Está en la página 1de 4

UNIVERSIDAD MESOAMERICANA DE SAN AGUSTÍN

MAESTRÍA EN PSICOTERAPIA

Trastornos del desarrollo

Ensayo de la película “Tenemos que hablar de Kevin”

Por
Yamile Sharlyne de Montserrat Cetina Cahero
Noviembre, 2016
CORNISA- ENSAYO PELÍCULA KEVIN 1

Ensayo de la película “Tenemos que hablar de Kevin”


Considero que el mayor problema que Kevin posee es la sensación de carencia de afecto
por la madre, posiblemente originado en la primera infancia; digo esto ya que la película
muestra, en un inicio, determinadas escenas donde se puede observar a la madre antes del parto
mostrando cierta incomodidad por estar embarazada, y tiempo después pos-parto, se le nota
angustiada al no saber cómo tratar al bebé. Un ejemplo de esto último (pos-parto), es la escena
en donde se ve a Eva (mamá) cargando al bebé con las dos manos en el aire, intentando hacer
que se calme. Igual se presenta una escena, tiempo después, en donde la mamá le dice a su hijo
que no estaba feliz y que podría estar haciendo otras cosas más. También otro factor que influyó
en la aparición de estas conductas disruptivas fue la falta de sincronización de los padres
(Franklin y Eva) respecto a la educación y convivencia con su hijo, de igual forma, a la hora de
corregir las conductas negativas del niño, pienso que orilló a que éstas vayan en aumento y se
intensifiquen, al igual que el desestimo por la búsqueda de ayuda profesional.
Basado en lo estudiado en clase y apoyándome en el DSM-4, sugiero que Kevin tenía un
trastorno negativista desafiante, ya que son observables ciertas características antes de los 8 años
de edad, así como también, al llegar a la adolescencia presentó elementos notorios del trastorno
disocial, como por ejemplo la agresión a otros (mascotas, hermana y pares).
En el documento referido, se menciona que la aparición del último trastorno mencionado
puede ser de inicio infantil o inicio en la adolescencia; en el caso de Kevin, presentó una
característica disocial antes de los 10 años de edad (maltratar la propiedad de otros, en este caso
el cuarto de la madre), aunque es más observable la relación con los criterios del Tx. negativista
desafiante.
Las características que Kevin presenta relacionadas al trastorno negativista desafiante
son: una conducta desobediente y hostil ante una autoridad (madre), discusión con adultos
(madre nuevamente), desafío activamente y se niega a cumplir con las actividades acordadas por
la persona con autoridad y, por momentos, se mostró rencoroso y vengativo; dichas
características tienen un curso gradual, manteniéndose por más de un año.
Por otra parte, los elementos relacionados al trastorno disocial son: destrucción de la
propiedad de otros en la infancia (ejemplo de esto es el cuarto de la madre) y la agresión a
animales e intimidación a otras personas (hermana).
CORNISA- ENSAYO PELÍCULA KEVIN 2

En la película no se expuso el ambiente escolar en la infancia; parecía ser que recibía


educación individualizada por tutor en casa (algo muy común hoy en día en países
desarrollados); creo que conocer este dato es de suma importancia para poder evaluar las
características y síntomas del comportamiento, ya que considero que en dicho ambiente y en la
relación con sus pares y otros modelos de autoridad, puede mostrar la frecuencia de las
conductas e inclusive pudo haber tenido un seguimiento y tratamiento en los departamentos
designados a ello en el instituto; de igual forma, la continuidad de dichas conductas en otros
espacios, pudo dar a conocer desde la temprana edad los síntomas antes mencionados, lo cual
pudo haber generado un entendimiento por el padre y buscar ayuda profesional.
Un dato interesante que el DSM-4 menciona, es que cuando la madre presenta un
trastorno en el estado de ánimo o un trastorno depresivo, existe una mayor probabilidad de tener
hijos con trastornos negativistas. En la película, se mostraron ciertas escenas en donde se veía a
la madre cabizbaja durante el periodo del embarazo, no obstante, no se mostraron tantas escenas
referentes a ello como para poder asegurar este dato, ya que las escenas más antiguas solo
referían a la relación que tuvo con Franklin y no se mostró ninguna crisis de depresión, aunque la
personalidad apuntaba a que era una persona sumamente sensible.
Respecto al padre, creo que en muchas ocasiones dejó pasar por alto conductas
inadecuadas, inclusive siento que denigró pasivamente a la madre, no respetando la autoridad de
ésta, y poner al niño por encima de su autoridad. Fue un personaje que al no estar presente todo
el tiempo en casa (al parecer por trabajo, aunque la película no lo indicó formalmente)
recompensaba el tiempo que no pasaba con su hijo haciendo caso omiso a estas conductas y
dando obsequios materiales, mostrando una actitud pasiva hacia la educación en casa.
Para poder tratar este caso, considero que es importante iniciar en casa, trabajar primero
con los padres y la percepción que tienen frente al niño, para que éstos puedan estar en sincronía
a la hora de aplicar métodos disciplinarios y estrategias educativas para con él. Considero que es
importante llegar aún conceso de las conductas permitidas en casa y los métodos para corregir
las que no sean adecuadas; es primordial hacerles ver la necesidad de la congruencia de su rol
como padres y que éstos, sean simétricos con los métodos de corrección.
En el caso de Kevin es importante canalizarlo a un profesionista desde la temprana edad,
para poder mitigar dichas conductas disruptivas antes de que se intensifiquen o generen nuevas.
Aplicar terapia conductual es de suma importancia al inicio de la primera infancia, para
CORNISA- ENSAYO PELÍCULA KEVIN 3

esclarecer cuales son las conductas esperadas y, con ello, establecer objetivos claros y precisos,
de corto y mediano plazo; de igual forma definir las recompensas y las acciones a tomar cuando
la conducta negativa continúe o disminuya.
Si la atención profesional a Kevin continua o se inicia hasta la adolescencia, considero
que un programa cognitivo-conductual es el más útil para alcanzar un grado de introspección en
él, sin dejar aún lado la modificación de conducta.
Considero que, para estos casos, personas que presenten algún trastorno de conducta, es
importante conservar la serenidad, ser paciente y también tener la concentración suficiente para
no dejarse llevar con las conductas que fácilmente pueden aparentar que ya hay un cambio de la
conducta permanente. La modificación de conducta es lenta e inclusive debe de haber un
monitoreo de éstas una vez que el programa conductual haya terminado.
Trabajar con los trastornos de conducta, como cualquier otro que apremie la modificación
de ésta, puede llegar hacer extenuante debido a que es un largo proceso, con muchas situaciones
de altas y bajas; pero también es todo un reto el cual puede llegar a redefinir el rol como
profesionista e inclusive como individuo, logrando una mayor empatía y acercamiento a otros,
reconociendo las diferencias que existe en cada uno de los individuos, así también puede llegar a
replantearse cuál es el objetivo y finalidad desde el rol profesional.