Está en la página 1de 6

Los pingüinos

Los pingüinos son aves marinas reconocibles a simple vista


gracias a su particular apariencia blanca y negra. Aunque los
pingüinos se consideran aves por las plumas que cubren su
cuerpo, no pueden catalogarse como pájaros ya que no
pueden volar y su hábitat natural es el mar, llegan a tocar
territorio continental sólo cuando necesitan reproducirse, criar
a sus pichones o mudar su plumaje.

El mar es quien brinda a los pingüinos el alimento necesario


para sobrevivir y es por eso que prefieren vivir en él. Además,
los pingüinos son excelente nadadores; de hecho, se
mueven a mayor velocidad en el mar que en la tierra.

Características de los pingüinos

 El hábitat natural de los pingüinos es el Hemisferio Sur del


planeta.
 La mayoría de especies de pingüinos prefieren aguas
frías para vivir y sólo pocas lo hacen en aguas tropicales.
 Contrariamente a como sucede en la mayoría de especies
de animales, los pingüinos no utilizan los pulmones para
reservar oxígeno sino que lo hacen a través de los
músculos.
 La velocidad media de un pingüino en nado es de 12
kilómetros por hora.
Alimentación de los pingüinos

Los pingüinos se alimentan fundamentalmente de krill


(pequeño crustáceo similar a un camarón), peces pequeños y
crustáceos; algunas especies, además, se alimentan se
plancton (organismos microscópicos acuáticos). La cantidad
de alimento que consume un pingüino depende de su tamaño,
las especies más grandes consumen más alimento, y además,
de la época del año, cuando mudan, en la temporada de
apareamiento tienden a consumir muy poca comida. Una de
las razones por la que los pingüinos migran tiene que ver con
sus fuentes de alimento, que puede cambiar de un día para
otro, por lo que deben adaptarse a los cambios. Pueden
sobrevivir durante largos períodos sin alimentarse, el pingüino
emperador, por ejemplo, puede aguantar un máximo de tres
meses sin comer.
Los pingüinos
Para empezar, los pingüinos son una especie perteneciente a
la familia de los Spheniscidae la cual se consideran aves
marinas no voladoras. Se encuentran solo las zonas más frías
del Hemisferio Sur.

El descubrimiento de estas aves fue a manos de los europeos


que pisaron por primera vez Vasco de Gama, cuando
realizaron una de las expediciones buscando y analizando este
lugar. El nombre que buscaron para esta especie fue la de
pájaros bobos o también se han citado como pájaros niños.
Estos nombres vienen por el andar que tienen estos animales,
que se asemejan a la de unos niños pequeños que están
aprendiendo a andar y todavía les cuesta aguantar el equilibrio
mientras andan.

Más tarde, fueron los británicos los que al encontrarse con


ellos, les pusieron el nombre de penguins, por sus cabezas de
color blancas. Por un momento se pensó que las alcas, aves
muy parecidas y que comparten ciertas similitudes con los
pingüinos, las cuales podemos verlas en el Hemisferio Norte,
provenían de la misma familia, pero con el tiempo se fue
distanciando esta creencia, siendo dos especies diferentes y
que no se encuentran relacionadas entre sí.

Aunque existen muchas especies de aves que no tienen la


habilidad de volar, los pingüinos son las únicas que están
adaptadas perfectamente al buceo. Esto lo consiguen
gracias a la propulsión de sus alas, que se han transformado
para ellas en unas aletas con unos huesos muy fuertes y con
los que les es más fácil moverse debajo del agua.

Sus huesos son mucho más densos que los de cualquier otra
ave, por lo que son más resistentes a golpes o roturas, siendo
esto también un punto importante en el buceo, ya que al ser
más pesados, pierden flotabilidad ayudándolos a sumergirse
mejor.

Si hablamos de sus patas, estas se encuentran más atrás de


su cuerpo, en un ángulo que les hace más complicado andar
correctamente, pero que cuando van nadando o buceando les
sirve como dos timones que guían y dirigen al animal al lugar
que desea rápidamente. Estos animales, por sorprendente que
parezca se mueven mejor en el agua que en tierra, llegándose
a registrar especímenes que son capaces de alcanzar los 60
km/h, aunque por lo normal van a unos 10 km/h.

Estos animales son capaces de aguantar muchos minutos


debajo del agua, siendo el pingüino emperador el que tiene el
record de inmersión: unos sorprendentes 18 minutos. Para
conocer el secreto de porque pueden aguantar tanto tiempo,
no se encuentra en la reserva de oxigeno procedente de sus
pulmones, sino que la musculatura que tienen dentro de las
alas guardan cantidades enormes de mioglobina, lo que hace
que puedan resistir estos tiempos inmerso en el agua.

Para que los pingüinos sean capaces de habitar las regiones


más frías del Hemisferio Sur han ido evolucionando hasta tener
la posibilidad de retener con facilidad el calor dentro de su
cuerpo. Esto es debido a que poseen una gran capa de grasa
debajo de la piel y sobre estas tres capas de plumaje resistente
e impermeable. La efectividad de esta estructura para retener
el calor hace que las especies que viven en zonas más
templadas tengan problemas de sobrecalentamiento debiendo
de crear otras adaptaciones para sobrevivir, como la
eliminación de ciertas capas de plumaje, o aletas más largas
que actúan como termorregulador.

Los pingüinos, al igual que sus parientes las aves marinas,


tienen una glándula que les posibilita la eliminación eficaz de
la sal que ingieren en cada incursión dentro del mar por lo que
no necesitan beber agua dulce haciéndola potable la que
toman del mar.

La alimentación de los pingüinos se centra principalmente en


los peces, aunque existen especies que únicamente ingieren
plancton. Sea una especie u otra, todas las especies toman en
su dieta diaria gran cantidad de plancton, ingieran o no peces.

Estas aves solo habitan en el Hemisferio Sur, mientras su


presencia en el Hemisferio Norte, no se relaciona con el
ambiente natural sino con el cautiverio.

Las poblaciones de pingüinos se encuentran en aguas


costeras del continente Antártico, en Nueva Zelanda,
Australia, Ecuador, Perú, Argentina, Chile e islas Malvinas. No
obstante, también viven en zonas más tropicales como las Islas
Galápagos, Sudáfrica y América del sur, con la corriente de
Humboldt.

Asimismo, son aves marinas sociables por lo que suelen vivir


en colonias, las cuales aumentarán sus miembros durante la
nidificación. Antes de esta fase, los pingüinos realizan un
cortejo, en el cual, el macho llama la atención de la hembra
inflando su pecho, y estirando la cabeza hacia atrás, mientras
mueve las alas y emite sonidos similares a rebuznos.