Está en la página 1de 2

La Persona Humana / La Cultura

Mtra. María Antonieta Gutiérrez Farías.

Una postura puramente empirista da por resultado una antropología que dice:
hombre = animal evolucionado. Postura reduccionista que contempla sólo el horizonte material.

Por ser un ser espiritual, el hombre es persona. Toda noción de persona se ancla en el espíritu. Implica
facultades superiores: Inteligencia y voluntad.

Persona humana: Substancia individual de naturaleza racional.

Características de la persona:
• Es subsistente: es por derecho propio. Una vez que recibimos el ser, nadie nos lo quita.
• Es trascendente: Mas allá del mundo de la materia, el espíritu no se corrompe. Trascender = salir de.
• Somos únicos e irrepetibles, es decir, ontológicamente incomunicables. Una persona no puede ser otra.
• Somos seres abiertos a la comunicación: Comunicar implica poner algo en común. Somos abiertos a la
comunicación, fundamentalmente con: el que es Fundamento de nuestro ser, el Otro (Dios); con los otros
(los demás); con uno mismo (vida interior), con el mundo (cultura)*. Somos seres de encuentro.
• El ser personal es libre: Los seres no libres están totalmente determinados por las leyes de la naturaleza.
Un “animal evolucionado” no sería libre.

*Por ser seres abiertos es que somos creadores. Comunicamos perfecciones. La creación del hombre es más
bien transformación de lo que ya hay en la naturaleza. Somos co-creadores.
En un sentido muy amplio, cultura es todo aquello que no es naturaleza. Todo el trabajo del hombre con la
naturaleza para crear cosas nuevas.

Cultura: Es todo aquello que el hombre hace, conforma y produce en la naturaleza contribuyendo a su
perfección1.
Todo cuanto existe en el universo, incluyendo al hombre mismo, tiene una naturaleza que, en cada ente, está
ordenada a un fin. Este fin de cada ente está a su vez ordenado al fin último de todo el universo. El hombre es
el único ser del ámbito corpóreo que, por su racionalidad, es capaz de tomar conciencia esto y está por tanto
llamado a contribuir a que cada una de las cosas que conforman su entorno alcance dichos fines2.

También el trabajo con nuestra propia naturaleza es cultura. Se cultiva el espíritu.


La cultura tiene dos dimensiones:
Cultura objetiva: El trabajo del hombre con el mundo exterior.
Las obras de la cultura material hacen aparecer siempre una “espiritualización” de la materia ya que se da
una sumisión del elemento material a las fuerzas espirituales del hombre, es decir, a su inteligencia y
voluntad. Por otra parte, las obras de la cultura espiritual manifiestan, de forma específica, una
“materialización” del espíritu, una encarnación de lo espiritual3.
Cultura subjetiva: El trabajo del hombre consigo mismo, con su propia naturaleza.
En la cultura personal son fundamentales las virtudes: Segunda naturaleza que añadimos a nuestra naturaleza
para hacerla mejor. Hay virtudes intelectuales y también morales, para la voluntad y los apetitos. También se
cultiva la parte física: la salud.

1
Ocampo Ponce, Manuel. Filosofía de la Cultura. EDICEP. Valencia, España, 2005, p. 17.
2
Ocampo Ponce, Manuel. Filosofía de la Cultura. EDICEP. Valencia, España, 2005, pp. 17-18.
3
Juan Pablo II. Sobre la Cultura. Discurso ante la UNESCO 1980, en Hombre y Cultura. Antología de textos. María del Carmen
Elizundia Ponce comp. México, UAS-Porrúa, 2003, p 60
Civilización viene de civitas (ciudad en latín). Se refiere a la vida en las ciudades cuando el hombre ha
llegado a un grado de conciencia o progreso espiritual y se organiza en grupos. La civilización es más
objetiva y exterior. Son más los productos exteriores que se heredan.
El término cultura es más amplio, pero se tiende a referirlo más al aspecto subjetivo, al modo como el ser
personal asimila los productos culturales. Un espíritu más cultivado tendrá más capacidad de apreciar y
disfrutar la herencia de la civilización. La civilización camina más rápido que la cultura. Hay un desnivel
entre el desarrollo científico y tecnológico y el desarrollo espiritual del hombre para darle un uso adecuado.
La cultura se expresa, se conserva y comunica para futuras generaciones.

Culturas (en plural): se refiere a todo aquello que identifica a grupos humanos que comparten el mismo
contexto geográfico e histórico, lo cual los influye, y comparten una serie de valores que manifiestan a través
de diversas expresiones culturales.

Rasgos distintivos de toda cultura:


§ Religión. Creencias, culto, ceremonias. Dar respuestas a interrogantes sobra la vida, la muerte, el
sufrimiento y un Ser superior.
§ Economía: La disposición de los bienes de la naturaleza para satisfacer las necesidades de supervivencia
(alimentación, vestido y vivienda). Culturas basadas en actividades como caza, agricultura, comercio,
pastoreo, etc. Se inventa la moneda (objeto con valor simbólico para intercambiarse por mercancías). De
la economía surge una organización de instituciones que en principio eran mercantilistas y son cada vez
más virtuales y de servicios.
§ Instituciones políticas y sociales. Los grupos humanos son sociales, no gregarios. necesidad de que
alguien guíe al grupo a su bien común = autoridad, gobierno. Surgen clases sociales relacionadas con las
actividades.
§ Ciencias. Relacionada con el conocimiento que viene del espíritu humano. Busca descubrir y conocer los
fenómenos de la naturaleza para controlarlos. Su finalidad es especulativa.
§ Técnica y tecnología. Aplicación práctica de la ciencia a algo útil. Aplica el conocimiento descubierto
por el científico para artefactos para el bien terreno del hombre.
§ Lenguaje: Cada pueblo desarrolla sus formas lingüísticas y su escritura. Pueblos primitivos no llegaban a
la escritura.
§ Bellas artes: Cultivadas para expresar de manera estética los valores de ese pueblo. El artista capta
valores, interrogantes e inquietudes de ese pueblo. Arquitectura, pintura, escultura, música, literatura,
danza, teatro.
§ Tradiciones: Consisten en algo que permanece de generación en generación, se preserva y se hereda
como parte de una identidad. Se relacionan mucho con festividades religiosas o cívicas.
§ Costumbres: Consiste en cierta acción que se lleva a cabo de tiempo atrás sin un interés particular por
preservarla. Petición de mano, comprar pan, sobremesa, dormir siesta, tertulias.
§ Educación: Es la más importante porque a través de ella no sólo se perfecciona la persona, sino que se
transmite la cultura, se conserva y se sientan las bases para el desarrollo de nuevas formas culturales.