Está en la página 1de 1

IMPACTO DE LOS HECHOS SOCIALES EN LA SOCIOLOGÍA

Durkheim afirmó que los hechos sociales eran externos y coercitivos para el actor. En realidad,
Durkheim distinguía entre dos grandes tipos de hechos sociales: los materiales y los inmateriales.
Los hechos sociales materiales son los más claros de ambos tipos, porque son entidades reales y
materiales, pero sólo adquieren una importancia menor en la obra de Durkheim. Como él mismo
señaló: El hecho social a veces se materializa y llega a convertirse en un elemento del mundo exterior.
La arquitectura y el derecho constituyen dos ejemplos de lo que significan los hechos sociales
materiales.
Los hechos sociales desempeñan un papel central en la sociología de Emile Durkheim. Una manera
útil de extractar los hechos sociales más importantes de su obra, y de analizar sus pensamientos sobre
las relaciones entre estos fenómenos, es comenzar con los esfuerzos de Durkheim por organizarlos
en distintos niveles de la realidad social. Durkheim comenzó por el nivel de los hechos sociales
materiales, no porque fuera el nivel más importante para él, sino porque sus elementos suelen tener
prioridad causal en su teorización, pues influyen en los hechos sociales inmateriales, la verdadera
preocupación de su obra.
Los principales niveles de la realidad social en la obra de Durkheim pueden describirse como sigue:
A. Hechos sociales materiales
1. Sociedad
2. Componentes estructurales de la sociedad (por ejemplo, la iglesia y el estado)
3. Componentes morfológicos de la sociedad (por ejemplo, distribución de la población, canales de
comunicación y forma de las habitaciones)
B. Hechos sociales inmateriales
1. Moralidad
2. Conciencia colectiva
3. Representaciones colectivas
4. Corrientes sociales
Durkheim consideraba que la sociedad estaba constituida por órganos (hechos sociales), o estructuras
sociales, que realizaban diversas funciones para la sociedad. Pero nos advirtió que debíamos
distinguir las funciones, o los fines de las diversas estructuras, de los factores responsables
causalmente de su existencia. Durkheim se interesó por cl estudio tanto de las causas de las
estructuras sociales como de las funciones que cumplían, aunque insistía en que era necesario
distinguir estos dos campos de estudio.
Podemos rastrear la lógica de la teoría de Durkheim en su análisis del desarrollo del mundo moderno.
Esta se revela claramente en una de sus obras más importantes, La división del trabajo social.

RITZER, George, “Teoría sociológica clásica y contemporánea”. Mc Graw Hill. México 2002. Pag
207-215.