Está en la página 1de 2

La Subjetividad En Las Ciencias Sociales, Una Cuestión

Ontológica Y No Epistemológica.

La lectura muestra un trabajo de Jorge Gregorio Posada, donde afronta la polémica entre las
ciencias sociales y las ciencias naturales. En donde trata de argumentar y demostrar que las
ciencias sociales al igual que las naturales pueden valerse de hechos objetivos y no
simplemente de los subjetivos (los hechos sociales), el debate se abre con la distinción entre
lo ontológico y lo epistemológico.

El autor hace referencia al iniciar su trabajo como un primer intento por hacer “filosofía de”.
En el texto el autor explica los dos métodos de hacer filosofía, donde dice que existen dos
grupos filosóficos, los cuales tienen distintas formas de expresar sus ideas así como una
distinta manera de plantearse las preguntas necesarias y obligatorias para comenzar a
filosofar

El grupo uno dice que la práctica filosófica es y debe ser tal y como lo percibe el autor. Es
decir, mostrar lo que realmente quiso decir el filósofo, cuando introdujo dichos conceptos y
como esto influye para que su doctrina se mantenga estable y concisa. Por su parte, el grupo
dos menciona que lo importante no es mostrar la filosofía tal y como el autor la hizo pública,
si no averiguar sus distintas interpretaciones y repercusiones que provoco en las creencias de
personas, ya sean estas filosofas o no.

Los del primer grupo se dedican a analizar la filosofía de acuerdo a sus autores y su doctrina,
tomando como base todas sus obras filosóficas es decir no crean una nueva concepción de la
filosofía si no que hacen filosofía con la filosofía ya establecida. En cambio los del segundo
grupo son considerados “Filósofos de” y hacen de la filosofía un ejercicio mucho más
vareado, pues no se enfocan en las obras de anteriores filósofos si no que parten de cualquier
tipo de producto teórico, todo aquello que pueda ser cuestionable y razonable, de donde surge
una nueva filosofía. Este tipo de filósofos al no estar dentro de los mismos contextos de
filosofía “clásica” no se hunde en las discusiones tradicionales filosóficas. Si no que se valen
de otros términos y conceptos que se toman de otras disciplinas, para así ejercer reflexión
filosófica.

Polémica Ciencias Naturales, Ciencias Sociales.

El autor explica como las ciencias sociales o de humanidades buscan su reconocimiento como
tales.
Comienza cuestionando la definición que se tiene sobre la palabra “ciencia”. Mencionando
que las ciencias sociales no poseen las características o propiedades que debería tener un
hecho científico, entonces a estas deberían ser despojadas del título de “ciencias”. Pero
también hace insistencia en el momento donde se dividió la ciencia de la filosofía, ese
momento histórico donde los filósofos de la naturaleza como Galileo y Newton trataban de
separar los términos “Ciencia” y “filosofía”, y como estos podían ejercer sus estudios de
diferentes maneras, y como crear sus propias teorías.

Diferencias en los Objetos de Estudio

La pretensión del autor es mostrar la diferencia entre los objetos de estudio de las ciencias
sociales en relación con los objetos de estudio de las ciencias naturales. A partir de esta
diferencia, se podrá acentuar la tesis de que la polémica ciencias humanas ciencias naturales
no es legítima, pues en una disputa legítima los contrincantes deben por lo menos compartir
un mismo nivel, tener rasgos comunes que permitan hacer justa la competición, lo cual no
sucede en las citadas ciencias.

Posada concluye afirmando que se ha producido un error categorial al confundir los modos
de existencia ontológicamente subjetivos de los hechos sociales, como si fueran juicios
epistémicamente objetivos de hechos sociales ontológicamente subjetivos, entonces, la
subjetividad de las ciencias sociales es un error conceptual y puede ser desechado si hacemos
un análisis conceptual.

Andrea Jazmín Claros Correa


63161022