Está en la página 1de 15

LAS EXCEPCIONES EN EL CÓDIGO PROCESAL CIVIL PERUANO

El autor inicia el presente artículo de una manera bastante ágil, con la narración de un caso
no necesariamente real, pero si harto común en nuestro país: un hombre ha sido demandado
para el desalojo de una vivienda por vencimiento de contrato.

A partir de este hecho, que es utilizado como hilo conductor, nos introducimos guiados por el
autor en el estudio de conceptos tales como el derecho de defensa, los presupuestos
procesales y las condiciones de la acción, para concluir finalmente en el análisis de la
novísima legislación peruana.

Este derecho de contradicción es idéntico al derecho de acción, queremos decir que participa
de sus mismas características. Si tal vez hubiera que encontrarle una nota diferencial, esta
sería que no puede ser ejercido libre y autónomamente por un sujeto de derechos. Para hacer
uso del derecho de contradicción, es indispensable que previamente alguien en ejercicio de
su derecho de acción haya interpuesto una demanda conteniendo una o más pretensiones en
su contra. Sólo en tal supuesto un sujeto puede hacer uso de su derecho de contradicción,
estamos diciendo que éste carece de voluntariedad.

El derecho de acción ha sido caracterizado como abstracto, siendo así, requiere de una
materialización para ser expresado dentro de un proceso.

Si bien la demanda como expresión del derecho de acción está dirigida al Estado su contenido
más importante, la pretensión procesal manifestación de voluntad por la cual un sujeto exige
algo a otro, está dirigida al demandado.

Por otro lado, cuando el demandado es notificado con la demanda, acto que recibe el nombre
de emplazamiento tiene dos posibilidades.

El derecho de contradicción tiene manifestación práctica en el proceso mediante el llamado


derecho de defensa. .

La defensa de fondo consiste en el cuestionamiento directo que el demandado hace del


derecho o los hechos en los que el demandante sustenta su demanda. Dicho de otra manera,
es la contradicción de la pretensión intentada en su contra.

La defensa previa, como su nombre lo anticipa, consiste en el cuestionamiento que el


demandado hace a la oportunidad en que se ha iniciado el proceso, atendiendo a que el
demandante debía haber realizado un acto previo, configurante de una especie de requisito
para el ejercicio válido del derecho de acción por el demandante.
Esta actividad previa está prevista regularmente en la norma jurídica, aunque en casos
excepcionales puede ser convenida también por las partes

La competencia, es una calidad inherente al órgar o jurisdiccional, y consiste en la aptitud para


ejercer válidamente la jurisdicción. Es decir, no basta que un órgano jurisdiccional sea tal para
que pueda actuar en cualquier proceso válidamente, es necesario que cumpla con cierto
número de requisitos, los que suelen denominarse elementos de la competencia. Estos son
cinco: la cuantía, la materia, el turno, el grado y el territorio

Capacidad procesal: La representación procesal de la persona jurídica o del incapaz, para


citar los ejemplos y referidos, cuyos ejemplos se denominan legal porque está prevista en la
norma quien actúa en nombre de ellas, es decir, el derecho se anticipa y les reconoce su
incapacidad para actuar directamente en un proceso. Sin embargo, existe también la llamada
representación judicial referida a aquellos casos en los que es el propio juez quien, en defecto
del acuerdo de las personas que conforman una parte, nombra al representante de ésta. Esta
situación está prevista en el artículo 76 del nuevo Código. (Monroy, J., 1998, p.119-120)

I. EXCEPCIONES REGULADAS EN EL CODIGO PROCESAL CIVIL PERUANO:


 Excepción de Incompetencia: La excepción de incompetencia, como aparece
evidente, quien la interponga está denunciando la falta de aptitud valida del juez
ante quien ha sido emplazado para ejercer su función jurisdiccional en el caso
concreto.
 Excepción de Incapacidad del demandante o de representante: Esta excepción
como su nombre lo indica está referida directamente a la ausencia de capacidad
procesal en el demandante o en su representante, sea porque son menores, han
sido declarados incapaces o alguna otra limitación que, en opinión del
demandado, les tiene cercenada su capacidad procesal.
 Excepción de Representación defectuosa o insuficiente del demandante o del
demandado: Esta excepción esta específicamente centrada en la ausencia
(defecto) o en la insuficiencia (imperfección) de la representación procesal con
la que está actuando alguien en nombre del demandante o, eventualmente la
que se le ha imputado al demandado, probablemente sin tenerla.
 Excepción de Falta de agotamiento en la vía administrativa: La excepción de
Falta de agotamiento de la vía administrativa tiene que ver con el incumplimiento
del actor en transitar por todo el recorrido que tiene el procedimiento
administrativo antes de recurrir al órgano jurisdiccional.
 Excepción de Falta de legitimidad para obrar del demandante o demandado:
Esta excepción afirma que el demandante no es el titular de la pretensión que
está intentando o que, no es el único que debería hacerlo sino en compañía de
otro u otros, o que el demandado no debería ser el emplazado dado que la
pretensión intentada en su contra le es absolutamente ajena o, en todo caso,
que no es el único que debería haber sido demandado.
 Excepción de Litispendencia: Esta excepción se trata de la alegación en el
sentido que entre las mismas partes y con el mismo interés para obrar, se está
discutiendo el mismo petitorio en otro proceso.
 Excepción de Cosa Juzgada: La excepción de cosa juzgada tampoco requiere
un desarrollo especial. La función jurisdiccional manifiesta su máxima
importancia en el hecho que las decisiones que en su interior se concreten,
pretenden ser definitivas y ultimas, es decir, buscan acabar para siempre con el
conflicto de intereses.
 Excepción de Desistimiento en la pretensión: Con esta excepción el demandado
manifiesta al juez que el demandante, antes del actual proceso inicio otro en el
cual decidió renunciar definitivamente a continuar haciendo uso del órgano
jurisdiccional contra el mismo demandado y sobre la misma pretensión.
 Excepción de Conclusión del proceso por conciliación o transacción: La falta de
interés para obrar, el demandado también puede deducir excepciones alegando
que en un anterior proceso llego con el demandante a un acuerdo en el cual,
ante un órgano jurisdiccional, aceptaron la propuesta de acuerdo que el órgano
jurisdiccional les hizo conciliar antes o durante el transcurso.
 Excepción de Caducidad: La caducidad es una institución del derecho material
referida a actos, instituciones o derechos, siendo en este caso de uso más
común e interesante para el proceso. Se caracteriza porque extingue el derecho
material como consecuencia del transcurso del tiempo. Si se ha interpuesto una
demanda cuya pretensión está sustentada en un derecho que ha devenido en
caduco, entonces la pretensión en estricto no tiene fundamento jurídico por lo
que ya no puede ser intentada.
 Excepción de Prescripción extintiva: Esta excepción destruye la pretensión, es
decir la posibilidad de exigir judicialmente algo sustentado en un determinado
derecho, sin afectar a este. La prescripción extintiva y sus plazos están
regulados en la norma material a pesar que por su naturaleza jurídica y eficacia
se trata sin duda de una institución propia del derecho procesal.
 Excepción de Convenio Arbitral: Las partes en una relación jurídica pueden
decidir someter las futuras controversias que pudieran derivarse de esta, al
conocimiento y decisión de uno o más árbitros. Incluso pueden convenir el
respectivo sometimiento cuando la controversia ya se ha presentado es decir
cuando ya haya una relación jurídica sustantiva, más aun, pueden hacerlo
cuando ya se encuentran litigando, es decir, cuando además ya hay una relación
jurídica procesal. (Monroy.J.,1998, p.127).
SANEAMIENTO DEL PROCESO

1. PLANTEAMIENTO DEL TEMA:

Todo proceso judicial; como bien sabemos tiene cinco etapas bien definidas: postulatoria,
probatoria, decisoria, impugnatoria y ejecutoria. La etapa postulatoria del proceso tiene siete
objetivos concretamente definidos: a) proponer pretensiones y defensas, b) exigir
preliminarmente el cumplimiento de los requisitos para la relación jurídica procesal por el acto
del Juez o por exigencia de las partes, d) provocar la conciliación, e) precisar los puntos
controvertidos, f) juzgar anticipadamente el proceso, g) crear las condiciones de desarrollo
normal del proceso. (Ticona, V.,1999, p.540)

2. ANTECEDENTES HISTÓRICOS Y DERECHO COMPARADO:


El saneamiento procesal es regulado por el Código Procesal Civil austriaco de 1995. El Juez,
puede, entre otras cosas: a) Poner término a los procesos en donde constate que no hay
contienda o controversia, b) Resolver sobre los presupuestos procesales y sobre las
excepciones de inadmisibilidad del proceso, de incompetencia, de litispendencia y de cosa
juzgada, c) Intentar la conciliación de las partes, y d) Determinar con precisión el objeto del
proceso, teniendo como base la pretensión del actor y de los medios de defensa y
excepciones del demandado.

3. CONCEPTO Y FINALIDADES:
Con la anterior normatividad procesal civil vigente en nuestro sistema jurídico (Código de
Procedimiento Civiles de 1912) un buen porcentaje de sentencias tenían el carácter de
inhibitorias o de forma, esto es, que no resolvían el fondo del litigio, sino más que bien ponían
de manifiesto vicios, nulidades, defectos formales que impedían al Juez emitir una sentencia
de mérito, y así, nuestro proceso civil acrecentaba aún más déficit para la justicia.
Se considera que un buen régimen o sistema procesal sirve verdaderamente a la justicia,
cuando se obtiene está en forma rápida, económica y segura. Por esto, el proceso debe estar
estructurado de tal manera que, entre otros aspectos importantes, el Juez al llegar a expedir
sentencia, lo haga resolviendo el conflicto de intereses, lo que a su vez podrá hacer posible
los fines del proceso; obtener la paz social en justicia y resolver el fondo de la litis.
El saneamiento procesal puede concebirse como una fase necesaria del proceso y también
una actividad razonada y decisoria del juez. Como fase necesaria, el saneamiento procesal
podemos ubicarlo luego de la contestación de la demanda y antes de la fase conciliatoria.
El Art.465° textualmente dispone: “Saneamiento del Proceso”. Tramitado el proceso, conforme
a esta Sección (Sección Cuarta, Postulación del Proceso) y atendiendo a las modificaciones
previstas para cada vía procedimental, el Juez de oficio y aun cuando el emplazado haya sido
declarado rebelde, expedita resolución declarando:
1. La existencia de una relación jurídica procesal valida.
2. La nulidad y consiguiente conclusión del proceso por invalidez insubsanable de la
relación, precisando sus defectos.
3. La concesión de un plazo, si los defectos de la relación fuesen subsanables, según lo
establecido para cada vía procedimental.
Subsanados los defectos, el Juez declarara saneado el proceso por existir una relación
procesal valida. En caso contrario, lo declarara nulo y consiguientemente concluido.
La resolución que declara concluido el proceso o la que concede plazo para subsanar los
defectos, es apelable con efecto suspensivo.
Entre los fines del saneamiento procesal, siguiendo nuestro ordenamiento jurídico, podemos
establecer los siguientes:
a) Hacer efectivos los principios de conservación e inmaculacion del proceso, así como
los de economía y celeridad procesal.
b) Hacer viable en pronunciamiento sobre el fondo del litigio en la sentencia (sentencia de
mérito), evitando en todo lo posible llegar a expedirse una sentencia inhibitoria (que no
resuelve el fondo de la litis, sino que pone en evidencia un defecto de forma).
c) Cuando se constate un defecto insubsanable, el juzgador lo ponga de manifiesto y de
por concluido el proceso. (Ticona, V.,1999, p.540-542)
.
4. EL SANEAMIENTO DEL PROCESO Y EL SISTEMA DE NULIDADES
PROCESALES:
Dentro del género de las sanciones procesales debe comprenderse una diversidad de
manifestaciones, que el propio Código las regula, determinando presupuestos y los defectos
jurídicos al interior del proceso. Así, entre otros se regula la inadmisibilidad, la improcedencia,
la nulidad procesal, etc.
Podemos considerar, además que el instituto de las nulidades procesales debe comprender
un sistema de prevención de nulidades y un sistema de sanción o represión de nulidades.
La inadmisibilidad como la improcedencia vienen a configurar modos preventivos de nulidades
procesales. En este sentido comulgamos parcialmente con la propuesta que a este respecto
nos hace. (Vallejo, E., 1991, p.177)
La inadmisibilidad es preventiva y permite el análisis, corrección o subsanación del vicio del
acto antes de sus integraciones a la serie de actos que devienen en miras a la consecución
de una sentencia justa.
Podemos concluir que el saneamiento procesal encierra los dos sistemas: el de prevención y
el de sanción o represión de las nulidades procesales.
Si al examinar el juzgador los presupuestos procesales, debido proceso, posibles nulidades y
las condiciones de la acción, constata que el defecto de insubsanable, deberá declarar la
nulidad de todo lo actuado y consiguiente conclusión del proceso (Art. 465°inc,2), decisión
judicial que expresamente sanciona una nulidad absoluta.
5. EL SANEAMIENTO DEL PROCESO:

 Introducción:
El saneamiento del proceso, como ha quedado establecido, puede concebirse como una
fase de la etapa postulatoria (también como uno de sus objetivos) y además como
actividad razonada y decisoria del Juez, en donde este debe pronunciarse sobre si tiene
ante sí un proceso existente, un proceso valido y un proceso útil (o eficaz a sus fines).
Primero el Juez debe pronunciarse sobre si interviene un proceso existente, y en esto
veremos brevemente la conexión que hay con la teoría del acto existente, pues, para
examinar si el proceso es válido, ello supone previamente tener en manos un proceso
existente.
Luego se analizará si el proceso es válido o invalido, lo que importa establecer si concurren
o no los tres presupuestos procesales, si hay debido proceso y si el proceso no está
afectado de alguna otra nulidad absoluta y, consiguientemente, insubsanable.

 Orden Metodológico en el Saneamiento:


Está bien claro, que, en general, los tres filtros y en particular el de saneamiento procesal,
tiene en miras un proceso existente, valido y útil. Se ha dicho que el Juez civil debe
proceder primero a una cognición preliminar y luego a la cognición de fondo.
La cognición del Juez está dirigida al objeto de decidir si la demanda propuesta en el
proceso es fundada o infundada y si, consiguientemente, debe ser acogido o rechazada.
Todas las cuestiones cuya resolución puede ser directa o indirectamente de influencia para
tal decisión, forman conjuntamente el fondo de la causa.
Pero el examen de fondo presupone la validez del proceso y la existencia de los requisitos
de la acción. Por eso, el proceso antes de poderse dedicar a las actividades que
constituyen su verdadero cometido, debe plegarse sobre sí mismo y controlar su propia
idoneidad para cumplir su función; hay así, en todo proceso singular , una fase lógicamente
preliminar, más o menos laboriosa, destinada a tal control y posiblemente a la eliminación
de los defectos de la invalidan el proceso, de modo que este pueda proseguir más franco
y seguro y afrontar con los menores inconvenientes posibles su fatiga principal.
En este tema, el citado autor, propone un orden metodológico, que lo podemos sintetizar
de la siguiente manera: Las cuestiones que pueden provocar esta cognición preliminar
(cuestiones preliminares) pueden tener por objeto los siguientes puntos:
a) La validez y regularidad de los actos procesales, comenzando por la demanda
introductiva, pues la nulidad de la demanda (si no es saneado) lleva la nulidad del
proceso entero.
b) Los presupuestos procesales (competencia del juez, capacidad de las partes y
ausencia de improcedimientos derivados de litispendencia y compromiso arbitral).
c) Las condiciones de la acción, cuya ausencia quita a la demanda la eficacia de
provocar la sustentación y el juicio sobre el fondo de la litis. Por tanto, todos estos
requisitos enumerados son indispensables para que el Juez puede pasar de la
cognición de cuestiones preliminares a la cognición sobre el fondo del conflicto de
intereses. (Liebman, E.,1980, p.127-130).
LA FIJACION DE PUNTOS CONTROVERTIDOS EN LA METODOLOGIA DE LA
INVESTIGACION JURIDICA

I. INTRODUCCION:
El Código Procesal Civil, al regular la etapa postulatoria al proceso, dispone la realización de
una Audiencia de Conciliación, Fijación de Puntos Controvertidos y Saneamiento Probatorio,
la misma que, dada su trascendencia, resulta la importancia para la adecuada solución de
litigio por parte del Órgano Jurisdiccional.
Esta audiencia, a la que se convoca luego que el Juez haya decidido acerca del saneamiento
procesal declarando que existe una relación jurídica procesal valida, se inicia con un intento
de solución auto compulsiva del litigio mediante la conciliación, que incluye el deber del Juez
a plantear una formula conciliatoria en busca de que las partes lleguen a un acuerdo.
Si este acuerdo no es posible, el proceso seguirá su trámite. En ese sentido, se privilegia la
forma autocompositiva de resolución de litigio sobre la forma hetero compositiva. El Juez
entonces, en la primera parte de esta audiencia, deja de actuar como funcionario con
autoridad para resolver el conflicto conforme a su decisión, y asume la posición de un tercero
cuya función no será componer el conflicto mediante su decisión, sino intentar acercar a las
partes para que ellas mismas decidan sobre su conflicto y le den solución.
En todo caso el Juez, al actuar de conciliador, deberá aconsejar, según las circunstancias, al
pretensor para que retroceda, el pretendido para que acceda o a ambos para que puedan
ceder. (Alcalá-Zamora, N.,1970, p.75)

II. LA METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION JURIDICA:


El método de trabajo jurídico tiene cuatro etapas preclusivas: la identificación de hechos,
problemas, análisis y conclusión. Este método no solo sirve para el trabajo de problemas
teóricos, sino también para la solución de problemas reales que serán resueltos en aplicación
del derecho.
Los hechos para enfrentar un problema, los hechos constituyen el primer elemento que debe
trabajar el investigador (el agente de derecho), dado que una adecuada comprensión de los
componentes facticos de lo que uno tiene es fundamental para centrar los problemas
involucrados y llegar a soluciones correctas.
Se trata de reconstruir los acontecimientos para intentar descubrir lo que realmente paso, lo
que incluye revisar el material proveniente del sistema jurídico, tales como fuentes, elementos
teóricos para la aplicación, principios, etc. Luego de lo cual se procede a la sistematización y
orden cronológico de los hechos.
En conclusión: Esta concluida por la respuesta concreta y concluyente sobre el problema
principal. (Rubio, M.,2004, p.240-245).
III. FIJACION DE PUNTOS CONTROVERTIDOS EN EL PROCESO CIVIL DESDE LA
PRESPECTIVA DE LA INVESTIGACION JURIDICA:
Al iniciar un proceso, el demandante postula una pretensión que busca satisfacer a través de
él. La pretensión, como es sabido, de dos elementos, su objeto o petitorio y la razón de este.
El objetivo de la pretensión es el efecto jurídico perseguido por el demandante. La razón de
la pretensión son los fundamentos de hecho y de derecho que sustenten el pedido del actor.
En ese sentido, para que el Juez, llegado el momento de sentenciar, puede amparar la
pretensión del actor debe encontrar conformidad entre los hechos alegados, el derecho
material aplicable y el objeto pretendido.
Ahora bien, los fundamentos de hecho de la pretensión son alegados por el demandante, y el
Juez se somete a lo alegado por este, dentro de los límites de la certeza que sobre los mismos
le dan la actuación de los medios probatorios. (Echandia.D.,1963, p.212)
Por otro lado, cuando el demandado contesta la demanda, plantea una oposición, que es la
declaración de voluntad que tiene por finalidad destruir la pretensión planteada por el
demandante. (Echandia.D., 1963, p.221)
Con este material de trabajo que el Juez deberá resolver entre los dos pedidos que se hacen,
es decir el pedido contenido en la pretensión, su contenido en la oposición, su objetivo; para
ello deberá tomar en cuenta fundamentos de hecho alegados por el demandante y por el
demandado, que sean relevantes y hayan sido acreditados, a fin de formarse su propia
convicción acerca de a quien corresponde el derecho.
Planteadas la pretensión y oposición por el demandante y demandado, respectivamente, y
saneado el proceso por el Juez, este cita a audiencia conciliatoria, o de fijación de puntos
controvertidos y saneamiento probatorio. (Código Procesal Civil, Art.468,1993, p.594)
Los puntos controvertidos están constituidos por aquellos hechos afirmados por cada una de
las partes como fundamento de sus petitorios y que no son admitidos por la otra, respecto de
los cuales debe proporcionársela al Juez en medio o indicarle la vía para conocer y resolver
acerca de su veracidad.
Puede ser también que un hecho alegado por una parte no sea admitido, pero tampoco
negado por la otra, en cuyo caso nos encontramos ante la posibilidad que el Juez considere
que se ha convenido en la veracidad del hecho, como veremos en el párrafo siguiente. Por
último, el hecho alegado por una parte puede ser no solo admitido, sino negado o discutido
por la otra, en cuyo caso nos encontramos frente a lo que se llama hecho discutido. (Carnelutti,
F.,1965, p.15)
El concepto de puntos controvertidos puede abarcar no solo hechos discutidos y hechos no
admitidos, ni negados, sino también cuestiones de derecho, cuando conviniendo las partes
en la veracidad de hecho alegado, se discute su calificación, o las consecuencias jurídicas ,
caso en el que, en relación al hecho mismo se producirán los efectos normales de la admisión
y , como consecuencia obvia, el desacuerdo no versara sobre el hecho mismo sino sobre sus
consecuencias jurídicas, que el Juez deberá resolver en la sentencia.
Puede suceder incluso que el Juez, luego de la etapa conciliatoria aprecia que no hay ningún
hecho controvertido por las partes, por lo que el punto controvertido será solo una cuestión de
derecho y por lo tanto no habrá por que actuar medios probatorios.
En caso nos hallaremos ante un supuesto en el que se debe proceder al juzgamiento
anticipado del proceso. (Código Procesal Civil, Art.473,1993, p.596)

IV. ¿COMO APLICAN NUESTROS JUECES LA FIJACION DE PUNTOS


CONTROVERTIDOS?
Creemos que la equivocada forma de proceder de proceder tiene dos posibles explicaciones:
La primera, una inadecuada comprensión de lo que constituye la fijación de puntos
controvertidos y su evidente utilidad metodológico para la labor jurisdiccional, a cuya
corrección esta ponencia pretende aportar intentando esclarecer la verdadera función de este
acto procesal del Juez.
La segunda, una inmensa carga procesal que soporta el magistrado, lo que imposibilita que
pueda revisar determinadamente cada proceso antes de la audiencia de conciliación o fijación
de puntos controvertidos, por lo que obviamente no llena conocimiento suficiente por cada
uno de ellos, lo que significa que no esta actitud de identificarlos y consignarlos en el acta.
Para ello, debe aliviarse la carga procesal del magistrado, por ejemplo: incrementando al
número de los mismos entre otras medidas. La solución al problema de la carga procesal
excede obviamente el ámbito teórico. Y su solución y tratamiento es bastante compleja por
lo que el análisis escapa al tema específico materia de este trabajo.

IV. A MANERA DE CONCLUSION:


Un breve resumen del método del trabajo jurídico y las etapas por las que discurra.
La primera etapa, de los hechos, se recolecta los componentes de los hechos con los que se
cuenta. En un proceso, estos hechos serán todos aquellos propuestos por las partes en sus
actos postulatorios, por deben haber sido formulados y claramente como lo exigen los Artículos
424° inciso 6 y 442° inciso 1 del Código Procesal Civil, además de la fundamentación jurídica.
En la segunda etapa de los problemas, el investigador o agencia de derecho (en un proceso es
el Juez), en base al material factico y jurídico obtenido en la etapa anterior, procede al
planteamiento de los problemas a ser solucionados desde el derecho.
Debe empezar por plantearse los problemas secundarios o accesorios, cuya solución
contribuirá a la solución del problema principal. Como dijimos, al problema principal será la
pretensión y la oposición del actor y demandado.
Respectivamente sobre la que tendrá que decir en definitiva el Juez al sentenciado.
(Palacios.E.,1996, p.65).
LA FORMACION DEL PROCESO CIVIL PERUANO

PARTES, ACUMULACION, LITISCONSORCI, INTERVENCION DE TERCEROS Y


SUCESION PROCESAL EN EL CODIGO PROCESAL CIVIL.

1. CATEGORIAS PROCESALES BASICAS PARA LA COMPRENSION DEL TEMA


Aun cuando pareciera innecesario advertido, dejamos constancia que las categorías
procesales que a la continuación se expresan no zanjan ninguna en tanto haya juristas que
se acerquen creadoramente a alguna institución del proceso.
Lo que se quiere, en realidad, es evitar distorsiones en la información en la comprensión
distinta de un mismo concepto, punto de partida de discusiones áridas e infructuosas.
 Conflicto de intereses e incertidumbre con relevancia jurídica:
Denominamos conflicto de intereses a la existencia de intereses recíprocamente
resistidos u opuestos, respecto de un determinado bien jurídico.
Así, si en un matrimonio uno de los cónyuges desea acabar la relación y el otro no,
habrá un conflicto de intereses respecto de un bien jurídicamente tutelado, el
matrimonio.
La incertidumbre a la que nos referimos a la ausencia de certeza en la producción o
existencia de un hecho o acto. En algunos casos, el sistema jurídico exige que esta
incertidumbre solo sea eliminada con l actuación de un órgano jurisdiccional, incluso
regula su tratamiento procedimental. (Monroy, J., 2009, p.42)

 Relación jurídica sustantiva y relación jurídica procesal:


Una relación jurídica sustantiva al contener un conflicto de intereses con relevancia
jurídica, genera alguno de los que conforman, la consideración de que puede reclamar
al otro la satisfacción de su interés.
Esta aptitud para exigir al contendiente reconozca el interés reclamado se llama
pretensión material. Ahora bien, si la pretensión material es satisfecha, se acabó la
relación jurídica sustantiva y, además, no habrá sido necesario que haya proceso. Sin
embargo, la negativa de la otra parte de satisfacer la pretensión material es, como
vamos a describir, el punto de partida del proceso contencioso. (Monroy, J., 2009, p.6)
El titular de la pretensión material rechazada no tiene en un Estado de Derecho,
ninguna orea forma de ver satisfecho su interés que la de recurrir a los órganos
jurisdiccionales. Para que esto ocurra, debe hacer uso de su derecho de acción, cuya
manifestación concreta es la demanda. Este acto jurídico procesal dirigió al Estado,
dado que es quien en exclusiva otorga tutela jurisdiccional, contiene una pretensión
dirigida a una persona concreta. (Perez-Cruz.A.,2015, p14)

 Parte Material y Parte Procesal:


En el Código se usa la expresión parte procesal para identificar a la persona que realiza
actividad procesal en nombre de la parte material. Por cierto, lo natural es que quien
es parte material sea también parte procesal.
Sin embargo, el instituto de la representación procesal en sus distintas formas, legal,
judicial o convencional, permite, aunque en algunos casos exige, que la parte procesal
sea distinta de la parte material, sin que tal situación implique un vicio de la relación
procesal.
Es parte el que demanda en nombre propio (o en cuyo nombre es demandada) una
actuación de la ley, y aquel frente al cual esta es demandada. (Chiovenda.J.,1977, p.6)

2. ESQUEMAS CLASICO Y UNITARIO DEL PROCESO:


Desde una perspectiva teórica y didáctica, una relación jurídica procesal clásica, unitaria y
elemental, supone la presencia de dos partes (demandante y demandado), en cada parte una
sola persona y finalmente, una relación procesal simplificada aparece pocas veces en el
mundo real.
En donde es mucho más común advertir la presencia de varias relacione jurídicas procesales
al interior de un mismo proceso. (Monroy, J., 2009, p.44)
 Acumulación:
La acumulación es la institución procesal que explica la naturaleza de aquellos procesos
en los que se advierte la presencia de más de una de pretensión o más de dos personas
en proceso.
Si bien se trata de casos singulares también es posible que en un proceso contenga una
acumulación objetiva, subjetiva. Es decir, más de una pretensión y más de dos personas.
El criterio clasificatorio del tema escrito, se encuentra regulado en el Código Procesal Civil
en su artículo 83°.
Acumulación objetiva sucesoria: Es aquel previsto en el cuarto párrafo del artículo 87° del
Código en estudio, en donde se le concede al demandante el derecho de acumular a su
demanda las pretensiones accesorias que tuviera, hasta antes de la audiencia de
conciliación:
Acumulación Subjetivo Originario: Se trata de la presencia de más de una persona en
calidad de parte demandante o demandado desde el momento mismo de la demanda. Así
mismo una demanda reivindicatoria interpuesta por dos condóminos contra una sociedad
conyugal es doblemente subjetiva y originario.
Esta acumulación que, como se advierte, no requiere mayor explicación esta normada en
el Artículo 89° del Código estudiado.
Acumulación Subjetiva Sucesiva: Se trata de la incorporación, con posterioridad, con
posterioridad a la notificación de la demanda, de alguna persona al proceso.
Esta integración plantea una multiplicidad de situaciones, las que están dadas por el hecho
que el incorporado tiene distintos grados de relación respecto de la relación sustantiva
inicial.
Precisamente esta graduación va a determinar que el incorporado tenga distintos niveles
de facultades al interior del proceso. En fin, esto será tema de un desarrollo posterior, por
ahora solo advertimos que esta situación convierte el tema en extremadamente variable y
difícil. (Monroy, J., 2009, p.46)
 A manera de conclusión del tema de la acumulación:
La acumulación constituye, por así decirlo, la estructura procedimental básica de otros
temas que, apoyándose en su estructura, adquieren una mayor complejidad. Sin embargo,
más allá de su eventual dificultad, es necesario ratificar que las instituciones que a
continuación se tratan no dejan de ser, finalmente, solo variantes del instituto estudiado.
Es importante tener presente que la acumulación, como el litisconsorcio y la intervención
y la intervención de terceros, son instituciones reguladas por el legislador para hacer
efectivo el principio de economía procesal y evitar la expedición de fallos contradictorios.
(Monroy, J., 2009, p.47)

3. LITISCONSORCIO:
El litisconsorcio no es otra cosa que una acumulación subjetiva, es decir, la presencia de más
de una persona en calidad de parte demandante o demandado.
No olvidemos que siendo el litisconsorcio no otra cosa que una acumulación subjetiva, puede
presentarse tanto en la demanda o posterioridad a su notificación, siendo originaria o
sucesiva, respectivamente.
En cuanto al límite extremo de licitud del litisconsorcio, el Artículo 60° del Reglamento alemán,
lo ha llevado hasta la simple afinidad de las pretensiones que son objeto de la litis, o de los
motivos de hecho o de derecho sobre los cuales se fundan.
Criterios seguros para admitir o excluir este llamado: “litisconsorcio impropio” nuestra ley
verdaderamente no los da; si no se quiere argumentar del hecho de que la misma ha creído
deberlo expresamente declara licito cuando ha querido admitirlo, y esto en un caso que habría
sido de los medios discutibles. (Chiovenda.G.,1949, p.293-294).
 Litisconsorcio necesario:
La importancia la presencia de un litisconsorte necesario dentro de un proceso que, si las
partes no lo hubieran advertido, el Juez, de oficio, puede paralizar la continuación de un
proceso a efectos de ordenar se notifique al litisconsorte sobre se inició o de solicitar
información, si sabe de su existencia, pero no de su dirección domiciliaria.
En el litisconsorcio necesario, como nosotros lo hemos delimitado, es más propio hablar
de pluralidad de partes que de procesos; el proceso es único; y debiendo la decisión ser
única, las partes, aun conservando su autonomía de acción, encuentran necesariamente
limites en la acción discorde de los litisconsortes. (Chiovenda.G.,1949, p.325-326)
 Litisconsorcio facultativo:
Se trata de personas independientes del titular de la relación sustantiva, pero que podrían
de alguna manera ser afectados por lo que se resuelva en el proceso en donde participa
una persona, con quien si mantiene algún tipo de relación.
Las facultades que tengan dentro del proceso dependerán del grado de involucramiento
que presenten con la relación sustantiva que dio origen al proceso o de la naturaleza de la
relación que mantenga con alguna de las partes. (Monroy, J., 2009, p.49)