Está en la página 1de 1

JOSÉ ALBERTO OMAR LÓPEZ HERNÁNDEZ

Cómo funciona una fotocopiadora


1. El documento que se quiere fotocopiar se coloca en una pantalla de cristal
(evidentemente bien limpio) colocado sobre una placa que está cargada eléctricamente.

2. Las zonas claras del papel a fotocopiar destruyen la carga positiva de la placa. De esta
forma, se consigue crear una imagen de las zonas negras del papel sobre la placa a base de
cargas positivas (en los lugares en que hay tinta negra queda la carga positiva en la placa).

3. La placa se rocía con un polvo de carga negativa. Este polvo se adhiere por magnetismo a
las zonas de la placa en que quedaban cargas positivas.

4. Se retira el polvo que no se ha adherido a la placa y que corresponde a las zonas blancas
del papel.

5. Se coloca una hoja de papel sobre la placa y mediante calor, se transfiere el polvo (tóner)
al papel.