Está en la página 1de 2

Miércoles

12 Concédenos, Señor, decir y hacer tu voluntad


Septiembre

Demos gracias al Señor, nuestro Dios.


Es justo y necesario.

En verdad es justo y necesario,


es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo
lugar, Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo, Señor nuestro.
Ya que en él tuviste a bien
restaurar todas las cosas y
quisiste que de su plenitud
participáramos todos.
El cual, siendo Dios, se
anonadó a sí mismo, y por su
sangre derramada en la cruz,
puso en paz todas las cosas.
Evangelio después tendrán hambre! ¡Ay Y así, constituido Señor del
† Lectura del santo Evangelio de ustedes, los que ríen ahora, universo, es fuente de salvación
según san Lucas (6, 20-26) porque llorarán de pena! eterna para cuantos creen en él.
¡Ay de ustedes, cuando todo el Por eso, con los ángeles y los
Gloria a ti, Señor. mundo los alabe, porque de ese arcángeles, con los tronos
modo trataron sus padres a los y dominaciones y con todos
En aquel tiempo, mirando falsos profetas!” los coros celestiales, cantamos
Jesús a sus discípulos, les dijo: Palabra del Señor. sin cesar el himno de tu gloria:
“Dichosos ustedes los pobres, Gloria a ti, Señor Jesús. Santo, Santo, Santo…
porque de ustedes es el Reino
de Dios. Dichosos ustedes Oración Antífona de la Comunión
los que ahora tienen hambre, sobre las Ofrendas
porque serán saciados. Dichosos Cantaré al Señor por el bien
ustedes los que lloran ahora, Señor Dios, que haces tuyas que me ha hecho, y entonaré
porque al fin reirán. nuestras ofrendas, que tú un himno de alabanza al Dios
Dichosos serán ustedes mismo nos das para dedicarlas Altísimo.
cuando los hombres los a tu nombre, concédenos
aborrezcan y los expulsen de que también nos alcancen la Oración después de la Comunión
entre ellos, y cuando los insulten recompensa eterna.
y maldigan por causa del Hijo Por Jesucristo, nuestro Señor. Oremos:
del hombre. Alégrense ese día Amén. Alimentados por estos dones
y salten de gozo, porque su de salvación, suplicamos,
recompensa será grande en Prefacio Común I Señor, tu misericordia, para
el cielo. Pues así trataron sus Restauración universal en Cristo que este sacramento que nos
padres a los profetas. nutre en nuestra vida temporal
Pero, ¡ay de ustedes, los El Señor esté con ustedes. nos haga partícipes de la vida
ricos, porque ya tienen ahora Y con tu espíritu. eterna.
su consuelo! ¡Ay de ustedes, Levantemos el corazón. Por Jesucristo, nuestro Señor.
los que se hartan ahora, porque Lo tenemos levantado hacia el Señor. Amén.
2018 - Id y Enseñad - 37
Jueves

Señor, no dejes que me pierda 13


Septiembre
Memoria de san Juan Crisóstomo, obispo y doctor de la Iglesia

Antífona de Entrada a la mesa en un templo de los


ídolos, ¿no se creerá autorizado
Los guías sabios brillarán como por su conciencia, que está
el esplendor del firmamento, y poco formada, a comer de lo
los que enseñaron a muchos la sacrificado a los ídolos?
justicia, resplandecerán como Entonces, por culpa de tu
estrellas por toda la eternidad. conocimiento haces que se
pierda el hermano que tiene la
Oración Colecta conciencia poco formada, por
quien murió Cristo. De esta
Oremos: manera, al pecar ustedes contra
Dios nuestro, fortaleza de sus hermanos, haciendo daño
los que en ti esperan, que a su conciencia poco formada,
quisiste que el obispo san pecan contra Cristo. Por tanto,
Juan Crisóstomo brillara por si un alimento le es ocasión
su admirable elocuencia y por no representa nada real y que de pecado a mi hermano,
su firmeza en las tribulaciones, no hay más que un solo Dios. nunca comeré carne para
concédenos que, instruidos Pues, aun cuando se hable no darle ocasión de pecado.
por sus enseñanzas, nos de dioses del cielo y de la Palabra de Dios.
fortalezca el ejemplo de su tierra, como si hubiera muchos Te alabamos, Señor.
invencible paciencia. dioses y muchos señores, sin
Por nuestro Señor Jesucristo... embargo, para nosotros no hay Salmo Responsorial Salmo 138
Amén. más que un solo Dios, el Padre,
de quien todo procede y es Señor, no dejes que me pierda.
Primera Lectura nuestro destino, y un solo Señor
Lectura de la primera carta Jesucristo, por quien existen Tú me conoces, Señor,
del apóstol san Pablo a los todas las cosas y por el cual, profundamente:
corintios (8, 1-13) también nosotros existimos. tú conoces cuándo me siento
Mas no todos saben esto. y me levanto,
Queridos hermanos: Ya sé que Pues algunos, acostumbrados desde lejos sabes
todos ustedes conocen lo que a la idolatría hasta hace poco, mis pensamientos,
está permitido con respecto a siguen comiendo la carne tú observas mi camino
la carne inmolada a los ídolos. como si estuviera consagrada y mi descanso,
Pero, ¡cuidado!, porque el puro a los ídolos, y puesto que su todas mis sendas
hecho de conocer, llena de conciencia está poco formada, te son familiares.
soberbia; el amor, en cambio, pecan. No es, ciertamente,
hace el bien. Y si alguno piensa la comida lo que nos hará Señor, no dejes que me pierda.
que ese conocimiento le basta, agradables a Dios, ni vamos
no tiene idea de lo que es el a ser mejores o peores por Tú formaste mis entrañas,
verdadero conocimiento. Pero comer o no comer. Pero tengan me tejiste en el seno materno.
aquel que ama a Dios, es cuidado de que esa libertad Te doy gracias
verdaderamente conocido por de ustedes no sea ocasión de por tan grandes maravillas;
Dios. pecado para los que tienen soy un prodigio y tus obras
Ahora bien, con respecto a la conciencia poco formada. son prodigiosas.
comer la carne ofrecida a los Porque si a ti, que sabes estas
ídolos, sabemos que un ídolo cosas, te ve alguien sentado Señor, no dejes que me pierda.
2018 - Id y Enseñad - 38