Está en la página 1de 12

TEMA 1: Avances sobre capacidad de carga sobre suelo reforzado

El asentamiento de una cimentación superficial gobierna la capacidad de carga admisible, la cual


es regida por los reglamentos locales de construcción. Así entonces, la capacidad de carga
admisible será la menor de las siguientes dos condiciones:

El asentamiento de una cimentación se divide en dos categorías principales: (a) asentamiento


elástico o inmediato y (b) asentamiento por consolidación. El inmediato o elástico de una
cimentación tiene lugar durante o inmediatamente después de la construcción de la estructura. El
asentamiento por consolidación ocurre a lo largo del tiempo. El agua de los poros es expulsada de
los espacios vacíos de los suelos arcillosos saturados sumergidos en agua. El asentamiento total de
una cimentación es la suma de los asentamientos elásticos y por consolidación.

El asentamiento por consolidación comprende dos fases: primaria y secundaria. Los aspectos
básicos de la consolidación primaria fueron explicados en detalle en el capítulo 1. El asentamiento
por consolidación secundaria ocurre después que terminó la consolidación primaria y es causado
por deslizamiento y reorientación de las partículas del suelo bajo carga sostenida. El asentamiento
por consolidación primaria es más importante que el asentamiento por consolidación secundaria
en suelos arcillosos y limosos inorgánicos. Sin embargo, en suelos orgánicos, el asentamiento por
consolidación secundaria es más importante.

Para el cálculo de asentamientos de cimentaciones (elástico y por consolidación) se requiere


estimar el incremento en esfuerzo vertical en la masa del suelo debido a la carga neta aplicada
sobre la cimentación. Por tanto, este capítulo se divide en cuatro partes, que son:
1. Procedimiento para el cálculo del incremento del esfuerzo vertical
2. Cálculo del asentamiento (elástico y por consolidación)
3. Capacidad de carga admisible basada en el asentamiento elástico
4. Cimentaciones con suelo reforzado.
INCLUSIONES RÍGIDAS TIPO COLUMNAS DE MODULO CONTROLADO (CMC)
INTRODUCCIÓN
Procedimiento basado en el concepto de “incluir” en el suelo elementos rígidos para poder
aumentar las capacidades mecánicas de un suelo con propiedades deficientes.

DEFINICIONES
Inclusión rígida tipo Columna de Módulo Controlado (CMC)
Es una columna de concreto simple con determinadas características geométricas y mecánicas
construida dentro de un terreno a una determinada profundidad. Se construyen en forma masiva
como una técnica de mejoramiento de suelo en zonas donde se requiere mejorar las condiciones
del terreno existente (deformaciones y capacidad de carga). La técnica puede utilizar una hélice
hueca de desplazamiento lateral del terreno, con la prácticamente no existe generación de desechos
en la superficie de trabajo, o una hélice hueca de tornillo continuo que sí genera desechos en la
superficie debido a la excavación.
DESARROLLO
Descripción del proceso de construcción de las columnas de modulo controlado (CMC)
Previo al inicio de los trabajos, la plataforma de trabajo debe permitir los movimientos de todas
las máquinas que intervendrán en la ejecución de las inclusiones (camiones de concreto,
perforadoras, bombas de concreto, etc.) en cualquier tiempo, de forma segura, y libre de todos los
obstáculos en el suelo.
Por tanto, para garantizar la ejecución de las inclusiones rígidas del tipo tornillo continuo en
condiciones óptimas, será necesario la preparación y mantenimiento de:
• Vías de circulación adecuadas para el tránsito de grúas hasta 60 Ton, equipos pesados y
mixer de concreto, con acceso a los diferentes frentes de trabajo.
• Plataformas de trabajo horizontal (plana), drenada y estables cada frente de trabajo.
• Mantenimiento permanente de la plataforma.
• En caso de desplazar el equipo de una plataforma de trabajo a otra, la pendiente de acceso
no puede superar los 3°de inclinación.
• Identificación y demolición de obstáculos, tanto aéreos como subterráneos, que puedan
interferir con el ingreso de vehículos pesados para el retiro del material de excavación y el
suministro del concreto. • Identificación y demolición de redes, tanto aéreas como subterráneas,
que puedan interferir con el proceso de traslado de equipos, así como la excavación y fundida de
los pilotes.

Página 2|
• Identificación y demolición de redes, tanto aéreas como subterráneas, que puedan interferir
con el proceso de traslado de equipos, así como la excavación y fundida de los pilotes.
La plataforma de ejecución de las inclusiones será compuesta de un material de tipo balastro al
nivel -0.10m (mínimo 30cm de espesor), según planos de cimentaciones. El tamaño máximo de
material será de 3” (ver detalles en punto 7). La ejecución de las inclusiones CMC se realizará
desde esta plataforma, y la punta de las CMC se apoyará en el estrato gravoso que se encuentre
entre los niveles -3.0m y -6.0m.
Para la construcción de las inclusiones tipo CMC, se utiliza una perforadora sobre orugas. Este
equipo consiste en un cabezal de giro, movido por un motor hidráulico el cual acciona una barrena
de tornillo continuo que extrae el material del terreno para luego proceder al vaciado del concreto.
Esta herramienta de penetración hueca permite la alimentación continua de concreto a través de la
punta.
El proceso para la colocación de inclusiones rígidas se lleva a cabo de la siguiente manera:
- Para el inicio de los trabajos de las inclusiones el jefe de obra le indica al topógrafo que
realice la liberación de la plataforma a trabajar. El topógrafo entonces define la plataforma a
trabajar y se asegura de que no se perforará ningún obstáculo o instalación indicada por el cliente,
las cuales deben ser verificadas y aprobadas por el cliente o supervisión.

La liberación de la plataforma y el nivel promedio de liberación de la plataforma, son registrados


por el topógrafo en el formato “Entrega de plataforma para inclusiones tipo CMC”

- Para el inicio de la perforación el jefe de obra le indica al topógrafo que realice el trazo de
las inclusiones dentro del área en que se va a trabajar. El topógrafo entonces traza secciones dentro
del área de trabajo ubicando inclusiones de referencia con una estación total en un área
determinada; posterior a esto, las inclusiones que se encuentren dentro del área delimitada por las
inclusiones de referencia se trazan con ayuda de una cinta. Las ubicaciones se realizan respetando
el plano aprobado para construcción y una secuencia de perforación pre-establecida, y deben ser
verificadas y aprobadas por el cliente o su supervisión. La localización se efectuará colocando en
sitio estacas o varillas como mínimo de 20cm localizando los centros de las inclusiones rígidas a
excavar. Adicionalmente se colocarán estacas en los que se indique la numeración de los pilotes.
La secuencia de perforación es realizada por el Responsable de Obra y el Jefe de Obra respetando
el programa de obra establecido.

El trazo de los puntos de referencia y el nivel promedio de la plataforma, son registrados por el
topógrafo en el formato “Control de ubicación de referencias para inclusiones tipo CMC”

Página 3|
- La perforación se realiza teniendo la ubicación de las inclusiones aprobada (de lo contrario
se procede a trazar nuevamente la ubicación de las inclusiones de referencia), el operador posiciona
la perforadora sobre el punto de la inclusión a construir según el trazo indicado por el topógrafo y
procede entonces a realizar la perforación desde el nivel de plataforma hasta alcanzar el nivel
previsto. Una barrena hueca del tipo tornillo continuo perforará el terreno cruzando los estratos de
suelo hasta llegar al nivel de desplante, el cual ha sido definido en 6.0m de profundidad desde el
nivel de plataforma como máximo. La barrena extraerá el terreno que se encuentre a su paso, hasta
alcanzar la profundidad de desplante establecida, en la que el operador detiene la perforación.

En caso que la perforadora encuentre un obstáculo durante el inicio de la perforación: roca, madera,
placa de metal, instalaciones u otro, la ubicación de la inclusión será desplazada a máximo dos
diámetros de distancia y se hará registro de ello. El operador podrá hacer dos intentos como
máximo, y después del segundo intento, si aún no es posible realizar la perforación, el jefe de obra
se reunirá con el residente para encontrar una solución en conjunto.
Cuando la perforación ha alcanzado su máximo nivel, se inicia la colocación del concreto por
bombeo, a través del tubo central interior de la barrena – el Jefe de Obra es el responsable de
solicitar con la debida anticipación el volumen de concreto necesario para el llenado de las
inclusiones para evitar retrasos en la ejecución-.
El llenado de la perforación con concreto se hace realizando las siguientes operaciones:
a. El operador de la perforadora eleva la barrena de una altura entre 1 y 2 diámetros (0.40 – 0.80
m) respecto al fondo de la perforación antes de iniciar el bombeo del concreto.
b. El operador de la bomba entonces, bajo indicación del operador de la perforadora, inicia el
bombeo a presión.
c. Una vez que se haya completado el relleno de la zona de la punta, el operador de la perforadora
continúa el ascenso de la barrena a la vez que el operador de la bomba realiza el bombeo sin parar
para ir formando una columna de concreto de abajo hacia arriba hasta llegar a la superficie de la
plataforma. Cuando la barrena es extraída totalmente, la máquina puede desplazarse hacia un punto
nuevo de perforación.
MATERIALES
Concreto
El concreto empleado para las inclusiones debe ser un concreto simple con cemento de tipo V con
una Resistencia a la compresión simple f’c=150 kg/cm² a los 28 días, determinada mediante
pruebas a cilindros de 15 cm de diámetro de 30 cm de alto de acuerdo con las normas NTP 339.033
y NTP 339.034.

Página 4|
A continuación, se detallan las características específicas del concreto requerido:
• Slump superior a 160mm (<220mm)
• Bombeable con bomba de pistón. Caudal: mínimo 20m3/h, máximo 85m3/h
• Que mantenga la reología durante 2 horas luego de su entrega en obra (S≥160mm)
• Contenido de aire: Máximo 10%
• Posibles constituyentes del concreto (el diseño final del concreto será definido según los
requerimientos de la obra y los equipos de construcción).
- Cemento Tipo V.
- Aditivos: Cenizas volantes (o fillers calcáreos)
- Agregados: Dmax 10mm

Página 5|
TEMA 2: Cimentación sobre arena con geotextil
Las pruebas en modelos de laboratorio para determinar la capacidad de carga de una cimentación
cuadrada soportada por arena suelta (compacidad relativa = 50%) y reforzada por capas de
geotextiles no tejidos y ligados térmicamente fueron reportadas por Guido y otros (1985). Algunos
de los resultados de sus pruebas se muestran en la figura 3.32. En esas pruebas, varios parámetros
fueron variados: d, ΔH y L0 (figura 3.32), el número de capas de geotextiles σG y la resistencia
por tensión o de los geotextiles.

FIGURA Prueba de capacidad de carga de una cimentación cuadrada sobre arena suelta
con refuerzo geotextil; N = número de capas de refuerzo (basado en los resultados de
prueba en modelo de Guido y otros, 1985)

En general, los resultados muestran que, cuando las capas de geotextiles se colocan dentro de una
profundidad igual al ancho de la cimentación, éstos incrementan la capacidad de carga-soporte de
la cimentación, pero sólo después que un asentamiento medible tuvo lugar. Este resultado es lógico
porque las capas geotextiles tienen que deformarse antes de que su beneficio como refuerzo pueda
manifestarse.

Página 6|
TEMA3: Cimentación sobre arcilla saturada con geotextil

Los estudios relativos a la determinación de la capacidad de carga de una cimentación superficial


soportada por una capa de arcilla saturada reforzada con geotextiles, similar a la descrita en la
sección 3.13, son muy escasos. Sakti y Das (1987) reportaron algunos resultados de pruebas en
modelos sobre la capacidad de carga de una cimentación corrida sobre arcilla saturada. Ellos
usaron un geotextil no tejido ligado térmicamente como refuerzo (resistencia a la tensión de agarre
= 534 N). Algunas de las curvas carga-asentamiento encontradas se muestran en la figura 3.33.
De esas pruebas pueden extraerse las siguientes conclusiones generales:
1. Los efectos benéficos de un refuerzo geotextil se logran cuando éste se coloca dentro de una
distancia igual al ancho de la cimentación.
2. La primera capa de refuerzo geotextil debe colocarse a una distancia d = O.35B (B = ancho de
la cimentación) para obtener un beneficio máximo.
3. El valor más económico de L0/B es aproximadamente 2. (Véase la figura 3.32a para una
definición de L0.)

FIGURA Prueba de capacidad de carga de una zapata corrida sobre ardua saturada con
refuerzo geotextil; N = número de capas de refuerzo (basado en los resultados de Sakti y
Das, 1987)

Página 7|
TEMA: Cimentación sobre arena con geomallas
Como se señaló en las secciones 3.13 y 3.14, la capacidad de carga última de cimentaciones
superficiales se incrementa cuando se usan geotextiles como refuerzo del suelo, Sin embargo,
cuando el ancho de una cimentación superficial es mayor que 3 pies (1 m) aproximadamente, el
diseño es principalmente gobernado por el asentamiento y no por la capacidad de carga última. La
figura 3.32 indica que la flexibilidad de los geotextiles no mejora la capacidad de carga-soporte
bajo niveles limitados de asentamiento. Por esa razón se han efectuado varios estudios del posible
uso de capas de geomallas como refuerzo en arenas para soportar cimentaciones superficiales (por
ejemplo, Guido y otros, 1986; Guido y otros, 1987; Khing y otros, 1993; Omar y otros, 1993a y
1993b). Todos estos estudios fueron llevados a cabo en modelos de laboratorio a pequeña escala.
Los resultados se resumen en esta sección.

La figura 3.34 muestra una cimentación rectangular de ancho B y longitud L soportada sobre un
estrato de arena con N capas de geomallas como refuerzo. Cada capa de refuerzo tiene dimensiones
de 2L0 X 2L1. La primera capa de refuerzo se localiza a una profundidad d desde el fondo de la
cimentación. La profundidad total del refuerzo de geomallas desde el fondo de la cimentación
puede darse como

En general, para cualquier d, N, ?H, L0 y L1, la curva carga-asentamiento para una cimentación
con y sin refuerzo de geomallas será como lo muestra la figura 3.35. En base a este concepto, el
incremento en la capacidad de carga debido al refuerzo puede expresarse en forma adimensional
como

Página 8|
Para una cimentación sobre arena, la magnitud de BCRU generalmente varía con d/B como se
muestra en la figura 3.36. Más allá de un valor crítico de d/B [d/B >= (d/B) cr], la magnitud de
BCRu decrecerá. Con los otros parámetros que permanezcan constantes.

FIGURA Cimentación rectangular sobre Arena con refuerzo de geomallas.

Página 9|
FIGURA Forma General de las Curvas carga-asentamiento para suelo sin refuerzo y con
refuerzo de geomallas que soportan una cimentación

P á g i n a 10 |
P á g i n a 11 |
En base a los resultados preliminares de pruebas en modelos, aparentemente las geomallas pueden
usarse como refuerzo del suelo para incrementar las capacidades de carga últimas admisibles de
las cimentaciones superficiales. Se espera que se desarrollen pronto metodologías para las
aplicaciones en campo. Información adicional sobre este tema puede también encontrarse en los
trabajos de Yetimoglu y otros (1994) y Adams y Collin (1997).

P á g i n a 12 |