Está en la página 1de 14

El falso mito sobre la imposible

elaboración teórica
en Trabajo Social
Felipe Torres Torres

RESUMEN

Además de las crisis que enfrentan las profesiones que atienden los aspectos so-
ciales, originada por el debilitamiento gradual del modelo de Estado Benefactor
que las había legitimado, Trabajo Social enfrenta una crisis adicional en el sentido
que no se ha construido el espacio necesario para reflexionar sobre la nueva com-
plejidad social que requiere formas novedosas de tratamiento, donde se incluya
la participación social en una nueva dimensión. En tal caso, este artículo esboza
algunos planteamientos que podrían ayudar a explicar las causas iniciales de la cri-
sis de contexto que han comenzado a afectar las acciones que podemos considerar
consustanciales a nuestra profesión; junto con ello también incorpora algunas re-
flexiones que desmitifican la imposibilidad de teorizar por Trabajo Social y más bien
incorpora la necesidad de hacerlo en forma urgente, en la medida que se requiere
formalizar un conocimiento acumulado que sirva para explicar los derroteros de la
cuestión social hoy en día.

Palabras clave: política social, Trabajo Social, epistemología, problemática.

147
INVESTIGACIÓN

1.- ¿Y dónde quedó claro sesgo corporativo en los benefi-


el campo de acción? cios, de todas formas los resultados en

D
el bienestar y calidad de vida de la po-
esde inicios de la década de blación pueden considerarse positivos
los ochenta del siglo pasado, y la movilidad social significativa.
comienza a registrarse un debi-
litamiento del Estado de Bienestar que, En contraposición, ante las presiones
como es ampliamente conocido, tenía internacionales que influyeron en ese
por objetivo la atención de las necesida- debilitamiento y que además buscaban
des sociales mediante su financiamien- liberar las fronteras comerciales, elimi-
to a través del gasto público. Para ello, nar el modelo de economía protegida y
el gobierno mexicano tejió a lo largo del desregular la inversión en el país, se im-
tiempo un entramado de instituciones puso el popularmente llamado Modelo
que también se debilitaron o han des- Económico Neoliberal que funciona con
aparecido gradualmente. base en el control de las variables ma-
croeconómicas; entre ellas la reducción
Como es de suponer, la participa- del déficit público, lo que incluye el re-
ción del Estado en la economía era direccionamiento del gasto social.
amplia y directa, al tiempo que su
papel regulador fue real y lo ejerció En los supuestos del nuevo modelo,
mediante la promulgación de leyes y la participación del Estado en la econo-
decretos que acotaron proporcional- mía se reduce a su mínima expresión y
mente la inversión privada interna y éste apenas actúa como facilitador de
externa, además de que institucionali- los procesos de expansión global del
zó un modelo de economía protegida capital, sin prácticamente ninguna re-
que permitía financiar el gasto social. gulación de por medio, aunque caren-
Con ello, los indicadores sociales re- te de la legitimación social que antes
gistraron un ascenso relativo, si bien tenía en cuanto a conciliar los puntos
el modelo fue criticado por su orienta- conflictivos derivados de la confronta-
ción populista y de que los subsidios ción entre los intereses del crecimiento
se canalizaban de manera inequitativa económico y las necesidades sociales.
entre los actores económicos, lo que De esta manera, la atención social ejer-
dejaba en desventaja competitiva a los cida por las instituciones gubernamen-
privados. Aunque sin grandes logros tales creadas con el Estado Benefactor,
en los factores distributivos y con un principalmente salud, alimentación,

148
INVESTIGACIÓN

educación y el sistema de pensiones, la pobreza, de todas formas encuentra


han resentido un deterioro constante nuevos arreglos para sobrevivir; otra
que se refleja en la disminución, simu- parte conforma un estrato verdadera-
lación o mala calidad de los servicios, mente marginal del mercado y de allí
de tal manera que se han multiplicado surge el sustrato de la violencia y de la
las instituciones de atención privadas, inestabilidad social, por lo que el Esta-
sólo que en un marco de bajo creci- do crea modelos focalizados para las
miento de la economía, incremento del poblaciones específicas más empobre-
desempleo abierto, la proliferación del cidas, en aspectos sociales concretos
empleo informal al margen de la cober- y en programas de corte claramente
tura institucional, el colapso del poder temporal, que actúan como verdade-
adquisitivo y, consecuentemente, la ros contenedores del conflicto social,
caída de los niveles de consumo, deri- pero están sujetos a las oscilaciones
vado del control salarial. que puede tener el control de las va-
riables macroeconómicas, que son las
De acuerdo con los supuestos del que verdaderamente influyen en la
nuevo modelo, la atención social ma- negociación del gasto gubernamental.
siva carece de justificación. La pobla-
ción que puede obtener sus satisfacto- También se genera, aunque de forma
res en el mercado abierto de lo social intangible, un modelo de tipo residual
participa de ello, lo que aumenta sus para la población que queda al margen
ventajas competitivas frente al resto de la atención privada, pero que tam-
social y reduce o prescinde de diver- bién ha sido desplazada de las institu-
sos servicios sociales, entre ellos los ciones sociales gubernamentales toda-
Trabajadores Sociales como gestores vía existentes y tampoco es beneficiaria
institucionales, por no necesitarlos. de los llamados modelos focalizados.
Entonces deben procurarse en el mis-
Sin embargo, el propio modelo en- mo núcleo de la solidaridad familiar
frenta diversas contradicciones, entre las condiciones de supervivencia, con
ellas que el bajo crecimiento de la eco- lo que reproduce indirectamente, sin
nomía, la disminución de los ingresos saberlo la sociedad ni confrontarlo, la
y los altos costos no permiten una de- funcionalidad del Estado Neoliberal.
manda amplia de los servicios priva-
dos y esa masa de población, si bien El modelo residual es aquél donde
queda fuera y engrosa los estratos de se le consigna la solución de todo tipo

149
INVESTIGACIÓN

de necesidades a la familia o grupos de La atención de las necesidades so-


familias que se encuentran mejor posi- ciales y la procuración de bienestar han
cionadas en un contexto de crisis. Sin partido siempre de la reinvención de su
embargo, las posibilidades de supervi- tratamiento por la sociedad de acuerdo
vencia social y la recuperación de los con sus condiciones históricas de desa-
niveles de vida quedan supeditados rrollo; quizá sea ahora la oportunidad
siempre a la magnitud de los proble- para encontrar nuevas fórmulas teóri-
mas que enfrentan; cualquier situación cas que lleven hacia una forma diferen-
emergente somete a estas familias a te de representación y tratamiento del
una verdadera situación de crisis que problema. Algunos autores piensan
no se soluciona, debido a las restriccio- que en la definición de nuevos proce-
nes que el modelo económico tiene en dimientos para reencausar la partici-
cuanto a la generación de alternativas pación social, pueden las profesiones
de ingreso. En un contexto de crisis sociales encontrar otros aires para re-
prolongada de la economía, el modelo cuperar su objeto de acción, mediante
residual entra también en fase crítica, vertientes analíticas redimensionados
ya que los alcances de la solidaridad en el contexto de una sociedad más
social no son suficientes para sostener- compleja en sus necesidades y en su
lo, en la medida que casi todas las fa- problemática, pero que se encuentran
milias están en crisis, o en el límite de ahora carentes del marco de acción que
estarlo, conformando un verdadero fe- otorgaban las instituciones clásicas del
nómeno social donde las clases medias Estado Benefactor.
prácticamente desaparecen.
Si el Estado Benefactor ha sido
La ruptura del Estado Benefactor desmantelado y con ello las institu-
y el desmantelamiento de las institu- ciones que la sustentan, mismas que
ciones que lo conformaron, ha tenido ejercían la acción y el bienestar social,
consecuencias diversas en el contrato entonces se plantea la necesidad de
social y dificultades múltiples para re- construir una sociedad participativa
centrar la acción social como prioridad que construya un tipo de acción social
del desarrollo, donde también está in- alternativa, donde la sociedad no sea
cluido el tratamiento de los problemas restringida o eliminada por el merca-
sociales, más allá de su diagnóstico do, al tiempo que se fortalezcan y res-
por las profesiones especializadas en palden aquellas acciones que todavía
atender los aspectos sociales. realiza el Estado, para que además no

150
INVESTIGACIÓN

sean politizadas o desprestigiadas por da de otras alternativas para buenas


considerarse populistas1). prácticas profesionales. El Estado de
Bienestar se equipó funcionalmente
En la participación social, como para afrontar los problemas de las po-
ente generador de soluciones a la pro- blaciones relativamente homogéneas
blemática social de hoy en día, con- que podían enmarcarse en grupos,
vergen la transformación del trabajo sectores y clases; pero hoy aparece
en la distribución del tiempo humano mal equipado para hacerse cargo de
para alcanzar una mejor calidad de los ciudadanos que se encuentran en
vida; la metamorfosis en positivo de nuevas situaciones particulares. La
las amenazas mundiales que ponen en revolución de la individualidad es ac-
peligro la vida humana; la revolución tualmente el principal reclamo para
de las necesidades llamadas postma- el ejercicio profesional, que no está en
teriales y los cambios acontecidos con condiciones de enfrentar los itinera-
el Estado de Bienestar. rios individualizados y las exigencias
de las necesidades postmodernas.
En este último caso, el impulso a la
participación social, como objeto de ac- Los aspectos sociales que actual-
ción recuperable por el Trabajo Social, mente deben enfrentar y tratar el Es-
debe buscarse en el replanteamiento y tado y sus instituciones, rebasan los
conservación del Estado de Bienestar, marcos tradicionales de mejoramien-
pero sustentado en una visión critica y to cuantitativo de los indicadores de
desborucratizada que implica la cons- niveles de vida tradicionales que con-
trucción de nuevas categorías analíti- sideraba el Estado Benefactor. Como
cas, con las cuales se otorgue sustento apuntan diversos autores, es evidente
al tratamiento emergente de nuevas que nos dirigimos hacia una sociedad
problemáticas sociales vinculadas con de riesgos que aumentan cuantitativa
el quehacer empírico. y cualitativamente. Éste puede ser el
caso de la aparición de nuevas deman-
Si en el pasado el Estado de Bien-
das producidas por la inseguridad ciu-
estar configuró las expectativas de
dadana; la desprotección debido a los
las profesiones sociales y sus deseos
cambios en las formas de contratación
implícitos, hoy sus convulsiones de-
laboral y en la estructura demográfica;
terminan las demandas y la búsque-
la indefensión ante el desplazamiento

1
García Roca, “Rentas mínimas garantizadas” laboral y nuevos riesgos de trabajo

151
INVESTIGACIÓN

derivados del avance tecnológico, o involucren al Estado en una dimensión


incluso la misma inestabilidad de los más allá de las fronteras nacionales.
gobiernos que someten a una constan-
te situación de tensión a sus pueblos. El Estado mediatiza la acción social
y construye una sociedad en conflicto,
La demanda se orienta entonces en la medida de no revalorar las nue-
hacia la conformación de un Estado vas problemáticas sociales, con lo que
vinculado a la atención social diferen- genera tensiones ante la ausencia de
te, en el que la solución no vendría con mecanismos más efectivos en la distri-
la aparición de nuevas instituciones bución de beneficios. Las migraciones
administrativas, sino por un cambio se generan por demandas sociales in-
en la organización y en la gestión de satisfechas que incluyen la no genera-
las demandas ciudadanas, las cuales, ción de empleo y la contención salarial.
además, el modelo de Estado actual Con ello se conforman nuevos tipos de
carece de condiciones para tratarlas
presiones a nivel mundial que enfren-
de manera corporativa, pero si de
tan a los Estados Nacionales con nue-
reencausarlas a partir de la acción so-
vos dilemas entre los que se encuentra
cial, que trasciende ahora incluso los
el reprimir, cerrar fronteras, desalentar
propios límites nacionales.
presiones xenofóbicas, junto a la nece-
Por ejemplo, los movimientos de po- sidad de construir esquemas de segu-
blación expresados en las migraciones ridad que puedan dar respuesta a una
sociales que representan ya para nuestro población territorialmente difusa de
país un grave problema social, requie- atender en su seguridad social, donde
ren de ser incluidos en el paradigma ni un Estado ni otro, o el capital inter-
de la acción social, ante su doble efecto: nacional mismo se responsabiliza.
como capital humano que se pierde en
su dimensión nacional y las consecuen- Además, al agotarse, el Estado de
cias en la desintegración de familias, o Bienestar ya no cumple sus funcio-
para la construcción de nuevas identi- nes de lucha contra la desigualdad,
dades, lo que conforma un problema incluso desarrolla prácticas de inter-
que apenas si se ha tratado. Éste repre- vención social que en realidad son
senta un campo virgen y paradigmático económicas y cuyos efectos son tan
para Trabajo Social, al tiempo que un negativos como lo fueron después de
reto teórico en cuanto a entenderlo y la Segunda Guerra Mundial cuando
construir esquemas de tratamiento que el Estado disponía de esos medios

152
INVESTIGACIÓN

para generar mecanismos de inver- La desigualdad social es una cate-


sión y de esa manera reactivar la eco- goría que se describe a menudo como
nomía mundial2. parte de las contradicciones del sis-
tema económico, simbolizado por la
Por tanto, debemos construir a par- inequidad en la distribución de la ri-
tir de los paradigmas en crisis, donde queza generada3. Sobre sus causas y
se incluye el Estado de Bienestar mis- consecuencias no falta casi nada por
mo, que de cualquier manera forman descubrir, pero sí está pendiente de
parte del Trabajo Social, independien- construir la reflexión teórica sobre las
temente del tipo de Estado en que ac- alternativas de tratamiento.
túa y de sus instituciones formales.
Estos paradigmas son los mismos que En tal contexto, la existencia y agu-
la sociedad genera y para los que cons- dización de la exclusión social que eli-
truye soluciones a partir de circuns- mina del ámbito del Estado de Bienes-
tancias problemáticas (crisis, estados tar a grupos cada vez más amplios y
de inoperancia, problemas emergen- expulsa de su interior a personas que
tes que no encuentran solución ya ni deja sin protección al sobreponerse el
por la vía del conflicto, sino por la Estado Neoliberal, constituye un lla-
gestión, cooperación y construcción mado a la reformulación de paradig-
de alternativas). mas y alternativas.

Lo anterior parte del reconocimien- El Estado de Bienestar en su con-


to de que vivimos una sociedad más cepción clásica no está en condiciones
compleja, que aumenta sus expectati- enfrentar la realidad estructurada por
vas ante la mayor oferta de bienes glo- la exclusión, la cual para quien la pa-
bales, pero reduce sus oportunidades dece representa no ser considerado útil
por las limitaciones que imponen las a la sociedad, ser descartado de la par-
estructuras económicas internas. Esto ticipación social y sentirse uno más de
implica plantear diversas interrogan- la población sobrante, donde el Estado
tes que permitan vislumbrar cómo de- es parte del problema, pero difícilmen-
berán enfrentarse las necesidades de te integra la solución. Los excluidos no
la sociedad futura, donde se incluye a son poblaciones de la asistencia social,
la propia desigualdad social. no constituyen un grupo sociológico,


2
Alan Touraine, Hacia un nuevo Estado de Bienestar. 3
García Roca, Op. cit.

153
INVESTIGACIÓN

ni tienen intereses comunes; confor- social a través de las instituciones. De


man más bien un proceso que no con- tal magnitud fue la asimilación que in-
siente ser categorizado como un objeto cluso se ha señalado la conformación
de intervención social. de una excesiva dependencia de las
profesiones sociales hacia el Estado,
Sin embargo, para Trabajo Social que degeneró en su colonización in-
representa su esencia histórica y en terna, representada por una lógica bu-
cuanto a justificación profesional. En rocrática que ha definido o etiquetado
buscar nuevas formas de representa- identidades profesionales a través del
ción teórica y en formular los nuevos estatuto laboral con el gobierno. El de-
esquemas de tratamiento, consideran- seo de servir al Estado se convirtió en
do los rescates y ajustes del modelo de un referente de éxito profesional y en
Estado de Bienestar en el contexto de el acondicionamiento de un funciona-
los nuevos retos de la economía abier- rio a su servicio que contribuía a la re-
ta y competitiva, está nuestro propio producción de un Estado ideal4.
reto profesional.
Las profesiones sociales han con-
2. - ¿Dónde están las bases formado un aspecto esencial en el ori-
de la construcción gen y mantenimiento de un Estado de
teórica? Bienestar creado históricamente so-
bre tres pilares: el descubrimiento de
Replantear los retos que a Trabajo So- unos grupos de referencia que debían
cial le urge enfrentar, implica ubicar ser atendidos (indigentes, pobres,
la dimensión que hoy tienen las pro- minusválidos, ancianos, farmacode-
fesiones dedicadas a los aspectos so- pendientes, familias desintegradas,
ciales, mismas que se han desconfigu- madres solteras, inmigrantes, etc.);
rado con el debilitamiento del Estado la aparición de subsidios, servicios y
Benefactor, y han sido devaluadas por prestaciones con sus respectivos mar-
el Estado Neoliberal. cos jurídicos y administrativos que lo
convierten en un objeto de interven-
Las profesiones sociales se afian- ción pública; y finalmente la aparición
zaron desde la segunda mitad del Si- de unos profesionales que aseguraban
glo pasado en el contexto del Estado la gestión del sistema, verificando los
de Bienestar y encontraron en éste la requisitos de los derechos y las pres-
base de su legitimación y reinserción 4
Ídem.

154
INVESTIGACIÓN

taciones, con el fin de adecuar las nor- tos de reflexión teórica que otorguen
mas a situaciones concretas. valor agregado suficiente a su queha-
cer cotidiano, para incidir en la con-
La consolidación y vigencia del Es- formación del nuevo marco que atien-
tado de Bienestar supuso una inflexión da los aspectos sociales y fortalezca el
en la identidad de las profesiones so- frágil equilibrio que hoy manifiesta la
ciales, las cuales quedaron integradas estructura social ante la desigualdad.
en sus servicios, prestaciones, nor-
mas y organizaciones. En síntesis, ha Además, de todos los problemas de
sido el gran estructurador de nuestras identidad que hoy caracterizan a las
identidades profesionales y en éste profesiones sociales, Trabajo Social se
quedamos incorporados en cuanto al enfrenta a una crisis adicional, que se
tratamiento de los aspectos sociales en relaciona con el hecho de que no tras-
sus diversas manifestaciones. ciende los marcos empíricos tradicio-
nales que lo han llevado a la no dis-
El Estado Neoliberal rescata sólo al- tinción entre la acción cotidiana y su
gunos aspectos funcionales de las pro- respaldo teórico, aunque deben valo-
fesiones sociales. Esto permite a Trabajo rarse los avances indiscutibles que ha
Social refuncionalizarse parcialmente, tenido recientemente en la construc-
pero sin rescatar o actualizar del todo ción de un nuevo marco paradigmáti-
las funciones que asumía frente a su ob- co. Cada vez está más definido el obje-
jeto de trabajo y con las mismas escasas to de intervención, pero éste amplía la
o nulas posibilidades de reflexionar o brecha de la posibilidad de consolidar-
formular interpretaciones teóricas en el se como objeto de estudio que permita
nuevo y reducido margen de acción. formular categorías para la promoción,
participación y acción social que otras
Si bien una de las nuevas necesida- profesiones sociales no logran con el
des de Trabajo Social debe ser, dados mismo nivel pragmático.
los incrementos de los niveles de po-
breza y los problemas asociados, im- Hasta la actualidad, Trabajo Social
pulsar un proyecto redistributivo que asume el tratamiento de todas las ne-
corrija y detenga las asimetrías socia- cesidades y problemas de la sociedad
les a través de la promoción y parti- en un mismo marco de representación
cipación social, lo cierto es que en el estático, que requiere de vincularse
pasado no ha construido los elemen- con las nuevas dinámicas que presen-

155
INVESTIGACIÓN

ta la complejidad social en sus vincu- Lo cierto es que a la fecha hemos


laciones externas generales, pero tam- perdido ya demasiado tiempo en dis-
bién en sus especificidades. Apenas si cernir si el Trabajo Social es una cien-
se ha avanzado en la formulación de cia o una disciplina, si debe ser prácti-
modelos para tratar microproblemas ca o construir teoría, cuando lo que se
temporales, con lo cual, en tanto no requiere simplemente es retomar las
trascienden el nivel de esquemas sin acciones profesionales que siempre
categorías propias, más que avanzar, hemos desarrollado, reflexionar sobre
se retrocede. ellas en el marco de la complejidad
social, formalizarlas en conceptos y
¿Es incapaz el Trabajo Social de cons- categorías y transmitirlas en lenguaje
truir una teoría que respalde la riqueza científico inter y transdisciplinar.
de sus acciones empíricas y de establecer
un marco teórico que permita sistemati- La teoría es el sustento del que par-
zar, explicar y transmitir el cúmulo del te la formalización y reproducción del
conocimiento acumulado? El mito de la conocimiento científico; permite, por
imposibilidad se afianzó y continúa ron- su utilidad, la legitimación de las dis-
dando en torno a nuestra disciplina. ciplinas en la sociedad, su diferencia-
ciación y su justificación. La teoría se
No está claro si este mito conforma formula, en su acepción más generali-
un imaginario que nosotros mismos zada, por conceptos y categorías que
construimos, o bien hemos aceptado su conforman la representación de he-
existencia a partir de las bifurcaciones chos universales, a partir de una cons-
multidisciplinarias, mediante las cua- tante que confirma su validez.
les busca enriquecerse toda disciplina
científica que dirige sus acciones ha- Una teoría es afín a una ciencia y se
cia el corazón de las contradicciones y diferencia de otra por la definición de
de la problemática social, mismas que un objeto de estudio que puede tener
en cierto momento, por su indiscuti- representaciones múltiples en tiempo
ble mayor estado de maduración, nos y espacio, pero un rasgo distinto en su
confundieron, desprestigiaron e igno- evolución y complejidad, en nuestro
ramos, y sometieron al Trabajo Social caso social.
a una imitación constante de otras dis-
ciplinas, sin reflexionar en lo valioso La definición, el cultivo, la reflexión
de nuestra propia construcción. y la formalización sobre el objeto de

156
INVESTIGACIÓN

estudio a través de la teoría es lo que A diferencia de las concepciones clá-


distingue a una disciplina de otra. sicas que atendieron la Cuestión Social a
partir de los supuestos aristotélicos del
Según ese supuesto, el problema en “bien ser y bien existir” que orientaron
Trabajo Social sería no el valor que tie- inicialmente la acción caritativa, y que
ne la intervención mecánica sobre los después fue retomada por el Estado de
problemas sociales, sino su reflexión Bienestar de manera institucionaliza-
sobre la variabilidad del objeto de estu- da, este concepto se presenta hoy como
dio, su formalización y representación una interrogante global y un cúmulo de
conceptual. No necesitamos inventar contradicciones en su ejercicio que se
nada nuevo, basta con ser respetuosos expresan en por lo menos tres factores
de una práctica valiosa para confron- dominantes: 1) el avance de los proce-
tarla con el marco social y representar- sos globales y la limitación de las ac-
la formalmente a partir de nuestro ám- ciones locales, públicas y privadas para
bito especifico que es la cuestión social enfrentarlas; 2) el dominio y privilegio
en su complejidad y evolución. de las libertades individuales en el de-
sarrollo económico que no se compen-
3.- ¿Y dónde están las sa con acciones públicas que equilibren
fuentes para la el desarrollo social, lo que convierte en
construcción teórica de privado el tratamiento de la Cuestión
Trabajo Social? Social, aumentando la brecha de la des-
igualdad en un modelo racional en el
Un punto de partida, de los muchos que mercado, pero irracional en lo social; y
pueden reflexionarse para integrar la 3) el tratamiento de las contradicciones
acción empírica con la construcción teó- sociales, vistas como residualidades del
rica en Trabajo Social, se tiene al retomar mercado, que sin responsabilidad defi-
las complejidades presentes de la Cues- nida por el Estado, ni por el mercado,
tión Social, dentro del caleidoscopio que reduce la Cuestión Social al tratamiento
se integra con todos los problemas que de problemáticas emergentes mediante
presentan familias, grupos y estratos acciones focalizadas, instaurando un
fragmentados en su propia dimensión neoasistencialismo público y privado.
local, y que aceptan la rápida influencia
de los aspectos internacionales en la es- Los tres factores reducen la Cuestión
tructura social que requiere de respues- Social a un esquema de privilegio y ex-
tas inmediatas y casi personalizadas. clusión que nulifica la participación so-

157
INVESTIGACIÓN

cial en su momento de mayor reclamo. La imposición del modelo de libre


El privilegio alude a las dimensiones mercado ha polarizado la Cuestión
desiguales que hoy registra la distribu- Social en su representación y su aten-
ción del ingreso y que beneficia a una ción entre lo público y lo privado. Lo
población cada vez más reducida, en la privado hacia una mayor elitización
medida que se mantiene el esquema de y lo público hacia una debilidad cre-
libre mercado. La existencia de un vér- ciente, de tal manera que pone en peli-
tice de la pirámide beneficiaria genera gro logros sociales añejos para toda la
tensiones y serios retos al tratamiento estructura social, como el sistema de
equilibrado de la Cuestión Social, por pensiones y jubilaciones, los derechos
sus múltiples derivaciones en distintos laborales y el acceso a la educación.
niveles, algunas de las cuales apenas si
forman la parte visible de un problema Los procesos globales contribuyen
más amplio: la lucha por el poder, la se- en buena medida a esta crisis como
guridad, el control y consumo de drogas, resultado de la competitividad de los
la soledad y depresión, la desatención mercados abiertos que reducen las
familiar, la enajenación, el desperdicio, expectativas salariales y de empleo.
el consumismo y la identidad nacional. En otro sentido también incremen-
ta la escala de violencia, consumo de
La exclusión conforma el com- drogas, alcance social y territorial de
ponente prospectivo dinámico de la las epidemias, redes de prostitución y
Cuestión Social. El hecho, por ejemplo, narcotráfico, sin contar con recursos
de que la pobreza rebase el 50% de la institucionales paras enfrentarlos.
población mexicana genera tensiones
intrafamiliares, descontento social la- ¿Quién debe asumir el tratamiento
tente y la perspectiva de conflicto. En de la Cuestión Social y bajo que acuer-
tal sentido, la Cuestión Social asume do? Se requiere de un nuevo contrato
la faz de la pobreza, el desempleo, la entre Estado y mercado que permita
desnutrición, el abandono familiar recuperar los niveles de empleo y de
hacia los integrantes más débiles, la consumo, el mejoramiento de los indi-
cancelación de la movilidad social, cadores sociales hacia una mayor com-
violencia intrafamiliar, prostitución y petitividad, junto con la modernización
pornografía infantil, invasión de ciu- de las instituciones sociales, la identi-
dades y reducción de las aspiraciones ficación y sistematización de nuevos
sociales en todos los aspectos. problemas que atienda la complejidad

158
INVESTIGACIÓN

de la cuestión social en una fase globa- la estructura demográfica, donde una


lizada que no debe ser excluyente. parte más considerable de la pirámide
social se vuelve dependiente y ya no
Ello implica la regulación y definición puede ser resuelta por las vías institu-
de un esquema simple de atención para cionales clásicas. Aquí están los retos
la Cuestión Social, donde ésta se asuma para Trabajo Social en el tratamiento de
como un compromiso estatal, conside- la complejidad social, las posibilidades
rando todas las organizaciones que ig- para legitimar nuestro espacio, y como
noran formas integrales de atención a la oportunidad de reflexionar teóricamen-
problemática y donde se incluya la ma- te ante la necesidad inaplazable de for-
yor participación social en la solución de malizar nuestro conocimiento acumula-
los problemas comunes y en la promo- do y permitir su avance.
ción y gestión de los específicos.
Conclusiones
La crisis actual evidente del libre
mercado, junto con la crisis institucional El Estado de Bienestar marcó un par-
por la reducción de las funciones del Es- teaguas para Trabajo Social. Por una
tado en la economía y en el gasto social, parte, le permitió su profesionalización
ha generado un caos en la definición de y relativa legitimación social y, por la
los factores que deben orientar el tra- otra, al vincularlo con actividades bá-
tamiento de la Cuestión Social. Trabajo sicamente pragmáticas, no permitió
Social debe incluir, tanto en sus vertien- el tiempo suficiente para la reflexión
tes teóricas como organizativas de la teórica y la formalización de su conoci-
participación social, todos los factores miento empírico acumulado.
que aluden al privilegio, sin dejar de
lado las implicaciones de la exclusión. Sin embargo, el Estado de Bienestar
entró en crisis, con ello se debilitaron
A ello debe agregarse el tratamiento sus instituciones y se impuso un Estado
de otros factores emergentes en toda la de corte neoliberal donde las necesida-
esfera social que involucra tanto la ree- des sociales son atendidas mediante la
ducación como la participación social superposición de un modelo residual y
en aspectos tales como: el deterioro am- otro focalizado que genera un esquema
biental, la incertidumbre ante la falta de bipolar de privilegio y exclusión social
claridad en la conducción de los proce- que lleva hacia el deterioro social en
sos políticos y sociales y los cambios en sus distintos componentes.

159
INVESTIGACIÓN

Ello implica la necesidad de re- Arocena, J. (1995): El desarrollo local.


plantear el paradigma de la Cuestión Un desafío contemporáneo. Nueva
Social en un contexto donde los aspec- Sociedad. Caracas.
tos externos, producto de los procesos
Cardarelli, G. y Rosenfeld, M. (1998):
globales, sobredeterminan muchos de
Las participaciones de la pobreza.
los problemas sociales locales, sin que
Programas y proyectos sociales.
se cuente con un Estado lo suficiente-
Paidos, Buenos Aires.
mente cohesionado para enfrentarlos,
ante su preocupación por controlar Colegio Oficial Trabajo Social (1988):
las variables macroeconómicas, que Código de ética de los Asistentes
impactan en gasto social, y de esa ma- sociales. Barcelona.
nera otorgar certeza al modelo en un
García Nieto, J. (1993): Del pleno empleo
marco de presiones internacionales
a la plena actividad. La inserción
del capital. En tal caso, Trabajo Social
sociolaboral a debate. Editorial Po-
debe ayudar en la búsqueda de solu-
pular, Madrid.
ciones imaginativas a la problemáti-
ca social, a través del planteamiento García Roca, J. (1991): Rentas mínimas
de esquemas de participación social, garantizadas, Revista de serveis
considerando que la complejidad so- socials.
cial de hoy plantea nuevos retos que
—— (2000): Políticas y Programas de
llevan a la necesidad de una mayor
Participación Social. Edit. Sani-
reflexión teórica que formalice el co-
ters. Barcelona.
nocimiento acumulado y nos permita
crecer más allá del asidero estatal que —— (1994b): La exclusión social. Res-
nos ha legitimado hasta ahora. ts ponsabilidad pública e iniciativa
social. Santander.
Bibliografía
—— (1998b): Exclusión social y contra-
cultura de la solidaridad. HOAC,
Albarracín, J. (1991): La economía de
Madrid.
mercado. Trotta, Madrid.
Alonso, J. A. (1999): Tendencias y retos Sebastián, L. de (1997): La solidaridad.
en el sistema de ayuda internacio- Ariel, Barcelona.
nal. Bilbao. Touraine, Alan. (2005): Hacia un nue-
Ander Egg, E. (1992): Introducción al Tra- vo Estado de Bienestar. Diario El
bajo Social. Siglo XXI, Madrid. País. Madrid.

160