Está en la página 1de 167

1

RESEÑA DEL ESCUDO

1.- En la parte superior, una banda en sable (negro), que significa


disciplina y honestidad, tiene el mote o leyenda Nihil Intenta-
tum: "Nada que no se Intente".
2.- Como blasones el cuartel central, coloreado de gule (rojo), for-
taleza y osadía, evoca junto con la banda negra los colores del
poncho gaucho y la tradición salteña.
3.- Otros dos cuarteles laterales el azur (azul), significan verdad y
belleza.
4.- Al centro, JHS o anagrama de Jesús...
5.- ... con una paloma plateada que baja desde lo alto...
6.- ... portando en su pico un compás de oro como símbolo de sa-
biduría.
7.- A la izquierda, la estrella del sol del escudo de la Provincia de
Salta.
8.- A la derecha, un castillo de oro, en recuerdo de Ávila, cuna de
la patrona de la Universidad, Santa Teresa de Jesús.
3

ÍNDICE
PLANIFICACIÓN ...................................................................................................................................................... 10

UNIDAD I .................................................................................................................................................................. 27
Ubicación de lo económico ....................................................................................................................................... 27
Análisis fenomenológico. La realidad económica .................................................................................................... 27
Concepto .................................................................................................................................................................. 28
Definición de Economía ............................................................................................................................................ 28
Clasificación de los distintos tipos de economía ...................................................................................................... 29
Principios y criterios fundamentales ......................................................................................................................... 30
El proceso económico .............................................................................................................................................. 33
El problema económico ............................................................................................................................................ 33
Equilibrio, decisiones, competencia y planificación ................................................................................................... 33
Economía dinámica .................................................................................................................................................. 35
Circuito evolutivo del ingreso: circuito económico .................................................................................................... 35
Suplemento de la Unidad - Lectura Obligatoria ....................................................................................................... 36

UNIDAD II ................................................................................................................................................................. 38
El problema Central: Los precios ............................................................................................................................. 38
La fijación del precio y su distribución ...................................................................................................................... 38

UNIDAD III ................................................................................................................................................................ 39


El Proceso Económico .............................................................................................................................................. 39
La Función de Producción a Corto Plazo ................................................................................................................. 39
El consumo ............................................................................................................................................................... 40
La Acumulación ........................................................................................................................................................ 40
El Crecimiento Económico ........................................................................................................................................ 41
La circulación económica y la interdependencia productiva .................................................................................... 42
La interdependencia de las empresas ...................................................................................................................... 42
Mercado .................................................................................................................................................................... 42
Empresa ................................................................................................................................................................... 43
La retribución de los factores productivos. La empresa y los factores productivos ................................................. 45
Dimensión óptima de la empresa ............................................................................................................................. 46
Función de Producción ............................................................................................................................................. 47
Costo de Producción ................................................................................................................................................ 47
La oferta .................................................................................................................................................................... 53

UNIDAD IV ............................................................................................................................................................... 54
Consumo .................................................................................................................................................................. 54
La demanda .............................................................................................................................................................. 55
Teoría de la utilidad marginal ................................................................................................................................... 62
Leyes y curvas de indiferencia ................................................................................................................................. 64

UNIDAD V: EL MERCADO ...................................................................................................................................... 66


Concepto y Funciones .............................................................................................................................................. 66
Los Mercados y los Precios ...................................................................................................................................... 66
Mercado de competencia perfecta ........................................................................................................................... 67
Competencia Imperfecta ........................................................................................................................................... 70
Mercados Oligopólicos ............................................................................................................................................. 72
El Monopolio ............................................................................................................................................................. 74
Suplemento de la Unidad - Lectura Obligatoria ....................................................................................................... 76

UNIDAD VI ............................................................................................................................................................... 88
MICROECONOMÍA .................................................................................................................................................. 88
La producción. Concepto .......................................................................................................................................... 88
Unidad de Producción. La empresa ......................................................................................................................... 88
Factores Productivos. Su combinación .................................................................................................................... 88
Los salarios ............................................................................................................................................................... 90
La oferta de trabajo: factores condicionantes .......................................................................................................... 92
4

El mercado de trabajo ............................................................................................................................................... 92


La movilidad ocupacional y las diferencias salariales .............................................................................................. 92
La renta de la tierra ................................................................................................................................................... 93
El interés y el capital ................................................................................................................................................. 94

UNIDAD VII .............................................................................................................................................................. 96


MACROECONOMÍA ................................................................................................................................................ 96
Objetivos específicos ................................................................................................................................................ 96
La Macroeconomía ................................................................................................................................................... 96
Riqueza y capitales nacionales ................................................................................................................................ 96
Producto Nacional Bruto y Producto Nacional Neto ................................................................................................. 97
Aspectos Contables .................................................................................................................................................. 98
Estructura sectorial ................................................................................................................................................... 98
Ingreso nacional, personal y "per capita" ................................................................................................................. 98
La Oferta y la Demanda Agregadas ......................................................................................................................... 99
Cuestiones macroeconómicas ................................................................................................................................. 99
La oferta y la demanda agregada ........................................................................................................................... 103

UNIDAD VIII ........................................................................................................................................................... 106


Teoría sobre la renta nacional y la ocupación ........................................................................................................ 106
Consumo ................................................................................................................................................................ 106
Ahorro e inversión ................................................................................................................................................... 106
Equilibrio ................................................................................................................................................................. 107
Pleno empleo. Enfoque de los economistas clásicos y enfoque keynesiano ........................................................ 107
El multiplicador ....................................................................................................................................................... 108
Política Fiscal .......................................................................................................................................................... 108
El sector inversión .................................................................................................................................................. 109
Atributos principales ............................................................................................................................................... 109
El multiplicador ....................................................................................................................................................... 111
Sector público ......................................................................................................................................................... 113
La política monetaria .............................................................................................................................................. 114
La moneda .............................................................................................................................................................. 116
Política fiscal ........................................................................................................................................................... 122

UNIDAD IX ............................................................................................................................................................. 123


El Dinero ................................................................................................................................................................. 123
Las funciones del dinero ......................................................................................................................................... 123
Clases de dinero ..................................................................................................................................................... 124
El sistema bancario ................................................................................................................................................ 124
Creación y expansión del dinero bancario ............................................................................................................. 125
Teoría y Política Monetaria: Teoría Cuantitativa del Dinero ................................................................................... 126
Velocidad del dinero ............................................................................................................................................... 126
Inflación y deflación: causas ................................................................................................................................... 127

UNIDAD X .............................................................................................................................................................. 129


Dinámica económica .............................................................................................................................................. 129
Fluctuaciones económicas: teorías ........................................................................................................................ 129
El principio de aceleración y su relación con el multiplicador ................................................................................ 130
La Ley de Okun ...................................................................................................................................................... 131

UNIDAD XI ............................................................................................................................................................. 133


Teoría económica internacional ............................................................................................................................. 133
Balanza de pagos ................................................................................................................................................... 133
Balanza comercial .................................................................................................................................................. 133
Causas del desequilibrio en la balanza de pagos .................................................................................................. 134
Operaciones de cambio .......................................................................................................................................... 134
El patrón oro ........................................................................................................................................................... 135
Economía internacional .......................................................................................................................................... 137
1.- Las ganancias del comercio .............................................................................................................................. 138
2.- Los patrones de comercio ................................................................................................................................. 138
3.- El proteccionismo .............................................................................................................................................. 139
5

4.- La balanza de pagos ......................................................................................................................................... 139


5.- La determinación del tipo de cambio ................................................................................................................. 140
6.- La coordinación internacional de las políticas ................................................................................................... 141
7.- El mercado internacional de capitales ............................................................................................................... 141
Consideraciones y conceptos generales ................................................................................................................ 142

UNIDAD XII ............................................................................................................................................................ 144


Teoría del Crecimiento ........................................................................................................................................... 144
La mecánica del crecimiento .................................................................................................................................. 145
Tendencias del crecimiento económico ................................................................................................................. 145
El crecimiento en la historia del pensamiento económico ...................................................................................... 146
Desarrollo y subdesarrollo ...................................................................................................................................... 146

UNIDAD XIII ........................................................................................................................................................... 147


Introducción ............................................................................................................................................................ 147
Historia del Pensamiento Económico ..................................................................................................................... 147
Mercantilismo .......................................................................................................................................................... 147
Fisiocracia ............................................................................................................................................................... 148
La Escuela Clásica ................................................................................................................................................. 148
Marxismo ................................................................................................................................................................ 150
Los Neoclásicos ...................................................................................................................................................... 151
Economía keynesiana ............................................................................................................................................ 152
Economía análitica ................................................................................................................................................. 153

UNIDAD XV ............................................................................................................................................................ 154


Escuela Económicas Modernas ............................................................................................................................. 154
El nacimiento de la macroeconomía y la influencia de keynes .............................................................................. 154
La teoría general ..................................................................................................................................................... 155
El modelo keynesiano: el consumo y el ahorro ...................................................................................................... 157
Tratado sobre la reforma monetaria ....................................................................................................................... 158
Tratado sobre el dinero ........................................................................................................................................... 159
Adam Smith ............................................................................................................................................................ 160
Teoría del Valor ...................................................................................................................................................... 160
Teoría de la distribución ......................................................................................................................................... 162
David Ricardo ......................................................................................................................................................... 163
Teoría del valor y del reparto .................................................................................................................................. 163
La determinación de la renta .................................................................................................................................. 164
6

REFERENCIAS

Actividad en el foro.

Actividad de reflexión no obligatoria.

Actividad grupal.

Actividad individual.

Actividad obligatoria. Debe ser enviada para su evaluación.

Atención.

Audio.

Bibliografía.

Glosario.

Página web. Internet.

Sugerencia.

Video.
7

CURRICULUM VITAE
Datos Personales
Nombres y Apellido: Guillermo José Yazlle

Títulos
- Abogado. (Universidad de Córdoba)
- Notario. (Universidad Católica de Córdoba)

Antecedentes Docentes
- Agente Fiscal - Distrito Judicial del Norte. (Circunscripción Tartagal).
- Juez de Intrucción - Distriro Judicial del Sur. (Metán).

Universitarios
- Profesor Adjunto: Introducción a la Económia. (U. C. S.)
- Profesor Adjunto: Finanzas Públicas y Derecho Financiero. (Ciencias Juridicas). (U.C.S.)

Actividad Privada
- Asesor de la Cámara del Tabaco de Salta.
8

CURRICULUM VITAE
Datos Personales
Nombre y apellido: Silvia Graciela Del Valle Nallin.

Email:
1.- silvia_nallin@yahoo.com.ar
2.- silnallin@ucasal.net

Estudios Cursados
Estudios primarios:
- Fueron realizados en el Colegio "Santa Catalina de Bolognia" de la ciudad de Tartagal - Salta-.

Estudios secundarios:
- Fueron efectuados en la Escuela "Alejandro Aguado", de la ciudad de Tartagal -Salta- Perito Mercantil.

Estudios universitarios:
- Ellos han sido cursados en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Católica de
Salta- los tres primeros años, en forma conjunta con la Carrera de Licenciada en Administración de
Empresas, para concluirlos en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional
de Córdoba.
Título obtenido: Abogada y Procuradora
Fecha de finalización de los estudios: 06 de Marzo de 1.989.

Estudios de Postgrado
- 2.004/6, Maestría en Administración de Negocios (MBA) en la Escuela de Negocios de la Universidad
Católica de Salta, actualmente en preparación de materias y tesis.
- 2.005/06. Doctorado Interdisciplinario en Ciencias Jurídicas por la Universidad Castilla La Mancha-
España-, obtenido a su finalización el título de Especialista en Derecho Público y de Empresa. Actual-
mente en preparación de Tesina (Setiembre/07) para su conclusión con Tesis doctoral.

Antecedentes Laborales
- Ejercicio de la profesión de Abogado, desde el año 1.989 hasta fines del año 1.990 (fecha en que
ingresa a la Justicia). Desempeñándose en el ámbito privado y como asesora de empresa de Trans-
porte en la ciudad de Salta Capital.
- Secretaria del Juzgado Correccional y Menores de Segunda Nominación del Distrito Judicial del
Norte - Orán, la ciudad de Salta, desde el 23 de Noviembre de 1.990 hasta el 1 de Agosto de 2.001.
- Secretaria de Cámara del Crimen Nº 3, en Distrito Judicial Centro (Salta - capital) desde el 01 de
Agosto de 2.001, cargo en el que se desempeña actualmente.

Antecedentes Docentes
- Profesor Adjunto de Introducción a la Economía, en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de
la Universidad Católica de Salta desde el año 1.991 en el Instituto de Educación abierta y a Distancia
hasta Marzo de 2.002, fecha en que se traslada a la ciudad de Salta Capital e ingresa a las Cátedras
del sistema Presencial cuyo titular es el Dr. Juan Carlos Nallim y en distancia con la titularidad del Dr.
Guillermo Yazlle. Continúa.
- Profesor Adjunto de Finanzas y Derecho Financiero, en la Facultad de Derecho y Ciencias Socia-
les de la Universidad Católica de Salta desde el año 1.991 en el Instituto de Educación abierta y a Dis-
9

tancia hasta Marzo de 2.002, fecha en que se traslada a la ciudad de Salta Capital e ingresa a las Cá-
tedras del sistema Presencial cuyo titular es el Dr. Juan Carlos Nallim y en distancia con la titularidad
del Dr. Guillermo Yazlle. Continúa.
- Ayudante Docente de Derecho concursal, en la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad
Católica de Salta, desde 2.002 segundo cuatrimestre, continuando actualmente.
- Profesor Adjunto de Derecho Cartular (Títulos de Créditos), en la Facultad de Ciencias Jurídicas
de la Universidad Católica de Salta, desde el primer cuatrimestre de 2.002, continua.

Trabajos Entregados para Publicar


- "Medio Ambiente y Economía" en calidad e colaboradora con el Dr. Juan Carlos Nallim, para la im-
presión del Libro de la Escuela de la Magistratura y la Universidad Católica de Salta sobre "Medio Am-
biente".
10

PLANIFICACIÓN

AÑO LECTIVO
2018

PROGRAMA DE CÁTEDRA MODALIDAD NO PRESENCIAL


UNIDAD ACADÉMICA: FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS

CARRERA: ABOGACÍA

CÁTEDRA: Introducción a la Economía

AÑO: 2º RÉGIMEN: 1º Semestre

EQUIPO DOCENTE

PROFESOR

Dr. Alvarado Pereira

FUNDAMENTACIÓN

El análisis del Derecho como consecuencia de los fenómenos sociales y a su vez, la influencia que
tiene el Derecho en la sociedad. Esta doble perspectiva de análisis es una herramienta de gran utili-
dad para la mejor comprensión de los fenómenos jurídicos: qué los explica, cual es su razón de ser,
por qué pueden fallar en sus objetivos, cuáles son las consecuencias de su aplicación en los dife-
rentes ámbitos de la vida en sociedad.

Por otra parte, estudios recientes han puesto en evidencia que uno de los ámbitos que recibe gran
influencia del derecho es la actividad económica, entendida como proceso social para la utilización de
recursos escasos en la producción y distribución de bienes y servicios que satisfacen necesidades.
Tal actividad económica requiere de reglas del juego claras y válidas que garanticen los incentivos a
la producción y en general, el buen funcionamiento de los mercados. Esto implica que el Derecho
además de ser instrumento para la justicia, también es un instrumento para el logro de la eficiencia en
la actividad productiva y la equidad, siendo esta una de las principales razones por las que el estudio
de la Economía es necesario dentro la carrera.

Al análisis de los Fundamentos se propone una perspectiva novedosa en la que se estrechan las vin-
culaciones entre sociedad, derecho y economía. Los contenidos proporcionarán al estudiante herra-
mientas para comprender la razón de ser del Derecho, sus orígenes, su situación actual y cómo pue-
de convertirse en factor propiciador del cambio social. A su vez, será posible comprender las vincu-
laciones más importantes entre el Derecho y la Economía que surgen por:

- Las actuaciones del Estado en las naciones como esponsable del crecimiento económico, el empleo,
la estabilidad de precios, los objetivos sociales, el buen funcionamiento de los mercados, el comercio
internacional, entre otros, y que lo convierten en un agente económico fundamental. Tales actuacio-
nes se dan bajo el contexto de un Estado de Derecho, lo que significa que ocurren dentro de un mar-
co jurídico y utilizando instrumentos jurídicos, por lo tanto, es evidente que a través del Derecho se
realizan las intervenciones económicas que determinarán, en buena medida, el bienestar social.
11

- En el ámbito privado, las transacciones entre particulares (personas naturales y jurídicas) para la pro-
ducción de bienes y servicios, la distribución y el intercambio, ocurren también dentro del contexto del
Derecho, específicamente el Derecho Mercantil, en las transacciones nacionales y el Derecho inter-
nacional Público y Privado, en las transacciones internacionales. Se evidencia una vez más que orde-
nar las relaciones económicas es una de las principales razones de ser de estas ramas del Derecho.
- Finalmente, cabe mencionar que las teorías institucionalistas del desarrollo consideran que el cre-
cimiento económico y bienestar de un país depende en buena medida del respeto o no a las reglas
y normas vigentes, cuestión directamente vinculada al funcionamiento del Sistema de Justicia y to-
dos sus componentes. Las personas como agentes económicos responderán a los incentivos (pre-
mios y sanciones del sistema), lo que puede generar progreso, crecimiento y reparto equitativo de la
riqueza o todo lo contrario.

Los argumentos presentados sustentan la idea de que introducción a la economía es una materia
que servirá de base directa a los estudios de: Finanzas y Derecho Financiero, Derecho Comercial,
Derecho Internacional Público, Derecho Internacional Privado.

OBJETIVOS

Objetivo General

Descubrir la razón de ser de la Economía y su impacto en la vida en sociedad, específicamente, en la


resolución del problema económico.

Objetivos Específicos

- Identificar a las ciencias jurídicas y económicas como resultado de la naturaleza social del hombre.
- Establecer las vinculaciones existentes entre el Derecho y la Economía.
- Describir los orígenes e ideas más importantes de la Economía.
- Explicar en qué consiste la eficacia jurídica.
- Describir los orígenes e ideas más importantes de la Ciencia Económica.
- Explicar en qué consiste el proceso económico.
- Clasificar los tipos de mercados.
- Destacar la importancia del derecho en los procesos económicos.
- Comprender en qué consiste el desarrollo económico y humano y cómo se mide.
- Distinguir los sistemas económicos.

CONTENIDOS

Unidad I

Economía: Análisis conceptual.


El intercambio. Necesidad, utilidad, bienes y servicios.
Sistemas de organización económica.
El proceso económico y el problema económico. Mercado.
Equilibrio. Decisiones económicas.
Empresa. Factores de la producción y sus retribuciones.

Objetivos Específicos
Identificar conceptos básicos de la ciencia económica.
Determinar el alcance de términos específicos.
12

Microeconomía
Unidad II

Concepto general de microeconomía. Unidades económicas de consumo y producción.


La demanda y la oferta. Equilibrio.
El problema central: los precios.

Objetivos específicos
Comprender la dinámica esencial del mercado.
Entender el funcionamiento individual y colectivo de cada una de sus leyes.

Unidad III

La producción: concepto. Unidad de producción. La empresa. Factores productivos y su combinación.


Ley de los rendimientos decrecientes. Productividad marginal.
Dimensión óptima de la empresa. Costos de producción. Costos: unitario, total y marginal. Ingreso:
total, unitario y marginal Precio y costo marginal. Oferta. Elasticidad de la oferta.

Objetivos específicos
Comprender los aspectos intrínsecos de la oferta y las leyes económicas vinculadas a la producción.

Unidad IV

El consumo: concepto. Unidad de consumo. La demanda: concepto.


Elasticidad. Demanda: curvas. Elasticidad de la demanda.
Utilidad total. Teorías de la utilidad marginal.
Leyes y curvas de indiferencia.

Objetivos específicos
Comprender los aspectos intrínsecos de la demanda y la teoría de la utilidad marginal.

Unidad V

El mercado: concepto y funciones. Distintos tipos. Organización. Competencia perfecta. Competencia


imperfecta:
Oligopolio: características. Duopolio: características. Monopolio: características.
Monopsonio: características. Monopolio bilateral.
Prácticas monopólicas.

Objetivos específicos
Identificar los distintos tipos de marcado y sus características cualitativas y cuantitativas.

Unidad VI

El precio de los factores y su retribución. El precio de los factores en un sistema de competencia. La


interdependencia de los factores.
El trabajo y su retribución. Diferencias salariales: causas. Las imperfecciones del mercado laboral.
La tierra y su retribución. La renta económica.
El capital y su retribución. El problema del interés y del costo del capital.
La imperfección del mercado de capitales.
La empresa y su retribución. Alcance del beneficio empresario.
Teoría de la distribución basada en la productividad marginal.
13

Objetivos específicos
Reconocer los distintos factores de la producción, la retribución de los mismos y conocer la teoría de
la distribución basada en la productividad marginal.

Macroeconomía
Unidad VII

Agregados macroeconómicos: concepto. Ingreso. Ingreso como costo de los factores y como produc-
to nacional.
Producto nacional bruto y neto.
Aspectos contables. Estructura sectorial.

Objetivos específicos
Identificar los principales agregados macroeconómicos y sus aspectos contables y sectoriales.

Unidad VIII

Teoría sobre la renta nacional y la ocupación.


Consumo, ahorro e inversión. Equilibrio.
Pleno empleo. Enfoque de los economistas clásicos y enfoque keynesiano.
El multiplicador.
Política fiscal.

Objetivos específicos
Conocer el contenido esencial de la teoría sobre la renta y la ocupación y sus derivaciones.

Unidad IX

El dinero. Funciones. Clases. Emisión monetaria.


El sistema bancario. Creación y expansión del dinero bancario.
Teoría y política monetaria. Teoría cuantitativa del dinero. Velocidad del dinero.
Inflación y deflación: causas.

Objetivos específicos
Reconocer los distintos aspectos relacionados con el dinero.
Conocer el mecanismo de creación y expansión del dinero bancario Identificar la teoría y política mo-
netaria.

Unidad X

Dinámica económica. Fluctuaciones económicas: teorías. Tipos.


El ciclo y las perturbaciones de la actividad económica
El principio de aceleración y su relación con el multiplicador.
Los ciclos económicos y el desempleo. La ley de Okun.

Objetivos específicos
Adquirir conocimientos básicos sobre la mecánica de las fluctuaciones económicas y sus consecuen-
cias.

Unidad XI

Teoría económica internacional. Balanza de pagos. Balanza comercial.


Causas del desequilibrio en la balanza de pagos.
14

Operaciones de cambio. El patrón oro. Corrientes de oro. El patrón oro modificado.


Tipo de cambio libre. Tipo de cambio regulado por el Estado.
Sistema legal argentino.
Fondo Monetario Internacional.

Objetivo específico
Conocer los distintos aspectos económicos en el marco internacional.

Unidad XII

Teoría del crecimiento. La mecánica del crecimiento. Tendencias. El crecimiento en la historia del
pensamiento económico. Desarrollo y subdesarrollo.

Objetivo específico
Adquirir conocimiento sobre las cuestiones que plantea la teoría del crecimiento y su contraste con la
evidencia empírica.

El Pensamiento Económico: Breve examen de las principales teorías económicas.


Unidad XIII

El Pensamiento Económico

Antecedentes de la actividad económica.


El mercantilismo. Maquiavelo. Bodino. Antonio Serra. Tomas Mun. Los fisiócratas. El laisse faire.
Quesnay. Turgot.
Los clásicos. Adam Smith. Malthus. Ricardo. Stuart Mill. Juan Bautista Say. Bastiat.

Objetivo específico
Adquirir conocimientos básicos sobre los primeros antecedentes históricos vinculados al desarrollo
del pensamiento económico.

Unidad XIV

Reacción Antiliberal

Escuelas socialistas. Saint Simon. Fourier. Proudhon.


Socialismo científico: Carlos Marx.
Escuela económica nacionalista: List.
Escuela histórica: Roscher y Schmoller.
Otros planteos: Sismondi. Henry George.
Escuela neoclásica. Orientación sicológica: Menger y Wieser. Orientación matemática: Jevons,
Walras y Pareto. Orientación ecléctica: Marshalll y Pantaleoni.

Objetivo específico
Incorporar los argumentos esenciales de las corrientes que surgen como consecuencia del pensa-
miento que las precedió.

Unidad XV

Escuelas Económicas Modernas

Escuela institucionalista: Veblen.


Escuela marxista.
15

Escuela keynesiana: Keynes.


Escuela neoliberal: Hayek.

Objetivo específico
Conocer el contenido y las repercusiones de las modernas escuelas económicas.

ESTRATEGIAS Y PROPIEDADES DE PROCEDIMIENTO

Sin agotar otros y atendiendo a los requerimientos propios de la asignatura se recurrirá con profusión
a la obtención de información para la elaboración, lectura y análisis crítico de esquemas gráficos, es-
tadísticas económicas y el uso y procesamiento de datos reales y próximos. En estos casos la se-
cuencia de acciones básicas contemplará:

a.- la indicación del tema que se refleja en el gráfico;


b.- identificación de las variables, en caso de que existan más de una;
c.- descripción de las oscilaciones observadas;
d.- comparación de las variables, si hay más de una;
e.- indicación de las causas de las oscilaciones atendiendo a los conocimientos adquiridos;
f.- indicación o previsión de consecuencias respecto de la información de la gráfica.

Otros procedimientos que constituyen en sí mismos contenidos de aprendizaje son el uso y aplicación
del vocabulario específico de esta asignatura.

También es de interés de la materia que el alumno realice un análisis crítico del sistema de valores
implícitos de los temas que aprende.

Respecto a las actividades propuestas en la guía didáctica son consideradas básicas para el aprendi-
zaje de la materia y necesarias al momento de la autoevaluación y de las evaluaciones parciales y
finales.

EVALUACIÓN

Dadas las peculiares características del sistema a distancia, en la guía didáctica, se proponen activi-
dades que permite al alumno una autoevaluación constante de los conocimientos previos adquiridos y
de los específicos a cada unidad. De esta manera el alumno participa en el proceso de evaluación al
quedar explicitados los objetivos, contenidos y conceptos de cada unidad permitiéndole esto revisar
sus aprendizajes, integrarlos, reverlos, repensarlos y mejorarlos en perspectiva de la instancia de los
exámenes parciales y finales.

¡¡IMPORTANTE!!

Los requisitos para regularizar la materia serán informados por el docente a través de los
canales pertinentes de comunicación:

- Tablón de anuncios.
- Foro de la materia.
- Cuadros de regularización publicados en la página web.

¡¡¡Manténgase atento!!!
16

BIBLIOGRAFÍA
La bibliografía que se consigna es obligatoria: La bibliografía complementaria puede consultarse en
forma desglosada por unidad en la guía didáctica de la materia.

BIBLIOGRAFÍA GENERAL
LUGAR Y AÑO
AUTOR TITULO EDITORIAL
DE EDICIÓN
SAMUELSON, Paul A.; Economía. McGraw-Hill Madrid. 1993.
NORDHAUS, William D.
MOCHÓN, Francisco; Economía. McGraw-Hill Madrid. 1996.
BECKER, Victor
ROLL, Eric Historia de las Doctrinas Económicas. F.C.E. México. 1993.
17

GUÍA DIDÁCTICA

Unidad I
Esta unidad aborda el conocimiento de temas básicos de carácter introductorio de
la ciencia económica.

Respecto a los conocimientos previos, es conveniente revisar conceptos económi-


cos generales que suelen estudiarse en establecimiento secundarios.

Objetivos específicos

- Conocer conceptos esenciales de la ciencia económica.


- Determinar el alcance y comprensión de términos específicos.

Contenido

1.a.- Caracteres y rasgos diferenciadores entre el lenguaje común y el básico eco-


nómico.
1.b.- Introducción al conocimiento del vocabulario específico.

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

a.- Lectura de textos vinculados a economía política.


b.- Elaboración de glosario con términos específicos.
c.- Utilización de diccionarios económicos.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordhaus, William D.: Economía.


- Mochón, Francisco y Becker, Víctor A.: Economía.
- Menger, Carl: Principios de economía política.

Bibliografía Complementaria

- Roll, Eric: Historia de las Doctrinas Económicas.


- Dobb, Maurice: Introducción a la Economía.
- Benegas Lynch, Alberto: Fundamentos de Análisis Económico.

Unidad II
Esta unidad se dedica al estudio de las bases del sistema microeconómico por me-
dio del análisis pormenorizado de las leyes principales del mercado.

Al iniciar el estudio de la unidad, es recomendable repasar los conceptos básicos


de la unidad anterior.

Objetivos específicos

- Comprender la dinámica esencial del mercado.


- Entender el funcionamiento individual y colectivo de cada una de sus leyes.
18

Contenido

2.a.- Las leyes de mercado y su importancia.


2.b.- Las leyes de mercado y sus límites.
2.c.- Introducción al desarrollo de gráficos. Elementos y análisis.

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

Estudio del apéndice que se encuentra en la obra Economía de Samuelson y


Nordhaus sobre la confección de gráficos.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul-Nordhaus, William D.: Economía.


- Mochon, Francisco-Becker, Víctor A: Economía.

Bibliografía Complementaria

- Friedman, Milton: Teoría de los precios.


- Sher, William - Pinola, Rudy: Teoría microeconómica.

Unidad III
Los distintos aspectos de la producción y las leyes económicas a las que se en-
cuentra sujeta, por una parte, y la oferta, incluida la elasticidad de esta última, por la
otra, son objeto de estudio en la presente unidad Al iniciar la unidad es conveniente
revisar los conceptos desarrollados en las dos primeras unidades.

Objetivos específicos

- Comprender los aspectos intrínsecos de la oferta y las leyes económicas vincula-


das a la producción.

Contenido

3.a.- La oferta y sus elementos intrínsecos y nociones sobre la teoría de la produc-


ción.

Sugerencia de trabajo / actividades y recursos didácticos

Práctica en la elaboración de gráficos específicos para profundizar las habilidades


en el desarrollo de gráficos específicos y fórmulas de complejidad creciente. Utiliza-
ción de textos de la bibliografía e información periodística.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordhaus, William D.: Economía.


- Mochón, Francisco - Becker, Víctor A.: Economía.

Bibliografía Complementaria

- Friedman, Milton: Teoría de los precios.


- Sher, William - Pinola, Rudy: Teoría microeconómica.
19

Unidad IV
En la presente unidad se efectúa el estudio de la unidad económica de consumo y
su vinculación con la demanda y los aspectos intrínsecos de esta última.

Es conveniente revisar los conceptos desarrollados en las dos primeras unidades.

Objetivos específicos

- Comprender los aspectos intrínsecos de la demanda y la teoría de la utilidad mar-


ginal.

Contenido

La demanda y sus elementos intrínsecos y nociones sobre la teoría de la utilidad.

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

En esta unidad continúa la profundización en el desarrollo de gráficos específicos y


fórmulas de complejidad creciente, por lo tanto se sugiere la práctica en la elabora-
ción e interpretación de gráficos específicos.

Utilización de textos de la bibliografía e información periodística.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordhaus, William D.: Economía.


- Mochón, Francisco - Becker, Víctor A.: Economía.

Bibliografía Complementaria

- Friedman, Milton: Teoría de los precios


- Sher, William - Pinola, Rudy: Teoría microeconómica.

Unidad V
Con los temas desarrollados en la presente unidad se comienza con el estudio sin-
gularizado y pormenorizado de los distintos tipos de mercado.

Al iniciar su estudio se requiere haber adquirido suficientes conocimientos y las ha-


bilidades solicitadas en las unidades 2, 3 y 4.

Objetivos específicos

- Identificar los distintos tipos de mercado y sus características cualitativas y cuanti-


tativas.

Contenido

El mercado de competencia perfecta, los distintos mercados afectados por algún


grado de imperfección y sus características cuantitativas y cualitativas.
20

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

Tratamiento de los distintos tipos de mercado y sus expresiones gráficas a través


de la experimentación con distintos modelos comparativos de competencia.

Utilización de textos de la bibliografía básica.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordaus, William D.: Economía


- Mochón, Francisco - Becker, Víctor A.: Economía

Bibliografía Complementaria

- Friedman, Milton: Teoría de los precios.


- Sher, William - Pinola, Rudy: Teoría microeconómica.

Unidad VI
En esta unidad se examinan cada uno de los factores de la producción y su respec-
tiva retribución concluyendo, de esta manera, el estudio de la sección microeconó-
mica del programa, por lo que es fundamental haber adquirido suficientes conoci-
mientos sobre la teoría de la producción.

Objetivos específicos

- Reconocer los distintos factores de la producción, la retribución de los mismos y


conocer la teoría de la distribución basada en la productividad marginal.

Contenido

Los distintos tipos de factores, sus características y las peculiaridades retributivas.

Sugerencia de trabajo / Actividades y recursos didácticos

Analizar comparativamente el alcance y la retribución de los distintos factores de la


producción.

Utilización de textos de la bibliografía.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordaus, William D.: Economía.


- Mochón, Francisco - Becker, Víctor A.: Economía.

Bibliografía Complementaria

- Friedman, Milton: Teoría de los precios.


- Sher, William - Pinola, Rudy: Teoría microeconómica.

Unidad VII
Los temas desarrollados en esta unidad son de carácter introductorio, en materia
macroeconómica, donde se estudian los principales agregados macroeconómicos y
otros indicadores.
21

Es conveniente revisar los conceptos de demanda y oferta, sus leyes y la relación


entre ambas.

Objetivos específicos

- Identificar los principales agregados macroeconómicos y sus aspectos contables y


sectoriales.

Contenido

Los principales indicadores macroeconómicos, el equilibrio y los principales enfo-


ques sobre los aspectos macroeconómicos.

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

Tratamiento de los principales conceptos referidos a los agregados macroeconómi-


cos y su diferenciación a través del análisis y la interpretación de textos y gráficos.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordaus, William D.: Economía.


- Mochón, Francisco - Becker, Víctor A.: Economía.

Bibliografía Complementaria

- Keynes, John Maynard: Ensayos sobre intervención y liberalismo.


- Friedman, Milton y Rose: La libertad de elegir.
- Sirkin, Gerald: Introducción a la teoría macroeconómica.

Unidad VIII
En esta unidad se abordan los principales tópicos de la denominada teoría sobre la
renta nacional y la ocupación.

Es imprescindible, previamente, haber adquirido solvencia básica en el manejo de


los principales indicadores macroeconómicos.

Objetivos específicos

- Conocer el contenido esencial de la teoría sobre la renta y la ocupación y sus de-


rivaciones.

Contenido

El estudio del consumo y el ahorro y su relación con la inversión.

Sugerencias de trabajo/ Actividades y recursos didácticos

Tratamiento de los principales indicadores macroeconómicos vinculados con la ren-


ta nacional y la ocupación y el desarrollo de las fórmulas pertinentes a través del
análisis de gráficos y textos.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordaus, William D.: Economía.


- Mochón, Francisco - Becker, Víctor A.: Economía.
22

Bibliografía Complementaria

- Keynes, John Maynard: Ensayos sobre intervención y liberalismo.


- Friedman, Milton y Rose: La libertad de elegir.
- Sirkin, Gerald: Introducción a la teoría macroeconómica.

Unidad IX
Esta unidad se dedica al estudio del dinero y de la teoría monetaria, por lo que es
conveniente revisar los conceptos analizados en unidades anteriores.

Objetivos específicos

- Conocer los distintos aspectos relacionados con el dinero y la creación expansión


del dinero bancario, por una parte, y la teoría y la política económica, por la otra.

Contenidos

9.a.- El dinero y sus funciones.


9.b.- El funcionamiento del sistema de creación y expansión del dinero bancario.

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

Identificación de las distintas teorías monetarias y del dinero y explicación compa-


rada de las mismas.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordaus, William D.: Economía.


- Mochón, Francisco - Becker, Víctor A.: Economía.

Bibliografía Complementaria

- Hayek, Friedrich A..: La desnacionalización del dinero.


- Galbraith, John Kenneth: El dinero.

Unidad X
La temática tratada aborda uno de los aspectos más interesantes del espectro ma-
croeconómico y que ha sido objeto de encontradas posiciones entre los economistas.

Es fundamental al iniciar su estudio, poseer conocimientos sobre las magnitudes


agregadas básicas.

Objetivos específicos

- Adquirir conocimientos básicos sobre la mecánica de las fluctuaciones económi-


cas y sus consecuencias.
- Señalar las características salientes del ciclo económico.

Contenido

10.a.- Las consecuencias de las pendientes ascendentes y descendentes del ciclo


económico.
10.b.- Las políticas anticíclicas y sus derivaciones.
23

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

a.- Elaboración gráfica de los ciclos económicos y su superposición.


b.- Análisis crítico del tema estudiado a través de la comparación de las distintas
teorías.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordaus, William D.: Economía.


- Mochón, Francisco - Becker, Víctor A.: Economía.

Bibliografía Complementaria

- Keynes, John Maynard: Ensayos sobre intervención y liberalismo.


- Friedman, Milton y Rose: La libertad de elegir.

Unidad XI
En esta unidad se abordan temas vinculados a la teoría económica internacional a
través de algunas de sus características más importantes.

Es conveniente revisar el contenido de la Unidad I.

Objetivos específicos

- Reconocer los distintos aspectos económicos vinculados a las relaciones interna-


cionales.

Contenido

El desarrollo de las relaciones económicas internacionales y los obstáculos plan-


teados por el proteccionismo comercial y la manipulación cambiaria.

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

Indagación de datos consignados en las tablas vinculadas a la balanza de pagos y


al comercio internacional. Análisis y comparación de los datos relevados.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordaus, William D.: Economía.


- Mochón, Francisco - Becker, Víctor A.: Economía.

Bibliografía Complementaria

- Tinbergen, Jan: Hacia una economía mundial.

Unidad XII
La temática planteada en esta unidad se refiere a diferentes tópicos vinculados con
el crecimiento económico, a los principales determinantes del progreso material y
las distintas perspectivas sobre la teoría del desarrollo.

Es necesario al iniciar su estudio, tener solvencia básica en el manejo de variables


macroeconómicas
24

Objetivos específicos

- Adquirir conocimientos sobre las cuestiones que plantea la teoría del crecimiento y
su contraste con la evidencia empírica.

Contenido

Conocimientos primarios sobre los principales planteos respecto al crecimiento


económico.

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

a.- Búsqueda e interpretación de información macroeconómica vinculada al desa-


rrollo, en textos e información periodística.
b.- Análisis crítico y comparativo de las tendencias de crecimiento.

Bibliografía Básica

- Samuelson, Paul A. - Nordaus, William D.: Economía.


- Mochón, Francisco - Becker, Víctor A.: Economía.

Bibliografía Complementaria

- Bauer, P. T.: Crítica de la teoría del desarrollo.

Unidad XIII
La temática planteada en esta unidad es de carácter ntroductorio sobre la historia
del pensamiento económico.

Es conveniente poseer información histórica sobre los principales hechos y proce-


sos ocurridos en los períodos que son objeto de estudio.

Objetivos específicos

- Adquirir conocimientos básicos sobre los primeros antecedentes históricos vincu-


lados al desarrollo del pensamiento económico.

Contenido

Caracteres comunes y diferenciales de los temas económicos analizados por los


primeros estudiosos de la ciencia económica.

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

a.- Elaboración de ejes cronológicos para la ubicación temporal de las principales


corrientes del pensamiento económico.
b.- Identificación de las ideas y principios de cada una de las escuelas económi-
cas. Análisis crítico y comparativo.

Bibliografía Básica

- Eric Roll: Historia de la Doctrinas Económicas.


25

Bibliografía Complementaria

- Daniel Villey: Historia de las grandes doctrinas económicas.


- Robert L. Heilbroner: Vida y doctrina de los grandes economistas.

Unidad XIV
En esta unidad se estudian las derivaciones del pensamiento económico en sus
visiones antagónicas y neoclásicas.

Siendo esta unidad una consecuencia del desarrollo de la unidad anterior, es nece-
sario un sólido conocimientos de esta última.

Objetivos específicos

- Incorporar los argumentos esenciales de las corrientes que surgen como conse-
cuencia del pensamiento que las precedió.

Contenidos

Rasgos fundamentales de las doctrinas socialistas y neoclásicas.

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos

a.- Identificación de las principales características de cada una de las corrientes de


pensamiento. Estudio comparativo y diferencial de las mismas.
b.- Lectura y análisis de textos de autores identificados con las escuelas en cues-
tión.

Bibliografía Básica

- Eric Roll: Historia de la Doctrinas Económicas.

Bibliografía Complementaria

- Daniel Villey: Historia de las grandes doctrinas económicas.


- Robert L. Heilbroner: Vida y doctrina de los grandes economistas.

Unidad XV
En esta unidad se estudian las principales escuelas económicas modernas.

El estudio de esta unidad supone haber adquirido, previamente, la información pro-


vista en las unidades XIII y XIV.

Objetivos específicos

- Conocer el contenido y las repercusiones de las modernas escuelas económicas.

Contenidos

Causas remotas y próximas de las distintas escuelas modernas, sus similitudes y


diferencias.
26

Sugerencias de trabajo / Actividades y recursos didácticos.

a.- Lectura y análisis crítico de textos representativos de las diferentes corrientes


económicas modernas y su vigencia en la actualidad.
b.- Explicación comparada de las escuelas económicas modernas.

Bibliografía Básica

- Eric Roll: Historia de la Doctrinas Económicas.

Bibliografía Complementaria

- Daniel Villey: Historia de las grandes doctrinas económicas.


- Robert L. Heilbroner: Vida y doctrina de los grandes economistas.
27

UNIDAD I

UBICACIÓN DE LO ECONÓMICO
Para realizar un correcto análisis es menester efectuar en primera instancia una
ubicación de la ciencia económica y para lograrlo eficazmente debemos partir de la
etimología del vocablo Economía, el cual deriva de la conjunción de dos palabras
griegas:

Casa (Aikcos) en sentido de actividad familiar; Norma (Nomos), regla.

En esta forma los griegos reducían el estudio de esta disciplina a la actividad familiar
o de administración de la casa. Existen dos realidades, la primera que evidenciamos
en las cosas, la que se denomina FÍSICA O REAL y también a personas que se reú-
nen en grupos con un fin común, la cual se designa SOCIAL O ACTIVIDAD.

La economía se ubica en un campo reducido de la actividad del hombre, solo aque-


lla tendiente a procurar los bienes y servicios.

El estudio de la economía, en general, se reduce al estudio de las relaciones eco-


nómicas que se establecen entre los hombres que viven en sociedad y en particu-
lar, aquellos tendientes a satisfacer las necesidades conducentes a asegurar su
bienestar, mediante la producción de bienes y servicios.

ANÁLISIS FENOMENOLÓGICO. LA REALIDAD ECONÓMICA


Vamos a ubicar a la economía en la realidad política social, realizando así un análi-
sis fenomenológico de la ciencia económica como tal.

Es difícil definir a la economía dado que abarca un sin fin de realidades. Una de las
aproximaciones más destacadas y utilizadas por los teóricos es aquella de Samuel-
son que reza "…es el estudio de la manera en que las sociedades utilizan los re-
cursos escasos para producir mercancías valiosas y distribuirlas entre los diferente
individuos….."

Como hemos mencionado anteriormente la economía se involucra en un sin fin de


realidades. A continuación mencionaremos algunas que merecen nombrarse en
este trabajo:

- La fijación de precios del trabajo, del capital y de la tierra.


- La conducta de los mercados financieros.
- La asignación del capital.
- La distribución de la renta.
- La búsqueda de ayudar a los pobres sin afectar negativamente los resultados.
- La influencia del gasto y de los impuestos.
- La oscilación del desempleo y la producción, buscando el crecimiento.
- Los patrones de comercio internacional.
- El análisis de las consecuencias de las barreras comerciales.
- La creación de medidas para la mejor utilización de los recursos, etc.…

A manera pedagógica ubicamos estas realidades sobre las cuales se desenvuelve


la economía, lo que no significa que vallamos a desarrollarlos. Simplemente quere-
mos mostrar el campo de aplicación de la economía. En lo que se refiere específi-
28

camente a este trabajo queremos resaltar como la economía se ocupa de lidiar con
una difícil realidad, que oscila entre dos polos: por un lado las necesidades huma-
nas insatisfechas y los escasos recursos existentes para satisfacerlas. Este pro-
blema a grandes rasgos es el objeto de la economía.

CONCEPTO
La Economía es una inmensa máquina social (porque la hacen los hombres) pro-
ductora de bienes y servicios para satisfacer necesidades humanas.

Es una actividad del hombre encaminada a procurar recursos para satisfacer las
necesidades del hombre. Por lo que esta encarnada en la realidad social.

DEFINICIÓN DE ECONOMÍA
Es el estudio de las formas en que las sociedades utilizan los recursos escasos
para producir mercancías valiosas y distribuirlas entre los distintos individuos.

Según Heilbroner: la economía es una inmensa máquina social productora de bie-


nes y servicios para satisfacer las necesidades del hombre.

Se basa en la ley de la escasez, según la cual los bienes son escasos porque los
individuos los desean mucho más de lo que puede producir la economía.

Con ello podemos entender algunas de las definiciones tradicionales:

1.- La Economía es la ciencia que se ocupa del estudio de la producción, circu-


lación, distribución y consumo de bienes.
2.- La economía es la ciencia de la riqueza.
3.- La Economía es la ciencia de la escasez.

Siguiendo a Paul Samuelson, quien nos advierte que no se debe confundir en eco-
nomía las cuestiones de hecho con las de justicia, que son distintos los alcances en
cuanto a que es la economía Positiva: describe los hechos de la economía- el
Que. Como y Para quien- y su conducta (se ocupa de cuestiones como, que conse-
cuencias económicas tiene una subida en los impuestos) las que se resuelven por
la evidencia empìtrica y el análisis porque se encuentran sus respuestas en la Eco-
nomía positiva. La Economía normativa se refiere a preceptos éticos y juicios de
valor sobre el Que, el Como y el Para quien, las que no se resuelven sobre le mero
análisis económico sino por medio de debates y decisiones políticas.

Análisis Epistemológico: la ciencia económica. Diversas ramas de la economía.

Economía política o teoría económica: trata de determinar las leyes que rigen los
problemas económicos. (Leyes)

Política económica: intenta aplicar los conocimientos de la economía política a un


"estado determinado" teniendo en cuenta los recursos económicos con que cuenta
y con el fin de obtenerlos mas óptimos resultados. (Aplicabilidad)

Finanzas públicas: estudia la absorción y manejo de los ingresos y recursos nacio-


nales, analizando los gobiernos sus causas y efectos.
29

Historia económica: brinda antecedentes de las instituciones y procesos económi-


cos de diferentes pueblos y épocas.

CLASIFICACIÓN DE LOS DISTINTOS TIPOS DE ECONOMÍA


Según la naturaleza de su estudio:

Economía política Pura: estudia las relaciones de carácter espontáneo que se crean
entre los hombres.

Economía Social: estudia las relaciones de carácter voluntario entre los hombres
con el fin de mejorar su bienestar.

Según los fenómenos que abarca:

- Producción: estudio de la creación de bienes.


- Circulación: traslado y cambio de bienes desde la fuente de producción hasta la
de consumo.
- Distribución: estudio de la forma en que deben ser repartidos los bienes produci-
dos en base a los ingresos de los que participan en el proceso económico.
- Consumo: empleo final de los bienes producidos.

Según la amplitud del estudio:

- Microeconomía: dedicada al estudio de las distintas unidades de producción y


consumo en forma individual.
- Macroeconomía: Se refiere al conjunto de unidades económicas tomadas en ma-
sa y analiza las reacciones que ellas provocan en la economía nacional e interna-
cional.

Según el momento a que se refiere:

- Economía estática: estudio de situaciones determinadas en un momento de tiem-


po fijo.
- Economía dinámica: estudia las variaciones de los elementos que integran el pro-
ceso económico de acuerdo a la realidad social.

Otras clasificaciones:

- La economía Internacional: es estudiada en relación de los distintos países. Allí se


originan problemas que no suceden en la economía nacional.
- Economía descriptiva: se refieren a los factores relacionados con un determinado
problema económico.
- Teoría económica o análisis económico: explica el funcionamiento de un sistema
económico y de sus aspectos principales.
- Economía aplicada: parte del análisis suministrado por la teoría económica, expli-
ca las causas y el significado de los hechos que son presentados por la economía
descriptiva.

El sistema económico
Conjunto de elementos ordenados hacia una finalidad (sistema) que es la de produ-
cir medios para satisfacer las necesidades humanas. Tienden a asegurar la realiza-
ción del equilibrio económico. Existen dos tipos:
30

- De economía cerrada: el equilibrio es buscado en el interior de una unidad eco-


nomía que forma un grupo cerrado que satisface sus propias necesidades, se au-
toabastece, sin preocuparse por vender excedentes y de adquirir bienes de otros
grupos.
- De economía de intercambio (abierto): cada unidad produce bienes y servicios
para toda la sociedad, especializándose en cierta actividad y adquiriendo otros
bienes que ellas no producen. Existen dos mecanismos que aseguran el equilibrio
económico:
- Economía de mercado capitalista: el equilibrio depende de los productores que
tienen a su cargo la oferta.
- Economía de mercado planificada colectivista: la autoridad establece en función
de las necesidades, una jerarquía de bienes que han de producirse.

Se habla de sistema cuando tenemos un conglomerado de elementos y cuando se


refiere a su destino. Es un conjunto de actividades que tiene:

- Un fin o una filosofía.


- Una institucionalización.
- Un territorio (un sistema diferenciable).
- Una técnica especial (técnica de manejo del país).

El sistema económico es definidor de instituciones jurídicas y sociales que son


puestas en práctica con el fin de asegurar la realización del equilibrio económico en
función de los fines de una comunidad determinada. Elementos:

- Motivación o fundamento filosófico básico.


- Técnico.

Institución: cada régimen político tiene un sistema jurídico determinado para un es-
pacio-tiempo singular.

PRINCIPIOS Y CRITERIOS FUNDAMENTALES


Los cuatro principios fundamentales de un sistema económico son:

- Política: Representa la libertad del hombre.


- Eficacia y Eficiencia: Armonía del todo, logrando que los objetivos se cumplan y
que ello se logre al menor costo posible.
- Justicia Social en la distribución: repartición del producto económico proporcio-
nalmente en relación al ingreso (equidad).
- Ecología: prohibición de la depredación de las riquezas naturales.

La economía tiende a lograr el bien común.

Política económica
La política económica se constituye como una parte de la política referida a la acti-
vidad del estado interviniendo en la economía de un país para asegurar la adecua-
ción de los recursos escasos a los fines múltiples. Consiste en que el estado dicte
normas de conducta para regular aquellos fenómenos que necesitan su interven-
ción. Comprende tanto el sistema fiscal (presupuesto, impuestos y gastos públicos)
como la política monetaria y cambiaria.
31

Intercambio: necesidad

Es la sensación de falta de algo que se traduce en el deseo de obtenerlo. Su impor-


tancia en la economía se evidencia en el objetivo de la ciencia que estudiamos, es
decir, en la adquisición de bienes para satisfacer las necesidades de los hombres.
Características:

- Ilimitadas en su número: la economía estudia la existencia de medios ilimitados


para la satisfacción de necesidades ilimitadas.
- Limitadas en su saciedad: las necesidades son satisfechas con una cantidad limita-
da de elementos, si los elementos aumentan desmesuradamente, la satisfacción
disminuye hasta el punto de poder ocasionar contrariedades. Un ejemplo de ello se
encuentra en la saciedad de la sed: al sujeto solo le es útil una cantidad determina-
da de agua, ya que excedida esta, solo puede tener como resultado molestias.
- Opuestas: pueden sustituirse unas por otras. La satisfacción de una necesidad
reemplaza con frecuencia la necesidad de satisfacer otra, una vez satisfecha con
una no hay necesidad de otro medio para lograr la complacencia.
- Complementarias: para la satisfacción de determinada carestía deben recurrir
elementos que se complementen entre si, al punto que no pueden satisfacerse
con elementos aislados.

Clasificación de las necesidades:

Corporales.

- Biológicas: no pueden dejar de ser satisfechas porque afectan a la vida del hombre.
- Relativas o de existencia social: se crean por la imposición de un medio de vida.
- Espirituales: Llevan impresos los rasgos característicos de la cultura del hombre.
- Presentes: deben satisfacerse de forma inmediata.
- Futuras: su satisfacción motiva al hombre a la debida previsión de los medios para
hacer frente a la misma a través del ahorro.

Bienes y servicios

Objetos y actividades destinados a satisfacer las necesidades humanas. Los bienes


colman las necesidades individuales y los servicios las insuficiencias colectivas.
Características:

- Accesibles: pueden ser realizadas por el hombre.


- Aptos: útiles para satisfacer una necesidad.
- Onerosos y no superabundantes: deben existir en forma limitada.
- Transferibles: pueden ser intercambiados entre los hombres y así satisfacer cares-
tías de distintos individuos.

Clasificación:

- De Inversión: satisfacen necesidades en forma mediata e indirecta, sirven para la


creación de bienes de consumo.
- De Consumo: compensan necesidades en forma inmediata y directa.

Ambos pueden ser de uso:

- Instantáneo: se agotan con el primer uso.


- Duradero: permiten un uso prolongado en el tiempo.
32

Otras clasificaciones:

- Materiales: tienen aspecto corpóreo.


- Inmateriales: representan derechos para su titular.
- Originarios: nos lo brinda la naturaleza en el estado en que se encuentran.
- Intermedios: bienes originarios extraídos con el trabajo del hombre que precisa
transformarlos para ser aptos para el consumo.
- Finales: en aptitud para satisfacer carencias.
- De insumo: se utilizan durante el proceso de producción y una vez finalizado este
se pueden apreciar físicamente.
- De consumo: son gastos realizados para la producción de dicho artículo.

Utilidad
Aptitud que presentan los bienes para satisfacer necesidades humanas. Relación
causal entre las cosas y las necesidades humanas, se traduce en la satisfacción o
grado de satisfacción.

Teoría del valor


"Cada mercancía debe valorarse exclusivamente en función de la cantidad de tra-
bajo requerido para producirla". En economía el valor tiene una importancia capital
porque es lo que da utilidad a alas cosas.

Valor: utilidad por dificultad de obtención.

"Los valores no se definen, los valores valen", es la frase con que Max Scheller
define a esta teoría.

Los valores tienen utilidad porque tienen:

- Valor de Uso: el hombre asigna a un bien de acuerdo al uso que haga de este y
que este le permita.
- Valor de Cambio: Es el que tienen bienes y servicios, para un sujeto, comparados
con otros. Es el valor de ese bien en dinero.

El principio de escasez

Las cosas que precisan los individuos solo pueden obtenerse en una oferta limita-
da, los bienes son por lo general escasos y deben racionarse de alguna manera ya
sea mediante el precio u otros medios. Si hay superabundancia no hay bienes eco-
nómicos.

Utilidad sumada a la rareza tienen como consecuencia un bien económico.

La economía y el hombre.

La economía esta indisolublemente ligada al hombre.

El ser humano es el agente de la economía, participa en la producción, distribución


y principalmente en el consumo de bienes de bienes y servicios. Pero no solo es el
sujeto (agente económico por excelencia), sino también el objeto de la economía;
es quien siente las necesidades y va en busca de los bienes para satisfacerla. Es el
fin último de la economía: esta ciencia se concibe para el hombre, para su bien co-
mún, propio de la integridad del ser humano.
33

EL PROCESO ECONÓMICO
Conjunto de actos o etapas que se realizan para lograr el fin último de la economía:
el conjunto que satisface las necesidades humanas. El proceso económico consta
de cuatro etapas.

Producción: por medio de esta etapa se crean nuevos bienes o se aumenta la uti-
lidad de los ya existentes.

Distribución: Es la etapa en la que se reparten los bienes producidos en base a los


ingresos de los que participan en el proceso económico. Para producir se necesitan
los factores de la producción.

Tierra Rentas
Capital Retribución Rentas
Trabajo Salario
Empresa Beneficio

Cuando se hace el PBN, este contiene a los que contribuyen a hacerlo (factores de
la producción) y eso, engendra el ingreso nacional (Y).

La distribución es como se retribuye a quienes ha colaborado a producir PBN.

CIRCULACIÓN: es la etapa en la que el producto circula de un lugar a otro, desde


la fuente de producción, a la de consumo.

CONSUMO: es el empleo final de los bienes producidos. Es el fin de la economía.

EL PROBLEMA ECONÓMICO
Es un problema de equilibrio. Este equilibrio se da cuando la cantidad ofertada es
igual a la cantidad demandada. Toda sociedad debe afrontar y resolver tres pro-
blemas económicos fundamentales:

- ¿Qué productos va a producir y en que cantidad?


- ¿Cómo va a producirlos? ¿Mediante que técnicas debe combinar los factores para
obtener los productos deseados?
- ¿Para quien debe fabricarlos y entre quienes distribuirlos?

Estos tres problemas básicos son comunes a todas las economías, pero cada so-
ciedad trata de resolverlas de distinta manera. Por ejemplo: un sistema comunista,
quien decide es el estado y en un sistema capitalista es la sociedad quien decide a
través de la demanda.

EQUILIBRIO, DECISIONES, COMPETENCIA Y PLANIFICACIÓN


Podemos afirmar que el equilibrio es el estado donde las fuerzas contrarias van a
encontrar un nivel de igualdad.Se nos presentan tres clases de equilibrios:

- Estable: decimos que tenemos equilibrio estable cuando una vez perdido este,
existen fuerzas que nos lo devuelve de forma automática.
- Inestable: cuando una vez perdido el equilibrio, hay fuerzas que conspiran para
que no vuelva a su posición original
34

- Indiferente: cuando perdido nos es indiferente debido a que no hay nunca equili-
brio, no hay una fuerza que lo restablezca o en su defecto que lo haga perder.

Conviene aclarar que en economía siempre se estudia el equilibrio estable. Si ha-


cemos una reseña histórica en primer lugar tenemos que hacer alusión a los clási-
cos quienes sostenían que a clave de la economía se encontraba justamente en los
clásicos debido a que una vez que se perdía, automáticamente se iba a recupe-
rar.Tenemos la figura de Smith que nos habla de la mano invisible ("dejad hacer,
dejad pasar")

Para lograr el equilibrio es fundamental y necesario que la oferta y la demandase


igualen en el mercad de productos. Para lograra este equilibrio tenemos distintos
tipos de sistemas económicos:

- Sistema capitalista: las decisiones las tiene las unidades económicas, porque la
producción tiene la decisión pero a su vez regulada por el mercado, porque se
produce lo que se demanda.
- Sistemas colectivistas: el estado decide exclusivamente aquello que se va a
producir y para que.
- Sistemas mixtos: tenemos tanto una tendencia liberal como una controlada.
Keynes opina que el estado no debe dejar de actuar, es un deber y una obligación
por que en caso contrario causaría un perjuicio para la comunidad.

Concepto de Mercado: es el lugar donde se encuentra la oferta y la demanda,


donde se produce el intercambio de bienes económicos. Mecanismos por medio de
los cuales compradores como vendedores determinan conjuntamente su precio y su
cantidad.

Precio: valor que tiene un bien expresado en moneda. Es un regulador y un emer-


gente del mercado.

P = C + Be (precio e igual a costo mas beneficio)

A parir del gráfico se pude apreciar que cuando el precio es alto, aumenta la oferta
y disminuye la demanda, por lo que el precio tiende a bajar. En el supuesto del que
el precio sea bajo, aumenta la demanda y disminuye la oferta. Por lo tanto podemos
afirmar que el equilibrio se halla cuando la cantidad ofertada es igual a la cantidad
demandada.

Empresa
Es el ente que combina óptimamente los factores de producción, debiendo maximi-
zar ingresos y minimizar os costos, para de esta manea obtener beneficios.

Los factores de producción son aquellos elementos que participan en la creación de


cosas útiles:

Tierra renta
Capital retribución interés
Trabajo salario
Empresa beneficio

- Tierra: es el recurso natural consiste en la tierra que se utiliza con fines agrícolas
o para construir viviendas, fabricas y caminos.
35

- Trabajo: tiempo que le dedican los hombres a la producción.Es el factor mas co-
nocido.
- Capital: constituye los bienes duraderos que posee una empresa para producir
otros bienes, por ejemplo maquinarias, camiones, etc.

Del seno de la familia surgen los factores de producción. La empresa demanda a la


familia los factores de producción y los coordina óptimamente para producir bienes
y servicios y de esta manera satisfacer las necesidades de la familia.

ECONOMÍA DINÁMICA
El empresario sale de la familia. La familia entrega a la empresa tierra, capital y
trabajo. La empresa elabora bienes y servicios que a través del mercado vuelven a
la familia en concepto de precios.

Factores de producción

Resto del mundo


Estado
Sistema financiero

Familia Mercado Empresa

La familia al recibir este precio va al mercado y compra bienes, entonces le devuel-


ve a la empresa lo que recibió anteriormente y así se forma la corriente circular. Es
necesario para que se de esta corriente que el PBN sea igual al Y. Es indispensable
que todo lo que se produzca se consuma.

CIRCUITO EVOLUTIVO DEL INGRESO:


CIRCUITO ECONÓMICO
En una economía no real todo lo que se hace se consume, se produce y se renueva
siempre. En una economía real, esta corriente circular autorenovadora no es posi-
ble por el ahorro, que es todo aquello que la familia no consume.
36

SUPLEMENTO DE LA UNIDAD - LECTURA OBLIGATORIA

Análisis epistemológico: la ciencia económica. Su contenido. Sis-


tema Ecomómico y sus principios y criterios fundamentales. Dis-
tinción de sistemas. Utilidad, teoría del valor
Cuando hablamos de ciencia económica nos referimos a la economía como ciencia
que estudia la asignación mas conveniente de los recursos escasos de una socie-
dad para la obtención de un conjunto ordenado de objetivos.

La economía como ciencia se ocupa del aspecto de toda actividad humana que, en
el intento de satisfacer las necesidades materiales, implica la necesidad de elegir.
La ciencia económica tiene un doble enfoque. Por un lado la Microeconomía se
ocupa del estudio de los comportamientos básicos de los agentes económicos indi-
viduales y los mecanismos de formación de los precios. Por otro lado la Macroeco-
nomía se ocupa de analizar los comportamientos agregados o globales.

La actividad económica no procura dar soluciones exactas e inamovibles, pues


siempre habrá factores de un dinamismo cambiante y hasta arbitrario. Lo que pro-
cura en última instancia es servir de guía para el control de la actividad económica.

La economía como ciencia a su vez se descompone en economía positiva (ciencia


que busca explicaciones objetivas del funcionamiento de los fenómenos económi-
cos, se ocupa de lo que es o podría ser), y en economía normativa (ofrece prescrip-
ciones para la acción basadas en juicios de valor personales y subjetivos, se ocupa
de lo que debería ser). En el primer ámbito al que nos referimos la economía se
encuentra con un sin de variables y circunstancias a los que predice determinados
efectos o consecuencias. En el segundo postulado se postulan criterios, ya sean
éticos, ideológicos o políticos para reconsiderar y dar un cause hacia lo que debería
ser. El economista, en este último apartado debe considerar y realizar un estudio de
los hechos, y se basa en sus propios juicios y no exclusivamente en razonamientos
científicos. El especialista busca dar un paso audaz hacia la solución de un proble-
ma concreto, en el cual debe disponer de todas las herramientas de conocimiento
científico disponible, pero también debe poner en juego su análisis y su postura al
respecto, por lo que por lo general a un mismo problema encontramos diversas
soluciones posibles.

La economía utiliza distintas teorías para explicar el funcionamiento de los fenóme-


nos económicos, por lo que realizar un ejercicio de abstracción y establecen teo-
rías. Una teoría es una explicación del mecanismo que subyace en los fenómenos
observados. Las teorías pretenden explicar el porque de ciertos acontecimientos o
justificar la relación entre dos o mas cosas; de esta manera las teorías económicas
proveen una estructura lógica para organizar y analizar datos económicos. De esta
forma los científicos pueden ordenar todas las observaciones que tienen acerca de
los fenómenos económicos y de esta manera también pueden explicar de qué ma-
nera se relacionan. Así nos brindan herramientas indispensables para dar solución
a los problemas que se nos plantean... Las teorías facilitan también la predicción de
determinados acontecimientos que debería suceder lógicamente.

Otro tema sobre el que se ocupa la economía versa sobre la vida política y es lo
que se llama política económica. Con esto nos referimos a la influencia de la eco-
nomía en los sucesos que acontecen en la vida en sociedad, de lo contrario la eco-
nomía seria simplemente una ciencia histórica y descriptiva.
37

Por tanto la economía utiliza modelos, que son una simplificación y una abstracción
de la realidad que a través de supuestos, argumentos y conclusiones explica una
determinada proposición o un aspecto de un fenómeno más amplio. Los modelos
económicos suponen cierta racionalidad en los comportamientos de los individuos.
Suponiendo que estos actúan coherentemente, los modelos pueden predecir de-
terminadas consecuencias y comportamientos para guiar la actividad económica.
Esto no se aplica simplemente a los individuos sino a todos los entes que interac-
túen económicamente.

En economía se utilizan tanto los métodos inductivos, es decir se parte de una ob-
servación de la generalidad de la realidad para obtener principios generales; como
el deductivo, es decir, deducir lógicamente a partir de axiomas a priori sin recurrir a
la experimentación empírica...

El proceso metodológico de la economía generalmente se da en tres pasos: en pri-


mer lugar se observa un fenómeno y se busca una relación lógica de su existencia.
En segundo lugar se formula una hipótesis y se desarrolla una teoría que intente
explicar el fenómeno observado. Por ultimo se contrastan o verifican las prediccio-
nes de la teoría confrontándola con los datos objetivos de que se dispongan.
38

UNIDAD II

EL PROBLEMA CENTRAL: LOS PRECIOS

El justo Precio. Definición


No existe un criterio uniforme sobre el justo precio. Normalmente se sostiene que
debe existir una correlatividad entre el bien y el precio pagado por dicho bien.

El justo precio se refiere al adecuado valor de las cosas teniendo en cuenta los gas-
tos de producción, la ganancia del vende y los intereses del que adquiere.

LA FIJACIÓN DEL PRECIO Y SU DISTRIBUCIÓN


El precio está subordinado al juego de la oferta y la demanda, sin embargo existen
distintas doctrinas para la fijación de precios.

1.- Estado: Puede fijar precios o fomentarlos (ganadería, minería) o precios topes
(arts. En general). Para esta doctrina, No se debe dejar libre el precio del traba-
jo (salario) porque no depende de la oferta y la demanda sino que tiene en
cuenta los derechos del hombre.
2.- Marxismo: La evolución del hombre en distintas etapas de la historia. En la
primera etapa "comunidad primitiva" el hombre se dedicaba a las labores agro-
pecuarias y todos los bienes correspondían a la comunidad. Con el desarrollo,
se pasó a una "sociedad esclavista" en donde el trabajo no es remunerado,
sino que todo lo producido pasa a manos del alo. Luego se pasó a la "sociedad
feudal" en que parte de lo producido pertenece a los siervos, pero la mayor par-
te a los señores feudales. (por la protección que brindaba y los tributos que pa-
gaban). Con el ello y el avance de la economía surge una nueva clase "la bur-
guesía", que es la que forma o da origen a la sociedad capitalista, en la que
predomina la industrialización. Posteriormente se pasa a un estado socialista
donde tiene lugar la dictadura del proletariado. El estado es considerado como
un único instrumento, se tendría que ir extinguiendo paulatinamente hasta lle-
gar a la sociedad comunista. El trabajo en la sociedad comunista, se apoyará
según la necesidad del trabajador y trabajará según su capacidad. La teoría de
la "plusvalía" se dará allí por cuanto el valor de una cosa estará dado por la
cantidad de trabajo aplicado a una cosa (ver historia del pensamiento econó-
mico).
3.- Fascismo: El esquema corporativista de Itali indicaba que los obrero y empre-
sarios tenían que estar agrupados y dirigir la economía.
4.- Socialismo: Sistema económico en los que los medios de producción son pro-
piedad del estado, aún dentro de un sistema democrático.
5.- Libre Mercado: Es una tendencia democrática donde los factores de la pro-
ducción participan de la renta Nacional.
6.- Iglesia: Trata de proteger al trabajador y su familia basándose en los principios
del cristianismo. Propicia el progreso económico y la dignidad de los hombres.
39

UNIDAD III

EL PROCESO ECONÓMICO

Proceso productivo: producción, consumo y acumulación


Una forma de dividir los fenómenos económicos es; la producción, el consumo y la
acumulación.

Para satisfacer necesidades hay que producir bienes ya que en estado neutral no
cubren nuestras necesidades. La producción es un elemento básico compuesto de
tres actividades:

- Transformación de la materia (de madera a mesa); de esto se ocupan la industria,


la agricultura y la minería.
- El transporte de bienes; normalmente los bienes se encuentran en un lugar distin-
to al que ocupan los consumidores.
- La prestación de servicio; educación, atención médica, etc.

Cuando hablamos del proceso productivo necesitamos una tecnología que permita
transformar inputs para crear outputs. La tecnología es la forma como vamos a or-
denar o utilizar los inputs. Lo normal es que con el paso del tiempo la tecnología
mejore para aumentar la cantidad producida reduciendo los inputs utilizados, por
ello las nuevas tecnologías suponen un mayor aprovechamiento de los inputs.

LA FUNCIÓN DE PRODUCCIÓN A CORTO PLAZO


La diferencia entre corto y largo plazo radicará en el tiempo que necesita la empre-
sa para hacer cambios en la maquinaria y las infraestructuras.

Un ejemplo de esta afirmación; Un panadero sirve pan a su barrio pero este empie-
za a crecer y la demanda se multiplica. El tiempo que pasa hasta que el panadero
se adapta técnicamente a la nueva situación es lo que se llama corto plazo.

En el largo plazo, el capital, el trabajo y las materias primas son variables, es decir,
que son elegibles con antelación.

En el corto plazo existe una situación denominada de rendimientos decrecientes y


otra denominada de rendimientos crecientes; en una actividad productiva se dice que
hay rendimientos crecientes cuando al aumentar la cantidad utilizada de un input
(p.ej. el trabajo) la producción aumenta más que proporcionalmente.Por ejemplo, si
en un taller un trabajador hace 5 unidades al día habrá rendimientos crecientes si al
incluir otro trabajador la producción será de 17 unidades (y no de 10 unidades).

Los rendimientos decrecientes se producen cuando al aumentar los inputs la pro-


ducción aumenta menos que proporcionalmente. En del corto plazo siempre se va a
cumplir la ley de los rendimientos decrecientes, ya que al estar el stock de capital
limitado, los trabajadores se estorbarán entre sí.

P. Medio = Q (cantidad producida) / L (trabajadores).

El producto medio calcula lo que produce cada trabajador.


40

Cuando el proa. Medio aumenta, indica que la incorporación de un nuevo trabajador


ha aumentado la productividad de la empresa y diremos que hay rendimientos cre-
cientes, pero cuando el Predio disminuye quiere decir que se ha creado una situa-
ción de rendimiento decreciente.

Cálculo De Los Beneficios = P x Q - W x L, la P indica el p. Medio y la W el salario.

El producto marginal es la forma más rápida de calcular la rentabilidad de una em-


presa y sería la cantidad en la que varía el producto total cuando aumenta en una
unidad el input (trabajadores) utilizado. Por ello el producto marginal es el mejor
medio para saber cuántos trabajadores debe tener la empresa para que sea pro-
ductiva y se cree una situación de rendimientos crecientes. Para ello hay que seguir
la fórmula P. Marginal x Precio mayor que W (salario).

Cuando hay rendimientos crecientes se dice que hay economías de escala. Hay
sectores como la electricidad o las telecomunicaciones que necesitan de los rendi-
mientos crecientes. Cuando hay rendimientos decrecientes se dice que existe una
deseconomía de escala.

EL CONSUMO
El objetivo de la producción es el consumo, el consumo es el uso (coche) o des-
trucción (manzana) de bienes con el fin de satisfacer directamente una necesidad.

Algunas características del consumo son;

- Las necesidades del individuo suelen depender de la sociedad en la que vive, mu-
chas pueden tener un origen biológico como comer, pero hay muchas necesidades
influenciadas por la sociedad en la que vivimos como el transporte, la sanidad etc.
- Las necesidades aumentan cuanto más avanzada o desarrollada está una sociedad
y cuanto más desarrollada está esta sociedad, más refinadas son estas necesida-
des (moda, CDS etc.). Las sociedades desarrolladas se benefician del marketing in-
troduciendo nuevos productos, cada vez más desarrollados (bebidas, ropa, etc.).
- Las personas tienen muchas necesidades y suelen ordenar esas necesidades a
partir de una escala de preferencias de más necesarias a menos necesarias. Una
vez cubiertas las más necesarias, intentamos cubrir las otras. Esta "teoría" no
siempre es así ni se cumple por este orden.
- En las sociedades desarrolladas existe una restricción sobre el consumo, ya que
éste depende de la renta y de los ingresos de los individuos.A esto se le llama la
gran restricción ya que no todo el que tiene necesidades puede satisfacerlas o lo
que es lo mismo, todos los que tienen renta comen, pero no lo hacen todos los
que tienen hambre.

LA ACUMULACIÓN
La acumulación es la producción de bienes de capital. Para explicar la acumulación
recurrimos al ejemplo de Robinson Crusoe (apuntes página 15). Este ejemplo suele
ocurrir en las sociedades, aunque con más productores y más consumidores. El
ahorro es lo que supone un crecimiento que posteriormente se puede aprovechar
para mejorar infraestructuras y crear diferentes bienes.

El proceso de acumulación se produce en primer lugar mediante el ahorro, que


consiste en renunciar al consumo presente guardando una parte de los ingresos
para poder consumir en el futuro.
41

En las sociedades modernas hay asociaciones que recogen estos ahorros y garan-
tizan su devolución en un futuro, son los bancos y las cajas de ahorros.

En segundo lugar, tiene que haber una iniciativa empresarial que desee realizar una
inversión para montar una empresa. Normalmente necesitará financiación y por
esta razón acudirá a algún intermediario financiero o particular para que le preste
capital.

En tercer lugar estaría la amortización de la inversión, una vez se recupere el dinero


invertido y se devuelva el préstamo. Esta amortización debería ayudar al propietario
a modernizar la empresa y conseguir nuevos elementos de inmovilizado pidiendo
más préstamos o volviendo a invertir.

Para que una sociedad sea fructífera y pueda producir se necesita ahorro, el pro-
blema es que esto supone un sacrificio del consumo y para las empresas o socie-
dades con problemas, el ahorro puede suponer la "la muerte", en este caso la solu-
ción sería una inversión externa que apoye al país modernizando las infraestructu-
ras del tipo que sean éstas (agricultura, industria pesada, etc.).

EL CRECIMIENTO ECONÓMICO
Existen 3 factores que favorecen el crecimiento económico;

- Abundancia de factores productivos; (materias primas o mano de obra). Si es-


tos factores son aprovechados se puede ejercer un crecimiento económico, ejem-
plos de ello son Sudáfrica o los Estados Unidos, pero también existen ejemplos
contrarios como Brasil o El Congo, que disponen de gran cantidad de materias
primas pero debido a la explotación a la que han sido sometidos están subdesa-
rrollados.
La mano de obra es muy importante ya que permite manipular materias primas y
manufacturas, un ejemplo de esto es Japón, que no tiene materias primas pero si
abundante mano de obra, lo mismo ocurre en todo el sudeste asiático sobretodo
en Corea y también en ONG Pong. Hay otros países en los que el beneficio de la
mano de obra o de las materias primas se ha utilizado para enriquecer a una parte
de la población como Méjico, Nigeria, Venezuela, A. Saudí que son países muy
grandes con una repartición injusta y desigual de la riqueza ya que el 80% de la
población es pobre y el 20% es inmensamente rica.
- Aumento en la productividad del trabajo: Consiste en que la mano de obra sea
más eficaz y produzca más productos por hora trabajada. Para aumentar la pro-
ductividad existen varios procedimientos; dotar a los trabajadores de herramientas
y maquinaria modernos, mejorar las instalaciones, etc. Otro procedimiento consis-
te en hacer una mayor inversión en la formación de los trabajadores para que lle-
guen a un cierto nivel de conocimientos, y luego perfeccionarlos mediante cursillos
o seminarios frecuentes.
- Investigación y desarrollo.: Las empresas deberían invertir más en investigación
o desarrollo y a través de éstas, las empresas conocerían nuevas formas de pro-
ducción, nuevos productos, nuevas máquinas, etc. que las convierten en más mo-
dernas y eficientes.
- Sistema financiero eficaz.: Que financie a las empresas y recoja el ahorro de las
familias.
42

LA CIRCULACIÓN ECONÓMICA Y
LA INTERDEPENDENCIA PRODUCTIVA
Como introducción a este tema veremos una ecuación de vital importancia en la
economía;

Y = C + I + G + (X - M)
Y = Valor total o valor de la producción.
C = Consumo familiar.
I = Inversión.
G = Gasto público.
X = Exportaciones.
M = Importaciones.

En una economía todos los agentes son interdependientes ya que todos dependen
del comportamiento de los demás y la causa de este fenómeno proviene de la espe-
cialización, que consiste en que los agentes se concentran en determinadas tareas.

LA INTERDEPENDENCIA DE LAS EMPRESAS


Antes de que un producto llegue al consumidor, debe pasar por diferentes fases,
son muy raros los casos en que una empresa produzca un bien y lo entregue direc-
tamente al consumidor, podríamos pensar que un agricultor produce el bien y lo
entrega directamente al consumidor, pero el agricultor ha utilizado abono, un trac-
tor, etc. por lo que la interdependencia se produce. Normalmente el proceso pro-
ductivo es largo y complicado hasta que el producto está terminado y preparado
para ser consumido.

Para estudiar las relaciones entre empresas utilizaremos las tablas input-output y
agruparemos las empresas en los sectores primario, secundario y terciario. En el
sector primario agruparemos a las empresas dedicadas a la extracción o produc-
ción de materias primas, las empresas estandar del sector primario son; la agricul-
tura, ganadería, silvicultura, minería y pesca. Estas empresas trabajan directamente
con el medio natural.

El sector secundario acapara las actividades manufactureras que obedecen a dos


sub-sectores que son industria y construcción la vez, dentro de la industria hay va-
rios sub-sectores; textil, siderurgia, alimenticia, etc. El sector de la construcción es
complejo y requiere de una gran inversión.

El sector terciario obedece al sector de los servicios, como pueden ser el transpor-
te, ocio, banca, sanidad, telecomunicaciones, etc.

A nivel económico elevado, se hace una distinción por sectores que puede llevar a
agrupar 52 sectores diferenciados.

MERCADO
El funcionamiento de una economía capitalista o de mercado, como es el caso de la
economía argentina, descansa en un conjunto de mercados donde se compran y
venden los bienes y servicios, así como los factores de la producción.

Un mercado es toda institución social en la que los bienes y servicios, así como los
factores productivos, se intercambian libremente.
43

Lo esencial en todo mercado es que los compradores y vendedores de un bien o de


un servicio entran en contacto libremente para comercializarlo. Y siempre que se de
esta circunstancia podemos decir que estamos ante un mercado.

Así, gracias a la existencia del dinero el intercambio es indirecto: un bien se cambia


por dinero, que se cambia después por otros bienes. La forma indirecta en que se
realiza el intercambio en las sociedades capitalistas modernas se puede esbozar
como sigue: los miembros de la familia en edad de trabajar cambian su trabajo por
dinero que, posteriormente, lo cambiarán por bienes de consumo. La empresa con-
tratante venderá su producción cambiando bienes por dinero y parte de sus ingresos
lo destinara a pagar a sus empleados, es decir, intercambiara dinero por trabajo.

EMPRESA
En las sociedades modernas la práctica totalidad de los bienes y los servicios, co-
mo el pan, los automóviles, los zapatos, la organización de viajes, los producen y
los ofrecen las empresas

La empresa es la unidad de producción básica. Contrata trabajo y com-


pra otros factores con el fin de hacer y vender bienes y servicios.

En las sociedades primitivas, sin embargo, la producción la solían llevar a cabo per-
sonas individuales de forma artesanal. Hoy día las empresas son las máximas res-
ponsables de la producción, ya que solo ellas son capaces de obtener las ventajas
de la producción en masa. Únicamente las empresas pueden reunir las grandes
cantidades de recursos financieros y físicos que se precisan para construir las fábri-
cas que en la actualidad se requieren.

Además, solo las empresas tienen capacidad para organizar los complejos proce-
sos de producción y de distribución que las sociedades modernas exigen. Así, pién-
sese que, según recientes estudios, para producir automóviles de forma eficiente el
tamaño de la planta o fábrica debería ser tal que produjese como mínimo 250.000
automóviles al año.

Factores de producción

La satisfacción de las necesidades humanas exige la producción de bienes y servicios,


y para ello es preciso el empleo de recursos productivos y de bienes elaborados.

Los recursos son los factores o elementos básicos utilizados en la pro-


ducción de bienes y servicios, por lo que se les puede denominar facto-
res de la producción.

Tradicionalmente, estos factores se clasifican en tres grandes categorías:

1.- En economía, e l término tierra se usa en sentido amplio, indicando no solo la


tierra cultivable y urbana, sino también los recursos naturales que contiene, por
ejemplo, los minerales.
2.- El factor trabajo se refiere a las facultades físicas e intelectuales de los seres
humanos que intervienen en el proceso productivo. El trabajo es el factor pro-
ductivo básico. Los trabajadores se sirven de las materias primas que se obtie-
nen de la naturaleza. Con la ayuda de la maquinaria apropiada la transforman
hasta convertirlas en materias básicas, apta para otros procesos, o en bienes
de consumo.
44

3.- El capital comprende las edificaciones, las fabricas, la maquinaria y equipos,


las existencias de medios elaborados y demás medios utilizados en el proceso
productivo. Precisamente a las economías capitalistas se les denomina así
porque este capital suele ser propiedad privada de los capitalistas.

Mientras que los bienes de consumo se orientan a la satisfacción directa de las ne-
cesidades humanas, los bienes de capital o bien de inversión, no están concebidos
para satisfacer directamente las necesidades humanas, sino para ser utilizados en
la producción de otros bienes. Si dedicamos una cierta cantidad de recursos a pro-
ducir bienes de capital nos satisfarán necesidades en el futuro, cuando se utilicen
en la producción de bienes de consumo.

El capital empleado en la producción puede dividirse en capital fijo y capital circulan-


te. El capital circulante consiste en bienes en proceso de preparación para el consu-
mo, básicamente materias primas y existencias en depósito. El capital fijo consiste en
instrumentos de toda clase, incluyendo los edificios, maquinaria y equipo.

En economía, a menos que se especifique lo contrario, el termino capital significa


capital físico, es decir, máquinas y edificios, y no capital financiero. Un paquete de
acciones no constituye un recurso productor de bienes y servicios, y no es capital
en sentido económico. De forma similar, al hablar de inversión en economía nos
referimos a la inversión real, es decir, acumulación de máquinas y edificios, y no a
la compra de bienes financieros.

Asimismo, en economía es necesaria distinguir entre capital físico y capital humano,


entendiendo por este ultimo la educación y la formación profesional que incremen-
tan el rendimiento del trabajo. Los gastos de educación y formación profesional su-
ponen una inversión en capital, ya que durante el periodo de aprendizaje y estudio
hay un elemento implícito de espera. Estos gastos contribuyen a incrementar la
capacidad productiva de la economía, pues un trabajador formado y educado suele
ser mas productivo que uno que no lo esta.

La actividad económica se concreta en la producción de una amplia gama de bie-


nes y servicios cuyo destino último es la satisfacción de las necesidades humanas.
Los hombres, mediante su capacidad de trabajo, son los organizadores y ejecutores
de la producción.

Las actividades productivas en una sociedad contemporánea se realizan a través


de numerosas unidades de producción o empresas, cada una de las cuales emplea
trabajo, capital y recursos naturales tratando de obtener bienes y servicios. Median-
te las unidades de producción se hace posible el fenómeno de la división social del
trabajo.

La organización de los factores productivos

- Tierra.
- Trabajo.
- Capital.

Dentro de las empresas, así como la dirección de sus actividades, recae sobre per-
sonas o grupos de carácter privado o publico. En la economía, la diversidad de pa-
peles que desempeñan los agentes económicos, esto es, las familias o economías
domesticas, las empresas y el sector publico, se pueden clasificar distinguiendo tres
grandes sectores:
45

- El sector primario, Abarca las actividades que se realizan próximas a las bases
de recursos naturales, esto es, las agrícolas, las pesqueras, las ganaderas y las
extractivas.
- EL sector secundario, Recoge las actividades industriales, mediante las cuales
son transformados los bienes.
- El sector terciario o de servicios, reúne las actividades encaminadas a satisfacer
necesidades de servicios productivos que no se plasmen en algo material.

LA RETRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS.


LA EMPRESA Y LOS FACTORES PRODUCTIVOS
La empresa toma decisiones en dos tipos de mercados:

El de productos y el de factores. En el primer tipo actúa como oferente y ajusta su


producción a la demanda de sus clientes; en el segundo, la empresa figura como
demandante y compra los factores o los servicios que estos ofrecen procurando
minimizar los costos totales en lo que incurre al producir.

La retribución de los diferentes factores productivos se concreta en los correspon-


dientes mercados determinándose también la forma en que se distribuye el produc-
to total, esto es, el ingreso.

Los servicios que prestan el trabajo, el capital y la tierra se incorporan a los bienes
económicos en los procesos productivos en forma de valor agregado.

El valor agregado es la diferencia entre el valor de los bienes producidos y el costo


de las materias primas y los bienes intermedios que se utilizan para su obtención.

En este proceso el sistema económico obedece a un principio básico según el cual


los propietarios de los factores productivos obtienen una remuneración por su uso
igual al valor que crean estos cuando prestan servicios productivos. Desde esta
perspectiva dichos factores se pueden considerar como una fuente de riqueza en
dos sentidos: como generadores de valor agregado a la ya existente y como origen
de ingreso para sus propietarios.

La demanda de factores y la demanda Derivada


Los factores de la producción se demandan porque son necesarios para obtener un
bien final u otros intermedios. Esto hace que la demanda de un factor, por ejemplo
la compra de una máquina, el arrendamiento de una cierta cantidad de tierra por un
período determinado, o los servicios del trabajo, etc. sea una demanda derivada.

Por ello, la cantidad demanda a cada precio de un factor para ser empleada en un
proceso productivo concreto dependerá de la cantidad que se desee obtener del bien
o producto final, la cual vendrá condiciona a su vez por el precio de dicho producto.

El importe que los empresarios están dispuestos a pagar por los factores o por sus
servicios dependerá de su productividad, esto es, de la producción que sean capaces
de generar, y del valor de los bienes de consumo final en cuya producción intervienen.

La sustitución entre los factores


Para alcanzar la eficiencia económica la empresa tiene en cuenta los distintos fac-
tores que intervienen en la producción y sus precios. Dado que cualquier bien pue-
de producirse con diversas combinaciones de cantidades de varios factores es po-
46

sible sustituir unos por otros para minimizar los costos. La empresa elegirá aquella
combinación de factores que permita alcanzar el costo más bajo posible para una
determinada cantidad de producto.

La renta de la tierra
La tierra se diferencia de otros factores productivos en el hecho de que la cantidad
disponible de la misma puede considerarse aproximadamente constante. Asimismo,
difiere de otros recursos naturales en cuanto que a corto plazo es posible obtener
de ella un flujo constante de producción sin que se reduzca la cantidad disponible
de dicho factor.

Al precio o retribución de la tierra se le suele denominar ingreso. Esta


refleja el valor de la productividad de la tierra.

En cualquier caso debe señalarse que la oferta de tierra para un uso concreto no es
fija. Por ejemplo, la oferta de tierra dedicada a la producción de algodón se puede
ampliar reduciendo la destinada a producir maíz o incluso, incrementando la canti-
dad de tierras bajo riesgo. Igualmente, la oferta de suelo urbanizable se puede in-
crementar reduciendo la tierra dedicada a actividades agrícolas o recreativas.

El interés y el capital
La retribución del factor productivo capital se denomina interés.

El interés se puede definir como el pago por los servicios del capital o
mas concretamente, como el precio de un préstamo.

Los que disponen de dinero en efectivo tienen la posibilidad de consumir en la medi-


da que lo deseen. Si deciden prestarlo posponen las posibilidades de consumir aho-
ra, por lo que pedirán algún tipo de compensación por el sacrificio que están hacien-
do. Esta compensación es el interés que reciben por sus préstamos, lo que les brinda
la oportunidad de niveles superiores de consumo en el futuro. En este sentido, la tasa
de interés puede considerarse como una medida de las preferencias, por parte de los
prestamistas, de consumo futuro en vez de consumo presente.

DIMENSIÓN ÓPTIMA DE LA EMPRESA

Concepto
La empresa es la institución o agente económico que toma las decisiones sobre la
utilización de factores de la producción para obtener los bienes y servicios que se
ofrecen en el mercado. La actividad productiva consiste en la transformación de
bienes intermedios (materias primas y productos semielaborados) en bienes finales,
mediante el empleo de factores productivos (básicamente trabajo y capital).

Para poder desarrollar su actividad la empresa necesita disponer de una tecnología


que especifique que tipo de factores productivos precisa y como se combinan. Asi-
mismo, debe adoptar una organización y forma jurídica que le permita realizar con-
tratos, captar recursos financieros, si no dispone de ellos, y ejerce sus derechos
sobre los bienes que produce.

La empresa es el instrumento universalmente empleado para producir y poner en


manos del publico la mayor parte de los bienes y servicios existentes en la econo-
mía. Para tratar de alcanzar sus objetivos, la empresa obtiene del entono los facto-
47

res que emplea en la producción, tales como materias primas, maquinaria y equipo,
mano de obra, capital, etc… Dado un objetivo u objetivos prioritarios hay que definir
la forma de alcanzarlos y adecuar los medios disponibles al resultado deseado.
Toda empresa engloba una amplia gama de personas e intereses ligados entre sí
mediante relaciones contractuales que reflejan una promesa de colaboración. Des-
de esta perspectiva, la figura del empresario aparece como una pieza básica, pues
es el elemento conciliador de los distintos intereses.

El empresario es la persona que aporta el capital y realiza al mismo tiempo las fun-
ciones propias de la dirección: organizar, planificar y controlar. En muchos casos el
origen de la empresa esta en una idea innovadora sobre los procesos y productos,
de forma que el empresario actúa como agente difusor del desarrollo económico.
En este caso se encuentran unidas en una única figura el empresario-
administrador, el empresario que asume el riesgo y el empresario innovador. Esta
situación es característica de las empresas familiares y, en general, de las empre-
sas pequeñas.

Por otra parte, y a medida que surgen empresas de gran tamaño, se produce una
separación, entre las funciones clásicas del empresario. Por un lado, esta la figura del
inversionista, que asume los riesgos ligados a la promoción y la innovación mediante
la aportación de capital. Por otro lado, se consolida el papel del directivo profesional,
especializado en la gestión y administración de empresas. De esta forma, se produce
una clara separación entre la propiedad y la gestión efectiva de la empresa.

El empresario actual es un órgano individual o colegiado que toma las decisiones


oportunas para la consecución de ciertos objetivos presentes en las empresas y de
las circunstancias del entorno. El empresario, individual o colegiado, es el que
coordina el entramado interno de la empresa con su entorno económico y social.

FUNCIÓN DE PRODUCCIÓN
Los costos de producción dependen de:

1.- De el precio que se paga por los recursos.


2.- De la cantidad de recursos que se adquieran.

Analizaremos la función de producción a base de la relación en el número de unida-


des empleadas por el empleado mientras mantiene constante la cantidad de los res-
tantes factores. Las unidades adicionales resultantes será la producción adicional.

COSTO DE PRODUCCIÓN
Toda empresa al producir incurre en unos costos. Los costos de producción están en
el centro de las decisiones empresariales, ya que todo incremento en los costos de
producción normalmente significa una disminución de los beneficios de la empresa.
De hecho, las empresas toman las decisiones sobre la producción y las ventas a la
vista de los costos y los precios de venta de los bienes que lanzan al mercado.

El costo de los factores productivos que utiliza una empresa para obtener el bien
que fabrica es simplemente el precio que se ha pagado por ellos en el mercado,
mientras que los costos de producción son el valor del conjunto de bienes y esfuer-
zos en que se incurren para obtener un producto terminado en las condiciones ne-
cesarias para ser entregado al sector comercial.
48

De esta manera general para la elaboración de las curvas de costo en corto plazo
se involucran a los: costos fijos, costos variables, costos marginales. El análisis de
costo y el control de estos es una función, cuyo objetivo es mantener a la empresa
en una posición económica satisfactoria.

Clasificación de los Costos de Producción


Costos Fijos (CF): son los costos de los factores fijos de la empresa y, por lo tanto,
a corto plazo son independientes del nivel de producción. Costo Fijo Medio (CFMe):
es el cociente entre el costo fijo (CF) y el nivel de producción:

CFMe = CF
Producción

Costo Total (CT):

Es igual a los costos fijos más los costos variables:

El concepto de costos totales incluye la suma de todos los costos que están aso-
ciados al proceso de producción de un bien, o al suministro de un servicio, por lo
tanto entre mas se produce mayor será el costo en el que se incurre.

Los costos totales se dividen en dos componentes: costos fijos y costos variables.

CT = CF + CV

Costo Total Medio (CTMe):

El costo total medio (CTMe) es el costo total (CT = CF + CV) dividido por el nivel de
producción:

CTMe = CT = CFMe + CVMe


Producción

Costos fijos:

Los costos fijos son aquellos en que necesariamente tiene que incurrir la empresa
al iniciar sus operaciones. Se definen como costos porque en el plazo corto e inter-
medio se mantienen constantes a los diferentes niveles de producción. Como ejem-
plo de estos costos fijos se identifican los salarios de ejecutivos, los alquileres, los
intereses, las primas de seguro, la depreciación de la maquinaria y el equipo y las
contribuciones sobre la propiedad.

El costo fijo total se mantendrá constante a los diferentes niveles de producción


mientras la empresa se desenvuelva dentro de los límites de su capacidad produc-
tiva inicial. La empresa comienza las operaciones con una capacidad productiva
que estará determinada por la planta, el equipo, la maquinaria inicial y el factor ge-
rencial. Estos son los elementos esenciales de los costos fijos al comienzo de las
operaciones.

Hay que dejar claro, que los costos fijos pueden llegar a aumentar, obviamente si la
empresa decide aumentar su capacidad productiva, cosa que normalmente se logra
a largo plazo, por esta razón, el concepto costo fijo debe entenderse en términos de
aquellos costos que se mantienen constantes dentro de un período de tiempo rela-
tivamente corto.
49

Costos Variables (CV):

Los costos variables son aquellos que varían al variar el volumen de producción. El
costo variable total se mueve en la misma dirección del nivel de producción. El cos-
to de la materia prima y el costo de la mano de obra son los elementos más impor-
tantes del costo variable.

La decisión de aumentar el nivel de producción significa el uso de más materia pri-


ma y más obreros, por lo que el costo variable total tiende a aumentar la produc-
ción. Los costos variables son pues, aquellos que varían al variar la producción.

Dependen, por el contrario, de la cantidad empleada de los factores variables y, por


tanto, del nivel de producción.

Costo Variable Medio:

(CVMe): es el costo variable (CV) dividido por el nivel de producción:

CFMe = CV
Producción

Costo Marginal (CMa):

Es el aumento del costo total (CT) necesario para producir una unidad adicional del
bien, permite al empresario observar los cambios ocurridos en el costo total de pro-
ducción al emplear unidades adicionales de los factores variables de producción. El
costo marginal es, por tanto una medida del costo adicional incurrido como conse-
cuencia de un aumento en el volumen de producción. El costo marginal se define
como el costo adicional incurrido como consecuencia de producir una unidad adi-
cional del producto. Si al aumentar el volumen de producción en una unidad el cos-
to total aumenta, el aumento absoluto en el costo total se toma como resultado del
aumento absoluto en la producción. De ahí que aritméticamente, el costo marginal
es el resultado de dividir el cambio absoluto en costo total entre el cambio absoluto
en producción.

La curva del costo marginal (Cma) tiene un tramo decreciente, alcanza un mínimo y
posteriormente tiene u tramo creciente.

En consecuencia, la forma en "U" de una curva de costos marginales con un tramo


decreciente, con un determinado nivel de producción en el que alcanza un mínimo,
y a partir de ese nivel con un tramo creciente, descansa en la ley de los rendimien-
tos decrecientes.

El costo marginal es el resultado de dividir el cambio absoluto en costo total entre el


cambio absoluto en producción y se puede expresar de la siguiente forma:

CMa = DCT

Costo unitario:

El costo medio es el costo total dividido por el número de unidades producidas.


Aunque los costos totales son muy importantes, los costos por unidad o costos
promedios son aún más importantes para el análisis a corto plazo de la empresa,
puesto que al compararlos con el precio del producto o con el ingreso medio permi-
te saber si la empresa está obteniendo o no un beneficio.
50

Los costos promedios o por unidad son esenciales para la evaluación de inventarios
en las divisiones relacionadas con el diseño del producto. Juegan también un papel
importante en la introducción de un nuevo producto en el mercado. Las decisiones
de comprar o no comprar un producto y la decisión de rechazar o aceptar una línea
de producción depende de la información disponible en cuanto al costo por unidad.

Para complementar las decisiones se acostumbra calcular otros costos por unidad a
corto plazo como:

Costo fijo promedio = Costo fijo / cantidad de unidades producidas

Costo variable promedio = Costo variable / Cantidad de u. Producidas

Costo marginal = Costo de cada unidad adicional

Ejemplo: (cantidades dadas en miles de pesos).

Maximización de Beneficios de la Empresa


La decisión básica que toda empresa debe tomar es la cantidad que producirá. Esta
decisión dependerá del precio al que pueda venderla y del costo de producción. En
el proceso que toda empresa sigue para determinar la cantidad de producto que
colocará en el mercado se guía por el deseo de maximizar los beneficios, definidos
como la diferencia entre los ingresos totales y los costos totales:

Beneficio (B) = Ingresos Totales (IT) - Costos Totales (CT)

Cuando la empresa logra igualar los ingresos totales y los costos totales el benefi-
cio es igual a cero y se dice que la empresa obtiene beneficios normales o conta-
bles pues los costos totales comprenden todos los costos de producción, incluido el
costo de oportunidad del capital y la gestión aportada por los propietarios de la em-
presa. Para presentar el análisis de la maximización de los beneficios en términos
unitarios o medios, debemos dividir los ingresos totales y los costos totales por la
cantidad producida por la empresa.

De esta forma obtenemos, por un lado los costos medios (Cme = Ct/q) y por otro
los ingresos medios, que en realidad equivale al precio de mercado:

De esta forma, si el IT = CT resulta también Ime = CTMe o, lo que es igual, que P =


CTMe. Así la empresa obtiene beneficios normales cuando el precio es igual al cos-
to total medio.

La segunda posibilidad es que los ingresos totales sean superiores a los costos
totales. En este caso la empresa obtiene beneficios extraordinarios, en el sentido de
que son superiores a los normales de la explotación.

En términos unitarios o medios que la empresa obtengan beneficios extraordinarios


equivale a decir que IMe > CTMe o que P > CTMe. Así cuando el precio de merca-
do es superior a los costos totales medios de la empresa obtiene beneficios extra-
ordinarios.
La tercera posibilidad surge cuando los ingresos totales son inferiores a los costos
totales, por lo tanto la empresa, incurre en pérdidas.
51

La unidad de producción
Las empresas constituyen las unidades de producción. Por empresa se entiende la
célula económica que planea, organiza y lleva a cabo la producción con destino al
mercado.

El costo de los bienes y servicios que producen depende de:

- El precio de los factores productivos.


- La forma de realizar la producción.

Desde un enfoque global, las empresas desempeñan dos funciones fundamentales:

- Coordinar la labor de los factores de la producción.


- Adecuar la cantidad, calidad y precios de los bienes o servicios ofrecidos a la de-
manda.

El objetivo de la empresa consiste en tratar de maximizar los beneficios que obtiene


en el ejercicio de su actividad.

El beneficio de una empresa es la diferencia entre los ingresos y los costos durante
un período determinado.

Beneficios = Ingresos - Costos

Los ingresos son las cantidades en pesos que obtiene la empresa por la venta de
sus bienes o servicios durante un período determinado. Éstos resultan de multipli-
car el número de unidades vendidas por el precio de venta.

Los costos son los gastos ligados a la producción de los bienes y servicios vendidos
durante un período, y se deben a los pagos derivados de contratar mano de obra y
los demás factores productivos.

Los factores de la producción


La satisfacción de las necesidades humanas exige la producción de bienes y servi-
cios, y para ello es preciso el empleo de recursos productivos y bienes elaborados.

Los recursos son los factores o elementos básicos utilizados en la producción de


bienes y servicios, por lo que se los puede denominar factores de la producción.

Estos factores se clasifican en tres grandes categorías:

TIERRA: se usa en sentido amplio, indicando no sólo la tierra cultivable y urbana,


sino también los recursos naturales que contiene como, por ejemplo, los minerales.

TRABAJO: se refiere a las facultades físicas y espirituales de los seres humanos


que intervienen en el proceso productivo. El trabajo es el factor productivo básico.
Los trabajadores utilizan las materias primas que se obtienen de la naturaleza. Con
la ayuda de la maquinaria apropiada las transforman hasta convertirlas en bienes
de consumo.

La población es el conjunto de seres humanos que viven en un área determinada.


El factor productivo trabajo es la parte de la población que desarrolla las tareas
productivas.
52

CAPITAL: comprende las edificaciones, fábricas, maquinaria y equipos, las exis-


tencias de medios elaborados y demás elementos utilizados en el proceso producti-
vo. Los bienes de capital no están concebidos para satisfacer directamente las ne-
cesidades humanas, sino para ser utilizados en la producción de otros bienes.

La producción y el corto plazo


Muchos de los factores que se emplean en la producción de un bien son bienes de
capital, tales como maquinarias y edificios. Si quisiéramos aumentar la producción
rápidamente, algunos de estos factores no podrían incrementarse en el corto plazo
-es decir, permanecerían fijos- y sólo sería posible aumentar la producción con ma-
yores cantidades de factores, como el trabajo, cuya adquisición en mayores canti-
dades sí resulta factible en un breve período de tiempo.

El corto plazo es un período de tiempo a lo largo del cual no pueden variar algunos
de los factores que se denominan fijos. La empresa sí puede ajustar los factores
variables, incluso a corto plazo.

El producto total es la cantidad de producción que se obtiene para diferentes nive-


les de trabajo.

El producto medio o productividad es el cociente entre el nivel total de producción y


la cantidad de un factor utilizada, e indica el nivel de producción que obtiene la em-
presa por unidad de factor empleada.

El producto medio o productividad se utiliza frecuentemente como una medida de la


eficiencia con la que se lleva a cabo la producción.

Rendimientos crecientes y decrecientes


La evolución de la productividad media se caracteriza porque inicialmente aumenta,
alcanza un máximo y posteriormente disminuye. Durante la primera fase decimos
que hay rendimientos crecientes y, cuando disminuye, los rendimientos son decre-
cientes.

Es decir, cuando sólo puede variar un único factor y los demás permanecen fijos o
constantes, acabarán apareciendo rendimientos decrecientes.

La producción y el largo plazo


Si el producto que lanza una empresa al mercado experimenta una demanda cre-
ciente, ésta deseará expandir la producción. De forma inmediata la empresa puede
hacer que la mano de obra existente trabaje horas extraordinarias y también puede
incrementar el número de empleados contratados. En un plazo de tiempo algo ma-
yor, y si continúa la presión por parte del mercado, la empresa empezará a introdu-
cir nueva maquinaria y, a más largo plazo aún, puede incluso construir una nueva
fábrica.

A largo plazo, la empresas tienen la posibilidad de alterar la cantidad de cualquiera


de los factores que emplean en la producción. Precisamente, en economía, la dis-
tinción entre corto y largo plazo se establece únicamente atendiendo a la existencia
o no de factores fijos.
53

LA OFERTA
Es la cantidad de producto o servicio que se está dispuesto a intercambiar o ven-
der, dado, un valor intrínseco de que piensa realizar la transacción.

La curva de oferta
Mide la cantidad del bien que está dispuesto a ofrecer el consumidor a cada uno de
los precios de mercado posibles.

Si tenemos una serie de consumidores de un bien, dadas sus curvas de demanda,


podemos sumarlas para hallar las curvas de demanda del mercado. Del mismo mo-
do, si tenemos una serie de oferentes independientes del bien podemos sumar las
curvas de oferta para hallar las curvas de oferta del mercado.

Normalmente se supone que los precios están fuera de control de los individuo, por
lo tanto nos encontramos en una situación de competencia. Dado esto, el equilibrio
de mercado o precio de mercado es aquel en que su oferta es igual a su demanda.
En términos geométricos, el equilibrio se haya en el punto donde la curva de oferta
se cruza con la demanda.

Si D (p) es la curva de demanda del mercado y S (p) la de la oferta, el precio de


equilibrio es p*, que es la solución de la ecuación:

D(p*) = S(p*)
54

UNIDAD IV

CONSUMO
El consumo de los hogares es el gasto en bienes y servicios finales comprados por
la satisfacción que reportan o por las necesidades que satisfacen.

Es el ultimo grado del proceso económico, en que los objetos producidos se utilizan
para satisfacer las necesidades humanas y sociales, tanto mediatas como inmediatas.

El consumidor en base a su sentido común realiza un plan de consumo teniendo en


cuenta:

- Renta (lo disponible para gastar);


- Necesidades;
- Bienes;
- Precios;

Para que este plan sea óptimo, tengo que lograr que el último peso que gasto sea
igual a la utilidad marginal de los otros bienes, es decir, lograr el equilibrio del plan
de consumo.

El consumo se divide en tres categorías:

- Bienes duraderos, son aquellos cuya existencia no concluye con la satisfacción de


la necesidad y su vida útil se prolonga por mayor o menor tiempo. Ejemplo:
vehículos, vestimentas, entre otros.
- Bienes no duraderos, son aquellos que desaparecen una vez satisfecha la nece-
sidad. Ejemplo: Alimentos.
- Servicios, son aquellos que satisfacen necesidades colectivas. Ejemplo: Luz, tinto-
rería, entre otros.

La magnitud del sector servicios es cada vez mayor a medida que se satisfacen las
necesidades básicas de alimentos, y la sanidad, el esparcimiento y la educación
representan una parte mayor de los presupuesto de las familias.

La unidad de consumo
La familia es considerada la unidad de consumo, base de la demanda de bienes y
servicios en el mercado.

Las funciones de las familias consisten en consumir bienes y servicios y en ofrecer


sus recursos (trabajo y capital) a las empresas. Suponemos que las familias pre-
tenden maximizar la satisfacción que obtienen en el consumo, y esto lo hacen limi-
tadas por el presupuesto de que disponen. Para describir la manera en que lo ha-
cen los economistas crearon el concepto de utilidad: "Denota satisfacción, mas
concretamente el placer que le reporta a una persona el consumo de un bien o ser-
vicio".

Los ingresos de las familias pueden tener dos destinos: el consumo y el ahorro. El
consumo consiste en la adquisición de bienes y servicios para la satisfacción de las
necesidades. La parte del ingreso que no se consume, es destinado al ahorro.
55

Decisiones del consumidor:

Al realizar el consumo, las familias se encuentran ante dos problemas:

- los bienes a adquirir son escasos (en términos económicos);


- el ingreso es limitado.

Por lo tanto, debe adecuar la adquisición de bienes y servicios a las posibilidades


que le brinda su ingreso. Ante esto, el consumidor debe tomar una decisión acerca
de las necesidades por satisfacer y los bienes a utilizar para tal efecto.

Al tomar esta decisión establece un orden de prioridades en el consumo que realizará.

Las decisiones del consumidor están relacionadas con los siguientes factores:

- Ingresos del consumidor.


- Precio de los bienes.
- Grado de utilidad de esos bienes en la satisfacción de las necesidades.
- Estructura de las necesidades.

Teniendo en cuenta estos factores, el consumidor calcula las distintas combinacio-


nes de los bienes a adquirir, buscando la mayor satisfacción de sus necesidades.

LA DEMANDA
Es la cantidad de bienes y servicios que se esta dispuesto a comprar a un precio,
en un lugar, tiempo, y condiciones determinadas.

Demanda Individual

La demanda desde el punto de vista Individual refleja los requerimientos particula-


res referidos a una determinada.

Demanda Colectiva

La demanda Colectiva es la suma de las demandas de todos los individuos a por-


centaje de los precios.

La curva de demanda
La curva decreciente de demanda relaciona la cantidad demandada con el precio,
Al reducirse el precio aumenta la cantidad demandada. A cada precio PA corres-
ponde una cantidad QA que los demandantes están dispuestos a adquirir. El gráfico
recoge cada par (PA, QA) de números de la tabla de demanda. Uniendo los respec-
tivos puntos obtenemos la curva de demanda D.

La curva de demanda, como expresión gráfica de la demanda, muestra las cantida-


des de algún determinado artículo que serán demanda­das durante un período de
tiempo determina­do por una población específica a cada uno de los posibles precios.
En cualquier caso cuando, por ejemplo, decimos que la cantidad demandada de un
bien se ve influida por (o que es una función de) el precio de ese bien, la renta, los
gustos de los consumidores y los precios relativos de los demás bienes, estamos
refiriéndonos a la función de demanda, que podemos expresar de la siguiente forma:
56

QA = D (PA, Y, PB, G)

Donde:

QA: es la cantidad demandada del bien A, en un período de tiempo concreto;


PA: es el precio del bien A, en ese mismo período;
Y: es la renta de los consumidores, en ese intervalo temporal;
PB: son los precios de los demás bienes, referidos al mismo período de tiempo, y
G: representa las preferencias o gustos de los consumidores.

Para representar la curva de la demanda, lo que hemos hecho ha sido suponer que
en la expresión anterior, esto es, en la función de demanda, los valores de todas las
variables, salvo la cantidad demandada del bien A y su precio, permanecen cons-
tantes. Esto es, hemos aplicado la condición "ceteris paribus".

Otros factores determinantes de la curva de demanda


Otros factores que también inciden de forma notable sobre la curva de demanda
son el número de consumidores, los precios y las rentas "futuras" esperadas. Lógi-
camente si es constante la renta media de los consumidores que actualmente de-
mandan el bien en cuestión pero se incrementa el número de consumidores, la can-
tidad demandada del bien a los diferentes precios aumentará. Así pues, un aumen-
to del número de consumidores desplazará la curva de demanda hacia la derecha y
una disminución la desplazará hacia la izquierda.

Por otro lado, resulta evidente que la cantidad demandada de un bien en un período
dado depende no sólo de los precios de ese período, sino también de los que se
esperan en períodos futuros. Así, la cantidad de gasolina demandada un día deter-
minado será mayor si se espera que el gobierno vaya a decretar de forma inminen-
te un aumento del precio.

La incidencia del futuro también se evidencia cuando la variable considerada es la


renta. Piénsese que los individuos esperan que las rentas vayan a experimentar un
incremento futuro apreciable, pues en los convenios colectivos entre sindicatos y
empresarios se ha llegado a un principio de acuerdo en este sentido. Si los consu-
midores creen que las rentas van a aumentar en un futuro próximo, desearán com-
prar más bienes en este período, cualquiera que sea el precio, con lo que la curva
de demanda se desplazará hacia la derecha.

La función de demanda
La función de demanda es la relación entre la cantidad demandada de un bien y su
precio. Al trazar la curva de demanda se mantienen constantes los demás factores
que puedan afectar a la cantidad demandada, tales como la renta.

Del análisis que hemos hecho de la demanda podemos precisar algunas cuestio-
nes. Es frecuente oír hablar de la cantidad demandada como una cantidad fija. Así,
un empresario que va a lanzar un nuevo producto al mercado se puede preguntar,
¿cuántas unidades podré vender?, ¿cuál es el potencial del mercado respecto al
producto en cuestión? A estas preguntas el economista debe contestar diciendo
que no hay una "única" respuesta, ya que ningún número describe la información
requerida, pues la cantidad demandada depende entre otros factores del precio que
se cargue por unidad.
57

Ya hemos analizado cómo varía la demanda de un bien cuando varía su precio,


pero ¿qué sucederá cuando, aun permaneciendo invariable el precio del bien, se
altera alguno de los factores que bajo la condición "ceteris paribus" hemos conside-
rado constantes?

Una alteración de cualquier factor diferente del precio del bien desplazará toda la
curva a la derecha o hacia la izquierda, según sea el sentido del cambio de dicho
factor. A este tipo de desplazamientos los denominaremos cambios en la demanda,
mientras que al resultado de alteraciones en los precios lo denominamos cambios
en la cantidad demandad. Esta distinción es muy importante y se debe entender
claramente que factores de producen y no y otro tipo de cambios.

Desplazamiento de la curva de la demanda


Comos ya vimos, la cantidad de un producto que los compradores están dispuestos
a adquirir depende del precio, pero no sólo de esta variable. La curva de demanda,
sin embargo, muestra exclusivamente el efecto del precio sobre la cantidad deman-
dada. Cuando determinamos qué cantidades se desean demandar a diferentes pre-
cios, suponemos que permanecen constantes los ingresos y en general aquellos
factores, a excepción del precio, que pueden afectar la demanda. Sin embargo, es
frecuente que no permanezcan inalteradas, lo que motivará desplazamientos de la
curva de demanda.

De estos factores, los más importantes, son: la renta de los consumidores, los pre-
cios de los bienes relacionados y los gustos de los consumidores.

- La renta de los consumidores: Cuando tienen lugar aumentos en la renta, los


individuos pueden consumir más, cualquiera que sea el precio, por lo que la curva
de demanda se desplazará hacia la derecha. Por el contrario, cuando la renta se
reduce cabe esperar que los individuos deseen demandar una cantidad menor,
para cada precio, con lo que la curva se desplazará hacia la izquierda.
Así pues, cuando se alteren los ingresos lo normal será esperar movimientos en la
demanda en la misma dirección. Sin embargo, hay excepciones a esta regla; pen-
semos, por ejemplo, en un individuo que repentinamente ve incrementar de forma
apreciable sus ingresos; es de esperar que ante su nuevo nivel de renta altere sus
patrones de consumo y, por ejemplo, adquiera una menor cantidad de ciertos bie-
nes, como las patatas, mientras que incremente su dieta a base de carne y pes-
cado. Si esto sucede, el incremento del ingreso ocasionará una reducción en la
cantidad demandada de patatas, por lo que su curva de demanda se desplazará
hacia la izquierda
El análisis de la alteración en la demanda cuando se altera el ingreso no sólo ilus-
tra los desplazamientos en la curva de demanda, sino que permite clasificar los
bienes en normales inferiores:
- Bien normal: cuando al incrementar la renta la cantidad demandada a cada uno de
los precios se incrementa.
- Bien inferior: cuando al aumentar la renta de los consumidores la cantidad de-
mandada Disminuye.

- Los precios de los bienes relacionados: Las alteraciones en el precio de un


bien pueden ocasionar también desplazamientos en la curva de demanda de otro
bien. Pensemos en que, por ejemplo, aumenta el precio de la gasolina. Como
consecuencia de este aumento, la gente tendrá menos interés en comprar aque-
llos productos que se utilizan conjuntamente con la gasolina, por ejemplo automó-
viles, y, por tanto, la curva de demanda de éstos tenderá a desplazarse hacia la
izquierda. El aumento del precio de la gasolina tendrá, sin embargo, un efecto
58

contrario sobre las cantidades demandadas de otros productos que se utilizan de


forma alternativa, tales como el carbón.
De nuevo, el sentido del cambio permite introducir una nueva clasificación de los
bienes:
- Bienes complementarios: cuando al aumentar el precio de uno de ellos se reduce
la cantidad demandada del otro.
- Bienes sustitutivos: cuando al aumentar el precio de uno de ellos la cantidad de-
mandada del otro se incrementa, cualquiera que sea el precio.

- Los gustos o preferencias: Los gustos también experimentan alteraciones que


pueden ocasionar desplazamientos en la curva de demanda. Las preferencias de
los consumidores se pueden alterar simplemente porque los gustos se modifiquen
con el transcurso del tiempo, o bien por campañas publicitarias dirigidas en tal
sentido. Si los gustos se alteran en el sentido de desear demandar una mayor
cantidad de un determinado producto, desplazarán la curva de demanda hacia la
derecha, mientras que si la modificación de las preferencias es en sentido contra-
rio la curva de demanda se desplazará hacia la izquierda.
- Los desplazamientos y el equilibrio: A nivel del mercado los desplazamientos
en la curva de demanda, motivados por las alteraciones en alguno de los factores
antes mencionados, determinarán modificaciones en la situación de equilibrio. Si
el desplazamiento de la curva de demanda es hacia la derecha, el precio de equi-
librio y la cantidad demandada y ofrecida de equilibrio aumentarán, si la oferta no
se desplaza, pues los productores reciben incentivos para incrementar su produc-
ción. Lo contrario ocurriría si el desplazamiento de la curva de demanda fuese ha-
cia la izquierda.
Del análisis de los desplazamientos de la curva de demanda se infiere que las
fuerzas del mercado hacen que el productor se acomode a las alteraciones expe-
rimentadas por los demandantes. Gráficamente, un desplazamiento hacia la dere-
cha de la curva de demanda se recoge en la siguiente Figura.
59

Ante alteraciones en el ingreso, los precios de otros bienes relacionados o las pre-
ferencias, la curva de demanda se desplaza y, en este caso, hacia la derecha. Es
decir, para cualquier precio la cantidad demandada tras el desplazamiento es ma-
yor. El nuevo equilibrio se logra para precios y cantidades mayores.

La cantidad demandada tiende a disminuir por dos razones:

- Efecto Sustitución: Cuando sube el precio del bien tratamos de sustituirlo por otros
semejantes, por ejemplo: carne, pollo, pescado, etc.
- Efecto Renta: Cuando sube el precio del bien, tenemos menos posibilidades de
adquirirlos. Si sube la gasolina, tenemos el efecto renta, por lo que es natural que
consumamos menos gasolina que antes.

Variaciones en la Demanda
En la curva de la demanda la única variable es el precio, porque estamos hablando
de demanda instantánea, la que se produce en un lugar.

Al tiempo y espacio los consideramos constantes por lo tanto tenemos dos varia-
bles: la de la demanda y el precio. Esto son variables que interactúan entre si.

La demanda no solo esta relacionada al precio, sino también al ingreso de los con-
sumidores y a la utilidad que ese bien puede reportarlos.

La elasticidad de la demanda
El concepto de elasticidad se utiliza en Economía para analizar en término cuantita-
tivos, cómo se ajusta el mercado a las variaciones de los determinantes de la de-
manda y la oferta.

Así, pensemos que se altera el precio de un determinado producto. Todas las em-
presas saben que, dada una curva de demanda, la cantidad demandada será ma-
yor si baja el precio, mientras que, si éste aumenta, la cantidad que los consumido-
res demandan se reducirá. Una información que tiene más interés para la empresa
se refiere, sin embargo, a cómo se verá afectado el ingreso total, que la empresa
obtiene como consecuencia del cambio en el precio.

Ingreso total = precio x cantidad demandada

Hay algunos bienes cuya demanda es muy sensible al precio, pequeñas variacio-
nes en su precio provocan grandes variaciones en la cantidad demandada. Se dice
de ellos que tienen demanda elástica. Los bienes que, por el contrario, son poco
sensibles al precio son los de demanda inelástica o rígida. En éstos pueden produ-
cirse grandes variaciones en los precios sin que los consumidores varíen las canti-
dades que demandan. El caso intermedio se llama de elasticidad unitaria.

La elasticidad de la demanda se mide calculando el porcentaje en que varía la can-


tidad demandada de un bien cuando su precio varía en un uno por ciento. Si el re-
sultado de la operación es mayor que uno, la demanda de ese bien es elástica; si el
resultado está entre cero y uno, su demanda es inelástica.

Los factores que influyen en que la demanda de un bien sea más o menos elástica son:

1.- Tipo de necesidades que satisface el bien. Si el bien es de primera necesidad


la demanda es inelástica, se adquiere sea cual sea el precio; en cambio si el
60

bien es de lujo la demanda será elástica ya que si el precio aumenta un poco


muchos consumidores podrán prescindir de él.
2.- Existencia de bienes sustitutivos. Si existen buenos sustitutos la demanda
del bien será muy elástica. Por ejemplo, un pequeño aumento en el precio del
aceite de oliva puede provocar que un gran número de amas de casa se decida
por usar el de girasol.
3.- Importancia del bien en términos de coste. Si el gasto en ese bien supone
un porcentaje muy pequeño de la renta de los individuos, su demanda será
inelástica. Por ejemplo, el lápiz. Las variaciones en su precio influyen muy poco
en las decisiones de los consumidores que desean adquirirlos.
4.- El paso del tiempo. Para casi todos los bienes, cuanto mayor sea el período
de tiempo considerado mayor será la elasticidad de la demanda. Puede ser que
al aumentar el precio de la gasolina, su consumo no varíe mucho, pero al pasar
el tiempo podrá ser substituida en algunos de sus usos por el carbón, en otros
usos por el alcohol, de forma que la disminución en la demanda sólo se nota
cuando pasa el tiempo.
5.- El precio, finalmente hay que tener en cuenta que la elasticidad de la demanda
no es la misma a lo largo de toda la curva. Es posible que para precios altos la
demanda sea menos elástica que cuando los precios son más bajos o al revés,
dependiendo del producto de que se trate.

Clases de elasticidad
Hay diferentes clases de elasticidad. El fenómeno que hemos estado analizando
bajo el nombre de "elasticidad" a secas, podríamos haberlo llamado con mayor pro-
piedad elasticidad-precio ya que se trataba de medir la sensibilidad de la deman-
da a las variaciones en los precios. Pero la demanda puede ser también más o me-
nos sensible a otros factores. Llamaremos elasticidad-renta a la medida de la sen-
sibilidad de la demanda de un bien a las variaciones en la renta del consumidor.
61

Llamaremos elasticidad cruzada a la medida de la sensibilidad de la demanda de


un bien a las variaciones en el precio de otros bienes.

Según vimos antes, cuando la renta de un individuo aumenta, su consumo de todos


los bienes aumentará también. Sin embargo eso no es siempre cierto. Hay algunos
bienes, los llamados bienes inferiores, que se caracterizan por el hecho de que al
aumentar la renta de los individuos disminuye el consumo de ellos. El ejemplo clá-
sico es el de las patatas o, en general, el de los alimentos ricos en féculas. Confor-
me aumenta la renta de los individuos y de las sociedades, estos alimentos son
substituidos por otros más ricos en proteínas, la carne, por ejemplo. Hay otros bie-
nes, por el contrario, cuyo consumo aumenta más que proporcionalmente al au-
mentar las rentas. Son los bienes de lujo.

Para medir la sensibilidad de los bienes a las variaciones en la renta de los indivi-
duos se utiliza el concepto de elasticidad-renta: porcentaje en que varía la cantidad
demandada de un bien cuando la renta del consumidor varía en un uno por ciento.
En el caso de los bienes inferiores, la elasticidad-renta es negativa ya que el au-
mento de ésta provoca la contracción de la demanda de aquellos. La elasticidad-
renta de los bienes de lujo es muy alta ya que las variaciones en la renta provocan
grandes variaciones en la cantidad demandada. Los bienes de primera necesidad,
a diferencia de los bienes inferiores, tienen la elasticidad-renta de la demanda posi-
tiva pero muy pequeña, en otras palabras, su demanda es inelástica con respecto a
la renta. Finalmente, los bienes normales mostrarán una elasticidad-renta unitaria,
es decir, su demanda aumentará aproximadamente en la misma proporción en que
lo haga la renta de los individuos.

Las relaciones que existan entre bienes permiten otra forma de clasificación. Se
llaman bienes complementarios a los que son consumidos conjuntamente: los co-
ches y la gasolina, los canarios y las jaulas. La peculiaridad de estos bienes es que
cuando aumenta el precio de uno disminuye la cantidad demandada del otro. El
fenómeno opuesto puede observarse en el caso de los bienes sustitutivos o susti-
tuibles, los que pueden utilizarse de forma alternativa: el aceite de oliva y el de gira-
sol. En este caso el aumento del precio de uno provoca el aumento de la cantidad
demandada del otro.

Para medir la sensibilidad de la demanda de un bien a las variaciones en el precio


de otro se utiliza la elasticidad cruzada: porcentaje en que varía la cantidad deman-
dada de un bien cuando el precio de otro varía en un uno por ciento. La elasticidad
cruzada será positiva si las variaciones en el precio y en la cantidad demandada
van en el mismo sentido, es decir, en el caso de los bienes sustitutivos. Como el
sentido del cambio es diferente entre el precio y la demanda de los bienes comple-
mentarios, su elasticidad cruzada será negativa.

Demanda Conjunta

La demanda es conjunta, cuando la demanda de un producto busca el complemen-


to en otro producto, por ejemplo; te y azúcar.

Demanda Rival

La demanda es rival, cuando se trata de bienes opuestos, por ejemplo; bicicleta y


automóvil.
62

Demanda Indiferente

La demanda es indiferente, cuando no hay vinculación de productos, por ejemplo;


auto y chocolate.

TEORÍA DE LA UTILIDAD MARGINAL


Al estudiar la conducta de los consumidores lo que pretendemos es entender los
principios que orientan a los individuos cuando demandan bienes y servicios.

Para explicar el comportamiento de los consumidores podemos aceptar como punto


de partida que los individuos tienden a elegir aquellos bienes y servicios que valo-
ran más, esto es, aquellos que les reportan una mayor utilidad o satisfacción.

La utilidad es el sentimiento subjetivo de placer o satisfacción que una persona


experimenta como consecuencia de consumir un bien o un servicio.

Utilidad, ¿magnitud medible?


Desde una perspectiva histórica el concepto de utilidad empleado era el de utilidad
cardinal, esto es, el de utilidad como una magnitud medible. Si la utilidad se supone
mensurable se podrán hacer afirmaciones del siguiente orden: la utilidad que ob-
tengo al tomarme un helado de fresa es el doble de la que me reporta un helado de
coco. Para analizar las decisiones del consumidor, empecemos por describir la re-
lación que existe entre las cantidades consumidas de un bien y la utilidad que pro-
porcionan. Parece lógico suponer, que, a medida que aumenta la cantidad consu-
mida de un bien, digamos leche, aumenta la satisfacción o utilidad total proporcio-
nada por dicha cantidad.

La utilidad marginal decreciente


Cuando aumenta la cantidad consumida de leche en un litro obtenemos un aumen-
to de utilidad total, que denominamos utilidad marginal.

La utilidad marginal de un bien es el aumento de la utilidad total que reporta el


consumo de una unidad adicional de ese bien.
63

Por lo que respecta a la evolución de la utilidad, supongamos que, a medida que


aumenta la cantidad consumida de un bien, el incremento de utilidad total que pro-
porciona la última unidad es cada vez menor. En términos gráficos esto se refleja
en dos hechos: por un lado en que la curva de utilidad total si bien crece, lo hace a
un ritmo decreciente (Figura a) y, por otro, en que la utilidad marginal es decrecien-
te (Figura b).

La justificación de la forma de las curvas recogidas en las Figuras a y b descansa


en los valores del Cuadro, que reflejan la evolución de la utilidad total y marginal,
columnas (2) y (3) respectivamente, derivadas del consumo de distintas cantidades
de leche. Como se recoge en el Cuadro el consumo del primer litro de leche a la
semana reporta al consumidor 100 unidades de utilidad, que podíamos denominar
"útiles", el segundo 80 "útiles", el tercero 60 "útiles", y así sucesivamente. El hecho
de que la utilidad marginal disminuya conforme aumenta la cantidad consumida de
un bien es lo que se conoce como la ley de la utilidad marginal decreciente, que
gráficamente se representa en la Figura b, y refleja la idea natural de que cuanto
más consumimos de un bien, menos satisfacción adicional reporta cada nueva uni-
dad del mismo.

Aunque la utilidad total aumenta con el consumo (Figura a), los valores del Cuadro
muestran que lo hace a un ritmo decreciente. Esto demuestra que la utilidad margi-
nal decrece conforme aumenta la cantidad consumida del bien (Figura b).

La ley de la utilidad marginal decreciente


La ley de la utilidad marginal decreciente establece que a medida que aumenta la
cantidad consumida de un bien, la utilidad marginal de ese bien tiende a disminuir.

Estas leyes sobre la utilidad o satisfacción le reporta al individuo el consumo de


bienes o servicios son fruto del método introspectivo, al analizar las propias reac-
ciones psicológicas ante el aumento del conjunto. Aunque las preferencias de los
individuos la mayoría de los bienes parecen coherentes con el principio de la utili-
dad marginal decreciente, puede ocurrir que, en ocasiones, esto no se así. Por
ejemplo, en el caso de un coleccionista cabe esperar que al aumentar la cantidad
­de un determinado bien aumente su utilidad marginal. Estos casos, sin embargo,
se.consideran como anormales.
64

Asimismo, cabe señalar que, si bien la utilidad marginal por lo general disminuye
conforme se incrementa el número de unidades consumidas, en determinadas cir-
cunstancias puede que con las primeras unidades la utilidad marginal aumente. Así,
por ejemplo, si se consume una cantidad de una determinada fruta que se desco-
nocía es probable que la segunda o tercera unidad produzcan una mayor satisfac-
ción que la primera, pero indiscutiblemente a partir de un cierto momento el indivi-
duo empezará a sentirse saciado y la utilidad disminuirá.

El equilibrio del consumidor


Una vez analizada la ley de la utilidad marginal decreciente y justificado, desde el
punto de vista psicológico, que a medida que aumenta la cantidad consumida de
un, bien o servicio la, utilidad marginal de la última unidad consumida tiende a dis-
minuir, podemos preguntarnos por el papel jugado por el concepto de utilidad mar-
ginal en el proceso de maximización de la satisfacción o utilidad del consumidor.

En este sentido se deben tener en cuenta dos hechos: en primer lugar que el con-
sumidor cuenta con una renta limitada, que debe asignar entre el consumo de mu-
chos bienes, y en segunda lugar que la satisfacción que le reporta al consumidor
los distintos bienes es muy diferente, ya que depende de las preferencias o gustos
de éste.

LEYES Y CURVAS DE INDIFERENCIA


Es posible establecer para cada individuo una función geométrica que, para un
nivel de consumo determinado, una todos los puntos que representen combinacio-
nes de cantidades de dos bienes que le brindan igual satisfacción. Esta función
geométrica se denomina "curva de indiferencia" porque, dado un cierto nivel de
consumo, al individuo le resulta indiferente ubicarse en cualquiera de los puntos.

Las curvas de indiferencia unen todos los puntos que reportan al consumidor la
misma satisfacción.

Cuanto más alejado esté el punto del origen, mayor será el grado de utilidad que la
combinación de cantidades brinda al individuo.

Dado que hay infinidad de niveles de consumo posibles, existen infinidad de curvas
de indiferencia que los representen. El ascenso a un nivel de consumo superior, es
decir, a una curva de indiferencia más alejada del origen, depende del incremento
de su poder adquisitivo (producido por cambios en el ingreso o en el nivel de pre-
cios de los bienes) y/o de su actitud respecto de cómo repartirá su ingreso entre
consumo y ahorro.

La infinidad de curvas de indiferencia integran el "mapa de indiferencia" del consumidor.

Propiedades de las curvas de indiferencia


Las propiedades de la curva de indiferencia son:

- Cada curva de indiferencia une los puntos de igual utilidad para el sujeto.
- Cada una de las curvas de indiferencia representa un nivel de consumo distinto,
con diferentes grados de utilidad y satisfacción.
- Son convexas hacia los ejes. Es decir, tienen pendiente negativa, ya que reflejan
combinaciones de dos bienes que reportan la misma utilidad al consumidor. Si se
renuncia a una cantidad de un bien, se deberá consumir más del otro como com-
65

pensación para mantener el mismo nivel de satisfacción (relación inversa entre los
dos bienes). Además, su forma es curva porque la relación de cambio entre los
dos bienes es distinta en cada punto de la línea.
- No pueden cortarse entre sí. Si se cortaran, significaría que un mismo punto co-
rresponde a dos niveles de utilidad diferentes.

El carácter de convexidad al origen indica condición de función decreciente, que se


basa en las leyes de utilidad decreciente y tasa marginal de sustitución.

Utilidad decreciente
La utilidad que un individuo le atribuye a las sucesivas unidades iguales de un bien
disminuye a medida que aumenta la cantidad de unidades en su provisión.

En otras palabras, los consumidores buscan maximizar su utilidad total, es decir,


obtener el mayor disfrute posible de los bienes que consumen. Pero, a la hora de
decidir, no tiene en cuenta la utilidad total que les reporta cada bien, sino su utilidad
marginal, es decir, la utilidad total de la última unidad de consumo de ese bien.

Tasa marginal de sustitución


Es la relación de cambio de dos bienes. Es decir, cuánto de un bien se está dis-
puesto a sacrificar para obtener otro. En la medida que vaya disminuyendo la provi-
sión del primero de los bienes y aumentando la del segundo, el sujeto se inclinará a
entregar cada vez menos unidades del primero para obtener unidades adicionales
del segundo. O sea, la tasa marginal de sustitución también es decreciente.

En cada punto de la curva de indiferencia, la relación de cambio entre los dos bienes
dependerá de sus utilidades marginales. Cada consumidor tiene un costo de oportu-
nidad subjetivo, ya que sólo él sabe, en cada caso, a qué cantidad de un bien estaría
dispuesto a renunciar para acceder a otro que estima le agregará mayor utilidad.

Por ejemplo, si una persona obtiene el mismo nivel de satisfacción tomado 2 ham-
burguesas y 1 refresco que 1 hamburguesa y 2 refrescos ambas cestas de bienes
se situarán en la misma curva de indiferencia.
66

UNIDAD V: EL MERCADO

CONCEPTO Y FUNCIONES
Una Economía de Mercado es un complicado mecanismo que coordina inconsciente-
mente a los individuos y a las empresas mediante un sistema de precios y mercados.

Es un mecanismo de comunicación que sirve para unir los conocimientos y las ac-
ciones de millones de individuos diferentes. Resuelve sin una inteligencia central
uno de los problemas que la mayor computadora actual no podría resolver y en el
que hay millones de variables y relaciones desconocidas.

Tan importante son los mercados para alcanzar un elevado nivel de producción que
la historia ha sido testigo frecuentemente de crisis políticas cuando ha quebrado
este mecanismo.

Todas las grandes decisiones de precios y asignación se toman en los mercados.


La palabra mercado significa literalmente "lugar en el que se compran y venden
bienes".

En un sistema de mercado, todo tiene su precio, cada mercancía y cada servicio.


Incluso los diferentes tipos de trabajo humano tienen precios, a saber, salarios. Ca-
da uno de nosotros recibe una renta por lo que vende y la utiliza para comprar lo
que desea.

- El Mercado según Samuelson y Nordhaus: Es un proceso mediante el cual los


compradores y los vendedores de un bien, interactúan para determinar su precio y
su cantidad.
- El mercado según Mochon y Becker: Es toda institución social en la que los
bienes y servicios, así como los factores de la producción, se intercambian libre-
mente.

Los factores de la producción son aquellos que intervienen en el proceso de pro-


ducción: la tierra, el trabajo y el capital.

El mercado es una fabricación humana, la suma cambiante de un conjunto de crite-


rios sobre los derechos y las responsabilidades individuales.

Lo esencial en todo mercado es que los compradores y los vendedores de un bien


o servicio entran en contacto libremente para comercializarlo, y siempre que se de
esta circunstancia podemos decir que estamos ante un mercado.

LOS MERCADOS Y LOS PRECIOS


Los compradores (demandantes) y los vendedores (oferentes) se ponen de acuerdo
sobre el precio de un bien o servicio, de forma que se producirá el intercambio de can-
tidades determinadas de ese bien por una cantidad de dinero también determinada.

- El precio de un bien es su relación de cambio por dinero; esto es, la cantidad de


pesos que se necesitan para obtener a cambio una unidad del bien.
Fijando precios para todos los bienes y servicios, el mercado permite la coordina-
ción de los compradores y los vendedores y, por lo tanto, asegura la viabilidad de
un sistema capitalista de mercado.
67

La fijación de precios a través del mercado reconcilia la demanda y oferta de las


economías domesticas con la oferta y la demanda de las empresas.
Los precios de los mercados de bienes se fijan de tal manera que equilibren la
demanda de los consumidores y la oferta de las empresas; y los de los mercados
de factores de tal manera que equilibren la oferta de las economías domesticas y
las demandas de las empresas.
El precio de equilibrio es aquel que iguala las cantidades ofrecidas y las deman-
dadas.
En el grafico el precio de equilibrio se encuentra en el punto en el que la curva de
demanda derivada de un factor corta a la curva de oferta.
- La Bolsa: (mercado de valores) Es un ejemplo de cómo funciona la economía
capitalista o economía del mercado. A ella acuden muchos individuos a comprar
acciones y otros títulos y también acuden las empresas a ofrecer sus acciones.
La actuación conjunta de unos y otras determina las cotizaciones, es decir los
precios.

MERCADO DE COMPETENCIA PERFECTA

Concepto
"Es una forma de organizar los mercados que permite determinar los
precios y las cantidades determinadas"

La competencia perfecta es una representación idealizada de los mercados de bie-


nes y de servicios en la que la interacción recíproca de la oferta y la demanda de-
termina el precio.

Un mercado de competencia perfecta es aquel en el que existen muchos compra-


dores y muchos vendedores, de forma que ningún comprador o vendedor individual
ejerce influencia decisiva sobre el precio.

Para que este proceso opere de manera correcta, el planteamiento formal de los
mercados perfectamente competitivos requiere que se cumplan las cuatro condicio-
nes siguientes:

a.- Existencia de un elevado número de Oferentes y Demandantes: Implica


que la decisión individual de cada uno de ellos ejercerá influencia sobre el mer-
cado global. Así si un productor individual decide incrementar o reducir la canti-
dad producida, esta decisión no influye sobre el precio de mercado del bien que
produce.
b.- Homogeneidad del Producto: Supone que no existen diferencias entre el
producto que vende un oferente y el que venden los demás.
c.- Transparencia del Mercado: Requiere que todos los participantes tengan
pleno conocimiento de las condiciones generales en que opera el mercado.
d.- Libertad de Entrada y Salida de Empresas: Todas las empresas participan-
tes podrán entrar y salir del mercado de forma inmediata en cuanto lo deseen.

Cuando estas condiciones se cumplen simultáneamente, se dirá que es un merca-


do de "Competencia Perfecta".

Un Mercado es perfectamente competitivo cuando hay muchos vendedores peque-


ños con relación al mercado, el producto es homogéneo, los compradores están
perfectamente informados, existe libre entrada y salida de empresas y las decisio-
nes, tanto de los oferentes como de los demandantes son independientes.
68

La empresa competitiva se enfrenta a una curva de demanda horizontal o comple-


tamente elástica.

Los mercados competitivos ideales deben satisfacer tres requisitos para ser catalo-
gados como socialmente óptimos:

El 1° lugar no debe haber competencia imperfecta, ningún productor debe influir en


el precio del producto.

En 2° lugar no debe haber efectos-difusión, ni externalidades, procesos en los que


una empresa impone un costo social sin que la parte afectada sea compensada.

En 3° lugar para que un resultado competitivo sea óptimo, la distribución de los vo-
tos monetarios debe corresponder a los conceptos de justicia de la sociedad.

La formación de los precios en la Competencia Perfecta a Corto


Plazo
Si el precio del mercado es Pn la curva de demanda de la empresa es la línea hori-
zontal dd. Esta línea corta a la curva del costo marginal en el punto N, en el cual el
CTMe alcanza su mínimo, de forma que para el nivel de producción optimo la em-
presa no obtiene beneficios extraordinarios ni perdidas, ya que cubre los costos
medios.

Al precio de mercado que determina esta situación se lo denomina PRECIO DE


NIVELACION o de BENEFICIO NULO y al punto N de la curva de costo marginal
PUNTO DE NIVELACION, y se corresponde con el óptimo de explotación. Para
cualquier precio de mercado superior al precio de nivelación, la empresa obtiene
beneficios económicos superiores a los beneficios contables y en consecuencia la
resultara muy provechoso producir.

En el punto C la empresa cubre estrictamente los costos variables, por lo que para
cualquier precio superior a Pc le convendrá producir, ya que al menos parcialmente
cubre los costos fijos. Pero si el precio esta por debajo de este nivel, la empresa no
podrá cubrir sus costos variables y se vera obligada a cerrar la fabrica. El punto C
determina el PUNTO DE CIERRE o MINIMO DE EXPLOTACION de la empresa y,
por ello, al precio Pc se lo denomina PRECIO DE CIERRE.

Gráficamente el punto de cierre es aquel en el cual la curva de gastos marginales.

Corta a la curva de costos variables medios en el mínimo.

Entre el punto de nivelación N y el punto de cierre C, la empresa cubre sus costos


variables y parte de los costos fijos, por lo que le interesa producir. Así el criterio de
P = Cm nos lleva a centrarnos en la curva de costo marginal y teniendo en cuenta
el nivel de costos que se cubren en función del precio de mercado, nos permite de-
ducir la CURVA DE OFERTA A CORTO PLAZO DE LA EMPRESA.

La curva de oferta de la empresa competitiva viene representada por la línea con el


tramo grueso y se corresponde con la curva CM a partir del mínimo de la curva
CVMe esto es a partir del mínimo de explotación.el precio mínimo exigido por la
empresa para producir viene dado por el mínimo de sus costos medios variables.
69

La Formación de la Competencia a Largo Plazo


A largo plazo todos los costos son variables, ya que la empresa no solo puede des-
pedir a todos sus empleados sino que también puede decidir vender sus equipos e
instalaciones y liquidar el negocio.

Por ello a largo plazo las empresas solo producirán cuando el precio sea igual o
superior al precio de nivelación o condición de beneficio nulo, que viene dado por el
costo medio. Este costo medio incluye los costos monetarios y los costos de opor-
tunidad. Existe por lo tanto un punto por debajo del cual no puede mantenerse el
precio a largo plazo si se quiere que la empresa siga funcionando.

Si el precio a largo plazo desciende por debajo de este punto critico de beneficio nulo,
las empresas empezaran a abandonar la industria por no obtener beneficios. El resul-
tado será que la curva de oferta del mercado se desplazara hacia la izquierda, y el
precio subirá lo suficiente como para que la industria sea rentable. Así a largo plazo
también hay un punto de cierre por debajo del cual la empresa no producirá.

El equilibrio a largo plazo es el obtenido en aquel periodo de tiempo en el cual las


empresas pueden variar su producción, ajustando todos los factores empleados en
el proceso productivo. A largo plazo pueden entrar nuevas empresas o salir alguna
de las ya establecidas de forma que en relación con la figura, la elasticidad de la
curva de oferta será considerable y menor el impacto sobre los precios.

La curva de oferta a largo plazo


Supongamos que hay absoluta libertad de entrada a la industria, que todas las em-
presas tienen acceso a tecnologías idénticas y que pueden adquirir factores a pre-
cios que sean independientes de la producción de la industria, esto es que no exis-
tan factores especializados. En estas circunstancias las empresas tendrán las mis-
mas curvas de costo medio y marginal a largo plazo. La curva de oferta a largo pla-
zo de la industria será plana (figura 2). Se ofrecerá la cantidad que se demande a
un precio constante, igual al valor mínimo del costo medio a largo plazo (figura 1).

Para todo precio superior, las empresas obtendrán beneficios económicos extras, lo
que incitara a que nuevas empresas entren en la industria. La entrada de empresas
incrementara la producción, esto significa que la curva de oferta se desplazara ha-
cia la derecha y hará que el precio baje hasta el nivel de beneficio nulo. Por lo tanto
a largo plazo el precio de la industria tendera a alcanzar el punto critico en el cual
las empresas idénticas cubren exactamente todos sus costos competitivos. Por
encima de ese precio, entraran nuevas empresas forzando a bajar el precio de
mercado. Si este se situara por debajo del nivel critico, a largo plazo las empresas
abandonarían la industria hasta que el precio volviera al nivel de costo medio a lar-
go plazo.

La industria solo se encontrara en una situación de equilibrio a largo plazo, cuando


el precio de mercado coincida con el mínimo de la curva de costos medios a largo
plazo, es decir Pn = Cme (mínimo) de la empresa representativa. A este precio las
empresas no tienen incentivos para entrar ni salir del mercado, ya que el beneficio
económico es nulo. Dado que a largo plazo el precio de la industria debe ser Pn, la
curva de oferta a largo plazo de la industria es la línea horizontal O l (figura 2).

Cuando la industria esta integrada por empresas competitivas con curvas de costos
idénticas, y si hay libertad de entrada y salida a la industria, la condición de equili-
brio a largo plazo se da para el precio que resulta ser igual al costo marginal al nivel
70

del mínimo de los costos medios a largo plazo, para cada una de las empresas
idénticas.

P = CML = CmeL (mínimo) = beneficio nulo

En la situación de equilibrio a largo plazo no habrá ni entrada ni salidas de empre-


sas a la industria, y no variaran ni el precio ni la cantidad intercambiada. Para que
esto ocurra no puede haber beneficios extraordinarios ni perdidas y en consecuen-
cia el precio ha de ser igual al mínimo de los costos medios a largo plazo. Además
todas las empresas trabajaran en la dimensión óptima.

Dado que las empresas tienden a situarse en el mínimo de la curva de CMeL, pue-
de afirmarse que la competencia perfecta genera una tendencia hacia la eficiencia
económica en el uso de los factores.

La Defensa de la Competencia Perfecta


La ley de defensa de la competencia:

La ley 25.156 establece que están prohibidos y serán sancionados los actos o con-
ductas que tengan por objeto limitar restringir o distorsionar la competencia. La ley
prohibe las concertaciones económicas que puedan restringir la competencia. Se
penaliza todo abuso de posición dominante al hecho de ser el único demandante u
oferente o el no estar expuesto a una competencia sustancial. La ley no penaliza la
existencia de un monopolio, sino los abusos que pudieran hacerse del poder de
mercado que una posición dominante la confieren a una empresa.

El órgano que la aplica es el tribunal nacional de defensa de la competencia creado


por la misma ley. Este tribunal se encuentra en el ámbito del ministerio de econo-
mía, como organismo autárquico, integrado por siete miembros designados por
concurso. Este fue creado para suplir a la comisión de defensa de la competencia
de la secretaria de industria, comercio y negociaciones internacionales.

El tribunal tiene a su cargo realizar estudios e investigaciones de mercado, celebrar


audiencias e imponer sanciones a quienes incurran en actos penados por la ley
25.156. Así también debe aprobar o desaprobar operaciones de concentración eco-
nómica que superen determinados montos.

COMPETENCIA IMPERFECTA
"Son aquellos en los que el productor o productores son lo suficiente-
mente grandes como para tener un efecto notable sobre el precio".

Así no actúan como precio-aceptantes sino como precio-oferentes, porque de algu-


na forma imponen los precios que rigen en el mercado.

La diferencia entre el mercado de competencia perfecta y el de competencia imper-


fecta también puede expresarse en términos de la elasticidad-precio de la deman-
da. En el caso de la empresa competitiva la curva de demanda es completamente
elástica mientras que en los mercados de competencia imperfecta la empresa se
enfrenta a una curva de demanda con una elasticidad-precio finita. Los variables de
ajuste en este mercado pueden ser los precios o las cantidades. El distinto papel
que juegan los precios se debe a que siempre se enfrentan a una curva de deman-
da decreciente.
71

Clasificación de los tipos de mercado de competencia imperfecta: Según la función


de sus números, del tamaño de los oferentes, del grado de concentración entre las
empresas concurrentes y la homogeneidad o heterogeneidad de los productos, se
clasifican en 3 categorías diferentes:

- El monopolio: caso extremo de la competencia imperfecta, y se caracteriza porque


hay un único vendedor que controla la industria.
- El oligopolio: se caracteriza porque hay pocos vendedores, de forma que cada em-
presa puede influir en el precio de mercado y en la conducta de sus competidores.
- La competencia monopolística: ocurre cuando un gran numero de vendedores
produce bienes diferenciados, en el sentido de que sus características importantes
varían.

Gráficamente la diferencia básica entre ambas competencias se observa en la si-


guiente figura:

En el caso de la competencia perfecta la empresa se enfrenta a una demanda indi-


vidual que es completamente elástica, indicando que puede vender todo lo que
desee al precio de mercado.

En el caso de la competencia imperfecta la demanda a la que se enfrenta tiene


pendiente negativa, de forma que para poder incrementar sus ventas, tendrá que
necesariamente reducir el precio del producto.

Otra característica de este mercado es que por lo general tiene limitaciones a la


entrada de nuevas empresas en la industria. Aquí son frecuentes las luchas entre
las empresas por el porcentaje de participación en el mercado.

Son 2 los factores que suelen impedir que se incorpore a la industria un número
elevado de empresas y que por consecuencia originan la aparición de imperfeccio-
nes en los mercados:

- Los costos de producción.


- Las barreras a la entrada de nuevos competidores.

El equilibrio en la competencia imperfecta:

Para la empresa que opera en competencia imperfecta en el punto de equilibrio


siempre el precio es mayor que el costo marginal, lo cual revela que estos merca-
dos actúan con ineficiencia económica.

Competencia perfecta en comparación con la imperfecta:

La empresa de perfectamente competitiva puede vender lo que desee a lo largo de


su curva dd horizontal, sin llegar a reducir el precio de mercado; el competidor im-
perfecto se encontrara con que su curva de demanda tiene pendiente negativa ya
que si eleva q, baja el p que puede obtener. Y una reducción del precio de sus riva-
les desplazara su curva dd hacia la izquierda d"d".

La fijación de los precios


En los distintos mercados se supuso que el precio se fija en función de las condi-
ciones del mercado y de los costos.
72

En la competencia perfecta el mercado determina el precio y la empresa individual


se limita a determinar el volumen de producción de acuerdo con su curva de costos.

El monopolista fija el precio en función de la curva de demanda y sus costos.

En los mercados Oligopólicos la situación es más compleja, se pueden seguir dis-


tintas estrategias para fijar los precios.

El criterio de fijación de precios según el costo medio mantiene que para determinar
el precio que los empresarios fijaran para sus producto, lo adecuado es estimarlos
distintos elementos que integran el costo, el precio de dichos productos.

Se supone que el precio tiene 3 componentes:

- Costos directos.
- Costos comunes o indirectos.
- Margen neto de beneficio.

Los costos directos: Reflejan los costos directos y separables por unidad de produc-
to, y se supone que varían proporcionalmente con el nivel de producción, de forma
que su valor unitario es el mismo cualquiera sea el volumen de producción. Se de-
terminan a partir de la curva de los costos medios variables.

Los costos comunes: si la empresa elabora más de un producto, tiene que asignar
los costos comunes entre los diversos productos, es decir los costos incurridos en
la elaboración de más de un producto. Se determina dividiendo el total de los costos
fijos por el nivel de producción planeado.

Margen neto de beneficios: Con este margen se deben cubrir los costos comunes
no asignados concretamente y obtener un rendimiento sobre la inversión. Este
margen se establece basándose en la experiencia y se hará de forma que el rendi-
miento resultante del capital sea satisfactorio.

P (Precio) = costos directos + costos comunes + margen neto

MERCADOS OLIGOPÓLICOS
Es aquel en el que existe un número reducido de vendedores, frente a una gran
cantidad de compradores, de forma que los vendedores pueden ejercer algún tipo
de control sobre el precio.

Oligopolio
Son de dos tipos:

En primero lugar el oligopolista puede ser uno de los pocos vendedores que produ-
cen un producto idéntico o casi idéntico.

El segundo tipo de oligopolio es el caso de unos pocos vendedores que venden


productos diferenciados.

Los productores poseen control sobre los precios pero deben tener en cuenta las
probables reacciones de sus rivales. A veces se prefiere una cierta rigidez en los pre-
cios antes que las guerras de precios. Además la rivalidad en los precios la compe-
tencia tiende a adoptar la forma de la diferenciación vía campañas publicitarias.
73

El mercado del oligopolio puede existir tanto en la demanda como en la oferta. Será
de oferta cuando la demanda esta atendida por unos oferentes. Cuando un escaso
número de demandantes deba absorber el bien o servicio producido por un gran
número de oferentes estaremos ante un oligopolio de demanda, también denomi-
nado oligopsonio. El oligopolio bilateral será el caso en que las dos fuerzas del
mercado estén integradas por pocos agentes económicos, es decir cuando existan
pocos oferentes y pocos demandantes que en consecuencia tendrán influencia o
poder sobre el mercado.

El equilibrio de este mercado se alcanza cuando el ingreso marginales igual al cos-


to marginal. No obstante el equilibrio debe tener en cuenta la existencia de compe-
tidores que están en Condición el de arrebatarle una parte del mercado a la empre-
sa y que reaccionaran ante sus estrategias.

La interdependencia estratégica es una característica especifica del oligopolio que


inspiro el desarrollo de la teoría de los juegos y surge cuando los planes de cada
empresa dependen de la conducta de sus rivales, así la característica básica del
oligopolio es la interdependencia de las acciones de los participantes. Por esto es
lógico que las empresas a la hora de tomar cualquier decisión tengan en cuenta la
reacción previsible de sus rivales dando lugar a comportamientos estratégicos.

La interdependencia de las acciones de los participantes y el comportamiento estra-


tégico son fenómenos inexistentes en los otros tipos de mercados.

Dúopolio
Caso extremo del oligopolio, se da cuando existen solo 2 productores.

La teoría de los juegos se ha empleado para analizar la interacción de los dúopolistas.

Una característica de este mercado es la capacidad que el empresario tiene para


influir sobre las decisiones de sus competidores con sus propias acciones y de ser
influidos por las decisiones de sus rivales

Competencia monopolística
La competencia monopolística es la estructura de mercado en la que muchas em-
presas venden productos similares pero no idénticos.

En los mercados de competencia monopolística, aunque existen muchos vendedo-


res, cada uno de ellos es capaz de diferenciar su producto de sus competidores de
forma que actúa de hecho como monopolista de una marca determinada y, por lo
tanto, se enfrenta a una curva de demanda con inclinación negativa.

El que los productores sean muchos dificulta enormemente la realización de acuer-


dos entre ellos para controlar el mercado e impedir la entrada de nuevos competi-
dores. Al ser las empresas pequeñas ignoran los efectos de sus acciones sobre las
otras. Por esto supondremos la existencia de libre entrada y salida de las empresas
en una industria de competencia monopolística.

Determinación del equilibrio a corto plazo:

Como puede verse en el grafico cada oferente trata de comportarse como un mo-
nopolista, por ello intenta a corto plazo colocar en su mercado una cantidad de pro-
ducto tal que el costo marginal de su producción sea igual a su ingreso marginal.
74

Determinación del equilibrio a largo plazo:

En el equilibrio a largo plazo de un mercado de competencia monopolística la canti-


dad producida es inferior a la que corresponde al mínimo de los costos.

Este hecho implica que se esta produciendo una cantidad menor a la que seria po-
sible obtener de forma eficiente con las instalaciones disponibles.

La curva de demanda individual es la percibida por el oferente, bajo el supuesto de


que sus consumidores del grupo no reaccionen.

Gráficamente la curva de demanda de cada empresario puede controlar estará aho-


ra mas a la izquierda, reflejando la disminución de compradores como consecuen-
cia de la entrada de nuevos compradores.

Como la disminución de la demanda hace que se reduzcan el precio y el beneficio,


dejaran de entrar nuevos empresarios cuando los beneficios extraordinarios hayan
desaparecido.

EL MONOPOLIO
El monopolio es el caso extremo de un mercado imperfectamente competitivo, ya
que hay un único oferente en la industria, y un monopolista es el único vendedor de
un determinado bien o servicio en un mercado en el que no es posible la entrada de
otros competidores.

Los principales inconvenientes del monopolio son que restringe la producción y ele-
va los precios.

Puede haber monopolio por el lado de la oferta y por el lado de la demanda, el mas
frecuente es el de la oferta. Se emplea la expresión de monopolio para referirse a
una actividad productiva y comercial en la que hay un único oferente.

Competencia perfecta y monopolio:

El empresario competitivo toma al precio como un dato y adapta su comportamiento


a las condiciones del mercado, el empresario monopolista por el contrario desem-
peña un papel determinante en el proceso de fijación del precio del mercado, por-
que tiene capacidad de decidir su cuantía. Ello se debe a que la curva de demanda
del monopolista es la curva de demanda del mercado, esta recoge los deseos de
compra de los consumidores a los distintos niveles de precio y al tener inclinación
negativa, refleja el hecho de que la cantidad que el mercado esta dispuesto a ab-
sorber aumenta al disminuir el precio.

El poder de mercado indica la capacidad para incrementar el precio de su producto.


Una empresa tiene poder de monopolio o poder de mercado si puede incrementar
el precio de su producto reduciendo su propia producción.

Causas que explican la aparición del monopolio


- El control exclusivo de un factor productivo por una empresa o el dominio de las
fuentes más importantes de la materia prima indispensables para la producción de
un determinado bien.
75

- La concesión de una patente genera una situación monopolica de carácter tempo-


ral. Esta confiere a un inventor el derecho exclusivo de fabricar cierto producto por
un tiempo determinado.
- El control estatal de la oferta de determinados servicios origina los monopolios
estatales. Estos servicios frecuentemente se suministran mediante empresas con-
cesionarias privadas o mixtas.
- La existencia de un tamaño de mercado y de una estructura de costos de las in-
dustrias especiales que pueden dar lugar a un monopolio natural.

Monopolio Natural
Es aquella empresa cuyo costo medio por unidad de producción disminuye acusa-
damente en toda la gama de producción, de forma que una única empresa puede
ofrecer la producción de la industria mas eficientemente que un conjunto de varias
empresas.

Las razones tecnológicas del monopolio natural se concretan en que los costos
medios disminuyen a medida que aumenta la cantidad producida del bien.

En el monopolio natural la curva de demanda dirigida a la industria corta la de cos-


tos medios en el tramo descendente de estas. Por tanto una sola empresa podrá
vender el producto a un precio inferior que el que se daría si la oferta estuviere divi-
dida entre varias empresas. Así una empresa que produjera Q 1 vendería al precio
P 1 obteniendo un beneficio monopólico unitario iguala P 1-CMe 1. Pero si la pro-
ducción se dividiera entre dos firmas y cada una produjera Q 2 = (1/2). Q,el costo
medio seria entonces CMe 2 y, como el precio seguiría siendo P 1 ambas sufrirían
perdidas. Por ello en el caso de costos decrecientes, la empresa tendera a expan-
dirse y monopolizar el mercado.

Alternativas ante la regulación del monopolio:

- Dividir el monopolio en dos o tres empresas.


- Tratar de impedir que se formen monopolios.
- Regular los monopolios existentes.
- Dejar que funcione con una regulación mínima y establecer impuestos.
- Obligar al monopolio a fijar un precio que elimine los beneficios extras.
- Obligar al monopolio a fijar un precio que situé a la empresa en una posición simi-
lar a la de la competencia perfecta.

Regulación del Monopolio


Consiste en normas gubernamentales que obligan a las empresas a alterar su con-
ducta. Aunque el control del monopolio natural o el servicio universal son frecuen-
temente los objetivos declarados de la regulación económica, los escépticos pien-
san que el intento de captar votos puede ser determinante. Y de hecho la experien-
cia de liberalización de la última década apoya la teoría de la elección pública.
76

SUPLEMENTO DE LA UNIDAD - LECTURA OBLIGATORIA

Teoría de los Mercados


Implica un modelo de Organizaciones Económica

El mecanismo de mercado: Es un tipo de organización económica en la cual los


consumidores y las empresas interactúan a trabes de los mercados para determinar
los tres problemas centrales de la organización económica.

Estos 3 problemas centrales económicos fundamentales e interdependientes son:

- ¿Qué mercancías van a producirse y en que cantidades?


Es decir, ¿Cuántos bienes y servicios van a producirse y cuáles? ¿Cuándo van a
producirse?
- ¿Cómo van a producirse as bienes? Es decir ¿Qué va a disfrutar y beneficiarse de
los bienes de los bienes y servicios de la nación?
Como sea a dividir el producto nacional entre los diferentes individuos y familias.
Si un embargo actualmente, en ningún sistema económico existe un mecanismo
de mercado pmo, sino una economía Mixta en la que tanto las instituciones priva-
das como la publica ejercen el control económico. La primera a trabes de regula-
ciones e incentivos fiscales.

Características fundamentales:

Se les atribuye el mecanismo demarcados es que "Ningún individuo ni organización


se ocupa consciente de los tres problemas económicos, si no que las empresas y
los consumidores se reúnen en los mercados para fijar los precios y los niveles de
producción".

Una economía de mercado es un complicado mecanismo que coordina inconscien-


temente a los individuos y ala empresas mediante un sistema de precios y mercados.

Entonces la idea fundamental consiste en que toda los grandes decisiones de pre-
cios y asignaciones se toman en los mercados (este es un proceso mediante el cual
los compradores y vendedores de un bien interactúen para determinar su precio y
cantidad).

Equilibrio de mercado:

Al reunir todos os diferentes mercados disponemos de un vasto sistema de prueba


y error, que de lugar a un equilibrio de precios u de la producción.

Al adoptar la oferta y la demanda de cada mercado la economía resuelve los tres


problemas simultáneamente:

Esbozo:

- Que cosa se producirán bienes determinados por los costos monetarios de los
consumidores. El dinero que pagan en la cajas registradoras proporcionan, en de-
finitiva, las nominas, renta y dividendo que perciben como trabajadores. Comple-
tando el circulo la empresas deseosas de obtener el mayor beneficio (son los in-
gresos netos a las diferencias entre los ingresos totales y los costos totales) pro-
ducen bienes de elevada demanda.
77

- Como se producen las cosas viene determinado por la competencia de hacer fren-
te a la competencia entre los diferentes productores; pues la única forma que tiene
estos de hacer frente a la competencia de precios y de maximizar posbeneficios
es reducir el costo al mínimo adaptando los métodos de producción más eficiente.
- Para quien se producen las cosas esta determinada por la oferta y la demanda en
los mercados de factores de producción (tiempo trabajo capital).
Es en ello en donde se determina las tarifas salariales, las rentas de la tierra, los
tipos de intereses y los beneficios, que constituyen la renta de los individuos. La
distribución de la renta entre la población es determinada, pues por la cantidades
de factores poseídos por sus precios.

Gobierno de la economía del mercado:

En última instancia es gobernada por consumidores y por los terceros. Los primeros
por que dirigen mediante sus gastos, expresados en sus votos monetarios los usos
finales hacia los que se canalizan en los recursos de la sociedad.

Escogen el punto de la frontera de posibilidad de la producción, que representan el


menú de recursos totales capaces de producir diferentes mercancías que obliga ala
sociedad a elegir estos bienes relativamente escasos.

Los segundos imponen una restricción fundamental a la consumidora y a la que a


economía no puede traspasar sus fronteras de p-p.
78

Teoría de formación de los precios:

Para la formación de los precios existe un mecanismo de precio en el mecanismo


competitivo.

Que se encarga de racionar entre los posibles usuarios de bienes escasos de la


sociedad.
El objeto ha lograr es el equilibrio de precio de mecanismo, que solo se alcanza
cuando el precio y la cantidad con los que actúan las fuerzas en el mercado están
en equilibrio.

Es decir que la cantidad que desea adquirir los compradores es exactamente igual
que la que desean vender los vendedores. Por lo que en el precio ni la cantidad
tienden a variar.

A- Que haya algo que desplace la suma de OFERTA o de DEMANDA

De lo expuesto podemos afirmar que en cualquier momento dado del tiempo, existe
una relación clara entre el precio de mercado de un bien y la cantidad demandada
del mismo. (Curva de D)

Aquí negamos un principio básico que se cumple en casi toda la mecánica, ley de la
Demanda DECRECIENTE: Cuando sube el precio de un bien-centenos-pasivos, es
decir, se mantiene al mismo tiempo todo lo demás constantes. Se demanda menos,
lo que es el mismo, si los productores deciden lanzar una mayor cantidad de un bien
al mercado entonces solo puede vender a un precio mas bajo que el de ayer.

Las razones que explican esta radican en que:

El hecho de que el descenso de los precios o trae menos compradores.

- Cada reducción del precio puede hacer que cada uno de los consumidores del
bien haga alguna adicionales, es igual a la inversa razones materiales no explica
que le subía de un precio obliga mucho a sustituir un bien por otro, y eso suba de-
79

terminado que sea mas pobre que antes dado que implica una reducción en su
consumo a causa de una renta menos.
- La relación entre los precios de mercado, y la cantidad del bien que los producto-
res están dispuesto a ofrecer (curva de oferta).

Es una representación gráfica la curva de oferta son de pendiente positiva pues si


la sociedad demanda mas sobre un bien, entonces habrá que añadir cantidad cada
vez mayores de trabajo a ala misma cantidad limitado de tierra apta, para la pro-
ducción de dicho bien. Y

Según la ley de los rendimientos decrecientes igual a cada mismo trabajo producirá
una cantidad adicional cada vez menor y, lo que tanto, tendrá que aumentar al cos-
to necesario para generar la producción adicional.

- Tres obstáculos:

Cuestiones relacionados con la oferta y la demanda:

Cetemos Ponibus: Para trazar una curva ya sea de oferta o de demanda, es esen-
cial que no se permita mincuir cambio de otro factor que pueda entubar el experi-
mento, pues, para aislar los efectos de un factor causal debemos tratar de variar y
una sola cosa de cada vez.

Sin embargo en la realidad existen factores que afecta tanto a la oferta como a la
demanda y que desplaza. Así en la oferta y la demanda; tras el precio hay otro y
determinados fundamentos de la curva.

- La renta medio de los consumidores.


- Las dimensiones del mercado, es decir el Nº de economía domesticas afectan
clavemente o la cantidad demandada o cada precio.
- El precio y la existencia de otros bienes, sobre todo de lo que son buenos sustitu-
tivos del bien examinado.
- El conjunto de factores subjetivos gasto o preferencia.

- La oferta: factores que desplazan a la curva.

- Costo de producción: Bien sabemos que los bienes son ofrecidos por empresas
competidoras para obtener beneficio, esta oferta se producen hasta el punto en
que ya no se compensa producir el bien. Por lo que todo lo que reduzca el costo
de producción desplazará la curva de oferta hacia fuera y en sentido descendente.
- Avances tecnológicos: Una curva tecnológica que eleve el rendimiento y reduz-
ca los costos de producción.
- Factores de Producción: Si los precios de estos, fueran rebajados también se
desplazaría la curva.
- La Competencia del Mercado: Puede suceder que se monopolio el mercado, por
lo que subiría el precio cualquiera fuese el nivel de producción.
- El precio de otro bien.
- Fenómenos exteriores: Un desastre meteorológico puede incidir significativa-
mente en el rendimiento del agrícola.

Competencia Perfecta o Imperfecta

En economía, se considera a la competencia como un mecanismo para la organi-


zación de la producción y la determinación de precios e ingresos.
80

Existen diferentes tipos de mercados según las decisiones sobre la cantidad de


bienes y servicios de Px de las empresas y las de los consumidores. Ellos son:

- Mercado de Competencia Perfecta: Muchos vendedores, productos iguales.


- Mercado de Competencia Monopolística: Muchos vendedores, productos diferen-
ciados.
- Oligopolio: Pocos vendedores.
- Monopolio: Un solo vendedor.

Competencia Perfecta

Factores condicionales. Requiere que se cumplan las siguientes condiciones.

1.- Elevado el número de compradores y vendedores, de modo tal que tanto las
empresas como los compradores son demasiado pequeños como para definir
el precio del mercado. Esto llevara a que ningún vendedor venda a un precio
más alto que los demás por que así saldría del mercado, ni tampoco a un pre-
cio inferior por que solo obtendrá pérdidas.
Las empresas aceptan el precio del mercado como un dato, este comporta-
miento se denomina "Precio aceptable". No hay rivalidad entre las empresas,
sino competencia impersonal.
2.- Los compradores y vendedores son indiferentes con respecto a quien comprar
o a quien vender. Esto implica que el bien comprado o vendido es Homogéneo,
es decir son todos idénticos, no hay marcas que difieren a los productos.
3.- Todos los compradores y vendedores tienen un conocimiento plena de las con-
diciones generales del mercado, es decir, hay ausencia de incertidumbre. Los
vendedores conocen lo que los compradores están dispuestos a pagar por el
producto y los demandantes saben a que precios desean vender los oferentes.
4.- Libre, movilidad de los recursos productivos, de forma que las empresas tienen
libertad de salida y de entrada al mercado. Es decir, que las empresas son li-
bres de entrar y salir de una industria, debido a incentivos pecuniarias. Entre
las empresas no hay colusión.

El mercado de competencia perfecta esta en equilibrio si:

a.- El precio del mercado es único.


b.- La oferta es igual a la demanda.
c.- Los consumidores maximizan la utilidad.
d.- Las empresas maximizan los beneficios.

Conducta de la empresa

El empresario competitivo considera dado el precio y espera poder vender todo lo


que decida a ese precio. No puede subir ni bajar el precio. La empresa solo puede
tomar la decisión de si debe producir o no, y en caso afirmativo, que cantidad lanzar
al mercado.

El ingreso medio es el precio del bien. Es igual al ingreso total dividido por el núme-
ro de unidades vendidas.

(P . q)
IME = =P
Q
81

Como la empresa no influye en el precio, ya que la curva de demanda es horizontal, el


Ingreso Marginal derivado de cada unidad adicional vendida es el precio del mercado.

IMe = IMg

Mercado

La oferta y la demanda del mercado determinan el precio de equilibrio

Empresa competitiva

El precio determinado por la oferta y la demanda en el mercado, es al que la em-


presa puede vender tanto como desee

La empresa competitiva maximiza su beneficio cuando Ofrece la cantidad (Q) para


la cual el ingreso Marginal (precio) es igual al costo marginal. Es decir que elige la
Q que lanzara al mercado fijando su nivel de producción de tal manera que su costo
marginal es igual al precio.

Para decidir a corto plazo si producir o no, debe comparar al nivel de producción
óptimo (P = CM), el precio y el costo variable medio.

Si el precio es menor que el CVMe le conviene cerrar a la empresa.

Competencia Imperfecta

Concepto: "Situación en que una o algunas empresas están en condiciones de


influir o determinar el precio".

Hablar de un mercado de competencia imperfecta no significa que una empresa.

Que tenga un poder monopolista absoluto sobre el precio que puede cavar; si no
que encontramos distintos matices o grados de imperfección.
82

Tampoco es cierto que el propietario de una empresa imperfectamente Competitiva


es una persona imperfecta, ni tampoco que la empresa no sea capaz de vender
mas que sus rivales, inventar nuevo productos o soltar multitudes de agentes co-
merciales para captar a los clientes potenciales; pues en este es el primer en que
se puede caer en una comparación con el Mercado de Competencia Perfecta.

Compararon gráfica de ambos tipos de mercado:

Patrones de competencia Imperfecta:

- Existe competencia Imperfecta cuando solo unas pocas empresas son capaces de
ofrecer un Producto específico al precio vigente.
Este hecho muestra claro las razones de la existencia de "Coeficiente de concen-
tración" de diferentes empresas.
Y este es uno de las preocupaciones claves de los poderes públicos, "La tenden-
cia de concentración global".
- La competencia imperfecta surge con las condiciones de costo o costos que al-
canza el mercado. Pues cuando existen imperfecciones económicas en la produc-
ción en gran escala, las grandes empresas pueden producir sencillamente a un
precio mas bajo que el de la pequeña por lo que esta ultima no pueden sobrevivir.
- Barrera de competencia: Existe cuando hay factores legales o psicológicos que
producen el Nº de competencia o el grado de rivalidad con respecto al nivel que se
observaría de manera material.

Las barreras más importantes son:

- Restricciones legales: como ej. Los poderes Públicos intervienen la competencia


en algunas industrias, como la patentes concedidos a inventores para permitirles
tener el uso exclusivo del producto o proceso patentado.
83

Esto se hizo con razón de fomentar la invención, sobre todo respecto de los pe-
queños inventores; pues sin la perspectiva de tener la protección monopolística,
seria ilusoria la esperanza de beneficiarse con su invención.
- Otra restricción legal lo constituye las Restricciones a la entrada, es decir, cuando
gobiernos conceden monopolizar por licencia o servicios locales como el agua
(agua de salta), electricidad (edesa), etc.
El actuar de los gobiernos radica en que son útiles en las industrias que tienen
unos costos de mercado acusadamente decreciente.

Mercados de Competencia Imperfecta

Un mercado es de competencia imperfecta cuando las empresas oferentes influyen


individualmente en el precio del producto de la industria. Actúan como PRE-
CIO_OFERENTES ya de algún modo influyen en los precios del mercado. La dife-
rencia entre la comp. Perfecta y la imperfecta puede expresarse en términos de la
elasticidad precio de la demanda y también que en las empresas de comp. Imper-
fecta las variables, no son las cantidades, sino el precio y las cantidades también.

En comp. Imperfecta, las empresas siempre se enfrentan a una curva de demanda


decreciente, la demanda tiene pendiente negativa, es decir que para incrementar
sus ventas deberá reducir el precio.

Demanda en competencia imperfecta

La empresa se enfrenta a una demanda que


en el caso del monopolio, es igual a la del
mercado.

En el punto de equilibrio el precio es MAYOR que el costo marginal, actúan con


ineficacia económica (a diferencia de competencia perfecta).

Estas empresas pueden producir en el punto de equilibrio una menor cantidad de


un bien que la marcada por el mínimo de los CVMe.

Hay limitaciones en la entrada de nuevas empresas en la industria, es decir que le


numero de oferentes será menor que en la comp. perfecta; son frecuentes las lu-
chas entre empresas por el porcentaje de participación en el mercado. La rivalidad
se concreta en una amplia gama de actuaciones, algunas en el campo de la publi-
cidad y también en el campo de la investigación y desarrollo de nuevas marcas

Causas de imperfección de los Mercados

Son dos los factores que impiden que se incorporen a la industria un gran número
de empresas: COSTOS DE PRODUCCION y LAS BARRERAS a la entrada de
nuevos competidores.

1.- Diferencias en los de costos producción:


La estructura de costos y la tecnología son los factores determinantes del nú-
mero de empresas que pueden soportar una industria. Las economías de esca-
la son el factor cave parra determinar la cantidad de empresas que integran
84

una industria, al incrementarse la producción, los CMe se reducen entonces las


grandes empresas tiene ventajas de costos sobre las pequeñas.

1.- Procedimientos más eficientes.


Economías 2.- Vías de especialización.
de escala 3.- Organización de trabajo, (los costos se reducen y
aumenta la producción).

Entonces las industrias tienden a configurarse con menos empresas Estas po-
cas empresas elevan su nivel de producción hasta el punto en el que producen
una parte significativa del total de la industria, haciéndose esta imperfectamen-
te competitiva.
2.- Barreras a la entrada
Estas barreras a la entrada tiene un papel relevante a la hora de dificultar la
competencia y promover la concentración industrial.

1.- Economías de escala.


Tipos más
2.- Restricciones legales.
frecuentes
3.- Diferenciación del producto y publicidad.
de barreras
4.- Elevados costos de entrada.

a.- Restricciones legales:


Los mercados de comp. Imperfecta deben su existencia a ciertas restric-
ciones legales por parte de la administración pública. Estas restricciones
son: las patentes, las tarifas y aranceles, restricciones administrativas rela-
cionadas con los servicios públicos, cuotas al comercio internacional.
Una patente concede al inventor el derecho al uso exclusivo temporal del
producto o proceso patentado. Así, los monopolios basados en patentes
fomentan la invención y la investigación.
La administración pública restringe la entrada a muchas industrias median-
te la concesión de monopolios por licencia, generalmente a empresas de
servicios públicos como electricidad, agua, comunicación telefónica.
b.- Diferenciación del producto y publicidad:
Estas pueden ser barreras a la entrada de empresas rivales. L publicidad
capta la atención de los consumidores para determinado productos y crear
lealtad a ciertas marcas. La diferenciación del producto consiste en: una
empresa produce una amplia gama de marcas, modelos y/o productos; es-
ta variedad es atractiva para el consumidor y sirve ara disuadir a los posi-
bles competidores.
c.- Costos de entrada elevados:
En determinadas industrias el precio de entrar pueden ser muy alto, esta
es una barrera económica Ej.: aerolíneas, trenes de lata velocidad.

Tipos de competencia imperfecta

- EL MONOPOLIO: es el caso mas extremo de la competencia imperfecta y se ca-


racteriza porque hay un solo vendedor que controla la industria. Sin embargo tam-
bién existe el monopolio en la demanda denominado MONOPSONIO (solo nos re-
feriremos al monopolio de la oferta) El monopolista fija el precio en el mercado y
tiene poder de mercado si es que puede incrementar el precio del producto redu-
ciendo su producción.
85

1.- Acceso exclusivo a ciertos recursos.


Causas de 2.- Patentes.
Monopolio 3.- Franquicia legal: monopolios legales.
4.- Costos decrecientes o economía de escala.

- EL OLIGOPOLIO: Se caracteriza porque hay pocos vendedores, de forma que


cada empresa, puede influir en el precio de mercado y en la conducta de sus
competidores. El oligopolio puede existir tanto por el lado del a oferta como por el
de la demanda. El bien que se ofrece puede ser homogéneo o diferenciado me-
diante marcas
El caso extremo de oligopolio se da cuando existen solo 2 productores se deno-
mina DUOPOLIO.
El caso mas simple de oligopolio surge cuando todos los rivales venden productos
similares y son plenamente conscientes de que todos están en la misma situación;
y en el caso extremo, se trata de diferentes empresas que producen bienes idénti-
cos u homogéneos. Los oligopolistas reconocen su interdependencia y por ello
terminaran cobrando precios iguales se denomina OLIGOPOLIO COLUSORIO.
- COMPETENCIA MONOPOLISTICA: es el caso de muchos vendedores de pro-
ductos relacionados pero no idénticos, se parece mucho a la competencia perfec-
ta: hay numerosos vendedores y compradores, libre entrada y salida y cada em-
presa acepta como dados los precios de los demás; la diferencia es que los pro-
ductos son diferenciados. Las diferencias pueden ser: reales o imaginada; lo que
lleva a cada vendedor se enfrente a una curva de demanda negativa: L critica que
se le puede realizar es que: los beneficios monopolísticas pueden desaparecer a
medida que las nuevas empresas que entran, creen productos diferenciados Ej.:
Pepsi compite con Coca-cola.

La Teoría del justo precio

Causas por las que el precio natural puede considerarse justo o injusto

Existen dos clases de precio: uno es el precio de aquello que se acostumbra vender
en una provincia, y que suele cambiar cuando cambian las circunstancias, como
sucede con el precio del trigo, del pan, del vino, del calzado y de otros bienes pare-
cidos; otro es el precio de aquello que se introduce por vez primera en alguna pro-
vincia en la que no se solía vender. Así, por ejemplo, el precio al que se empezó a
vender en España aquel árbol que se utiliza para teñir cuando se llevo primera vez
de Brasil. Así, también, el precio a que empezaron a venderse en Portugal muchas
cosas traídas de la India que antes no solían venderse en Portugal. Por todo ello,
nos ocuparemos primero de las causas que pueden hacer justo o injusto el precio
natural mencionado en primer lugar, para ocuparnos después del mencionado en
segundo lugar.

Circunstancias que justifican el que se considere justo el precio natural

Debe observarse, en primer lugar, que el precio se considera justo o injusto no en


base a la naturaleza de las cosas consideradas en sí mismas -lo que llevaría a valo-
rarlas por su nobleza o perfección-, sino en cuanto sirven a la utilidad humana; pues
en esa medida las estiman los hombres y tienen un precio en el comercio y en los
intercambios. Más aún, con este fin las entregó Dios a los hombres y con el mismo
fin dividieron los hombres entre sí el dominio de las mismas, a pesar de que, en el
momento de su creación, todas fueron comunes. Cuanto acabamos de exponer
explica que los ratones, aunque por su naturaleza sean más nobles que el trigo, no
se estiman ni aprecien por los hombres, pues no les son de utilidad alguna. Tam-
bién se explica así que la casa se suela vender justamente por un precio mayor que
86

el precio a que se vende un caballo, siendo así que el caballo es mucho mas noble
que la casa.

La cuantía del precio depende, principalmente, de la estima menor o mayor


que los hombres tengan de las cosas en orden a su uso.

Debemos observar, en segundo lugar, que el precio justo de las cosas tampoco se
fija atendiendo sólo a las cosas mismas en cuanto son de utilidad al hombre, como
si, "caeteris paribus", fuera la naturaleza y necesidad del empleo que se les da lo
que de forma absoluta determinase la cuantía del precio; sino que esa cuantía de-
pende, principalmente de la mayor o menos estima en que los hombres desean
tenerlas para su uso. Así se explica que el precio justo de la perla, que sólo sirve
para adornar, sea mayor que el precio justo de una gran cantidad de grano, vino,
carne, para o caballos, a pesar de que el uso de estas cosas, por su misma natura-
leza, sea más conveniente y superior al de la perla. Por eso podemos afirmar que el
precio justo de la perla depende de que los hombres quisieron estimarla en ese
valor como objeto de adorno.. Se explica así también que objetos antiguos de hierro
y arcilla que, roídos por el paso del tiempo, nosotros no estimamos, los japoneses
los estimen en mucho por su antigüedad. Es evidente que ese precio, que para
ellos es justo, no proviene de la naturaleza de dichas cosas ni de su utilidad, sino
de que los japoneses se aficionaron a ellas ya sí quisieron estimarlas. Estos hechos
y otros semejantes se deben exclusivamente a la estimación por la que los hom-
bres, en sitios y lugares diferentes, quisieron apreciar en más una cosa que otra; y
no parece deban condenarse los intercambios que los hombres realizan de acuerdo
con la estimación común de las cosas en sus respectivas regiones, el precio justo
de las cosas depende, principalmente, de la estimación común de los hombres de
cada región; y cuando en alguna región o lugar se suele vender un bien, de forma
general, por un determinado precio, sin que en ello exista fraude, monopolio ni otras
astucias o trampas, ese precio debe tenerse por medida y regla para juzgar el justo
precio de dicho bien en esa región o lugar, siempre y cuando no cambian las cir-
cunstancias con las que el precio justificadamente fluctúa al alza o a la baja.

Las circunstancias que hacen subir o bajar el precio de las cosas son nume-
rosas

Debe observarse, en tercer lugar, que son muchas las circunstancias que hacen
fluctuar el precio de las cosas al alza o a la baja. Así, por ejemplo:

- La escasez de los bienes, debida a la mala cosecha o a causas semejantes, hace


subir el justo precio. La abundancia, sin embargo, lo hace descender.
- El número de compradores que concurren al mercado, en unas épocas mayor que
en otras, y su mayor deseo de comprar, lo hacen también subir.
- Igualmente, la mayor necesidad que muchos tienen de algún bien especial en
determinado momento, supuesta la misma cantidad de dicho bien, hace que su
precio aumente, como sucede con los detalles, que valen más cuando la guerra
está próxima que en tiempos de paz.
- De igual forma, la falta de dinero en un lugar determinado hace que el precio de
los demás bienes descienda, y la abundancia de dinero hace que el precio suba.
Cuanto menor es la cantidad de dinero en un sitio, más aumenta su valor y, por
tanto, con la misma cantidad de dinero se pueden comprar más cosas. Por ejem-
plo, si los frutos de la tierra abundasen en la misma proporción en dos provincias
distintas y una tuviera mayor cantidad de dinero que otra, esos frutos se venderán
a un menor precio en la provincia con menos cantidad de dinero, y a un menor
precio se colocarán también los obreros en dicha provincia.
87

El precio justo de los bienes se modifica también según sea uno u otro el
modo de venderlos

Hay que notar, que la modalidad de la venta también influye y hace variar el justo
precio de los bienes. Por ejemplo, en los casos siguientes suelen venderse los bie-
nes a un precio inferior al que suelen vender los comerciantes: cuando se vende
algo en subasta o se lleva para su venta a un corredor intermediario; cuando un
estudiante vende sus libros o, a su muerte, vende sus muebles. Sin embargo,
siempre y cuando dicho precio no se aparte del acostumbrado en esa clase de ven-
ta, no deberá juzgarse injusto. La razón para pensar así es doble: bien porque
cuando las cosas se venden de ese modo se suelen estimar en ese precio, como lo
prueba la costumbre; bien porque al venderlas de ese modo se supone que faltan
compradores, lo que no ocurre cuando están en manos de comerciantes, que tiene
en cuenta la demanda que existe e invierten su dinero en las mercancías para be-
neficiarse con ellas. Por esta razón solía decirse que las mercancías para benefi-
ciarse con ellas. Por esta razón solía decirse que las mercancías de las que nos
desprendemos voluntariamente como son aquellas para las que se busca un com-
prador, se abaratan en un tercio de su precio. Todo lo cual hace que, en estos ca-
sos y en otros semejantes, no deba considerarse injusto el precio así fijado, cuando
éste coincide con el que se acostumbra pedir en esa clase de venta, y aunque sí
nos apartemos del precio a que comúnmente suelen comprarse en ese momento a
los comerciantes, o del precio que el bien tuvo en otro momento o bajo otra forma
de venta.
88

UNIDAD VI
MICROECONOMÍA

LA PRODUCCIÓN. CONCEPTO
Es el proceso de transformación de la materia prima. Así por ejemplo en la produc-
ción. La empresa tiene que decir que bienes son los que se va a elaborar y que
medios son los que va a utilizar para producir dichos bienes.

UNIDAD DE PRODUCCIÓN. LA EMPRESA


La unidad de consumo demanda bienes y servicios para la satisfacción de sus ne-
cesidades. Las encargadas de prever dichos bienes y servicios son las unidades de
producción. La empresa es la unidad económica de producción encargada de com-
binar los factores productivos (tierra, trabajo, capital, empresario) para producir bie-
nes y servicios que después se venden en el mercado.

¿Cuánto cuesta producir un bien para luego ofrecerlo al mercado?, este costo de-
pende de ciertos elementos:

- El precio que se paga por los factores productivos.


- La forma de realizar la producción.

FACTORES PRODUCTIVOS. SU COMBINACIÓN


Son los elementos que intervienen en el proceso productivo

Tradicionalmente reúne a los factores de la producción en 4 grandes grupos:

- Tierra: Es fuente originaria de las materias primas que son el punto de partida del
proceso productivo. Indicando no solo la tierra cultivable y urbana sino también lo
mineral.
- Trabajo: Es el esfuerzo que realiza el hombre para transformar los elementos que
brinda la naturaleza en bienes aptos para satisfacer necesidades. El trabajo puede
ser:
1.- Físico: Manual o utilizando herramientas y máquinas (mano de obra).
2.- Intelectual: Organización, dirección y asesoramiento.
Puede realizarse en relación de dependencia con la empresa o en forma indepen-
diente.
- Capital: Se produce por la acumulación de bienes provenientes de procesos ante-
riores, puede ser:
1.- Capital físico: esta compuesto por bienes durables (edificios, herramientas,
maquinarias) bienes no durables insumos.
2.- Capital monetario: con el cuál la empresa adquirió dichos bienes está formado
por los aportes realizados por los dueños de la empresa y por el crédito obtenido.
3.- Capital tecnológico: que consiste en un método moderno de producción pue-
de haber sido desarrollado por la empresa (investigación y creación) o adqui-
ridos por otras empresas especializadas.
- Empresario: algunos no lo tienen como factores de la producción, otros dicen que
si lo es.
89

Es aquel que ejerce una actividad económica organizada a fin de la producción o


del cambio de bienes y servicios, que es el jefe de la empresa y de quién depen-
den los colaboradores.
Se considera a la tierra y al trabajo como factores productivos "originarios". El ca-
pital, como acumulación de bienes provenientes de procesos anteriores, es consi-
derado un factor de producción derivado al igual que ve el empresario.

La empresa y los factores productivos


La empresa toma decisiones en dos tipos de mercados:

- El de productos: actuando como oferente ajusta su producción a la demanda de


clientes.
- El de factores: figura como demandante y compra los factores los servicios que
estos ofrecen, tratando de minimizar los costos totales en los que incurre al pro-
ducir.

Esquema de demanda de trabajo

La redistribución de los diferentes factores productivos se concreta en los mercados


determinándose la forma en que se distribuye el producto total, estos es el ingreso.

Los servicios que prestan los factores productivos se incorporan a los bienes eco-
nómicos productivos en forma de "valor agregado".

El valor agregado es la diferencia entre el valor de los bienes producidos y el costo


de las materias primas y los bienes intermedios que se utilizan para su obtención.

Los factores productivos se pueden considerar como una fuente de riqueza en dos
sentidos:

- como generadores de valor agregado a los ya existentes, y


- como origen de ingreso para sus propietarios.
90

La demanda de los factores y la demanda derivada

Los factores de producción se demandan porque son necesarios para obtener un


bien final u otros intermedios. Esto hace que la demanda de un factor, por ejemplo:
la compra de una máquina, sea una demanda derivada. La cantidad demandada a
cada precio de un factor para ser empleada en un proceso productivo concreto de-
penderá de la cantidad que se desee obtener del bien o producto final, lo cual ven-
drá condicionado a su vez por el precio de dicho producto.

El importe que los empresarios están dispuestos a pagar por los factores depende-
rá de su productividad, es decir, de la producción que sean capaces de generar y
del valor de los bienes de consumo final en cuya producción intervienen.

La sustitución entre los factores


Para alcanzar la eficiencia económica la empresa tiene en cuenta los distintos fac-
tores que intervienen en la producción y sus precios. Dado que cualquier bien pue-
de producirse con diversas combinaciones de cantidades de varios factores, es
posible sustituir unos por otros para minimizar los costos. La empresa elegirá aque-
lla combinación de factores que permita alcanzar el costo más bajo posible para
una cantidad determinada de producto.

¿Cuál es el precio de los factores de la producción?


Los factores de la producción se negocian en el mercado de acuerdo a su oferta y
demanda. De esta negociación surge el precio que se paga por los factores.

En algunos casos no se realizan pagos sino que se producen pérdidas por desgas-
te de los bienes: es el precio que implica su utilización.

La retribución que reciben los dueños de la empresa por el capital aportado, es el


resultado de la actividad de ésta, que puede traducirse en un beneficio o una pérdida.

La unidad de producción calcula el precio de los bienes producidos teniendo en cuan-


ta que los factores de la producción le originan los siguientes gastos o resultados:

Materias Primas Precio


Trabajo en relación de dependencia Salarios y cargos sociales
Trabajo independiente Honorarios o comisiones
Capital físico durable Amortizaciones
No durable Precio del mismo
Capital monetario propio Resultado
Ajeno Intereses
Capital tecnológico propio Costos de investigación
Ajeno Precio de adquisición

LOS SALARIOS
Es el conjunto de ingresos económicos que reciben los trabajadores en dinero o en
especies por la prestación de sus servicios laborales por cuenta ajena.
91

Las empresas solo demandarán trabajo cuando les sea rentable, o sea, siempre
que ella añada más a sus ingresos que a sus costos.

La demanda de trabajo: factores determinantes


La demanda de trabajo es el número de personas que las empresas están dispues-
tas a contratar a cada nivel de salarios.

Es lógico que si a partir de una determinada situación el salario se reduce, los em-
presarios estarán dispuestos a demandar una mayor cantidad de trabajo, por lo que
la curva de la demanda tendrá inclinación descendente.

La demanda de trabajo que llevan a cabo las empresas la realiza en función de los
factores siguientes: los salarios, la productividad y los precios de los bienes y servi-
cios producidos.

La demanda que realizan las empresas de mano de obra dependen fundamental-


mente del nivel de "salarios".

La demanda de mano de obra también depende de la "productividad del trabajo",


de forma que un salario más elevado puede compensarse con una productividad
mayor.

Así en el cuadro siguiente (Salario, producción y costo) se pone de manifiesto cómo


de los dos trabajadores considerados, aquel que tiene un mayor salario por día de
trabajo representa un menor costo por unidad de producto, dado que tiene una ma-
yor productividad.

Los "precios de los bienes y servicios producidos" por el trabajo inciden sobre la
demanda de trabajo. Así, si aumenta el precio de las viviendas, las empresas cons-
tructoras incrementarán su actividad y demandarán más mano de obra.

Mercado de Trabajo

El mercado de trabajo, como todo mercado, alianza el equilibrio para aquel nivel de
precios (salarios) en el que la cantidad ofrecida es igual a la demanda. En el ejem-
plo este se da para un salario de 3,50 pesos por hora.

Salario, producción y costo


92

LA OFERTA DE TRABAJO: FACTORES CONDICIONANTES


La oferta de trabajo que realizan los trabajadores es el número de personas que
están dispuestos a ofrecer su tiempo para realizar un trabajo, según el nivel de sa-
larios.

La disposición a trabajar aumenta conforme los salarios crecen.

La oferta de trabajo en un país esta determinada por una serie de factores demo-
gráficos y estructurales:

- El tamaño de la población total.


- La proporción de la población que esta en edad de trabajar.

La oferta de trabajo será mayor en un país conforme aumenta su población total:

Para ello se recurre a la tasa de actividad, (es el porcentaje de las personas que
teniendo la edad requerida para trabajar están empleados o buscando empleo).

EL MERCADO DE TRABAJO
La acción conjunta de la oferta y la demanda de trabajo determina el salario y el
nivel de empleo de equilibrio.

Si para un determinado sector de trabajadores la oferta es mayor que la demanda


de ellos por parte de las empresas, en este sector se producirá desempleo. En el
caso en que la demanda sea mayor que la oferta, en ese sector habrá falta de
mano de obra.

Cuando el salario se determina por la demanda y oferta de trabajo tenemos el punto


de equilibrio.

LA MOVILIDAD OCUPACIONAL Y
LAS DIFERENCIAS SALARIALES

Cuando se observan las diferencias salariales existentes entre las distintas ocupa-
ciones lo relevante es analizar los factores que determinan las ofertas de trabajo
para ocupaciones concretas. Esto es una cuestión relacionada con las preferencias
y la movilidad laboral entre unas ocupaciones y otras.

Esto puede explicarse, si un empleo requiere una habilidad especial, un nivel edu-
cacional muy elevado o un período prolongando de formación profesional a corto
plazo la oferta de trabajo para ese empleo no podrá aumentar de formación apre-
ciable, de manera que un aumento sustancial de los salarios provocara un incre-
mento pequeño de la oferta.

Por el contrario, si un empleo no requiere aptitudes no formación especial, sino que


la actividad puede aprenderse fácilmente, la oferta será muy sensible a aumentos
en los salarios. Un ligero aumento en los salarios producirá un fuerte incremento en
la oferta de trabajo. A largo plazo, la sensibilidad de la oferta ante cambios en los
salarios en la mayoría de las ocupaciones bastante elevada, pues con un espacio
de tiempo suficiente es posible educar y formar a más gente para adaptarse a los
requisitos que se exijan.
93

Existen otros tipos de diferencias salariales, algunas de las cuales tienen que ver
con la naturaleza del trabajo desarrollado. De este modo, si el empleo es peligroso,
desagradable o perjudicial para la salud, pocos trabajadores se sentirán inclinados
a prestar sus servicios en el, por lo que los salarios tenderán a ser elevados. En
otras ocasiones las diferencias salariales se deben a que el producto elaborado por
los trabajadores experimenta una fuerte demanda, lo que originará una gran solici-
tud de este tipo de trabajadores y, en consecuencia, los salarios crecerán.

LA RENTA DE LA TIERRA
La cantidad disponible de la tierra puede considerarse aproximadamente constante.
A corto plazo es posible obtener de ella un flujo constante de producción sin que se
reduzca la cantidad disponible de dicho factor.

Al precio o retribución de la tierra se le suele denominar "ingreso". Este refleja el


valor de la productividad de la tierra.

Supongamos que un terrateniente recibe un ingreso de 10.000 pesos al año por


hectárea de tierra. Este ingreso de tierra refleja el valor de la productividad de la
tierra en las condiciones de mercado. Ahora, supongamos, el estallido de una gue-
rra, aumenta la demanda de productos agrícolas y se elevó el precio de éstos y, el
ingreso recibido por los terratenientes. Sin embargo, la tierra es tan productiva co-
mo antes de que se iniciase la guerra. Este comportamiento se explica, destacando
que la oferta de la tierra es fija, y el precio o ingreso viene determinado exclusiva-
mente por la demanda.

La oferta de la tierra para un uso concreto no es fija. Por ejemplo, la oferta de tierra
dedicada a la producción de algodón se puede ampliar reduciendo lo destinado a
producir maíz o, incrementando la cantidad de tierras bajo riesgo. Igualmente, la
oferta de suelo urbanizable se puede incrementar reduciendo la disponibilidad de
tierra dedicada a actividades agrícolas o recreativas. Un incremento de la demanda
de suelo urbanizable de D a D', eleva el precio del suelo de r a r', y a la vez provoca
un aumento de la oferta de OJ a OB'.

La renta de la tierra

En el caso de los factores cuya oferta es fija, su retribución se considera una "renta
económica" y su cuantía depende de la demanda existente.

Renta económica y oferta fija


La renta económica es el rendimiento de un factor de producción por encima de su
costo de oportunidad.

Por ejemplo, la remuneración que recibe un jugador de fútbol que forma parte de la
selección nacional, en buena parte será una renta económica, ya que su costo de
oportunidad -esto es, lo que ganaría si en vez de jugar al fútbol se dedicase a ejer-
cer otra actividad- sería inferior a lo que gana como futbolista. En cambio en el caso
de un futbolista, que sea licenciado en Economía, si el salario medio anual como
economista es de 40.000 pesos, pero jugando al fútbol obtiene ingresos anuales de
60.000 pesos, la parte de estos ingresos que es renta económica será 560.000 pe-
sos, teniendo en cuenta que el costo de oportunidad son los 40.000.
94

La oferta de suelo urbanizable

La oferta de suelo urbanizable aumenta al elevarse el precio como consecuencia de


un incremento en la demanda de suelo.

EL INTERÉS Y EL CAPITAL
La retribución del factor productivo capital se denomina "interés". El interés se pue-
de definir como el pago por los servicios del capital, o más concretamente, como el
precio de un préstamo.

Los que disponen de dinero en efectivo tienen la posibilidad de consumir en la me-


dida que lo deseen. Si deciden prestarlo, posponen la posibilidad de consumir aho-
ra, por lo que pedirán algún tipo de compensación por el sacrificio que están ha-
ciendo.

Esta compensación es el interés que reciben por sus préstamos, lo que les brinda la
oportunidad de niveles superiores de consumo en el futuro. En este sentido, la tasa
de interés puede considerarse como una medida de las preferencias, por parte de
prestamistas, de consumo futuro en vez de consumo presente. Si alguien presta
100 pesos durante un año con la condición de que le devuelvan 110 pesos al final
del año, la tasa de interés demandada es el 10%. Esto se considera como una me-
dida de la compensación exigida por el prestamista al haber perdido la oportunidad
de consumir ahora bienes por valor de 100 pesos.

La diversidad de las tasas de interés


La tasa de interés se suele determinar como un porcentaje, hay diferentes tasas
que difieren por las siguientes razones:

- Según el "riesgo de la operación": cuando se concede un préstamo, existe la po-


sibilidad de no recuperarse. Este riesgo será, muy distinto según las característi-
cas del que lo solicito. Así, en el caso de un préstamo al gobierno, el riesgo es
prácticamente nulo, pero si se trata de una nueva empresa, este puede ser consi-
derable.
- Según la "garantía que ofrezca el solicitante del préstamo": los prestamistas siem-
pre tienen garantía. En el caso de un préstamo hipotecario, el prestamista tiene
como garantía la propiedad del solicitante. Otras veces, la garantía es personal.
Así el tipo de garantía ofrecida por el prestatario incidirá sobre la tasa de interés
cargado por el préstamo.
- Según el "período para el que se concede el préstamo". Las tasas de interés difie-
ren también por el período para el que se concede el préstamo. Por regla general,
si este es a largo plazo, implica tasas de interés más elevadas que si lo es a corto
plazo, ya que el riesgo aumenta con la duración del préstamo.

La demanda de préstamos
La tasa de interés, al ser el precio de un préstamo, se determina por la demanda y
la oferta. Los préstamos los pueden demandar las empresas que deseen comprar
bienes de capital o que tengan dificultades financieras; los gobiernos para sufragar
los gastos que no cubren con los impuestos, y las familias que deseen adquirir bie-
nes de consumo en una cuantía mayor que sus ingresos corrientes.
95

La demanda de capital
La demanda de préstamos la realizan distintos agentes y por razones diversas, re-
sulta interesante centrarse en la demanda de capital realizada por las empresas,
que dependen de su precio y productividad. El precio del capital se considera como
la tasa de interés que hay que pagar por los préstamos solicitados para la compra
del equipo. Si la empresa emplea sus propios recursos financieros, la tasa de inte-
rés también medirá el costo del capital, pues la empresa estará perdiendo los in-
tereses que hubiera obtenido prestando esos recursos en vez de dedicarlos a am-
pliar su stock de capital.

La "productividad" o "rendimiento del capital" son los beneficios netos que se espe-
ra obtener a lo largo de la vida del capital. Si se espera que la instalación de una
máquina que cuesta 1.000.000 de pesos origine un incremento en los beneficios
netos de 100.000 pesos al año, se puede argumentar que el rendimiento del capital
será de un 10%. En estas condiciones, la empresa se decidirá a llevar a cabo la
inversión si la rentabilidad esperada del nuevo capital supera su costo, es decir, la
tasa de interés.

La empresa del ejemplo plantea comprar una máquina que generará un rendimiento
de un 10%. Si es capaz, de conseguir, un préstamo al 8%, llevará a cabo su proyecto
de inversión. Pero si la tasa de interés es del 13%, el proyecto no se realizará.

De esto se deduce que si la tasa de interés se reduce, es de esperar que la inversión


(demanda de capital). Conforme la tasa de interés bajo, resultarán rentables proyec-
tos que antes no lo eran. Se debe señalar que la demanda de capital depende de la
rentabilidad esperada de la inversión, ya que lo comparara el empresario es la tasa
de interés (el costo de capital) con el rendimiento esperado de la inversión.

La oferta de capital
La oferta de capital financiero -de préstamos- proviene del ahorro. Este pueden
realizarlo tanto el sector público (en el caso de que sus ingresos por impuestos su-
perasen a sus gastos), la empresa (en forma de beneficios no distribuidos entres
sus accionistas) y las economías domésticas. El ahorro de estos últimos agentes es
lo que proporciona la mayor parte del capital ofrecido como préstamos.

El ahorro depende de diversos factores, entre lo que cabe destacar el nivel de in-
greso y la tasa de interés. Parece que existe una relación directa entre la tasa de
interés y el ahorro, de forma que si las tasas de interés son elevadas, impulsarán
ahorrar y sí son bajas, las familias se mostraran reacias a sacrificar consumo pre-
sente por consumo futuro.

Determinación de la tasa de interés de equilibrio.

El análisis conjunto de las curvas de demanda y de oferta de fondos prestables


permite determinar la tasa de interés de equilibrio.

La determinación de la tasa de interés


Según lo señalado, la curva demanda de préstamos tendrá inclinación descenden-
te, en el sentido de que con las tasas de interés más bajas, mayor será la demanda
de préstamos, pues las empresas se mostrarán más deseosas de comprar bienes
de capital al reducirse los costos totales de la inversión. Por lo que respecto a la
oferta de fondos prestables, ésta depende del deseo de los individuos de prestar, y
es de esperar que, permaneciendo las demás cosas igual, aumente cuando se ele-
ven las tasas de interés.
96

UNIDAD VII
MACROECONOMÍA

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
Identificar los principales agregados macroeconómicos y sus aspectos contables y
sectoriales. (Se recomienda a los Sres Alumnos lecturas de boletines económicos
Y/o diarios, programas de T.V. relacionados con la economía del País).

LA MACROECONOMÍA
Analiza el comportamiento global del sistema económico, no se detiene en reaccio-
nes individuales sino que pretende estudiar la realidad económica en forma global.
Examina el nivel global de producción, empleo y precios de un país. En cambio la
Microeconomía es el estudio de los precios, cantidades y mercados específicos.
Normalmente se define a la Macroeconomía como es el estudio de las magnitudes
agregadas o totales de la economía, en contraposición a la microeconomía, que
aborda el análisis de las unidades individuales y sus interrelaciones. La agregación
o desagregación de componentes económicos, como factores determinantes para
establecer entre macro y microeconomía, no parece suficiente, ya que ambas situa-
ciones se plantean en uno y otro caso.

Ejemplos: La Macroeconomía se pregunta porque una elevada subida del precio


mundial del petróleo provoca inflación y desempleo. Las tendencias globales de las
importaciones y exportaciones. La microeconomía analiza, trata de averiguar si es-
tudiar en la Universidad es utilizar bien el tiempo.

Problemas:

1.- El primer problema de la Economía, es que el PBN, sea igual al Y (ingreso). El


PBN genera gastos que son erogaciones que debe enfrentar el productor, pero
estas erogaciones son ingresos, visto desde la perspectiva del recibe.
2.- El segundo problema, es tratar de transformar los ahorros de un sector, es de-
cir el ahorro debe completarse con el gasto adicional de otro sector.
El ahorro crea recesión, porque crea una brecha, por otro lado es una inver-
sión, porque sólo se puede ahorrar lo que no se consume y se puede invertir lo
que se ahorra.
Esto se debe al carácter circular de la economía y a que la mayoría de las per-
sonas no gastan todo su ingreso.

Y=C+A

RIQUEZA Y CAPITALES NACIONALES


La riqueza nacional desde el punto de vista económico, son todos lo bienes concre-
tos, tangibles y reales, con que cuenta la Nación para llevar a cabo su programas y
los fines del estado. Dentro de ésa riqueza nacional la podemos distinguir: una par-
te que hizo el hombre y que por lo tanto si se agota es renovable. A esta parte he-
cha por el hombre la llamamos capital nacional (es lo que la Nación ha producido y
no ha consumido o distribuido). La otra parte de la riqueza nacional está compuesta
97

por los bienes del estado que no ha producido el hombre y que por lo tanto no es
renovable (mares, ríos, minerales).

Diferencia con la riqueza individual


La riqueza nacional no es igual a la suma de las riquezas personales, porque la
riqueza nacional se identifica con los bienes tangibles de una nación y no con los
derechos que tienen las personas sobre los bienes que constituyen la riqueza indi-
vidual. Así decimos, que la riqueza individual tiene en cuenta los derechos sobre las
cosas mientras la riqueza nacional tiene en cuenta las cosas directamente. Por ej.
El dinero es riqueza tangible para los individuos que pueden adquirir cosas con és-
te, pero no para la Nación, para ésta la riqueza es la divisa.

Se cuenta dentro de la riqueza nacional los recursos naturales, capital, divisas o


reservas, oro, exportaciones netas.

Dentro de la Riqueza individual encontramos, efectivo, documentos a cobrar, depó-


sitos bancarios, acciones.

PRODUCTO NACIONAL BRUTO Y


PRODUCTO NACIONAL NETO

En Microeconomía, vimos que la producción de bienes y servicios se requería la


existencia de una serie de bienes intermedios que posibilitan la producción de los
bienes finales y a este conjunto de bienes, se los denominó bienes de capital.

El P.B.N. (en adelante Producto Bruto Nacional) es el valor total de los bienes y
servicios producidos por una economía Nacional durante un determinado pe-
ríodo de tiempo (generalmente un año). Es la suma de los productos y servicios
finales más la inversión bruta (aquélla que no se dedujo la amortización).

P.N.N.: (en adelante Producto Nacional Neto), está compuesto por todos los
bienes y servicios finales más la inversión neta (aquella que surge de deducir la
amortización o la cancelación de los activos). El P.N.B y el P.N.N incluyen tam-
bién las actividades del Estado, por lo tanto la suma de ambos es la suma de los
gastos en bienes y servicios efectuadas por el sector privado y el Estado, más la
inversión (Bruta en el caso del PNB y neta en el caso de PNN).

Características del PBN


Según HEIBRONER: "EL PBN es el valor monetario de la producción total de todos
los bienes de consumo y de todos los bienes de inversión, incluyendo los aumentos
de inventario".

1.- Sólo comprende productos finales (bienes que van en el último tramo antes
de ser aprovechados): mediante el concepto del PBN, nos interesamos en de-
terminar el valor global de todos los bienes y servicios disfrutados por lo con-
sumidores, o que han sido acumulados como una riqueza o como reposición de
ésta.
Existen cuatro categorías de bienes finales:
- Bs y servicios de consumo (Bs de consumo privado)
- Inversión interna privada bruta. (Volumen total de inversión que permanece
en el país) Bs. De inversión privada interna.
98

- Exportación Neta: (corriente total de bienes y servicios que sale al extranjero


menos la que entra al país. Exportación-importación = Exportación Neta (Bie-
nes adquiridos por el extranjero).
- Existe además una corriente subordinada de bienes y servicios. Son los bie-
nes y servicios que adquiere o produce el Gobierno. Bs. Adquiridos por el Es-
tado a través del Gasto Público.
2.- No constituye una medida exacta. El PBN es de difícil cálculo por las fluctua-
ciones de un precio y por eso se calcula según un precio único y luego se reali-
za el ajuste según la depreciación monetaria. Existen además en el PBN, con-
ceptos que son más exactamente medibles que otros.
De allí que tenemos la siguiente ecuación:
PBN es idéntico Y = Gasto Total que incluye (Consumo + Inversión + Gasto
Público + Exportaciones Netas). Es decir que las cuatro corrientes del gasto to-
tal (GT) está compuesto por:
1.- Por el Gasto en bienes y servicios de consumo.
2.- Por el Gasto en bienes y servicios de Inversión.
3.- Por el Gasto Público.
4.- Por la Exportación Neta.

Siempre que nos encontremos en una economía abierta, que es la que partici-
pa en el comercio internacional de bienes y servicios, ya que en una economía
cerrada no se exporta ni se importan bienes y servicios. Por lo tanto nos encon-
traríamos en una economía estacionaria, que sería aquélla en que el PBN ge-
nere ingreso suficiente y que ese ingreso se gaste en adquirir el producto. Si se
gasta todo lo que ingresa, se realiza un circuito donde se paga lo que se gasta.
Así llegamos a una economía circular, que crea un ingreso que se gasta y
vuelve a producir ingreso. NO HAY CRECIMIENTO. NO HAY DEPRESIÓN.

ASPECTOS CONTABLES
Balance: El balance es la representación del activo y pasivo de una empresa y el
estado de pérdidas y ganancias que refleja los ingresos y gastos durante un deter-
minado período. Existencia es determinada cantidad. Corriente es la cantidad que
fluye durante un determinado tiempo.

ESTRUCTURA SECTORIAL
El proceso de producción es una realidad dinámica que ocasiona, entre otras co-
sas, un movimiento de entrada de ingreso (original), que será objeto de una poste-
rior redistribución pero no a cambio de bienes y servicios, corriente éstas, que son
de conocimiento bajo la denominación de pagos de transferencias.

Para representar estas transferencias, la estructura se divide en sectores y ésta


representación permite observar las asignaciones corrientes de cada sector, su
distribución y las relaciones intersectoriales.

INGRESO NACIONAL, PERSONAL Y "PER CAPITA"


El análisis del ingreso debe hacerse cuidadosamente ya que las modificaciones
estructurales pueden reflejar una situación de distorsión y así, si ciertas actividades
pertenecen a un sector incluido en el análisis, se desplaza, por las modificaciones
estructurales ya mencionadas, a otro sector no incluido pero perteneciente a la
misma estructura económica, mostrarán datos que reflejarán una tendencia no real.
99

En el ingreso "per capita", al comparar dos países y al analizar estructuras no equiva-


lentes, desde el punto de vista sectorial, se puede llegar a conclusiones incorrectas.

Los ingresos personales son equivalentes a los ingresos personales de los servicios
de los factores, más lo pagos de transferencias del gobierno y las empresas al sec-
tor privado, menos el aporte de los empleados a la seguridad social.

Ipc = Ipflia + Ptransf (gto p) + Pt (p priv.) - Ss

LA OFERTA Y LA DEMANDA AGREGADAS


La macroeconomía se ocupa de la conducta de la economía en su conjunto, es
decir de los amplios agregados de la vida económica. Es el estudio global del nivel
de empleos, producción, el desempleo y los precios de una nación. Es aquella que
globaliza el concepto.

La microeconomía se ocupa de la conducta de cada precio y cada cantidad, de có-


mo suben los precios del maíz mientras que bajan las del algodón. La microecono-
mía estudia el sistema de relaciones conocidas como mecanismos del mercado.

Ejemplos de Macroeconomías y Microeconomías

Microeconomía Macroeconomía

- Considera la conducta de los pre- - Estudia la conducta de los precios de


cios del acceso en contraste con los todos los productores y los consumidores.
de la energía.
- Trata de averiguar si la asistencia a - Examina de la tasa global de desempleo.
la universidad es un buen uso del
tiempo en la juventud.

- Analiza cada art. del comercio exte- - Examina las tendencias globales de las
rior por qué se importan automóviles importaciones y las exportaciones.
y se exportan camiones pesados.

CUESTIONES MACROECONÓMICAS
Los resultados macroeconómicos son vitales para el éxito o el fracaso de las nacio-
nes.

La macroeconomía también es un tema importante porque una nación puede ejercer


una gran influencia en sus resultados económicos a través de su política económi-
ca, a través del gasto, los impuestos y la modificación de la oferta monetaria.

Objetivos Macroeconómicos
- Producción: Nivel elevado tanto efectivo como en relación con el potencial. Rápi-
da tasa de crecimiento.
- Empleo: Elevado nivel de empleo, bajo desempleo involuntario.

Estabilidad del nivel de precios en libertad de mercados.


100

- Equilibrio exterior: Equilibrio entre exportadores e importadores. Estabilidad del


tipo de cambio.

Cuando juzgamos los resultados de una nación nos encontramos con el producto
nacional bruto (PNB), el empleo, la inflación y la balanza de pagos. Estos son los
objetivos centrales de análisis y la política macroeconómica.

Nivel de Producción
Existen numerosas medidas de producción pero la más amplia es el producto bruto
nacional (PNB), que es una medida del valor del mercado de todos los bienes y
servicios, desde las manzanas hasta las citaras producidas durante un año.

El PNB se puede medir en precios corrientes, PNB nominal, o se puede ajustar pa-
ra tener en cuenta la inflación. El PNB real son las mejores medidas existentes del
nivel y crecimiento de la producción, son el pulso cuidadoso controlado de la eco-
nomía de la nación.

Las oscilaciones son el pulso cuidadoso controlado de la economía de la nación.

La producción potencial se basa en la idea de que, cuando la producción y el em-


pleo son muy elevados (y, por lo tanto, el desempleo muy bajo; la inflación (o la
tasa de vencimiento de precios) comienza a aumentar muy rápidamente. Cuando
los niveles de desempleo son altos, la inflación persiste. En una situación interme-
dia se encuentra la tasa de desempleo umbral llamada tasa natural de desempleo.
Llamamos producción potencial a aquel nivel del PNB real que corresponde a la
potencial a aquel nivel del PNB a la tasa natural de desempleo. La diferencia entre
la producción potencial y la observada es la brecha del PNB, que consiste en una
estimación de la cantidad de bienes y servicios que se pierde por que la economía
no se aproxima a su potencial de elevado empleo.
101

Esta figura muestra una estimación de la producción potencial y la brecha del PNB
del período 1930-1984. Obsérvese que en la depresión, la producción cayo en el
periodo posterior a la 2da guerra mundial, su crecimiento fue uniforme hasta que la
economía sufrió numerosos shocks en la década 1970.

El empleo y el desempleo
El objetivo es el elevado empleo y el bajo desempleo, lograr un elevado empleo es
algo más que un objetivo puramente económico. Los periodos de ocio involuntario
imponen dificultades financieras a las familias, la tensión económica pronto es se-
guida de una pesada carga para la salud psicológica, social y pública. El desempleo
adquirió unas proposiciones epidémicas en la gran depresión de la década 1930, en
la cual una cuarta parte activa estaba ociosa, desde la segunda guerra mundial el
mejor conocimiento sobre la forma de controlar la economía ha reducido la tasa de
desempleo a 5,5% aproximadamente.

El objetivo de garantizar buenos puestos de trabajo a los que le desean ha demos-


trado ser cada vez más escurridizo.

Los precios y la inflación


El objetivo macroeconómico es conseguir la estabilidad de los precios con merca-
dos libres. Estabilidad de los precios significa que estas ni suben ni bajan demasia-
do deprisa, que la tasa de inflación (medida como la tasa de variación de los pre-
cios de consumo conocido oportunamente como IPC. Este mide el costo de una
costa fija de bienes, (como alimentos, alojamientos, vestidos, asistencia médica)
comprado por el consumidor urbano típico. La tasa de inflación a la tasa de creci-
miento a nivel de precios, por ejemplo un año a otro.

Mas exactamente la tasa de inflación del IPC es:

IPC (este año) - (año pasado)


Tasa de inflación de los =
precios de consumo (%) IPC año pasado

Una estructura de precios congelados, impediría a la mano invisible de los merca-


dos asignar los bienes y los factores: no existiría ninguna forma eficiente de conser-
var la energía o de desalentar la producción de coche de caballos.

El otro extremo, evitar la hiperinflación en la que el nivel de precios sube 1000 a 1


millón% al año buscamos un punto medio de flexibilidad de precios, tolerando qui-
zás una inflación suave, como la mejor forma de permitir que el sistema de precios
funcione efectivamente.

Política económica exterior


Todas las economías son abiertas, importan y exportan bienes y servicios; los in-
ventos de otros países o venden sus propios a las culturas extranjeras.

Los ciclos económicos nacionales y extranjeros, las acusadas subidas de precios


del petróleo, las grandes varias de los tipos de interés, los embargos, todos estos
factores pueden hacer que viera acusadamente.

Los resultados macroeconómicos de las economías de mercado se juzgan median-


te cuatro conjuntos de objetivos.
102

1.- Un elevado crecimiento nivel de producción real.


2.- Un elevado empleo y un bajo desempleo, que proporcionan buenos puestos de
trabajo y elevados salarios a los que desean trabajar.
3.- Un nivel de precios estables o suavemente ascendentes pero con precios y
salarios determinados por mercados libres.
4.- Unas relaciones económicas exteriores caracterizadas por un tiempo de cam-
bio estable y unas exportaciones que equilibran aproximadamente las importa-
ciones.

Pocas naciones han conseguido satisfacer estos objetivos, pero la mayoría de los
países avanzados están buscando continuamente medios para cumplirla mejor ins-
trumentos.

Política fiscal
Los dos primeros instrumentos fiscales, el gasto público y los impuestos son los
elementos de las políticas fiscales; consideramos primero lo referido a los gastos en
bienes y servicios: las compras de tanques y lápices o la construcción de pantanos
y carretas, los sueldos de los jueces, etc.

Los gastos del Estado son el instrumento mediante el cual el gobierno determina el
sector público y el privado.

El gasto público es un determinante clave del gasto agregado.

En 1er lugar, reducen las rentas de las personas reduce el gasto de consumo dis-
minuyendo demanda agregada y el PNB observadas.

Los impuestos pueden afectar al nivel de producción potencial. Estos cambios tendie-
ron a demás el gasto realizado por estos e inversiones en maquinarias y fábricas.

El Dinero
El 2do gran instrumento de la macroeconomía es la política monetaria al propósito
de ofrecer dinero; es intentar frenar el crecimiento del dinero, el Banco Central re-
duce y eleva los tipos de intereses y fomenta y retarda la inversión en vivienda,
plantas, equipos y existencia. En el período de política monetaria dura, la subidas
de los tipos de interés reducen el PNB y la inflación.

La naturaleza exacta de la política monetaria la forma es que el Banco Central con-


trola la oferta monetaria y el vínculo entre dinero, producción y la inflación. Es una
de las áreas mas fascines aunque controvertida de la macroeconomía.

La macroeconomía implica la elección entre diferentes objetivos centrales. Una na-


ción no puede tener un elevado consumo y un rápido crecimiento simultáneamente.
Producir una elevada tasa de inflación es necesario un periodo de elevado desem-
pleo, y poca producción o intervenir en los mercados libres mediante una política de
precios y salarios. Estas diferentes elecciones se encuentran entre las muchas a las
que deben hacer frente los responsables de la política macroeconómica de todas
las naciones.
103

LA OFERTA Y LA DEMANDA AGREGADA


La oferta agregada
Se refiere al volumen de la producción que fabrican y venderán las empresas dado
los precios vigentes, la capacidad productiva y los gastos. Si los precios y los gas-
tos son bajos, las empresas podrán producir una cantidad inferior a su nivel poten-
cial, mientras que los precios y las demandas son elevadas, podrían producir duran-
te un tiempo una cantidad superior.

La oferta agregada es determinada por la cantidad de factores productivos, (siendo


los más importantes, el trabajo y el capital) y la eficacia con que se combinan estos
(la tecnología de la sociedad).

La demanda agregada
Se refiere a la cantidad que gastan los consumidores, los empresarios y los gobier-
nos dados los precios, las ventas y otras corrientes económicas, la DA mide el gas-
to total realizado por las diversas entidades de la economía: los automóviles com-
prados por los consumidores, los tanques comprados por el gobierno, etc. La DA se
encuentran factores como el nivel de precios, las rentas de las personas, las com-
pras del Estado o las ofertas monetaria.

Para obtener el resultado económico real - los niveles reales de producción el empleo,
precios, etc. Debemos examinar la interacción de la oferta y la demanda agregada.

La interacción de la DA y la OA influyen retroactivamente en la OA de la economía.

La curva de la oferta y la demanda agregada


El resultado macroeconómico del precio y la cantidad agrada es determinado por la
interacción de la oferta y la demanda agregadas.

Este instrumento gráfico también pude ayudar a comprender los problemas macroeco-
nómicos del desempleo y el estancamiento. Nos sirve para ver el gasto monetario, au-
menta acusadamente a corto plazo, mientras que los precios suben poco. También
pueden mostrar a largo plazo casi todos los incrementos del gasto monetario.
104

A corto y largo plazo


A corto plazo durante un período de unos pocos meses o años la curva de oferta
agregada tiene pendiente positiva, que refleja el derecho de que las empresas se
enfrentarían a algunos precios que son relativamente fijos a corto plazo: los salarios
de los convenios laborales o los alquileres de los beneficios o los precios de los
servicios regulados.

A largo plazo no existe ningún costo fijo cuando los costos se ajustan, se produce
una respuesta cada vez menor que la producción a los desplazamientos de la de-
manda, una respuesta cada vez mayor de los precios. La curva OA a largo plazo
será casi vertical.

OA puede ser plana a corto plazo, pero tiende a ser vertical a largo plazo.

La demanda agregada es la fuerza motriz que subyace a las variaciones a corto


plazo de la producción real. Sin embargo a muy largo plazo esta depende princi-
palmente de la producción potencial y la demanda agregada afecta sobre todo el
nivel precios.

Oferta y demandas agregadas en funcionamiento


Podemos utilizar los instrumentos de la oferta y la demanda agregada para com-
prender algunos de los principales acontecimientos de la historia reciente de los
EE.UU.

A mediado de la década de 1960, las déficit hinchada por la guerra de Vietman mas
la política monetaria suave provoca un rápido desplazamiento hacia fuera de la cur-
va de DA. La consecuencia fue un acusado acceso de los principios y la inflación.

A principio de la década de 1970, un serio shocks de ofertas adversos dieron lugar


a un desplazamiento ascendiente de la curva OA lo que provoca una reducción de
la producción junto con el aumento de los precios y la inflación.
105

A fines de la década de 1970, los responsables de la política económica provocaron


una acusada recesión para reducir la inflación. La política monetaria dura desplazo
la curva DA hacia la izquierda, invirtiendo de hecho las medidas adoptadas durante
la guerra de Vietman. El estancamiento de principios de los años 80 dio lugar a una
acusada reducción de la inflación con un elevado desempleo.
106

UNIDAD VIII
Material de clase dictada por Dr. Guillermo José Yazlle

TEORÍA SOBRE LA RENTA NACIONAL Y LA OCUPACIÓN


La denominada teoría sobre la renta nacional, es creación en buena medida, de John
Maynard Keynes, pero su utilización generalizada por parte de los economistas, si bien
no en forma total, no significa que éstos adhieran a los postulados keynesianos.

CONSUMO
Es la última etapa del circuito económico. La suma de los consumos familiares,
individualmente considerados, permitirá la obtención del consumo total y la suma de
los ingresos y consumos familiares, permitirá la obtención del consumo y el ingreso
total y su posterior relación entre ambos.

Se denomina función consumo, a la forma como el consumo se encuentra subor-


dinado al ingreso disponible o al grado de variación del consumo ante una modifi-
cación del ingreso disponible. La relación entre el nivel de consumo y el volumen de
la renta, se denomina propensión al consumo.

Propensión marginal a consumir es la pendiente de la función consumo.

C
Propensión marginal a consumir =
Y

AHORRO E INVERSIÓN
Es necesario en forma previa, aclarar algunos conceptos y límites vinculados al aho-
rro y a la inversión. Los sujetos que intervienen en el ahorro y en la inversión no son,
predominantemente las mismas personas, generalmente el ahorro es efectuado por
personas individuales mientras que la inversión es realizada por las empresas.

El ahorro no debe estar necesariamente vinculado a la inversión. Las personas


pueden ahorrar sin que exista correspondencia por parte de la inversión.

Se debe entender por ahorro a la acumulación de activos, entre los cuales


se puede encontrar el dinero. Si se resta el consumo del ingreso disponi-
ble, la cantidad resultante será equivalente a la función ahorro.

La propensión al ahorro lo hace relacionar con la renta. Por otra parte, el ahorro y el
consumo están estrechamente relacionados ya que lo ahorrado es equivalente a lo
que no se consume por lo que:

Ahorro + Consumo = Ingreso disponible

La inversión y, básicamente la inversión neta, es la creación de capitales. Debe


distinguirse con claridad entre inversión y transferencia de bienes, en la que no
existe creación de capital.
107

La inversión bruta no contempla deducciones por amortización mientras que la in-


versión neta sí.

EQUILIBRIO
Cuando una variable es susceptible del accionar de un número determinado de
fuerzas y mientras éstas sean constantes, puede encontrar un punto de reposo, que
representa lo que se denomina estado de equilibrio.

Ahora bien, la ciencia económica, como ya hemos dicho anteriormente, permite el


estudio de las distintas partes de la estructura económica sin que ello implique
aceptar que su funcionamiento se efectúa en forma aislada. Sin perjuicio de ello, se
debe considerar esta realidad dinámica en la que las distintas unidades que toman
decisiones (productores, ahorristas, consumidores, etc.), encuentran su propio equi-
librio y a través de la participación conjunta, el equilibrio total.

El nivel de equilibrio de la renta nacional, se encuentra en el punto donde los valo-


res del ahorro y la inversión se igualan. En cualquier otro punto, se plantearían dife-
rencias que modificarían los niveles de producción y empleo hasta que se encuen-
tre una nueva situación de equilibrio.

El punto donde se igualan el ahorro y la inversión deseados se denomina


nivel de equilibrio.

Una vez encontrado el equilibrio, éste tiende a permanecer, lo que no quiere decir
que esto refleje una situación deseada, por ejemplo, el pleno empleo.

Existe otro procedimiento mediante el cual, podemos obtener resultados similares y


consiste en la utilización de las curvas correspondientes al consumo (de las fami-
lias) más la inversión (deseada por las empresas), lo que en su conjunto representa
el gasto total, el que a su vez deberá igualar al PNN.

PLENO EMPLEO. ENFOQUE DE


LOS ECONOMISTAS CLÁSICOS Y ENFOQUE KEYNESIANO
Antes de la aparición de los estudios keynesianos, regía entre los estudiosos del
área, la convicción de que la economía encontraría su equilibrio, en virtud de la
aplicación de una ley bastante simple, conocida como la Ley de Say, que sostenía
que: lo producido con la venta de los productos se retribuía a alguien en concepto
de rentas, salarios o beneficios y en caso de pérdida, se absorbía lo necesario para
cubrir el artículo de que se trate. Este planteo podía, de acuerdo a este argumento,
extenderse a toda la sociedad asegurando el poder adquisitivo y dirigiendo todo el
sistema hacia el pleno empleo.

Las personas y las empresas ahorraban parte de sus ingresos y en algún momento
tenían que ser gastado y, si se producía exceso de ahorro en el sistema, las tasas
de interés caerían, lo que produciría un desplazamiento del excedente mencionado
hacia la inversión; y el exceso de ahorro podría producir una disminución del poder
adquisitivo, que sólo se haría efectiva en forma transitoria, ya que ante esta dismi-
nución del poder adquisitivo, los precios de los artículos bajarían produciendo un
estímulo en el consumo. Esta proposición teórica era de aplicación también en el
campo laboral y es así, que si se estaba ante una situación de desempleo, la mayor
108

oferta laboral ocasionaría una baja de los salarios, situación que favorecería el in-
cremento de la ocupación.

Para Keynes, el desempleo era una situación natural del sistema económico. Las
consideraciones Keynesianas sobre el fenómeno descripto por la Ley de Say eran
diferentes, por ejemplo, en el caso del ahorro, Keynes argumentaba que la tasa de
interés no era el precio que recibía el ahorrista por ahorrar, sino que por el contra-
rio, era la retribución que recibía por conservar su activo, por lo que una baja en la
tasa de interés, no necesariamente produciría un estímulo a la inversión. En opinión
de Keynes, si el deseo de ahorrar era superior al de invertir, la baja en el poder ad-
quisitivo ocasionaría una baja en la producción, lo que a su vez, traería aparejado
un aumento en el desempleo y una caída en los ingresos, de un forma tal, que la
capacidad y deseo de ahorrar podía equipararse con similar actitud de invertir, lo-
grándose una situación de equilibrio, pero con desempleo.

EL MULTIPLICADOR

El coeficiente numérico que indica el monto del aumento de la renta, pro-


ducido por cada aumento de la inversión, se denomina multiplicador.

Dicho de otra forma, es el número por el cual, ha de ser multiplicado el incremento


de la inversión para obtener como resultado el incremento de la renta.

El Multiplicador se aplica también, a cualquier variable del gasto.


1
Variación de la renta = x variación de la inversión.
PMA

1
= x variación de la inversión.
1-PMC

POLÍTICA FISCAL
Los procedimientos gubernamentales destinados a amortiguar los efectos indesea-
bles, producidos por los ciclos de prosperidad y de depresión económica, mediante
la utilización de las erogaciones derivadas del gasto público o de los ingresos pro-
venientes de los recursos del Estado, conforman lo que se ha dado en llamar Polí-
tica Fiscal.

La Política Fiscal como tal, es un tema polémico entre los economistas y resulta
una herencia teórica del pensamiento keynesiano, ya que supone la actuación, bajo
algunas formas, del Estado intervencionista, tratando de neutralizar los efectos
mencionados e intentando lograr la estabilidad, un adecuado nivel de empleo y el
crecimiento.

El sistema económico de mercado provee de resortes automáticos que actúan sin


necesidad de decisiones burocráticas previas y que permiten obtener nuevos esta-
dos de equilibrio, neutralizando las oscilaciones bruscas de la economía, produci-
das por los ciclos de auge y depresión. Sin embargo, el tiempo que ello requiere, a
veces es muy largo o los efectos no deseados muy profundos, lo que ha llevado a
muchos economistas y políticos a abandonar la idea de la estabilización automáti-
ca. Tal cambio se hizo evidente en los Estados Unidos, como consecuencia de la
Gran Depresión de los años treinta. Como consecuencia de la gran crisis que pro-
109

vocó entre otras cosas, muy altos niveles de desocupación, el gobierno de los Es-
tados Unidos, a través del presidente Roosvelt y mediante el instrumento conocido
como New Deal, incrementó los montos del gasto público, con el objeto de reducir
los niveles de desempleo y reanimar la economía a través de la inversión pública.

La instrumentación de la Política Fiscal implica el abandono, aunque sea temporal,


de ciertos argumentos ortodoxos del pensamiento clásico, como el equilibrio presu-
puestario, que en este caso, es subordinado al equilibrio del ciclo económico, o los
niveles de endeudamiento sin precedentes en tiempos de paz.

La aparición de problemas inéditos en el campo económico como el caso de pro-


longados períodos de estancamiento con inflación o problemas estructurales que no
resultan de fácil solución, ha realimentado la polémica acerca del llamado Estado
intervencionista.

EL SECTOR INVERSIÓN
El consumo es una actividad que todos conocemos, en cambio, la inversión es una
actividad económica extraña a la mayoría de nosotros; ya que la inversión, dentro
del análisis macroeconómico, poco tiene que ver con la clase de inversión a lo que
estamos acostumbrados cuando elegimos acciones o bonos para adquirirlos como
parte de nuestro activo personal. En el sentido que le da el economista, la inversión
constituye una actividad que emplea los recursos de la comunidad para mantener o
acrecentar la existencia de sus riquezas de capital.

Por tanto la inversión como la consideran los economistas, es una forma de activi-
dad relativamente poco conocida para la gran mayoría del publico. Lo cual no solo
es cierto porque la inversión real no es igual que la inversión financiera personal,
sino porque los verdaderos inversionistas de la nación generalmente actúan en
nombre de una institución distinta a la muy conocida del sector familiar. En el mun-
do de la inversión, la unidad funcional característica es la empresa mercantil, tal
como en el mundo del consumo lo es la unidad familiar. Las juntas directivas, los
ejecutivos principales o los propietarios de negocios pequeños son las personas
que deciden si destinan, o no, dinero del negocio para la construcción de nuevas
instalaciones o para aumentar sus existencias; y, como veremos, esta decisión es
muy distinta en su índole y motivación de las decisiones del sector familiar.

ATRIBUTOS PRINCIPALES
La figura que presentamos nos ofrece una primera impresión general del sector
inversión. Puede advertirse que la fuente principal de los gastos efectuados en in-
versión interna privada bruta proviene de los ingresos retenidos de las corporacio-
nes, es decir, de las utilidades no distribuidas como dividendos o que no se han
pagado al gobierno por concepto de impuestos. Sin embrago, como se ve en la
columna siguiente de la figura, los gastos realizados en la inversión bruta son mu-
chísimo mas grandes que los ingresos retenidos. La diferencia representa fondos
que las empresas han obtenido de varias formas:

a.- Pueden retirar fondos en efectivo (o valores) acumulados de los ingresos rete-
nidos de años anteriores.
b.- Pueden obtener ahorros del sector familiar mediante prestamos directos, me-
diante la venta de nuevas emisiones de acciones de capital, o indirectamente
por la vía de las compañías de seguros, los bancos de ahorros, los fondos de
pensiones, etc.
c.- Pueden solicitar dinero en préstamo a los bancos de depósito.
110

La mayor parte de los gastos de inversión los financia la propia empresa con sus
ingresos retenidos. La reinversión de utilidades y de las sumas acumuladas por
concepto de depreciación constituye la fuente principal de formación de capital.
También podemos advertir que, aunque los mercados de valores son indispensa-
bles para la inversión financiera personal desempeñan solamente un papel secun-
dario en el financiamiento de la inversión real.

Categorías de inversión
1.- Existencias: con los fondos totales de que dispone, el sector de los negocios
renueva su capital consumido y agrega un nuevo capital.
Los aumentos de existencias son capital, pero no necesariamente adicionales a
bienes de capital. Claro esta que estos bienes están en posesión de las empre-
sas, no de los consumidores; pero este es el caso. Consideramos los aumentos
de existencia como inversión neta porque son producción que ha sido fabrica-
da, pero no ha sido consumida.
Existe una razón para que las inversiones en inventario sean especialmente
importantes. Entre las categorías de inversión, solamente las existencias pue-
den tanto consumirse como aumentarse rápidamente. Por lo común los gastos
en existencias constituyen el elemento más inestable de todos en el producto
nacional bruto.
2.- Equipo: en este caso encontramos gastos en bienes de una gran variedad:
tornos mecánicos, camiones de carga, máquinas de escribir, computadoras,
etc. En total se incluye tanto el equipo nuevo como el equipo en reposición.
3.- Construcción: muchas casas son construidas por empresas comerciales que
acondicionan las casas habitación no rural antes de venderlas. Así, pues, es
característico que los gastos iniciales que implica la construcción de la casa
provengan de hombres de negocios, no de jefes de familia. Posteriormente,
cuando el jefe de familia compra una casa, entra en posesión de un bien exis-
tente, y su erogación no extrae nuevos ingresos para introducirlos en la eco-
nomía, sino solo remunera al contratista que si los extrajo.

Inestabilidad de la inversión
A diferencia de la corriente pasiva de los gastos de consumo, no vemos que la in-
versión se adapte y siga con gran regularidad a los cambios en el ingreso; mas
bien, es característico de la inversión que asuma cambios súbitos y violentos en su
curso.

Además, en tanto que el gasto de consumo esta amortiguado por las normas de
comportamiento sintetizadas por la formulación de propensión a consumir de Key-
nes, el gasto de la inversión carece de fundamento de dicha motivación restrictiva;
no podemos construir ninguna tabla clara que vincule a I con Y que sea semejante
a la relación de C con Y.

Importancia de la inversión
La inestabilidad de la inversión constituye una de las causas por las cuales el propio
producto nacional muestra señales de inestabilidad. Entre las personas que no son
economistas existe a menudo una tendencia a igualar las compras que se realizan
en la economía con la adquisición de bienes de consumo. No debemos perder de
vista que el hecho de que el mantenimiento y el aumento de capital también son
partes de los gastos del PBN y que una parte considerable de la fuerza de trabajo
depende, para sus subsistencia, de la fabricación de bienes de inversión.
111

A pesar de su susceptibilidad al cambio, el sector de inversión es, después de todo,


una división bastante pequeña. Dedicar tanto tiempo al estudio de fluctaciones tan
pequeñas parecería darles una importancia desproporcionada; sin embargo, ¿cómo
es posible que una causa tan pequeña como la inversión pueda influir en un efecto
tan grande como el PBN?

EL MULTIPLICADOR
La respuesta se encuentra en una relación de actividades económicas que se co-
nocen con el nombre de multiplicador. El mutiplicador describe el hecho de que los
aumentos a los gastos (o las disminuciones en los mismos) producen un efecto
sobre el ingreso que es mayor que el incremento o decremento hecho originalmente
en los mismos gastos. Dicho de otra forma, hasta pequeños aumentos en los gas-
tos pueden multiplicar sus efectos.

Vamos a suponer una comunidad isleña cuya economía es una corriente circular
perfecta y que no cambia de una año a otro. Después, vamos a introducir el estimu-
lo de un nuevo gasto de inversión mediante la forma de un forastero llegado de otra
isla y que construye una casa. Este paga $ 1.000 de salario a los obreros de la
construcción. En base a la propension marginal a consumir es probable que los
obreros ahorren parte de sus nuevos ingresos, pero el resto lo gastara en bienes de
consumo adicionales. Supongamos que de los $ 1.000 que obtiene, ahorra un 10%
y paga de impuestos un 20%, entonces le quedaran $ 700 para gastarlos en la ad-
quisición de otros bienes de consumo y servicios.

Los vendedores de estos bienes y servicios habrán recibido $ 700 más sobre sus
ingresos anteriores y es seguro que también gastaran una cantidad considerable. Si
suponemos que las normas de consumo de su familia y la categoría de impuestos
es la misma que la de los obreros, gastarían también el 70% de sus nuevos ingre-
sos, o sea $ 490; y entonces continua el ciclo cuando, a su vez, todavía otro grupo
reciba nuevo ingreso y gaste una parte de el.

Efecto continuo de la repetición de gastos


Si el forastero se retirara ahora tendríamos que describir el impacto económico de
su inversión como formando un simple "aumento transitorio" del ingreso que desa-
pareció gradualmente. Este incremento estaría formado por los $ 1000 originales,
los $ 700 de la segunda operación, los $ 490 de la tercera y así sucesivamente. Si
todos continuaran gastando 70% de su nuevo ingreso, después de diez turnos lo
único que restaría serían $ 38 aproximadamente y pronto habría desaparecido vir-
tualmente el efecto de la nueva inversión sobre los ingresos.

Supongamos ahora que después de que el forastero construyo su casa y se fue,


llega otro visitante para construir otra casa. Esta vez suponemos que el nivel de los
gastos de inversión continua al nivel mas alto al que fue elevado por las erogacio-
nes hechas al construir la primera casa. La construcción de la segunda casa pondrá
en movimiento exactamente los mismos efectos repercusivos de la primera, y que
la nueva serie de gastos repetidos se agregara a los mortecinos ecos de la inyec-
ción original aplicada a los ingresos.

Nuestra figura nos indica dos cosas muy importantes:

1.- Una corriente constante de nuevas inversiones engendra una corriente igual-
mente continua, pero mayor, de ingresos totales. Los ingresos producidos por
112

la repetición de gastos son tan permanentes como los que se deben a la propia
corriente de inversiones.
2.- El aumento en el ingreso que se debe a una afluencia continua de nuevas in-
versiones va nivelándose poco a poco. A medida que se van haciendo mas pe-
queñas las fracciones de los repetidos gastos sucesivos, el alza en el ingreso
se acerca a la horizontalidad.

Propension marginal a ahorrar


El multiplicador es la relacion numérica entre la nueva inversión inicial y el aumento
total en el ingreso. Si la inversión inicial es de $ 1.000, y de $ 3.000 el aumento total
hecho al ingreso mediante el gasto repetido de esos $ 1.000, se dice que tenemos
un multiplicador de 3, si el aumento es de $ 2.000, el multiplicador sera de 2, etc.

Lo que determina la magnitud que tendrá el multiplicador depende en gran parte de


los hábitos de gasto y ahorro que tengan los receptores del ingreso con respecto a
los aumentos (o substracciones) que hagan a sus ingresos.

A la fracción ahorrada del nuevo ingreso le damos el nombre de propension margi-


nal a ahorrar (pma). Esta fracción es complemento de la propension marginal al
consumo. Si la pmc es de 70% la pma es del 30%.

En base a lo dicho la formula del multiplicador es la siguiente:

1
Multiplicador = x cambio en la inversión.
pma

Por tanto, si nuestra pma es de 25% y es de $1.000 el cambio en la inversión, el


aumento total que se producirá en el ingreso sera de $ 4.000. Si la pma es del 10%
$ 1.000 producirán ingresos de $ 10.000, si la pma es de 50% los $ 1.000 se con-
vertirán en $ 2.000.

Fugas
El ahorro no es la única "fuga" que disminuye el efecto del multiplicador. A medida
que los ingresos pasan de una mano a otra, en cada turno de ingresos, una buena
parte puede también salir en forma de impuestos. Como en el caso del ahorro per-
sonal, estas fugas pueden volverse a gastar por el sector de los negocios o por el
Gobierno. Pero esta repetición de gastos depende en absoluto de las decisiones
independientes que tomen las empresas, o el Gobierno y ya no son el efecto pura-
mente "automático" de la repetición de gastos sucesivos con fines de consumo.

Tomando todo esto en consideración, la suma de estas fugas (ahorro personal,


impuestos, ahorro de empresas, importaciones) hace disminuir muy considerable-
mente el efecto multiplicador de un aumento dado en los gastos.

El multiplicador y la inversión
El multiplicador resuelve el problema de la manera en que los cambios que se re-
gistran en un sector relativamente pequeño, como la inversión, pueden causar mo-
vimientos totales económicos considerablemente más grandes. Veremos dos últi-
mos aspectos que se relacionan con el multiplicador:
113

1.- Otros multiplicadores. Hemos hablado del multiplicador en relacion con los cam-
bios en los gastos de inversión; pero también debemos dar cuenta de que todo
cambio en un gasto de cualquier índole produce un efecto multiplicador. Un
aumento en las compras que hacen los extranjeros en nuestros productos de
exportación produce un efecto multiplicador, tal como sucede con un aumento
en las erogaciones públicas, una rebaja de impuestos o un aumento en el con-
sumo debido a un decrimento de la propension a ahorrar. Por tanto, cualquier
estimulo a la economía no esta limitado a su efecto original, sino que propor-
ciona una serie de impulsos sucesivos al sistema hasta que es absorbido por el
circuito normal de gastos e ingresos.
2.- Recursos ociosos: hay que diferenciar entre una economía con recursos ocio-
sos (trabajadores desocupados, o máquinas o tierras no utilizadas) y otra sin
ellos.
El impulso del efecto multiplicador de los gastos repartidos solamente es útil
cuando tenemos recursos ociosos. En ese caso, cada tanda de nuevos gastos
puede poner en usos recursos ociosos, no solamente creando nuevos ingre-
sos, sino también producción y ocupación nuevas.

En ambos casos, el multiplicador ejerce su influencia causando un aumento en los


gastos totales mayores que la inyección original de gastos nuevos. En el caso don-
de no hay recursos ociosos, sin embrago, los resultados son exclusivamente infla-
cionarios, a medida que el gasto acrecentado se traduce en ingresos mayores y en
precios mas altos, pero no en mayor producción. En el caso donde existen recursos
ociosos podemos evitar esta mera multiplicación de dinero y disfrutar de un aumen-
to en la producción como consecuencia de nuestros gastos aumentados. En reali-
dad, hasta podemos hablar de un multiplicador de ocupación en los casos en donde
existe un desempleo considerable.

El multiplicador descendente
A medida que las familias pierden ingresos rebajan sus gastos, aunque la norma de
comportamiento que ofrece el cuadro de la propension a consumir indica que no
reducirán su consumo en igual cantidad a su perdida de ingreso. No obstante, cada
reducción en el consumo, grande o pequeña, disminuye en igual grado el ingreso o
las percepciones económicas de alguna familia o empresa.

SECTOR PÚBLICO
Importancia. Incidencia en el PBN = Y = GT.

Son empresas e instituciones que dependen del Estado en una economía nacional.
La actividad económica del sector público abarca todas aquellas actividades que el
Estado y sus empresas poseen o controlan. El papel y el volumen del sector público
dependen en gran medida de lo que en cada momento se considera interés público;
ello requiere definir con antelación el ámbito de ese interés general. Lo normal es
que el sector público constituya un elevado porcentaje de la economía de un país e
influya sobre la actividad económica global. Por ejemplo, el Gobierno puede limitar
el crecimiento de los salarios de los funcionarios para evitar aumentos de la infla-
ción, realizando así una política de precios y rentas extraoficial o informal.

A partir de la II Guerra Mundial, muchos países fomentaron el crecimiento del sector


público en detrimento del sector privado, pero a partir de la década de 1980 esta
tendencia cambió. Se favoreció la privatización de empresas públicas, revirtiéndose
así la anterior política de nacionalizaciones. Este fenómeno se ha generalizado en
Latinoamérica e incluso en los antiguos países comunistas de Europa del Este y
114

Estados poscomunistas como China. Esta política presupone que el sector privado,
debido a la competencia entre empresas, es capaz de producir con mayor eficacia y
con menores costes que el sector público, cuya flexibilidad para reaccionar ante los
cambios del mercado está limitada por la burocracia. Sin embargo, en algunos ca-
sos los gobiernos pueden preferir el mantenimiento de empresas públicas, aunque
sean menos eficientes, por temor a las consecuencias políticas que podría ocasio-
nar una apertura del sistema, como ocurre en China, que ante el peligro de la ines-
tabilidad social que provocaría una alta tasa de desempleo mantiene empresas pú-
blicas ineficientes que incurren en enormes pérdidas año tras año.

En Latinoamérica, las empresas del sector público tuvieron un papel estabilizador y


regulador durante las décadas de posguerra e inclusive en la década de 1960. A
partir de esa fecha, y debido a varios factores internos y externos, las empresas
públicas comenzaron a generar enormes pérdidas, a lo que se sumó una galopante
hiperinflación relacionada con la emisión descontrolada de moneda. A principios de
la década de 1990 la mayoría de los gobiernos optó por privatizar gran parte de
estas empresas, en su mayoría relacionadas con las telecomunicaciones, la banca
y la energía.

Incidencia en el PBN = Y = GT.

LA POLÍTICA MONETARIA
Política monetaria es el conjunto de instrumentos utilizados por un Gobierno nacio-
nal o por el banco central de un país para hacer variar la cantidad de dinero presen-
te en la economía, a fin de influir directamente sobre el valor de la divisa nacional,
sobre la producción, la inversión, el consumo y la inflación. La política monetaria,
cuyo objetivo es sostener la actividad económica proporcionando a los agentes fi-
nancieros la liquidez y los créditos indispensables para consumir, invertir y producir,
no debe mostrarse demasiado restrictiva, porque correría el riesgo de bloquear el
crecimiento económico, ni demasiado expansionista, en la medida en que tal situa-
ción favorecería el aumento de la inflación (el alza generalizada de los precios), al
inyectar demasiado poder adquisitivo en una economía que no dispone de bienes
suficientes para satisfacer la demanda.

Instrumentos de la política monetaria


Los bancos centrales disponen de diversos métodos para poner en práctica la política
monetaria que conviene a sus objetivos. Algunos métodos se han convertido en ins-
trumentos predilectos de intervención, mientras que otros han caído en desuso. Entre
otros instrumentos de la política monetaria se pueden señalar las actuaciones sobre
el sistema del crédito de los bancos y la modificación de sus reservas obligatorias.

Un tipo de política monetaria en este sentido sería, por ejemplo, obligar a los ban-
cos a depositar en una cuenta no remunerada del banco central una proporción de
sus depósitos a la vista y a plazo, que constituyen las reservas obligatorias, y que
no pueden emplear libremente ni, por tanto, utilizar para aumentar los créditos en la
economía. Al modificar los tipos de reservas obligatorias, el banco central fomenta
el crédito o lo penaliza. Otros instrumentos utilizados en política monetaria son la
intervención en el mercado monetario y las operaciones de redescuento: puesto
que los bancos deben refinanciarse ante el banco central (comprar un dinero del
que no disponen en cantidades ilimitadas), están obligados a aceptar el coste de tal
refinanciación, que varía en función de la política fijada por las autoridades moneta-
rias. Al aumentar ese coste (el tipo de redescuento), aquéllas inducen a los bancos
a aumentar sus propios tipos de interés ante sus clientes, lo cual ralentizo la activi-
115

dad crediticia (si se reduce ese coste, se observa el efecto contrario). La interven-
ción en el mercado monetario (mercado financiero que sirve a los bancos para refi-
nanciarse directamente, eludiendo al banco central) permite a este último controlar
el precio del dinero de manera indirecta. Al comprar o vender títulos en este merca-
do abierto (estas operaciones se denominan de open market), el banco central mo-
difica las condiciones del crédito.

Los tipos de interés son también elementos esenciales de una política monetaria.
Sus movimientos al alza o a la baja influyen en la inversión y en el consumo, me-
diante la orientación de los créditos. Gracias a la política de open market y a la polí-
tica de redescuento, es posible influir en sus movimientos respecto a los créditos a
corto plazo, incluso si los mercados financieros siguen siendo en última instancia
quienes fijan los tipos de interés a largo plazo: ponen precio en realidad al valor de
las obligaciones y fijan ellos mismos sus tipos de remuneración, que constituyen de
hecho los tipos de interés a largo plazo.

Los objetivos de la política monetaria


Los objetivos últimos de la política monetaria:

Son el crecimiento económico, el control de la inflación y la defensa del valor de la


divisa nacional con relación a otras divisas extranjeras. En la práctica, para alcanzar
estos fines es necesario establecer una serie de objetivos intermedios, directamen-
te controlables por el organismo emisor. La masa monetaria y la tasa de inflación
son los objetivos cuantitativos más vigilados. El banco central fija todos los años el
tipo de crecimiento de uno de sus agregados (el agregado elegido varía según el
país; en Europa, por ejemplo, se utiliza el M3, suma del dinero en circulación y los
depósitos a la vista), y utiliza los instrumentos a su disposición para que no se so-
brepase ese tipo.

Los keynesianos y monetaristas


Existe una polémica entre dos escuelas de pensamiento para determinar si el objetivo
más importante de la política monetaria es el crecimiento de la renta nacional o el
control de la inflación. Para los representantes del monetarismo, la única causa de la
inflación es el aumento inconsiderado de la masa monetaria en la economía, cuya
evolución, superior a la de la renta nacional, tiene como consecuencia inmediata la
subida de los precios. Este aumento indebido de la cantidad de dinero es nefasto
para el crecimiento, porque obliga a luchar contra la inflación ralentizando la actividad
económica. Para los seguidores del keynesianismo, en cambio, la causa de la infla-
ción no es necesariamente monetaria, y un aumento considerable de la cantidad de
dinero no produce automáticamente inflación. Ese aumento puede contribuir a crear
un poder adquisitivo suplementario en un país donde la capacidad productiva está en
parte desaprovechada a causa del desempleo o del escaso incremento de los ingre-
sos. En determinados casos, la política de crecimiento de la masa monetaria puede
provocar una estimulación de la actividad económica y quedar por tanto justificada a
posteriori, sin que se manifieste por ello ninguna subida de los precios. John Maynard
Keynes no era un partidario incondicional de esta clase de política, pero consideraba
que las variaciones de la masa monetaria y de los tipos de interés no eran esenciales
para explicar el comportamiento de los empresarios, que basan en realidad la elec-
ción de sus inversiones en la previsión de la actividad económica y no en el coste de
la inversión. La mayoría de los grandes bancos centrales de los países occidentales,
en la actualidad independientes de los poderes políticos (en Francia, Estados Unidos
o Alemania, por ejemplo), fomentan la visión monetarista, estableciendo como objeti-
vo principal la lucha contra la inflación.
116

LA MONEDA

Introducción
Son unidades monetarias que circulan en los países. Debido a la inestabilidad polí-
tica y económica imperante en este espacio geográfico, la historia de las monedas
es tortuosa, por los frecuentes cambios de denominación y valor de sus unidades.

Importancia financiera
Fijar el precio de los bienes y facilitar el intercambio de los mismos. La universal
utilización y demanda de monedas de oro y plata se debe a que satisfacían perfec-
tamente las necesidades de un sistema monetario práctico mejor que cualquier otro
artículo. Estos metales preciosos, limitados y con altos costes de extracción, siem-
pre tuvieron una elevada equivalencia en mercancías. El alto valor de cambio del
oro y la plata significaba que el volumen físico de una cantidad de valor muy eleva-
da sería mínimo, lo que contribuiría a facilitar el transporte y almacenaje, y aumen-
taría su utilización en el comercio internacional o entre regiones muy distantes. Para
su mejor conservación comenzaron a hacerse aleaciones con otros metales; así, la
ley de una moneda es la proporción de metal precioso que contiene en relación con
su peso total. Junto a las monedas de oro o plata se desarrollaron las de metal vil,
como el cobre, cuya aleación con plata recibirá el nombre de vellón. Naturalmente,
el vellón era una moneda cuya validez se limitaba, en principio, al territorio en que
era acuñado. Entre diversos países se utilizaba exclusivamente la moneda de oro o
plata, lo mismo que ocurría, dentro de un mismo reino o territorio, cuando se trataba
de cantidades importantes. Las monedas de vellón dominaban en cambio las
transacciones menudas, que eran las habituales entre la población.

La existencia de dos tipos básicos de moneda


La de metal precioso y el vellón, compuesto fundamentalmente de un metal vil, co-
mo era el cobre, hacía que, mientras las monedas de oro o plata, con independen-
cia de su valor de cambio, se aceptaban por su valor intrínseco, las de vellón se
cambiaban con las otras en la medida en que la cantidad circulante no fuera exce-
siva y la ley de las monedas de vellón se mantuviera estable. Si no ocurría así y se
acuñaba mucho más vellón o se reducía su cantidad de plata, o su peso, tales mo-
nedas se depreciaban en relación con las otras, y aparecía el llamado "premio" o
cantidad adicional que el poseedor de moneda de oro o plata exigía por cambiarla
por las de vellón. Desde la baja edad media, con los comienzos del capitalismo,
comenzaron a utilizarse medios de pago no monetarios, como las letras de cambio,
que en las grandes transacciones mercantiles evitaban el transporte continuo de
oro o plata y los riesgos inherentes al mismo.

Clases de monedas
Moneda medieval

Durante la alta edad media, y debido a su economía primordialmente autárquica,


apenas hubo circulación monetaria. La evolución hacia una economía de carácter
comercial permitió el desarrollo de los intercambios, lo que exigió una mayor acu-
ñación de metales preciosos.

Durante los siglos VIII y IX, la circulación monetaria fue escasa. Los reyes de Asturias
y los de León no hicieron acuñaciones propias y en los condados catalanes se adop-
117

tó el sistema monetario Carolingio basado en la plata. A partir del siglo XI, el desarro-
llo económico que se produjo en los reinos cristianos peninsulares, al igual que ocu-
rrió en toda Europa, permitió un incremento de las actividades comerciales y la utili-
zación de la moneda como medio de pago comenzó a ser frecuente. Además, la sus-
titución del califato de Córdoba en 1031 por los reinos de taifas facilitó a los reinos
cristianos un sistema de explotación financiera basado en las parias, tributos que
pagaban los musulmanes en moneda de oro y de plata. A partir de ese momento,
todos los príncipes hispano cristianos comenzaron a acuñar moneda propia.

En los reinos de Castilla y León, el sistema monetario utilizado se inspiró en el de


al-Andalus. El monarca castellano-leonés Alfonso VI fue probablemente el primer
rey que acuñó moneda propia. Este monarca fundó una ceca o casa de la moneda
en Toledo y otra en León, donde se acuñaba moneda regis o denarios regis, mone-
da de vellón acuñada con la plata procedente de las parias musulmanas mezclada
con una cierta cantidad de cobre. Sin embargo, lo normal era imitar la moneda mu-
sulmana, de forma que durante este reinado circularon también los dirhemes de
plata. Aunque la acuñación de moneda era un derecho regio, algunos grandes se-
ñores, como el obispo de Santiago de Compostela, Diego Gelmírez, obtuvieron por
privilegio del Rey, en 1107, el derecho de acuñación.

A partir de la cuarta década del siglo XII, el papel del oro almorávide fue decisivo. El
sistema monetario musulmán, basado en el oro, fue el que se adoptó en Castilla y
León, donde el dinar almorávide pasó a ser la base del sistema monetario cristiano.
Fue Alfonso VIII quien, a partir de 1172, acuñó la primera moneda de oro autóctona
castellana, el maravedí de oro, que imitaba los dinares almorávides. También du-
rante el siglo XII continuó la acuñación de dineros de vellón, lo cual facilitó la utiliza-
ción de la moneda por un mayor número de individuos. Durante el siglo XIII, el ma-
ravedí de oro dejó de acuñarse y fue Fernando III el Santo (en cuya persona tuvo
lugar la definitiva creación de la Corona de Castilla) quien emitió una nueva moneda
de oro, la dobla o castellano, basado en el dinar acuñado por los almohades. A par-
tir de este momento, el maravedí de oro se convirtió en moneda de cuenta o imagi-
naria, y la dobla fue la pieza básica del sistema castellano. Esta moneda se acuñó
abundantemente durante los siglos XIV y XV con una calidad excelente, llegando a
equivaler en 1480 a cuatrocientos ochenta maravedís. Por su parte, desde el siglo
XIII los intercambios menores se realizaron con moneda de vellón o con monedas
acuñadas en plata. Con este último metal, Alfonso IX acuñó pepiones y Fernando III
los llamados "dineros burgaleses". Alfonso X el Sabio, en un intento de mejorar su
situación financiera, acuñó en plata el "maravedí blanco" y en vellón los llamados
"dineros prietos" y "dineros alfonsíes". Pedro I intentó convertir la plata en patrón
del sistema monetario y acuñó el "real". Enrique III emitió la "blanca", moneda de
vellón de la que existieron numerosas variantes.

En definitiva, durante los siglos XIII y XIV no hubo escasez de metales preciosos,
aunque ello no impidió una inestabilidad monetaria, sobre todo entre 1252 y 1286, a
consecuencia de la conquista andaluza, lo que provocó fuertes devaluaciones mo-
netarias. Desde 1350 hasta el reinado de los Reyes Católicos, el sistema monetario
en la Corona de Castilla se basó en las doblas (oro), reales (plata) y las diversas
monedas de vellón. En el ámbito navarro y catalano aragonés se adoptó el sistema
Carolingio, basado en el monometalismo de la plata. La unión de los reinos de Na-
varra y Aragón en 1076 incrementó la percepción de las parias procedentes de los
musulmanes y aumentó la circulación monetaria. Durante los siglos XI y XII, la uni-
dad de cuenta fue el "sueldo", mientras que se usó como moneda efectiva el dena-
rio o dinero. El oro se acuñó esporádicamente en el condado de Barcelona con los
condes Berenguer Ramón I y Ramón Berenguer I, recibiendo el nombre de "man-
cus" Una vez creada la Corona de Aragón, la apertura de los comerciantes catala-
nes hacia el Mediterráneo necesitó de una moneda fuerte. Fue Jaime I el Conquis-
118

tador quien acuñó en plata el "denario grossos" o "gros", que equivalía a doce de-
narios y medio. Inspirado en esta moneda, Pedro III acuñó un nuevo dinero cuya
marca característica era una cruz y que se conocía como el "croat". El croat se con-
virtió en el símbolo monetario de un periodo de brillantez económica, pero pronto
fue necesario introducir el oro en el sistema monetario catalán y emplear una mo-
neda aceptada en los circuitos comerciales mediterráneos. Por ello, Pedro IV cam-
bió el patrón plata por el oro y acuñó el "florín de oro", que imitaba la moneda de
Florencia. Las crisis de la segunda mitad del siglo XIV provocaron numerosas deva-
luaciones de dicha moneda, por lo que la burguesía catalana volvió a recuperar su
confianza en el croat, revaluándose la plata. Durante el siglo XV, lo más caracterís-
tico de estos núcleos orientales de la península Ibérica fue la fuga de moneda de
oro y plata al extranjero, junto con una invasión de moneda francesa, fundamental-
mente escudos y blancas.

Moneda moderna

Con los Reyes Católicos, en el arranque de la edad moderna, se inició la homoge-


neización del sistema monetario peninsular, a partir del modelo aportado por la
economía más fuerte: la de la Corona de Castilla. Cada uno de los reinos no caste-
llanos continuó teniendo sus monedas. Pero, en 1497, el patrón básico del sistema
se fijó en torno al "excelente" (de oro y llamado ducado desde 1504), el real (plata)
y la blanca (vellón). La unidad de cuenta castellana, el maravedí, establecía la rela-
ción entre los diferentes tipos de monedas: el ducado valía 375 maravedís, el real
34 y la blanca 2"5. A partir de tales equivalencias, se acuñaron monedas diversas:
de dos, cuatro o más ducados; los reales y sus múltiplos -el mayor de los cuales era
el real de a ocho- o fracciones, como los medios reales; y otra serie de monedas de
vellón. En 1535, se introdujo una nueva moneda de oro de menos peso y ley que el
ducado, con la finalidad de igualar la moneda de oro castellana con la de otros paí-
ses y evitar su fuga al exterior. Dicha moneda fue el "escudo" o "corona" con lo que
el ducado dejó de acuñarse y se convirtió en moneda de cuenta. Los Reyes Católi-
cos fijaron un límite máximo a la cantidad de vellón circulante, con lo que estable-
cieron un sistema estable, que funcionó prácticamente durante todo el siglo XVI.
La acuñación de oro o plata era libre. La monarquía fijaba el peso, ley y valor de las
monedas, y cualquier particular podía acudir a las diversas cecas existentes en
Castilla y acuñar su oro o plata, de la misma forma que podía hacer fundir sus mo-
nedas y utilizar dichos metales preciosos para cualquier otro fin. A medida que
avanzaba el siglo XVI, la plata, que llegaba en cantidades crecientes de las colonias
americanas, principalmente de las minas de Potosí, fue imponiéndose como mone-
da de metal precioso más utilizada, mientras que el oro redujo su circulación. Cen-
trándonos en Castilla, desde mediados del siglo XVI, la situación monetaria se ca-
racterizó por una inflación importante, lo que incentivó la exportación de metales
preciosos. La monarquía realizó múltiples esfuerzos para impedir la salida de meta-
les preciosos del reino. No obstante, dichos intentos fueron inútiles, y la plata ame-
ricana se dispersó rápidamente por toda Europa.

Entre las causas de este proceso destacaban las siguientes: la abundancia de me-
tal en Castilla incidía en que el valor de la plata, expresado en bienes, fuese muy
inferior al resto de Europa, por lo que aquí los precios eran muy superiores, lo que
favorecía las importaciones y dificultaba las exportaciones de productos, y así el
metal salía para hacer frente a los pagos del déficit. Al mismo tiempo, la propia in-
fravaloración del metal en España respecto de cómo corría en las plazas extranje-
ras, favorecía directamente su salida hacia otros países (pues las cecas aplicaban
tarifas muy bajas y el contenido de metal fino en las monedas castellanas era supe-
rior al de las extranjeras). A todo ello se añadían las licencias de exportación que la
monarquía concedió a los prestamistas extranjeros, de quienes dependía financie-
ramente, y la enorme salida de remesas monetarias para financiar la política inter-
119

nacional y los continuos enfrentamientos bélicos. En ese contexto, las bancarrotas


oficiales fueron frecuentes. En el siglo XVII, se agravó la situación. Al conocido co-
mo "siglo de la plata" siguió una reducción de su cantidad y la consiguiente carestía
de la misma, además de utilizarse, sobre todo, para saldar el déficit crónico de la
balanza de pagos. Las necesidades dinerarias llevaron a la Monarquía Hispánica a
abusar de las acuñaciones de vellón, con las que obtenía un beneficio inmediato,
gracias a la reducción de su peso y a la eliminación de la plata que existía en el
vellón anterior. Fue "la era del cobre". Lógicamente, el "premio" de la plata aumen-
tó, pero este metal precioso seguía huyendo, puesto que la paridad oro-plata caste-
llana continuaba siendo más alta que la francesa o inglesa. Esta situación de penu-
ria y desorden monetario, que duró hasta la década de 1680, nacía de la crisis cró-
nica de la Hacienda bajo el gobierno de la Casa de Austria.

Durante el siglo XVIII, no hubo novedades importantes en el sistema, aunque apa-


recieron nuevas monedas y correlaciones entre ellas. La nueva dinastía, la Casa de
Borbón, trató de estabilizar el sistema monetario español, pero la tendencia infla-
cionista de la segunda mitad del siglo provocó las devaluaciones acometidas por
Carlos III y por Carlos IV, así como la rebaja del contenido de metal fino y de la ley
de las nuevas monedas. Sin embargo, tuvo una mayor trascendencia la abundante
emisión de papel moneda, en forma de títulos de deuda pública (los vales reales) y
la creación del Banco de San Carlos en 1782.

Moneda contemporánea

En el siglo XIX, apareció por primera vez un sistema monetario español. El comien-
zo del siglo se caracterizó por el mantenimiento de las unidades monetarias anterio-
res, a las que se unió la circulación de monedas inglesas o francesas. En 1848, se
implantó el sistema decimal; las unidades serían el doblón o centén isabelino de oro
(igual a 100 reales o 10 escudos de plata); el medio duro de plata (10 reales o un
escudo), el duro (20 reales), la peseta (4 reales), la media peseta y el real, así como
una serie de monedas menores de cobre. Por decreto de 1854, se extinguió la uni-
dad de cuenta tradicional: el maravedí, y se estableció como unidad efectiva el real,
dividido en 100 partes o céntimos.

Finalmente, el sistema monetario español, bajo el influjo de la Convención Moneta-


ria Latina (1865), consumó este proceso de simplificación al inicio del Sexenio De-
mocrático, en 1868, con el Decreto Figuerola (así conocido por haber sido obra del
ministro de Hacienda, Laureano Figuerola, durante la presidencia de gobierno del
regente del reino Francisco Serrano, duque de la Torre), que fijó como unidad la
peseta de plata de 100 céntimos, sobre la que habría varias monedas múltiplos, en
oro y plata, y otra serie de ellas fraccionarias, las menores de las cuales eran de
bronce, de 10, 5, 2 y 1 céntimo. En 1874, se concedió el monopolio de emisión al
Banco de España. A partir de ese año, se consolidó el sistema monetario que ha-
bría de servir de base al utilizado en España durante el siglo XX, el cual se vio afec-
tado por las fluctuaciones del sistema monetario internacional. En dicho siglo, fue-
ron desapareciendo las monedas hechas con metal precioso para utilizarse metales
de escaso valor, como el níquel, el cobre o el aluminio. Dicha evolución, unida al
desarrollo del papel moneda para los valores más altos, se basa en la existencia a
escala internacional de un patrón oro, cuyos depósitos en el banco emisor de cada
país respaldan la moneda circulante.

Como consecuencia del proceso de Unión Económica y Monetaria, la sustitución de


la peseta por la moneda única de la Unión Europea, el euro, culminó definitivamen-
te el 1 de marzo de 2002.
120

Oferta y demanda de dinero


Oferta y demanda, en economía, instrumentos esenciales para la determinación de
los precios. Según la teoría de la oferta y la demanda, los precios de mercado de los
bienes y servicios se determinan por la intersección de la oferta y la demanda. En
teoría, cuando la oferta supera la demanda, los productores deben reducir los precios
para estimular las ventas; de forma análoga, cuando la demanda es superior a la
oferta, los compradores presionan al alza el precio de los bienes. Cuando se utilizan
los términos oferta y demanda, no se está hablando de la cantidad total de bienes
vendidos o comprados, puesto que en cualquier transacción la cantidad vendida
siempre será igual a la cantidad comprada, sino que se está aludiendo a la cantidad
total de bienes y servicios que los productores desean vender a un precio concreto, y
a la cantidad total de bienes y servicios que los consumidores comprarían en función
de los distintos precios, lo que a veces se denomina demanda efectiva.

La teoría de la oferta y demanda tiene en cuenta el efecto sobre los precios de los
costes de producción, pero considera que este efecto es indirecto, porque afecta a
los precios a través de la oferta, la demanda o ambas. Existe otra serie de factores
que afectan de forma indirecta a los precios, como puede ser un cambio en los gus-
tos de los consumidores o las prácticas restrictivas del comercio como los monopo-
lios, trusts y cártels. Según algunos economistas, son tantos los factores que afec-
tan por vías indirectas a los precios que los términos oferta y demanda son concep-
tos genéricos que engloban un conjunto de fuerzas económicas determinantes de
los precios, y por lo tanto no son la última causa determinante de los precios.

El mecanismo de fijación de precios mediante el juego de la oferta y la demanda sólo


es operativo en sistemas económicos donde impera la libre competencia. La crecien-
te intervención pública de los mercados pretende reducir el alcance del mecanismo
de la oferta y la demanda. Durante la II Guerra Mundial muchos países limitaron y
restringieron la operatividad del sistema de oferta y demanda mediante regulaciones
de precios y racionamientos. Los sistemas comunistas con economías centralizadas,
es decir, aquellos donde el Estado controla los medios de producción y la actividad
económica, el mecanismo oferta-demanda desaparece. Sin embargo, desde princi-
pios de la década de 1990, muchos países que en el pasado tenían economías cen-
tralizadas han acabado adoptando mecanismos de liberalización del mercado.

Determinación de los precios mediante la oferta y la demanda: Tanto los factores de


oferta como los de demanda determinan los precios de los bienes: los precios dis-
minuirán si hay exceso de oferta y aumentarán si la demanda es excesiva, hasta
que se alcance el equilibrio. Del lado de la oferta, los precios vienen dados por los
costes de producción y distribución, que a su vez están determinados por la esca-
sez de materia prima, la tecnología y las limitaciones de tipo organizativo: la ley de
los rendimientos decrecientes, los costes laborales, etcétera. El productor determi-
nará su estrategia de precios con el fin de maximizar sus beneficios, aunque tam-
bién puede tener otros objetivos, como los contemplados en la teoría de la empre-
sa. Sin embargo, la determinación de los precios también depende del tipo de mer-
cado: en un monopolio o en un oligopolio los precios se pueden aumentar porque
no hay competencia. En un cartel las empresas pueden fijar el precio si hay acuer-
do entre ellas; la estrategia a largo plazo de una empresa puede requerir que se
establezcan precios inferiores a los del mercado e incluso inferiores a los costes; la
teoría de juegos puede influir en las decisiones de las empresas. En la práctica, son
pocos los mercados perfectamente competitivos y son habitualmente los producto-
res los que salen beneficiados.
121

La demanda es la suma de las decisiones independientes de los consumidores de


un mercado que pretenden maximizar su utilidad. Este precepto asume, por su-
puesto, que los consumidores realizan elecciones racionales: éstas son precisa-
mente las que se intentan modificar mediante la publicidad y el marketing. La infor-
mación de los consumidores suele ser escasa, lo que rompe el modelo ideal. Los
costes que deben pagar los productores para alterar el sentido de la demanda pue-
den afectar a los precios, al repercutir en ellos los costes de promoción del produc-
to. Los consumidores decidirán comprar un producto en función de su precio, pero
realmente lo que determina la demanda efectiva es la cantidad de bienes vendidos
a un determinado precio y no el precio de venta, ya que las empresas preferirán
crear un nuevo producto antes que dejar que el precio del producto conocido caiga
hasta su nivel de equilibrio. Por otra parte, el que los precios sean bajos no tiene
por qué ser un factor positivo: los bienes de calidad no se venderán con bajos pre-
cios porque los consumidores pensarán que son defectuosos o porque perderán su
característica de exclusividad, que, de hecho, es la esencia de su utilidad. En mu-
chos modelos de economías de libre mercado se considera que el precio al que se
compra un bien se establece mediante una negociación, pero esto ocurre pocas
veces en las modernas economías integradas, por lo que la relación entre precio y
demanda no es tan directa como la que se deriva de la teoría económica.

Casos de empleos y subempleos


La teoría general sobre el empleo, el interés y el dinero, principal obra del econo-
mista británico John Maynard Keynes, publicada en Londres en 1936 bajo el título
The general theory of employment, interest and money, que supuso el nacimiento
del keynesianismo como doctrina económica. Cuando todavía se dejaban sentir los
efectos de la crisis económica mundial reconocida bajo el nombre de Gran Depre-
sión y cuyo primer detonante fue el crac de 1929 de la bolsa de Nueva York, las
teorías económicas neoclásicas, hasta entonces vigentes, fueron puestas en duda
por Keynes. La "mano invisible" en que Adam Smith (en La riqueza de las naciones,
1776) y demás teóricos clásicos confiaron, como reguladora de los posibles des-
ajustes surgidos en el mercado entre oferta y demanda, fue más que revisada por el
autor en este escrito. Profundamente convencido de que la propia esencia del capi-
talismo es tender a la creación de desequilibrios, especialmente durante las crisis
sobrevenidas por superproducción y reducción del consumo, arguyó como necesa-
ria la intervención de gobiernos y estados para recuperar el equilibrio. Debía ser la
iniciativa pública la que, mediante la aplicación de programas económicos, permitie-
ra la recuperación económica en tiempos de recesión, toda vez que no se puede
esperar que aquélla se produzca por reajustes económicos automáticos, que consi-
deraba inexistentes. Keynes afirmó en su Teoría general que el ahorro no invertido
prolonga el estancamiento económico y que la inversión empresarial requiere la
creación de nuevos mercados, nuevas tecnologías u otras variables independientes
del tipo de interés o del ahorro. Debido a que la inversión empresarial no es siem-
pre constante, y menos en una crisis cíclica de la economía, la estabilidad de los
ingresos y las deseables situaciones de pleno o alto nivel de empleo, no garantiza-
das como se pensaba hasta entonces por la reducción temporal de los salarios,
tendrían que ser procuradas por el aumento del gasto público o la reducción de las
cargas impositivas, actuaciones que deberían actuar como agentes compensadores
de inversiones privadas insuficientes, siempre que se produjeran éstas. Keynes,
además, analizó la interrelación existente entre todos los elementos económicos
(producción, consumo, inversión, salario, moneda, empleo, interés) y afirmó que
cualquier alteración en alguno de ellos repercute en los demás, proponiendo las
medidas de política económica que habrían de ser adoptadas en cada caso por los
gobiernos.
122

POLÍTICA FISCAL
Política relacionada con la imposición o tarifas impositivas y el gasto público. Cuan-
do se reducen los impuestos o se aumenta el gasto público para estimular la de-
manda agregada, se dice que la política fiscal es expansiva. Cuando se aumentan
los impuestos o se reduce el gasto público, se dice que la política fiscal es restricti-
va. La política fiscal y la política monetaria (que se encarga de controlar la oferta
monetaria) son las dos actividades más importantes de la política económica global
de un gobierno.

Para diseñar la política fiscal, el gobierno debe tomar una serie de decisiones sobre
la cuantía de los impuestos directos, como el impuesto sobre la renta, y de los im-
puestos indirectos. También debe determinar la suma de gastos corrientes de la
administración y cuánto hay que gastar en los distintos bienes y servicios, como en
construcción de hospitales o de carreteras.

Muchos gobiernos deciden gastar más de lo que ingresan, e incurren en déficit pre-
supuestarios que pueden financiarse emitiendo dinero o deuda pública. Si se opta por
emitir dinero se crearán tensiones inflacionistas; si se opta por emitir deuda pública
se puede presionar al alza los tipos de interés. La emisión desmedida de dinero en
Latinoamérica durante la década de 1980, generó graves niveles de inflación.

Al tomar decisiones sobre la política fiscal los gobiernos están sometidos a influen-
cias de índole política, como estimaciones sobre el volumen que debe tener el sec-
tor público o cuál será la reacción de la población ante una determinada decisión, y
en su intención estará la reducción de bolsas de fraude y evitar que se produzcan
otras. En la creciente economía integrada mundial, las empresas adoptan sus deci-
siones de localización en función de los posibles beneficios fiscales que prometan
los gobiernos y de los distintos regímenes fiscales de cada país. En sus decisiones
los gobiernos también deben tener presentes las tarifas impositivas de instituciones
internacionales como el Fondo Monetario Internacional ó a los compromisos inter-
nacionales. Los gobiernos deben tener en cuenta también el grado de desempleo o
de crecimiento económico, presentes y futuros del país, porque estas variables de-
terminarán la cantidad de ingresos que se podrán obtener mediante los impuestos y
los gastos necesarios para mantener el Estado de bienestar. Para afrontar los erro-
res en las previsiones, en los presupuestos suele haber una partida de reserva para
atender a gastos extraordinarios o a un menor nivel de ingresos impositivos.

Bibliografía de los temas


Libros:

- Economía: SAMUELSON Y NORDHAUS.


- Economía: Principios y Aplicaciones: MOCHON Y BEKER.
- Economía: Elementos de Macro y Micro Economia: MOCHON Y BEKER.
- Economía: Comprension de la Macroeconomía: HEILBRONER.

Otros: Apuntes dados en clase de los profesores NALLIM y YAZLLE.


123

UNIDAD IX

EL DINERO
El dinero no fue objeto de especial atención por parte de los economistas clásicos a
punto tal, que Stuart Mill afirmaba que nada le resultaba tan indiferente como el
dinero. Esto no quiere decir que desconocieran las funciones del dinero, más aún,
adhirieron a los postulados de la teoría cuantitativa de la moneda y, como conse-
cuencia, conocían la influencia de la emisión sobre la variación de precios. Juan
Bautista Say afirmaba: "Los productos se cambian por productos", lo que implica un
reconocimiento del trueque como el sistema primario de intercambio.

De la historia del intercambio se infiere que éste comenzó con el trueque de merca-
derías en cantidades y calidades que permitían a los participantes del sistema, es-
timar valores equivalentes. Este período es seguido por otro, en el que determina-
das mercaderías son utilizadas para facilitar el intercambio, estos bienes cumplen la
función de mercadería-dinero, utilizándose en algunos casos el oro y la plata, en
otros casos, el ganado o la sal.

La asociación de los metales con el intercambio de mercaderías, se remonta a


tiempos muy antiguos y la utilización de metales para acuñar monedas comienza,
según Herodoto, posiblemente a fines del siglo VIII antes de Cristo, debido a una
innovación introducida por el rey de Lidia. Es posible que esta práctica haya tenido
lugar en la India y en otros países aún antes.

A la par que se difundió la utilización de las monedas metálicas, comenzaron a apa-


recer señales de envilecimiento de estas monedas, debido en muchos casos, al
accionar delictivo, tendiente a modificar el contenido del metal precioso de las mis-
mas. Esto fue creando paulatinamente, la necesidad de sustituir el engorroso sis-
tema de permanente verificación de la calidad de las monedas, por algún mecanis-
mo sustituto más práctico. Ya Adam Smith, en la Riqueza de las Naciones sostiene
que: "Al objeto de remediar los inconvenientes, se fundó un Banco en 1609 con la
garantía de la ciudad. Este Banco aceptaba no sólo monedas extranjeras, sino
también las ligeramente gastadas, monedas del país a su valor real intrínseco, se-
gún la buena moneda tipo del país, deduciendo únicamente lo necesario para com-
pensar el gasto de acuñación y los otros gastos necesarios de administración. El
valor restante después de esta pequeña deducción, era acreditado en sus libros"
(Adam Smith, La Riqueza de las Naciones, Libro IV, Cap. III).

Galbraith afirma: "Hay tres progenitores del dinero, las Casas de la Moneda, las Se-
cretarías del Tesoro o Ministerios de Hacienda, que son la fuente del papel moneda y
los Bancos de diversas clases. Dice: "Consistía en dar al prestatario, no un depósito,
sino un billete convertible en dinero efectivo, colocado en el Banco gracias al primitivo
y sedentario depósito. Con este billete, el prestatario podía hacer su pago; el receptor
de ese pago, en vez de convertir el billete en dinero, podía emplearlo para sus pro-
pios pagos, y así ad infinitum" (John Kenneth Galbraith-El dinero. Cap. III. Bancos,
págs. 29 y 33).

LAS FUNCIONES DEL DINERO


Algunas de las funciones del dinero son:

1.- Es un medio de cambio que sustituye con ventajas al mecanismo de trueque.


124

2.- Es una unidad que permite expresar los precios de las transacciones presentes
y diferidas.
3.- Es una forma de conservar la riqueza para afrontar gastos imprevistos, realizar
operaciones ventajosas u otros fines.

CLASES DE DINERO
Existen tres clases de dinero:

- La moneda fraccionaria,
- los billetes y
- los depósitos bancarios.

La moneda fraccionaria representa, generalmente, valores nominales muy peque-


ños y el valor del metal con el que se construye la moneda es normalmente, inferior
a su valor nominal ya que, de lo contrario, se optaría por intercambiar su valor me-
tálico.

La segunda clase de dinero es el papel moneda, el mismo tiene un número que


indica su valor nominal. Sobre el origen del papel moneda, John Kenneth Galbraith
sostiene que: "La primera emisión de papel moneda fue realizada por la Colonia de
la Bahía de Massachusetts en 1690. Esta emisión ha sido calificada como, no sólo
el origen del papel moneda en América, sino también en el Imperio Británico y en
casi todo el mundo cristiano" (John Kenneth Galbraith - El Dinero. Cap. 9, pág. 65.

En nuestro país, a partir del primero de abril de 1991, a través de la ley 23928, art.
1, se establece un valor nominal equivalente y convertible a una relación de diez mil
australes (hoy 1 peso), por cada dólar estadounidense.

Por último, tenemos los depósitos bancarios reintegrables a la vista. Estos depósi-
tos tienen las mismas propiedades que el dinero ya que pueden librarse cheques
contra esas cuentas y estos cheques, ser utilizados como medios de pago (no de
crédito), en forma similar al papel moneda.

EL SISTEMA BANCARIO
John Stuart Mill afirmaba: "El valor o poder adquisitivo del dinero, depende en pri-
mer lugar, de la demanda y la oferta... La oferta de dinero... es todo el dinero en
circulación en un momento dado. La demanda de dinero consiste, una vez más, en
todos los artículos ofrecidos en venta" (John Stuart Mill Principios de Economía Po-
lítica - Vol. II, Libro III, Cap. VIII).

De este modo describe Mill la actividad que los bancos (desde la óptica de su tiempo)
podían realizar interviniendo como intermediarios entre la oferta y demanda de dinero.

A partir del siglo XVII, fecha en que comienza a desarrollarse la actividad bancaria,
la euforia y el pánico acompañaron permanentemente estas operaciones.

John Law, un escocés, fue una de las personas que mejor demostró los alcances
de la actividad bancaria. Llegó a Francia en la época en que ésta era gobernada
por Felipe, Duque de Orleans, Regente de Luis XVI. Law propuso fundar un banco
que tuviera la facultad de emitir billetes y obtuvo la autorización, mediante un decre-
to emitido el 2 de mayo de 1716. Su paso por Francia no fue, ciertamente feliz; dejó
una cadena de fortunas arruinadas como consecuencia, entre otras cosas, de difi-
cultades en la conversión del papel moneda.
125

El Banco de Inglaterra, después de ser fundado sobre la base de orígenes similares


al banco de Law, se convirtió entre 1720 y 1780, en el agente financiero que sumi-
nistraba dinero al gobierno de Inglaterra, convirtiendo sus billetes en forma inmedia-
ta y llegando a ser, poco a poco, prácticamente el único emisor de moneda en In-
glaterra, ocupando los bancos privados el papel de depositario de ese dinero.

Poco a poco se fue reconociendo el monopolio estatal del manejo de la emisión y la


cantidad de moneda en circulación.

Sin embargo, autores de la escuela neoliberal, como Hayek, sostienen que debe
eliminarse el monopolio estatal de emisión monetaria y se muestra partidario de la
coexistencia simultánea de varias monedas.

El monopolio estatal de emisión monetaria es las características predominante de


los sistemas de emisión actuales, pero ello no significa que las entidades que tiene
esa tarea, se encuentren sujetas a las mismas reglas. Así, por ejemplo, en los
EE.UU., en el año 1913 se promulgó la ley de la Reserva Federal, que dividía al
país en doce distritos con otros tantos bancos de la Reserva Federal quienes se
encargan, aparte de la regulación, de las existencias monetarias.

CREACIÓN Y EXPANSIÓN DEL DINERO BANCARIO


La creación y la expansión del dinero en los Estados modernos se vincula a la acti-
vidad monopólica de éstos sobre la emisión y regulación monetaria y en este senti-
do se puede decir que es la realidad dominante y que, si bien, desde el punto de
vista teórico, existen algunos puntos de vista diferentes (como el argumento de Ha-
yek visto anteriormente), ello no pasa, por el momento, de ser una mera discusión
académica.

Sin embargo, los bancos, o más apropiadamente, el sistema bancario, pueden


crear lo que se ha dado en llamar dinero bancario, ello no implica la emisión mone-
taria por medio de entes distintos a los que ejercen el monopolio de esta tarea, sino
que se trata de consecuencias naturales de la propia actividad bancaria, legitimada
por un orden normativo que permite tal actividad.

Si los bancos tuvieran la obligación de guardar reservas equivalentes a los montos


depositados en ellos, sólo existirían valores iguales entre los montos consignados
en los depósitos y las reservas, pero los modernos sistemas bancarios, que se en-
cuentran sujetos a control y regulación por una autoridad monetaria central, pueden
utilizar gran parte de los depósitos sin la correlativa obligación de mantener reser-
vas en garantía (la cuenta de las reservas, varía según el sistema legal), lo que
permite eludir la relación 1 a 1 entre montos depositados y montos reservados, que
hemos visto anteriormente y que puede llegar, por ejemplo, a 5 a 1 sin que por ello
caiga el sistema.

Ahora bien, ¿cómo funciona el mecanismo si los bancos no pueden emitir?. Sa-
muelson dice: "¿debe el Banco en consecuencia, hacer lo mismo que aquellas pri-
mitivas instituciones que guardaban el 100 por 100 de los depósitos en metálico?
Claro está que no, y que si bien no puede quintuplicar sus depósitos respecto del
dinero en Caja, en cambio, puede muy bien reducir su Caja hasta un quinto de sus
depósitos". En efecto, nada más fácil puesto que, como acabamos de ver, todo lo
que tiene que hacer, es adquirir activos productivos por valor de 800 dólares (obli-
gaciones créditos, hipotecas, etc.), y prácticamente, pronto perderá esa suma a
medida que le vayan siendo presentados al cobro los correspondientes cheques"
126

(Paul Samuelson - Curso de Economía Moderna - El sistema Bancario y la creación


de depósito).

TEORÍA Y POLÍTICA MONETARIA:


TEORÍA CUANTITATIVA DEL DINERO
Milton Friedman dice: "Si la cantidad de bienes y servicios, que se pueden comprar -
la producción, en suma-, aumentaría tan rápidamente como la de dinero, los precios
permanecerían estables. Incluso descenderían paulatinamente, ya que la tenencia de
ingresos superiores, llevaría a los individuos a mantener una parte superior de su
riqueza en forma de dinero. La inflación se produce cuando la cantidad de dinero
aumenta más rápidamente que la de bienes y servicios; cuanto mayor es el incre-
mento de la cantidad de dinero por unidad de producción, la tasa de inflación es más
alta. Probablemente no exista en economía una proposición tan bien establecida co-
mo ésta". (Milton y Rose Friedman, Libertad de elegir - Cap. IX, pág. 353).

Ahora bien, las variaciones de M ¿producen una modificación directamente propor-


cional de P? Una visión simplificada de la teoría cuantitativa de la moneda nos lle-
varía a afirmar esto en forma positiva de modo tal que, por ejemplo, un incremento
de 100 de M, tendría que llevar a aumentos de 100 de P, pero en la realidad, esta
correspondencia no se manifiesta tan claramente. "Los ejemplos indican asimismo
que no existe una correspondencia precisa entre la tasa de crecimiento y la de in-
flación. Sin embargo, no conocemos ningún ejemplo a lo largo de la historia, de la
existencia de una inflación sustancial duradera que no se viera acompañada de un
rápido incremento más o menos equivalente de la cantidad de dinero y tampoco de
ningún caso en el que un rápido aumento de la cantidad de dinero no fuera seguido
de su correspondiente inflación" (Milton y Rose Friedman - Libertad de elegir - Cap.
9. Pág. 355).

La versión más refinada de la teoría cuantitativa de la moneda, sostiene que la va-


riación proporcional de M y P sólo se dará en los lapsos donde la producción per-
manezca constante por lo que la relación P y PNN, más la velocidad constante de
circulación de dinero, otorga suficiente sustento a la teoría.

La teoría cuantitativa del dinero, puede expresarse, en su forma simplifica-


da P = KM, donde K es una constante.

VELOCIDAD DEL DINERO

Se llama velocidad del dinero al ritmo con que las existencias monetarias,
giran para satisfacer las transacciones de la renta (Samuelson).

Dicho de otro modo, es el promedio de veces que se cambió una unidad de dinero
durante un período que, en el caso que nos ocupa, es de un año.

Este concepto nos permite introducir una relación entre el ingreso y la cantidad de
dinero a punto tal que, si M representa cantidad de dinero e Y el ingreso, la veloci-
dad V quedaría expresada de la siguiente forma:
127

Y
V= o también Y = MV
M

Consecuencias: Samuelson sostiene que si las existencias monetarias giran len-


tamente, de manera que el ritmo con que se gasta al año la renta monetaria es len-
to, V será pequeña. Si la gente mantiene poca caja durante el período en compara-
ción, al ritmo con que se genera el PNN, entonces V será grande.

Como consecuencia de la anterior concepción derivó la llamada ecuación cuantita-


tiva del cambio, donde:

MV= PQ

Expresión en la que M representa la cantidad de dinero, V, la velocidad y PyQ al


PNN.

INFLACIÓN Y DEFLACIÓN: CAUSAS


La inflación es el fenómeno en el que se produce un alza generalizada de los pre-
cios de los bienes y servicios destinados al consumo, como de los factores, mien-
tras que en la deflación se produce el fenómeno contrario, o sea la baja generaliza-
da de precios. Esto no significa que el alza o la baja de precios se efectúen en for-
ma homogénea y proporcional.

La inflación y la deflación producen grandes modificaciones redistributivas. Así, por


ejemplo, en el caso de la inflación, resultan perjudicados los ahorristas, los acreedo-
res y las personas que perciben ingresos fijos, mientras que en la deflación ocurre
todo lo contrario.

Un ejemplo de esto se presenta cuando el acreedor acrecienta su poder adquisitivo


desde el momento en que efectuó el préstamo hasta el momento en que le es rein-
tegrado por la baja producida en los precios de bienes y servicios. Lo mismo ocurre
con la deuda pública del Estado que se ve acrecentada durante ese período.

Tradicionalmente se asoció el incremento de los precios con un aumento de la ocu-


pación, por lo que muchas veces, ciertos niveles inflacionarios pequeños eran con-
siderados como positivos para activar la inversión y para crear nuevos empleos;
paralelamente, la deflación era vinculada a la depresión económica general y a la
desocupación. Pero la aparición, en las últimas décadas y sobre todo, desde la lla-
mada crisis del petróleo, de fenómenos combinados de inflación con estancamien-
to, como lo hemos mencionado anteriormente, hizo replantear a los economistas, la
visión que se tenía de los ciclos económicos y de su solución.

Las corrientes Keynesiana y monetarista de la economía tienen una visión muy dife-
rente sobre la estabilidad del sistema económico y, por lo tanto, sobre las causas
de la inflación. Así, mientras los Keynesianos sostienen que la economía real es
muy inestable y que la gestión monetaria tiene poca importancia e influencia sobre
ella, los monetaristas sostienen que la economía es marcadamente estable y que la
inestabilidad va de la mano de un incorrecto manejo monetario (Ver Teoría cuantita-
tiva del dinero).

Hasta la década de los años treinta, al fenómeno inflacionario ha sido asociado a la


excesiva emisión de dinero y las variaciones del nivel de los precios, se vinculaban
128

a las oscilaciones entre la oferta y demanda de dinero. Con la aparición de la lla-


mada revolución keynesiana, se pone en duda el grado de incidencia de la oferta
monetaria en los procesos inflacionarios y se pone el acento en el exceso de de-
manda sobre la capacidad productiva, por pretensiones excesivas de ingresos o
aumentos inflacionarios de precios, dando lugar a la división usual de inflación de
demanda y de costos.

Sin embargo, en las últimas décadas, las concepciones monetaristas sobre la infla-
ción han resurgido con notable vigor. Milton Fridman, economista enrolado en esta
corriente dice: "El reconocimiento de que una inflación importante es siempre y en
todos los sitios un fenómeno monetario, representa sólo el inicio de una compren-
sión de las causas y soluciones de la inflación. La cuestión más importante es la
siguiente: ¿Por qué los estados modernos aumentan la cantidad de dinero tan rápi-
damente? ¿Por qué provocan la inflación cuando conocen el daño potencial que
puede ocasionar?".

Antes de responder a esta cuestión, vale la pena insistir un poco más en la proposi-
ción de que la inflación es un fenómeno monetario.

"A pesar de su importancia y de las extensas pruebas históricas que la apoyan,


muchos grupos consideran que es falsa, en gran parte debido a la cortina de humo
con la que los gobiernos intentan esconder su propia responsabilidad en la apari-
ción de la inflación". (Milton y Rose Friedman - Libertad de elegir - Cap. 9 - Pág.
353) (Ver opinión de Friedman en Teoría Cuantitativa de la del Dinero).

"El papel de la cantidad de dinero es el factor más importante, el de la producción,


el secundario. Muchos fenómenos pueden producir fluctuaciones temporales en la
tasa de inflación pero sus efectos sólo pueden ser duraderos en tanto y en cuanto,
afecten a la tasa de crecimiento monetario" (Milton y Rose Friedman- Libertad de
elegir - Cap. 9 - Pág. 363-364)

Harry G. Johnson, por su parte, y refiriéndose a algunos trabajos de Friedman sos-


tiene que: "Finalmente, recientes trabajos de algunos keynesianos y monetaristas
que se han tomado en serio el monetarismo, se han dirigido a demostrar que, mien-
tras las influencias monetarias son importantes, la formulación concreta de la posi-
ción monetarista encaminada en los últimos trabajos de Milton Friedman no es, de
hecho, medianamente consistente con la evidencia empírica; y esto, a mi juicio,
será un descubrimiento intelectualmente liberador".

Hace algún tiempo, la investigación en física demostró de forma concluyente que,


contrariamente a la evidencia aducida por Fiedman, la demanda de dinero es una
función del tipo de interés -como afirmó Keynes y como la teoría de Friedman pre-
dice de hecho. "Más recientemente, Tobin ha demostrado decisivamente que los
hechos de la experiencia monetaria durante el ciclo de negocios, son más conscien-
tes en una teoría keynesiana debidamente sofisticada, que con la versión particular
de Friedman de la teoría cuantitativa" (Harry G. Johnson- Inflación, revolución y
contrarrevolución keynesiana y monetarista - Cap. 2, pág. 84).
129

UNIDAD X

DINÁMICA ECONÓMICA

Se denomina dinámica económica al estudio y análisis de las fluctuaciones


de la actividad económica.

La actividad económica está en permanente movimiento, lo que nos permite obser-


var continuas modificaciones en las magnitudes agregadas que, en un lapso pro-
longado, hacen posible distinguir períodos de auge y prosperidad y períodos de
depresión económica o en otras palabras de ciclos económicos. No existen pará-
metros idénticos entre dos ciclos económicos y más aún, en las últimas décadas se
han verificado modalidades con características novedosas como el estancamiento
con inflación.

FLUCTUACIONES ECONÓMICAS: TEORÍAS


Como consecuencia de la Gran Depresión de los años 30 (que impactó por su pro-
fundidad y extensión) y sobre todo, a partir de los estudios de Keynes, las fluctua-
ciones económicas comienzan a ser objeto de cada vez más frecuentes análisis.

Coexistía con el desarrollo teórico Keynesiano una gran cantidad de estudios mar-
xistas que sostenían que los ciclos económicos eran simples manifestaciones cir-
cunstanciales de la crisis del sistema capitalista, cuya extinción auguraban.

Antes de 1930 ya se habían efectuado estudios sobre los ciclos económicos y se


distinguían tres tipos de fluctuaciones, a saber:

1.- Movimiento de Kondratieff (de muy larga duración).


2.- Ciclos de Juglar (de una duración de alrededor de diez años) y:
3.- Fluctuaciones de Kitchin.

Los ciclos económicos se desarrollan en un período de cuatro fases:

1.- Contraacción.
2.- Reanimación.
3.- Expansión.
4.- Crisis.

Sin embargo, la idea de la repetición periódica de los ciclos era ajena al pensamien-
to de este período.

El estudio estadístico demostró que la mayoría de las actividades económicas osci-


lan juntas y que si se extraen los elementos perturbadores, como las influencias
estacionales, podrán observarse nítidamente los movimientos cíclicos.

Las teorías que intentan explicar las causas de las fluctuaciones pueden dividirse
en dos:

1.- Teorías endógenas y


2.- Teorías exógenas.
130

Las teorías endógenas pretenden justificar las fluctuaciones económicas por razo-
nes inherentes al propio sistema económico, y en mecanismos internos del mencio-
nado sistema. Es así, que un ciclo debe su existencia a deformaciones que se pro-
dujeron en el ciclo precedente. Para esta posición teórica, los conceptos de multipli-
cador y aceleración juegan un papel destacado. Según esta corriente la economía
alcanza su mayor nivel de actividad cuando llega al máximo potencial de su pro-
ducción o cuando el límite es fijado por un cepo monetario. En ese caso la veloci-
dad de aumento de la producción disminuye, lo que a través de la incidencia del
acelerador, ocasiona una merma de la producción. A partir de allí, la tendencia de la
fluctuación se encuentra subordinada al potencial del coeficiente del acelerador y
de la propensión marginal a consumir. Posición sustentada por J. R. Hicks. (A Con-
tribution to the Theory of the Trade Cycle). Si el potencial es muy grande, la produc-
ción seguirá bajando lo que traerá aparejado una fluctuación muy pronunciada has-
ta que llega a un "piso", a partir de donde, el mismo acelerador, empuja hacia arriba
la inversión y la producción.

Las teorías endógenas admiten, a su vez: 1) La teoría del acelerador amortiguado


y 2) La teoría de "tirar demasiado alto".

1.- Para esta corriente cuando el coeficiente del acelerador y de la propensión


marginal a consumir son muy pequeños, las oscilaciones dentro del sistema se
van amortiguando paulatinamente, hasta que finalmente se extinguen. En este
caso el mecanismo de fluctuaciones sólo funcionará como resultado de accio-
nes exógenas.
2.- Para la teoría del "tirar demasiado alto", la hipótesis se basa en un error de
apreciación de los inversores que, en los períodos de auge, sobreestiman la
bonanza económica y se exceden en los niveles de inversión. Al percatarse de
la situación toman la actitud contraria, lo que contrae la producción y en la fase
descendiente se exceden en la desinversión ocasionando el efecto contrario.

Las teorías exógenas parten de la hipótesis del crecimiento continuo de la econo-


mía, salvo que un choque exógeno altere la demanda.

Algunos autores prefieren no referirse a las fluctuaciones económicas bajo paráme-


tros cíclicos, tal es el caso de John Akerman. León Dupriez, se refiere a las fluctua-
ciones como "movimientos económicos generales". Otros autores como Henry Guit-
ten, niegan el carácter cíclico de las fluctuaciones, poniendo en duda el mismo con-
cepto de ciclo y aseveran que las fluctuaciones son recurrentes.

EL PRINCIPIO DE ACELERACIÓN Y
SU RELACIÓN CON EL MULTIPLICADOR

Las necesidades de capital de un sistema económico dependen de los niveles de


renta o producción, por lo que el incremento de capital sólo se producirá si se in-
crementa la renta. Si esto no ocurre, un período de prosperidad puede extinguirse,
simplemente porque el consumo ha dejado de aumentar a la misma velocidad, lo
que ocasionará una baja en la inversión neta y de prolongarse la situación, también
disminuirá la inversión bruta.

El acelerador es un ingrediente de las fluctuaciones económicas que crea inestabi-


lidad en el sistema. Por ejemplo, el crecimiento de la renta atraerá nuevas inversio-
nes y por medio de la incidencia del multiplicador se pueden lograr, a su vez, in-
crementos de la renta hasta que el período expansivo finalmente cese.
131

Con respecto a la pendiente depresiva, la actuación del principio de aceleración es


similar pero de sentido contrario originando desinversión.

LA LEY DE OKUN
La consecuencia más angustiosa de cualquier recesión es el aumento de la tasa de
desempleo. Cuando disminuye la producción, las empresas necesitan menos traba-
jo, por lo que no contratan nuevos trabajadores y despiden a los que tienen. Las
consecuencias pueden ser espectaculares: al final de la recesión de 1981-1982,
alrededor de 1 de cada 10 trabajadores norteamericanos estaba desempleado y la
tasa de desempleo europea se aproximó a ese porcentaje en 1994.

Resulta que el desempleo y la producción evolucionan normalmente al unísono. La


naturaleza exacta de la relación, identificada por primera vez por Arthur Okun, se
conoce actualmente con el nombre de la ley de Okun.

La Ley de Okun establece que por cada 2 por ciento que desciende el PIB en rela-
ción con el potencial, la tasa de desempleo aumenta un punto porcentual. Por
ejemplo, si el PIB comienza siendo un 100 por ciento de su nivel potencial y des-
ciende a 98 por ciento, la tasa de desempleo aumenta un punto porcentual, por
ejemplo, de 6 a 7 por ciento.

La siguiente figura muestra que la producción y el desempleo han evolucionado al


unísono en Estados Unidos. Para ilustrar la ley de Okun, podemos utilizar un ejem-
plo histórico que se refiere a los tres años de estancamiento económico comprendi-
dos entre 1979 y 1982, período en el que el PIB real efectivo de Estados Unidos no
experimentó ningún crecimiento, pero el PIB potencial creció un 3 por ciento, lo que
supone un aumento total del 9 por ciento en ese período de tres años. ¿Qué predi-
ría la ley de Okun sobre la evolución de la tasa de paro entre 1979 y 1982? Según
esta ley, cada disminución del PIB en un 2 por ciento en relación con el potencial
añade un punto a la tasa de desempleo; por lo tanto, una reducción del 9 por ciento
debería haber dado lugar a un aumento del desempleo de 4,5 puntos. Partiendo de
una tasa de desempleo de 5,8 por ciento en 1978, la ley de Okun prediría entonces
una tasa de 10.3 por ciento para 1982. Según las estadísticas oficiales, la tasa efec-
tiva de desempleo fue del 9,7 por ciento en 1982. Este ejemplo muestra que la ley
de Okun puede utilizarse para seguir la evolución del desempleo durante el ciclo
económico.

Una importante consecuencia de la ley de Okun es que el PIB efectivo debe crecer
tan deprisa como el potencial solamente para impedir que aumente la tasa de des-
empleo. Como dice la expresión, "hay que correr continuamente para permanecer
en el mismo lugar". Por otra parte, si se quiere reducir la tasa de desempleo, el PIB
efectivo debe crecer más deprisa que el potencial. Supongamos que el lector fuera
elegido presidente en 1996, en un momento en que la tasa de desempleo fuera del
7 por ciento, y que quisiera reducirla a un 6 por ciento para cuando se presentara a
la reelección cuatro años más tarde.
132

Ilustración de la ley de Okun en Estados Unidos, 1955-1993.

Las dos líneas muestran la brecha de la producción y la brecha del desempleo en


Estados Unidos. La brecha de la producción es la desviación porcentual del PIB con
respecto a su nivel potencial. La brecha del desempleo es la desviación de la tasa
de desempleo con respecto a la natural, en puntos porcentuales.

Según la ley de Okun, siempre que la producción disminuye un 2 por ciento con
respecto al PIB potencial, la tasa de desempleo aumenta 1 punto con respecto a la
tasa natural. Así, por ejemplo, en 1983 la producción fue un 7 por ciento inferior al
PIB potencial y la tasa de desempleo de un 9,5 por ciento (= 6 por ciento de la tasa
natural más la mitad de la brecha de la producción de 7 por ciento).
133

UNIDAD XI

TEORÍA ECONÓMICA INTERNACIONAL


La teoría económica sobre las relaciones económicas internacionales incluye varias
posiciones:

1.- La Economía Cerrada, cuyo respaldo teórico se encuentra en Keynes, es


acompañada en los hechos por los fenómenos de la gran Depresión y la quie-
bra del sistema monetario internacional que trajo como consecuencias un ma-
yor grado de centralización de la administración económica.
2.- La Economía Abierta, como consecuencia del desarrollo del propio pensa-
miento keynesiano, fundamentalmente el de la determinación del nivel del em-
pleo por la demanda agregada y el desarrollo del modelo de competencia im-
perfecta que permitió el tratamiento de las relaciones económicas internaciona-
les bajo este ángulo. En la actualidad muchas de las posiciones teóricas tien-
den a ser proclives a economías más abiertas e integradas al mundo.

Jan Tinbergen refiriéndose a este tema, sostuvo que: "La controversia entre los
defensores del libre cambio y los partidarios del proteccionismo es una de las más
antiguas en el seno de la economía moderna. La política comercial es uno de los
instrumentos más importantes de control económico y la forma que adopte es, hoy
día, de gran significación para los países subdesarrollados. La experiencia, la di-
sensión intensiva y el análisis, llevados a cabo durante más de un siglo, nos han
legado una visión relativamente compleja y ponderada del asunto, por lo tanto, es
posible un mayor acuerdo que en el pasado" (Jan Tinbergen - Hacia una economía
mundial - Cap. III, pág. 55)

BALANZA DE PAGOS

Se entiende por balanza de pagos internacionales, a una cuenta de las de-


nominadas de partida doble, en las que figura el conjunto de bienes y servi-
cios (incluidos préstamos, donaciones, etc.), que un país importa o exporta.

Esta operación se expresa a través de la declaración de la balanza de pagos y la


misma suma cero. Puede existir déficit o superávit en las transacciones comercia-
les, que puede ser cubierto en uno u otro sentido con oro o reserva en divisas. Por
esa razón, puede decirse que el desequilibrio en la balanza de pagos es deficitario
cuando se incrementan las obligaciones líquidas o disminuye la liquidez. En cam-
bio, el desequilibrio es superavitario cuando mejora la posición en relación a la li-
quidez. La balanza de pago tiene tres secciones:

1.- Mercaderías y Servicios


2.- Movimientos de capital y
3.- Movimiento de oro.

BALANZA COMERCIAL
En este caso, se puede apreciar la diferencia entre la exportación e importación de
bienes y servicios. La balanza comercial suele ser llamada también, balanza de
mercancías y servicios.
134

Se deben incluir en las balanzas comerciales los bienes y servicios llamados invisi-
bles, que constituyen una intrincada maraña de bienes y servicios, que afectan la
balanza comercial, pero que no resultan de fácil determinación, como el caso de
muchos servicios que se suministran a extranjeros o visceversa.

La balanza comercial, por lo que se puede inferir, es sólo una de las secciones de
la denominada balanza de pagos, ya que la misma está constituida, por los movi-
mientos de capital y oro en ambas direcciones.

Movimientos de capital: Se vinculan a los créditos a corto o largo plazo concedi-


dos o recibidos por particulares o el Estado, en forma directa o indirecta.

Regla para determinar la calidad de exportador o importador de un país en el caso


de movimiento de capitales: Si el país importa títulos o documentos referidos al mo-
vimiento de capital, el país es importador, en caso contrario, es exportador.

CAUSAS DEL DESEQUILIBRIO EN LA BALANZA DE PAGOS


Existen cinco causas principales:

1.- Desequilibrio cíclico ocasionado por la reducción de los ingresos en el


exterior. Esta situación se presenta cuando en el exterior se produce una re-
tracción en la demanda, debido a una disminución de los ingresos. Ante tal si-
tuación, disminuirá la capacidad importadora del exterior y por lo tanto, la posi-
bilidad de colocar bienes y servicios en ese país.
2.- Desequilibrio cíclico, producido por el incremento de la demanda interna.
En este caso el aumento de la demanda interna favorecerá el incremento de
las importaciones, en el caso que la producción nacional no pueda satisfacer
tal aumento de la demanda.
3.- Desajuste de precios: La modificación relativa en el nivel de precios derivada
de causas externas o internas, que produzcan un aumento de los precios inter-
nos, inducirá a las importaciones.
4.- Desequilibrio estructural: Esta situación se da cuando la distribución y la ca-
lidad de los factores de la producción, no son compatibles con el equilibrio de la
balanza de pagos.
5.- Desequilibrio causado por movimientos de capital: La transferencia masiva
de capital de un país a otro por las razones que fueran, pueden desequilibrar la
balanza de pagos.

Las causas enumeradas no se excluyen necesariamente unas a otras y las causas


planteadas con relación a un país, pueden no ser válidas con respecto a otro.

OPERACIONES DE CAMBIO
Keynes afirmaba:

"Necesitamos un quantum de moneda internacional, que no se determine en forma


imprevisible e inaplicable como por ejemplo, por el progreso técnico de la industria
aurífera, ni esté sujeto a grandes variaciones dependientes de las políticas de re-
serva de oro de países individuales, sino que esté gobernado por los verdaderos
requerimientos corrientes del comercio mundial y sea también capaz de una expan-
sión y contracción deliberadas, para contrarrestar las tendencias deflacionarias e
inflacionarias de la demanda efectiva mundial" (J. M. Keynes - El Plan Keynes. Do-
cumento oficial Británico sobre una Unión Internacional de Pagos).
135

El comercio internacional se desarrolla a través de la compraventa de bienes y ser-


vicios entre distintos países, lo que supone la utilización de un sistema monetario
que permita el cambio entre monedas de distintos países y que refleje en última
instancia, lo que es un intercambio de bienes y servicios entre distintos países.

Los tipos de cambio que se pueden utilizar en el comercio internacional son tres:

1.- Sistema que funciona con patrón oro, puro o modificado.


2.- Tipo de cambio libre.
3.- Tipo de cambio regulado por el Estado.

EL PATRÓN ORO
La utilización del patrón oro en el comercio internacional puede efectuarse en sus
dos formas, la pura y la modificada.

La forma pura se basa sobre los mismos principios que sustentan la utilización de
monedas construidas con metales preciosos, sistemas en el que el valor de las mo-
nedas coincide con el valor del metal que contiene. Naturalmente, que el intercam-
bio comercial que utiliza el oro, no necesita en principio, que el mismo sea amone-
dado ya que se puede efectuar a través del oro en barras, discos, etc., pero este
procedimiento ocasiona, básicamente, dos tipos de inconvenientes:

- por una parte, la incomodidad del transporte que ello representa


- y las dificultades de verificación continua del peso y la ley del metal.

Estas razones hicieron que el oro amonedado sustituyera fundamentalmente al oro


en barras, como medio de pago.

La utilización del oro en el comercio internacional, tenía algunos aspectos que son
necesarios tener en cuenta: por una parte, se debía utilizar entre los protagonistas
de las operaciones comerciales, parámetros de conversión que fueran comunes o
fácilmente compatibles y por otra, la paridad del oro podía sufrir modificaciones le-
ves, pero sin salirse de los llamados puntos del oro. Estas fluctuaciones eran oca-
sionadas, entre otras cosas, por la incidencia del transporte.

Corriente de oro
La acumulación de metales preciosos como una manifestación de la riqueza, era
uno de los objetivos perseguidos por los mercantilistas. El afán de éstos para lograr
incrementar las existencias de estos metales y evitar su disminución, fue lo que
provocó que se instrumentaran políticas tendientes a lograr ese fin, así, las trabas a
las importaciones, la promoción de las exportaciones eran medidas que llevaban a
alcanzar esos objetivos.

Los pensadores liberales, partidarios del libre cambio, analizaron que efectivamen-
te, cuando un país importa en demasía, comienza a perder oro, pero esta disminu-
ción ocasiona una reducción en los precios y en los costos (obsérvese la similitud
con los argumentos sostenidos por la teoría cuantitativa de la moneda). Como con-
secuencia se ocasionaría un incremento de las exportaciones (al ser, ahora los pro-
ductos y servicios nacionales más baratos) y disminuirían las importaciones (al en-
carecerse las mismas por las mismas razones). Esta nueva situación permitiría alte-
rar los movimientos del oro en sentido contrario y restablecer el equilibrio.
136

El patrón oro modificado


El patrón oro original fue poco a poco aceptado por una gran cantidad de países,
pero la adopción de este sistema implicaba la necesidad de constituir reservas de
ese metal para que respaldara el dinero que se emitiera y como la producción aurí-
fera no crecía en la medida en que aumentaban los requerimientos, los niveles de
precios tendían a disminuir. Luego de un histórico discurso de William Jennings
Bryan, en 1896, en favor del bimetalismo, éste comenzó a ser adoptado, siendo el
oro y la plata los metales en cuestión. El bimetalismo, trajo aparejados algunos in-
convenientes, ya que la paridad que podía fijarse entre los dos metales en un mo-
mento determinado, podía no ser la misma en el futuro, debido a que las fluctua-
ciones de los valores son individuales para cada uno de ellos. El metal más barato
ingresaba al Tesoro y se convertía por ello y de hecho, en un sistema de patrón
único, basado en el metal más barato.

Posteriormente, con la introducción de los nuevos sistemas bancarios, que permite


la creación del dinero bancario y la emisión monetaria sin que tuviera el 100 por 100
de respaldo, se volvió a modificar el sistema original.

Tipo de cambio libre


El tipo de cambio fijo establecido por el patrón oro, fue sustituido en algunos casos
por el tipo de cambio libre. En este caso el precio de la moneda extranjera es fijado
por el libre juego de la oferta y la demanda y los desequilibrios se corrigen mediante
la variación de los precios de importación y exportación, siguiendo criterios pareci-
dos a los expuestos por Hume.

Tipo de cambio regulado por el estado


El Estado puede intervenir en la fijación del tipo de cambio a través de distintos pro-
cedimientos y grados de flexibilidad y es así, que puede fijar la paridad con una
moneda o un conjunto de monedas extrajeras, a través de un cambio fijo único o
múltiple, a través de la libre flotación dentro de una banda cambiaria bajo las nor-
mas que el Estado dicte, o establecer diferentes sistemas de valoraciones a través
de mecanismos de devaluación y revaluación.

Sistema legal argentino


A partir del año 1991 y a través de la llamada Ley de Convertibilidad, el Estado ar-
gentino garantiza la convertibilidad de la moneda argentina en dólares, dentro de
una determinada paridad para lo cual constituye una reserva que permite respaldar
el 100 por 100 de la moneda en circulación (Ver aspectos de este tema en Teoría
Cuantitativa de la Moneda).

Fondo monetario internacional


Como consecuencia de una serie de reuniones internacionales llevadas a cabo en
1944 en Bretton Woods (Estados Unidos), se creó el Fondo Monetario Internacional
con el objeto de establecer un sistema monetario basado sobre los principios del
patrón oro, pero sujeto a la cooperación internacional, con la finalidad de sostener
una estructura estable entre los distintos tipos de cambio y favorecer el comercio
internacional.

El Fondo Monetario Internacional interviene en los casos de desequilibrios de las


balanzas comerciales y así, esta institución podrá otorgar préstamos a países que
137

tengan déficit comercial y carezcan de medios para hacer frente al exceso de im-
portaciones, pero este país se obliga a devolver ese dinero cuando la situación me-
jore y en los plazos establecidos.

ECONOMÍA INTERNACIONAL

Consideraciones generales
Es la relación de los residentes con los no residentes, el problema radica en que la
moneda o tipos de cambio son diferentes.

El comercio internacional es potencialmente beneficioso ya que permite la movilidad


de los factores de producción, pero también puede provocar una especialización de
los países, en consecuencia aumentar la dependencia del exterior.

El estudio del comercio y de las finanzas internacionales ha sido siempre una parte
especialmente activa y polémica de la economía.

Atreves del comercio internacional de bienes y servicios, y de los flujos internacio-


nales de dinero, las economías de los diferentes países están ahora mal estrecha-
mente relacionadas que nunca; la economía mundial es mas turbulenta ahora de lo
que lo ha sido en muchas décadas.

Estar a la altura de los cambios del entorno internacional ha sido la preocupación


central tanto de las estrategias de las empresas como de las políticas económicas
nacionales.

El campo de la economía internacional ha sido muy creativo en los últimos años, en


nuevos puntos desiste acerca del tema clave, como la economía política de la polí-
tica comercial, la política comercial estratégica, la determinación de los tipos de
cambio y la coordinación internacional de las políticas macroeconómicas.

La economía internacional utiliza los mismos métodos fundamentales de análisis


que las otras ramas de la economía porque la motivación y la conducta de los indi-
viduos y de las empresas son las mismas, tanto en el comercio internacional como
en las transacciones nacionales. La economía internacional implica nuevas y distin-
tas preocupaciones, porque el comercio internacional y la inversión se llevan a cabo
entre naciones independientes.

La materia objeto de estudio de la economía internacional consiste en aquellos te-


mas que se plantean debido a los problemas específicos de la interacción económi-
ca entre países soberanos.

Hay 7 temas recurrentes en el estudio de la economía internacional:

1.- Las ganancias del comercio.


2.- Los patrones del comercio.
3.- El proteccionismo.
4.- La balanza de pagos.
5.- La determinación del tipo de cambio.
6.- La coordinación internacional de las políticas.
7.- El mercado internacional de capitales.
138

1.- LAS GANANCIAS DEL COMERCIO


La refección mas importante de toda la economía internacional reside en la idea de
que existen ganancias del comercio, es decir, que cuando los países se venden
mutuamente bienes y servicios, se produce, casi siempre un beneficio mutuo.

Por ejemplo, muchos hombres de negocios estadounidenses temen que si la pro-


ductividad japonesa supera a la de Estados Unidos, el comercio con Japón perjudi-
cara a la economía estadounidense porque ninguna de sus industrias podrían com-
petir, algunos consideran que por Ej. EE.UU. Se ve perjudicado por el comercio con
países menos desarrollados, cuyas industrias son iguales e eficientes, porque a
veces pueden vender más que los productores de EE.UU. Porque pagan salarios
inferiores. Sin embargo dos partes pueden comerciar en ventajas mutuas, incluso
cuando una de ellas es más eficiente que la otra en la producción de todos los bie-
nes, y el contrario compite solo pagando salarios inferiores. El comercio aporta be-
neficios al permitir a los países exportar bienes cuya producción se realiza con una
relativa intensidad de recursos que son abundantes en el país, mientras que impor-
ta aquellos bienes cuya producción requiere una intensidad en la utilización de los
recursos que son relativamente escasos en el país.

La principal ventaja del comercio internacional se halla en que se amplia los hori-
zontes comerciales la población se veía obligada a consumir únicamente lo que
produce en su país, el mundo seria mas pobre tanto en el plano material como en el
espiritual.

También intervienen personas que viven en países distintos.

Cada nación es una entidad soberana que regula la circulación de personas, bienes
y activos a través de las fronteras.

La mayoría de los países tienen su propia moneda. El sistema financiero interna-


cional debe garantizar una corriente continua de dólares, yenes y demás monedas,
o de lo contrario pondrá en peligro el comercio.

Una economía que participa en el comercio internacional se denomina economía


abierta. Un útil indicador del grado de apertura es el cociente entre las exportacio-
nes o las importaciones de un país y su PIB.

2.- LOS PATRONES DE COMERCIO


Los economistas no pueden discutir los efectos del comercio internacional, o reco-
mendar cambios en las políticas quebrantares del comercio con cierta fiabilidad, a
no ser que sepan que su teoría es lo suficientemente buena para explicar el comer-
cio internacional que se observa en la realidad. Esto explica porque los patrones del
comercio internacional -quien vende a quien- sean unas de las preocupaciones más
importantes de los economistas especializados en economía internacional.

A principios del siglo XIX, el economista británico David Ricardo.

Ofreció una explicación del comercio a partir de las diferencias internacionales en la


productividad del trabajo, explicación que sigue siendo una poderosa reflexión. Sin
embargo en el siglo XX se han propuesto explicaciones alternativas. Una de las
mas influyentes, aunque aun controvertida, examina los lazos entre los patrones del
comercio y la interacción de las dotaciones relativas de recursos nacionales como
139

el capital, el trabajo y la tierra por un lado, y el uso relativo de estos factores en la


producción de los diferentes productos, por el otro.

3.- EL PROTECCIONISMO
La misión particular que mas ha perdurado en economía internacional ha sido la de
analizar los efectos de estas denominadas políticas proteccionistas y, normalmente
criticar el proteccionismo y mostrar las ventajas del libre comercio internacional.

El tema del proteccionismo es especialmente importante en EE.UU.

En el mundo real los gobiernos no hacen necesariamente lo que el análisis -costo


beneficio de los economistas- les dice que debes hacer. El análisis económico pue-
de ayudar a dar sentido a la política del comercio internacional, al mostrar quien se
beneficia y quien sale perjudicado con las actuaciones del sector público que impo-
nen cuotas sobre las importaciones y subvenciones a las exportaciones.

Los conflictos de intereses dentro de las naciones suelen influir mas en la determi-
nación de la política internacional que los conflictos de intereses entre las naciones;
el comercio hace normalmente un efecto muy importante sobre la distribución de la
renta dentro de los países.

4.- LA BALANZA DE PAGOS


La balanza de pagos internacionales es el conjunto de cuentas que miden todas las
transacciones económicas entre un país y el resto del mundo. Comprende las ex-
portaciones y las importaciones de bienes, servicios y capital financiero.

Las exportaciones son créditos porque son transacciones que suministran divisas a
un país las importaciones son débitos, son transacciones que reducen la cantidad
de divisas que posee.

Los principales componentes de la balanza de pagos son;

I.- La cuenta corriente: la balanza comercial.


II.- La cuenta de capital: compras y ventas privadas y públicas de activos.
III.- Errores y omisiones.
IV.- Pagos oficiales.

Según la regla de la contabilidad de la balanza de pagos, la suma de todas las par-


tidas debe ser igual a cero: I + II + III + IV = 0.

Históricamente, los países tienden a pasar por varias etapas de la balanza de pagos:
de deudores jóvenes que piden créditos para financiar el desarrollo económico a paí-
ses acreedores en su madurez que viven de los ingresos generados por anteriores
inversiones, pasando por la de deudores en su madurez y acreedores jóvenes. En los
años ochenta, EE.UU. Entro en otra etapa en la que el bajo ahorro interior lo llevo a
pedir grandes créditos a otros países y a convertirse en un país deudor.

Antes muchos autores se fijaban en la "balanza comercial", que consistía en las


importaciones o exportaciones de vacancias. Consiste principalmente en mercan-
cías primarias (como alimentos y comestibles) y bienes manufacturados. Los mer-
cantilistas luchaban por conseguir un superávit comercial (lo que se paga cuando
las exportaciones son superiores a las importaciones) a lo que denominaban "ba-
lanza comercial favorable". Confiaban en evitar una "balanza comercial desfavora-
140

ble", por la que entendían un déficit comercial (que se produce cuando las importa-
ciones son superiores a las exportaciones).

5.- LA DETERMINACIÓN DEL TIPO DE CAMBIO


Las personas que quieren comprar monedas extranjeras pueden comprarlas en el
mercado de divisas. En este mercado se determina el precio de una unidad de mo-
neda extranjera, expresado en la moneda nacional y ese precio se denomina tipo
de cambio.

Una de las diferencias claves entre la economía internacional y otras áreas de la


economía es que los países tienen diferentes monedas. Normalmente, es posible
convertir una moneda en otra (a pesar de que sea ilegal en otros países) pero los
precios relativos de las monedas pueden cambiar con el tiempo, algunas veces
drásticamente.

El estudio de la determinación del tipo de cambio es una parte relativamente nueva


de la economía internacional por razones históricas.

Durante la mayor parte del siglo XX los tipos de cambio han sido fijados por la ac-
tuación del gobierno envés de determinados por el mercado. Antes de la primera
guerra mundial, el valor de las monedas mas importantes del mundo se fijaba res-
pecto al oro, mientras que, para la generación, posterior a la segunda guerra mun-
dial, el valor d la mayoría de las monedas estaba fijado en función del dólar esta-
dounidense.

Por el momento, sin embargo, algunos de los tipos de cambio mas importantes fluc-
túan minuto a minuto, por lo que el papel de los tipos de cambio flexibles sigue es-
tando en el centro de la economía internacional.

Los tipos de cambio casi nunca se mantienen fijos en el paso del tiempo, sino que
como cualquier otro precio varían de una semana o mes a otro de acuerdo con las
fuerzas de la oferta y la demanda.

El mercado de divisas es el lugar en donde se intercambian las monedas de los


diferentes países y en el que se determinan los tipos de cambios; las divisas se
intercambian en muchos bancos y empresas especializados en esa actividad.

La relación entre las ofertas y demandas determina el tipo de cambio, los tipos de
cambio son determinados por la compleja interrelación de muchos países que com-
pran y venden entre ellos. Cuando cambian los flujos de comercio o de capitales,
varían la oferta y la demanda y se altera el tipo de cambio de equilibrio.

Una bajada del precio del mercado de una moneda es una depreciación, un aumen-
to de valor de una moneda es una apreciación. En un sistema en que el gobierno
anuncia el tipo de cambio oficial una reducción del mismo se denomina devaluación
y una aumento reevaluación.

Según la teoría de los tipos de cambio basada en la paridad del poder adquisitivo a
largo plazo los tipos de cambio tienden a variar con los precios relativos de los dife-
rentes países. Cuando se aplica esta teoría para medir la producción de diferentes
países, eleva la producción por capital de los países de renta baja.
141

6.- LA COORDINACIÓN INTERNACIONAL DE LAS POLÍTICAS


La economía internacional comprende naciones soberanas, cada una de las cuales
es libre de elegir sus propias políticas económicas. Desgraciadamente, en una eco-
nomía mundial integrada, las políticas económicas de un país afectan también,
normalmente, a los demás países.

Los distintos objetivos de los países suelen crear conflictos de intereses. Incluso
cuando los países tienen objetivos similares, pueden experimentar perdidas si falla
la coordinación de sus políticas.

Un problema fundamental de la economía internacional es como conseguir un gra-


do aceptable de armonía entre el comercio internacional y las políticas monetarias
de los diferentes países, sin un gobierno mundial que les diga que hacer.

Durante los últimos 45 años, las políticas de comercio internacional han estado re-
gidas por un tratado internacional conocido como el acuerdo general sobre arance-
les y comercio, que han significado masivas negociaciones internacionales impli-
cando a docenas de países.

7.- EL MERCADO INTERNACIONAL DE CAPITALES


Durante los años setenta, los bancos de los países avanzados prestaron docenas
de miles de millones de dólares a empresas y gobiernos de países más pobres,
especialmente de Latinoamérica. En 1982 esta época de créditos fáciles finalizo
abruptamente cuando México, y otros varios países descubrieron que eran incapa-
ces de devolver el dinero que debían. La "crisis de la deuda" resultante perduró
hasta 1990. En la década de los años noventa los inversores empezaron de nuevo
a poner grandes suma de dinero en los denominados "mercados emergentes", tan-
to en Latinoamérica como en las economías de rápido crecimiento de Asia fines de
1994 México experimento otra crisis financiera, y gran parte de Asia se vio envuelta
en una masiva crisis a principios del verano de 1997.

En cualquier economía sofisticada existe un amplio mercado de capitales: un con-


junto de acuerdos según los cuales los individuos y las empresas intercambian di-
nero presente por promesas de pago en el futuro. La creciente importancia del co-
mercio internacional de capitales, que vincula los mercados de capitales de cada
uno de los países individuales.

Los mercados internacionales de capitales difieren en aspectos importantes de los


mercados nacionales de capital.

Los primeros deben hacer frente a las regulaciones especiales que muchos países
imponen sobre las inversiones extranjeras; a veces también ofrecen oportunidades
para evitar las regulaciones que se establecen en los mercados nacionales. Desde
los años sesenta han aparecido inmensos mercados internacionales de capitales,
destacando el importante mercado de eurodólares de Londres, en el que se inter-
cambian diariamente miles de millones de dólares sin pasar nunca por EE.UU.

Los mercados internacionales de capitales llevan también asociados algunos ries-


gos especiales. Uno de ellos es la fluctuación de las monedas: si el dólar cae rápi-
damente frente al yen Japonés, los inversores japoneses que se compraron bonos
en EE.UU.. Sufren una perdida de capital. Otro riesgo es el que se produce cuando
un países se declara en suspensión de pagos, esto es, cuando un país rechaza
142

pagar sus deudas (tal vez por que no puede), y no existe una manera fácil para que
los acreedores lo lleven ante los tribunales.

CONSIDERACIONES Y CONCEPTOS GENERALES


Concepto de cambio: tiene dos acepciones:

- es el trafico o compra-venta de divisas;


- en un sentido más estricto es la relación de distinta moneda.

DIVISAS: es todo crédito sobre el exterior ya sea: a pagarse en la plaza extranjera

DIVISAS EXTRANJERAS: pueden ser tanto la moneda, letra de cambio, cheque,


pagare, etc.

OPERACIONES DE CAMBIO: es el acto de obtener efectos cancelatorios sobre el


exterior en una plaza y con su moneda.

PROCEDIMIENTO EN EL CAMBIO INTERNACIONAL:

El comercio internacional crea el problema de la convertibilidad (conversión-cambio)


y la historia economía lo ha resuelto de 3 formas libre conversión con patrón inter-
nacional, que se subdivide en:

A.- Patrón oro.


B.- Patrón cambio oro.
C.- Patrón cambio divisa.

PATRON: Designa el metal que respaldaba al sistema monetario y con el que se


acuñaban íntegramente o en aleación, las distintas monedas.

En caso de los billetes de banco, el patrón es el metal que los respalda y constituye
el encaje que garantiza su convertibilidad.

A.- Patrón oro: se estableció después de la 1° Guerra mundial, el sistema en que


un país declara que su unidad monetaria es equivalente a una cantidad fija de
oro; compra o vende oro libremente al precio así proclamado y no restringe la
importación o exportación de oro. Cuando dos o mas países tiene un patrón
oro, se establece un precio paritario del oro"
Gran Bretaña en la segunda mitad del siglo XIX es el ejemplo clásico del fun-
cionamiento del Patrón Oro. Actualmente ningún país tiene totalmente y ni si-
quiera en parte este sistema.
B.- Patrón cambio oro: Es el sistema de libre conversión porque tiene un patrón in-
ternacional que ya no se refiere al oro propiamente dicho sino a las divisas que
se pueden cambiar por oro. Los bancos emiten dinero teniendo en cuenta el oro
como también sus reservas de divisas, pero estas siempre referidas al oro.
C.- Patrón Cambio Divisas: Se puso en práctica a partir de 1931 (luego de la crisis
del 29). La convergíos se refiere a las masas de divisas.
Prácticamente el oro empieza a desaparecer y se emite dinero con respecto a
esa masa de divisas que posee un país.
Sin Patrón Internacional: Sistema adoptado por los países que no tienen una
referencia que oro, a patrón oro o cambio divisas, quedando con libre converti-
bilidad de moneda.
143

El valor de la moneda se va a establecer en el aspecto cuantitativo de acuerdo


a la confianza o fe que se puede tener del curso que va a seguir determinada
moneda.
144

UNIDAD XII

TEORÍA DEL CRECIMIENTO

Concepto de crecimiento
El producto global de un sistema económico depende de la demanda agregada y
del potencial productivo del sistema mencionado, en cambio el crecimiento se vin-
cula con el incremento del potencial productivo por lo que es necesario distinguir
con claridad el producto real, que se vincula con la demanda, y el producto poten-
cial, que se vincula con la oferta.

Con respecto a la definición del término crecimiento, no existe consenso sobre el


alcance del mismo, utilizándose indistintamente los términos "desarrollo" "expan-
sión", "crecimiento" "progreso" y otros.

Uno de los primeros autores que efectúa estudios sobre el crecimiento, es Colin
Clark y a través de su obra Conditions of economic progress, se infiere una divi-
sión de la economía en tres sectores:

- un primario (agricultura e industrias extractivas),


- un secundario, (industrias transformadoras)
- y terciario (servicios)

Según la concepción de Clark, a medida que se incremente el desarrollo de un


pueblo, la aplicación de los ingresos a los sectores secundarios y terciarios se in-
crementa.

Según Clark, el desarrollo económico sigue un camino muy parecido al de la aplica-


ción de los ingresos a medida que aumenta, es decir comienza a evolucionar en
primer término el sector primario, cuando los rendimientos se vuelven decrecientes
en este sector, se produce un desplazamiento del esfuerzo hacia el sector secunda-
rio y posteriormente al terciario.

Otros autores, como Havod, influenciado por el pensamiento Keynesiano, sostiene


que el crecimiento es producto de una continua compatibilización entre el ahorro y
la inversión.

Por otra parte, otros autores, creen ver en ciertos factores, los estímulos para el
crecimiento, como los movimientos demográficos, la orientación tecnológica, etc..

W. W. Rostow menciona cinco causas propulsoras del crecimiento:

1.- Propensión al desarrollo científico.


2.- Propensión a la utilización de la ciencia para fines económicos.
3.- Propensión a aceptar innovaciones.
4.- Propensión al progreso material.
5.- Propensión al consumo.
6.- Propensión a la procreación.
145

LA MECÁNICA DEL CRECIMIENTO


Oportunamente vimos dentro de los temas microeconómicos, cómo la función de
producción permitía relacionar la cantidad de un producto con la cantidad de facto-
res e insumos necesarios para su obtención, y si bien el razonamiento allí desarro-
llado era válido para las expresiones microeconómicas, se puede utilizar, haciendo
expresa salvedad de su simplificación, en el ámbito macroeconómico. La aplicación
de los principios relativos a la función de producción en la esfera de la economía
global, nos permitirá observar que el crecimiento del producto potencial depende
del aumento cuantitativo de los factores e insumos. Pero no solamente de eso, ya
que una incorrecta asignación de los recursos, desde el punto de vista de la optimi-
zación del sistema, establece un punto de partida desde donde puede pretenderse
algún crecimiento, sin agregar nuevas cantidades de factores e insumos, ni efectuar
innovación tecnológica alguna.

El aporte tecnológico, al que hicimos mención, es otro elemento fundamental en el


incremento del producto potencial ya que se podrá obtener un aumento de la canti-
dad de este último, sin modificar la cantidad de los factores; o en todo caso, obtener
el mismo producto potencial con una cantidad inferior de factores.

Sintetizando: el crecimiento puede ser obtenido a través de la concurrencia


individual o conjunta de estos tres elementos:

a.- mejora en la asignación de recursos,


b.- incremento cuantitativo de los factores e insumos e
c.- innovación tecnológica.

TENDENCIAS DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO


Samuelson menciona las siguientes tendencias del crecimiento económico:

1.- La población ha aumentado en proporción mucho más modesta que el "stock"


de capital, lo que equivale a una "intensificación del capital".
2.- Los salarios reales han experimentado una fuerte tendencia alcista.
3.- De acuerdo con lo que a veces se llama la ley de Bowley, las fracciones relati-
vas del PNN repartidas al trabajo y a la propiedad, han mostrado considerable
estabilidad a largo plazo.
4.- En lugar de presenciar el descenso del tipo de interés o de beneficio, lo que
observamos es su oscilación en el ciclo económico, pero sin registrar una deci-
dida tendencia alcista ni bajista en lo que va del siglo.
5.- En lugar de presenciar el constante aumento de la relación capital-producto,
según la intensificación del capital que atrae la ley de los rendimientos decre-
cientes, encontramos que esa relación se ha mantenido más o menos constan-
te en el siglo actual.
6.- La proporción entre el ahorro y la producción ha oscilado durante el ciclo eco-
nómico, alcanzando aproximadamente el mismo valor, en diversas fases del ci-
clo, en las que el nivel de empleo era alto.
146

EL CRECIMIENTO EN LA HISTORIA
DEL PENSAMIENTO ECONÓMICO
Diversos autores plantearon la historia del crecimiento y del desarrollo económico
desde una perspectiva histórica lineal, aferrándose, a veces, a esquemas intransi-
gentes e inexorables.

Dentro de esta corriente se encuentra Friedrich List, quien, en su Sistema Nacional


de Economía Política, introduce el criterio de dividir en etapas la historia económica.
Lo mismo ocurre con la denominada Escuela Histórica, pero quizás una de los ca-
sos más notables sea el de Carlos Marx, debido a que su óptica sobre el desarrollo
económico, permite observar modificaciones en lo que él denominó como modos
de producción, hecho que altera las llamadas relaciones sociales de producción,
convirtiéndose en motor de la evolución histórica.

Marx distingue en esta evolución distintas etapas que comienzan con la comunidad
primitiva, conformada por un conglomerado de hombres que conviven bajo un es-
quema tribal y con una economía de subsistencia. Posteriormente, aparecen los
Estados esclavistas, los sistemas feudales y el capitalismo, en este último la clase
obrera industrial (el proletariado), se convertiría en protagonista de la generación de
la etapa siguiente (el socialismo), que produciría, a través de la socialización de los
medios de producción, la extinción de la sociedad de clases y del Estado y de esta
forma, se accedería la sociedad comunista.

DESARROLLO Y SUBDESARROLLO

Los términos desarrollo y subdesarrollo son utilizados para medir el cre-


cimiento económico y el nivel de bienestar de los pueblos.

Los criterios para medir y determinar el desarrollo y el subdesarrollo no son unifor-


memente aceptados. Uno de los criterios más usados tiende a utilizar el ingreso
"per cápita" como patrón de medida, pero autores como Banez, sostienen que: "La
noción de brecha implica una discontinuidad precisa y sustancial en las rentas per
cápita de los países desarrollados y subdesarrollados". De hecho, no existe una
brecha tan sensible. Hay una graduación continua en las rentas "per capita" de los
diferentes países. No hay una diferencia significativa entre la renta per cápita del
más pobre de los países desarrollados y del más rico país subdesarrollado. Cierta-
mente, cualquier diferencia sería una fracción de los errores y desviaciones de es-
tas cifras tal como se presentan. Puesto que la línea de división es arbitraria, y los
países no son homogéneos, existen grupos y regiones en muchos países pobres,
con rentas per cápita más elevadas que las de muchos países clasificados como
desarrollados o ricos.

La ausencia de una amplia brecha entre las rentas per cápita de los países desarro-
llados más pobres y de los países desarrollados más ricos, y la arbitrariedad de la
línea divisoria entre las dos categorías, afecta de forma crucial esta parte del argu-
mento (P. I. Bauer- Critica de la teoría del desarrollo. Ambiguedades en el concepto
de brecha - pág. 51).
147

UNIDAD XIII

INTRODUCCIÓN
Ciencia social que estudia los procesos de producción, distribución, comercializa-
ción y consumo de bienes y servicios. Los economistas estudian cómo alcanzan en
este campo sus objetivos los individuos, los distintos colectivos, las empresas de
negocios, y los gobiernos. Otras ciencias ayudan a avanzar en este estudio; la sico-
logía y la ética intentan explicar cómo se determinan los objetivos, la historia regis-
tra el cambio de objetivos y la sociología interpreta el comportamiento humano en
un contexto social.

El estudio de la economía puede dividirse en dos grandes campos. La teoría de los


precios, o microeconomía, que explica cómo la interacción de la oferta y la deman-
da en mercados competitivos determinan los precios de cada bien, el nivel de sala-
rios, el margen de beneficios y las variaciones de las rentas. La microeconomía
parte del supuesto de comportamiento racional. Los ciudadanos gastarán su renta
intentando obtener la máxima satisfacción posible o, como dicen los analistas eco-
nómicos, tratarán de maximizar su utilidad. Por su parte, los empresarios intentarán
obtener el máximo beneficio posible.

El segundo campo, el de la macroeconomía, comprende los problemas relativos al


nivel de empleo y al índice de ingresos o renta de un país. El estudio de la macro-
economía surge con la publicación de La teoría general del empleo, el interés y el
dinero (1935), del economista británico John Maynard Keynes. Sus conclusiones
sobre las fases de expansión y depresión económica se centran en la demanda
total, o agregada, de bienes y servicios por parte de consumidores, inversores y
gobiernos. Según Keynes, una demanda agregada insuficiente generará desem-
pleo; la solución estaría en incrementar la inversión de las empresas o del gasto
público, aunque para ello sea necesario tener un déficit presupuestario.

HISTORIA DEL PENSAMIENTO ECONÓMICO


Las cuestiones económicas han preocupado a muchos intelectuales a lo largo de
los siglos. En la antigua Grecia, Aristóteles y Platón disertaron sobre los problemas
relativos a la riqueza, la propiedad y el comercio. Durante la edad media predomi-
naron las ideas de la Iglesia católica apostólica romana, se impuso el Derecho ca-
nónico, que condenaba la usura (el cobro de intereses abusivos a cambio de efecti-
vo) y consideraba que el comercio era una actividad inferior a la agricultura.

La economía, como ciencia moderna independiente de la filosofía y de la política,


data de la publicación de la obra Investigación sobre la naturaleza y causas de la
riqueza de las naciones (1776), del filósofo y economista escocés Adam Smith. El
mercantilismo y las especulaciones de los fisiócratas precedieron a la economía
clásica de Smith y sus seguidores del siglo XIX.

MERCANTILISMO
El desarrollo de los modernos nacionalismos a lo largo del siglo XVI desvió la aten-
ción de los pensadores de la época hacia cómo incrementar la riqueza y el poder de
las naciones Estado. La política económica que imperaba en aquella época, el mer-
cantilismo, fomentaba el autoabastecimiento de las naciones. Esta doctrina econó-
148

mica imperó en Inglaterra y en el resto de Europa occidental desde el siglo XVI has-
ta el siglo XVIII.

Los mercantilistas consideraban que la riqueza de una nación dependía de la canti-


dad de oro y plata que tuviese. Aparte de las minas de oro y plata descubiertas por
España en el Nuevo Mundo, una nación sólo podía aumentar sus reservas de estos
metales preciosos vendiendo más productos a otros países de los que compraba de
ellos. El conseguir una balanza de pagos con saldo positivo implicaba que los de-
más países tenían que pagar la diferencia con oro y plata.

Los mercantilistas daban por sentado que su país estaría siempre en guerra con
otros, o preparándose para la próxima contienda. Si tenían oro y plata, los dirigen-
tes podrían pagar a mercenarios para combatir, como hizo el rey Jorge III de Ingla-
terra durante la guerra de la Independencia estadounidense. En caso de necesidad,
el monarca también podría comprar armas, uniformes y comida para los soldados.
Esta preocupación mercantilista por acumular metales preciosos también afectaba
a la política interna. Era imprescindible que los salarios fueran bajos y que la pobla-
ción creciese. Una población numerosa y mal pagada produciría muchos bienes a
un precio lo suficiente bajo como para poder venderlos en el exterior. Se obligaba a
la gente a trabajar jornadas largas, y se consideraba un despilfarro el consumo de
té, ginebra, lazos, volantes o tejidos de seda. De esta filosofía también se deducía
que, cuanto antes empezaran a trabajar los niños, mejor para el país. Un autor
mercantilista tenía un plan para los niños de los pobres: "cuando estos niños tienen
cuatro años, hay que llevarlos al asilo para pobres de la región, donde se les ense-
ñará a leer durante dos horas al día, y se les tendrá trabajando el resto del día en
las tareas que mejor se ajusten a su edad, fuerza y capacidad".

FISIOCRACIA
Esta doctrina económica estuvo en boga en Francia durante la segunda mitad del
siglo XVIII y surgió como una reacción ante las políticas restrictivas del mercantilis-
mo. El fundador de la escuela, François Quesnay, era médico de cabecera en la
corte del rey Luis XV. Su libro más conocido, Tableau Économique (Cuadro econó-
mico, 1758), intentaba establecer los flujos de ingresos en una economía, antici-
pándose a la contabilidad nacional, creada en el siglo XX. Según los fisiócratas,
toda la riqueza era generada por la agricultura; gracias al comercio, esta riqueza
pasaba de los agricultores al resto de la sociedad. Los fisiócratas eran partidarios
del libre comercio y del laissez-faire (doctrina que defiende que los gobiernos no
deben intervenir en la economía). También sostenían que los ingresos del Estado
tenían que provenir de un único impuesto que debía gravar a los propietarios de la
tierra, que eran considerados como la clase estéril. Adam Smith conoció a los prin-
cipales fisiócratas y escribió sobre sus doctrinas, casi siempre de forma positiva.

LA ESCUELA CLÁSICA
Como cuerpo de teoría económica coherente, la economía clásica parte de los es-
critos de Smith y continúa con la obra de los economistas británicos Thomas Robert
Malthus y David Ricardo; y culmina con la síntesis de John Stuart Mill, discípulo de
Ricardo. Aunque eran frecuentes las divergencias entre los economistas clásicos
que hubo en los 75 años que van desde la publicación de Investigación sobre la
naturaleza y causas de la riqueza de las naciones de Smith (1776), hasta los Prin-
cipios de economía política de Mill (1848), los economistas pertenecientes a esta
escuela coincidían en los conceptos principales. Todos defendían la propiedad pri-
vada, los mercados y creían, como decía Mill, que "sólo a través del principio de la
competencia tiene la economía política una pretensión de ser ciencia". Compartían
149

la desconfianza de Smith hacia los gobiernos, y su fe ciega en el poder del egoísmo


y su famosa "mano invisible", que hacía posible que el bienestar social se alcanzara
mediante la búsqueda individual del interés personal. Los clásicos obtuvieron de
Ricardo el concepto de rendimientos decrecientes, que afirma que a medida que se
aumenta la fuerza de trabajo y el capital que se utiliza para labrar la tierra, disminu-
yen los rendimientos o, como decía Ricardo, "superada cierta etapa, no muy avan-
zada, el progreso de la agricultura disminuye de una forma paulatina".

El alcance de la ciencia económica se amplió de manera considerable cuando


Smith subrayó el papel del consumo sobre el de la producción. Smith confiaba en
que era posible aumentar el nivel general de vida del conjunto de la comunidad.
Defendía que era esencial permitir que los individuos intentaran alcanzar su propio
bienestar como medio para aumentar la prosperidad de toda la sociedad.

En el lado opuesto, Malthus, en su conocido e influyente Ensayo sobre el principio


de la población (1798), planteaba la nota pesimista a la escuela clásica, al afirmar
que las esperanzas de mayor prosperidad se escollarían contra la roca de un exce-
sivo crecimiento de la población. Según Malthus, los alimentos sólo aumentaban
adecuándose a una progresión aritmética (2-4-6-8-10, etc.), mientras que la pobla-
ción se duplicaba cada generación (2-4-8-16-32, etc.), salvo que esta tendencia se
controlara, o por la naturaleza o por la propia prudencia de la especie. Malthus sos-
tenía que el control natural era "positivo": "El poder de la población es tan superior
al poder de la tierra para permitir la subsistencia del hombre, que la muerte prema-
tura tiene que, frenar hasta cierto punto el crecimiento del ser humano". Este pro-
cedimiento de frenar el crecimiento eran las guerras, las epidemias, la peste, las
plagas, los vicios humanos y las hambrunas, que se combinaban para controlar el
volumen de la población mundial y limitarlo a la oferta de alimentos.

La única forma de escapar a este imperativo de la humanidad y de los horrores de


un control positivo de la naturaleza, era la limitación voluntaria del crecimiento de la
población, no mediante un control de natalidad, contrario a las convicciones religio-
sas de Malthus, sino retrasando la edad para casarse, reduciendo así el volumen
de las familias. Las doctrinas pesimistas de este autor clásico dieron a la economía
el sobrenombre de "ciencia lúgubre".

Los Principios de economía política de Mill constituyeron el centro de esta ciencia


hasta finales del siglo XIX. Aunque Mill aceptaba las teorías de sus predecesores
clásicos, confiaba más en la posibilidad de educar a la clase obrera para que limita-
se su reproducción de lo que lo hacían Ricardo y Malthus. Además, Mill era un re-
formista que quería gravar con fuerza las herencias, e incluso permitir que el go-
bierno asumiera un mayor protagonismo a la hora de proteger a los niños y a los
trabajadores. Fue muy crítico con las prácticas que desarrollaban las empresas y
favorecía la gestión cooperativa de las fábricas, por parte de los trabajadores. Mill
representa un puente entre la economía clásica del laissez-faire y el Estado de bie-
nestar.

Los economistas clásicos aceptaban la Ley de Say sobre los mercados, fundada
por el economista francés Jean Baptiste Say. Esta ley sostiene que el riesgo de un
desempleo masivo en una economía competitiva es despreciable, porque la oferta
crea su propia demanda, limitada por la cantidad de mano de obra y los recursos
naturales disponibles para producir. Cada aumento de la producción aumenta los
salarios y los demás ingresos que se necesitan para poder comprar esa cantidad
adicional producida.
150

MARXISMO
La oposición a la escuela de pensamiento clásico vino de la mano de los primeros
autores socialistas, como el filósofo social francés, Claude Henri de Rouvroy conde
de Saint-Simon, y del utópico británico Robert Owen. Sin embargo, fue Karl Marx el
autor de las teorías económicas socialistas más importantes.

Para la perspectiva clásica del capitalismo, el marxismo representó una seria recu-
sación, aunque no dejaba de ser, en algunos aspectos, una variante de la temática
clásica. Por ejemplo, Marx adoptó la teoría del valor trabajo de Ricardo. Con algu-
nas matizaciones, Ricardo explicó que los precios eran la consecuencia de la canti-
dad de trabajo que se necesitaba para producir un bien. Ricardo formuló esta teoría
del valor para facilitar el análisis, de forma que se pudiera entender la diversidad de
precios. Para Marx, la teoría del valor trabajo representaba la clave del modo de
proceder del capitalismo, la causa de todos los abusos y de toda la explotación ge-
nerada por un sistema injusto.

Exiliado de Alemania, Marx pasó muchos años en Londres, donde vivió gracias a la
ayuda de su amigo y colaborador Friedrich Engels, y a los ingresos derivados de
sus ocasionales contribuciones en la prensa. Desarrolló su extensa teoría en la bi-
blioteca del Museo Británico. Los estudios históricos y los análisis económicos de
Marx convencieron a Engels de que los beneficios y los demás ingresos proceden-
tes de una explotación sin escrúpulos de las propiedades y las rentas son el resul-
tado del fraude y el poder que ejercen los fuertes sobre los débiles. Sobre esta críti-
ca se alza la crítica económica que desemboca en la certificación histórica de la
lucha de clases.

La ‘acumulación primitiva’ en la historia económica de Inglaterra fue posible gracias


a la delimitación y al cercamiento de las tierras. Durante los siglos XVII y XVIII los
terratenientes utilizaron su poder en el Parlamento para quitar a los agricultores los
derechos que por tradición tenían sobre las tierras comunales. Al privatizar estas
tierras, empujaron a sus víctimas a las ciudades y a las fábricas.

Sin tierras ni herramientas, los hombres, las mujeres y los niños tenían que trabajar
para conseguir un salario. Así, el principal conflicto, según Marx, se producía entre la
denominada clase capitalista, que detentaba la propiedad de los medios de produc-
ción (fábricas y máquinas) y la clase trabajadora o proletariado, que no tenía nada,
salvo sus propias manos. La explotación, eje de la doctrina de Karl Marx, se mide por
la capacidad de los capitalistas para pagar sólo salarios de subsistencia a sus em-
pleados, obteniendo de su trabajo un beneficio (o plusvalía), que era la diferencia
entre los salarios pagados y los precios de venta de los bienes en los mercados.

Aunque en el Manifiesto Comunista (1848) Marx y Engels pagaban un pequeño


tributo a los logros materiales del capitalismo, estaban convencidos que estos lo-
gros eran transitorios y que las contradicciones inherentes al capitalismo y al proce-
so de lucha de clases terminarían por destruirlo, al igual que en el pasado había
ocurrido con el extinto feudalismo medieval.

A este respecto, los escritos de Marx se alejan de la tradición de la economía clási-


ca inglesa, siguiendo la metafísica del filósofo alemán George Wilhelm Friedrich
Hegel, el cual consideraba que la historia de la humanidad y de la filosofía era una
progresión dialéctica: tesis, antítesis y síntesis. Por ejemplo, una tesis puede ser un
conjunto de acuerdos económicos, como el feudalismo o el capitalismo. Su contra-
puesto, o antítesis, sería, por ejemplo, el socialismo, como sistema contrario al capi-
talismo. La confrontación de la tesis y la antítesis daría paso a una evolución, que
151

sería la síntesis, en este caso, el comunismo que permite combinar la tecnología


capitalista con la propiedad pública de las fábricas y las granjas.

A largo plazo, Marx creía que el sistema capitalista desaparecería debido a que su
tendencia a acumular la riqueza en unas pocas manos provocaría crecientes crisis
debidas al exceso de oferta y a un progresivo aumento del desempleo. Para Marx, la
contradicción entre los adelantos tecnológicos, y el consiguiente aumento de la efica-
cia productiva, y la reducción del poder adquisitivo que impediría adquirir las cantida-
des adicionales de productos, sería la causa del hundimiento del capitalismo.

Según Marx, las crisis del capitalismo se reflejarían en un desplome de los benefi-
cios, una mayor conflictividad entre trabajadores y empresarios e importantes de-
presiones económicas. El resultado de esta lucha de clases culminaría en la revolu-
ción y en el avance hacia, en primer lugar, el socialismo, para al fin avanzar hacia la
implantación gradual del comunismo. En una primera etapa todavía sería necesario
tener un Estado que eliminara la resistencia de los capitalistas. Cada trabajador
sería remunerado en función de su aportación a la sociedad. Cuando se implantara
el comunismo, el Estado, cuyo objetivo principal consiste en oprimir a las clases
sociales, desaparecería, y cada individuo percibiría, en ese porvenir utópico, en
razón de sus necesidades.

LOS NEOCLÁSICOS
La economía clásica partía del supuesto de escasez, como lo muestra la ley de
rendimientos decrecientes y la doctrina malthusiana sobre la población. A partir de
la década de 1870, los economistas neoclásicos como William Stanley Jevons en
Gran Bretaña, Léon Walras en Francia, y Karl Menger en Austria, imprimieron un
giro a la economía, abandonaron las limitaciones de la oferta para centrarse en la
interpretación de las preferencias de los consumidores en términos psicológicos. Al
fijarse en el estudio de la utilidad o satisfacción obtenida con la última unidad, o
unidad marginal, consumida, los neoclásicos explicaban la formación de los precios,
no en función de la cantidad de trabajo necesaria para producir los bienes, como en
las teorías de Ricardo y de Marx, sino en función de la intensidad de la preferencia
de los consumidores en obtener una unidad adicional de un determinado producto.

El economista británico Alfred Marshall, en su obra maestra, Principios de Econo-


mía (1890), explicaba la demanda a partir del principio de utilidad marginal, y la
oferta a partir del coste marginal (coste de producir la última unidad). En los merca-
dos competitivos, las preferencias de los consumidores hacia los bienes más bara-
tos y la de los productores hacia los más caros, se ajustarían para alcanzar un nivel
de equilibrio. Ese precio de equilibrio sería aquel que hiciera coincidir la cantidad
que los compradores quieren comprar con la que los productores desean vender.

Este equilibrio también se alcanzaría en los mercados de dinero y de trabajo. En los


mercados financieros, los tipos de interés equilibrarían la cantidad de dinero que
desean prestar los ahorradores y la cantidad de dinero que desean pedir prestado
los inversores. Los prestatarios quieren utilizar los préstamos que reciben para in-
vertir en actividades que les permitan obtener beneficios superiores a los tipos de
interés que tienen que pagar por los préstamos. Por su parte, los ahorradores co-
bran un precio a cambio de ceder su dinero y posponer la percepción de la utilidad
que obtendrán al gastarlo. En el mercado de trabajo se alcanza asimismo un equili-
brio. En los mercados de trabajo competitivos, los salarios pagados representan,
por lo menos, el valor que el empresario otorga a la producción obtenida durante las
horas trabajadas, que tiene que ser igual a la compensación que desea recibir el
trabajador a cambio del cansancio y el tedio laboral.
152

La doctrina neoclásica es, de forma implícita, conservadora. Los defensores de esta


doctrina prefieren que operen los mercados competitivos a que haya una interven-
ción pública. Al menos hasta la Gran Depresión de la década de 1930, se defendía
que la mejor política era la que reflejaba el pensamiento de Adam Smith: bajos im-
puestos, ahorro en el gasto público y presupuestos equilibrados. A los neoclásicos
no les preocupa la causa de la riqueza, explican que la desigual distribución de ésta
y de los ingresos, se debe en gran medida a los distintos grados de inteligencia,
talento, energía y ambición de las personas. Por lo tanto, el éxito de cada individuo
depende de sus características individuales, y no de que se beneficien de ventajas
excepcionales o sean víctimas de una incapacidad especial. En las sociedades ca-
pitalistas, la economía clásica es la doctrina predominante a la hora de explicar la
formación de los precios y el origen de los ingresos.

ECONOMÍA KEYNESIANA
John Maynard Keynes fue alumno de Alfred Marshall y defensor de la economía
neoclásica hasta la década de 1930. La Gran Depresión sorprendió a economistas
y políticos por igual. Los economistas siguieron defendiendo, a pesar de la expe-
riencia contraria, que el tiempo y la naturaleza restaurarían el crecimiento económi-
co si los gobiernos se abstenían de intervenir en el proceso económico. Por des-
gracia, los antiguos remedios no funcionaron. En Estados Unidos, la victoria en las
elecciones presidenciales de Franklin D. Roosevelt (1932) sobre Herbert Hoover
marcó el final político de las doctrinas del laissez-faire.

Se necesitaban nuevas políticas y nuevas explicaciones, que fue lo que en ese


momento proporcionó Keynes. En su imperecedera Teoría general sobre el empleo,
el interés y el dinero (1936), aparecía un axioma central que puede resumirse en
dos grandes afirmaciones: (1) las teorías existentes sobre el desempleo no tenían
ningún sentido; ni un nivel de precios elevado ni unos salarios altos podían explicar
la persistente depresión económica y el desempleo generalizado. (2) Por el contra-
rio, se proponía una explicación alternativa a estos fenómenos que giraba en torno
a lo que se denominaba demanda agregada, es decir, el gasto total de los consu-
midores, los inversores y las instituciones públicas. Cuando la demanda agregada
es insuficiente, decía Keynes, las ventas disminuyen y se pierden puestos de traba-
jo; cuando la demanda agregada es alta y crece, la economía prospera.

A partir de estas dos afirmaciones genéricas, surgió una poderosa teoría que permi-
tía explicar el comportamiento económico. Esta interpretación constituye la base de
la macroeconomía contemporánea. Puesto que la cantidad de bienes que puede
adquirir un consumidor está limitada por los ingresos que éste percibe, los consu-
midores no pueden ser responsables de los altibajos del ciclo económico. Por lo
tanto, las fuerzas motoras de la economía son los inversores (los empresarios) y los
gobiernos. Durante una recesión, y también durante una depresión económica, hay
que fomentar la inversión privada o, en su defecto, aumentar el gasto público. Si lo
que se produce es una ligera contracción, hay que facilitar la concesión de créditos
y reducir los tipos de interés (sustrato fundamental de la política monetaria), para
estimular la inversión privada y restablecer la demanda agregada, aumentándola de
forma que se pueda alcanzar el pleno empleo. Si la contracción de la economía es
grande, habrá que incurrir en déficits presupuestarios, invirtiendo en obras públicas
o concediendo subvenciones a fondo perdido a los colectivos más perjudicados.
153

ECONOMÍA ANÁLITICA
Tanto la teoría neoclásica de los precios como la teoría keynesiana de los ingresos
han sido desarrolladas de forma analítica por matemáticos, utilizando técnicas de
cálculo, álgebra lineal y otras sofisticadas técnicas de análisis cuantitativo. En la
especialidad denominada econometría se une la ciencia económica con la matemá-
tica y la estadística. Los económetras crean modelos que vinculan cientos, a veces
miles de ecuaciones, para intentar explicar el comportamiento agregado de una
economía. Los modelos econométricos son utilizados por empresas y gobiernos
como herramientas de predicción, aunque su grado de precisión no es ni mayor ni
menor que cualquier otra técnica de previsión del futuro.

El análisis operativo y el análisis input-output son dos especialidades en las que


cooperan los expertos en análisis económico y los matemáticos. El análisis operati-
vo subraya la necesidad de plantear los problemas de una manera sistemática. Por
lo general, se trata de coordinar los distintos departamentos y las diferentes opera-
ciones que tienen lugar en el seno de una corporación que dirige varias fábricas,
produciendo muchos bienes, por lo que hay que utilizar las instalaciones de forma
que se puedan minimizar los costes y maximizar la eficiencia. Para ello se acude a
ingenieros, economistas, psicólogos laboralistas, estadísticos y matemáticos.

Según su propio inventor, el economista estadounidense, de origen ruso, Wassily


Leontief, las tablas input-output "describen el flujo de bienes y servicios entre todos
los sectores industriales de una economía durante determinado periodo". Aunque la
construcción de esta tabla es muy compleja, este método ha revolucionado el pen-
samiento económico. Hoy está muy extendido como método de análisis, tanto en
los países socialistas como en los capitalistas.
154

UNIDAD XV

ESCUELA ECONÓMICAS MODERNAS

John Maynard Keynes


Nace en Cambridge. Hijo de John Neville Keynes, estudia en Eton y en el Kings
College de Cambridge. Se gradúa en matemáticas y se especializa en economía
estudiando con Alfred Marshall y A. Pigou. Entra como funcionario del India Office
en 1906. Permanece dos años en Asia hasta que en 1908 entra como profesor de
Economía en Cambridge, puesto que mantiene hasta 1915. En 1916 ingresa en el
Tesoro británico donde ocupa cargos importantes. Representa a este organismo en
la Conferencia de Paz de París, puesto del que dimite en 1919 por estar en contra
del régimen de reparaciones que se estaba imponiendo a Alemania. Vuelve a Cam-
bridge como profesor, simultaneando su trabajo docente con actividades privadas
en empresas de seguros e inversiones lo que le proporciona importantes ingresos.
Critica la política deflacionista del gobierno y se opone inútilmente a la vuelta al pa-
trón oro.

En la década de los años treinta los países de occidente sufrieron la más grave
crisis económica conocida hasta la fecha: la Gran Depresión. El marginalismo no
estaba capacitado para explicar ese fenómeno. En 1936 J.M. Keynes publica su
Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero, el libro que, sin duda al-
guna, ha influido de forma más profunda en la forma de vida de las sociedades in-
dustriales tras la segunda Guerra Mundial. Las decisiones de ahorro las toman unos
individuos en función de sus ingresos mientras que las decisiones de inversión las
toman los empresarios en función de sus expectativas. No hay ninguna razón por la
que ahorro e inversión deban coincidir. Cuando las expectativas de los empresarios
son favorables, grandes volúmenes de inversión provocan una fase expansiva.
Cuando las expectativas son desfavorables la contracción de la demanda puede
provocar una depresión. El Estado puede impedir la caída de la demanda aumen-
tando sus propios gastos.

Durante la segunda guerra mundial Keynes se reincorpora al Tesoro. En 1944 en-


cabeza la delegación británica en la Conferencia de Bretton Woods de la que surgi-
rán el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Muere dos años después,
en 1946, en Sussex.

EL NACIMIENTO DE LA MACROECONOMÍA Y
LA INFLUENCIA DE KEYNES
Podemos afirmar que la macroeconomía nació en el siglo XX y, más puntualmente,
a raíz de la obra de John Maynard Keynes. Keynes desarrollo su teoría general
para tratar de explicar las fuerzas que producen fluctuaciones económicas y, mas
concretamente, para hacer frente a la gran Depresión iniciada en la década de 1920
que hundió drásticamente a la actividad económica de los países occidentales a lo
largo de los años treinta. Keynes se negaba a aceptar los altibajos de los ciclos
económicos como algo inevitable. Afirmo que es posible que persista un elevado
nivel de desempleo y una acusada subutilización de la capacidad productiva en las
economías de mercado. Defendió que el estado puede intervenir sobre el gasto
publico, los impuestos y la cantidad de dinero mediante la política fiscal y la política
monetaria para influir en la actividad económica, reducir el desempleo y acortar las
recesiones económicas.
155

Gracias a la labor iniciada por Keynes y a la de sus críticos y sucesores, la Macro-


economía se ha ido puliendo y en la actualidad sabemos que cuando un país recu-
rre a las medidas macroeconómicas, incidiendo sobre los impuestos, el gasto publi-
co o la oferta monetaria, se puede acelerar o frenar el ritmo de la actividad econó-
mica y reducir el desempleo o contener las presiones inflacionarias provocadas por
los ciclos económicos.

LA TEORÍA GENERAL
La teoría general de la ocupación, el interés y el dinero, fue la obra cumbre de Key-
nes, publicada en 1936. La reacción inicial a este trabajo no fue universalmente
favorable, pero gran parte de la esencia de su pensamiento pasó pronto a formar
parte de la doctrina económica normalmente aceptada. Durante la II Guerra, publicó
un pequeño tratado titulado Cómo pagar la guerra en 1940, en el que desarrolló el
concepto del "bache inflacionista" propuso préstamos forzosos, unas veces descri-
tos como ahorros forzosos y otras como pagos diferidos para financiar la guerra.
Posteriormente representó a Inglaterra en la conferencia de Bretton Woods en
1944, en la que se debatió el proyecto de creación del Fondo Monetario Internacio-
nal y del Banco Mundial y también en otras negociaciones internacionales. Abogó
por una organización financiera internacional con importantes posibilidades de ex-
pansión monetaria. Su plan no fue adoptado en aquel momento pero sí llegó a rea-
lizarse parcialmente más tarde.

El capitalismo libera de la época moderna, que Smith había anunciado, cuya victo-
ria había sido proclamada por Ricardo y que Marx había intentado destruir, fue
transformado por Keynes. Cuando publicó esta obra el mundo estaba sufriendo
todavía el masivo desempleo de la gran depresión. La desesperanza se extendía
respecto a un orden económico que dejaba a tantos hombres sin trabajo. La eco-
nomía política convencional aconsejaba nuevas deflaciones, bajas de salarios y
restricciones presupuestarias, pero todos estos remedios demostraban no hacer
sino agravar la enfermedad, en lugar de aliviarla. Se oían voces que anunciaban el
derrumbamiento del capitalismo y que proclamaban el cumplimiento de las predic-
ciones de Marx. Keynes indicó el camino para una solución diferente y su trabajo
proporcionó un marco teórico que contenía tanto un diagnóstico de las enfermeda-
des económicas principales de la época, como sugerencias para su curación. Su
pensamiento fue conquistando gradualmente la opinión económica y, bajo su in-
fluencia, el pleno empleo se convirtió en un objetivo que fue explícitamente apoyado
por los gobernantes de muchos países y buscado mediante las políticas propuestas
por él. En las décadas que siguieron a la II Guerra, las depresiones se convirtieron
en los países muy desarrollados en suaves y cortas recesiones, transformación que
muchos observadores han atribuido a la efectividad de la economía keynesiana.

En la evolución del pensamiento de Keynes las ideas expresadas en la teoría gene-


ral representan un desplazamiento desde la estabilización de los precios como ob-
jetivo de la política pública, a la estabilización de la renta y del empleo a altos nive-
les. La esencia de esta obra se puede resumir así: La renta nacional es igual a la
suma de los gastos de consumo e inversión. Una renta nacional de subempleo indi-
ca que los gastos son deficientes. Entre los gastos de consumo e inversión, los de
consumo son más pasivos y tienden a variar como respuesta a las variaciones de la
renta. Las variaciones de la renta están originadas por las variaciones de la inver-
sión, a las que reflejan en forma ampliada. El gasto de inversión está determinado
por la relación existente entre la tasa de retribución de la inversión esperada y el
tipo de interés. El tipo de interés refleja la preferencia del público por mantener par-
te de sus haberes en forma líquida. El gasto deficiente, es decir, insuficiente para
generar el pleno empleo, puede ser aumentado mediante el estímulo del consumo y
156

de la inversión. La inversión privada puede ser complementada mediante la inver-


sión pública, o sea, por el gasto compensatorio de las autoridades públicas, que
dará por resultado una "economía compensatoria" y la socialización parcial de la
inversión.

Keynes construyó esta teoría con la ayuda de un instrumento ana-


lítico
En primer lugar, la función de consumo o propensión al consumo, es decir, la rela-
ción funcional entre el consumo y la renta. Formulado en forma media o marginal y
tiene su contraparte en la propensión al ahorro, siendo la suma de ambas propen-
siones igual a la renta o unidad. La relación entre el consumo y la renta se supone
bastante estable, y no fija, y ello facilita las predicciones acerca de las cantidades
que los consumidores desembolsarán de las diferentes e hipotéticas rentas.

En segundo lugar, el multiplicador, inversamente relacionado con el ahorro, y defi-


nido como el inverso de la propensión marginal al ahorro, el cual indica la forma que
una variación de la inversión origina una variación múltiple del gasto de consumo y,
por lo tanto, de la renta. Para una propensión al consumo determinada, el multipli-
cador hacía posible calcular las variaciones de la renta producidas por las variacio-
nes de la inversión.

El tercer elemento del instrumento analítico de Keynes es la relación entre el ahorro


y la inversión, considerada nuevamente en la Teoría general. En el tratado el ahorro
y la inversión son considerados como desiguales, en ésta son descritos como igua-
les por definición, al ser descritos ambos cono la diferencia existente entre la renta
y el consumo durante el mismo período. Sin afectar a la esencia del argumento de
Keynes, muchos intérpretes de su pensamiento prefieren, sin embargo, una diferen-
te formulación, en la que se distingue entre el ahorro ex- ante o planeado y el aho-
rro ex-post o realizado. En esta interpretación, mientras el ahorro expost es defini-
do, al igual que la inversión, como la diferencia entre la renta y el consumo del
mismo período, con lo que el ahorro y la inversión son por definición iguales entre
sí, el ahorro exante es considerado como la diferencia entre el consumo de un pe-
ríodo y la renta del período precedente. El ahorro ex- ante puede ser menor o ma-
yor que la inversión; en el primer caso, la renta y el ahorro se elevarán consiguien-
temente durante los períodos siguientes hasta que el ahorro ex -ante, el ahorro ex-
post y la inversión sean iguales entre sí cuando se alcance la renta de equilibrio. En
el segundo caso, la renta, y con ella el ahorro, bajarán durante los períodos siguien-
tes hasta que hayan descendido hasta el nivel de equilibrio.

La cuarta parte del instrumento analítico de Keynes lo constituye el incentivo a in-


vertir, que refleja las variaciones de la eficacia marginal del capital o tasa de rendi-
miento esperada de las diferentes sumas de inversión, y el tipo de interés. Este
análisis adjudica un lugar prominente al papel representado por las expectativas y
subraya el carácter volátil de las inversiones, cuyas fluctuaciones afectarán a su
vez, a la renta. Coordina la decisión de inversión con el cuerpo central de la teoría
microeconómica al interpretar dicha decisión en función del principio de maximiza-
ción. Si disminuyen los rendimientos marginales esperados, conforme aumentan las
sumas dedicadas ala hipotética inversión, los rendimientos serán maximizados me-
diante un gasto de inversión cuya tasa marginal de rendimientos sea igual al tipo de
interés. Si se realizan gastos mayores, el coste será superior a los rendimientos y si
son menores los inversionistas no agotarán las oportunidades para conseguir ren-
dimientos por encima del coste.
157

Keynes se adhiere a la teoría de la preferencia por la liquidez para interpretar el


interés, teoría monetaria que explica el fenómeno en función del dinero, a diferencia
de las teorías "reales", como la teoría de la preferencia de tiempo o la teoría del
interés-productividad. Desde aquel punto de vista, el tipo de interés está relaciona-
do funcionalmente con la cantidad de dinero en efectivo que el público desea rete-
ner disminuyendo los tipos de interés conforme suben los supuestos saldos en
efectivo. La función de preferencia por la liquidez refleja los diversos motivos para
retener dinero en efectivo: motivos de especulación inducen a los hombres a prefe-
rir el dinero en metálico a los valores cuando, en contraste con la opinión reinante
en el mercado, esperan que los precios de los valores vayan a bajar o, lo que es lo
mismo, que el tipo de interés vaya a subir. Las autoridades monetarias, al dotar al
público de mayores saldos en efectivo, pueden hacer que el tipo de interés des-
cienda, estimulando con ello un mayor volumen de inversión. La trampa de la liqui-
dez, pone un límite a esta oportunidad porque una vez que el tipo de interés ha lle-
gado a un nivel muy bajo, el posterior aumento de los saldos en efectivo no podrá
ya seguir haciéndolo bajar. A este bajo nivel, los poseedores de valores creerán
que lo único que puede esperarse es un aumento de los tipos de interés o una dis-
minución de los precios de los valores, y estarán por ello, dispuestos a vender valo-
res a las autoridades monetarias a los precios reinantes, a fin de mantener el tipo
de interés como está. Por lo tanto, la pretensión de enfrentarse a una depresión
mediante una política puramente monetaria puede resultar un fracaso y deberá re-
currirse a la política fiscal.: obras públicas o reducciones de impuestos.

EL MODELO KEYNESIANO: EL CONSUMO Y EL AHORRO


El modelo keynesiano, también conocido como la cruz keynesiana o el modelo del
multiplicador, se centra en el estudio de la economía en el muy corto plazo. En este
contexto predomina la demanda agregada sobre la oferta.

Para llevar acabo el análisis de un mercado a corto plazo, el prototipo es el merca-


do de bienes de nueva producción, pues es un mercado flujo. En este contexto se
estudia el comportamiento de las variables en el muy corto plazo, y le prestaremos
una especial atención a la determinación del equilibrio. En este sentido, veremos
como la demanda agregada es la que determina el ingreso de equilibrio. En el mo-
delo Keynesiano prácticamente se omite el lado de la oferta agregada, representa-
do por la interacción del gasto con la oferta de la economía y los precios.

Para llevar a cabo el estudio del modelo keynesiano, comenzaremos analizando el


papel del consumo como variable clave a este modelo.

La función del consumo


Las economías domesticas compran bienes y servicios en función de su ingreso
disponible. Por lo general, las compras de consumo representan entre el 80% y el
90% del ingreso disponible. La parte de este de que no se consume se destina al
ahorro, de forma que, cuando las economías domesticas deciden lo que desean
consumir, simultáneamente están determinado lo que desean ahorrar.

Vamos a recurrir a un ejemplo numérico y a su representación gráfica para analizar


la relación entre el ingreso y el consumo.

En el eje de ordenadas se representan el consumo y en el eje de abscisas el ingre-


so disponible. Dado que ambos ejes tienen la misma escala, en cualquier punto de
la recta de 45º la distancia al eje de abscisas (el consumo) es exactamente igual a
la distancia al eje de ordenadas (el ingreso disponible). De esta forma la recta de
158

45º nos dice si el gasto de consumo es mayor, igual o menor que el ingreso dispo-
nible. El punto de intercesión de la curva de consumo con la recta de 45º represen-
ta el nivel de ingreso disponible para el cual el consumo es igual al ingreso y no es
ahorro. Este punto se denomina punto de nivelación. A la izquierda del punto el
consumo es mayor que el ingreso disponible: la diferencia es el desahorro y se mi-
de por la distancia vertical entre la función de consumo y la recta de 45º. A la dere-
cha el consumo es menor que el ingreso: lo que no se gasta necesariamente se
ahorra. El ahorro neto se mide por la distancia vertical existente entre la función de
consumo y la recta de 45º.

Determinante del consumo: la función del consumo


Aunque son muchos los factores que afectan las decisiones de consumo y ahorro
que cada economía domestica tiene que tomar en un momento determinado la evi-
dencia empírica sugiere que la demanda de consumo depende, en gran parte del
ingreso disponible de las economías domesticas. Los datos muestran la existencia
de una relación estrecha entre el consumo y el ingreso personal disponible

Así, estudios comparativos de los presupuestos de las familias con diferentes nive-
les de ingresos indican que estas dividen su ingreso entre ahorro y consumo según
patrones bastantes estables a lo largo del tiempo y, por lo tanto que la relación de
consumo e ingreso es también estable. Esta relación entre el consumo agregado de
las economías domesticas y el ingreso fue introducida por el pensamiento económi-
co por keynes con el nombre de función del consumo.

Si se acepta la hipótesis keynesiana de que existe una relación empírica estable


entre el consumo y el ingreso, el nivel de consumo se puede explicar en forma de-
terminada y previsible en el nivel de ingreso.

El nivel de precio y la inversión: el efecto tasa de interés de keynes.

Cuando mas bajo es el precio, menos dinero necesitan los hogares para comprar
los bienes y servicios que desean. Por lo tanto, cuando baja el nivel de precios, los
hogares tratan de reducir sus tenencias de dinero. Al exceso de dinero pueden utili-
zarlo para comprar bonos que les reporten determinados intereses o depositarlo en
una cuenta de ahorro que genera intereses. El banco puede utilizar estos fondos
para conceder mas prestamos. Tanto en un caso como en otro, cuando los hogares
intentan convertir parte de su dinero en activos portadores interés, presionan a la
baja las tasas de interés. La reducción de las tasas de interés hace que las empre-
sas que están pensando en la posibilidad de invertir en plantas equipo y los hoga-
res que desean invertir en una vivienda decidan pedir préstamo a las entidades
financieras para llevar a cabo sus proyectos de inmersión

Así pues, un descenso del nivel de precios reduce la tasa de interés, estimula el
gasto de inversión y, por lo tanto, aumenta la cantidad demandada de bienes y ser-
vicios. Este efecto fue destacado por J. M. Keynes, por lo que a veces se denomina
efecto Keynes.

TRATADO SOBRE LA REFORMA MONETARIA


Obra escrita en 1923, en el período de entre guerras, tras los desórdenes moneta-
rios que la I Guerra había dejado detrás de sí, contiene un ataque contra un objeti-
vo, rompe con la larga tradición que consideraba como algo evidente por sí mismo
la deseabilidad del patrón oro. En su opinión, las condiciones que habían apoyado
al patrón oro en el siglo XIX había sufrido profundos cambios. Por otra parte, ensal-
159

zó el ideal de los precios estables, no siempre compatible con unas tasas de cam-
bio también estables. Si hubiera que escoger entre unos precios estables y unas
tasas de cambio estables, Keynes habría preferido los primeros. Señaló que un
país que se somete a la disciplina del patrón oro compromete su libertad para se-
guir una política interior independiente. Si hay inflación en otro lugar cualquiera, y
especialmente en una nación importante, ello será causa de que aquel país aumen-
te su oro y de que la inflación se extienda también dentro de sus fronteras; la defla-
ción en otro lugar del mundo, tendría los efectos opuestos. Las autoridades moneta-
rias siguen de hecho, bajo el patrón oro, políticas que apoyan las operaciones de
éste o que evitan algunas de sus consecuencias. Es decir, que el patrón oro no es
automático, sino que requiere que se le dirija, es decir, que le ocurre lo mismo que
si se llevara a cabo una política de dinero dirigido bajo la cual a las tasas de cambio
les estaría permitido variar más libremente que si estuvieran adheridas al oro. Key-
nes publicó en aquella época un folleto, El fin del "Laissez Faire", que elevaba el
debate a un más alto nivel y que ponía de manifiesto la necesidad de administrar y
controlar la economía.

TRATADO SOBRE EL DINERO


Obra en dos volúmenes que aparecieron en 1930. Contiene una exposición detalla-
da de la teoría y de la política monetaria, su impacto fue limitado debido a que fue
eclipsada por su Teoría general de 1936. La posterior dirección del pensamiento de
Keynes está indicada por su actitud crítica frente a la teoría cuantitativa del dinero y
la de los saldos en efectivo y por su apoyo a las teorías que estudian dicho tema
desde el punto de vista de la renta. Para desarrollar una teoría de los precios y sin
olvidar el tipo de interés, tomó como punto de partida, no la cantidad de dinero, sino
el movimiento de las rentas monetarias ganadas por la producción de bienes de
consumo y de bienes de capital y gastadas en el consumo y la inversión. En esta
obra, Keynes intenta analizar la relación ahorro-inversión, relación que reaparece-
ría, en forma diferente, en la Teoría general. Las aportaciones del Tratado son:

- El análisis de los motivos para retener dinero;


- la preferencia relativa del público por mantener sus haberes en una forma más o
menos líquida, y
- los beneficios anticipados del nuevo capital.

Estas ideas alcanzaron plena madurez en la Teoría general, en la que la primera


aparece con el título de clasificación de los motivos para conservar el dinero, la se-
gunda, con el de preferencia por la liquidez y la tercera con el de eficacia marginal
del capital. El Tratado no considera la función de consumo. Arroja luz sobre las re-
laciones existentes entre el dinero, los precios y los tipos de interés, pero no contie-
ne una teoría de la determinación de la renta nacional, que sí se encuentra en la
Teoría general. En esta obra, Keynes realiza una síntesis del Tratado y unía este
análisis dentro del marco de una teoría de la producción.

En diferentes contextos, renueva su petición de dirección y control, y amplía la idea


al campo internacional al proponer que se instaure una autoridad monetaria supra-
nacional de un tipo similar a la organización creada en Bretton Woods 25 años más
tarde. Reitera lo expresado en anteriores artículos periódicos, acerca de las inde-
seables consecuencias del movimiento incontrolado de capital a través de las fron-
teras internacionales. Señala que las inversiones en el extranjero se hacen como
consecuencia de los que los tipos de interés sean más altos en el exterior. Pueden
no conducir a ajustes en forma de mayores exportaciones de mercancías, debido a
que el movimiento de éstas refleja disparidades más bien en cuanto a costes, que
en cuanto a tipos de interés. Las inversiones en el exterior pueden ser causa de
160

que suban los tipos de interés en el interior, pueden frustrar la reducción del des-
empleo en el interior y pueden requerir el asumir riesgos no garantizados. A fin de
evitar la desviación de fondos de la inversión en el interior al exterior, Keynes sugie-
re condiciones diferentes para ambas, un subsidio en el primer caso y un impuesto
en el segundo. Durante la década de 1930, se volvió también aprensivo respecto a
los efectos del libre comercio sobre un país como Inglaterra que difícilmente equili-
braba la balanza de pagos ya que sus importaciones superaban en gran medida a
las exportaciones. Sugirió que en lugar de permitir verse forzada a una deflación o a
una disminución de los salarios, debería llevar a cabo una política de protección
mediante tarifas. En un artículo publicado en 1933 va más lejos, indicando que una
política de mayor autosuficiencia y aislamiento económico podría reducir los costes
de ajuste intolerables en caso contrario.

Entre las grandes figuras del pasado Keynes destaca a Malthus y a Jevons. Son
los que más dejaron sentir su influencia sobre el trabajo de Keynes y con los que
sus doctrinas o métodos estuvieron más hermanados.

ADAM SMITH
Ha sido considerado durante mucho tiempo como el "Padre de la economía política",
y su libro principal, "Investigación sobre la Naturaleza y Causas de la Riqueza de las
Naciones", como la Biblia de todos los economistas. El objetivo que se propone estu-
diar Adam Smith en su Riqueza de la naciones, es el mismo que los mercantilistas y
los fisiócratas se proponían desde tiempo atrás, v.gr.: ¿en qué consiste la riqueza de
una nación y cuáles son los medios para conseguirla? en el trabajo y el ahorro.

La libertad económica según Smith se impone por los motivos siguientes:

1°.- A priori: por que el orden espontáneo es forzosamente el mejor de todos y, por
consiguiente, el más beneficioso para la sociedad.
2°.- A posteriori: porque la observación psicológica demuestra que cada individuo
es mejor juez para decidir lo que más le conviene y para elegir los mejores me-
dios conducentes al fin propuesto.
3°.- Por la armonía preestablecida: por que Adam Smith cree en una armonía exis-
tente entre los intereses de todos los hombres. La famosa "mano invisible" se
encarga de lograr que el interés general sea igual a la suma de todos los in-
tereses particulares.

TEORÍA DEL VALOR

1.- La riqueza
Smith empieza la introducción de su obra con una definición de la riqueza que es
una verdadera declaración de principios:

El trabajo anual de cada nación es el fondo que en principio la provee de todas las
cosas necesarias y convenientes para la vida, y que anualmente, consume el país.
Dicho fondo se integra siempre, o con el producto inmediato del trabajo, o con lo
que mediante dicho producto se compra de otras naciones.

En esta definición encontramos tres ideas principales:

1°.- La riqueza está constituida por las cosas convenientes o necesarias para la
vida. Este punto marca una ruptura clara con el mercantilismo y una afiliación al
161

pensamiento de Cantillón. Como los fisiócratas, Adam Smith exige que las co-
sas sean "consumibles" para ser parte de la riqueza.
2°.- La riqueza es algo así como un flujo, una corriente de producción. Adam Smith
considera como riqueza al Producto Nacional y no al Capital nacional.
3°.- El fondo de donde sale la riqueza es el trabajo. Ni el comercio exterior ni la
agricultura constituyen exclusivamente el fondo de la riqueza, sino el trabajo
aplicado a la agricultura y a la industria.

Hablando de los empleos más productivos del capital, se pronuncia terminantemen-


te en favor de la agricultura. Aunque Adam Smith acepta la productividad de la in-
dustria, niega que los servicios sean productivos. Sostiene que el trabajo aplicado a
la producción de servicios no se incorpora en objeto alguno permanente que pueda
ser vendido.

2.- El Valor
Es la medida del valor en cambio o en que consiste el precio real de todos los bie-
nes. El valor en cambio de una mercancía es lo mismo que su precio real o natural.

Valor en uso: utilidad de un objeto, la aptitud que tiene un objeto de satisfacer una
necesidad determinada.

Valor en cambio: aptitud que tiene un objeto para proporcionar otros bienes distin-
tos. "Las cosas que tienen gran valor en uso tienen comúnmente escaso o ningún
valor en cambio y las que tienen un gran valor en cambio no tienen, muchas veces,
sino un pequeño valor en uso o ninguno".

El valor en cambio se mide de acuerdo al dinero (oro, plata y trigo) y al trabajo.

1°.- Lo que le cuesta: el trabajo que ha empleado en la adquisición del objeto.


2°.- Lo que vale para él: el trabajo que, a cambio de ese objeto, puede exigir a otra
persona. ¿Por qué el trabajo? El trabajo es la fuente de toda riqueza. Porque,
según Adam Smith, trabajo igual supone idéntico sacrificio. "Iguales cantidades
de trabajo tienen, en todos tiempos y lugares, el mismo valor".

Elementos constitutivos del valor

Costo de producción.

Antes de la propiedad privada, la única regla para determinar el valor de cambio de


las cosas era la cantidad de trabajo que la producción del objeto había requerido. El
producto íntegro del trabajo correspondía al trabajador.

Con la propiedad privada y la acumulación de capital, fue necesario que el precio


real comprendiera, además de la remuneración del trabajador, el interés del capital
y la renta de la tierra. Se resuelve en dos partes: "una de ellas para el salario de los
obreros y la otra para las ganancias del empresario".

En Adam Smith coexisten dos teorías distintas: el trabajo es la única causa del va-
lor, el trabajo es la medida y causa del valor. Y segundo, el capital y la tierra son
también fuentes de nuevos valores que vienen a añadirse a los formados por el
trabajo.
162

Precio natural y precio comercial

Precio natural: es el que está formado por todas las tasas corrientes de cada uno
de sus elementos: salario, renta y beneficios.

Precio comercial: viene dado por la relación de la oferta y la demanda para cada
mercancía en un momento determinado.

El precio comercial debe tender a igualarse con el natural. Si el precio comercial es


más alto, la inversión en ese producto crece y con ella, la producción. Así el precio
comercial baja y se estabiliza con el precio natural. Pasa lo mismo en el caso con-
trario.

Demanda absoluta o potencial: vendría dada por las necesidades, por el deseo de
compra.

Demanda efectiva: añade al deseo los medios de compra, es decir, el respaldo mo-
netario del deseo.

TEORÍA DE LA DISTRIBUCIÓN
Adam Smith distingue tres clases de ingresos:

1.- Salarios.
2.- Beneficios.
3.- Renta.

Los salarios

Determinación de los salarios. Se determinan por convención entre las partes con-
tratantes, cuyos intereses son opuestos.

Los patronos siempre llevan ventaja porque:

1.- Pueden ponerse de acuerdo con mayor facilidad, por ser menos.
2.- Las leyes autorizan sus asociaciones, mientras que prohiben las de los trabaja-
dores.
3.- En la disputa con los obreros, pueden resistir más tiempo, mientras que los
obreros tienen que ceder para trabajar y no morirse de hambre.
4.- Porque entre ellos existe un acuerdo tácito para no elevar los salarios.
5.- Porque a veces se ponen de acuerdo secretamente para descender los sala-
rios por debajo de la tasa natural.
6.- Las autoridades sancionan a los obreros coaligados más nunca a los patronos.
7.- Los obreros son más desorganizados.
8.- El hambre obliga a someterse a los obreros.

Nivel mínimo de los salarios. El nivel de subsistencia.

El salario no debe establecerse por debajo del nivel de subsistencia. "Para susten-
tar una familia de trabajadores de la clase más baja, el trabajo del marido y de la
mujer debe sobrepasar en algo a lo que es estrictamente necesario para su propio
sustento"

Niveles de salarios distintos del nivel de subsistencia. Hay circunstancias en las que
el salario se eleva por encima del nivel de subsistencia. Esto ocurre siempre que la
163

demanda de mano de obra va aumentando continuamente. "El salario alto, así co-
mo es el efecto necesario, es el síntoma natural del crecimiento de la riqueza na-
cional". No cree que el aumento del salario vaya a traer consigo una disminución
del esfuerzo del trabajador, sino que hará templar el ardor del obrero para que no
eche a perder su salud (habla de salarios a destajo).

Los salarios altos estimulan la actividad económica, son causa del progreso eco-
nómico. No cree que el alza de los salarios tienda a provocar un aumento de pre-
cios que convierta en puramente nominal el aumento.

Crítica:

Adam Smith considera al salario como el precio de una mercancía y piensa que el
mejor precio es el que viene determinado por el libre juego de la oferta y la deman-
da en el mercado de trabajo. Este juego de la oferta y la demanda podrían estable-
cer el salario por debajo del mínimo.

Insistiendo en la asimilación del trabajo con la mercancía, llega a la asimilación del


hombre mismo con la mercancía. Considera el valor del hombre según el valor de
su trabajo o de lo que con él produce.

DAVID RICARDO
David Ricardo (1772-1823), hijo de un banquero judío que emigró de Holanda a
Inglaterra, fue, ante todo y a plenitud, un inglés de su tiempo. Y no por su conver-
sión al cuaquerismo al momento de su matrimonio, sino por su profunda compene-
tración con la realidad inglesa de inicios del nuevo siglo.

A diferencia de Adam Smith, en cuyos trabajos se apoyó, Ricardo se preocupó sólo


en segunda instancia en averiguar las causas del crecimiento o, si se prefiere el
origen de "la riqueza de las naciones". Aunque también se podría decir que sus
preocupaciones en torno al crecimiento lo llevaron a interesarse en primer lugar en
los factores que explican la distribución de la renta.

Al autor de los "Principios de economía política y tributación" (1817) lo inquietaba


especialmente la tendencia de la baja de los beneficios. Tendencia a su entender
inevitable en la economía inglesa, pero que podía contrarrestarse con el desarrollo
del comercio exterior. No a la manera de Adam Smith, que destacaba el papel de
las exportaciones de manufacturas en la profundización de la división del trabajo. Sí
a través de las importaciones de cereales baratos que impedirían que suba el sala-
rio normal. Y, por ende, facilitarían el aumento de los beneficios y la acumulación
necesaria para el crecimiento.

TEORÍA DEL VALOR Y DEL REPARTO


En su "Historia del Pensamiento Económico", Henri Denis expone en los siguientes
términos el planteamiento de Ricardo sobre la distribución del ingreso nacional: "Si
hacemos abstracción de la renta agraria, el beneficio es la diferencia entre el precio
de venta y el precio del costo. Y a escala nacional, el precio de costo de la produc-
ción neta, es el importe de salarios. Por consiguiente, para explicar los beneficios
es preciso conocer:

1.- Las leyes que determinan los salarios;


2.- Las leyes que determinan los precios de venta de los productos."
164

Al referirse a los precios de venta de los productos, Ricardo al igual que Smith,
piensa en los precios de mercado que pueden ser muy variables y estar determina-
dos por su escasez relativa.

Para Ricardo el precio "normal" o, si se prefiere, el valor de una mercancía, está


determinada por la cantidad de trabajo que contiene. Por tanto, el valor de una mer-
cancía aumenta cuando aumenta la cantidad de trabajo necesaria para su fabrica-
ción y disminuye en caso contrario. En términos relativos, puede decirse que los
valores de cambio relativos aumentan o disminuyen de acuerdo al mismo principio,
inclusive si disminuye la cantidad de trabajo incorporada en todas las mercancías.

No escapa a Ricardo que esta es una aproximación general al problema del valor.
Tampoco que el trabajo necesario para la producción de una mercancía incluya el
trabajo anterior en la fabricación de "herramientas, máquinas y edificios"; esto es de
"trabajo muerto" en la terminología de Marx, en gran medida un ricardiano.

Tampoco dejó de lado Ricardo una preocupación que fuera planteada por el mismo
Adam Smith: los beneficios del capital están incluidos en los precios de las mercan-
cías. Y ello en proporción al capital movilizado puesto que hay, teóricamente, una
tendencia a la simetría de los beneficios obtenidos en diferentes actividades.

Empero, Ricardo considera que el factor sustantivo en la determinación del valor o


precio "normal" de una mercancía es la cantidad de trabajo incorporada.

LA DETERMINACIÓN DE LA RENTA
En lo que toca a la determinación de la renta de la tierra, Ricardo adoptó los puntos
de vista de Malthus, con quien mantuvo una polémica constante a lo largo de su
vida.

Afirma que el valor de cambio de un bien (especialmente los agrícolas) está deter-
minado por la mayor cantidad de trabajo necesaria para su producción; ni más ni
menos que el costo marginal en términos contemporáneos. Así la incorporación de
tierras nuevas en las cuales la producción es cada vez más difícil aumenta el valor
de cambio de todos los productos agrícolas, favoreciendo a los antiguos producto-
res. De esta manera, la renta de la tierra - más exactamente la renta diferencial -
aumenta a medida que se incorporan nuevas tierras a la producción. Y esto ocurre
continuamente en razón del incremento de la población y del consiguiente aumento
de la demanda de alimentos.

Cabe notar que esta apreciación de Ricardo podía haber sido válida un siglo antes,
pero ya no en la época que escribía el autor. El progreso había llegado también a la
agricultura y la cantidad de trabajo requerida para la producción de un bien también
disminuía. Lo que sí es absolutamente cierto es que la productividad del trabajo
aumentaba más rápidamente en las manufacturas. Y que la idea de la determina-
ción del valor por el costo marginal tenía un significado cuando se trataba de incor-
porar tierras relativamente poco aptas.

En ese sentido, no cabe duda que había una tendencia al aumento de la renta de la
tierra.

Una vez deducida la renta de la tierra, sólo queda por determinar la parte corres-
pondiente a los salarios y los beneficios.
165

Ahora bien, el precio "natural" del trabajo, que considera una mercancía al igual que
Smith, es equivalente al que proporciona al obrero los medios de subsistir y perpe-
tuar la especie.

El salario de mercado sería afectado, en opinión de Ricardo, por el crecimiento de


la población. Y al igual que Malthus, se pronuncia contra las leyes de protección de
los pobres y por el control de la natalidad. Probablemente motivado por la dramática
disminución de los salarios en Inglaterra de principios del siglo XIX, y la necesidad
de encontrar correctivos de largo aliento.

Teóricamente, y dada la participación de los rentistas de la tierra y de los asalaria-


dos en el ingreso nacional, los beneficios tenían un carácter residual. En otras pala-
bras, tendían a ser muy pequeños respecto a la masa de capitales movilizados lo
que, en principio, afectaba las posibilidades de acumulación y el mismo progreso de
la economía.

Los factores que afectaban la distribución del ingreso en el largo plazo eran bastan-
te claros. De un lado, había, una tendencia al aumento de la renta de la tierra y, por
ende, del valor de los productos. Esta evolución afectaba directamente el valor de la
fuerza de trabajo o su precio "normal" (no el de un momento dado, que podía tender
a la baja). Los salarios "normales" tendían a subir relativamente en virtud del incre-
mento de los precios de los productos alimenticios. De esta manera los beneficios
bajaban y la participación del capital se reducía constantemente.

Es importante remarcar que los salarios "normales" no aumentaban. Estos eran


más o menos equivalentes a una canasta de bienes que proporcionaba los medios
de subsistencia a los obreros. Lo que aumentaba era el precio de los productos de
la tierra, y concretamente, la renta de la tierra; esto excluye a los salarios de los
campesinos del movimiento alcista.

En ese sentido el industrial, a quien Ricardo entiende representar, es afectado por


el rentista. Es el rentista -aunque aparentemente son los asalariados- quien toma
una fracción del ingreso nacional que debería ir al capitalista. Con lo cual se con-
vierte en un obstáculo a la acumulación y, en definitiva al progreso.

El papel del comercio exterior

En este contexto, todo aquello que contribuya a disminuir el valor de los productos
agrícolas es absolutamente favorable para el desarrollo económico. Y es aquí don-
de Ricardo plantea la importación masiva de cereales de países en los cuales la
renta de la tierra no sea tan elevada como en Inglaterra. A principios del siglo XIX,
esto significa esencialmente Europa, pero muy pronto sería equivalente a América.
Allí la renta de la tierra era prácticamente igual a cero por tratarse de tierras nuevas
de la mejor calidad.

La lucha de la burguesía inglesa se centró en esta época en la abolición de las le-


yes del cereal que recién llegó en 1844. Pero en realidad, la lucha fue mucho más
profunda que eso, pues buscó rediseñar la economía británica en función de una
nueva división internacional del trabajo. Gran Bretaña -de acuerdo a Ricardo- sería
un centro productor de manufacturas que cambiaría por alimentos producidos en
ultramar.

No está de más indicar que esta división internacional del trabajo fue perdiendo
vigencia a medida que los Estados Unidos de Norteamérica desplazó a Gran Breta-
ña como potencia dominante. Este país, en tanto que exportador de productos agrí-
166

colas, hizo lo posible por liquidar las producciones agrícolas alentadas por británi-
cos y, en general, europeos.

La Argentina de postguerra fue afectada por este giro. Pero también lo fueron los
pequeños productores africanos de oleaginosas. Sin embargo, eso es otra historia.

Olvidándose de que se ha hecho una abstracción simplificadora, considera al homo


oeconomicus como la expresión de toda realidad humana (error también de todos
los liberales). No todos los hombres son comerciantes.

La Renta de la Tierra.

La renta de la tierra, según Smith, siempre debe existir, aunque no se haya hecho
ningún trabajo, esto es producto del monopolio del terrateniente. En realidad el au-
mento surge cuando el aumento de producción necesario para satisfacer la deman-
da creciente no puede hacerse sino a costos más altos.

Los beneficios del Capital.

Engloba en una categoría aquellos ingresos que hacen trabajar al capital y los pro-
venientes del capital a rédito. Define interés como remuneración del capital. Habla
del ahorro como elemento fundamental de la riqueza, tanto individual como comuni-
tario; sostiene que sin él no hay acumulación de capitales, luego entonces no habrá
productividad ni enriquecimiento nacional.
Edición 2018
© UCASAL
Material para uso exclusivo con fines didácticos. Todos los derechos de uso y distribución reservados. Cualquier co-
pia, edición o reducción, corrección, alquiles, intercambio o contrato, préstamo, difusión y/o emisión de exhibiciones
públicas de este material o de alguna parte del mismo sin autorización expresa, están terminantemente prohibidos y la
realización de cualquiera de estas actividades haría incurrir en responsabilidades legales y podrá dar lugar a actuacio-
nes penales. Ley 11.723 – Régimen Legal de la Propiedad Intelectual; Art. 172 C.P.