Está en la página 1de 5

ANÁLISIS CONSTITUCIÓN POLITICA DEL PERÚ

ARTÍCULO 2

INCISO 5

A solicitar sin expresión de causa la información que requiera y a recibirla de cualquier


entidad pública, en el plazo legal, con el costo que suponga el pedido. Se exceptúan las
informaciones que afectan la intimidad personal y las que expresamente se excluyan por
ley o por razones de seguridad nacional.

El secreto bancario y la reserva tributaria pueden levantarse a pedido del juez, del Fiscal
de la Nación, o de una comisión investigadora del Congreso con arreglo a ley y siempre
que se refieran al caso investigado.

ANALISIS:

Se puede solicitar las funciones públicas información, sin dar a conocer la causa por la
que requiera y a recibirla de cualquier entidad pública, en el plazo legal y con el costo
que suponga el pedido, con la excepción que no se puede solicitar información que afecte
la intimidad personal o privacidad familiar.

Otro aspecto en el derecho es ser informado, titulares resultan todos los ciudadanos como
sujetos de la libertad de información y con derecho a conocer los hechos que le atañen,
en consecuencia se erige en fundamento del Estado de Derecho, qué parte de un pre-
requisito; reconocer la pluralidad democrática y que se garantiza el derecho a comunicar
y recibir libremente información veraz, de interés público, en cualquier medio de difusión
(Aldo Vázquez Ríos).

En ese sentido, el derecho derivado a la información pública también implica el derecho


de toda la persona a la verdad, se convirtió en la obtención de una información fidedigna
e indiscutible de parte de la Administración.

INCISO 6

A que los servicios informáticos, computarizados o no, públicos o privados, no


suministren informaciones que afecten la intimidad personal y familiar.

ANÁLISIS:
El derecho a la intimidad es el derecho que permite al individuo desarrollar su propia
vida, que todos deben guardar la reserva de los detalles de la vida de los demás, con un
grado mínimo de interferencia, libre de perturbación que ocasionen otros individuos o
autoridades públicas.

Se viola este derecho cuando un aspecto de la vida personal o familiar del individuo es
dado a conocer sin su consentimiento. Si la persona fallece, la protección es ejercida por
sus ascendientes, descendientes y por su cónyuge.

Este derecho protege la información, así como el servicio público o privado puede enviar
información que afecte la integridad personal y familiar.

Intimidad es la parte interior que solo cada uno conoce de sí mismo. es el grado máximo
de inmanencia, es decir, que se almacena en el interior.

INCISO 7

Al honor y a la buena reputación, a la intimidad personal y familiar así como a la voz y a


la imagen propias.

Toda persona afectada por afirmaciones inexactas o agraviadas en cualquier medio de


comunicación social tiene derecho a que éste se rectifique en forma gratuita, inmediata y
proporcional, sin perjuicio de las responsabilidades de ley.

ANÁLISIS:

El derecho al honor consiste en la protección del sentimiento de autoestima o de la


apreciación positiva que la persona hace por sí mismo.se atenta contra este honor cuando
se nos ofende en público o en privado o se agrede sin sustento nuestro prestigio.

Cuando en un medio de comunicación social (diarios, revistas, estaciones de radio o


televisión, etc) se afecta nuestro honor y reputación, tenemos el derecho de exigir que
éste se rectifique, de forma inmediata y con la misma importancia con la que se difundió
el agravio. Expliquemos por separado cada derecho:

El llamado derecho a la imagen se regula como manifestación de los derechos de la


personalidad, junto con el derecho al honor y el derecho a la intimidad (implican la
existencia de un ámbito propio y reservado frente a la acción y conocimiento de los
demás, necesario para mantener una calidad mínima de la vida humana), son derechos
que forman parte de los bienes de la personalidad que pertenecen al ámbito de la vida
privada.

Con respecto al derecho al honor ya la reputación, Juan Espinosa Espinosa señala que el
derecho al honor es la situación jurídica en la que se reconoce a la persona en tanto un
valor en sí misma y depositaría de una dignidad especial y frente a ella se la protege
respecto de los juicios de valor que se pueden hacer de ella. El honor puede ser subjetivo
(cuando el juicio de valor lo hace la propia persona(, denominado también honra y
objetivo (cuando el juicio de valor lo hace la colectividad), conocido además con el
nombre de la reputación.

Es pacífico en doctrina que sí se ejerce el derecho de sátira, en virtud del animus jocandi,
se pueden tomar ciertas libertades respecto de la imagen de las personas y bromear
respecto de ellas, lo cual es socialmente aceptable.

El derecho a la intimidad es una situación jurídica en la que se tutela el espacio individual


y familiar de privacidad de la persona, conformados por experiencias pasadas, situaciones
actuales, características físicas y psíquicas no ostensibles y, en general, todos aquellos
datos que el individuo desea que no sean conocidos por los demás, porque de serlo sin su
consentimiento le ocasionarían incomodidad y fastidio.

INCISO 8

A la libertad de creación intelectual, artística, técnica y científica, así como a la propiedad


sobre dichas creaciones y a su producto. El Estado propicia el acceso a la cultura y
fomenta su desarrollo y difusión.

ANALISIS:

La libertad de creación consiste en el derecho que tenemos de desarrollar nuestra


creatividad (intelectual, artística, técnica o científica) sin limitaciones ni prohibiciones.

La Constitución nos garantiza la protección jurídica sobre nuestras creaciones, es decir,


el derecho a ser reconocido autor de nuestra creación. Asimismo, la protección
económica que consiste en el derecho del autor de recibir un beneficio patrimonial por la
utilización económica que hagan otros de nuestro talento, debiendo para ello registrarse
el invento o la idea.

INCISO 9

A la inviolabilidad del domicilio. Nadie puede ingresar en él ni efectuar investigaciones


o registros sin autorización de la persona que lo habita o sin mandato judicial, salvo
flagrante delito o muy grave peligro de su perpetración. Las excepciones por motivos de
sanidad o de grave riesgo son reguladas por la ley.

ANÁLISIS:

El derecho inglés estableció que el domicilio es un recinto sagrado para el estado o


particulares, al cual no se puede acceder sin autorización libre del titular. Sin embargo se
pueden ingresar al domicilio de una persona de manera excepcional: por mandato
judicial, cuando se esté cometiendo delito flagrante, cuando haya peligro inminente de la
perpetración de un delito, por razones de sanidad, o que se presenten motivaciones de
grave riesgo, legítimamente comprobadas.

Parece poco dudoso que todas las ciencias de un sujeto, y no sólo la habitual, han de
conceptuarse como domicilio constitucional. Así, las denominadas segundas viviendas,
residencias de verano o similares, son plenamente domicilios en sentido constitucional.

Los domicilios ocasionales

Entendemos, por tales las habitaciones de hoteles a cualquier tipo de residencia ocasional.
Parece que también este tipo de residencias queda plenamente comprendido dentro de la
garantía constitucional, por muy transitoria que sean. En efecto, si alguien se encuentra
fuera de su domicilio habitual y con independencia de que este siga, como es obvio,
constitucionalmente garantizado con la inviolabilidad, el lugar donde se aloja es donde
de manera efectiva el sujeto reside y mantiene su vida privada en ese momento, y, por
tanto, queda también amparado por la protección constitucional (la inviolabilidad de
domicilio, publicado por la revista Abogados, N° 3, Año III, pags. 54-55)

Bibliografía
Raúl Chanamé, O. (2011). LA CONSTITUCIÓN DE TODOS LOS PERUANOS. Lima,
Perú: Cultura Peruana.