Está en la página 1de 8

Voz pasiva

La voz pasiva es una construcción o conjugación verbal en algunas lenguas por la cual
se presenta al sujeto como pasivo (sujeto paciente), mientras que la acción ejecutada
por el verbo es desempeñada por un complemento (complemento agente) y no por el
sujeto agente del verbo en voz activa. La voz pasiva convierte a un verbo transitivo en
un verbo intransitivo con un sólo argumento principal posible (el agente cuando se
expresa mediante un adjunto marcado con caso oblicuo o preposicional).

El griego, el latín, entre otras lenguas, poseen morfemas específicos para la voz pasiva;
en castellano lo más parecido que hay es el morfema se de la llamada pasiva refleja
(Se vende piso = Un piso es vendido por alguien). El inglés, el español y otras lenguas
neolatinas o románicas utilizan construcciones perifrásticas para formar la voz pasiva:
Verbo ser en el tiempo de la activa + participio del verbo que se conjuga. Por ejemplo,
la conjugación pasiva correspondiente a He saludado a un amigo es Un amigo ha sido
saludado (por mí).

Voz pasiva en español


En español solo pueden construirse oraciones con verbos transitivos, aunque hay un
número reducido de verbos transitivos que no admiten la construcción pasiva, como por
ejemplo, haber o tener. Las oraciones, Hay un perro y Tengo un gato, ambas con un
complemento directo, no pueden transformarse en pasivas; Un perro es habido y Un
gato es tenido por mí son incorrectas. Las oraciones activas y pasivas están
relacionadas según el siguiente esquema:

Además de la pasiva analítica ser + participio, existe en español otra forma de expresar
la voz pasiva: la pasiva con se o pasiva refleja. Esta construcción está mucho más
generalizada que la anterior, que apenas se usa en el lenguaje oral. La pasiva refleja
solo es posible en 3ª persona; se no tiene aquí función nominal: es una marca o
morfema de pasividad.

El sujeto gramatical normalmente aparece pospuesto, debe concordar en número y


persona con el verbo:

Se vende un perro
Se venden perros
Diptongo
Un diptongo es una cadena sonora que consiste en la articulación de dos vocales, una
a continuación de la otra,1 sin interrupción y produciéndose una transición suave en las
frecuencias sonoras que caracterizan los timbres de cada una de las dos vocales.
Fonológicamente dos vocales articuladas de esa manera forman parte de la misma
sílaba.

En un diptongo los formantes acústicos tienen una transición suave desde un punto del
área vocálica a otro, lo que les da su naturaleza de diptongos. Esto corresponde a una
articulación en que la lengua se mueve entre distintos puntos durante la emisión del
diptongo. Los dos puntos extremos de la articulación son percibidos como las dos
vocales que forman el diptongo. En el espectrograma de un hiato no se observa la zona
de transición, razón por la que fonéticamente son diferentes.

Si bien la mayor parte de las lenguas del mundo tienen en su repertorio diptongos
fonéticos, existen algunas lenguas que carecen por completo de diptongos. La calidad
de las vocales que pueden formar diptongo varía de una lengua a otra.

Un hiato es en cierto modo lo opuesto a un diptongo, ya que es un contacto de dos


vocoides (sonidos de tipo vocálico) que no forman sílaba; es decir, es la pronunciación
separada de dos vocales, en que cada vocal pertenece a una sílaba distinta.

Lenguas sin diptongos


Existen muchas lenguas donde los contactos vocálicos se resuelven siempre en hiatos,
en esas lenguas pueden existir fonológicamente fonemas como /w, j/ pero nunca son
alófonos vocálicos de /i, u/. Un ejemplo es el náhuatl clásico donde dos vocales en
contacto siempre se resuelven como hiato así ēi 'tres' se articula como [(j)eː.(j)i] o
tlahtoa 'habar' se resuelve como [tɬ͡aʔ.to.(w)a]. Tampoco el turco admite diptongos en
ningún caso.
Triptongo
Un triptongo es una combinación compleja de sonidos vocálicos cuyo inicio es una
aproximante, su núcleo es una vocal plena y cuyo final es otra aproximante. En muchas
lenguas, entre ellas el español y otras lenguas romances, estos triptongos son
analizables fonológicamente como la combinación de tres vocales.

El concepto es señalado por una palabra compuesta por el prefijo latino tri y un vocablo
griego que significa “sonidos”. Triptongo, por lo tanto, es “tres sonidos”.

Las reglas gramáticas establecen que un triptongo se compone de una vocal débil, una
vocal fuerte y otra débil. Cuando el acento se sitúa en la vocal débil, el triptongo se
rompe y se produce un hiato.

Esta última palabra, hiato tiene su origen etimológico en el latín hiatus que a su vez
procede del verbo hiare que puede traducirse como “abrir”. En concreto, cuando
utilizamos aquel concepto nos estamos refiriendo a la unión de dos vocales, una débil y
una fuerte o dos fuertes, que se pronuncian en sílabas diferentes. Entre los múltiples
ejemplos de hiato estarían palabras tales como país, Raúl, maíz o Filosofía.

Es muy importante que además tengamos en cuenta otro término que suele ir asociado
al concepto que estamos abordando. En concreto, nos referimos al término diptongo
que puede definirse como la unión de dos vocales (una débil y una fuerte o dos débiles)
que se pronuncian dentro de la misma sílaba. Ejemplos de ello serían palabras como
pierna o aire.

Las palabras con triptongo mantienen las normas habituales de acentuación. De este
modo, las monosílabas no llevan tilde (excepto si se articulan como bisílabas). En
cambio, las agudas terminadas en N, S o vocal, y las graves terminadas en una
consonante diferente a N o S, sí llevan tilde.
Hiato
Hiato, del latín hiatus, es un concepto que tiene diversos usos y aplicaciones. Se
conoce como hiato al encuentro que se produce entre dos vocales que forman parte de
sílabas diferentes. Esto quiere decir que, cuando se genera el hiato, dichas letras
pueden separarse en dos sílabas.

La gramática distingue entre hiato simple (cuando se juntan dos vocales abiertas o dos
vocales cerradas iguales: “Bilbao”, “chiita”) e hiato acentual (el encuentro entre una
vocal abierta y una cerrada, o una cerrada con tilde y una abierta: “panadería”,
“plusvalía”).

Es necesario aclarar previamente que en el español las vocales fuertes o también


llamadas abiertas son A, E y O, y las débiles o cerradas son I y U. Cuando dos vocales
abiertas se encuentran en una misma sílaba o lo hacen dos cerradas, se produce un
diptongo; tal es el caso de palabras como Ciu-dad o Pa-sión; cuando se habla de hiato,
al aparecer divide el sonido de una sílaba en dos.

Para que se produzca el hiato deben darse las siguientes condiciones:

* Unión de vocal débil tónica con una vocal fuerte átona (ej: Son-rí-e, bú-ho);
* Unión dos vocales abiertas distintas (ej: Te-o-re-ma, le-ón);
* Unión de vocal fuerte átona con vocal débil tónica (ej: O-ír, pa-ís);
* Unión de dos vocales iguales (ej: Cré-e-me, Chi-i-ta);

En lo que respecta a la acentuación de estas palabras es necesario tener presente que


en los dos primeros casos deben respetarse las reglas normales de acentuación, es
decir:

1) Las palabras agudas (acentuadas en la última sílaba) llevan tilde siempre que
terminen en N, S o vocal;
2) Las palabras graves (acentuadas en la penúltima sílaba) llevan tilde siempre que NO
terminen en N, S o vocal;
3) Las palabras esdrújulas (acentuadas en la antepenúltima sílaba) siempre llevan tilde.
Voz activa
La voz activa es un tipo de voz gramatical por medio de la cual se conjuga el verbo de
modo tal que el sujeto realice, ejecute o controle la acción del verbo, es decir, sea
sujeto agente.

Por ejemplo, en "Pedro come peras", el verbo come está en voz activa, porque su
sujeto Pedro realiza la acción del mismo. Por el contrario, la voz pasiva es aquella en la
que el verbo posee un sujeto que padece la acción, es decir, es un sujeto paciente, y no
la realiza, ejecuta o controla, como ocurría en el caso de la voz activa: "Las peras son
comidas por Pedro". Aquí el sujeto, las peras, no realizan la acción, y el verbo, son
comidas, está en voz pasiva, que en español se forma con el verbo ser en el tiempo de
la activa más el participio del verbo de la activa.

Se trata de la voz gramatical no marcada o más frecuente en las oraciones de una


lengua, ya sea esta nominativo-acusativa o absolutivo-ergativa. En ella, el agente
consciente de una acción que realiza, ejecuta o controla la acción del verbo, es decir,
es un sujeto agente: Pedro come pan. El verbo come está en voz activa, porque su
sujeto, Pedro, realiza la acción del mismo.

La voz activa puede darse tanto en lenguas de alineamiento morfosintáctico nominativo-


acusativo como en lenguas ergativas. En ambos tipos de lenguas existe una voz
"invertida" que cambia el papel del agente y el paciente y es diferente según el
alineamiento morfosintático:

La voz pasiva, aparece en lenguas nominativo-acusativas, y en ella el verbo posee un


sujeto que padece la acción, es decir, es un sujeto paciente, y no la realiza, ejecuta o
controla, como ocurría en el caso de la voz activa: Las peras son comidas por María y
Pedro. Aquí el sujeto, las peras, no realizan la acción, y el verbo, son comidas, está en
voz pasiva, que en español se forma con el verbo ser en el tiempo de la activa más el
participio del verbo de la activa.

La voz antipasiva, es el análogo de la pasiva en lenguas absolutivo-ergativas.


Introducción

Uno de los propósitos de la enseñanza de la lengua es fortalecer las destrezas


lingüísticas básicas: hablar, escuchar, leer y escribir, y para lograrlo la ortografía
representa una herramienta indispensable. Se tiene claro que si falta el aprendizaje de
la lengua, fallarán los demás aprendizajes. Las reglas ortográficas permiten determinar
las letras que forman una palabra o el usode los signos de puntuación a partir de
normas o pautas de aplicación general. Entre las reglas de ortografía que afectan a las
palabras están las de las letras (como m antes de b), acentuación o uso de la tilde,
unión y separación de palabras, al igual que el diptongo, el hiato y el triptongo el cual se
desarrollaran en el presente trabajo.
Conclusión

En este trabajo hemos definido los conceptos de hiatos y diptongos que son dos
encuentros de vocales que se diferencian porque una produce dos sílabas (hiatos) y la
otra una sílaba (diptongos).
Egrafia

https://es.wikipedia.org/

También podría gustarte