Está en la página 1de 8

PREGUNTAS Y RESPUESTAS FUNDAMENTALES SOBRE CASO

CHEVRON, LAUDO ARBITRAL Y LA DEFENSA DE LOS INTERESES DEL


ECUADOR

COLECTIVO DE ABOGADOS POR LA DEMOCRACIA 1

1. ¿Desde cuándo operó Texaco en la Amazonía y por qué ahora las


acciones son contra Chevron?

La empresa transnacional Texaco, que fue fundada en 1901 operó en el Ecuador


desde 1964 a 1992. En 1999 emprendió un proceso de fusión con la empresa
CHEVRON (1879), la misma que se concretó en el año 2001. Se ha convertido en
el segundo productor de petróleo de Estados Unidos y en el segundo trimestre
de 2018 su producción promedio por día fue superior a los 2.83 millones de
barriles y las ganancias netas en el mismo segundo trimestre de 2018 2 fue de
3410 millones de dólares; estos datos nos permiten evidenciar el poder de la
gran transnacional y la razón por la que este tema ha sido uno de los aspectos
pendientes en la agenda de negociaciones de Estados Unidos con Ecuador, que
al perderse una perspectiva soberana en el manejo de las relaciones
internacionales, deja al país y a los pobladores indefensos frente al poder de
una de las más grandes transnacionales del planeta.

2. ¿Cuál es la magnitud del daño social y ambiental provocado por


Texaco?

La transnacional Texaco extrajo millones de barriles de petróleo sin utilizar los


métodos acordados en el contrato de explotación para la preservación de la
naturaleza a pesar de que los patentaba y utilizaba en EEUU. Esta falta de
responsabilidad con el país y el planeta le significó un “ahorro” de más de 8000
millones de dólares pero provocó más de 2000000 de hectáreas contaminadas
por la mala práctica de Texaco.

Según un estudio publicado por la Cancillería del Ecuador (El caso


Chevron/Texaco. La lucha por la justicia ambiental y social en el Ecuador):
“Durante los años en que Texaco estuvo en Ecuador, perforó y operó 356 pozos

1
El presente informe es una edición y síntesis realizada por Virgilio Hernández de otros
trabajos como: Caso Chevron. La verdad no contamina, publicada en el 2013 por el Diario El
Telégrafo, escrita por Orlando Pérez y Nelson Silva; El caso Chevron/Texaco. La lucha por la
Justicia Ambiental y Social en el Ecuador, producida por el Ministerio de relaciones exteriores y
Movilidad Humana y aportes de Alexis Mera Giler sobre el laudo del 30 de agosto de 2018.
2Chevron - PrecioPetroleo.net
https://www.preciopetroleo.net/chevron.html

1
de petróleo y abrió al menos 1.000 piscinas en la selva, algunas de forma
clandestina, donde se arrojaban residuos de todo tipo, como crudo, aguas y
lodos tóxicos. El contenido contaminante de ciertas piscinas era incendiado
junto a la vegetación a 200 metros a la redonda. En el proceso, además de los
gases contaminantes lanzados a la atmósfera, se contaminaban las aguas y
tierras, el ambiente y cualquier ser vivo en las cercanías… La transnacional
petrolera es responsable del derrame de no menos de 15.8 mil millones (59.9 mil
millones de litros) de residuos de petróleo y 28.5 millones de galones (108
millones de litros) de petróleo bruto en la Amazonía”

Con informes de auditoría y de la Contraloría General del Estado previos, la


transnacional se comprometió a la remediación ambiental, aunque en este
mismo documento, ya actuó de manera dolosa con el Estado, puesto que
asumía su responsabilidad en proporción a lo que en ese momento disponía en
acciones el Consorcio CEPE-TEXACO (62.5%) y la empresa multinacional
Texaco (37.5%), aunque la operación que ocasionó el desastre ambiental fue de
Texaco. Según la Contraloría General 549 piscinas fueron realizadas, de las
cuales 225 fueron incluidas en el Plan de Acción de Reparación Ambiental y
solo se “remediaron” de forma anti-técnica 158 piscinas, ocasionando daños
que 25 años después aún pueden constatarse en la Amazonía.

Texaco contaminó 3 el suelo, esteros, pantanos, ríos y cauces naturales con


464´766.540 barriles de agua de formación; derramó millones de barriles de
petróleo y quemó, sin adoptar medidas para disminuir la contaminación,
235.000 millones de pies cúbicos de gas.

Según el libro Las palabras de la Selva, los efectos sobre la población indígena y
colona de las provincias de Sucumbíos y Orellana, son un gran indicador,
presentándose una alta incidencia de cáncer (estómago, útero y leucemia);
según otra publicación realizada por Adolfo Maldonado y Alberto Narváez en
2003 se concluyó que el 82,4% de la población en áreas de influencia se ha
enfermado alguna vez por la contaminación, entre las principales,
enfermedades de la piel, complicaciones respiratorias, digestivas y de la vista.

Además, cerca del 75% de la población cercana a las áreas donde operó Texaco
se vio afectada por la perdida parcial o total de sus cultivos y el 94% de familias
ha perdido animales domésticos (vacas, cerdos y gallinas) a causa de la
contaminación, profundizando de esta manera la frágil situación económica de
miles de familias.

Por estas razones, más de 30000 habitantes del nororiente de la Amazonía


interpusieron en el año 1993, una demanda a la Compañía Texaco para exigirle
que repare el daño causado al ambiente y a millares de familias del nororiente.

3 Pérez Orlando, Silva Nelsón, Caso Chevron La verdad NO contamina, El Telégrafo, 2013, Quito

2
3. ¿Por qué Texaco se niega a reconocer el juicio en las cortes
ecuatorianas?

Porque la justicia ecuatoriana, en un fallo de casación del año 2013, le obligó al


pago de más de 9500 millones de dólares de indemnización a los miles de
afectados, la misma que fue ratificada por la Corte Constitucional en julio del
2018, cuando rechazó la acción de protección interpuesta por la empresa y
ratificó, de esta manera, el contenido de las sentencia emitida por la justicia
ecuatoriana.

Es preciso recordar que esta acción de los pobladores se presentó en 1993, año
en que indígenas y colonos locales se organizaron para exigir reparaciones por
los daños ambientales y sociales causados por la empresa estadounidense.

Un primer proceso judicial se inició en EEUU en el año 1993. Este fue


obstaculizado diez años por Texaco, que insistía en trasladar el caso a una corte
ecuatoriana que estimaban eran “idóneas” para conocer el caso. En 2002 las
cortes estadounidenses aprobaron el traslado, y Chevron-Texaco se
comprometió a respetar las decisiones de las Cortes del Ecuador sobre el caso;
sin embargo, antes de que se diera la sentencia en primera instancia (en el año
2011), Chevron denunció que los tribunales ecuatorianos eran corruptos y apeló
la sentencia ante una sala de la Corte Provincial de Sucumbíos. No obstante, el
proceso siguió su curso y la sentencia en casación obligó a Chevron a pagar 9,5
mil millones de dólares.

4. ¿Cuáles han sido las acciones que ha desarrollado Chevron contra el


Estado ecuatoriano y por qué?

Frente a esta acción de los pobladores ha sido la empresa CHEVRON la que ha


demandado al Estado ecuatoriano, buscando presionarle para que incida sobre
la justicia ecuatoriana y los pobladores, para que estos desistan de las acciones
contra la petrolera. Chevron demandó al Estado en tres ocasiones ante
tribunales de arbitraje:

Chevron I: En el 2004, Chevron demandó a Petroecuador en Nueva York


argumentando que las partes no operadoras del Consorcio formado en el
Ecuador debían indemnizar al operador (Texaco) por cualquier sentencia
dictada en su contra relacionada con las actividades desarrolladas. En el año
2009, un juez de la Corte Federal de Nueva York aceptó la posición del Estado
ecuatoriano de que no estaba obligado a ir a un arbitraje iniciado por Chevron-
Texaco.

Chevron II: En el año 2006, Chevron demandó al Estado ecuatoriano ante la


Corte
Permanente de Arbitraje de La Haya por incumplimiento del TBI suscrito en
1993
entre Ecuador y EEUU y por retraso indebido el proceso judicial ecuatoriano. El
3
Ecuador fue condenado a pagar 77 millones más intereses de dólares pero
Ecuador interpuso argumentos para anular la ejecución de esta sentencia.

Chevron III: en 2009, Chevron demandó al Estado ecuatoriano ante la Corte


Permanente de Arbitraje de La Haya por incumplimiento del TBI suscrito en
1993 con los EEUU, incumplimiento del Acta de Finiquito del 1998 firmada en
el gobierno de Jamil Mahuad (que liberaba a Texaco de sus responsabilidades
frente al Estado) y responsabilidad de Petroecuador en el daño ambiental. Este
es el caso que ahora ha fallado por parte del tribunal arbitral de la Haya, no de
la Corte de Justicia Penal Internacional.

La resolución establece que Ecuador violó un artículo del Tratado Bilateral de


Protección de Inversiones con Estados Unidos y por tanto deberá pagar una
indemnización que todavía no ha sido determinada. Este laudo del Tribunal
Arbitral Permanente de la Haya emitido el 30 de agosto de 2018, establece que
la determinación del monto a pagar por Ecuador deberá señalarse en un
proceso que iniciará en los 90 días siguientes y además, en una clara violación a
nuestro ordenamiento constitucional y legal, ordena que el Estado ecuatoriano
no ejecute e impida que pobladores intenten ejecutar la sentencia que las cortes
ecuatorianas emitieron contra la empresa Chevron y a favor de los pobladores.

El gobierno del ex Presidente Rafael Correa impulsó la campaña “La mano


sucia de Chevron”, en el año 2013, frente a estas acciones internacionales
impulsadas por Chevron Texaco en las cortes de Arbitraje Internacional en
contra del Estado ecuatoriano y para contrarrestar la campaña de desprestigio
orquestada por la empresa transnacional contra el Estado ecuatoriano en la que
ha invertido millones de dólares. Fue esta campaña la que permitió que se
conozca en el mundo el ecocidio cometido por Chevron y se denuncie las
graves afectaciones contra los pobladores y la amazonía ecuatoriana.

5. ¿Son procesos diferentes la acción de los pobladores reunidos en la


UDAPT Y y las acciones del Estado ecuatoriano?

Son dos procesos absolutamente distintos, el uno es una causa de los pueblos
indígenas y pobladores y las otras son acciones del Estado ecuatoriano, que le
correspondía defenderse al haber sido demandado en cortes de arbitraje por la
transnacional Chevron-Texaco.

Como dice Pablo Fajardo, abogado de los demandantes: “Uno es el caso que la
UDAPT junto a los pueblos hemos llevado en estos 25 años contra Chevron y
otro es el arbitraje de Chevron contra Ecuador. Sin embargo, el día de hoy (30
agosto de 2018) el panel de arbitrajes publica un laudo arbitral contra el Estado
ecuatoriano, en el cual ordena, que viole la Constitución del Ecuador y ordene a
los jueces que no ejecuten la sentencia nuestra. Además, les ordena que tome las
medidas necesarias para que impida que los afectados podamos hacer cumplir
la sentencia fuera de Ecuador. Lo que dispone el panel de arbitraje es ilegal y
atenta contra la seguridad jurídica de los afectados y del país. Es más ese
4
arbitraje se basa en un TBI, suscrito entre Ecuador y Estados Unidos en el año
1997, en éste caso aplicado de forma retroactiva. Cualquier persona razonable,
podría pensar que el Estado se defendería y al menos protestaría por la
ilegalidad del arbitraje. Pero eso no ocurre hoy. Hemos escuchado a un
procurador y al Secretario Particular de la Presidencia, hacerle el juego a
Chevron, abogar en favor de Chevron y tratar de buscar culpables casa adentro.
En otras palabras el Estado pretende cumplir con un ilegítimo laudo arbitral y
sacrificar los derechos de los pobladores de las Provincias de Orellana y
Sucumbíos. Esto es inaceptable. Como UDAPT rechazamos el laudo arbitral y
rechazamos la actitud y posición del Estado ecuatoriano. Alerta compañeros,
debemos actuar. No podemos permitir que nuestros derechos humanos sean
negociados en acuerdos comerciales”.

6. ¿Qué dice en lo fundamental el laudo del 30 de agosto de 2018?

En primer lugar ninguna de las conclusiones del Tribunal, ni de lejos, habilitan


para demandar al Gobierno anterior. No sólo que el laudo no habilita para
demandar al Gobierno anterior, sino que expresamente INHABILITA para
hacerlo.

En varias partes, se dicen cosas como estas:

1. Que no hay ninguna evidencia (como alegaba Chevron) que el


Presidente Correa ni sus dependientes hayan llamado a algún juez por el
Juicio de Lago Agrio, ni durante, ni después. (ref. 4.286)
2. Que tampoco es verdad, ni se aceptó, la tesis de Chevron de que Ecuador
es un país con “corrupción institucionalizada” (8.61).
3. Que toda la campaña de Correa de “la mano sucia de Chevron” no afectó el
proceso, aunque la calificó de “lamentable”. (8.69) Además, se rechazó
que haya existido “intervención” del Gobierno en el caso, por cuanto dos
altos ejecutivos de Chevron fueron absueltos por la Fiscalía durante el
gobierno de Correa.
4. Que, en definitiva, el Poder Ejecutivo no tiene nada que ver con este
tema, sino sólo el Poder Judicial, al que lo hace exclusivamente
responsable, y la Corte Constitucional que desechó en julio de este año la
acción de protección interpuesta por la empresa y ratificó la sentencia de
la Corte Nacional.

Además el laudo reconoce, como lo han señalado por más de veinte y cinco
años los afectados, que si existió contaminación e incluso llegan a afirmar: “Que
lamentan sobremanera que los reclamos de las personas de la amazonia no
hayan sido arreglados por Chevron en estos años. Pero que aquello no “es parte
de esta decisión”

5
En lo de fondo, el Tribunal Arbitral, ratifica todos y cado uno de los reparos que
se han realizado respecto de los tribunales de arbitraje y tratados bilaterales de
inversión, puesto que:

1. El Tribunal se había declarado competente, a pesar que Texaco se fue en


1992 y el TBI con USA se firmó 3 años después. Lo aplicaron de forma
retroactiva y se ratificaron.
2. Porque Durán Ballén había declarado a Texaco en 1995, y lo ratificó
Mahuad en 1998, libre de toda responsabilidad para con el Estado,
incluyendo también acuerdos de liberación de responsabilidades
firmados por los Municipios y Prefectura (Eliseo Azuero, actual
asambleísta) a favor de la empresa Chevron. Con estos antecedentes
suscritos por gobiernos contrarios al interés nacional, el caso siempre
fue cuesta arriba, ya que el Gobierno de Durán Ballén y luego el de
Mahuad comprometieron al Ecuador a defender a Texaco de toda
demanda por daños ambientales, y asumir cualquier pasivo ambiental.
3. El Tribunal ya había resuelto que Texaco estaba indemne de todo
reclamo por derechos difusos, esto es, por reclamos a nombre de las
comunidades. Sólo aceptaría reconocer indemnizaciones individuales.
4. El Tribunal concluyó que la sentencia es sólo por derechos difusos, por lo
que la considera ilegal, improcedente e inaplicable en cualquier parte del
mundo.

Indigna advertir como estos tribunales arbitrales son solícitos con las grandes
transnacionales: Se probó en el proceso que Chevron pretendió alterar peritajes
para que lo sucio salga limpio en la Amazonia. Pero de ese tema, gravísimo sobre
todo en el derecho anglosajón, los árbitros hacen mutis por el foro.

Con respecto a la sentencia de Lago Agrio dicen que, a pesar nunca se pudo
probar que alguien le pasó algún archivo a la computadora del Juez para que
haga la sentencia tienen suficiente evidencia que el juez no la escribió, porque
según el Tribunal Arbitral no tuvo el tiempo para hacerlo, por el estilo de
redacción o por contener datos técnicos, como reportes de salud que no están en
el proceso, sino en las alegaciones de los demandantes.

Por lo que concluyeron que la sentencia es violatoria a los derechos de Chevron


y no debe ser acatada en ninguna parte del mundo.

Como dijo el Procurador, la sentencia no establece indemnizaciones, que pasará


a una nueva etapa del proceso, que puede durar un año más. Pero lo más
probable es que condenen al Ecuador a pagar todos los gastos de abogados de
Chevron, lo cual podría alcanzar cientos de millones, sin contar con daño
moral.

Cabe decir finalmente que este laudo se complica con las decisiones adoptadas
con la aprobación de la mal llamada Ley de Fomento Productivo, que eliminó

6
algunas condiciones para homologación de laudos y sentencias extranjeras, al
mismo tiempo, que permitió la vigencia de TBI, en contra de los dispuesto en la
Constitución de la República.

7. Acciones y preguntas urgentes para el Gobierno Nacional

Este laudo es susceptible de anulación en una corte del Reino de los Países
Bajos, aunque para que tenga éxito requiere de una política de defensa de los
intereses del Estado, en lugar de buscar un nuevo hecho de vendetta política
contra el gobierno del expresidente Rafael Correa, como lamentablemente han
sido las expresiones del Secretario de la Presidencia y del Procurador General
del Estado, quien incluso a inicios de agosto, ya “vaticinó” que se podía perder
las acciones de arbitraje internacional 4, de igual manera ha señalado que la
nulidad la “ve cuesta arriba y que probablemente se pierda” 5 sin contar
adicionalmente con el cabildeo político que ha realizado el Ministro Pablo
Campana 6 desde el año 2017 con la empresa Chevron..

Es urgente que el Procurador General del Estado responda por las acciones que
se han desarrollado durante este año para la defensa de los intereses del
Ecuador; así mismo debe explicar sus declaraciones realizadas en el mes de
agosto y las que señala que la nulidad del laudo arbitral del 30 de agosto las “ve
cuesta arriba”; de igual forma, debería decirle al país la posición que mantuvo
la Procuraduría General del Estado en las modificaciones realizadas respecto a
los TBI en la mal llamada Ley de Fomento Productivo e incluso en aras de la
transparencia sería bueno conocer la historia personal de vinculaciones con
empresas mineras, hidrocarburíferas y transnacionales para saber si
efectivamente se van a defender los intereses del país o no.

De la misma forma, no puede quedar sin respuesta las acciones realizadas por
el Ministro Pablo Campana con el FMI y Chevron, ¿en qué consistieron? ¿a qué
compromisos llegaron? ¿tuvo o no conocimiento el Presidente de la República
Lenín Moreno sobre estas conversaciones?; por último no estaría mal conocer si
efectivamente uno de los abogados de la empresa Chevron en Ecuador es tío
del Secretario de la Presidencia Juan Sebastián Roldán.

4 Entrevista realizada en Teleamazonas el 7 de agosto de 2018. "Altas probabilidades" de perder caso


Chevron, advierte Procurador ...
https://radiohuancavilca.com.ec › Política

5Iñigo Salvador: "Podemos demandar la nulidad de sentencia de La ...


www.ecuadorinmediato.com/index.php?...inigo_salvador...nulidad...

6Ecuador busca diálogo con el FMI y Chevron | El Comercio


https://www.elcomercio.com/actualidad/ecuador-busca-dialogo-fmi-chevron.html

7
El Ecuador requiere acciones claras en defensa de la patria y que el
“progresismo moderno” del Presidente Lenín Moreno demuestre su
compromiso con el Ecuador, evitando que servidores obsecuentes con las
grandes transnacionales protagonicen en pleno siglo XXI un nuevo capítulo de
la “Venta de la Bandera”, como el que realizó en 1894 José María Plácido
Caamaño, en el gobierno “neoconservador progresista” de Luis Cordero
Crespo.