Está en la página 1de 44

!

!
!
!
!
!
!
VIGILIA DE ORACIÓN
POR LOS CRISTIANOS
PERSEGUIDOS


!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
Subsidio preparado por:
!
!
!
!
Delegación de Liturgia


!
!
!
!
REZO DEL SANTO ROSARIO


!3
!

!
REZO DEL SANTO ROSARIO
!
!
!
Introducción
!
!
Guía:
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
!
Todos:
Amén.
!
Guía:
Señor Jesús, en este momento queremos pedirte
por todos nuestros hermanos cristianos
perseguidos, violentados, prisioneros, torturados
u obligados a dejar su propio país por causa de su fe.
Te presentamos, Señor, su dolor inocente.
Nos damos cuenta de que demasiado frecuentemente
los actos discriminatorios contra los cristianos
son considerados menos importantes
por los gobiernos y la opinión pública.
San Juan Pablo II afirmó que
„el martirio sigue hoy presente en la Iglesia
por medio de testimonios elocuentes y conocidos,
pero también mediante seguidores desconocidos
de la gran causa de Dios‰.
Ayúdanos, Señor, a no olvidar
a nuestros hermanos y hermanas en la fe,
culpables solamente de ser fieles al Evangelio
y de vivir con coraje su pertenencia a la Iglesia.
Nosotros hoy sentimos
que no podemos quedar en silencio y te pedimos
que concedas a quienes sufren persecución
!5
a causa de tu nombre,
un espíritu de paciencia y de amor,
para que sean testigos auténticos de tus promesas.
Que pueda pasar de ellos este cáliz
y líbralos del mal.
!
Todos:
Amén.
!
Guía:
María, Madre del Señor,
es signo resplandeciente en el camino del pueblo de Dios,
figura de una humanidad nueva y fraterna.
Pidámosle a ella, Reina de la Paz,
que interceda para que,
en los países devastados por tantas formas de conflicto
y donde los cristianos son perseguidos a causa de su fe,
la fuerza del Espíritu de Dios
ayude a las personas a llegar al entendimiento,
haga caer las armas de las manos de los violentos
y conceda confianza a quienes están tentados
de caer en la desesperanza.
!
!
!

!6
Rezo de los Misterios
!
Guía:
Contemplamos los Misterios Dolorosos de la vida del Señor,
a los que se unen con sus sufrimientos nuestros hermanos
cristianos perseguidos.
!
En el primer misterio contemplamos la agonía de Jesús en el
huerto de Getsemaní.
!
Por las naciones donde desde hace mucho tiempo
la vida se ha hecho imposible por los conflictos armados
y por el odio que los alimenta,
para que el rechazo de la violencia
y la coexistencia justa y fraterna
les abran a un futuro mejor.
Por ellos rezamos este primer misterio.
!
Padre nuestro⁄
!
Todos:
Danos hoy⁄
!
Guía:
Dios te salve⁄
!
Todos:
Santa María⁄ (10 veces)
!
Guía:
Gloria al Padre⁄
!
Todos:
Como era⁄
!
Guía:
!7
Ave, María Purísima
!
Todos:
Sin pecado concebida.
!
María, Madre de gracia, Madre de Misericordia,
defiéndenos de nuestros enemigos
y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
!
Guía:
En el segundo misterio contemplamos la flagelación del
Señor.
!
Por las víctimas de todas las guerras,
por los refugiados, los oprimidos,
y sobre todo por los cristianos perseguidos a causa de la fe,
para que sea reconocido su derecho a la libertad
y honrada la dignidad de cada hijo de Dios.
Por ellos rezamos este segundo misterio.
!
Padre nuestro.
!
Todos:
Padre nuestro⁄
!
Guía:
Danos hoy⁄
!
Todos:
Dios te salve⁄
!
Guía:
Santa María⁄ (10 veces)
!
Todos:
Gloria al Padre⁄
!8
!
Guía:
Como era⁄
!
Todos:
Ave, María Purísima
!
Guía:
Sin pecado concebida.
!
Todos:
María, Madre de gracia, Madre de Misericordia,
defiéndenos de nuestros enemigos
y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
!
Guía:
En el tercer misterio contemplamos la coronación de espinas
del Señor.
!
Por toda la humanidad,
porque aunque esté dividida en naciones y razas
todos los hombres somos hijos de Dios,
y de él reciben la vida y la existencia,
y a todos llamas a conocerte.
Para que desaparezcan odios y luchas,
para que una paz perenne llene la tierra,
y que en todo lugar la humanidad pueda gozar
de los frutos de la paz,
de modo que el espíritu de fraternidad entre los hombres
mostrará su comunión de fe en Dios, padre de todos.
Por todo ello rezamos este tercer misterio.
!
Padre nuestro⁄
!
Todos:
!9
Danos hoy⁄
!
Guía:
Dios te salve⁄
!
Todos:
Santa María⁄ (10 veces)
!
Guía:
Gloria al Padre⁄
!
Todos:
Como era⁄
!
Guía:
Ave, María Purísima
!
Todos:
Sin pecado concebida.
!
María, Madre de gracia, Madre de Misericordia,
defiéndenos de nuestros enemigos
y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
!
Guía:
En el cuarto misterio contemplamos a Jesús, con la cruz a
cuestas, camino del Monte Calvario.
!
Por los cristianos de todo el mundo,
especialmente por los de Irak, Siria y los de ˘frica.
Porque sabemos que las heridas de aquellas naciones
son profundas, y la persecución de los cristianos allí
nos llena de horror.
Para que Dios proteja sus vidas,
les conceda coraje y paciencia
para continuar dando testimonio
!10
de los valores cristianos con fe y esperanza.
Para que les conceda paz y estabilidad
para vivir juntos unos con otros sin miedo, angustia,
sino con dignidad y gozo.
Por ellos rezamos este cuarto misterio.
!
Padre nuestro.
!
Todos:
Padre nuestro⁄
!
Guía:
Danos hoy⁄
!
Todos:
Dios te salve⁄
!
Guía:
Santa María⁄ (10 veces)
!
Todos:
Gloria al Padre⁄
!
Guía:
Como era⁄
!
Todos:
Ave, María Purísima
!
Guía:
Sin pecado concebida.
!
Todos:
María, Madre de gracia, Madre de Misericordia,
defiéndenos de nuestros enemigos
y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
!11
!
Guía:
En el quinto misterio contemplamos la crucifixión de Jesús y
su muerte.
!
Por los cristianos que viven en pobreza y marginalidad.
Porque reconocemos que somos débiles,
pedimos a Dios que salve a aquellos que ha creado
y les libre del maligno que busca devorarles.
A Jesús pertenece la potencia y la gloria,
y confiamos que no privará de su bondad
a sus siervos que viven en necesidad.
Por ellos rezamos este quinto misterio.
!
Padre nuestro⁄
!
Todos:
Danos hoy⁄
!
Guía:
Dios te salve⁄
!
Todos:
Santa María⁄ (10 veces)
!
Guía:
Gloria al Padre⁄
!
Todos:
Como era⁄
!
Guía:
Ave, María Purísima
!
Todos:
Sin pecado concebida.
!12
!
María, Madre de gracia, Madre de Misericordia,
defiéndenos de nuestros enemigos
y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
!
!
Letanías lauretanas
!
Señor, ten piedad. R. Señor, ten piedad

Cristo, ten piedad. R. Señor, ten piedad

Señor, ten piedad. R. Señor, ten piedad

Cristo, óyenos. R. Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos. R. Cristo, óyenos

Dios, Padre celestial. R. Ten misericordia de nosotros.

Dios, Hijo Redentor del mundo.
R. Ten misericordia de nosotros.

Dios, Espíritu Santo. R. Ten misericordia de nosotros.

Trinidad santa, un solo Dios. R. Ten misericordia de nosotros.

Santa María. R. Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios. R. Ruega por nosotros.

Santa Virgen de las Vírgenes. R. Ruega por nosotros.

Madre de Cristo. R. Ruega por nosotros.

Madre de la Iglesia. R. Ruega por nosotros.

Madre de la Divina Gracia. R. Ruega por nosotros.

Madre purísima. R. Ruega por nosotros.

Madre castísima. R. Ruega por nosotros.

Madre y Virgen. R. Ruega por nosotros.

Madre sin mancha. R. Ruega por nosotros.

Madre inmaculada. R. Ruega por nosotros.

Madre amable. R. Ruega por nosotros.

Madre admirable. R. Ruega por nosotros.

Madre del buen consejo. R. Ruega por nosotros.

Madre del Creador. R. Ruega por nosotros.


!13
Madre del Salvador. R. Ruega por nosotros.

Virgen prudentísima. R. Ruega por nosotros.

Virgen digna de veneración. R. Ruega por nosotros.

Virgen poderosa. R. Ruega por nosotros.

Virgen acogedora. R. Ruega por nosotros.

Virgen fiel. R. Ruega por nosotros.

Ideal de santidad. R. Ruega por nosotros.

Trono de sabiduría. R. Ruega por nosotros.

Causa de nuestra alegría. R. Ruega por nosotros.

Templo del Espíritu Santo. R. Ruega por nosotros.

Obra maestra de la gracia. R. Ruega por nosotros.

Modelo de entrega a Dios. R. Ruega por nosotros.

Rosa escogida. R. Ruega por nosotros.

Fuerte como la torre de David. R. Ruega por nosotros.

Hermosa como torre de marfil. R. Ruega por nosotros.

Casa de oro. R. Ruega por nosotros.

Arca de la Nueva Alianza. R. Ruega por nosotros.

Puerta del cielo. R. Ruega por nosotros.

Estrella de la mañana. R. Ruega por nosotros.

Salud de los enfermos. R. Ruega por nosotros.

Refugio de los pecadores. R. Ruega por nosotros.

Consoladora de los tristes. R. Ruega por nosotros.

Auxilio de los cristianos. R. Ruega por nosotros.

Reina de los ˘ngeles. R. Ruega por nosotros.

Reina de los Patriarcas. R. Ruega por nosotros.

Reina de los Profetas. R. Ruega por nosotros.

Reina de los Apóstoles. R. Ruega por nosotros.

Reina de los Mártires. R. Ruega por nosotros.

Reina de los confesores de la fe. R. Ruega por nosotros.

Reina de las Vírgenes. R. Ruega por nosotros.

Reina de todos los Santos. R. Ruega por nosotros.

Reina concebida sin pecado original. R. Ruega por nosotros.

Reina llevada al cielo. R. Ruega por nosotros.

!14
Reina del Santo Rosario. R. Ruega por nosotros.

Reina de la Familia. R. Ruega por nosotros.

Reina de la paz. R. Ruega por nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo
R. Perdónanos, Señor
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo
R. Escúchanos, Señor
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo
R. Ten misericordia de nosotros
!
!
Conclusión del Rosario
!
!
V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. 

R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo.
!
Guía:
Oh Dios, Padre de todos los hombres,
que tu Espíritu renueve la faz de la tierra
y conduzca a la humanidad
por los caminos de la justicia y de la paz,
para que pueda llegar a gozar un día con María
de tu gloria sin fin.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
!
Todos:
Amén.


!15
!
!

!16
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
MISA POR LOS CRISTIANOS
PERSEGUIDOS


!
!

!
!
!
!
MISA POR LOS CRISTIANOS
PERSEGUIDOS
!
(Misal Romano, Misas por diversas necesidades, 15)
!
!
!
Ritos iniciales
!
!
Oración colecta
!
Señor Dios, que en tu providencia misericordiosa
asocias la Iglesia a los dolores de tu Hijo,
concede a los fieles, que sufren por tu nombre,
espíritu de paciencia y caridad,
para que se manifiesten siempre
testigos verdaderos y fieles de tus promesas.
Por nuestro Señor Jesucristo.
!
!
!
!

!19
Liturgia de la Palabra
!
(Leccionario V, Misas por diversas necesidades,
12 - Por los cristianos perseguidos)
!
!
!
Primera lectura
!
Lectura de libro de Ester 4, 17b-17e. 17i-17l
!
En aquellos días, Mardoqueo oró así, recordando todas
las hazañas del Señor:
·ÿSeñor, Señor, rey y dueño de todo, porque todo está
bajo tu poder, y no hay quien se oponga a tu voluntad de
salvar a Israel.
Tú creaste el cielo y la tierra y todas la maravillas que
hay bajo el cielo, y eres Señor de todo; ni hay, Señor, quien
se te pueda oponer.
Pues bien, Señor, Dios de Abrahán, perdona a tu
pueblo; porque traman nuestra muerte, han deseado
aniquilar tu antigua heredad.
No desprecies la porción que te rescataste del país de
Egipto.
Escucha mi súplica, apiádate de tu heredad, cambia
nuestro duelo en fiesta, para que vivamos celebrando tu
nombre, Señor. No hagas enmudecer la boca de los que te
alaban.Ÿ
!
Palabra de Dios
!
!
!

!20
Salmo responsorial
!
Sal 122, 1-2a. 2bcd (R.: 2cd)
!
V. Nuestros ojos están en el Señor, esperando su
misericordia.
!
R. Nuestros ojos están en el Señor, esperando su misericordia.
!
V. A ti levanto mis ojos, a ti que habitas en el cielo.
Como están los ojos de los esclavos
fijos en las manos de sus señores. R.
!
V. Nos habrían arrollado las aguas,
llegándonos el torrente hasta el cuello;
nos habrían llegado hasta el cuello
las aguas espumantes. R.
!
V. La trampa se rompió, y escapamos.
Nuestro auxilio es el nombre del Señor,
que hizo el cielo y la tierra R.
!
!
!

!21
Segunda lectura
!
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses
1,27-30
!
Hermanos:
Lo importante es que vosotros llevéis una vida digna del
Evangelio de Cristo, de modo que, ya sea que vaya a veros o
que tenga de lejos noticias vuestras, sepa que os mantenéis
firmes en el mismo espíritu y que lucháis juntos como un
solo hombre por la fidelidad al Evangelio sin el menor miedo
a los adversarios; esto será para ellos signo de perdición, para
vosotros de salvación, todo por obra de Dios.
Porque a vosotros se os ha concedido la gracia de estar
del lado de Cristo, no sólo creyendo en él, sino sufriendo por
él, estando como estamos en el mismo combate; ése en que
me visteis una vez y que ahora conocéis de oídas.
!
Palabra de Dios
!
!
!

!22
Evangelio
!
+ Lectura del santo evangelio según san Mateo 10, 26-33
!
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles:
·ÿNo tengáis miedo a los hombres, porque nada hay
cubierto que no llegue a descubrirse; nada hay escondido que
no llegue a saberse.
Lo que os digo de noche decidlo en pleno día, y lo que
escuchéis al oído pregonadlo desde la azotea.
No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no
pueden matar el alma. No, temed al que puede destruir con
el fuego alma y cuerpo. œNo se venden un par de gorriones
por unos cuartos? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin
que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los
cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis
miedo; no hay comparación entre vosotros y los gorriones.
Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también
me pondré de su parte ante mi Padre del cielo. Y si uno me
niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre
del cielo.Ÿ
!
Palabra del Señor
!
!

!23
Oración de los fieles
!
Pidamos a Dios todopoderoso, que ha revestido de honor y
de gloria a su Hijo, que escuche la oración de su Iglesia,
peregrina aún por la tierra.
!
- Por la santa Iglesia de Dios: para que confiese que el
Señor reina en los cielos y no se vea cautiva de los bienes
de la tierra. Roguemos al Señor.
- Por los que tienen el gobierno de las naciones: para que
Dios les conceda ejercerlo con justicia y espíritu de
servicio, y a nosotros nos haga sumidos a sus justas
disposiciones. Roguemos al Señor.
- Por las naciones donde desde hace demasiado tiempo la
vida se hace imposible por los conflictos armados y por el
odio que los alimenta, para que el rechazo de la violencia
y la consecución de una coexistencia justa y fraterna les
abran a un mundo mejor. Roguemos al Señor.
- Por las víctimas de todas las guerras, por los refugiados,
los oprimidos, y sobre todo por los cristianos perseguidos
a causa de su fe, para que sea reconocido su derecho a la
libertad y honrada su dignidad como hijos de Dios.
Roguemos al Señor.
- Por el pueblo aquí reunido: para que Dios le manifieste su
verdad y en el triunfo de su Hijo lo enriquezca con los
bienes eternos. Roguemos al Señor.
!
Escucha, Dios eterno, nuestra oración, y pues creemos que el
Salvador de los hombres está sentado en el trono de tu gloria,
concédenos que le sintamos también presente entre nosotros,
según su promesa, hasta el fin de los tiempos. Por Jesucristo,
nuestro Señor.
R. Amén.
!

!24
Liturgia Eucarística
!
Oración sobre las ofrendas
!
Recibe, Señor, nuestras oraciones y ofrendas,
y haz que todos aquellos
que sufren persecución de los hombres
por su fidelidad a tu servicio
se gocen de verse asociados
al sacrificio de Jesucristo tu Hijo,
y sientan la alegría de saber que sus nombres
ya están escritos en el cielo.
Por Jesucristo nuestro Señor.
!
Se utiliza la Plegaria Eucarística para la Reconciliación, II
!
!
!
!
!

!25
Ritos conclusivos
!
Oración después de la comunión
!
Señor, por la eficacia de este sacramento
confirma en la verdad a tus siervos,
y concede a cuantos se hayan en tribulación
que, llevando la cruz en pos de tu Hijo
puedan gloriarse, entre tantos peligros,
de seguir llamándose cristianos.
Por Jesucristo nuestro Señor.
!
Dicha la oración después de la comunión, el celebrante, en vez de
dar la bendición, dice:
!
Bendigamos al Señor
!
Todos:
!
Demos gracias a Dios.
!
Y comienza la exposición y adoración del Santísimo.
!

!26
!
!
!
HORA SANTA
DE ADORACIÓN
ANTE EL SANT¸SIMO
SACRAMENTO


!
!

!
Exposición del Santísimo
!
!
Se expone el Santísimo Sacramento.
!
Mientras tanto se canta el
!
Canto para la exposición
!
PANGE, LINGUA
!
Pange, lingua, gloriósi Canta, lengua, el misterio
córporis mystérium, del cuerpo glorioso
sanguinisque pretiósi, y la preciosa sangre
quem in mundi prétium que como precio del mundo
fructus ventris generósi el fruto del vientre generoso,
Rex effúdit géntium. el Rey de las naciones, derramó.
!
!
u otro canto apropiado.
!
Durante el canto el que preside inciensa el Santísimo. Acabado el canto, si le
parece oportuno, puede rezar una o tres veces, alternando con el pueblo:
!
Alabado sea el Santísimo Sacramento del altar.
!
Todos:
Sea por siempre bendito y alabado.
!
Celebrante:
Padre nuestro⁄
!
Todos:
Danos hoy⁄
!
Celebrante:
Dios te salve⁄
!
Todos:

!29
Santa María⁄
!
Guía:
Gloria al Padre⁄
!
Todos:
Como era⁄
!
La asamblea permanece unos minutos en silencio orante.


!30
!
Tiempo de oración
!
!
PRIMERA PARTE
!
CONSCIENTES DE LA REALIDAD
DE LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS⁄
!
La adoración del santísimo transcurrirá en dos tiempos: el de oración
comunitaria y el de adoración personal en silencio. A su vez, el tiempo de
oración comunitaria se plantea como un camino en cuatro pasos. En el
primero nos haremos conscientes de la situación de dificultad en la que viven
los cristianos perseguidos, especialmente los de Irak y Siria en estos momentos,
y en tantos otros países y conflictos que no deben ser olvidados. Lo hacemos a
través de la lectura reposada de algunos testimonios.
!
El guía hace la siguiente monición:
!
Desde hace mucho, pero sobre todo en los últimos tiempos,
somos conscientes de que vivimos en una sociedad
indiferente, ciega y muda ante las persecuciones de las que
hoy mismo son víctimas cientos de miles de cristianos. La
falta de libertad religiosa, fundamento de tantas otras
libertades del hombre, va devastando las comunidades
cristianas en países como Irak o Siria, como Nigeria y otros
lugares de ˘frica, y tantos otros olvidados en la memoria
colectiva de nuestro mundo. Pero la realidad está ahí, y es
terrible: desde quedar marcados socialmente por el hecho de
tener fe hasta ser asesinados por grupos terroristas,
expulsados de sus casas o expuestos a amenazas, vejaciones y
violencia. Ellos conocen cotidianamente la humillación
gratuita, la marginación y el exilio, incluso el asesinato. Las
iglesias son profanadas, destruidas por un integrísimo que en
el fondo nada tiene de auténticamente religioso. La presencia
cristiana milenaria en estos países, con su gran riqueza, está
en peligro, cercana a la extinción. Ante esto no podemos
callar. No debemos callar. La preocupación por el futuro de
!31
tantos hermanos y hermanas se ha de traducir en primer
lugar en ser conscientes de esta realidad que están viviendo,
para poder así rezar por ellos sintiéndonos cercanos a ellos.
Vamos a escuchar a continuación algunos testimonios sobre
cómo los cristianos, especialmente en Irak y en otros países
de Oriente Medio, viven esta situación de persecución y de
cruz. Escuchémoslos con atención, de modo que, ante el
Señor Sacramentado, crezca en nosotros la comunión con
nuestros hermanos perseguidos, sintiéndolos como algo
propio.
!
Dos personas leen los testimonios:
!
Testimonio del Padre Mukhlis, en la misa en la iglesia de Nuestra
Señora del Perpetuo Socorro una semana después de un ataque que
había provocado numerosos muertos entre la feligresía.
!
„Hoy rezaremos por aquellos que hace siete días han asesinado en esta iglesia a
nuestros hermanos. Haremos esta extraña oración porque Cristo nos dice
Amad a vuestros enemigos. Rezaremos también por aquellos que han asaltado
nuestra iglesia y han derramado la sangre de nuestros mártires. Ningún
político, ningún Estado ni nada similar puede protegernos. Solo Dios lo puede
hacer‰.
!
!
Testimonio de Alicia y Martina, religiosas en Bagdad
!
„La historia de los cristianos de Irak es una larga historia de persecución, de
mártires, de cristianos exiliados. Pensemos en la frase del salmo 69: Más
numerosos que los cabellos de la cabeza son aquellos que me odian sin motivo; y
nosotros pensamos sobre todo en Jesús, odiado sin razón, mientras pasaba y
hací ale bien. Terminamos esta carta con el grito de un niño de tres años que
ha visto matar a su padre y que gritaba basta, basta antes de ser asesinado
también él. Si, verdaderamente con nuestro pueblo también nosotras gritamos:
–basta!‰
!
!
Testimonio del Padre Ragheed Ganni, sacerdote caldeo asesinado en
Mosul en 2007
!
„Cristo, con su amor sin fin, desafía el mal y nos mantiene unidos. Gracias a la
Eucaristía nos devuelve la vida que los terroristas buscan arrebatarnos‰.
!32
!
!
Testimonio de Monseñor Amil Nona, obispo caldeo de Mosul, sucesor
de un obispo mártir asesinado en 2008
!
„Mi misión pastoral consiste en mostrar que no debemos tener miedo de la
muerte. Pero para no tener miedo a la muerte es necesario saber cómo vivir.
Ante esta gente que sufre desde hace años, es importante mostrarles cómo
pueden vivir‰.
!
Testimonio por carta del monje irakí Wissam.
!
„Aquí en Qaraquosh la gente tiene tantísimo miedo: si los fundamentalistas
entran será un caos, una tragedia gravísima. Hoy es el día de la
Transfiguración del Señor (2 de agosto), esperemos que sea también la
transfiguración e Irak, que está sufriendo tanto‰.
!
Se hace entonces un canto apropiado.
!
!
!

!33
SEGUNDA PARTE
!
CERCANOS EN LA ORACIÓN,
REZAMOS CON LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS.
!
El segundo momento de es la oración que hacemos con textos utilizados por
los cristianos caldeos en Irak, para manifestar así la unidad de fe y la cercanía
en la plegaria.
!
El guía hace la siguiente monición:
!
Queremos en esta tarde orar por los cristianos perseguidos, y
para ayudarnos queremos hacer un pequeño signo: queremos
rezar con ellos y como ellos. Vamos a hacer ahora todos
juntos una oración tomada de la liturgia católica de rito
caldeo, el rito cristiano, tanto católico como ortodoxo, más
extendido en las iglesias de Irak. Que usar palabras similares
a las que ellos usan en la oración nos ayude a nosotros a
entrar más profundamente en este tiempo de plegaria ante el
Señor.
!
Todos juntos hacen la siguiente oración:
!
!
Del Breviario Caldeo
!
Padre nuestro invisible que estás en los cielos,
que tu nombre sea santificado en nosotros,
porque tú nos has santificado
a través de tu Espíritu Santo.
!
Venga sobre nosotros tu reino,
reino prometido a los que aman tu Amor.
!
Tu fuerza y tu benevolencia
descansen sobre tus siervos
aquí en el misterio y allá en tu misericordia.
!
!34
De tu mesa inagotable
danos el alimento que necesitamos en nuestra indigencia
y danos la remisión de las duplas
porque tú conoces nuestra debilidad.
!
Te pedimos:
salva a los que has plasmado
y líbralos del maligno que busca a quien devorar.
!
A ti pertenecen el reino y la potencia y la gloria,
oh Señor, no prives de tu bondad a tus santos.
!
Se hace entonces un canto apropiado.
!
!

!35
TERCERA PARTE
!
CERCANOS EN LA ORACIÓN,
REZAMOS POR LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS,
GUIADOS POR LA PALABRA DE DIOS
!
El tercer y último momento de la oración comunitaria en esta adoración es
propiamente el momento de plegaria por los cristianos perseguidos.
!
!
El guía hace la siguiente monición:
!
El grupo terrorista Estado Islámico procedió a marcar las
casas de los cristianos de la ciudad iraquí de Mosul, los días
17 y 18 de julio de 2014, con la letra árabe que representa el
sonido „N‰ (en referencia al término ÿNazaraŸ, o sea
ÿnazarenoŸ, ÿcristianoŸ) mientras que publicaba un decreto
llamando a los cristianos a convertirse al islam, a pagar el
impuesto que deben desembolsar los infieles o a morir. Pero
esa marca se convirtió también muy pronto en un signo de
cercanía a tantos cristianos que son obligados a huir de sus
casas o de sus países. Muchos utilizaron este mismo signo en
las redes sociales para mostrar ese sentimiento. Hoy nosotros
queremos hacer algo más: oramos y llevamos en el corazón a
nuestros hermanos y hermanas perseguidos, que no pueden
gozar la libertad y la paz que nosotros disfrutamos. No
oramos solos. No estamos solos. Con nosotros hoy está toda
la Iglesia, que eleva un clamor al Señor: „–ayúdales, Señor,
en la tribulación!. Lo haremos ahora, ante el Señor
Sacramentado, con palabras tomadas de la misma Sagrada
Escritura, del libro de los Salmos, que se actualizan en este
tiempo que nos toca vivir en tantos hermanos perseguidos:
palabras de auxilio en la tribulación, pero también de
esperanza en el Señor.‰
!
Breve pausa de silencio
!
!
!36
Salmo 2
!
Guía:
Dicho el que se refugia en el Señor
!
Coro 1:
œPor qué se amotinan las naciones,
y los pueblos planean un fracaso?
Se alían los reyes de la tierra,
los príncipes conspiran
contra el Señor y contra su Mesías:
ÿrompamos sus coyundas,
sacudamos su yugo.Ÿ
!
Coro 2:
El que habita en el cielo sonríe,
el Señor se burla de ellos.
Luego les habla con ira,
los espanta con su cólera:
ÿYo mismo he establecido a mi rey
en Sión, mi monte santo.Ÿ
!
Coro 1:
Y ahora, reyes, sed sensatos;
escarmentad, los que regís la tierra:
servid al Señor con temor,
rendidle homenaje temblando.
–Dichosos los que se refugian en Él!
!
!
Coro 2:
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
!
Coro 1:
Como era en el principio,
ahora y siempre,
!37
por los siglos de los siglos. Amén.
!
Todos:
Dichoso el que se refugia en el Señor.
!
Breve pausa de silencio
!
Salmo 26
!
Guía:
No me abandones, Dios de mi salvación
!
Coro 1:
El Señor es mi luz y mi salvación,

œa quién temeré?

El Señor es la defensa de mi vida,

œquién me hará temblar?
!
Coro 2:
Cuando me asaltan los malvados

para devorar mi carne,

ellos, enemigos y adversarios,

tropiezan y caen.
!
Coro 1:
Si un ejército acampa contra mí,

mi corazón no tiembla;

si me declaran la guerra,

me siento tranquilo.
!
Coro 2:
Él me protegerá en su tienda

el día del peligro;

me esconderá en lo escondido de su morada,

me alzará sobre la roca;
!
Coro 1:
!38
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
!
Coro 2:
Como era en el principio,
ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
!
Todos:
No me abandones, Dios de mi salvación
!
Breve pausa de silencio
!
Salmo 123
!
Guía:
Nuestro auxilio es el nombre del Señor
!
Coro 1:
Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte

-que lo diga Israel-,

si el Señor no hubiera estado de nuestra parte,

cuando nos asaltaban los hombres,

nos habrían tragado vivos:

tanto ardía su ira contra nosotros.
!
Coro 2:
Nos habrían arrollado las aguas,

llegándonos el torrente hasta el cuello;

nos habrían llegado hasta el cuello

las aguas espumantes.
!
Coro 1:
Hemos salvado la vida, como un pájaro

de la trampa del cazador:

la trampa se rompió, y escapamos.
Nuestro auxilio es el nombre del Señor,

que hizo el cielo y la tierra.
!39
!
Coro 2:
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
!
Coro 1:
Como era en el principio,
ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
!
Todos:
Nuestro auxilio es el nombre del Señor
!
Breve pausa de silencio. Luego el diácono, y si no lo hay otro sacerdote o el
mismo presidente proclama el siguiente texto de la Palabra de Dios:
!
!
+ Lectura del santo evangelio según san Mateo 5, 1-12a
!
En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió a la
montaña, se sentó, y se acercaron sus discípulos; y él se puso
a hablar, enseñándoles:
ÿDichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Dichosos los que lloran, porque ellos serán consolados.
Dichosos los sufridos, porque ellos heredarán la tierra.
Dichosos los que tienen hambre y sed de la justicia,
porque ellos quedarán saciados.
Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán
misericordia.
Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a
Dios.
Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se
llamarán los Hijos de Dios.
Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque
de ellos es el reino de los cielos.

!40
Dichosos vosotros cuando os insulten y os persigan y os
calumnien de cualquier modo por mi causa. Estad alegres y
contentos, porque vuestra recompensa será grande en el
cielo.Ÿ
!
Palabra del Señor
!
En este momento se puede intercalar una breve homilía o alocución.
!
Entonces se hace una pequeña letanía recordando los países donde el
cristianismo es perseguido en la actualidad, agrupados en cinco peticiones.
Mientras se van leyendo cada una de ellas se puede encender, delante de la
Custodia, un velón, que permanecerá encendido hasta el final e la celebración.
!
Presidente:
Oremos, hermanos, por nuestros hermanos perseguidos, para
que el Señor les sostenga y consuele en medio de sus
sufrimientos. Por ellos te pedimos: –Señor, ten piedad!
!
· Por los cristianos de Afganistán, Arabia Saudí, Argelia,
Bangladesh, Bahréin, Brunei, Bután, China, Colombia y
Comoras: –Señor, ten piedad!
!
· Por los cristianos de Corea del Norte, Djibouti, Egipto,
Emiratos ˘rabes, Eritrea, Etiopía, India, Indonesia, Irak e Irán:
–Señor, ten piedad!
!
· Por los cristianos de Jordania, Kazakistán, Kenia, Kuwait,
Laos, Libia, Malasia, Maldivas, Mali y Marruecos: –Señor, ten
piedad!
!
· Por los cristianos de Mauritania, Myanmar, Níger, Nigeria,
Omán, Pakistán, Palestina, Qatar, República Centroafricana y
Siria: –Señor, ten piedad!
!

!41
Somalia, Sri Lanka, Sudán, Tanzania, Tayikistán,
Tukmenistán, Uzbekistán, Vietnam, Yemen: –Señor, ten piedad!
!
!
Este tiempo de plegaria se concluye con la siguiente oración, tomada de la
liturgia hebraica, que hace toda la asamblea junta:
!
Te pedimos, oh Padre, por toda la humanidad.
Aunque divididos en naciones y razas,
todos los hombres son hijos tuyos,
de ti reciben la vida y la existencia,
y tu les ordenas que cumplan tus leyes
de modo que cada uno pueda conocerte y amarte.
Haz que desaparezcan los odios y las luchas,
haz que una paz perenne llene la tierra,
y que en todo lugar
la humanidad pueda gozar los frutos de la paz,
y así espíritu de fraternidad entre los hombres
muestra su fe común en ti, Padre de todos.
!
Se hace entonces un canto apropiado.
!
!
!
QUINTA PARTE
!
HACEMOS SILENCIO
Y ADORAMOS A JESÚS, QUE MURIÓ Y RESUCITÓ POR NOSOTROS.
!
Acabado el tiempo de oración comunitaria, la asamblea queda durante unos
minutos en silencio y adoración individual.
!
!
El guía hace la siguiente monición:
!
Dejemos ahora que el silencio haga salir desde lo más
profundo de nuestro corazón la oración personal, en un tú a
tú con el Señor que no olvida -no puede olvidar nunca- a los
hermanos, especialmente a los que sufren.

!42
Reserva Eucarística
!
!
Acabado el tiempo de adoración se hace el canto
!
TANTUM ERGO
!
Tantum ergo sacraméntum Veneremos, pues,
venerémur cernui, postrados tan grande Sacramento;
et antíquum documéntum y la antigua imagen ceda el lugar
novo cedat rítui; al nuevo rito; la fe reemplace
praestet fides supleméntum la incapacidad de los sentidos.
sensuum deféctui. !
! !
Genitóri Genitóque Al Padre y al Hijo
laus et iubilátio, sean dadas alabanza y gloria,
salus, honor, virtus quoque Fortaleza, honor, poder y bendición;
sit et benedictio; una gloria igual sea dada a
procedénti ab utróque aquel que de uno y de otro procede.
compar sit laudátio. Amen. Amén.
!
u otro canto apropiado mientras se inciensa de nuevo el Santísimo
Sacramento.
!
El celebrante hace la oración:
!
V. Les diste pan del cielo.!
R. Que contiene en sí todo deleite.
!
Oremos.
!
Oh Dios, que en este admirable sacramento
nos dejaste el memorial de tú Pasión,
te pedimos nos concedas venerar de tal modo
los sagrados misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre,
que experimentemos constantemente
el fruto de tu redención.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
!
!43
El celebrante, entonces, da la bendición con el Santísimo Sacramento.
!
Seguidamente se pueden hacer las siguientes aclamaciones:
!
Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo Nombre.
Bendito sea Jesucristo, Dios y Hombre verdadero.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito.
Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus ˘ngeles y en sus Santos.
!
El celebrante reserva el Santísimo Sacramento en el Sagrario. Mientras tanto
se puede hacer un canto apropiado.
!
La celebración puede concluir con una antífona o un canto mariano.
!

!44