Está en la página 1de 2

¿Universidad, ciudadanía y cultura ciudadana?

La universidad posee un rol trascendental y arraigado para la construcción de toda

ciudadanía. Por esta razón se hace necesario la elaboración de un escrito que explique ese

papel tan importante que tienen las instituciones de educación superior (IES) en la

sociedad, y que medios o herramientas le brinda al educando para el reconocimiento de esa

ciudadanía. Su carácter social le permite la intersección en una serie de conflictos tales

como diferencias y desigualdades sociales, deterioro de la convivencia ciudadana,

dificultades del sistema judicial, de seguridad, salud, educativo, corrupción administrativa,

violencia etc. entre otras, son algunos de las vivencias que no permiten una verdadera

construcción de un país de derecho donde solo la honorabilidad humana a través de los

valores, espíritu cívico, altruismo, respeto ayuden a la consolidación de un país y una

convivencia más digna, todo esto contenido en la Constitución Política de Colombia.

La tesis que imparte el escrito es la siguiente: La información técnica y científica que

imparten las universidades no es suficiente para cumplir con los fines académicos, además

de eso, se hace necesario consignar una enseñanza sobre - los valores, normas y costumbres

de la comunidad en ese espacio para la convivencia en concordia y paz - cultura ciudadana.

Según la RAE, “la universidad es una institución de enseñanza superior que comprende

diversas facultades y que confiere los grados académicos correspondientes.” para hogaño

esta definición ya luce un poco arcaica y truncada, en la actualidad a las universidades les

está arribando una especie de desasosiego, las cuales las tiene desconcertada con su

sociedad, ellas están efectuando énfasis en una materia que se denomina cultura ciudadana,

han reconocido que es el cimiento para el desarrollo social de un país. Las universidades

además de brindarle a la sociedad enriquecimiento intelectual, les imparte a sus educandos


materias – en algunos casos obligatorios para la obtención del diploma del alumno – con la

intención de imbuirle al estudiante el respeto y cumplimiento de los derechos y deberes

cívicos, pero además de eso, también tiene como fin en la sociedad generar capital social,

que se traduce en la capacidad de interactuar y colaborar entre personas e instituciones,

orientada a la obtención del bienestar colectivo.

Nuestra amada constitución política, elaborada a principios de la década de los 90, nos deja

en su Art. 95 un conjunto de deberes y responsabilidades para engrandecer y dignificar la

calidad de ciudadano, empero, la Carta magna junto con todo su vigor no puede, requiere

del trabajo y la colectividad del pueblo: niños, jóvenes, hombres, mujeres, ancianos,

quienes se comprometan día a día a construir una ciudadanía más digna mediante el

ejercicio, respeto y cumplimiento de los derechos y deberes cívicos.

En conclusión, La universidad como eje en la sociedad imparte materias - ya sea

curriculares o extracurriculares - al estudiante que se está formando como un indulgente

ciudadano, con el propósito de transmitirle los buenos valores cívicos y morales que

representan la sana convivencia en el país. Esta es la clara relación que se refleja entre los

conceptos Universidad, ciudadanía y cultura ciudadana.

Citas Bibliográficas:

https://imco.org.mx/ciudades2010/PDFS/SeccionIII-Culturaciudadana.pdf

http://dle.rae.es/?id=b6TOjV2