Está en la página 1de 4

¿CASARME?

NO, GRACIAS
Ernie J. Zelinski

Las diversas oportunidades que existen para disfrutar de la vida sin una relación.

No es fácil ser soltero en un mundo obsesionado por la pareja.

Es muy difícil, cuando no imposible, hacer realidad el cuento de hadas del matrimonio.

Los solteros brillantes tienen una meta importante, así como un sentimiento de comunidad
basado en una serie de relaciones significativas.

Los solteros que tienen una buena autoestima se gustan a sí mismos y saben divertirse a solas.

Para los solteros han surgido emocionantes estilos de vida que habrían estado mal vistos no
hace mucho.

"Pienso, luego estoy soltero".

Un soltero equilibrado y feliz disfruta de su situación; la vida es mucho más que pasar el tiempo
esperando a alguien especial.

"No supe lo que era la felicidad hasta que me casé. Ahora ya es demasiado tarde".

La vida no siempre es fácil. Hay que acometer arduas tareas para conseguir satisfacción en la
vida.

Aprovechar al máximo nuestra situación.

Es necesario algo de esfuerzo y a veces será incómodo. Pero tomar el camino fácil, quedarse
en casa sentado y echarle la culpa al mundo, le llevará a un callejón sin salida.

La satisfacción se consigue emprendiendo actividades desafiantes que a veces resultan


difíciles. Hay que pagar un precio en términos de tiempo y esfuerzo.

En la vida, nada de lo que tiene gran valor llega regalado. Hay que pagar el precio.

¿Nunca se ha sentido eufórico después de haber logrado algo que en principio pensaba que no
sería capaz de conseguir, o algo que alguien había dicho que no podía hacerse?

Ser feliz siendo soltero requiere compromiso y esfuerzo. Debe hacerse responsable de su propia
vida.

"Todos los seres, todos los acontecimientos de tu vida, están ahí porque tú los has convocado".

Los solteros voluntarios disfrutan del lugar que ocupan en la vida y son conscientes de que el
matrimonio no es esencial para la felicidad.

A las personas sin ataduras, la soltería les ofrece el lujo de estar mucho más en contacto
consigo mismas.
El soltero tiene menos problemas y menos obligaciones porque la vida es más sencilla.

En la costa oeste de Estados Unidos, en lugares como Seattle y San Francisco, vivir en solitario
está incluso de moda. De hecho, algunas de estas personas estaban "felizmente" casadas
cuando decidieron dejar su matrimonio para vivir solos, y dicen que se alegran de haber optado
por la soltería.

La libertad y la flexibilidad de la soltería ofrece un estilo de vida con más diversidad que un
matrimonio.

Muchos solteros no quieren involucrarse en una relación y perderse muchas de las actividades
que les ofrece la vida sin ataduras.

Una relación requiere tiempo, energía y dinero. El tiempo es muy valioso, la energía es limitada
y conseguir suficiente dinero resulta a veces difícil.

Con la flexibilidad de la que gozan, los solteros pueden acudir a citas y expandir su círculo de
amistades. También pueden dedicar tiempo a una amplia variedad de actividades de ocio.

La libertad, la independencia y la variedad son aspectos irresistiblemente positivos de la vida de


soltero.

Hay personas que prefieren vivir solas a causa de todas esas pequeñeces que surgen cuando se
vive con otra persona, que no desean soportar todos los inconvenientes de la convivencia.
Los solteros voluntarios no desean las complicaciones del matrimonio. En su lugar, apuestan
por la sencillez de la vida en soltería.

En la vida no hay sustituto para la felicidad. Saber lo que queremos de la vida es una buena
parte de la batalla para llegar a ser feliz.

El primer paso indispensable para llevar una vida satisfactoria es tomarse un tiempo para
determinar qué se desea de verdad. Todos los seres humanos quieren vivir cómodamente con el
menor esfuerzo posible. El problema es que eso no aporta ninguna satisfacción, ni da felicidad.
Si en la vida todo fuera sencillo, no le daríamos valor a nada.

¿Qué le pide a la vida? ¿Está dispuesto a esforzarse? ¿Cómo pretende conseguir lo que desea?

Conseguir lo que quiere requerirá que desocupe parte de su zona de seguridad, y que muestre
motivación y valentía. Debe avanzar hacia sus metas a largo plazo.

Al ser soltero se tiene la ocasión ideal de ejercitar la libertad de pensamiento y perseguir metas
valiosas y satisfactorias para su persona.

Las metas ambiguas traen resultados ambiguos. Si se muestra vacilante respecto a qué busca y
por qué lucha, la vida se le hará gris y desalentadora. Debe saber cómo fijarse una meta y qué
hacer para llegar a ella. Debería considerar dónde quiere estar dentro de un año y luego dentro
de cinco o diez años.

Algunos casados se arrepienten de haber contraído matrimonio, y algunos solteros se arrepienten


de no haberlo hecho. El soltero equilibrado no malgasta energía en arrepentirse de nada.
Para ser feliz tiene que pensar qué desea cambiar de su vida.

Ventajas de ser soltero: no molestas a tu pareja si te pones a arreglar la bicicleta en la bañera.

Muchas de las ventajas de la soltería están relacionadas con la independencia y con que nadie le
moleste. Ser soltero significa libertad.

Aprovechar al máximo la soltería significa sacar partido de la libertad para crear un estilo de vida
innovador, emocionante y gratificante.

Estar soltero tiene muchas desventajas. Sin embargo, si se buscan esas mismas desventajas
también se encuentran en el matrimonio.

No tener que darle explicaciones al cónyuge nos proporciona la ocasión ideal para disfrutar de la
vida como nunca antes.

Existe el peligro de que el soltero se aísle socialmente. Hay que establecer relaciones estrechas
y significativas. La familia y los amigos pueden ser una fuente de esta red social necesaria para
recibir apoyo y compañía.

No hay que centrarse sólo en amigos que compartan la propia filosofía y estilo de vida. El soltero
puede cultivar una mayor variedad de amigos que el casado.

Un amigo es alguien con quien se puede hablar de asuntos personales y cuya opinión se solicitará
y sopesará cuando vaya a tomarse una decisión importante.

Los amigos tienen un precio en tiempo, en disposición a abrirse y en ofrecer ayuda de vez en
cuando.

Evite la necesidad de convencer a los demás de sus puntos de vista. Participar en el juego de
quién tiene razón suele ser una pérdida de tiempo y energía. Si quiere convencer, hágalo
mediante actos. Cuando logre grandes éxitos siguiendo sus convicciones, los demás tomarán
nota.

Anunciarle sus problemas a todo el que se encuentra a lo largo del día destruirá su probabilidad
de atraer a personas positivas, que son las que más pueden ayudarle. Es más fácil atraer a
personas entusiastas cuando uno mismo lo es.

Invierta energía en sus amistades y la recompensa será satisfactoria.

No se complique. Limitarse a lo básico hace que la vida sea mucho más agradable. Por algún
misterioso motivo, la mayoría de la gente recorre un largo camino para complicarse la vida.

Las personas negativas son un exceso de equipaje que usted no puede permitirse. El precio
será su tiempo, su energía y su felicidad, e incluso su salud mental. Las personas negativas
buscarán que les corrobore su noción de que el mundo es un lugar horrible.

No cometa el error de intentar cambiar a las personas negativas. Nadie puede solucionar los
problemas de una persona cuyo problema es no querer solucionar sus problemas. Utilice su
energía en cambiarse a sí mismo.
Cuando menos, el sentido común nos dice que nos rodeemos de individuos con mucha
motivación en lugar de personas que nos roben energía.

No intente gustarle a todo el mundo.

La mayoría de la gente admite que, en relaciones anteriores, lo que en un principio había


considerado una virtud de su pareja había terminado por convertirse en un defecto.

Muchos solteros manifiestan que sobrellevar el aburrimiento es su mayor fuente de ansiedad. El


aburrimiento priva a las personas de un sentido en la vida y debilita su pasión por vivir.

Las personas casadas y con empleo son igual de susceptibles al aburrimiento que los solteros o
los parados.

Manténgase ocupado con algo que le guste hacer. Acometa tareas nuevas y difíciles.

Los individuos creativos, que buscan muchas cosas que hacer y muchas formas de hacerlas
consideran la vida emocionante y que vale la pena.

El aburrimiento es el fracaso de nuestra imaginación.

Los adictos a la novedad también acaban aburridos e insatisfechos.

Los perfeccionistas son candidatos ideales al aburrimiento.

La concepción de que todo el mundo necesita una pareja para sobrevivir y disfrutar la vida es
falsa.

La transición efectiva hacia la vida de soltero requiere que transforme su identidad, mantenga su
autoestima alta, haga nuevos amigos y desarrolle nuevos intereses. Si hace años que no
practica, empiece ahora mismo.
La soltería ofrece un gran reto a las personas que gustan de la variedad y la libertad en la vida, y
que no creen que tengan que seguir al rebaño en cada curva.

Los solteros motivados contemplan la soltería como un privilegio, un lujo; están casados con su
independencia. Se sienten bien consigo mismos y no están paralizados por no tener pareja. La
fuente de su felicidad está en su interior. Estar soltero será una bendición disfrazada si dedica un
tiempo a crecer como persona y no supedita su identidad a tener pareja.

Disfrutar de la soltería es experimentarlo todo a través de su propia esencia en lugar de vivir a


través de una pareja. Será entonces algo más que la simple mitad de una pareja.

Escuche la voz interior de su intuición y no las voces condicionadas de la sociedad.