Está en la página 1de 9

Economista jefe vicepresidente del MB en el 97.

WHASHINGTON

Le llama la atención el lema: nuestro sueño es un mundo sin pobreza

El observa una estatua de un hombre que guía a un ciego , en recuerdo de la


erradicación de la CEGUERA DE RIO (daños en la piel y ceguera, ocasiono mas
de 30 millones de muertes)

También hay otro monumento que representa la riqueza y el poder del FMI.

Antes de que el BM y la OMS se unieran en áfrica fallecían miles de personas


(una está dedicada a la erradicación de la pobreza y la otra a preservar la
estabilidad global) ambas tienen equipos de economistas.

El BM – prefiere que el personal viva en el país que pretenden asistir

FMI – tiene un solo representante residente y sus poderes son limitados

Los ministros de hacienda y los bancos centrales solo dictan cifras mientras se
relajan en su hotel. SI NO VAN AL CAMPO NO PUEDEN CONOCER LAS
VERDADERAS NECESIDADES DEL PAIS.

El paro no se debe ver como una estadística, ya que los parados son personas,
con familias y sus vidas son afectadas por las políticas económicas que el FMI
impone

En la guerra actual se ve como lanzan bombas de 50.000 pies

La administración económica moderna, es manejada desde hoteles de lujo sin


pensar en las personas que se van a ver afectadas.

Las personas que viajan contemplan el aumento de la desigualdad entre pobres y


ricos en AFRICA, NEPAL, MINDANAO O ETIOPIA (viven con menos de 1 dólar)

Donde desapareció la ceguera de rio subsiste la pobreza, a pesar de las promesas


de las naciones desarrolladas a las subdesarrolladas (los esquemas mentales no
cambian de la noche a la mañana en las naciones)

En los países desarrollados persistió la mentalidad colonial, “la carga del hombre
blanco” y la presunción de que sabían lo que era mejor para esos países.

EEUU domino la escena económica global, pero se vio manchado por LA


GUERRA FRIA (en esta guerra los principios democráticos fueron negociados en
la contienda contra el comunismo.
Antes de trabajar en el BM, fue presidente del consejo de asesores Económicos
del presidente. El pensaba que el mayor desafío para los economistas era LA
POBREZA MUNDIAL. Por ello se planteaba la pregunta de qué hacer con los
1,200 millones que viven con menos de 1 dólar o esos 2.800 millones que viven
con 2 dólares (MAS DEL 45% DE LA POBLACION, o como lograr un mundo sin
pobreza.

Concluyo que tenía 3 misiones:

1. pensar en estrategias para promover el crecimiento y reducir la pobreza


2. trabajar con los gobiernos de los países en desarrollo para el cumplimento
de las estrategias
3. hacer todo lo que pudiese en los países desarrollados en favor de los
intereses del mundo subdesarrollado, presionando para que abrieran sus
mercados o prestaran asistencia efectiva mayor.

UNO DE LOS MAYORES OBSTACULOS PARA LOS PAISES DESARROLADOS


ES EL FMI

No todas las instituciones financieras internacionales querían eliminar la pobreza,


ni siquiera debatían estrategias.

ETIOPIA Y LUCHA ENTRE LA POLITICA DEL PODER Y LA POBREZA

Él estaba acostumbrado al trato con los burócratas y los políticos, pero cuando
llego a ETIOPIA (uno de los países más pobres del mundo) en 1997 se sumergió
en el mundo aritmético del FMI.

La renta per cápita era 110 dólares por año

El país ha sufrido sequias y hambrunas que generaron la muerte de 2 millones de


personas

Él se encontró con el primer ministro MELES ZENAWI, el cual encabezo durante


17 años una guerra de guerrillas contra el régimen marxista de mengistu haile
mariam.

Las fuerzas de Meles ganaron en 1991, y empiezan a reconstruir el país. Meles es


un médico de profesión que estudio economía para sacar a su país de la pobreza,
el comprendió muy bien los principios económicos más que la de muchos
burócratas

Meles era muy honrado y su gobierno fue objeto de pocas acusaciones de


corrupción, sus adversarios pertenecían a los grupos anteriormente dominantes.
Pero él no era un autócrata (dice que hacer para otros) a la antigua usanza.
Él estaba comprometido con el proceso de descentralización que acercara la
administración al pueblo y que garantizara el contacto del centro con las demás
regiones (la nueva constitución permitió que cada región pudiese votar
democráticamente su secesión (retiro, separación). Por ello las elites políticas no
podían despreciar las preocupaciones de los ciudadanos.

El gobierno cumplió con su objetivo cuando Eritrea declaro la independencia en


1993 y se probó la precariedad de los derechos democráticos fundamentales.

Él se percató de la disputa que meles tenía con el FMI y de la suspensión del


programa de préstamos.

Los resultados macroeconómicos etíopes eran inmejorables (según el FMI) pero la


verdad es que no había inflación. De hecho los precios caían. Desde el destierro
de mengistu todo había mejorado. Por medio de políticas el país había mejorado
su crecimiento económico sostenido. Sin embargo meles tenía dificultades con el
FMI, ya que estaban en cuestión 127 millones de dólares a través del programa de
facilidad ampliada de ajuste estructural (ESAF) un programa de préstamos a tipos
muy subsidiados para ayudar a los países más pobres, PERO TAMBIEN TENIA
CON LA FINANCIACION DEL BM.

El FMI→ se encarga de analizar la situación macroeconómica de cada país y


asegurar si el país está viviendo respecto a sus posibilidades.

Un país puede vivir por encima por encima de sus posibilidades endeudándose,
pero llegara el momento de la crisis. Al FMI le preocupa la inflación.

Los países que gastan más de lo que recaudan están en inflación, principalmente
si financian ese problema con emisión monetaria

El comportamiento MACRO→ Se refiere al comportamiento agregado, a los


niveles totales de crecimiento, paro e inflación, un país puede tener inflación baja
pero un nivel alto de desempleo.

Según los economistas: la inflación es el medio para llegar a un fin el cual es un


crecimiento reducido.

El FMI confunde los medios con los fines.

Si un país no cumple con los requisitos el FMI suspende su ayuda, aunque es


razonable que un país no preste a países que no tienen un buen esquema macro.
Si el déficit es grande y la inflación es elevada, existe riesgo de que el dinero no se
gaste bien.
Si los indicadores macroeconómicos están bien como en etiopia, el esquema
macro debe ser bueno. Además el BM tenía pruebas de la competencia del
gobierno y la dedicación a los pobres, ya que etiopia había planteado una
estrategia de desarrollo rural centrada en los pobre y el 85% de la población vivía
de la agricultura y habían también recortado los gastos militares.

Según el FMI suspendieron su programa porque estaban preocupados por la


situación presupuestaria de etiopia.

El gobierno contaba con 2 fuentes de ingresos: impuestos y la ayuda exterior


los cuales deben estar equilibrados.

Etiopia obtenía ingresos de la ayuda internaciones y al FMI le inquietaba que esa


ayuda se agotara, porque el país se hallaría en muchas dificultades. Sostenía que
la posición presupuestaria etíope solo podría ser considerada solida si los gastos
se limitaban a los impuestos que recaudaban. Pero el FMI supone que ningún
país pobre puede gastar el dinero que recibe como ayuda.

Ejemplo: Suecia entrega dinero para escuelas y según la lógica del FMI
este debe ser para reservas (la tradicional es el oro, ahora divisas y activos
que rindan interés). Sin embargo en etiopia, los donantes independientes
querían escuelas y hospitales.

Meles dijo que él había luchado mucho por tener lo que tenía para que un
burócrata internacional le impusiera como debían ser las cosas, cuando ya él
había convencido a donantes para que los apoyaran en esos proyectos.

El FMI no se enfocaba en la sostenibilidad de los proyecto, el afirmaba que la


ayuda internacional era inestable. Para el autor eso no tenía sentido ya que el
sabía que las ayudas eran más estables que la recaudación tributaria.
(Confirmándolo al llegar a Washington). Debían haber computado la ayuda
exterior en el presupuesto de etiopia.

Si ni la ayuda ni los impuestos habrían de figurar en el lado de los ingresos en los


presupuestos, entonces todos los países serían considerados problemáticos.

Si los ingresos descienden y no hay reservas, deben recortar los gastos, pero en
el caso de etiopia hay una flexibilidad automática. Si el país no recibe dinero para
construir una escuela, no la construyen.

Etiopia había diseñado políticas en caso de que los ingresos fiscales o la ayuda
exterior bajara, pero no comprendían por que el FMI era tan ilógico ya que mucho
estaba en juego.
Se presentó otra disputa entre el FMI- Etiopia, el pronto repago de los créditos.
Etiopia había liquidado un crédito de un banco norteamericano, utilizando parte de
sus reservas (transacción económica). La garantía era un avión. Etiopia estaba
pagando por ese préstamo un interés muy superior a lo que cobraba por sus
reservas.

Si los fondos hubieran sido necesarios mas tarde, el gobierno podía haberlos
conseguido sin dificultad utilizando el avión.

EEUU y el FMI objetaron el reembolso anticipado, objetando que etiopia había


actuado sin la aprobación del FMI.

El FMI pensaba que los países a los que entregaba dinero estaban obligados a
informar de todo lo que pudiese ser pertinente. No hacerlo justificaba la
suspensión de su programa, por razonable que fueran las medidas adoptadas.

Otro de los puntos era la liberalización de los mercados financieros etíopes


(permitir que los tipos de interés quédense determinados libremente por las
fuerzas de mercado), pero el sistema bancario etíope era pequeño a comparación
de suburbios a las afueras de Washington. El FMI quería también que dividiese su
mayor banco en diversas fracciones.

Cuando las instituciones financieras globales entran en un país pueden aplastar a


los competidores locales.

El FMI sería más atento y generoso si etiopia prestara a las grandes


corporaciones multinacionales que cuando lo hagan a los pequeños empresarios y
agricultores. Además el deseaba fortalecer el sistema financiero creando un
mercado de subastas para las letras del tesoro etíopes. Eso estaba fuera de
sintonía con la situación de etiopia.

EEUU y Europa Occidental solo liberaron sus mercados en los años 70 cuando
sus mercados estaban más desarrollados.

Uno de los objetivos fundamentales de un buen sistema bancario es proporcionar


crédito en condiciones aceptables a quienes los puedan amortizar. En un país
rural como etiopia, es importante que los agricultores puedan obtener préstamos
para comprar semillas y fertilizantes. Hasta EEUU cuando estuvo en etapa crítica
su desarrollo y la agricultura era más relevante, el estado ocupo un papel
protagónico en la concesión de préstamos.

El sistema bancario etíope era eficiente, pero el FMI no estaba satisfecho, porque
creía que los tipos de interés debían ser determinados libremente por las fuerzas
de los mercados internacionales. Para el FMI un sistema financiero liberalizado
era un fin en sí mismo. Este estaba tan convencido de la corrección de su postura
que no tenía interés en observar la realidad.

Etiopia se resistió a las demandas del FMI para que abriese su sistema bancario

El FMI insistia en la liberación de los mercados financieros porque pensaban que la


competencia entre los bancos rebajaría los tipos de interes. Pero los resultados fueron
desastrosos ya que no había supervisión bancaria, consecuencia de ello, las quiebras.

Los tipos de interes aumentaron en vez de disminuir. Etiopia se había comprometido a


mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos en el sector agrícola y temia que la
liberalización tuviese un efecto devastador sobre la economía. Los agricultores que
habían podido conseguir créditos antes se verían imposibilitados. Sus dirigentes no
querían empeorar las cosas.

Los etíopes temian que las recomendaciones del FMI ocasionaran una caída en las
rentas de los agricultores.