Está en la página 1de 68

CONTIENE:

• Editorial

• Un Capablanca renovado 2

• Sobre los ajedrecistas


y el ajedrez (historia) 16
Resultados alentadores en el Campeonato Nacional
Femenino y necesidad del aumento de la próctica • Torneo de las Palmas 22

masiva del ajedrez: en esta rama • Tomando el paso 29

• M6xlco ·so 32
Uno de los principios fundamentales de nuestra Revo·
lución ha sido siempre el hacer realidad el precepto mar· • Mirador teórico 36
tiano de que: "... la rnujer marche aliado del hombre como
• Migoya 10 Memorlam 38
su compai1era. y no permanezca a sus pies como un }u·
guete hermoso". Nuestra Legalidad Socialista. y particu· • Pnmer Torneo de Ajedrez
lsrmente el "Código de Familia". hacen patente nuestro Abierto 41
empeño de superar este rezago del capitalismo.
• Not1c1ero mternacional 43

El ajedrez, como una manifestación más de la actividad • Torneo de Varna 47


integral del hombre, no puede permanecer de espaldas a
• Surgimiento de una
este llamado.
variante 43

Desde este punto de vista han resultado altamente • Míscel�nea ajedrec1stica 63


esperanzadores los resultados del reciente Campeonato
Femenino de Ajedrez realizado en Camagüey donde una
jovencita de 19 años. la capitalina Vivían Ramón, obtuvo
el titulo de Campeona Nacional y el de Maestra Nacional.
Pero no fue Vivían la única en obtener un justo reconocí·
miento a sus esfuerzos. También la santiaguera Zlrka
Frómeta y la holguinera Susana Ortega obtuvieron el per·
gamino que las acredita como maestras nacionales.

Sin embargo, hay que decirlo asi. todavía falta un tantn


para que nuestras jugadoras puedan represe����;',ós 7nter�
nacionalmente con la misma ca/id'!_� 2ón que fo 'he 'hecho
el sexo masculino.

La cul�á Ó'"l' esto srtuación, claro está, recae sobre nues·


trofi propios hombros 'Es necesario un movimtenro n�a­ -'-J""�--�

sivo que haga despertar el gusto por el t4edrez entre niñas


- . -·----·-

y mños, para as1 luego poder contar con la materia pnma


de donde puedan surgrr rugadores capaces de altos logros. l�ll
Una vez dado este paso fundamental. sólo colócando a
nuestras expoileHtes destacadas bajo la tutela de entre·
nadores eficaces. y realtzando una práctica más frecuente.
podrán etradicarse estos males Será entonces Ctlémdo
comie11cen a llegar resultados acordes cnn ef qrado de
desarrollo njt?drecistico alcanzado por nuestro país.

1
LA NOTACION ALGEBRAICA cton de una línea horizontal y una vertical da los
n o m b res a l a s casillas. Así, la casilla e4 es l a
La Federac i ó n Internacional de Ajedrez (FIDE)
úni ca e n l a columna e que se e ncuentra e n la
ha aco rdado que a partir de 1 980 se adopte , como
cuarta línea.
método ún i co de anotación de las partidas , la
Notac i ó n Alg eb raica. Pa ra nombrar las p i ezas se utilizan las mismas
ab reviaturas que en l a nota c i ó n desc riptiva, ex­
Nuestro Boletín i rá pasando paulatinam ente a
cepto los peones. los cua l es no se nom bran.
esta forma de descri b i r l o s eventos en el ta b l e ro
Así. 1.P40 s e rá 1 .d4 .
de ajed rez .
Las ca pturas se pued en anotar tanto con X
como con l os jaques s i guen anotándose con +
a b e d g h y los mates con + +. aunque inc luso pueden
om i t i rse.

NOTACION DESCRIPTIVA

1 P4 A P4 A
2 . C3AA C 3A D
3. A4A A4A
4. P4CD AxP
5. P3A A2A
6. P4D C4T
7 CxP CxA
8. CxC P4 D . etc.

NOTACION ALGEBRAICA

a b e d e [ g h 1 e4 eS
2. Cf3 Cc6
Como pode mos ver en el d i agrama, l a s hori­ 3. Ac4 AeS
zontales (líneas) son nume radas desde el 1 hasta 4. b4 A:b4
e l 8, comenzando en la línea más ce rcana a las 5. c3 Ae7
blancas. Las vert icales (colu m n as) son designa­ 6. d4 Ca S
das con l a s letras a, b, e, d, e, t, g y h , comen­ 7. C:e5 C : c4
zando a la izqui erda de las b l a n ca s . La intersec- 8. C:c4 d5 , etc.

- -- --------- -

NUESTRA PORTADA lieve en que se ve al faraón Ramsés 111 jugando con una dama
TORRE OEL ANTIGUO IMPERIO EGIPCIO Y RELIEVE DE RAIISES 11 de la corte ante un tablero escaqueado El relieve adorna uno
de los piIones del templo funerario de Ramsés 111 en Me·
La pieza reproducida en la portada fue realizada en marfil por dinet·Abú.
un arlesano del Antiguo Imperio egipcio. Tiene. pues. cerca Las piezas de juego en tablero del Egipto imperial se haciañ
de cinco mil años. ya que el Antiguo Imperio se prolongó a generalmente en loza vidriada, de colores azul y verde. De
lo largo del tercer milenio antes de nuestra era. La pieza ahí que una pieza trabajada en marfil fuera de por si excep·
mide 4.9 centímetros de alto. Se halla en la sala de antigüe· cional. Además. a las piezas se les daban formas muy simplifi·
dades egip c1as del Museo Estatal de Berlín. cadas. Sin embargo el artesano que talló esta pieza de lf.ar·
os tableros de juego aparecen representados en pinturas. fil, dio hermosas formas naturalistas a la torre. a las alme·
rel1e ilustraciones de rollos de papiro del Nuevo Imperio nas de la parte superior y a la escalera que conduce a la al·
por el año 1580 antes de nuestra era. mena.
_el faraón Amosis 1, después de expul· Historiadores modernos subrayan que el juego de ajedrez es·
sar a los hicsos de Eglptlt.'- ÍJ!!l dó la dinastía XVIII. El pe· tuvo asociado en Egipto a las creencias religiosas. Los egip·
núltimo faraón de la dinastía, Tút�ón, y su esposa Ankes· cios creían que el alma del muerto iba al mundo subterráneo
namón. han sido descritos JUgando con -un-Lab.J..ero rectangular, donde era sometida al juicio final presidido por el dios Osiris
poco más pequeño que los modernos tableros de 'ajedrez... Las almas buenas pasaban a los ricos campos de lora cuyas
Con la dinastía XIX parece que el ajedrez se extendió - or � espigas de cebada medían más de dos metros de altura. Por
determinadas capas sociales de Egipto. De esta dinastía, que las tardes, las almas se entretenían en jugar al ajedrez en
gobernó por los años de 1350 a 1200 antes de nuestra era, la compañia de sus respectivos amigos. Por otro lado. el dios
figur� más descollante fue Ramsés 11. En el relieve reprodu· Horus. o dios Halcón, permanecfó ligado al dios Osiris y a
cido en la portada. s·e ve a Ramsés 11 en un carro de guerra, los faraones. No es de extrañar que er. pinturas y relieves
como el que lo llevó. al frente de sus tropas. hasta Siria funerarios. como el de nuestra portada, se destaque el halcón
donde detuvo a los temibles hititas. De la dinastía XX. que junto al faraón.
surgió por el año 1195 antes de nuestra era. existe un re· René Alvarez Ríos

- -- --------- -
CJ:ENFUEGOS '80

El KV/:

fiN CIPIBI.INtl
liEN(J VIIIJ(J

Muchas y agradab l es sorpresas nos deparó l a


déci mosexta ed ición de nuestro festival ajed re­
cístico anual que por sépt i ma ocas ión -qu i nta
en forma consecutiva- recayó e n los hombros
de los organizadores c i enfuegueros .

La pri mera de e ll as con s i stió en la muy feliz


idea, y mejor puesta en práctica , de ampliar a dos
l a cantidad de Grupos Pre m i er, capacitados am­
bos para conferir normas de Gran Maestro y que
un idos a los ya trad iciona l es g rupos de Maestros
y de l a Sol idaridad, conformaron exitosamente
este Capabl anca.

En el Prem ier 1 tuvo lugar u n hecho sin pre­


cedente , cuando nuestro Gran Maes.tro Gu i l l ermo
García se conv i rtió en el primer cubano que ob­
tiene la victoria de forma absol uta e n e l g rupo
pri ncipa l . Con anterioridad, é l m i smo había casi
logrado la hazaña en 1 977, a l f i nal izar empatado
con Romanishin; s i n embargo, aque l l a vez el tro­
feo dorado fue a mano del sov i ét i co debido a su
mayor Sonnenborg Berger.

Gui l l ermo , tras una buena arrancada , se man­


tuvo en la punta o muy cerca de ella h asta la
misma ronda f i na l , a la que l legó comparti endo
e l primero con Razuvaev, segu i dos a solo m ed i o
punto p o r Pfleger y Glldardo. Esta apretada s i ­
tuac ión l e obligó a buscar l a victoria a todo tran­
ce en su encuentr o frente a Rlvas, en partlda de
numerosos altibajos en la que el espaf\ol calculó
sus posibilidades erróneamente, quedando final­
mente en decisiv a desventaja material. Su tercer triunfo eonsecutlvo de 1980 logró
e/ GM cubsno Guillermo Gsrcfa;
Esto, unido a las tablas del soviético contra
Juan Fernández, dio a nuestro estelar Gran Maea·
tro su tercer triunfo consecutivo del presente af\o.
Después de sus éxitos en el Radio Rebelde y el
Céspedes In Memorlam, esta actuación en el Ca·
loa últimos lugares sin arriesgar demasiado con·
pablanca -torneo más fuerte sin dudas que loa
tra loa más fuertes, srntoma éste de la madurez
anteriores- corrobora nuestra expresada opinión
alcanzada.
de que ya pueden esperarse de Gulllermlto lo·
gros mayores. Para no repetirnos excesivamente, El aovletlco Yurl Razuvaev, quien obtuviera sus
nos limitaremos a sef\alar como, al Igual que en dos normas de Gran Maestro en los Capablanca,
La Habana y Bayamo, barrió con los ocupantes de se presentó mucho más conservador en ésta su

2
Buenas resu ltaron las actuac i ones del cubano
J uan Fernández y del doble campeón español Ma­
nue l R ivas . Ambos compl etaron la trayectoria
sufri endo sólo dos reveses para s i tuarse en la
pnmera mitad de la tab l a. En e l i bérico , que nos
v i sita por primera vez, i mpresionó su buen trata­
m i ento de los final es.

Acumular seis puntos y medio en este g rupo


puede considerarse como bueno pa ra el español
Franci sco J avi er Ochoa , que este año rec i b i rá de
l a FID E su título de Maestro Internac ional , pero
no para e l GM S i lvino García de q u i en se espe­
raba verdaderamente mucho más.

C i e rran la tabla Huerta, lebredo, Alfredo Bueno


y Navarro, que deben achacar sus pocos puntos
a la inexperi enci a más que a otra cosa , a excep­
c i ón de lebredo , q u i en no acaba de encontrarse
ajed recísti camente y continúa malog rando buenas
pos i c i ones. aun ganadoras. en los apuros de
tiempo .
El GM Yuri Razuvaev, de la URSS, se alzó
con el segundo Jugar. Al escoger el títu l o para este trabajo , pensá­
bamos no sólo en la reestructuraci ón organizativa
señalada al princi pio , sino en la composición del
tercera v i s ita, l i m itándose a castigar a aque l l os
segundo grupo de G randes Maestros, e l Prem ier
que dudaron en al gún momento de su i mpecabl e
11 y , sobre todo , en sus ca-ganadores, los Maes­
técnica. Con todo, esto l e bastó para final i zar
tros Internaciona les Alonso Zapata , de Colombia,
en el segundo escal ón sin perder partida.
y l iubom i r Ftachni k , de Checos lovaquia , que
D e l terce ro a l quinto fina l i zaron Pfl eger, G i l­ brindaron a l e'.. ento su juven i l bril l antez.
dardo García y Vera, q u i enes por d i stintos cami­
nos , l l egaron a la m i s ma puntuac i ón.

Como sus compatriotas Unzicker y H uebncr, el Otra buena demostración brindó en el XVI

GM Hel mut Pfl eger no se dedica por entero al Capablanca el MI Reina/do Vera.

ajedrez , sino que comparte sus esfuerzos entre


éste y la m edicina . En C i enfuegos , el D r. Pfl eger
decid i ó no forzar demas i ado su tens ión arterial
y se dedicó, como é l m i s mo d i ría, a recetar sola­
mente a sus paci entes más g raves , ganando cua­
tro de sus cotejos y enta b l ando e l resto .

G i ldardo García , entretanto , convenci ó en su de­


but en Cuba , mostrando coraje y combatividad en
altas dos i s , además de una serenidad extraord i-·
naria en sus frecuentes zeitnots . En su haber,
junto con l a ·buena u b i cación al canzada , queda su
victoria frente al ganador del torneo.

Como en e l caso de G u l l l ermito , tememos ha­


cernos redundantes al hab l a r ---,.po rque necesaria­
mente hay que hab l a r- de Reynal do Vera y su
prom i sorio futuro . S i bien Vera no pudo; al- igual
que en el Rebel d e y el Céspedes, seguir escol ­
tando a García, esto no se debió tanto a la mayor
fortal eza de los participantes en Cienfuegos,
como al hecho de que jugó cas i la mitad de la
competencia bajo los efectos de un fuerte ata­
que gripal , lo cual no le Impidió mostrar en sus
partidas que sus normas de Gran M aestro estén
prácticamente al doblar de la esquina.

3
Convertido en nuestro asiduo visitante , Zapata
ha logrado, después de a l gu nos alti bajos en su
joven e i ntensa carrera, alcanzar s u v i ctoria más
i mportante , convi rtiéndose además , e n el tercer
jugador de su país -después de Osear Castro y
G i ldardo García- en l legar a la primera norma
de Gran Maestro .

Su éxito, otra de las sorpresas agradabl e s a


que hacíamos alus ión, se debe en primer térm ino
a su combatividad y a su d i ná m i co est i l o , que
esta vez complementó con concepc iones más só­
l idas, logrando escapar i mbatido en la justa .

Liubomi r Ftachn i k se hal la i ndudable mente en­


tre los mejores ajedreci stas checos del momento
y alg u n os lo cons ideran tercero de l os Grandes
Maestros Hort y Smejkal . En Cienfuegos, Ftachni k
dio mayor pie a tales afi rmaciones, mostrando un
est i lo posic ional muy sobrio y maduro que -no
por casua l i dad, pensamos- recuerda mucho e l
de s us may ores .

Su única derrota, sufrida a manos d� V i l el a , l e


llevó a derrotar a Lexis y Knaak suces ivamente
para recuperarse y alcanzar los ansi ados nueve
puntos y m ed i o , lo que representa su segunda
norma de GM. Como qui era que la pri mera, lo­
grada en el Campeonato Europeo por Equipos
de Scara en este mismo año fue contra sólo
siete jugadores, Llubomlr debe aún vencer una
tercera para llegar a la titulación, lo cual no debe
resultarle muy dlffcll dadas su• Innegables con·
dlclones.

Un resbalón en su partida con Slsnlega y la


perdida ante Ftachnlk, Impidieron al Gran Maes­
tro de la ROA Ralner Knaak alcanzar a los pun­
teros, aunque esto no fue óbice para qua nos
dejara, como ya habfa hecho en Camagüey hace
seis af'los, partidas muy emotivas y pletóricas de
Ideas Interesantes.
En su debut en Cuba causaron una grata Impresión
Otra figura joven que Impresionó gratamente los MMIJ G//dardo Garc/a, de Colombia, y Manuel
fue el húngaro Attlla Groszpeter, ubicado con Rlvas, de Espafia, campeones de sus respectivos
Knaak en loa puestos tercero y cuarto. Después paises.
de un magnfflco comienzo -31/2 de 4- el magyar
se vio afectado por sus derrotas frente a Fta­
chnlk y el propio Knaak, que a la postre reaul·
taron decisivas en sus aspiraciones para la nor· Para el cubano Miguel Andrés este torneo debe
ma de GM. Como el checo, es un fiel exponente ser el punto de partida en el camino hacia el
de la escuela de su pafa, que ostenta el cam· tftulo de Maestro Internacional. Esta vez quedó
peonato olrmplco, y pensamos que próximamente a medio punto de la norma, pero por la mejorfa
engrose la preBtlgloaa lista de titulares méxlmos exhibida en su juego, puede asegurarse que no
de Hungrra. esté lejos el momento en que la alcance. Un buen
ejemplo es la p•rtlda ganada a Knaak, que lnclul·
Muy duro tuvo que correr el GM búlgaro lvan
moa en este trabajo.
Radulov para poder hacerse justicia, después de
un comienzo desacertado. Cerca ya de las ron· Con Igual puntuación que Andrés finalizó José
das finales, hubo de ganar cuatro partidas en Lula VlleiR, alejado a tres puntos de la norma de
sucesión para finalmente ubicarse en el quinto Gran Maestro y lejos aún de la forma que le par·
lugar. mita salvar esta distancia.

4
El arbitraje corrió a cargo de Rol ando B runo
Vázquez como Arbi tro Principal , de los AAII An­
drés Acosta y Carlos A. Pal ac i o y de los AAN N
Lázaro Darromán Cot i l la y Rol ando Ol iva, q u i enes
real izaron una labor verdaderamente g igantesca,
deb ido a la g ran cantidad de partidas d i sputadas
d iariamente .

PRE M I E R 1

l. lvanov Guill. García


Defensa lndobenoni

1 .P4D C3AA 2 .P4AD P3 R 3,C3AA P4A

Muy meritoria el sexto puesto alcanzado La defensa lndobenoni , que ll eva inexorable-
por el MI Juan Fernández. mente a una l ucha aguda vi ene como ani l l o al
dedo a l esti lo emprendedor de G u i l l ermito.

4 .PSD PxP S.PxP P30 6.C3A P3TD

Pese a encajar s e i s derrotas , el mexicano Mar­ Con el propósito de evitar la continuaci9n 6 .


cel S i sni ega quedó . sólo a med i a unidad por de­ P3CR 7 .P4R A2C B.ASC + .
bajo del cincuenta por ci ento de los puntos, a l
7 .P4TD P3C 8.P4R A2C 9.A2R 0·0 10.0-0 T1 A
ganar c inco y entablar sólo d o s de sus encuen­
1 1 .C20 C D20 1 2.02A
tros. A i déntico puntaje l l egaron el GM Jesús
Nog u e i ra que. envuelto en una m a l a racha ya bas­
tante prolongada , parece neces itar un descanso
l uego de tantas competenc ias suces i vas y el MI
Jorge Armas , que ti ene como argumento atenuan­ La mejor actuación de su carrera realizó el

te una seria afección pul monar que le l l evó a colombiano Alonso Zapata, quien recibe su trofeo

apl azar varias parti das . correspondiente al ter. lugar del Grupo Premier 1/.

Malas demostraci ones de Ade lkis Remón y


Joaqu ín C. Díaz, más aún del pri mero que reg resó
de ganar un torneo en México .

Lex i s Ortega j ugó por debajo de su forma, que


deberá recuperar para l l egar a su norma defini­
tiva de MI, m i entras que a GuHiermo Estévez ,
como a Nog u e i ra , esti mamos l e urge un prol on­
gado período de absti nenc i a ajed recística para
poder retornar con éxito a l i des de esta enver­
gadura.

En el G rupo de M aestros, el colombi ano José


Antonio Gutiérrez s e h izo muy merecidamente
del primer lugar, que mantuvo de princ i p i o a fin
sin dificu ltad al guna, seguido de l os cubanos Al­
berto Barrera s , que cump l i ó su pri mera no rma de
MI. y C i ro A . Fernández. q u i en real i zó su mejor
actuación en varios años.

El G rupo de la Sol i dari dad , entretanto. fue


ganado por el joven nicaragüense R ené P i l a rte ,
quien en la última ronda se i mpuso a su más
cercano persegu idor, el cubano Juventino H erre­
ra . El tercero correspondi ó a Ramón Mateo , una
promesa del ajed rez dom inicano.

5
28. AxC 29.PxA TxP 30.PxP T3T ! 3 1 .P4CR

S i 3 1 .P4CD TxA + 32. RxT 04T + 3 3 . R 1 C R 1 T!


y no hay defensa : 34 .R2A T1 R 35.T30 , DST +
36.R 1 C ASO + 37 .TxA DxT + 38.R 1 T DST + 39 . R 1 C
DxP, etc . , o bi en, 34.P4A ASO .

31 . A4R 32.P4A ASO 33.D4A

El cambio de Damas , como seña lábamos , equi­


val e a capit�lar, pero no hay alternativas. No
funcionaba 32 .02CR T1 R con ganancia de mate-

El GM Rainer Knaak, de la ROA , y el MI húngaro


'
A tila Groszpeter, colocados en tercero y cuarto.

El MI Liubomir Ftachnik llegó, venció y convenció.

También es pos i b l e jugar d i � ectamente 1 2.T3T,


como en la partida Bagi rov-Jansa, Yugoes lav i a ,
1 978 , q u e conti nuó: 1 2 . T 1 C 1 3.P5T D2R 1 4 .C4A
y ahora , en vez de 1 4 . P4CD?! , las negras d i s-
ponían de 1 4 . C4R, que l es proporcionaba un
juego sati sfactori o .

12 . T1 C 1 3 .T3T P3C 1 4 .P3CD

Es conocida la ineficacia tanto de 1 4 .P4A PSA! ,


csomo de 1 4.R 1 T C4 R , con mejores pos i b i l i dades
para el negro en ambos casos .

1 4. C4R 1 5.P3T P4CR 1 6 .C4A PSC 1 7.CxC TxC


1 8.A4AR T1R 1 9.PxP CxPC 20.AxC AxA 21 .C 1 D
D3A!

Luego de una secuencia bastante forzada , la


superi oridad estratég i ca de las negras salta a l a
vista, debido a su mayoría móv i l en e l fl anco
Dama , que en la fase f i nal será decisiva. Con
21 . 03A! , el GM cubano i n icia u n plan desti­
nado a l l evar a su oponente precisamente al final ,
debido a las amenazas d i rectas que deberá en­
frentar en el centro y flanco rey.

22.A2T

A 22.A3R seui ría 22 . D3C 2 3 . P3A A6T se-


guido de P4A, quedando el a l f i l bl anco rnás
expuesto que en la parti da , aunque desde 2TR
será i ncapaz de atajar la mayoría de peones ne­
gros en el futu ro .

22 . D3C 23.P3A ASD+ 24.R 1 T A 1 A 25.C3A P4A


26.C2R A2C R 27 .C4A D2A 28.C6R

No hay retorno pos i b l e . A 28 .C3T ó 28.C2R


seg u i ría 28 . 03 � .

6
rial, debido a la amenaza T6R-6TR.

33. T&T! 34.DxD+ RxD 35.R2C T & D 36.T3A


TxT 37.RxT T 1 R 38.P4C PSA 39.A3C A7C 40.T3R
P&A 4 1 .TxT RxT 42.A 1 R P7A 43.A2D P4D ! 0·1

V. Razuvaev S. García
Inglesa

1 .P40 eJAR 2 . P4AO PJR J.eJAR P4A 4 . PJeR PxP


s.exP ASe + 6 .eJA esA 7 .030 04T 8 .eJe 04AR
9 .PJR eJAD 1 O .A2e eJO 1 1 .PSA esA 1 2 . DJD
DxD 1 J.Px0 es-41 1 4 .exe exe 1 S.AJR PJO 1 6.PxP
AxP 1 7 .ese A 1 e 1 8.101 A 0-0 1 9.R2R T1 D 20 .e4D
A4R 2 1 .P4eD Axe 22.PxC 11 e 2J.T7A .PJeD
24 .1xPT PxP 2S .AxA 1xA 26 .TxP1 TJO 2 7 . RJR AJ1 El colombiano José A. Gutiérrez. ganador
28.11 D T7e 29 .A 1 A P4A JO .P4TR TJA J1 .120 T8C segunda ocasión del Grupo Maestros.
J2 .A2R R2A JJ.1J1 AJA J4 .1Je 18-8AD JS.T2-2e
TJ-4A J6 .TJT 1JA J7 . R 20 T8TO J8.T2A TJO J9.T1 A
TxT 40.RxT A2C 4 1 .R20 A40 42 . RJR PJT 4J .PST
1Je 44.T7T 18e 4S.P41 T8TD 46.PS1 161 47 .161
R4R 48.T7T AJA 49.P4A T8T SO.P61 T8eR S 1 .170 G. Lebredo J. Fernández
1xP + S2.R40 T8C SJ .P71 A8T '12.:Y2 Trompovski

1 .P40 eJAR 2 .Ase PJeR J.Axe PxA 4.PJR A2e


S.C20 P4AR ·6.0JA eJA 7 .PJA PJC 8.AJD A2C
9 .0JC AJA 1 0.P4TR e2R 1 1 .C2R PJO 1 2 .0-0-0 020
1 J.PJA 0-0-0 1 4 .P4 R PJTR 1 S.D2A t.\2C 1 6 .CJCR
PxP 1 7.PxP TR 1 A 1 8.TR 1 A P41R 1 9.R 1 C R1C
20.04A e1 C 2 1 .C4A 02R 22.T 1 T AJTR 2J.D2A eJA
A sólo medio punto de la norma de MI quedó
24.101 R ese 2S.02A A2C 26.CJR CxC 27.TxC
Miguel Andrés. evidenciando notables progresos.
AJAR 28.PSR AxP1 .29.C4R PxP JO.PxP A4C J1 .CxA
OxC J2.T2 R T40 JJ.P6R PxP J4 .AxP 1 1 - 1 D JS.AxP
T70 J6.TxT TxT J7.0 1 A OxP J8 .T 1 R ASA + J9 . R 1 1
T7AO 40.01 C 070 4 1 .T1 e 071 42 .T1 R A4A 43.0 1 0
TxP 44.04T 17 AR 4S.A8R D6e 46.040 D7C
47 .04AO ASA 48.DxPR 0·1

Gi ld. García R. Vera


Sicil iana

1 .P4 R P4AD 2 .eJAR PJD J.P4 D eJAA 4 .eJAD PxP


s .exP eJA 6 .AseR A2D 7.020 11 AD 8 .0-0-0 exC
9.DxC 041 1 0 .AJR PJ10 1 1 .PJA P4eD 1 2 . R 1 e P4R
1 J.D7T D2A 1 4 .DxP Pse 1 S .A6e 0 1 e 1 6 .eSD exe
1 7 .Txe A2R 1 8 .ASe AJAD 1 9 .A2A R2D 20 .TR 1 D
PJA 2 1 .TSA AxA 22 .1xA 01 1 2J.17C + R1 R
24.DSe + R 1 A 2S .D7D 11 R 26.A 1 R 1 -0

A. Bueno l. lvanov
Sici l iana

1 . P4 R P4A D 2 .CJAR eJAD J . P4 D PxP 4.CxP PJeR


S . CxC PCxC 6 .040 PJA 7 .A4AD P4R 8 . DJD C2R
9.eJA A2eD 1 0 .P4A P4D 1 1 .PxP D PxPD 1 2 .ASC +
R2A 1J.PxP PxP 1 4 .. 0-0 + R2C 1 S .ASC DJC +
1 6 . R 1 1 P5R 1 7.DJC D3R 1 8.16A D 1 A 1 9 . DSR R1 C
20.TxA+ Dx1 2 1 .AxC D4A 22 .A6A 1 -0

7
V. Razuvaev R. H uerta
Catalana

1 .P4D C3AR 2 . P4AD P3 R 3 .C3AR P4D 4.P3C R A2R


5 .A2C 0-0 6 .0-0 PxP 7 .P41D P4A 8.PxP C3A
9.CD2D AxP 1 O.CxP D2R 1 1 .C3-5 R CSCD 1 2 .A3 R
AxA 1 3 .CxA CR4D 1 4 .CxC PxC 1 5 .C3A A4A 1 6 .C4 D
ASR 1 7.A31 D4R 1 8 .P3R 10 1 0 1 9 .T 1 A 130 20 .13A
P41D 2 1 .P3A 131R 22 .A4C P4A 2 3 . PxA PxA
24 .1x1 + Rx1 25 .DxP 1JAR 26.D8A + R2A 27 .17A+
R3C 28 .D4C+ 1 -0

S. García A. Bueno

Inglesa

1 .P4AD P4 R 2 .C3AD C3AR 3 .C3A C3A 4.P3R P3C R


5.P4D P3D 6 .A2R A2C 7.P4CD 0-0 8.PSC PxP 9 .PxP
C2R 1 0 .P41D P41D 1 1 .0-0 P3C 1 2 .A31 P31 1 3 .11 A
P4C 1 4 .11 R C3C 1 5ñ P3C C2D 1 6 .030 A2C 1 7 .C2D
P4A R 1 8 .A51 C2R 1 9 .D3R C3AR 20.A3A AxA
2 1 .CxA 11 R 22.06R + R 1 T 23 .D7A D2D 24 .PSA
PDxP 25.PxP C2- 1 C 26.D4A CSR 27 .CxC PxC 28.TxP
D4A 29.1 1 -1 R 1 1 A R 30.T1 -3R 1R 1 D 3 1 .D6R DxD
3 2 .TxD PxP 33 .AxP 180 + 34 .R2C T 1 - 1 D 35 .P3T
Muy buenos los resultados del cienfueguero 18TD 36 .A31 C3A 37 .A2C C4D 38.T8R+ R2T
Alberto Barreras: segu."ldo lugar y primera norma 39.T3-7R 1 -0
de MI.

R. Huerta Guill. García


Su mejor actuación en años logró el MI Giro
India del Rey A. Fernández, ubicado tercero en el Maestros.

1 .P4D C3AR 2 .P4AD P3 D 3 .C3AD CD2D 4 .C3A


P4R 5 .P4R P3C R 6 .A2 R A2C 7 .0-0 0-0 8.1 1 R P3A
9 .A 1 A P41D 1 0 .PxP PxP 1 1 .C41D P3C 12 . D2A A31D
1 3 .P3CD P4C D 1 4 .C2C D2R 1 5 .C3D 1R 1 A 1 6 .A2C
C1 R 1 7 .P3C C3D 1 8.PSA C2C 1 9 .A31R PSC
20.101 D AxC 2 1 .1xA C2DxP 22 .120 11 D 23.1 1 -1 D
1x1 24.Tx1 P3A 25.C 1 R A31 26.11 D 11 D 27.C3D
R 1 A 28.A 1 AR CxC 29.1xC 1x1 30.Dx1 C4A 3 1 .D2A
030 32.D4A A7D 33 .P41D R2C 34.A2R P41 35 .P41
ASA 36.AxA PxA 37 .DxP CxPR 38.D3R DSD
39.D3AR P4AR 40.A61 R 1 A 4 1 .A7C D4A 43.R2C
R2R 43.D2R D4D 44 . R 1 C R 3 D 45 .A61 DxP 46.A4A
DxP1 47.A7A DSD 48.021 P51 49.D6R+ R2A 0-1

R. Vera A. Bueno
Chigorin

1 .P4D P4 D 2.P4AD C3AD 3 .PxP DxP 4.C3AR P4R


5.C3A ASCO 6.P3R PxP 7 .PxP ASC 8.A2R C3A
9 .0-0 D2D 1 0 .P5D AxCR 1 1 .AxA C2R 1 2 .D3C AxC
1 3 . PxA T1 CD 1 4 .P4A 0-0 15.A2C D4A t6 .A31 T 1 R
1 7 .P6D PxP 1 8.AxP 101 0 1 9 .PSA C 1 A 20.DxPC
CxA 2 1 .PxC 120 22.061 D4A 23.1R 1 D T1 -1 D
24.101 A D3C 25 .DxD PxD 26 .16A 1 -0

8
F.Ochoa Gild. García
Alekhine

1 .P4A C3AR 2 .e3AD P40 3 .PxP exP 4 .P3eR exC


5.PCxe P3eR 6 .A2e A2C 7 .A3TD 0-0 a .e2R 020
9 .0-0 T1 R 1 0 .T1 R e3A 1 1 .T 1 e P3e 1 2 .e4D A2C
1 3 .exe Axe 1 4 .AxA DxA 1 5 .AxP 040 1 6 .T 1 T P4AD
1 7.T3R P4TR 1 8 .02R TD 1 A 1 9 .AxP TxT 20.AxT DSR
2 1 .06T T2A 22.030 03A 23.P4TR P4eO 24.T1 C
P3T 25.P4T T2C 26 .PxP PxP 27.080 + R 2T 28.T 1 T
A3A 29 .08TD 020 30 .T7T TxT 3 1 .DxT 040 32.DSA
DSR 33.DxPe AxPT 34 .04e DxD 35.PxD A2R
36.PSC 1 ·0

V. Razuvaev G. Lebredo
G. D. Aceptado

1 .P40 P40 2.P4AD PxP 3 .e3AR e3AR 4 .P3 R ASC


5 .e3A P3 R 6.P3TR A4T 7 .P4eR A3e B .esR e020
9 .exA PTxe 1 0.03A P3A 1 1 .AxP Ase 1 2 .A2 D 03C
1 3 .A3e P4TD 1 4 .T 1 D P4e 1 5 . R 1 A PST 1 6 .A4A P6T
1 7 .P3e 04T 1 8.P4 R 0-0-0 1 9.P5 R exPe 20.Dxe
AxC 2 1 .AxPe TD1 R 22 .P4T P4AD 23 .PxP exPR
24 .04R OxP 2S .T1 A OSO 26.02A ese 27.A3R
exA + 28.Pxe 03A + 29 . R 2 R 1 ·0

J. Fernández Guill. García


Inglesa

1 .P4AD P4 R 2 .e3AD P30 3 .P4D PxP 4.DxP e3AD


5 .020 P3eR 6.P3eD A3T 7 . P3 R P4A B .A2e e3A
9.P3e e4R"1 0.P4A e4-2D 1 1 .A2e A2e 1 2 .e3T P4TD
1 3 .e2A e4A 1 4.TD 1 O 0-0 1 5.0-0 A2D 1 6.P4R PxP
1 7.e3xP eRxe 1 8.CxC Cxe 1 9 .Axe A3AD 20 .A50 +
R 1 T 2 1 .TR1R 020 22 .A6R D2R 23 .A5D 020 24 .T2R
A3xA 25 .AxA + DxA 26.DxA T D 1 R 27 .TxT + TxT
28.DxPe D6A 29 .D2e PST 30 .020 D6R + 3 1 .DxD
TxD 32.R2A T6AD 3 3 .T 1 R 1;2·1;2

Gui l l. García S. García


Siciliana

1 .P4AD P4AD 2 .e3AR P3eR 3 . P40 PxP 4 .exP e3AD


5 .P4R e3A 6 .e3AD P30 7.A2R exC B .DxC A2C
9 .Ase 0-0 1 0 .020 P3TD 1 1 .0-0 A2D 1 2 .TR 1 R A3A
1 3 .A1 A T 1 e 1 4 .TD 1 A T1 R 1 5 .P4eO P4eO 1 6 .PxP
AxP 1 7.exA PxC 1 8.T6A T2e 1 9 .02A D 1 T 20.A 1 A
Cse 2 1 .P3TR e4R 22 .T7 A esA 23 .TxT DxT 24.P4TD
T1 A 2S.PxP e6T 26 .030 e7A 27.T 1 D exP 28.D 1 e
e3T 29.A3R e4A 30.T 1 A T 1 T 3 1 .P3A T6T 32 .A2A El nicaragüense René Pi/arte, el cubano Juventino
A3T 33 .T2A A()R 34.AxA TxA 35.0 1 T T6e 36.T2T Herrera y el dominicano Ramón Mateo. ocupantes
P4R 37.R2T TxPe 38 .AxT DxA 39 .TBT + R2e 40.07T de los tres primeros lugares en el Grupo de la
ose 4 1 .07R 1 ·0 Solaridad.

9
R. Navarro J. Fernández R. Huerta E. Vera

Veresov Owen

1 .P4D C3AA 2 .C3AD P4D 3 .A5C A4A 4 .020 P3A 1 .P4A D P3CD 2.P4D P3R 3 . P3TD P4D 4.C3AD A2C
5 .P3A CD2D S .0-0-0 P3TA 7 .AxC CxA 8 . D4A P3A 5 .C3A A2A S.PxP PxP 7 .P3C A C3AA 8.A2C 0-0
9 .P4A A2T 1 0 .A3D A2 A 1 1 .A 1 C PxP 1 2 .AxP CxA 9.0-0 T1 A 1 0 .A4A P4A 1 1 .T 1 A C3T 1 2 .D2A C2A
1 3 .CxC 0-0 1 4 .C2A P4TD 1 5 .P4CA PST 1 S.TA 1 C 1 3.TA 1 D TD 1 A 1 4 .A3T C3A 1 5.A3A P3TD 1 S.C5C A
T4T 1 7. A 1 T A 1 T 1 8 .T2C PST 1 9 .PBC P4 A 20.D 1 A A 1 A 1 7 .A2C CxP 1 8 .AxC PxA 1 9 .TxP A4A ?O.T4AA
PxP 2 1 .CxP AxC 22 .PxA A4C 23.01 C P4AD 24 .C2A P3T 2 1 .C3T CSA 22.030 D2A 23 .P3A .A xPT 24 .T1 C
D3A + 25.P3A D6A 2S.T 1 - 1 C T1D 2 7 . D 1 AA DxPA AxP 25 .CxP AxC 0-1
28 .C3C OSA 29 .04AD P4CD 30.DxPAA DxP +
3 1. A 1 C AJA 0-1
S. García R. Navarro
l. lvanov R. Vera
Ruy López
Siciliana
1 .P4A P4 A 2 .C3AA C3AD 3.A5C P3TD. 4 .A4T C3A
1 .P4A P4AD 2 .C3AA P3D 3 .P4D PxP 4 .CxP C3AA 5 .0-0 P4C D S .A3C A2A 7 .T1 A P3D 8.P3A 0-0
S.C3AD P3TD S.A2A P4 A 7 .C3C A2A 8 .0-0 0-0 9 .P4D ASC 1 O .A3R T1 A 1 1 .CD2D P4D 1 2.P3TA
9 .A 1 T PJCD 1 0 .P4TD CD2D 1 1 .A4AD A2C 1 2.D2A P AxP 1 3.PAxP AxC 1 4 .DxA PxP 1 5.CxP C4TD
CxP 1 3.CxC P4D 1 4.A3D PxC 1 5 .AxPA AxA 1 S .DxA 1 S.A2A CSA 1 7.A5C C2D 1 8 .CSD CxC 1 9 .AxA D 1 A
P4A 1 7 . D4A+ A1T 1 8.T1 D D1 A 1 9 .P3AD T 1 D 20 .TD 1 A D2C 2 1 .DxD CxD 22 .AxP+ AxA 23.TxP
20.T1 A PSA 2 1 .C2D C4A 22 .C4A CSD 2 3 .T 1 A PSA C3A 24 .TxC C4D 25.A 1 A CxA 2S.T 1 xC TxT 27.TxT
24.DSA PxP + 25.AxP D4T 2S.P3A CBA + 27.A 1 T T1 D 28.TxP TxP 29 . A 2 A T5T 30.P3T P4T 3 1 .T7C PSC
CxP 28 .P3T T4A 0-1 32 .PxP 1 -0

-- - -- - -- == -- u

XVI CAPABLANCA IN M EMORIAM

P R E MJ E R 1

Mayo 19 al 7 de junio de 1980

2415 Cat. VIl GM 10 IM 7,5 FM 6

Pes. .lapdorea Titulo Fed. Elo 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 G. P. o¡o

1. Garcra Guillermo GM Cuba 2505 • o 1 1 1 9.5 3.5 73


2. Razuvaiev Vurl GM URSS 2515 • 9 4 69
3 Pfleger Hefmut GM RFA 2525 • 8.5 4.5 65
4 García Glldardo IM Colombia 2440 1 o • o 1 8.5 4.5 65
5 Vera Reynaldo IM Cuba 2400 o • o 8.5 4.5 65
6 Fernández Juan IM Cuba 2390 o 1 • o 1 7.5 5.5 57
7 Rlvas Manuel España 2375 o o • 1 7.5 6.5 57
8 Ochoa Javier España 2410 1 • o o 6:5 6.5 50
9 García Sllvino GM Cuba 2450 o o o 1 • o 1- 1 6 .5 6 .5 50
10 lvanov lgor URSS 2430 o o o 1 • 1 o 1 6 7 46
11 Huerta Ramón Cuba 2300 o o o o 1 o o • o 1 4 9 30
12 Lebredo Gerardo IM Cuba 2375 o o o o o o o 1 o 1 • 1 4 o 30
13 Bueno Alfredo Cuba 2370 o o o o o o 1 o • o 3 w 23
14 Navarro Roberto México 2325 o o o o o o o o o o 1 • 2 11 15

Arbitro principal: ANDRES ACOSTA Al 40 Jugadas 2:30 horas

10
H. Pfleger G. Lebredo M. Rivas H. Pfleger
Holandesa Pire

1 .P40 PJR 2 . P4AD P4AR J.CJAO eJAR 4 .e3A P40 1 .P4D P3D 2.P4R CJAR J.CJAD PJCA 4 .PJCR A2C
S.PxP PxP 6.Ase PJA 7.02A A2R 8 . PJR 0-0 9 .A30 S .A2C 0-0 6.CR2R C D20 7.0-0 P4 R 8.PJTR PJA
CSR 28 .eJR e4-3R 29 .02A 030 30 .e�3R 34.e4-JR 9 . P4TD PxP 1 O .CxP P4TD 1 1 .PJC C4A 1 2 .T1 R T1 R
1 J.C20 A2e 1 4.PJA CxC20 1 S .OxC 04e 1 6 .P4CO 1 3 .A2C D2A 1 4.020 A2D 1 S .R2T TD1 D 1 6 .T2R P4T
TD1 R 1 7 .T2 R C3A 1 8 .P4TD T2 R 1 9.T 1 - 1 R T 1 - 1 R 1 7.D4A C2T 1 8.C3A P4A 1 9 .PxP AxP·20.T 1 - 1 R JxT ·

20.A2A PJTO 2 1 .PST P4e 22.e 1 0 A 1 A 2J.C2A D3T 2 1 .TxT T 1 AR 22 . D4A + D2AR 2J.DxD + RxD
24.e30 e20 2S.P4A T3R 26 .T 1 AR DST 27.01A DxD 24.C 1 DAxA 2S .CxA P4D 26 .C4D C3A 27.PJAR
28.T1 xD T1A 29.T 1 AA T2A JO .PJT PJC J1 . R2A R2e A 1 A 28.P4T T1 R 29 .TxT CxT 30.C 1 e eJD J1 . R2A
32 .A 1 e A2e 33.T 1 A T 1 - 1 A 34 .A 3A T 1 A R JS.P4e R3A 32 .A1A R4R Y2�Y2
PxP J6 .PxP T 1 - 1 R 37.T 1 T A 1 e JB.Pse T 1 AA 39 .C2A
A 1 A 40 .e4e T 1 - 1 A 4 1 .T2-2T T 1 A 42 .e6T + A2e
43 .eSA + 1 ·0

PREMIER 1 1
Gild. Gareía H . Pfleger
Pire R. Knaak M. Andrés

1 .P4R PJD 2 . P40 eJAA J.CJA O P3eA 4 .e3A A2C


lndobenoni
S.P3TR 0-0 6.A3A e020 7 .020 P4A 8.PxP PxP
1 .P4D C3AR 2.P4AD P4A 3.PSD P3CR 4.C3AD A2C
9.A4AO 02A 1 0 .0-0 P3A 1 1 .P4TO e4A 1 2.ASeA
S.P4R 0-0 6.A3D
02A 1 J .T1 R AJA 1 4 .0JR eJ-20 1 S .A 1 A PJA
1 6 .A6TR P4T 1 7 .AxA AxA 1 8.P4T P4T 1 9 .e20 A2A Menos popu lar que 6.eJA esta continuac ión
20.e4A CJA 2 1 .0Je e2-4A 22 .TD 1 O T01 O 23.e3A no está exenta de pel i g ros para el neg ro . desde
TxT 24 .TxT T1 O 2S .TxT OxT 26 .C4A P3C 27 .PJA que fuera revivida en la famosa pa rtida Penrose­
eso 2B.e3A e4-3A 29.02A 030 30 .e3A- 1 O e4AD Ta l , ganada por el británico en la O l i mpíada de
3 1 .CJA AJA 32 .PJeD A2A 33.A4A e4-JA 34.A2T Lei pz i g , 1 960 .
D6T 3S.020 D2R 36.D 1 A R 1 A 37.CJA- 1 D P4A.A
P3D 7 .CR2R
38.PJA PSA 39.e 1 A P4eO Y2-1,(2 6.

La alte rnativa 7 .CJA PJR 8 .0-0 PxP 9 .PRxP re-


su lta bastante molesta para el segundo jugador .
Guill. Gareía Gild. Gareía El encuentro Ani kaev-Bal ashov en el Campeonato
Soviético 1 979-80 continuó: 9. ASC 1 0.PJTR
Inglesa
AxC 1 1 .0xA C020 1 2 .01 O T1 R 1 J .A20 PJTO
1 4 .P4TO T2 Á 1 5 .02A 02A 1 6.TD 1 R T D 1 R 1 7 .TxT
1 .P4AD CJAR 2.C3AO P3A 3 . P4A P4D 4.PSA PSD
TxT 1 8 .P4CR C4R 1 9 .A2 R con ventaja blanca .
S.PxC PxC 6.PCxP DxP 7.P40 P4A 8 . D2A A2A 9.PxP
DJC 1 0.P4TR CJA 1 1 .PST D4A 1 2 .C3A P3A 1 3 .P6T 7 P3R 8.0-0 PxP 9.PAxP P3C
P3CR 1 4.PxP DxP 1 S.C4D Cxe 1 6 .PxC 0-0 1 7.PSA
También es pos ible 9 . PJTD 1 O.P4TD CD2D
AJA 1 8.T1 CD TD 1 R 19 .AJA PJC 20.D2A A4A
1 1 .ASCR PJT 1 2 .A4T D2A 1 J.PJA C4R 1 4 .A2A A2D
2 1 .04A+ R 1 T 2 2 .T1 A ASA 2J.T2T PJA 24 .A2R A 1 D
con buenas posibi l idades para l as neg ras .
25.PxP PxP 26.R 1 A A2A 27 .TJT A40 28.DJA TxA
0-1 1 0.P4TD C3T 1 1 .P3T CSCD 12.A 1 C P3TD 1 3.ASC
P3T 1 4.A3R
V. Razuvaev R. Vera
Después de 1 4 .A4T T 1 C 1 5 .P4A T1 A seguido de
Semi-Eslava P4CD , el neg ro no tiene nada que temer.

14 . T1 R 1 5.020 R2T 1 6.P4A T1CD 1 7.11 0 P4CO


1 .P4D P4D 2 .CJAR PJR 3 .P4A P3AD 4 .D2A CJA
1 8.P5T PSAI
5.PJCR A2R 6.A2C 0-0 7.0-0 PxP 8.P4TD P3CD
9.T1 D CJT 1 O .DxP C5C D 1 1 .CJA AJT 1 2 .0JC T 1 A Tomando definitivamente la iniciativa. Si a hora
1 J.ASC D 1 A 1 4 .CSR P4A 1 S .PxP PxP 1 6 .AxC PxA 19 .C4D A2D con la amenaza 20 . C6D como en
·1 7.C7D PSA 1 8. DxC Axe 1 9 .CvP + R2C 20.CxD + la partida , y no es conveniente 20 .eJxP PxC
TAxC 2 1 .CSC AxC 22.PxA A4A 2J.T4T AJC 24 .PJA 2 1 . DxC CxPR 22 .AxC TxA 2J.02D OST con ven­
TR 1 D 2S .TxT TxT 26.TxPA T80 + 27.A 1 A T7D taja evidente .
28.P4C D PJTR 29.T4R RJA 30.R2C R2R J 1 .P4C R3A
1 9.C3C C601 20.AxC PxA 21 .P4C
32 .P4T R2C JJ .RJA A 1 O J4.RJC TSD JS .A2 R T8C +
36 .R3T TST + 37 .R2C T8R lf2·lj2 A 2 1 .0xP segui ría 2 1 PSC 22.C4T P4T.

11
21. P4T 22.DxP PST 23.C1 A CxPR ! 24.CxC A4A 20 .P5R DxP 2 1 .A6C+ R 1 A,22 .D3D T1 A 2J.T2R TxC
25.TD 1 A 24 .DxT DxD 25.PxD TxPC 26.T 1 - 1 R P4D 27 .TxP
AxT 28.TxA T7C 29 .PJT T6C JO .ASA TxPA 3 1 .T6C
N o 25 .C5C + DxC! y la to rre d e 1 TD queda "en
T2A J2 . R 2 D R2C JJ.RJD A4A J4 .T6R R2A J5.T2R
prise"
T2R J6.TxT RxT J7 .A8A P4C D J8 .AxP PSC J9 .R2R
25 . TxC 26.D3C D2R 27.T6A T1 R 28.TxPT P4A 40.RJA AJA 4 1 .A8A R4R 42 .A7D :Y2·:Y2
Forzado. Si 28 .A 1 A T7R 29 .TxPT (29 .T2D D2T +
30.R 1 T D7A 3 1 . DJA DxD J2 .PxD TBR) DSR JO . DJA J. C. Díaz R. Knaak
(JO.CJR TxC traspone a la cont i nuación de la pa r- Francesa
tida) DxD J1 .PxD TBR! J2.TxT TxT JJ .A2 D TB D
ganando . 1 .P4R PJR 2 .P4D P4D J.C2D CJAR 4 .P5R CR2D
S .AJD P4AD 6 .P3AD PJC D 7 .C2R AJT B .AxA CxA
28. TxA 29.CxT DxC + 30.DxD TxD
9 .0-0 C2A 1 0 .CJA PSA 1 1 .C4A P4C D 1 2 .T1 R CJC
La activa torre negra y más aún la pareja de 1 J .C5T PJTR 1 4 .A4A 020 1 5.AJC 0-0-0 1 6.A4T
alfi les, dec i d i rán e l encuentro rápidamente . El T1 R 1 7 .PJCD PxP 1 8 .PxP R2C 1 9 .D2R T1 T 20.T5T
resto se explica por s í mismo . DJA 2 1 .T1 AD P4C R 22.AJC ASC 2J.T2T AxP
24 .P4CD P4TD 25 .PxP C 1 A 26.C2D PSC 27.C 1 C
31 .T6C T7R 32.P6T T7T 33 .TxPC TxP 34.TST T3C
C4C 28.CxA CxC 29D .DJR CJC JO .T2C TxP 4 1 .P4T
3S.PSC A6A 36.T6T TxP 37.TxP A7A! 38.T1 AD
R 1 T J2 .TxPC C7R+ JJ . DxC DxT+ J4 .R2T T8T
ASO+ 39. R 1 T T7C 40.T1 R AS R ! 0-1
JS . RJT CSA J6 .DJA D8T+ J7.R4C D8D J8 .PxP
DxP+ J9 .RJT PxP 40 . R 2T 080 0-1
A. Zapata L. Ortega
Sici l iana A. Remón M. Andrés
1 .P4R P4AD 2 .CJAR PJD 3.P4D PxP 4.CxP CJAR lndobenoni
S .CJAl· PJTD 6 .A5C PJR 7 .P4A A2R 8.DJ� PJT
9 .A4T D2A 1 0 .0-0-0 CD2D 1 1 .AJD P4C R 1 2 .PxP 1 .P4D CJAR 2 . P4AD P4A J.PSD PJC R 4 .CJAD A2C
C4 R 1 3.D2R CJ-SC 1 4 .CJA CxC 1 5 .PxC PxP 1 6.PxC 5 .P4R 0-0 6 .AJD PJD 7 . P4A PJR 8 . PxP AxP 9 .CJA
TxA 1 7 .TD 1 A A2D 1 8 .T2A D4A 1 9 .T1 - 1 AR PJA CJA 1 0 .P5A A2D 1 1 .0-0 CSD 1 2 .A5C AJA 1 J .D2D

XVI CAPABLANCA IN M E MORIAM

P R E M I E R 1 1
Mayo 19 al 7 de junio de 1980

2426 Cat. VIII G M 9,5 IM 7 FM 5.5

Pos. Jugadores Título Fed. Elo 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 G. P. o¡o

1 Zapata Alonso IM Colombia 2410 • 1 9.5 3.5 73


2 Ftachnik Lubomir IM CSSR 2470 • o 9.5 3.5 73
3 Knaak Rainer GM ADA 2535 o • o o 1 1 8.5 4.5 65
4 Groszpeter Atila IM Hungría 2480 o o • o 1 1 1 1 1 8.5 4.5 65
5 Radulov lvan GM Bulgaria 2465 1 • o 1 o o 1 7 6 52
6 Andrés Miguel Cuba 2345 o • o o 6.5 6.5 50
7 Vilela José Luis IM Cuba 2410 o 1 o 1 • o 6.5 6.5 50
8 Sisniega Marcel IM México 2420 o o o 1 1 • o o o 1 6 7 46
9 Nogueira Jesús GM Cuba 2456 o o o • 1 6 7 46
10 Armas Jorge IM Cuba 2415 o o o o • 1 6 7 46
11 Remón Adelquis IM Cuba 2395 o o o o o o 1 • 5.5 7.5 42
12 Díaz Joaquín C. IM Cuba 2400 o o o 1 o 1 o o o • 5 8 38
13 Ortega Lexy Cuba 2380 o o 1 1 o o o o o • 4.5 8.5 34
14 Estévez Guillermo IM Cuba 2390 - o o o o- o o- - o o o • 2 11 15

Arbitro Principal: LAZARO DARROMAN BOTILLA 40 Jugadas 2:30 horas

12
03C 1 4 .10 1 C 10 1 R 1 S .04A CxP 1 6 .P6A CxC + AxC + 2 1 .0xA PxP 22 .04C P40 23.10 1 0 AJA
1 7 .TxC CxA 1 8.0xC T4 R 1 9 .04T 0 1 0 20 .T4A T4T 24 .A30 P4CR 2S.TSR 02C 26.T1 -1 R T2R 27.P4TR
2 1 .02A AJT 2 2 .T1 A R T1 R 23 .1JA AxT 24 .0xA 16R PxP 28.0xP1 1 1 - 1 R 29 .TS1 P4R 30 .TxP PSR 3 1 .PxP
2S.01 O 01 R 26.A2R T4-4R 27.R2A OJR 28 .AJA OSO + 32. R 1 T PxP 33 .1 1 AR 12A 34 .A4A 1 -0
OxPAO 29 . R 1 C T60 30.0 1 C P40 J 1 .A2R OSO +
32.R 1 T T70 JJ.AJA PJT 34 .0 1 A T7AR 3S.01 0 1xT + A. Zapata J. Armas
36 .0xT 070 37.C2 R 0-1
Siciliana
A. Groszpeter M. Sisniega 1 .P4R P4AO 2 .CJAR CJAO 3 .P40 PxP 4 .CxP C3A
Ataque Indio del Rey S .COJA PJO 6.P4A PJCR 7 .CJA A2C B .AJO OJC
9 .02R 0-0 1 O .T0 1 C PJTO 1 1 .PJTO T1 R 1 2 .A3 R 02A
1 .P4R PJR 2 . P30 P4A O J.CJAR CJAO 4 .PJC R PJC R 1 J.O-O P4CO 1 4.CSO CxC 1 S .PxC C 1 C 1 6 .CSC C20
S.A2C A2C 6.0-0 C R 2 R 7 .1 1 R 0-0 S .PSR PJO 9 .PxP 1 7 .PSA CJA 1 8.02A A2C 1 9 .PxP P1xP 20 .101 0 020
OxP 1 0 .C020 P3C 1 1 .C4A 01 O 1 2 .C3-SR A2C 2 1 .CxP RxC 22.0JC T1 T 2J.AxP + R 1 A 24 .TSA 02A
1 J.ASC PJA 1 4 .04C PxA 1 S.CxC CxC 1 6 .AxC AxA 2S .T0 1 AR A 1 A 26.1S-4A 0 1 0 27 .A40 T1 CO 28 .0SC
1 7 .0xP + R 1 l 1 8 .0xA T 1 A 1 9 .D6R ASO 20.T2 R 12C 29 .1xC + Ax1 JO .AxA 1 -0
TJAR 2 1 .04R P4C 22 .CJR 020 2J.04C OJA
24.PJAO AxC 2S.TxA T1 - 1 A 26.T 1 AR T4A 27 .04 R M. Sisniega J. L. Vilela
OJA 28 .07R 1xP 29.0xT + OxO JO.Tx1 0 1 O J1 .T7 A
Siciliana
P4TO J2.1J-7R R 1 C JJ .17C + R 1 A J4 .T7R-7A +
1 -0
1 .F4R P4AO 2 .CJAR PJO J.P40 PxP 4.CxP CJAR
S.C OJA PJR 6 .P4A P3TO 7 .AJO CJA B.CxC PxC
9 .PSR PxP 1 O.PxP C20 1 1 .A4AR OJC 1 2 .C4R C4A
J. C. Díaz L. Ortega 1 J.OJA A2R 1 4 .CxC AxC 1 S .O-O-O T1 CO 1 6 .PJCO
Sicil iana A6T + 1 7. R 1 C OSO 1 8.P3A OxPA 1 9 .T2D A2C
20.T2AO OSO 2 1 .T 1 O P4A 22 .04C ASR 2J.AxA OxA
1 .P4R P4AO 2 .CJAR PJO 3 .P40 PxP 4.CxP CJAR 24 .0xP T1 A R 2S .06A OJC 26 .ASC OxO 27 .Ax0
S.C3AO PJTO 6 .P4A PJC R 7.CJA A2C B .PSR PxP ASC 28.P4C PJT 29.P4TR 11 C JO.PSC PxP J1 .PST
9.0x0 + RxO 1 0 .CxP AJR 1 1 .AJR C 1 -20 1 2 .0-0-0 PSA J2 .P6T PxP JJ.PxP 1 -0
R2A 1 3.A40 AJ1 1 4 .PJC R TR 1 0 1 S .A2C P4C R
1 6.PSA PSC + 1 7 . R 1 C AxPA 1 8 .CxPA A 2 C 1 9 .Cx1 L. Ftachnik M. Sisniega
1xC 20.TR 1 R PJR 2 1 .C4R P4R 22 .AJA AJC 2J.C60
PJC 24.C4A PSR 2S.CSR C40 26 .TxC CxC 27 .AxC +
Inglesa
1 ..0
1 .P4AO CJAR 2 .CJAR PJR J.PJC R P3CO 4 .A2C
A2C S .0-0 A2R 6 .PJD P40 7 .PJC P4A 8 .A2C CJA
G. Estévez L. Ftachnik 9 .P3R 0-0 1 0 .02 R PJTO 1 1 .COJA PxP 1 2 .PCxP
Siciliana 02A 1 J .TR10 TR 1 0 1 4 .10 1 C C20 1 S .C1 R AJAR
1 6 .P4A C2R 1 7 .AxA OxA 1 8 .P4TD CJA 1 9 .C2A
1 .P4R P4AO 2 .CJAR PJO J.P40 PxP 4 .CxP C AJA CSC 20.A 1 T P4TO 2 1 .CJT C 1 A 22.CJT-SC T20
S.COJA PJ10 6 .P4A 02A 7.A2R P4R B.CJC A2R 2J.T2D 1 1 -1 O 24 .1 1 - 1 O CJC 2S .P4R OJA 26.PSR
9.0-0 0-0 1 0.P4TO AJR 1 1 .PSA ASA 1 2 .PS1 C020 A2R 27 .C4R A 1 A 28.AJA C2R 29 .0JA R 1 T JO.P4C
1 J.R 1 1 1R 1 AO 1 4 .AJR AxA 1 S.OxA P40 1 6.PxP CJC J 1 .PSA CST J2 .0JT PxP JJ.PxP OJT J4.CS-60
ASC 1 7.C21 CxP 1 8.CxA CxC 1 9.P6A OSA 20.0x0 P3A JS.P40 PxPD J6 .AxP CJA J7.A2A CxPR
TxO 2 1 .T41 CxP 22 .1x1 CxA 2J.17A CxT 24 .1xC J8.C7A + TxC J9.1xT OSA 40 .C60 CS-6A + 4 1 .R 1 T
PxP 2S.CSA 1 1 AO 26 .P4CO C6R 27.P4C CxP 28 .1xP R 1 C 42 .AJC 04C 4J.AxC CxA 44 .CxT RxC 4S .PSA
C6R 29 .R 1 C P4A JO.C70 PSR J 1 .18C TxT J2 .Cx1 1 -0
C7A JJ.PSC P6R J4. R 1 A PSA JS. R 2 R CSO + J6.RJO
P7R J7 .R20 P6A 0-1 R. Knaak A. Groszpeter
Nimzoindia
A. Groszpeter J. Nogueira
Pire 1 .P4D CJAR 2 .P4AO PJR J.C03A ASC 4.PJR 0-0
S .AJD P4A 6.C3A P40 7 .0-0 PxPA 8 .AxP PxP 9 .PxP
1 .P4R PJO 2 .P40 CJAR J.CJAO PJCR 4 .C3A A2C PJC O 1 0.ASCR A2C 1 1 .T 1 R C020 1 2 .TtAO T1 A
S.A2R 0-0 6 .0-0 CJA 7.PSO CSCO 8.T 1 R PJR 1 J. OJC A4T 1 4 .CSR CxC 1 S .PxC OSO 1 6 .AxP CSR
9.PJT CJT 1 0 .PxP AxP 1 1 .C40 A20 1 2 .ASCR PJ1 1 7.1xC AxT 1 8.AxT 1xA 1 9 .T1 D OxP 20.04A T1 R
1 J .A4T C4A 1 4.A4A T1 R 1 S .PJAR CST 1 6 .CxC AxC 21.P4A 04A + 22 .DxD PxO 23 .CxA 1xC 24 .A80
1 7.0JD 020 1 8.AxC AxA 1 9 .PSR A2C 20.P6R 18R + 2S .TxT AxT 26.PJC O P4A 27.R 1 A A7D 28.A7A

13
XVI CAPABLANCA I N M EMORIAM

M A E ST R O

M ayo 19 al 7 de junio de 1980

2318 Cat. 111 I M 8,5 FM 7

Pos. Jugadores Título Fed. Elo 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 G. P. %

Gutiérrez José A. IM Colombia 2330 • 9.5 3.5 73


2 Barreras Alberto Cuba 2375 • 9 4 69
3 Fernández Ciro A. IM Cuba 2285 -· O • o 7.5 5.5 57
4 Hook William I.V., lng. 2265 • o o 7 8 53
5 Cruz Lima José Cuba 2276 O o • 1 o 7 6 53
8 González Jorge IM Colombia 2325 O o • o o 1 7 8 53
7 Cobo Eldis IM Cuba 2355 • o 6.5 6.5 50
8 Buena Danilo Cuba 2290 o o 1 • o o 6.5 6.5 50
9 Abreu José D. R. Domi. 2340 O o 1 • o 6.5 6.5 50
10 Hernández J. de J. IM Cuba 2365 o o o • 6 7 46
11 Córdova Jesús R. Cuba 2260 o 1 1 o o • o 6 7 46
12 Campos Alberto México 2310 O O O O o 1 • 6 7 46
13 Dávila Edmundo N·icaragua 2300 O O O 1 o o o • 4 9 30
14 Vantilbury Craig I.V. USA 2330 O O O o o o o o • 2.5 10.5 19

Arbitro Principal: ROLANDO OLIVA CATALA 40 Jugad as 2:30 horas

- ..... - - - - -

XVI CAPABLANCA I N M EMORIAM

SO LI D A R I D A D

M ayo 19 al 7 de junio de 1980

2241

Pos. Jugadores Título Fed. Elo 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 G. P. %


1 Pilarte René Nicaragua • 1 1 10 3 76
2 Herrera Juventino Cuba 2220 o • 1 o o 8.5 4.5 65
3 Mateo Ramón R. Dom. o • o 1 8.5 4.5 65
4 Hedman José A. Cuba 2280 o • o 1 7.5 5.5 57
5 Valdés Arnaldo Cuba 2270 o o • o 7 6 53
6 Sieiro Luis Cuba 2250 1 o • o 7 6 53
7 Suárez Jesús Cuba 2230 o o o • o 1 7 6 53
8 Pérez Francisco J. IM Cuba 2270 o • o 6.5 6.5 50
9 Pazos Plinio Ecuador 2285 o o 1 o • o 1 o 1 6.5 6.5 50
10 Fuentes Luis Cuba 2320 o o o o 1 1 • o 1 l 6.5 6.5 50
11 Belmont Andrés México 2255 o o o o o 1 • o 5 8 38
12 Narváez José Ecuador o o 1 o o 1 o 1 • o o 4.5 8.5 34
13 Ramón Vivían Cuba o o o o o o o o 1 • 3.5 9.5 28
14 de Armas Asela IMW Cuba o o o o o o o o o • 3 10 23

Arbitro Principal: CARLOS A. PALACIO Al 40 Jugadas 2:30 horas

- - - -- - ---

14
1 1 0 2S.P3C DBC+ 26.1 1 A T7D 27 .AxP+ R1A
28.04A 180+ 29 .TTx1 DxT+ 30.D2T 020 31 .A6R
DSD 32 .D7A 1·0

J. Armas L. Ortega
Siciliana

1 .P4R P4AD 2 .C3AD C3AD 3 .CR2R P4R 4 .CSD P3D


S .C2-3A C3A 6 .A4A A2A 7.0-0 0-0 8 .P3D CxC
9 .CxC A4C 1 O .P4A PxP 1 1 .AxP A3A 1 2.DST AxA
1 3 .TxA C4A 1 4 .T4T P3TA 1 S .T 1 AA AxC 1 6 .AxA D4e
1 7 .DxD PxD 1 8 .TST PSC 1 9 .TS-SA P3CA 20 .T6A
10 1 D 2 1 .T6-4A A2C 22 .P3A P3A 23.P4D C6D
24 .1xPC P4C D 2S .P3CD PSC 26.T3C C7C 27.T 1 C
PxPA 28.TxP 1·0

M . Sisniega R. Knaak
Francesa

1 .P4 A P3 A 2 .P4 D P4D 3 .C3AD ASC 4 .PSA P4AD


S.P3TD Axe + 6.PxA C2A 7 .C3A CD3A 8.P4TD D4T
9 .020 P3A 1 0 .A3D PxPA 1 1 .PxPA PSA 1 2 .A2 A C3C
1 3 .0-0 A2D 1 4 .A3T 0-0-0 1 S .A6D TD 1 A 1 6 .1A 1 C
C1 D 1 7 .C4D C2A 1 8 .Cse C3-xP 1 9 .AxC CxA
20.C6D+ A 1 C 2 1 .03 A 1 ·0
Pese a debutar en eventos internacionales,
M. Andrés L. Ftachnik
la juvenil Vivian Ramón logró evadir el sótano.
Siciliana

1 .P4A P4AD 2 .C3AA P3D 3 . P4D C AJA 4.PxP D4T+


S .A2 D DxPA 6.C3AD P3TD 7 .A2A P3CA 8 .0-0 A2C
R2A 29 . R 2 R ABA 30 . R 3 D R3R 3 1 . R4A A6R 32.RSe
9 .A3 A D2A 1 O.CSD CxC 1 1 .PxC AxP 1 2 .T1 C A2C
R4D 33 .A8e P31 + 34.RxP R3A- 3S.P31D A7D
1 3 .A6C 020 1 4 .A4D 0-0 1 S .AxA AxA 1 6 .040+
36.ASR P3e 37 .P3C ASA 38 .A7C A7D 39 .ABA A6R
R1C 1 7.TA 1 A P4A 1 8.PxPap PxP 1 9 .TD 1 D P4D
40.P4CD PxP 4 1 .PxP 1·0 20.P4A C3A 2 1 .D3A C2R 22 .C4D 030 23.DSC C3A
24.A3A OSA 2S.DxD TxD 26.CxP AxC 27.PxP A2D
A. Zapata A. Remón 28.PxC AxP 29 .AxA PxA 30.T 1 AD T 1 AD 3 1 .T6A
Sicil iana 1S1D 32 .TxP TxT 33 .TxT TxP lf2·:Y2

1 .P4R P4AD 2 .C3AR C3AD 3 . P40 PxP 4 .exP C3A


S.C3AD P30 6 . P4A P3 R 7 .C3C P31D 8.A3D D2A
9.0-0 A2 R 1 0 .02R 0-0 1 1 .A2D P4C D 1 2 .10 1 R PSC
1 3 .C1 D P4R 1 4.C3R PxP 1 S .1xP A3R 1 6 . R 1 1 P410 J. L. Vi lela A. Zapata
1 7.P3A C4R 1 8 .A 1 e PxP 1 9 .AxP C3-2D 20.C4D
India del Rey
C3CR 2 1 .14- 1 A A3A 22.1 1 D A4R 23 .020 D4A
24.C3-SA C3C 2S.P3CD AxCSA 26.PxA C2R 27 .P6A
1 .P4AD P3eR 2 .P4 D A2e 3 .eD3A P3D 4 .P4R eR3A
AxP 28.1xA 1-0 S.A2R 0-0 6 .e3A P4R 7.0-0 eD2D 8.11 R P3A
9 .A 1 A PxP 1 0 .exP ese 1 1 .P31R D3e 1 2 .Pxe Dxe
l. Radulov J. Armas 1 3 .A3R D4R 1 4 .020 D2R 1 S.1D 1 D e4R 1 6 .P3A A3R

Sicil iana 1 7.P3eD 1R 1 D 1 8.ASe P3A 1 9 .A3R 120 20 .D2AR


P3C 2 1 .T2 A A 1 1 22.D4T 11 C R 23 .12-20 0 1 0 24.C2A
1 .P4R P4AD 2.C3AR C3AD 3 .P4D PxP 4 .CxP C3A A 1 A 2S .C4D A2A 26.D3C P4C A 27 .CSA A3A 28.D2A
S.C3AD P3D 6.ASC R P3R 7 .020 A2R 8.0-0-0 0-0 AxC 29 .PAxA P41A 30 .PxP PSC 3 1 .P4A P6C 32.01 A
9.P4A CxC 1 0. DxC 041 1 1 . R 1 C P31R 1 2 .A41 P4 R CSC 33. DxPC 01 R 34 .A4D DxP 3S .A2R T2T 36 .AxC
1 3.PxP PxP 1 4.D2A A3 R 1 S .AxC AxA 1 6 .CSD AxC 1xA 37 .AxP+ R 1 C 38.D3AR D7T+ 39 . R2A 1xPA
1 7 .TxA 10 1 D 1 8.A4A DSC 1 9 .D2 R 1xT 20 .AxT D2R 40 .130 P4D 4 1 .A4D T6T 42.PxP PxP 43.P6A T6xD+
21 .11AR P3CD 22 .13A T 1 A 2 3 . P31D D4A 24 .A3C 44 .1xT DS1+ 0-1

15
SOBRE LOS
AJEDRECISTAS
Y EL AJEDREZ
Por Rudolf Spielmann

T
( raducción: Marina Popova)

¡La vida está llena de casuali dades! N i nguna aleg res , los fríos y los de temperamento, los
madre afectuosa. n i ngún pad re prev i sor puede hombres de v i rtudes repug nantes y los de vicios
dec i r con seguridad qué talento particula r tienen atractivos , en una palabra: ¡pe rsonas, como en
sus h ijos. Es po r eso que e llos los educan según cualq u i e r lug a r!
su pa rece r párticular. casi s i empre en las d i rec­
Casi ni nguno de los maestros ajedrecísti cos
ciones no correspond ientes.
tiene otra profesión. La mayoría de e llos se
¡Puede ser que la h i sto ria haya perd i do mu­ consagró por completo al ajed rez durante los
chos d iplomáti cos bri llantes porque e llos se con­ años de estudio. Un lugar particula r lo ocupa
vi rti eron 'en los mode:Jtos maestros del pueblo, e l g ran maestro de Yugoslavia, el profesor Vid­
y a l contrario! C uantos campeones de boxeo se mar. E l acabó sus estud ios en e l i nstituto y se
encorvaron en las oscu ras sastrerías, y cuantos mantuvo fi e l a su i ncli nac ión de profesor en la
maestros de ajed rez obrarían más j u i c iosamente escuela superior a pesar de que los éxitos aje­
s i se conv i rt i e ran en médicos, profesore s , ob reros d recísticos que logró en los años j uveni les fue­
o period i stas , y al contrario. Como se ha d icho ron muy prometedore s . El p rofesor Vidmar es
antes , ¡la vida está llena de casualidades! una pe rsonalidad en la e lectrotécnica, y también
en e l ajedrez. Pero este caso es casi ún i co,
De este modo sucede que tan frecuentemente
porque en general, e l estado contemporáneo de
se encuentran hombres cuyas pecu liari dades per­
la teoría, que exige la i nvestigac i ó n , e l estudio
sonales están en contrad icción sorprendente con
permanente, no perm i te tanto desdoblamiento
la conducción soc i a l que e llos lograron al fin y
en las ocupac i ones . En verdad que en su j u­
al cabo . Esto se relaciona también con los maes­
ventud Tarrasch se ocupó con la práctica méd i ca ,
tros de ajed rez. No me sería difíc i l nombrar a
pero en aque lla. época las condi ci ones fueron
m i s colegas que fueron llamados, y a los que fue­
otras: en aquel ti empo en los torneos e l ta lento
ron elegidos. Pero prefiero mantener la paz y
tenía una i mportancia casi exc lus iva, pero ac­
la concord i a .
tualmente el buen conoc i m i ento de la teoría j uega
Entre l a s g randes persona lidades tenemos hom­ un papel colosal.
bres que poseen las capac idades completamente
Por cons i g u i ente , para la mayoría de los maes­
particulares para la lucha ajedrecística. Sus cua­
tros el juego de ajed rez es la profesión prlnci pa l.
li dades correspondi entes se manifi estan también
en la v i da personal. N unca notamos en e llos Es verdad que no en Ja s i g nificación estrecha de

rasgos principa les d e l carácter que no coinci­ la palabra . Sólo a lg unos de e llos se ocupan por
d ieran con e l i dea l d e l combatiente ajedrecístico. completo con el j uego práctico; la mayoría tam­
La mayoría ha d ivergido mucho con respecto a bién trabaja como escritores, publicistas o i ns­

este ideal. El pri mer encuentro de un joven aje­ tructores de ajedrez.

d recista con e llos puede , quizás , s u rt i r un efecto Además del enfoque profesional puro del aje­
favorable para é l. No son e llos los hombres q u e drez, la mayoría de los maestros t ienen la pas ión
durante d ía y noche están j ugando al ajedrez y d e l juego como ta l. E l los j uegan ¡M ajedrez donde
no qui eren jugar ningún otro j uego. Esta gente sea pos i b le y tienen la capacidad de pasar mu­
es e l puñadito abigarrado de los caracteres más chas horas, d ías y noches con las parti das suel­
d iferentes, los hombres que hay en cualq u i e r lu­ tas . Recue rdo nuestro traslado al torneo de
gar: los fuertes y los déb i les , los serios y los N ueva Yo rk en 1 927. Vidmar y N i mzovich j uga-

16
ban s in cesar, y m i raban a los desayunos y a l ­
muerzos que l es hacían apartarse de este tra­
bajo como un obstáculo enojo::-0. En particular
Vidmar, que vive en una c i ud;:ni pequeña y no
encuentra frecuentemente a rivales buenos . se
apoderó de una avidez d e lobo al juego, avidez
que no sati sfizo hasta e l torneo de Nueva Yor k .
q u e f u e muy i ntenso y d u ró vari-as semana s . Yo
m i s mo pude apreciar eso en· el cami no de re­
greso. Vidmar y yo atravesábamos París y con­
vinimos en visitar j untos la c i udad . Sin embargo,
V idmar. antes de todo , se l l egó al " Pa l a i s Roya l "
"el dorado del ajed rez" , donde se encontró con
Bernste in, ¡y se esfumó! Después de esto me
quedé sol o en París .

Es pos i b l e entender esta pas 1on por parte de


V idmar. Sin embarg o , hay muchos maestros que
tienen frecuentemente la pos i b i l idad d e j ugar
con a'dversarios iguales a e l los, y a pesar de
eso, nunea pueden hartarse de jugar hasta la
sac iedad . ¡ As í es e l amor insoportab l e a este
arte ! Puede que uno de los ajed rec i stas más
empede rnido de este tipo lo sea el compatriota
de Vidmar, Kostic. El amor prop io, el interés, la
sed de v i ctor i a , e l frenesí. todo eso lo t iene
siempre en g ran cantidad , independi entemente
de si ésa es la part i da dec i s iva del torneo o una
cua lqui era que tiene por delante .

Y el actual campeón mund i a l , Al ekhine, es f i e l


J. R . Capablanca
al ajedrez c o n toda su atma . Todos sus intentos
y actos están dictados por et pensam iento del
éxito. Es verdad que su trabajo en eJ ajedrez
tiene otro carácter. Este es el estudio perma­
nente, el rearme permanente , el afi l ado perma­
de cumpl i r 22 años . Era casi desconocido. Lo
nente de su arma m ental; eso no es pas ión , s i no
t
act vidad c i entífica concentrada , excitada con l a
úni co que se sabía era que había hecho morder
e l polvo de la derrota a Marsha l l . No contaba
ambi ción constante q u e arde con l a fuerza d e
mucho con su éxito en este torneo , pero no se
unas castañuelas.
puso triste , pues no estaba opt i m i sta . Como es
Completamente d if i ere de é l en este aspecto conocido, en San Sebast i án hay un cas ino con
su antecesor Capabl anca. En l a vida personal rul eta en el m i smo edificio que tuvo lugar el
de Capablanca no hay nada que perm itiera adivi­ torneo ajdrecístico. No es asombroso que los
nar que é l e s un maestro del ajed rez . Sus tra­ maestros no tuv i e ran fuerzas para oponerse a l a
bajos preferidos son la pol ítica y la d iplomacia. tentación e h ic i e ran frecuentemente apuestas en
Además de eso, a Capabl anca le gustan también la ru l eta . Capabl anca, sin embargo, se abstuvo .
otros tipos de deporte , en particu lar e l teni s . En Y cuando el d i rector del torneo, M ieses, le pre­
todo lo demás es una persona e l egante , mun­ guntó : " Pues, ¿ no q u i si e ra usted probar su' suerte
dana , pero l ib re de l os correspond i entes " v icios una sola vez ? " -s i g u i ó una respuesta con mu­
el egantes " No fuma, no bebe . Causa la i mpre­ cha segu ri dad : " ¡Yo no tengo neces idad de eso ! "
sión de que se ocupa del aj edrez sólo para d iver­ Y e n rea l idad , e l obtuvo el primer prem io e n e l
ti rse. Si a pesar de todo é l logró tantos éxitos torneo. Por otra parte, creo q u e esta seguridad
enormes , es pos i b l e exp l i car esto con su com­ excesi va se conv i rtió poco a poco en un defecto
prens i ón extraord inarlamente ráp ida, la pars i mo­ fatal para é l . Su seguridad en el éxito se debía
nia abste m i a y, tam b i én, con la presencia de al principio en una val orac ión fría de la pos ic ión,
áni mo. Desarro l l ó un aplomo muy fuerte. R e­ pero l uego se conv i rtió en a l go dominante. Esto
cuerdo un pequeño episod io. En el torneo de se d io a sent i r , p rovocando en Capab l anca de­
g randes maestros de San Sebastián de 1 9 1 1 fue s i l us i ón y cólera si lo que él consi deraba evi­
invitado Capablanca , que en ese tiempo acababa dente , por algo, no ocu rría . Otra consecuencia

17
de esto fue el debilitam iento de su capaci dad por e l arte serio, sobre todo por la mus 1 ca y e l
de valoración y tens ión durante e i juego. En esto teatro . L a larga y dura lucha que tuvo que llevar
veo la causa del d rama ocu rrido en Buenos A i re s , a cabo para lograr el reconoci m iento merec i do
donde Capablanca perd i ó a manos de u n con­ i nfluyó en sus nervios , y lo endu rec i ó . Se i ma­
trario igual a él en fuerzas , sólo deb i do a sus g i na a sí m ismo solo , rodeado de enemigos , y
p�opi os defectos ocultos . por eso es capaz de ver un ataque premed itado
en contra suya en las palabras o actividades más
Tener la medida de las cosas es un g ran arte .
i nocente s . As í , considera una ofensa personal
El campeón d e l mu ndo Capablanca sabía obser­
e l que a lgu ien en la sala del torneo (general­
varla en m i l situaciones, pero no en la seguridad
mente un espectador) haga ru ido con las llaves.
en s í m i smo. M ientras tanto , ¡ hay una persona
N i mzovich es u n pes i m ista . Constantemente es­
que sabe conservar l a medida en m i l y una s i-
pera lo peor y s i empre está preocupado por las
tuaciones ! Este es Lasker. En Berlín él tenía cosas del ajed rez o por e l estado de su salud .
una escuela de deporte i ntelectual, y e l deporte Es por eso que es un enemigo decla rado del
i ntelectual de todos los tipos era su ocupación fumar. Pero aunque es muy nervioso, d i straído
preferiqa . Todas sus fuerzas psíqu i cas las uti­ e i rritab le en su vida persona l, es muy tranqu i lo
lizaba en rea lizar más económicamente la com­ en el tablero, i nc luso en las pos iciones más
b i nación dada. Esto le da una ventaja no des­ d ifíc i le s . Entonces su i nventiva florece en los
conocida, ya que la mayoría de las personas con­ más vivos colore s .
sume una buen'a parte de sus energías en la es­
pera de la felicidad , y debido a esto , frecuen­ A m a l o s extremos . Es paradój i co y extrava­

temente, pierden pos i b i lidades de éxito . gante . Es una naturaleza sensi ble, a rtística . No
hay nada que d espre c i e más que la vulgaridad y
¡Es enorme l a un iversali dad de Lasker! Así la mezq u i ndad. S i e mpre tiene valor para dec i r
como su juego que es elástico, amplio de motivos l a verdad , y s i de esta manera consigue a lgunos
y arriesgado, así son también sus escritos , con­ enem i gos , sólo se enorgu llece de esto . No es
ferencias e i nc luso su agradable conversació � y amante de la g ran sociedad y la v;rJa ru idosa.
humor. Al m i smo ti empo , él no es un puritano :
puede permit i rse mucho porque sabe detenerse Y he aqu í todo lo contrario: Bogolj•Jbow . El
rasgo fundamental de su carácter, su a lfa y
a tiempo , como ajedreci sta y como persona; él
va por su cam i no con u n sentido sorprendente omega es el opt i m ismo s i n fronteras . En este

del equ i librio. aspecto él es como Chlgoti n , el cual s iempre


e stá convencido que va hacia la v i ctoria. Cuando
Si la gran ventaja de Lasker es e l hecho de se l e pregunta cómo va la partida y respond e :
que él no malgasta sus energ ías en sueños "Será tab las", s e puede estar seguro q u e debe
sobre la felicidad , en Tartakower nos encon­ rend i rs e . Por otra parte , esta m isma deb i lidad la
tramos con lo contrario. Este maestro tiene mag­ posee e l i ng lés Yates . Pero además del opti­
níficas cualidades, profundos conoc i m i entos , ca­ m ismo de Bogolj u bow , tiene muy poco i nterés .
rácter tranq u i lo y una -capaci dad de trabajo s i n Este forzudo macizo, que no se rompe la cabeza
i gual . E s u n a persona llena de i nteligencia e i n­ por nada, sólo casualmente recuerda que tiene
genio. Una " natu raleza fuerte " b i e n expresada, a lgunas preocupaciones . En una palabra , es una
pero sorprendentemente é l no tiene n i nguna con­ natu raleza prim itiva , llena d e la fuerza d e l oso,
s ideración hacia su propi a fuerza, la cual gasta , y de i nocente sufi ci enc i a i nfanti l.
s i n medida, en sueños dulces, en la carrera por
la felicidad. Tartakower es un escritor excelente , Cas i todos los maestros de ajed rez son g ente
llenas de fuerzas , agudeza y energ ía de ir haci a
y en las horas de descanso, un conversador muy
agradable, que salpica con un sarcasmo encan­ d e lante . Pero hubo entre e llos uno que se d i fe­

tador, Es lamentable que él opere en su vida renciaba agradable mente de l os otros . Una per­
en e l esti lo que uti lizó en su partida contra sona llena de luz, calor y tranq u i l idad . Rodeado

Capablanca , en el torneo de Kissi ngen de 1 928 : de u n carácter bello por dentro y por fuera, con
u n corazón a l e g re y una cabeza llena de ideas
jugando con las negras él, en lugar de tratar de
a legres. Esta persona única e ra nuestro i nolvi­
lograr las tablas ( lo cual podría logra r fáci lmente ,
ya que se jugaba la pri mera ronda y en el co­ dable Georg M a rco .

m i e nzo de los tor·neos genera lmente se j uega con Marco era una persona de g ran educación . I n­
cuidado ) , se metió en la cabeza la i dea de ganar teligente y culto , además de un ajedreci sta des­
de todas formas, eligió un gambito muy arri esgado tacado. Si sus éxitos en el campo d e l ajedrez
y, naturalmente , perd i ó . y en la vida no sali eron de marcos modestos ,
esto se puede explicar d i c i endo que todas sus
Una figura curiosa entre los maestros de aje­ cualidades se opacaban con s u i mpetuosa a le­
drez lo es N i mzovich. El posee una g ra n pasión g ría . Pero él no la conservaba dentro de s í . s i no

18
que le compartía con l os que l e rodeaban. Du­ hambre m i naba e l organi smo del i cado de Sch l ech­
rante Jos torneos se esti l aba que l os maestros ter. y cuando a l fin y al c abo la cruel guerra
se reu n i e ran por la noche en a l gún restarán . term i nó , ya fue demasiado tarde para Sch l echter.
Marco sabía valora r el buen v i no . Y así nos D u rante una sesión de par:tidas s i m u ltáneas cele­
reun íamos a l l í en u n g rupo y Marco contaba , brada en Budapest a fines de 1 9 1 8 l as fuerzas lo
hablaba sobre cua l q u i e r cosa . fi l osofaba . Lo hacía abandonaron. Comenzó a regalar pi ezas en to­
muy bien , sin cansarse nunca . Sabía contar las dos los tabl e ros y tuvo que i nterrum p i r el juego.
cosas más s i mples con ta l a rte épico, con tanto Poco tiempo después de esto fue recl u ido en el
i ngenio, que a todos se nos a l eg raba el a l ma . hospital donde murió. La gripe l e asestó el úl­
Cuentan q u e du rante su viaje a América, al torneo t i mo golpe . ¡Y a pesar de todo é l cayó a l fin
de Cambridge Springs de 1 904 , encantó de esta y a l cabo no como l a víctima de l a g ripe o de la
manera a todo el barco . Horas enteras podía guerra , s i no de su conci encia l i mpia de n i ño !
rel atar, y se le podía o i r por días enteros.
Sch lechter fue q u i e n fue , pero n o tuvo natu­
Marco murió, pero aque l l a a l egría que é l con ral eza combativa. Tuv i e ron Jugar a l gunos casos
gusto regalaba a l os que l e rodeaban , vive en en que su espíritu de . paz fue uti l izado por sus
nuestros corazones e i l um i na su memoria . adversarios de los torneos. Quien tenía una si­
tuación· mala con él podía salvarse frecuente­
Aunque completamente di sti nto por su aspecto
imante si adq u i ría el valor para una propos ición
a Marco, mi a m i go Schl echter se dife renci aba
hábi l de tablas .
por l a m i sma bondad y l i m p i eza de a l ma, por la
misma modesti a y tra 11Qu i l idad de espíritu . Era Curiosamente se desarro l l ó el match entre
difíc i l adiv i na r el genio ajedrecístico en esta Schl echter y Janowsky en Carl sbad 1 902. Ja­
persona tan s i mp l e . Muy lejos de ser un soña­ nowsky también tuvo fama de maestro genial , y
dor o u n ideal i sta como N i mzovich , Schl echter en aque l l a época estaba en el apogeo de su glo­
parecía como s i estuvi e ra fuera del mundo y no r i a , pero tenía un carácter compl etamente dis­
supiera saca r provecho de su ta lento . Su pro­ ti nto de Schl echte r. Era col érico, i rritabl e , i ra­
fesión era el juego en J os torneos y el escribir. cu ndo, capri chosp . Odiaba a la persona que l e
Su obj etivo en l a vida, el cual no pudo a l canzar , ganaba y l e em itía un torrente entero d e ofensas.
era asegurar a su madre en l a vejez. En J o de­ Recordemos que en el match antes mencionado
más , l l evaba una existencia con pocas exigenc i a s , se desarro l l ó con c l a ra ventaja de Schl echte r . El
satisfaciéndose con u n j arro de cerveza y u n consejero de la c i udad de C arlsbad, Tits , famoso
tabaco. mecenas ajedrecístico, dice que cada vez que
Sch l echte r estaba para ganar se a l ej aba de su
De negoc ios no entendía absolutamente nada .
adversario y as í las explosiones de i ra de Ja­
Nunca cons iguió que lo i nvitaran a dar una sesión
nowsky s i empre se lanzaron al espacio des i e rto .
de s i mu ltáneas , aunque e l gran Sch l echter le
hubi era s ido fác i l obtener contratos . Con rela­ La i ra de Janowsky era s i stemática . Empezaba
ción a sus i nterese s , al .c omenzar l a guerra mun­ as í : primero l l amaba a su vencedor como "el
dial v i n i e ron tiempos muy du ros para é l . Se j ugador de la más baja categoría, que solamente
suspendieron l os torneos i nternaciona les y debería esta r en un café " , "chambó n " , "j ugador
Sch l echter se quedó prácticamente s i n un pe­ de dom i nó " DP.spués seg u ía la expresión de
dazo de pan . Sobrel l evó su desti no con res i g­ asombro s i ncero : " ¡ Cómo es pos i b l e que este
nación y senti m i ento , pero su carácter no cambió. "pi chón " esté jugando ahora aqu í ! " Y por f i n , su
famosa propos ición : " ¡ Con usted yo sólo puedo
Sch lechter v i sitaba a l gunas veces e l famoso
jugar dándol e primero un caba l l o ! ", propos ición
café ajedrecístico de Viena . se paraba de lante de
que yo recibí en e l torneo de Carlsbad de 1 907.
una partida , observaba tranq u i l amente e l juego ,
Anteriormente J anowsky ten ía l a costumbre de
no pronunci aba una sola palabra y no cambiaba
proponer sólo la ventaja de peón y sal ida . Pero
la expresión de su rostro. Frecuentemente , claro
cuando en el torneo conmemorativo de Vi ena de
que Jo reconocían y le i nv i taban a j ugar con
1 898 el flemático i ng l és Burn aceptó esta pro­
apuestas. Pero é l se n egaba a jugar por apuestas .
pos ición y jugaron una serie de partidas sueltas
A un extranjero que le propuso j ugar a l gunas
por un gü lden que Janowsky, claro está, las
partidas por diez coronas l e dijo : " N o pienso que
perdió todas, entonces . Janowsky l l egó a la
ust�d juegue mejor que yo" Su honradez no le
convicción que l a ventaja de peón y sal ida era
perm itía hacer una apuesta sobre algo que, para
todavía demas i ado i ns i g n ificante , demas iado pe­
él, el resultado estaba claro. Sus a m i gos le
queña para el equ i l ibrio de fue rzas y para sus­
ofrecían jugar por di nero para, por Jo menos de
c itar su i nterés por e l juego!
este modo, prestarle ayuda mate da l , pero s i empre
recibiendo su negativa , fueron obl i gados a ver Janowsky amaba e l azar por encima de todo.
pas ivamente cómo . más y más v i s ibl emente el S i n embargo, esto no era el correteo por la fe l i-

19
ci dad, eso era el azar como "arte por el arte " g ran torneo de Carlsbad de 1 9 1 1 Tits decidió o b l i ­
Pasó la m i tad de su vida en los juegos de aza r. gar a este g i gant � a q u e · revel ara sus fuerzas
Al principio, t a fe l ic i dad lo acompañaba . Sus dormidas y lo incitó hasta que el oso bueno de
col egas ajed rec istas l o sabían, y más de una vez Te ichman se i nsubord i nó. Habi éndose despertado ,
trataron de saca r ventaja de esto . R e u n ían al­ obtuvo el primer lugar adelantádose por mucho
gu nas sumas de d i nero y se l as daban a Janowsky a sus fuertes contra rios.
para que jugara por cuenta de ell os. Estos casos
Con los años Teichman llegó a ser mucho más
sucedían frecuenteme nte porque los torneos de
casero y participaba en los torneos sin n i ngún
ajedrez se organ izaban muchas veces en l os
deseo. Muchas semanas no pod ía cobrar el á n i mo
sal ones de los casli nos de Monte Cari o , San Se­
sufici ente para pub l ica r la secc ión ajed recística
bastián y Ostende. Sin embargo, pronto se ac l a ró
en u no de los d i arios de Su iza que se hacía bajo
que el asu nto no era tan senci l l o . J anowsky, es
su redacc ión. Y durante el match entre Saemisch
verdad , ganaba , pero a él no se l e pod ía ob l i gar
y Teichman tuvo lugar el s i g u i ente acc idente : ya
a detenerse a tiempo. No l o atraía e l d i nero ,
se habían hecho u nas 1 5 j u gadas y Saemi sch, pen­
s i no el proceso d e l juego, y por eso genera l m ente
sando que según todas las leyes del a rte contem­
apostaba hasta que lo perd ía todo . Por ejemplo.
poráneo del ajedrez ten ía ante s í u n juego con
una vez se sentó a l a ruleta con 5 ,000 francos
muchas p e rspectivas , se preparaba para ponerse
y en corto tiempo casi aumentó en d i ez veces
a elaborar e l plan de combate . Pero m i e ntras
esta cantidad. Pero " sus pri nc ipios " no le per­
pensaba i ntensamente su jugada Teichman saca
mitían detener el juego . S i g u i ó j úgando hasta
de pronto su reloj , se levanta , desordena las
que se vio ob l i gado a ped i r prestado el d i nero
piezas y dec l a ra : " ¡Basta ya de hace r tonterías !
necesa rio para el viaj e de regreso a un rico .
¡ Ta b l as! " Se despide y . ¡se va al c i rco ! Pues
fanático del ajed rez.
ya e ra la hora . ¡ya había empezado la l ucha
A pesar de estas cualidades negativas (para no en el c i rco !
dec i r defectos). Janowsky era s i mpático . Era una
C h i gorin fue el antípoda ps icológ ico de Teich­
persona bel l a, el egante , que cautivaba a todos
man. Fue un maestro de pri mera c l as e , la per­
con su despreocupada valentía . N unca buscaba
sonificación de la fuerza y la belleza ajedrecís­
ami gos-protectores , y se relacionaba con e l l os
ticas.
inc l uso groseramente , pero aun así tenía g ran
cantidad de e l l o s , y se puede dec i r que e llos Es una lásti ma, pero yo no pude encontrarme
mismos ven ían hac i a él. con él durante los años del florec i m i e nto de su
fuerza .En 1 90 7 , en Carlsbad , ya j ugó i ncu rable­
Un grosero de otro tipo era Teichman . Era
mente enfermo, y sobre él pesaba la concienc i a
profesor por formac i ó n , de complex ión atl ética ,
terrible del fi nal cercano. Porque C h i gori n sabía
y a pesar de la ausencia de un ojo, era capaz
perfectamente lo desesperado de su estado. No
de captar muy bien la pos ición sobre el tablero.
es ex traord i nario por eso que e n aqu e l tiempo
Se distinguió por un i l i m itado ca rácter f l emáti co,
las fuerzas del maestro ajedrecístico comenza­
coli ndante con l a vagancia. Tan i ns i g n ificante era
ron a fa l l ar, y provocando la sorpresa. fue tocado
su ambición como tan neces?ria le era la tran­
con la cru e l dad del desti no el adm i rador entu­
qu i l idad. Só l o se volvía g rosero cuando, según
s i asta del j uego ajedrecístico. M uchas veces me
su opi ni ón, a l go afectaba su comod idad de alguna
obligó a pasar el tiempo l i bre del torneo en el
manera . Es casi un m i sterio la forma en que lo­
tablero . Y m ientras más débil fue la antorcha
g ró convert i rse en un ajed rec ista destacado. In­
de su vida, más fuerte fue el fuego de su amor
cluso no se i nteresaba mucho por el ajedrez:
a este a rte .
la lucha l i bre . un vaso de wh i s key o un g rueso
tabaco de V i rg i n i a , sin el cual era d ifíc i l verlo , N i mzov i c h , quien tam b i é n jugó en el torneo de
Ir. proporc ionaban mucha más d i stracc i ó n . Con Carl sbad , relata l a s i g u i e nte anécdota, no muy
gusto acabaría sus partidas de los torneos con i mportante , pero s í muy emoc ionante en estas
tablas después de unos c i nco m iv i m i entos . Por condici ones. El logró contra C h i go r i n una situa­
lo general proponía las tablas muy rápido. Si el c ión en la cual éste tenía que capitular i neludi­
contrario l as rechazaba , ocu rría que Te i ch man blemente. La conti nuac ión del juego parecía
se pon ía bravo y g rosero , todo lo contrario de compl etamente i núti l . C h i gorin, s i n embargo, no
Janowsky, q u i en nu nca pensaba en las tablas , y capitulaba , y se enfrascó en una reflexión larga
que lo que preci samente lo enfu recía era la y profunda. Cuando al fin y al cabo él, sin em­
propuesta de las m ismas . Si Janowsky e ra un bargo , rindió las armas , N i mzovich le preguntó :
gal l o de pol ea, se me puede perm itir llamar a " Perm ítame una pregu nta i n d i sc reta. ¿ Por qué
Te ichman un ga l l o pac ífico. Y si no hub iera s i do estuvo usted pensando mucho ti empo en una
por el consej ero Tits, Teichman no hubi era ob­ s ituac ión donde, a pesar de todo, no le fue po­
tenido el primer prem io ni u na sola vez. En el s i b l e encontrar n i nguna s a l ida?" -"Pues c la ro

20
que lo vi pe rfecta mente -d ijo C h i gori n- , pe ro med ita r , o como Salwe, quien casi s i n reflexi ón
me quedé pensando cómo se h u b i e ra desa rro­ hacía una j ugada tras otra y etc .
l l ado l a pa rtida si d i ez movidas atrás yo hubi era
No q u i s i é ramos term i nar nuestros " descubri­
jugado de otro modo . ¡Y eso l o decía el en­
m i entos " sin nombrar e l más cu rioso de todos
fermo a q u i e n ya l e quedaba poco tiempo por
los maestros de ajedrez , a Curt von Barde l eben .
viv i r ! ¿ N o es eso l a prueba con movedora del
Ante todo , él es un pes i m i sta extraord i na r i o . En
amor vi ctor i oso a l ajed rez?
cada partida estuvo seguro desde e l pri ncipio que
fracasaría, a pesar de que jugaba perfectamente ,
Aquí hemos nombrado a a l gu nos destacados
y muchas v � ces l o g raba buenos éx itos . Su pe­
maestros del aj ed rez, y nos convenci mos de que
s i m i s mo no sólo se d ifu ndió en el ajed rez. Por
todos e l los tuvi eron caracte rísticas ideales para
eso, no hay que asombrarse de que Bardel eben ,
su profe s i ó n . Pero hubo -y todavía hay- a l ­
hijo de pad res r i cos , que obtuvo tamb ién una
g u n o s maestros que l o g ra ron s u s hon rosos títu los
g ran herenc i a , pronto se quedó completamente
en cond i c i ones compl etamente i mpos i b l e s . Pero
s i n d i nero, y al fin y al cabo murió en la m i ser i a ,
todos e l los l l eg a ron a ser g randes a su manera
s i n ser, hablando c o n propi edad , u n dis ipador,
cuando estaban sentados en el tablero de aj e­
drez jugando sus partidas d e l torneo , como Leon­ Este es e l ejemplo tan c laro como trágico de
hardt , por ejemplo , con una conci e n c i a extraor­ este extraño mundo muchas veces encontrado en
d i naria de uti l izar hasta el últ i mo segundo para for ma muy va riable e ntre los maestros de ajedrez .

EJERCICIOS
DE COMBINACION

Bronstein Gueller

MINUTO S
Juegan las blancas y ganan . de

AJEDREZ
Cuéllar - Uhlmann

E l p rog ra m a d i a r i o del J u ego-C i e n c i a


q u e s e tra n s m ite d e 1 : 1 5 a 1 : 2 0 por
RADIO R EBELDE bajo l a d i recc i ó n
d e l Co . Jesús Salazar.

D i a ri a m e nte el M I E l eazar J i m é nez


ofrec e rá una parte d e l as exp l i c ac i o­
Soluciones: nes d e cada c l ase d e l C u rso D i r i g i d o
d e Aj e d rez M ed i o y S u p e r i o r por A A·
· opueu
DIO R EBELDE.
-e6 JSd ' H � f C + JdXO ! Xd " l i 'v'Xl �
: tL 6 � 'ope.16U!U91 ap ·¡u 1 'U8Will0·.18119":l
· 1 e n�x8� e1 8nb 8�ue6
-8 1 8 sou8w f.. e�U 8 1 SIJW ewJO! e u n u8 8nb RADIO REBELDE
-u ne ' V' d X! " � eue6 U �! QWel 8 n b J ! :>8p 8nb APARTADO 35-40
f.. e H · u oJeuopu eqe seJ68u s e ¡ f.. i J90 � " C I U DAD DE LA HABANA 3
: s � 96 � "AOS ·dwe:> '.19119 n D·U!8¡SUO.I8 FFT -- - S

21
T ROSIAN V G U ELLER
M I LES , PE
T RI U N FADORES

IX TO RN EO
G ra n momento por el que atravi esa M iles , que

I N TE RNAC I O NAL había ven i do de ganar u n fuerte torneo en Londres .

Andersson , con su seguri dad habitua l , se ubicó


compart i e ndo e l cuarto puesto con Sosonko. Su

CIUDAD DE
única derrota , frente al ganador, lo privó de ocu­
par mejor pos i ción . Buena la actuac ión de Belló n ,
que y a se está estabilizando en s u j u ego. los
demás j u gadores dentro de sus pos ibi l idades y

LAS PALMAS
no se lograron normas.

Pero veamos algunas partidas con breves notas


y el cuad ro final de clasificación.

por e l G M G u i l l e rm o G a rc i a Miles A ndersson


Ataque Petrosian

Con la tradi c i ó n que lo car act�r iza se celebro 1 .g3, eS 2.Ag2, Ce& 3.Cf3, g& 4 .c3, Ag7 S.d4, exd4
otra edición de este importante evento que goza 6.exd4, dS.
de gran prestigio dentro del ajedrez Internacio­
la partida Petrosi an-Shamkovich( lnterzonal R ío
nal. Aunque en esta ocasión con una pequeña
de Jane i ro 1 979) siguió: 6 . . . , Db6 7 .e3 (Es po­
variante: la reducción de la nómina a 1 2 juga·
s i ble 7 .d5, Axb2 8 .Axb2, Dxb2 9.Cbd2 , con ventaj a
dores. Sin embargo, los organizadores consiguie-­
en desarrollo) Cf6 8.0-0, d5 9 . Cc3, 0-0 1 O .Ce5,
ron la participación de un fuerte grupo de G G M M
e6 1 1 .Cd3, Dd8 1 2.b3, b6 y el negro obtuvo po­
para darle colorido a l torneo.
s i ción j uga ble.
Del 9 al 21 de junio los participantes se entras..
7.Ce3, e & a.Af4, Cge7 9.Dd2, 0-0 1 0.Ah6, Axh&
caron en la dura lucha por lograr los primeros
1 1 .Dxh6, Cf5 1 2.Dd2, b6 1 3.Td1 , Aa& 1 4.h4, Ca5?
puesto, así como la obten�lón de normas. Al fi­
nal cumpliéndose parte de los pronósticos , se
, Demasiado optlmlsta. M ej o r 1 4 . . , f6 .
alzaron con la victoria e� lnglés A. Miles y los
1 1.Dh&, Tf7.
_

1 5.g4 1 , Cd& 1 6.h5, Df& 1 7 .hxg&, fxg6


soviéticos T. Petrosian y E. Gue.ller, con un alto
porcentaje d e 8.5 puntos d e 1 1 posibles, con el Necesaria. Si 18. Dg7 1 9. Dxg7 + , Rxg7
mejor coeficiente de desempate para el primero. 20 .Cg5 g a n ando .

Participantes del torneo y autoridades locales.

22
MilES
CIIMPEON EN
LIIS PIILMIIS
198()

fJN MOMENTO DE
Lll PARTIDA
MILES - IINDERSSON

23
2S. Rd2 , Tg7 26.f4, Tb8 27.Th 1 , Cac4 + 28.Rd3 ,
Tbb7.

Con 28 . Cxb2 + 29 . A c 2 , Cbc4 30 .Axe6 , Tbb7


3 1 .Axc8 , Cxc8 32 .Ccxd5 se l l ega i g u a l m e nte a l
desastre.

29.b3, Ca3 30.e4 , dxe4 + 3 1 .Ccxe4 , Cxe4 3 2 . R xe4,


CbS 33.ReS, Tbe7 34.Af1 .

1 :0

Esta partida le val i ó al i ng l és el p re m i o a l a


m ej o r d e todo e l torneo .

Gueller G. García
Apertura Inglesa

1 .Cf3 , Cf6 2 .c4 , e6 3.Cc3 , Ab4 4 .g3 .

Es pos i b l e 4 . Dc2 , 0-0 5 .a 3 , Axc3 6 . Dxc3 , b6


7 .b3 , Ab7 8 .Ab2, d6 9 .e3 , eS 1 O .d 4 , como en S mej­
1 9.gS ! , Dg7
ka i-Ti m ma n , l nterz o n a l R ío d e J a ne i ro 1 979. Tam­
E l negro se ve ob l i gado a tran s i ta r por u n s o l o bién 4.Db3.
camino. En caso de 19. De7 20 .Ce5 , Tg7
4. e S S.Ag2, Cc6 6.0-0, d 6 7.b3 , Axc3 8.dxc3 , eS.
2 1 .Cxd5 ga na .
J u g a b l e era 8 . h6.
20.CeS, Dxh6 2 1 .Txh6, T7f8 22 .Cd7 , Tf7 23 .Cf6 + ,
Rh8 24.A h 3, Ac8.

O 24 . Te7 25 .Axe6 .

Uno de Jos vencedores. El GM Efim Gueller


(izquierda}.

24
En primer plano, el GM holandés Sosonko. En
segundo plano se en frentan Miles y Guillermo
García .

9.Ag5, h6 1 0 .Axf6, Dxt& 1 1 .Cd2, Dg& 1 2.b4.

La alte rnativa 1 2 .Ce4 , Re7 no plantea d i f i c u l ta­


des al negro.

12 . . , Af5 1 l.Cbl, 0-0

Si 1 3 . cxb4 1 4 .cxb4 , Cxb4 1 5 .Ca5 da c lara


ventaja a l blanco.

1 4 .b5

Más fuerte que 1 4 .bxc5 , dxc5 1 5 .Cxc5, b6 , etc .

14 . . , Cd8 1 5.Dd5, TeS 1 6.Tfd1

Jugada dudosa. Como el prop i o Gue l l e r man i ­


festó ; después la correcta movida era 1 6 .Tad 1 .
27.f4, Axc4 28.Cdl, CeS 29.Td8, Axdl lO.Txdl,
16. , e4 1 7.Dxd6, Ce& 1 8.Td5, el 1 9 .fl , Tfe8
Cf6 3 1 .Td8 + , Rf7 32.Ad5 +
Natural , s i n embargo, 1 9 . Ab1 era i ntere-
Forzando un f i nal de torres ganado para su
sante .
bando .
20.Te1 , b6 2 1 .Cc1 , Cc7 22.Dxg6, fxg6 2l.Td6, Tcd8
32 . . , Cxd5 33.Txd5, Rf6 34.Rg2 , Te4 35.Td6 + , Re7
24.Ted1 , Txd6 25.Txd6, Ae6 26.a4, Te7
36.Txg6, Rf7 37.Tc6, Txa4 38.Rf3, Tal 39.Tc7 + ,
Ofrecía más chances 26 . g5. Rf6 40.Tc6 + , Rf7 41 .Tc7 +

25
U l t i mas jugadas para l l egar al contro l . Aparentemente se ha l l egado a una pos ición de
comp l e ta igualda d , pero el conductor d e l as blan­
41 Rf6 42.g4 !
cas p iensa d i sti nto.
Mov ida sel l ada . Como i nd i có el aná l i s i s el ne­
g ro carece de defensa .

42 . , Txe3 43 .h4, gS 44.Te6 + , Rg7 45 .hxg5, hxgS


46.f5, Tb3 47.Tg6 + , Rf7 48 .Txg5, TxbS 49.ThS, e4
SO.Th7 +, Re8 51 .Te7.

1 :0

Petrosian Sosonko
Peón dama

1 .Cf3, eS 2.g3, dS 3 .Ag2, CeS 4.d4, Cf6 S.0-0, Ag4


6.dxe5

El bla; JCO ha planteado u na G ruenfe l d con co­


lores i nvertidos . Ahora a su d i spos i ción tamb i é n
estaba 6 .Ce5.

6. . , e S 7 .e4, AxeS 8.exd5, DxdS

Si 8 . C x d 5 9 .Cxe 5 , C x e 5 1 0 .Axd5 c o n ven-


taj a . 1 8.Tad 1 , a6 1 9.Cd6, Tfd8 20.CfS

9.Ce3, Dxd1 1 0.Txd 1 , h6 1 1 .Ca4, Ae7 1 2.Ae3, e4 A nada conducía 20 .Cxb7 ; por ejemp l o : Tdb8
1 3 .Cd4, Cxd4 1 4 .Txd4, Axe2 1 5.Ce3, Af3 1 6.Cxe4, 2 1 .Ca5, Txb2 22 .Cc6 , Aa3 y el negro se man­
Axg2 1 7.Rxg2 , 0-0 tiene.

E l español Fernández y el cubano Guillermo


García.

26
20 . . , RfS 2 1 .Cxe7, Txd4 22.Axd4, Rxe7 23.AeS + , 26.Txe7 , Txe7 2 7 .f3 , Tb7 28.Td 1 , Ae6 29.Td6, AfS
Re6 24.Td6 + , RfS 2S.Ad4, TeS 26.Axf6 30.a4, Tb6 3 1 .Td4 , Ae6 32 .Td8 + , Rf7 33.Ad4, Tb7
34.Ta8 , c3 3S .bxc3 , Ab3 36.aS 1 :O
Provocando nuevas deb i l idad e s . Ahora vere­
mos cómo Petros ian aprovecha este factor .
Sosonko M i les
26 . , gxf6 27 .Tb6, Te7 28.Rh3, RgS 29.f4 + , RfS
30.Rh4, Rg6 3 1 .Rg4, Td7 32.fS + , Rg7 33 .h4, Td4 +
I ndo Benoni
34 .Rf3, Td3 + 3S .Rf4 , Td4 + 36.Re3, TdS + e:i7.Re4
1 .d4, Cf6 2 .c4, e6 3 .g 3 , eS 4 .dS, exdS S .cxdS, bS
TeS + 38.Rf4 , Te7 39.hS, Te7 40.Re3, TeS 41 .g4,
6 .e4 , Cxe4 7.De2 , De7 8 .Ag2, Cd6 9 .Ae3, b4
TeS + 42.Rd4, Te2 43.Txb7 Tg2 44.ReS, Txg4 4S.b4,
1 0 .Axc, Dxe2 + 1 1 .Cxe2 , Ca6 1 2 .Ad4 , CfS 1 3 .Cd2 ,
Tf4 46.a4, f)cfS + 47. Rb6, TeS 48.Rxa6, fS 49.bS f4
Ces 1 4 .Axcs lf2 : t¡:!
SO .Tc7

1 :0 Anderson Gueller
Catalana
G . Mestres Guel ler
Def. Sici liana 1 .Cf3 , Cf6 2 .c4 , e6 3 .g 3 , Ae7 4 .Ag2, 0·0 S .d4 , dS
6.0-0 , dxc4 7 .Dc2, a6 8 . Dxc4 , bS 9 .Dc2 , Ab7
1 .e 4 . eS 2 .Cf3 . d6 3 .d 4 , cxd4 4 .Cxd4 , Cf6 S .Cc3 . 1 0 .Af4 , Cc6 1 1 .Td 1 , Cb4 1 2 . Dc 1 , TeS 1 3 .Cc3 , CbdS
Cc6 6 .Ae2 , eS 7 .Cb3, Ae7 8 .0-0 , 0-0 9 . R h 1 , aS 1 4 .CxdS, AxdS 1 S .Ae3 , Dd6 1 6 .Ce 1 , Axg2 1 7 .Rxg2,
1 O .a4 , Cb4 1 1 .f4 , Dc7 1 2 .Ae3 . Ae6 1 3 .Af3 , TfdS CdS 1 8 .f3 , Cxe3, 1 9 . Dxe3 , DdS 20 .Db3 , TfdB
1 4 . Dc 1 . Taca 1 5 .Td 1 . d5 1 6 .fxe 5 , Cxe4 1 7 .Ad4 , Ag5 2 1 .Tac 1 , g6 2 2 . DxdS, TxdS 23 .f4 , eS 24 .dxcS , Txd 1
1 8 . D b 1 . Af4 1 9 .Cxe4 . dxe4 20 .Axe4 . g6 2 1 .Ac3 2S .Txd 1 , TxcS 26.Rf3 , Af6 27 .Td6, aS 28.Cd3, Tc2
AxeS 22 .AxeS, DxeS 23 .Txd8. TxdS 24 .Axb 7 . Dc7 29 .Tb6, b4 30 .TbS, Axb2 3 1 .TxaS , Ac3 32.g4 , Rg7
2S .Ae4 , fS 26 .c3 , Axb3 27 .cxb4 , fxe4 28 . Dxe4 . AdS 33 .Ta4 , h6 34 .h4 , hS 3S.gS, Td2 26 .Ta7, AfS 37.CcS ,
29.Te 1 , Dc2 O: 1 Td 1 38 .Ta8 + , Rg7 39 .Ta7, RgS 40 .Ta8 + , Rg7 4 1 .e3 ,
eS 42 .fxe S , AxeS 43 .Ta7, Ac3 44 .Ce4 , RgS 4S .Ta8 + .
Petrosian Hernández R h7 46 .Ta7 t1� : 1/�

Def. N i mzoindia
G. García Bel lón
1 .d4 , e6 2 .c4 , Cf6 3 .Cc3 , Ab4 4 .e3. 0-0 S .Ad3 , eS Inglesa
6 .d S , b5 7 .dxe6 , fxe6 B.cxbS, Ab7 9 .Cf3 , Dc7 1 0 .Ad2 .
eS 1 1 .e4 , d5 1 2 .exdS , e4 1 3 .Ac4 , Dd6 1 4 .CgS, Cbd7 1 .c4 , eS 2 .Cf3 , dS 3 .Dc2. Cf6 4 .g 3 , Ag4 S .Ag2 , Cbd7
1 5 .0-0 , Cb6 1 6 .Ab3 , DeS 1 7 .Ce6 , c4 1 8 .Ac2 . Tf7 6.d 3 , e6 7 .Cbd 2 , aS S .b3 , a4 9 .Ab2 , axb3 1 0 .axb3 ,
1 9 .Te 1 , Axc3 20 .Axc3 , DxdS 2 1 . DxdS, Cbx5 22.CgS, Txa 1 + 1 1 .Axa 1 , Ab4 1 2 .0-0 , 0-0 1 3 .Ac3 , Db6
Te7 23 .Cxe4 , Cxe4 24 .Axe4 , TaeS 2S .AxdS + , Axd S 1 4 .Ta l , CeS 1 5 .Axf6 , gxf6 1 6 .d4 , Ca6 1 7 .c5, OdB

IX TOR N EO I NTER NACIONAL CI U DA D DE LAS PALMAS

Cat. I V GM : 7.5 M I : 5 .5 MF: 4

2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 Pt. s.s.
1 . A . M i l es • 8.5 40 .75
2. T . Petrosían • 1 8 .5 39.75
3. E. G u e l l e r • 1 1 8.5 39.75
4 G . Sosonko o • o 1 7 3 1 .25
5 . U. Andersson o • 7 30.75
6. J . M . Bel lón o o 1 • 6
7 G . Garc ía o o • 5 .5
8 . J . L. Fernández o o o o • 4 .5
S . R . H e mández -
o o o o • 1 4
1 O . L . G . M e st res o o o o o • o 1 3
11 J . P Oom ínguez o o o o o o o 1 • 2 .5
12 F L. Colón o o o o o o o o o •

27
1 8 .e4 , AhS 1 9 .exdS , Ag6 20 . Dc 1 , cxdS 2 1 .Ta4, D b8 M i les Fernández
22.Cf1 . Dc8 23 .Df4 . bS 24 .Ta 2 , Ac3 2S . Dxf6 , CxcS
Def. Tarrasch
26.Ce3, Ce4 2 7 . D e 7 , DdB 28.Dxd8, Txd8 29.CeS,

Td6 30 .Cxg6 hxg6 3 1 .Ta8 + , Rg7 32 .Axe4 , dxe4
1 .g 3 , dS 2 .Cf3 , eS 3 .Ag2 , Cc6 4 .d4 , Cf6 S .0-0 , e6
3 3 .Tb8, Axd4 34 .TxbS , Axe3 3S .fxe 3 , Td3 36.Te S ,
6 .c4, Ae7 7 .cxd S , exdS 8 .Ce3 , 0-0 9 .Ae3 , Ag4
Txe3 3 7 . R f2 , Txb3 3a .Txe4 , T b 2 + 39 . R g 1 , gS 40 .h4 ,
1 O .h 3 , Axf3 1 1 .Axf3 , Dd7 1 2 .dxcS , Tada 1 3 .Ad4,
gxh4 4 1 .Txh4 , ts 42 .Ta4 , Rf6 43 .g4 lj!! : lj:¿
Dxh3 1 4 .A g 2 , DhS 1 S .Axf6 , Axf6 1 6 .e3 , DgS
1 7 .CxdS , Axb2 1 a .Tb 1 , C b4 1 9 .e4 , Aa3 20 . Dd4,
CxdS 2 1 .exd S , De7 ;2 2 .TbS , Tea 23.d6, Df6 24.De3 ,
Gueller Hernández
a6 2S .Axb7, axbS 26 .Axea , A b 2 2 7 .d 7 , Ad4 2a.Da3,
R uy López Dc6 2 9 . D a S , Df3 30 .da = D . Dxg3 + 3 1 . R h 1 , Df3 +
3 2 . R h 2 , Df4 + 33 . R g 2 , De4 + 34 .f3 , 06 + 3S .Ag4
1 .e4 , eS 2 .Cf3 , Cc6 3 .AbS , a6 4 .Aa4 , Cf6 S .0-0 , 1 :0
Ae7 6 .Te 1 , bS 7 .Ab3, d6 a .c 3 ,. 0-0 9.h3, CaS
1 0 .Ac2 , c5 1 1 .d4 , Dc7 1 2 .C bd2 , Cc6 1 3 .d S , Ca7 M il es
G . García
1 4 .Cf1 , Ad7 1 S .a4, Ttba 1 6 .Cg3 , Cea 1 7 .aS, e4
1 8 .Ad2, A fa 1 9 .C h 2 , Ce7 20 .AgS , Ce8 2 1 .Dd2 , Db7 Inglesa
2 2 .b4, cxb3(ap) 23 .Axb3 , Tea 24 .Tee 1 . h6 2S.Ae3 ,
1 .c4 , b6 2 .d4 , Ab7 3 .AgS , Cf6 4 .Axf6 , exf6 S.Cc3,
ts 26 .exts . Cxts 27 .CxfS , AxfS 2a.Ct 1 , Cf6 29.Cg 3 ,
Ab4 6 .Tc 1 , 0-0 7 .a3 , AxeJ + a .TxeJ , dS 9 .cS , Aa6
A g 6 30 .e4 , bxe4 3 1 .Axc4 , A e 7 32 .Aa 2 , Txe 1 33 .Txc 1 ,
1 O . CtJ, Tea 1 1 .Dc2 , Te7 1 2 .g4 , bxeS 1 3 .TxeS, Cd7
DbS 34 .Te6, Dd3 3S .Ac4 , Dxd2 3� .Axd2 Af7
1 4 .Te3 , eS 1 S .e3, Axf 1 1 6 . Rxf 1 , c4 1 7 .b3 , Cb6
37 .CfS , Ada 3a.Cxd6, AxdS 39 .Txa6 , Txa6 4 0 .Axa6 ,
1 a .Cd2 , Tea 1 9 . R g 2 , Tee7 2 0 .Te 1 , Tc6 2 1 . DfS , g6
Ce4 1 :O
2 2 . Df4 , aS 23.a4, Dd7 24 :h 4 , cxbJ 2 S .Txe6, Txe6
26 .Txc6, Dxc6 2 7 .Cxb3, Cxa4 2a.hS, Db6 29 . h 6 ,
Mestres Andersson
R ta J O . CeS , CxcS 3 1 .dxcS , D e 6 32 .Dd4 , R e7 33.f3 ,
Indo Benoni a4 3 4 . D b4 , Rd7 3 S . D a S , R e7 36. Da7 + , R e6 3 7 . R g 3 ,
gS 3a .t4 , gxf4 + 39 .exf4 , d4 40 .fS + , RdS 4 1 . Dxf7 + ,
1 .d4 , Cf6 2 .c4 , e6 3 .Ct3 , b6 4 .a3 , eS S .d S , Aa6 Rxc5 42 .Dxh7, Dd6 + lf2.: 1j2
6 .De2, exdS 7 .exdS , g6 a .g 3 , Ag7 9 .Ag2, 0-0

1 0 .0-0 , CxdS 1 1 .Ch4 , Cc7 1 2 .Axaa , Cxaa 1 3 .Ce3 ,
dS 1 4 .Af4 , d4 1 S .Tad 1 , · Cc7 1 6 .Tfe 1 , Ce6 1 7 .Ae 1 , Una destacada actuación del GM español Be/Ión.
Cc6 1 a .b4 , CeS 1 9 . D a4 , Ab7 20 .bxeS , Oca 2 1 .C b 1 , A quí a la izquierda momen tos antes de comenzar
CxcS 22.Db4 , d3 23.e4 , aS 24 .Dxb6, Ce4 0: 1 su partida con López Colón.

Domínguez Petrosian
Def. Francesa

1 .e4 , e6 2 .d4 , dS 3 .Ce3 , Ab4 4 .eS, b6 S .a3 , Ata


6 .f4 , hS 7 .Ct3 , Ch6 a .Ae3 , eS 9 .A bS + , Ad7
1 O .Axd7 + Dxd7 1 1 .C e 2 , Ae7 1 2 .c 3 , aS 1 3 .h3 , CfS
1 4 .Af2 , a4 1 S .g3, Cc6 1 6.Rf1 , CaS 1 7.Rg2, Cc4
1 a .Dc 1 , DbS 1 9 .Te 1 , Dxb2 2 0 . Dxb2 , Cxb2 2 1 .g4 ,
Ch6 22 .Th 1 , Cc4 2 3 .Cg3 , hxg4 24 . hxg4 , Tta 2 S . C h 2 ,
cxd4 26 .Axd4 , Axa3 2 7 .gS, Cga 2a .Axb6 , Ce7
29 .Ad4, Ab2 30 .Ta2, a3 0: 1
Sosonko G . García
Indo Benoni

1 .d4, Cf6 2 .c4 , e6 3.g3, es 4.d S , exdS S .cxd S , d6


6 .Cc3 , g6 7 .Ag2 , Ag7 a .Cf3 , 0-0 9 .0-0 , Ca6
1 Oh3 , Tea 1 1 .Cd 2 , Cc7 1 2 .Ce4 , bS 1 3 .Cxd 6 , Dxd6
1 4 .Af4 , Dd7 1 S .d6, Ce6 1 S .Axaa, Cxf4 1 7 .gxf4 , b4
1 8 .Ca4 . Dxh3 1 9 . Db3 Dg4 + 20 .Ag 2 , Dxf4 2 1 .Tad 1 .
TeS 22.Dg3, Dxg3 23 .fxg3 , Ad7 24 .b3 , Rta 2 S .Tt4 ,
ChS 26 .Tc4 , Ah6 27 .Af3 , Cg7 2a.Td S , TxdS 29 .Axd S ,
Axa4 30 .bxa4 , CfS 31 .Rh2, Cxd6 32 .TxcS , Ae3
33 .Tc7, Rg7 34 . R g 2 , h S 3S .aS 1 :0

28
Con esta nueva secci ó n , pretende nuestro Bo-
LON D R ES 1980
letín de Ajedrez A .R . ofrecer partidas rec i entes
de eventos naciona les e i nternac ionales que, por
J. Timman B . Larsen
una u otra razón , no f i g u ra n en otras partes d e
nuestra ed i c i ó n , pero que entendemos han de Defensa Sici l iana
resultar d e i nterés.

Es nuestro p ropós i to , a s i m i s m o , que tam b i é n


usted , a m i g o l ector, colabore c o n nosotros , en­
1 .e4 e S 2.Cf3 e & 3.d4 c d C.Cd4 Cf& 5.Cc3 d & 6.f4
viando sus propi a s partidas comentadas , o las
Ce& 7 .Ae3 Dc7
de sus amigos, las cual es -previa selección­
publ i ca remos con s u mo p lacer .

Comente , pues, sus partidas y escribanos a : Una desacertada e l ección de larsen . Ante el
ace l e rado desarro l l o de las b lancas , es necesario
BOLETI N D E AJ E D R EZ RADIO R EBELDE actuar . e n el centro de i nmed i ato . Veamos dos
ejemplos reci entes :
Apartado 35-40
a) 7 Ad7 8 .Df3 eS 9 .Cc6 Ac6 1 0 .0-0-0 DaS
Ciudad Habana 3 1 1 .Ac4 Ae7 1 2.Ab3 0-0 1 3 .fS bS 1 4 .AgS b4 1 S.Af6
Af6 1 6 .CdS AdS 1 7 .AdS Taca 1 B.h4 y el ataque
Cuba
blanco l legó primero e n e l fl anco rey . Sax-Hebert,
l nterzonal de R ío de J an e i ro, 1 979 .

b) 7 Ae7 8 . Df3 eS 9 .CfS AfS 1 O .ef Cd4


Nuestras tres pri meras "tomas al paso " están 1 1 .Cd4 ed 1 2 .CbS DaS 1 3 .c3 de 1 4 .Dc3 Dc3 1 S .Cc3
a cargo del GM holandés Jan T i m man y d e los 0-0 1 6 .Ac4 Taca 1 7 .Ab3 TeS y las negras se de­
Maestros I nternacionales V i scheslav Osnos fend i eron con éxito en e l f i na l . lemachko-Mar­
( U RSS) y C i ro A . Fernández (Cuba ) . kov i c , l nterzonal de A l i cante , 1 979 .

En l a pri mera, e l joven T i m ma n d i spone e n me­


B.Df3 Ad7 9 .0-0-0 a& 1 0.g4 Cd4 1 1 .Td4 Ac&
nos de 20 movi m i entos de su homólogo danés
Bent larsen con u n preciso sacrificio de pi eza Es demas i ado tarde para 1 1 eS 1 2 .Tc4 Ac6
que d i o paso a un ataque demoledor, caracterrs­ 1 3 .gS Cd7 1 4 .CdS DdB 1 S .Ah3 , o b i e n , 1 2 . Ag4
tico de la Defensa S i c i l iana. 1 3 .Dg3 DbB 1 4 .Ab6 Ae6 1 S .fe ! fe 1 6.Ac7 DeS
1 7 .DeS Cd7 1 8.Df4 Ac4 1 9 .Ac4 Cf6 20.CdS CdS
la segunda producción nos l a bri nda el vete­
2 1 .ed , con ataque decis ivo.
rano MI Osnos, ganador del Campeonato de le­
ningrado de 1 980 , quien enseña a su más joven 1 2.g5 Cd7 1 3.Ah3 g&?
oponente cómo val o rar acertadamente l os pros y
I ntentando d e morar 1 4 .fS, el GM danés olvida
contras de las j ugadas i ntermedias .
la seguridad d e su rey, que será pronta víctima
Cerramos nuestra pri mera sección con la pri­ de las fuerzas b lancas .
mera col aboración que nos l l ega, enviada ama­
Más aceptabl e sería 1 3 . 0-0-0, aunque des-
bl emente por e l MI vi l lac l a reño C i ro A. Fernán­
pués d e 1 4 .Thd 1 Ae7 ( 1 4 . h6 1 S.g6) 1 5 .f5 Ces
dez, q u i en comenta su partida de entrenamiento
1 6. Df2. l a superioridad blanca es evidente .
con R. H uerta , portadora de varios e Instructivos
temas de combi nac i ó n . 1 4.Thd1 bS 1 5.Dg3 Ag7 1 6.Td6 b4

29
1 1 .e4 ! Cea

No es posi b l e 1 0 . Ce4 1 ,1 .Cg5 n i 1 0 . Ab7


1 1 .e5 Ce4 1 2 .Cg5 .

1 1 .eS Dc7 1 2.Cc3 a6 1 3.Ce4 Ah8 1 4 .Ag5 Td7 1 5.Cf6


Cf6 1 6.Af6 Ag7

Nueva y necesaria pérd i da de ti empo . Si 1 6 .


Ab7 1 7 .Ah8 R h8 18.Dh6 seguido d e 1 9.Cg5 .

1 7.h4 Ab7 1 8.h5 Af3 1 9.Af3 Ta7 20.Ag7 Rg7 21 .Df4


Dcl8 22.hg Td4?

Una imprudente preci pitación qua fac i l ita a l


·blanco la conducc ión d e l ataque. Había q u e con­
ti nuar con 22 . hg y sólo en caso de 23.Rg2
Td4 !

1 7.fS !

Probabl emente Larsen confiaba ahora en 1 7


Ae5, pero después de 1 8 .Af4 ! , fal lan tanto 1 8 .
Af4 1 9.Df4 be 20 .Te6 Rd8 2 1 .Ted6 ! , como 1 8 .
Ad6 1 9 .Ad6 DaS ( 19 . Db7 20.fe fe 2 1 .Ae6 be
22.Dc3 ! 0-0-0 23 .Td 5 ! Db6 24 .Ad7 Rb7 . 25 .Ac6
y en el peor de los casos , l as blancas ganan el
fina l ) 20.fe fe 2 1 .Cd5 ! ed 22 .ed AbS 23 .Ac7 Da2
24 .Te 1 con mate i nevitable.

17 be 1 8.Te6 RdB 1 9.Tc6! y las negras aban-


dónan.

No es posi b l e siquiera 1 9 . Dc6 20.f6 Af8


2 1 .Td7 Dd7 22.Ab6 !

LEN I N G RADO 1980


23.Tad1 ! hg

V. Osnos M . Nepomnis ch s Luego de 23 . Tf4 24 .Td8 Tf3 25.gh Rh7 26 .Tb8


Defensa l ndobenon i b5 27.cb a b 28.Tb5 Ta2 29.Tc 1 , no h a y esperanzas
para las negras de salvar e l f i na l .
1 .d4 Cf6 2.c4 e S 3.dS g 6 4.g3 Ag7 S.Ag2 0-0 6.Cf3
24.Td4 cd 25.Rg2 gS
e6 7.de

Las blancas se desvían del cam i no convencio­


nal , 7.Cc3 y adoptan una i nteresante idea del Forzado ante la amenaza 27.Th 1 . La posición
fal lecido G M Semion Furman. negra, con sus nuevas debi J idades en d4 y gS,
es ya perdida.
7 de 8.0-0 De7
26.De4 t s 27.ef D f6 28.Th1 Rf8 29.Td1 Td7 30.b4:
Despué� del cambio de Damas, l as negras se
verían en d ificu ltades para completar su desa­ El golpe de g rac i a . Las d i s g regadas fuerzas
rrol lo. negras no pueden i mped i r a la vez las amenazas
de mate y l a coronación del peó n .
9.At4 Td8 1 O.De1 b6?
30 . e S 3 1 .e5 be 32.bc Te7 33. Da8 TeS 34.Db7
La conti nuación natu ral 1 O . Cc6 e ra prefe-
Tea 35.Ae4
rible, s i n lugar a dudas. El deb i l itami ento de l a
g ran diagonal será aprovechado p o r Osnos para No hay defensa contra el avance del peó n .
lograr una rápida expansión central Las negras abandonan .

30
SANTA CLARA 1980

C. A. Fernández R . Huerta

Defensa N i mzoi ndia

(Comenta el M I C. A. Fernández)

1 .d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cc3 AW 4.g3

U n a idea de A l ekh i ne , popu larizada por Roma­


n i s h i n en la actual idad .

4. . 0-0

Aunque es más frecuente 4 . eS, e l enroque


es completamente satisfactorio.

S.Ag2 d S 6.Cf3 d e 7 .CeS

Tal vez puede considerarse esto como una no­


vedad . La conti nuación usual es 7 .0-0.

7 CdS
1 4.e5 ! Ag2 1 5.ef Ah3
Una idea i nteresante , como muchas de H uerta
-un verdadero trabajador del ajedrez-. El ob­ R eti rar el a l f i l en la g ran diagonal hubiese re­
jetivo de 7 CdS es comb i na r temas t íp i cos de sultado fata l . e .g . : 1S. AdS 1 6 .Ch6 ganando .
la Defensa Eslava, donde l as negras defienden e l Tal vez era mejor 1 S . gf, aunque el enroque se
peón del gambito a c a m b i o de ceder e l centro y debi l itaría notabl emente.
la i n i ci ativa . Es pos i b l e también 7 cS.
1 6.f7 ! Rf7 1 7 .Ce5 RgS 1 S.Dh5 AfS?
S.Ad2 A e 3 9.be bS
El error decisivo . H uerta no hue l e el pe l i gro .
He aquí el tema a que hacíamos referencia. L a secuencia q u e seg u i rá , aunque senci l l a , n o ca­
rece de bel l �za.
1 0.0-0 f6? ! 1 1 .Cg4 A b 7 1 2 .e4 C b 6 1 3 .Te1
1 9.Df7 R hS 20.Ag5 DeS 21 .Ah&:! TgS
Reforzando la pos ición . Aqu í ya tenía en mente
la com b i nac i ó n , aunque para e l l o e ra necesario U n ica . Si 2 1 gh 22.Df6 R g 8 23 .Cf7 y mate .

13 . TeS? 22.Df5 ! gh 23.Cf7 Rg7 24.Te6 C8d7

precisamente esta jugada para concreta r l a . Permite, como señal ara el prop io H uerta, una
E l sacrificio i m p l icado tiene a l guna s i m i l itud con " p i ncelada "
una pos ición que j ugué con Remberto Fernández
2S.Cg5
en el Semifinal Nac i o n a l de 1 97 1 . Afortu nada­
mente lo recordé y, l uego de a l guna med i tac i ó n , Con mate en todas l as varia ntes . Las neg ras
m e dec i d í a jugar abandonan .

MINUTO S El p rograma d i a rio d e l J uego-C i e ncia


que se tra n s m ite d e 1 : 1 5 a 1 : 20 por
de RADIO R EBELDE bajo la d i recc i ó n
del Co . Jesús Salazar.

AJEDREZ D i ariamente el M I El eazar J i ménez


ofrecerá una parte d e las exp l i cacio­
nes tle cada c l ase del C u rso D i rigido
de Ajed rez M ed i o y Superior por RA·
liD RA D I O R E B E L D E DIO R EBELDE.

liSI CadeHa Kaeielcat

31
MEXICO 80

TORNEO DE GRANDES MAESTROS

Cat. VIl (2417) GM: 9 pts. MI: 7 pts. MF: 5'12 pts.
Var.
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 Ptos. El o
1. GM Z. Rlbli 2610 •
1 10 +10
2. GM R. Vaganian 2S90 • o o 9.S + S
3. GM O. Romanishin 2Sao o 1 •
o 9 + S
4. GM W. Lombardy 2S2S o • 1 9 +10
S. MI M. SisnJega 2420 o o •
o 1 a +20
6. GM J Noguelra 24SS o 1 o o •
o 6.S o
7. MI K. Frey 238S o o o •
o 1 6.S +10
a. A. Belmont 22SS o o o o 1 o 1 •
o 1 S +1S
9. R. Navarro 232S o o o o o o o • o 1 4 - S
1O. A. Campos 2310 o o o o o 1 o • o 3 -30
11. H. Morales 2230 o o o o o o o 1 • o 3 o
12. A. Aeevedo 2360 o o o o o o o o 1 • 2.S -.2S
13. A. Leal 2380 o o o o o o o o o • 2 -3S

Nogueira Vaganian Vaganian Leal


Defensa Benoni India del Rey

1.d4, Cf6 2.Cf3, eS 3.dS, bS 4.AgS, Ce4 S.Ah4, DaS 1.d4, Cf6 2.e4, g6 3.Ce3, Ag7 4.e4, d6 S.f4, 0-0
6.Cbd2, Ab7 7.a4, AxdS a.ab, Db4 9.e4, Ab7 6.Cf3, es 7.dS, e6 8.de, Axe6 9.Ad3, CeS 10.fS, Aea
10.De2, a6 11.Ta4, ab 12.Txb4, Ta1 + 13.Cb1, eb 11.0-0, h6 12.De1, CeS 13.CeS, dxeS 14.CdS, gf
14.Cfd2, gS 1S.Ag3, Cxd2 16.Rxd2, Ag7 17.eb, 1S.ef, CdS 16.xed5, Df6 17.De4, Ad7 1�.Ae3, Tfe8
0-0 18.De7, d6 19.Dxb7, Txb1 20.e4, b3 21.eS, de 19.Af2, c4 20.Ae2, e3 21.b3, as 22.Rh1, Dd6 23.f6,
22.Re3, e4+ 23.Rxb3, Tb2+ 24.Ra3, Cd7 2S.Ae4, Af6 24.Dh7+, Rta 25.Ah4, Ag7 26.Txf7+ (1-0)
CeS 26.De6, Td8 27.Td1, Tta 2a.TdS, Cd3 29.TxgS,
Cb4 30.Txg7+, Rxg7 31.Rxb2, Cxe6 32.be (1-0)
Ribli Sisniega
Sistema Reti

1.Cf3, Cf6 2.g3, dS 3.Ag2, e6 4.0-0, Ag4 S.b3,


Sisniega Navarro Cdb7 6.Ab2, e6 7.d3, Ad6 B.Cbd2, 0-0 9.h3, Ah5
G. D. Aceptado p.t. 1 O.e4, de 11.de, Axf3 12.Dxf3, AeS 13.e3, bS
14.De2, Db6 1S.Rh2, Ad6 16.Tad1, eS 17.Cf3, Dc7
1.e4, eS 2.Ce3, Ce6 3.Cf3, Cf6 4.e3, e6 S.d4, dS 1a.Td2, TteB 19.Tfd1, Ata 20.Ce1( as 21.e4, b4
6.a3, de 7.Axc4, a6 a.0-0, cd 9.ed, Ae7 10.AgS, 22.Cd3, a4 23.f4, ef 24.gf, ab 2S.eS, Te6 26.ab, Ta2
0-0 11.Te1, bS 12.Aa2, Ab7 13.Te1, CdS 14.Ce4, 27.Df3, Cea 2B.Rh1, Cba 29.fS, Th6 30.Ac1, Ta1
AxgS 15.CfxgS, h6 16.Cf3, Ta7 17.Dd3, Cf4 1B.Dd2, 31.Ab2, Txd1 32.Txd1, g6 33.f6, ThS 34.e6, TfS
Dba 19.Ce5, AaB 20.Te4, ChS 21.Th4, Cf6 22.Te1, 3S.CeS, Txf3 36.ef+, Dxf7 37.Cxf7, Txb3 38.CgS,
TdB 23.Cxe6, fe 24.Txe6, Rf8 25.Txh6, Tf7 26.Tha+, Cd6 39.AeS, h6 40.Axd6, Axd6 41.Txd6, hg
Cg8 27.CgS, g6 28.Cxf7, Rxf7 29.Th7 +, RfB 42.Td8+, Rf7 43.Txba, Tb1+ 44.Rh2, b3 4S.Axc6,
30.Txe6, Axe6 31.Tf7+ (1-0) b2 46.Tb6 (1-0)

32
Romanishin Nogueira cd 11.edl Cb4 12.De21 b6 13 .AgSI Ab7 14 .CeSI
CfdS 1S.Ae31 TeS 16 .Tac11 Tc7 17 .CxdSI ed 18 .Ab31
Apertura Catalana
Txef 19.Txcfl as 20.Ad21 Ad6 2 1.Df31 Aba 22 .Axb41
ab 23 .Ce61 DgS 24 .Tc21 Tea 2S .g31 Te1 + 26.Rg21
1 d41 d5 2 .e41 e6 3 .Cf31 Cf6 4 .g31 Ae7 5 .Ag21 0-0
Aa6 27.h31 Af1 + 2a .Rh21 Dh6 29.Dg41 Axh3
6.0-01 de 7 .Ce31 Ce6 8.e31 Tb8 9 .Da41 Ad7 10 .Dxe41
Ca5 11.De21 b5 12 .Ce51 Ae8 13 .Td 11 eS 14 .Ce41 30.Dxh31 Th1 + 3 1.Rxh 11 Dxh3 + 32 .Rg11 Axg3
33 .AxdSI Ah2 + 34 .Rh1 Ad6 + 3S.Rg1 DhS 36 .Ab31
cxd4 1S .Cxf6 + � Axf6 16.edl TeS 17 .Ae31 Ce4
1 1

18 .Cxe41 be 19 .dSI ed 20 .AxdSI De7 21.Tae 11 Aa4 Dg4 + (0-1)


22.b31 eb 23 .abl Ad7 24 . Da61 Ag4 2S .Txe81 Txe8
Ribli Vaganian
26 .Te 11 Td8 27 .De41 hS 28 .Te 11 aS 29 .DeS (11�-lj2)
Apertura Catalana

Nogueira Leal 1.Cf31 Cf6 2 .c41 e6 3 .g31 dS 4 .d41 Ae7 S .Ag21 0-0
6 .0-01 de 7 . De21 a6 8 .Dxc41 bS 9 .Dc21 Ab7 10.Af41
Defensa Siciliana
Cc6 11.Td 11 Cb4 12 .De11 CbdS 13.Cbd�2� eS 14 .dcl
1.e41 eS 2 .Cf31 a6 3 .e31 dS 4 .edl DxdS S .d41 e6 Tea 1S.Cb31 Ce4 16 .Dc21 Cxcs 17 .e41 Cd7 1a .De21
6 .Ad31 Cf6 7 .0-01 Cbd7 8 .e41 Dd6 9.dSI ed 10.edl Cxf4 19.gfl De7 20.Tac11 Dxt4 21.Txd71 Txc1 +
Ae7 11.Te 11 0-0 12 .Ce31 TeS 13.CgSI Cf8 14 .Cge41 22 .Cxc11 Dxc 1 + 23.De11 Dxe1 24.Cxe11 Ab4
Cxe4 1S .Cxe41 Dd8 16.Af41 AfS 17.Df31 Axe4 2S.Txb71 Axe1 26 .Tb61 Td8 27 .Txa61 g6 28.Rt11 Td1
18 .Axe41 Af6 19 .Te21 DaS 20 .Ad21 DbS 2 1.a41 Dxb2 29.Re21 Tb 1 30 .a31 Rg7 3 1.eSI b4 32.a41 b3 33 .Tb61
22 .Tae 11 R h8 23 .d61 Dd4 24 .g31 Dxd6 2S .Axb71 AaS 34 .Txb31 Te 1 + 3 S . R d31 TxeS 36 .Tb71 Ae 1
Txe2 26.Dxe21 Td8 27 .Af41 Dd4 28 .Ae71 Ce6 29 .Ad81 37 .f41 ThS 38.Re21 AaS 39.b41 Ad8 40 .h31 TfS
Dxd8 30 .Dxa61 g6 3 1 . Da81 Rg7 32.Dxd81 Axd8 41.Ae61 Txt4 42.a51 Tc4 43.Aeal Ata 44 .Axf7 1 Ae7
33.AdSI Ce7 34 .Ac41 Af6 3S.Td 11 Ad4 36 .aS ( 1-0) 4S .Aga ((lj2-lf2)

Sisniega Morales Sisniega Acevedo

India del Rey India del Rey

1.e41 g6 2 .d41 Ag7 3.e41 eS 4 .dSI d6 S .Ce31 Ct6 1.c41 Ct6 2 .Cc31 g6 3 .e41 d6 4 .d4, Ag7 S .Ae2, 0-0
6 .AgSI 0-0 7 . Dd21 DaS 8 .Ad31 a6 9 .Cge21 Cbd7 6.AgS, es 7.dSI e6 a.Dd2, ed 9.ed, Tea 10 .Ct31 a6
10.f41 Tb8 11.a41 e6 12 .0-01 ed 13 .edl Tea 14 . Rh11 11.0-0, Ag4 12 .Df41 Axf3 13 .Axf31 TeS 14 .Ce4 1
ChS 1S .Tae 11 fS 16.Cg31 Cxg3 + 17 .hgl Ct6 Cbd7 1S .Cxd61 Db6 16.Axf61 Axf6 17.Ce4, Ag7
1a.Txe8 + � Cxea 19.Te1, Ad7 20 .g41 Ata 21.gt, gf ta .Tadt Tae8 19.h4, h6 20.Td31 Dxb2 21.Cd61 Tae7
1

22 .g41 bS 23gtl be 24 .Tg11 Ag7 2S.Ab1, Rt7 26.De21 22.Cca, Tea 23 .Cd6, Tae7 24.Cxb7 1 Te1 2S .d61 Te7e4
Ct6 27 .Axt61 Axt6 2a .Ce4 (1-0) 26 .Dxe41 Txe4 27 .Axe4, Ad4 2a .AdSI Rg7 29.Cdal
Dxa2 30 .hSI CeS 31.Tg3, gS 32.Cc6, fS 33 .CxeS,
AxeS 34 .d7 (1-0)

Leal Lombardy Campos Romanishin

Apertura Inglesa Defensa Siciliana

1.c41 es 2.Cc31 d6 3.g31 g6 4 .Ag21 Ag7 s.e31 ts 1.e41 eS 2 .Cf31 e6 3 .d41 cxd4 4 .Cxd41 Cc6 S .CbSI
6.d41 Cd7 7 .Cge21 Cgf6 a.del de 9 .0-01 0-0 10 .b31 d6 6e41 Cf6 7 .C1e31 a6 8 .Cd41 Ae7 9 .Ae31 0-0
e4 11.Aa31 TeS 12 .Dc2, c6 13 .Tad11 Cg4 14 .Td21 1 O.Ae21 Ad7 11.0-0, Tba 12 .Cb3, b6 13 . R h11 CaS
Df6 1S .Tfd 11 CeS 16 .Td6 , Df7 17 .T6d21 Cf6 18 .Ad61 14 .CxaSI ba 1S .Tb 11 Aea 16.f31 Dc7 17.Dd21 Tfd8
Cf3 + 19 .Af31 ef 20 .Cd41 Ce4 2 1 .Ce41 fe 22 .eSI gS 1a.Ttdtl Cd7 19 .Dc21 CeS 20 .b3 , Af6 2 1.Af41 Ae8
23.Dc41 aS 24 .a41 Af6 2S. Rf11 Ah3 + 26.Re11 Taca 22.Td21 Db6 23 .Tbd11 Cb7 24 .Td31 Tbe8 2S .Ae31 CeS
27.Tb 1 1 Teda 28. Df71 Rf7 29.b41 ab 30 .Tb41 Td7 26 .Ad41 Db8 27 .AxeSI de 2a .Txd81 Axd8 29.g3, Af6
3 1 .Tdb2 . Ta8 32 .Tb71 Ad4 33.ed, Ta4 34 .dSI e3 30 .Af11 gS 3 1.Ag21 Td8 32 .Td3 Txd3 33 . Dxd31 Db4
3S .fel Tat + 36 .Tb 11 Txb7 37 .Tafl Tb2 38 .Ta7 + 1 Rg6 34 .Ce21 De 1 + 3S .Cg 11 Ad4 36.Df11 De3 37 .Ce2 , a4
39 .Tg 7 + 1 Rf6 (0-1) 38 .Cc 11 Ac6 39 .bal g4 40 .Ce21 hS 4 1 .Cxd4 (0-1)

Frey Nogueira Vaganian Sisniega

G. D. Aceptado p.t. India de Dama

1 .d41 Cf6 2 .Cf31 e6 3 .e31 eS 4 .c41 dS S .Ce31 de 1.Cf31 Cf6 2 .e4, e6 3 .g31 b6 4 .Ag21 Ab7 S .0-01 eS
6 .Axe41 a6 7.a41 Cc6 8 .0-01 Ae7 9 .Dd31 0-0 10 .Td 11 6 .b3, Ae7 7 .Ab21 0-0 8 .d31 dS 9 .e31 Cc6 10 .De21

33
a6 1 1 .Td 1 1 b5 1 2 .cd1 ed 1 3 .d41 c4 1 4 .bcl bc_1 S.Ce51 Lombardy Navarro
Tea 1 6.Cc31 Das 1 7 .Tac 1 1 TfdB 1 B.f41 Cxes 1 9 .cfel
Apertura Catalana
Ce4 20.Ah31 Tc7 21.Cxe41 de 22.Txd8+ 1 AxdB
23 .Ac31 Da3 24.Dd21 Ae7 2S.Tb 1 1 h6 26.e61 Dd6
1 .d41 Cf6 2 .Cf31 e6 3.c4, dS 4.g3 , Ae7 S .Ag2 , 0-0
27 .Dxd61 Axd6 28.Aa51 Te7 29.Ad8 (1 -0)
6.0-0, eS 7.cd , DxdS 8.Cc31 DhS 9 .dc, TdB 1 0 .Dc21
Cc6 1 1.AgSI AxcS 1 2 .Axf61 gf 1 3 .Tad 1 , Ad7 1 4 .CdS,
Romanis hl n Ribli Ae7 1 S.Cxe7+. Cxe7 1 6. Dc7, DbS 1 7.Cd4 , Dxb2
Defensa Siciliana 1 8.Cxe6, fe 1 9.Txd7 , Tdx7 20.Dxd71 Rf7 2 1 .Af31
Dxa2 22.Tc 1 , fS 23.Tc71 Da3 24 .Txb7, TfB 2S.Dd4 ,
1 .e41 es 2.Cf31 d6 3 .Ab51 Adx-4 .c41 e6 5.0-01 Cf6 aS 26 .Dh41 ReS 27.Tb8+, Rf7 (1 -0)
6.Cc31 Ae7 7.d41 cd 8 .Cxd41 0-0 9 .Ae31 Cc6
1 0 .De21 Cxd4 1 1 .A x'd41 a6 1 2.Axd71 Cxd7 1 3 .Tfd 1 1 Nogueira Belmont
Dc7 ·J4 .b31 Tace rd:, TfdB 1 6.Tad 1 1 DaS 1 7 .Dd21
Defensa Pire
Af8 1 8.Tg31 g6 , 1131 bS 20.Df41 eS 2 1 .Dh41 h5
22.Aa71 Tea 23 .Cd51 Dxa2 24 .c51 de 25.Tg31 Te6
1 .e4, d6 2 .d4, Cf6 3 .Cc3, g6 4 .AgS, Ag7 S .Dd2 , c6
26.Dxh51 Cf6 27.Df51 T8c6 28.Df3 , Dc2 29.h41 Cxd5
6 .f4, DaS 7 .Cf3 , Ae6 8 .Ad3, Cbd7 9 .0-0 , eS 1 0 .fS ,
30 .Txd51 Tf6 3 1 .De3 , Tf4 32 .Td81 Txh4 33.Th31 D b 1 +
cd 1 1 .fe , de 1 2 .ed+. Cxd7 1 3.bc, Axc3 1 4 .De2,
34.R h21 Dxe4 35 .Axc51 Txh3 + 36.ghl Dxe3 37 .Axe31
Axa 1 1 S.Txa 1 , f6 1 6 .Ad2 , Da3 1 7.Tb 1 , 0-0-0
Rg7 (0- 1 )
1 8.Ac41 RbB 1 9.Ab41 Da4 20.a31 a6 2 1 .Cd4, CeS
22.AdS , Td7 23 .Ab3 (1-0)
Lombardy Campos
Defensa Holandesa Vaganian Romanishin

India de Dama
1 .c41 ts 2.Cc31 Cf6 3.d41 e6 4.e31 Ab4 S .Cge21 0-0
6.a31 Axc3+ 7 .Cxc3 , b6 B.Ad31 Ab7 9.f31 Cc6
1 .d4, Cf6 2 .c4, e6 3 .Cf31 b6 4 .a3, Aa6 S .Cbd21 Ab7
1 0.0-01 DeS 1 1 .b4, a6 1 2 .Ta21 DhS 1 3 .De 1 1 Tae8
6.e3 , es 7.Ad3, Cc6 8.0-0, Ae7 9 .Dc2, Tea 1 O.dS ,
1 4.Ce21 d6 1 S .Dc31 CdB 1 8.Tc21 Cd7 1 7.dSI eS
ed 1 1 .cd, CxdS 1 2 .Axh71 Cf6 1 3 .Ad3, Dc7 1 4.h3 ,
1 8.Cg31 Dg6 1 9 .Tcf21 AcB 20.Dc21 CbB 2 1 .f4, e4
Ces 1 S.CxeS, DxeS 1 6.e4, c4 1 7 .Cxc41 Txc4
22 .Ae21 Df7 23 .Ab21 Te7 24 .AhSI g6 2S.Dc31 Dg7
1 8 .Dxc4, AcS 1 9 . Rh 1 , Axe4 20 .Axe4 , Cxe4 2 1 .Ag S ,
26.Dxg7+1 Txg7 27.Axg71 Rxg7 28 .Ad 1 (1 -0)
0-0 22.Ah41 Df4 23 .Tfc 1 , Dxh4 24 .f3 , Cf2 +
2S.Rh2, Ad6+ 26.. Rg 1 , Ch3+ 27.gh, Dg3 + 28.Rf1 ,
Dxf3+ 29.Rg 1 1 Dg3+ 30.Rf1 , AcS 3 1 .Re2 , TeS +
(0- 1 )
Ribli Nogueira

Defensa Tarrasch •

1 .c41 e6 2 .d41 . dS 3 .Cf31 eS 4 .cd, ed 5.g3. Cc6 6.Ag21 DEL TORNEO DE MAESTROS
Cf6 7.0-01 Ae7 8 .Cc31 0-0 9 .Ag51 c4 iO.CeSI Ae6
1 1 .f41 CxeS 1 2 .fel Ce4 1 3 .Axe71 Cxc3 1 4 .bc , Dxe7·
22 DE ABRIL DE 1980
1 S .a4 , fS 1 6 .exf6 , Txf6 1 7 .Txf6, Dxf6 1 8 .Dd2 , Dda
i 9.Db21 b6 20 .e4 , DgS 2 1 .Te 1 , Ad7 2 2 .aS, bS 23 .ed ,
Tea 24 .Txe81 AxeB 2S.De2, Af7 26.d6, Dc1 + 27 .Af1 ,
MN Raúl Ocampo EN Rolando Anguiano
Dxc3 28.De4, Ag6 29 .Da8+, Rf7 30 .Dxa7 + ( 1 -0)
Ruy López
Sisniega Romanishin
(Notas: R. Ocampo)
Defensa Siciliana
1.e4eS 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 S.d4
1.e4, eS 2 .Cf31 e6 3 .d4 , cd 4 .Cxd41 Cc6 S .Cc31 a6
6.Ae21 Cge7 7.Cb31 Cg6 8 .Ae31 bS 9.f41 Dc7 Jugada rec ientemente uti l izada por la G ran
1 0.Dd21 Ab4 1 1 .0-01 Ae7 1 2 .Tad 1 1 0-0 1 3 .f51 Cge5 Maest ra Gapri ndashvi l i y los G G M M G u i ps l i s
¡.:.: HJI gf 1 S .CdS, ed 1 6 .ed , Cc4 1 7 .Axc41 be 1 8 .Cc1 , y Roman i s h i n , así como Jesús Nogue i ra .
uc ti 19 .Ce21 CeS 20 .Cg3 , Cg4 2 1 .Tf41 Dxf4 22 .Axf4 ,
5. exd4
..

Ac':: �· 23.Rf1 , Cxh2 + 24 . R e 1 , Te8 + 2S.Ce2 , d6


26.0c3, Cg4 27.Pd2, Cf2 28.Rc1 1 Txe2 29.Dxf6 , Si S Cxd4 6.Cxd4, exd4 7.e5, Ce4 8 . Dxd4 ,
Ge4 30 .Dd8 + , Rg7 3 1 .Th 1 , Cf6 32 .Ah6 + 1 Rg6 CeS 9.Cc3 , Ae7 1 O.Dg4, 0-0 1 1 .Ah6, Ce6 1 2 .Ab3 ,
33.Df81 ChS 34 Ad2, Txd2 35. Rxd2 , Cg7 36.g4 , Ab7 Rh8 1 3 .Axe6 , gxh6 1 4. Ab3 con l i g era ventaja bl an­
37.De7, AxdS 38.Th6 + ( 1 -0) ca . Szabo-Pach man, 1 948.

L�,--------------------.......

34
6 0 0 Ae7 7 Te 1
. - . 1 5.Ag5, pero pensé que pod ía transponer a esa
l ínea después si el negro contestaba 12 . b5
En el Campeonato Nacional de México. 1 978 ,
1 3 .Ab3 , Cc4 14.Af4, mas en cambio le dejaba la
utilicé contra Navarro 7.e5, pero no quedé satis­
opc ión de jugar 12 . Ae6 y entrar en una l ínea
fecho con el resultado. ya que Navarro igualó
s i m i lar a la de M i nic-Mas i c , como suced ió.
fácilmente e hicimos prontas ta blas .

1 2. Ae6 13.Cxe7+ Dxe7 1 4.Ag5 DeS


7 0-0
Muy pasiva, además de que priva a la torre
El MI Kenneth Frey utilizó contra Nogueira en
negra de l a cas i l la ea, donde puede defender el
Bogotá en 1 979 y contra mí en Cuatitlan 7
futuro peón débi l de e6. Mejor era 14 . Dd7 .
b5, a lo que siguió Noguei ra-Frey: 8.e5, Cxe5
15.Cd4 bS 1 6.Cxe6 fxe& 17.Ab3 Cd8 1 8.Tac1
9.Txe5, d6 1 O.Txe7 + ?. Dxe7 11.Ab3 , eS y No­
gueira sólo logró el e mpate por el j uego i mpre­ Prefiero pre�ionar más a recuperar el peón.
ciso de 1 negro. Ocampo-Frey: 10.Te1, bxa4 Para cuando mi torre esté en la tercera l ínea
11.Cxd4, Ad7 12 .Df3. como en R i b l i-Karpov, 1969. apoyará decisivamente cualqu ier ataque.
con mejor juego del b l anco. Mi partida con Frey
1 8. . Df7 1 9.De2 C6b7 20.Tc3 Tea 21 .De4
term inó en tablas en la j ugada 60.
Amenaza Axd8 y se enfi la sobre h7 para pro­
a.es Cea
vocar g6 y el negro queda con todas las cas i l l as
Si 8. Cd5 9 .Cxd4, Cxd4, Cxd4 1O.Dxd4 . Cb6 negras débiles.
1 1.Ab3 , d5 12 .exd6 Axd6 13 .Af4 con ligera ventaja
21 Tba 22.Ac2 g6 23.De5
del b lanco.
Ahora vamos sobre las casillas neg ras .
9.c3!?
23 . Tea 24.Tf3 Dd7 25.Axg6
U n gambito especul ativo . La Gaprindashvili
j ugó contra Tarjan en Lone Pine, 1977 , 9 .Af4 , f6 ! ? Decis ivo , el negro está total mente perd i-:-:·l
1 O.Axc6, dxc6 11.Dxd4, Dxd4 12 .Cxd4 , f5 ! 13 .Cf3 ,
26 . hxg6 26.Th3
h6 14 .h4 , Ae6 15 .Cc3, eS 16 .Tad1 con juego a l go
mejor para la soviética, pero no muy claro . Pos­ Ahora el negro tiene dos alternativas: la del
teriormente e l l a m isma cambió a 9 .c3 y lo jugó texto y 26 . . , Cf7, en este caso 27.Df6 , Cbd6
en su match con C h iburdanidz e . Curiosamente , 28 .Dxg6, Rf8 29 .Th7, Cf5 30 .g4 . Si e l negro no
la Chiburdanidze desde esa partida juega esta juega Cbd6 segui ría 28.Ah6 y a Cxh6
l ínea cada vez que pued e . 29.Txh6 ganando material por la amenaza de
Txg6+ y Th8+.
9. dxc3 1 O.Cxc3 d6 1 1 .exd& Cxd6
2& . Dg7 27.Af6 Cf7 2B.Dc31
Aquí hay tres capturas del peón aparte de la
del texto : Si el negro qu ita la dama el blanco juega ata­
a) 1 1 cxd6 1 2 .Cd5, Ae6 1 3 .Cxe7+ Dxe7 cando g6 con su rei na y no se podrá evitar el
1 4 .Ag5, Dd7 15 .Cd4 mejor el blanco. Minic-Masic, mate.
Campeonato de Yugoslavia, 1972 y así siguió 28 . b4 29.Df3 CgS 30.Axg5
también la de Gapri ndashvil i-C h i bu rdanidze.
Queda atacado el caballo de b7 y se amena7.a
b) 11 . , Axd6 ! ? 12 .Ag5, Cf6 13 .Ce4, Ae7. Af6 .
30 . . Cda 3 1 .Af6 Tf8 32.Axg7 Txf3 33.Txf3 R�g7
e) 1 1 Dxd6 aparentemente l a peor por
34.Td1 Ce& 35.Td7 + Rh6 36.Ttf7 CeS 37.Th7
12 .Cd5.
RgS 3a.Txc7 Tda 39.g3 Rg4
1 2.Cd5
Zeitnot.
Aquí al principio pensé jugar 12.Af4 para segu i r
la partida Roman ishin-Tukmakov. U RSS, 1978, que 40.Th4+ Rf3 41.T 1 4+ Re2 42.Te4+ Rf3 43.Te3+
continuó 12 . b5 13 .Ab3, Cc4 14 .Cd5, Ad6 Se rinde n .

Dondequiera que s e efectúe un evento depor­


111111 filllliJE
tivo de calidad, ahí estará Radio Rebelde y su
cadena nacional.
HIIINI, C(JII
1.• P•r•doj• del Tiempo
en el IJes•rroll•
o 1111.

No11ed•tl de ll•rpoll
enl•
V•ti•nte ll•jdotf

Veamos:

En la Variante Paulsen Moderna de la Defensa a) 13.Cd4, CeS 14.Ag3, g6 1S.Dd2, Db6 16.Tab1,
Siciliana ( 1.e4, eS 2.Cf3, d6 3d4, cxd4 4.Cxd4, Cf6 Db4 17.Af4, Cc4 1S.Axc4, Txc4 19.Cxe6, fxe6
5.Cc3, a6) es bien conocida la jugada 6.Ae2 que 20.Ah6, Tf7 2 1.Df4, TeS 22.Dh4, Dc4 23.Dh3, Cxe4!
conduce a una lucha posicional en lugar de las 24.Txf7, Rxf7 2S.Df3+. Cf6 26.Ag5, TeS 27.h4,
más complicadas 6.Ac4 ó 6.AgS. TfS 2S.Dxb7, dS 29.Da7, h6 30.Axf6, Rxf6 31.g3,
AcS 32.Dc7, Tf 1+ 33.Rg2, Txb 1 34.Cxb1, De2+
Luego de 6.Ae2 las negras pueden contestar
(0-1) Beliavsky-Tal, Cam peonato de la URSS 197S.
con 6. . , e6, pasando al Sistema Scheveningen ó
6. . , eS, variante favorita de Najdorf. Luego de b) 13.Af3, CeS 14.CdS, AxdS 1S.exdS, Cfd7
7.Cb3, Ae7 8.0-0, 0-0 las blancas tienen varias 16.c3, AgS 17.Ag4, Axf4 1S.Txf4, Tc4 19.Txc4, Cxc4
continuaciones: 9.f4, 9.a4, 9.Ae3, 9.Rh 1 y·9.AgS. 20.Dd4, CdeS 2 1.Ae2, Dc7 22.aS, TeS 23.Cd2, Cxd2
24.Dxd2 y las negras tienen ventaja posicional.
Nos interesa ver ahora 9.a4, la que luego de
Hort-Ljubojevic, Montreal 1979.
9. . , Ae6 10.f4, exf4 11.Axf4, Cc6 12. Rh1, T�
conduce a una posición en que la teoría consi­ e) 13.De 1, RhS! 14.Td 1, Dc7 1S.Dg3, CeS 16.Cd4,
dera que las negras tienen buenas posibilidades. Db6 17.Ac 1, Db4 1S.Tf4, Cg6 19.CfS, AxfS 20.TxfS,
TeS 2 1.TxcS, DxcS 22.b3, Db4 23.De3, TeS 24.Ab2,
CeS 2S.h3, RgS y las negras no tienen problemas.
Klovan-Tshejlov, URSS 1979.

En su partida con Kavalek en el Torneo de La


Haya, 1979, Karpov sorprendió a todos al jugar
9.Ag5, Ae6 y ahora 10.f4, pues luego de 10 .
exf4 1 1 .Axf4, Cc6 12.Rh1 se llega a la misma
posición de la variante que comienza con 9.a4,
con la única diferencia que las blancas no han
jugado a4. Dicho de otra forma, al parecer, las
blancas han perdido un tiempo.

Sin embargo, en muchos de los ejemplos que


hemos visto, si analizamos profundamente, vere­
mos que la jugada a4 deja algunas debilidades
en el flanco dama de las blancas, sin a portar algo
positivo. Esta parece ser la principal idea del
refinamiento del Campeón Mundial.

La partida K,arpov-Kavalek continuó así: 12. . ,


TeS (Es de conside•r 12. TeS) 13.De1, Cd7

36
14.Td1. Cde5 15.Cd5. AfS (Y aquí hay que tener desonentc rápidamP.nte. y luego de 18.Ce2?,
en cuenta 15 Ag5) 16.Df2. Cd7 17 Ag3. Cce5 Ad4 19.Cxd4 (No es pos1ble 1 9.Rh 1 Ae4!)
1S.Ah4, DeS 19.c3, b5 20.Ag5. Db7 21.Ca5. DeS 19 Dxd4 + 20.Df2, Dxg4 21.Dg3, Dxc4
22.Dd4. Cc6 23.Cxc6. Dxc6 24.c4. Axd5 25.cxb5!. 22.Txf5, Dd4 23.Rg2, gxfS. las negras se impu­
axb5 26.Dxd5, Dxd5 27 Txd5. Txe4 2S.Axb5. CeS sieron en la jugada 3S
29.a4. Tb4 30.Ac1. Ae7 31.113. TbS 32.Tf4. Tb3
Es cierto que las blancas pudieron intentar
33.Tf2. Ah4 34.Tc2. Ag3 35.Ad2. h5 36.Tc3. Txc3
mejorar su juego con. por ejemplo. 1 S.Af4 Sin
37.Axc3 y las blancas ganaron con la marcha de
embargo. parece que luego de 18 Dxc3
sus peones del flanco dama.
19.Axe5, Dxf3 20.Txf3, Txe5 2 1 .gxf5, Cd7 las
gras están parn ganar
La innovación de Karpov nos hace ver con [JIIé
grado de flexibi 1 idad y refinamiento hay que en­ ¡Para que les anden diciendo '"ciegos'" a los
focar los problemas de las aperturas modernas. que dejan escapar alguna posibilidad �áctica du­
rante la partidal

CUANDO LOS QUE NO VEN VEN MAS


QUE LOS QUE VEN
EJERCICIOS
por Jesús Suárez
En el Campeonato de Ciegos de la ROA. 1979. DE COMBINACION
celebrado en Kühlungsborn. se enfretaron W
Seirawan - Videnkeller
Kranz (blan'cas) y O. Dobierzin. Luego de 1.d4,
Cf6 2.c4, g6 J.Cc3, Ag7 4.e4, d6 5.f4, 0-0 6.Cf3, Campeonato Mundial Juvenil
eS 7.d5, e6 8.Ae2, exdS 9.cxd5, Tea 10.e5, dxeS 1979
1 1 .fxe5, Cg4 1 2.Ag5, Db6 13.0-0, CxeS 14.Cxe5
(Con 16.d6!? las blancas pueden introducir inte-
resantes complicaciones) 1 4 , AxeS 1 5.Ac4, Db4
(También es posible 15 Af5) 16.Df3 (Quizás
después de lo sucedido en esta partida. de ahora
en adelante las blar.cas deben jugar 16.Db3) 1 6
AfS 17.g4, arribaron a una conocida posición teó­
rica.

Juegan las blancas y ganan .

Seirawan - Barbero

Campeonato Mundial Juvenil


1979

Por e je m p l o . en el Tomo IV de la EnciclupP.dié! Soluciones:


Yugoslavé'l se ci ta In par � i d a Sznbo-Pietzsch. Sai­
<new Á L'JX'r;j· g ezeuawe a'r;j
qota nan 1967 dondP. las blancas acabaron pront o
( O·l) i s��'r;f S LlJ g6'r;j V gat¡ 9JXQ [ Lltl
con la res1stencié1 luego ele 17 D xc 4 ? 1 8.�¡xf5.
s!:io G Ll:lxt¡ · i L6x1 l :oJaqJeg ueMeJ!as
f() 19 txq6, hxqG 20.Afx6.
·

etc

Sin embar�JO. Dobierzin no se éllllilélnu por esto


y continuo con 17 Dxb2! Su éldversario se LlJXU
CAMAGUBY '80 --------.

ltEVIVIIJfJ El

MlfifJYA
IN MEMfJ/t/IM

Sólo dos d ías después de concluido el Capa­ El quinto l ugar y la norma de Maestro de la
blanca in Memoriam, d i o comienzo en la ciudad F I DE de Néstor Vél i z pud i eron haberse mejorado,
de Camagüey la segunda ed ición internacional de no ser por su juego exces ivamente arriesgado
del torneo que periódicamente han celebrado los que lo l l evó a buscar la victoria, aun en situacio­
agramontinos como homenaje a José Fernández . nes en que la pos ición no lo permitía.
M igoya, quien fuera maestro de varias genera­
U no de los favoritos, e l colombiano G iidardo
ciones de ajedrecistas en esa reg ión, y que des­
García, se vio relegado al sexto puesto . G i l dardo
pués de una lamentable pausa de tres años,
estuvo m uy por debajo de su n ivel verdadero ,
vuelve a nuestro cal endario ajedrecístico i nter­
dando sólo muestras esporád icas -sus partidas
nacional , dejando ,para los camagüeyanos un saldo
frente a Pilarte y Fuentes -de su juego sólido
verdaderamente favorable.
e i ngenioso.
J ugando bajo la amabl e atención de amigos y
admi radores , el joven Lexi s Ortega logró obtener
en su provincia, y P,ara e l l a , la segunda y defini­
tiva norma de Maestro I nternacional , haci éndose, Lexis Ortega, ganador del Migoya in Memoriam,
además , del trofeo correspondiente al primer logró además, completar su segunda norma
l ugar. de MI.

Lexis constituyó asimismo, el máximo ganador


de la justa , imponiéndose en seis de sus encuen­
tros. Con su títu lo, que deberá otórgársele en el
próximo Congreso de la FIDE, debe iniciarse tan­
to su trayectoria hacia los primeros planos de
nuestro ajedrez , como un buen trabajo mas ivo y
de cal idad en Camagüey que, contando ahora con
el titular i nternacional que ha ansiado du rante
varios años , debe aprovechar las posi b i l idades de
desarrollo que se abren ante toda su afición.

Con igual puntuación que Lexis, aunque con


menor Sonnenborg , final izó Jesús Rod ríguez Cór­
dova, venciendo su primera norma de M I. Des­
pués de su buena actuación en e l ú ltimo Cam­
peonato Naciona l , ésta del M igoya confirma que
'
se halla en pleno ascenso. Concl uyó i nvicto y se
desempeñó muy bien en los fi nales, mostrando
su juego una tónica más sobria que en otras
ocas\ones.

Igualados a s i ete puntos, j u sto lo señalado por


su Elo, termi naron en tercero y cuarto los Maes­
tros I nternacionales Gu i l lermo Estévez y Joaquín
C . D íaz. Para ambos , puede ser este torneo e l
comienzo de u n a necesaria recuperación después
de sus papeles más que d iscretos en e l Capa­
blanca.

38
11 TORNEO INTERNACIONAL MIGO VA IN MEMORIAM

Camagüey del 9 al 23 de julio de 1980

CAT. 111 MI: 8 MF: 6,5


Pos. Jugadores El o País 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 Ptos. S.B.
1-11 Lexis Ortega 2380 Cuba • 1 1 1 1 o 1 1 8 41,75
Jesús Rguez. C6rdova 2260 Cuba • 1 1 39,25
11-IV Guillermo Estévez 2390 Cuba • 1 o 37,75
MI Joaquín C. Dlaz 2400 Cuba o • 1 1 35.50
V Néstor Véliz 2335 Cuba o o o • 1 1 1 1 6,5
VI-VIl MI Gildardo Gacia 2440 Colombia • 1 5.5 23.75
MI Ciro A. Fernández 2285 Cuba o o o • 1 1 5.5 23.25
VIII Ramón Huerta 2300 Cuba o o o o 1 • 1 4,5
IX-X Plinio Pazos 2285 Ecuador 1 o 1 o o • o o 24.00
Luis Fuentes 2320 Cuba o o o o o o 1 • 1 4 76.25
XI René Pllarte 220 Nicaragua o o o o 1 o • 3.5
XII José Narváez 2200 Ecuador o o o o • 2.5

No fueron satisfactorias las a ctuaciones de Giro 1 8.Tf4 eS 1 9.Cd5 !


A. Fernández, que finalizara tercero en el Grupo
Poniendo al descubierto las debilidades de la
Maestros del Capablanca, Ramón Huerta y Luis
posición negra. No es posible ahora ni 19. Dh3
Fuentes, mientras que los tres extranjeros res­
20.Ce7 ni 19. ef 20.Dd7 Ad7 2 1.Ce7 mate ó
tantes: Plinio Pazos y José Narváez, de Ecuador,
19. ed 20.Dd7 Ad7 2 1.Ce7 y 22.Cc6.
y René Pilarte, de Nicaragua, tampoco lucieron
bien, debiendo señalarse que se esperaba más 1 9. DdS 20.Ce7 De7 21 .Ac4!
del nica, ganador del Grupo Solidaridad en Cien­
Continuando el ataque con s·encillez e ingenio.
fuegos.
Si 21 ef 22.Dh6 con mate inevitable.
El arbitraje, a cargo del Al Carlos A. Palacio,
21 e d 22.Tef1 dS
y del A N Francisco A. Pino, resultó oportuno y
eficaz, en tanto la Dirección del evento tuvo un Triste necesidad. A 22 . Ae B continuaría
a ctivo ejecutor en el compañero Walter Corona, 23.Dh6 y no hay defensa contra 24.Th4.
Comisionado Provincial de Aejdrez, quien cons­
23.ed Ad7 24.d&! De3
tituyó, indudablemente, factor fundamental en la
celebración -presente y futura- del Migoya in Si 24. Dd6 2S.Dh6 y 26.Th4, como en notas
Memoriam, que según propósito del Partido y anteriores.
Gobierno provinciales, se celebrará anualmente
25.De3 de 26.Tf7, Tf7 27.Tf7 TeS 28.Ab3 1-0
desde ahora.

Gild. García R. Pilarte J. C. Díaz Gild. García

Siciliana Ataque Indio del Rey

1 .e4 eS 2.Cf3 d& 3.d4 cd 4.Cd4 Cf& S.Cc3 e& 6.Ae2 1.e4, Cf6 2.d3, dS 3.e5, Cfd7 4.Cf3 e6 5.g3 eS 6.Ag2
Ae7 7.0-0 0-0 8.Ae3 Ce& 9.f4 Ad7 1 O.De1 Cd4 Cc6 7.De2 Ae7 8.h4 b6 9.Af4 Ab7 10.c3 Dc7
1 1 .Ad4 Ac& 1 2.Dg3 Dd7 1 1.Cbd2 h6 12.a3 0-0-0 13.Rf 1 CfB 14.g4 gS
13.Ag3 Cg6 16.hg hg 17.Th8 Th 8 18.De3 Ch4 19.d4
Una línea poco frecuente, que tiene como obje­
Rb 8 20.Rg 1 cd 2 1.cd Cg2 22.Rg2 Ca5 23.Cg5 Cc4
tivo acelerar el avance del PCD.
24.Cc4 de 25.Ce4 Ag5 26.De 1 Dd8 27.f3 Dg8
1 3.Tae1 bS 14.Ad3 b4 1 5 .Cd1 g& 28.De2, Dg6 29.Th 1 Tg8 30.Cd6 Ad3 3 1.Rf2 a6
32.Ce4 Ra7 3_3.Cc3 Ab7 34.Dc4 f5 35.ef Af3 36.Da4
Las blancas amenazaban continuar tranquila­
Af6 37.Cb5 Rb7 38.Cd6 Ra7 39.Dd7 RaS 40.Th7
mente con 16.Ce3 y Cg4.
Ag7 4 1.Rf3 Dd3 42.Rg2 Dc2 43.Af2 1-0
1 6.Ce3 ChS 17 .Dh3 Cf4?

Obsesionadas con su idea original, las negras G. Estévez C. A. Fernández


omiten la mejor continuación defensiva: 17 Escandinava
Af6 18.Af6 C f6 19.eS Ce8 20.Cg4 fS 2 1.ef Cf6 y
si 22.Ch6 Rg7 23.Te6 AdS ó 18.eS de 19.AeS AeS 1.e4 d5 2.ed DdS 3. Cc3 DaS 4.b3 Cf6 5.Ab2 AfS
20.fe Dd4. 6.h3 e6 7.g4 Ag6 8.Ag2 Cc6 9.Ac6 be 10.Df3 Ab4

39
1 1.Dc.j He7 12.0-0-0 TadB 13.Cge2 CdS 14.The 1 N. Véliz J. Narváez
Td6 1S.De4 Jhd8 18.Cd4 Ae3 17.de Db6 18.Aa3
Inglesa
ReS 19.Ad6 Dd6 20.CbS De7 2 1.TdS 1-0
1.e4 eS 2.Ce3 Cf6 3.Cf3 Ce6 4.d3 d6 S.g3 g6 6.Ag2
Gild. García L. Fuentes Ag7 7.0-0 0-0 8.Tb 1 AfS 9.h3 h6 1 O.b4 Dd7 11.Rh2
Francesa gS 12.e4 Ag6 13.Ae3 Ch7 14.bS Cd8 1S.d4 ed
16.Cd4 Ce6 17.CdS Cd4 18.Ad4 fS 19.ef AfS 20.Tb4
1.e4 e6 2.d4 dS 3.Cd2 Ce6 4.Cgf3 Cf6 S.eS Cd7 Ad4 2 1.Dd4 eS 22.be be 23.Ce3 Ag6 24.Cg4 Dg7
6.AbS aS 7.0-0 Ca7 8.Ad3 b6 9.Te 1 Ae7 10.Cf 1 2S.Dg7 Rg7 26.Ae6 Tab8 27.Tb3 hS 28.Ce3 Cf6
eS 1 1.eS. Ce6 12.Cg3 Aa6 13.Ab 1 hS 14.h3 CfS 29.f3 hd 30.gh gh 3 1.Tg 1 Rh6 32.Cg4 Cg4 33.Tg4
1S.a3 De7 16.h4 e4 17.CgS g6 18.Df3 Ad8 19.C3-e4 Tb3 34.Th4 Rg7 3S.ab 1-0
de 20.Ae4 Rd7 2 1.Df7 ReS 22.De8 Rb7 23.Cf7 Ah4
24.De6 De6 2S.Ch8 Ta7 26.Ah6 1-0

L. Ortega C. A. Fernández

Inglesa L. Fuentes C. A. Fernández

1.e4 Cf6 2.Ce3 eS 3.Cf3 dS 4.ed CdS S.e4 Cb4 Francesa


6.Ae4 Ae6 7.Ae6 Cd3 8.Rf 1 fe 9.CgS Db6 10.Df3 e4
1e.4 e6 2.d4 dS 3.Cd2 ed 4.Ce4 Ad7 S.Cf3 Ae6
1 1.b3 Da6 12.a4 CeS 13.De2 Cbd7 14.CbS Tea 1S.be
6.Ad3 Cd7 7.0-0 Cgf6 8.Cf6 Df6 9.Ae2 Ad6 10.c4
h6 16.Cf3 Ce4 17.d3 Cd6 18.Cfd4 Cf6 19.Af4 CbS
b6 1 1.dS Ab7 12.Da4 eS 13.Te 1 De7 14.Ad3 0-0
20.CbS DaS 2 1.g3 a6 22.Ad2 Dd8 23.Ca3 Dd4
1S.Ab 1 fS 16.De2 e4 17.CgS CeS 18.De2 h6 19. Ch3
24.Rg2 gS 2S.Ae3 Dd8 26.Ce4 Ag7 27.Tab 1 0-0
Dh4 20.Ae2 aS 2 1.Ae3 Taea 22.Cf4 Af4 23.g3 Ag3
28.Tb7 CdS 29.Dg4 Ce3 30.Ce3 Te6 3 1.h4 Dd3
24.fg Df6 2S.Dd2 Cd7 26.Ad4 CeS 27.AeS DeS
32.Td 1 Da3 33.hg hg 34.DgS Da4 3S.Dg4 Da2 36.Tf 1
2a.Aa4 Te7 29.Tad 1 Dd6 30.De3 Db4 31.Ab3 a4
Da3 37.Ce4 DeS 38.Ce3 aS 39.Th 1 a4 40.ThS 1-0
32.Ae2 De4 33.Td2 AdS 34.b3 De6 3S.ab Aa2 36.Da3
DeS 37.DeS be 38.Ae4 Af7 0- 1

J. Narváez L. Ortega

Siciliana G. Estévez N. Véliz

1.e4 eS 2.Cf3 d6 ·3.d4 ed 4.Cd4 Cf6 S.Ce3 a6 6.AgS India Antigua


e6 7.f4 bS B.es de 9.fe De7 10.ef DeS 11.Ae2 DgS
12.Dd3 Df6 13.0-0.0 Ae7 14.Af3 Te7 1S.Thf 1 Td7 1.d4 Cf6 2.e4 d6 3.Ce3 Cbd7 4.Cf3 eS S.AgS Ae7
16.Rb1 0-0 17.Ae4 Dh6 18.0g3 Ab7 19.Ab7 Tb7 6.e3 0-0 7.Ad3 e6 8.0-0 Dc7 9.De2 Tea 10.Ah4
20.Td3 Dg6 21.Dh3 b4 22.Tg3 Ag5 23.Cee2 h6 Ata 11.h3 g6 12.eS de 13.de CdS 14.Ag3 Oda
24.Dg4 fS 2S.Df3 Df7 26.Ce1 Td7 27.Cc6 Cc6 1S.Tad 1 Ce3 16.De3 Ag7 17.Db3 Db6 1a.Oc3 Db4
28.De6 Tfd8 29.Td3 Ac 1 30.Td7 Dd7 31.Dd7 Td7 19.De1 CeS 20.Ces AeS 2 1.Aes Tes 22.f4 Tea 23.aa
32.Re 1 Rf7 JJ.eJ be 34.bc Rf6 3S.Re2 eS 36.Tb1 Db3 24.Rh1 e4 2S.Ae4 Db6 26.e4 Te4 27.Ad3 Tea
Td6 37.e4 e4 3a.es TdS 39.Tb6 ReS 40.Ta6 TeS 28.fS gS 29.Tae 1 Tg3 30.Tea Rg7 31.De3 Rh6 32.De4
41.Rd2 TbS 42.Tg6 Tb2 43.Rc3 Ta2· 44.Tg7 Bt4 4S.h4 RhS 33.Df7 Rh6 34.Df6 RhS 3S.Ae2 1-0
Ta3 46.Rd2 TgJ 0-1

L. Ortega N. Véliz
J. R. Córdova G. Estévez

Siciliana Defensa Moderna

í .e4 eS 2.Cf3 d6 3.d4 ed 4.Cd4 Cf6 S.Cc3 g6 6.Ae4 1.e4 g6 2.Cf3 Ag7 3.Ce3 d6 4.d4 Ag4 S.e4 Ce6
Ag7 7.f3 0-0 8.Ae3 Ce6 9.Dd2 Ad7 10.0-0-0 TeS 6.Ae3 eS 7.dS Cd4 B.CbS Af3 9.gf e6 10.de be
1 1.Ab3 CeS 12.h4 hS 13.AgS TeS 14.g4 hg 1S.hS 11.Cd4 ed 12.Ad4 DaS 13.Re2 Cf6 14.Ae3 De7
Ch7 16.CdS CgS 17.DgS TdS 1a.AdS Af6 19.Dd2 e6 1S.Ag2 0-0 16.Te1 dS 17.eS ChS 1a.Rt1 Cf4 19.Dd4
20.Ab3 gf 2 1.Thg 1 Rg7 22.hg Cg6 23.Cf3 Ae6 24.eS Ce6 20.Dh 4 Tad8 21.ed cd 22.Tae1 Db6 23.Db4
de 2S.Dda Td8 26.Td8 Ad8 27.CeS Ab6 28.Tg6 fg Da6 24.Rg 1 d4 2S.Af 1 Oca 26.Ad2 Dd7 27.AbS
29.Ce6 :t¡2-:t¡2 DdS 2a.Ae6 as 29.Da3 1-0

40
EN EL lXIII ANIVERSARIO DE RADIO REBELDE ----
�- - -- ---- ==

IER
TfiRNEI NAC/fiNA
DEAJEIREZ
� ABIERTfl 1981

B A S E S

1. Inscripciones:

Las inscripciones para participar en el 1 er. Torneo


Nacional de Ajedrez Abierto, 1981. en su fase primaria,
los Torneos Municipales se establecen en el período
comprendido desde la publicación de estas bases hasta
el 31 de enero de 1981.
Las solicitudes de inscripción para los Torneos Muni­
cipales serán dirigidas a:

RADIO REBELDE
1 er. TORNEO NACIONAL DE AJEDREZ
CONVOCII TOR/11 ABIERTO, 1981
APARTADO 35-40
CIUDAD HABANA 3

RADIO REBELDE convoca, en el XXIII Aniversario de Cada remitente que solicite su inscripción para par­
su fundación y en homenaje a la memoria del Coman­ ticipar en el Torneo, llenará la planilla de insc-r-· ,...ión o
dante Ernesto "Che" Guevara, en su faceta ajedrecís­ consignará en su carta los siguientes datos:
tica como revolucionario integral, e impulsor de la prác­
tica masiva del ajedrez en Cuba, al: Nombre y apellidos. Edad. Centro de trabajo o es­
tudio. Categoría ajedrecística (si la tiene). Dirección
lar. TORNEO NACIONAL DE AJEDREZ postal, con todos los datos necesarios para que una
ABIERTO, 1981 carta llegue.
Una vez cumplimentados, en la forma indicada, los
RADIO REBELDE se traza además. otros objetivos: trámites de inscripción, cada solicitante recibirá antes
del primero de febrero, diferentes materiales impresos
• Contribuir a incrementar la práctica masiva del aje­ de gran utilidad para su participación en el Torneo (Re­
drez en el país. glamento del Sistema Suizo, Planillas de anotación de
• Estimular el surgimiento de nuevos valores del juego­ partidas, Carnet de participantes, etc.).
ciencia.
• Brindar la oportunidad de reunir en la Gran Final 2. Las Comisiones Municipales Organizadoras
Nacional de este Torneo, a los •jedrecistas de todas del Torneo
las categorías, desde aficionados hasta internaciona­
les, compitiendo entre sí. En cada Municipio del país se constituirá una Comi­
En todas las fases de que consta el 1 er. Torneo Na­ sión Organizadora Municipal del 1 er. Torneo Nacional
cional de Ajedrez Abierto, 1981, se jugará aplicando de Ajedrez Abierto de RADIO REBELDE, en el mes de
el Reglamento del Sistema Suizo. enero de 1981.
La Comisión Organizadora Municipal estará integrada 6. El Comité Organizador de Radio Rebelde
por los acti �� istas de ajedrez más destacados y entu­
siastas, participen o no en el Torneo Municipal. El Comité Organizador de RADIO REBELDE del 1er.
Torneo Nacional de Ajedrez Abierto está integrado por:
Presidente: Luis Más Martín.
3. Los Torneos Municipales
Director: A.l. José Luis Barreras.
Miembros: G.M. Silvino García.
U�a. vez constituidas, las Comisiones Organizadoras
G.M. Guillermo García.
Mumc1pales del1er. Torneo Nacional de Ajedrez Abierto,
M.l. Eleazar Jiménez.
el cual se jugará por el Sistema Suizo, dichas Comi­
M.l. Jesús Rodríguez.
siones tendrán a su cargo la organización de sus res­
M.N . Miguel Andrés Méndez.
pectivos Torneos Municipales.
E.N. Jesús Suárez.
El número de rondas que se jugarán en cada Muni­
E.N. Serafín Chuit.
cipio estará determinado por fa cantidad de inscrip­
E.P. Jesús Salazar.
ciones de participantes.
La Comisión Técnica del Torneo brindará las orien­
taciones pertinentes y documentaciones necesarias 7. Consideraciones generales
encaminadas a la realización �e los Torneo Municipales.
En los Torneos Municipales participarán todos Jos a) Las Comisiones Organizadoras Municipales se
aficionados que formalicen en tiempo y forma su Ins­ constituirán en el mes de enero, una vez que el Comité
cripción, incluyendo a poseedores de categorías hasta Organizador remite a cada Municipio la relación de to­
el Experto Provincial, que residan en el Municipio. dos los ajedrecistas inscriptos en dicho lugar.
En el Toneo Municipal se luchará por obtener la cla­ b) Las Comisiones Organizadoras Provinciales se
sificación para pasar al Torneo Provincial acorde a la constituirán en el mes de marzo, una vez terminados
'
g
cuota de jugadores que a ese fin se asi nará a cada los Torneos Municipales.
Municipio. e) Los Torneos Municipales comenzarán el 24 de fe­
Quedan excluidos de participar en los Torneos Mu­ brero de 1 981 , fecha del aniversario de RADIO REBELDE,
nicipales, los ajedrecistas poseedores de las siguientes fundada por el Comandante Ernesto "Che" Guevara en
categorías: la Sierra Maestra en 1 958.
a) Grandes Maestros, Maestros Internacionales y
� aestros Nacionales de uno y otro sexo. (Ellos jugarán d) Los Torneos Provinciales se celebrarán en el mes
directamente en la Gran Final Nacional). de abril de 1981.
b) Expertos Nacionales. (Ellos jugarán directamente e) El Gran Final Nacional se celebrará en el mes de
en los Torneos Provinciales). julio de 1981, efectuándose el Acto de Clausura y Pre­
miación el 26 de julio.
4. Los Torneos Provinciales f) Los fondos necesarios para la celebración de los
Torneos Municipales y Provinciales serán recaudados
entre los aficionados al ajedrez, es decir, que serán
En los T?�neos Provinciales participarán ros ajedre­
. autofinanciados.
cistas clas1flcados en los Torneos Municipales, por el
procedimiento de la cuota asignada a cada uno de ellos. Las Comisiones Gestoras Municipales y las Comi­
siones Organizadoras Municipales deben tener una es­
(Acorde a la cuota que se asigne de jugadores que cla­
sificarán para el Torneo Provincial.) trecha relación con los Sectoriales de Deportes del Po­
En cada Torneo Provincial podrán Integrar los mismos der Popular en cada Municipio y con los funcionarios
de ajedrez, ya sean Comisionados o Instructores, ya que
j
los ugadores poseedores de la categorra de Experto
N_�c1onal que residan en la provincia, previa inscrip­ este Torneo es una ayuda directa a la particpación
Cion correspondiente en la fecha que se señale. masiva de los aficionados.
Se otorgará a cada provincia, antes de la celebración Las Comisiones Gestoras Municipales y las Comi­

d� Torneo Provincial! una cuota de jugadores para cla­ siones Organizadoras Municipales deben enviar a RA­
Sificar al Gran Torneo Final Nacional. DIO REBELDE todas las informaciones del trabajo rea­
lizado para transmitirlas por los programas "9 Minutos
de Ajedrez" y "Los Deportes por las Provincias", pro­
5. Del Gran Final Nacional
gramas diarios de RADIO REBELDE.
Es importante que en las Comisiones Gestoras Mu­
Esta es la fase decisiva del 1er. Torneo Nacional de
nicipales y las Comisiones Organizadoras Municipales
Ajedrez Abierto de RADIO REBELDE. El 1er. Torneo en
esté un compañero o compañera del movimiento sin­
la fase final quedará integrado por los ajedrecistas de
dical. responsable o activista de ajedrez.
más alto nivel en Cuba que tienen categorías y por los
El responsable de Divulgación de la Comisión Ges­
afici_onados, nuevos valores en desarrollo que hayan
tora Municipal o de la Comisión Organizadora Muni­
clas1ftcado en los Torn!!os Municipales y Provinciales,
cipal, debe tener una preocupación permanente por
procedentes de ciudades, pueblos o lugares apartados
informar a la prensa sobre las actividades que se rea­
del país.
licen.
En el Torneo Gran Final Nacional participarán un total
Tanto las Comisiones Gestoras Municipales como
de 100 ajedrecistas, distribuidos en la forma siguiente:
las Comisiones Organizadoras Municipales deben te­
a) Los Grandes Maestros.
ner como objetivo permanente Incorporar a la mayor
b) Los Maestros Internacionales. {Masculinos y fe­
cantidad posible de activistas, crear áreas de ajedrez.
meninos).
organizar encuentros entre organismos, organizaciones.
e) Los Maestros Nacionales {Masculinos y feme­
centros de trabajo y centros docentes, celebrar simul­
ninos).
táneas, enseñar a jugar ajedrez a decenas, cientos y
d) Los clasificados en los Torneos Provincialea.
miles de compañeros y compañeras, especialmente en­
El Torneo Gran Final Nacional tendrá solamente una
tre los adolescentes y jóvenes. Hay que comprender
semana de duración, incluyendo las ceremonias de
que este evento no es un fin en sí, sino un medio de
inauguración y entrega de premios.
contribuir a la práctica del ajedrez masivo en nuestro
El Torneo se jugará a nueve rondas por el Sistema
país.
Suizo en el plazo máximo de una semana. Ello deter­
minará jugar dos rondas dobles durante dos días en la
COMITE ORGANIZADOR
semana en la que se realizará el Torneo {posiblemente
en horas de la mañana y la noche). Lul• Mj• Martín
Presidente
N avarro y Edmundo Dávi l a marchaban empa­

IOIIOIERO
tados antes de la ú l t i m a ronda , la déci moquinta ,
donde el p r i m e ro se adjud icó la victoria a expen­
sas de Dan i l o S i rias. m i e ntras que Dávi la perdía
sorpresivamente con Manuel Flores. Los ci nco
pri meros l ugares quedaron como sigue: 1 . Nava­
rro, 13 de 15 pos i bles. 2. Dáv i l a , 12. 3. René
Pilarte. 111¡�. 4. Jorge Berrios , 101/�- 5. Manuel
Flores , 9.

Pese a ganar el pri mer lugar, Nava rro no fue


decla rado campeón naci onal, hasta tanto no se
concrete su ped ido de naci onalidad n i caragüense ,
pues los estatutos de la federac ión nac ional exi­
gen que el campeón sea n i caragüense de nac i­
m i ento o de naturali zación .

Gana Héctor Díaz Torneo X Aniversario

Radio Jaruco

JA R U C O , 20 de marzo de 1 980 .-En ocasión de


celebrarse el X a n iversar io de la e m i sora terri­
tor i al Radio Jaruco, se celebró en esa loca l idad
un to rneo dP ajed rez donde se adjud icó el primer
lugar el expe rto provi ncial Héctor D í az . Diaz acu­
muló SI/:! pu ntos de 7 pos i b l es . En segundo lugar
se u b i có el juven il R u bén Vél i z , l a 'reve l ación del
RESUMEN DE LOS TO RNEOS Y ACTIVI· certamen, quien sumó 5 pu ntos. En tercero
DADES AJEDRECISTICAS NACIONALES term i nó Orenc i o Fe rnández .
E INTERNACIONALES MAS IMPORTAN·
El evento co i nc i d i ó con la ampl i ación_ y nuevo
TES EN LOS MESES DE MARZO V ABRIL
equipamiento de la e m i sora Radio Jaruco , que
brinda sus servicios a los municipios de Madru­
El nuevo campeón de Yugoslavia es el ga, Santa Cruz del Norte y Jaruco.
ajedrecista más joven en la historia
Los organizado res, en el acto de clausura.
de dichos campeonatos
anunciaron que el año próx i mo se reali zará la 11
edición, con la pretensión de que incluya a des­
BELGRADO, 10 de marzo.-Predrag Nikolic, un
tacados ajedrecistas nac ionales .
joven de 19 años, se apoderó del campeonato
nacional de Yugoslavia, al acumular 11 puntos
U NI O N S OVI ETICA 26 de marzo .-Nona Ga­
de 15 posibles.
,

pr i ndasv ili, varias veces campeona mund ial , y


El cable, fechado en Belgrado, aclara que N i­ Nana Alexandría, ambas de la UR SS , ganaron el
kolic es el ajedrecista más joven que haya ga­ paso a la sem if inal del torneo de la cand idatura
nado nunca el torneo nac ional por el campeonato en busca de la retadora de la actual campeona,
de Yugoslavia. la soviética M aya Chi burdan idze. al i mponerse
en sus respectivas serias de cuartos de fi nal.
REY JAVICK, 1 O de marzo.-EI soviético Víctor
Kupreichik conquistó el primer lugar del torneo Nona e l i m i nó a su compatri ota N i no Guri elli,
internacional de Re yjavick, capital de Islandia, por 6 a 3 y Nana a la también sov i ética Elena
con 81j2 puntos de 11 posibles, después de divi­ Aj m i lova kaya, por Slj2 a 3V�-
dir el punto en las dos últimas rondas con el
holandés Sosonko y el norteamericano Walter B U CA R EST, 20 de marzo .-EI gra n maestro so­
Browne. v i ético Alexander Bel i avs k i , ex campeón mundial
juven il y ex campeón de la U RSS, ganó amplia­
MANAG UA, Nicaragua, 1 O de marzo.-Roberto mente el torneo i nte rnac ional de Bucarest . R u­
Navarro, oriundo de México y casado con una mania, con 12lj2 puntos de 15 posi bles y sacando
nicaragüense. ganó el 1 torneo nacional de aje­ nada menos que 3 puntos de ventaja sobre el
drez Patria Libre. por el campeonato de Nica­ segundo lugar ocupado por el gran maestro ru­
ragua. mano M iha i Suba.

43
Asombró la baja forma en que actuó el gran El 26 Korchnoi concretó su victoria al ganarle
maestro Víctor Ciocaltea, 8 veces campeón de a Petrosian la novena partida del match. Korch­
Rumania y actual monarca, quien se ubicó en el noi ganó dos partidas, entabló 7 y no perdió nin­
décimosegundo lugar con sólo dos victorias. guna, en tanto Petrosian no ganaba ninguna, en­
frente a los rumanos Feiser y Gruberg, y nueve tablaba 7 y perdía 2 .
tablas, encajando cuatro derrotas, para 6V2 de
El encuentro comenzó en Velden e l 8 de marzo,
1 5 posibles, el 43,33%. El juvenil Constantín
cuando se jugó la primera partida, llevando Korch­
lonosen, con 81/�. acumuló una norma de maes­
noi las piezas blancas. Setenta jugadas y siete
tro internacional.
horas con veinte minutos fueron necesarias an­
tes de que se acordaran las tablas.
Los encuentros por la candidatura.
Cuartos de final En la primera mitad del match Korchnoi asu­
mió la delantera por un punto, ventaja que man­
Los encuentros de cuartos de final por la can­
tuvo hasta que se anotó otro punto, el decisivo,
didatura, en busca del retador del actual campeón,
en la mencionada novena partida.
el soviético Anatoli Karpov, comenzaron en forma
escalonada, por lo cual sólo el match del sovié­ Ei resultado final no desmintió los vaticinios
tico Tigran Petrosian y el gran maestro Víctor que daban como favorito a Korchnoi sobre Pe­
Korchnoi. terminó en el mes de marzo. Los trosian. Según la autorizada o pinión de Karpov
otros tres, Hubner-Adorian. Polugai8Wski-Tal y las partidas de este match fueron de muy baja
Portisch-Spassky, terminaron en abril y mayo. calidad. No obstante, es indiscutible que des­
Independientemente de que los trataremos por pertó interés en los aficionados del mundo en­
separado de acuerdo con la fecha en que ter­ tero. En relación con esto, y para terminar con
minaron, diremos unas palabras en sentido ge­ este match del que tan poco hay que decir, les
neral con respecto a ellos. ofrecemos una interesante anécdota:

En primer lugar, lo cual ya no es noticia, pero El famoso pianista Friedrich Gulde, considera­
que encaja bien en un resumen como éste, el do como el niño terrible de la música selecta,
mencionar que los ganadores fueron el gran dejó plantado a su p úblico en Viena, capital de
maestro residente en Suiza Víctor Korchnoi, el Austria, para seguir presenciando el match de
germanooccidentali Robert Hubner. el soviético cuartos de final en Velden, Austria.
Lev Polugaievski y el h úngaro Lajas Portisch.
Gulda, que tenía vendidas todas las localida­
Korchnoi le ganó al soviético Tigran Petrosian des de la Konserthaus, de Viena, desde mediados
por 5V2 a 3V2• en 9 partidas, en Velden, Austria: de enero, manifestó simplemente que la partida
Hubner al h úngaro Adorian por 5V2 a 41j2, en 1 0 entre Petrosian y Korchnoi era muy interesante
partidas. en Bad Lauterberg, RFA: Polugaievski al y se quedó en Velden.
soviético Mijail Tal por 51j2, a 21j2• en Alma Ata,
Los técnicos de sonido esperaron en vano a
URSS, y Portisch al soviético Boris S passky, con
que compareciera el maestro para los ensayos
"score" igualado a 7puntos en 1 4 partidas. por
y también el p úblico, por la noche, hubo de de­
haber ganado con piezas negras en una o casión
sistir de su empeño de escu char a Gulda.
por ninguna su rival.
El maestro deberá abonar, por su afición a los
De conformidad con estos resultados, las pa­
jaques, todos los gastos de organización, perso­
rejas que se enfrentarán entre sí en las semifi­
nal y alquiler de la sala de conciertos. incluidos
nales son: Polugaievski, de la URSS, con Víctor
250 bocaditos que debían consumirse durante el
Korchnoi, en Buenos Aires, Argentina, y Hubner,
entreacto y además. tendrá que ofrecer su
de la RFA con Portisch, de Hungría, en Italia.
concierto otro día.
Visto esto, tratemos en detalle cada uno de
Cara que le va a salir la partida Petrosian­
acuerdo a la fecha en que terminaron.
Korchnoi al pianista Gulda, ¿no es cierto?

Víctor Korchnoi se impone a Tigran


Constitución de la Comisión de Ajedrez
Petrosian
de Buey Arriba
VE LDfN, Austria, 26 de marzo.-EI gran maes­
tro Víctor Korchnoi se impuso al ex campeón BAYA MO, 1 de abrii.- EI segundo Secretario
mundial, el soviético Tigran Petrosi&n, en el match del Partido Comunista de Cuba en Buey Arriba,
de cuartos de final que enfretaron ambos en la Eleuterio Mendoza. estuvo presente en el acto
ciudad austríaca de Velden, con marcador final de constitución de la comisión municipal de aje­
de 51¡� a 3���. una partida antes de llegar al l í­ drez. La culminación del acto estuvo a cargo de
mite de 1 0 . un match entre los equipos de ajedrez de Ba-

44
yamo y Buey Arriba, que ganaron los bayameses La selección a la jugadora más combativa re­
con marcador de 1 O a 5. Posteriormente, el día cayó en Vivían. A la jugadora más joven en
5, se efectuó una simultánea. Marlcela Palau y a la mejor partida a la jugada
por Laura Córdova con Marlene Pérez.
Es bueno ver en acción lo que sabemos por la
idea: que el ajedrez en nuestro país es una acti­
vidad de la masa que se realiza hasta en las más Hubner vence a Adorian
remotas regiones. Por ejemplo. en Buey Arriba.
BAO LA UTER BERG, 10 de abriL-Concluyó en
en plena Sierra Maestra.
Bad Lauterberg, RFA, el match de cuartos de
Uno de los primeros actos oficiales de la co­ final por la candidatura entre el germanoocciden­
misión del municipio serrano fue enviar un sa­ tal Robert Hubner y el h úngaro Adorian, con la
ludo al colectivo de ajedrez de Radio Rebelde. victoria del primero por 5,5 a 4,5 .
que incluye al programa Cinco Minutos de Aje­
De esta forma se cumplió el pronóstico que
drez, al compañero Eealazar Jiménez, profesor
señalaba como favorito a Hbner, con bastante
del Curso de Ajedrez Medio y Superior; por Ra­
am plitud, frente a Adorian. Sin embargo, es justo
dio, y al boletín de Ajedrez que edita esta emi­
declarar que después de dos derrotas en la pri­
sora como extensión del curso.
mera parte del match, Adorian tuvo una reacción
Los diez primeros jugadores en el ranking notable, ganando la sexta partida y obteniendo
de ajedrez postal nacional posiciones ventajosas, sobre todo en la novena
partida, donde Hubner tuvo que jugar con mucho
LA HA BA NA, 5 de abriL-Los diez primeros cuidado para evitar que Adorian le empatara el
jugadores en el "ranking" del ajedrez postal na­ match.
cional con validez para todo el año son los si­
Este encuentro comenzó el 16 de marzo, asu­
guientes: Raúl Fernández, maestro nacional pos­
miendo la delantera Hubner al ganar la tercera
tal, con 1105. Luis Pérez Marín, maestro nacio­
partida. Aun no se había asenti3do el polvo de
nal, 1085. Osvaldo Pérez, maestro nacional, 1055.
la derrota, y en la quinta partida Adorian volvió
José Luis Barreras (miembro de la redacción de
a caer vencido. Todo hacía pensar que ya nada
este Boletín de Ajedrez). maestro nacional, 1035.
restaba por hacer. Y sin embargo Adorian gana
Abelardo García, maestro nacional, 1025.
en la sexta, . precisamente el día de su cumple­
En sexto lugar el maestro nacional Pablo Sal­ años y presenta la seria resistencia que ya he­
cedo, con 1000. Alberto Barreras, maestro na­ mos descripto. Hubner quedaba esperando al
cional, 995. Osvaldo Santos, maestro nacional, ganador del match Spassky-Portisch. su próximo
995. Raúl Ranger, experto nacional, 990. En dé­ rival.
cimo lugar aparece Roberto Lam, maestro nacio­
nal, con 990.
Contundente victoria de Polugaievski
Victoria de Sirka Frómeta en el torneo sobre Tal
femenino de Güines
ALMA AlA, URSS, 14 de abrii.-La mayor sor­
G UI NES, Habana, 7 de abriL-La juvenil Sirka presa de los cuartos de final por la candidatura
Frómeta, de Santiago de Cuba, se anotó una fue la aplastante victoria del gran. maestro so­
valiosa victoria al conquistar el primer lugar del viético Lev Polugaievsk y sobre el ex campeón
torneo femenino " Güines 80", que se efectuó en mundial, el también soviético Mijail Tal, por 5 .;!!.
lb sala "Carlos Manuel de Céspedes" de dicha a 2 v� en 8 partidas.

ciudad. La victoria de Polugaievsky se concretó el 1 4


de abril con unas tablas en la octava partida.
El triunfo de Sirka, que sumó 9 puntos de 10
pero ya tenia el triunfo asegurado desde bastan­
posibles, producto de 8 victorias y sólo 2 tablas.
te antes. Los expertos. que daban como favo­
se hace más meritorio si se tiene en cuenta que
rito a Tal, sin dejar de reconocer la calidad de
relegó al segundo lugar a la subcampeona nac�o­
su contrincante, y gran parte de los aficionados,
nal, Vivian Ramón, quien venía de disputar un
después de un verdadero sainete d suspnsions
magnífico match con la campeona nacional AseJa
verdaderamente sin saber a qué atenerse ante
de Armas, y que perdió por la mínima diferencia.
el derrumbe del genio de Riga, que comenzó per­
Incluso hay que destacar que Sirka le ganó el
diendo las dos primeras partidas. la primera el
encuentro particular a Vivían, lo que influye de
24 de marzo y la segunda el primero de abril.
manera decisiva en el resultado final.
des pués de un verdadero sainete de suspensio­
En segundo y tercero, em patadas. Vivían Ra­ nes, que no hacían sino augurar los peores pre­
món y Martha Palenzuela, las dos con 8 puntos. sagios en contra de Tal.

45
Posteriormente Tal se atrincheró en una fiera Portisch vence a Spassky por disposición ·

resistencia , pero sin poder hacer otra cosa que reglamentaria


detener los golpes de Polugaiesky durante cinco
partidas consecutivas que terminaron en tablas. CI UDAD DE MEXICO , 5 de mayo.-E I gran
Cuando intentó salir en busca del punto necesa­ maestro h úngaro Lajas Portich , cuarto jugador a
rio , en la séptima partida , se volvió a encontrar nivel mundial , segúún el ranking de la Federa­
con la derrota , el 1 1 de abril. ción Internacional de Ajedrez , FIDE , conquistó el
derecho de pasar a las semifinales del torneo
Una vez más quedó demostrado que las actua­
por la candidatura , en busca del retador del
ciones de Tal , el famoso genio de Riga , no pue­
campeón mundial , el soviético Anatoli Karpov.
den ser vaticinadas en base a actuac iones ante­
al acordar tablas en la décimosegunda y última
riores , por brillantes que sean , debido sobre todo
partida del match de cuartos de final con el ex
a su inestable estado de salud que le traiciona a
campeón mundial , el soviético Boris Spassky, con
cada momento. Este resultado determinaba el
lo cual el encuentro terminó empatado a siete
pareo de una de las semifinales: Polugaievsky-
puntos.
Korchnoi , a celebrarse en Buenos Aires , a pa rtí ..
El triunfo de Portisch se produce de forma re­
del 2 1 de julio.
glamentaria , al ser el único que se anotó una vic­
toria con las piezas negras , en la misma primera
Gana el norteamericano Seirawan partida. Esto ocurrió el 30 de marzo . cuando co­
el Costa del Sol menzó el match en un lujoso hotel de Ciudad de
México.
MALAGA . España , 18 de abrii.-EI campeón
Posteriormente el encuentro se trasladó a
mundial juvenil , el norteamericano Seirawan
Aguas Calientes , donde se escenificaron las par­
ganó el primer lugar del tradicional torneo inter­
tidas dos y tres , ambas con un resultado de t�­
nacional "Costa d�.J Sol", que se celebra todos
blas. Entre paréntesis , es interesante resaltar
los años en Málaga , España , c�n una holgada ven­
que Aguas Calientes estaba caliente de verdad ,
taja sobre sus rivales. Baste decir que en la
y tanto Portisch como Spassky prácticamente se
penúltima ronda acumulaba 71/2 puntos , mientras
pusieron de acuerdo para no hacerse mucho más
que los ocupantes del segundo y tercer lugares ,
daño del que ya les hacía el 'Calor. Inmediata­
el sueco Eslon y el peruano Rodríguez sólo alcan­
mente después los dos jugadores regresaron a
zaban 6.
Ciudad de México , donde jugaron las restantes
partidas en el Instituto Tecnológico de dicha
Provincial. de Pioneros
ciudad.
CIUDAD DE LA HABANA.-La niña Diana Suá­ Portisch mantuvo la ventaja de un punto hasta
rez , del municipio 1 O de Octubre , ocupó el primer la novena partida , cuando Spassky se impuso gra­
lugar del torneo provincial de pioneros de pro­ cias a un imponente peón pasado , empatando a
vincia Ciudad de La Habana. El segundo fue p ar a 4 1/:.: puntos . La décima partida terminó en ta­
Bárbara Reguera. también de 1 O d e Octubre. y el blas . Dos partidas extras tuvieron idéntico resul­
tercero par a Tamar a Rodríguez. de Habana Vieja. tado , y en la última serie extra de dos partidas ,
el resultado fue el mismo.
En el masculino la victoria fue para el niño
Portisch , rival de Hubner para la semifinal fi­
Raúl Perdomo , del municipio Cotorro . Segundo ,
jada a jugarse a partir del 25 de julio en Italia ,
lván Delgado . de Habana Vieja, y tercero. Carlos
hizo las sigu ientes declaraciones a la prensa
Torre , de Arroyo Naranjo.
después de su victoria:
Por municipios, la victoria correspondió a 1 O de
"Spassky se recuperó mucho en las últimas
Octubre. Senundo , Habana Vieja y tercero. Playa.
partidas del match , jugando cada vez mejor. No
se puede decir que su juego haya sido flojo al
Pasó la soviética Nana loselani
principio , sólo que a medida que avanzaba el
a la semifinal
encuentro. jugaba cada vez mejor."

Y U GOSLAV IA, 24 de abri i.-La soviética Nana "El encuentro fue verdaderamente difícil " , dice
losel ani se impuso a la húngara Szusa Veroci Port1sch. "Casi todas las partidas estuvieron lle·
_
en la novena partida del match de cuartos de nas de tensión, aun las que terminaron en tablas
final por la candidatura femenina y c i asificó para luego de pocas jugadas."
las semifinales, con victoria d e 6 a 3.
Portisch agr ega : "Para mí constituyó un gran
loselani tendrá un difícil escollo en la sem i­ peso el hecho de ganar el encuentro con sólo
final , donde se enfrentará a la ex campeona mun­ unas tablas. Me siento muy contento de haber
dial Nena Gapri ndasvi l l i . clasificado para las semifinales."

4&
Ahora veamos algunas partidas del torneo :

VARNA Grigorov

Def. Siciliana
Dvoretski

19 80 1.e4, eS 2.Cf3, e6 3.d4, cd 4.Cd4, Cf6 S.Ce3, Cc6


6.Cdb5, d6 7 .Af4, eS S.AgS, a6 9.Ca3, bS 1 O.Af6,
gf 11.CdS, fS 12.Ad3, Ae6 13.Dh5, Ag7 14.0-0, f4
1S.c4, be 16.Ac4, lbS 17.Tae1, 0-0 18.b3, Dd7
19.Cc2, Ah8 20.f3, fS 21.ef, TtS 22.Dh4, Df7 23.Ttd1,
Tg8 24.Td2, Af8 2S .Df2 , TtgS 26.Ce1, Cd4 27.Td4,
ed 28.Dd4, Ag7 29.Df4, TdS 30.Df7, Af7 31.AdS,
AdS 32.Td1, Ab7 33.Td6, Ae3 34.Td7, Aa8 35. Af1,
Ae1 36.Ae1, Tg2 37.Td8 Tg8 38.Tg8, Ag8 39. Af2, Af7
40.Ag3, A dS 41.Rg4, Ag6 42.Af4, AhS 43.h4, Ae2
(0-1)

Stefanov Donchev

En la ciudad de Varna se desarrolló del 1S al Def. India del Rey


30 de mayo una versión más del tradicional tor­
neo "Arenas de Oro ", que esta vez contó con 1.d4, Cf6 2.e4 , g6 3.Ce3, Ag7 4.e4 , d6 S.Ae2,
la participación de 14 maestros de Bulgaria, ADA, 0-0 6.Cf3, eS 7.0-0, Ce6 S.dS, Ce7 9.Cd2, CeS
Checoslovaquia , Polonia, Hungría , Aumanía y 1 O.b4, fS 11.e5, Ah S 12.Aa3, Cg8 13.Cc4 , Ch6
Cuba , de los cuales 8 eran maestros internacio­ 14.Te1, f4 1S.bS , Tg8 16.b6, ab 17.cb, cb 1 R.Db3,
nales. Af8 19.Db6, De7 20.f3, gS 21.h3, Cf7 22.Db3 , Dd8
23.Ab2, bS 24.CbS, hS 2S.a4, Ah7 26.a5, g4 27.fg,
Con Categoría V Il y un Elo promedio de 240 1
hg 28.Ag4, Ag-4 29.hg, Tg4 30.Dh3, Th4 31.DfS ,
se necesitaban 7 1j2. puntos para alcanzar una nor­
Ag8 32.Tt2, Cg7 33.Dg6, Ch8 34.CeS, Cg6 3S.Cg6,
ma de M I. Para MF era indis pensable acumular
Tg4 36.Cf4, DaS 37.Cd4, Da7 38.Cde6, Ce6 39.Ce6,
6 puntos.
Te4 40.Tef1 , Ah6 41. Ah2, Dh7 (0-1)
El ganador, el checo Meduna, jugó muy seguro
en todas sus partidas, mostrando una superiori- Dansilov Meduna
dad notable sobre sus adversarios.
Def. Caro-Kahn
La sorpresa del evento fue la pobre actuación
del soviético Dvoretski, entrenador de los G G M M 1.e4, e6 2.d4 , dS 3.Cc3, de 4.Ce4, Cd7 S.Cf3,
Yusupov y Dolmatov , quien tiene un Elo d e 2S 10 Cgf6 6.Cf6, Cf6 7.CeS , Ae6 8.Ae2, g6 9.0-0, Ag7
y era considerado el favorito. Su juego rápido 10.c4 , 0-0 11.Ae3 , Dc7 12.De1, Ttd8 13.Td1, eS
lo llevó a valorar muy su perficialmente posi­ 14.Af4, Td4 1S.Td4, cd 16.Cf7, DeS 17.CgS, AfS
ciones que le hubieran reportado mayores prove­ 18.Af 1, eS 19.Ad2, h6 20.Cf3, Td8 21.b4, De7
chos de haber profundizado en las mismas. 22.Ch4, ed 23.Ae2, e3 24. Ae1 , Cg4 2S.Cf5, gf
26.Ag4, d3 27.fe, Aa1 28.Ad2, fg 29.Da1 , Dg7
Se jugó un ajedrez combativo donde las "ta­
30.Dg7, Ag7 31. Af2, Ag6 32.Ae3 (0-1)
blas de salón " aparecieron muy pocas veces.

Sob re mi actuación debo decir que la considero Grigorov Boudy


muy mala, y cualquier comentario sobre ella se­
ría tratar de justificar las derrotas y la pobre Def. Siciliana
colocación en la tabla de posiciones. Con rela­
1.e4 , es 2.Cf3, Cc6 3.AbS, Cf6 4.De2, g6 S.e3,
ción al Elo perdí 20 puntos.
Ag7 6.0-0, 0-0 7.h3, CeS 8.Td1, Ce7 9.Ae6, be
La tabla final de posiciones fue como sigue : 10.d4, cd 11.cd, Aa6 12.Dc2 , Db8 13.Cc3, Db 7
1) Meduna (Chec.) 9 1j2 ; 2-3) Lukov ( Bulg.) y Pro­ 14.AgS, Tte8 1S.Tae1, Ce6 16.Ae3, leeS 17.Dd2, d6
danov ( Bulg.) 7 1j2.; 4-6) Filipowicz ( Po i.) , Dvoretski 18b3, eS 19.dS, Cf8 20.e5 , de 21.Ca4, Cd7 22.Ac5, e4
( U ASS) y Stoica ( Aum.) 7 ; 7-9) Hesse ( ADA), Don­ 23.VgS, Cf6 24.h4, AbS 2S.De3, Cd5 26.De4, Ae8
chev ( Bulg.), Toshkov ( Bulg.) 61j2 ; 10-12) Grigorov 27.De4, h6 28.Cf3, Cb6 29.Df4, CdS 30.De4, Aa4
( Bulg.), Stefanov ( Bulg.) y Daimalov ( Bulg.) 6 ; 31.ba, e6 32.De4, Da6 33.Ce5, DaS 34.Ad4, Da4
13) Boudy (Cuba) 4 1/2; 14) Szilagy ( Hung.) 3 1j2. 3S.f3, Tc1, 36.Tc1, Tf8 37.Td1, Dd1 (0-1)

47
(Continuación)
(N. DEL E.) A partir de este segundo capítulo, la versión al español de este trabajo
ha sido realizada por nuestra colaboradora la compañera Marina Valerievna Popova.
quien ha realizado un trabejo muy profundo para verter en nuestra lengua todos
los detalles del estilo del gran maestro soviético Lev Polugaievsky. El trabajo no
ha sido sencillo, clebldo al gran uso ele aforismos y citas por parte del autor.
Esperamos que nuestros lectores quedarán complacidos con la faena realizada.

EL SURGIMIENTO
DE UNA VARIANTE
������ por el G.M. Lev. A. Polugaievski
(Versión a l español de Marina V . Popova)

UNA MI RADA DESDE AFUERA bre temas más ampl i os que el análi s i s de una
complicada vari ante sean extraños y no nece-
sarios. El ajed reci sta no puede, algunas veces,
La mayor parte del t i empo planificado para la contentarse con l a s i mple lectura de jugadas y
preparac ión con vista al campeonato naci onal de varia ntes . Como un arti sta hac iendo un cuadro
1 9 6 1 tuvo que ser ded i cado a la Variante. Y lo que de ti empo en tie mpo se separa de la pi ntura ,
i m pos ible se realizó. Recuerdo que entonces . y dando un paso atrás m i ra toda la tela , el aje­
después de acabado el trabajo, dos ideas no me d rec i sta . puede como d esde aflle ra valorar sus
abandonaron. U na era l a infi n i �u d , la i nagotabi- ideas y cál culos sobre las categorías abstracta s .
1 i dad del ajed rez, la cual no consi ste en el nú­ d i scern i r e l callejón s i n salida que l e espera y
mero astronóm ico de jugadas que exi sten ert encontrar la curva capaz de hacer sali r la pos i ción
cada posición . La profu nd idad del ajed rez está d e l cam i no de postes de la p ráctica ajedrecística.
en la d ivers i dad de ideas y métodos con los cua­ Y si no se queda pensat i vo de ti empo en ti empo
l es se puede enfocar oualq u i e r pos i c ión en el sobre la marcha de todo el proceso ajed recístico
tablero , con las excepc iones que casi s i empre en general, si no presta su atención a sus cur­
están presentes en cualq u i e r d i spos ición de fi­ vaturas, a los precedentes que existen en los
guras. Y la segunda idea : ¡ Qué feliz es el aje­ valores de unas u otras pos i ci ones . la mayoría
d rez ! En él han convivido armónicamente , de un de las búsquedas " conc retas " estarán condena­
lado Ste i n itz, Capablanca y Botv i n i k , los cuales das al fracaso . Es pos i b l e recordar una analog ía :
con sus partidas y anál i s i s descu brieron las leyes actualmente casi todas las cienc i as usan el apa­
generales , la lóg ica del ajedrez, y del otro C h i­ rato matemático. pero l a m i sma matemát ica. s i n
go r i n , Lasker, S i magu i n , estos " sublevados " que 1 � ayuda de l a filosofía, i ría a u n callejón s i n
buscaron y encontraron excepc iones a cualq u i e r salida, i nvest igando m u ndos , conceptos , natu ra­
ley general. Complementándose mutuamente las l ezas que son ajenas a nosotros .
dos corr i entes, la clásica y la romántica , forma­
Prec isamente este complejo de reflexiones
ron la i magen del aj edrez , la cual no será posi ble
filosófi cas sobre la esenc i a de mi búsqueda me
dom i nar y agotar por una razón en n i ngún ti empo.
l! evó a l pensa m i ento pa radoja ! : ¿ P o r qué, como
Y basándose en esta convivenc i a de leyes y ex­
e l i m á n , atraje todo el análi s i s a la mani obra
cepc iones, no hay por qué asustarse por una teo­
T 1 T-2T-2 D , la cual cons i d eraba como la sangre y
ría de las apertu ras que contenga en una co­
c u e rpo de l a Variante, su principal espi nazo es­
l u mna los esquemas c l á s i cos del gambito de
t ra tég ico ? ¿ Por qué no buscar la verdad en otro
dama , y en otra . los labe ri ntos , <llgu rws veces
c a m i n o , i n cluso si el m i smo no es paralelo ?
i m pos i bles de valora r . de l a D efensa S i c i l i <l ll (l .
Y en esta m i sma época se encontró la j ugada
Aqu í r n e p e r m i to u n a p e q u e ii (l re t i rad<l . Qu i z á s q u e . lo declaro , me emoci onó en toda la extens ión
le parezca al lector q u e estos pens(l m i entos so- de la palabra.

48
decir se tiene, se comprende por s í mismo.
Pero en aquel tiempo, para entender estas ver­
dades, reforzadas con muchas variantes, pasaron
semanas. Y cuando el análisis fue terminado
comp rendí: ¡ La Variante está viva !

Este trabajo tuvo lugar, lo recuerdo, en el año


de 1960, y solamente un año después, en el
campeonato de la Rep ública Federativa Rusa, en
Omsk, llegué a probar mi nuevo proyecto con
el maestro local y muy buen táctico A. Belov.

Después de 1 2 . . , D4R mi adversario continuó


con 1 3 .PxP, AxP 1 4.C3A, D4A + 1 5.R1T, A2C.
Esta posición yo la consideré igualada. Sin
embargo, la marcha siguiente de la lucha aunque
no ca mbió el valor general mostró que la situa­
ción surgida es tan complicada y llena de tram­
pas, que es necesario el análisis complementario.

Diagrama L

12 . D4R

¿Será cierto que la zona de seguridad en el


ajedrez es tan grande, me admiré, que en la
a pertura, sin las piezas desarrolladas, es posible
hacer la cuarta jugada seguida con la dama y a
pesar de eso quedarse sin castigo ?

Todos los ejemplos clásicos me decían que eso


era utópico. Eso no existe en ajedrez y no puede
existir como en la naturaleza no puede ser vio­
lada la ley de la conservación de la materia.
Estuve muy cerca de abandonar la jugada encon­
trada y no comenzar a analizarla , pero me disua­
dió de esto, lo reconozco , no la intuición ni la
superpenetración ajedrec ística.

"Al fin y al cabo esto no es un torneo sino


solamente el análisis" -razoné, y, puede ser ,
me persuadí a mí mismo-. "Tantas fuerzas ya
Diagrama Ll
he consumido en la Variante que voy a darle
un poco más antes de reconocer mi fracaso. "

Pero mientras más analizaba la idea encon­


trada, más clara era para mí su justeza paradó­
jica. ¡La jugada 12. D4R no es u na pérdida En la partida tuvo lugar :
de tiempo ! La dama negra luego de C4R debe
16.D3D (una jugada muy interesante con la
retirarse igualmente a 4R, y haciéndolo antes le
cual las blancas comienzan las complicaciones)
quita actividad úti l al caballo de las blancas .
16 . . , 0-0 ; 1 7.TD1D, ClA ; 1 8.C4R , D2R ;
Además, después de 12 . . , D4R se amenaza
1 9.C(4)5C, P4A; 20.D3R, TD1 R ; 21 .P4A ! , P3T;
13 . , A4A y esa circunstancia obliga a las blan­
.
22.PxP, PxP; 23,C3T, P4R ! ; 24.AxP, R 1 T ; 25.T1A,
cas a perder una parte esencial de su ventaja en
T1 A y por el peón las negras ot:nuvier_pn contra­
desarrollo. Fina fmente, regresando en caso de
juego en las compl icaciones increíbles que sur­
necesidad a 2AD , la dama negra defenderá l a
gieron después de 26.TR 1 R, CSC ; 27.A4A, ASR.
casilla 1 O y saliendo de las am enazas economi­
Al fin y al cabo la part ida terminó tablas: 2B.D2R,
zará tiempo para las negras , el cual es necesario
TD1 D ; 29.C2A, AxC ; 30.PxA, C3A ; 3 1 .C3D, CSD;
para la maniobra T 1T-2T-2D .
32 .D2C , D3D; 33 .T1 C R , . T2D ; 34.C2A, D3A R;
Ahora todo esto me parece evidente y ni que 35.D3T, D3A ; 36.T3A.

49
Por ejemplo: 1 3 .A 1 1. Después d e esto n o me
gustó 1 3 . P�P. ya que segui ría 1 4 .A3A, 121;
1 5 .T1 A , D2A ; 1 6.C5D , D 1 D ; 1 7.020 , con la ame­
naza 1 8 .D4A . Por otra parte , en la jugada 1 5 las
negras no tienen ni nguna otra reti rada cómoda
para la dama. S i n embargo, a 1 3 .A 1 1, las neg ras
pueden responder con un i nmediato 1 3 . . 121
y la amenaza 1 4 . . , T2D obl iga a ias blancas a
retroceder el caba l l o de su casi l l a centra l , ade­
más con un método l ento no se puede vencer
a las negras . Por cierto , l a partida Estri n-Korzln,
Moscú , 1 96 1 , demostró eso : 1 3 .A 1 1, T21; 1 4 .030
(una jugada dudosa, mucho mejor es 1 4 .PxP ;
AxP ; 1 5.e3A) ; 1 4 . . , 120 ; 1 5.C3A, DxP ; 1 6 .D3A ,
A3D ; 1 7.C4R , OSA ; 1 8 .exA + . Dxe ; 1 9 .e5 R , 12A ! ;
20.10 1 D , D2A y las negras rechazaron e l ataque
conservando la ventaja materia l : 2 1 .D3e R , 0-0 ;
22.A3D , P3A ; 23 .AxP + , RxA ; 24.041 + , A 1 C ;
25 .e6e, T(2 ) 1 R ! ; 26.081 + . A2A; 27.1xP + . Rx1;
etcétera.
D i agrama Ll l
M e vi obl igado a estudiar también las varian­
tes rápidas tipo 1 3 .1 1 A , DxP; 1 4 .A3A, 12T ; 1 5 .C5D ,
D 1 n ; 1 6 .C5A, A4A + ; 1 7 . A 1 1, 0-0, pero las bl an­
36. . , CxP; 37.DxC, PS R ; 38.D3 R , ASD ; 39.ASD,
cas no tienen nada esencial .
D3CD; 40.D 1 A, AxC ; 4 1 .T6A, A6R ; 42.D3A + , DSD ;
43.D3TD, T1CD; 44.D6T, AxT; 45.TxP + , T2T; Más nervios i smo me daba la conti nuación
46.D6C, D2C ; 47.TxT + , DxT ; 48.D6A + , D2C; 1 3.A3A, T2T; 1 4.C6A ! ? (si 1 4.e4R , 120 ; 1 5.P3A,
49.D4T + . PxP ; y l as negras no tienen nada que temer; en
la partida Ortega-Po luga i evsky, La Habana, 1 962 ,
Pero yo comprend í que la jugada antes ana­
tuvo lugar 1 4.11 R , DxP y la jugada de las blancas
l izada 1 4 . . . , D4A + no es ni obl igatoria ni fue rte
1 5 .A6A + ? tuvo como resu ltado su rápida d erro­
y que puede ser que 1 4 . . . , D6R + sea preferible.
ta : 1 5 . . , CxA ; 1 6 .exe , 12 0 : 1 7.e5D, A4A + ;
Por otra parte, las blancas no tenían por qué 1 8 .A 1 1, 051! ; 1 9 .D3A, 0-0 ; 20 .14 R , 031 y las
forzar los aconteci m i entos . En la posición, po­ p i ezas de las bl ancas quedaron en el aire. Des­
demos dec i r i nicial , el las tienen otras conti nua­ pués de 2 1 .e4A , A2C ; 22.C5R , AxT ; 23 .DxA, 150
ciones, las cual es no se pueden pasar por alto . y las blancas se entregaron) y a m í no me gustó
1 4 . . , exe , ya que 1 5 .Axe + , A2D ; 1 6 .AxA + , TxA ;
1 7 .D3A . Natura l mente yo estuve m i rando 1 4 .
D4A + ; 1 5. R 1 1, 120 ; ( s i 1 5 . . , exe entonces
,
1 6 .e4 R , D3e -también es mala 1 6 . 050 ;
1 7 .ese + ! ! . Dxe . 1 8 .PxP. ganando a s í como 1 6 .
D4R ; 1 7 .PxP, AxP; 1 8 .e6D + . R2R ; 1 9 .Axe , Dxe ;
20 .1xP + - 1 7.PxP. AxP ; 1 8 .C6D + , R2R ; 1 9 .Axe ,
y después de 1 9 . . , P4A ; 20.exP + , Pxe ; 2 1 .1 1 R + .
R2A; 22.050 + . R3C ; 23 .060 + las bl ancas ob­
t i enen un ataque decisivo , ya que no se puede
23 . . , A3A debido a 24 .A8A + , y a 1 9 . P3A
es suficiente i ncl uso l a tranq u i l a 20 .CxA + , Txe ;
2 1 .A3A con pos ición ventajosa debido a que el
rey n egro se atascó en el centro ; es i nte resante ,
pero no cl ara, en la ú l t i ma vari ante la conti nua­
c i ón de ataque 20.C5A + . PxC ; 2 1 .05 0 ) ; 1 6 .CxC ! ! ,
Tx D ; 1 7 .TDxT ( 1 7 .A6A + ? . DxA ; 1 8 .CxD, TxTD ;
1 9 .TxT, PxP con ventaja para las negras ) .

Se amenaza 1 8 .A6A + , por eso 1 7 PxP es


D i ag rama Ll l l prácticamente obl i gado. 1 8 .e4 R .

50
D i a g ra m a LIV D i a g rama LV

Las negras se encuentran frente al di lema : A h o ra no da nada 1 9 .C6D + . AxC ; 20 .A6A + .


¿ a dónde reti r a r la dama? P i e rd e 18. D4 R R2R; 2 1 .Tx D , PxT y l a s n eg ras t i e n e n todo e n
d e b i do a 1 9 .C6A . Y 18. D3C e n c u e n tra un o rd e n . a 1 9 .C3C ó 1 9 . P4 C R l a s n e g ras cont estan
rechazo exce l e nt e : 1 9 .Cx P + , R 2 R ; 2 0 .AST ! y s i 19. OSA recuperando l a sac r i f i cada d a m a d e s­
20 . DxC entonces 2 1 .C8C + . Tx C ; 2 2 .TxP + , pués d e 1 9 .Cx P + . DxC ; 2 0 . A6A + . R 2 R ; 21 Tx D ,
R 1 R ; 23 .T7C + + . y a 20 . A2C ó 20 . A3T RxT y entrando e n e i f i na l eq u i l i b rado : 2 2 . C 7 D + ,
l a s n eg ra s cont i n ú a n con 2 1 .C6A + ! ! d i strayendo R 2 R ; 23 .CxA , TxC : ó 22 . AxC ; 23 .TxA . A2R ;
l a dama d e l a d efensa d e l p u nto 80. Después 2 4 .A4 R ( 2 4 .T7T , T1 D) 24 P3T ; 2S.A3 D , T 1 D.
d e 21 . , DxC las n eg r a s rec i be n m a te : 2 2 .C8C + , A u n q u e esto s e a p rox i m a a las tab l a s , esta va­
R1A; 23 .Tx P + . R x C ; 2 4 .T8D + + y después d e r i a nte n o s e m e i m po n í a . H a b i é n d o l a enco ntrado
21 R 1 A ( e n l a va r i a nte c o n 20 . A3T) as í : en 1 96 0 , la tomé como p r i m e ra a p rox i ma c i ó n .
22 .T8D + . R2C ; 23 . C 8 R + . TxC ; 2 4 .TxP + . R 1 C; Lo p r i n c i p a l e s q u e p u d e e v i ta r l a d e r rota for­
2S .TxT + + . ¡ U n f i n a l fantást i co ! zada y, por s u p u e s to, yo pensaba regresar otra
vez al m ov i m i e n to 1 3 .A3A, y buscar n u evos re­
A 18. DxP term i na l a l u c h a con 1 9 . T 1 A , y
c u rsos d e defensa p a ra las n e g r a s . Pero o c u r r i ó
a 18. OSA con 1 9 . P3 C .
q u e o t r a s cont i n u a c i o n e s d e l a V a r i a nte m e d i s­
Le p i d o a l os l ectores q u e m e c rean : todas traj e ron , y este trabajo lo h i zo el maestro G .
estas bon i tas v a r i a ntes f u e ro n recog i d a s c u i d a ­ F r i d s h té i n , q u e e n 1 9 7 1 e ncontró u n a conti nua­
dosamente p o r m í e n u n a l i b reta d e 1 960 cuando c i ón m u y fu e rt e de l a s neg ras y d e mostró l a no
y o , sin exagera r , estud i é d ía s y noches l os pro­ pe l i g r o s i d a d d e l a c o n t i n u a c i ó n 1 3 .A3A . El arribó
b l emas n uevos que s u r g í a n . ¡Y tenía que s uce­ a l a conc l u s i ó n d e q u e d e spués d e 1 3 . T2T ;
der q u e l u ego d e 7 años , e n la p a rt i d a Parr- K i i bo r 1 4 .C6A las n e g ras deben ir a 14. CxC :
( R FA , 1 96 7 ) apa rec i ó l a j u g a d a 1 2 .A3A con todos 1 S .AxC + . A2 D ; 1 6 .AxA + . TxA y en caso de
l o s " d eta l l e s " d i sc u t i d o s a r r i ba ! La p a rt i d a l l e gó 1 7 . D 3 A respond e r , no 1 7 A4A + ; 1 8 . R 1 T . 0-0 ;
a l a pos i c i ó n del d i ag r a m a ant e r i o r ; l as neg ras 1 9 .C4 R , q u e da v e n taj a a l as b l ancas , s i n o 1 7
e l i g i e ron 1 8 . D3C ; 1 9 .Cx P + . R 2 R ; 20 .AST , y A3 D !
s ó l o a q u í apa rec i ó " l a d i fe r e n c i a " : 20 . D4A ,
U n m o m e nto i m p o rta n t e . Las n eg ras reservan
pero la esencia del probl ema no camb i ó :
e l j a q u e , y h e a q u í l as va r i a ntes q u e fueron ana­
2 1 .C6A + ! l as l l evó a l a capitu l ac i ó n i n med i a t a .
l i zadas por F r i d d s h te i n .
¿ Q u i ere d ec i r e s t o q u e yo c h a r l a taneaba ? ¿ Q u e
s a b i endo d e antemano q u e las negras p i e rd e n
forzos a m e n t e , yo s eg u ía u t i l izando la va r i a n t e ,
contando con los e r rores del contra r i o ? ¡Mi1
veces no ! En l os p rofu ndos pasos a donde m e
l l evó l a j u gada 1 3 .A3A , yo encontré u n estrecho
sendero sa l vado r : en l a pos i c i ó n del s i g u i ente
d i ag rama a l a s n e g ra s s ó l o l a s s a l va 1 8 . D4A !

51
i la Variante vivi rá ! Pero el período de la "fe l i­
cidad " no se prolongó . En el año 1 96 1 empeza­
ron nuevas compl i caciones , y la Variante fue
incluida otra vez por los teóricos en el rango
de las enfermas, si no morta l mente, por lo menos
muy grave .

En enero, en la ronda 8 del Campeonato del


país , me encontré con D . Bronshtéi n , qu izás el
gran maestro más astuto e inte l igente en el
mundo. Ya las primeras jugadas de la partida
me sorprend ieron un poco: Bronshtéi n , quien por
costu mbre evitaba esta apertura, me concedió
de pronto la pos i b i l i dad de usar la Variante.
Natu ra l mente , yo no pude rehusar la invitación,
pues de lo contrario yo desp1.1és, durante mucho
tiempo, pensaría con reproche de mí m ismo,
ri ñendo m i m i edo y ausencia de principios . Y
así, jugando rápidamente el " i ngreso" : 1 .P4R,
P4AD; 2.C3AR, P3D ; 3.P4D, PxP; 4.CxP, C3AR ;

Diagrama .LVI S.C3AD, P3TD; &.ASC, P3R ; 7.P4A, P4CD ; B.PSR,


PxP ; 9.PxP, D2A ; 10.PxC, D4R + ; 11 .A2R , DxA.

1 ) 1 8 .P3CR ( 1 8 .D8T + . A1 C) , 1 8 . . , DxP ; Bronshtéi n se quedó pensativo durante 30-40 se­


1 9 .D8T + , 01 D ; 20.DxP, P5C ; 2 1 .C4R , 0-0. gundos , me m i ró astutamente y movió lentamente
la dama a la cas i l la 3 D . Después de eso se l evantó
2) 1 8 .D3T, P5C ! (si l as negras hubi eran dado de la mes ita y todo su aspecto decía (y puede ser
el jaque previamente -1 7 . . . , A4A + - después que yo m i smo haya interpretado así para mí l a
de 1 8 .R 1 T, A3D ; 1 9.D3T l a j ugada 1 8 . . PSC s i tuación) : " i Bueno, y ahora prueba a resolver
sería desmentida por medio de una r ; pl i ca ines­ esto! "
perada : 20.C5 D ! y no es posible 20 . DxC por
2 1 .PxP y 22 .DxP) ; 1 9 .PxP (Ahora no s i rve 1 9 .C5D ¡ Bronshtéi n t i ró d i rectamente al punto ! Con
porque después de la captura del cabal l o las ne­ todo lo que yo había ana l i zado antes la Variante ,
gras tienen un jaque con la dama en 50) 1 9 . . con todas las pos i bi l idades de las blancas q ue v i ,
T1 C ; 201DxP, DxP + ; 2 1 .DxD, AxD + ; 22 .RxA, la jugada 1 2 .03 0 , por a lguna maravi l l a , n o cayó
PxC . Estas variantes son buenas para l as negras. en la órbita de m i s búsquedas . Ahora me parece
senc i l l a , i ncl uso obl igada, pero en aquel tiempo ,
3) Probl emas más d ifíc i l es ti enen l as negras cuando se jugaba la pri mera aproxi mación a la
después de 1 8.C4 R . Pero también en este caso, verdad , no todo estaba muy claro .
continuando con 18 . . , DxP + , 1 9 .R2A, D4 R ! e l las
pueden estar contentas con la situación. Por Pasando adelante señalo: después de la partida
ej emplo, 20 .P3G R (después de 20.PxP, A4A + ! ; BronS'hté in d ijo que ra idea de la jugada no per­
2 1 .R2R, T 1 C las negras ti enen ventaj a ; s e ame­ tenecía a él , s i no a su v i ejo am igo el maestro
naza P4AR) 20 . O..Q . En esta aguda po­ J. Muohn ík, con el cual Bronshtéi n ana l i zaba to­
sición, cada una de las partes tiene su as . dos los esquemas de com i enzo que le i ntere­
zaban.
Pero regresemos 1 0 años atrás.
Pero regresemos a la partida. Cuando en el
En aquel tiempo, gracias a l aná l i s i s de muchas
tabl ero apareció la jugada 12.D3D yo entendí en­
semanas , pude reforzar mi Variante que e mpezó
seguida que me " habfan cogido": demasiado b ien
a tambal earse . Estuve pensando que en Chipka
yo conocía la manera de preparación de mi ad­
todo l l egó a estar tranq u i l o ( N . del T . : Chipka,
versario. Me vi obl igado a d ejar la petrificación
la ci ma más alta en Bulgaria, muy conocida en
y concentrarme por compl eto. Recuerdo cómo
lA época de las guerras entre Bulgaria y Tur­
trataba de dar una expresi ón tranq u i l a a mi rostro
quía . } . S i n embargo, el pel igro, como se hizo
para mostrar con toda mi pose que nada extra­
patente , ya se acercaba del otro l ado.
ord i nario había ocurrido. De todas formas, pienso
que la tranqu i l idad exterior d ifíc i l mente pudo
engañar al experimentado Bronshtéi n . . .
La trampa
El estudio en el tab l ero de los nuevos e I nes­
S í , recuerdo aquel a l i geram iento que yo sen­ perados probl emas comenzó , aunque parezca ex­
tía y el pensami ento al egre que no me dejaba : traño, no del cálculo de d i sti ntas combi naciones,

52
s i no de . un anál i s i s abstracto, necesario para a pesar de todo, ¡ e l jaque en 5TR estaba dado!
la tranqu i l i dad de mi a l ma. Se puede formular
Ahora, desde l a altura de l os años transcu­
más o menos as í : " ¡ Cuánto ti empo he gastado
rri dos , comprendo : mi cerebro estaba tan unido
en una sola Variante , y cuántas veces he encon­
con l a Variante, tan si nceramente , se puede de­
trado la defensa para las negras ! ¡ Es senci l la­
c i r, tanto creía en su vital idad, que pude tomar
mente i njusto que este trabajo sea en balde! ¡ En­
en el tabl ero el curso en el cual los pel i gros,
contraré algo también contra 1 2 .03 0 ! ¡ Es nece­
zanjas y huecos esperaban no sólo a l as negras ,
sario buscar, buscar! "
s i no también a las bl ancas.
" Habiéndome tranqu i l izado" de esta manera
N uestra partida siguió as i .
-y habi endo gastado en e l l o menos ti empo que
para leer estas l íneas- comencé l a revis_ión con­ 13.P3C R , DxPA ; 14.D4R.
creta de las variantes . La i dea de ta jugada
Ahora B ronshté i n ya pensó no poco sobre esta
1 2 .030 e ra muy clara : jugar, si l as negras no
jugada , pero e l l o , de todos modos , no resu ltó
mol estan, C4R , pero l o fundamental es preparar
acertada, y las negras, neutra l i zando comp l eta­
el enroque l argo . En este caso las amenazas por mente la pres ión de l as b lancas , obtuvi eron cierta
la vertical de dama aparecerán más rápido y serán ventaja.
más terri b l e& que en e l caso del enroque �orto .
14 . T2T; 15.T1AR, D3C !
No recuerdo, por desgrac i a , -cuánto tiempo
gasté entonces en la búsqueda del plan . Pero El comi enzo de la operación táctica en la cual
no olvidaré nunca cómo después de l a partida se basa toda la defensa de l as negras. Las
" la máqu i na computadora" como entonces me b l ancas supon ían que la sa l i da de la torre de la
l l amaban algunas veces en aque l los años , se octava horizontal l es permiti ría crear grandes
sentía como s i hubiera trabajado mucho ti empo amenazas, pero en respuesta a
con sobrecargas para l as cual es no estaba pro­ 1 6.04A R , C2D ; 17 .C6A siguió 1 7 , P4R!
gramada .
Y de pronto comenzó a d i bujarse l a armonía
de las p i ezas negras ( i nc l uso de aque l l as tan
l ejanas unas de otras como la D en JC y la T
en 2T) , que cump l en un solo objetivo : el control
del cen¡ ro y la defensa de su rey . Por c i erto .
preci samente en esta armonía de l as figuas. re­
ve l ándose poco a poco como en un papel foto­
gráfico, en su i nterre l ac ión sorprendente . se sos­
tiene toda la Var iante en genera l .

1 8.CxPR, CxC ; 1 9 . DxC + , D3 R .

Diagrama LV I I

Como n o debió ser. pero l a rép l i ca fue 1 2


DST + . E s difíci l entrar e n l a reg ión " de l ot ro
l ado" de la lucha, como la i ntu ición, pero a l go en
mí fort?. l ecía el conven c i m i ento de que si este
jaque hubi era s i do vi sto antes por Bronshté i n se­
guramente lo h i zo superf i c i a l mente . En ese mo­
mento estaba c l aro para mí que era necesario
tomar e l peón de 6AR . pero ¿ a favor de quién
estará l a apertura de l a gran d i agonal bl anca ?
Era muy d ifíc i l esperar que l a torre de 1 TR fuera
presa del a l fi l negro de cas i l las b l ancas. pero Diagrama LVI I I

53
y a las bl ancas no l es queda nada mejor que el esta posi ción me martirizaba y no me dejaba en
cambio de damas, ya que a 20.08C segu i ría 20 . paz. D e una parte, parecía que todo estaba en
A4A , después 2 1 0-0 , y la dama b lanca se orden, de la otra .
senti ría como l a oveja que se i ntrodujo en un
Así pasaron casi 6 meses . llegó el tiempo de
huerto extraño.
prepararse para e l nuevo campeonato de l a U ASS ,
20.DxD + , AxD ; 21 .0..0-0, A2R ; 22.CSD, A4C + ; el segundo en aquel año. Junto con M . Yudóvich
:!3 . R 1 C, 0-0 ; 24.P4TR, A1 D ; 25.C4A, A 1 A . J r . , cada vez que anal izamos l a conti nuación
1 2 .030, no encontramos nada pel igroso para l as
y regresando a su campo, los alfi l es neg ros tarde
negras. y así yo l l egué a Bakú .
o te mprano se dará n a conocer. la pequeña
aunque estable ventaja de las neg ras no deja
Una nota desde Moscú
dudas .

26.A3A, P3C ; 27.ASD Pasaron-c_ uno-dos turnos , Jos partici pantes del
campeonato no tuvieron tiempo para acostu m­
Al mismo ti empo Bronshté i n propuso l as ta­
brarse después del ti empo l l uvioso de novi embre
blas, que i mprevisibl emente para los especta­
de sus ci udades a l calor del otoño de Babú, y en
dores y partic i pantes fueron aceptadas . Por su­
esa ocasión recibí la nota de M i guel Yudóvich J r
puesto , las negras todavía te ían R-1 C-2C . A 1 A-4A,
desde Moscú . En e l la , J uego de dos pal abras
A 1 D-2A- 1 C y T 1 AR- 1 AD , que l es asegura l ría la
sobre el i ngres·o ca l u roso , hechas con s i mpatía,
i n i c i ativa . S i n embargo. yo había gastado muchas Yudóvich demostraba que en dicha variante , des­
fuerzas en el comi enzo de l a partida y además,
' pués de 1 5 . A4A i l as b� ancas ganan con g ran
I n mayor sat isfacc ión · pos i b l e (creadora, no de­
rapidez! A pesar de que además de nostros nadi e
port iva) del encuentro ya había sido obtenida.
sabía esto , n o e s m u y d ifíc i l i maginar cómo m e
¡ M i " creación" había soportado otra prueba más !
sentí e n e s e momento .
Después d e l a partida David lonovich estaba
consternado . ¡ Ya lo creo ! ¡ Coger al adversa rio
uti l izando e l trabajo de l a casa , pero no ganar
l a partida , y además de todo, perder l a novedad !
" ¡ Creí a Muchník! -se lamentaba Bronshtén-.
la jugada 1 2 .030 empi eza, pero no gana ! "

Ya hab l é d e m i a l eg ría e n est_e momento , pero


poco a poco, en el camino hacia el hotel , l a i n­
quietud comenzó a desalojar a la a l egría. Pasé
la noche frente al tabl ero de aj edrez : ¿ Está des­
mentida la jugada 1 2 ,030 ó esta jugada desm i en­
te l a Variante ? ¿ Puede ser que ni u na ni otra ?
Verdad que Bronshtéi n pod ría hacer en l ugar de
1 4 .D4 R l a jugada a que yo tenía m i edo sobre el
tablero mucho más que a las otras : 1 4 .T1 AR .
Entonces a 1 4 . D3C l as b lancas encontraban
la respuesta 1 5 .03A y todas las variantes que yo
anaHcé no pud ieron convenir a l as negras.

Tuve que pasar a otra reti rada de l a dama :


14. D4 R . A 1 5 .0-0-0, las negras tienen ahora
15. A4A , y, como l as b lancas conti nuaran
Diag rama U X
1 6 .C(4)xPC ó 1 6 .CxPR , las negras tienen, entre
otras jugadas. e l jaque con su dama en S R .
Suced ió q u e Yudóvfch J r . encontró q u e l uego
de 1 6.CxP R , D6R + las b l ancas contestan 1 7 .T20 ! !
Y l l egué a estar tranqu i l o.
y las negras no tienen salvación. A 1 7 . , DxD
Pero después , más o menos unas 24 horas s i gue la respuesta 1 8.C7A + . R 1 0 ; 1 9 .TxD + .
l uego del tu rno ord i nario, nuevamente l l egaron RxC ; 20 .TxP + y como después de 20 . R3C ;
las dudas. En efecto , a las negras siempre las 2 1 .P4CD ! , AxP; 22.C5D + . R4T (tamb i én es mal a
separa del abi smo poco visible " un poqu ito" Si 22 . R4A ; 23 .CxA , RxC ; 24 .A3A c o n gran ven­
el rey blanco estuviera un poquito a l l ado, en taja materia l ) ; 23 .T( 1 )3 A ! con -la amenaza de mate
1 CD, sería pos i b l e entregarse . ·s¡ l as b lancas en 3TD , así, también después de 20 . C2D ;
encuentran una jugada i ntermed i a , la catástrofe 2 1 .A4C, l 1 O ; 22 .C4R ! , A 1 A ; 23 .C5C l as negras
es i nevi tab l e . Un present i m iento del pel ig ro en no pueden salvarse.

54 .
Todo eso es también pos i b l e con la presenc ia de otra d i rección. El gran maestro V . Si magu i n ,
del rey blanco en 1 C D . es dec i r. en caso de ajedreci sta de menta l idad m u y original y nada
1 7 .R 1 C y no 1 7 .T2 D . Pero en l a va riante 20 trivial , ofreció una j ugada muy interesante :
A2 0 ; 2 1 .A4C, T 1 A , aparece la fuerza de la jugada 1 0 .D2R ! ? , con la idea de defender el punto fuerte
1 7 con la torre de las b l ancas. El l as pueden s i m­ de S R , rea l izar ráp idamente el enroque largo y
plemente jugar 22.TxP , no teni endo m i edo del e mpezar el ataque contra el rey enemigo que está
jaque en la primera horizonta l : 22 . TSA+ ; en el centro. Luchar en dos frentes, buscar si­
2J .R2D. Si e l rey blanco estuvi e ra en 1 C D , multáneamente la defensa contra dos sistemas
después de la j ugada obl igatoria 2J.C 1 O , AJO ! igualmente pel igrosos , yo no resolví este pro­
las negras rechazarían e l ataque, conservando l a bl éma en aque l l a época . No tuve ni la fuerza ni
ventaja material . Pero aqu í no existe l a j ugada la tranqu i l idad espi ritual . Invo l u ntariamente pen­
2J . AJO porque 24 .C4 R ! saba si éste no era el trabajo de Sis ifo, pues
podría ser que no encontrara la defensa contra
Si las negras jugaran 2 1 T 1 D . las b l ancas
alguna otra j ugada. Y de pronto me l l egó a pa­
atacarían según el ejemplo antes descrito : 22.C4 R ,
recer que la Variante estaba enferma, que tenía
A 1 A ( s i 22 . A4C l a s b l ancas tienen la tran­
rad iculitis: el dolor se deb i l ita en un l ugar para
q u i l a j ugada 2J .TxP y no es claro cómo las negras
mañana aparecer en otro. En ese tiempo me
pueden resolver este prob lema) . 2J .CSC .
l l egó la idea de separarme de la Variante .
Muy esmeradamente comprobé y recomprobé
¡ Basta ! ¡ Me cansé de la búsqueda eterna, de
el anál isis de mi amigo, escrito en la nota , y
la espera permanente de las sorpresas amargas !
comprendí : la Variante está nockdown. Si no
¡ Es hora de dec i d i rse!
exi ste la jugada 1 5 . A4A eso s i gn ifica que las
negras nuevamente deben buscar la respuesta DespuP.s d e l Campeonato de l a. U RSS en Bakú
a la pregunta eterna de Hamlet: " ¿ Ser o no ser?" j ugué por i nercia en 1 962 las partidas contra
Debo decir l a verdad, nunca más pude estar al e­ Ortega en Cuba y con N i kitin en el torneo de la
gre durante el Campeonato de la U RSS de 1 96 1 Soc i edad Deportiva " Bu revéstn i k " , y ya .
en Bakú .
" ¡ G racias. Variante . no reprobes mi traición y
Rep i to : esto no lo sabía nad i e , y debía l uchar adiós ! "
contra e l adversario i nv i s i b l e . Pero las preguntas
¡ Y fue necesario que suced iera eso ! E n aquel
maduras poco ti empo vuelan en el a i re , mi ad­
momento en que me desengañé, muchos ajedre­
versario podría en cual q u i e r momento l l egar a
c i stas de pronto comenzaron a jugar la Variante .
ser una persona muy concreta , y en genera l , no
La m i sma empezó a aparecer en casi todos l os
tenía el derecho moral de uti l izar la Variante
torneos , de cualquier rango, l lenó revistas , bol e­
fiándome sólo del d esconoc i m iento pos i b l e del
ti nes . ¡ Ll egó la moda de la Variante !
adversario. Fue necesaria, muy necesaria la se­
gu ridad mora l , pero esta seguridad podría nacer De u na parte , aquel reconoci m iento general
sólo de muchas y muchas Variantes en el tab l ero . aduló m i amor propio, pues , durante tres l argos
años. sólo yo defendía permanentemente la Va­
El desti no me d i o una pro l ongación. En e l
riante de parte de las negras, y por otra , el reco­
campeonato s ó l o u na vez defend í l a Variante e n
noc i m i e nto provocaba un senti m iento mezclado
el encuentro c o n el marav i l l oso táctico Rashid
de ofensa y confus ión. Un caso era que jugaran
Nezhmetdínov, pero a l l í pasaba la prueba otra
la Variante antes , cuando e l l a estaba l l ena de
rama .
manchas b lancas y cuando cada partida era algo
Después del torneo tuve mucho tiempo para así como " l a carrera a lo desconoc ido" ¡ Pero
el trabajo. N u evamente - ¡ en que vez !- l l egué ahora cuando pruebas tan pesadas cayeron sobre
a i nvestigar la s ituación después de la jugada la cabeza de las negras ! .
1 2 .DJD . I nvestigué deta l l adamente d i ferentes
Por eso era la confusión. Sufrí la ofensa de l a
respuestas de las negras. Al fin y al cabo escogí,
Variante , la cual , s i n profu nd izar en l o s ej emplos,
según me parec ió, las mejores jugadas : 1 2 .
noticias y anál i s i s ya publ icados, sin esforzarse
DST+ ; 1 J .PJC R , DxPA ; 1 4 .T1 A , 04R ; 1 5 .0-0-0,
en comprender este i nsól ito esquema de aper­
T2T, pero la pos ición de las negras, después de
tura, que no sucumbió a los val ores generales,
1 6 .CJA no me gustó mucho. Voy a hablar de fue j ugada, sufriendo una derrota tras otra , por
este anál isis más tarde, ahora qui ero dec i r que nuevos y nuevos ajedrecistas . Cada nueva de­
después del enorme trabajo de aque l l os d ías , rrota yo , a pesar de la voz del i ntel ecto, al en­
empezó a apoderarse de mí más y más una apa­ tend í como mi propio fracaso, y el corazón se
tía a la Variante . La causa era que, aparte de l a me estrechaba cada vez que veía en la prensa
muy desagradab le j ugada de Bronste i n-Much n i k u na partida de 20 a 25 j ugadas que final izaba con
1 2 .DJD , a la Vari ante l e l l egó la desgrac ia también las b reves palabras: " l as negras capitu laron"

55
N i una ni dos veces tuve la idea de ti rarme
nuevamente a l combate y dar todas las fuerzas
para rehab i l itar l a Vari ante , para " secar" su repu­
tación muy mojada. Ya no tuve esas fuerzas, y
l a decisión de dejar la Variante fue confi rmada
de esta manera :

" S i las negras de ahora en adel ante sufren


derrotas, eso será ya de la Variante " ajena " , y
no de la " m ía " ¡ Para m í e s o era sufic iente ! "

D i ag rama LV I I

EL REGRESO Y a después d e l campeonato d e l a U RSS del


año 1 96 1 en Bakú yo probaba , en la pos i c i ón del
Y du rante muchos años no "toqué " por com­
diagrama LVI I vi ra r a l l ado usando para eso. en
pl eto la Variante. Ni en el anál i s i s , ni en l a prác­
l ugar de l a jugada 1 2 . DST + otras conti nua­
tica. H asta ahora no sé si yo hubi era reg resado
ciones. En aqu e l l a época fueron verifi cadas las
a la Variante si no hubi era tenido J ugar la con­
sigui entes pos i b i l idades :
versación con Botv i n n i k , la cual aparece escrita
en el mismo principio de este l i bro . So l amente 1) 1 � . C2 D ? Esta jugada es mala en vista
habi endo aprobado la idea de que iba a escri b i r de otra jugada casi forzad a : 1 3 .D3A, T2T 1 4 .C4 R ,
preci samente sobre l a Variante , es q u e comencé D 4 R ( no es mejor tampoco 1 4 . D 4 D 1 5 .T1 D .
a ve r las partidas antiguas, l as m ías y las ajenas , A2C 1 6 .PxP, A x P 1 7 .C5A ! Ambos caba l los de l as
empecé a detenerme en l as posiciones a l parecer blancas son i nviolables en vista del jaque en 6 0 ,
muy bien i nvestigadas, comprobando nuevamente y las neg ras tienen pérd idas materiales en cual­
las cosas muchas veces comprobadas. Y suced ió quier caso) 1 5 .C6A, DxPC 1 6 .T1 D. T2A 1 7 .PxP,
el m i l ag ro : d i ez años después la Variante jugó DxP ( no es pos i b l e 1 7 AxP 1 8 .C6D + y mate
ante mí con tacetas nuevas, aparec ió otra nueva en l a j ugada sigu i ente) 1 8 .TxC ! U t i l izando com­
luz. Al m i smo ti empo renació el sentimi entó es­ b i nacional mente la ventaja en el desarro l l o . N i
cond ido en a l guna parte de los J ugares secretos 18. AxT, n i 1 8 . TxT, n i 1 8 . . , TxC son po­
de mi memoria emocional : y qué, s í . ¿Y qué s i b les en vista de 1 9 .C6A + , y es o b l i gatorio dar
si la Variante para mí no murió? ¡ ¿ S i la Variante la dama. Y después de 1 8 . RxT decide
vive ? ! 1 9 .C6A + . R3D 20.C8R + .

Y rompieron l a represa. Con e l al igerami ento JI) 1 2 . PxP ? ! La curiosa partida Bobkov-
empecé a descubrir en estos d ías que las ramas Vito l i ñsh (semifinal del campeonato de la U RSS,
que antes yo temía mucho eran, en genera l , acep­ Riga, 1 962) conti nuaba así : 1 3 .C4 R , D4 R
tab les, y en e l l as no había todavía sido d icha la 1 4 .0-0-0 ? ! , y -después de 1 4 . A2R 1 5 .C3A ,
última pal abra . Febri l mente rev isé en m i me­ DSA + ( ganando un tiempo, lo cual es muy i m­
moria, sin tab lero, decenas de las partidas juga­ portante en la defensa , y cerrando la carretera
das en estos años . Parecía que la mayoría de principal del ataq u e : la vertical de dama) 1 6 . R 1 C .
e l l as o repetían las ideas antiguas. o no eran muy A2C 1 7 .C5A, A4D 1 8 .C3C , C3A l a s negras recha­
esenciales. As í , ¿ no podría buscar yo m i smo esta zaron pau l ati namente el ataque conservando un
última pal abra ? peón demás . Sin embargo , en este m i smo ti empo
fue establecido que en Jugar del enroque largo
La búsqueda comenzó , ante todo, a l rededor de .
las bl ancas pueden. g racias al peón de más , ob­
la jugada 1 2 .030. Habl ando s i nceramente , debí
tener, evidentemente , el ataqu e , y es dudoso que
"vencerme " y acumular m i va lentía pa ra que tan­
las negras puedan rechazar el mismo: 1 4 .C3A R ,
tos años después empezara a remover el pasado
D x P 1 5 .0-0 ! . P4A ( necesario para garantiza rle a
y decidi era el eterno d i l ema : ¿ qué hacer ?
la dama la cas i l l a 3AR desde donde podría p ar-

56
ticipar en la defensa, en primer lugar, del pu nto correspondencia Gora-Nowak , Checoslovaq u i a ,
1 0; a 1 5 . A2 R , por ejemplo, decide 1 6 .P4TD ! 1 973 , acabó en tab l as ) 1 6 . D x D ( E l i ntento de
con las terri b l es amenazas 1 7 .PxP y 1 7 .TR 1 C , tomar el " cabal l o de Troya" : 1 6 . DxC , l es re­
" cazando" a la dama) 1 6 .C6D + , AxC 1 7 .DxA , �A sultó caro a las negras en la partida Browne­
(si 1 7 C2D entonces 1 8 .C4 D , con muchís i mas Osba n , campeonato abierto de los EE. U U . , 1 97 1 :
amenazas : 1 9 .A3A, 1 9 .C6A , 1 9 .CxPR ) . y después 1 7 .PxP, T 1 C 1 8 .C7A + . R 1 D 1 9 .PxA(D) + . TxD
20 .CxPT y no es pos i b l e l uchar contra los tres
de la j ugada 1 8 .P4TD, D2R 1 9 .D3C que tue pro­
_ peones pasados de las b lancas, fundamental men­
puesta por l . Boleslavsky, no es de env i d i a r la
te contando con la debi l i dad de l a pos ición del
posición de l as negras ; su rey está condenado a
rey negro) 1 7 .C(5)xD, TxT + 1 8 .TxT, PxP 1 9 .CxP + .
vivir todo su s i g l o ( N . del T.-A esperar su muer­
R2R 20.C(6)4 R , P4A y por el peón ( 2 1 .C5A, AxP
te ) en el centro . Más tard e , en el encuentro M atu­
22 .CxP) las negras ti enen, según la opinión de
lov i c-Ermenkov (Sombor, 1 972) , l as bl ancas con­
A. Matsukevich, un conocido contraj uego.
tinuaba el ataque de otro modo : 1 8 .C4D y a 1 8 .
C2D ( s i 1 8 . D2R entonces , como i nd i ca D . Pero, aunque sea paradój ico, cuando se ana­
Vel i m i rov i c , 1 9 . D5 R , P3A 20 .A5T + , R 1 A 2 1 .D3 R . l i zó l a j ugada 1 2 . T2T estas comp l icadas va­
T1 C 22.TD1 R y e s m u y d ifíc i l parar e l golpe riantes me ocuparon poco . Debido a que era
23.CxPA con e l mate sub3 i g u i e nte en 8 R ) 1 9 .A3A, evi dente que después de 1 2 . T2T 1 3 .C4 R , D4R
T2T 20 .A6A y l as bl ancas ganaron fác i l mente la l as bl ancas pueden jugar el más senc i l l o 1 4 .0-0 !
partida, pues no hay salvación contra las amena­ (o e nsegu i da 1 4 .C3A R ) , y en caso de 1 4 . T2 D
zas s i m u l táneas CxPA, TD 1 D , D8C y etc . 1 5 .C3A R , DxPC 1 6 .D3R en el tablero estará l a
pos i c i ón q u e y a conoc i mos ( e l l a surge d e l si­
lll) 1 2 . T2T. Yo al com i enzo juntaba u nas
g u i ente orden de jugadas : 1 2 .0-0 , T2T 1 3 .D3D,
esperanzas con esta jugada, pero de pronto l l egué
T2D 1 4 .C4 R , D4R 1 5 .C3AR ) y que yo cons ideraba
a negarla. Después de 1 1 .C4 R , D4R 1 4 .0-0-0,
compl etamente i nadecuada para las negra_s . Pre­
T2D 1 5 .D3A (se encontró también en la práctica .
c i samente por esto , el que esta posición aparezca
la jugada 1 5 .D3C , DxD 1 6 .Px D , A2C. Las blancas
en el tablero en 2 ó 3 j ugadas y que las negras
ofreci e ron una p i eza con 1 7 .CxPR , PxC 1 8 .TxC ,
no puedan desvi arse, no l es hace falta anal izar
RxT! y l as negras , rechazando l as amenazas :
profundamente 1 2 . T2T.
1 9 .PxP, AxP 20 .C5A + , R3A 2 1 .T5T , R3C 22.CxPR ,
T 1 R ganaron. R i bl i-Szabo, campeonato d e Hun­ Y así, el círcu lo de las búsquedas se estrechó
gría, 1 967-68 ; la idea que pertenece a R . Fischer, cons iderable m ente . La continuación lógica se pe­
presenta un i nterés más g rand e ; esta i dea fue día sol a .
aprobada en e l encuentro con M i n i e , Skopj e , 1 96 7 :
I V ) 1 2 . . , A 2 C . V a l e l a pena dec i r q u e y o ana­
15. P x P 1 6 .DxD, P x D 1 7 .C6A + . R2R 1 8.CxT,
l icé este desarrollo del alfi 1_ muy deta l l adamente
AxC 1 9 .C3C, A3A ! 20.A3A, P5R 2 1 .A2 R , C2D y
unos 10 años atrás . Por lo demás, el aná l i s i s
evidentemente, l os peones fuertes en el centro
n o sal ió a l a l u z , y todo este tiempo estuvo cui­
y los dos alfi les son una compensac ión muy su­
dadosamente escrito en l a l i b reta . El asunto es
ficiente del m í n i mo daño ma!P'f"i a l . Es i nt�resante
que aun entonces , después del Campeonato del
ver cómo s i n esfuerzos v i s i b l es, l as negras au­
país de 1 96 1 ' yo l e d i a l a j ugada del alfil un
mentan su ventaja : 22 .C5T , A 1 T 23 .TR 1 A , P4A
veredi cto i napelabl e : ¡ no s i rve ! Y habl ando s i n­
24.R 1 C , A3T 25.P4TD , PxP 26.T4 D , P6T 27.T( 1 ) 1 D ,
ceramente , me sorprendió mucho cuando, pri me­
C3A y la amenaza P4AR-5AR-6AH , así como l a
ro en la monografía de A. M atsu kévich, y des­
deb i l idad d e l punto 2 A D obl i gan a preferir l a po­
pués en otra de Boleslavsky, editada en la ADA,
sición de las negras) 1 5 . A2C ( Es malo 1 5 . . ,
vi que l e daban una val orac ión pos itiva a la ju­
DxC en vi sta de 1 6 .DxA + . T 1 D 1 7 .DxT + ! . RxD
gada del alfi 1 1 2 . A2C. El los basaban su opi­
1 8.CxPR + , R 1 A 1 9 .T8D + , R2C 20 .A3A , DxA
nión en estas variantes : 1 3 .A3A, AxA 1 4.DxA,
2 1 .PxD, PxC 22 .P7A y las b lancas ganan fác i l men­
T2T 1 5 .C4 R , D4R 1 6 .0-0-0, T2D 1 7 .TR 1 A , P3C !
te, Prodánov-Ayánsky, Campeonato de B u l g a r i a ,
(pero n o 1 7 TxC y a q u e 1 8 . PxP, TxT + 1 9 .TxT,
1 965 ; y después de 1 5 . D 2 A 1 6 .CxPC , PxC
DxPC 20 .C6A + . R2R 2 1 .T1 A ! , R 1 D 22 .D7C , A3D
1 7 .PxP, DxD 1 8 .PxA ( D ) + . RxD 1 9 .CxD las negras,
23.T 1 D , DxC 24 .DxC + . R2R 25.DxA + . R 1 R 26.DxP
senci l l amente, se qued a ron s i n un peón en una
y las b lancas gana n ; s i en la jugada 1 8 las ne­
pos i c ión peo r , Túrunen-Te i l ri n g , G ro n inga 1 968-69)
gras i ntentan jugar 1 8 . AxP, entonces 1 9 .TxT.
1 6 .CxPC ( Este golpe temát i co permite a las bl � n­
DxT 20.P3A, D2D 2 1 .D3C , atacando dos piezas,
cas ganar un peón ; peor es 1 6 .A3A, PxP 1 7 .CxP + .
DxC 1 8 .AxA , A3T + 1 9 . R 1 C , 0-0 y las negras 21 P4A 22 .C5A, D2T 23.CxPR con un ataque
tienen todo en orden ; es pos i b l e también para muy rápido) y según el los considera n , l as blan­
las negras 1 6 . P5C 1 7 .D3 D , PxP 1 8 .TR 1 R, A2R cas no tienen n i nguna ventaj a , a pesar del fuerte
1 9 .C3C , D5A + 20.R 1 C , AxA 2 1 .PxA , 0-0 y des­ peón de 6AR , que apu nta como una cuña el cam­
pués de una com p l i cada l ucha, l a partida por po de l as neg ras . Después, según Boleslavsky ,

57
es posible 18.P3A, A3T+ 19. A 1C, 0-0 20 .P4CR , Ahora, a 14. D3C, como ya yo anotaba, es
T A 1D 2 1 .P48A, P5C con posibilidades recíprocas. muy desagradable para las negras 15.D3A, T2T
Todo esto suena bastante convincente, pero 16.C6A, y a 16 . . , A2C sigue 17.A3D, y si 17
aun así, aparece por el camino una serie de pre­ AxC, entonces 18 .D3A. Por eso. concentré toda
guntas . ¿ Para qué las blancas necesitan la, no mi atención en la jugada 14. . , D4R y llegué a
muy fundamentada ¡en esta posición , jugada buscar la defensa contra 15.0-0-0. Va rias juga­
17 .T A 1A si las negras, para el desarrollo de su das fueron abandonadas instantáneamente. Así,
flanco rey, jugarán de todas formas . ,. P3 CA 15. A2R se desmiente con ayuda de la jugada
con lo que la torre blanca de 1AA mirará tonta­ 16.03A con golpes contra la torre de STO y el
mente a la nuca del peón de 6A A? En lugar de peón dP. 7AR . Según esta misma causa no es po­
esto hay otros caminos para mantener 1 3 lnlci¡¡­ sible hacer salir al caballo hacia 1a casilla 20 :
tiva de las blancas. Por ejemplo, 17 .P3A, o mejor 15 . A2C no sirve porque todavía existe la
aun 17.C3C. Nada mejor que 17 P3C las ne­ amenaza del golpe 16.CxPR ! que llegó a ser te­
gras no tienen, pero entonces 18. A1C y las blan­ mática aquí ( pero no 16 .C(4)xP C?, D4C+ 17. A1C,
cas conservan todas las ventajas de su posición: PxC) ; y la jugada 15 . . , A4A, por desgracia , llegó
mantienen bajo control el punto SAO, y a 18 . a ser borrada por el análisis de M. Yudovich jr.,
A3T puede seguir 19.TxT, CxT 20.T1D y la posi: aportado anteriormente. Me quedó solamente
ción de las blancas es muy amenazante. Pero 15 . T2T, deshaciéndose del doble golpe des­
esto es sólo la mitad de la traged'ia. El verda pués de D3A, y defendiendo seguramente el . pun-
dero problema está en que, unas cuantas jugadas to 2A A.
antes . después de 1 12 . . . , A2C 13.A3A, AxA Ante todo yo a la ligera llegué a ver que aquí
14.DxA, T2T las blancas tenían el ataque no no­ la seudovíctima obsesionante 16.CxPR se con­
tado por los teóricos 15.C6A ! y ahora las negras vierte en víctima verdadera debido a la jugada
pueden entregarse con la conciencia limpia. Así, 16 . . . , T2D que no promete a las blancas nada
a 15. T2C (con la idea de jugar después «;te agradable. A 16.C(4)x P C se encuentra una de­
16.CxC no 16. TxC 17 .06A+ , sino 16 . . fensa que no carece de elegancia : 16 . . , T2D
D4A+ ) las blancas contestan 16.T1D ! (es insu­ 17.04A , A4A ! 18.C4R, ARA+ 19. A1C, TxT +
ficiente 16.C4R) 16. C2D (otra no se ve). 20 .TxT , 0-0 , y si 2 1.C(5)6D, entoces 21. . , A2D
17.C4R, D3 C (amenaza 18. Px P y las negras deben y, terminando el desarrollo, las negras, gracias
defender el punto 2CR no sobrecargando al "ocu­ a los dos alfiles y a las verticales abiertas del
pado " en l a defensa del _ punto 30, alfil rey) flanco dama, pueden soñar con algo mayor que
18.PxP, Dx P (7) 19.C6A+ !, DxC 20 .DxD y las tablas .
2 1.TBD+ +. Queda 15 . . , CxC 16.DxC+ . T2D
17.T 1D, D4 A+. pero 18.C4A !, D2A 19.DxPT y la
victoria de las blancas sólo es cuestión de tiempo. En caso de 16.C3A yo, en un principio, pensaba
limitarme a 16 . . . , D2A, y si 17.040, entonces
Así, todas las continuaciones más o menos 17 C3A 18.D4CR, P4TR ! y después 19 . . ,
lógicas que pueden hacer las negras en la jugada P3C manteniendo la posición. Y a 17.C5CR (C5R)
12, están agotadas. Y ninguna de ellas es satis­ estaba pensando en 17 A2A 18 .Cx PA, y. mal
factoria. ¡ Y, quieras o no, tuve que transponer que bien, ¡ pero se puede vivir !
al ajedrez el proverb io "Todos los caminos con­
ducen a Roma" , teniendo que regresar a aquella S in embargo, el sentimiento de insatisfacción no
misma partida con Bronstein, en la cual la jugada me dejaba, y más tarde, haciendo una i nvestiga­
12.030 recibió por primera vez el derecho a ciu­ ción más aten !a, entendí de p �onto que hay que
dadanía . Al fin y al cabo llegó a estar claro que continuar la última variante por unas jugadas, y
la idea de ca ptura r al peón de 6AR con la ayuda las negras empiezan a senti rse mal. Por ejem­
de la dama , es justa , y demasiadas preocupacio­ plo, 19.C6D, T 1D 20 .C (3)4R, C3A 2 1 .D3A, C4R
nes causa este " soldado de infantería tan orgu­ 22. 03R con clara ventaja. En ésta y en ramas
lloso de sí" en combinac ión con el ataque por análogas la fuerza de las blancas no está ya en
la vertica l dama al rey negro. Pero si la idea es el ataque contra el rey, sino en la sólida presión
j usta , y el problema que t ienen las negras todavía posicional y en la comp leta falta de armonía de
no está resuelto , lo que significa que es nece­ las piezas negras que, ademá s de eso, viven muy
sario buscar los errores en la realización de esta apretadas . Si se prueba debilitar !a presión de
idea , las blancas por l a vertica l AR después de 19 .C6D
con la ayuda de 19. TxT , entonces 20.AxT con
Y, co mo e! el ectricista que busca la avería en
gran ventaja posicional : 20 . A2 D 2 1.A3T, C3A
l ínea, yo llegué a "tocar" un punto tras otro,
u r. a
22 . 03R !
una jugada tras otra de ! juego de las blancas y de
las negras después eJe la jugada 12 . D5T+ De esta manera, aquí no fue posible encontrar
13.P3C, Dx PA 14.T1A A ! la igualdad.

58
¿ Será cierto que el círcu lo se cerró y no hay pués de 14 . . , T2T 15.C3A, D2A 1 6.CSR , A2R ( no
sal ida? pasa 1 6 . . . , P4A en vista de la jugada 1 7 .AST + .
P3C 1 8.CxPC R , PxC 1 9.AxP + , R2R 20.D3R y las
Recuerdo que todo eso fue anal izado hace mu­
blancas ganan, así como a 20 . . . , R 3A decide
cho tiempo, e n 1 96 1 -62. Y muchos años después ,
2 1 .AxP, Lipirid i-Sanakóev, semifinal del campeo­
en una hermosa noche en que yo andaba por los
nato de la Repúbl ica Federativa Rusa, Rostov-na­
laberi ntos de la Variante e ntendí d e pronto que:
Don ú , 1 961 , con la i nclusión de las jugadas 1 2 ..
¡ e l peón que está en 3CR l e qu ita a las negras
DST + 1 3 .P3CR 17.CxPA, 0-0. Las variantes apor­
la preciosa cas i l l a SAR ! Y en la partida con el
tadas antes ya no tienen una fuerza tan grande .
excel ente táctico Liubomi r Ljubojevic en el torneo
i nternacional de H l lversum, en el año 1 973 , yo
val ientemente usé toda la Variante , ten iendo e n
vista el error encontrado e n . la real i zación de la
idea justa . Apareció que d espués d e 1 2 .030 no
hay que dar el jaque i ntermedio en STR , s i no to­
mar enseguida el peón 12 . . . , DxPA. Entonces,
después de 13.T1 A R , D 4 R 1 4.0-0-0, T2T 1 5.C3A
l l ega a funcionar el jaque i ntermedio 1 5 . . , OSA +
(el peon blanco está en 2CR) 1 6.R 1 C ,

Diagrama LXI

Las �lancas conti nuaban con 1 8.C6D, y 1 8 .


TxT + 1 9.RxT, A2D 20.C(3)4R, C3A l i bró a las negras
de los pel igros. Después tuvo lugar 21 .P3C, C1 D
22.P4A, PxP 23.DxP, DxD 24.AxD, C2A y las ne­
gras conservaron el equi l ibrio. Comentando des­
pués esta partida L. Ljubojevic propuso que las
negras, en l ugar de la jugada 1 7 0-0, tenían
l a muy i nteresante pos i b i l idad 1 7 DxP ! ? (una
Diagrama LX demostracón más de que no hay que dar e l jaque
con l a dama en STR en la j ugada 1 2 ) . Ahora no
es pos i b l e 1 8�CxT en vista de 1 8 . AST+
¡y 16. . T2D salva a las negras de todas las des­ 1 9 .R2D, T2D , y a 1 8 .P3CR Ljubojevic recomienda
gracias ! 1 8 . . . 0-0 . y en caso de 1 9 .D3A (con la amenaza
20.T1 T) 1 9 . A2C 20.D3 R , TxC ! y las negras
Así es la l óg ica fundamental de l ajedrez. Estoy
tienen dos peones por la ca l i dad y mejor po­
seguro de que si mostraran a un ajed recista joven
sición.
esta posición después de la j ugada 1 2 de las b l an­
cas, é l , s i n pensar, j ugaría 1 � . DxPA. En efec­ Aquí debo i nfring i r un poco la cronología del
.
to , ,gana el peón y la d ispos ición de los peones relato.
de las n egras no se corrompe . ¡Y para nosotros
La causa es que a l cabo de dos años después
eso no fue fác i 1 ! i Para l l egar a esta verdad tu­
de nuestra partida con Lj uboj evic, él tuvo que
vi mos necesi dad d e , ay, más de d i ez años!
l uchar nuevamente con las bl ancas contra la Va­
Claro que Ljuboj evic vio en el tabl ero el jaque ri ante en su partida con E. Mecking en el torneo
i ntermed io en SAR y por eso en l ugar del enroque de Las Pa l mas. El yugosl avo escog ió de nuevo la
largo j ugó 1 4.T1 D. U na j ugada que no está pri­ continuación 1 2 .030, pero en respuesta a 1 2 .
vada de veneno, pero , estén de acuerdo, e l rey DxPA 1 3 .T1 A R , D4R jugó i n esperadamente
blanco en el centro no puede ayudar a desarro­ 1 4 .0-0-0, pues en su partida conm i go él se negó
l l ar la i n ic i ativa contra su vis-a-vi s negro. Des- a esta j ugada.

59
Siguió 1 4 T2T 1 S . qA . OSA + 1 6 .C2 D , D4 R
y las blancas cal ladamente ofreci eron las tab l as :
1 7 .C3A. OSA + 1 8 .C2 D . Pero ahora M ecki n g de­
·c i d i ó lograr más . e l u d i endo la repeti c i ón de ju­
gadas : 1 8 03 0 ? ! 1 9 . D3A. D3A 20.C( 2)4 R , y
rá pido . s i n pensarlo mucho . rea l i zó el avance
20 PSC pensando que obten ía l a i n i ciativa.
M á s t a rd e . a mi pregu nta de sobre qué él se
g u i o . e l joven g ran maestro bras i l eño declaró un
poco sin ape lación :

- ¡ Oh . yo s i empre ju ego sólo para ganar!

Ljuboj evic reacci onó muy suti l mente : 2 1 .D2A! ! ,


y aparec ió que a 2 1 T2C ó 2 1 T2A si gue
e l conoc ido ataq ue contra la Variante 22 .A5T ! con
amenazas morta l e s . Las negras . como mal me­
nor. esco g i eron 2 1 T2D, aunque, c l aro , no
salvaron la pa rtida : 22 .TxT , CxT 23 .DxP + , R1 D
24 .CSC R . R2A 25 .A3A .
D i agrama LX I I
Ljuboj evic rea l i za el ataque con su gusto habi­
tu a l . Las blancas ya no necesitan la l ínea " A A " ,
y l a torre conti núa s u actividad por l a vertical S i n embargo, s i n ofrecer l a repetición d e ju­
·o..
gadas ( 1 6 . D4 R ) , Lj ubojevic uti l i zó l a novedad
16. D2A . Parece que eso es muy pel igroso
25 030 26 .CxP + , R3C 27.T1 D, PxC .
para las negras , ya que c i e rra el cam i n o de la
H a y que desprenderse de la dama, pues a torre d e 2TD a 20. N atural mente, las blancas
27 0 1 C es sufi c i e nte , aunque sea 28 .C4T + p robaron obstacul izar el e n roque del adve rsa rio
con mate en unas jugadas . Por otra parte , tam­ y j ugaron 1 7 .A5T , a lo que siguió la jugada de
poco en la partida l a res i stencia de l as negras sangre fría · 1 7 P3C. No te m i e ndo el deb i l ita­
es l a rg a . m i ento de l as casi l i as negras , y en primer lugar
del pu nto 3AR , las negras excl uyen del ataque
28 .TxD + . A x T 29 .DxP . A4 R 30.D7 R , PxP +
al a l f i l de 5TR y se prepa ran para rea l i zar el en­
3 1 . R 1 C . P4T D 32 .C5A, CxC 33.DxA.
roque, después de lo cua l , todo estará en orden
Las s i g u i entes pérd idas mate r i a l es son i nevi­ para el l as .
tab l e s . y l as negras capitu laron.
1 8 .040 , P4 R !

Soltando e l contro l d e l a casi l l a 4 0 , las negras


mant i e n e n , s i n embarg o , l a defensa , pues su rey
se escapa de la zona pe l ig rosa del centro .

1 9 . 02A .

Era pos i b l e tam b i é n 1 9 . 0 3 0 , A3R ( m uy peli-


g rosa es 1 9 . PxA 20.C50 y 2 1 .C6A + , pero
las blancas p reparan la i nvas i ó n en 6A R .

19. A4AO 20 .06A , 0-0 2 1 .C50 .

C l a ro que este duelo no pudo serv i r como


repu tac ión del s i stema de defensa trabajado por
l as negras. y aunque sea, l a partida jugada por
Lj ubojevi c al cabo de dos meses d e l encuentro
c i tado con Meck i n g , puede serv i r de demostra­
c i ón i n d 1 recta . En el torneo I B M del m i s mo año
1 975 P. l gran maestro yugos l avo escog ió contra
F G heorgh 1 u este mismo s i stema , pero . esta
vez con las negras. N u evamente apa rec ió la po­
S i c i ó n d e l próx i mo diagrama :

60
D i ag rama LXI I I D i agrama LXI V

Parece q u e l o s asuntos están malos para l a s


negras. A 2 1 D 3 D las blancas rec iben ven­
taja por med io de 22.C4 R , DxD 23.C(4)xD + . R2C 1 4.03R ! . Suced ió que esta vari ante . q u e i m-
24 .CxA , PxA 25 .CxP + . y por esta m i s ma causa pide la jugada 1 4 . T2T en vi stas de 1 5 .C(4)xPC ,
no s i rve tampoco 21 D3A, y otras reti radas había s ido probada en l o s torneos yugos lavos .
de la dama no son buenas . Pero sucede que la pero escapó al campo de vi sta de los teóricos , y ,
defensa de las negras s e basa en una e legante por lo tanto , n o l l egó a las publ icaciones ajed re­
pos i b i l idad táctica , y no está exc l u ido que esta císticas . Tuve que deci d i r en el tab l e ro tareas
pos i b i l idad fue encontrada por Ljubojevic no en nada s i mples.
e l tabl e ro . s i no de antemano l

14. . A4A 1 5.A3A, T2T 1 6.C4R, ASC + !


21 A2R ! !
La idea de este jaque no es c l a ra a primera
Ahora después de : vista . Cons iste en que habi éndose deci d i do a en­
tregar la ca l i dad , l as negras encontraron úti l e l
22.Cx0, AxD las neg ras ti enen un peón· do­
deb i l itar l a pos ición del futuro enroque de l a s
blado , pero de más. y en caso de 22.D2A. la per­
bl ancas y tam b i én l a cas i l l a 3D de l as m i smas.
secuc ión de la dama b l anca se conti núa con
El i ntento d i recto de mantener l a ventaja mate rial
22 . 04A .
e i nc l uso su ventaja de un peón ( 1 6 . T2A)
22.03A, A2C ! 23 .CxA + , DxC 24 .02 A . A4 D . permitía a las bl ancéls conseg u i r con métodos
s i mples una superioridad i mportante : 1 7 . D4A ! ,
Todo l l egó a e s t a r cl aro : l a s negras empiezan a
A3C ( no hay otra) 1 8 .C6D + , R2R 1 9 .T1 D , y sobr:.:·
atacar según t ' d a s l él s l eyes clásicas de la De­
el rey negro empiezan a condensarse nubes ne­
fensa S i c i l i a n íl C i l �r e n e ra l . y la Vari ante en par­
gra s ; por eje m p l o : 1 9 T 1 D 20.C6A + ! . CxC
ticu l a r . N o hay s a l yvac i ón .
2 1 AxC y la ame naza d e mate en 7 AA es muy
. .

25 .A3A . A x P 2 6 . C4 R , T2A 27 . D6C, T( 1 ) 1 A desagradab l e .


28.C6A + , DxC y las b l a ncas capitu l a ron .
En la part i d a , las b l ancas 1 t r nuaron con
Asi apa rec ió la defensa cont ra la temible i n no­ 1 7 .P3A, A2R 1 8.CxPR (si 1 8 .C ( 4 ) x P C , entonces
vac ión de B ronste i n- M uch n i k , 1 2 .03 0 . Pero an­ 18 T2D con j uego agudo para ambas parte s )
tes, en rr.l encuentro con M . M atu lovlc ( Be l g r H ­ 18 D x C 1 9 .0xT, C3A (ganando r i t m o en e l dt:: -
d o , 1 974 ) , y o probé otro método de defensa q u e s u r ro l l o y p l anea n d o , según el c a s o . e l recorrido
habla desechado antes . d P. s p u fi s de 1 2 .030 OxPA v í a 4R a 60) 20.07 A (en el tab l e ro yo temía la
1 3 .T1 AR me ret i ré con 1 3 DJC para probar la respuesta 20 . 081 E s verdad que también aqu í
cont inuación 1 4 .03A T 2 í _ , i. � G A A2C 1 6 .A3 D ,
, l i:ls negras t i enen el mov i m i ento 20 . P4A ; en
A x C 1 7 .03R D 4 T 1 8 . D x T A�3 U p , r o de pronto .
. genera l . hay que dec i r q u e . debido a que ambos
e l GM yugos hwo hizo una j u q <ld�l l p r e yo desco­ conten r 1 i entes t uv i eron que i m prov i s a r sobre l a
nocía por compl eto marc h a . --� s t a p a r t i d a t e n í a u n c a ráct c ;· c l a rame 1 1
�-----
---�- -- -----·-
-- ---�

61
te experi mental . La m i sma trajo una serie de Cuando esta partida para subrayar una vez
nuevos prob lemas , para la solución de los cua l es más las múltiples formas de defensa que pueden
se exigía un anál isis extra y demostrac ión prác­ uti l i za r las negras, y que dan al i mento a las i n­
tica) 20 . . , P4A 21 .0-0-0, PxC 22.A5T + . vesti gaciones a más de una generación de aje­
d reci stas . Aqu í, como me d i ce la experiencia. no
Interesante sería, claro está , 22.T R 1 R con el
existe una respuesta única , y las pos i b i l idades de
pos i b l e 22 . . , D3T + 23 . R 1 C , A4A R ! 24 .AxP,
a.nbas partes para la lucha abierta de sus piezas
AxA 25.TxA, 0-0 26.TxA, CxT 27 .DxC, DxP ó
son muy grandes .
27 D3C + . 28 . R 1 T, DxP con un final agudo,
pero ventajoso para las blancas . No está exclu ido
que en el tab lero, a Matu lovic no le gustó 22 .
0-0 23 .AxP, A4C + 24 . R 1 C , C2R 25 .AxP + , RxA Puedo, sólo una vez más, l l amar la atención
26.TxD, AxT, y por eso forzó las tab las : 22 . , . de los lectores sobre ej qu!3 1 O años luego del
P3C 23.A4C, DxA 24.DxC + A2D 25.TxA, DxT primer aná l i s i s , me pareció que la jugada 1 3 .
26.D8T + , 01 D 27 .D6A + , D2D 28.D8T + . D3C aun no ten ía agotados todos sus recursos .

** * * * ** ** * * * * * * ** ** * ** * ** *

MINUTO S El p rogra m a d i a ri o de l J uego-Cienc i a


q u e s e transmite d e 1 : 1 5 a 1 : 20 por

de RADIO REBELDE bajo la d i recc ión


del Co . Jesús Salazar.

AJEDREZ D i a r i a m ente el MI E l ea z a r J i m é nez


ofrecerá u n a parte de l as exp l i cac i o­
nes de cad a c l ase d e l Cu rso D i r i g i d o
de Ajed rez M ed i o y S u p e r i o r p o r R A·

11 RA D I O R E B E LD E DIO REBELDE.

CakMA KoeitMal

62
Miscelánea Ajedrecística
1'" 9Né .tui6 BCl1t'le'W. A.9.

¡Suramericanos populares!

GM CELO 2415)
Jugó en Nottingham, Semmerlng
y Amsterdam contra Capablanca

Mate en tres Mate en dos Mate con el peón


en el sexto mov.

CALJFICACION: 7/9 aciertos ¡Excelente! Hasta 6: ¡Bien! 1/5 ¡Mal!


¿Nacionalidad de los juegos?


ANECDOTAS ...
Cuenta Salo Flohr que siendo aún un escolar.
tuvo la oportunidad de enfrentarse al doctor Ale·
xander Alekhlne, en una sesión de simultáneas que
ofreció éste en la ciudad de Praga.

En un momento de la parttda, entusiasmado por


la resistencia que venra ofreciendo al entonces
campeón mund1al de ajedrez. trató de fianchetar
un alfil. advirtiendo enseguida que con ese mov1·
FLOHR VS ALEKHINE miento perderia una torre.

Alekhine se disponía a capturarla y Flohr trató


de impedirlo con estas palabras:

-Oh, un momento, perd6n, perdón!

Alekhine. sin Inmutarse, riguroso y enérgico, tomó


la torre al tiempo que decta a su asustado nval:

-Joven, en cuanto al perd6n . . . ha�l1remos la


pr6xiMa vez.

EN DOS MOVIMIENTOS�·
Problemas "Mínimos" son aquellos en que las blancas poseen solamente dos figuras, incluido
el Rey. Esa temática de la composición es co nocida desde hace mucho m's de un siglo, pero
el nombre de "Min1mo" data de 1924, año en que lo Inventó el compositor alemán doctor A.
Kramer.

Otro compositor alemán, E. M. H Gutmann contribuyó a despertar interés por el tema, al


publicar en 1962 su libro 'Problema Min1mo' . contentivo de 200 de esos problemas.
Las posibilidades de encontrar interesantes va riantes con tan limitada fuerza en el corto al
canee de dos movimientos, son en realidad, escasas . . .

Veamos varios ejemplos de mate en dos. en esta temática. con cinco diferentes piezas
blancas.

Anonymous
Firu. Pri1e,
TcJtllc,..llundJchau, 1909

V VI VIl
D. l'lrnle (ofter F. Janet) A. Kraemer C, J, Morse
Th• l'robl<mlll, 19�3 llltai•ch• llundschau, 1 9l5

64
XVI CAPABLANCA IN MEMORIAM
TORNEO INTERNACIONAL DE AJEDREZ
EN SALUDO AL 11 CONGRESO DEL PCC

18 AL 10 DE JUNIO 1980 LUISA


, Un libro del gran José Raúl Capablanca,
� impreso en español por primera vez en Cuba.

Analisis de partidas del Torneo Interna·


* cional de Ajedrez, La Habana, 1913.

Este es un l1bro importante por varios mo­


tívos Entre ellos podemos mencionar que Solrcite rnformacron a
el Torneo de La Habana de 1913 no sólo fue
el pnmer Torneo InternaciOnal celebrado en
nuestro isla. SIIJO que tambien fue el primero
RADIO REBELDE
APARTADO 35-40
celebrado en tuda la América hispana. Ade· CIUDAD DE LA HABANA 3
mas. el rmsmo ha s1do analizado por nuestro
o directamente a
mmortal José Raúl Capablanca. con lo que
el presente libro adquiere un doble realce. Calle O No. 216,

entre 23 y 25, La Rampa.