Está en la página 1de 4

1

Santiago, doce de marzo de dos mil dieciocho.

VISTOS:

Se reproduce la sentencia en alzada con excepción de

sus considerandos quinto a undécimo que se eliminan.

Y se tiene en su lugar presente:

Primero: Que el recurso de protección de garantías

constitucionales establecido en el artículo 20 de la

Constitución Política de la República constituye

jurídicamente una acción de evidente carácter cautelar,

destinada a amparar el legítimo ejercicio de las garantías

y derechos preexistentes que en esa misma disposición se

enumeran, mediante la adopción de medidas de resguardo que

se deben tomar ante un acto arbitrario o ilegal que impida,

amague o perturbe ese ejercicio.

Segundo: Que, en consecuencia, para acoger la presente

acción debe en primer término constatarse el carácter

preexistente e indiscutido del derecho afectado, que en

este caso específico corresponde al derecho que asistiría a

los recurrentes de registrar ante la Inspección del Trabajo

recurrida el instrumento que celebraron con su empleador,

al que le atribuyen la calidad de instrumento colectivo del

trabajo, conforme lo dispuesto en el artículo 320 del

Código del Trabajo, calidad jurídica que cuestiona la

recurrida en su informe.

Tercero: Que, del análisis del libelo, el informe de

la recurrida y los antecedentes allegados al proceso se

NMYXEKRJDX
2

colige que en la especie existe controversia respecto de la

calificación jurídica del documento cuyo registro se

solicita, controversia que excluye la preexistencia de un

derecho incuestionado respecto de los actores.

En efecto, en ausencia de una declaración previa del

supuesto de su acción, -el carácter de instrumento

colectivo del documento que pretende registrar- el

recurrente carece de un derecho indubitado, cuestión que no

permite consecuentemente hacer lugar a la acción incoada,

por ausencia de uno de sus presupuestos procesales.

Cuarto: Que no habiéndose acreditado en autos la

existencia de tal derecho indiscutido y preexistente de

aquellos cuyo imperio esta Corte ha de proteger por esta

vía cautelar de urgencia, resulta ésta razón suficiente

para concluir que la presente acción ha de ser rechazada,

sin perjuicio de otras acciones que pudieren asistirle a

quienes recurren.

Por estas consideraciones y de conformidad con lo que

dispone el artículo 20 de la Constitución Política de la

República y el Auto Acordado de esta Corte sobre la

materia, se revoca la sentencia apelada de cuatro de

diciembre de dos mil diecisiete y, en su lugar se declara

que se rechaza el recurso de protección deducido por

Francisco Ugarte Cruz Coke en la representación que invoca.

Se previene que la Ministra señora Egnem concurre al

rechazo del recurso entablado teniendo para ello únicamente

NMYXEKRJDX
3

presente que esta acción cautelar no es la vía idónea para

conocer de la cuestión que se propone, razón suficiente

para proceder a su rechazo.

Regístrese y devuélvase.

Redacción a cargo del Ministro (S) Sr. Miranda y de la

prevención su autora.

Rol N° 45.354-2017.

Pronunciado por la Tercera Sala de esta Corte Suprema


integrada por los Ministros Sra. Rosa Egnem S. y Sra. María
Eugenia Sandoval G., el Ministro Suplente Sr. Julio Miranda
L. y los Abogados Integrantes Sr. Jean Pierre Matus A. y
Sra. Leonor Etcheberry C. No firma, no obstante haber
concurrido al acuerdo de la causa, el Ministro señor Miranda
por haber terminado su periodo de suplencia. Santiago, 12 de
marzo de 2018.

ROSA DEL CARMEN EGNEM SALDIAS MARIA EUGENIA SANDOVAL GOUET


MINISTRA MINISTRA
Fecha: 12/03/2018 11:50:06 Fecha: 12/03/2018 10:50:52

JEAN PIERRE MATUS ACUÑA ROSA MARIA LEONOR ETCHEBERRY


ABOGADO INTEGRANTE COURT
Fecha: 12/03/2018 10:50:53 ABOGADO INTEGRANTE
Fecha: 12/03/2018 12:20:42

NMYXEKRJDX
En Santiago, a doce de marzo de dos mil dieciocho, se incluyó en el Estado
Diario la resolución precedente.

Este documento tiene firma electrónica y su original puede ser


validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la tramitación de la
causa.
NMYXEKRJDX