Está en la página 1de 6

Para entender las palabras que los nutriólogos dicen

Texto original escrito por Ana. Sígueme en Twitter.

En los últimos años ha surgido una obsesión por las calorías asociada con nuestro pavor
a engordar. Hay personas que llevan un conteo estricto, otras que deciden no comer un
producto si consideran que tiene un número elevado de calorías y hay quienes
solamente adquieren productos en cuya etiqueta se lea “bajo en calorías”. Pero, ¿saben
qué es una caloría realmente?

La caloría es la unidad que mide cuánta energía proporciona un alimento al


cuerpo. Estrictamente, la caloría es la cantidad de calor que se necesita para aumentar 1
ºC la temperatura de un litro de agua destilada a presión constante. Realmente, a lo que
nosotros llamamos calorías son kilocalorías (kcal).

La energía que nos proporcionan los alimentos es vital para que nuestro cuerpo
funcione. Todos los procesos del organismo necesitan energía.

Actualmente, se está reemplazando la caloría por los kilojules (KJ), la equivalencia


entre ellas es: 1 kcal = 4.18 KJ

¿Cómo se sabe cuántas calorías aporta un alimento?

El investigador Wilbur Atwater creó una serie de factores para conocer cuántas calorías
proporcionan los alimentos. Los únicos nutrientes que proporcionan energía son los
macronutrientes:

1 g de carbohidrato proporciona 4 kcal.

1 g de proteína proporciona 4 kcal.

1 g de grasa proporciona 9 kcal.

1 g de alcohol proporciona 7 kcal. (el alcohol es un derivado de carbohidratos)

Las vitaminas y minerales no proporcionan energía al organismo.

Para conocer cuánta energía proporciona un alimento, es decir su valor calórico, basta
conocer la cantidad de macronutrientes que posee y multiplicar los gramos por el factor
indicado.

Esta información la podemos encontrar en la tabla nutrimental de los alimentos por


ejemplo, tomemos la información del pan “Cero Cero” marca Wonder:
Grasa total 1.1 g x 9 kcal = 9.9 kcal

Carbohidratos 21.3 g x 4 kcal = 85.2

Proteínas 5.2 g x 4 kcal = 20.8

TOTAL = 115.9 kcal

En el caso de alimentos que no se venden empacados como por ejemplo carnes, frutas y
verduras, la información nutrimental se puede encontrar en las tablas de equivalencias
que elaboran los institutos de nutrición.

Aunque saber calcular y controlar el aporte calórico es fundamental para mantener el


peso y la salud, creo que en los últimos años nos ha confundido. Que un alimento sea
“bajo en calorías” no quiere decir que sea recomendable. Por ejemplo, la Coca-Cola
Zero en efecto tiene un aporte calórico muy bajo, pero sabemos que es una bebida no
saludable por la cantidad de aditivos sintéticos dañinos para la salud.

“Bajo en calorías” no siempre es garantía de saludable. Cuidado.

Al respecto les recomiendo el siguiente artículo de la Revista del Consumidor titulado


“Productos que se dicen light”.

En próximas entradas hablaremos sobre cómo calcular el aporte calórico que nosotros
necesitamos y la relación entre calorías y control de peso.
Ads by Google

Entry Filed under: Breviario nutricional, Nutrición para no nutriólogos. Etiquetas:


calorias.

5 Comments Add your own


• 1. RA Walker | Marzo 30, 2010 at 1:44 pm

¡Muy buenas tardes!

Uy, esto de las calorias trae loquita y confundida a mucha gente y hay
demasiada desinformación al respecto. Que bueno que te das a la tarea de poner
los puntos sobre las ies.

¡Saludos!

Responder

• 2. MAXIMO | Marzo 30, 2010 at 5:43 pm

También en mi caso utilizo las calorías para saber que tan bueno o malo puede
ser un producto en específico. Si considero que una buena dieta anda en un
promedio de 200 calorías, si un solo alimento tiene, digamos 900, entonces me
va a privar de comer otra cosa, que tal vez necesite más, o va a provocar que no
consuma las 2000 calorías que mas o menos debería, sino que consumiré
muchas mas. Me gustaría que tocaras un poco más el tema de los productos “sin
calorias”,”light”,”bajo en grasa”. Me pasó algo el fin de semana, compré un par
de “aguas” H20 de Pepsi, que en teoría (y así lo dice la etiqueta) NO TIENE
CALORÍAS, oka, digo, no me excedo, me tomo una de 600 de vez en cuando.
Cuando me la terminé, por pura curiosidad vi la etiqueta, y casi me voy de
espaldas. ¿COMO PUEDEN ANUNCIARLA COMO “SIN CALORIAS”? SI
POR CADA 200 ML (UNA TERCERA PARTE DEL ENVASE) TIENE 590
CALORÍAS (WTF) O sea, yo, en menos de media hora me tomé más de 1500
calorías, y la verdad que no valió la pena, si tomo 1500 cal. de un jalón, mejor
un helado!!!!! Según lo que entendí, debe ser “SIN CALORIAS”, pero
comparado con un refresco de Cola normal, o no sé cual sea el estándar para
medir una bebida “SIN CALORIAS”, y lo peor es que según yo, optaba por algo
más ligero, menos dulce, menos dañino, bla,bla. Pero de verdad que era un
enorme error. HAY ALGÚN REFRESCO7AGUA MINERAL CON
SABOR/AGUA DE SABOR QUE NO TENGA TANTAS CALORÍAS Y QUE
SEPA BIEN? Digamos, el agua BeLight. Gracias.

Caloría
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

La caloría (símbolo cal) es una unidad de energía del ya en desuso Sistema Técnico de
Unidades, basada en el calor específico del agua. Aunque en el uso científico actual, la
unidad de energía es el julio (del Sistema Internacional de Unidades), permanece el uso
de la caloría para expresar el poder energético de los alimentos.

La caloría fue definida por primera vez por el profesor Nicolas Clément en 1824 como
una caloría-kilogramo y así se introdujo en los diccionarios franceses e ingleses durante
el periodo que va entre 1842 y 1867.

Contenido
[ocultar]

• 1 Definición
• 2 Origen
• 3 Metabolismo y calorías
• 4 Otras medidas de energía
• 5 Referencias
• 6 Véase también

• 7 Enlaces externos

[editar] Definición
Se define la caloría como la cantidad de energía calorífica necesaria para elevar un
grado centígrado la temperatura de un gramo de agua pura, desde 14,5 °C a 15,5 °C, a
una presión normal de una atmósfera.

Una caloría (cal) equivale exactamente a 4,1868 julios (J),1 mientras que una kilocaloría
(kcal) es exactamente 4,1868 kilojulios (kJ).

En un horno microondas, como su nombre lo dice trabaja con ondas que tienen un a
longitud muy pequeña, debido a esta longitud tan pequeña tienen unas caracteristicas
pero la principal en este caso seria la tenuacion es decir que la onda se atenua debido a
algo en este caso a las particulas de agua que se encuentran en los alimentos que metes
al microondas, debido a que sus dimensiones (dimension particula de agua - longitud de
onda) son muy parecidas entran en resonancia lo que cuausa la atenuacion de la onda, es
decir pierde potencia, energia, por el principio de que la energia no se destruye, sino que
se transforma, esta energia que se pierde de la onda se transforma en calor el cual es el
que calienta tus alimentos.
Capítulo 2:

¿Cómo funcionan los hornos microondas?


Enlaces patrocinados Inglés sin Barreras
¡Aprenda inglés hoy! Estudie en casa y a su propio ritmo
www.inglessinbarreras.com

EL PRINCIPIO FÍSICO del horno microona es bastante sencillo. En el horno


microonda un tubo electrónico, el así llamado magnetrón, genera un campo de
fuerza alterno. Las móleculas dentro de la comida -sobretodo las móleculas de
agua polarizadas, pero también los aminoácidos, lípidos y proteínas- son
forzados a sí mismos a alinearse con el rápidamente cambiante campo
eléctrico alterno. Estas móleculas oscilan alrededor de sus ejes en respuesta a
la inversión del campo eléctrico que ocurre 5 mil millones de veces por
segundo (cinco mil millones de veces por segundo).

Ésta oscilación crea una considerable fricción intermolecular que produce la


generación de calor. Así la comida (los alimentos) es calentada (o cocinada) de
adentro hacia afuera por las microondas. Esto es contrario al convencional
calentamiento (o cocción) de la comida en la que el calor se trasfiere
convencionalmente del exterior al interior. Para evitar la interferencia de las
microondas, una frecuencia de 2450 MHz (2.45GHz), que equivale a una
longitud de onda de aproximadamente 12 cm, que fue diseñada para el uso
industrial y médico -esto incluye a los hornos microonda para el uso doméstico.

• Inglés sin Barreras ¡Aprenda inglés hoy! Estudie en casa y a su propio ritmo
www.inglessinbarreras.comEnlaces patrocinados

El fenómeno del calor friccional causado por las microondas se descubrió


accidentalmente en 1946 (si acaso más recientemente) durante un experimento
con un tubo de campo magnético. Uno de los investigadores, Percy Spencer,
notó que un pedazo de chocalate que él había estado llevando en el bolsillo de
su chaqueta se había derretido aún cuando él no había sido consciente de
ningún calor. El descubrimiento activó el desarrollo de los aparatos para la
cocina en los EE.UU utilizando éste efecto calorífico.

Ya en el 1952 un horno microonda , adaptado para el uso doméstico, fue


colocado en el mercado norteamericano ´bajo la licencia de la Compañía
Raytheon.
Conductividad térmica
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

La conductividad térmica es una propiedad física de los materiales que mide la


capacidad de conducción de calor. En otras palabras la conductividad térmica es
también la capacidad de una sustancia de transferir la energía cinética de sus moléculas
a otras moléculas adyacentes o a substancias con las que está en contacto. En el Sistema
Internacional de Unidades la conductividad térmica se mide en W/(K·m). También se lo
expresa en J/(s·°C·m)

La conductividad térmica es una magnitud intensiva. Su magnitud inversa es la


resistividad térmica, que es la capacidad de los materiales para oponerse al paso del
calor.

Unidad de conductividad Un watt por metro kelvin W/(m·K) es la


térmica conductividad térmica de un cuerpo homogéneo
isótropo, en la que una diferencia de temperatura de 1
kelvin entre dos planos paralelos, de área 1 metro
cuadrado y distantes 1 metro, produce entre estos
planos un flujo térmico de 1 watt.

El coeficiente de conductividad térmica es una caraterística de cada sustancia y


expresa la magnitud de su capacidad de conducir el calor. Su símbolo es la letra griega
λ.

En el Sistema Internacional de Unidades (SI) se mide en vatio / metro × kelvin (W/


(m·K)), en kilocaloría / hora × metro × kelvin (kcal/(h·m·K)), en el sistema técnico y en
BTU / hora × pie × Fahrenheit (BTU/(h·ft·ºF)), en el sistema anglosajón.

El coeficiente de conductividad térmica expresa la cantidad o flujo de calor que pasa a


través de la unidad de superficie de una muestra del material, de extensión infinita, caras
planoparalelas y espesor unidad, cuando entre sus caras se establece una diferencia de
temperaturas igual a la unidad, en condiciones estacionarias.

Este coeficiente varía con las condiciones del material (humedad que contiene,
temperatura a la que se hace la medición), por lo que se fijan condiciones para hacerlo,
generalmente para material seco y 15ºC (temperatura media de trabajo de los materiales
de construcción) y en otras ocasiones, 300 K (26,84 ºC).