Está en la página 1de 278

Estados Unidos

País de América del Norte

«US», «USA» y «EUA» redirigen aquí. Para otras


acepciones, véase Us (desambiguación), USA
(desambiguación) y EUA (desambiguación).

Estados Unidos[nota 2] (en inglés, United


States, cuya abreviatura es EE. UU.),[nota 3]
oficialmente Estados Unidos de América
(United States of America, cuya sigla oficial
en inglés es USA y su contraparte en
español es EUA),[10] es un país soberano
constituido en república federal
constitucional compuesta por cincuenta
estados y un distrito federal. La mayor
parte del país se ubica en el centro de
América del Norte —donde se encuentran
sus cuarenta y ocho estados contiguos y
Washington D. C., el distrito federal—, entre
los océanos Pacífico y Atlántico, limita con
Canadá al norte y con México al sur. El
estado de Alaska está en el noroeste del
continente, limitando con Canadá al este y
separado de Rusia al oeste por el estrecho
de Bering. El estado de Hawái es un
archipiélago polinesio en medio del
océano Pacífico, y es el único estado
estadounidense que no se encuentra en
América. El país también posee varios
territorios no incorporados en el mar
Caribe y en el Pacífico.
Estados Unidos de América
United States of America

Bandera Gran Sello

Lema: In God we trust


(inglés: «En Dios confiamos») [1]
Himno: The Star-Spangled Banner
(inglés: «La bandera tachonada de estrellas»)

¿Problemas al reproducir este archivo?


Capital Washington D. C.
38°53′42″N 77°02′12″O /
38.895,
-77.036666666667
Ciudad más poblada Nueva York
40°43′N 74°00′O /
40.717, -74.000
Idioma oficial Ninguno a nivel federal[2]
Gentilicio estadounidense,[1][2]
norteamericano, -a[3]
americano, -a
Forma de gobierno República
federal constitucional
 • Presidente Donald Trump
 • Vicepresidente Mike Pence
Órgano legislativo Congreso de los
Estados Unidos
Independencia de Gran Bretaña
 • Declarada 4 de julio de 1776
 • Reconocida 3 de septiembre de 1783

Superficie Puesto 4.º


 • Total 9 147 593 [4] km²[nota 1]
 • Agua (%) 2,2
Fronteras 12 048 km [4]
Línea de costa 19 924 km [4]
Punto más alto Denali
Población total Puesto 3.º
 • Estimación 324 289 210 hab. (2016)[5]
 • Censo 309 349 689 hab. (2010)[6]
 • Densidad (est.) 35[7] hab./km²
PIB (PPA) Puesto 2.º
 • Total (2017) USD 20 512 000
millones[8]
 • Per cápita USD 62 507[8]
PIB (nominal) Puesto 1.º
 • Total (2017) USD 20 512 000
millones[8]
 • Per cápita USD 62 507[8]
IDH (2017) 0.924[9] (13.º) – Muy
alto
Moneda Dólar estadounidense
($, USD )
Huso horario UTC -5 a UTC -10
 • En verano UTC -4 a UTC -10
Código ISO 840 / USA / US[3]
Dominio internet .us , .gov , .mil
y .edu
Prefijo telefónico +1
Prefijo radiofónico WAA-WZZ
Siglas país para N
aeronaves
Siglas país para USA
automóviles
Código del COI USA
Membresía
OEA, ONU, OTAN, APEC, OCDE, OSCE, TLCAN, G-8,
G-20, Cons. Seguridad ONU[4]

1. El lema tradicional es E Pluribus Unum (latín:
«De muchos, uno»).


2. El inglés es el idioma oficial en 28 estados,
pero no se reconoce un idioma oficial a nivel
federal. El español, el francés cajún y el hawaiano
son reconocidos oficialmente por varios estados
son reconocidos oficialmente por varios estados.


3. Así como AS, GU, MP, PR, UM y VI para sus
dependencias.

4. ↑ Miembro permanente.
[editar datos en Wikidata]

Con 9,83 millones de km²,[4] y con más de


325 millones de habitantes, el país es el
cuarto mayor en área total, el quinto mayor
en área contigua y el tercero en población.
Es una de las naciones del mundo
étnicamente más diversas y
multiculturales, producto de la inmigración
a gran escala.[11] Es, por otro lado, la
economía nacional más grande del mundo
en términos nominales, con un PIB
estimado en 15,7 billones de dólares (una
cuarta parte del PIB global nominal) y una
quinta parte del PIB global en paridad de
poder adquisitivo.[8]

El país es la principal fuerza capitalista del


planeta, además de ser líder en la
investigación científica y la innovación
tecnológica desde el siglo XIX y, desde
comienzos del siglo XX, el principal país
industrial; con altos niveles del que goza
de muchas instituciones públicas y
privadas de educación superior
competitiva bajo políticas de admisión
abiertas. En PIB PPA, EE. UU. es la
segunda economía más grande del
mundo, por detrás de la República Popular
China.[12]

Los pueblos amerindios llevan miles de


años habitando lo que hoy es el territorio
continental de los Estados Unidos. Esta
población amerindia fue reducida por las
enfermedades y la guerra después del
primer contacto con los europeos.
Estados Unidos fue fundado por trece
colonias británicas, situadas a lo largo de
la costa atlántica. El 4 de julio de 1776,
emitieron la Declaración de
Independencia, que proclamó su derecho
a la libre autodeterminación y el
establecimiento de una unión cooperativa.
Los estados rebeldes derrotaron al
Imperio británico en la guerra de
independencia, la primera guerra colonial
de independencia exitosa.[13] La actual
Constitución de los Estados Unidos fue
adoptada el 17 de septiembre de 1787; su
ratificación al año siguiente hizo a los
estados parte de una sola república con
un gobierno central fuerte. La Carta de
Derechos, que comprende diez enmiendas
constitucionales que garantizan muchos
derechos civiles fundamentales y las
libertades, fue ratificada en 1791.
En el siglo XIX, los Estados Unidos
adquirieron territorios de Francia, España,
Reino Unido, México, Rusia y Japón,
además de anexionarse las repúblicas de
Florida, Texas, California y Hawái. En la
década de 1860, las disputas entre el sur
agrario y conservadurista y el norte
industrial y progresista sobre los derechos
de los estados y la abolición de la
esclavitud provocaron la Guerra de
Secesión. La victoria del norte evitó una
división permanente del país y condujo al
final de la esclavitud legal. Para la década
de 1890, la economía nacional era la más
grande del mundo[14] y la guerra hispano-
estadounidense y la Primera Guerra
Mundial confirmaron el estatus del país
como una potencia militar. Después de la
Segunda Guerra Mundial, surgió como el
primer país con armas nucleares y un
miembro permanente del Consejo de
Seguridad de las Naciones Unidas. El final
de la Guerra Fría y la disolución de la
Unión Soviética dejaron a los Estados
Unidos como la única superpotencia
internacional. El país representa dos
quintas partes del gasto militar mundial y
es una fuerza económica, política y
cultural, líder en el mundo.[15][16]

Etimología
En 1507, el cartógrafo alemán Martin
Waldseemüller elaboró un planisferio en el
que llamó a las tierras del hemisferio
occidental «América», en honor al
explorador y cartógrafo italiano Américo
Vespucio.[17] Las antiguas colonias
británicas utilizaron por primera vez el
nombre del país moderno en la
Declaración de Independencia, la
"unánime declaración de los trece Estados
Unidos de la América" adoptada por los
"representantes de los Estados Unidos de
América", 4 de julio de 1776.[18] El nombre
actual se determinó el 15 de noviembre de
1777, cuando el Segundo Congreso
Continental aprobó los Artículos de la
Confederación, que estipulan, «El nombre
de esta Confederación será "Los Estados
Unidos de América"». «Columbia», un
nombre una vez popular para los Estados
Unidos, se deriva del nombre de Cristóbal
Colón y aún permanece en el nombre del
distrito de Columbia. Ocasionalmente se
le llama, de forma incorrecta, «Estados
Unidos de Norteamérica», derivando en
una confusión en su gentilicio.

La manera estándar para referirse a un


ciudadano de los Estados Unidos son los
términos estadounidense (o estadunidense
en Honduras y México).[10] También se
utilizan gringo y yanqui, que pueden o no
tener un matiz despectivo, según el uso, el
contexto y el tono de la voz.[19] A veces se
utiliza «norteamericano» como sinónimo
de «estadounidense», pero se debe tener
presente que la región de Norteamérica
está formada por Canadá, Estados Unidos
y la mayor parte de México, hasta el istmo
de Tehuantepec. Debe evitarse el gentilicio
«americano» para referirse
exclusivamente a los naturales de los
Estados Unidos[10] debido a que esta
palabra engloba a todos los habitantes del
continente americano. Por esta razón, el
gentilicio recomendado es la palabra
«estadounidense». Para escribir
abreviadamente el nombre de este país
suelen emplearse, de manera correcta, la
abreviatura «EE. UU.» (Estados Unidos),[20]
o la sigla «EUA» (Estados Unidos de
América). Aunque frecuente, en español es
incorrecto emplear la sigla inglesa
«USA».[10]

Historia
Nativos americanos y primeros
asentamientos europeos

Véanse también: Nativos americanos, Colonización de


los Estados Unidos y Trece Colonias.

Comúnmente se piensa que los pueblos


indígenas de los Estados Unidos
continentales, incluyendo a los nativos de
Alaska, emigraron desde Asia entre 12.000
y 40.000 años atrás.[21] Algunos, tales
como la cultura misisipiana, desarrollaron
una agricultura avanzada, grandes obras
arquitectónicas y sociedades con un orden
jerárquico. Después de que los europeos
comenzaron a asentarse en América,
millones de indígenas americanos
murieron debido a las epidemias de
enfermedades traídas desde Europa,
como la viruela.[22]

El Mayflower transportó a los peregrinos al Nuevo


Mundo en 1620, como se representa en esta pintura de
, p p
William Halsall El Mayflower en el Puerto Plymouth, de
1882.

En 1492, el explorador Cristóbal Colón,


patrocinado por la Corona Española, llegó
desde Europa hasta varias islas del Caribe,
realizando el primer contacto con los
pueblos indígenas. El 2 de abril de 1513, el
conquistador español Juan Ponce de León
desembarcó en lo que llamó La Florida,
siendo la primera llegada europea
documentada en el territorio
estadounidense. Los asentamientos
españoles en la región fueron seguidos
por otros en el actual suroeste de Estados
Unidos. Los comerciantes de pieles
franceses se establecieron en Nueva
Francia, alrededor de la zona de los
Grandes Lagos; finalmente Francia
reclamaría gran parte del interior de
Estados Unidos, hasta la costa del golfo
de México. Los primeros asentamientos
ingleses exitosos fueron la colonia de
Virginia en Jamestown en 1607 y la
colonia de Plymouth fundada por
peregrinos en 1620. En 1628, el
establecimiento de la provincia de la bahía
de Massachusetts dio lugar a una nueva
ola de inmigración: para 1634, Nueva
Inglaterra estaba habitada por cerca de
10 000 puritanos. Entre la década de 1610
y la guerra de independencia, cerca de
50 000 convictos fueron enviados desde el
Viejo Continente hacia las colonias.[23]
Desde 1614, los neerlandeses se
establecieron a lo largo del río Hudson
inferior, fundando Nueva Ámsterdam en la
isla de Manhattan.

En 1674, los Países Bajos cedieron su


territorio a Inglaterra y la provincia de los
Nuevos Países Bajos fue renombrada con
el nombre de Nueva York, convertida en la
ciudad más importante de los Estados
Unidos desde mediados del siglo XIX.
Muchos inmigrantes recién llegados,
especialmente en el sur, fueron
contratados como criados, de tal modo
que cerca de dos tercios de todos los
inmigrantes que llegaron a Virginia entre
1630 y 1680 trabajaban como
sirvientes.[24] Para finales de ese siglo, los
esclavos africanos se convirtieron en la
principal fuente de mano de obra en
condiciones de servidumbre. Con la
división de las Carolinas en 1729 y la
colonización de Georgia en 1732, se
establecieron las Trece Colonias
británicas, que finalmente se convertirían
en los Estados Unidos de América. Todas
contaban con un gobierno local electo,
apegado al republicanismo, además de
que se legalizó el comercio de esclavos.
Con altas tasas de nacimiento, bajas tasas
de mortalidad y la constante inmigración,
la población colonial creció rápidamente.
El movimiento cristiano revivalista de las
décadas de 1730 y 1740, conocido como
«el Gran Despertar», alimentó el interés en
temas como la religión y la libertad de
culto. En la guerra franco-india, las fuerzas
británicas le arrebataron Canadá a Francia,
pero la población de habla francesa
permaneció políticamente aislada de las
colonias del sur. Sin contar a los nativos
americanos (popularmente conocidos
como «indios») que finalmente fueron
desplazados en contra de su voluntad, en
1770 las Trece colonias tenían una
población de 2,6 millones de habitantes,
alrededor de una tercera parte de la del
Reino Unido, aunque casi uno de cada
cinco estadounidenses era un esclavo
negro.[25] Sin embargo, los colonos
estadounidenses no tenían ninguna
representación en el Parlamento del Reino
Unido.

Independencia y expansión

Véanse también: Guerra de Independencia de los


Estados Unidos y Destino Manifiesto.

Declaración de independencia, por John Trumbull,


1817–1818
1817 1818.

Las tensiones entre los colonos y los


británicos durante las décadas de 1760 y
1770 condujeron a la Guerra de
Independencia, que se extendió desde
1775 hasta 1781. El 14 de junio de 1775, el
Congreso Continental, reunido en
Filadelfia, estableció un Ejército
Continental bajo el mando de George
Washington. Proclamando que «todos los
hombres nacen iguales» y dotados de
«ciertos derechos inalienables», el
Congreso aprobó la Declaración de
Independencia, redactada en gran parte
por Thomas Jefferson, el 4 de julio de
1776.[26] Anualmente, en esta fecha se
celebra el Día de la Independencia de los
Estados Unidos. Así, Estados Unidos se
convierten en la primera nación americana
en declarar su independencia. En 1777, los
artículos de la Confederación
establecieron un débil gobierno
confederal, que operó hasta 1789.

Después de la derrota británica por las


fuerzas estadounidenses, asistidas por
franceses y españoles, el Reino Unido
reconoció su independencia y soberanía
sobre el territorio al este del río Misisipi.
Una convención constitucional fue
organizada en 1787 por aquellos que
deseaban establecer un gobierno nacional
fuerte. La Constitución de los Estados
Unidos fue ratificada en 1788 y un año
más tarde, George Washington se
convirtió en el primer presidente. La Carta
de Derechos, que prohibía la restricción
federal de los derechos humanos y
garantizaba una serie de medidas para su
protección jurídica, fue adoptada en
1791.[27]

Con la nueva autonomía, las actitudes


hacia la esclavitud fueron cambiando; una
cláusula en la Constitución protegió el
comercio de esclavos hasta 1808. Los
estados del norte abolieron la esclavitud
entre 1780 y 1804, dejando a los estados
esclavistas del sur como defensores de la
"institución peculiar". El "Segundo Gran
Despertar", que comenzó alrededor de
1800, convirtió a las Iglesias evangélicas
en una de las principales fuerzas detrás de
varios de los movimientos reformistas de
la época, incluyendo el abolicionismo.[28]

Mapa de la expansión territorial del país.


En 1803, la compra de la Luisiana a
Francia durante el mandato del presidente
Thomas Jefferson, casi duplicó el tamaño
de la nación,[29] al mismo tiempo que la
guerra anglo-estadounidense de 1812
fortaleció aún más el nacionalismo entre
la población. Derrotado por el Reino Unido
y tras su segunda y definitiva abdicación al
trono francés en 1815, Napoleón
Bonaparte intentó escapar a Estados
Unidos, entonces rival del Reino Unido,
pero fue capturado por las fuerzas
británicas y deportado a Santa Helena. En
1819, una serie de incursiones militares en
Florida obligó a España a ceder este y
otros territorios de la costa del golfo.[29] El
sendero de lágrimas en la década de 1830
ejemplifica la política de Remoción India
que despojó a varios pueblos indígenas de
sus tierras. Estados Unidos se anexó la
República de Texas en 1845, época
durante la cual el concepto del Destino
Manifiesto se popularizó.[30] En 1846, la
firma del Tratado de Oregón con el Reino
Unido, le otorgó al país los actuales
territorios del noroeste.[29] Dos años más
tarde, la victoria en la guerra contra
México dio lugar a la cesión de California y
la mayor parte del suroeste actual.[29] La
fiebre del oro de 1848 y 1849 estimuló aún
más la migración hacia el oeste y los
nuevos ferrocarriles facilitaron la
reubicación de los colonos y el aumento
de los conflictos con los nativos
americanos. Durante medio siglo, hasta 40
millones de bisontes americanos fueron
sacrificados por sus pieles y carne para
facilitar la propagación de los ferrocarriles.
La pérdida de los búfalos, una fuente
principal de alimento para los indígenas de
las llanuras, fue un golpe mortal para
muchas culturas nativas.[31]

Guerra civil e industrialización

Véanse también: Guerra de Secesión, Reconstrucción


(Estados Unidos) y Guerra hispano-estadounidense.
La batalla de Gettysburg, librada en julio de 1863,

durante la Guerra de Secesión. Pintura de Thure de


Thulstrup (1863).

Las tensiones entre estados pro-


esclavistas y los abolicionistas, junto al
aumento de los desacuerdos en la relación
entre el gobierno federal y estatal,
provocaron conflictos violentos por causa
de la expansión de la esclavitud hacia los
nuevos territorios. Abraham Lincoln,
candidato del Partido Republicano y un
gran abolicionista, fue elegido presidente
en 1860. Antes de que tomase posesión
de su cargo, los siete estados esclavistas
declararon su secesión de la Unión,
formando los Estados Confederados de
América. El gobierno federal declaró que la
secesión era ilegal y pronto se produjo el
ataque por parte de los secesionistas a
Fort Sumter, iniciándose así la guerra civil
estadounidense el 12 de abril de 1861.[32]

Tras la victoria de la Unión el 9 de abril de


1865, se añadieron tres enmiendas a la
constitución para garantizar la libertad de
los casi cuatro millones de
afroamericanos que habían sido esclavos,
convirtiéndolos en ciudadanos y dándoles
el derecho de voto.[33] La guerra y su
resolución dio lugar a un aumento
sustancial de las competencias del
gobierno federal.[34]

Inmigrantes en la Isla Ellis, puerto de Nueva York,


1902.

Después del asesinato de Abraham


Lincoln, tuvo lugar la época conocida
como la Reconstrucción, en la cual se
desarrollaron políticas encaminadas a la
reintegración y la reconstrucción de los
estados sureños garantizando al mismo
tiempo los derechos de los nuevos
esclavos liberados. Las controvertidas
elecciones presidenciales de 1876 se
resolvieron mediante el Compromiso de
1877, por el cual los demócratas sureños
reconocieron como presidente a
Rutherford B. Hayes a cambio de que este
retirara las tropas que aún permanecían
desplegadas en Luisiana, Carolina del Sur
y Florida. A partir de 1876 empiezan a
aplicarse las llamadas leyes de Jim Crow,
una política de apartheid que perduraría
hasta 1965.[35]
En el norte, la urbanización sin
precedentes y una afluencia de
inmigrantes aceleró la industrialización del
país. La ola de la inmigración, que duró
hasta 1929, proporcionó mano de obra
para los negocios, transformado a su vez
la cultura. La alta protección arancelaria, la
creación de infraestructuras nacionales y
los nuevos reglamentos bancarios
alentaron el crecimiento industrial. En
1867 se produce la compra de Alaska a
Rusia, completando la expansión
continental del país.[29] La Masacre de
Wounded Knee en 1890 fue el último gran
conflicto armado contra los nativos indios
americanos. En 1893, la monarquía
indígena del Reino de Hawái fue derrocada
en un golpe de estado liderado por
ciudadanos estadounidenses; el
archipiélago fue anexado al país en
1898.[29] La victoria en la Guerra hispano-
estadounidense ese mismo año, demostró
que Estados Unidos era una potencia
mundial y dio lugar a la anexión de Puerto
Rico y las Filipinas.[36] Filipinas accedió a
la independencia en 1946, mientras que
Puerto Rico continúa siendo un Estado
libre asociado.

Primera Guerra Mundial, Gran


Depresión y Segunda Guerra Mundial
Una granja abandonada en Dakota del Sur durante la
Dust Bowl, en 1936.

Al estallar la Primera Guerra Mundial en


Europa en 1914, Estados Unidos se
declaró neutral. Posteriormente, los
estadounidenses se solidarizaron con los
británicos y franceses, a pesar de que
muchos ciudadanos, sobre todo los
originarios de Irlanda y Alemania, se
opusieron a la intervención.[37] En 1917 se
sumaron a los Aliados, contribuyendo a la
derrota de las Potencias Centrales. Reacio
a participar en asuntos europeos, el
Senado no ratificó el Tratado de Versalles
(1919), que estableció la Sociedad de
Naciones, aplicando una política de
unilateralismo, que rayaba en el
aislacionismo.[38] En 1920, el movimiento
de los derechos de la mujer ganó la
aprobación de una enmienda
constitucional para otorgar a las mujeres
el sufragio.[27]

Durante la mayor parte de la década de


1920, el país gozó de un período de
prosperidad, disminuyendo el desequilibrio
de la balanza de pagos mientras crecían
las ganancias de las granjas industriales.
Este período, conocido como los felices
años veinte, culminó en la crisis de 1929
que desencadenó la Gran Depresión.
Después de su elección como presidente
en 1932, Franklin D. Roosevelt respondió
con el New Deal (nuevo trato), una serie de
políticas que aumentaron la intervención
del gobierno en la economía.[39] De 1920 a
1933 se estableció una ley seca conocida
como La prohibición.[40] La Dust Bowl
(cuenca de polvo) de mediados de la
década de 1930 dejó varias comunidades
de agricultores empobrecidos y estimuló
una nueva ola de migración hacia la costa
occidental.[41]
Soldados del Ejército de los Estados Unidos a punto de
desembarcar el 6 de junio de 1944 en la playa de
Omaha (Francia) durante la batalla de Normandía de la
Segunda Guerra Mundial.

Estados Unidos, oficialmente neutral


durante las primeras etapas de la Segunda
Guerra Mundial, inició el suministro de
provisiones a los Aliados en marzo de
1941, a través del Programa de Préstamo
y Arriendo. El 7 de diciembre de 1941, el
país se unió a la lucha de los Aliados
contra las Potencias del Eje, después del
ataque japonés a Pearl Harbor. La
Segunda Guerra Mundial impulsó la
economía mediante el suministro de
capital de inversión y puestos de trabajo,
haciendo que muchas mujeres entraran en
el mercado laboral. De los principales
combatientes, Estados Unidos fue la única
nación que se enriqueció a causa de la
guerra.[42] Las conferencias en Bretton
Woods y Yalta crearon un nuevo sistema
de organización internacional que colocó
al país y a la Unión Soviética en el centro
de los asuntos mundiales. En 1945,
cuando llegó el fin de la Segunda Guerra
Mundial en Europa, una conferencia
internacional celebrada en San Francisco
redactó la Carta de las Naciones Unidas,
que entró en vigor después de la guerra.[43]
Después de haber desarrollado la primera
arma nuclear, el gobierno decidió utilizarla
en las ciudades japonesas de Hiroshima y
Nagasaki en agosto de ese mismo año.
Japón se rindió el 2 de septiembre,
poniendo fin a la guerra.[44]

Guerra Fría y protestas políticas

Véanse también: Guerra Fría, Macarthismo, Movimiento


por los derechos civiles en Estados Unidos, Guerra de
Vietnam y Watergate.
Martin Luther King, Jr. pronunciando el discurso "Yo
tengo un sueño", en 1963

Vista de la entrada del atolón Bikini, en esta isla los


Estados Unidos realizaron detonaciones de bombas
nucleares para sus pruebas.

En la Guerra Fría, Estados Unidos y la


Unión Soviética compitieron tras la
Segunda Guerra Mundial, dominando los
asuntos militares de Europa a través de la
OTAN y del Pacto de Varsovia. El primero
promovió la democracia liberal y el
capitalismo, mientras que el segundo
extendía el comunismo y una economía
planificada por el gobierno. Ambos
apoyaron varias dictaduras y participaron
en guerras subsidiarias. Entre 1950 y
1953, las tropas estadounidenses
combatieron a las fuerzas comunistas
chinas en la guerra de Corea.[45] Desde la
ruptura con la URSS y el inicio de la Guerra
Fría y hasta 1957, dentro de Estados
Unidos se desarrolló el Macarthismo,
también llamado Segundo Temor rojo, en
el que el Estado desató una ola de
represión política y una campaña de
miedo contra aquellas personas
comunistas o simplemente sospechosas
de serlo, que algunos autores señalan
como propio de un Estado totalitario.
Cientos de personas fueron detenidas,
incluidas decenas de celebridades, y entre
10 000 y 12 000 personas perdieron sus
puestos de trabajo.[46] La persecución
finalizó cuando los tribunales la declararon
inconstitucional.[47]
Nixon abandona la Casa Blanca tras su dimisión como
presidente tras el escándalo Watergate, 9 de agosto de
1974

En 1961, el lanzamiento soviético de la


primera nave espacial tripulada provocó
que el presidente John F. Kennedy
propusiera al país ser los primeros en
enviar "un hombre a la Luna", hecho
logrado en 1969.[48] Kennedy también
enfrentó un tenso conflicto nuclear con las
fuerzas soviéticas en Cuba, al tiempo que
la economía crecía y se expandía de
manera constante. Un creciente
movimiento por los derechos civiles,
representado y liderado por
afroamericanos como Rosa Parks, Martin
Luther King y James Bevel, utilizó la no
violencia para hacer frente a la
segregación y la discriminación.[49]
Después del asesinato de Kennedy en
1963, la Ley de Derechos Civiles de 1964 y
la Ley de Derechos Electorales de 1965 se
aprobaron durante el mandato del
presidente Lyndon B. Johnson. Johnson y
su sucesor, Richard Nixon, llevaron una
guerra civil subsidiaria en el sudeste
asiático a la infructuosa guerra de
Vietnam.[45] Un movimiento contracultural
generalizado creció, impulsado por la
oposición a la guerra, el nacionalismo
negro y la revolución sexual. También
surgió una nueva ola de movimientos
feministas, liderados por Betty Friedan,
Gloria Steinem y otras mujeres que
buscaban la equidad política, social y
económica.

En 1974, como resultado del escándalo


Watergate, Nixon se convirtió en el primer
presidente en renunciar, para evitar ser
destituido por cargos como obstrucción a
la justicia y abuso de poder; fue sucedido
por el Vicepresidente Gerald Ford.[50] La
administración de Jimmy Carter en la
década de 1970 estuvo marcada por la
estanflación y la crisis de los rehenes en
Irán. La elección de Ronald Reagan como
presidente en 1980 anunció un cambio en
la política estadounidense, que se reflejó
en reformas importantes en los impuestos
y gastos fiscales. Su segundo mandato
trajo consigo el escándalo Irán-Contra y el
significativo progreso diplomático con la
Unión Soviética. El posterior colapso
soviético terminó la Guerra Fría.

Época contemporánea

Véanse también: Atentados del 11 de septiembre de


2001, Guerra de Afganistán (2001-presente), Guerra
de Iraq, Crisis económica de 2008-2015 y Guerra
contra el Estado Islámico.

Explosión del segundo avión secuestrado contra el


World Trade Center en la mañana del 11 de septiembre
del 2001.

Presidente Donald Trump junto a su antecesor Barack


Obama el primer presidente afrocamericano
Obama, el primer presidente afrocamericano.

Bajo el mandato del presidente George H.


W. Bush, el país tomó un papel de
liderazgo hegemónico mundial, como en la
guerra del Golfo (1991). La expansión
económica más larga en la historia
moderna de Estados Unidos, desde marzo
de 1991 hasta marzo de 2001, abarcó la
administración de Bill Clinton y la burbuja
punto com.[51] Una demanda civil y un
escándalo sexual llevó al impeachment de
Clinton en 1998, aunque logró terminar su
periodo. Las elecciones presidenciales de
2000, una de los más competidas en la
historia estadounidense, fueron resueltas
por una decisión de la Corte Suprema:
George W. Bush, hijo de George H. W.
Bush, se convirtió en presidente, a pesar
de que obtuvo menos votos que su rival Al
Gore.[52]

El 11 de septiembre de 2001, los


terroristas del grupo Al-Qaeda atacaron
las Torres Gemelas del World Trade Center
de la ciudad de Nueva York (que fueron
destruidas) y El Pentágono cerca de
Washington D. C., en una serie de
atentados que acabó con la vida de casi
tres mil personas. En respuesta, la
administración de Bush lanzó la "guerra
contra el terrorismo". A finales de 2001,
las fuerzas estadounidenses invadieron
Afganistán, derrocaron al gobierno talibán
y destruyeron los campos de
entrenamiento de Al-Qaeda. Los
insurgentes talibanes continúan luchando
una guerra de guerrillas. En 2002 Bush
comenzó a presionar para que se llevara a
cabo un cambio de régimen en Irak.[53][54]
Con la falta de apoyo de la OTAN y sin un
mandato explícito de la ONU para una
intervención militar, Bush organizó la
coalición de la voluntad; las fuerzas de la
coalición rápidamente invadieron Irak en
2003 y derrocaron al dictador Saddam
Hussein. Al año siguiente, Bush fue
reelegido como el presidente más votado
en unas elecciones.

En 2005, el huracán Katrina, que terminaría


siendo el desastre natural más mortífero
en la historia nacional, causó una
destrucción severa a lo largo de la costa
del Golfo: la ciudad de Nueva Orleans
quedó devastada,[55] con 1.833 muertos.

El 4 de noviembre de 2008, en medio de


una recesión económica mundial, Barack
Obama fue elegido presidente, habiendo
sido el primer afroamericano en ocupar el
cargo. En mayo de 2011, las fuerzas
especiales estadounidenses lograron
matar a Osama bin Laden, escondido en
Pakistán. Al año siguiente, Barack Obama
fue reelegido. Bajo su segundo mandato
impartió la guerra contra el Estado
Islámico y se restablecieron las relaciones
diplomáticas con Cuba.

El 8 de noviembre de 2016, el magnate


Donald Trump por el Partido Republicano
venció a la ex primera dama Hillary Clinton
para la presidencia en unas elecciones
insólitas[56] y cuyos planes han sido
descritos por analistas políticos como
populistas, proteccionistas y
nacionalistas, jurando el cargo el 20 de
enero de 2017.
Las masacres en Orlando del 12 de junio
de 2016 en la discoteca gay Pulse (51
muertos)[57] y en Las Vegas el 1 de
octubre de 2017 (60) figuran como las
mayores matanzas del país desde los
atentados del 11-S.

Gobierno y política

Capitolio de los Estados Unidos, donde se reúne el


Congreso.

Estados Unidos es la federación más


antigua del mundo. Es una república
constitucional, democrática y
representativa, "en la que el mandato de la
mayoría es regulado por los derechos de
las minorías, protegidos por la ley".[58] El
gobierno está regulado por un sistema de
controles y equilibrios, definidos por la
Constitución, que sirve como el
documento legal supremo del país.[59] En
el sistema federalista estadounidense, los
ciudadanos están generalmente sujetos a
tres niveles de gobierno: federal, estatal y
local; los deberes del gobierno local
comúnmente se dividen entre los
gobiernos de los condados y municipios.
En casi todos los casos, los funcionarios
del poder ejecutivo y legislativo son
elegidos por sufragio directo de los
ciudadanos del distrito.

Fachada sur de la Casa Blanca, residencia y lugar de


trabajo del presidente de los Estados Unidos.

El gobierno federal se divide en tres ramas


de poder:[59]

Poder legislativo: El Congreso


bicameral, compuesto por el Senado y la
Cámara de Representantes. Su función
es crear las leyes federales, hacer
declaraciones de guerra, aprobar los
tratados, administran los fondos
públicos y tiene el poder del
impeachment, por medio del cual
pueden destituir a funcionarios del
gobierno.
Poder ejecutivo: El presidente es el
comandante en jefe de las fuerzas
armadas, puede vetar los proyectos de
ley antes de que se conviertan en leyes
oficiales y nombra a los miembros del
gabinete (sujeto a la aprobación del
Senado) y otros oficiales, que
administran y hacer cumplir las leyes
federales y políticas.
Poder judicial: La Corte Suprema y los
tribunales federales inferiores, cuyos
jueces son nombrados por el presidente
con la aprobación del Senado,
interpretan las leyes y suprimen las que
se consideren anticonstitucionales.

La Cámara de Representantes tiene 435


miembros electos, cada uno
representando a un distrito del Congreso
para un mandato de dos años.[59] Los
lugares dentro de la cámara se distribuyen
entre los estados según su población cada
diez años. Según el censo de 2000, siete
estados tienen el mínimo de un
representante, mientras que California, el
estado más poblado, tiene cincuenta y
tres. El Senado tiene 100 miembros, ya
que cada estado cuenta con dos
senadores, elegidos para un término de
seis años; un tercio de los escaños en el
Senado son electos cada dos años.[59] La
Corte Suprema, liderada por el jefe de
justicia, tiene nueve miembros, que sirven
de manera permanente.[59]

Edificio de la Corte Suprema de los Estados Unidos,


visto desde el oeste.
El presidente cumple mandato por un
término de cuatro años y podrá ser
reelegido para el cargo no más de una vez.
El presidente no es elegido por sufragio
directo, sino por un sistema indirecto de
colegios electorales, en el que los votos
determinantes son prorrateados por
estado.[59] Un estado solo puede brindar
determinada cantidad de votos según el
número de congresistas que tenga dentro
del poder legislativo: senadores (dos por
cada estado) y representantes (que varía
según la población de cada estado);
dando un total de 538 miembros. El
sistema bipartidista del país permite que
un candidato a la presidencia, ya sea
republicano o demócrata, solo necesite
270 votos para asegurar la victoria.[60]

Los gobiernos de los cincuenta estados


están estructurados de manera más o
menos similar, aunque Nebraska es el
único que tiene una legislatura
unicameral.[61] El gobernador (jefe
ejecutivo) de cada estado es elegido por
sufragio directo. Algunos jueces de estado
y funcionarios de gabinete son
designados por los gobernadores de los
respectivos estados, mientras que otros
son elegidos por voto popular.
Todas las leyes y los procedimientos
gubernamentales están sujetas a revisión
judicial, y se anula cualquier ley que esté
en contra de la Constitución. El texto
original de la Constitución establece la
estructura y responsabilidades del
gobierno federal y su relación con los
gobiernos estados.[59] El Artículo I protege
el derecho al "gran recurso" de habeas
corpus[27] y el Artículo III garantiza el
derecho a un juicio con jurado en todos los
casos penales.[27] Las enmiendas a la
Constitución requieren la aprobación de
tres cuartas partes de los estados. La
Constitución ha sido enmendada
veintisiete veces; las primeras diez
enmiendas, que componen la Carta de
Derechos y la decimocuarta enmienda
forman la base central de las garantías
individuales.[27]

Relaciones exteriores

Edificio de la Embajada de España ante Estados


Unidos en Washington D. C.

Estados Unidos ejerce una influencia


económica, política y militar a nivel
mundial. Es un miembro permanente del
Consejo de Seguridad de Naciones
Unidas, además de que la Sede de la
Organización de las Naciones Unidas se
encuentra en la ciudad de Nueva York.
También es miembro del G8, el G-20 y la
Organización para la Cooperación y el
Desarrollo Económico. La inmensa
mayoría de los países tienen una
embajada o un consulado en
Washington D. C. u otra ciudad importante
del país. A su vez, casi todos los países
del mundo cuentan con una misión
diplomática estadounidense.[62] Sin
embargo, Corea del Norte, Bután, Sudán y
la República de China (Taiwán) no tienen
relaciones diplomáticas formales con la
nación.

También goza de fuertes lazos con el


Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva
Zelanda, Japón, Corea del Sur e Israel.
Trabaja en estrecha colaboración con sus
colegas de la Organización del Tratado del
Atlántico Norte sobre cuestiones militares
y de seguridad, y con sus vecinos a través
de la Organización de los Estados
Americanos y de tratados internacionales
como el acuerdo trilateral del Tratado de
Libre Comercio de América del Norte con
Canadá y México. En 2012, Estados
Unidos gastó un neto de 30 460 millones
de dólares en ayuda oficial al desarrollo, la
mayor cantidad en el mundo, aunque en
términos de porcentaje del Producto
Interior Bruto (PIB), su contribución de
0,19% ocupó uno de los últimos lugares
entre las veintitrés naciones donantes. En
contraste, las empresas privadas
estadounidenses son relativamente más
generosas.[63][64]

Fuerzas armadas

El presidente ostenta el título de


comandante en jefe de las fuerzas
armadas de la nación y nombra a sus
líderes: el Secretario de Defensa y la Junta
de Jefes de Estado Mayor. El
Departamento de Defensa administra las
fuerzas armadas, incluyendo el Ejército, la
Armada, el Cuerpo de Marines y la Fuerza
Aérea. La Guardia Costera es administrada
por el Departamento de Seguridad
Nacional en tiempos de paz y por el
Departamento de la Armada en tiempo de
guerra. En 2008, las fuerzas armadas
contaban con 1,4 millones de miembros
activos. Las reservas y la Guardia Nacional
elevan el número total de tropas a 2,3
millones. El Departamento de Defensa
también emplea a aproximadamente
700.000 civiles, sin incluir a los
contratistas.[65]
Grupos de ataque de los portaaviones Kitty Hawk,
Ronald Reagan y Abraham Lincoln, con aviones F-18, F-
16 y un B-2 de la Infantería de Marina, la Armada y la
Fuerza Aérea.

El servicio militar es voluntario, aunque en


tiempos de guerra el Estado puede
imponer el reclutamiento a través de un
sistema de servicio selectivo, el llamado
«Selective Service System».[66] Como la
gran potencia militar del mundo, las
fuerzas armadas de Estados Unidos
poseen las más avanzadas máquinas de
guerra. Cuenta con miles de aviones,
cientos de embarcaciones, carros de
combate, misiles intercontinentales
(ICBM), miles de ojivas nucleares y tiene
diez portaaviones activos en la Armada;
además, posee fuerzas aeronavales de
carácter permanente en las costas del
océano Atlántico —Fleet Forces
Command, Pacífico —Flota del Pacífico— y
el Golfo Pérsico —5ª Flota.

Carros de combate M1A1 Abrams en Bagdad, Irak, en


g , ,
noviembre de 2003. La Guerra de Irak y la de
Afganistán son las últimas guerras de envergadura en
las que el ejército estadounidense ha participado.

La instalación progresiva de las fuerzas


armadas estadounidenses a gran escala
empezó con la división y ocupación de
Alemania en 1945, se amplió con la guerra
fría en sus países de influencia, y continúa
vigente.

Presencia militar global de los Estados Unidos.


El ejército opera alrededor de 870 bases e
instalaciones en el extranjero[67] y
mantiene guarniciones de más de 100
militares activos en 28 países distintos.[68]
El alcance de esta presencia militar global
ha llevado a algunos autores a describir al
país como si mantuviera un «imperio de
bases».[69][70]

Los gastos militares en 2013, de 642 700


millones de dólares,[71] fueron el 40% de
los gastos militares mundiales y más altos
que los gastos juntos de los siguientes
catorce países con los ejércitos más
grandes. El gasto per cápita fue de 1967
dólares, alrededor de nueve veces el
promedio mundial; ocupando el 4,4% del
PIB[72] y el 18% del presupuesto federal.[73]
El presupuesto base del Departamento de
Defensa para el año 2010 —fijado en 533,8
mil millones de dólares— aumentó un 4%
en 2009 y un 80% más que en 2001; se
destinarán 130.000 millones de dólares
adicionales para las campañas militares
en Irak y Afganistán.[74] En mayo de 2010
había 94.000 soldados estadounidenses
desplegados en Afganistán y 92.000 en
Irak.[75] Para junio de 2010, el ejército
estadounidense había sufrido 4.400 bajas
durante la guerra en Irak[76] y 1.087
durante la guerra en Afganistán.[77]
Comunidad de Inteligencia

Véase también: Revelaciones sobre la red de vigilancia


mundial (2013-2015)

Estados Unidos cuenta, según las


informaciones disponibles, con los
mayores servicios de inteligencia del
mundo, que se agrupan y coordinan
alrededor de la llamada Comunidad de
Inteligencia —United States Intelligence
Community (IC). Diecisiete agencias
federales de inteligencia forman esta
comunidad; estas agencias generalmente
están subordinadas al Departamento de
Defensa o al Departamento de Justicia,
mientras que otras tienen la consideración
de agencia independiente federal, por lo
que solo deben rendir cuentas al Director
Nacional de Inteligencia y al Presidente de
los Estados Unidos. Las agencias de la
comunidad —tanto militares como civiles
— se dedican a actividades de inteligencia
relacionadas con asuntos exteriores y la
seguridad nacional y cuentan con cientos
de miles de empleados —107.035 a
mediados de 2013, último dato conocido
—[78] y unos presupuestos confidenciales
que solo en 2013 sumaron 52.600
millones de dólares.[78] Una de las
agencias que la componen es la célebre
Agencia Central de Inteligencia (CIA).[79]
En 2010, según informaciones de The
Washington Post, 1271 organizaciones
gubernamentales, 1931 empresas
privadas y 854.000 personas con acceso a
espacios e información de alto secreto se
dedicaban en Estados Unidos a labores de
contraterrorismo, inteligencia y seguridad
nacional.[80]

Derechos humanos

Edificio Sede de la Organización de las Naciones


Unidas en Nueva York.
Véase también: Carta de Derechos de los Estados
Unidos

En materia de derechos humanos,


respecto a la pertenencia a los siete
organismos de la Carta Internacional de
Derechos Humanos, que incluyen al
Comité de Derechos Humanos (HRC),
Estados Unidos de América ha firmado o
ratificado:

Estatus de los principales instrumentos


internacionales de derechos humanos[81]
Estados
CESCR[82] CCPR[83]
Unidos de
CCPR- CE
América CESCR- CCPR-
CESCR CCPR OP2-
OP OP1
DP

Pertenencia

Firmado y ratificado, firmado pero no ratific


ratificar el órgano en cuestión, pero también reco
part

Organización territorial

Mapa de las dependencias de Estados Unidos:


Puerto Rico Samoa Americana
Islas Marianas del Norte Atolón Midway
Islas Vírgenes Atolón Johnston
Estadounidenses Isla Wake
Guam Arrecife Kingman

Isla Jarvis Isla Navaza


Isla Baker Atolón Palmyra
Isla Howland

Véase también: Evolución territorial de los Estados


Unidos

Estados Unidos es una unión federal de


cincuenta estados. Los trece estados
originales fueron los sucesores de las
Trece colonias que se rebelaron contra el
Imperio británico. Poco después de la
independencia, se crearon tres nuevos
estados a partir de otros ya existentes:
Kentucky de Virginia; Tennessee de
Carolina del Norte y Maine de
Massachusetts. La mayoría de los otros
estados fueron creados a partir de
territorios obtenidos a través de la guerra
o la compra por parte del gobierno.
Vermont, Texas y Hawái son la excepción:
cada uno de ellos fue una república
independiente antes de integrarse a la
Unión. Durante la guerra de Secesión,
Virginia Occidental se separó de Virginia.
El estado más reciente es Hawái, que
logró el reconocimiento como estado el 21
de agosto de 1959. Los estados no tienen
el derecho de separarse de la Unión.

Los estados componen gran parte del


territorio estadounidense; las otras dos
áreas que se consideran parte integrante
del país es el distrito de Columbia, el
distrito federal donde se encuentra la
capital Washington D. C., y el Atolón
Palmyra, un territorio deshabitado pero
incorporado, ubicado en el océano
Pacífico. Estados Unidos también posee
cinco grandes territorios de ultramar:
Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los
Estados Unidos en el Caribe y Samoa
Americana, Guam y las Islas Marianas del
Norte en el Pacífico. Aquellos que
nacieron en esos territorios (excepto para
Samoa Americana) poseen la ciudadanía
estadounidense. Los ciudadanos
estadounidenses que residen en los
territorios tienen muchos de los derechos
y responsabilidades de los ciudadanos
que residen en los estados; sin embargo,
generalmente están exentos del pago de
impuestos federales, no pueden votar en
las elecciones presidenciales y solo tienen
representación en calidad de
observadores en el Congreso.[91]
 

Geografía

 
Mapa topográfico del país.

El Gran Cañón, un accidente geográfico esculpido por


el río Colorado.

La superficie de los Estados Unidos


continentales es de aproximadamente
7 700 000 km². Alaska, que está separada
de los Estados Unidos continentales por
Canadá, es el estado más grande del país,
con 1 500 000 km². Hawái, ocupa un
archipiélago ubicado en el Pacífico central,
al suroeste de América del Norte, que
abarca poco más de 16 000 km².[92]
Después de Rusia y Canadá, es el tercer o
cuarto país más grande del mundo por
área total (tierra y agua), clasificado justo
por encima o por debajo de China. La lista
varía dependiendo de si se consideran los
territorios en disputa entre China y la India
y de cómo se calcula el tamaño total de
los Estados Unidos: The World Factbook
de la CIA considera 9 833 517 km²,[4] la
División de Estadísticas de las Naciones
Unidas calcula 9 629 091 km²,[93] y la
Enciclopedia Británica estipula
9 522 055 km².[94] Incluyendo solo la
superficie de la tierra, Estados Unidos es
tercero en tamaño detrás de Rusia y China,
justo por delante de Canadá.[95]

El territorio nacional cuenta con múltiples


formas de relieve y accidentes
geográficos. A medida que se avanza
tierra adentro, la llanura costera del litoral
Atlántico da lugar al bosque caducifolio y
a la meseta del Piedmont. Los Apalaches
separan la costa oriental de los Grandes
Lagos de las praderas del Medio Oeste. El
río Misisipi–Misuri, el cuarto sistema
fluvial más largo del mundo, corre de norte
a sur a través del centro del país. La
pradera llana y fértil de las Grandes
Llanuras se extiende hacia el oeste, hasta
que es interrumpida por una región de
tierras altas en el sureste. Las Montañas
Rocosas, en el borde occidental de las
Grandes Llanuras, atraviesan de norte a
sur todo el país, llegando a altitudes
superiores a los 4300 msnm en Colorado.
Más hacia el oeste se encuentra la Gran
Cuenca y los desiertos, tales como el
desierto de Mojave, de Sonora y de
Chihuahua. Las montañas de la Sierra
Nevada y la cordillera de las Cascadas se
encuentran cerca de la costa del Pacífico.
Con sus 6194 msnm, el monte McKinley
en Alaska es el punto más alto del país y
de todo el continente. Los volcanes
activos son comunes a lo largo de Alaska
y las islas Aleutianas, además de que
Hawái consta de solo islas volcánicas. El
supervolcán ubicado debajo del Parque
nacional Yellowstone en las montañas
Rocosas, es la forma volcánica más
grande del continente.[96]

Clima

Huracán Katrina impactando en la costa sur de los


Estados Unidos en 2005.
Por su gran tamaño y variedad geográfica,
el país cuenta con la mayoría de los tipos
de clima. Al este del meridiano 100, el
clima varía de continental húmedo en el
norte a húmedo subtropical en el sur. El
extremo sur de la Florida y las islas de
Hawái tienen un clima tropical. Las
Grandes Llanuras al oeste del meridiano
100 son semiáridas, mientras que gran
parte de las montañas occidentales
poseen un clima alpino. El clima es árido
en la Gran Cuenca y en los desiertos del
suroeste, es mediterráneo en la costa de
California y oceánico en la costa sur de
Alaska, Oregón y Washington. La mayor
parte del territorio alaskeño tiene un clima
subártico o polar. Los fenómenos
meteorológicos extremos no son raros —
los estados ribereños del golfo de México
son propensos a huracanes y la mayoría
de los tornados del mundo se desarrollan
dentro del país, principalmente en la zona
de Tornado Alley, en el Medio Oeste—.[97]

Flora y fauna

El águila calva, ave nacional de Estados Unidos desde


1782.

Estados Unidos es considerado un país


megadiverso: unas 17.000 especies de
plantas vasculares viven en los Estados
Unidos contiguos y Alaska y más de 1.800
especies de plantas con flores se pueden
encontrar tan solo en Hawái, pocas de las
cuales crecen en el continente.[98] El país
es hogar de más de 400 especies de
mamíferos, 750 especies de aves y 500
especies de reptiles y anfibios.[99] Aquí
también se han descubierto más de
91.000 diferentes clases de insectos.[100]
La Ley de Especies en Peligro aprobada en
1973 protege a las especies amenazadas
y en peligro de extinción y sus hábitats,
que son supervisados por el Servicio de
Pesca y Vida Silvestre de los Estados
Unidos. En total, el gobierno federal posee
el 28,8% de la superficie total del país.[101]
La mayor parte de este porcentaje está
conformado por los cincuenta y ocho
parques nacionales y cientos de otras
áreas naturales protegidas administradas
por las autoridades federales y
estatales.[102] Del resto de las tierras del
gobierno, algunas son alquiladas para la
extracción de petróleo y gas natural, para
la minería, agricultura o ganadería; solo el
2,4% se utiliza para fines militares.[101]

Economía

Edificio de la Bolsa de Nueva York, en Wall Street.

 
Billetes de un dólar estadounidense. El dólar es la
moneda oficial del país desde 1792.

La economía de los Estados Unidos es


una economía mixta capitalista, que se
caracteriza por los abundantes recursos
naturales, una infraestructura desarrollada
y una alta productividad.[103] De acuerdo al
Fondo Monetario Internacional, su PIB de
US$15,7 billones constituye el 24% del
Producto Mundial Bruto y cerca del 21%
del mismo en términos de paridad de
poder adquisitivo (PPA).[8] Este es el PIB
más grande en el mundo, aunque en 2008
era un 5% menor que el PIB (PPA) de la
Unión Europea. El país tiene el undécima
PIB per cápita nominal y el sexto PIB (PPA)
per cápita más altos del mundo.[8]
Además, el país está en segundo lugar del
Índice de Competitividad Global de
2010.[104]

Estados Unidos es el importador de bienes


más grande a nivel internacional y el
tercero en términos de exportaciones,
aunque las exportaciones per cápita son
relativamente bajas para ser un país
desarrollado. En 2008, el total de la
balanza comercial estadounidense era de
696 mil millones de dólares.[105] En 2009,
los automóviles constituyeron los
principales productos exportados e
importados.[106] Canadá, China, México,
Alemania y Japón son sus principales
socios comerciales.[107] Ese último es el
que tiene la mayor deuda pública con
Estados Unidos, ya que a principios de
2010 superó la deuda de China con 34.200
millones de dólares.[108]
Exportaciones a[109] Importaciones de[110]

País Porcentaje País Porcentaje

 
19%    China 19.6%
 Canadá

 
14.3%    Canadá 14.6%
México

   China 7.7%   México 12.3%

   Japón 4.1%    Japón 6.1%

5%
 Alemania

En 2010, el sector privado constituía un


estimado del 55,3% de la economía de
Estados Unidos, las actividades del
gobierno federal sumaban el 24,1% y la
actividad de los gobiernos estatales y
locales ocupaban el restante 20,6%.[111]
Pese a que la economía estadounidense
es posindustrial, ya que el sector servicios
contribuye con el 67,8% del PIB, la nación
continúa siendo una potencia
industrial.[112] En el campo de negocios, la
actividad líder por sus ingresos es el
comercio al por mayor y al por menor; por
ingresos netos es la industria,[113] siendo
la industria química la más
importante.[114] Estados Unidos es el
tercer productor de petróleo más
importante en el mundo, así como el
mayor importador de este
producto.[115][116][117] También es el
productor número uno de energía eléctrica
y de energía nuclear, así como gas natural
licuado, azufre, fosfatos y sal. Mientras
que la agricultura representa menos del
1% del PIB,[112] el país es el mayor
productor de maíz[118] y soya.[119] Toda
esta producción contribuye a que la bolsa
de Nueva York sea la más grande del
mundo.[120] A su vez, las empresas
estadounidenses de Coca-Cola,
McDonalds y Microsoft son las marcas
más reconocidas en el mundo.[121]

En el tercer trimestre de 2009, la fuerza de


trabajo estadounidense era de 154,4
millones de personas. De estos
empleados, un 81% poseía un empleo en
el sector de los servicios. Con 22,4
millones de personas, el gobierno es el
principal campo de empleo.[122]
Aproximadamente el 12% de los
trabajadores están sindicalizados, en
comparación con el 30% de Europa
occidental.[123] El Banco Mundial clasifica
a los Estados Unidos en primer lugar en la
facilidad de contratación y liquidación de
los trabajadores.[124] Entre 1973 y 2003, el
año laboral para un estadounidense
promedio creció 199 horas.[125] En parte
como consecuencia, el país sostiene la
máxima productividad de mano de obra en
el mundo. En 2008, también llegó al primer
puesto en productividad por hora,
superando a Noruega, Francia, Bélgica y
Luxemburgo, que habían superado a los
Estados Unidos la mayor parte de la
década anterior.[126] Comparado con
Europa, los impuestos corporativos y de
propiedad son más altos, mientras que los
impuestos al consumidor son más
bajos.[127]

Infraestructura
Transportes
 

Mapa del Sistema Interestatal de Autopistas, que se


extiende por 75 376 km.[128]

Al ser un país desarrollado, Estados


Unidos cuenta con una infraestructura de
transportes avanzada: 6 465 799 km de
autopistas, 226 427 km de vías férreas,
15 095 aeropuertos y 41 009 km de vías
fluviales.[129] La mayor parte de sus
habitantes utilizan el automóvil como su
principal medio de transporte. En 2003
había 759 automóviles por cada 1000
personas, en comparación con los 472 por
cada 1000 habitantes de la Unión
Europea.[130] Más del 40% de los vehículos
personales son camionetas, todoterrenos
o camiones ligeros.[131] El promedio de
adulto estadounidense (incluyendo a
conductores y no conductores) pasa
diariamente 55 minutos en un automóvil,
viajando una distancia de 47 km.[132]

La industria aérea civil es propiedad


privada, mientras que la mayoría de
aeropuertos son de propiedad pública. Las
tres aerolíneas más grandes en el mundo
son de capital estadounidense: Southwest
Airlines, American Airlines y Delta Air
Lines.[133] De los treinta aeropuertos con
mayor tránsito de pasajeros en el mundo,
dieciséis están en el país, siendo el más
concurrido de todos el Aeropuerto
Internacional Hartsfield-Jackson en
Atlanta.[134] Mientras que el transporte de
mercancías por ferrocarril es muy
importante, relativamente pocas personas
utilizan este medio de transporte para
viajar, dentro o entre las zonas
urbanas.[135] Solo el 9% de las personas
utilizan el transporte público para acudir al
trabajo, un nivel muy bajo comparado con
el 38,8% de Europa.[136] También el uso de
la bicicleta es mínimo, muy por debajo de
los niveles europeos.[137]
Energía

La presa Hoover proporciona energía hidroeléctrica y


agua potable al suroeste del país.

Véase también: Política energética de los Estados


Unidos

El consumo energético total del país es de


3,873 billones kWh anuales, lo que
equivale a un consumo per cápita de 7,8
toneladas de petróleo al año.[129] En 2005,
un 40% de esta energía provenía del
petróleo, 23% del carbón y 22% del gas
natural; el resto provenía de centrales
nucleares y fuentes de energía
renovable.[138] Estados Unidos es el mayor
consumidor de petróleo y de gas natural:
anualmente utiliza 19,5 millones de
barriles de petróleo al año y 627 200
millones de m³ de gas natural.[139][140] Por
otro lado, en el país se encuentran el 27%
de las reservas mundiales de carbón.[141]
Por décadas, la energía nuclear ha jugado
un papel limitado en la producción de
energía, en comparación con la mayoría
de los países desarrollados, debido en
parte a la reacción pública después del
accidente de Three Mile Island. Sin
embargo, en 2007 el gobierno recibió
múltiples peticiones para la construcción
de nuevas centrales nucleares, lo que
podría significar una disminución
considerable en el consumo de
combustibles fósiles[142] y un cambio en la
política energética.

Demografía
Véase también: Inmigración en los Estados Unidos

Evolución de la población (1790-2000).


Según estimaciones de la Oficina Nacional
del Censo, en julio de 2016 la población de
Estados Unidos ascendía a 323.952.889
habitantes,[143] incluyendo un estimado de
11,2 millones de inmigrantes ilegales.[144]
Esto la convierte en la tercera nación más
poblada en el mundo, después de China y
la India. Además, Estados Unidos es la
única nación industrializada donde se
prevé un aumento significativo en la
población.[145] Con una tasa de natalidad
de 13,82 bebés por cada 1 000 habitantes
(30% por debajo de la media mundial), su
tasa de crecimiento demográfico es de
0,98%, significativamente más alto que los
de Europa occidental, Japón y Corea del
Sur.[146] En el año fiscal de 2009, 1,1
millones de inmigrantes obtuvieron la
residencia legal.[147] México ha sido el
principal país de origen de los nuevos
residentes durante más de dos décadas;
desde 1998, China, India y Filipinas
también se han destacado en este sentido
cada año.[148]

Mapa de los principales grupos étnicos del país.


Estados Unidos tiene una población muy
diversa: treinta y un diferentes grupos
étnicos cuentan con más de un millón de
representantes.[149] Los blancos
estadounidenses son el grupo étnico más
grande; los germano-estadounidenses, los
hiberno-estadounidenses y los
angloamericanos constituyen tres de los
cuatro grupos étnicos más numerosos del
país.[149] Los afroamericanos son la
«minoría» racial más importante y el tercer
grupo étnico más grande.[149][150] Los
asiáticos son la segunda "minoría" racial
con mayor presencia; dentro de este grupo
destacan los grupos de origen chino y
filipino.[149] En 2008, la población incluía
un estimado de 6 millones de personas
con ascendencia indígena, ya sea de un
pueblo amerindio (1,8 millones), alaskeño
(3,1 millones), hawaiano (0,5 millones) o
de una isla del Pacífico (0,6 millones).[150]

El Chinatown en la ciudad de San Francisco alberga


una de las comunidades chinas más grandes del país.

El crecimiento de la población de origen


latinoamericano es una importante
tendencia demográfica. De acuerdo a la
Oficina Nacional del Censo, los 46,9
millones de descendientes de latinos o
hispanos[150] son un grupo heterogéneo
que comparten una distinta «etnicidad»,
así 64% de los hispanos son de
ascendencia mexicana.[151] Entre 2000 y
2008, la población hispana aumentó 32%,
mientras que la población no hispana
aumentó solo un 4,3%.[150] Gran parte de
este crecimiento es debido a la
inmigración, por ejemplo, en 2007 el 12,6%
de la población estadounidense había
nacido en el extranjero, de los cuales, el
54% nacieron en América Latina.[152] La
tasa de fecundidad también es un factor:
la mujer hispana promedio da a luz a tres
niños, mientras que las mujeres negras
tienen 2,2 y las mujeres blancas 1,8.[145]
Las minorías (definidas por la Oficina del
Censo como todos aquellos que no son
hispanos o blancos) constituyen el 34% de
la población y se prevé que constituirán la
mayoría para el 2042.[153]

Alrededor del 82% de los estadounidenses


viven en zonas urbanas (tal como las
define la Oficina del Censo, estas áreas
incluyen los suburbios);[129] cerca de la
mitad residen en ciudades con una
población superior a 50 000
habitantes.[154] En 2008, 273 localidades
contaban con más de 100.000 personas,
nueve ciudades tenían más de un millón
de residentes y cuatro ciudades globales
tenían más de dos millones de residentes
(Nueva York, Los Ángeles, Chicago y
Houston).[155] Existen cincuenta y dos
áreas metropolitanas con más de un
millón de habitantes.[156] De las cincuenta
áreas metropolitanas de más rápido
crecimiento demográfico, cuarenta y siete
se encuentran en el oeste y en el sur.[157]
Las áreas metropolitanas de Dallas,
Houston, Atlanta y Phoenix aumentaron su
población en más de un millón de
personas entre 2000 y 2008.[156]

Educación
 

Cerca del 80% de los universitarios asisten a colleges


públicos como la Universidad de Virginia, un sitio
Patrimonio de la Humanidad, fundada por Thomas
Jefferson.[158]

La educación pública estadounidense es


operada por los gobiernos estatales y
locales, regulados por el Departamento de
Educación de los Estados Unidos. Es
obligatorio que los niños asistan a la
escuela desde los seis o siete años (por lo
general, al jardín de niños o al primer
grado de educación primaria) hasta que
cumplen los dieciocho años
(generalmente hasta cursar el duodécimo
grado, el final de la escuela secundaria);
algunos estados permiten a los
estudiantes abandonar la escuela a los
dieciséis o diecisiete años.[159]
Aproximadamente el 12% de los niños
están inscritos en escuelas privadas,
mientras que el 2% recibe educación en el
hogar.[160] Existen múltiples instituciones
privadas y públicas de educación superior,
así como de colleges comunitarios con las
políticas de admisión abierta. De las
personas mayores de veinticinco años, el
84,6% se graduó de la escuela secundaria,
un 52,6% asistió a algún college, el 27,2%
obtuvo una licenciatura y el 9,6% obtuvo
un título de posgrado.[161] La tasa de
alfabetización es de aproximadamente un
99%.[129] La ONU le asigna al país un
índice de educación de 0,97, el 12° más
alto en el mundo.[162] De acuerdo a la
Unesco, Estados Unidos es el segundo
país con más instituciones de educación
superior en el mundo, con un total de
5.758 y un promedio de más de 15 por
cada estado.[163] El país también cuenta
con el mayor número de estudiantes
universitarios en el mundo, ascendiendo a
14.261.778, es decir, casi el 4,75% de la
población total.[164] Finalmente, aquí se
encuentran algunas de las universidades
más prestigiosas y de mayor fama en todo
el mundo. Harvard, Yale, Berkeley, Stanford
y el Instituto Tecnológico de
Massachusetts son consideradas como
las mejores universidades por varias
publicaciones.[165][166][167]

Idiomas

Idioma oficial de estados y territorios.


     
     Dos o más oficiales.
     Inglés de facto.
     Múltiples idiomas de facto.
Véanse también: Inglés estadounidense e Idioma
español en Estados Unidos.

El inglés es el idioma nacional de facto.


Aunque no existe ningún idioma oficial a
nivel federal, algunas leyes —como los
Requisitos para la Naturalización—
colocan al inglés como idioma obligatorio.
En 2006, cerca de 224 millones, o sea, el
80% de la población mayor de cinco años,
hablaba únicamente el inglés en casa. El
español, hablado por el 12% de la
población, es el segundo idioma más
hablado, y el que más comúnmente se
aprende como segunda lengua.[168][169]
Algunas personas abogan por convertir el
inglés en el idioma oficial, como lo es en al
menos veintiocho estados.[170] El
hawaiano y el inglés son los idiomas
oficiales de Hawái.[171] Aunque carecen de
un idioma oficial, Nuevo México tiene
leyes que alientan el uso del inglés y el
español, de la misma forma que Luisiana
lo hace con el inglés y el francés cajún.[172]
En otros estados, como en California, la
publicación de ciertos documentos
oficiales en español es obligatoria.[173][174]
Los territorios insulares garantizan el
reconocimiento oficial de los idiomas
nativos, junto con el inglés: el samoano y
el chamorro son reconocidos por Samoa
Americana y Guam, respectivamente; el
carolinio y el chamorro son reconocidos
por las Islas Marianas del Norte, y el
español es un idioma oficial de Puerto
Rico.

Además de las lenguas mencionadas, se


siguen hablando un número elevado de
lenguas nativas en numerosas reservas
por todo el país y pequeñas localidades.
Cada una de estas lenguas cuenta con
unos pocos de miles de hablantes, y la
más importante demográficamente es el
navajo, con casi 200 000 hablantes
nativos.

Religión
 

Catedral Nacional de Washington D. C., perteneciente a


la Iglesia episcopal, aunque con distintos servicios
diarios de otras congregaciones.

Estados Unidos es oficialmente un estado


laico; la Primera Enmienda garantiza el
libre ejercicio de la religión y prohíbe el
establecimiento de cualquier gobierno
religioso.[27] En un estudio de 2002, 59%
de los estadounidenses aseguró que la
religión desempeñaba un "papel muy
importante en sus vidas," una cifra más
elevada que la de cualquier otra nación
desarrollada.[175] De acuerdo con una
encuesta de 2007, 78,4% de los adultos se
identificaron como cristianos,[176]
registrándose una disminución desde
1990, cuando eran el 86,4%.[177] Las
denominaciones protestantes
representaban el 51,3%, mientras que la
Iglesia católica con el 23,9%, era la
corriente religiosa más grande. El estudio
clasifica a los evangélicos blancos, 26,3%
de la población, como la cohorte religiosa
más grande del país;[176] otro estudio
estima que los evangélicos de todas las
razas conforman entre el 30 y 35% de la
población.[178] En 1990, el total de adeptos
a religiones no cristianas eran el 3,3%,
para 2007 había crecido hasta un
4,7%.[177] Las principales religiones no
cristianas eran el judaísmo (1,7%), el
budismo (0,7%), el Islam (0,6%), el
hinduismo (0,4%) y el unitarismo
universalista (0,3%).[176] La encuesta
también informó que el 16,1% de los
estadounidenses se describían a sí
mismos como agnósticos, ateos o
simplemente sin ninguna religión.[176][177]

Salud
 

Vista del Texas Medical Center de Houston, es el


centro médico más grande del mundo

En 2006, la esperanza de vida era de 77,8


años,[179] siendo un año más corta que el
promedio de Europa occidental, y mucho
más corta que la de países como Noruega,
Suiza y Canadá.[180] Durante las últimas
dos décadas, el nivel de esperanza de vida
cayó del 11° lugar mundial, hasta el
42°.[181] La mortalidad infantil es de 6,37
fallecimientos por cada 1000 nacidos
vivos.[182] Aproximadamente un tercio de
la población adulta es obesa y otro tercio
tiene sobrepeso;[183] el índice de obesidad,
uno de los más altos del mundo, se ha
duplicado en los últimos veinticinco
años.[184] La alta incidencia de diabetes
tipo 2 relacionada con la obesidad se
considera una epidemia por algunos
profesionales de la salud.[185] El índice de
embarazos en la adolescencia asciende a
79,8 por cada 1000 mujeres, cuatro veces
el índice de Francia y cinco veces el de
Alemania.[186] El aborto, legal en algunos
casos, es un tema muy controvertido:
muchos estados prohibieron la
financiación pública del procedimiento,
restringieron el aborto cuando el feto ya
está desarrollado, requieren notificación
parental para las menores y un período de
espera. La tasa de aborto está
disminuyendo, ya que existen 241 por
cada 1000 nacimientos, aunque sigue
siendo superior al de la mayoría de las
naciones occidentales.[187]

El gasto en el sistema de atención a la


salud sobrepasa al de cualquier otra
nación, tanto en términos de gasto per
cápita como en porcentaje del PIB.[188] En
2000, la Organización Mundial de la Salud
colocó el sistema de salud
estadounidense en primer lugar en la
capacidad de respuesta, pero 37º en
rendimiento global. Estados Unidos es
líder en innovación médica. En 2004, este
sector invirtió tres veces más que
cualquier país de Europa en la
investigación biomédica.[189]

Estados Unidos es sede de muchos de los


mejores centros médicos del mundo. Gran
parte de las instalaciones médicas son de
propiedad privada que cuentan con
algunos subsidios del gobierno local. A
pesar de ser asociaciones sin fines de
lucro, muchos de los hospitales más
importantes del país están afiliados a
grandes corporaciones o escuelas de
medicina, que han hecho posible que
anualmente estos centros alberguen a
cerca del 70% de todos los pacientes
médicos del país.[190] El Hospital Johns
Hopkins, la Clínica Mayo, el Hospital
General de Massachusetts y la Clínica
Cleveland se encuentran entre los mejores
hospitales del país y del mundo.[191]

A diferencia de otros países desarrollados,


la cobertura del sistema de salud no es
universal. En 2004, los seguros médicos
pagaron el 36% de los gastos en materia
de salud y los gobiernos federales y
estatales otorgaron el 44%.[192] En 2005,
46,6 millones de estadounidenses, 15,9%
de la población, no estaban asegurados,
5,4 millones más que en 2001. La principal
causa de este aumento es la caída en el
número de empleos donde se garantiza el
seguro médico.[193] El tema de los
estadounidenses no asegurados es una
cuestión política importante.[194][195] Un
estudio de 2009 estimó que la falta de
seguros está asociada con casi 45 000
muertes al año.[196] En 2006,
Massachusetts se convirtió en el primer
estado en implementar la asistencia
sanitaria universal.[197] La ley federal
aprobada a principios de 2010 creará un
sistema de salud casi universal para todo
el país en 2014.
Ciudades principales
Principales ciudades de Estados Unidos

Ciudad Estado Población Ciudad

Nueva
York
 

Los
Ángeles
 

Chicago

1 Nueva Nueva 8.459.026   11 Detroit Míc


York York

2 Los California 3.878.715   12 Jackso


Ángeles
3 Chicago Illinois 2.878.948   13 San
Francisco
4 Houston Texas 2.307.883   14 Indianápo

5 Phoenix Arizona 1.635.783   15 Austin T

6 Filadelfia Pensilvania 1.445.993   16 Colu

7 San Texas 1.402.013   17 Fort Tex


Antonio Worth

8 San California 1.309.749   18 Charlotte


Diego

9 Dallas Texas 1.304.930   19 Memphis T

10 San California 977.893   20 Baltimore


José

Estimación para 2010[198]


Delincuencia y aplicación
de la ley
Véanse también: Derecho de los Estados Unidos, Pena
capital en Estados Unidos y Segunda Enmienda a la
Constitución de los Estados Unidos.
Estados Unidos (2015)

Tasa de criminalidad por cada 100 000 habitantes

Tipo de crimen Ratio

Homicidios 4,9

Violaciones 38,6

Robos violentos 101,9

Asaltos con agravante 237,8

Total de crímenes 372,6


violentos

Robo 491,4

Hurtos 1775,4

Robo de vehículos de 220,2


motor

Total de delitos contra 2487


la propiedad
Fuente: Crime in the United States by Volume and Rate
per 100,000 Inhabitants, 1996–2015 (tabla 1)

La responsabilidad legal de aplicar y hacer


cumplir las leyes en Estados Unidos recae
principalmente en los cuerpos de policía
local, en los alguaciles —llamados sheriff o
marshal, dependiendo del estado— y sus
departamentos y en la policía estatal. A
nivel federal existen varias agencias
federales, como la Oficina Federal de
Investigación (FBI) y el Cuerpo de
Alguaciles de Estados Unidos,
especializados en determinadas
funciones.[199] A nivel federal y en casi
todos los estados impera el derecho
consuetudinario. En el país existen dos
tipos de tribunales, los tribunales
estatales, encargados de estudiar y juzgar
delitos ordinarios, y los tribunales
federales, encargados de juzgar ciertos
delitos designados y resolver apelaciones
procedentes de sentencias de tribunales
estatales. Los acuerdos entre las partes
es la forma más común de terminar los
juicios, pues en la gran mayoría de casos
penales se alcanza un acuerdo con el
fiscal antes de celebrarse un juicio con
jurado.[200][201]
En 2012 hubo 4,7 homicidios por cada
100 000 habitantes en los Estados Unidos,
lo que representa un descenso del 54%
desde el pico de 10,2 alcanzado en
1980,[202][203][204] sin embargo en 2015 se
produjo un severo repunte del número de
homicidios, con una tasa de 4,9 por cada
100 000 personas, lo que equivale en
cifras a 15 696 homicidios, 1532 más que
en 2014 (un incremento del 10,8%), el
mayor repunte anual desde 1971.[205]
Entre 1980 y 2008 los hombres
cometieron el 77% de los homicidios y el
90% de los crímenes. La población negra
se vio involucrada en el 52,5% de los
homicidios, una proporción ocho veces
mayor que la población blanca (incluyendo
a la mayoría de hispanos como «blancos»)
y fueron víctimas en una proporción seis
veces mayor que los blancos. La mayoría
de homicidios fueron entre personas de la
misma etnia, ya que un 93% de los negros
fueron asesinados por negros y un 84% de
los blancos por blancos.[206] De los países
desarrollados, Estados Unidos es, con
diferencia, el país que tiene un mayor
índice de delitos con violencia, homicidios
y violencia armada.[207] Un análisis de la
Organización Mundial de la Salud de 2003
reveló que Estados Unidos «tenía una tasa
de homicidios 6,9 veces superior a las
tasas registradas en el resto de los países
de ingresos altos, tasa impulsada al alza
debido a que su tasa de homicidios por
arma de fuego era 19,5 veces mayor.»[208]
El derecho a comprar y portar un arma de
fuego, consagrado en la Segunda
Enmienda a la Constitución, sigue siendo
objeto de debate político y social.

La pena de muerte sigue siendo un tipo de


condena legalmente, y sigue contemplada
para ciertos delitos federales y militares
en 32 de los 50 estados del país.[209] Entre
1967 y 1977 no se realizó ninguna
ejecución, debido, en parte, a un fallo de la
Corte Suprema de los Estados Unidos que
prohibía la imposición arbitraria de la pena
capital. En 1976, el mismo tribunal
dictaminó que, en circunstancias
adecuadas, la pena de muerte podía
aplicarse sin que ello violara la legalidad
constitucional. Desde esta decisión,
Estados Unidos ha ejecutado a más de
1300 reos, la mayoría de ellos en los
estados de Texas, Virginia y
Oklahoma.[210] Por otro lado, son varios
los estados que han ido aboliendo por ley
o simplemente han dejado de aplicar la
pena de muerte. En el año 2010, Estados
Unidos fue el quinto país en número de
ejecuciones, detrás de tan solo China, Irán,
Corea del Norte y Yemen.[211]
 

Prisión federal del Condado de Tazewell (Illinois)

Estados Unidos es el país con una mayor


tasa de encarcelamiento documentado del
mundo y tiene la mayor población
carcelaria del mundo.[212][213] A inicios de
2008, más de 2,3 millones de personas
estaban encarceladas, más de uno de
cada cien adultos del país.[214] Entre
presos y personas en libertad condicional,
el sistema penitenciario supervisaba a uno
de cada 31 adultos del país en 2010,[215]
cifra que para 2012 se había rebajado a 1
de cada 35 adultos (la tasa más baja
desde 1997), haciendo un total de
6 937 600 personas.[216] La población
carcelaria se ha cuadruplicado desde
1980.[217] El coste de mantener a los
presos y las instalaciones, sumado a la
construcción de nuevas prisiones debido a
la masificación, asciende a más de 60 000
millones de dólares anuales; esto provoca
que algunos estados del país tengan que
destinar al sistema penitenciario un 10%
de sus ingresos, en el caso de California,
estado a la cabeza en número de
prisioneros, en el año 2010 dedicó más
dinero a esta faceta que, por ejemplo, a
educación.[215] Los presos más comunes
son los varones afroamericanos, con una
tasa de encarcelados tres veces mayor
que los hispanos y seis veces mayor que
la de los varones blancos.[218] La alta tasa
de presos puede explicarse en parte por
las duras leyes promulgadas durante las
últimas décadas para combatir el tráfico,
posesión y consumo de drogas.[219] En
2008 Louisiana fue el estado con mayor
tasa de encarcelados y Maine el de menor
tasa.[220]

El sistema penitenciario de Estados


Unidos es duramente criticado tanto por
analistas como por algunas
organizaciones. Además de la
privatización progresiva del sistema
penitenciario desde la década de 1980, en
2014 la ONG Human Rights Watch y otras
organizaciones denunciaron que más de
80 000 presos se encuentran en celdas de
aislamiento minúsculas, que las ONG
califican como cámaras de tortura.[221] En
2012, The New York Times denunció que
unos 60 000 indocumentados recluidos en
centros de detención son utilizados como
mano de obra barata por el gobierno o
empresas privadas, con salarios que
pueden llegar a ser de 13 centavos la hora;
en algunos casos ni siquiera se les
retribuye.[222] Algunos estados también
emplean a miles de reclusos de sus
prisiones en fábricas de algunas
empresas a cambio de la reducción de su
condena o el salario mínimo. Esto supone
un ahorro para las empresas de millones
de dólares al año en salarios, aunque su
legalidad está cuestionada.[223] Algunas
de las empresas involucradas serían,
directamente o a través de subcontratas,
Microsoft, Boeing, Starbucks o Victoria’s
Secret, entre otras.[223]

Cultura

 
Íconos de la cultura estadounidense: tarta de
manzana, béisbol y la bandera nacional.

Estados Unidos es una nación


multicultural, hogar de una amplia
variedad de grupos étnicos, tradiciones y
valores.[11][224] Aparte de las ahora
pequeñas poblaciones de nativos
americanos y hawaianos, casi todos los
estadounidenses o sus antepasados
emigraron durante los últimos cinco
siglos.[225] La cultura común para la
mayoría de los estadounidenses es una
cultura occidental, que en gran parte
proviene de las tradiciones de los
inmigrantes europeos con influencias de
muchas otras fuentes, tales como las
tradiciones traídas por los esclavos de
África.[11][226][227] Recientemente, los
inmigrantes de Asia y Latinoamérica han
añadido más elementos a esta mezcla
cultural que ha sido descrita como «un
crisol de razas homogeneizados y en una
ensaladera heterogénea», en donde los
inmigrantes y sus descendientes retienen,
comparten y absorben varias
características culturales distintivas.[11]

De acuerdo con un análisis de


dimensiones culturales elaborado por
Geert Hofstede, Estados Unidos tiene uno
de los índices de individualismo más alto
que cualquier otro país estudiado.[228]
Mientras que en la cultura popular se
considera al país como una sociedad sin
clases sociales,[229] varios estudiosos
identifican diferencias significativas que
pueden considerarse como clases
sociales, que afectan a la socialización, el
idioma y los valores.[230][231] La clase
media trabajadora estadounidense ha sido
la iniciadora de muchas de las tendencias
sociales contemporáneas como el
feminismo moderno, el ecologismo y el
multiculturalismo.[232] A diferencia de
otras culturas, la mayoría de las mujeres
trabajan fuera del hogar y cuenta con
alguna licenciatura.[233] En 2007, 58% de
las estadounidenses mayores de 18 años
se habían casado, 6% estaban viudas, 10%
se divorciaron y el 25% nunca se había
casado.[234]

El mismo estudio de Hofstede también


reveló que el punto de vista social de los
estadounidenses, sus expectativas
culturales y la imagen que tienen de sí
mismos están asociadas con sus empleos
y ocupaciones en un grado inusualmente
estrecho.[235] Así también se tiene la
tendencia a valorar más los logros
socioeconómicos, de tal modo que el
hecho de ser una persona ordinaria o
promedio es visto como un atributo
positivo en la mayoría de los casos.[236]
Pese a que el llamado "Sueño americano"
y la percepción de que los
estadounidenses disfrutan de una alta
movilidad social desempeñan un papel
clave en la atracción de los inmigrantes,
algunos analistas encuentran que Estados
Unidos tiene una movilidad social menor
que los países de Europa y
Canadá.[237][238]

Arte

 
Times Square en Nueva York, parte del distrito teatral
de Broadway.

Desde la colonización europea, el arte


estadounidense se mantuvo apegado a las
corrientes artísticas del Viejo Continente.
A mediados del siglo XIX, surgió la
Escuela del río Hudson, uno de los
primeros movimientos artísticos
desarrollado en el país, aunque todavía se
encontraba muy influenciado por la
tradición europea del naturalismo. En
1913, el Armory Show de la ciudad de
Nueva York, una exhibición de obras del
arte moderno europeo, causó un gran
impacto en el público y transformó la
escena artística estadounidense.[239]
Georgia O'Keeffe, Marsden Hartley y otros
artistas experimentaron con nuevos
estilos, mostrando una sensibilidad y
técnica sin precedentes en los artistas
europeos. Los movimientos artísticos más
importantes como el expresionismo
abstracto de Jackson Pollock y Willem de
Kooning y el pop art de Andy Warhol y Roy
Lichtenstein se desarrollaron en gran
medida en los Estados Unidos. De igual
forma, la corriente del modernismo y el
posmodernismo llevaron a la fama a
varios arquitectos estadounidenses como
Frank Lloyd Wright, Philip Johnson y Frank
Gehry.
 

La Estatua de la Libertad es una de las esculturas más


conocidas en el mundo y un ícono representativo de
todo el país.

Uno de los más grandes promotores del


teatro en Estados Unidos fue el
empresario P. T. Barnum, quien se
introdujo en el negocio del entretenimiento
del bajo Manhattan en 1841. A finales de
la década de 1870, el equipo Harrigan and
Hart produjo una serie de comedias
musicales muy exitosas en Nueva York. En
el siglo XX, el formato para los musicales
modernos emergió de Broadway; las
canciones compuestas por personajes
como Irving Berlin, Cole Porter y Stephen
Sondheim se convirtieron en estándares
para la música pop. El dramaturgo Eugene
O'Neill ganó el Premio Nobel de Literatura
en 1936; otros escritores estadounidenses
aclamados incluyen a ganadores de un
Premio Pulitzer, como Tennessee
Williams, Edward Albee y August Wilson.

Coreógrafos como Isadora Duncan y


Martha Graham ayudaron al desarrollo de
la danza moderna, mientras que George
Balanchine y Jerome Robbins fueron dos
de las grandes figuras del ballet del siglo
XX. Los estadounidenses han jugado un
papel importante en el medio artístico de
la fotografía, destacando entre ellos Alfred
Stieglitz, Edward Steichen y Ansel Adams.

Cine, entretenimiento y música

El letrero de Hollywood.
La primera función de cine realizada en la
historia se realizó en 1894 en la ciudad de
Nueva York, utilizando el quinetoscopio de
Thomas Edison. El año siguiente fue
presentada la primera proyección de una
película con fines comerciales, también en
Nueva York, y durante las décadas
siguientes Estados Unidos estuvo a la
vanguardia del desarrollo del cine sonoro.
Desde principios del siglo XX, la industria
del cine estadunidense se ha centrado en
gran medida alrededor de las
producciones de Hollywood, California. El
director D. W. Griffith fue fundamental para
el desarrollo de la estructura básica de
una película y Citizen Kane (1941) de
Orson Welles es citada frecuentemente
como la mejor película de todos los
tiempos.[240][241] Otros directores
fundamentales de esta nacionalidad en la
historia del cine: John Ford, Howard
Hawks, Elia Kazan o Michael Curtiz, y,
entre los más recientes, Stanley Kubrick,
Francis Ford Coppola o Steven Spielberg.
Actores estadounidenses como Humphrey
Bogart, John Wayne o Marilyn Monroe se
han convertido en figuras icónicas,
mientras que el productor y empresario
Walt Disney fue uno de los líderes en la
animación y el merchandising de sus
películas. Los estudios de cine más
importantes de Hollywood han producido
las películas comercialmente más
exitosas en la historia, tales como Star
Wars (1977), Titanic (1997) o Avatar
(2009). Para la década de 2020, los
productos de Hollywood continuarán
dominando la industria cinematográfica a
nivel mundial.[242]

Con la historieta, la producción


estadounidense ha perdido el liderazgo
que ostentaba a nivel mundial desde
principios del siglo XX, destacando varias
tiras de prensa como Flash Gordon, The
Phantom o El Príncipe Valiente. Luego de la
Segunda Guerra Mundial, el cómic se
convirtió en un medio minoritario que
recientemente vive el fenómeno de la
novela gráfica, en el que destacan autores
como Charles Burns, Joe Sacco o Chris
Ware. No obstante, las tiras cómicas y las
historietas también son parte del legado
artístico del país. Por ejemplo, Superman,
uno de los superhéroes más conocidos
dentro de este medio, se ha convertido en
todo un ícono nacional.[243]

La serie The Simpsons, sátira de la familia y la


sociedad americanas.
Estados Unidos tiene la mayor cantidad de
televidentes en el mundo,[244] a la vez que
el promedio de tiempo dedicado a ella
sigue en aumento, llegando a cinco horas
al día en 2006.[245] Las cuatro cadenas de
televisión más importantes son todas
entidades comerciales. Los
estadounidenses también escuchan
programas de radio, en gran medida
comercializados, en promedio durante dos
y media horas al día.[246] Los sitios web y
motores de búsqueda más populares de la
red son inventiva estadounidense,
incluidos Google, Facebook, YouTube,
Wikipedia, Blogger, eBay y Yahoo!.[247]
En cuanto a la música, la obra de Charles
Ives de la década de 1910, en gran parte
ignorada durante su desarrollo, lo llevó a
convertirse en el primer compositor de
música clásica estadounidense exitoso;
otros pioneros como Henry Cowell y John
Cage crearon un enfoque estadounidense
dentro de las composiciones clásicas.
Aaron Copland y George Gershwin
desarrollaron una mezcla única de música
clásica con música popular.

Los estilos rítmicos y líricos de la música


afroamericana han influido profundamente
en la música de Estados Unidos en
general, distinguiéndola de las tradiciones
europeas. Elementos de la música
folclórica, como el blues y lo que ahora se
conoce como old music fueron adaptados
y transformados en géneros populares
para una audiencia global. El jazz fue
desarrollado por artistas innovadores tales
como Louis Armstrong y Duke Ellington a
principios del siglo XX. El country surgió
en la década de 1920 y el rhythm and blues
en la década de 1940. A mediados de la
siguiente década, Elvis Presley y Chuck
Berry estuvieron entre los pioneros del
rock and roll. En la década de 1960, el
surgimiento de la carrera de Bob Dylan
ayudó a revivir la influencia de la música
folclórica, para convertirse en uno de los
compositores más célebres del país; al
mismo tiempo, James Brown lideró el
desarrollo del funk. Las más recientes
creaciones estadounidenses incluyen el
hip hop y la música house. Finalmente, las
estrellas pop tales como Elvis Presley,
Michael Jackson y Madonna se han
convertido en iconos reconocidos a nivel
mundial.[248]

Las Vegas tiene el título de "Capital del entretenimiento


mundial" gracias a sus hoteles, centros comerciales y
casinos.
Literatura y filosofía

Edgar Allan Poe (1809–1849), uno de los escritores


estadounidenses más reconocidos en el mundo.

Durante el siglo XVIII y principios del siglo


XIX, la literatura estadounidense tomaba
la mayoría de sus influencias de Europa. A
mediados del siglo XIX, escritores como
Nathaniel Hawthorne, Edgar Allan Poe y
Henry David Thoreau establecieron una
literatura propia del país. Mark Twain y el
poeta Walt Whitman fueron dos de las
grandes figuras de la segunda mitad del
siglo; Emily Dickinson, virtualmente
desconocida durante su vida, también es
considerada como una de las poetisas
más importantes de la literatura
estadounidense.[249] Una obra que captura
aspectos fundamentales de la vida en el
país en sus personajes —tales como
Moby-Dick (1851) de Herman Melville, Las
aventuras de Huckleberry Finn (1885) de
Mark Twain y El gran Gatsby (1925) de F.
Scott Fitzgerald— puede ser considerada
como la «gran novela estadounidense».

Once ciudadanos estadounidenses han


ganado el Premio Nobel de Literatura,
siendo el más reciente Toni Morrison en
1993. William Faulkner y Ernest
Hemingway, ganadores en los años 1949 y
1954, respectivamente, a menudo son
catalogados entre escritores más
influyentes del siglo XX.[250] Varios
géneros literarios populares como los del
viejo oeste y la novela negra se
desarrollaron en el país. Los escritores de
la generación beat (Allen Ginsberg, Jack
Kerouac, William S. Burroughs...) abrieron
el campo a nuevas formas literarias, así
como a autores posmodernistas como
John Barth, Thomas Pynchon y Don
DeLillo. Merece la pena mencionar
asimismo a otros poetas y escritores tan
importantes como Ezra Pound, Wallace
Stevens, Gore Vidal, Truman Capote, el
nacionalizado Vladimir Nabokov, Raymond
Carver, y, dentro de la literatura fantástica,
son de renombre internacional H. P.
Lovecraft, Philip K. Dick, Ray Bradbury,
Stephen King, etc.

En el campo de la filosofía, los


trascendentalistas, liderados por Henry
Thoreau y Ralph Waldo Emerson,
establecieron el primer movimiento
filosófico importante del país. Después de
la Guerra de Secesión, Charles Sanders
Peirce, William James y John Dewey
fueron los líderes del desarrollo del
pragmatismo. En el siglo XX, las obras de
W. V. O. Quine, Richard Rorty y Noam
Chomsky, trajeron la filosofía analítica a
las academias estadounidenses. En
décadas más recientes, John Rawls y
Robert Nozick fueron dos de los líderes
más importantes del resurgimiento de la
filosofía política.

Gastronomía
 

Un BigMac Combo, servido en la cadena de


restaurantes McDonald's, a menudo identificado como
una "típica comida estadounidense".

La gastronomía de Estados Unidos es


similar a la de otros países occidentales,
con el trigo siendo el cereal más utilizado.
La cocina tradicional estadounidense
utiliza ingredientes como el pavo, carne de
ciervo, papas, camotes, maíz, calabazas,
miel de maple y otros elementos indígenas
utilizados por los amerindios y los
primeros colonizadores europeos.
Parrilladas de puerco y res, tortas de
cangrejo, papas chips y las galletas con
chispas de chocolate son algunos de los
platos hechos al «estilo estadounidense».
La soul food, la cocina tradicional de los
esclavos africanos, es aún popular en el
sur y entre los afroamericanos de otras
partes del país. Las gastronomías
sincréticas, como la cocina criolla de
Luisiana, la cajún y la Tex-mex, tienen gran
importancia regional.

Platos característicos como la tarta de


manzana, el pollo frito, la pizza, la
hamburguesa y el perrito caliente
provienen de recetas introducidas por los
inmigrantes. Las papas fritas, los platillos
mexicanos como los burritos y tacos y los
platillos con pastas adaptados de recetas
italianas también son ampliamente
consumidos.[251] En el consumo de
bebidas, los estadounidenses prefieren el
café en vez del té. La publicidad de las
industrias estadounidenses ha hecho que
el jugo de naranja y la leche sean las
bebidas típicas de un desayuno.[252][253] El
consumo frecuente de comida rápida está
asociado con lo que los médicos llaman
«epidemia de obesidad». Las gaseosas
son ampliamente populares: el azúcar
contenido en ellas aporta el 9% de la
ingesta calórica promedio.[254][255]
Ciencia y tecnología

El astronauta Neil Armstrong, protagonista durante el


primer alunizaje del hombre en 1969.

Estados Unidos es pionero en la


investigación científica y la innovación
tecnológica desde el siglo XIX. En 1876,
Alexander Graham Bell recibió la primera
patente para un estadounidense por el
teléfono.[256] El laboratorio de Thomas
Edison desarrolló el fonógrafo, la primera
lámpara incandescente y el primer
proyector de películas. Nikola Tesla fue
precursor en experimentar con la corriente
alterna, el motor de corriente alterna y la
radio. En el siglo XX, las compañías de
automóviles de Ransom Eli Olds y Henry
Ford promovieron la producción en
cadena. En 1903, los hermanos Wright
realizaron el primer vuelo propulsado en
su aeronave Wright Flyer.[257]

El ascenso del nazismo en la década de


1930 llevó a muchos científicos europeos,
incluyendo a Albert Einstein y Enrico
Fermi, a emigrar al país. Durante la
Segunda Guerra Mundial, el proyecto
Manhattan ya había desarrollado las
primeras armas nucleares, anunciando el
inicio de la era nuclear. La carrera espacial
también produjo avances rápidos en la
construcción y desarrollo de cohetes, la
ciencia de materiales y la computación. El
país fue el responsable del desarrollo de la
ARPANET y su sucesor, Internet. Hoy en
día, la mayor parte de los ingresos para la
investigación y desarrollo, un 64%,
provienen del sector privado.[258] El país es
líder mundial en publicaciones de
investigación científica y en el factor de
impacto.[259] Los estadounidenses poseen
bienes de consumo tecnológicamente
avanzados[260][261][262] y casi la mitad de
los hogares tienen acceso a Internet de
banda ancha.[263] También es el principal
desarrollador y cultivador de organismos
genéticamente modificados; más de la
mitad de las tierras con cultivos
biotecnológicos del mundo se encuentran
en Estados Unidos.[264]

Fiestas

 
Celebración del 4 de julio frente al monumento a
Washington.
Fecha Festividad Nombre local Notas

New Year's
1 de enero Año Nuevo Festividad por el Año Nuevo.
Day

Natalicio de Se celebra el tercer lunes de enero (aunque el


Martin Luther
enero Martin Luther nacimiento de Martin Luther King fue el 15 de
King, Jr. Day
King enero).

Se celebra el tercer lunes de febrero,


Día de los Presidents
febrero conmemorando el nacimiento de George
Presidentes Day
Washington.

mayo Día de la Madre Mother's Day Se celebra el segundo domingo de mayo.

Se celebra el último lunes de mayo para


Día de los
mayo Memorial Day conmemorar a los fallecidos en las guerras del
Caídos
país.

junio Día del Padre Father's Day Se celebra el tercer domingo de junio.

Día de la Independence Conmemoración del aniversario de la firma de la


4 de julio
Independencia Day Declaración de Independencia.

septiembre Día del Trabajo Labor Day Se celebra el primer lunes de septiembre.

Columbus Se celebra el segundo lunes de octubre


octubre Día de la Raza
Day conmemorando el descubrimiento de América.

31 de Noche de
Halloween Víspera de Todos los Santos.
octubre Brujas

11 de Día de los Conmemoración a los soldados supervivientes de


Veterans' Day
noviembre Veteranos las guerras del país.

Día de Acción
noviembre Thanksgiving Se celebra el cuarto jueves de noviembre.
de Gracias

25 de
Navidad Christmas Conmemoración del nacimiento de Jesucristo.
diciembre

Deportes
Véanse también: Estados Unidos en los Juegos
Olímpicos y Selección de fútbol de los Estados
Unidos.

El fútbol americano es el deporte con mayor número


de espectadores en EE. UU.[265]

Desde finales del siglo XIX, el béisbol se


considera como el deporte nacional,
mientras que el fútbol americano, el
baloncesto y el hockey sobre hielo son los
tres otros grandes deportes de equipo
profesionales. Las ligas universitarias
también atraen a grandes audiencias. El
fútbol americano es el deporte más
popular en Estados Unidos.[266][267] El
boxeo y las carreras de caballos fueron en
su momento los deportes individuales
más vistos, pero han sido eclipsados por
el golf y el automovilismo, particularmente
por los campeonatos Stock Cars como la
más importante Copa Nascar y otras
categorías nacionales y regionales de
Nascar y ARCA. Otros campeonatos de
monoplazas reseñables son la Indycar,
anteriormente la desaparecida Champ Car
World Series y las carreras de resistencia
como la United SportsCar Championship.
Una de las principales carreras de Estados
Unidos son las 500 Millas de Indianapolis
de la Indycar, que cuenta con prestigio
internacional. Las carreras de resistencia
como las 24 Horas de Daytona, 12 Horas
de Sebring y la Petit Le Mans son de igual
importancia en el automovilismo mundial.
Las 500 millas de Daytona de la copa
Nascar es la carrera más importante de
los Stock Cars del mundo. El fútbol,
aunque no es uno de los principales
deportes a nivel profesional en el país,
tiene gran presencia y nivel de
aficionados. El tenis y otros deportes de
exterior también son populares junto al
Abierto de Estados Unidos, uno de los
campeonatos de tenis más vistos del
mundo.

Si bien la mayoría de los deportes


importantes de los Estados Unidos han
evolucionado de prácticas europeas, el
baloncesto, el voleibol, la animación y el
snowboarding son invenciones locales. El
lacrosse y el surf surgieron de los
amerindios y de los nativos de Hawái. El
Comité Olímpico de los Estados Unidos
(USOC) organizó los Juegos Olímpicos de
Saint Louis en 1904, los juegos en Los
Ángeles en 1932 y 1984 y más
recientemente en 1996 en Atlanta.
Estados Unidos ha ganado 2802 medallas
en los Juegos Olímpicos de Verano, más
que ningún otro país y 282 medallas en los
Juegos Olímpicos de Invierno, el segundo
con mayor número de medallas, solo
después de Noruega.[268]

Véase también
  Portal:Estados Unidos. Contenido
relacionado con Estados Unidos.
Anexo:Patrimonio de la Humanidad en
Estados Unidos
Anexo:Banderas de los Estados Unidos
de América
Anexo:Presidentes de los Estados
Unidos
Estado de los Estados Unidos de
América
Anexo:Gentilicios de Estados Unidos
Medios de comunicación en Estados
Unidos

Notas
1. Según el organismo gubernamental de la
Oficina del Censo de los Estados Unidos,
dependiente del Departamento de
Comercio, el país tiene una superficie de
9 371 174 kilómetros cuadrados, lo que lo
sitúa como el cuarto país del mundo en
superficie. En cambio, la Agencia Central de
Inteligencia (CIA) en su publicación The
World Factbook sitúa la superficie en
9 833 517 kilómetros cuadrados,[4] pues
incluye aguas territoriales y zonas costeras
lo que colocaría al país en tercera posición
por delante de China. Por su parte la
Enciclopedia Británica da la cifra de
9 522 055 km², ocupando la cuarta
posición.
2. El topónimo «Estados Unidos» puede
estar precedido por el artículo «los». Si se
usa precedido de artículo, el verbo va en
plural y, si por el contrario, solo se utiliza
«Estados Unidos» (sin «los»), el verbo va en
forma singular. Ambas formas son
correctas.[10]
3. «Estados Unidos», «EUA» y «EE. UU.» en
castellano,[10] y United States, USA, U.S.A.,
US o U.S. en inglés, son formas abreviadas
del nombre oficial, utilizadas comúnmente.
La Real Academia Española desaconseja el
uso en castellano de estas formas en
lengua inglesa.[10] A nivel del propio
gobierno de Estados Unidos, en su portal
oficial en español utiliza la forma EE. UU.
siendo esta también la de mayor utilización
en castellano.

Referencias
1. Real Academia Española y Asociación de
Academias de la Lengua Española (2014).
«estadounidense» . Diccionario de la lengua
española (23.ª edición). Madrid: Espasa.
ISBN 978-84-670-4189-7.
2. «Diccionario de la lengua española -
Americano» . Real Academia Española.
Consultado el 1 de agosto de 2014.
3. Real Academia Española y Asociación de
Academias de la Lengua Española (2014).
«norteamericano» . Diccionario de la lengua
española (23.ª edición). Madrid: Espasa.
ISBN 978-84-670-4189-7.
4. CIA. «Estados Unidos - Geografía - Libro
Mundial de Hechos» . Consultado el 6 de
febrero de 2017.
5. «U.S. and World Population Clock» .
Oficina del Censo de los Estados Unidos.
Consultado el 21 de agosto de 2016.
6. PDF
Archivado el 11 de junio de 2016 en la
Wayback Machine.. Datos del censo de
los Estados Unidos de 2010.
7. Oficina del Censo de los Estados Unidos
(2010). «Resident Population Fecha:
Population density» . New York Times (en
inglés). Archivado desde el original el 18
de diciembre de 2010. Consultado el 23 de
diciembre de 2010.
8. International Monetary Fund (2010).
«United States» . IMF.org (en inglés).
Consultado el 26 de junio de 2010.
9. PNUD (14 de septiembre de 2018). PNUD,
ed. «Human Development Indices and
Indicators 2018 Statistical Update» (PDF)
(en inglés). Consultado el 15 de septiembre
de 2018.
10. Real Academia Española y Asociación
de Academias de la Lengua Española
(2005). «Estados Unidos ». Diccionario
panhispánico de dudas (1.ª edición).
11. Adams, J.Q.; Pearlie Strother-Adams
(2001). Dealing with Diversity. Chicago:
Kendall/Hunt. ISBN 0-7872-8145-X.
12. «Data and Statistics» . Fondo Monetario
Internacional (FMI). 8 de octubre de 2014.
Consultado el 9 de octubre de 2014.
13. Dull, 2003, p. 352.
14. Maddison, Angus (2006). «Historical
Statistics for the World Economy» .
GGDC.net (en inglés). Consultado el 26 de
junio de 2010.
15. Cohen, Eliot A. (2004). «History and the
Hyperpower» . Foreign Affairs.com (en
inglés). Consultado el 26 de junio de 2010.
16. BBC News (2008). «Country ProArchivo:
United States of America» . BBC.co.uk (en
inglés). Consultado el 26 de junio de 2010.
17. «Cartographer Put 'America' on the Map
500 years Ago» . USA Today.com (en
inglés). 2007. Consultado el 26 de junio de
2010.
18. «The Charters of Freedom» .
Archives.gov (en inglés). 2010. Consultado
el 26 de junio de 2010.
19. Real Academia Española (2005).
«Yanqui» . Diccionario panhispánico de
dudas. Consultado el 26 de junio de 2010.
20. Real Academia Española y Asociación
de Academias de la Lengua Española
(2010), Ǥ 3.2.5.2 Uso de la tilde y las
mayúsculas en las abreviaturas» ,
Ortografía de la lengua española, Madrid:
Espasa Calpe, p. 576, ISBN 978-6-070-
70653-0, consultado el 5 de junio de 2017.
21. Museo Nacional de Historia Natural
(2004). «Peopling of Americas» .
Anthropology.si.edu (en inglés). Archivado
desde el original el 28 de noviembre de
2007. Consultado el 27 de junio de 2010.
22. Meltzer, D.J. (1992). «How Columbus
Sickened the New World: Why Were Native
Americans So Vulnerable to the Diseases
European Settlers Brought With Them?» .
New Scientist (1842): 38. Consultado el 27
de junio de 2010.
23. Butler, James Davie (1896). «British
Convicts Shipped to American Colonies» .
American Historical Review 2 (en inglés).
Museo Nacional de Historia Natural.
Archivado desde el original el 9 de
septiembre de 2010. Consultado el 27 de
junio de 2010.
24. Rusell, 2005, p. 12.
25. Blackburn, 1998, p. 460.
26. «Ficha de la Declaración de
Independencia» . ArteHistoria. 2010.
Archivado desde el original el 27 de febrero
de 2010. Consultado el 1 de julio de 2010.
27. Departamento de Estado (2008).
«Enmiendas a la Constitución
comentadas» . America.gov. Archivado
desde el original el 10 de octubre de 2008.
Consultado el 1 de julio de 2010.
28. Iglesia Evangélica del Pueblo Nuevo.
«Dirigentes del Segundo Gran Despertar» .
Iglesia Pueblo Nuevo.es. Consultado el 1 de
julio de 2010.
29. Departamento de Estado (2009). «Los
estados de Estados Unidos» . America.gov.
Archivado desde el original el 10 de
octubre de 2008. Consultado el 1 de julio de
2010.
30. Morrison, 1999, pp. 13-21.
31. «Bisonte Americano» . Zoo Web
Plus.com. 2010. Consultado el 1 de julio de
2010.
32. Departamento de Estado (2009).
«Galería de fotos - Momentos claves de la
Guerra Civil en EE. UU.» . America.gov.
Archivado desde el original el 10 de
octubre de 2008. Consultado el 1 de julio de
2010.
33. Oficina Nacional del Censo. «1860
Census» (PDF). Census.gov (en inglés).
p. 7. Consultado el 27 de junio de 2010.
34. De Rosa, 1997, p. 266.
35. John Simkin. «Jim Crow Laws» .
Spartacus Schoolnet.co.uk (en inglés).
Archivado desde el original el 10 de mayo
de 2010. Consultado el 1 de julio de 2010.
36. Gates, John M. (2002). «War-Related
Deaths in the Philippines» . Pacific
Historical Review (en inglés). Archivado
desde el original el 29 de junio de 2014.
Consultado el 27 de junio de 2010.
37. Foner, 1991, p. 576.
38. McDuffie, 2005, p. 418.
39. Departamento de Estado (2010). «De
Hoover a Rossevelt: transición en un
momento de crisis» . America.gov.
Archivado desde el original el 28 de febrero
de 2010. Consultado el 1 de julio de 2010.
40. Wayne Curtis, "Bootleg Paradise,"
American Heritage (2007). Consultado el 26
de junio de 2011 (en inglés)
41. Bill Ganzel (2003). «The Dust Bowl of
the 1930s» . Living History Farm.org (en
inglés). Archivado desde el original el 29
de junio de 2010. Consultado el 1 de julio
de 2010.
42. Kennedy, 1989, p. 358.
43. Departamento de Estado (2005). «The
United States and the Founding of the
United Nations, August 1941–October
1945» . State.gov (en inglés). Archivado
desde el original el 23 de octubre de 2005.
Consultado el 27 de junio de 2010.
44. Sociedad de Investigación de la Guerra
en el Pacífico (2006). Japan's Longest Day.
Nueva York: Oxford University Press.
ISBN 4-7700-2887-3.
45. Departamento de Estado (2008). «La
Guerra Fría, el conflicto de Corea y
Vietnam» . America.gov. Archivado desde el
original el 10 de octubre de 2008.
Consultado el 1 de julio de 2010.
46. Schrecker (1998), p. 13.
47. Fried (1990), p. 187.
48. Unidad Editorial Internet (2009). «1969:
El hombre llega a la Luna» . El Mundo.es.
Consultado el 1 de julio de 2010.
49. Fundación Nobel (1964). «Martin Luther
King - Biography» . Nobel Prize.org (en
inglés). Consultado el 1 de julio de 2010.
50. «El escándalo que acabó con la carrera
de Richard Nixon» . El Mundo.es. 2006.
Consultado el 1 de julio de 2010.
51. Voyce, Bill (2006). «Why the Expansion
of the 1990s Lasted So Long» . State.ia.us
(en inglés). Archivado desde el original el 6
de octubre de 2006. Consultado el 27 de
junio de 2010.
52. Brinkley, Douglas (2001). 36 Days: The
Complete Chronicle of the 2000 Presidential
Election Crisis (en inglés). Times Books.
ISBN 0-8050-6850-3.
53. «Many Europeans Oppose War in Iraq» .
USA Today.com (en inglés). 2003.
Consultado el 27 de junio de 2010.
54. Springford, John (2003). « 'Old’ and
‘New’ Europeans United: Public Attitudes
Towards the Iraq War and US Foreign
Policy» . CER.org.uk (en inglés). Centre for
European Reform. Archivado desde el
original el 28 de marzo de 2004.
Consultado el 27 de junio de 2010.
55. La Nación (2010). «Más de US$ 125 mil
millones se pagaron por daños naturales» .
Sector Productivo.com.py. Archivado desde
el original el 10 de octubre de 2011.
Consultado el 1 de julio de 2010.
56. Gallego Espina, José; Jorrín, Javier G.
«Trump gana las elecciones de Estados
Unidos y promete gobernar para todos» . El
Español. Consultado el 10 de noviembre de
2016.
57. «50 muertos en la peor matanza en EE
UU desde el 11-S» . El País. Consultado el
13 de junio de 2016.
58. Scheb, 2002, p. 6.
59. Departamento de Estado (2008). «La
Constitución de Estados Unidos con notas
explicativas» . America.gov. Archivado
desde el original el 10 de octubre de 2008.
Consultado el 1 de julio de 2010.
60. Oscar Rodríguez Díaz (2004). «El
proceso electoral en Estados Unidos» . El
Habanero.com. Archivado desde el original
el 24 de septiembre de 2009. Consultado el
16 de noviembre de 2010.
61. Gobierno de Nebraska (2010). «History
of Nebraska Unicameral» . Nebraska
Legislature.gov (en inglés). Archivado
desde el original el 28 de julio de 2010.
Consultado el 1 de julio de 2010.
62. Departamento de Estado (2010).
«Websites of U.S. embassies, consulates
and diplomatic missions» . US
Embassy.gov (en inglés). Consultado el 2 de
julio de 2010.
63. OCDE. «Aid to poor countries slips
further as governments tighten budgets»
(en inglés).
64. «Ayuda al desarrollo en 2011» .
Archivado desde el original el 24 de
septiembre de 2014. Consultado el 23 de
octubre de 2016.
65. «The Air Force in Facts and Figures
(Armed Forces Manpower Trends, End
Strength in Thousands)» (PDF). Air Force
Magazine.com (en inglés). 2009. Archivado
desde el original el 13 de enero de 2013.
Consultado el 27 de junio de 2010.
66. «What does selective service provide for
America?» (en inglés). Selective Service
System. Archivado desde el original el 15
de septiembre de 2012. Consultado el 10 de
marzo de 2015.
67. Departmento de Defensa (2008). «Base
Structure Report, Fiscal Year 2008
Baseline» . Defense.gov (en inglés).
Archivado desde el original el 28 de febrero
de 2010. Consultado el 27 de junio de 2010.
68. Global Policy Forum (31 de marzo de
2008). «Department of Defense Active Duty
Military Personnel Strengths by Regional
Area and by Country (309A)» (PDF). Global
Security.org (en inglés). Consultado el 27 de
junio de 2010.
69. Ikenberry, G. John (2004). «Illusions of
Empire: Defining the New American Order» .
CAS.sc.org (en inglés). Archivado desde el
original el 13 de junio de 2010. Consultado
el 27 de junio de 2010.
70. Kreisler, Harry y Chalmers Johnson
(2004). «Conversations with History» .
Berkeley.edu (en inglés). Consultado el 27
de junio de 2010.
71. Perlo-Freeman, Solmirano, Sam, Carina
(2013). «Trends in world military
expenditure, 2013» (en inglés). SIPRI.
Archivado desde el original el 4 de enero
de 2015. Consultado el 10 de marzo de
2015.
72. «The 15 countries with the highest
military expenditure in 2012» (pdf).
SIPRI.org (en inglés). Instituto Internacional
de Investigación para la Paz de Estocolmo.
2012. Archivado desde el original el 10 de
marzo de 2014. Consultado el 5 de octubre
de 2013.
73. «Monthly Budget Review—Summary for
Fiscal Year 2013» (en inglés). Congreso de
los Estados Unidos. 7 de noviembre de
2013. Consultado el 11 de marzo de 2015.
74. «FY 2010 Budget Request Summary
Justification» (PDF). Defense.gov (en
inglés). Departmento de Defensa. 2009.
Archivado desde el original el 30 de
noviembre de 2009. Consultado el 27 de
junio de 2010.
75. Bumiller, Elisabeth (2010). «Troops in
Afghanistan Now Outnumber Those in
Iraq» . New York Times.com (en inglés).
Consultado el 27 de junio de 2010.
76. Iraq Coalition Casualty Count (2010).
«Operation Iraqi Freedom» . iCasualities.org
(en inglés). Consultado el 27 de junio de
2010.
77. Iraq Coalition Casualty Count (2010).
«Operation Enduring Freedom» .
iCasualities.org (en inglés). Consultado el
27 de junio de 2010.
78. Gellman, Miller, Greg, Barton (29 de
agosto de 2013). «The Black Budget:
Funding the intelligence program» .
Washington Post. Consultado el 10 de
marzo de 2015.
79. «Federal Agencies & Commissions» (en
inglés). The White House. Archivado desde
el original el 9 de marzo de 2015.
Consultado el 10 de marzo de 2015.
80. Priest, Arkin, Dana, William M. (2010).
«A hidden world, growing beyond control» .
The Washington Post. Consultado el 10 de
marzo de 2015.
81. Oficina del Alto Comisionado para los
Derechos Humanos (lista actualizada).
«Lista de todos los Estados Miembros de
las Naciones Unidas que son parte o
signatarios en los diversos instrumentos de
derechos humanos de las Naciones
Unidas» (web) (en inglés). Consultado el
21 de octubre de 2009.
82. Pacto Internacional de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales, vigilado
por el Comité de Derechos Económicos,
Sociales y Culturales.
# CESCR-OP: Protocolo Facultativo del
Pacto Internacional de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales (versión
pdf ).
83. Pacto Internacional de Derechos Civiles
y Políticos, vigilado por el Comité de
Derechos Humanos.
# CCPR-OP1: Primer Protocolo Facultativo
del Pacto Internacional de Derechos Civiles
y Políticos, vigilado por el Comité de
Derechos Humanos.
# CCPR-OP2: Segundo Protocolo
Facultativo, destinado a abolir la pena de
muerte.
84. Convención Internacional sobre la
Eliminación de todas las Formas de
Discriminación Racial, vigilada por el
Comité para la Eliminación de
Discriminación Racial.
85. Convención Internacional para la
protección de todas las personas contra las
desapariciones forzadas.
86. Convención Internacional sobre la
Eliminación de todas las Formas de
Discriminación contra la Mujer, vigilada por
el Comité para la Eliminación de
Discriminación contra la Mujer.
# CEDAW-OP: Protocolo Facultativo de la
Convención sobre la Eliminación de todas
las Formas de Discriminación contra la
Mujer .
87. Convención contra la tortura y otros
tratos o penas crueles, inhumanos o
degradantes , vigilada por el Comité contra
la tortura.
# CAT-OP: Protocolo Facultativo de la
Convención contra la tortura y otros tratos o
penas crueles, inhumanos o degradantes.
(versión pdf )
88. Convención sobre los Derechos del
Niño, vigilada por el Comité de los Derechos
del Niño.
# CRC-OP-AC: Protocolo Facultativo de la
Convención sobre los Derechos del Niño
relativo a la participación en los conflictos
armados.
# CRC-OP-SC: Protocolo Facultativo de la
Convención sobre los Derechos del Niño
relativo a la venta de niños, la prostitución
infantil y la utilización de niños en la
pornografía.
89. Convención internacional sobre la
protección de los derechos de todos los
trabajadores migratorios y de sus
familiares. La convención entrará en vigor
cuando sea ratificada por veinte estados.
90. Convención sobre los Derechos de las
Personas con Discapacidad, vigilado por el
Comité sobre los Derechos de las Personas
con Discapacidad.
# CRPD-OP: Protocolo Facultativo de la
Convención sobre los Derechos de las
Personas con Discapacidad .
91. Raskin, 2003, pp. 36-38.
92. Lubowski, Ruben, Marlow Vesterby, and
Shawn Bucholtz (2006). «AREI Chapter 1.1:
Land Use» . USDA.gov (en inglés).
Archivado desde el original el 17 de febrero
de 2009. Consultado el 27 de junio de 2010.
93. División de Etadísticas de la ONU
(2007). «Population by Sex, Rate of
Population Increase, Surface Area and
Density» . Demographic Yearbook 2007 (en
inglés y francés). Consultado el 27 de junio
de 2010.
94. «United States» . Encyclopedia
Britannica (en inglés). 2010. Consultado el
27 de junio de 2010.
95. Yahoo Education (2005). «World
Factbook: Area Country Comparison
Table» . Yahoo.com (en inglés). Archivado
desde el original el 16 de noviembre de
2009. Consultado el 27 de junio de 2010.
96. O'Hanlon, Larry (2007). «Supervolcano:
What's Under Yellowstone?» .
Discovery.com (en inglés). Archivado desde
el original el 22 de febrero de 2011.
Consultado el 27 de junio de 2010.
97. Perkins, Sid (2002). «Tornado Alley,
USA» . Science News.org (en inglés).
Archivado desde el original el 1 de julio de
2007. Consultado el 27 de junio de 2010.
98. Morin, Nancy (2008). «Vascular Plants
of the United States» . Fungal Jungal.org
(en inglés). Archivado desde el original el 6
de julio de 2010. Consultado el 27 de junio
de 2010.
99. «Global Significance of Selected U.S.
Native Plant and Animal Species» . SDI.gov
(en inglés). 2001. Archivado desde el
original el 28 de mayo de 2010. Consultado
el 27 de junio de 2010.
100. Instituto Smithsoniano. «Numbers of
Insects (Species and Individuals)» . SI.edu
(en inglés). Consultado el 27 de junio de
2010.
101. Republican Study Committee (2005).
«Federal Land and Buildings Ownership» .
House.gov (en inglés). Archivado desde el
original el 9 de febrero de 2010.
Consultado el 27 de junio de 2010.
102. «National Park Service Announces
Addition of Two New Units» . NPS.gov (en
inglés). David Barna, Elaine Sevy. 2006.
Consultado el 27 de junio de 2010.
103. Wright, 2007, p. 185.
104. Foro Económico Mundial (2010).
«Table 4: The Global Competitiveness Index
2009-2010 Rankings and 2008-2009
Comparisons» . WE Forum.org (en inglés).
Archivado desde el original el 30 de
octubre de 2010. Consultado el 27 de junio
de 2010.
105. Martin Crutsinger (2009). «May trade
deficit falls to lowest in almost 10 years» .
USA Today.com (en inglés). Consultado el
27 de junio de 2010.
106. Oficina Nacional del Censo (2009).
«Table 1267—U.S. Exports and General
Imports by Selected SITC Commodity
Groups» (XLS). Census.gov (en inglés).
Archivado desde el original el 2 de enero
de 2011. Consultado el 27 de junio de 2010.
107. Oficina Nacional del Censo (2009).
«Top Ten Countries with which the U.S.
Trades» . Census.gov (en inglés).
Consultado el 27 de junio de 2010.
108. «Japan surpasses China as largest
holder of U.S. Treasury securities» .
Xinhuanet.com (en inglés). 2010.
Consultado el 27 de junio de 2010.
109. The world Factbook: United States
110. The world Factbook: United States
111. Christopher Chantrill (2010).
«Government Spending Overview» . US
Government Spending.com (en inglés).
Consultado el 27 de junio de 2010.
112. Departamento de Estado. «USA
Economy in Brief» . State.gov (en inglés).
Archivado desde el original el 12 de marzo
de 2008. Consultado el 27 de junio de 2010.
113. Oficina Nacional del Censo (2009).
«Table 724—Number of Tax Returns,
Receipts, and Net Income by Type of
Business and Industry: 2005» (XLS).
Census.gov (en inglés). Archivado desde el
original el 2 de enero de 2011. Consultado
el 27 de junio de 2010.
114. Oficina Nacional del Censo (2008).
«Table 964—Gross Domestic Product in
Current and Real (2000) Dollars by Industry:
2006» (XLS). Census.gov (en inglés).
Archivado desde el original el 2 de enero
de 2011. Consultado el 27 de junio de 2010.
115. CIA (2010). «Rank Order—Oil
(Production)» . The World Factbook (en
inglés). Archivado desde el original el 25
de marzo de 2010. Consultado el 27 de
junio de 2010.
116. CIA (2010). «Rank Order—Oil
(Consumption)» . The World Factbook (en
inglés). Archivado desde el original el 25
de marzo de 2010. Consultado el 27 de
junio de 2010.
117. Administración de la Información de
Energía (2009). «Crude Oil and Total
Petroleum Imports Top 15 Countries» .
DOE.gov (en inglés). Consultado el 27 de
junio de 2010.
118. Consejo Nacional de Granos. «Corn» .
Grains.org (en inglés). Archivado desde el
original el 12 de enero de 2008.
Consultado el 27 de junio de 2010.
119. Sean Charles (2007). «Soybean
Demand Continues to Drive Production» .
World watch.org (en inglés). Consultado el
27 de junio de 2010.
120. NYSE Euronext (2007). «New
Release/Ultra Petroleum Corp.,» .
NYSE.com (en inglés). Archivado desde el
original el 9 de abril de 2013. Consultado el
27 de junio de 2010.
121. «Sony, LG, Wal-Mart among Most
Extendible Brands» . Cheskin.com (en
inglés). 2005. Archivado desde el original
el 12 de marzo de 2012. Consultado el 27
de junio de 2010.
122. Oficina de Estadísticas Labores
(2010). «Employment Situation Summary» .
BLS.gov (en inglés). Consultado el 27 de
junio de 2010.
123. Fuller, Thomas (2005). «In the East,
Many EU Work Rules Don't Apply» .
International Herald Tribune.com (en
inglés). Consultado el 4 de octubre de 2013.
124. Banco Mundial. «Doing Business in the
United States (2006)» . Doing Business.org
(en inglés). Consultado el 27 de junio de
2010.
125. Dobbs, Lou (2003). «The Perils of
Productivity» . U.S. News.comt (en inglés).
Archivado desde el original el 11 de abril
de 2011. Consultado el 27 de junio de 2010.
126. Universidad de Groningen (2009).
«Groningen Growth and Development
Centre». Conference Board.com (en inglés).
127. {{Enlace rotoGumbel, Peter (2004).
«Escape from Tax Hell» . Time.com (en
inglés). Consultado el 27 de junio de 2010.
128. Administración Federal de Autopistas
(2006). «Interstate FAQ (Question #3)» .
FHWTA.dot.gov (en inglés). Consultado el
27 de junio de 2010.
129. CIA (2010). «United States» . The
World Factbook (en inglés). Consultado el
27 de junio de 2010.
130. Eurostat Press Office (2006). «Car Free
Day 2006: Nearly One Car per Two
Inhabitants in the EU25 in 2004» .
Europa.eu (en inglés). Consultado el 27 de
junio de 2010.
131. «Household, Individual, and Vehicle
Characteristics» . BTS.gov (en inglés).
Departamento de Transportes. 2001.
Archivado desde el original el 29 de
septiembre de 2007. Consultado el 27 de
junio de 2010.
132. «Daily Passenger Travel» . BTS.gov (en
inglés). Departamento de Transportes.
2001. Archivado desde el original el 29 de
septiembre de 2007. Consultado el 27 de
junio de 2010.
133. Asociación Internacional de
Transporte Aéreo (2010). «Scheduled
Passengers Carried» . IATA.org (en inglés).
Archivado desde el original el 18 de enero
de 2010. Consultado el 27 de junio de 2010.
134. Consejo Internacional de Aeropuertos
(2008). «Passenger Traffic 2008 Final» .
Airports.org (en inglés). Archivado desde el
original el 29 de abril de 2012. Consultado
el 27 de junio de 2010.
135. Oficina Gubernamental de
Contabilidad (2006). «Intercity Passenger
Rail: National Policy and Strategies Needed
to Maximize Public Benefits from Federal
Expenditures» . GAO.gov (en inglés).
Consultado el 27 de junio de 2010.
136. Renne, John L. y Jan S. Wells (2003).
«Emerging European-Style Planning in the
United States: Transit-Oriented
Development» (PDF). Rutgers.edu (en
inglés). p. 2. Archivado desde el original el
12 de julio de 2010. Consultado el 27 de
junio de 2010.
137. Pucher, John, y Lewis Dijkstra (2000).
«Making Walking and Cycling Safer:
Lessons from Europe» (pdf). Transalt.org
(en inglés). Consultado el 27 de junio de
2010.
138. Departamento de Energía (2007).
«Diagram 1: Energy Flow, 2007» . EIA
Annual Energy Review 2007 (en inglés).
Consultado el 27 de junio de 2010.
139. CIA (2010). «Rank Order—Oil
(Consumption)» . The World Factbook (en
inglés). Archivado desde el original el 25
de marzo de 2010. Consultado el 27 de
junio de 2010.
140. CIA (2007). «Rank Order—Natural Gas
(Consumption)» . The World Factbook (en
inglés). Archivado desde el original el 20
de enero de 2013. Consultado el 27 de junio
de 2010.
141. British Petroleum (2007). «BP
Statistical Review of World Energy» (XLS).
British Petroleum.com (en inglés).
Archivado desde el original el 6 de febrero
de 2009. Consultado el 27 de junio de 2010.
142. «Atomic Renaissance» .
Economist.com (en inglés). 2008.
Consultado el 27 de junio de 2010.Se
requiere suscripción
143. Oficina Nacional del Censo (2016).
«U.S. POPClock Projection» . Census.gov
(en inglés). Consultado el 9 de julio de
2016. Cifra actualizada automáticamente.
144. Camarota, Steven A. y Karen
Jensenius (2008). «Homeward Bound:
Recent Immigration Enforcement and the
Decline in the Illegal Alien Population»
(PDF). CIS.org (en inglés). Consultado el 27
de junio de 2010.
145. Centro de Recursos Poblacionales
(2000). «Executive Summary: A Population
Perspective of the United States» .
PRCDC.org (en inglés). Archivado desde el
original el 4 de junio de 2007. Consultado
el 27 de junio de 2010.
146. CIA (2010). «Rank Order—Birth Rate» .
The World Factbook (en inglés). Consultado
el 27 de junio de 2010.
147. Randall Monger (2009). «U.S. Legal
Permanent Residents: 2009» . DHS.gov (en
inglés). Consultado el 27 de junio de 2010.
148. Departamento de Seguridad Nacional
(2009). «Persons Obtaining Legal
Permanent Resident Status by Region and
Country of Birth: Fiscal Years 1998 to
2009» (XLS). DHS.org (en inglés).
Consultado el 27 de junio de 2010.
149. Oficina Nacional del Censo (2004).
«Ancestry 2000» (PDF). Census.gov (en
inglés). Consultado el 27 de junio de 2010.
150. Oficina Nacional del Censo (2009).
«Annual Estimates of the Population by Sex,
Race, and Hispanic Origin for the United
States: Abril de 1, 2000 to July 1, 2009 (NC-
EST2009-03)» . Census.gov (en inglés).
Archivado desde el original el 19 de abril
de 2011. Consultado el 27 de junio de 2010.
151. Oficina Nacional del Censo (2008).
«B03001. Hispanic or Latino Origin by
Specific Origin» . 2008 American
Community Survey (en inglés). Archivado
desde el original el 6 de junio de 2011.
Consultado el 27 de junio de 2010.
152. Oficina Nacional del Censo (2009).
«Tables 41 and 42—Native and Foreign-Born
Populations» . Statistical Abstract of the
United States 2009 (en inglés). Consultado
el 27 de junio de 2010.
153. Oficina Nacional del Censo (2008). «An
Older and More Diverse Nation by
Midcentury» . Census.gov (en inglés).
Archivado desde el original el 24 de julio de
2010. Consultado el 27 de junio de 2010.
154. Oficina Nacional del Censo (2000).
«United States—Urban/Rural and
Inside/Outside Metropolitan Area (GCT-P1.
Population, Housing Units, Area, and
Density: 2000)» . Census.gov (en inglés).
Archivado desde el original el 17 de enero
de 2010. Consultado el 27 de junio de 2010.
155. Oficina Nacional del Censo (2009).
«Table 1: Annual Estimates of the Resident
Population for Incorporated Places Over
100,000, Ranked by July 1, 2009 Population:
Abril de 1, 2000 to July 1, 2009» (PDF).
2009 Population Estimates (en inglés).
Hawaii.gov. Archivado desde el original el 9
de diciembre de 2010. Consultado el 27 de
junio de 2010.
156. Oficina Nacional del Censo (2009).
«Table 5. Estimates of Population Change
for Metropolitan Statistical Areas and
Rankings: July 1, 2008 to July 1, 2009»
(PDF). Hawaii.gov (en inglés). Archivado
desde el original el 9 de diciembre de
2010. Consultado el 27 de junio de 2010.
157. Oficina Nacional del Censo (2009).
«Raleigh and Austin are Fastest-Growing
Metro Areas» . Census.gov (en inglés).
Archivado desde el original el 25 de
diciembre de 2010. Consultado el 27 de
junio de 2010.
158. Rosenstone, Steven J. (2009). «Public
Education for the Common Good» .
UMN.edu (en inglés). Archivado desde el
original el 1 de agosto de 2014.
Consultado el 28 de junio de 2010.
159. Departamento de Educación. «Ages
for Compulsory School Attendance...» .
Ed.gov (en inglés). Consultado el 28 de
junio de 2010.
160. Departamento de Educación (2009).
«Statistics About Non-Public Education in
the United States» . Ed.gov (en inglés).
Consultado el 28 de junio de 2010.
161. Oficina Nacional del Censo.
«Educational Attainment in the United
States: 2003» (PDF). Census.gov (en
inglés). Consultado el 28 de junio de 2010.
162. Programa de Desarrollo de las
Naciones Unidas (2005). «Human
Development Indicators» . UNDP.org (en
inglés). Archivado desde el original el 20
de junio de 2007. Consultado el 28 de junio
de 2010.
163. «Countries with Most Universities» .
Aneki.com (en inglés). 2010. Consultado el
17 de noviembre de 2010.
164. «Countries with the Most University
Students» . Aneki.com (en inglés). 2010.
Consultado el 17 de noviembre de 2010.
165. «Academic Ranking of World
Universities - 2010» . ARWU.org (en inglés).
2010. Archivado desde el original el 10 de
septiembre de 2010. Consultado el 17 de
noviembre de 2010.
166. «Ninguna universidad española entre
las cien mejores del mundo» . El
Comercio.com. 2010. Consultado el 17 de
noviembre de 2010. El
167. CSIC (2010). «Ranking Mundial de
Universidades en la Web: Top 8000 Ranking
Mundial» . Web o Metrics.info. Archivado
desde el original el 6 de agosto de 2010.
Consultado el 17 de noviembre de 2010.
168. Oficina Nacional del Censo (2009).
«Table 52—Languages Spoken at Home by
Language: 2009» . Census.gov (en inglés).
Consultado el 28 de junio de 2010.
169. Elizabeth B. Welles (2002). «Foreign
Language Enrollments in United States
Institutions of Higher Learning» . ADFL.org
(en inglés). Archivado desde el original el 3
de agosto de 2008. Consultado el 27 de
junio de 2010.
170. Feder, Jody (2007). «English as the
Official Language of the United States—
Legal Background and Analysis of
Legislation in the 110th Congress» .
Ilw.com (en inglés). Consultado el 27 de
junio de 2010.
171. Gobierno del Estado de Hawái (1978).
«The Constitution of the State of Hawaii,
Article XV, Section 4» . Hawaii.gov (en
inglés). Archivado desde el original el 5 de
julio de 2007. Consultado el 28 de junio de
2010.
172. Dicker, 2003, pp. 216, 220-225.
173. Consejo Legislativo del Estado de
California. «California Code of Civil
Procedure, Section 412.20(6)» . Leg
Info.ca.gov (en inglés). Archivado desde el
original el 22 de julio de 2010. Consultado
el 28 de junio de 2010.
174. Consejo Judicial del Estado de
California (2010). «California Judicial
Council Forms» . Court Info.ca.gov (en
inglés). Archivado desde el original el 4 de
junio de 2010. Consultado el 28 de junio de
2010.
175. Centro de Investigaciones Pew (2002).
«Among Wealthy Nations…U.S. Stands
Alone in its Embrace of Religion» . Pew
Global.org (en inglés). Consultado el 28 de
junio de 2010.
176. Pew Forum on Religion & Public Life
(23 e octubre de 2008). «Religious
Composition of the U.S.» (pdf). U.S.
Religious Landscape Survey (en inglés).
Consultado el 28 de junio de 2010.
177. Centro de graduados de la CUNY
(2001). «American Religious Identification
Survey» . CUNY.edu (en inglés). Archivado
desde el original el 6 de junio de 2010.
Consultado el 28 de junio de 2010.
178. Green, John C. «The American
Religious Landscape and Political Attitudes:
A Baseline for 2004» (PDF). UA Kron.edu
(en inglés). Archivado desde el original el
29 de marzo de 2009. Consultado el 28 de
junio de 2010.
179. Centro Nacional para las Estadísticas
de Salud (2006). «Health, United States,
2006» . CDC.gov (en inglés). Consultado el
28 de junio de 2010.
180. Eberstadt, Nicholas y Hans Groth
(2007). «Healthy Old Europe» . New York
Times.com (en inglés). Consultado el 28 de
junio de 2010.
181. MacAskill, Ewen (2007). «US Tumbles
Down the World Ratings List for Life
Expectancy» . Guardian.co.uk (en inglés).
Consultado el 28 de junio de 2010.
182. CIA (2010). «Rank Order—Infant
Mortality Rate» . The World Factbook (en
inglés). Consultado el 28 de junio de 2010.
183. «Prevalence of Overweight and Obesity
Among Adults: United States, 2003-2004» .
CDC.gov (en inglés). Centro Nacional para
las Estadísticas de la Salud. Consultado el
28 de junio de 2010.
184. Schlosser, 2002, p. 240.
185. Elvira Isganaitis y Robert H. Lustig
(2005). «Fast Food, Central Nervous System
Insulin Resistance, and Obesity» . AHA
Journals.org (en inglés). Consultado el 28
de junio de 2010.
186. Sue Aldford y Deb Hauser (2009).
«Adolescent Sexual Health in Europe and
the U.S.—Why the Difference?» . Advocates
for Youth.org (en inglés). Archivado desde
el original el 26 de marzo de 2009.
Consultado el 28 de junio de 2010.
187. Strauss, Lilo T., et al. (2006). «Abortion
Surveillance—United States, 2003» .
CDC.gov (en inglés). Consultado el 28 de
junio de 2010.
188. «The U.S. Healthcare System: The Best
in the World or Just the Most Expensive?» .
U Maine.edu (en inglés). Universidad de
Maine. 2001. Archivado desde el original el
4 de junio de 2010. Consultado el 28 de
junio de 2010.
189. Groves, Trish (febrero de 2008).
«Stronger European Medical Research».
British Medical Journal 336 (7640): 341-
342. ISSN 0959-8138 .
doi:10.1136/bmj.39489.505208.80 .
190. Guy David (2005). «The Convergence
between For-Profit and Nonprofit Hospitals
in the United States» (PDF). AEA Web.org
(en inglés). Archivado desde el original el 4
de marzo de 2009. Consultado el 16 de
noviembre de 2010.
191. Avery Comarow (2010). «Best
Hospitals 2010-11: The Honor Roll» . US
News.com (en inglés). Consultado el 16 de
noviembre de 2010.
192. Centro Nacional para las Estadísticas
de la Salud (2009). «Health, United States,
2009» . CDC.gov (en inglés). Consultado el
28 de junio de 2010.
193. Center for Budget and Policy Priorities
(2006). «Poverty Remains Higher, and
Median Income for Non-Elderly Is Lower,
Than When Recession Hit Bottom: Poor
Performance Unprecedented for Four-Year
Recovery Period» . CBPP.org (en inglés).
Consultado el 28 de junio de 2010.
194. Abelson, Reed (2008). «Ranks of
Underinsured Are Rising, Study Finds» .
New York Times.com (en inglés).
Consultado el 28 de junio de 2010.
195. Blewett, Lynn A. et al. (2006). «How
Much Health Insurance Is Enough?
Revisiting the Concept of Underinsurance».
Medical Care Research and Review 63 (6):
663-700. ISSN 1077-5587 .
doi:10.1177/1077558706293634 .
196. Park, Madison (2009). «45,000
American Deaths Associated with Lack of
Insurance» . CNN.com (en inglés).
Consultado el 28 de junio de 2010.
197. Fahrenthold, David A. (2006). «Mass.
Bill Requires Health Coverage» .
Washington Post.com (en inglés).
Consultado el 28 de junio de 2010.
198. «Estados Unidos - las ciudades más
importantes» . World Gazetteer.com. 2010.
Consultado el 29 de junio de 2010.
199. «U.S. Federal Law Enforcement
Agencies, Who Governs & What They Do» .
chiff.com. Consultado el 3 de abril de 2014.
200. Plea Bargains Findlaw.com
201. Interview with Judge Michael
McSpadden Entrevista en la PBS, 3 de abril
de 2014
202. «Uniform Crime Reporting Statistics» .
U.S Department of Justice Federal Bureau
of Investigation. Consultado el 3 de abril de
2014.
203. «Crime in the United States, 2011» .
FBI '(Uniform Crime Statistics—Murder)'.
Consultado el 3 de abril de 2014.
204. «UNODC Homicide Statistics» . United
Nations Office on Drugs and Crime
(UNODC). Consultado el 3 de abril de 2014.
205. Lois Beckett; Kenan Davis; Aliza
Aufrichtig (26 de septiembre de 2016).
«Murders up 10.8% in biggest percentage
increase since 1971, FBI data shows» (en
inglés). The Guardian. Consultado el 25 de
febrero de 2017.
206. Alexia Cooper; Erica L. Smith
(noviembre de 2011). «Homicide Trends in
the United States, 1980-2008» (en inglés).
Departamento de Justicia de Estados
Unidos. pp. 3, 12. Consultado el 25 de
febrero de 2017.
207. «Eighth United Nations Survey of
Crime Trends and Operations of Criminal
Justice Systems (2001-2002)» . United
Nations Office on Drugs and Crime
(UNODC). 31 de marzo de 2005. Consultado
el 3 de abril de 2014.
208. «Homicide, Suicide, and Unintentional
Firearm Fatality: Compa ... : Journal of
Trauma and Acute Care Surgery» .
Journals.lww.com.
doi:10.1097/TA.0b013e3181dbaddf .
Consultado el 3 de abril de 2014.
209. Simpson, Ian (2 de mayo de 2013).
«Maryland becomes latest U.S. state to
abolish death penalty» . Yahoo! News.
Reuters. Archivado desde el original el 24
de junio de 2013. Consultado el 3 de abril
de 2014.
210. «Searchable Execution Fechabase» .
Death Penalty Information Center.
Consultado el 3 de abril de 2014.
211. «Executions Around the World» . Death
Penalty Information Center. 2010.
Consultado el 3 de abril de 2014.
212. Schmidt, Steffen W.; Shelley, Mack C.;
Bardes, Barbara A. (2008). American
Government & Politics Today . Cengage
Learning. p. 591. ISBN 978-0-495-50228-9.
213. Walmsley, Roy (2005). «World Prison
Population List» . King's College London,
International Centre for Prison Studies.
Archivado desde el original el 3 de abril de
2014.
214. Barkan, Steven E.; Bryjak, George J.
(2011). Fundamentals of Criminal Justice: A
Sociological View . Jones & Bartlett. p. 23.
ISBN 978-1-4496-5439-9.
215. Peereda, Cristina F. (31 de marzo de
2010). «Estados Unidos busca reinventar su
sistema penitenciario» . Periodismo
humano. Consultado el 26 de octubre de
2014.
216. Lauren E. Glaze; Erinn J. Herberman
(diciembre de 2013). «Correctional
Populations in the United States, 2012» (en
inglés). Departamento de Justicia de
Estados Unidos. Consultado el 25 de
febrero de 2017.
217. Iadicola, Peter; Shupe, Anson (26 de
octubre de 2012). Violence, Inequality, and
Human Freedom . Rowman & Littlefield.
p. 456. ISBN 978-1-4422-0949-7.
218. DeLisi, Matt; Conis, Peter John (2011).
American Corrections: Theory, Research,
Policy, and Practice . Jones & Bartlett.
p. 21. ISBN 978-1-4496-4540-3.
219. Clear, Todd R.; Cole, George F.; Reisig,
Michael Dean (2008). American
Corrections . Cengage Learning. p. 485.
ISBN 978-0-495-55323-6.
220. Mears, Daniel P. (2010). American
Criminal Justice Policy: An Evaluation
Approach to Increasing Accountability and
Effectiveness . Cambridge University Press.
p. 72. ISBN 978-0-521-76246-5.
221. «Más de 80.000 presos
incomunicados durante años en EEUU» .
Cuatro. 11 de octubre de 2014. Consultado
el 26 de octubre de 2014.
222. Urbina, Ian (24 de mayo de 2014).
«Using Jailed Migrants as a Pool of Cheap
Labor» . New York Times. Consultado el 26
de octubre de 2014.
223. «Presos del capitalismo: Las cárceles
en EE. UU. son una fuente de mano de obra
barata» . RT actualidad. 22 de diciembre de
2012. Consultado el 26 de octubre de 2014.
224. Thompson, William; Joseph Hickey
(2005). Society in Focus. Boston: Pearson.
ISBN 0-205-41365-X.
225. Fiorina, 2000, p. 97.
226. Holloway, 2005, pp. 18-38.
227. Johnson, 1999, p. 116.
228. Geert Hofstede. «Individualism» .
Clearly Cultural.com (en inglés). Consultado
el 28 de junio de 2010.
229. Gutfield, 2002, p. 65.
230. Zweig, Michael (2004). What's Class
Got To Do With It, American Society in the
Twenty-First Century. Ithaca, Nueva York:
Cornell University Press. ISBN 0801488990.
231. Centro de Información de Recursos
Educativos. «Effects of Social Class and
Interactive Setting on Maternal Speech» .
Ed.gov (en inglés). Archivado desde el
original el 20 de abril de 2008. Consultado
el 28 de junio de 2010.
232. Ehrenreich, Barbara (1989). Fear of
Falling, The Inner Life of the Middle Class.
Nueva York: HarperCollins.
ISBN 0060973331.
233. Thomas DiPrete y Claudia Buchmann
(2006). «Women's Advances in Education» .
Columbia.edu (en inglés). Archivado desde
el original el 4 de abril de 2008. Consultado
el 28 de junio de 2010.
234. Oficina Nacional del Censo. «Table 55
—Marital Status of the Population by Sex,
Race, and Hispanic Origin: 1990 to 2007»
(pdf). Census.gov (en inglés). Consultado el
28 de junio de 2010.
235. Eichar, Douglas (1989). Occupation
and Class Consciousness in America.
Westport, Connecticut: Greenwood Press.
ISBN 0313261113.
236. O'Keefe, Kevin (2005). The Average
American. Nueva York: PublicAffairs.
ISBN 158648270X.
237. «Ever Higher Society, Ever Harder to
Ascend: Whatever Happened to the Belief
That Any American Could Get to the Top» .
Economist.com (en inglés). 2004.
Consultado el 28 de junio de 2010.
238. Blanden, Jo, Paul Gregg y Stephen
Malchin (2005). «Intergenerational Mobility
in Europe and North America» (pdf). Sutton
Trust.com (en inglés). Archivado desde el
original el 29 de marzo de 2009.
Consultado el 28 de junio de 2010.
239. Brown, Milton W (1988). The Story of
the Armory Show. Nueva York: Abbeville.
ISBN 0-89659-795-4.
240. Village Voice Media (2001). «100 Best
Films» . Film Site.org (en inglés).
Consultado el 28 de junio de 2010.
241. British Film institute (2002). «Sight and
Sound Top Ten Poll 2002» . BFI.org.uk (en
inglés). Archivado desde el original el 8 de
abril de 2010. Consultado el 28 de junio de
2010.
242. Unesco (2000). «World Culture Report
2000 Calls for Preservation of Intangible
Cultural Heritage» . Unesco.org (en inglés).
Consultado el 28 de junio de 2010.
243. Daniels, 1998, p. 11.
244. «Media Statistics > Television Viewing
by Country» . Nation Master.com (en
inglés). Consultado el 28 de junio de 2010.
245. «Broadband and Media
Consumption» . eMarketer.com (en inglés).
2007. Consultado el 28 de junio de 2010.
246. «TV Fans Spill into Web Sites» .
eMarketer.com (en inglés). 2007.
Consultado el 28 de junio de 2010.
247. Alexa (2010). «Top 500 Global Sites» .
Alexa.com (en inglés). Consultado el 28 de
junio de 2010.
248. Biddle, 2001, p. IX.
249. Bloom, 1999, p. 9.
250. Meyers, 1999, p. 139.
251. Klapthor, James N. (2003). «What,
When, and Where Americans Eat in 2003» .
IFT.org (en inglés). Consultado el 28 de
junio de 2010.Se requiere suscripción
252. Smith, 2004, pp. 131-132.
253. Harvey, 2003, pp. 154-155.
254. Elvira Isganaitis y Robert H Lustig
(2005). «Fast Food, Central Nervous System
Insulin Resistance, and Obesity» . AHA
Journals.org (en inglés). American Heart
Association. Consultado el 28 de junio de
2010.
255. Departamento de Agricultura. «Let's
Eat Out: Americans Weigh Taste,
Convenience, and Nutrition» (PDF).
USDA.gov (en inglés). Archivado desde el
original el 20 de abril de 2015. Consultado
el 28 de junio de 2010.
256. «Cuaderno del laboratorio de
Alexander Graham Bell, 1875-1876» . World
Digital Library. 1875-1876. Consultado el 23
de julio de 2013.
257. Benedetti, François (2003). «100 Years
Ago, the Dream of Icarus Became Reality» .
FAI.org (en inglés). Fédération Aéronautique
Internationale (FAI). Archivado desde el
original el 13 de enero de 2011.
Consultado el 27 de junio de 2010.
258. Oficina Nacional del Censo (2008).
«Research and Development (R&D)
Expenditures by Source and Objective: 1970
to 2004» (XLS). Census.gov (en inglés).
Archivado desde el original el 2 de enero
de 2011. Consultado el 27 de junio de 2010.
259. MacLeod, Donald (2006). «Britain
Second in World Research Rankings» .
Guardian.co.uk (en inglés). Consultado el
27 de junio de 2010.
260. «Media Statistics > Televisions (per
capita) by Country» . Nation Master.com
(en inglés). 2003. Archivado desde el
original el 1 de febrero de 2010.
Consultado el 27 de junio de 2010.
261. CIA (December de 2003). «Media
Statistics > Personal Computers (per
capita) by Country» . NationMaster.
262. CIA (2003). «Media Statistics > Radios
(per capita) by Country» . Nation
Master.com (en inglés). Archivado desde el
original el 3 de marzo de 2010. Consultado
el 27 de junio de 2010.
263. «Download 2007 Digital Fact Pack» .
Advertising Age (en inglés). 10 de junio de
2007. Consultado el de junio de 2010.
264. International Service for the
Acquisition of Agri-Biotech Applications
(2006). «Situación global de los cultivos
transgénicos/GM comercializados: 2006»
(PDF). ISAAA.org (en inglés). Consultado el
27 de junio de 2010.
265. El fútbol es el quinto deporte más
popular en USA según encuesta
266. Alyssa Hall (2010). «Football Expands
Lead Over Baseball as America's Favorite
Sport» (pdf). Harris Interactive.com (en
inglés). Archivado desde el original el 1 de
junio de 2010. Consultado el 28 de junio de
2010.
267. Maccambridge, Michael (2004).
America's Game: The Epic Story of How Pro
Football Captured a Nation. Nueva York:
Random House. ISBN 0-375-50454-0.
268. Comité Olímpico Internacional (2010).
«All the Medallist since 1896» . Olympic.org
(en inglés). Consultado el 28 de junio de
2010.
Bibliografía
Biddle, Julian (2001). What Was Hot!:
Five Decades of Pop Culture in America
(en inglés). Nueva York: Citadel. ISBN 0-
8065-2311-5.
Blackburn, Robin (1998). The Making of
New World Slavery: From the Baroque to
the Modern, 1492-1800 (en inglés).
Londres: Verso. ISBN 1-85984-195-3.
Bloom, Harold (1999). Emily Dickinson
(en inglés). Broomall, Pensilvania:
Chelsea House Publishers. ISBN 0-7910-
5106-4.
Daniels, Les (1998). Superman: The
Complete History (en inglés) (1ª
edición). Titan Books. ISBN 1-85286-
988-7.
De Rosa, Marshall L (1997). The Politics
of Dissolution: The Quest for a National
Identity and the American Civil War (en
inglés). Edison, Nueva Jersey:
Transaction. ISBN 1-56000-349-9.
Dicker, Susan J. (2003). Languages in
America: A Pluralist View (en inglés).
Clevedon: Multilingual Matters.
ISBN 1853596515.
Dull, Jonathan R (2003). «A Companion
to the American Revolution». En Jack P.
Greene y J. R. Pole. Diplomacy of the
Revolution, to 1783 (en inglés). Maiden,
Massachusetts: Blackwell. ISBN 1-4051-
1674-9.
Fiorina, Morris P.; Paul E. Peterson
(2000). The New American Democracy
(en inglés). Londres: Longman. ISBN 0-
321-07058-5.
Foner, Eric; John A. Garraty (1991). The
Reader's Companion to American History
(en inglés). Nueva York: Houghton
Mifflin. ISBN 0-395-51372-3.
Fried, Richard M. (1990). Nightmare in
Red: The McCarthy Era in Perspective.
Oxford University Press. ISBN 0-19-
504361-8.
Gutfield, Amon (2002). American
Exceptionalism: The Effects of Plenty on
the American Experience (en inglés).
Brighton: Sussex Academic Press.
ISBN 1903900085.
Levenstein, Harvey (2003). Revolution at
the Table: The Transformation of the
American Diet (en inglés). Berkeley:
University of California Press. ISBN 0-
520-23439-1.
Holloway, Joseph E (2005). Africanisms
in American Culture (en inglés) (2ª
edición). Bloomington, Indiana: Indiana
University Press. ISBN 0-253-34479-4.
Johnson, Fern L (1999). Speaking
Culturally: Language Diversity in the
United States (en inglés). Thousand
Oaks, California: Sage. ISBN 0-8039-
5912-5.
Kennedy, Paul (1989). The Rise and Fall
of the Great Powers (en inglés). Nueva
York: Vintage. ISBN 0679720197.
McDuffie, Jerome; Gary Wayne Piggrem
y Steven E. Woodworth (2005). U.S.
History Super Review (en inglés).
Piscataway, Nueva Jersey: Research &
Education Association. ISBN 0-7386-
0070-9.
Meyers, Jeffrey (1999). Hemingway: A
Biography (en inglés). Nueva York: Da
Capo. ISBN 0-306-80890-0.
Morrison, Michael A (1999). Slavery and
the American West: The Eclipse of
Manifest Destiny and the Coming of the
Civil War (en inglés). Chapel Hill:
University of North Carolina Press.
ISBN 0-8078-4796-8.
Raskin, James B (2003). Overruling
Democracy: The Supreme Court Vs. the
American People (en inglés). Londres:
Routledge. ISBN 0-415-93439-7.
Russell, David Lee (2005). The American
Revolution in the Southern Colonies (en
inglés). Jefferson, Carolina del Norte:
McFarland. ISBN 0-7864-0783-2.
Scheb, John M; John M. Scheb II (2002).
An Introduction to the American Legal
System (en inglés). Florence, Kentucky:
Delmar. ISBN 0-7668-2759-3.
Schlosser, Eric (2002). Fast Food Nation
(en inglés). Nueva York: Perennial.
ISBN 0060938455.
Schrecker, Ellen (1998). Many Are the
Crimes: McCarthyism in America. Little,
Brown. ISBN 0-316-77470-7.
Smith, Andrew F (2004). The Oxford
Encyclopedia of Food and Drink in
America (en inglés). Nueva York: Oxford
University Press. ISBN 0-19-515437-1.
Wright, Gavin; Jesse Czelusta (2007).
«Resource-Based Growth Past and
Present». En Daniel Lederman y William
Maloney. Natural Resources: Neither
Curse Nor Destiny (en inglés). World
Bank Press. ISBN 0821365452.

Enlaces externos
Wikimedia Commons alberga una
categoría multimedia sobre Estados
Unidos.
  Citas en Wikiquote.
Textos originales en Wikisource.
Wikimedia Atlas: Estados Unidos
Casa Blanca
«Copia archivada» . Archivado desde el
original el 12 de julio de 2006.
Consultado el 10 de julio de 2006.
Cámara de Senadores
«Copia archivada» . Archivado desde el
original el 25 de octubre de 2006.
Consultado el 26 de octubre de 2006.
«Copia archivada» . Archivado desde el
original el 26 de octubre de 2006.
Consultado el 14 de noviembre de 2006.
Video con fotos de ciudades de Estados
Unidos
Esta obra contiene una traducción
derivada de United States de Wikipedia
en inglés, concretamente de esta
versión, publicada por sus editores bajo
la Licencia de documentación libre de
GNU y la Licencia Creative Commons
Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported.

Océano Océano
   Canadá
Pacífico Atlántico

Océano Océano
          
Pacífico Atlántico

Golfo de
  México   México
México

Obtenido de
«https://es.wikipedia.org/w/index.php?
title=Estados_Unidos&oldid=110639072»

Última edición hace 28 minutos por …

El contenido está disponible bajo la licencia CC BY-


SA 3.0 , salvo que se indique lo contrario.