Está en la página 1de 12

DERECHOS DE TERCERA Y CUARTA GENERACIÓN.

Derechos de Tercera Generación:

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada en el Consejo de la


ONU en diciembre de 1948, fue solo el primer paso para el reconocimiento de una
serie de principios inherentes a la condición humana. Tanto es así que hoy día ya
es común hablar de derechos de segunda y de tercera generación.

Si bien la carta recoge 30 artículos con los derechos de los que goza cualquier
persona sin distinción de sexo, edad, religión, origen, nacionalidad o raza, la
concepción de los derechos ha evolucionado a lo largo de estas casi siete
décadas.

¿Cómo se gestaron los derechos humanos de tercera generación?

La Carta de 1948 tiene un carácter universal. Sin embargo, pasado el tiempo


quedó claro que muchos derechos no estaban especificados en la declaración,
sino simplemente sugeridos o esbozados, y que por tanto convenía puntualizar y
actualizar el documento con declaraciones, procedimientos o pactos anexos.

Además, los países que participaron en este proceso rápidamente se dieron


cuenta de que la declaración no evitaba por sí sola la violación de los derechos
humanos en el mundo y que era necesario trabajar en estrategias concretas.

Por otro lado, el concepto de derechos humanos se fue ampliando


progresivamente hasta adquirir nuevos significados. Por ejemplo, en la década de
los 80 surgieron las primeras reivindicaciones del cuidado del medioambiente, una
cuestión en la que hasta ese momento pocos habían reparado, a pesar de que
estaba sugerida previamente en el artículo 25 de la Carta original, que habla sobre
la salud.

Fue de este modo como empezó a hablarse de derechos humanos de segunda


generación, que son básicamente los de carácter económico, social y cultural, y
más tarde de los derechos de tercera generación, vinculados a valores como la
solidaridad.

Listado de derechos humanos de tercera generación

Los derechos humanos de tercera generación son una actualización de la Carta


de 1948. Están motivados por una serie de preocupaciones globales propias de
finales del siglo XX y principios del XXI, principalmente el deterioro del
medioambiente y sus efectos negativos en la calidad de vida de las personas.

Estos derechos han sido incorporados progresivamente en una lista tras


numerosas cumbres y encuentros mundiales, como por ejemplo el que tuvo lugar
en Barcelona en 1992. A grandes rasgos, se resumen en:

 Derecho al desarrollo sostenido: modelos y estructuras económicas que,


además de generar beneficios propios, permitan el acceso a servicios
básicos y garanticen la sostenibilidad del planeta.

 Derecho a la autodeterminación de los pueblos: el que tienen los países


de determinar libremente su condición política y su modelo social y
económico.

 Derecho a la paz: entendido no solo como ausencia de guerra, sino


también como la puesta en marcha de procesos positivos que fomenten la
participación, el diálogo, la inclusión, la cooperación y la superación de
conflictos.

 Derecho a la protección de los datos personales: llama la atención


sobre los eventuales peligros y abusos a los que se exponen las personas
ante el cada vez más extendido proceso de informatización.

 Derecho al patrimonio común de la humanidad: alude al acceso a los


bienes de tipo material e inmaterial que constituyen un legado de especial
relevancia para comprender la evolución humana.
 Derecho a gozar de un medioambiente sano: Todas las personas tienen
derecho a disfrutar de ambientes sanos, limpios y sostenibles.

La lista de los derechos humanos de tercera generación no es absoluta, sino todo


lo contrario: está en permanente transformación y es común que acoja nuevos
derechos en función de las preocupaciones mundiales de nuestro tiempo.

Antecedentes de la tercera generación de derechos humanos:

 La creación de la carta de las Naciones Unidas (1945)que establecía la


cooperación internacional en la solución de problemas de carácter
económico, social, cultural y humanitario, así como la promoción de los
derechos del hombre y sus libertades fundamentales.

 La adopción por la Organización de Naciones Unidades (ONU-1948) de la


declaración universal de los derechos del hombre donde que constituidos
los derechos de tercera generación.

 La proclamación por la ONU (el 4 de julio de 1976) de la Declaración


Universal de los Derechos de los Pueblos, donde consagró los derechos de
los pueblos.

“El sujeto protegido ya no es el individuo en sí mismo, como en los de primera


generación, o por su rol social, como en los de segunda generación, sino por
integrar un pueblo, una nación, o ser parte de toda la humanidad. Se toma en
cuenta a las personas, como integrantes de una comunidad con conciencia de
identidad colectiva.

Como el derecho no es algo inmutable sino que evoluciona a lo largo del tiempo,
es decir que evoluciona junto con la historia de quienes lo crean, y debido a que
paralelamente a esa evolución se van trasformando las relaciones sociales que el
derecho regula suscitando problemas que hasta ese momento no se habían
presentado y a los cuales el derecho debe dar respuestas, se genera la urgencia
de adaptar los derechos humanos a las nuevas realidades sociales, económicas,
jurídicas y tecnológicas de los pueblos
Actualmente se encuentra en debate nacional e internacional la configuración de
una cuarta generación de derechos humanos, en el entendido de que los
derechos han evolucionado junto con el hombre para cubrir otras
necesidades que han surgido con el tiempo y que no han sido cubiertas por los
derechos de primera, segunda o tercera generación.

DERECHOS DE CUARTA GENERACION

La humanidad se encuentra viviendo una verdadera revolución tecnológica, el


hombre ha creado cantidades de herramientas y aparatos que han alterado de
manera significativa su desarrollo en el paso por la historia, o sea que se han
transmitido y mejorado de generaciones a generación nuestra condición de vida,
dando como resultado el desarrollo de la tecnología actual.

Con la revolución tecnológica de finales del siglo XX y principios del siglo XXI y la
consecuente aparición de lo que se denomina Sociedad del Conocimiento, ha
resultado necesaria la creación de una nueva generación de derechos humanos
relacionados directamente a las nuevas tecnologías de la información y la
comunicación (TICs) y su incidencia en la vida de las personas4.

En esta nueva etapa de la humanidad, las libertades y derechos se han


introducido en el espacio digital lo que ha provocado que su reconocimiento y
protección por parte del Estado constituya un verdadero reto por parte del sistema
jurídico.

Dentro de la gama de derechos de cuarta generación se pueden citar:

 El derecho de acceso a la informática.

 El derecho a acceder al espacio ques upone la nueva sociedad de la


información en condiciones de igualdad y de no discriminación.

 Al uso del espectro radioeléctrico y de la infraestructura para los servicios


en línea sean satelitales o por vía de cable.

 El derecho a formarse en las nuevas tecnologías.


 El derecho a la autodeterminación informativa.

 El derecho al Habeas Data y a la seguridad digital.

Conjuntamente con los nuevos avances tecnológicos se ha introducido en el


mundo de los derechos humanos diversas formas de vulnerarlos que obligan a la
ampliación de la protección de los derechos del ser humano. Esta transición de la
humanidad desde la revolución industrial hasta nuestros tiempos ha generado
cambios en el plano jurídico, social y político que exigen nuevas formas de
protección.

Los derechos de cuarta generación están basados en la necesidad de asegurar a


todos los individuos el acceso a las tecnologías de la información y la
comunicación. La tecnología surge por una necesidad y su fin no es otro que
hacer más eficiente los recursos y hacer más fácil y practica nuestra vida
cotidiana.

Observamos que el reconocimiento y protección de los derechos de cuarta


generación se encuentran reconocidos de forma tácita en nuestro compendio
legislativo. Por ejemplo, el Código Penal dispone en su artículo 337 que “se
castiga con prisión de seis meses a un año y multa de veinticinco mil a cincuenta
mil pesos el hecho de atentar voluntariamente contra la intimidad de la vida
privada, el o las personas que por medio de cualquiera de los procedimientos
siguientes: 1.- Capten, graben o transmitan, sin el consentimiento de su autor,
palabras pronunciadas de manera privada o confidencial; 2.- Capten, graben o
transmitan, sin su consentimiento, la imagen de una persona que se encuentra en
un lugar privado”. Fácilmente podemos comprender que el legislador está
protegiendo la vida privada de las personas en cualquier aspecto de la dinámica
social. De igual forma, el Proyecto de Reforma del Código Civil, contempla la
incorporación de los contratos vía internet, con lo que se regula la actividad
jurídica en el ciberespacio.

Siguiendo la misma línea, nuestra Constitución ya le ha dado un carácter


fundamental a los derechos protegidos por la cuarta generación de derechos
humanos, ya que estos sin importar la evolución de la sociedad siempre encajaran
en la nuevas realidades políticas o tecnológicas, por ende debemos comprender
que el derecho a la intimidad o a la información serán protegidos sin importar el
medio por el cual fueron vulnerados, de ahí la certeza del apelativo “fundamental”
de estos derechos.

Ejemplos de derechos protegidos por la Constitución y contemplados en la cuarta


generación de los derechos humanos:

Art. 43.- Derecho al libre desarrollo de la personalidad. Toda persona tiene


derecho al libre desarrollo de su personalidad, sin más limitaciones que las
impuestas por el orden jurídico y los derechos de los demás.

Artículo 44.- Derecho a la intimidad y el honor personal. Artículo 44.- Derecho a la


intimidad y el honor personal. Toda persona tiene derecho a la intimidad. Se
garantiza el respeto y la no injerencia en la vida privada, familiar, el domicilio y la
correspondencia del individuo. Se reconoce el derecho al honor, al buen nombre y
a la propia imagen.

Artículo 49.- Libertad de expresión e información. Toda persona tiene derecho a


expresar libremente sus pensamientos, ideas y opiniones, por cualquier medio, sin
que pueda establecerse censura previa.

En nuestra opinión, las prerrogativas consagradas en la cuarta generación de


derechos humanos responden a una necesidad provocada por la misma
humanidad pero que por sí misma no tiene vinculación alguna con el carácter
“esencial” bajo el cual han sido creados los derechos de primera, segunda y
tercera generación que ya conocemos.

Es imprescindible que el derecho positivo evolucione conjuntamente con el


hombre para que su aplicación en la resolución de conflictos sea efectiva, pero los
derechos humanos son “esenciales” porque tienen un carácter que se manifiesta
en los principios mismos del ser humano, por lo que consideramos que se estaría
desvirtuando el verdadero concepto de derecho humano al encasillar los derechos
del ciberespacio dentro de esta categoría (cuarta generación de derechos
humanos).

Muchos son los que piensan que los derechos de cuarta generación contribuyen
con una vida digna porque les permite a las personas el acceso a la información
de forma rápida, directa y segura, pero esta es una interpretación errónea del
concepto de vida digna.

Para que un derecho sea considerado como derecho humano debe tener una
connotación tal en la vida de las personas que sin este la vida misma, el respeto a
la dignidad y el desarrollo de la personalidad se vean obstaculizados. El acceso al
mundo digital solo busca mejorar las condiciones de vida, pero ello no implica que
se trate de un elemento esencial para la misma. Son muchos los beneficios que
obtenemos de la tecnología y es lógico que se le desee proteger pero tenemos
que ser conscientes que la tecnología en si misma no soluciona todos nuestros
problemas y así como soluciona algunos genera otros muchos más graves que los
existentes.
Introducción

Es importante comprender, a diferencia de lo que establece la escuela positivista,


que los derechos fundamentales no los crea la Constitución u otra legislación
adjetiva, sino que estos derechos se imponen al Estado para que establezca los
mecanismos necesarios para asegurar su protección, es decir, que la Constitución
se limita a reconocer los derechos fundamentales, pero no los crea. De este modo
lo establece nuestra Constitución en su artículo 68 cuando dispone que “La
Constitución garantiza la efectividad de los derechos fundamentales, a través de
los mecanismos de tutela y protección, que ofrecen a la persona la posibilidad de
obtener la satisfacción de sus derechos, frente a los sujetos obligados o deudores
de los mismos. Los derechos fundamentales vinculan a todos los poderes
públicos, los cuales deben garantizar su efectividad en los términos establecidos
por la presente Constitución y por la ley.”

Los derechos fundamentales han ido evolucionando conjuntamente con el ser


humano. Estos derechos, de igual forma que las demás leyes del ordenamiento
jurídico, se modifican y se ajustan a las realidades de la sociedad.

Basándose en la teoría de la evolución histórica de los derechos humanos así


como en su protección y reconocimiento por parte del Estado, se han creado
diversas formas para su clasificación siendo el sistema de las generaciones de
derechos el más conocido y aceptado. Dicho sistema clasifica los derechos
humanos en tres generaciones y una cuarta generación se encuentra en debate
doctrinario.
Objetivos

Objetivo General:

Describir cada uno de los derechos pertenecientes a la tercera generación, como


lo son los derechos al trabajo, de la mujer, de los discapacitados, de los grupos
étnicos y de la seguridad social, deduciendo las distintas marginaciones que se les
dan a la práctica de éstos derechos.

Objetivo Específico:

- Enumerar cada uno de los derechos antes mencionados.


- Citar las referencias de cada uno de los derechos.
- Explicar las distintas formas de discriminación a los derechos humanos, ya
sea por su condición laboral, sexo, condición social o físico.
- Presentar conclusiones del informe para dar muestra de lo aprendido.
Conclusiones

Los derechos humanos son las facultades, prerrogativas y libertades


Fundamentales que tiene una persona por el simple hecho de serlo, Sin los cuales
no puede vivir como Tal. Nadie tiene el derecho de quitarle a otro ser humano sus
derechos ya que solo por el hecho de ser humano, necesita d éstos para vivir
como lo que es. Las Naciones Unidas los clasificó en 3 generaciones, la primera
que está compuesta por los derechos civiles políticos y cívicos; la segunda, por los
derechos económicos, sociales y culturales; y los de la tercera sobre los derechos
de los pueblos y la práctica de la solidaridad entre las sociedades. Gracias a estos
derechos podemos estar amparados en cualquier circunstancia en crisis.
Estamos seguros que todo estos problemas se deben a la poca educación que
posee la población salvadoreña acerca del respeto que se debe tener con las
demás personas d nuestro entorno. Si los padres fueran personas más cultas y
más sensibles la problemática social que enfrenta nuestra nación fuera distinta. Se
es necesario que desde pequeños se les vaya inculcando a los niños al correcto
ejercicio de sus deberes, así también que hagan velar sus derechos respectivos, y
así crear una realidad más recta y justa para las nuevas generaciones.
Bibliografía

http://www.encuentrojuridico.com/2013/01/los-derechos-humanos-de-tercera-
y.html
Anexo