Está en la página 1de 3

DEVASTACIÓN Y DESOLACIÓN QUE DEJÓ LA INQUISICIÓN

MAURICIO DÍAZ MARTÍNEZ1

Por los siglos de los siglos, la actual iglesia católica tendrá que cargar con todo el
peso de su infamia, por todos esos actos que se vivieron en aquella época, que se
inició hacia el siglo XII, respectivamente en el año de 1184.

Sus inicios se remontan en Francia, donde esta institución dominaba y manipulaba


todas las instituciones y en donde hacía parte de la vida cotidiana. Sus fines estaban
enfocados y dirigidos a reprimir y someter, a aquellos que estaban en contra de los
principios y fundamentos de la iglesia católica, de sus dogmas y propósitos,
deberían ser castigados, torturados y hasta asesinados, por cometer herejía, por
practicar la magia negra y paralelamente al ejercicio del paganismo, es decir, la
adoración a diferentes dioses que no correspondía a ese credo.

El cristianismo, al convertirse en la religión oficial del imperio romano, adaptó varias


de sus costumbres en el antiguo continente, entre ellas la persecución por motivos
meramente religiosos. Básicamente, el origen de esta institución, era aniquilar y
eliminar un movimiento religioso que se profesaba en Francia, llamado Catarismo,
donde se inculcaba y se promovía creencias místicas religiosas que se
consideraban como herejía.

Particularmente pienso, que estos episodios que han tenido que atravesar las
sociedades “primitivas” por pertenecer a otros credos y convicciones religiosas
disimiles a la cristiana, no debieron darse ni vivirse, por cuanto la libertad de elegir,
la libertad de credo o libertad de culto, debe ser considerado un derecho natural,
inherente a cualquier ser humano, que en sociedades propiamente extremistas y
nada democráticas, respetan y la libre elección de las personas en escoger su
iglesia.

1
Mauricio Diaz, Estudiante de Derecho, Universidad Autónoma de Colombia, 2018
Estas situaciones y acontecimientos se vuelven a repetir en naciones, donde por
ejemplo las religiones musulmanas, el hinduismo y el budismo, se impone a la
fuerza, cuando es menoscabada y donde no se ejerzan y se cumplan todos y cada
uno de sus preceptos. Y como la globalización en nuestra época actual, se ha
inmiscuido en todos los aspectos sociales de nuestra cotidianidad, que hasta llegó
a converger en la intimidad moral y espiritual de los seres humanos, hasta llegar a
persuadir a esa gran institución como lo es la iglesia católica, de respetar y dejar a
su libre albedrío, la decisión de escoger su espiritualidad, pues lo que fomenta esta
religión, va en contravía de sus principios éticos, morales y espirituales.

Aunque no vayamos tan lejos, hoy por hoy estamos viviendo una inquisición política
marcada por los ideales socialistas que promueven algunos Estados, entre ellos a
nuestro vecino y país hermano Venezuela, donde se realizan las mismas prácticas
asesinas y crueles contra lo que están en contra de su orden, político, social y
económico y persiguen a la oposición con la pérdida de sus derechos naturales y
constitucionales.

La inquisición que se plasma ya no es de orden religioso ni moral, trasciende las


esferas sociales y someten al pueblo, a obedecer decisiones no concertadas con
sus mismos asociados. Basta apreciar en las caóticas y humillantes condiciones
que viven estos venecos, con escases de alimentos y medicinas, con una
inseguridad desbordada, no se respeta en lo más mínimo el derecho a la vida y
aquellos que exigen unas mejores condiciones de vida y dignidad, son perseguidos
y sometidos bajo un gobierno indolente y tirano con un discurso marcado por el
despotismo y la indiferencia.

Tan semejante como la institución de la santa inquisición, es la misma inquisición


comunista, pues aquel que se revela contra el sistema, habrá de ser en algunas
ocasiones torturado, en otras en carcelado y en decenas de veces vilmente
asesinado por convicciones contrarias.

De alguna menara, es la poderosa e influyente iglesia católica, la que ha


manipulado a las gentes, en sus conciencias para tratar de lograr su objetivo,
de conseguir adeptos y seguidores al cristianismo, que haciendo un paralelo
con el autoritarismo que promueve un gobierno socialista, llevan a ejercer las
mismas e idénticas practicas asesinas y degradantes para lograr a través de
la coerción, que su pueblo en vez de cometer herejía, cometa el delito de
traición contra el Estado.
Tomando como referencia el libro, “la inquisición española, una revisión
histórica” nos ilustra una amplia panorámica de las atrocidades y la ignominia
que profesó la iglesia católica sobre todo en España puesto que desde allí
se expandió por todo Europa, dejando miles de víctimas inocentes por ir en
contra de los dogmas de esta institución y paralelamente a esto haber
cometido herejía motivo por el cual, el pueblo era sometido a vejámenes a
torturas y hasta pagar con su muerte la supuesta traición a la religión católica

BIBLIOGRAFIA

- INQUISICION EN CARTAGENA DE INDIAS


MEDINA, JOSE TORIBIO, 1852-1930
SEGUNDA EDICION
BOGOTA CARLOS VALENCIA 1978

- LA INQUISICION ESPAÑOLA, UNA REVISION HISTORICA


KEMEN, HENRY ARTHUR FRANCIS, 1936
SEGUNDA EDICION
BARCELONA CRITICA, C 1999