Está en la página 1de 1

De modo más general podemos decir que es la arquitectura determinada

de la cognición en un momento dado. Estas estructuras son de naturaleza


abstracta y tienen su modelo en las estructuras matemáticas y lógicas; no
pueden ser medidas directamente, sino que se infieren a partir de la obser-
vación de diversos conjuntos de conductas. Son, en un sentido estricto,
constructos psicológicos.
Para Piaget, lo que define a la estructura no es la presencia de unos u
otros elementos en un momento dado, sino las relaciones que se establecen
entre ellos. Veamos un ejemplo de estructuras similares en dominios de
contenido muy diferentes: si introduzco tres pelotas de colores, una azul,
una roja y una amarilla en un tubo estrecho, sé que al hacer caer las pelotas
por la boca que entraron, ellas saldrán en el orden amarilla, roja y azul.
Igualmente, si escucho tocar tres notas musicales y se me pide cantarlas en
el orden inverso del cual me fueron tocadas, sabré que la última es la
primera, la del medio es la misma y la primera es la última. Los elementos
organizados en el ejemplo son percepciones visuales en un caso y en el otro
son auditivas. Las conductas específicas, referir el orden de aparición o
cantar las notas, son también notoriamente diferentes. Sin embargo, la
propiedad de reversibilidad de las operaciones cognitivas, está presente el
ambos casos. Esta propiedad refiere a una relación de orden, tem-