Está en la página 1de 43

Universidad de Panamá

Facultad de Arquitectura

Escuela de Modas

Tesina

“Moda Sustentable:

¿Cómo Hacer Factible su Imposición en Panamá?”

Estudiante: Mariel González

3er Año

Asignatura: Metodología de la Investigación

Profesor: José Alvarado

Fecha de Entrega:

24/10/2017
Índice

1. Introducción

2. Justificación

3. Descripción del Problema

4. Objetivos Generales y Específicos

5. Marco Teórico

5.1. ¿Qué es Moda Sostenible?

5.1.1. Antecedentes del Movimiento

5.1.2. Actividades Involucradas en la Moda Sostenible

5.2. ¿Qué es Moda Ética?

5.3. ¿Qué es el Slow Fashion?

5.4. ¿Qué es el Fast Fashion?

5.5. Ropa Orgánica: ¿De veras es como se vende?

5.6. Contaminación en Panamá

5.7. Economía de Panamá

5.8. Cultura de Vestimenta en Panamá: Consumo y Tendencias

5.8.1. Producción de Materiales Orgánicos y Fabricación de Ropa en Panamá

5.8.2. Emprendedores Sostenibles en Panamá

6. Conclusión

7. Bibliografía
Introducción

Mediante esta tesina conoceremos todo lo que involucra la moda sostenible: desde su

definición, su objetivo, las actividades que la conforman, productos controversiales que

nacen a partir del movimiento, como el algodón orgánico.

Luego de esto, se hará una observación sobre la viabilidad de este movimiento en

Panamá: cómo reacciona el país ante problemas ecológicos, cómo se distribuyen

económicamente los panameños, sus filosofías al comprar una prenda, entre otros temas

más.
Justificación

Panamá es un punto geográfico conocido como ‘país de tránsito’, lo cual su veracidad

es indiscutible con tantos países que invierten en el país y las culturas que llegamos a

conocer en nuestra propia tierra. La viabilidad de muchos movimientos de moda que

llegan no siempre perduran debido a la cultura del propio país, su estilo de consumo o el

clima; lo mismo va para el ámbito ecológico.

La moda sostenible es un movimiento conveniente para el mantenimiento y, si es posible,

la mejora de éste (el ambiente), llegando a varios países que, incluso, varias marcas

internacionales están con la iniciativa de volver estilo de vida el movimiento.

En Panamá, este movimiento ha llegado como otras propuestas de prendas más, mas

no como un mensaje a la sociedad. Por lo cual, en esta tesina, se pretende estudiar la

viabilidad de invertir en este movimiento y si se puede sacar demasiado provecho e

incluso hacer que sea un paso más a la evolución como sociedad panameña.
Descripción del Problema

Panamá no queda atrás en el consumo de ropa; las actividades en pro al ambiente que

se dan, solo quedan como una actividad más; las secciones de pasarelas ecológicas,

son solo tomadas como obras de arte a las cuales aplaudir, mas no como una forma de

despertar a la sociedad; la basura sigue acumulándose y pocos toman acción; la ropa

forma parte de estos residuos y se acumulan o llegan al mar.

A partir de esto, se plantean las siguientes preguntas:

 ¿Cómo lograr que la moda sustentable despierte a la sociedad panameña?

 ¿Cómo hacer que éste sea un recurso de provecho ambiental, social y económico

en Panamá?
Objetivos

Objetivo General:

 Hacer que la moda sustentable sea una fuente de provecho en todos los ámbitos

en Panamá.

Objetivos Específicos:

 Estudiar los recursos, ya sean ambientales, humanos y económicos que dispone

Panamá para tomar en cuenta la moda sustentable.

 Estudiar la cultura panameña y el conocimiento de su alrededor.

 Conocer los efectos en otros países y su viabilidad.

 Profundizar el tema de moda sustentable.

 Conocer los antecedentes de la moda sustentable.


Marco Teórico

5.1. ¿Qué es Moda Sostenible?

La moda sostenible podemos definirla como un movimiento de la industria de la moda

que se enfatiza en el cuidado del medio ambiente y la armonía hombre-naturaleza,

tomando en cuenta que todo lo que esté involucrado en la producción de una prenda,

sea regulada, incluso sustituida, como:

 Los procesos químicos de cultivos.

 El teñido de las telas.

 El uso desmedido de agua.

 La producción sin descanso de cultivos del algodón que causa erosión de la tierra.

 La caza de animales para utilizar sus pieles.

La palabra “sostenible” se refiere a la habilidad para poder mantener diversidad y

productividad, en el punto de vista como provechoso para emprendimiento y mantener

estable el equilibrio entre la sociedad y el ambiente.

La sustentabilidad busca ser una promesa para las futuras generaciones y no guiarnos

por las necesidades del momento que, a lo largo de los siglos, el hombre ha causado

estragos sin tomar en cuenta la búsqueda de hacer que vuelvan a ser utilizados.

Más que movimiento, es una filosofía que busca abarcar a toda la población, para

contrarrestar los efectos de las acciones que muchos hacen sin tomar en cuenta el

ambiente.
La moda sustentable no tiene como némesis la tecnología, pues la tecnología no significa

solo computadoras, como muchos definen el término, sino que involucra todo lo que

innove y facilite el estilo de vida de la persona.

La tecnología con la moda sustentable busca mantener el balance de los avances que

hemos hecho a largo del tiempo junto con la industria de la moda que ha dependido

siempre de la tecnología que facilite las producciones de ropa; algo controversial, pues

ya estamos en esa situación, pero se busca que no sea un derroche de energía y

residuos; sino, innovar para mejor.

Aparte de la tecnología, busca regresar a lo orgánico. Pretende evitar textiles hechas con

fibras artificiales y sintéticas derivadas del petróleo; busca lo natural como celulosa, fibra

de plantas, proteína, fibra de animales o síntesis de materiales naturales.

También recicla y reutiliza desechos de la manera más creativa y funcional como el

plástico, que es el principal agente contaminante en el mundo, debido a su alto consumo

por estar en casi todos los productos que compramos. Del plástico también se recicla

para hacer fibras y reciclarlas.

Antes de declarar la prenda como ecológica debe certificarse que todos sus

componentes cumplen los términos como prenda ecológica. Incluso, hay una

organización que avala los textiles como orgánicos y otros criterios llamado GOTS

(Global Organic Textile Standards), al igual que C.L.A.S.S que incluye criterios

tecnológicos en las regulaciones.

Las organizaciones, más allá de limitar, buscan la pureza de los términos sostenibles y

ecológico en las prendas con tal de que no se desvíe el objetivo del movimiento.

Este movimiento va ligado a la moda ética y ‘slow fashion’ que se definirán más adelante.
Muchos confunden estos tres términos debido a que comparten el mismo fin de erradicar

el abuso ambiental, social y económico; y de allí, llegar a un pago justo, un respiro al

ambiente y erradicación del abuso de los empleados que apenas les dan hospedaje para

cumplir con su labor.

Este movimiento ha abarcado Europa y Estados Unidos. América Latina, no está

quedando atrás, pero no todos consideran esto como relevante y ante tanta necesidad,

muchos necesitan llegar al público, satisfaciendo sin pensar en las consecuencias de la

ignorancia de la situación de muchos consumidores.

Un documental llamado “The Next Black”, dirigido y escrito por David Dworsky y Victor

Kohler, mostraba la realidad de muchos innovadores de la industria de la moda, de cómo

será el futuro de las prendas. Aparecían Studio XO, que mezcla la ropa con la electrónica;

BioCouture, con textiles hechos de bacterias; Adidas, con ropa que ayude al deportista

a mantener el ritmo de entrenamiento; Patagonia, como uno de los pioneros del Slow

Fashion, del cual se hablará en el siguiente punto; y la industria textil Yeh Group, con la

tecnología DryDye, utilizando CO2 como sustituto del agua en el teñido de textiles y

secado instantáneo.

Estos grupos compartían en el documental desde el uso de tecnología en prendas, la

sostenibilidad y la conciencia sobre el cuidado del ambiente.

Lo que más llamaba la atención es que presentaban ideas que muchos aun no conocen,

pero buscan la mejoría de las ideas, que lleguen a evolucionarlos; pero, evidenciaron

también, que la moda sustentable aún está en una etapa donde apenas se está dando a

conocer, a pesar del tiempo que lleva, pues no es muy reciente y no todos tienen ese

pensamiento crítico hacia lo que sucede a su alrededor y esta es su finalidad.


5.1.1. Antecedentes del Movimiento

Tras conocer la finalidad de la moda sostenible, podemos saber por qué surge la

necesidad de querer imponer la filosofía. La moda sostenible surge tras varios sucesos

que han manchado la industria de la moda, una de las más influyentes, por contribuir a

la contaminación del medio ambiente.

La industria de la moda es uno de los más contaminante tras varias actividades que, al

querer cumplir con las incrementadas demandas de productos, no se toma en cuenta

cómo se hacen las cosas con tal de lograr vender los productos.

Aparte del proceso de manufactura, los residuos son otros agentes de contaminación y

al no ser orgánica, la mayoría, no se biodegradan y causan estragos.

En Estados Unidos surge entre 1989 y 1990, las marcas Patagonia y ESPRIT, tras

inspirarse de filosofías ambientalistas de ecologistas influyentes en esa época, luego de

ver cómo los recursos estaban siendo explotados indiscriminadamente por el Fast

Fashion.

Estas marcas utilizaron como “trademark” el uso de fibras naturales en sus prendas,

aunque Patagonia tenía junto a los naturales el nylon. Vendían sus prendas como

agentes de la “sostenibilidad” haciendo que se tomaran más en cuenta por su diferencia

en procesos ahorrativos de energía y recursos, al igual que el uso de casi todo natural.

Ambas marcas colaboraron en la creación de un cultivo de algodón orgánico conocido

como The Sustainable Cotton Project en California, con el fin de que sea utilizado por

ellos y otros diseñadores con la misma filosofía.

En el 2000 se empezaron a incorporar más compañías textiles con la misma finalidad y

surgía la necesidad de propagar el mensaje de conciencia a los consumidores a través


de controversiales publicidades utilizando la estrategia del marketing de recesión por

parte de Patagonia y ESPRIT, causando éxito.

Una de las características de la marca Patagonia, es una de sus políticas de empresa:

tras la compra de una de sus prendas, les ofrecen también capacitación para que sepan

cómo darles larga vida a sus prendas y que adquieran esa responsabilidad de su propia

prenda y tener un apego a ellas.

Existe una organización que se dedica a correr la voz y apoyar esta filosofía, ya que, si

se logra propagar, la finalidad del movimiento no será en vano y sus resultados serán de

largo plazo.

En 2007, Vogue hace conocer a más personas la moda sustentable. La describe como

algo que revolucionará el mundo, ya que sus efectos serán duraderos.

Aparte de Patagonia y ESPRIT, este movimiento se indicó como parte de la tendencia

del diseño sostenible, que busca el balance de todas las disciplinas con el medio

ambiente, sin dejar “huellas de carbono”, que son tomados como agentes que

incrementan el efecto invernadero, y que sean funcionales a la vez.

Otra de las razones de su origen es por la incrementación de industrias y los efectos de

la contaminación se están notando cada vez más y el consumo incrementa cada vez más

conforme va creciendo la población. La conciencia ambiental no es tomada en cuenta

debido al monopolio de la industria y su producción con recursos artificiales y mal uso de

recursos naturales.
5.1.2. Actividades Involucradas en la Moda Sostenible

La moda sostenible se subdivide con varias actividades, desde la recolección de materia

prima, la manufactura, el diseño y el reciclaje:

 Cultivos libres de químicos: son frecuentemente denominados como orgánicos.

Se caracterizan estos cultivos por estar libres de pesticidas y abonos sintéticos

que alteran las cosechas. Al vender la prenda adjuntan, en una etiqueta, el

proceso de cultivo y crear una transparencia con el consumidor.

 Recolección de textil: se recolecta desde prendas en desuso, restos de telas que

provienen de industrias, trapos, tapicería de muebles que no se utilizan, todo lo

que posea fibras que se puedan volver a utilizar para proceder a reciclaje de estas

o para reutilizar como patchwork. En Inglaterra hay muchos botes de basura

específicos para estos residuos, incluyen el cuero, ya que Inglaterra ha sido

reportado como uno de los países más acumuladores de ropa como basura.

 Reciclaje de fibras: se utilizan las botellas, neumáticos usados, redes de pesca,

restos de café, los residuos de prendas y retazos que se recolectan. Se ha

innovado bastante en esta área con el fin de darle uso a lo que botamos.

 Reventa: se hacen outlets o mercados de pulgas con ropa que no se utiliza con

tal de no desecharlas y que otra persona le quiera dar uso. Usualmente son

prendas que no han sido utilizadas por mucho tiempo o que mantengan un buen

estado.

 Rediseño de Prendas: esta es una de las más comunes junto a los outlets, ya que

se les saca provecho a las prendas e incluso se le añaden más elementos para

crear otra. Estas van de la mano con outlets o como pedidos en modistería.
Estas son unas de las actividades que se desarrollan, ya que hay otras más que van

de la mano y serán más profundizadas en los próximos capítulos como la Moda Ética

y el Slow Fashion.

Todas estas actividades se están desarrollando más en países con índice alto de

residuos textiles y han reportado como provechoso en el ámbito ecológico y

económico, ya que aparte de crear empresas locales, también ha mejorado la

economía local.

Habrá más actividades por unir a esta causa que son promover la creación de

prendas ecológicas, prendas sostenibles o de Slow Fashion mediante pasarelas o

eventos del tema como hacen muchos países en Fashion Week, incluyendo Panamá.

Hay organizaciones que hacen la misma labor como: La Asociación Nacional de

Diseñadores de Moda Sostenible y Eco Age, que dan empuje a muchos

emprendedores; la Iniciativa Ethical Fashion, que se encarga de promover a los

diseñadores, relaciones de manufactura con artesanos locales; Slow Fashion Next,

que forma diseñadores sostenibles o personas capacitadas con temas de

sostenibilidad, economía, criterios sociales y temas ambientales en la industria textil.

También están las organizaciones reguladoras de productos textiles sostenibles,

como se mencionó anteriormente que eran GOTS (Global Organic Textile Standards)

y C.L.A.S.S. (Creativity, Lifestyle And Sustainable Synergy).


5.2. ¿Qué es Moda Ética?

La Moda Ética apoya la producción de ropa sin necesidad de explotar el recurso humano

y brindarle un salario como una persona común; es una reacción ante la moral que tiene

la industria de la moda enfatizada en los recursos humanos y económicos.

Usualmente las prendas que compramos son diseñadas por marcas reconocidas y dejan

la carga de confección a países tercermundistas, donde muchas veces se mezcla el

trabajo infantil y la esclavitud.

Esta explotación humana es provocada por el “fast fashion” y la alta tasa de pobreza del

país, adjuntando a la tasa, sus derechos denegados a estudiar por razones económicas,

por cultura o problemas estatales.

Muchos documentales muestran el abuso de poder de muchos empleadores de edificios

dedicados a la industria textil. Uno de ellos es Fashion Factories Undercover por un

grupo de productores bajo el nombre de Real Stories, donde muestran grabaciones de

cámaras escondidas puestas en trabajadoras de la industria en Dhaka, Bangladesh, bajo

el consentimiento de ellas. Ellas consintieron esta propuesta con tal de que se muestre

lo que viven a diario y no encuentran forma de acabar con el abuso de poder.

En el video mostraron cómo aceptan menores de edad, quienes si no hacen las cosas

como se debe los despiden o los maltratan, sobre todo, si son niñas.

Muchos de estos menores de edad trabajan por necesidad económica familiar y llegan

tarde a sus casas, al igual que sus compañeros mayores de edad, porque deben trabajar

horas extras de cantidad no aprobada por los estándares de trabajo.


Las condiciones en las que se encuentran trabajando infringen con las condiciones de

trabajo estándar establecidas. Entre esas condiciones están las de salud, los cuales

tampoco tienen seguro médico por cualquier situación que ocurra durante el empleo.

Otras de sus pésimas condiciones son el estado de los edificios donde laboran, los cuales

están sin mantenimiento causando un riesgo de seguridad a los trabajadores. Incluso, la

distribución del área no cumple con los reglamentos de seguridad y bloquean las salidas

de emergencias con candados, para evitar la salida inesperada de algún trabajador.

No tienen recesos y los privan de necesidades, algo muy básico, que lamentablemente

es lo que ocurre.

A la hora de auditar las condiciones de trabajo a los empleados, usualmente son guiados

para responder que todo está ocurriendo normal en la empresa aun cuando ocurre todo

lo contrario. Y en caso de inspección, los trabajadores son advertidos horas antes, por

parte de los supervisores de la empresa para que digan solo lo que ellos han señalado

con tal de encubrir las paupérrimas condiciones por las que pasan y hacer entender que

las llamadas de atención muy severas las reciben porque no son capaces de seguir las

instrucciones.

Muchas marcas de Diseño de Modas son confeccionadas en el lugar donde se tomaron

las grabaciones y algunas, de las que aparecieron fueron solicitadas para entrevistas,

pero no dieron respuesta presencial, sino que respondían mediante mensajes o

simplemente rechazaban responder ante las situaciones planteadas en grabación.

Al director de la fábrica también se le entrevistó con cámara escondida tras salir varias

veces abusando de sus empleados y solo respondía tal como se les obligaba a los

empleados y lo aseguraba como si fueran veraces sus respuestas.


En el documental The True Cost, dirigido por Andrew Morgan, mostraban la situación por

las que los trabajadores de cultivo de algodón pasan, sin medidas de seguridad, al echar

pesticidas y otros químicos a las plantas; sufriendo a lo largo de su vida problemas

respiratorios y la situación familiar que tienen con las condiciones de salud de los hijos

de trabajadores que deben estar expuestos a sustancias tóxicas que deben pasar por el

resto de sus vidas. Muchos doctores tienen muchos de estos casos y relacionan las

condiciones de salud con las que se encuentran los progenitores, afectando la condición

con la pueda nacer sus hijos, ya que muchos de ellos nacen con algún tipo de

discapacidad ya sea físico o mental.

Hay una regla ISO para cubrir estas situaciones, pero en estos países no hay sindicatos

que les hagan saber sobre sus derechos. La regla ISO 45001 cubre en lo moral, lo

económico y lo legal de un empleado.

Cabe resaltar que la finalidad de mantener condiciones estables de trabajo es para que

puedan dar la mejor calidad de desempeño laboral y recibir un salario que pueda

remunerar sus esfuerzos.

En el caso de estos países, sus remuneraciones van por debajo de sus gastos y el

gobierno no hace nada al respecto por el hecho de situaciones gubernamentales que

muchos países compartimos: la falta de prioridad ante los ciudadanos; sumando también

el hecho de que la mayoría de los empleados viven en igual o peores condiciones por la

presencia de pobreza en la mayoría de la población.

Se ha hecho notar sobre el estado de los lugares donde trabajan tras el suceso en 2013,

que se derrumbó un edificio en Rana Plaza, Bangladesh, tras falta de mantenimiento por

parte de los administradores del local. Durante el derrumbe, murieron miles de personas
tras la negligencia y, luego de esto, llevaron a prisión al director de la fábrica. El caso de

su encarcelamiento no fue solo por la muerte de los trabajadores, sino por no atender las

quejas de los trabajadores sobre el estado del edificio y declarar que todo estaba en

excelentes condiciones en prensa, tomando esto último como prueba de su negligencia.

Muchos de los que trabajaban allí declararon las situaciones por las que pasaban y sus

casos fueron virales. El gobierno tomó cartas en el asunto, asegurando un salario mayor

al que ganan, mas no que fuera lo suficiente para cubrir sus necesidades.

Hay muchas organizaciones encargándose tras el suceso en Bangladesh que buscan la

indemnización de las víctimas con donaciones.

Bangladesh no es el único país que pasa esto, también China, Camboya, Vietnam y,

sobre todo, India. En Latinoamérica también ocurre con el término de “maquiladoras”,

como en México y Perú.

Tras todo esto, la moda ética se ha basado en muchos de estos casos por el hecho de

que son explotados por empresas dedicadas al “Fast Fashion” con tal de dar precios

accesibles a sus consumidores. Estas marcas que participan de este crimen ignorado,

son muy famosas: desde H&M, hasta Calvin Klein, han sido parte de esta cadena de

esclavitud.

Muchos diseñadores han optado por recurrir a artesanos locales para brindarles apoyo

económico, colaborando con sus diseños. Otros han estado en campañas por salario

justo de los costureros y capacitándolos en cuanto a sus trabajos y sus derechos

laborales. Se busca ser más responsables con los empleados, ya que son humanos.

Los trabajadores de cultivo de algodón son regulados también por su seguridad tomando

en cuenta el cultivo de algodón orgánico.


5.3. ¿Qué es el Slow Fashion?

El Slow Fashion es un término que se le asigna a la filosofía del diseño y confección de

calidad. Promueve la responsabilidad del consumidor con su prenda y su derecho a

conservar las prendas sin seguir las oleadas de tendencias de muy poca duración que el

“Fast Fashion” crea en el consumidor. Es considerado la antítesis de “Fast Fashion”.

El término nació a partir de movimientos de Slow Food en la cocina, que nació en 1980,

porque se basan en los mismos principios; pero, en este caso, es con ropa. Estos

principios son calidad, armonía con el ambiente y un precio que pueda ser accesible y

justo, tanto para consumidores como para los fabricantes.

Uno de los grandes representantes es la marca Patagonia, pues como se comentó

anteriormente, capacita a los consumidores, si es necesario, para que puedan modificar

o reparar las prendas que les compren. Esta actividad entra como parte del Slow Fashion.

También su política es no vender a un precio ni muy alto ni muy bajo a lo que de veras

cuestan los materiales y el trabajo que hay detrás de la prenda.

En Latinoamérica hay diseñadores con la visión del Slow Fashion, como El Origen del

Mundo, Londy Atelier, Jaline, LOBO Shoes, Papel (de punto), Mozh Mozh. Existen otras

marcas, pero que aún emergen o no han llegado ser reconocidas.

En la revista Vogue México, aparece un artículo sobre estas marcas y cómo trabajan con

la filosofía del Slow Fashion. El reto de muchas de estas marcas es lograr encontrar ese

equipo con el que uno pueda trabajar compartiendo la misma visión y crear algo diferente

o del que se puedan identificar los consumidores.

El Slow Fashion va de la mano con la Moda Ética, ya que busca el beneficio de los dos

lados: del que produce y del que lo compra. La mayoría de las creaciones son
colaboraciones con artesanos locales, por lo cual busca darles a artistas otra forma de

expresarse y son creaciones de cantidades limitadas. Por esto se ha referido a estos

tipos de creaciones como artesanales, por ser únicos.

Otra característica que tiene el “Slow Fashion” es la producción en pocas cantidades por

colección o, incluso, una sola prenda por creación. Al estar en un mundo de producción

en cantidades que sobrepasan miles de prendas para ser utilizadas unas cuantas veces

y luego ser desechadas, los diseñadores hacen menos cantidad; pues, al estar

vendiendo una prenda hecha de material duradero para que sea utilizado por el mayor

tiempo posible, no es necesario poner en venta más de la demanda.

Se basa más en el principio de “calidad por encima de la cantidad”. Para poder crear

prendas únicas toma semanas y para hacer acabados y revisarlas, mucho más; por esto,

también, la producción se hace más limitada.

Poco a poco, los consumidores inclinan a esta filosofía, puesto que también buscan ser

únicos. Por esto, el Slow Fashion se basa, al diseñar, en la empatía con el consumidor.

Lo que hace que la prenda pueda valer la pena, es plasmando un sentimiento, alguna

filosofía, memorias, etc. Algo que haga que el consumidor se sienta identificado y que al

comprarlo sepa que es algo que utilizará por mucho tiempo o cuando se identifique con

la ropa. Ahí es donde el Slow Fashion hace que no sea ropa de lujo que nadie pueda

adquirir, sino que sea deseable para tenerlo consigo y a un precio que pueda ser posible

tenerlo.

Hay escuelas que capacitan a los diseñadores a poder cumplir con el requisito del Slow

Fashion al diseñar. Porque más que artesanías, sea una prenda y un baluarte de la

persona.
5.4. ¿Qué es el Fast Fashion?

Fast Fashion se refiere a la modalidad de venta de muchos vendedores al detal de ropa.

Es muy conocido por ser una de las modalidades que ha logrado perdurar por mucho

tiempo en el mercado y sigue dando ganancias a los que participan en este.

La estrategia utilizada en esta modalidad es el CATMAN o Category Management,

conocido así en español e inglés. Es una estrategia muy utilizada en negocios de venta

al detal, basándose en la forma en que funciona un supermercado, seccionando por

categoría de producto y elegir el que más convenga, ya sea por precio o por calidad,

pero que el consumidor sienta opciones para comprar. Es un proceso Cliente-Proveedor,

donde los productores y los del local, saliendo beneficiados estos dos, ya que el del local

pone un precio para poder ubicar el producto.

En el caso de las tiendas de ropa, la mayoría venden con el nombre del almacén,

mandando sus diseños, basados en marcas que se hayan presentado en Fashion Weeks

y marcando tendencia, a otros países que su labor sea de bajo costo y así poder vender

en las tiendas a un precio accesible de una ropa que se haya visto en pasarela.

Algunas de estas tiendas se han buscado problemas legales por copia de diseño,

alegado como violación a los derechos de la Propiedad Intelectual de otras marcas.

En este mundo se destacan Zara y sus cadenas de tiendas como Bershka y Stradivarius,

por tomar diseños de pasarelas y simplificar sus confecciones para poder venderlas y al

tener parecido a la marca original, crea una competencia de precios en donde el

consumidor siempre va a preferir vestirse igual que lo que ve en pasarela o en artistas a

un precio más accesible en comparación a la prenda original. Estas prendas modificadas


son confeccionadas en España por Inditex, luego son distribuidas en las tiendas y se

utiliza la técnica de venta.

En el CATMAN se debe asegurar que sean promocionados los productos, incluso hasta

decorar los estantes para que éstos sean llamativos y sean comprados. Las tiendas

hacen competencia de su propia marca, ya que venden ropa bajo su nombre.

Aquí es donde empieza el marketing del Fast Fashion, promoviendo diversidad de

prendas para cada temporada, haciendo que el cliente sienta que necesite comprarlos

antes de que éstos sean guardados. Muchas veces repiten la misma ropa en la próxima

temporada del otro año con otras prendas diferentes y así lograr que sean vendidas.

En el Fast Fashion es una cadena de presión en el diseño, logística y marketing. Esta

modalidad ha sido acogida y estudiada profundamente porque ha mantenido rentabilidad

a los proveedores, haciendo que muchos quieran intentar en este mundo.

Para poder cumplir con todo el proceso, cada departamento tiene un tiempo estipulado

para poder diseñar, luego hacer los trazos del patrón o se manda a la fábrica para hacer

el trazo del patrón y la confección. Los que se encargan de la confección son los que

menos reciben, pues son compañías de países en pobreza que ofrecen precios muy

baratos por cada pedido de paquete de prendas, que, si se desglosa, no hay ganancia

para los trabajadores. En el caso de Zara, los españoles tienen sindicato y seguro social,

y en cuanto a un registro del 2011, ganan 23.50 € por una hora efectiva como salario

mínimo, en comparación con los países en desarrollo, que ganan menos de los gastos

que requieren para subsistir en su país.


Lo que más pone en controversia es por el sistema de que todo debe hacerse lo más

rápido posible, conocido como manufactura de respuesta rápida (QR), por lo cual

muchas veces se trabajan horas extras no remuneradas en países explotados.

Estos procesos son medidos en tiempo por supervisores y se saca el promedio de la

cantidad de prendas que se pueden hacer de un modelo de ropa. Al sacar esto, también

sacan los precios, conocido como CMT (Cut-Make-Trim y el costo), donde muchos no

sacan el costo de la labor, sino de las prendas.

Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo), se ha dado a conocer muchos

sistemas de medida de tiempo y costo, que se consideran como “sintéticos” por la

mayoría de las fábricas textiles, ya que existen estándares de medidas ya impuestas de

los cuales hay tres compañías de ejemplo que utilizan los estándares y dan provisión de

tiempo para que puedan tener recesos, necesidades y permisos especiales.

El marketing ha sido influyente en la imposición de tendencias. Todas las tiendas trabajan

con estudios de campo para poder allegarse a los consumidores, también acogen a los

clientes para poder vender ropa de temporadas anteriores, haciendo descuento.

Es una cadena de procesos, por el cual apenas se culmina una temporada, ya debía

estar iniciada otra, aunque sea dentro del departamento de diseño o en confección para

poder asegurar la próxima venta.

Todo esto ha nacido conforme a la necesidad de la sociedad, usualmente acostumbrada

a tener lo que desee en poco tiempo y en el momento que lo necesite. Influye también

en la capacidad económica; los consumidores siempre están en la búsqueda de comprar

más por menos dinero.


En el libro “Moda Desechable” por la autora Elizabeth Cline, muestra la vida de todos los

días de un comprador del fast fashion. La filosofía en Estados Unidos es que no están

dispuestos a pagar más de cierta cantidad por una sola prenda y se ha hecho masivo ser

youtuber haciendo de pescadora de outfits por un buen precio.

También señala la procedencia de esta filosofía según un artículo que encontró en Vogue,

escrito por Jonathan Van Meter con el título de: “Fast Fashion: Americans Want Clothing

That is Quick and Easy” o traducido como: “Moda Rápida: Estadounidenses Quieren

Ropa que sea Rápida y Fácil de poner”, en el que cuenta que todo surgió desde que se

impuso GAP, una tienda de ropa que se hizo conocida por vender ropa básica en 1990.

En ese momento la razón por la que surgieron fue por su mercadeo muy convincente y

precios muy accesibles para la situación económica y geográfica en ese momento.

Lograron que los consumidores llegaran y arrasaran el local sintiéndose a la moda con

conjuntos básicos.

La cúspide fue cuando en los Óscar de 1996, Sharon Stone combinó un suéter cuello de

tortuga de GAP y una falda de Valentino, haciendo que la perspectiva de la prenda

rompiera estereotipos en cuanto a ropa de lujo con ropa de producción en masa, en el

que ahora muchas celebridades han sido vistas en tiendas de este tipo.

Es un éxito porque todos compran, pero la contraparte de todo esto, es que es un muy

simple a la hora de diseñar porque es solo hacer cambios mínimos en prendas y solo

hacer fichas técnicas de producción. Se puede ver que todo el mundo viste igual y

compran en los mismos lugares. Ahora Instagram es el medio para todo esto y el

marketing es más poderoso que nunca.


5.5. Ropa Orgánica: ¿De veras es como se vende?

Se han dado muchos casos en locales que venden en una sección con prendas de 100%

algodón, siendo una tendencia como respuesta a la oleada ecologista. También se sabe

que una de las modalidades de marcas, de veras sostenibles, hacen etiquetas de cartón

señalando cómo es la fabricación de la prenda, quiénes formaron parte, entre otros

detalles; y, esta etiqueta ha sido utilizada por muchas tiendas de moda rápida, para poder

mantener la cantidad de consumidores con prendas hechas de algodón, pero que detrás

de todo el proceso no fue nada orgánico.

En el mercadeo de estas prendas se pudo probar que solo al leer la palabra “algodón”,

las personas estaban convencidas con portar una prenda ecológica y quitaban una carga

encima. Otra estrategia es vender la prenda por el triple de su verdadero costo, aun

cuando no ha pasado por regulaciones orgánicas.

Muchos consumidores no prestan atención a estas situaciones, tampoco saben si el

algodón no ha pasado por químicos, ni si fue cultivado en otro país donde los

fumigadores no son uniformados con medidas de seguridad y a la hora de teñir las

prendas el agua es contaminada. Se comete esta grave falta de no hacer estos procesos

bajo responsabilidad del local en el lugar donde se hacen las ventas, para que otro país

sufra de las carencias de recursos por explotación extranjera.

Un caso que también es de importancia es la fibra de bambú. La fibra de bambú, a pesar

de ser una fibra natural y un agente protector del ambiente, su resultado es conseguir la

viscosa, una fibra que no es considerada en la moda sustentable, debido a la forma en

que tratan la madera con muchos químicos para suavizarla. No solo la exposición a la

tela de bambú, o de cualquier otra madera para conseguir la viscosa, tiene un efecto
contraproducente en la piel del usuario. Además de que contamina el agua, afectando a

la población cercana a las vertientes donde se dio el proceso, además de afectar la

biodiversidad y la actividad de la pesca por falta de recursos o los recursos son

contaminados. Muchos de los habitantes evitan tomar del agua por miedo a deteriorar su

salud.

Aun es visto en etiquetas de ropa la viscosa y la clientela lo compra de todas maneras

porque muchos no saben de estas situaciones. Las empresas se responsabilizan de la

limpieza de lo que hacen, mas no de las sustancias que utilizan a pesar de estar en la

mira e insistir en la compra del material.

La única forma de que las fibras sean consideradas orgánicas, es tras pasar por

certificación de instituciones avaladas para la supervisión de estas actividades y

mantener la filosofía en pie.

Una forma de que los consumidores no sean ultrajados es dándoles a conocer sobre

cómo es la producción, qué conlleva, conocer los materiales utilizados en su prenda, etc.

Es cierto que hay campañas, pero no ha cubierto toda la población consumidora o la

necesidad es más importante que lo que sucede a su alrededor. Hay casos de los cuales

no nos informamos, como sobre los casos de presencias de sustancias tóxicas en las

prendas o en los accesorios que utilizamos, creando reacciones alérgicas en los

consumidores. Tomando en cuenta que la ropa infantil tiene ciertos estándares de

seguridad para que los infantes puedan utilizarla sin exposición a agentes alergénicos.
5.6. Contaminación en Panamá

De acuerdo a informes de 2010 y 2014 sobre el ambiente de Panamá por parte de

documentos de Postgrado de la Universidad de Panamá y de MiAmbiente, el principal

problema es la basura, la negligencia ambiental de muchas construcciones y la ausencia

de las autoridades pertinentes para los problemas que se suscitan.

Hemos estado expuestos a el Fenómeno del Niño, y según estos documentos, hemos

llegado a pasar por una de las variaciones de este fenómeno.

En cuanto al área agrónoma, los suelos presentan problemas por el uso de químicos y

la explotación del suelo. Son afectados por el fenómeno y los cultivos son en vano.

Panamá en cuanto agricultura está en la posición #145 de 180 países, donde el que está

de 180 es el peor calificado. Las razones son por lo mencionado anteriormente y sus

suelos están áridos. Los agricultores opinan que hay falta de apoyo de gobierno y el

cambio climático está afectando las siembras. Las provincias que más se dedican a esta

actividad, temen ya no poder dedicarse a esto y que ya no haya recursos para poder

subsistir.

Esta situación no es muy novedosa, pues ya lleva más de una década con esta

problemática por la falta de interés en esta área, pero no significa que no tengan una luz

para poder surgir, pues hay entidades profesionales que ayudan a los agricultores a

mejorar la calidad de sus suelos y de sus productos, no todos están cubiertos de esta

ayuda, pero es algo que mantiene la actividad aún con un poco de vida.

Hay reservas forestales en peligro de ser comercializados con construcciones privadas

para el turismo, y lo más controversial es que esté en debate. Muchos están en la defensa

de que se siga en debate, pues piensan que sacar provecho de la biodiversidad


poniéndola vulnerable. Usualmente para lograr entrar en una reserva forestal, se requiere

de un permiso solicitado, y firmado anteriormente, para poder entrar. Incluso, se practica

la tala ilegal en reservas forestales del área maderera.

Los gobiernos por los que se han pasado por todo un siglo han sido padrinos de estos

sucesos. La gente que de veras le interesa el futuro de su país es ignorada y los que

reciben beneficios son los que dan retroalimentación con las mejores perspectivas.

Este tema se suscita por las hidroeléctricas. Las hidroeléctricas son una forma de obtener

energía para la población, pero desde la privatización de energía, no solo es para

nosotros, se vende energía. No es que esto sea mala acción, pero no genera nada a la

propia población y la empresa solo se centrará en sus fines como empresa privada.

Aparte de esto, lo renovable no siempre es ayudante del medio ambiente. Las

hidroeléctricas han sido vendidas como la mejor inversión que se haya podido pensar

como acción ecológica y de beneficio energético, mas no se piensa en las desventajas

que conlleva el tener hidroeléctricas.

Las hidroeléctricas tienen como desventaja la interrupción de la corriente de los ríos,

afectando el tránsito de peces que van de río arriba y río abajo, también afecta el uso de

los ríos a los aldeanos del área, que muchos de ellos no reciben los beneficios de energía.

El embalse es un área donde se acumulan bacterias y en vez de crear vida, se vuelve

agua inservible. También acumula metano y dióxido de carbono que son gases presentes

en lo que conocemos como efecto invernadero. Las inundaciones de ésta también

provocan daños en la flora presente en los ríos, pues los ríos siempre han sido símbolos

donde se encuentra la vida, como muchas civilizaciones han nacido. Son también

agentes de inundaciones por afectar con las crecidas de río.


Las autoridades respectivas con el tema de ambiente, usualmente dan permiso a estas

actividades y evitan las opiniones de los ciudadanos que son afectados en esto y tienen

que buscar otro lugar para vivir sin una indemnización asegurada.

También se involucra en la escasez del agua, del cual también estaremos presentando

problemas pronto si no se trata ahora. Las aguas servidas llegan a contaminar el agua

porque muchas veces los mismos ciudadanos no saben dónde poner sus residuos, que

junto a eso, estas inundan las calles causando malos olores, incomodidad y riesgos de

salud a los que viven cerca de esto.

La basura es otro de los principales problemas. Panamá es un acumulador de basura y

muchas veces hacen quema de basura que, en vez de ayudar, empeora la situación

atmosférica con liberación de dióxido de carbono, furano y dioxinas. No hay cultura sobre

la basura: hay gente que no paga los servicios, gente que no está capacitada para poder

tratar estos problemas desde lo técnico hasta lo administrativo, la basura debe estar a

cielo abierto, se contamina todo lo que esté a su alrededor, afecta la salud de los que

viven cerca, no hay suficientes equipos pertinentes para esto, no hay vertederos

suficientes, no se hacen tratamientos a las basuras, las personas dejan la basura en

cualquier lugar y, sobre todo, falta de presupuesto.

El reciclaje aún no se logra implantar, enfatizando esta última problemática, exceptuando

el reciclaje de concreto que está siendo puesto por el MOP en construcciones. La

Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá no hace mucho ha propuesto

políticas sostenibles con el fin de cumplir la Visión Nacional de Panamá 2020, algo que

se detallará más a fondo dentro un poco más de tiempo.


5.7. Economía de Panamá

A pesar de muchos escándalos estatales y económicos, Panamá está registrado como

uno de los países más estables, económicamente, en América.

Panamá siempre se ha centrado en inversiones que tengan que ver con la economía, el

turismo y la logística. Siempre poniendo por delante la administración del Canal de

Panamá y la Zona Libre de Colón. Produce el 75% de las ganancias con estas

actividades.

Según un registro de economía del MEF, el primer semestre de 2017, Panamá crecerá

5.8% económicamente. Las ganancias provienen de inversiones pública y privadas, el

sector de construcción, el Canal de Panamá, banca y finanzas, manufactureras,

agricultura y otros.

Muchos ciudadanos se quejan del salario y el costo de su estilo de vida, el gobierno toma

como solución ir subiendo los salarios mínimos conforme va la inflación, pero muchos se

oponen porque en vez de mejorar, solo iguala la situación, e incluso hacer un poco más

difícil la vida de uno. Este caso se ha dado en durante el gobierno de Martinelli y en 2018

se notificará con más detalles el aumento de salario a partir del actual.

Usualmente los proyectos que se hacen a nivel del país son inversiones privadas, donde

se crea un consenso de ganancias de la empresa y lo que recibe el Estado. Se crean

más empleos temporales hasta culminar los proyectos o simplemente solicitan el

personal por el tiempo que sea necesario o que el empleado pueda laborar.

Además, Panamá ha sobrevivido siempre a costas del comercio exterior, muchas veces

no enfocándose en mejorar problemas internos de la economía del país. Se ve dispareja


a lo que los registros dan, porque el reflejo no se ve en la población. Se ha asegurado

que 95% de las ganancias se ven reflejadas son en el 1% de las privilegiadas.

La mentalidad de consumo en el país es un poco huraña en cuanto a precios. Todo esto

proviene por la cultura que se tiene por la Zona Libre, las importaciones de China muy

baratas y las situaciones económicas. Esto se presenta en la mayoría de la población.

Según datos de un artículo de Panamá América con el título de “Consumidores modifican

los hábitos de consumo”, dan a conocer que 1 millón 600 mil trabajadores de clase pobre

y media presentan casos de endeudamiento; y los centros comerciales también

presentan decaída.

Todo esto ha resultado de los hábitos que han adquirido los panameños por considerar

difícil la situación económica, lo suficiente para descuidar hasta su nutrición por los

precios.

Otros datos revelan que la logística con el Canal de Panamá es lo que está dando la cara

por la economía que es más con el exterior, pero se están dando malas distribuciones

en el que se considera que el consumo familiar no crece y la inflación a lo largo diez años

ha sido de 38%. Se considera por cómo los precios de necesidades básicas también han

presentado una subida de precio.

Pero, una contraparte muestra que la producción y venta de alcohol ha subido 40.2 % a

pesar de que el consumo se ha limitado y el impuesto haya subido para las sustancias

alcohólicas.

Varios artículos llegan a la conclusión de que el cliente y las redes sociales son los

dominantes de las marcas. Las redes sociales se han vuelto influyentes en este ámbito

para poder dar un catálogo virtual al cliente. Además de que se busca innovación, algo
que despierte en el consumidor el deseo de comprar; mantener el interés del consumidor

es lo principal.

Algo que se está dando bastante es el comercio electrónico, del cual muchos prefieren

comprar en plataformas de Internet, que salir a comprar a centros comerciales, por tomar

poco tiempo la búsqueda.

Los centros comerciales han reportado una decadencia de consumo y las estrategias de

ventas se han tenido que ser más exigentes porque usualmente se dan casos de que

alteran precios mayores a los precios regulares en tiempos de oferta y los clientes

deciden no comprar o simplemente hacen sus compras por internet.

Se afectan los centros comerciales, pero no se dan soluciones creativas, para crear

fidelidad en el cliente. Se da muchas veces a entender la necesidad muy urgente en el

comercio con la forma en que se transforman los precios.


5.8. Cultura de Vestimenta en Panamá: Consumo y Tendencias

En cuanto al consumo panameño, hay datos que señalan jóvenes desde 23 años con

trabajo profesional que hacen compras muy exclusivas, cuando el privilegio se daba más

con extranjeros. También están prefiriendo la ropa orgánica, anuentes a lo ecológico.

Este es el grupo de personas que más puede estar dirigido el inicio de la ropa sostenible

por ser capaces de hacer una compra más consciente sin necesidad de producir

demasiadas prendas al que se está acostumbrado ver en tiendas.

En el punto de vista popular, prefieren compras en tiendas de producción en masa con

precios accesibles, pero calidad de prenda muy dudosa. La mayoría tiene su producción

en China y las mismas tiendas venden sus diseños bajo nombres que no dan pista del

productor. Se puede decir que son muy genéricas.

Pero de la población popular, también se dan lujos, por el cual compran prendas de

marcas reconocidas o en tiendas de “fast fashion” aunque sea un conjunto, no importa

el precio. En promedio invierten en su ropa, aunque sea una o dos prendas por un precio

promedio de B/. 30.00. Este movimiento comercial se da más en temporada navideña o

en tiempo de rebajas de tiendas.

Las tendencias que rigen en Panamá usualmente son influencias de figuras célebres del

género de música urbana, de los cuales siempre dan el “hype” de las marcas que los

harán sentir que están en boga. Las tiendas venden de acuerdo al pueblo popular,

incluso hacen propuestas de ropa de acuerdo a las prendas que se consideran un “must”

de temporada y a precios muy baratos. A veces, no hay diferencia de precios, que los

que tienen dinero para poder comprarlos, prefieren comprar en las tiendas que

consideran de mejor calidad.


Como se mencionó en el capítulo anterior, Instagram ha sido un agente de tendencias,

se ve la repetición de conjuntos en muchas cuentas y los influencers también llevan el

mando del estilo del que los espectadores siempre se inspiran e, incluso, repiten. Muchos

de estos “influencers” también tienen patrocinio de marcas por el cual influyen en las

decisiones de compra.

Los “influencers” también eligen por su cuenta, productos o servicios que desean,

haciendo publicidad de su comentario de satisfacción. Por eso, la forma de revolucionar

es mediante ello, ya que con ellos se ha visto que los jóvenes siguen más los ejemplos

que dan personajes célebres, que con campañas enfatizadas en problemas sociales o

ambientales. Sobre todo, si se trata de problemas políticos, se ignora.

Se sabe que hay una diferencia de verdaderos “influencers”, pero en Panamá las

influencias muchas veces las consideran personajes de redes sociales del cual sientan

alguna identificación ya sea de estilo, personalidad, de sus actividades, etc.


5.8.1. Producción de Materiales Orgánicos y Fabricación de Ropa en Panamá

Panamá ha tenido un declive con la producción de ropa nacional, sobre todo industrial.

Las fábricas han tenido que cerrar por falta de consumo y por las importaciones de la

Zona Libre. A pesar de que la Zona Libre empezó a tener una fábrica, se encontró en las

mismas condiciones y por indicios de salario insuficiente.

Otro factor que afecta el sector es la falta de personal capacitado para operar en

industrias. Se ofrecen cursos, pero no hacen cursos dirigidos a lo industrial.

Culpan las competencias extranjeras y culpan lo nacional, porque se siente que en este

sector no hay un apoyo que mantenga el servicio.

La confección de ropa nacional se ha vuelto exclusiva y con modistas independientes

que se dan a conocer por referencias y muchas veces solo hacen reparaciones de

prendas.

Las fábricas que han sido capaces de sobrevivir en esta situación, han sido las que se

dedican a la confección de uniformes de todo tipo: desde escuelas hasta empleos

privados.

Cabe recalcar la presencia de artesanía nacional, pero debido a los costos de materiales

que frecuentan usar, sobreviven, pero sin la esencia de la tradición. Muchas veces lo que

se vende, con tal de dar un precio accesible y que se desee comprar, los artesanos ya

no hacen todo a mano, compran imitaciones de materiales y producen artículos muy

comerciales o introducen productos que compran en otro país, que ya no parecen las

prendas que antes se veía en mercado de artesanías.

Aquí es donde entra el tema de la innovación y hacer que el cliente se identifique. Hace

falta una motivación que atraiga el consumo.


Panamá utiliza el 9% de sus suelos, ahora mismo se encuentra en saneamiento de los

suelos, debido al alto nivel de uso de fertilizantes y pesticidas de composiciones químicas

y el uso indebido del suelo. El uso indebido se refiere a las prácticas agrícolas que nunca

tienen descanso, sabiendo que los suelos de Panamá son muy delicados ahora mismo.

Lo que empeora más la situación son los fenómenos atmosféricos que se han estado

dando y con una intensidad mayor a las que se registran en años anteriores.

Llegar a hacer algún cultivo de fibra sostenible, del cual se pueda especializar el país no

es una mala idea, siempre y cuando la planificación agronómica cuente con soluciones

a la búsqueda de espacios para dedicarse a la actividad, capacitación de agricultores,

supervisión profesional, maquinaria si es necesaria y, sobre todo, saneamiento de suelos.

Es posible que, a partir de ahí, las cosechas sean provechosas para dedicarse a una

textilera.

Se dice que Panamá no cuenta para poder hacer una textilera y es propensa a la

contaminación. Todo esto ocurre siempre y cuando sea con métodos industriales antaño.

Si aplicamos técnicas eco amigables y que sean sustentables, es posible ver cómo el

sector textil puede resurgir.

Además de que, si es posible capacitar al personal, identificar los trabajadores con el

mismo objetivo, tener un plan aceptable de logística, se podría exportar la especialidad

como se suele vender en otros países.

Nos hemos concentrado en la caída, pero no hemos buscado las soluciones. Al ver cómo

otros países manejan la situación muchos recaen en la xenofobia y justifican su situación

económica con la llegada de extranjeros.


5.8.2. Emprendedores Sostenibles en Panamá

En capítulos anteriores sobre la economía del país, se daba la opinión de muchos

estudiosos sobre la innovación. Hay que recordar que la innovación no siempre es con

el producto, sino también en el servicio.

También se sabe que el movimiento no es nada nuevo, solo es de impulsarlo en el país.

Además de que hemos conocido las actividades que se involucran en la moda sostenible.

En Panamá se ha incrementado la venta en outlets, donde las prendas ya sea usadas o

desechadas del inventario de ventas de otras tiendas, son compradas a un precio más

accesible o un poco menor al precio enque fue vendido antes. Hay empresas que se

encargan de rediseñar prendas, incluso en las tiendas populares, donde tienen sus

costureras para reparaciones y hacer alguna modificación.

También hay emprendedoras de accesorios utilizando tela con la técnica de patchwork;

modificando artículos que no son posibles de descomponer como artículos electrónicos;

y, otras, con artículos reciclables. Podemos mencionar a Mitchelle Quiñones y a

Ecotextiles, que también se dedica a reutilizar residuos de telas para crear ropa.

Hay marcas panameñas que venden sus prendas con materiales de bajo impacto

ambiental como Stitch Bees y Verde Clothing Panamá.

Stitch Bees hace diseños del cual pueda aprovechar al máximo la cantidad de telas, con

tal de no dejar residuos. También, se encarga de que las prendas que ya no se utilicen

de su marca, sean parte de la colección “Be Loved Again”, para no seguir con la cadena

de desechos.

Lo interesante con esta marca es que según sus entrevistas hay un buen manejo de

precios y tiene clientela.


Verde Clothing se especializa con fibras de bambú y cáñamo. Ya estudiamos

anteriormente lo que sucede con el bambú y sus efectos en el ambiente, durante su

proceso de suavización para utilizarla como fibra.

Esta empresa incluso tiene una afiliación con Ancon para que por cada ropa que compren,

hay donaciones para que se sigan plantando árboles en Panamá.

El rediseño de ropa es otra práctica, que responde a las necesidades económicas que

en el algunos se presentan dentro del país. Las personas capaces de realizar estas

actividades usualmente son modistas hombres y mujeres. Muchos salen de cursos

básicos para dedicarse al negocio en taller o en casa para poder satisfacer las

necesidades de los clientes.

Hay activistas como Roba Morena que hacen actividades como “Yo Reciclo”, que

promueven con dinámicas y stands de información, también emprendedores que van de

la mano con el ambiente, participando de algo que despierte la consciencia nacional.

También se ha dado que hace falta consumo cultural, por el cual no todo el país conoce

todas las actividades de las que puede ser capaz en el país. Influyen en esto los círculos

de amistades, la publicidad, el desempeño de las actividades, etc.


Conclusión

La moda sostenible es posible implantarla en Panamá. Muchos han visto las corrientes

del “Slow Fashion” como exclusivo para clase alta, pero la exclusividad se presenta más

en el estilo, que en los precios.

También hay que profundizar más las visiones de los diseñadores locales, pues, se han

dedicado a un segmento fijo de la población y a venderse fuera del país. Internacionalizar

marcas panameñas es una buena idea, siempre y cuando se reciba del apoyo del país.

Este apoyo se ha vuelto difícil debido al paradigma de exclusividad y costos de materiales,

también el tipo de producción al que se dedican, es uno de los factores.

Hemos visto también que hay demasiadas actividades en las que podemos publicitar

para hacer que la economía local pueda formar parte del cambio en estilo de vida del

ciudadano, y más por nuestro problema de recolección de basura y cómo deshacerse de

ella.

La moda sostenible sería un paso muy interesante en Panamá.


Bibliografía

1. Junge, Mila. (12 de diciembre de 2011). ¿Qué es Eco Fashion?. D+A Magazine.

Edición Nº17.

2. Sustainable Fashion. (s.f.) En Wikipedia. Recuperado el 20 de octubre de 2017 de

https://en.wikipedia.org/wiki/Sustainable_fashion

3. Elena. (8 de marzo de 2017). Ethical vs. Sustainable vs. Slow Fashion Explained.

The Curious Button. Recuperado de http://the-curious-button.com/ethical-

sustainable-slow-fashion/

4. Bauck, Whitney. (22 de septiembre de 2017). The Fashion Industry Emits as much

Greenhouse as Russia. Fashionista. Recuperado de

https://fashionista.com/2017/09/fashion-industry-greenhouse-gas-climate-

change-sustainability

5. Ndachengedzwa, Sandra y Stecca, Elena. (2 de marzo de 2016). The Fashion

Industry and Its Impact on the Environment and Society. Sense and Sustainability

[Fresh Perspectives on Sustainable Development]. Recuperado de

http://www.senseandsustainability.net/2016/03/02/the-fashion-industry-and-its-

impact-on-the-environment-and-society/

6. Dworsky,David y Kohler, Victor. (2014). The Next Black. [Documental]. E.E.U.U.

House of Radon y AEG.

7. [Real Stories]. (6 de agosto de 2016). Fashion Factories Undercover [Documental].

Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=HHw4HEzzsyc
8. Castellanos, Talía. (7 de agosto de 2017). La filosofía de 'slow fashion' se alza en

Latinoamérica. Vogue México. Recuperado de http://www.vogue.mx/moda/estilo-

vogue/articulos/slow-fashion-latinoamerica/7751

9. Morgan, Andrew. Ross Michael. (2015). The True Cost [Documental]. Francia. Life

is My Movie Entertainment.

10. Cline, E. L. , (2014), Moda desechable: El escandaloso costo de la ropa barata,

España, PAIDÓS.

11. Anónimo. (s.f.). What is Ethical Fashion?. Sin Locación. The Ethical Fashion

Forum. Recuperado de https://www.ethicalfashionforum.com/the-issues/ethical-

fashion

12. Anónimo. (s.f.). Ethical Fashion. Victoria and Albert Museum. Victoria and Albert

Museum. Recuperado de http://www.vam.ac.uk/content/articles/w/what-is-ethical-

fashion/

13. Condiciones de Trabajo. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 15 de noviembre de

2017 de https://es.wikipedia.org/wiki/Condiciones_de_trabajo

14. Administrador. (3 de mayo de 2013). ¿Qué es el Category Management?. Sin

Locación. Escuela Europea de Negocios. Recuperado de

http://www.een.edu/capitalempresarial/?p=211

15. Textile Recycling. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 18 de noviembre de 2017

de https://en.wikipedia.org/wiki/Textile_recycling

16. Fast Fashion. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 20 de noviembre de 2017 de

https://en.wikipedia.org/wiki/Fast_fashion
17. Anónimo. (s.f.). ¿Qué es Marketing de Recesión? Todo Marketing. Recuperado

de http://www.todomktblog.com/2013/10/marketing-mkt-recesion.html

18. Escobar, José. (24 de marzo de 2017). Globalización y Privatización en Panamá.

La Estrella de Panamá. Recuperado de

http://laestrella.com.pa/opinion/columnistas/globalizacion-privatizacion-

panama/23992463

19. Samaniego, Aleida. (22 de febrero de 2016). Panamá No Pasa la Prueba en

Materia de Agricultura. La Prensa. Recuperado de

https://www.prensa.com/sociedad/agricultura-declive_0_4420807984.html

20. Alberola, José. (25 de febrero de 2012). Las Hidroeléctricas Sí Causan

Afectaciones. La Prensa. Recuperado de

https://impresa.prensa.com/opinion/hidroelectricas-causan-afectaciones-Jose-

Alberola_0_3328167242.html

21. Carrazco, Alicia. (7 de julio de 2017). La Viscosa: ¿Una Fibra Sostenible?. Fashion

United. Recuperado de https://fashionunited.es/noticias/moda/la-viscosa-una-

fibra-sostenible/2017070724133

22. Bolívar, José. (21 de mayo de 2015). Mejorando los suelos…. IDIAP. Recuperado

de http://www.idiap.gob.pa/2015/05/21/mejorando-los-suelos/

23. Anónimo. (1 de julio de 2017). Economía y Agricultura de Panamá. Fotografiías.

Recuperado de http://www.voyagesphotosmanu.com/economia_panama.html

24. Saldaña, Kayra. (28 de abril de 2017). Aumenta la Producción y Consumo de

Alcohol en Panamá. TVN Noticias. Recuperado de https://www.tvn-


2.com/economia/economia-panamena/produccion-alcohol-Panama-incrementa-

consumo-noticias_0_4744775567.html

25. Anónimo. (s.f.). El consumidor panameño, sus gustos y hábitos. Latam Digital

Marketing. Recuperado de https://www.latamdigitalmarketing.com/inbound-

marketing/el-consumidor-panameno/

26. Castillo, Clarissa. (2 de julio de 2017). Consumidores modifican los hábitos de

consumo. Panamá América. Recuperado de

http://m.panamaamerica.com.pa/economia/consumidores-modifican-los-habitos-

de-consumo-1075495

27. Rodríguez, Mirta. (21 de febrero de 2017). La economía de Panamá crecerá 5.8%

en 2017, según el MEF. La Estrella de Panamá. Recuperado de

http://laestrella.com.pa/economia/economia-panama-crecera-58-2017-

segun/23987420

28. Redacción de TVN Noticias. (4 de octubre de 2016). Industria Textil en Panamá,

Víctima de Importaciones y Falta de Mano de Obra. TVN Noticias. Recuperado de

https://www.tvn-2.com/economia/economia-panamena/Industria-textil-Panama-

victima-importaciones_0_4590291024.html

29. Fernández, Adriana. (10 de marzo de 2017). Vestir sin prisa. Revista Ellas.

Recuperado de https://www.ellas.pa/moda/vestir-sin-prisa/

30. Observatorio sobre el Estado de la Nació n. (2010). Informe sobre Ecología y

Ambiente en Panamá. Recuperado de

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:http://www.up.ac.pa/ftp
/2010/v_postgrado/publicaciones/Observatorio/Ecolog%25C3%25ADa-

Ambiente-97-134.pdf

31. Autoridad Nacional del Ambiente de Panamá. (2014). Geo Panamá 2014: Informe

del estado del ambiente. Recuperado de

http://www.oceandocs.org/handle/1834/8024