Está en la página 1de 1

El ladrillo es uno de los materiales tipo cerámica o arcilla cocida más antiguo que se viene utilizando en el sector de la albañilería.

Se distingue por su forma de prisma rectangular,


y por sus propiedades que le hacen tener una excelente resistencia a la compresión. También se distingue por sus cualidades de aislamiento acústico y térmico. Con este material
hecho de masa de barro cocida se logra levantar perfectamente cualquier muro o estructura. Este material es muy versátil, estable y duradero, siendo fabricado con cerámica roja
mezclada con otros elementos.
Características: Se denomina ladrillo a aquella unidad cuya dimensión y peso permite que sea manipulada con una sola mano. Se denomina bloque a aquella unidad que por su
dimensión y peso requiere de las dos manos para su manipuleo.
Las unidades de albañilería a las que se refiere esta norma son ladrillos y bloques en cuya elaboración se utiliza arcilla, sílice-cal o concreto, como materia prima.
Estas unidades pueden ser sólidas, huecas, alveolares o tubulares y podrán ser fabricadas de manera artesanal o industrial.
Las unidades de albañilería de concreto serán utilizadas después de lograr su resistencia especificada y su estabilidad volumétrica.
Tipos de ladrillo: Ladrillo perforado, Ladrillo macizo, Ladrillo macizo con cazoleta, Ladrillo tejar o manual, Ladrillo aplantillado, Ladrillo hueco, Ladrillo hueco simple, Ladrillo hueco
doble, Ladrillo hueco triple, Rasilla, Ladrillo cara vista, Ladrillo refractario, Adobe de tierra, Ladrillo cocido de tierra
Usos: El ladrillo brinda muy buenos resultados estilísticos además de prácticos y permite diversas técnicas constructivas. por sus propiedades, el ladrillo permite un lugar fresco
en clima cálido y abrigado en clima frío.
El ladrillo ha demostrado poseer una fortaleza superior para soportar estructuras. Además de su fortaleza debe tomarse en cuenta que conserva una apariencia que armoniza
estilísticamente.
El ladrillo es un material que ha sido utilizado extensamente en la construcción de calzadas, espacios comunes, pasillos y otras zonas consideradas como de alto tránsito. La
versatilidad del material permite utilizar formas no convencionales que hacen del espacio algo práctico y bello a la vez, la creatividad y originalidad del Arquitecto hacen la
diferencia. Las posibilidades arquitectónicas que se pueden aprovechar son variadas y novedosas.
Propiedades:
Color: Depende de su composición química de la materia prima y de la intensidad
del quemado. De todos los óxidos comúnmente encontrados en las arcillas, el hierro tiene el mayor efecto sobre el color.
Textura: Es el efecto en la superficie o la apariencia que presenta la unidad como resultado de la forma de elaboración
Procesos de elaboración:
Extracción de la materia prima, Maduración, Tratamiento mecánico previo, Depósito de materia prima procesada, Humidificación, Moldeado, Secado, Cocción, Almacenaje
El adobe es un material constructivo fabricado a partir de una masa de arcilla y arena mezclada con hierba seca, o paja, encofrada en forma de ladrillo y secada bajo el sol; está
principalmente destinado a formar parte del cerramiento y divisiones verticales de una edificación, pudiendo incluir vanos adintelados en su composición, así como tensores,
usualmente de madera.
Clasificación: Sin molde, Adobe, Tapial, Adobe Nader Khalili
Elaboración del adobe: Preparar la adobera. Se recomienda que la adobera sea de 40 cms x 40 cms x 8 cms., Preparar el barro y dormirlo por 2 días (en promedio). Agregar la
paja para que los adobes no se rajen. Llenar la adobera lanzando con fuerza porciones de barro. La adobera debe estar húmeda y rociada de arena fina para que no se peguen los
adobes. El barro debe estar al ras de la adobera, emparejando la superficie usando una regla. Dejar secar el adobe en las adoberas por un promedio de 24 a 48 horas. El terreno
para el desmolde debe ser plano y seco. Debe rociarse previamente con una capa de arena. Retirar la adobera, levan- tando de ambas agarraderas y voltearlo rápidamente,
teniendo cuidado que el adobe no se deforme.
Ventajas: Es de bajo costo. Fabricación fácil. Proporcionan muros a prueba de sonidos. Malos conductores de calor.
Desventajas: Poca resistencia a la compresión. Su débil amarre entre una pieza y la otra. Facilidad que desarrollen roedores y otras alimañas
Materiales: lampa, machete, picota, cordel, arco sierra, tijera grande, wincha, badilejo, zaranda, paja, tierra, cañas chancadas.
Pavimentos: Estructura de las vías de comunicación terrestre, formada por una o más capas de materiales elaborados o no, colocados sobre el terreno acondicionado, que tiene
como función el permitir el tránsito de vehículos: Con seguridad. Con comodidad. Con el costo óptimo de operación. Superficie uniforme. Superficie impermeable. Color y textura
adecuados. Resistencia a la repetición de cargas. Resistencia a la acción del medio ambiente. Que no trasmita a las capas inferiores esfuerzos. Mayores a su resistencia. Es
importante tener en cuenta que el pavimento puede revestirse con diferentes materiales, como piedras o maderas. El término, sin embargo, suele asociarse en algunos países al
asfalto, el material utilizado para construir calles, rutas y otras vías de comunicación. Las denominadas mezclas asfálticas y el hormigón son los materiales más habituales para
crear el pavimento urbano, ya que tienen un buen rendimiento de soporte y permiten el paso constante de vehículos sin sufrir grandes daños.
Características:
Rigidez del pavimento. Bajo las acciones del tráfico, el hormigón se comporta de manera elástica, resistente a deformaciones visco plásticas incluso en condiciones duras de
tráfico pesado, intenso, lento y en situaciones de elevadas temperaturas, son estructuras muy rígidas que disipan las tensiones producidas por las cargas. Por ello, la base que se
precisa es diferente a la que se necesita en un pavimento flexible, siendo necesaria una que sea uniforme y resistente a la erosión.
Juntas. Las variaciones de volumen por temperatura y humedad y la retracción que experimenta el hormigón exigen la construcción de juntas para evitar la aparición de fisuras
en el pavimento, que acabarían acelerando el deterioro del pavimento bajo la acción del tráfico. Además, dichas aberturas constituirían una vía para que agentes dañinos para
el hormigón como el agua y partículas extrañas lleguen a la base, pudiéndose llegar a formar bloques inestables bajo el tráfico.
Sensibilidad a agentes externos. Los hormigones tienen una ventaja muy importante frente a las mezclas bituminosas: su imperturbabilidad frente a los aceites y combustibles
que vierten los vehículos sobre la superficie. Esto lo hace idóneo para zonas de estacionamiento y rampas. En zonas con riesgo de heladas, será necesario la inclusión de un aire
ante en el material para favorecer la oclusión de aire que actúe como cámara de expansión del agua intersticial del hormigón.
Características superficiales. La resistencia al deslizamiento de estos pavimentos se obtiene empleando una proporción apreciable de arena silícea y confiriendo al hormigón
fresco de una textura superficial adecuada. Otras texturas, más parecidas a las de los pavimentos bituminosos, se obtienen a partir de incrustar gravillas no pulimentables al
hormigón fresco o por eliminación del mortero superficial. La regularidad superficial obtenida marca la regularidad superficial obtenida.
Durabilidad. Como es sabido, la resistencia mecánica del hormigón aumenta con el tiempo, mientras que su índice de servicio disminuye lentamente. El agrietamiento
generalizado del pavimento y la necesidad de su refuerzo o reconstrucción vendrá determinado por la fatiga a flexión. También influyen: el espesor de la losa, la resistencia a
flexo tracción, la intensidad y número de aplicaciones de las cargas, el clima, la forma y dimensiones de las losas, etc.
Apertura al tráfico. Una vía construida con un pavimento de hormigón convencional no deberá abrirse al tráfico antes de siete días tras la finalización de la construcción del
pavimento.
Conservación y rehabilitación. Los pavimentos que nos ocupan, en el caso de que se hayan proyectado y ejecutado correctamente, requieren de poco mantenimiento: sellado
de juntas y grietas, reconstrucción de losas en mal estado, restauración de la macro textura, etc. La aparición de nuevos materiales (resinas sintéticas, hormigones super
plastificados, tratamientos superficiales) y de pequeñas herramientas específicas (serradoras, fresadoras, escarificadoras) han contribuido a la simplificación de estas
operaciones.
Clasificación:
Pavimento flexible: Este tipo de pavimentos están formados por una carpeta bituminosa apoyada generalmente sobre dos capas no rígidas, la base y la subbase. No obstante,
puede prescindirse de cualquiera de estas capas dependiendo de las necesidades particulares de cada obra.
Pavimento rígido: Son aquellos que fundamentalmente están constituidos por una losa de concreto hidráulico, apoyada sobre la subrasante o sobre una capa, de material
seleccionado, la cual se denomina subbase del pavimento rígido. Debido a la alta rigidez del concreto hidráulico, así como de su elevado coeficiente de elasticidad, distribución
de los esfuerzos se produce en una zona muy amplia. Además, como el concreto es capaz de resistir, en cierto grado, esfuerzos a la tensión, el comportamiento de un
pavimento rígido es suficientemente satisfactorio aun cuando existan zonas débiles en la subrasante.
Pavimento semi rígido: este tipo de pavimentos guarda básicamente la misma estructura de un pavimento flexible, una de sus capas se encuentra rigidizada artificialmente con
un aditivo que puede ser: asfalto, emulsión, cemento, cal y químicos. El empleo de estos aditivos tiene la finalidad básica de corregir o modificar las propiedades mecánicas de
los materiales locales que no son aptos para la construcción de las capas del pavimento, teniendo en cuenta que los adecuados se encuentran a distancias tales que
encarecerían notablemente los costos de Construcción.
Pavimentos articulados: Los pavimentos articulados están compuestos por una capa de rodadura que está elaborada con bloques de concretos prefabricados, llamados
adoquines, de espesor uniforme e iguales entre sí. Esta puede ir sobre una capa delgada de arena Ja cual, a su vez, se apoya sobre una capa de base granular o directamente
sobre la subrasante, dependiendo de la calidad de ésta y de la magnitud y frecuencia de las cargas que circularan por dicho pavimento