de las amidas superiores de ácidos grasos.

Proporcionan suavidad permanente y repelencia al agua.

“[…] el uso de suavizantes puede reducir la solidez al frote en fibras sintéticas teñidas con

colorantes dispersos, pues la capa de superficie grasosa tiende a atraer a las moléculas de

colorante después del tratamiento con calor” (Lockuan, s.f, p.31).

Procesos del teñido de telas

Quiminet (2006) nos dice: el proceso de teñido de telas se da cuando un material textil

es puesto en contacto con una solución colorante; requiere de auxiliares para mejorar su

calidad de teñido. Hasta aquí podemos entender sobre el inicio y las necesidades de este

proceso, no es tan sencillo como pare ya que al teñir un material dependiendo cual sea este
variaran tanto las tinturas como los auxiliares de teñido los cuales se encargan de mejorar

los resultados. Algo as que podemos agregar a todo esto es que consta de varias etapas las

cuales dividiremos a continuación:

Migración.

Desplazamiento del colorante liquido hacia la fibra textil.

Difusión.

La tintura va de la superficie al interior de la prenda y luego la difusión se manifestara

exteriormente.

Absorción.

También llamado difusión sólida, la molécula colorante penetra la fibra y entra en

contacto con ella.

Fijación.

El colorante finalmente enlaza sus moléculas dentro de la fibra.

Más adelante Quiminet (2006) también nos dice que es importante mencionar a la

cinética tintórea pues esta consta de dos principios fundamentales que son: el primero, el

teñido que es cuando la fibra absorbe el colorante en su interior, no acumulándolo

externamente y el segundo: el teñido es un proceso duradero, si la prenda destiñe

fácilmente es porque no fue teñida. Según lo dicho anteriormente también debemos tener en

cuenta a la cinética tintórea a la hora de dar color a una fibra ya que esta se relaciona con

lo que es el verdadero teñido de una tela y si esta destiñese fácilmente quiere decir que no

se está realizando un verdadero trabajo.


Auxiliares para el teñido de textiles.

Se requiere del uso de ciertos agentes conocidos como auxiliares de teñido estos

incrementan las propiedades de los productos y mejoran la calidad del teñido; los podemos

clasificar en:

Agentes hidrotropicos y solubilizantes del color.

Disuelven gran cantidad del color en poca agua, estos son usados en el teñido,

estampado y para lavar residuos de color en equipos usados en el proceso.

Agentes protectores por la reducción por calor.

Para evitar que los colorantes cambien su estructura molecular debido al calor se les

agrega agentes de protección en los baños de teñido.

Agentes humectantes.

El prerrequisito para un teñido en baño acuoso es remojar el textil en agentes

humectantes cuyo uso dependerá del proceso de teñido, naturaleza y condición del material.

Dispersantes y coloides de protección.

Son necesarios para estabilizar y prevenir que se precipite el colorante durante los

procesos de teñido y estampado.

Agentes complejos.

Purificadores y ablandadores son usados para atrapar a los agentes complejos estables

responsables de causar cambios en la tonalidad y también la perdida de brillo.

Agentes de nivelación.
Son usados para la distribución uniforme del colorante y mejorar la afinidad del color

hacia las fibras, también previenen el depósito de impurezas e incrementan la solubilidad de

color disperso durante el teñido.

Reguladores de PH.

Influye sobre la absorción de colorantes en el caso de fibras de lana o poliamida,

también controlan la fijación del colorante en algodón poliéster cuando son teñidos con

colorantes reactivos o dispersos.

Aceleradores de teñido.

Son empleados para incrementar la capacidad de absorción del color en procesos de

teñido por agotamiento de fibras sintéticas.

Proceso de tintura textil

Hilado con seda.

En épocas prehispánicas se utilizaban pelo de animales, plantas, y semillas para obtener

fibras. La seda empezó a utilizarse en china alrededor del año 2600 a.C. y a mediados del

siglo XVII se crearon las primeras fibras sintéticas. La seda es la única fibra natural

formada por filamentos que se retuercen para detener un hilo.

Herramientas.

El “huso” fue la primera herramienta para hilar que fue mecanizada en Europa alrededor

del año 1400 d.C. con la invención de la rueda de hilar, posteriormente se transformó en la

máquina de hilar algodón (fines del siglo XVII), después la continua de hilar en 1769, así se

introdujo la selfactina la cual incorpora el uso de mayor cantidad de husos (un millar).
Fabricación de tejidos.

El telar manual ha sido la maquina básica para tejer, que luego se mejoró al introducir la

cárcola o pedal y batan sobre bancada. Entre otros avances tenemos la lanzadera volante

que permite usar todo el ancho del telar, luego el telar accionado a vapor, que acabo con la

dependencia de agua que tenían los talleres textiles, también la tarjeta perforada que

permitió tejer automáticamente patrones con dibujos. Desde entonces el cambio

tecnológico los ha ido sustituyendo por aparatos más grandes, rápidos y automatizados.

Tintura y estampado.

En un principio de utilizaban tintes naturales, pero se fue perfeccionando con el

descubrimiento y evolución de nuevos colorantes, como los colorantes de alquitrán de hulla

en el siglo XIX y de las fibras sintéticas en el siglo XX.

La primera técnica de estampado fue la impresión con bloques coloreados que con el

tiempo fue sustituida por el estampado mecánico.

Las actuales estampadoras mecánicas producen más de 180 metros por minuto de tejido

estampado en 16 colores o más.

Acabado.

Se someten a muy variados tratamientos especiales de los cuales se producen fibras de

alto rendimiento, llamadas así por su extraordinaria solides y resistencia extrema a altas

temperaturas como la aramida, fibra similar y más fuerte que el acero, usado para crear

vestimenta antibalas, resistentes al calor y productos químicos.


Otros elementos, cuyas combinaciones son muy usadas para crear aviones, naves

espaciales, ropa de protección, son la mezcla de diferentes componentes como carbono,

boro, silicio, aluminio, etc. Que tienden a ser materiales superligeros y superfuertes.

Acabados químicos

Mediante la aplicación de químicos de diferentes orígenes, un tejido puede adquirir

propiedades ya que sería imposible realizarse de otra manera.

Estos tratamientos posibilitan la estabilización de los tejidos sometidos a tratamientos

mecánicos de algún acabado; además otorgan propiedades a los tejidos como acabado

hidrófugo o retardante al fuego.

Para la realización de estos procesos, se emplean productos que pueden ser:

- Naturales; grasas, aceites, adhesivos, almidones.

- Artificiales; féculas modificadas, celulosa modificada.

- Sintéticos; derivados de n-metilol, reactivos lineales, poliuretano y siliconas.

“Es por lo tanto necesario subrayar que el acabado químico puede afectar al material textil

por alteración de sus propiedades mecánicas, algunas veces cambiando el tono del color o

la solidez del mismo” (Fidel Lockuan, s.f, p.23).

Aplicación de acabados químicos:

Las consideraciones que se toman en cuenta para aplicar el acabado a un sustrato textil

están condicionadas por propiedades estructurales e higroscópicas, por el efecto deseado,

por la naturaleza física y química de los elementos que forman parte de la sustancia de

acabado.
Foulardado: Es un proceso de tintura textil donde se impregna un textil a una

solución química y luego es exprimido.

Pulverización (SPRAY): Para dar un acabado ligero. Está indicada especialmente

para la aplicación de suavizantes, agentes anti hongos y antiestáticos.

Agotamiento: Utilizado cuando los productos químicos, que serán aplicados al

sustrato, son estables.

Recubrimiento:

• Unión mediante película; se usan calancas especiales.

• Recubrimiento directo; se extiende la resina sobre la tela.

• Indirecto por transferencia

Tipos de acabados químicos:

Suavizado: Cada fibra tiene un valor de suavidad específico, esto se debe su

determinada composición química y estructura física. Este acabado químico es utilizado

cuando es necesario mejorar el suavizado de un tejido. “[…] no se han desarrollado ni

establecido métodos estándar para determinar exactamente la suavidad de un tejido. Esta

evaluación es casi personal y subjetiva, llevándose a cabo a la experiencia personal”

(Lockuan, s.f, p.30).

Los suavizantes más comunes son los sgtes. :

- No iónicos; generalmente éteres y ésteres de poliglicol, oxietilatos, parafinas.


- Aniónicos; sulforicinatos, tensoactivos.

- Catiónicos; amonio, amino ésteres

- Siliconas; derivados del polisiloxano de bajo peso molecular

- Reactantes; derivados del n-metilol de las amidas superiores de ácidos grasos.

Proporcionan suavidad permanente y repelencia al agua.

“[…] el uso de suavizantes puede reducir la solidez al frote en fibras sintéticas teñidas con

colorantes dispersos, pues la capa de superficie grasosa tiende a atraer a las moléculas de

colorante después del tratamiento con calor” (Lockuan, s.f, p.31).

Impacto ambiental de la industria textil

No podemos decir que este tipo de industria sea del todo nociva ya que es necesaria sin

embargo se deberían tomar medidas para evitar la contaminación y demás daños que esta

pueda producir aunque dicha contaminación no se produzca adrede.

Ordoñez (como se citó en el CBI, 2011) nos dice ´´los principales impactos ambientales

causados por la industria textil están relacionados a distintos aspectos como el uso de agua

y generación de aguas residuales el uso de energía y el uso de químicos´´ (p.5).

Efectivamente como refiere el autor este tipo de impacto esta relacionado a varios aspectos

y estos se deben a las múltiples materiales que se necesitan durante el proceso.

Los procesos de industria textil consumen grandes cantidades de recursos entre ellos el

agua de las cuales sus residuos con grandes cantidades de colorantes y productos químicos
van a parar a cuerpos hídricos terminando estos finalmente contaminados, también este

proceso debe utilizar energía por lo tanto se hace uso de combustibles fósiles los cuales mas

tarde serán responsables de las emisiones gaseosas además de incentivar la extracción del

combustible. Por otro lado también tenemos el impacto que se produce por el excesivo uso

de químicos en los cultivos de algodón y también en su uso para los procesos húmedos. Y

por último pero no menos relevante tenemos la contaminación sonora que se produce por

los altos decibeles emitidos por la maquinaria industrial usada para los procesos textiles, los

danos que estos niveles de ruido producen en los oídos de vecinos y sobre todo en los

trabajadores (Ordoñez, 2009). En síntesis se puede hacer una suma de como a lo largo del

proceso textil incluso desde antes de que este se inicie ya ha comenzado la contaminación

con el uso de químicos en algodón y finalmente la expulsión de restos contaminantes tanto

atmosféricos como hídricos entre los más resaltantes.

LA INDUSTRIA DEL VESTIDO

La industria textil es desde hace mucho tiempo una de las mayores consumidoras y

contaminadoras de agua y no se ha logrado seguir con las investigaciones acerca de este

acontecimiento y en el desarrollo de métodos baratos de tratamiento, métodos de los que la

industria tiene urgente necesidad para reducir la contaminación que vierte.

Las sustancias contaminantes tienen origen en las impurezas naturales que se extraen de las

fibras y de los productos químicos que son empleados en el proceso de separación de tejido.

Los diversos procesos de producción de vertidos tienen mucho que ver con el material que

se esté tratando. Estos materiales son: algodón, lana y fibras sintéticas.


1. Algodón: Primero pasa por procesos mecánicos que no contaminan el agua que son

hilar, bobinar, encolar, tensar y tejer; a excepción del encolado que sí contamina el agua por

el hecho de que se tiene que dotar al algodón de suavidad y hacerlo resistente a la tracción

mediante el uso del agua como vehículo.

“Macelli y Burford (como se citó en Tratamientos de vertidos industriales y peligrosos,

1998, p.412) determinaron que los principales vertidos resultantes del acabado de algodón y

sus respectivas cargas en DBO son el dióxido de carbono, carbonato de sodio, hidróxido de

sodio”.

Los vertidos compuestos son el resultado de todos los demás procesos como son el lavado,

blanqueo, tintado y acabado.

2. Lana: Los vertidos de la lana son originados en los procesos de descrutado, tintado,

engrasado, batanado, carbonizado y lavado. Todas la impurezas, ya sean naturales y

adicionales, se lavan con disolventes orgánicos; por destilación se recupera el disolvente

cargado de grasa.

El color y el medio ambiente

La industria química se ha enfrentado a la necesidad de asumir su responsabilidad con

respecto a una amplia serie de asuntos relativos a la salud, seguridad y el medio ambiente;

en efecto adversos de la industria química sobre el medio ambiente es universal y altamente

innovadora, buscando constantemente ampliar la serie de aspectos toxicológicos y eco

toxicológicos, producción de tintes y los pigmentos como su aplicación.


En general, puede ser descrita como una industria de pequeño volumen, multiproductivo,

que tradicionalmente ha sido altamente innovadora, buscando constantemente introducir

productos nuevos Esto ha conducido a la exigencia de encarar una amplia serie de aspectos

toxicológicos y ecotoxicologicos, tanto en la producción de los tintes y los pigmentos como

en su aplicación. (Christie, 2003, p.193).

Uno de los ejes elementales tanto de la industria textil como de tintorería es que buscan

contantemente la innovación para todos sus procesos y producto de ello siempre buscan no

afectar al medio ambiente lo cual es un pilar muy importante en toda empresa que apunte a

la sostenibilidad del ecosistema.

Los fabricantes y los usuarios del color tienen la obligación de abordar los riesgos

ambientales y toxicológicos desde muchos puntos de vista, sobre el medio ambiente.

Los tintes y pigmentos, incluso en pequeñas emisiones al medio ambiente, pueden provocar

la aparición de color, por ejemplo, en las aguas libres, inocuo desde el punto de vista

toxicológico. La incorporación incompleta de los tintes, la necesidad de reducir la cantidad

de tintes residuales, los tintes reactivos para la lana y la celulosa es de especial interés

debido al problema de la hidrolisis del tinte apareciendo efluentes el tinte no fijado y el

hidrolizado. Un programa de investigación ha logrado algunos éxitos desarrollando fibra-

tinte reactivos a la fibra más selectivos (capitulo 8).

Los tintes y los pigmentos son materiales altamente visibles. Por consiguiente, incluso

pequeñas emisiones al medio ambiente pueden provocar la aparición de color, por ejemplo,

en las aguas libres, lo que traería la atención critica de las autoridades estatales y locales.

Por ello hay una exigencia sobre la industria para minimizar las emisiones del color al
medio ambiente incluso en los casos en que un escape pequeño pero visible se pudiera

considerar mas bien inocuo desde el punto de vista toxicológico (Christie, 2003, p.194).

En este enunciado estoy en primera instancia de acuerdo con el autor al citar “se pudiera

considerar más bien inocuo desde el punto de vista toxicológico” pero el lo esta tomando

desde una perspectiva muy reducida ya que al medio ambiente no solo se es afectado por lo

químico o toxico sino también por lo paisajístico y es ahí donde estas empresas y procesos

afectan mas , ya que al tratarse de tintes y colorantes tienen un gran impacto en todo a lo

que pueda “tocar” pues cambiaria notoriamente su estética.

Desarrollando algunos métodos, el que ha tenido más éxito emplea la degradación

oxidativa, ejemplo, utilizando cloro u ozono.

El ozono es particularmente efectivo pero es bastante gravoso.

Procesos:

-Procesos biológicos: Los procesos son en los cuales se emplean organismos vivos para

aglutinar o degradar el color

Nitrato(Qumico)

Sulfato(Quimico)

Cloruros(Zulfuro)

Metales pesados:
El exceso de cromo utilizado en el teñido asi como en la lana, sales inorgánicas, tintes de

azufre, agentes reductores(cap 7), pigmentos.

También se trata relativamente la toxicidad oral aguda. Solo en el caso de unos pocos tintes

catiónicos y en algunos tientes disazos se han insinuado efectos tóxicos importantes.

“Algunas agencias y grupos activistas medioambientales han tomado una posición mas

extrema y son partidarios de una prohibición completa de todos los productos químicos

orgánicos clorados” (Christie, 2003, p.199).

Sin importar que seré un futuro ingeniero textil el cual estará “perjudicado” ante estas

medidas, mi posición ante ellas es de aceptación ya que el beneficio al medio ambiente, lo

cual es lo primordial, es conmensurablemente mayor a todo tipo de lucro que podría

obtener una personas, además de que un problema conlleva a una solución, por ende se

encontrarías otro tipo de químico, menos nocivo, que lo suplantaría e incluso de una

manera más eficaz.

Análisis ambiental del sector textil

Tiene que ver un con la evaluación del impacto ambiental asociado a las actividades de

la cadena productiva textil en las empresas.

Se tiene que cada una de los procesos textiles genera impactos sobre el entorno, tanto por la

presión ejercida con los vertimientos, las emisiones y los residuos sólidos generados, como

por el uso intensivo de algunos recursos como el agua y los combustibles fósiles por la

demanda de energía térmica de sus procesos… (“Guía ambiental”, 2004)

Considero que lo que el autor menciona es correcto, y se evidencia las razones, ya que

toda industria, a mi parecer contamina, así sea mínima, ya que se están usando nuevas
tecnologías que no están del todo perfeccionadas, poniendo en riesgo a sus trabajadores y el

entorno que los rodea. Por ello considero yo, que debe haber un plan de seguimiento que

avale la no contaminación del ambiente o por lo menos la reducción de contaminantes

usados o generados en dicha industria, en otras palabras, un plan de prevención.

La valoración del impacto ambiental es el conjunto de efectos positivos o negativos que una

actividad económica, en marcha o proyectada, ejerce sobre el nivel de vida y el ambiente

físico de su zona de influencia que considera que el crecimiento económico real y a largo

plazo debe estar sustentado con un plan de protección ambiental (“Guía ambiental”, 2004).

De esta manera, mediante la valoración del impacto ambiental podremos identificar y

poder resolver o disminuir algunos riesgos que se corren en los procesos de la industria

textil u otros. Las empresas, sin generalizar, casi todas piensan solo en su desarrollo

económico, avanzando a costa de otros, sin darse cuenta de lo que están dejando en su

camino, es por ello que debe evaluarse la situación, con respecto quizás no solo al impacto

ambiental, si no también en el cuidado de sus trabajadores, ya que se inicia a ver los

problemas desde dentro, desde la raíz, y así poco a poco extenderlo hacia el entorno que lo

rodea.

Es por ello que evaluaremos cuatro componentes que influyen en el proceso de industria

textil que son: el componente hídrico, atmosférico, suelo y social.

Componente hídrico

Debemos identificar las actividades que mayor consumo de agua presentan, por

consecuencia de los procesos, así también las que generan vertimientos con mayor carga

contaminante. También el agua residual que genera la industria textil ocasiona problemas
en el alcantarillado por su alto contenido de sulfuros y sulfatos los cuales se descargan sin

un debido tratamiento que generan efectos nocivos relacionados a su elevada temperatura y

alto contendió de diferentes químicos.

Componente atmosférico

Concierne a las emisiones provenientes de los sistemas de combustión, que generan

partículas en los procesos de apertura y cardado, también los diferentes componentes

volátiles provenientes de los solventes utilizados generalmente en los procesos de acabado.

No podemos dejar de lado la utilización e combustibles fósiles en la satisfacción de energía

térmica para los procesos de tejeduría que va a depender del combustible utilizado y su

respectivo manejo.

Componente suelo.

Tiene que ver con la generación de residuos no peligrosos como motas, fibras, recortes

textiles, cartón, entre otros. Y los peligros asociados a los empaques y recipientes de

insumos químicos, así como los lodos del pretratamiento de aguas residuales.

Componente social

Tiene un impacto positivo en cauto a la generación de empleo. Pero también tiene un

gran impacto negativo para la salud de los trabajadores de la comunidad vecina debido a los

elevados niveles de ruido, temperatura y humedad. Así también como el material

particulado que con el tiempo de acuerdo a su exposición podrían convertirse en problemas

irreversibles causando efecto psicológicos y sociológicos en el trabajador.

Tabla 1
Impacto ambiental en el sector textil de acuerdo a sus procesos

La tabla 1 da a conocer el impacto ambiental con respecto a contaminación o no

contaminación en los diferentes procesos de la industria textil, para poder entenderla mejor

nos ayudaremos de la tabla 2 (“Guía ambiental”, 2004).

Tabla 2

Explicación de los símbolos presentes en la tabla 1

La tabla 2 nos intenta explicar el significado de los diferentes símbolos presente en la tabla

1, para así comprenderla mejor (“Guía ambiental”, 2004).

CONTAMINACIÓN QUÍMICA INDUSTRIAL


El crecimiento urbano e industrial de las últimas décadas ha ocasionado un aumento de

la contaminación química y por tanto un mayor riesgo para la salud.

Pensemos en la industria textil. Dejando a un lado los pesticidas agrícolas que ya puede

llevar el algodón de partida o los ectoparasiticidas que puede portar la lana, pongamos por

caso, en todo el tratamiento de los tejidos se emplea frecuentemente una abundante

cantidad de sustancias tóxicas. […] suelen emplearse bactericidas y funguicidas. […] se

usan colas químicas que de nuevo pueden ser portadores de sustancias conflictivas. […]

luego, con más tratamientos químicos se blanquea con cloro, pudiendo dar pie a la

generación de triclorometano y dioxinas

(“Contaminación química industrial”, s.f).

En la industria textil puede usarse una larga lista de sustancias químicas tóxicas que en

algún momento podrían perjudicar la salud de los trabajadores o acabar, por ejemplo,

contaminando las aguas de vertido de las factorías. Desde el tratamiento con el irritante y

carcerígeno formaldehído para evitar que la ropa encoja y fijar en ella colorantes y

pigmentos, a compuestos organoestánnicos usados como estabilizantes en el PVC (con

posibles efectos inmunotóxicos y sobre el desarrollo en mamíferos), pasando por

detergentes industriales que contienen alquilfenoles etoxilados (de efectos hormonales), sin

mencionar al plomo, que se ha empleado en pinturas y también como estabilizante en PVC

(con efectos en sistema nervioso infantil), o el cadmio usado en pigmentos y como

estabilizante (clasificado como cancerígeno).


No obstante, ya lo hemos dicho, la textil no es sino una más de las muchas industrias

conflictivas. El que hayamos detallado algo más de lo que sucede en ella no implica que no

las haya peores.

Problemas de seguridad y salud

A medida que iban siendo más grandes, más veloces y más complicadas las maquinas,

estos introducían nuevos riesgos, de tal manera que los procesos y los materiales usados se

hacen cada vez más complicados de manejar, convirtiendo al trabajo en un lugar peligroso

y no solo eso, esto iba acompañado del estrés laboral que los trabajadores podrían sufrir,

pero estos efectos se vienen dando desde la revolución industrial hasta la actualidad.

De esta manera no solo se ve la preocupación en la evolución de la maquinaria usada

sino también en la educación continua de los trabajadores en todos los niveles, un control

de los nuevos procesos con su respectiva supervisión y sobre todo un adecuado control

ambiental de acuerdo a las normas.

Aspectos medioambientales

El problema medioambiental de la industria textil es comúnmente por consecuencia de

las manufacturas textiles y el uso de estos.

Las manufacturas textiles son el principal problema medioambiental ya que están

relacionados a sustancias toxicas que liberan la atmosfera y las aguas residuales. Además

de los agentes potencialmente tóxicos, que generan malos olores que son transportados a

zonas cercanas. La mejor solución ante este problema es usar materiales con el mínimo de

emisiones contaminantes posibles.


De la misma forma ocurre con los tintes, donde más de una tercera parte de los reactivos

usados para colorear la prenda, quedan impregnados al momento de lavarlos en el agua,

haciendo que estas aguas residuales sean muy difíciles de depurar y por consecuencia muy

costosas, La solución (como cito Grund, 1995) es la misma que la anterior, es usar

colorantes menos contaminantes y desarrollar tintes y agentes espesantes sintéticos que

aumentan el grado de fijación y reduzcan así el exceso vertido en las aguas residuales.

Con respecto al uso textil, algunos de los complejos químicos de los metales pesados u

otros pueden irritar la piel, sensibilizándola a quienes llevan puestos estos tejidos. La

solución podría estar en una idea que dio una empresa minorista de confección británico-

canadiense de Marks and Spencer los cuales establecen límites del contenido de estos

posibles químicos.

El desarrollo tecnológico sigue perfeccionando la variedad de los productos textiles,

aumentando su productividad. Sin embargo, es sumamente importante incluir no solo un

desarrollo propio si no también un desarrollo que mejore la calidad de vida de las personas,

es decir, salud, seguridad y bienestar a los trabajadores, aunque es difícil ya que todos las

micro o macro empresas textiles no están al mismo nivel y no son viables económicamente,

ya que no pueden efectuar las inversiones necesarias para poder reducir al mínimo los

riesgos a que pueden verse expuestos. (warshaw, s.f., p. 89.2)

Es cierto que con el avance de la tecnología se está perdiendo cada vez más el capital

humano, es decir, los trabajadores, y que después eso afectara a sus respectivas familias,

que por concerniente afecta también al ambiente que rodea dicha empresa textil y el

planeta, ya que recordemos que la industria textil contamina y que con el pasar del tiempo

nosotros correremos riesgo, para lo cual se deben implantar medidas preventivas que
aseguren al trabajador, con respecto a su calidad de vida en la empresa y sus familias,

además de una buena gestión ambiental que asegure que el daño causado será solucionado.

Impactos ambientales de la industria textil

La industria textil está integrada por los proveedores quienes se encargan de dotar al

mercado con los insumos primarios de industria para las empresas textiles que desarrollan

los procesos textiles para luego. ser comercializado mediante diferentes canales hacia el

consumidor final. (Benavides, 2015, p.27)

La industria textil se ha extendido a nivel mundial y no hay duda de que en sus procesos

interviene gran personal y muchos insumos que a la larga son muy contaminantes, además

no podemos negar que la industria textil genera gran variedad de productos y es muy

rentable en el mundo de hoy. Pero también cabe recalcar que cada empresa textil debe

seguir una normativa, ya que como sabemos se encuentra en riesgo nuestro medioambiente,

y por lo tanto estas empresas deben seguir esta normativa con el respectivo control de

procesos de insumos y con los desechos que estos están dejando.

El sector textil y de la confección se destaca por la gran variedad de productos finales

que fábrica. Como tejidos e hilados, fibras técnicas, etc.

• Producción de fibras: las fibras so materias primas básicas de toda producción textil,

generadas por la agricultura, ganadería, la química o la petroquímica.

• Hilandería: es el proceso de convertir las fibras en hilos.

• Textiles: es el proceso de convertir hilos en telas

• Confección: fabricación de productos textiles


“La industria textil de confección también realiza tintorería y acabados que son los

procedimientos de teñir y mejorar características de hilos y telas mediante procesos físicos

y químicos…” (Benavides, 2015, p.27).

Pero ¿Quién me asegura que, al usarlos, no tendré algún impacto negativo en mi

organismo? Si se están usando procesos físicos y químicos que alteran para bien o para mal

la calidad del producto, no hay algo seguro de que estas podrían ocasionarme una

enfermedad en la piel o quizás una alergia. No podemos dejar de lado esa parte, porque nos

afecta, y por lo menos debe haber un indicador visible en la prenda a parte de la etiqueta

que me informe sobre esto y así poder evitar los riesgos que podríamos correr y no solo

dejarnos guiar por la estética de la prenda o que tan bien se vea.

La industria textil presenta cuatro procesos representativos. Fabricación de hilos o

hilandería, fabricación de tejidos, elaboración de prendas y comercialización.

La fabricación de hilos o hilandería

Consiste en el ingreso de la materia prima a una máquina que retira las impurezas y la

desmenuza, luego pasa a ser mezclada y se forman rollos, para después mediante el proceso

del cardado se transforma en fibras textiles en mechas (4 centímetros de diámetro), las

cuales se enrollan (5000 metros) posteriormente son dirigida a prensas de rodillos las cuales

la estiran para darle volumen. Así se obtiene mechas de más pequeñas que son sometida al

peinado y limpiadas, para así forma una mecha a partir de cuatro de ellas. Estas nuevas

mechas pasan por un de proceso de torsión y tensión para generar pabilos, finalmente pasan

por un control de calidad.

La fabricación de tejidos
Consiste en enlazar los hilos y tramar con otros, transformándolos en telas. Luego son

pasados por un proceso aprestos, que modifican su textura, o la preservan. Posteriormente

se realiza una nueva limpieza, pero con químicos como peróxido de hidrogeno, hipoclorito

de sodio o clorito de sodio. Luego es teñido don se genera mayor contaminación. Este

proceso se le da un proceso de acabado para mejorar lo ya hecho.

La elaboración de prendas

Consiste en diseñar el modelo de prenda que se fabricará, determinando los materiales a

usar, luego ver si esta prenda tendrá accesorios para sí empezar por la fase de corte, en don

se extiende la tela y con los moldes del diseño se separan por piezas que serán unidad por la

fase de confección para así luego colocar los accesorios y pasar por un control de calidad

para eliminar sobrantes por agregar algo más, y así finalmente llevarlo a la fase de empaque

para su respectiva comercialización.

La comercialización

Inicia con la compra de la mercancía donde las prendas de vestir o los textiles son

solicitados, para así ser despachados hasta su comprador quien se encargará de la

exhibición de los productos para lograr su venta.

Contaminación generada por colorantes de la industria textil

La industria textil es una de las industrias que consume más cantidad de agua y las aguas

residuales que generan contienen grandes cantidades de contaminantes de diferente

naturaleza y entre los contaminantes más resaltantes están los colorantes. Estos, están
diseñados para ser altamente resistentes, que no pueden ser degradados por

microorganismos, por lo que son difíciles de eliminar.

Los efluentes de la industria textil se caracterizan por fluctuaciones extremas de

parámetro, como: DQO (demanda química de oxígeno), DBO (demanda biológica de

oxígeno), color, pH, salinidad.

Algunas causas de la contaminación que sufre el agua son por las sales de NaCl y

Na2SO4 que son provenientes del teñido, fenoles, metales pesados presentes en los

colorantes, solventes clorados que provienen de la limpieza de las máquinas,

pentaclorofenol que es un biocida proveniente de la fibra de lana contaminada y aniones

tóxicos como el sulfuro.

Más de diez mil diferentes tipos de pigmentos y colorantes sintéticos son usados en

diferentes industrias, además de la textil, como son la industria papelera, cosmética y

farmacéutica, entre otras. Muchas actividades industriales liberan grandes cantidades de

efluentes, contaminados con colorantes, al ambiente

(Anjaneyulu et al., 2005 y Díaz et al., 2007)

Las estructuras químicas de las moléculas de colorantes resisten la exposición solar,

incluso un ataque químico y esa es la razón por la que también son resistentes a la

degradación microbiana.

Por otro lado, algunos compuestos químicos orgánicos pueden ser absorbidos y

utilizados por algunas plantas.


En algunos efluentes se puede encontrar metales como: arsénico, cadmio, cromo, cobre,

magnesio, mercurio, níquel, plata, titanio, zinc, estaño y plomo. En su mayoría son

generados por el proceso de teñido.

Debido a la contaminación de los efluentes generados por la industria textil, la

eliminación de colorantes representa todo un reto tecnológico en los procesos de

tratamiento de agua residual.

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES EN LA FAMILIA:

INDUSTRAIS TEXTILES

ÁMBITO MUNDIAL:

La UE (Unión Europea) viene propugnando a través de normas la protección del medio

ambiente, a fin de conseguir un desarrollo equilibrado y sostenible. Asimismo en el marco

de Fondo Social Europeo se establece como uno de sus objetivos prioritarios. El Ministerio

de Medio Ambiente de España (MMA, 2001) declara que: “A todos aquellos profesionales

que desarrollan actividades en la fabricación; estas prácticas son útiles, simples y sencillas

dando sorprendentes resultados. Todo por un mismo objetivo: DESARROLLO

SOSTENIBLE”.

Pues el articulo en si explica métodos sobre como mantener un régimen ambiental regular

(ya establecido por ley), sobretodo en industrias textiles ya sean artesanales o de fabrica.

LA FAMILIA PROFESIONAL DE INDUTRIA TEXTIL:


Este tipo de industria tiene una fuerte y tradicional presencia en algunas comunidades y en

muchos casos, es base de economías locales. La naturaleza de los productos hace necesario

el uso y medida adecuada, teniendo en cuenta el impacto que producen sobre el entorno.

Pues según la MMA (2001):” La manera de observar de los trabajadores, debe ser adaptada

a un enfoque integrador y divulgativo, manteniendo un gran rigor científico y normativo”.

Es decir; capacitar e influir en los trabajadores, los cuales tomarán conciencia de sus actos y

empezarán a cambiar su estilo de trabajo la cual se tornará más ambientalista y rigurosa en

su control de calidad.

RESIDUOS QUE GENERAN:

• PELIGROSOS: Son los que necesitan una gestión especial, compuestos

principalmente por aceites, lubricantes, restos de pintura, etc.

• ASIMILABLES A URBANOS: Son residuos que se producen en mayor cuantía,

derivadas de la actividad productiva y en muchos casos no se necesita una gestión. Por

ejemplo: hilos, plásticos, gomas de suelas, rechazos en control de calidad, etc.

• EMISISONES ATMOSFERICAS: Derivan de la actividad de secado de piezas

mediante sistemas de aire caliente, ruido de las maquinarias, etc.

ACCIONES CON IMPACTO AMBIENTAL:

Los impactos ambientales de cualquier actividad productiva se clasifican en función como

consecuencia del proceso de:

• Entrada de recursos (consumo)


No realizar una buena gestión del consumo eléctrico ni introducir medidas de

ahorro.

Usar tintes con disolventes orgánicos.

Usar fuentes de energía no renovables.

Despilfarrar agua en la limpieza de las cubas de tintado.

No aprovechar al máximo las piezas en los cortes, desperdiciando grandes

cantidades

• Procesos de salida (contaminación y residuos)

Usar aerosoles y sistemas de climatización con componentes dañinos para la capa

de ozono (CFC).

Verter los restos de las tinturas, productos de curtido o aguas industriales a la red de

aguas residuales sin un tratamiento previo adecuado.

Gestionar de forma incorrecta los residuos peligrosos, incluyendo sus envases.

Utilizar productos químicos especialmente tóxicos y peligrosos.

• Sobre el territorio

No existen impactos significativos sobre el espacio en esta familia profesional. Sin

embargo, todas las normas locales, regionales y nacionales sobre ocupación del territorio a

la hora de elegir la ubicación de nuevas instalaciones o traslados.


GESTION DE RECURSOS

ENERGIA AGUA CONSUMO DE PRODUCTOS CONTAMINACION Y

RESIDUOS

Realizar un mantenimiento preventivo de maquinaria para ahorrar energía y mejorar la

calidad en la fabricación.

No malgastar el agua y, siempre que sea posible, instalar circuitos de refrigeración

cerrados.

Preparar los equipos y materiales de manera adecuada antes de ponerlos en funcionamiento;

así se evitará la generación de piezas defectuosas en el arranque.

Realizar con cuidado los procesos de tintado y lacado, ya que son operaciones de gran

impacto ambiental.

Moderar la intensidad de la luz en las zonas de menor necesidad y revisar continuamente

los niveles de iluminación.

Implantar procedimientos para minimizar el consumo de agua industrial; así se obtendrá un

ahorro en las cantidades empleadas y se facilitarán las labores de depuración y saneamiento

posteriores.
Implantar controles de calidad en el proceso de producción de materiales textiles para evitar

el desperdicio de materias primas.

Prestar especial atención al polvo y las virutas,

ya que, además de ser un residuo fácilmente inflamable, en determinados casos, pueden

producir graves enfermedades.

Evitar las pérdidas en el sistema de climatización, mediante la mejora del aislamiento

térmico de puertas y ventanas y la revisión periódica de conductos y aparatos.

Evitar el exceso consumo de agua en la limpieza de las cubas de tintado de fibras, tejidos y

pieles.

Poseer las autorizaciones administrativas necesarias, como licencias de actividad,

autorización de vertido, etc. Y cumplir la normativa ambiental vigente (vertido de aguas

residuales, niveles sonoros, emisiones, etc.).

Emplear en los hornos carbón con bajo contenido

en azufre u otro tipo de combustibles limpios.

Registrar los consumos eléctricos de la maquinaria y los equipos por unidad; así se podrán

integrar
medidas de ahorro por sectores, que optimizarán el consumo.

Instalar grifos monomando con temporizador, de forma que no exista la posibilidad de que

se queden abiertos.

Tener en cuenta el medio ambiente durante el aprovisionamiento, mediante la elección

productos y suministradores con certificación ambiental.

Informar al personal de los peligros de los productos químicos que se puedan emplear

habitualmente para reducir los riesgos de contaminación y de accidentes laborales.

LAS ONCE SUSTANCIAS QUÍMICAS A ELIMINAR DE LA INDUSTRIA TEXTIL

La industria textil es químicamente intensiva, utilizando una cantidad de diferentes

productos químicos para todo, desde la tintura de los tejidos, hasta las impresiones y los

acabados. Las aguas residuales de estos procesos, a menudo, son tóxicas y pueden

contaminar vías fluviales importantes. Estas peligrosas descargas, pueden afectar

negativamente la salud humana, la fauna y el medio ambiente.

(“Las once sustancias químicas a eliminar de la industria textil”,2012)

ALQUIFENOLES:

Usados para procesos de lavado y teñido.


Se incluyen los nonilfenoles (NPs) y octilfenoles y sus etoxilados, especialmente los

nonilfenoles etoxilados; entre aquellos compuestos que son utilizados dentro de este grupo.

Son tóxicos para la vida acuática, persistentes en el medioambiente y bioacumulativos en

los tejidos corporales.

FTALATOS:

Utilizados para ablandar el PVC (el plástico de cloruro de polivinilo).

Son usados en la industria textil para la fabricación de cuero artificial, caucho y PVC.

También es utilizado en algunos tintes.

Existe preocupación acerca de la toxicidad de los ftalatos tales como DEHP (bis (2-

etilhexil) ftalato). Se considera tóxico para la reproducción en mamíferos, ya que puede

interferir con el desarrollo de los testículos en los primeros años de desarrollo.

RETARDANTES DE LLAMA BROMADOS Y CLORADOS:

Los difeniléteres polibromados (PBDE) son uno de los grupos más comunes de los

BFRs. Se han utilizado en multitud de materiales (incluso textiles) para reducir la

inflamabilidad del producto. El problema


está en que son sustancias químicas bioacumulativas que están presentes en el medio

ambiente. Algunos están relacionados con la interferencia en los sistemas hormonales y en

el desarrollo sexual.

COLORANTES AZOICOS:

En la industria textil, estos son unos de los colorantes más importantes.

Algunos colorantes azoicos al degradarse, durante el uso, liberan sustancias químicas

conocidas como aminas aromáticas, algunas de las cuales pueden causar cáncer al entrar en

contacto con la piel.

COMPUESTOS ORGANOESTÁNICOS:

Son usados en biocidas y en agentes fungicidas en una amplia gama de productos de

consumo. En la industria textil son utilizados en calcetines, zapatos y ropa deportiva para

prevenir el mal olor originado por el sudor.

Uno de los más importantes en estos compuestos es el tributilestaño (TBT), cuyo elemento

principal se encuentra en las pinturas antiincrustantes para buques, uso que se ha prohibido.

Han aparecido evidencias de que persiste en el medio ambiente, de que se acumula en el

cuerpo y que puede afectar a los sistemas inmunológico y reproductivo.

Este grupo de productos químicos se cataloga como "sustancia peligrosa prioritaria" en la

normativa de la Unión Europea.


“Desde julio de 2010 a enero 2012, los productos que contengan más del 0,1% de ciertos

tipos de compuestos orgánicos de estaño quedarán prohibidos en la UE” (“Las once

sustancias químicas a eliminar de la industria textil”, 2012).

PERFLUORADOS:

Son empleados en las industrias por sus propiedades antiadherentes e hidrófugas. En la

industria textil son usados para fabricar productos textiles, de cuero y antimanchas.

Se ha demostrado que muchos PFCs persisten en el medio ambiente y pueden

acumularse en el tejido corporal a través de la cadena trófica.

Una vez en el cuerpo, hay evidencias de que afectan al hígado. También actúan como

disruptores hormonales alternando los niveles de crecimiento y reproducción hormonal.

El más conocido de los PFCs es sulfonato de perfluorooctano (PFOS), altamente

resistente a la degradación, con periodos largos de permanencia en el medioambiente.

“Los PFOS es uno de los grupos de contaminantes orgánicos persistentes restringido

bajo el Convenio de Estocolmo, un tratado mundial para proteger la salud humana y el

medio ambiente. Ciertos usos de los PFOS están prohibidos en Europa y en Canadá” (“Las

onces sustancias químicas a eliminar de la industria textil”, 2012).

CLOROBENCENOS:

Son sustancias químicas persistentes y bioacumulativas que se utilizan como disolventes

y biocidas, en la fabricación de tintes y como intermediarios químicos.

Aunque los efectos de la exposición dependen del tipo de clorobenceno, frecuentemente

se les relaciona con afecciones al hígado, tiroides y sistema nervioso central.


El hexaclorobenceno (HCB), es la sustancia química más tóxica y persistente de este

grupo. También actúa como disruptor hormonal.

En la UE, el pentaclorobenceno y HCB son clasificados como "sustancias peligrosas

prioritarias” en virtud de la normativa que obliga a tomar medidas de cara a eliminar la

contaminación en aguas superficiales en Europa.

También son “contaminantes orgánicos persistentes" regulados por el Convenio de

Estocolmo, con lo que deben estar prohibidos o programada su eliminación.

DISOLVENTES CLORADOS:

Los disolventes clorados tales como el tricloroetanol (TCE), se utilizan en fabricación

textil para disolver otras sustancias durante la fabricación y el lavado de tejidos.

El TCE

Es una sustancia que agota la capa de ozono y que puede persistir en el medio ambiente.

También se sabe que afectan el sistema nervioso central, el hígado y riñones. Desde 2008,

la UE ha restringido severamente el uso de TCE tanto en productos como en lavado textil.

CLOROFENOLES:

Los clorofenoles son un grupo de sustancias químicas que se usan como biocidas en una

amplia gama de aplicaciones, desde pesticidas a los conservantes de madera y textiles.

El pentaclorofenol (PCP) y sus derivados son utilizados como biocidas en la industria

textil.
Efectos: El PCP es altamente tóxico para los seres humanos y puede afectar a muchos

órganos. También es altamente tóxico para los organismos acuáticos. La UE prohibió la

producción de productos que contengan PCP en 1991 y ahora se restringe la venta y el uso

de todos los productos que contienen esta sustancia.

PARAFINAS CLORADAS DE CADENA CORTA (PCDCC):

Se utilizan en la industria textil como retardantes de llama y para el acabado de cuero y

textiles.

Son altamente tóxicos para los organismos acuáticos, no se degradan fácilmente en el

medio ambiente y tienen un alto potencial para acumularse en organismos vivos. Desde

2004, se ha restringido su uso en algunas aplicaciones en la UE.

Metales pesados: cadmio, plomo, mercurio y cromo (VI)

Los metales pesados tales como cadmio, plomo y mercurio, se han utilizado en ciertos

tintes y pigmentos. El cromo (VI) se usa en ciertos procesos textiles y en el curtido del

cuero.

Estos metales pueden acumularse en el cuerpo a lo largo del tiempo y son altamente

tóxicos, con efectos irreversibles, incluyendo lesiones del sistema nervioso (plomo y
mercurio) o los riñones (cadmio). El cadmio también está asociado a enfermedades

cancerígenas.

El cromo (VI) es altamente tóxico incluso en concentraciones bajas, incluyendo a

muchos organismos acuáticos.

Dentro de la UE, el cadmio, el mercurio y el plomo han sido clasificados como "sustancias

peligrosas prioritarias" bajo normativa que requiere medidas para eliminar la

contaminación de aguas superficiales. Los usos del cadmio, del mercurio y del plomo se

han restringido en Europa por un tiempo, incluyendo ciertos usos específicos de mercurio y

cadmio en textiles.