Está en la página 1de 6

1.

2 Influencia de los Filósofos e Influencia de


la Revolución Industrial
1.3 Influencia de los Filósofos
Desde la antigüedad la administración ha recibido gran influencia de
la filosofía:
Sócrates: La administración como habilidad personal separada del conocimiento
técnico y de la experiencia.
Platón: Se preocupó profundamente por los problemas políticos y sociales
inherentes al desarrollo social y cultural del pueblo griego.
Aristóteles: Estudió la organización del Estado y distingue tres formas de
administración pública (monarquía o gobierno de una persona que puede redundar
en tiranía; aristocracia o gobierno de una élite que puede degenerar en oligarquía;
democracia o gobierno del pueblo que puede convertirse en anarquía)
Francis Bacon: Bacon se anticipó al principio conocido en administración como
principio de la prevalecía de lo principal sobre lo accesorio.
Rene Descartes: Fue el creador de las famosas coordenadas cartesianas y le dio
un impulso muy valioso a las matemáticas y a la geometría de la época. En filosofía
se hizo célebre por su libro El discurso del método.
Tomas Hobbes: Desarrolló una teoría del origen contractualita del estado, según la
cual el hombre primitivo que vivía en estado salvaje, pasó lentamente a la vida
social mediante un pacto entre todos.
Jean-Jacques Rousseau: Desarrollo la teoría del contrato social: el Estado surge
de un acuerdo de voluntades.
Karl Marx y Friedrich Engels: Propusieron una teoría del origen económico del
Estado. El surgimiento del poder político y del Estado no es más que el fruto de la
dominación económica del hombre por el hombre. El estado se convierte en un
orden coercitivo, impuesto por una clase social explotadora.

1.4 Influencia de la Revolución Industrial:


El cambio que se produce en la Historia Moderna de Europa por el cual se
desencadena el paso desde una economía agraria y artesana a otra dominada por
la industria y la mecanización es lo que denominamos Revolución Industrial.
En la segunda mitad del siglo XVIII, en Inglaterra, se detecta una transformación
profunda en los sistemas de trabajo y de la estructura de la sociedad. Es el
resultado de un crecimiento y de unos cambios que se han venido produciendo
durante los últimos cien años; no es una revolución repentina, sino lenta e
imparable. Se pasa del viejo mundo rural al de las ciudades, del trabajo manual al
de la máquina.
Los campesinos abandonan los campos y se trasladan a las ciudades; surge una
nueva clase de profesionales.
Algunos de los rasgos que han considerado definitorios de la revolución industrial
se encuentra en el montaje de factorías, el uso de la fuerza motriz… además de los
cambios que trajo: se pasa de un taller con varios operarios a grandes fábricas, de
la pequeña villa de varias docenas de vecinos a la metrópoli de centenas de miles
de habitantes.
Esta revolución viene a ser un proceso de cambio constante y crecimiento continuo
donde intervienen varios factores: las invenciones técnicas (tecnología) y
descubrimientos teóricos, capitales y transformaciones sociales (economía),
revolución de la agricultura y al ascenso de la demografía. Estos factores se
combinan y potencian entre sí, no se puede decir que exista uno que sea
desencadenante.
Las enormes transformaciones económicas que conocerá Europa (comenzando
estos cambios Gran Bretaña) a partir del siglo XVIII modificarán en gran medida un
conjunto de instituciones políticas, sociales y económicas vigentes en muchos
países desde al menos el siglo XVI que suelen denominarse como El Antiguo
Régimen.

1.5 Influencia de los Economistas


INFLUENCIA DE LOS ECONOMISTAS EN LA ADMINISTRACIÓN:

Las ideas básicas de los economistas clásicos liberales constituyeron el principio del
pensamiento administrativo de nuestros días, en este lapso de tiempo se
desarrollaron una gran cantidad de teorías económicas concentradas en la
explicación de los fenómenos empresariales (microeconómicos) y basadas
inicialmente en datos empíricos, o sea, en la simple experiencia y en las tradiciones
del comercio de la época.
El propio creador de la escuela clásica de la economía, fue Adam Smith (1723-
1790). Adam Smith, se conoce por sus contribuciones a la doctrina de la economía
clásica, pero su análisis en La Riqueza de las Naciones, que se publicó en 1776,
incluía un brillante argumento sobre las ventajas económicas que las organizaciones
y la sociedad podrían obtener de la división del trabajo.

En 1776 Adam Smith, considerado como el padre de la Economía clásica publica su


obra La riquezas de las naciones, en donde aparece la doctrina del Laissez-Faire
(dejar hacer, dejar pasar), que sirvió de base filosófica a la revolución industrial y
que ha tenido su aplicación en la administración y en la economía; él anunció el
principio de la división del trabajo, considerándolo necesario para especialización y
para el aumento de la producción.
James Mill (1773-1836), economista liberal, sugiere en su libro Elementos de
economía política, publicado en 1826, una serie de medidas relacionadas con los
estudios de tiempos y movimientos, como medio para obtener el incremento de la
producción en las industrias de la época.
David Ricardo (1772-1823). Publica el libro Principios de economía política y
tributación, en donde estudia el trabajo (enfocado como elemento de costo), el
capital, el salario, la renta, la producción, los precios y el mercado.
Newman señalo que las funciones de la administración son:

- la planeación;
- el orden;
- la conducción de los diferentes procesos de producción.

John Stuart Mill (1806-1873), filósofo utilitarista, hijo de James Mill, publicó también
un libro, Principios de Economía Política, donde propone un concepto de control
básicamente orientado hacia el problema de cómo evitar hurtos en las empresas

1.6 La Administración en la Sociedad Moderna

Es un fenómeno universal en el mundo moderno, que cada Empresa debe alcanzar


objetivos en un campo de competencia, decidido a tomar decisiones correctas.

Es una necesidad de las Empresas, ya que la administración está encargada de


coordinar múltiples actividades, dirigir personas, evaluar el desempeño con base en
objetivos determinados.

ADMINISTRACION MODERNA
No puede cometer errores o recurrir a estrategias de ensayo de error.

El administrador no es el ejecutor, si no el responsable del trabajo de los otros


subordinado a él.

El ADMINISTRADOR
Es un profesional cuyo formación es amplia y variada.
Necesita conocer disciplinas Heterogenias como:
Matemáticas
Derecho
Psicología
Sociología
Estadística
* Necesita trabajar con personas que ejecuten tareas, que planeen, organicen,
controlen, asesoren, investiguen.
* Siempre va a estar al tanto a los eventos pasados y presentes, así como a las
previsiones a futuro.
* Es responsable de la dirección de otras personas que siguen sus órdenes y
orientaciones.
* Es un agente de cambio y de transformación en las empresas. (Externa
e internamente)
* El administrador no es un héroe, sino un agente que conduce por nuevos rumbos,
procesos, objetivos, estrategias, tecnologías y horizontes.

* Es un agente educador, modificador de los


comportamientos y actitudes de las personas.

* Se profundiza y deja huellas en el campo


Profesional. (Personas – Empresa)
Las empresas necesitan no solo un administrador si no un equipo de
administradores en varios niveles, áreas y funciones, para dirigir las diversas
actividades, dentro del conjunto integrado armonioso de esfuerzo, los profesionales
cuando son promovidos en las empresas debe aprender a administrar y adquirir
nuevos conocimientos y posturas.

1.7 Enfoque Clásico de la Administración Científica y Teoría Clásica de la


administración.

En el empezar el siglo XX, dos ingenieros desarrollaron los primeros trabajos


respecto a la administración. Frederick Winlow Taylor era americano, y desarrolló la
llamada Escuela de Administración Científica, preocupado por aumentar la eficiencia
de la industria a través de la racionalización del trabajo operario. El otro era
europeo, Henri Fayol, y desarrolló la llamada teoría clásica, preocupado por
aumentar la eficiencia de su empresa a través de su organización y de la aplicación
de principios generales de administración con bases científicas. A pesar de que
ellos no se hayan comunicado entre sí y hayan partido de puntos de vista diferentes
y aun opuestos, lo cierto es que sus ideas constituyen las bases del llamado
enfoque clásico tradicional de la administración, cuyos postulados dominaron
aproximadamente las cuatro primeras décadas de este siglo el panorama
administrativo de las organizaciones.
La Escuela De La Administración Científica, desarrollada en los Estados Unidos, a
partir de los trabajos de Taylor. Era formada principalmente por ingenieros, como
Frederick Winslow (1856-1915), Henry Lawrence Gantt (1.861-1931), Frank Bunker
Gilbreth (1868-1924), Harrington Emerson (1853-1931) y otros Henry Ford (1863-
1947), suele ser incluido entre ellos, por haber aplicado sus principios. La
preocupación básica era aumentar la productividad de la empresa mediante el
aumento de la eficiencia en el nivel operacional, esto es, en el nivel de los operarios.
De allí el énfasis en el análisis y en la división del trabajo operario, toda vez que las
tareas del cargo y el ocupante constituyen la unidad fundamental de la organización.
En este sentido, el enfoque de la administración científica es un enfoque de abajo
hacia arriba (del operario hacia el supervisor y gerente) y de las partes (operarios y
sus cargos) para el todo (organización empresarial). Predominaba la atención en el
trabajo, en los movimientos necesarios para la ejecución de una tarea, en el tiempo-
patrón determinado para su ejecución: ese cuidado analítico y detallado permitía la
especialización del operario y la reagrupación de los movimientos, operaciones,
tareas, cargos, etc., que constituyen la llamada "organización racional del trabajo"
(ORT). Fue además de esto, una corriente de ideas desarrollada por ingenieros, que
buscaban elaborar una verdadera ingeniería industrial dentro de una concepción
eminentemente pragmática. El énfasis en las tareas es la principal característica de
la administración científica.

La corriente de los anatomistas y fisiologistas, desarrollada en Francia, con los


trabajos del Ingeniero Fayol. Esa escuela estaba formada principalmente por
ejecutivos de las empresas de la época. Entre ellos Henri Fayol (1841-1925), James
D. Mooney, Lyndall F. Urwick (n.1891), Luther Gulick y otros. Esta es la corriente
llamada Teoría Clásica. La preocupación básica era aumentar la eficiencia de la
empresa a través de la forma y disposición de los órganos componentes de la
organización (departamentos) y de sus interrelaciones estructurales. De allí el
énfasis en la anatomía (estructura) y en la fisiología (funcionamiento) de la
organización. En este sentido, el enfoque de la corriente anatómica y fisiologista es
un enfoque inverso al de la administración científica: de arriba hacia abajo (de la
dirección hacia la ejecución) del todo (organización) hacia sus partes componentes
(departamentos). Predominaba la atención en la estructura organizacional, con los
elementos de la administración, con los principios generales de la administración,
con la departamentalización. Ese cuidado con la síntesis y con la visión global
permitía una manera mejor de subdividir la empresa bajo la centralización de un jefe
principal. Fue una corriente eminentemente teórica y "administrativamente
orientada". El énfasis en la estructura es su principal característica.

1.8 Teoría del Comportamiento en la Administración

Teoría del comportamiento en la administración


Un nuevo enfoque de la teoría administrativa, se enfoca en en la ciencia del
comportamiento y en el abandono de las teoría anteriores (Clásica, relaciones
humanas y burocrática), adopta posiciones explicitas y descriptivas sobre el
comportamiento de las personas en la organización

Los principales exponentes de la teoría del comportamiento en la administración:


Kurt Lewin, Herber A Simon, Douglas Mc Gregor, Rensis Likertt, Chris Argyris,
Abraham Maslow, Frederic Herzberg, David McClelland.
1.9 Enfoque Sistemático de la Administración en la Actualidad.

Desde entonces, este enfoque sistémico se desplazó a todas las áreas del
conocimiento, sin que la Administración quedara exenta de este proceso de sumar
los saberes y metodologías de otras áreas y campos, en pro de potenciar y
beneficiar las tareas que lleva a cabo este proceso humano y social con el objetivo
de evaluar, organizar, dirigir, planificar, proyectar y vigilar la gestión organizativa.
A nivel evolutivo, a raíz de la adquisición del enfoque sistemático, la Administración
pasó de un pensamiento reduccionista a una visión expansionista, a través del cual
asumía que todo fenómeno concreto en realidad pertenecía a una realidad mayor.
Así mismo, el nuevo pensamiento sintético de la Administración la hacía concebir la
idea de un sistema mayor, en el cual el fenómeno era apenas una parte. Por último,
la Administración también tomó un pensamiento teleológico, en el cual no de toda
causa necesariamente debe surgir una causa.

De esta forma, la Administración evolucionaba de una disciplina basada en una


concepción reduccionista, analítica y mecanicista, a una nueva disciplina de
concepción interdisciplinaria y que basaba su filosofía en un pensamiento de tipo
expansionista, sintético y teleológico, cambiando totalmente de perspectiva y
entendiendo el conocimiento y su propia naturaleza como parte de una red de
disciplinas entrelazadas, es decir, se pudo entender a sí misma bajo una visión
sistemática, siendo tal vez la manifestación más significativa de este proceso la
inclusión de la cibernética dentro del enfoque sistemático de la Administración.