Está en la página 1de 10

12-6-2018

Trascendencia e
inmanencia en el
hombre

Alumnos: Camila Flores Morales 19805999-4


Pablo Luengo Montecino 17495504-2

Profesor: Esteban Rodríguez Moya

Asignatura: Introducción a la fe

Fecha: 12 de julio de 2018

0
1.- Introducción

1
2.- Exposición del argumento del texto de referencia

Como de costumbre se ha señalado en la actualidad que el hombre ha adquirido


nuevamente su valor como persona esto quiere decir como individuo inteligente y libre. El
hombre como persona posee algo autentico y autónomo en si mismo frente a varios factores
ya sea frente a la sociedad, autoridad, cultura e incluso con Dios.

Debemos señalar que una de las características importantes del hombre es la


posibilidad de transcender en si misma hacia valores superiores por lo que cabe destacar que
la transcendencia es un valor importante. Este pensamiento de la trascendencia en la persona
se debe a algunos filosóficos, uno que ha marcado gran relevancia o ha influido más en el
acentuar el valor de la persona como trascendencia es Max Scheler que es un pensador muy
importante dentro del ámbito de la fenomenología, la ética y la antropología filosófica
[http://www.philosophica.info/voces/scheler/Scheler.html].

No solo la trascendencia caracteriza al hombre, sino que también la inmanencia que


es de gran importancia siendo así muy difícil decidir cual de los dos es primordial dentro de
la vida del hombre. Un análisis más profundo acerca de esto se dice que el hombre está entre
la inmanencia y la trascendencia, pero es cierto que la persona humana está muy lejos de una
inmanencia pura o de una transcendencia pura la cual se presenta como una totalidad que la
inmanencia no se cumple sin la transcendencia. Y es una transcendencia que solo puede
realizarse desde y para la inmanencia.

Debemos saber que Trascendencia e Inmanencia pueden comportarse como causa y efecto a
la vez, porque es evidente que nuestros actos no son ajenos a nuestros estados de conciencia
y nuestros estados de conciencia no son sino el resultado de nuestros actos, vivimos como
pensamos y pensamos como vivimos.

2.1 Definición de que es lo inmanente y qué es lo trascendente

a) Trascendencia:
El termino trascendencia tiene múltiples acepciones no solo en la terminología
siempre más flexible y fluctuante de la filosofía moderna actual, sino aun en la misma
filosofía escolástica. Transcendencia, según su etimología "pasar más allá", "saltar

2
del otro lado", significa fundamental y primeramente el hecho o la posibilidad de
"sobrepasar algo". Es, por lo tanto, un término relativo, porque "sobre-pasar" exige
siempre los dos términos: el sujeto que sobrepasa y aquello que se sobrepasa. De aquí
nace precisamente la diversidad de acepciones que ha adquirido el término
"transcendencia"[ https://es.scribd.com/doc/232712975/4-de-julio]
Transcendencia es la inclusión en algo y transcendente es lo incluido en algo.
En este sentido se dice que "el ser transciende las diferencias", y que el universal
transciende los inferiores, porque aquel está incluido en las diferencias y éste en sus
inferiores.
Lo trascendente en lo religioso es la expresión de ese mismo Dios que obra en
nosotros, nuestra entrega, nuestro servicio a los demás, la expresión de nuestro ser,
de nuestra voluntad y capacidad de hacer, de nuestro pensamiento y de nuestras
palabras, la forma en que vivimos y la función social que cumplimos en cualquier
área de la actividad humana, el uso de nuestra libertad en el marco de las leyes que
rigen la naturaleza. [http://nicanorhuaman.blogspot.com/2010/06/inmanencia-
trascendencia.html]
En la psicología y filosofía contemporáneas el termino transcendental ha
adquirido nuevas aplicaciones, algunas de ellas coinciden con las de la filosofía
tradicional ",

b) Inmanencia
De esta significaci6n fundamental participan los diversos sentidos o
aplicaciones que los términos inmanencia, inmanente, e inmanentismo han recibido
en filosofía. Debe notarse que inmanencia es un término relativo. "Estar en",
evidentemente señala dos términos que relaciona, aquello que esta y aquello en que
esta. Por eso la explicación de inmanencia e inmanente hace siempre referencia a lo
que es inmanente y a aquello a que es inmanente.
Lo inmanente en lo religioso es Dios Mismo en nosotros, ya que es él quien
hace que existamos, que respiremos, que tengamos la forma que tenemos, que

3
pensemos como pensamos, que expresemos como nos expresamos, que hagamos lo
que hacemos. [http://nicanorhuaman.blogspot.com/2010/06/inmanencia-
trascendencia.html] .

2.2 Inmanencia en el hombre


Debemos tener claro que inmanente tiene que ver con lo interior lo cual cada ser humano está
dotado con una esencia inmanente ¿Conoces a esencia inmanente? Esa esencia es el otro
hombre que hay dentro de cada uno y se llama “Hombre interior”. Este es el eslabón perdido
la que el 80% en el mundo no lo conoce, no enriquece, no fortalece día a día, es la belleza
autentica. A esa belleza se le denomino “Luz interior” la que Jesús dijo “Vosotros sois
luminares del mundo” (Mateo 5:14-16)

El hombre también es una inmanencia consciente la cual afirma que una toma de conciencia
del yo, de la individualidad propia, de la subjetividad, frente al no-yo. Precisamente la esencia
de la persona humana en cuanto tal, y su diferencia de todos los seres que no son personas,
es esa posibilidad de concentración, de interiorización sobre sí misma, de ensimismamiento
por la que puede decir "yo" frente al mundo exterior concentrándose en sus propios
pensamientos. Se debe tener en cuenta que el hombre es el único ser que puede aislarse por
completo del mundo exterior y afirmarse a si mismo como un ser distinto a los demás porque
es inmanente. Esta primera inmanencia es precisamente la base de la personalidad del hombre
la que se trasforma en una prioridad fundamental y radical.
[https://es.slideshare.net/ReynaldoEstradaRios/la-inmanencia-del-hombre]

Una característica esencial del hombre es la inmanencia “libre”, esto explica que la libertad
no solo toma la posesión o la conciencia del yo, sino que toma la posesión de su ser y su
destino. La libertad es lo más interior del hombre lo más inmanente, la que es una especie de
autonomía, concedida por dios o mejor dicho es personal y esencial de tal manera que no
puede Dios crear una persona que no tenga su propia libertad. Esa característica, por la cual
la persona desde su propio interior y ella sola asume la responsabilidad de su ser y de su
destino y puede decidir de él definitivamente, aunque sea oponiéndose a la voluntad de Dios
y abrazando libremente las consecuencias que de ella provengan.

4
El hombre interior camina al revés del hombre exterior. El exterior mira lo que está a su
frente, pero el interior mira a la esencia de adentro. En ella se ve tal cual es, cuando uno mira
a su interior se vuelve consciente y es ahí, donde uno asume la responsabilidad de su interior,
de sus actos y de sus destinos y debido al poder de su inmanencia puede decidir libremente.

Hay que tener una idea clara de que la personalidad y la inmanencia son inseparable, pero
hay una gran necesidad la cual el hombre no puede encerrarse en la inmanencia pura, necesita
fluir esa inmanencia, sacar toda la esencia de adentro hacia fuera para alcanzar su objetivo.
Este acto se llama “Trascendencia” ¿Qué es? Es ir mucho más allá de un interior, es ir hacia
afuera.

2.3 Trascendencia en el hombre

5
6
3.- Conclusión

7
4.- Bibliografía

8
9