Está en la página 1de 24

Narraciones Extraordinarias por Edgar Allan Poe

Cuento 1: El Gato Negro


Un hombre que en su infancia fue dócil, bondadoso y por sobre todo amaba a los animales,
creció con este carácter. Se casó joven, y su esposa compartí el mismo amor por los
animales. Ellos tenían muchas bestias, pero entre ellas se destacaba una: un gato
completamente negro, llamado Pluton. Este era el favorito del hombre. Por culpa del demonio
su carácter y temperamento se alternaron y desde ese día comenzó a descuidar a sus
animales con excepción de Pluton. Su enfermedad empeoró y le quito un ojo a Pluton y luego
mató al animal ahorcándolo. Esa misma noche la casa del hombre se incendió y al
aproximarse el señor hacia la multitud que se encontraba rodeando su casa observó la
imagen de un gato igual a Pluton grabada en la blanca superficie. Él saca sus conclusiones
sobre lo ocurrido. Luego de unos días este hombre encontró un gato igual a Pluton con la
excepción de que tenía una macha indefinida en el pecho. Llevó a esta bestia hacia su casa.
Pero luego de un par de días comenzó a odiar a este animal, hasta un punto que tenía
intención de matarlo. Un día el señor bajó al sótano para realizar una tarea doméstica y el
gato lo siguió. Intentó matarlo con un hacha pero su esposa lo detuvo y en un acto más que
demoníaco, se soltó del brazo de la mujer y le clavó el hacha en la cabeza, y ello causó su
muerte. El hombre pensó donde esconder el cuerpo y se le ocurrió detrás de la pared y así lo
hizo. Pasaron 2 y luego 3 días y el señor no sentía culpa. El cuarto día la policía fue
inesperadamente a la casa y la revisaron hasta que encontraron el cuerpo. Y el hombre
descubre que sobre la cabeza de la mujer se encontraba el cuerpo de la bestia que asesinó.

Cuento 2: Manuscrito Hallado en una Botella


Un hombre muy inteligente y que ha viajado mucho, se embarcó en el año 18…, en el puerto
de Batavia, en la isla de Java, para hacer un crucero al archipiélago de las islas Sonda. El
navío era de condiciones excelentes, excepto por el arrumaje, que había sido mal hecho, y por
lo tanto el barco escoraba. Comenzaron el viaje con muy poco viento a favor. Observó una
nube extraña y permaneció mirándola mucho tiempo. La luna era rojo-oscura y el mar
transparente hasta el punto de que se llegaba a ver el fondo. El aire era intolerablemente
cálido. Este hombre creía que se aproximaba un huracán, se lo transmitió al capitán pero este
no prestó atención. Esta inquietud no lo dejaba dormir, por lo tanto, a medianoche subió a la
cubierta. En el transcurso del mismo, un rumor semejante al zumbido lo sorprendió. Antes de
asegurarse de su significado sintió que el barco vibraba. Una violenta ráfaga arrasó con el
capitán y todos los tripulantes, exceptuando a un viejo sueco y al hombre. El navío estaba
destrozado. Naufragaron durante 5 días y 5 noches, alimentándose con una pequeña cantidad
de melaza de azúcar. Los primeros 4 días navegaron hacia el sud-este. El quinto día fue muy
frío. En el mediodía el sol llamó nuevamente la atención, no daba luz que mereciera
propiamente tal nombre. Esperaron la llegada del sexto día, que para el sueco no llegó jamás
y para el hombre todavía no había llegado. Alrededor de ellos todo era horror, había profunda
oscuridad, el oleaje era muy alto. Creían que iban a morir, hasta que vieron acercarse un
enorme barco. Pero algo que le dio terror fue que el barco tenía todas las velas desplegadas
en medio de aquel huracán. Se acercaron al barco, su proa se rompió y subió al barco y pasó
inadvertido a los ojos de la tripulación. Se escondió en la cala. Desde su refugio vio a un
hombre que se movía con pasos inseguros y débiles. Pudo observar su apariencia general.
Era de una avanzada edad. Le temblaban las rodillas, hablaba solo en un idioma que el
hombre no pudo comprender. Este señor subió al puente y no lo volvió a ver. Tenía un
sentimiento extraño que poseía su alma. Hace mucho que había subido a ese navío. Había
tomado los materiales para escribir esto del camarote del capitán. Había observado el navío,
dedujo que no era un barco de guerra, pero no pudo averiguar que sí era. El tamaño, el
modelo los tipos de mástiles y otras cosas del barco le daban una sensación de algo familiar.
El maderamen del navío estaba construido con un material que desconocía. Se había
mostrado frente a los tripulantes y ellos no le prestaron la menor atención. Siguieron
navegando hacia el sud. Este hombre cree que están destinados a rondar continuamente al
borde de la eternidad, sin precipitarse en el abismo. Y que el barco está sometido a la
influencia de alguna poderosa corriente, o una impetuosa resaca. Las aguas se alzaban cada
vez más. Describe al capitán como un hombre de casi su estatura, cuerpo proporcionado y
sólido, vejez, cabellos grises, ojos iguales a sus cabellos. Todo el barco estaba impregnado de
vejez. El viento aumenta y como las velas estaban despegadas, por momentos el barco se
levantaba sobre el mar. Se comienzan a precipitar en el torbellino, y entre el rugir, el aullar y el
tronar del océano, el barco se estremece. Y se hunde.

Cuento 3: El Entierro Prematuro


Un hombre cuenta que la peor miseria humana es el entierro de un hombre vivo. Da ejemplos
sobre ello. En primer lugar el de una mujer la cual padecía de una enfermedad. Tanto tiempo
la padeció que murió, o creyeron que murió ya que presentaba todas las apariencias de la
misma. La señora fue depositada en la bóveda familiar que quedó cerrada por 3 años. Un día
para realizar un sarcófago abrieron la bóveda y la mujer cayo en los brazos de su marido
muerta. Luego de una investigación se dedujo que la mujer revivió luego de dos días de su
sepultura;
cuando pudo salir de ataúd comenzó a golpear la puerta para llamar la atención y en ese
momento murió. El segundo caso ocurrió en Francia en 1810. Madmoiselle Victorine
Lafourcade, una mujer adinerada, se enamoró de un hombre llamado Julián Bossuet, pero
decidió rechazarlo y casarse con monsieur Renelle. Este caballero descuidó el matrimonio e
incluso llegó a maltratar a la dama. Luego de unos años juntos la mujer murió, o eso se creía.
Fue inhumada en una tumba común en su tierra natal. Su esposo se dirige a la tumba para
cortarle sus trenzas. Cuando desentierra el cuerpo se encuentra con que en verdad la mujer
estaba viva. La llevó a su alojamiento y más tarde se la entregó a Bossuet. Juntos escaparon
a América. Luego de veinte años deciden volver a Francia y monsieur Renelle los reconoce. El
tercero es un caso que fue publicado en la revista de cirugía y trata sobre un hombre, oficial
de artillería, que fue derribado por un caballo. Se le realizaron varios estudios, pero
empeoraba. Así que se lo dio por muerto ya que lo parecía, pero no era así. Lo enterraron con
rapidez y entró tierra en la tumba por un hueco. Por el último mencionado el hombre podía
adquirir el aire suficiente para respirar. Los domingos mucha gente frecuentaba al cementerio.
Uno de ellos reaccionó, que había un ruido y comenzaron a cavar para desenterrarlo. Cuando
lo lograron, lo llevaron al hospital para su recuperación. El cuarto relato ocurrió en 1831 en
Londres. Mr. Edward Stapleton aparentemente había muerto de fiebre tifus y de otros
síntomas que excitaron la curiosidad de los médicos. Los últimos mencionados piden permiso
para realizarle un examen post mortem pero los amigos de Stapleton se negaron. Por lo tanto
desenterraron el cuerpo y lo llevaron a una sala del hospital para disecarlo en privado. Le
realizaron unos exámenes y entre ellos la aplicación de la batería galvánica en uno de los
músculos pectorales. Luego de haber realizado ello el paciente se despertó y dijo unas
palabras incomprensibles que más tarde fueron deducidas como que había dicho “estoy vivo”.
Segundos más tarde cayó al suelo. Le administraron éter y revivió. Edward afirmó que en
ningún momento había perdido todo el sentido. El quinto y último relato es el del propio
hombre que contó todas las historias anteriores; su experiencia real. El padecía una
enfermedad llamada catalepsia. En su caso no padecía características importantes. Se
encontraba en un estado de semisíncope, o casi desmayo. Con respecto a ella el hombre
cada vez que se despertaba de un “sueño” no recobraba inmediatamente el sentido. No tenía
sufrimiento físico, pero si angustia moral. Tenía imaginación macabra como por ejemplo
cuando soñó que un demonio le aferraba la muñeca y le ordenaba que se levante; luego se
dirigieron a observar a los muertos que salían de sus tumbas. El hombre preparó su ataúd
para que se pueda abrir fácilmente, para poder adquirir aire y luz y para tener alimento y agua.
Llegó una época en la cual se encontró a sí mismo inconsciente y débil. Luego de un largo
intervalo, un período de placentera quietud, una breve zambullida en la nada y luego un súbito
restablecimiento. Después vino un choque eléctrico de terror, y por ello un esfuerzo positivo
por pensar, intento de recordar, éxito parcial. Así recobró la memoria y el dominio de ella, tuvo
conciencia de su estado. Permaneció inmóvil por unos minutos, no tenía valor para moverse.
Cuando tuvo el valor de hacerlo, abrió los ojos y estaba todo oscuro. Intentó gritar pero sus
labios estaban atados como los de los muertos. Movió sus manos cruzadas y golpeó una
sustancia que se extendía sobre el cuerpo del hombre. Hizo un segundo intento de grito y
aulló lo suficientemente fuerte para que lo escucharan cuatro hombres que se encontraban
allí. Ellos lo sacudieron para que despertara de su sueño y le devolvieron la plena posesión de
su memoria. En Richmond, Virginia se había ido junto a un amigo a las orillas del Río James.
Durmió profundamente y su visión no fue un sueño ni una pesadilla. Luego de haberle
ocurrido esta experiencia le ocurrieron cosas buenas: su alma adquirió vigor y temple, viajó al
extranjero, hizo ejercicios, respiró el aire libre, pensó en otros temas no relacionados con la
muerte, dejó a un lado sus libros de medicina.

Cuento 4: La Verdad sobre el Caso del Señor Valdemar


Durante unos años el estudio del hipnotismo había atraído su atención. Jamás se había
hipnotizado a alguien en condiciones de muerte. Quedaba por verse 3 cosas planteadas por él
acerca de esto: si sería susceptible de influencia magnética, en el caso de que lo fuera, si su
estado aumentaría o disminuiría dicha susceptibilidad y hasta que punto, el proceso hipnótico
sería capaz de detener la intrusión de la muerte. Pensó si tenía alguien conocido para verificar
esos puntos y pensó en un sujeto llamado Ernest Valdemar, residente desde 1839 en Harlem,
Nueva York. Tenía un temperamento nervioso que lo convertía en una buena persona para
hipnotizar. Ya lo había adormecido 2 veces. Le comentó a su amigo acerca del asunto y se
veía vivamente interesado. Acordaron que Valdemar lo llamaría 24 horas antes de su muerte.
10 días más tarde recibe la carta de Valdemar diciendo que ya podía ir. Fue hacia el hospital y
el aspecto de Ernest era de muerto. Le preguntó a los médicos acerca del estado de Valdemar
y ellos le explicaron todas las enfermedades y desajustes que padecía el hombre. Los
doctores se despidieron de él. Dos enfermeros, un hombre y una mujer se encontraban allí,
así que decidió posponer la hipnotización para las 8. Llegado el horario indicado
anteriormente, con Theodore L…. de testigo y tomando apuntes de lo que iba ocurriendo.
Efectuó los pases que habían sido más efectivos para Valdemar en las otras ocasiones. Estos
no funcionar hasta pasadas las 10, que llegaron los doctores D…. y F….., como lo habían
prometido. Les hizo unas preguntas y continuó con la hipnotización. Logró hipnotizarlo y pidió
que revisaran si estaba correctamente en trance hipnótico. La apariencia general de Valdemar
era muy distante a la de
muerte. Se acercó y probó haber y cuando él movía el brazo Ernest haría lo mismo, y así fue.
Luego le preguntó al hombre si dormía y este respondió, luego de la tercera vez de ser
preguntada, que se encontraba dormido y que quería morir así. La segunda pregunta que le
realizó fue si sentía dolor en el pecho. Luego de un momento respondió que no sufría, que se
estaba muriendo. Volvió a realizar la primera pregunta, pero esta vez hubo que preguntarle
cuatro veces y en ese momento afirmó y dijo que se moría. Los médicos no querían sacarlo
del estado actual a Valdemar. El último mencionado comenzó a adquirir síntomas de muerte.
Volvieron a preguntarle si estaba dormido, pero esta vez respondió que no, que estuvo
durmiendo pero que ahora estaba muerto. L…. se desmayó y los médicos se fueron.
Reanimaron a L…. y pudieron dedicarse a ver el estado de Valdemar. A las diez de la mañana
abandonaron la casa junto con diez enfermeros y volvieron a la tarde. Su estado era el mismo.
Discutieron sobre si despertarlo o no. Durante 7 meses siguieron acudiendo a la casa de
Valdemar acompañados de amigos y médicos. El paciente se mantuvo igual. Un viernes
decidieron hacer el experimento de despertarlo. Comenzó a realizar los procedimientos
correctos, pero el paciente se estaba muriendo. Acudieron a preguntarle si podía explicarles lo
que sentía y deseaba. Éste respondió que lo hagan dormir o que lo despierten pronto porque
estaba muerto. Intentó otro método para despertarlo, pero lo que ocurrió fue que se encogió,
se deshizo en casi un minuto, cuando todos esperaban que el paciente despertase.

Cuento 5: El Retrato Oval


Un hombre y su sirviente ingresan a un castillo abandonado temporariamente. Se instalaron
en un aposento pequeño, en una apartada torre del edificio. Las decoraciones eran ricas, pero
viejas. Había pinturas en las paredes. En la cama encontró un pequeño volumen que contenía
la crítica y descripción de las pinturas. Leyó este volumen hasta la medianoche. Se le cae el
candelabro y descubre un retrato oval que le había pasado inadvertido. Era el de una joven
mujer. Estaba pintado con la técnica vigente. Era una pintura admirable, tenía una absoluta
posibilidad de vida. Buscó en el volumen lo que decía con respecto a esta pintura. El retrato
había sido pintado por un hombre que amaba a una mujer (la pintada en el retrato), pero
también al arte, en cambio, ella lo amaba, pero odiaba al arte. La dama oyó que el hombre iba
a retratarla. La dama se posó dócilmente en la torre, mientras él se gloriaba de su trabajo. El
retrato que estaba pintando era el de la mujer que amaba. Cuando faltaba poco por hacer el
espíritu de la dama osciló. Se aplicó lo que faltaba y el hombre gritó: “¡Ciertamente, esta es la
vida misma!”. Miró a su amada y estaba muerta.

Cuento 6: Eleonora
Un hombre vivía junto a su prima, que también era su esposa y su tía. Habitaban en el Valle
de la Hierba Irisada. Quedaba muy apartado entre colinas y no había un sendera hollado.
Había un río que lo llamaban “el río del silencio” ya que habían una influencia enmudecedora
en su corriente. La superficie entera del valle estaba cubierta por hierba verde, suave, espesa,
uniforme, perfumada, corta; flores, árboles cuyos altos y esbeltos troncos no eran rectos, sus
hojas eran de color verde vivo. Luego comenzaron a brotar flores en los árboles, la hierba se
ahondó, desaparecieron las blancas margaritas, y en su lugar brotaron asfóreos rojo rubí. Los
pájaros gayos y los flamencos desplegaron su plumaje. Peces de oro y plata frecuentaron el
río. Cuando Eleonora supo que moriría, temió que su esposo abandonara el valle y transfiera
su amor a otra doncella. Le juró que nunca haría eso y apeló al poderoso amo del Universo
como testigo e invocó que si no cumplía con su promesa tendría el castigo de la muerte.
Eleonora le dijo que velaría por el en espíritu. Cuando ella muere el en el valle, las flores
desaparecieron de los árboles, las hierbas desaparecieron, los asfódelos rojo rubí se
marchitaron y la vida se retiraba del valle. No cumplió su promesa y abandonó el valle. Se
casó con otra doncella, hija del rey, y pagó su incumplimiento de la promesa con la muerte.

Cuento 7: Berenice
Egaeus y Berenice eran primos y crecieron juntos en la heredad paterna. Crecieron de
manera diferente. Egaeus era enfermizo, envuelto en melancolía, estudiaba el claustro, vivía
encerrado en sí mismo y entregaba el cuerpo y el alma a la meditación. Berenice era ágil,
graciosa, desbordante de fuerzas, paseaba por la colina, vagaba despreocupadamente por la
vida, no pensaba en las sombras del camino ni en la huida silenciosa de alas negras. Berenice
comienza a padecer una especie de epilepsia que terminaba en catalepsia. Esta enfermedad
ocasionó cambios en el ser moral y físico de la prima de Egaeus. La enfermedad del último
mencionado era que tenía un carácter monomaniaco que consistía en una irritabilidad
morbosa de esas propiedades de la mente que la ciencia psicológica designa con la palabra
atención. Contemplaba cosas triviales por días enteros. Cuando se acercaba la fecha de su
casamiento, una tarde de invierno, Egaeus se sentó en la biblioteca creyéndose solo, pero al
alzar sus ojos la vio a Berenice. Ninguno pronunció una palabra. Su delgadez era excesiva, la
frente era alta y pálida, su cabello rubio reluciente, que discordaba con la melancolía de su
rostro, sus ojos carecían de ida y brillo y parecían sin pupilas, sus labios eran finos y
contraídos. Los dientes fue lo que más le llamó la atención. El golpe de una puerta lo distrajo y
Berenice desapareció. Comenzó a ver los dientes de su prima en todos lados. Ansiaba los
dientes con un deseo

frenético. Los estudió con mucha atención. Un grito de dolor y pena interrumpió su sueño. Se
levantó a ver lo que ocurría y vio a la criada llorando la muerte de Berenice. Pero luego se
encontró sentado en la biblioteca. Entró un criado que en sus ojos se veía violento terror. El
criado señaló sus ropas que estaban llenas de barro y de sangre coagulada, le tomó la mano
que tenía restos de uñas humanas, señaló una pala. Egaeus agarró la caja y subió a la mesa.
Se le resbaló de la mano y cayeron elementos dentales y dientes. Había desenterrado a
Berenice y le había sacado los dientes.

Cuento 8: Ligeia
Un hombre conoce a Ligeia pero no recuerda cómo, cuándo ni dónde la conoció. Solo
recuerda que era de alta estatura, un poco delgada, tenía una voz dulce y profunda y ninguna
mujer igualó la belleza de su rostro. Su frente era alta y pálida, sus cabellos lustrosos,
exuberantes y rizados. Sus ojos eran más grandes que los comunes de nuestra raza, eran
negro brillante, velado por oscuras y largas pestañas, cejas irregulares. Sus ojos eran
independientes de su forma, color y brillo. Él sentía pasión por esos ojos, ya que lo deleitaban
y a la vez aterraban. Ella tenía un gran conocimiento. El se entregó a la investigación
metafísica, en los primeros años de su matrimonio. Luego de unos años de matrimonio sus
ojos comenzaron a brillar con menos frecuencia, Ligeia cayó enferma, los pálidos dedos
adquirieron transparencia y las venas de su alta frente latieron. Ella creía que moriría sin sus
terrores, pero no fue así. En el momento de su muerte ella demostraba un enorme deseo de
vida. Ese día le pidió que repitiera unos versos. Murió y él vagabundeó sin rumbo. Luego de
unos meses adquirió y reparó una abadía en Inglaterra. Como sucesora de Ligeia, condujo al
altar a Lady Rowena Trevanion. La decoración de la habitación tenía aspecto fantasmagórico
dependiendo del ángulo en que la mires. Recordaba a Ligeia en cada momento de su vida. En
el segundo mes de su matrimonio Lady Rowena cae enferma, por las noches, hablada de
sonidos, de movimientos. Ella nunca se repuso del todo, tuvo un carácter alarmante. Una
noche, próximo el fin de septiembre, tenía palidez mortal y parecía desvanecerse. Por lo tanto
el hombre fue en busca de un frasco de vino ligero. En el camino de la búsqueda notó que en
la alfombra había una sombra, agarró el vino y al regresar percibió un paso suave en la
alfombra. Rowena bebió el vino sin vacilar, y él vio que tenía gotas de un fluido brillante. Sus
doncellas la prepararon para la tumba. Luego de esto lo comenzaron a asaltar recuerdos de
Ligeia. Advirtió un sonido, luego otro, los dos provenientes del mismo lugar. Era un suspiro y
descubrió que su esposa aun vivía. Luego descubrió que no era así. El cadáver se movía.
Dejó caer las vendas que le cubrían el rostro y descubrió los hermosos ojos de Ligeia.

Cuento 9: La Máscara de la Muerte Roja


El príncipe Próspero a pesar de que la “Muerte Roja” había devastado el país durante largo
tiempo, era feliz, intrépido y sagaz. Sus dominios quedaron semidespoblados y llamó a mil
robustos y amigos para retirarse al encierro seguro en su palacio. Luego de 5 y 6 meses de
estar allí, Próspero propuso hacer un baile de máscaras. Esta se celebraría en 7 salones. En
el último aposento había un reloj de ébano y cuando iba a sonar paraban la música en el baile.
El príncipe se había dedicado a decorar las salas. Luego de que haya sonado varias veces, se
notó la presencia de de la “mascara de la muerte roja”, una figura enmascarada, que hasta
entonces no había llamado la atención de nadie. El príncipe preguntó quién se atrevía a
insultarlos con esa burla, lo cual se escuchó en las 7 salas. El príncipe Próspero recorrió las 7
salas hasta llegar a la figura enmascarada. Este lo mata y luego continúa dominando a toda la
fiesta, haciendo morir uno por uno de los presentes en la fiesta.

RESUMEN
LA MÁSCARA DE LA MUERTE ROJA

La muerte roja era una enfermedad que estaba acabando con toda la población del país. El
Príncipe Próspero atemorizado llama a todos sus amigos a una de sus abadías, la cual contaba con
siete salones distintos. El séptimo y último era aterrorizador, contaba con un reloj que marcaba la
hora y dejaba a todos estupefactos.
El Príncipe una noche decidió dar una fiesta de mascara. En esta fiesta de presento una persona
disfrazada de la muerte roja, encontrándolo un gran insulto.
Resulta que no era un disfraz ni mascara, sino que era la muerte roja la cual acabo con la vida de
todos en la abadía, incluida la del Príncipe Próspero.

CORAZÓN DELATOR

Esta es la historia de un señor que vivía con un viejo, el cual mantenía mirándolo constantemente,
el viejo tenía un ojo parecido al de un buitre, el hombre se sentía intimidado cada vez que el
viejo lo miraba, la rabia que tenía este hombre lo llevo a matar al viejo y así dejaría de mirarlo.

El hombre llevaba tiempo planeando el asesinato, hasta que un día ingreso a la habitación, recogió
el colchón de la cama junto con el viejo y lo lanzo al piso, matando de este modo al viejo.

Después del asesinato del viejo, el hombre tomo la decisión de cortarlo en partes
y después sepultarlo debajo del piso de la habitación, un vecino cercano empezó a sospechar y
llamo a la policía.

La policía llego hasta lugar, interrogando al hombre él con toda no normalidad les dice que sigan,
ellos subieron a la habitación del viejo y no notaron nada raro, la policía en su interrogatorio le
pregunta por el viejo responde diciendo que había salido de viaje, encima del piso donde se
encontraba desmembrado el viejo coloco una silla, a medida que le hacían preguntas se escuchaba
latidos de un corazón que se hacían cada vez más fuerte y el hombre empezó a colocarse más y
más nervioso, Hasta que no pudo más y termino confesando su crimen a los policías.

ELEONORA
Eleonora era la prima del protagonista, quienes siempre habían vivido junto en el Valle de la Hierba
Irisada, era un valle muy lejano al cual nadie llegaba.

Por cual estos primos compartieron desde pequeños y fueron muy unidos. Con el tiempo se dieron
cuenta de que se habían enamorado y todo el valle pareció florecer y el río que lo cruzaba les
cantaba una hermosa música.

Eleonora se enferma gravemente y el protagonista se da cuenta de que se morirá, prometiéndole


así que él nunca se casara con otra mujer y siempre le será fiel.

Eleonora es enterrada en el valle y toda la magia que ellos habían visto en el valle producto de su
amor, desaparece. El muy triste se va a la ciudad sintiendo siempre la presencia de Eleonora.

En la ciudad conoce a una mujer de la cual se enamora profundamente pero se acuerda de la


procesa que le había hecho a su prima, pero como el amor era más fuerte, se casa con
Ermengarda.

El siente que una noche llegan nuevamente los suspiros y presencia de Eleonora quien le dice que
dura tranquilo porque el amor que le tiene a su esposa lo ha liberado del juramento que a ella le
había hecho.

EL POZO Y EL PÉNDULO

El protagonista es sentenciado a la muerte por monjes debido a la Inquisición en Toledo. El hombre


se ve encerrado en una sala oscura con un pozo en su centro, sin saber dónde estaba debido a su
pérdida de conciencia anteriormente. Solo recibía pan, agua y carne. Se da cuenta del pozo al casi
caer en él, salvándose así de su primer obstáculo.

Su segunda prueba, la del péndulo, fue fallida, por la habilidad del hombre al hacer que las ratas
rompan sus amarras.

La tercera prueba consistía en muros calientes que iban achicando la habitación hasta que el
hombre finalmente muriera.

El protagonista en medio de la última prueba es salvado por el General Lasalle, quien pertenecía al
ejecito Francés, el cual acabo con la Inquisición en Toledo.

LA VERDAD EN EL CASO DEL SEÑOR VALDEMAR


Trata de un hombre moribundo al que mantienen vivo dos doctores, mediante la magnetización
(es un método para retrasar la muerte, dejando a la persona sonámbula). “Los doctores llegan a
mantener una conversación con el hombre magnetizado”
Esta historia es bastante ficticia, y en este cuento como en casi todos, está la muerte contra la vida,
y este cuento está muy bien hecho.

EL ESCARABAJO DE ORO

La narración empieza cuando el protagonista acaba de descubrir un escarabajo de oro de una


especie desconocida. Uno de sus amigos lo visita ese día, le hace partícipe de su descubrimiento y
dibuja en un papel la forma del escarabajo causando la sorpresa de su amigo que ve en el dibujo
un extraño parecido con una calavera a raíz de estos hechos los protagonistas van desvelando una
serie de misterios y pistas que llevaran a los personajes a vivir una extraordinaria aventura.

DOBLE ASESINATO EN LA CALLE MORGUE

A finales del siglo XIX, una anciana y su hija hacen un retiro en el banco, y en esa noche son
escuchados unos gritos en la casa y se encuentran a las dos mujeres muertas, pero el oro sigue ahí;
se descubre que no había forma de haber huido. Dupin y otro inspector entran a ver el caso y
descubren que el que cometió los crímenes fue un orangután con una navaja de afeitar, y esto lo
hace gracias a que ve a su amo afeitarse.

Esta es una historia muy entretenida, de cómo nadie tiene idea de que el orangután es el asesino, y
como no pueden resolver el caso, pero al final sale Dupin resolviendo el caso.

LA CAÍDA DE LA CASA USHER


El protagonista es invitado por Roderik Usher a su mansión, estando este muy enfermo física y
mentalmente.
Roderik tenía alteraciones en su personalidad y tenía una gran sensibilidad por los sentidos.

La mansión tenía un aspecto tenebroso y una grieta con forma de zig-zag que iba desde el techo
hasta casi el estanque.
Roderik le tenía temor a la mansión.
La parecida hermana de Roderik, Lady Madeline, había muerto hace pocos días.
La muerta fue llevada a una cripta familiar por Rodera y el protagonista.

Una noche Roderik estremecido fue por la compañía de su amigo el cual le leyó un libro. Mientras
el protagonista contaba la historia del joven Etheredo los sonidos de la novela eran acorde con los
sonidos de la mansión.
Se abre la puerta de la habitación donde se encontraban los viejos amigos, los cuales quedan
espantados al ver a Madeline frentes a ellos.

Ella muere ensangrentada encima de su hermano, tras la lucha por liberarse de la tumba, y Roderik
muere de miedo.
El protagonista escapa de la mansión mientras esta se derrumba.
LA CARTA ROBADA
el hombre robo una carta, el cual tenía unos datos muy importantes para el beneficio de Sr.
Ministro y acción fue realizada por esta persona.
Argumento:
Un día normal se encontraba conversando el Sr. Dupin, Germán y Edgar, hablaban acerca de un
homicidio que había ocurrido la semana atrás, cuando golpearon a la puerta, era un detective de la
policía toco allí para pedir la ayuda a su amigo Dupin en un caso oficial.
El caso era la desaparición de una carta la cual poseía información política importante fue tomada
de las casas reales y se sabe el hombre que la toma la tiene en su poder y lo vieron tomarla.

Todos preguntaron por qué se sabe esto y el perfecto respondió que si esa carta la hubiese tomado
otra persona diferente a la que implica la misma poco a poco irían apareciendo datos que pondría
al descubierto que la carta está en manos de terceros y se iría a pique la identidad de personas de
la alta esfera en la política. Todos empezaron a analizar y llegaron a la conclusión de que el ladro
era el ministro el cual lo nombraban en la carta.
Todos estos hombres empezaron con el operativo de entra a la casa del ministro sin sospecha
alguna. Entro dupin debido a que el tenia una amistad con el ministro se le dio el diseño de la carta
para que la buscara pero que no fuera a actuar, ese día busco muchos lugares en donde el creía la
hubiera podido esconder, no encontró nada y se reunió con sus amigos, esa noche.

Todos pensaron en donde habían podido esconder la carta y el prefecto dijo que el lugar más difícil
de encontrar algo es no esconderlo y dejarlo en un lugar donde la gente lo vea y ahí nadie lo va a
buscar, entonces ellos planearon como hacer que el ministro se distrajera un minuto y poder
cambiar la carta por la imitación del sobre que habían realizado. Dupin a la mañana siguiente se
dirigió a la casa del ministro conversaron, un poco cundo de pronto se escucharon unos disparos
de un hombre que poseía un rifle, inmediatamente el ministro se asomo a la ventana a observar lo
que había sucedido, Dupin sin pensarlo dos veces cambio las cartas obviamente el hombre del rifle
era contratado por Dupin, después de coger la carta la policía tuvo pruebas contundentes para
culpar al ministro y de inmediato fue arrestado.

EL BARRIL DE AMONTILLADO
La situación en que se encuentra Edgar en un carnaval con su amigo Fortunato quien es un
bebedor de vino y un mentiroso engaña a la gente inventando cosas.
Todo se desarrolla en el carnaval donde toda la gente se está divirtiendo, Edgar estaba en este
lugar, cuando de pronto escucho a un payaso a un payaso que lo llamaba y era el amigo Fortunato,
Edgar estaba buscando a laguen que le pudiera resolver la duda, que el compro un barril
amontillado, Fortunato se sorprendió porque en pleno carnaval no vendían eso, solo vendían el de
jerez, pero su amigo no le resolvió la duda y decidió buscar a alguien que diferenciaba de un
amontillado a un jerez y ese era luchesi, se encontraron los dos y se pusieron a beber del vino
hasta tarde, también se encontraron con Fortunato y el también bebía y este hombre empezó a
toser mucho tiempo y luchesi le dijo que se fuera porque se iba a enfermar pero fortunato dijo que
nadie se moría de gripa y siguieron bebiendo hasta altas horas de la noche, cada vez que bebían
los ojos le brillaban como un destello de luz. Cuando al otro día Fortunato se encontraba muy
enfermo y casi se muere por haber injerido licor con gripa y por que tomaba unas pastas.

BERENICE
Egaeus siempre había vivido en la misma casa donde él había nacido y había muerto su mamá.
El y Berenice eran primos y crecieron juntos. Egaeus era muy enfermizo y melancólico, en cambio
ella era graciosa, ágil y muy alegre.
Berenice se enferma gravemente y cuando Egaeus la ve, se da cuenta que sus dientes estaban
horribles.
Cuando ella muere, él se vuelve loco, pasaba horas viendo objetos distintos y estaba obsesionado
por los dientes de Berenice.
El en su locura entra al salón de su casa y ve una pequeña caja, la cual abre y estaban todos los
dientes de su prima.
Egaeus va al cementerio y abre la tumba de su prima, regresando a la casa con su ropa manchada
de sangre.
La verdad en el caso del señor Valdemar
Trata de un hombre moribundo al que mantienen vivo dos doctores, mediante la magnetización
(es un método para retrasar la muerte, dejando a la persona sonámbula). “Los doctores llegan a
mantener una conversación con el hombre magnetizado”
Esta historia es bastante ficticia, y en este cuento como en casi todos, esta la muerte contra la vida,
y este cuento está muy bien hecho.

ELEONORA
Eleonora era la prima del protagonista, quienes siempre habían vivido junto en el Valle de la Hierba
Irisada, era un valle muy lejano al cual nadie llegaba.
Por cual estos primos compartieron desde pequeños y fueron muy unidos. Con el tiempo se dieron
cuenta de que se habían enamorado y todo el valle pareció florecer y el río que lo cruzaba les
cantaba una hermosa música.
Eleonora se enferma gravemente y el protagonista se da cuenta de que se morirá, prometiéndole
así que él nunca se casara con otra mujer y siempre le será fiel.

Eleonora es enterrada en el valle y toda la magia que ellos habían visto en el valle producto de su
amor, desaparece. El muy triste se va a la ciudad sintiendo siempre la presencia de Eleonora.

En la ciudad conoce a una mujer de la cual se enamora profundamente pero se acuerda de la


procesa que le había hecho a su prima, pero como el amor era más fuerte, se casa con
Ermengarda.
El siente que una noche llegan nuevamente los suspiros y presencia de Eleonora quien le dice que
dura tranquilo porque el amor que le tiene a su esposa lo ha liberado del juramento que a ella le
había hecho.

EL RETRATO OVAL
Radcliffe estaba herido, por cual, su criado, Pedro lo ayuda entrando ambos a un castillos
abandonado temporalmente. Se van a la alcoba con las riquezas más antiguas, ubicada en la torra
más lejana del castillo.Radcliffe descubre la presencia de una pintura. Era una joven hermosa. Al
principio le causo miedo, pero luego la empezó a observar y se sorprendió por lo real que parecía.
Tomo un libro que era de la alcoba donde salía la historia de cada cuadro que se encontraba allí
presente.

Este cuadro contaba la historia de una mujer que estaba de novia con un pintor, el cual era
obsesivo y la decidió pintar.
Pasaban todos el día en una pieza donde apenas entraba luz; la joven poco a poco se fue
enfermando, pero no le dijo nada a su prometido debido al amor que le tenía ella, y se daba
cuenta lo feliz que lo hacía pintarla.
Cuando el pintor termino la pintura, miro a su amada y se debió cuenta de que estaba muerta.

EL ENTIERRO PREMATURO
En este cuento se da a conocer diferentes casos de personas, que presentan una enfermedad que
consiste en que el cuerpo no da ninguna señal de vida. Esto puede durar horas o incluso meses.
Habla del terror que tiene esta gente de ser enterrada viva, de la difícil vida que llevan al no querer
salir de casa, las medidas que toman en el caso de ser enterrados con vida y las innumerables
pesadillas.
En este capítulo se relatan diferentes historias de este tipo de enfermedad llamada catalepsia.
Algunas de estas personas han sido enterradas vivas sin que nadie sepa, otras han sido enterradas
pero luego por una serie de acontecimientos secundarios descubren que están vivas y son
rescatan, en cambio otras, las con más suerte, no han sido nunca enterradas vivas.
El protagonista de este cuento, quien sufre de catalepsia, en una ocasión cree haber sido enterrado
vivo, pero despierta y se da cuenta que está durmiendo en un barco y por esta experiencia él
decide cambiar su vida y nunca más sufrió otro ataque de catalepsia.

Narraciones extraordinarias
Con este título y también con el de Historias extraordinarias son conocidos
los relatos del escritor norteamericano Edgar Allan Poe, que, publicados
originariamente en diferentes revistas, fueron después reunidos en dos
volúmenes: Cuentos de lo grotesco y lo arabesco (Tales of the Grotesque
and Arabesque, Filadelfia, 1840) y Cuentos (Tales, Nueva York, 1845).
Traducidos por Baudelaire después de 1848 y presentados al público
francés bajo el título de Histoires extraordinaires y Nouvelles histoires
extraordinaires, muy pronto se hicieron universalmente famosos.
Poe pertenece, con Hawthorne y Melville, a aquel período de la literatura
norteamericana situado entre 1840 y la guerra de Secesión, en el que el
espíritu del país buscaba e intentaba abrirse paso y transformar la
experiencia en expresión, mediante la evasión, el dolor y la inquietud. De
los tres, Poe es el que posee indudablemente un temperamento más
turbulento y morboso: soñador y extraño a las pasiones corrientes,
consigue crearse un mundo irreal en el que el horror fantástico no excluye
la lucidez, que expresa perfectamente con su admirable estilo, puro y
atrevido, "apretado -dice Baudelaire- como las mallas de una armadura".

Poe en una imagen de 1848

Una facultad de análisis vigorosa y minuciosa se une en Poe a una


imaginación maravillosamente fecunda. En sus narraciones, oscilando entre
la sombra del misterio y el análisis de los detalles, se muestra su capacidad
de dar vida y expresión a aquellas oscuras regiones que se extienden desde
los extremos límites de lo probable a los misteriosos confines de la
superstición y de la irrealidad. Las Narraciones
extraordinarias integran relatos de variada temática y diferente
tono; con todo, y con el riesgo de cometer arbitrariedades, es
posible clasificarlos en grupos por características afines.

En un primer grupo, formado por algunas narraciones casi todas


juveniles, el autor se deja llevar por una fuerte inclinación hacia las
posibilidades de la técnica, que le conduce (capricho frecuente de la época)
a relacionar todas las situaciones de sus cuentos, incluso las menos
susceptibles de ello, con los adelantos de las diferentes ciencias. Así,
en Las aventuras de un tal Hans Pfaal (The adventures of one Hans Pfaal)
nos cuenta el fantástico viaje que el personaje realiza en un globo
construido por él mismo, con el que llega a la luna. Y en La noticia
sensacional del globo (The Balloon-Goase) describe una travesía del
Atlántico efectuada en tres días de tempestad, tripulando un globo cuya
estructura se detalla minuciosamente.
En cuentos como los citados, Poe se adelanta a la moderna literatura de
ciencia-ficción: la semejanza de sus argumentos con las posteriores novelas
de Julio Verne es palmaria.

En El descubrimiento de von Kempelen (Von Kempelen and his Discovery),


va siguiendo los intentos de un alquimista que persigue transformar en oro
metales de escaso valor. Y en Un descenso al Maelstrom (A descent into
the Maelstrom), un marino, cuya barca se ve envuelta por un torbellino, se
salva metiéndose en un tonel y dejándose llevar, confiando en el principio
según el cual un cilindro que flota en un torbellino resiste más que ningún
otro cuerpo la fuerza de la atracción.

Lo pretendidamente científico puede, sin embargo, quedar diluido ante la


aparición de elementos más próximos a lo mágico o lo sobrenatural. En El
manuscrito encontrado dentro de una botella (MS. Found in a Bottle), el
motivo científico de la exploración de las desconocidas tierras polares se
funde con el elemento fantástico del buque fantasma, perpetuamente en
equilibrio al borde del abismo. Y en Revelación mesmérica (Mesmerie
Revelation) y en La verdad sobre el caso del señor Waldemar (The Facts in
the Case of Mr. Waldemar), se trata la cuestión del espiritismo y la
posibilidad de mantener en vida, mediante el estado hipnótico, a seres que
han muerto físicamente, rozando así el misterio del más allá.
De la metempsicosis tratan Metzengerstein, historia de un caballo que
renace merced a las llamas que destruyen una pintura y hacen morir en el
fuego al nuevo dueño, y Un cuento de las Montañas Escabrosas (A Tale of
the Ragged Mountains), en la cual el protagonista, paseando por los
abruptos montes americanos, revive, en medio de una decoración oriental,
la escena de la batalla en la que bajo otro nombre murió cien años antes.

Un segundo grupo estaría compuesto por una serie de narraciones que


podrían ser calificadas como de "horror, pasión y terror". A pesar de
que el propio autor dijo que "existen ciertos temas de interés, pero
demasiado horribles para cumplir el fin de una legítima ficción", Edgar Allan
Poe incurre en ellos de buen grado, como en El entierro prematuro (The
premature Burial), que insiste en el terror de ser sepultado vivo, citando
ejemplos y experiencias. El pozo y el péndulo (The Pit and the Pendulum)
es una morbosa descripción de los horrores de la Inquisición; el condenado,
tendido en el borde de un pozo, ve aproximarse, con el ritmo de un
péndulo, el filo de una guadaña que le cortará el pecho.

El corazón delator (ilustración de Harry Clarke)

Este grupo contiene los cuentos que más se asocian a Poe en tanto que
genial maestro de la literatura de terror. El final de La máscara de la
Muerte Roja (The Masque of the red Death) es una horrenda y alucinante
visión. La Muerte Roja, una terrible peste, asola el reino. Al terminar una
espléndida fiesta organizada por el príncipe, que se ha encerrado con su
séquito en un castillo para escapar de la peste, aparece el fantasma de la
Muerte Roja, el cual, con su sola presencia, contagia y mata a todos los que
habían pretendido eludirla.

El cuento anterior todavía puede leerse como un castigo al egoísmo y


soberbia del príncipe y sus cortesanos. Sin embargo, el motivo de la
venganza fríamente calculada y ejecutada con impunidad es la base de
algunos de sus relatos más macabros. Hop-Frog, el bufón, con un espíritu
diabólicamente cruel, se venga de los palaciegos que se divertían a su
costa, induciéndolos, mediante una trágica burla, a espolvorearse con
resina, a la que luego prende fuego. Y el protagonista de El barril de
amontillado (The Cask of Amontillado), después de haber meditado
largamente su venganza, empareda vivo al que le ofendió en la pared de su
bodega, adonde le ha atraído con la excusa de hacerle saborear un vino del
que se dice experto conocedor.
Tal amoralidad contrasta con la conciencia de culpa que arrastra a algunos
personajes. El espíritu del perverso (The Imp of the Perverse) examina
el espíritu paradójico del protagonista, que, después de haber cometido un
delito perfecto, sin dejar rastro alguno, se siente obsesionado hasta el
punto de que acaba por confesarlo. El sentimiento de culpa, bajo la forma
de un gato negro, persigue al asesino de una mujer en El gato negro (The
Black Cat). Y en El corazón delator (The Telltale Heart), el criminal
confiesa el homicidio cuando cree oír latir el corazón de la víctima, cuyo
cadáver había ocultado bajo un pavimento de madera.
En William Wilson, el verdadero "yo", obsesionado por un sentimiento de
culpabilidad e incapaz de soportar por más tiempo el peso de sus propios
pecados y debilidades, concibe un doble que será, al mismo tiempo, el
instigador y el autor indirecto de todos sus males: motivo romántico que
hallamos en Musset, Chamisso, Hoffmann y Wilde. Y en La caída de la
casa Usher (The Fall of the House of Usher), otro de sus cuentos más
celebrados, el horror proviene, ante todo, del ambiente, de la atmósfera
que rodea al castillo como un vapor pestífero, por lo que la casa parece
identificarse con el destino de sus habitantes: con ellos desaparece en las
turbias aguas del estanque.
Otro grupo de narraciones insisten en el motivo del vampirismo
femenino; la pasión amorosa es, para Poe, un sentimiento morboso, una
necesidad de posesión que termina en el aniquilamiento y la muerte.
En Ligeia, símbolo de una voluntad exaltada sobre los límites del poder
humano, los ojos de la mujer muerta reviven en los ojos de otra mujer;
en Berenice, la facultad de atención, anormal y morbosa, se concentra
íntegramente en los dientes, hasta inspirar un macabro delito; en Morella,
una mujer se reencarna en el cuerpo de su propia hija.
En El retrato oval (The Oval Portrait), un pintor mata lenta e
inconscientemente a la mujer que adora mientras le hace un retrato, sin
advertir que para dar vida al cuadro la roba al original. La cita (The
Assignation) es, con el romántico fondo de una noche veneciana, la historia
de dos infelices amantes que, a pesar de vivir alejados, se envenenan a la
misma hora. La caja oblonga (The Oblong Box) es el medio que emplea
un marido enamorado para llevar consigo, a través de los mares, el
cadáver de su esposa, hundiéndose con ella durante una tempestad.

En Leonora, el vampirismo inicial queda atenuado por un vivo sentido de


la belleza de la naturaleza; parecido sentido es el que da origen a algunas
narraciones en las que la obsesión parece mitigarse con la reposada
descripción del paisaje, como en La isla del hada (The Island of the
Fay), El castillo de Arnheim (The Domain of Arnheim) y La casa de
Landor (Landor's Cottage).

Otras narraciones podrían calificarse de "grotescas", como La noche


mil dos de Scherezade (The Thousand and Second Tale of Scherezade),
en la que se demuestra que la verdad es más extraña que la ficción y que
los modernos inventos y algunos fenómenos raros de la naturaleza pueden
parecer inverosímiles a un espíritu ignorante; o El sistema del doctor
Alquitrán y del profesor Pluma (The System of Doctor Tar and Professor
Feather), en que nos describe, no sin un sabor de melancólica ironía, un
manicomio en el que los locos hacen de médicos y los médicos son tratados
como locos.
De tono burlesco son, a su vez, Los anteojos (The Spectacles), historia
de un miope que, no queriendo pasar por tal, está a punto de casarse con
su propia bisabuela; El duque de l'Omelette, donde el protagonista,
después de muerto, discute y acomete al diablo, terminando por volver a la
tierra; El diablo en el campanario (The Devil in the Belfry), narración de
un incidente insólito en una tranquila aldea de Holanda; y Tres domingos
en una semana (Three Sundays in a Week), cuento que extrae su
comicidad de la diferencia de latitudes.

Los crímenes de la calle Morgue (ilustración de Harry Clarke)

En un último grupo de narraciones, la acción está vinculada a un


ejercicio particularmente agudo y excepcional de la facultad
analítica, que lleva a la resolución de un intrincado enigma. En El
escarabajo de oro (The Gold Bug), la interpretación de un criptograma
trazado sobre un trozo de pergamino permite descubrir un tesoro
escondido. Edgar Allan Poe es considerado el inaugurador de la narración
policíaca por tres de los relatos contenidos en este grupo, todos ellos
protagonizados por Augusto Dupin, que con su aguda perspicacia logra
resolver problemas aparentemente insolubles.
Los tres son verdaderas joyas del género. Los crímenes de la calle
Morgue (The Murders in the Rue Morgue) narra el salvaje asesinato de dos
mujeres, que no consigue descubrir la policía, ya que han sido cometidos
por un gorila; en El misterio de Marie Rogêt (The Mystery of Marie
Roget) se reconstruye la historia de una muchacha misteriosamente
desaparecida y asesinada, y en La carta robada(The purloined Letter) se
llega al hallazgo de un importante documento que había sido escondido
mediante el paradójico mecanismo de dejarlo al descubierto.

Análisis de la Novela Narraciones Extraordinarias de


Edgar Allan Poe
Introducción
La obra literaria de Poe tiene tres aspectos, como las tres caras de un
prisma: el cuento, el poema y el ensayo; en todas ellas palpita el amor
supremo hacia la belleza, su sentido del equilibrio y la armonía, su
poesía quejumbrosa, conmovedora, su estilo preciso, único, su
sabiduría para espolear el ánimo del lector y llevarlo en un ascenso de
ansiedades hasta el punto propuesto.

1. Nombre de la novela:
1.1 LA NARRACIÓN DE ARTHUR

1.2 NARRACIONES EXTRAORDINARIAS


2. Biografía del autor:
Edgar Allan Poe
Edgar Allan Poe nació en Boston, Estados Unidos, el 19 de enero de
1809. Sus padres murieron cuando era niño y fue recogido por un
matrimonio adinerado de Richmond, Virginia, aunque nunca fue
adoptado oficialmente. Pasó un curso académico en la Universidad de
Virginia y posteriormente se enroló en el ejército, aunque por un
periodo muy breve.
Se convirtió en un escritor, poeta, crítico y periodista romántico, y es
reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del
cual fue uno de los primeros representantes en Estados Unidos. Fue
renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos
de terror.
A Edgar Allan Poe también se le considera como el inventor del relato
detectivesco y contribuyó con varias obras al género emergente de la
ciencia-ficción. Entre las mejores obras del escritor estadounidense
destacan El Cuervo, Anabel Lee, El pozo y el péndulo, El barril de
amontillado, entre otras.
Edgar Allan Poe murió el 7 de octubre de 1849, a los 40 años de edad.
Aunque se especuló con que la causa de la muerte tuvo que ver con el
alcohol y un fallo cardíaco, nunca se esclarecieron los verdaderos
motivos.

3. Argumento de la novela:
3.1. Los crímenes de la calle morgue
La novela versa sobre dos amigos que viven en una mansión muy
“especial” parisina que se encuentra abandonada. El nombre de estos
dos amigos es C. Auguste Dupin y el otro se trata del narrador de la
propia novela. Estos dos amigos se encargan de la investigación por el
asesinato de dos damas de la nobleza francesa, Madame l'Espanaye y
su

hija Mademoiselle Camille. Estas dos damas fueron encontradas en sus


casas absolutamente mutiladas, y tal macabro asesinato no tiene pistas
aparentes para encontrar al homicida. Dupin y su amigo deciden llevar
la investigación por su cuenta.
Con el devenir de los hechos Dupin que es muy escrupuloso en todos
los detalles de la investigación concluye que tal asesinato únicamente
podría haber sido realizado por un orangután. Para corroborar tal
teoría ponen un anuncio falso en el periódico señalando que un
orangután había sido encontrado y que para recuperarlo había que ir a
la dirección de la calle Faubourg Saint-Germain que era la dirección
donde habitaban nuestros protagonistas.
Poco después se presenta en casa de Dupin un pirata maltés que les
cuenta, tras descubrir la falsedad del anuncio, que el orangután se le
había escapado y había entrado en casa de las damas asesinadas y que
él no había podido hacer nada por evitar tan macabro siniestro, pues el
animal presentaba una furia descomunal y no pudo hacer nada para
detenerlo, por lo cual decidió irse dejando la situación como
posteriormente fue encontrado por la policía.
Debido a las concluyentes declaraciones del pirata se produjo la
resolución del asesinato y la policía puso en libertad al sospechoso que
permanecía en la cárcel como causante del asesinato y, un tiempo
después, el orangután fue vendido a un zoológico.
3.2. El misterio de marie roget
Es la continuación del anterior cuento <<Los crímenes de la calle
Morgue>>.
Cuenta el asesinato de una joven muy bella, popular y famosa. Una
muerte misteriosa.
En este cuento Allan Poe se dedica a recoger detalles de los principales
periódicos newyorquinos, pero para poder hablar con sinceridad y sin
temor, la sitúa en París; también lo hace para crear el clima de misterio
que rodea la antigua ciudad. Va explicando, todos los detalles, y
también nos muestra su opinión respecto a ellos.
Se trata de la joven Marie Rogêt que una mañana sale de casa
diciéndole a su madre que va a casa de su tía y que no volverá hasta el
anochecer, y que la irá a recoger el pretendiente. Éste, al ir a la
residencia de la tía de Marie, se entera de que ella jamás estuvo allí y
que no volvió a casa. Aun así nadie se alarmó porque tres años antes
también se había escapado, pero al cuarto día, se encontró su cadáver
flotando en el río. Empezó, por parte de la policía, una minuciosa
investigación con recompensa para encontrar al culpable o culpables.
Dos semanas más tarde unos niños encontraron el jelou escenario del
crimen, donde se podía apreciar; el suelo pisoteado, trozos de tela en
los arbustos próximos, una sombrilla y un pañuelo bordado con el
nombre de Marie Rogêt, todos estos con una capa de musgo por
encima.
Por las características del bosque podemos deducir que esos objetos no
llevaban más de dos días y también porque en esos lugares jugaban

siempre esos niños que lo encontraron, pero el asesinato había


ocurrido dos semanas antes. También un fenómeno curioso es que un
cuerpo ahogado, tarda unas dos semanas en salir a flote, y este solo
tardó dos días después de su desaparición.
Todo apuntaba a una pandilla de malhechores, que habían violado y
matado a una chica joven Mary Cecilia Rogers, poco tiempo antes, pero
Allan Poe, no creía en esa teoría. Él mismo descubre que el asesinato lo
llevó a cabo un enamorado de la víctima, que era marinero. La mata, la
tira al río desde una barca, y después intenta simular que han sido la
pandilla de chicos.

3.3. Un descenso al maelstrom


Aquí tenemos otro relato más de Poe, "Descenso al Maelstrom", donde
se cuenta la siguiente historia narrada por un anciano, que dice no
serlo a pesar de su apariencia (“No hizo falta más que un día para
transformar mis cabellos negros en canas, debilitar mis miembros y
destrozar mis nervios.")
El narrador cuenta que un día se fue a la mar con sus hermanos,
cuando se desató una terrible tormenta, que atrapó el barco en un
enorme remolino llamado Maelstrom. Los dos hermanos murieron,
mientras la corriente arrastraba su embarcación hacia el del remolino.
El narrador aterrado observa el movimiento, de las corrientes de agua
y se percata de que la única manera de salvar su vida es arrojándose al
agua sujeto a un barril.
Al cabo de un tiempo su estrategia funciona y sobrevive al terrible
Maelstrom, aunque nadie cree su historia.

3.4. El corazón delator


La historia presenta a un narrador anónimo obsesionado con el ojo
enfermo (al que llama "ojo de buitre") de un anciano con el cual
convive, hasta que cierto día decide asesinarlo. El crimen es estudiado
cuidadosamente y tras ser perpetrado, el cadáver es despedazado y
escondido bajo las tablas del suelo de la casa. La policía acude a la
misma y el asesino acaba delatándose a sí mismo, imaginando
alucinadamente que el corazón del viejo se ha puesto a latir bajo la
tarima.
No se sabe cuál es la relación entre la víctima y el asesino. Se ha
sugerido que el anciano representa en el cuento a la figura paterna y
que su "ojo de buitre" puede sugerir algún secreto inconfesable. La
ambigüedad y la falta de información sobre los dos personajes
principales están en agudo contraste con el detallismo recreado en el
crimen. Así mismo, se puede interpretar como en algunas de sus otras
obras, una confrontación entre la locura y la cordura, pues el
protagonista que funge como narrador, inicia con un discurso para
ilustrar su equilibrio mental que a lo largo de la historia comienza a
decaer.

3.5. El tonel amontillado


Esta historia trata de un hombre que busca vengarse de su amigo
Fortunato idea un plan para hacer esto. El protagonista busca a su
amigo Fortunato en medio de una fiesta y lo encuentra muy borracho.
Luego le dice que ha comprado un barril de un valioso y costoso vino
llamado Amontillado para que lo evalúe y le diga si lo han estafado al
venderle el valioso tonel de vino. Fortunato quien está muy borracho y
algo enfermo asede a ir con él.
La bodega del protagonista estaba ubicada en una mazmorra ya
bastante infestada por la humedad. El protagonista se empeña en
decirle a Fortunato que aquel sitio no es un buen lugar para el puesto
su estado de salud pero Fortunato insiste en continuar. Luego
comienzan a pasar por una serie de recovecos de la mazmorra y
finalmente llegan a donde según el protagonista se encuentra el vino.
Este sitio es un pequeño recinto con muchos huesos cerca. El
protagonista le dice a Fortunato que entre por el vino y en ese
momento momento se aprobecha de la borrachera de fortunato y lo
amarra con cadenas y Fortunato no reaccione se mantiene muy
confundido luego el protagonista construye una pared a aquel recinto y
la sella con el pobre Fortunato borracho y confundido dentro.

4. Como inicia?
Inicia con la descripción de un juego de ajedrez explicando lo
complicado que es. Y dice que de cada 10 casos el 9 triunfa el jugador
más capaz. En el juego de damas, por el contrario, donde los
movimientos son únicos y de una poca variación, las posibilidades de
descuido son menores, y, como la atención queda relativamente
distraída, las ventajas que consigue cada uno de los adversarios los son
por una perspicacia superior. Lo principal, lo importante, es saber que
se debe observar. Nuestro jugador no se reduce únicamente al juego, y,
aunque este sea el objeto fundamental de su atención, no deberá
prescindir de determinadas deducciones, que proceden de objetos
extraños al juego. Examina la fisonomía de su compañero, y la compara
cuidadosamente con la de cada uno de sus contrarios.

5. Donde aparece el nudo?

5.1. LOS CRÍMENES DE LA CALLE MORGUE


En este capítulo, aparece el nudo cuando sucede el asesinato de dos
damas de la nobleza francesa, Madame l´Espanaye y su hija
Mademoiselle Camille. Estas dos damas fueron encontradas en su casa,
absolutamente mutiladas, y tal macabro asesinato no tiene pistas
aparentes para encontrar al homicida.

5.2. EL MISTERIO DE MARIE ROGET


Este capítulo aunque es la continuación del anterior, tiene un nudo
diferente pero a la vez similar, y aparece cuando Marie Roget
desaparece varias veces y las cosas se empeoran cuando a su última
desaparición la encuentran muerta, también un asesinato sin pruebas.

5.3. UN DESCENSO AL MAELSTROM


El nudo aparece cuando se desató una terrible tormenta, que atrapó el
barco en un enorme remolino llamado Maelstrom. Los dos hermanos
murieron, mientras la corriente arrastraba su embarcación hacia el del
remolino. El narrador aterrado observa el movimiento, de las
corrientes de agua y se percata de que la única manera de salvar su
vida es arrojándose al agua sujeto a un barril.
Al cabo de un tiempo su estrategia funciona y sobrevive al terrible
Maelstrom, aunque nadie cree su historia.

5.4. EL CORAZÓN DELATOR


La historia presenta a un narrador anónimo obsesionado con el ojo
enfermo (al que llama "ojo de buitre") de un anciano con el cual
convive, hasta que cierto día decide asesinarlo.

5.5. EL TONEL AMONTILLADO


En este capítulo, el protagonista le dice a Fortunato que entre por el
vino y en ese momento momento se aprobecha de la borrachera de
fortunato y lo amarra con cadenas y Fortunato no reaccione se
mantiene muy confundido luego el protagonista construye una pared a
aquel recinto y la sella con el pobre Fortunato borracho y confundido
dentro.

6. Como es el desenlace?

El capítulo final trata de un hombre que quería vengarse de su amigo,


llamado fortunato, y para hacer esto se aprovecho de que su amigo
estaba borracho y le dice que necesitaba que él le ayudara a revisar un
vino que había comprado cuyo nombre del vino era amontillado, él le
pidió ayuda para verificar si no lo habían engañado y pues su amigo
fortunato como estaba borracho acepto y se fue con él a la bodega del
protagonista que estaba en una mazmorra y infestada por la humedad
lo llevo allá y le dijo que entrara y ahí se aprovecho de su
borrachera luego el protagonista construye una pared a aquel recinto y
la sella con el pobre Fortunato borracho y confundido dentro.

7. Tipo de novela
De intriga
De terror

8. Tipo de lenguaje
Lenguaje Coloquial

9. La narración es lineal o no lineal


No lineal

10. Está narrado en 1ra o en 3ra persona


3ra persona

11. Describe el ambiente


11.1. AMBIENTE DE: LOS CRÍMENES DE LA CALLE MORGUE
La historia se desarrolla en París más o menos sobre el año 1830 y las
circunstancias que rodean a la novela hacen de la trama algo posible
pero que se nos antoja inverosímil cuando conocemos el asesino real.

11.2. AMBIENTE DE: EL MISTERIO DE MARIE ROGET


La historia se desarrolla en el rio Sena, en un ambiente de
desesperación, terror y confusión.

11.3. AMBIENTE DE: UN DESCENSO AL MAELSTROM


La historia se desarrolla en el mar.

11.4. AMBIENTE DE: EL CORAZÓN DELATOR


La historia se desarrolla en una casa, con un ambiente de muerte,
paranoja, miedo, locura, nervios y desesperación.
11.5. AMBIENTE DE: EL TONEL DE AMONTILLADO
La historia se desarrolla en una bodega.

12. Personaje principal


12.1. PERSONAJE PRINCIPAL DE: LOS CRÍMENES DE LA CALLE
MORGUE
 C.Auguste Dupin: es el personaje principal de la historia, ya que
se interesa profundamente en el desenlace de la trama, además, realiza
la investigación necesaria para resolver el crimen evitando que un
inocente sea acusado equívocamente.
 Narrador: (el amigo de Dupin) tiene el segundo rol más
importante después del personaje principal, ya que cumple el papel de
narrador personaje. No sólo narra la historia, sino también presencia
todos los eventos y los describe de una manera personal desde su
propio punto de vista.
 Madame y Mademoiselle L’Espanaye: son personajes
complementarios pues son las víctimas del asesinato y complementan
las acciones de Dupin porque sus cadáveres son la razón de su
investigación.

12.2. PERSONAJES PRINCIPALES DE: EL MISTERIO DE
MARIE ROGET

El detective August Dupin: investiga otro asesinato en “El misterio de


Marie Rogêt”. La historia se basa en la verdadera historia de Mary
Rogers, una vendedora de cigarros de Manhattan cuyo cuerpo fue
encontrado flotando en el Río Hudson en 1841.

Marie roget: es un personaje complementario pues es la victima del


asesinato y da seguimiento al trabajo de Dupin porque su cadáver es la
razón de su investigación.

12.3. PERSONAJES PRINCIPALES DE: UN DESCENSO AL


MAELSTROM

El anciano: es un anciano, aunque dice no serlo, es el narrador de la


historia y narra lo que le paso a el y sus hermanos en el mar navegando.

12.4. PERSONAJES PRINCIPALES DE: EL CORAZÓN


DELATOR

Narrador anónimo: es un narrador anónimo obsesionado con el


enfermo (al que llama ¨ojo de buitre¨) de un anciano con el cual
convive, hasta que cierto día decide asesinarlo.

12.5. PERSONAJES PRINCIPALES DE: EL TONEL


AMONTILLADO

El protagonista: es un hombre que busca vengarse de su amigo


Fortunato e idea un plan para hacer esto.
13. Personajes secundarios:

13.1. PERSONAJES SECUNDARIOS DE: LOS CRÍMENES DE


LA CALLE MORGUE
 Marinero: (dueño del orangután) es un personaje
complementario, el cual llega a verse envuelto en el crimen
implícitamente y es quien al final aclara el misterio.
 Orangután: es un personaje complementario, puesto que tras
escapar de su dueño y perder el control, es el asesino de la historia.
 Adolphe Lebon: es un personaje secundario, es un trabajador
del banco quien es injustamente acusado de ser el asesino.
 Los testigos: son personajes secundarios, que proporcionan las
pistas para que Dupin logre aclarar el misterio.
 La policía: tiene un papel secundario, es quien realiza las
investigaciones acerca del crimen sin lograr resolverlo. Pero para
tranquilizar a la ciudadanía encarcelan a un culpable, sin las suficientes
pruebas para inculparlo.

13.2. PERSONAJES SECUNDARIOS DE: EL MISTEDRIO DE


MARIE ROGET
Monsierur Le Blanc: era la dueña de la perfumería donde trabajaba
primero el pretendiente de Marie y luego donde trabajo ella.

13.3. PERSONAJES SECUNDARIOS DE: UN DESCENSO AL


MAELSTROM
Los hermanos: eran los hermanos del narrador anciano que iban en la
mar, los cuales murieron en el maelstrom.

13.4. PERSONAJES SECUNDARIOS DE: EL CORAZÓN


DELATOR
La policía: estaban investigando el asesinato del anciano.

13.5. PERSONAJES SECUNDARIOS DE: EL TONEL


AMONTILLADO

Fortunato: era la victima de su amigo.

14. Relacionar el texto con el contexto


Los crímenes de la calle morgue
La historia recibe este nombre porque el crimen sucedido fue en la calle
Morgue.
El misterio de Marie Roget
Se relaciona con sus extrañas desapariciones y con el misterio de su
muerte que no tuvo culpables.
Un descenso al Maelstrom
Se relaciona en que la tormenta ocurrida en el contexto llevaba el
nombre de Maelstrom.
El corazón delator
Se relaciona en que el narrador anónimo se delató por la imaginación
del corazón de la victima latiendo debajo de las tablas de la casa.
El tonel de amontillado
Se relaciona porque el vino se llamaba amontillado.

15. Palabras desconocidas


Picaporte: Instrumento para cerrar de golpe las puertas y ventanas.
Bisagras: Herraje de dos piezas unidas o combinadas que, con un eje
común y sujeto una a un sostén fijo y otra a la puerta o tapa, permiten
el giro de estas.
Faenas: Trabajo que se hace en una hacienda en horas extraordinarias.
Abstracto: Dicho del arte o de un artista: Que no pretende representar
seres o cosas concretos y atiende solo a elementos de forma, color,
estructura, proporción, etc.
Escrúpulos: Duda o recelo que punza la conciencia sobre si algo es o no
cierto, si es bueno o malo, si obliga o no obliga; lo que trae inquieto y
desasosegado el ánimo.
Fúnebres: Perteneciente o relativo a los difuntos. Honras fúnebres.
Sosegado: Quieto, pacífico naturalmente o por su genio.
Aludo: confianzudo (‖ que se toma excesivas confianzas).
Anomalía: Malformación, alteración biológica, congénita o adquirida.
Intangible: Que no debe o no puede tocarse.

Mentalidad: Capacidad, actividad mental.


Mortecino: Se dice del animal muerto naturalmente, y de su carne.
Salitre: Sustancia salina, especialmente la que aflora en tierras y
paredes.
Fulgurar: Brillar, resplandecer, despedir rayos de luz.
Cripta: Lugar subterráneo en que se acostumbraba enterrar a los
muertos.
Nicho: Concavidad en el espesor de un muro, para colocar en ella una
estatua, un jarrón u otra cosa.
Bodega: Lugar donde se guarda y cría el vino.

Toda entrada en materia cuando se trata de Poe atrae sin violencia como
un torbellino; su solemnidad sorprende, manteniendo el espíritu
despierto. Se presiente, desde luego, que se trata de algo grave. Y
lentamente, poco a poco, desarróllase ante nuestra atención una historia,
cuyo interés se funda en una imperceptible desviación del espíritu, es una
hipótesis audaz, es una extralimitación imprudente de la naturaleza, en la
amalgama de las facultades. El lector, presa del vértigo, se ve obligado a
seguir al artista en sus arrebatadoras deducciones. Afirmo que ningún
hombre ha explicado con tanta magia lo “excepcional” de la vida humana y
de la naturaleza, el final de las estaciones con sus esplendores enervantes,
el tiempo cálido, húmedo y brumoso en el que el viento del sur distiende
los nervios como las cuerdas de un instrumento, en que los ojos se llenan
de lágrimas que no provienen del corazón.