Está en la página 1de 4

CRISIS EPILEPTICAS

Focales (Se inician en un sitio específico de la corteza cerebral)

Por ubicación:

FRONTALES: Se localizan en el lóbulo frontal. Producen movimientos


anormales: Como rigidez de una extremidad, de un hemicuerpo que puede
generalizar, clónias (movimientos rítmicos de una parte del cuerpo o de los
ojos), o posturas anormales (desvían la cabeza, el tronco, la mirada o la boca
hacia un lado). Pude haber alteración del habla (emiten sonidos repetidos, o no
pueden hablar). Son de corta duración y más frecuentes en la noche.

PARIETALES: Se producen en el lóbulo parietal y están relacionada con lo


sensitivo (corrientazos, adormecimiento, agradamientos, no sienten un aparte del
cuerpo, etc)

TEMPORALES: Se producen en el lóbulo temporal. Se relaciona con los


sentidos del equilibrio (sensación de que las cosas dan vueltas); la audición
(pitos, sonidos, voces, ruidos); olfato (olores desagradables como basura en
descomposición materia fecal) o del sentido del gusto (sabores desagradables
como amargo, ácido sabor a metal). El paciente permanece quieto y
desconectado, mirada fija, no responde a estímulos externos. Tiene una duración
aproximada de 1 a 2 minutos. Luego del episodio usualmente quedan con sueño
o cansados. (diferentes a como estaban previo a la crisis).

OCCIPITALES: Se producen en el lóbulo occipital. Están relacionadas con la


visión (luces, visión borrosa, manchas negras, figuras, ven la mitad de las cosas
únicamente).

Por grado de complejidad:

SIMPLES: No hay alteración de conciencia, el niño sabe que le va a dar la


crisis, puede avisar y la describe. Pueden ser motoras y sensoriales (auditivas,
visuales, olfatorias, etc.); autonómicas (miedo, palidez, enrojecimiento facial,
dolor abdominal, dilatación pupilar, relajación de esfínteres, se le “ponen los
pelos de punta”); o psíquicas (alteración de memorias, sensación de lo “ya
visto”, lo “ya vivido”, lo “jamás visto”, etc.).
COMPLEJAS: Hay alteración variable de conciencia desde el principio o luego
de un rato de la crisis. Pueden tener tan solo compromiso de la conciencia
(ruptura de contacto únicamente) o también acompañarse de movimientos
automáticos (chupeteo, tragar, saborear, frotarse las manos, caminar, tocarse, “
buscar alrededor o en los bolsillos” etc.).

Usualmente se tratan con Carbamazepina, Oxcarbazepina, Fenitoína o


Fenobarbital. Cuando no responde a estas medicaciones se usa Topiramato o
Lamotrigina.

GENERALIZADAS:

Hay una descarga generalizada, masiva, bilateral de actividad paroxística, Se


origina en partes profundas del cerebro o en toda la corteza cerebral.

AUSENCIA: Se presentan en niños y jóvenes, con mayor frecuencia en


mujeres. Tiene una duración de 2 – 3 hasta 20 segundos aproximadamente;
puede haber parpadeos involuntarios y automatismos. No responde a estímulos
externos. Pueden presentarse muchas veces al día. Se trata con Ácido
Valproico, no hay Post – Ictal, no hay Aura

AUSENCIAS ATÍPICAS: El niño se encuentra sentado o moviéndose como


de costumbre y de pronto se empieza a doblar lentamente “en cámara lenta”, por
algunos segundos, puede algunas veces caer. Se responde a estímulos externos,
usualmente hay parpadeo; el inicio y el final no son bruscos. La expresión de
la mirada y la cara es “perdida” para estas se emplea la Lamotrigina y el Ácido
Valproico, Topiramato

MIOCLONÍAS: Son contracturas bruscas, aislada y fugaz de algún segmento o


grupo de segmento. Son saltos repentinos de todo el cuerpo en un espacio muy
corto de tiempo (menos de un segundo). Remedan el movimiento de un “susto” .
se usa Ácido Valproico, Clobazam, Clonazepam o Lamotrigina.

ATONÍAS: Pérdida súbita localizada (de cabeza o mentón) o masiva del tono
muscular con la consecuente caída, con muy breve compromiso de conciencia y
rápida recuperación. Cuando el niño esta de pie o sentado, de repente se
desgonza y se golpean en cara. Son niños que tienen muchas cicatrices. Son
crisis muy lesivas por los traumas que presentan.
Son niños que estando quietos se caen e inmediatamente se levantan, no quedan
inconscientes. Se usa Ácido Valproico, clobazam, Clonazepam o lamotrigina.

TÓNICO-CLÓNICAS: Se presentan en menos de 30% de la población. Para


su tratamiento se emplea el Ácido Valproico (nombre genérico).
TÓNICAS: Inconciencia asociada a hipertonía generalizada, hay frecuente
disautonomía (palidez, cianosis en boca y uñas, relajan esfínteres, sialorreas). Se
presentan especialmente durante el sueño, son de corta duración y muy lesivas.

CLÓNICAS: todo el cuerpo esta brincando, frecuentemente siguen a una fase


tónica.

INDETERMINADAS:

Cuando no se observan las condiciones del niño durante las crisis y no es posible
determinar lo que sucedió.

DIFERENCIAS

FOCALES GENERALIZADAS
OJOS Desviados hacia un lado. Ubicación central hacia
arriba.
BOCA Desviada hacia un lado. Boca en posición central
CABEZA Desviada hacia un lado Posición central o
ubicada por encima del extendida.
hombro, no se le puede
“enderezar”.
EXTREMIDADES Un brazo extendido, el Los brazos y piernas
otro recogido; una pierna flejados o extendidos, en
elevada y la otra no posición simétrica
TRONCO El cuerpo se gira hacia Todo el cuerpo con
un lado ubicación central, si hay
desviación es leve
CAIDAS El niño se va El niño cae en seco,
escurriendo, lentamente, rígido o flácido
de forma gradual. Puede
intentar agarrarse a algo
o alguien
Si se observa la cabeza girada hacia un lado sobre el hombro y el resto del
cuerpo en posición céntrica, se debe intentar devolver la cabeza hacia el centro,
si no logra es focalizada.
DESCRIPCIÓN DE UNA CRISIS

Cuando se presenta solo cambios autonómicos: Palidez, rubor facial, aumento de


frecuencia cardiaca, agresividad, dolor abdominal, cianosis; dos o más se debe
pensar en que el paciente esta presentando una convulsión. Vigilar el estado de
conciencia, porque usualmente esta alterado (no responden al llamado, o lo
hacen forma inadecuada (muy lenta). Tambien pueden NO recordar nada de lo
sucedido.

Se debe describir:

La situacion en la que se encontraba el niño, la actividad que estaba realizando,


el lugar donde se encontraba.
Posteriormente la ubicación de los ojos.
Posición de la boca.
Posición de las extremidades
Ubicación del tronco.
frecuencia cardiaca.
Cambios de coloración en la piel o los labios
Determinar si hay o no alteración de la conciencia.
Tiempo de recuperación después de la crisis.

Una crisis Focal puede iniciar simple (conciente), pasar a compleja (alteración
de conciencia) y luego generalizada (se pone todo rigido o se mueve todo). Por
esto es imperioso precisar los primeros segundos de inicio de la crisis puesto
que es esto lo que define la clasificación de la crisis.

Diferencia entre temblor y convulsión: Cuando se presenta movimiento


involuntario es posible detenerlos con el contacto (apretar la mano o cambiarla
de posición) es temblor, pero si persisten es probablemente una convulsión.