Está en la página 1de 10

La Globalización, es un proceso objetivo, sujeto

a leyes económicas del Sistema Económico Capitalista Mundial actual, que es el que predomina en el
Mundo.
La globalización es a menudo identificada como un proceso dinámico producido principalmente por
las sociedades que viven bajo el capitalismo democrático o la democracia liberal y que han abierto sus
puertas a la revolución informática, plegando a un nivel considerable de liberalización y
democratización en su cultura política, en su ordenamiento jurídico y económico nacional, y en sus
relaciones internacionales.
Son muchos, aunque no sé si los más competentes, los que piensan que la globalización ha sido la
causante del aumento de la pobreza en el mundo y del ensanchamiento de la distancia relativa entre
países ricos y países pobres. Para aceptar o rechazar esta opinión es necesario, en primer lugar, elegir
adecuados indicadores del nivel de riqueza o pobreza, a fin de que, vista su evolución a lo largo de los
procesos de globalización, podamos asentar algunas conclusiones, sin olvidar que en este caso, como en
tantos otros, la coexistencia de dos hechos no implica que el uno sea causa del otro.

La globalización es un proceso, entre otras cosas imparable, que está produciendo resultados favorables
para todos los países que participan en él. No sólo para los países avanzados, sino también para los
países en desarrollo. La integración de las economías de los distintos países ha estimulado las altas tasas
de crecimiento económico, ha aumentado el empleo, ha ayudado a disminuir el número de personas que
se encuentran por debajo del umbral absoluto de pobreza y ha promovido sustanciales mejoras en el
bienestar social. Y los más beneficiados han sido aquellos países que se están integrando más
rápidamente en la economía mundial.

Sin embargo, este panorama positivo no debe ocultar el problema de aquellos países que viven
estancados en su pobreza no por culpa de la globalización sino, exactamente al contrario, por no haber
podido participar en la globalización, perdiendo así las ventajas que el proceso integrador proporciona.

Considérense cuatro aspectos de la globalización:

• Comercio exterior. La participación del conjunto de países en desarrollo en el comercio mundial


aumentó del 19% en 1971 al 29% en 1999. No obstante, el gráfico 2b muestra grandes diferencias
entre las principales regiones. Por ejemplo, las economías asiáticas recientemente industrializadas han
logrado resultados satisfactorios, en tanto que África en su conjunto ha tenido un desempeño
mediocre. La composición de las exportaciones de los países también es un factor importante. El
mayor aumento se ha producido, por amplio margen, en la exportación de bienes manufacturados, en
tanto que ha disminuido la participación en el total mundial de las exportaciones de productos primarios
--entre ellos los alimentos y las materias primas--, que en general provienen de los países más pobres.
• Movimientos de capital. En el gráfico 3 se ilustra un fenómeno que muchas personas asocian a
la globalización: un fuerte aumento de los flujos de capital privado hacia los países en desarrollo
durante gran parte de los años noventa. El gráfico también muestra que a) el aumento se produjo tras
un período --en los años ochenta-- en que los flujos financieros fueron especialmente limitados, b) los
flujos oficiales netos de "ayuda" o asistencia para el desarrollo disminuyeron considerablemente desde
principios de los años ochenta, y c) la composición de los flujos privados se ha modificado de manera
extraordinaria. La inversión extranjera directa ha pasado a ser la categoría más importante. La
inversión de cartera y el crédito bancario aumentaron, pero han mostrado mayor inestabilidad, y se
redujeron de manera abrupta a raíz de las crisis financieras de finales de los años noventa.
• Migraciones. Los trabajadores se desplazan de un país a otro en parte en busca de mejores
oportunidades de empleo. El número de personas en esta situación aún es bastante pequeño, pero en
el período 1965-90 la mano de obra extranjera aumentó alrededor del 50% en todo el mundo. La
mayor parte de las migraciones se produjeron entre países en desarrollo. No obstante, la corriente
migratoria hacia las economías avanzadas probablemente de lugar a una convergencia de los salarios
a nivel mundial. También es posible que los trabajadores regresen a los países en desarrollo y que los
salarios aumenten en estos países.
• Difusión de los conocimientos (y la tecnología). El intercambio de información es un aspecto de
la globalización que a menudo se pasa por alto. Por ejemplo, la inversión extranjera directa da lugar no
sólo a una expansión del capital físico sino también a la innovación técnica. Con carácter más general,
la información sobre métodos de producción, técnicas de gestión, mercados de exportación y políticas
económicas está disponible a un costo muy bajo y representa un recurso muy valioso para los países
en desarrollo.

• Los resultados de la globalización neoliberal, hoy son más negativos que al principio de su
nacimiento y en la medida que avance el tiempo, el gran capital concentrado en los países
industrializados serán cada vez más ricos mientras que los países subdesarrollados serán cada
vez más pobres. Por este camino no habrá ni otro resultado ni otra alternativa. No cabe (y en eso
coincidimos todos) el estallido de una Revolución mundial que extermine a la sociedad capitalista
e instaure a una más justa, ni tampoco podemos empujar hacia un abismo al sistema capitalista
para que desaparezca en sus profundidades.
Si estallara una crisis global, sabemos que el sistema capitalista se derrumbaría, pero los más
perjudicados seriamos los países subdesarrollados. Es por ello necesario, insprescindible salvar
a la Economía Mundial no al sistema capitalista, con una nueva política económica y con la
voluntad de aplicarse por los gobiernos de los diferentes países. Una nueva política económica
capaz de hacer lo que la actual es incapaz de realizar.
En esta lucha contra la globalización neoliberal, de nada sirven acciones aisladas, es necesario
la unión de todos los países, si surge una nueva política económica, es para ser aplicada por
igual a todas las naciones y con la misma fuerza.
DIFERENCIA ENTRE PAÍSES RICOS Y POBRES...

LOS DESEOS PRIMARIOS DE LAS PERSONAS SON SALUD, DINERO y AMOR (Una forma de lograr

estos objetivos es siendo rico y próspero.)

ASÍ COMO HAY PERSONAS POBRES Y PERSONAS RICAS HAY PAÍSES RICOS.

La diferencia entre los países pobres y los ricos no es su antigüedad. Esto queda demostrado poniendo

como ejemplos a países como la India y Egipto que tienen mil años de antigüedad y son pobres. Por el

contrario hay países como Australia y Nueva Zelanda que hasta hace poco más de 150 años eran

desconocidos y hoy son países desarrollados y ricos.

La diferencia entre países pobres y ricos tampoco está en los recursos naturales de que disponen. Así

Japón tiene un territorio muy pequeño y montañoso que no sirve para la agricultura ni la ganadería y sin

embargo es la segunda potencia económica mundial. Su territorio es como una gran fábrica flotante que

importa materia prima de todo el mundo, la procesa y el producto resultante es exportado también a todo

el mundo acumulando riquezas.

También tenemos el caso de Suiza, que sin océanos tiene una de las mayores flotas náuticas del mundo.

Que no produce cacao, pero sí el mejor chocolate del mundo. Que en sus pocos kilómetros cuadrados

cría ovejas y cultiva el suelo solo cuatro meses al año (ya que en los restantes es invierno) Que tiene los

productos lácteos de mejor calidad de toda Europa. Al igual que Japón no tiene productos naturales pero

da y exporta servicios con calidad muy difícil de superar. Es otro país pequeño cuya seguridad, orden y

trabajo, lo convirtieron en la “caja fuerte” del mundo.

TAMPOCO ES LA INTELIGENCIA DE LAS PERSONAS LA QUE HACE LA DIFERENCIA.

1-Y así lo demuestran estudiantes de países pobres que emigran a los países ricos y consiguen

resultados excelentes en su educación.

2-Otro ejemplo son los ejecutivos de países ricos que visitan nuestras fábricas y al hablar con ellos nos

damos cuenta que no hay diferencia intelectual.

3-Finalmente tampoco podemos decir que la raza hace la diferencia.

4-En los países centro-europeos o nórdicos podemos ver cómo los “ociosos” (latinos o africanos)

demuestran ser la fuerza productiva de esos países.

ENTONCES...QUÉ HACE LA DIFERENCIA ? LA ACTITUD DE LAS PERSONAS HACE LA

DIFERENCIA.Al estudiar la conducta de las personas en los países ricos se descubre que la mayor parte

de la población cumple con las siguientes reglas (cuyo orden puede ser discutido):

1• Lo ético como principio básico.


2• El orden y la limpieza.

3• La integridad.

4• La puntualidad.

5• La responsabilidad.

6• El deseo de superación.

7• El respeto a las leyes y los reglamentos.

8• El respeto por el derecho de los demás.

9• Su amor al trabajo.

10• Su esfuerzo por la economía.

NECESITAMOS HACER MÁS LEYES ? NO SERÍA SUFICIENTE CUMPLIR Y HACER ESTAS 10

SIMPLES REGLAS?

A-En los países pobres sólo una mínima (casi ninguna) parte de la población sigue estas reglas en su

vida diaria.

B-No somos pobres porque a nuestro país le falten riquezas naturales o porque la naturaleza haya sido

cruel con nosotros. Simplemente somos pobres por nuestra actitud. Nos falta carácter para cumplir estas

premisas básicas del funcionamiento de la sociedad.

C-Si esperamos que el gobierno solucione nuestros problemas, esperaremos toda la vida. Un mayor

empeño puesto en nuestros actos, junto a un cambio de actitud, puede significar la entrada de nuestro

país en la senda del progreso y el bienestar.

D-Estos valores animarán cada proceso de cambio que impulsemos, cada meta que alcancemos y sobre

todo el estilo de vida que llevemos.


Diferencias entre paises desarrollados y subdesarrollados o en desarrollo

El Reparto de la Riqueza

En los países más pobres, las situaciones de pobreza extrema son numerosas: millones de
personas pasan hambre y carecen de los servicios sanitarios, educativos, etc., más básicos.
Iberoamérica es un claro ejemplo de la desigual distribución de la riqueza. Existe una minoría
con grandes recursos económicos que controla los negocios, posee las mejores tierras y suele
ocupar los puestos dirigentes del país, o, al menos, influir decisivamente en las medidas
políticas que se adoptan.

Los países desarrollados tienen una alta renta por cápita, es decir, unos elevados ingresos
medios por persona por encima de los 10.000 dólares anuales; una industria potente y
tecnológicamente avanzada; un alto nivel de vida, que se refleja en el desarrollo de las
infraestructuras y en la cantidad y calidad de servicios sanitarios, educativos, culturales, etc.
además, una buena parte de la población mantiene un elevado nivel de consumo.

Mundo subdesarrollado

Los países subdesarrollados tienen una baja renta por habitante, que normalmente no alcanza
los 2.000 dólares anuales; un desarrollo industrial escaso o incipiente, pero que, con
frecuencia, depende de la inversión exterior y está basado en la mano de obra batata y en el
alto consumo energético; recursos naturales destinados fundamentalmente a la exportación;
una fuerte dependencia del exterior en tecnología, comercio y créditos; un reducido nivel de
vida, con servicios de baja calidad e inaccesibles a una gran parte de la población; deficientes
infraestructuras; un elevado índice de analfabetismo; un crecimiento demográfico muy elevado;
y un bajo nivel de consumo. Además, la inestabilidad política, la corrupción y la desigualdad
social son corrientes en estos Estados.

¿Cuáles son los países más pobres del mundo?

La pobreza es una situación o forma de vida que surge como producto de la imposibilidad de
acceso y/o carencia de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas
humanas que inciden en un desgaste del nivel y calidad de vida de las personas, tales como la
alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria o el acceso al agua potable.
También se suelen considerar la falta de medios para poder acceder a tales recursos, como el
desempleo, la falta de ingresos o un nivel bajo de los mismos. También puede ser el resultado
de procesos de segregación social o marginación. En muchos países del tercer mundo, se dice
que uno está en situación de pobreza cuando su salario (si es que tiene un salario), no alcanza
para cubrir las necesidades que incluye la canasta básica de alimento.

La aplicación del concepto de pobreza a unos países frente a otros se denomina subdesarrollo
(países pobres). El concepto de pobreza es fundamentalmente económico, aunque también
tiene impactos políticos y sociológicos. En la mayoría de los contextos se la considera algo
negativo, pero en algunos ámbitos espirituales la pobreza voluntaria se considera una virtud por
implicar la renuncia a los bienes materiales (voto monástico de pobreza, junto con los de
castidad y obediencia). Históricamente la pobreza ha sido objeto de distintas valoraciones
ideológicas que implicaban distintas respuestas sociales.

Puede ser descrita o medida por convenciones internacionales, aunque pueden variar los
parámetros para considerarla. Un intento de definición responde al hecho de que la pobreza
debe ser vista como el resultado de un modelo económico y social, ejercido y aplicado en un
territorio y tiempo determinado, por los diversos agentes económicos y políticos, que producen
en la sociedad sectores excluidos de los beneficios totales o parciales del modelo en ejecución.
A estos sectores excluidos de tales beneficios los llamamos generalmente pobres o más
genéricamente como parte de la pobreza existente.

La pobreza no es pues una causa que deba ser tratada como tal para combatirla, es el
resultado de procesos complejos y extendidos en el tiempo, que son difíciles de apreciar a
simple vista y que requieren investigación sostenida para lograr su comprensión antes de
plantear cualquier intento de terminar con la pobreza.

Los países más pobres del mundo son aquellos en donde la mayor parte de la población vive
por debajo de la “línea de la pobreza”, que es el equivalente al monto mínimo de ingresos para
un adecuado nivel de vida.

1- Zambia, 86% de pobres

2- Franja de Gaza, 81%

3- Zimbawe, 80%

4- Chad, 80%

5- Moldova, 80%

6- Haití, 80%

7- Liberia, 80%

8- Guatemala, 75%

9- Surinam, 70%

10- Angola, 70%

11- Mozambique, 70%

12- Swazilandia, 69%

13- Sierra Leona, 68%


14- Burundi, 68%

15- Tayikistán, 64%

¿Cuáles son los países más ricos del mundo?

La riqueza, es un producto creado por un sistema económico que con el trabajo de personas o
máquinas, genera más dinero del que se usó inicialmente para lograr combinar su trabajo. Este
dinero excedente es apropiado por quienes pusieron la cantidad inicial de dinero (inversión) y
logra con ello el estado de bienestar conocido como riqueza. La riqueza es lo opuesto a la
pobreza, que igual es un producto creado por el funcionamiento del sistema económico, pero a
diferencia de la riqueza, no se concentra, más bien se distribuye. Todo proceso productivo
genera riqueza, en el sentido de crear más dinero del que se utilizó inicialmente para lograr tal
proceso productivo.

Una hacienda ganadera, una siembra de café, una instalación petrolera, una fábrica de
agroquímicos, un puerto para embarque y desembarque de mercaderías, un ciber-café
equipado para ofrecer el servicio de navegación de Internet, etc.., son unidades económicas
donde el trabajo de personas o la combinación de máquinas y personas, logra productos o
servicios que ofrecidos a los consumidores, se convierten en dinero.

De este dinero captado se pagan los costos diversos de producción y la cantidad excedente
que queda es devuelto con creces a los accionistas, quienes normalmente no trabajan en tales
lugares.El sistema económico funciona totalmente en beneficio de los accionistas, de allí que la
riqueza no se distribuya, solamente se concentra. A partir de esa concentración de dinero, la
riqueza puede tomar formas diversas, de acuerdo a las posibilidades naturales o artificiales
existentes en el tiempo y en la geografía del globo terráqueo, sean estas desarrolladas por los
seres humanos a partir de su inventiva o aprovechando los recursos existentes que ha logrado
convertir en riqueza por medio de la explotación de tales recursos mediante el trabajo humano
o combinado con máquinas para acelerar las ganancias.

Además de los problemas derivados de la apropiación de la riqueza que se produce en virtud


de la organización de la producción y el trabajo necesario para el proceso productivo, los
problemas comienzan a hacerse mayores, cuando además los estados nacionales se
organizan y disponen en función de los intereses de un pequeño conjunto de personas que
gozan de la riqueza en cualquiera de sus formas, con lo que inclusive la organización política
de la sociedad no tiene sentido, pues todo obedece a satisfacer los deseos e intereses de esas
personas poderosas económicamente. Es lo que sucede cuando se configura un estado
corporativo, es decir la sociedad en su conjunto obedece a las reglas de los grandes
propietarios o financieros, mientras que las opiniones, intereses o necesidades de las
mayorías, no cuentan para nada.

Específicamente, riqueza puede ser también una cantidad de propiedades poseídas por alguien
rico. La riqueza puede medirse por la cantidad de bienes económicos que una persona física o
una persona jurídica, es decir, una organización, posee. Los bienes económicos son cosas que
sirven para satisfacer necesidades, como, por ejemplo, dinero, bienes raíces o servicio.

Estos son los países más ricos del mundo:

1- EEUU, 10.950 billones de dólares

2- Japón, 4.300 billones de dólares

3- Alemania, 2.400 billones de dólares

4- Gran Bretaña, 1.790 billones de dólares


5- Francia, 1.760 billones de dólares

6- Italia, 1.470 billones de dólares

7- Canadá, 856.520 millones de dólares

8- España, 838.650 millones de dólares

9- México, 626.080 millones de dólares

10- Corea del Sur, 605.330 millones de dólares

11- India, 600.640 millones de dólares

12- Australia, 522.380 millones de dólares

13- Holanda, 511.50 millones de dólares

14- Brasil, 492.340 millones de dólares

15- Rusia, 432.860 millones de dólares

16- Suiza, 320.120 millones de dólares

17- Bélgica, 301.900 millones de dólares

18- Suecia, 301.610 millones de dólares

19- Austria, 253.130 millones de dólares

Globalización es un término que va de la mano de la palabra integración, de países, regiones,


mercados, economías, costumbres, culturas, etc. Se trata de un proceso que se observaa nivel
mundial. Pero existe un problema: nadie puede explicar lo que realmente quiere decir el
término “globalización”.

La expansión del capitalismo nacida en las prácticas imperiales que comenzaran con las
conquistas europeas de ultramar en siglo XV, relanzadas con la Revolución Industrial del siglo
XIX, crearon un modelo en el que hoy día se hace especial énfasis, y que
denominamos globalización. Dinámica que, desde el orden económico, estimula
preferentemente una demanda más homogeneizada de los consumidores a nivel internacional
y variados tipos de asociaciones, alianzas y conexiones.

Hoy en día, este proceso está acompañado también de disposiciones de orden político y
cultural que conforman en el escenario mundial, una nueva definición de los papeles que
cumplen los gobiernos, Estados, empresas, organizaciones no gubernamentales (ONGs), etc.
en los lineamientos estratégicos de poder y en la concentración de esfuerzos por no claudicar
ante la meta última y salvadora de conquistar mercados mundiales que trasciendan
las economías nacionales. Esto lleva a una competencia donde lo único que importa es lograr
mejor calidad de producción para alcanzar más mercados, aunque esto vaya en detrimento de
los seres humanos.

La mayor articulación de las economías de mercado se cumple por varios factores: a través del
crecimiento de la inversión extranjera directa, el aumento de las empresas de responsabilidad
compartida (joint venture), y la integración de losmercados financieros internacionales. Gracias
al mayor flujo de información (comercio electrónico), este mercado de capitales goza de una
apertura que le permite operar más allá de las regulaciones nacionales. El aumento
del capital de corto plazo dentro del flujo global de capital internacional genera mayores
posibilidades de inestabilidad económica y social.

La decisión de abrir el mercado nacional y local, por parte de quienes definen las políticas
gubernamentales, se implementa a través de políticas fiscales, presupuesto, tasa de cambio e
impuestos. Históricamente, los gobiernos que sufren una escasez crítica de capital
financiero se han visto en la necesidad de tomar tales medidas, debido a los condicionamientos
que lasinstituciones financieras bilaterales y multilaterales ponen a sus préstamos.

Éstas exigen que los gobiernos tomen políticas fiscales acordes a la globalización. Pero, es
obvio que si esas políticas de ajuste estructural no van acompañadas de políticas
sociales apropiadas(alivio a la pobreza, cuidado de la salud, educación, etc.) excluirán a
lospobres de los beneficios del crecimiento económico e incluso determinarán su mayor
empobrecimiento.

El condicionamiento en el otorgamiento de créditos a la adopción de dichas políticas ha sido el


principal instrumento para obligar a los países pobres a la liberalización, privatización,
desregulación y retirada del Estado en las actividades socio-económicas. El condicionamiento
de los créditos se ha convertido así en el principal mecanismo para la difusión mundial de
paquetes de medidas macroeconómicas que cuentan con el beneplácito de los gobiernos de
los países desarrollados.

Junto con la mayor apertura en el flujo de bienes y capital, se pueden ver contradicciones en
las políticas nacionales de los países industrializados que promueven la globalización. Por
ejemplo, las políticas de migración de muchos países, que restringen el movimiento poblacional
a través de la frontera, son contrarias a la creciente liberalización del mercado de capital
financiero, bienes y servicios.

La globalización y el incremento de la desigualdad

Según Martin Khor, director de la Red del Tercer Mundo, el proceso de globalización es posible
gracias a opciones políticas nacionales e internacionales que han permitido una rápida
liberalización financiera, comercial y de las inversiones. Si bien es cierto que los países del
tercer mundo participaron de este proceso de integración, fueron los gobiernos de los países
industrializados y las instituciones internacionales los que tomaron las decisiones políticas.

A su vez, Khor, en su libro La globalización desde el sur, hace hincapié en que éste es un
proceso muy desigual, en el que no hay una distribución equitativa de las pérdidas y beneficios.
Este desequilibrio hace que se agrande la brecha entre los pocos países y corporaciones que
obtienen las ganancias del proceso y las muchas naciones y sectores sociales que resultan
perdedores o quedan al margen. Esto incluye a la mayoría de los países en vías de desarrollo.

Por lo tanto, la globalización afecta de manera diferente a los países, en la medida en que sean
tecnológicamente desarrollados o no. Este fenómeno se puede explicar de la siguiente manera:

* crecimiento y expansión en las naciones que lideran el proceso o que participan


completamente en él.

* crecimiento moderado o fluctuante en ciertas economías que intentan incorporarse al marco


de liberalización y globalización.

* marginación o deterioro en los numerosos países que no logran superar problemas


acuciantes como el bajo precio de los productos básicos o el de la deuda, que no pueden
resolver los conflictos acarreados por la liberalización y que no se benefician de las
oportunidades de exportación.
En sucesivos informes de desarrollo humano realizados por elPrograma de Desarrollo de las
Naciones Unidas (PNUD), se puede ver cómo la relación económica entre los países ricos y
pobres se acrecienta cada día más. En las últimas dos décadas, la inequidad en el ingreso ha
empeorado en 33 de los 66 países en vías de desarrollo tecnológico sobre los que existen
datos. El ingreso promedio del 20% de las personas más ricas ha aumentado prácticamente en
todas partes desde los inicios de la década de 1980, en tanto que los más pobres no han
mejorado su situación de ningún modo. Los ingresos de la clase media de los países en
desarrollo también se derrumbaron. Cada vez más, y en todas las regiones, más países en
desarrollo se ven afectados.

Algunos aspectos de la desigualdad creciente son particularmente preocupantes. Primero, la


progresiva concentración del ingreso nacional en manos de unos pocos no se ha traducido en
un aumento de las inversiones ni en un crecimiento más veloz. En segundo término, los
factores que provocan las disparidades en el mundo globalizado son también los que
desestimulan la inversión y dificultan el crecimiento a nivel mundial.

Kofi Annan, secretario general de Naciones Unidas, señaló que la transferencia negativa de
recursos a los países en vías de desarrollo (un eufemismo de la contabilidad para describir el
éxodo deldinero de los países pobres hacia los desarrollados) es una constante desde 1997.
Las causas incluyen la caída en los precios de materias primas, la no-reinversión de las
ganancias, el éxodo de capitales, la corrupción y la deuda externa. Las condiciones políticas
atadas a los préstamos y paquetes de renegociación son un obstáculo para la recuperación de
varios países y, a su vez, conducen a un deterioro de los servicios sociales.
El desarrollotecnológico, particularmente los servicios de información y lascomunicaciones,
solamente ensancha la brecha existente entre las economías desarrolladas y las
subdesarrolladas. Por ende, la velocidad de la liberalización causa más daños que beneficios,
en parte, debido a la carencia de capacidad y preparación de los países en desarrollo.

Las debilidades de los países en desarrollo se deben, en parte, a que carecen de fuerza en las
negociaciones internacionales. Elendeudamiento y su dependencia de los donantes y de los
créditos otorgados por organismos multilaterales llegaron a una pérdida de la capacidad de
negociación, incluso en cuanto a las condiciones de los créditos.

Los países industrializados están bien emplazados para decidir la agenda de la globalización;
tienen buena organización interna, departamentos con personal capacitado para ocuparse del
comercio y de las finanzas internacionales, académicos que participan y debaten sobre el tema,
y grupos de expertos que ayudan a la hora de obtener información e implementar políticas y
estrategias. En cambio, los países poco industrializados carecen de una buena organización
interna; también de personal especializado, sobre todo debido a la rapidez con que se
desarrollan la globalización y las negociaciones respectivas.