Está en la página 1de 4

Las empresas que deseen tener una presencia en internet más efectiva no se pueden conformar

con una página corporativa que tan sólo proporcione información. En los tiempos que corren el
comercio electrónico se ha revelado como una gran vía de negocio para aquellos que sepan
aprovechar sus posibilidades.
Los consumidores ya están totalmente acostumbrados a realizar sus compras online y los
procedimientos de pago son cada vez más diversos y seguros, gracias a productos como Pay Pal por
ejemplo. Esto acerca mucho más al consumidor a la experiencia de compra en internet, con más
confianza y ya totalmente adaptados al uso.
Se han dado grandes éxitos en el área del E Commerce que demuestran la efectividad de una buena
tienda online a la hora de mejorar sustancialmente los beneficios de todo tipo de empresas, como
por ejemplo la campaña de la empresa de supermercados Tesco y sus escaparates virtuales con
códigos QR, que supuso un aumento del 76% en las ventas online.
Múltiples desarrolladores de software han creado efectivos y fáciles de manejar para incorporar a
tu estratega: Magento, Shopify, Volusion, A shop…Todas ellas son magníficas soluciones para
desarrollar un sistema sólido de E Commerce para tu empresa. Como ejemplo os mostramos el
trabajo hecho en Tanta con Magento para nuestro cliente Calle Zaragoza.
Ahora es el mejor momento pues para incorporar herramientas de este tipo para no quedarse atrás.
El Comercio Electrónico:
El comercio electrónico o e-commerce consiste fundamentalmente en el desarrollo de acciones de
mercado, ventas, servicio al cliente, gestión de cartera, gestión logística y en general, todo evento
de tipo comercial e intercambio de información llevado a cabo por medio de internet. Otra
definición podría ser. El comercio electrónico como aquel intercambio financiero que se realiza, a
través de la red, entre sujetos que pueden estar a una gran distancia física, y que se materializa
generalmente por medios de pago electrónicos.
En la actualidad el E-Commerce se ha convertido en una herramienta con gran éxito para el mundo
de los negocios gracias a la apertura y facilidad de acceso al Internet. Para poder diferenciar a un
negocio “virtual” entre un negocio “real” debemos identificar los tipos de negocio E-Commerce que
existen en el mercado:
 B2B (comercio entre las empresas)
 C2C (Compra y venta de productos y servicios entre particulares)
 B2C (Comercio entre empresas)
Las ventajas que se manejan en los negocios virtuales son la expansión de mercado globalizada que
se alcanza, y la rapidez con la que se manejan los negocios. Aunque las relaciones con los clientes
son interpersonales y pueden causar complicaciones en los negocios, el uso de las nuevas
tecnologías y su innovación han creado cambios que han mejorado la comunicación con el cliente
y la empresa.
Gracias al comercio electrónico se puede efectuar casi cualquier transacción sin moverse de casa.
Las empresas instalan una tienda virtual que despliega un catálogo de diversos productos, el cliente
selecciona los de su interés e inicia el procesamiento de pago que, por coherencia y comodidad
debe ser también electrónico. Finalmente el pedido llega a la casa o al ordenador dependiendo del
producto seleccionado. Para esto existe un excelente soporte, atención de quejas y procesamiento
de devoluciones es un punto fundamental para el comercio electrónico, esta característica es el
inicio de la diferenciación en cualquier empresa que lo implemente. Este sistema cambia
totalmente la dinámica de las relaciones cliente-empresa en cuanto al marketing, es la estructura
misma de la empresa que cambia.
Ventajas del comercio electrónico
 Creación de oportunidades de negocio y nuevas formas de distribución de sus productos y
servicios.
 Acceso a clientes de cualquier zona geográfica sin limitación, apertura y expansión hacia nuevos
mercados.
 Aumento de la competitividad y calidad de servicio.
 Respuesta rápida a las necesidades y cadenas de entrega más cortas o inexistentes lo que puede
dar lugar a una reducción de precios finales.
 Control de pedidos y clientes.

Creación de un sitio de E Commerce:


El primer paso a seguir lo constituye la creación de un sitio en la red, que se estructure como una
herramienta complementaria para toda la acción de mercado, que difiere de los conceptos de
empresa virtual o portal, ya que el website diseñado se fundamenta en la organización ya
establecida e incluso surge como parte final de la orientación de la empresa en función del cliente.
Actualmente se ha avanzado en la conformación de herramientas muy creativas y dinámicas que
hacen llamativas las páginas, con la integración de formatos que enlazan textos, sonidos e
imágenes, bajo un criterio multimedia, atrayendo la atención de las personas que acceden a las
mismas desde motores de búsqueda disponible en la red y dada a conocer por la misma empresa.
Este sitio que desarrollemos debe ser coherente con la imagen corporativa vigente o que queremos
proyectar, presentándole tanto a los clientes internos como a los clientes externos respuestas a las
consultas que adelanten, a partir de esquemas de intranet y extranet respectivamente.
Por supuesto los accesos a la página web estarán condicionados y serán restringidos con el uso de
password o claves de acceso, en la medida de lo necesario, para evitar que se filtre información que
tenga carácter de confidencialidad.
Por otra parte, el dimensionamiento de los datos colocados en la página estará condicionado a la
presentación mínima requerida por los clientes y organizaciones que acceden a la misma, por lo
cual el website deberá ser potencializado a partir de la inclusión de enlaces o links que amplíen y
complementen los temas, conduciendo hacia otros sitios de interés, de manera rápida y “amigable”.
Una vez que tu empresa o negocio ha decidido dar el paso de iniciar una estrategia de comercio
electrónico, debe tener en cuenta diversos parámetros de los que dependerá el éxito de esta
iniciativa. Debemos crear una tienda que se convierta en una herramienta comercial efectiva, que
sirva no sólo para vender productos y servicios, sino que realmente sea un espacio de encuentro
con nuestros clientes.
El comercio electrónico hace ya tiempo que está incorporado en los hábitos de consumo y existen
numerosos estudios sobre lo que hace que los clientes se tomen su tiempo en tu tienda virtual y
terminen comprando, que es el objetivo primordial. Está claro que muchas de las estrategias
aplicables a los escaparates del mundo real tendrán su efectividad en el entorno virtual, pero se
deben tener en cuenta puntos adicionales que describiremos a continuación:
 Es fundamental que quede muy claro qué es lo que vendemos en nuestra tienda y quiénes
somos, dejárselo bien claro al usuario, que llega a una tienda online sin conocerla. Generalmente
no sabe nada de la empresa. Por ello es importante ofrecer todos los datos sobre la misma;
trayectoria, años de actividad, garantías, localización de la sede y contacto con el personal.
 Debemos acompañar los productos ofertados con la información precisa sobre los mismos, con
un punto medio de intensidad, sin agobiar, pero sin pecar de poco explicativos. Fotografías,
vídeos, opiniones, serán de gran valor. La tienda online debe presentar los productos o servicios
ofertados de forma atractiva para el cliente potencial. No olvidemos que el cliente no podrá
tocar físicamente los productos, por lo que una presentación adecuada de los mismos influirá
de forma muy importante en la toma de decisión de la compra.
 La apariencia de la tienda ha de transmitir orden, libre de barroquismos, para ponérselo fácil al
visitante. En internet hay menos paciencia que el mundo real, si es confusa, los potenciales
clientes se van rápidamente a otra. El usuario debe sentirse cómodo en todo momento, y por
ello debemos facilitarle la navegación al máximo. Necesita encontrar lo que busca en todo
momento y mejor en un solo clic.
 El estilo y la apariencia gráfica que consigamos transmitir vía on-line debe cumplir con las
expectativas del usuario en cuanto a funcionalidad y a su percepción del sitio como “agradable”.
La navegación del sitio web debe ser lo más sencilla e intuitiva posible y permitir que el cliente
potencial pueda encontrar lo que busca en el menor tiempo posible, incluyendo elementos que
faciliten la búsqueda de esa información, como por ejemplo: un buscador interno dentro de la
tienda online, un mapa del sitio web, etc.
 Información de compra accesible: el cliente debe poder visualizar en todo momento la
información sobre los productos o servicios que ha seleccionado para su compra, cantidades de
los mismos, etc. y debe resultar sencillo modificar estas cantidades antes de finalizar la compra.
 Debemos generar confianza en el cliente, demostrar que somos de fiar, usando herramientas
que muestren en pantalla que otros clientes ya confiaron en nosotros, por ejemplo mostrando
qué otros usuarios confiaron en nuestro producto. Buena idea es añadir sistemas de valoración.
 Contacto multicanal, en forma de servicios de atención al cliente fuera de la web de compra,
número de teléfono, soporte en redes sociales, correo.
 Utilización de herramientas de sociabilidad, por supuesto redes sociales y todo aquello que
ayude a conocer la opinión de los compradores, incluso integrado en el propio interface de
venta. Al habilitar un espacio para el envío de sugerencias, ideas, preguntas, etc. debemos
realizar un seguimiento constante de las peticiones que llegan, responder a todas ellas e
incorporar las posibles mejoras que propongan los usuarios. En definitiva, hacerles caso. De esto
dependerá muchas veces que nos compren a nosotros o a la competencia.
 Crear una web flexible en la que se pueda comprar en cualquier momento, con la mayor
diversidad de sistemas de pago posible.
 Coordinar la venta con la distribución del producto y sus canales para hacer el servicio
totalmente efectivo, de nada sirve vender si la logística complica del acceso del cliente al
producto.
 Debemos ser capaces de emitir mensajes que llamen a la acción, que provoquen un clic,
comprar, llamar, registrarse, etc. utilizando las palabras y gráficos adecuados.
 Es importante personalizar y hacer atractivos los textos de la tienda. No es lo mismo leer de un
producto “más información” que “quiero saber más”. No es lo mismo incitar a la compra con
“solicitar presupuesto” que a través de un copy tipo “quiero este florero”, “añádelo a mi cesta”,
etc. Los verbos y algunas características específicas del producto (como “gratis” o “gratuito”)
llaman a la acción.
 Simplificar el proceso de compra, Un porcentaje altísimo de usuarios abandona el proceso de
compra cuando descubre que se vuelve un proceso complejo en el que solicitamos demasiados
datos, ofrecemos pocas opciones de pago u obligamos a nuestro cliente a hacer demasiados
clics. Debemos simplificar el proceso de compra a la mínima expresión, incluyendo los pasos
estrictamente necesarios para realizar la compra.
 No escatimar en textos y opciones de ayuda, que colaboren a que el cliente solucione sus
problemas in situ, en el mismo sitio web debemos ser capaces de ponernos en su lugar, antes y
durante el proceso de compra.
 Información siempre actualizada: la información de los productos o servicios ofertados debe
estar siempre perfectamente actualizada.
 Política de condiciones comerciales: la transparencia y claridad en las condiciones de
contratación/ devolución de los productos es un aspecto fundamental. El usuario agradecerá
especialmente toda información clara acerca de las consecuencias y procedimientos a seguir en
caso de no estar satisfecho con el producto, gastos de envío, condiciones de pago…
 Política de precios: normalmente el usuario que se acerca a una tienda online busca mejor
precio. Atendiendo a lo anterior, si la empresa tiene articulado ya un buen proceso logístico de
la venta estará ahorrando costes y ganando en eficiencia. Esto le permitirá ofrecer precios con
los que no puede competir el comercio tradicional.