Está en la página 1de 149

TÇàÉÄÉz•t wx ÑÉxá•t xáÑt©ÉÄt

Lengua e internet en Secundaria


http://auladelengua.es/
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

1. Jarchas, Vayse meu corachón de mib, Garid vos, ay yermanelas, ¿Qué faré, mamma?, Si
me quereses (siglo XI)
2. Lírica tradicional: En Ávila, mis ojos, Que miraba la mar / la mal casada; Al alba venid, buen
amigo, Aprended, flores, de mí, Dentro en el vergel, moriré (siglos XIXVII)
3. Cantar de mío Cid, vv. 1-14, 715-777, 2689-2762 (finales del siglo XII)
4. Gonzalo de Berceo, Milagros de Nuestra Señora, XIV (ca. 1260)
5. Romancero viejo, Romance del conde Arnaldos, Romance de la jura de Santa Águeda
(siglos XIV-XIX)
6. Libro de buen amor, vv. 653-656, 697-701, 878-882, 950-971 (primer tercio del siglo XIV)
7. Marqués de Santillana, La vaquera de la Finojosa (primera mitad del siglo XV)
8. Jorge Manrique, Coplas a la muerte de su padre, vv. 1-5, 13-17, 25-28, 33-40 (después de 1476)
9. Garcilaso de la Vega, Soneto XXXIII, A Boscán desde La Goleta (ca. 1535)
10. Garcilaso de la Vega, Égloga III, vv. 8-10, 25-32, 3947 (antes de 1535)
11. Fray Luis de León, El aire se serena (Oda III) (mediados del siglo XVI)
12. San Juan de la Cruz, Cántico espiritual (segunda mitad del siglo XVI)
13. Luis de Góngora, Mientras por competir con tu cabello (ca. 1582)
14. Luis de Góngora, Fábula de Polifemo y Galatea, estrofas 4-9, 13-14, 62-63 (1611)
15. Lope de Vega, La Filomena, Epístola IX, vv. 49-63 (Pasan las horas de la edad florida) (ca. 1610)
16. Andrés Fernández de Andrada, Epístola moral a Fabio, vv. 1-21, 46-51, 58-63, 67-72, 100-
108, 115-117, 127-129, 163-168, 172-174, 181-195, 202-205 (antes de 1613)
17. Francisco de Quevedo, ¡Ah de la vida!… ¿Nadie me responde? (ca. 1640)
18. Francisco de Quevedo, Cerrar podrá mis ojos la postrera (ca. 1620)
19. Sor Juana Inés de la Cruz, Hombres necios que acusáis (finales del siglo XVII)
20. José de Espronceda, Marchitas ya las juveniles flores (A XXX dedicándole estas poesías) (ca.
1840)
21. Gustavo Adolfo Bécquer, Del salón en el ángulo oscuro, de Rimas (1868)
22. Rosalía de Castro, Adiós, ríos; adiós, fontes, de Cantares gallegos (1863)
23. Rubén Darío, Canción de otoño en primavera, de Cantos de vida y esperanza (1905)
24. Antonio Machado, Campos de Soria, de Campos de Castilla (1912)
25. Antonio Machado, Proverbios y cantares, XXIX, XLIV, de Campos de Castilla (1917)
26. Juan Ramón Jiménez, Álamo blanco, de Canción (1936)
27. Juan Ramón Jiménez, Si yo, por ti, he creado un mundo para ti (El nombre conseguido de
los nombres), de Dios deseado y deseante (1949)
28. Pedro Salinas, El alma tenías, de Presagios (1924)
29. Jorge Guillén, Más allá, de Cántico (1928)
30. Gerardo Diego, Río Duero, río Duero, de Soria (1923)
31. Federico García Lorca, La luna vino a la fragua, de Romancero gitano (1927)
32. Federico García Lorca, Ciudad sin sueño, de Poeta en Nueva York (1929-1930, publicado en
1940)
33. Dámaso Alonso, Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las
últimas estadísticas), de Hijos de la ira (1944)
34. Vicente Alexandre, Se querían, de La destrucción o el amor (1935)
35. Rafael Alberti, Si mi voz muriera en tierra, de Marinero en tierra (1924)
36. Luis Cernuda, Donde habite el olvido, de Donde habite el olvido (1933)
37. Miguel Hernández, Yo quiero ser, llorando, el hortelano, de El rayo que no cesa (1936)
38. Gabriel Celaya, La poesía es un arma cargada de futuro, de Cantos iberos (1955)
39. Blas de Otero, En el principio, de Pido la paz y la palabra (1955)
40. Ángel González, Para que yo me llame Ángel González, de Áspero mundo (1956)
41. José María Valverde, En el principio, de Ser de palabra (1976)
42. José Ángel Valente, Si no creamos un objeto metálico, de El inocente (1970)
43. Jaime Gil de Biedma, Intento formular mi experiencia de la guerra, de Moralidades (1966)
44. María Victoria Atencia, Placeta de San Marcos, de El coleccionista (1979)

3
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Indicacions per a les edicions de l’antologia anterior:

• Els poemes d’autors medievals (1-8) han d’anar acompanyats d’una versió en prosa
actual. Cal destacar el text original, amb la consegüent adaptació ortogràfica i, amb un
altre tipus de lletra, cal introduir la versió actualitzada.

• La lectura dels poemes s’ha de facilitar amb notes que introdueixin aclariments lèxics.
Cap paraula no ha d’entrebancar la lectura del text.

• Seria convenient que cada poema fos precedit per un breu text explicatiu que ajudés a
situar l’autor i la seva obra. Aquesta nota hauria d’afavorir essencialment la lectura,
sense pretendre la inserció de l’obra en un context històric.

http://educacio.gencat.cat/portal/pls/portal/ide_utils_pkg.download_fitxer?p_file=51050126358486565

4
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

5
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

1. Poesía lírica de tradición oral

Jarchas (s. XII)

1. Vayse meu corachón de mib 2. Garid vos, ay yermanelas

Vayse meu corachón de mib; Garid vos, ¡ay yermanellas!


ya Rab, ¿si se me tornarad? ¡com contenir a meu male!
¡Tan mal meu doler li-l-habib!; Sin al-abīb non vivireyu;
enfermo yed, ¿cuánd sanarad? advolarey demandare.

(Mi corazón se me va de mí. (Decid vosotras, ¡ay hermanillas!,


¡Oh Señor! ¿acaso me tornará? ¡cómo resistir a mi pena!
Es tan grave mi dolor por el amigo! Sin el amigo no podré vivir;
Está enfermo, ¿cuándo sanará?) volaré en su busca.)

3. ¿Qué faré, mamma? 4. Si me quereses

¿Qué faré mamma? Si me quereses,


Meu-l-habib est’ ad yana. ya uomne bono,
si me quereses,
(¿Qué haré, mamá? darasme uno.
¡Mi amado está a la puerta!)
(Si me quisieses,
¡oh hombre bueno!,
si me quisieses,
me darías uno.)

ACTIVIDADES

1. Las jarchas están inspiradas en un tema único. ¿Cuál es? ¿En voz de quién está
expresado?

2. Las jarchas presentan una estructura «parateatral». ¿Cuáles de las jarchas propuestas
siguen la estructura del «diálogo»? ¿Qué figuras femeninas «personajes» aparecen
en las jarchas segunda, tercera y cuarta?

3. ¿Qué relación mantiene la jarcha con la moaxaja? ¿Qué sabes acerca de la


heterogeneidad social y lingüística entre jarchas y moaxajas?

6
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

2. La lírica tradicional (siglos XI-XVII)

1. En Ávila, mis ojos,… 5. Dentro en el vergel, moriré

En Ávila, mis ojos, Dentro en el vergel


dentro en Ávila. moriré.
En Ávila del Río Dentro en el rosal
mataron a mi amigo, matarm’ han.
dentro en Ávila. Yo m’iba, mi madre,
las rosas coger;
hallé mis amores
dentro en el vergel.
Dentro del rosal
matarm’ han.

4. Aprended, flores, de mí,…

Aprended, flores, en mí Aprended, flores, en mí


lo que va de ayer a hoy, lo que va de ayer a hoy,
que ayer maravilla fui, que ayer maravilla fui,
1
y hoy sombra mía aun no soy . y hoy sombra mía aun no soy.

La aurora ayer me dio cuna, El alhelí, aunque grosero


la noche ataúd me dio; en fragancia y en color,
sin luz muriera si no más días ve que otra flor,
me la prestara la Luna: pues ve los de un Mayo entero:
pues de vosotras ninguna morir maravilla quiero
deja de acabar así, y no vivir alhelí.

Aprended, flores, en mí Aprended, flores, en mí


lo que va de ayer a hoy, lo que va de ayer a hoy,
que ayer maravilla fui, que ayer maravilla fui,
y hoy sombra mía aun no soy. y hoy sombra mía aun no soy.

Consuelo dulce el clavel A ninguna flor mayores


es a la breve edad mía, términos concede el Sol
pues quien me concedió un día, que al sublime girasol,
dos apenas le dio a él: Matusalén de las flores:
efímeras del vergel, ojos son aduladores
yo cárdena, el carmesí. cuantas en él hojas vi.

Aprended, flores, en mí Aprended, flores, en mí


lo que va de ayer a hoy, lo que va de ayer a hoy,
que ayer maravilla fui, que ayer maravilla fui,
y hoy sombra mía aun no soy. y hoy sombra mía aun no soy.

Flor es el jazmín, si bella,


no de las más vividoras,
pues dura pocas más horas
que rayos tiene de estrella;
si el ámbar florece, es ella
la flor que él retiene en sí.

1
Esta cancioncilla, tomada con toda probabilidad de la poesía tradicional, fue integrada por
Luis de Góngora en una letrilla dirigida a su amigo el marqués de Flores de Ávila. Con la
palabra flores, pues, Góngora invoca al mismo tiempo a su amigo y a las flores del campo, que,
por lo efímero de su belleza, suelen simbolizar la transitoriedad de todo lo humano.

7
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

2. Miraba la mar / la mal casada… 3. Al alba venid, buen amigo…


3
Miraba la mar Al alba venid, buen amigo ,
la mal casada, al alba venid.
que miraba la mar
cómo es ancha y larga. Amigo el que yo más quería,
1
Descuidos ajenos venid al alba del día.
y propios gemidos
tienen sus sentidos Amigo el que yo más amaba,
de pesares llenos. venid a la luz del alba.
Con ojos serenos
la mal casada, Venid a la luz del día,
que miraba la mar non trayáis compañía.
cómo es ancha y larga.
Muy ancho es el mar Venid a la luz del día,
que miran sus ojos, non traigáis gran compañía.
2
aunque a sus enojos
bien puede igualar.
Mas por se alegrar
la mal casada,
que miraba la mar
cómo es ancha y larga.

ACTIVIDADES

1. De los poemas propuestos en este apartado, ¿cuáles son «canciones de amigo»? ¿Qué tienen
en común con las jarchas?

2. ¿En qué zonas de la Península se desarrolló la «canción de amigo»? ¿Es un género


autóctono?

3. ¿Cuál de estas canciones es una «albada»? ¿Por qué? ¿Qué función tiene el paralelismo?

4. Explica el simbolismo que contienen los siguientes versos de la canción 5: «Yo me iba, mi
madre, / las rosas coger: / hallé mis amores / dentro en el vergel».

5. Marca en la canción 2 el estribillo y la glosa o mudanza.

6. Analiza algunos aspectos de la letrilla de Góngora (Aprended, flores, de mí,…)

a. Comenta el contraste entre el «ayer» y el «hoy» que aparecen en el estribillo.

b. El humor apicarado y la angustia vital propios de la cosmovisión barroca no están


presentes en esta poesía. Sin embargo, ¿en qué versos hay una detención y deleite en
el tema de la belleza?

c. ¿Con qué otras flores se compara la flor de la maravilla y a qué conclusión se llega?

d. La última estrofa es la más humorística. ¿Por qué dice que el girasol es el «Matusalén
de las flores»?

1
Se refiere a la desatención del marido.
2
Aquí significa penas.
3
La palabra amigo es aquí sinónima de amante, donde lo habitual es que la voz que se
expresa en el poema sea una mujer joven y enamorada.

8
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

3. Poesía épica. Los cantares de gesta (Mester de juglaría)

Destierro del Cid (vv. 1-14)

Con sus ojos muy grandemente llorando


De los sus ojos tan fuerte mientre llorando,
tornaba la cabeza y estábalos mirando:
Tornaba la cabeza & estabalos catando;
vio las puertas abiertas, los postigos sin candado,
Vio puertas abiertas & uzos sin cañados,
las perchas vacías sin pieles y sin mantos
Alcandaras vazias sin pieles & sin mantos
y sin halcones y sin azores mudados.
Y sin falcones y sin adtores mudados.
Suspiró mío Cid triste y apesadumbrado.
Suspiro mio Çid, ca mucho habia grandes cuidados,
Habló mío Cid y dijo prudentemente:
Fablo mio Çid bien y tan mesurado:
«¡Loor a ti, señor Padre, que estás en lo alto!
Grado a Ti, Señor Padre, que estas en alto.
Esto me han urdido mis enemigos malos».
¡Esto me han vuelto mios enemigos malos!

Ya cabalgan aprisa, ya aflojan las riendas.


Alli piensan de aguijar, alli sueltan las riendas.
Al salir de Vivar, tuvieron la corneja diestra,
A la exida de Bivar hobieron la corneja diestra,
y entrando en Burgos, tuviéronla siniestra.
Y entrando a Burgos hobieronla siniestra.
El Cid se encogió de hombros y meneó la cabeza:
Meçio mio Çid los hombros & engrameo la tiesta.
«¡Albricias, Álvar Fáñez, que si ahora nos destierran
¡Albriçia, Albar Fañez, ca echados somos de tierra
con muy gran honra tornaremos a Castiella!»
con muy grand honra tornaremos a Castiella!

“uzos” (v. 3): postigos, puerta


”cañado” (v. 3): candado
”alcándara” (v. 4): percha. De las perchas colgaban las prendas de piel propias de los hombres
ricos. Además, las perchas servían para mantener atados las aves que se utilizaban para la caza.
”falcones” (v. 5): halcón, pájaro fuerte que se usa para la caza.
”adtores” (v. 5): azores, pájaros fuertes; mudados: que habían cambiado las plumas, por lo tanto
ya están preparados para la caza.
”ca” (v. 6): porque, pues.
”grandes cuidados” (v. 6): apesadumbrado, muy triste
”me han vuelto” (v. 9): me han urdido, han conspirado contra mí
”corneja diestra ... siniestra” (v. 11-12): ver una corneja (pájaro negro) a la derecha (diestra).
En la época se creía que los pájaros anunciaban el futuro. Si volaba por la derecha era señal de
buena suerte; si lo hacía por la izquierda indicaba mala fortuna. El Cid está recibiendo mensajes
contradictorios.
significaba buena fortuna; a la izquierda (siniestra) indicaba mala fortuna
”albricia” (v. 14): felicitémonos

Álvar Fáñez es un personaje histórico, se sabe que fue o primo o sobrino del Cid. El Cantar lo
presenta como su mejor ayudante y consejero y como su guerrero más leal.

10
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Batalla contra moros (vv. 715-777)

Embraçan los escudos delante los coraçones, Embrazan los escudos ante sus corazones,

Abaxan las lanzas a vueltas de los pendones enristran las lanzas, además de los pendones,

Enclinaron las caras de suso de los arzones, inclinaron las caras encima de los arzones,

banlos ferir de fuertes coraçones íbanlos a atacar con fuertes corazones.

A grandes voces llama el que en buen hora nasco A grandes voces llama el que en buena hora nació:

¡Feridlos, caballeros, por amor de caridad! «¡Atacadlos, caballeros, por amor del Criador!

¡Yo soy Ruy Diaz, el Çid Campeador de Bivar! «¡Yo soy Ruy Díaz de Vivar, el Cid Campeador!»

Todos fieren en el haz do esta Pero Vermuez; Todos atacan al haz donde está Per Bermudoz.

trezientas lanças son, todas tienen pendones, Trescientas lanzas son, todas llevan pendón;

Seños moros mataron todos de seños colpes, trescientos moros matan al primer empujón,

A la tornada que fazen otros tantos son. y al hacer la tornada otros tantos muertos son.

¡Veriedes tantas lanzas y alçar, Allí vierais tantas lanzas subir y bajar,

Tanta adagara foradar y pasar, tanta adarga horadar y pasar,

Tanta loriga falsa desmanchar tanta loriga romper y rajar,

Tantos pendones blancos salir bermejos en sangre, tantos pendones blancos rojos de sangre quedar,

Tantos buenos caballos sin sus dueños andar! tantos buenos caballos sin sus dueños andar.

Los moros llaman: ¡Mafomat! Y los cristianos: ¡Sant Yaguo! Oyerais a unos, «¡Mahoma!»; a otros, «¡Santiago!» gritar.
Caien en un poco de logar moros muertos mill y trezientos Yacían por el campo en poco lugar mil y trescientos
ya. moros muertos, ya.

¡Qual lidia bien sobre exorado arzon ¡Qué bien que estaba luchando sobre su dorado arzón

Mio Çid Ruy Diaz, el buen lidiador! don Rodrigo de Vivar, ese buen Campeador!

Minaya Alvar Fañez que Corita mando, Están con él Álvar Fáñez, el que Zurita mandó

Martin Antolinez el burgales de pro, el buen Martín Antolínez, ese burgalés de pro,

Muño Gustioz, que fue su criado, Muño Gustioz que en la misma casa del Cid se crió,

Martin Muñoz, el que mando a Monte Mayor, Martín Muñoz el que estuvo mandando Montemayor,

Alvar Alvarez y Alvar Salvadorez, ÁIvar Salvadórez y el buen Álvar Alvaroz,

Galin Garçia, el bueno de Aragon, ese Galindo Garcíaz, buen guerrero de Aragón,

Felez Muñoz, su sobrino del Campeador, y el sobrino de Rodrigo por nombre Félez Muñoz.

Desi adelante, quantos que hy son Con ellos la tropa entera del Cid en la lucha entró

Acorren la seña y a mio Çid el Campeador. a socorrer la bandera y a su Cid Campeador.

A Minaya Alvar Fañez mataronle el caballo, Al buen Minaya Álvar Fáñez le mataron el caballo

Bien lo acorren mesnadas de cristianos; pero a socorrerle fueron las mesnadas de cristianos.

La lança ha quebrada, al espada metio mano, La lanza tiene quebrada, a la espada metió mano,

Maguer de pie, buenos colpes va dando. aunque luchaba de pie buenos tajos iba dando.

Violo mio Çid Ruy Diaz el castellano, Ya le ha visto Mío Cid Ruy Díaz el Castellano,

Acostose a un aguazil que tenie buen caballo, se va para un jefe moro que tenía buen caballo

Diole tal espadada con el su diestro braço, y con la mano derecha descárgale fuerte tajo,

Cortolo por la çintura el medio echo en campo. por la cintura le corta y le echa en medio del campo.

A Minaya Alvar Fañez ibale dar el caballo. Al buen Minaya Álvar Fáñez le fue a ofrecer el caballo.

¡Cabalgad, Minaya, vos sodes el mio diestro braço! ”Cabalgad en él, Minaya, que vos sois mi diestro brazo.

Hoy en este dia de vos habre grande bando; Hoy de todo vuestro apoyo me veo necesitado;

Firmes son los moros, aun no se van del campo. muy firmes están los moros, no ceden aún el campo:

11
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Cabalgo Minaya, el espada en la mano, es menester que otra vez fuertes les arremetamos”.
Por estas fuerças fuertemiente lidiando, Montó a caballo Minaya, y con su espada en la mano
A los que alcança valos delibrando. por entre las fuerzas moras muy bravo siguió luchando.
Mio Çid Ruy Diaz, el que en buen hora nasco Enemigos que él alcanza la vida les va quitando.
Al Rey Fariz tres colpes le habia dado, Mientras tanto Mío Cid de Vivar el bienhadado
Los dos le fallen y el uno le ha tomado; al emir Fáriz tres tajos con la espada le ha tirado
Por la loriga ayuso la sangre destellado. le fallan los dos primeros, el tercero le ha acertado;
Volvio la rienda por irsele del campo; ya por la loriga abajo va la sangre destilando,
Por aquel colpe rancado es el fonsado. vuelve grupas el emir para escaparse del campo.
Martin Antolinez un colpe dio a Galve, Por aquel golpe del Cid la batalla se ha ganado.
Las carbonclas del yelmo echoselas aparte, El buen Martín Antolínez un buen tajo a Galve da,
Cortole el yelmo, que llego a la carne; los rubíes de su yelmo los parte por la mitad,
Sabed, el otro no se lo oso esperar. la lanza atraviesa el yelmo, a la carne fue a llegar;
Arrancado es el rey Fariz y Galve. el rey moro el otro golpe ya no lo quiso esperar.
¡Tan buen dia por la cristiandad, Los reyes Fáriz y Galve derrotados están ya.
Ca fuyen los moros de la parte! ¡Qué buen día que fue aquel, Dios, para la cristiandad!
Los de Mio Çid firiendo en alcançe, Por una y por otra parte los moros huyendo van.
El rey Fariz en teruel se fue entrar Los hombres de Mío Cid los querían alcanzar,
Y a Galve no lo cogieron alla, el rey Fáriz en Terrera se ha llegado a refugiar,
Para Calatayuth, quanto puede, se va; pero a Galve no quisieron abrirle la puerta allá;
El Campeador ibalo en alcançe, a Calatayud entonces a toda prisa se va.
Fasta Calatayuth duro el segudar. Pero el Cid Campeador le persigue sin parar
y va detrás del rey moro hasta la misma ciudad.

embrazan (v.715): pasan el brazo por el asa del escudo y se lo ponen delante del pecho.
abaxan (v.716): enristran, bajan.
pendones (v.716): banderas o estandartes. Han puesto las lanzas de las que cuelgan los pendones
en posición horizontal para herir al enemigo.
arzón (v.717): parte delantera de la silla de montar.
a la tornada que fazen (v.725): virar para atacar desde la dirección opuesta, volver a la carga.
adagara (v.727): escudo de cuero.
foradar (v.727): agujerear, atravesar de parte a parte.
loriga (v.728): armadura flexible compuesta por anillas de metal entrelazadas que servía para
defender el cuerpo, cota de malla.
Sant Yaguo (v.731): Santiago, santo patrón a quien los cristianos dedicaban sus batallas.
arzón (v.733): parte delantera o trasera que une los dos brazos longitudinales del fuste de una silla
de montar.
de pro (v.736): que se distingue por sus buenas cualidades.
mesnadas (v.745): compañía de gente de armas que servía bajo el mando del rey o de un
ricohombre o caballero principal.

12
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Afrenta de Corpes (vv. 2689-2762)

Ya movieron del Ansarera los ifantes de Carrion, Ya se marchan de Ansarera los infantes de Carrión,

Acogense a andar de dia y de noche; de día y de noche andan, no se dan descanso, no,

A siniestro dexan Atienza, una peña muy fuerte, dejan a la izquierda Atienza, un fortísimo peñón,

La sierra de Miedes pasaronla estonçes, ya la gran sierra de Miedes detrás de ellos se quedó

Por los Montes Claros aguijan a espolon. y por esos montes Claros cabalgan más y mejor.

A siniestro dexan a Griza, que Alamos poblo, A un lado dejan a Griza, la que Álamos pobló,

Alli son caños, do a Elpha ençerro, y las cuevas donde a Elfa este Álamos encerró.

A diestro dexan a San Esteban, mas cae aluen. San Esteban de Gormaz allá a la diestra se vio.

Entrados son los ifantes al robredo de Corpes, En el robledal de Corpes entraron los de Carrión,

Los montes son altos, las ramas pujan con las nubes, las ramas tocan las nubes, muy altos los montes son

Y las bestias fieras, que andan aderredor. y muchas bestias feroces rondaban alrededor.

Fallaron un vergel con una limpia fuente; Con una fuente se encuentran y un pradillo de verdor.

Mandan fincar la tienda ifantes de Carrion, Mandaron plantar las tiendas los infantes de Carrión

Con quantos que ellos traen hy yazen esa noche, y esa noche en aquel sitio todo el mundo descansó.

Con sus mugieres en braços de muestranles amor. Con sus mujeres en brazos señas les dieron de amor.

¡Mal se lo cumplieron, quando salie el sol! ¡Pero qué mal se lo cumplen en cuanto que sale el sol!

Mandaron cargar las azemilas con grandes haberes, Mandan cargar las acémilas con su rica cargazón,

Cogida han la tienda do albergaron de noche, mandan plegar esa tienda que anoche los albergó.

Adelante eran idos los de criazon, Sigan todos adelante, que luego irán ellos dos:

Asi lo mandaron los ifantes de Carrion, esto es lo que mandaron los infantes de Carrión.

Que no hy fincase ninguno, mugier ni varon, No se quede nadie atrás, sea mujer o varón,

Sino amas sus mugieres doña Elvira y doña Sol: menos las esposas de ellos, doña Elvira y doña Sol,

Deportarse quieren con ellas a todo su sabor. porque quieren solazarse con ellas a su sabor.

Todos eran idos, ellos quatro solos son; Quédanse solos los cuatro, todo el mundo se marchó.

Tanto mal comidieron los ifantes de Carrion. Tanta maldad meditaron los infantes de Carrión.

Bien lo creades, doña Elvira y doña Sol, ”Escuchadnos bien, esposas, doña Elvira y doña Sol:

Aqui seredes escarnidas en estos fieros montes. vais a ser escarnecidas en estos montes las dos,

Hoy nos partiremos y dexadas seredes de nos. nos marcharemos dejándoos aquí a vosotras, y no

No habredes parte en tierras de Carrion, tendréis parte en nuestras tierras del condado de Carrión.

Iran aquestos mandados al Çid Campeador; Luego con estas noticias irán al Campeador

Nos vengaremos: ¡aquesta por la del leon! y quedaremos vengados por aquello del león.”

Alli les tuellen los mantos y los pelliçones, Allí los mantos y pieles les quitaron a las dos,

Paranlas en cuerpos y en camisas y en çiclatones; sólo camisa y brial sobre el cuerpo les quedó.

Espuelas tienen calçadas los malos traidores, Espuelas llevan calzadas los traidores de Carrión,

En mano prenden las çinchas fuertes y duradores. cogen en las manos cinchas que fuertes y duras son.

Quando esto vieron las dueñas, fablaba doña Sol. Cuando esto vieron las damas así hablaba doña Sol:

¡Por Dios vos rogamos, don Diego y don Fernando! ”Vos, don Diego y don Fernando, os lo rogamos por Dios,

Dos espadas tenedes fuertes y tajadores, sendas espadas tenéis de buen filo tajador,

A la una dizen Colada y al otra Tizon; de nombre las dos espadas, Colada y Tizona, son.

Cortadnos las cabeças, martires seremos nos, Cortadnos ya las cabezas, seamos mártires las dos,

Moros y cristianos departiran d’esta razon, así moros y cristianos siempre hablarán de esta acción,

Que por lo que nos mereçemos no lo prendemos nos; que esto que hacéis con nosotras no lo merecemos, no.

13
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Atan malos ensiemplos no fagades sobre nos; No hagáis esta mala hazaña, por Cristo nuestro Señor,
Si nos fueremos majadas, abiltaredes a vos, si nos ultrajáis caerá la vergüenza sobre vos,
Retraer vos lo han en vistas o en cortes. y en juicio o en corte han de pediros la razón.”
Lo que ruegan las dueñas no les ha ningun pro. Las damas mucho rogaron, mas de nada les sirvió;
Esora les compieçan a dar los ifantes de Carrion, empezaron a azotarlas los infantes de Carrión,
Con las çinchas corredizas majanlas tan sin sabor, con las cinchas corredizas les pegan sin compasión,
Con las espuelas agudas, donde ellas han mal sabor; hiérenlas con las espuelas donde sientan más dolor,
Rompien las camisas y las carnes a ellas amas a dos. y les rasgan las camisas y las carnes a las dos,
Limpia salie la sangre sobre los çiclatones, sobre las telas de seda limpia la sangre asomó.
Ya lo sienten ellas en los sus coraçones, Las hijas del Cid lo sienten en lo hondo del corazón.
¡Qual ventura serie esta, si ploguiese al Criador ¡Oh, qué ventura tan grande si quisiera el Creador
Que asomase esora el Çid Campeador! que asomase por allí Mío Cid Campeador!
Tanto las majaron que sin cosimente son, Desfallecidas se quedan, tan fuertes los golpes son,
Sangrientas en las camisas y todos los çiclatones. los briales y camisas mucha sangre los cubrió.
Cansados son de ferir ellos amos a dos, Bien se hartaron de pegar los infantes de Carrión,
Ensayandose amos qual dara los mejores colpes. esforzándose por ver quién les pegaba mejor.
Ya no pueden fablar doña Elvira y doña Sol, Ya no podían hablar doña Elvira y doña Sol.
Por muertas las dexaron en el robredro de Corpes. Lleváronse los infantes los mantos y pieles finas
Llevaronles los mantos y las pieles armiñas, y desmayadas las dejan, en briales y camisas,
Mas dexanlas marridas en briales y en camisas entre las aves del monte y tantas fieras malignas.
Y a las aves del monte y a las bestias de la fiera guisa; Por muertas se las dejaron, por muertas, que no por vivas.
Por muertas las dexaron, sabed, que no por vivas. ¡Qué suerte si ahora asomase el Campeador Ruy Díaz!
¡Qual ventura serie, si asomase esora el Çid Campeador! ”Los infantes de Carrión por muertas se las dejaron
Los ifantes de Carrion en el robredo de Corpes Ni la una ni la otra darse podían amparo
Por muertas las dexaron, Los de Carrión por aquellos montes se van alabando:
Que la una al otra no le torna recaudo; ”Ya de aquellos casamientos estamos muy bien vengados,
Por los montes do iban ellos, ibanse alabando. no debimos por mancebas siquiera, haberlas tomado,
De nuestros casamientos agora somos vengados. porque para esposas nuestras son de linaje muy bajo.
No las debiemos tomar por barraganas, La deshonra del león ya se va vengando.”
--¡Si no fuesemos rogados!--
Pues nuestras parejas no eran para en braços.
La deshondra del leon asi se ira vengando.

azemilas (v.2705): mula o asno de carga.


deportarse (v.2711): divertirse, gozar.
escarnidas (v.2715): deshonradas, maltratadas.
çiclatones (v. 2721): brial, ropa interior
çinchas (v. 2723): cinchas, faja de cáñamo, lana, cerda, cuero o esparto, con que se asegura
la silla o albarda sobre la cabalgadura, ciñéndola ya por detrás de los codillos o ya por
debajo de la barriga y apretándola con una o más hebillas.
barraganas (v.2759): mancebas, concubinas.

14
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

• CANTAR DEL DESTIERRO. SECUENCIA [1-14]

1. ¿Qué tres cantares integran la estructura externa del Cantar de mío Cid?

2. ¿Cuál es el tema de este fragmento?

3. «De los sus ojos / tan fuertemente llorando»; explica en qué consiste esta figura
retórica. ¿Qué sentimiento transmiten estos catorce primeros versos del Cantar?
¿Qué rasgos afloran sobre la personalidad del héroe?

4. Si añadimos el verso 15, «Con gran honra por Castilla / entraremos a la vuelta»,
¿cómo reacciona el Cid ante las contrariedades? Según este mismo verso, ¿cuál
es el tema principal del Cantar? ¿Por qué la estructura interna del Cantar se
basa en el honor-deshonor?

• SECUENCIA [715-777]

5. ¿Cómo están agrupados los versos? ¿Qué medida tienen? ¿Cómo es la rima?

6. Señala rasgos del estilo épico.

7. ¿Qué le ocurre a Minaya Álvar Fáñez durante el combate? ¿Quién lo socorre?

8. Un rasgo sobresaliente de la épica francesa es la exageración a la hora de relatar


hazañas bélicas. La épica española es más realista. No obstante, en un momento
de esta secuencia hay una acción bélica por parte del Cid algo exagerada; ¿en
qué versos sucede esto? Coméntalos.

9. Elabora una lista con la terminología «militar» desde el verso 762 (de la
secuencia anterior) hasta el final de esta secuencia (777). Copia los significados.

• CANTAR DE LA AFRENTA DE CORPES. SECUENCIA [2689-2762]

10. ¿Desde cuándo están resentidos los infantes de Carrión? ¿Cómo deciden
vengarse? ¿Dónde se manifiesta su crueldad? ¿Cómo se expresa el juglar ante
tales acontecimientos?

15
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

16
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

4. Gonzalo de Berceo, Milagros de Nuestra Señora, XIV (ca. 1260) – Mester de Clerecía (I)

La imagen respetada por el incendio


San Miguel de la Tumba es un grand monesterio, San Miguel de la Tumba es un gran monasterio
el mar lo cerca todo, elli yaze en medio, el mar lo cerca todo, él yace en medio:
el logar perigloso do sufren grand lazerio el lugar peligroso, donde sufren gran lacerio
los monges que ý viven en essi cimiterio. los monjes que allí viven en ese monasterio.

En esti monesterio que avemos nomnado, En este monasterio que hemos nombrado,
avié de buenos monges buen convento provado, había de buenos monjes (en el) buen convento probado,
altar de la Gloriosa rico e muy onrrado, (un) altar de la Gloriosa rico y muy honrado,
en él rica imagen de precio muy granado. en él rica imagen, de precio muy granado.

Estava la imagen en su trono posada, Estaba la imagen en su trono sentada,


so fijo en sus brazos, cosa es costumnada, su hijo en sus brazos, cosa es acostumbrada
los reïs redor ella, sedié bien compannada, los reyes en redor de ella, estaba bien acompañada,
como rica reína de Dios santificada. como rica reina de Dios santificada.

Tenié rica corona como rica reína, Tenía rica corona como rica reina
de suso rica impla en logar de cortina, arriba rica toca en lugar de cortina,
era bien entallada, de lavor muy fina, era bien entallado, de labor muy fina,
valié más essi pueblo que la avié vezina. valía más este pueblo que la tenía por vecina.

Colgava delant ella un buen aventadero, Colgaba delante de ella un buen aventadero,
en el seglar lenguaje dízenli moscadero; en el lenguaje seglar lo llaman mosquitero:
de alas de pavones lo fizo el obrero, con alas de pavo real lo hizo el obrero,
luzié como estrellas, semejant de luzero. lucía como estrellas, semejante al lucero.

Cadió rayo del cielo por los graves peccados, Cayó rayo del cielo por los graves pecados,
encendió la eglesia de todos quatro cabos, incendió la iglesia por los cuatro costados,
quemó todos los libros e los pannos sagrados, quemó todos los libros y los paños sagrados,
por pocco que los monges que non foron quemados. por poco que los monjes no fueron quemados.

Ardieron los armarios e todos los frontales, Ardieron los armarios y todos los frontales
las vigas, las gateras, los cabrios, los cumbrales, las vigas, las gateras, los cabríos, los cumbrales
ardieron las ampollas, cálizes e ciriales, ardieron las ampollas, cálices y ciriales,
sufrió Dios essa cosa como faz otras tales. sufrió Dios esa cosa como acepta otras tales.

Maguer que fue el fuego tan fuert e tan quemant, Aunque ese fuego fue tan fuerte y tan quemante,
nin plegó a la duenna nin plegó al ifant, no llegó a la Dueña, ni llegó al Infante,
nin plegó al flabello que colgava delant, ni llegó al abanico que estaba delante,
ni li fizo de danno un dinero pesant. ni le hizo de daño un dinero sonante.

Nin ardió la imagen nin ardió el flabello, Ni ardió la imagen, ni ardió el abanico,
nin prisieron de danno quanto val un cabello; no recibieron de daño ni lo que vale un cabello,
solamiente el fumo non se llegó a ello, ni siquiera el humo se acercó a ellos
ni'l nució más que nuzo yo al obispo don Tello. ni molestó más que lo que yo molesto al obispo don Tello.

Continens e contentu fue todo astragado Continente y contenido, todo fue arrasado,
tornó todo carbones, fo todo asolado, tornó todo carbones, fue todo asolado:
mas redor de la imagen, quanto es un estado, mas al rededor de la imagen, cuanto es un estado
non fizo mal el fuego ca non era osado. no hizo mal el fuego, pues no era osado.

Esto tovieron todos por fiera maravella, Esto lo consideraron todos una gran maravilla,
que nin fumo nin fuego non se llegó a ella, que ni humo ni fuego llegara basta ella,
que sedié el flabello más claro que estrella, que estaba el abanico más claro que estrella,
el ninno muy fermoso, fermosa la ponzella. el niño muy hermoso, hermosa la doncella.

El precioso miraclo non cadió en oblido, El precioso milagro no cayó en olvido,


fue luego bien dictado, en escripto metido; fue pronto dictado y puesto por escrito,
mientre el mundo sea será él retraído; mientras el mundo exista será repetido,
algún malo por ello fo a bien combertido. algún malvado por él fue al bien convertido.

La Virgo benedicta, reína general, La Virgen bendita, reina general,


como libró su toca de esti fuego tal, como libró su toca de este juego igual,
asín libra sus siervos del fuego perennal, así libra a sus siervos del fuego eternal,
liévalos a la Gloria do nunqua vean mal. los lleva a la gloria donde nunca vean el mal.

17
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

• San Miguel de la Tumba es un gran monasterio: Monasterio en una isla en el


golfo entre Normandía y Bretaña, actualmente conocido como Mont-St. Michel.
El incendio al que refiere el milagro tuvo lugar el 25 de abril de 1112, Viernes
Santo según los cronistas del monasterio.
• muy granado: De gran valor.
• toca: velo o corona
• aventadero: Abanico para espantar moscas
• en el lenguaje seglar: En lenguaje del vulgo.
• frontales: Adornos de la parte delantera del altar.
• las vigas, las gateras, los cabríos, los cumbrales: las vigas del techo, las
ventanas del techo o gateras y los maderos o cabrios que se unen en la viga
central o cumbral para formar el caballete el tejado.
• ardieron las ampollas, cálices y ciriales: ampollas o vinajeras (jarra pequeña
utilizada en misa para llevar el agua y el vino que se emplean en la
consagración.); ciriales o candelabros para cirios.
• la Dueña: la Virgen
• don Tello: Obispo de Palencia hasta 1426. Fue rector de la universidad de
Palencia. Berceo estuvo vinculado a él y a la universidad de Palencia.
• continente y contenido: por dentro y por fuera.
• cuanto es un estado: Medida de longitud, equivalente a tres metros y treinta y
tres centímetros.
• repetido: recordado, explicado
• siervo: devoto, creyente

ACTIVIDADES

1. Resume el contenido del texto.

2. ¿Qué tipo de relación feudal se establece entre la Virgen y sus devotos?

3. Busca en el texto la introducción, el nudo y el desenlace. Glosa el contenido de cada una


de esas partes.

4. Las obras medievales tienen una intención moralizante. ¿Dónde se encuentra la moraleja o
requisitoria en este texto? Coméntala.

5. Indica algunas características propias del mester de clerecía y justifícalas con el texto.

18
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

19
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

5. Romancero viejo, “Romance del conde Arnaldos”, “Romance de la jura de Santa Agueda”
(siglos XIV-XV)

Romance del conde Arnaldos


1 2
¡Quién hubiera tal ventura
sobre las aguas del mar,
como hubo el conde Arnaldos
3
la mañana de san Juan!
Yendo a buscar la caza
4
para su falcón cebar ,
vio venir una galera
que a tierra quiere llegar;
las velas trae de seda,
5
jarcias de oro torzal,
áncoras tiene de plata,
tablas de fino coral.
Marinero que la guía
diciendo viene un cantar,
que la mar ponía en calma,
6
los vientos hace amainar ,
las aves que van volando
al mástil vienen posar,
los peces que andan al fondo
arriba los hace andar.
Allí habló el infante Arnaldos
bien oiréis lo que dirá:
–Por tu vida el marinero
dígasme ahora ese cantar.
Respondiole el marinero
tal respuesta le fue a dar:
–Yo no digo mi canción
sino a quien conmigo va.

ACTIVIDADES

1. Resume el contenido del romance y comenta la estructura.

2. Los romances pueden clasificarse según la temática y la procedencia. ¿A qué grupo


o tipología responde éste?

3. Comenta las principales características, en cuanto al estilo, de los romances. Apoya


tus argumentos en el texto.

1
tuviera
2
Fortuna, buena suerte.
3
Al situar la acción en la mañana de san Juan, el romance insinúa sucesos extraordinarios,
pues
tal festividad se identificó desde antiguo con lo mágico.
4
entrenar el halcón para la caza
5
Las cuerdas con que se sostenían los palos del barco y se manejaban las velas (jarcias) eran
hilos de oro trenzado (oro torzal).
6
aflojar, perder fuerza

20
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

LA JURA DE SANTA GADEA

En Santa Gadea de Burgos En santa Agueda de Burgos,


do juran los hijosdalgo, do juran los hijosdalgo,
allí toma juramento le toman jura a Alfonso
el Cid al rey castellano, por la muerte de su hermano;
sobre un cerrojo de hierro tomábasela el buen Cid,
y una ballesta de palo. ese buen Cid castellano,
Las juras eran tan recias sobre un cerrojo de hierro
que al buen rey ponen espanto. y una ballesta de palo
—Villanos te maten, rey, y con unos evangelios
villanos, que no hidalgos; y un crucifijo en la mano.
abarcas traigan calzadas, Las palabras son tan fuertes
que no zapatos con lazo; que al buen rey ponen espanto;
traigan capas aguaderas, -Villanos te maten, Alonso,
no capuces ni tabardos; villanos, que no hidalgos,
con camisones de estopa, de las Asturias de Oviedo,
no de holanda ni labrados; que no sean castellanos;
cabalguen en sendas burras, mátente con aguijadas,
que no en mulas ni en caballos, no con lanzas ni con dardos;
las riendas traigan de cuerda, con cuchillos cachicuernos,
no de cueros fogueados; no con puñales dorados;
mátente por las aradas, abarcas traigan calzadas,
no en camino ni en poblado; que no zapatos con lazo;
con cuchillos cachicuernos, capas traigan aguaderas,
no con puñales dorados; no de contray ni frisado;
sáquente el corazón vivo, con camisones de estopa,
por el derecho costado, no de Holanda ni labrados;
si no dices la verdad caballeros vengan en burras,
de lo que te es preguntado: que no en mulas ni en caballos;
si tú fuiste o consentiste frenos traigan de cordel,
en la muerte de tu hermano. que no cueros fogueados.
Las juras eran tan fuertes Mátente por las aradas,
que el rey no las ha otorgado. que no en villas ni en poblado,
Allí habló un caballero sáquente el corazón
de los suyos más privado: por el siniestro costado;
—Haced la jura, buen rey, si no dijeres la verdad
no tengáis de eso cuidado, de lo que te fuere preguntando,
que nunca fue rey traidor, si fuiste, o consentiste
ni Papa descomulgado. en la muerte de tu hermano.
Jura entonces el buen rey Las juras eran tan fuertes
que en tal nunca se ha hallado. que el rey no las ha otorgado.
Después habla contra el Cid Allí habló un caballero
malamente y enojado: que del rey es más privado:
—Mucho me aprietas, Rodrigo, -Haced la jura, buen rey,
Cid, muy mal me has conjurado, no tengáis de eso cuidado,
mas si hoy me tomas la jura, que nunca fue rey traidor,
después besarás mi mano. ni papa descomulgado.
—Aqueso será, buen rey, Jurado había el rey
como fuer galardonado, que en tal nunca se ha hallado;
porque allá en cualquier tierra pero allí hablara el rey
dan sueldo a los hijosdalgo. malamente y enojado:
—¡Vete de mis tierras, Cid, -Muy mal me conjuras, Cid,
mal caballero probado, Cid, muy mal me has conjurado,
y no me entres más en ellas, mas hoy me tomas la jura,
desde este día en un año! mañana me besarás la mano.
—Que me place —dijo el Cid—. -Por besar mano de rey
que me place de buen grado, no me tengo por honrado,
por ser la primera cosa porque la besó mi padre

21
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

que mandas en tu reinado. me tengo por afrentado.


Tú me destierras por uno -Vete de mis tierras, Cid,
yo me destierro por cuatro. mal caballero probado,
Ya se partía el buen Cid y no vengas más a ellas
sin al rey besar la mano; dende este día en un año.
ya se parte de sus tierras, -Pláceme, dijo el buen Cid,
de Vivar y sus palacios: pláceme, dijo, de grado,
las puertas deja cerradas, por ser la primera cosa
los alamudes echados, que mandas en tu reinado.
las cadenas deja llenas Tú me destierras por uno,
de podencos y de galgos; yo me destierro por cuatro.
sólo lleva sus halcones, Ya se parte el buen Cid,
los pollos y los mudados. sin al rey besar la mano,
Con el iban los trescientos con trescientos caballeros,
caballeros hijosdalgo; todos eran hijosdalgo;
los unos iban a mula todos son hombres mancebos,
y los otros a caballo; ninguno no había cano;
todos llevan lanza en puño, todos llevan lanza en puño
con el hierro acicalado, y el hierro acicalado,
y llevan sendas adargas y llevan sendas adargas
con borlas de colorado. con borlas de colorado.
Por una ribera arriba Mas no le faltó al buen Cid
al Cid van acompañando; adonde asentar su campo.
acompañándolo iban
mientras él iba cazando.

• En santa Agueda de Burgos: Parroquia menor de Burgos.


• do: donde
• hijosdalgos: Nobles que juran obediencia a los estamentos de su clase social.
• jura: juramento
• villanos: Habitantes de villas, esto es, campesinos. No deja de resultar una ofensa
terrible.
• aguijadas: varas con punta de hierro
• cachicuernos: con las cachas (las caras del mango) de cuerno
• abarcas: Calzado pobre, propio de campesinos.
• aguaderas: capas más toscas y embetunadas para impermeabilizarlas.
• contray, frisado: tejidos nobles
• estopa: parte basta y gruesa de lino o cáñamo
• labrados: bordados
• afrentado: ofendido, humillado
• acicalado: reluciente
• adargas: escudos de cuero
• borlas: adornos

ACTIVIDADES

1. Clasifica este romance e indica a qué ciclo pertenece.


2. Pon en relación los hechos que se narran con el Poema de Mío Cid.
3. ¿Es el Cid de La jura de Santa Águeda psicológicamente el mismo que el del
Cantar?

22
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

23
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

6. Libro de buen amor, vv. 653-656, 697-701, 878-882, 950-971 (primer tercio del siglo XIV) –
El Mester de Clerecía (II)

CUARTA DAMA. LA VIUDA DOÑA ENDRINA

Aquí dize de cómo fue fablar con doña Endrina el Arçipestre (653-656)
(Primera entrevista del galán con doña Endrina)

¡Ay Dios, e quán fermosa viene doña Endrina por la plaça! ¡ Ay, Dios, cuan hermosa viene doña Endrina por la plaza!
¡Qué talle, qué donayre, qué alto cuello de garça! ¡Ay, qué talle, qué donaire, qué alto cuello de garza!
¡Qué cabellos, qué boquilla, qué color, que buenandança! ¡Qué cabellos, qué boquita, qué color, qué buenandanza!
Con saetas de amor fiere quando los sus ojos alça. Con saetas de amor hiere cuando los sus ojos alza.

Pero tal lugar non era para fablar en amores, Pero tal lugar no era para conversar de amores;
a mí luego me vinieron muchos miedos e temblores, acometiéronme luego muchos miedos y temblores,
los mis pies e las mis manos non eran de sí señores, los mis pies y las mis manos no eran de sí señores,
perdí seso, perdí fuerza, mudáronse mis colores. perdí seso, perdí fuerza, mudáronse mis colores.

Unas palabras tenía pensadas por le dezir, Unas palabras tenía pensadas para decir,
el miedo de las compañas me fasíen al departir, la vergüenza ante la gente otras me hace proferir;
apenas me conosçía nin sabía por dó ir, apenas era yo mismo, sin saber por dónde ir;
con mi voluntat mis dichos non se podían seguir. mis dichos y mis ideas no conseguían seguir.

Fablar con muger en plaça es cosa muy descobierta, Hablar con mujer en plaza es cosa muy descubierta
a bezes mal perro atado tras mala puerta abierta, y, a veces, mal perro atado está tras la puerta abierta;
bueno es jugar fermoso, echar alguna cobierta, es bueno disimular, echar alguna cubierta,
adó es lugar seguro, es bien fablar cosa çierta. pues sólo en lugar seguro se puede hablar cosa cierta.

• donaire: Nobles que juran obediencia a los estamentos de su clase social.


• garza: ave zancuda de cuello largo y esbelto.
• saetas: flechas.

ACTIVIDADES

1. ¿Qué rasgos de la belleza de doña Endrina se destacan? ¿A qué ideal femenino


responden dentro de la tradición literaria?

24
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

El galán busca una vieja tercera: Trotaconventos (697-701)

Busqué trotaconventos qual me mandó el Amor, Busqué trotaconventos, cual me mandó el Amor,
de todas las maestras escogí la mejor, de entre las más ladinas escogí la mejor.
Dios e la mi ventura, que me fue guiador, ¡Dios y la mi ventura guiaron mi labor!
açerté en la tienda del sabio corredor. Acerté con la tienda del sabio vendedor.

Fallé una vieja qual avía menester, Pude dar con la vieja que había menester,
artera e maestra e de mucho saber, astuta y muy experta y de mucho saber;
doña Venus por Pánfilo non pudo más faser ni Venus por Pánfilo más cosas pudo hacer
de quanto fiso aquésta por me faser plaser. de las que hizo esta vieja para me complacer.

Era vieja buhona destas que venden joyas: Era una buhonera de las que venden joyas;
éstas echan el lazo, éstas cavan las foyas, éstas echan el lazo, éstas cavan las hoyas.
non hay tales maestras como éstas viejas troyas, Son estos viejos sapos, con sus sabias tramoyas,
éstas dan la maçada: si as orejas, oyas. quienes dan el mazazo: te conviene que oigas.

Como lo an de uso estas tales buhonas, Siguiendo su costumbre, estas tales buhonas
andan de casa en casa vendiendo muchas donas, andan de casa en casa, vendiendo muchas donas;
non se reguardan d'ellas, están con las personas, nadie sospecha de ellas, están con las personas,
fasen con el mucho viento andar las ataonas. mueven, con sus soplidos, molinos y tahonas.

Desque fue en mi casa esta vieja sabida, Tan pronto fue a mi casa esta vieja sabida,
díxele: «Madre señora, tan bien seades venida, díjele: —«Buena madre, seáis muy bien venida,
en vuestras manos pongo mi salud e mi vida, en vuestras manos pongo mi salud y mi vida,
si vos non me acorredes, mi vida es perdida». […] si no me socorréis, mi vida está perdida.

• Trotaconventos: alcahueta, tercera, celestina.


• Amor: personaje alegórico.
• ladinas: astutas, sagaces, taimadas.
• Pánfilo: “Pámphilus de amore”. Poema de la segunda mitad del siglo XII escrito en
latín en tono elegíaco. En el “Libro de Buen Amor” encontramos una adaptación
del “Pamphilus” en forma de relato en uno de los núcleos centrales del libro: el
pasaje que da cuenta de los amores de Don Melón y doña Endrina, que supone el
aprendizaje y la puesta en práctica de las artes amorosas.
• buhonera: vendedora ambulante.
• hoyas: hoyos para enterrar un cadáver.
• viejos sapos: rameras
• tramoyas: enredos dispuestos con ingenio, disimulo y maña.
• tahonas: molinos de harina cuyas ruedas se mueven con caballería.

ACTIVIDADES

2. ¿Cómo describe don Melón a la Trotaconventos? ¿De qué recurso literario se vale?

25
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

De cómo doña Endrina fue a casa de la vieja, e el arçipreste acabó lo que quiso (878-882)
(Trotaconventos contesta a las quejas de doña Endrina y le da consejos)

«Quando yo salí de casa, pues que veíades las redes, «Cuando yo salí de casa, pues que veíais las redes,
¿por qué fincábades con él sola entre estas paredes? ¿por qué os quedasteis con él a solas entre estas paredes?
A mí non rebtedes, fija, que vos lo meresçedes, A mí no me reprendáis ni culpéis, hija, que vos lo merecéis,
el mejor cobro que tenedes, vuestro mal que lo calledes. el mejor cobro que tenéis, vuestro mal que lo calléis.

»Menos de mal será que esto poco çeledes »Menos malo será que esto lo encubráis
que non que vos descobrades, et ansí vos pregonedes, que no que os descubráis, y lo pregonéis1,
casamiento que vos venga por esto non lo perderedes, casamiento que os venga por esto non lo perderéis,
mejor me paresçe esto que non que vos enfamedes. mejor me parece esto que no que perdáis la fama.

»E pues que vos desides, que es el daño fecho, »y pues que vos decís, que el daño está hecho,
defiéndavos et ayúdevos a tuerto e derecho, que os defienda y ayude a tuerto y a derecho,
fija, a daño fecho aved ruego, et pecho, hija, a daño hecho tened ruego, y pecho,
callad, guardat la fama, non salga de so techo. callad, guardad la fama, non salga de este techo.

»Si non parlase la picaza más que la codornís, »Si no hablase la picaza más que la codorníz,
non la colgarían en la plaza, nin reirían de lo que dis'; non la colgarían en la plaza, ni reirían de lo que dice;
castigadvos, amiga, de otra tal contraís, aprended, amiga, de esta desgracia,
que todos los omes fasen como don Melón Ortís.» que todos los hombres hacen como don Melón Ortíz.»

Doña Endrina le dixo: «¡Ay, viejas tan perdidas! Doña Endrina le dijo: «¡Ay, viejas tan perdidas!
a las mugeres traedes engañadas, vendidas; a las mujeres tenéis engañadas, vendidas;
ayer mil cobros me dabas, mil artes, mil salidas, ayer mil cobros me dabas, mil artes, mil salidas,
hoy, que só escarnida, todas me son fallesçidas.» hoy, que he sido deshomrada, todas han desaparecido.»

• a tuerto o a derecho: para bien o para mal.


• picaza: ave vocinglera capaz de reproducir palabras y trozos cortos de música.
• codorniz: ave gallinácea cuyo canto es muy sonoro y se oye a gran distancia.

ACTIVIDADES

3. ¿Cuál es el desenlace de este episodio?

26
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

SÉPTIMA SERRANA

De cómo el arçipreste fue a provar la sierra e de lo que le contesçió con la serrana (950-958)
(La serrana vaquera, chata del Malangosto)

Provar todas las cosas, el Apóstol lo manda: Probar todas las cosas, el Apóstol lo manda:
fui a provar la sierra, e fiz loca demanda; fui a probar la sierra, e hice loca demanda;
luego perdí la mula, non fallava vianda, luego perdí la mula, non encontraba comida,
quien más de pan de trigo busca, sin seso anda. quien más de pan de trigo busca, sin seso anda.

El mes era de março, día de Sant Meder El mes era de marzo, día de San Emeterio
pasado el puerto Loçoya fui camino prender pasado el puerto de Lozoya fui a tomar un camino
de nieve e de granizo non ove do me asconder de nieve y de granizo no tuve donde refugiarme
quien busca lo que non pierde, lo que tiene deve perder. quien busca lo que no pierde, lo que tiene debe perder.

En çima deste puerto vi me en gran rebata: En la cima de este puerto me vi en un gran aprieto:
fallé una vaqueriza çerca de una mata; encontré una vaqueriza cerca de una mata;
pregunté le quién era, respondió me: «la Chata: le pregunté quién era, respondió me: «la Chata:
yo só la Chata rezia, que a los omnes ata.» yo soy la Chata recia, que a los hombres ata.»

«Yo guardo el portadgo e el peage cojo; «Yo guardo el portazgo y el peaje cojo;
el que de grado me paga, non le fago enojo, al que de grado me paga, no le causo problemas,
el que non quiere pagar, priado lo despojo; al que non quiere pagar, al instante lo despojo;
págame, si non verás commo trillan rastrojo.» págame, si no verás como trillan rastrojo.»

Detovo me el camino, commo era estrecho, Me cortó el camino, como era estrecho,
una vereda angosta, vaqueros la avían fecho, una vereda angosta, vaqueros la había hecho,
desque me vi en coíta, arrezido, mal trecho, desde que me vi en apuros, aterido de frío, mal trecho,
«Amiga», díxel', «amidos fase el can barvecho. «Amiga», le dije, «de mala gana hace el can barbecho».

«Dexa me pasar, amiga, dar te he joyas de sierra: «Déjame pasar, amiga, te daré joyas que se usan en la sierra:
si quieres, di me quáles usan en esta tierra; si quieres, dime cuáles usan en esta tierra;
ca segund es la fabla, quien pregunta non yerra, que como dice el refrán, quien pregunta non yerra,
e por Dios da me posada, que el frío me atierra.» por Dios dame posada, que el frío me aterra.»

Respondiome la chata: «Quien pide non escoge; Respondiome la chata: «Quien pide no escoge;
promete me qué quiera antes que me enoje; prométeme algo antes de que me enoje;
non temas, sim' das algo, que la nieve mucho moje; no temas, si me das algo, que la nieve mucho moje;
conssejo te que te abengas antes que te despoje.» te aconsejo te que te avengas antes de que te despoje.»

Como dize la vieja quando bebe su madeja; Como dice la vieja cuando bebe su madeja;
«Comadre, quien más non puede, amidos morir se dexa.» «Comadre, quien más no puede, de mala gana morir se deja.»
Yo, desque me vi con miedo, con frío e con quexa, Yo, desde que me vi con miedo, con frío y con queja,
mandé le prancha con broncha, e con çorrón de coneja. le prometí una prancha con broche, y un zurrón de piel de coneja.

Echó me a su pescueso por las buenas respuestas, Me echó a su pescuezo por las buenas respuestas,
e a mí non me pesó porque me llevó a cuestas: y a mí non me pesó porque me llevó a cuestas:
escusó me de pasar los arroyos e las cuestas. me excusó de pasar los arroyos y las cuestas.
Fiz de lo que y passó las coplas de yuso puestas. Hice de lo que allí sucedió las coplas aquí abajo puestas.

• seso: cerebro
• día de San Emeterio: se celebra el tres de marzo.
• portazgo: derechos que se pagan por pasar por un sitio determinado de un camino.
• trillan: quebrantan las mies tendidas en la era y separan el grano de la paja
• rastrojo: residuo de las cañas de las mies que queda en la tierra después de segar.
• angosto: estrecho, reducido.
• barbecho: tierra labrantía que no se siembra durante uno o más años. “De mala gana
hace el can barbecho”: glosa un refrán (El perro en el barbecho ladra sin provecho), cuyo
sentido es ‘el perro no quiere estar en el barbecho porque no hay caza’.
• non yerra: no se equivoca.
• Bebe su madeja: la vieja está hilando y se ayuda con los labios para humedecer y estirar
mejor.

27
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Cántica de serrana (959-971)


Pasando una mañana Pasando una mañana
por el puerto de Malangosto por el puerto de Malangosto
salteó me una serrana me asaltó una serrana
a la asomada del rostro: al asomar yo el rostro:
«Fademaja», dis' «¿dónde andas? «Fademaja», dice «¿adónde vas?
¿Qué buscas o qué demandas ¿Qué buscas o qué demandas
por aqueste puerto angosto?» por este puerto angosto?»

Díxele yo a la pregunta: Le respondí yo a la pregunta:


«Vo me fazia Sotosalbos.» «Me dirijo a Sotosalbos.»
Dis: «El pecado te barrunta Dijo: «El pecado te barrunta
en fablar verbos tan bravos: a hablar verbos tan bravos:
que por esta encontrada, que por este paraje,
que yo tengo guardada, que yo tengo guardado,
non pasan los omnes salvos.» no pasan los hombres a salvo.»

Paróseme en el sendero Se me paró en el sendero


la gaha roín heda: la deforme ruin fea:
«Alahe», dis', «escudero, «Por mi fe», dijo, «escudero,
aquí estaré yo queda: aquí estaré yo quieta:
fasta que algo me prometas, hasta que algo me prometas,
por mucho que te arremetas por mucho que arremetas
non pasarás la vereda.» no pasarás la vereda.»

Díxele yo: «¡Por Dios, vaquera, Le dije yo: «¡Por Dios, vaquera,
non me estorves mi jornada, non estorbes mi jornada,
tírate de la carrera, apártate del camino,
que non tray para ti nada.» que no traje para ti nada.»
Ella dis: «Dende te torna, Ella dijo: «Pues, vuelve sobre tus pasos,
por Somosierra trastorna, por Somosierra regresa,
que non avrás aquí posada.» que no tendrás aquí posada.»

La Chata endiablada, La Chata endiablada,


¡que Sant Illán la confunda! ¡que Sant Julián la confunda!
Arrojóme la cayada Me tiró el cayado
e rodeóme la fonda, y volteó la honda,
enaventóme el pedrero. disparándome la piedra.
Dis: «¡Por el padre verdadero, Dijo: «¡Por el padre verdadero,
tú me pagarás hoy la ronda!» tú me pagarás hoy el tributo!»

Fasía nieve e granisaba. Nevaba y granizaba.


Díxome la Chata luego, Me dijo la Chata luego,
fascas que me amenasaba: casi que me amenazaba:
«Págam', si non, verás juego.» «Págame, si no, verás juego.»
Díxel' yo: «Pardiós, fermosa, Le dije yo: «Por Dios, hermosa,
desirvos he una cosa: os he de decir una cosa:
más querría estar al fuego.» mas querría estar al fuego.»

Dis': «Yo te levaré a casa, Dijo: «Yo te llevaré a casa,


e mostrarte he el camino, y te mostraré el camino,
faserte he fuego, e brasa, te haré fuego, y brasa,
darte he del pan e del vino. te daré pan y vino.
¡A la é! Promet’me algo, ¡Por favor! Prométeme algo,
e tenerte he por fidalgo. y te tendré por hidalgo.
¡Buena mañana te vino!» ¡Buena mañana te vino!»

Yo, con miedo e arrezido Yo, con miedo y muerto de frío


prometil' una garnacha, le prometí una garnacha,
e mandél para el vestido y le di para el vestido
una broncha et una prancha. un broche y una plancha.
Ella diz: «Dam' más, amigo. Ella dijo: «De ahora en adelante, amigo.
Anda acá, trota conmigo, Anda acá, vente conmigo,
non ayas miedo al escacha.» no tengas miedo de la escarcha.»

Tomome rezio por la mano, Me cogió fuertemente por la mano,

28
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

en su pescueço me puso en su pescuezo me puso


como a çurrón liviano, como a un zurrón liviano,
e levom' lo cuesto ayuso, y me llevó la cuesta abajo,
«¡Hadeduro! Non te espantes, «¡Desgraciado! Non te espantes,
que bien te daré que yantes, que bien te daré que yantes,
como es de la sierra uso.» como es de la sierra uso.»

Púsome mucho aína Me puso mucho pronto


en una venta con su enhoto, en una cabaña segura,
diome foguera de encina, me dio hoguera de encina,
mucho gaçapo de soto, mucho gazapo de soto,
buenas perdiçes asadas, buenas perdices asadas,
fogaças mal amasadas, hogazas mal amasadas,
et buena carne de choto. y buena carne de choto.

De buen vino un quartero, De buen vino un cuartillo,


manteca de bacas mucha, manteca de vacas mucha,
mucho queso asadero, mucho queso asadero,
leche, natas e una trucha; leche, natas y una trucha;
dise luego: «¡Hadeduro!, dijo luego: «¡Desgraciado!,
comamos d'este pan duro comamos de este pan duro
después faremos la lucha.» después haremos la lucha.»

Desque fui un poco estando, Desde que fui un poco estando [en la cabaña],
fuime desatirisiendo, fui entrando en calor,
como me iva calentando, como me iba calentando,
ansí me iva sonriendo; así me iba sonriendo;
oteóme la pastora, me dijo la pastora,
dis': «¡Ya compañero! Agora, dijo: «¡Oh compañero! Ahora,
creo que vo entendiendo.» creo que voy entendiendo.»

La vaquera traviessa La vaquera traviesa


dis': «Luchemos un rato dijo: «Luchemos un rato
liévate dende apriesa, levántate de ahí deprisa,
desvuélvete de aques'hato.» quítate la ropa.»
Por la muñeca me priso, Por la muñeca me cogió,
ove de fazer quanto quiso, tuve que hacer cuanto quiso,
creo que fiz' buen barato. creo que hice buen barato.

• la vereda: camino angosto, formado comúnmente por el tránsito de peatones y


ganados.
• hidalgo: persona de clase noble y distinguida.
• garnacha: vestidura talar que usan los togados, con manga y un sobrecuello
grande, que cae desde los hombros sobre las espaldas.
• Escarcha: rocío de la noche congelado.
• que yantes: que comas
• gazapo: conejo
• hogazas: pan de harina mal cernida, que contiene algo de salvado.
• choto: cría macho de la cabra mientras mama.

ACTIVIDADES

4. El Libro de Buen Amor es una obra miscelánea. En el texto propuesto, ¿qué dos tipos de
composiciones conviven?

5. ¿Qué contraste se produce entre dama y espacio con respecto a anteriores pasajes?
6. Compara el lenguaje del texto escrito en cuaderna vía con el de la «cantiga de serrana». ¿En
qué persona están narradas las dos composiciones?

29
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Don Íñigo López de Mendoza,

Marqués de Santillana, nació en

Carrión de los Condes, Palencia, en 1388.

Fue hijo de don Diego Hurtado de

Mendoza y de doña Leonor de la Vega,

dama inteligente y rica. Al morir su padre,

el pequeño Iñigo quedó al cuidado exclusivo de su madre y de su abuela. Joven todavía, se

casó con doña Catalina de Figueroa.

Como los grandes caballeros de su tiempo, tomó parte en la política de aquella época, unas

veces al lado del rey Juan II de Castilla y otras contra él. Fue partícipe en varias batallas y, por

su esfuerzo en la contienda de Olmedo, obtuvo los títulos de Marqués de Santillana y conde de

Manzanares, merecidos títulos concedidos por el rey. Más tarde se retiró a su palacio, ubicado

en Guadalajara, en donde falleció en 1458.

Era el Marqués de Santillana, además de buen político y guerrero, fue muy culto. Poseía una

de las mejores bibliotecas de su tiempo. Se le puede considerar como el primer poeta del siglo

XV. Gran vate, muy conocido sobre todo por sus encantadoras serranillas, dezires y canciones,

o sea, por poesía de arte menor. Es aquí en donde mejor se puede observar su gran

inspiración poética, la sencillez y el encanto inimitables de este poeta castellano.

Sus principales obras son La comedieta de ponza, Bías contra fortuna, sus Proverbios y los

numerosos sonetos al estilo italiano.

30
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

7. Marqués de Santillana (Iñigo López de Mendoza), “La vaquera de la Finojosa”


(primera mitad del siglo XV)

1
Moza tan fermosa sean tan fermosas
9
non vi en la frontera, ni de tal manera,
10
como una vaquera fablando sin glosa,
2
de la Finojosa. si antes supiera
de aquella vaquera
3
Faciendo la vía de la Finojosa.
4
del Calatraveño
5
a Santa María, No tanto mirara
11
vencido del sueño, su mucha beldad ,
6
por tierra fragosa porque me dejara
7 12
perdí la carrera, en mi libertad.
13
do vi la vaquera Mas dije: «Donosa
de la Finojosa. (por saber quién era),
¿dónde es la vaquera
En un verde prado de la Finojosa?»
de rosas y flores,
guardando ganado Bien como riendo,
con otros pastores, dijo: «Bien vengades;
la vi tan graciosa que ya bien entiendo
14
que apenas creyera lo que demandades:
que fuese vaquera non es deseosa
de la Finojosa. de amar, nin lo espera,
aquesa vaquera
8 15
No creo las rosas de la Finojosa.»
de la primavera

ACTIVIDADES

1. ¿Qué diferencias encuentras entre esta serranilla y la cantiga de serrana que acabamos de
comentar a propósito del Libro de Buen Amor?

2. Comenta la métrica y la estructura.

1
hermosa
2
Hoy Hinojosa, de la provincia de Córdoba.
3
Caminando por el camino hacia…
4
Puerto natural de Calatraveño, en Sierra Morena.
5
Seguramente una ermita.
6
Escarpada.
7
Me perdí.
8
No creo que las rosas…
9
Los prejuicios aristocráticos hacen suponer al marqués que la gente villana es tosca de
aspecto y de modales, de ahí su sorpresa ante una campesina tan bella y gentil como una
dama.
10
Sin más comentarios.
11
belleza
12
Tópico del amor cortés en el que el enamorado queda preso en una simbólica cárcel de
amor, con lo que pierde la libertad y se convierte en un mero servidor de la dama a quien
adora.
13
Gentil y graciosa.
14
Solicitáis.
15
El poeta disimula su interés por la vaquera fingiendo que pregunta por una tercera persona,
pero la moza sabe que el caballero le está pidiendo relaciones amorosas, y aquélla las rechaza
de manera tajante.

31
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

32
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

33
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

8. Jorge Manrique, Coplas a la muerte de su padre, 1-5, 13-17, 25-28, 33-40 (después de1476)

I II
1
Recuerde el alma dormida, Pues si vemos lo presente
2 3 *
avive el seso e despierte cómo en un punto s'es ido
contemplando e acabado,
cómo se passa la vida, si juzgamos sabiamente,
cómo se viene la muerte daremos lo non venido
tan callando; por passado.
4
cuán presto se va el plazer, Non se engañe nadi, no,
5 **
cómo, después de acordado, pensando que ha de durar
da dolor; lo que espera
cómo, a nuestro parescer, más que duró lo que vio,
cualquiere tiempo passado pues que todo ha de passar
fue mejor. por tal manera

III IV
Nuestras vidas son los ríos Dexo las invocaciones
que van a dar en la mar, de los famosos poetas
qu'es el morir; y oradores;
6 9
allí van los señoríos non curo de sus ficciones,
10
derechos a se acabar que traen yerbas secretas
e consumir; sus sabores.
7 11
allí los ríos caudales , A Aquél sólo m'encomiendo,
allí los otros medianos a Aquél sólo invoco yo
e más chicos, de verdad,
8
allegados , son iguales que en este mundo viviendo,
los que viven por sus manos el mundo non conoció
e los ricos. su deidad.

V
Este mundo es el camino
para el otro, qu'es morada
12
sin pesar;
mas cumple tener buen tino
para andar esta jornada
sin errar.
Partimos cuando nascemos,
andamos mientra vivimos,
e llegamos
13
al tiempo que feneçemos ;
assí que cuando morimos,
descansamos.

1
despierte, vuelva en sí
2
active la razón.
3
recapacite
4
rápido
5
recordado
*
rápido
**
Uso del tópico literario memento mori, expresión latina que se traduce como recuerda que has de morir.
Tal expresión se utilizaba en boca de un esclavo que acompañaba a su señor y a quién se dirigía cuando
este era homenajeado y desfilaba ante la multitud por las avenidas de Roma en la cuádriga de triunfador.
6
Territorio propiedad de un noble.
7
Caudalosos, que llevan mucho agua.
8
Y llegados.
9
no me preocupo de sus relatos
10
venenos
11
Se refiere a Jesucristo.
12
Un hogar en que no existe el sufrimiento.

34
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

XIII XIV
Los plazeres e dulçores Esos reyes poderosos
desta vida trabajada que vemos por escripturas
que tenemos, ya passadas
1
non son sino corredores, con casos tristes, llorosos,
2
e la muerte, la çelada fueron sus buenas venturas
*
en que caemos. trastornadas;
**
Non mirando a nuestro daño, assí, que no hay cosa fuerte,
corremos a rienda suelta que a papas y emperadores
***
sin parar; e perlados,
desque vemos el engaño assí los trata la muerte
y queremos dar la vuelta como a los pobres pastores
3
no hay lugar. de ganados.

5
XV XVI ¿Qué se hizo el rey don Joan?
6
Dexemos a los troyanos, Los infantes d'Aragón
que sus males non los vimos, ¿qué se hizieron?
ni sus glorias; ¿Qué fue de tanto galán,
7
dexemos a los romanos, qué de tanta invención
aunque oímos e leímos como truxeron?
8
sus hestorias; ¿Fueron sino devaneos,
non curemos de saber qué fueron sino verduras
4 9
lo d'aquel siglo passado de las eras,
qué fue d'ello; las justas e los torneos,
10
vengamos a lo d'ayer, paramentos, bordaduras
11
que también es olvidado e çimeras?
como aquello.

XVII
¿Qué se hizieron las damas,
sus tocados e vestidos,
12
sus olores?
¿Qué se hizieron las llamas
de los fuegos encendidos
d'amadores?
¿Qué se hizo aquel trovar,
las músicas acordadas
que tañían?
¿Qué se hizo aquel dançar,
13
aquellas ropas chapadas
que traían?

13
morimos
1
Soldados que se adelantan y exploran el territorio enemigo.
2
Trampa.
3
No hay regreso posible.
*
Los reyes poderosos de los que nos hablan los libros de historia antigua vieron su buena suerte
malograda por las desgracias.
**
De modo que, en esta vida, no hay nada que sea seguro y fiable.
***
Prelados, superior eclesiástico constituido en una de las dignidades de la Iglesia, como el abad, el
obispo, el arzobispo, etc.
4
Lo de aquella época tan distante.
5
Juan II de Castilla (1405-1454).
6
Hijos de Fernando I de Antequera, rey de Aragón.
7
Disfraz o vestuario adornado con dibujos o versos que se usaba en las fiestas cortesanas.
8
Entretenimiento inútil.
9
Cosas fugaces, como las hierbecillas que brotan tras la lluvia en los terrenos secos donde se tritura el
trigo (eras).
10
Adornos con que cubrían los corceles en los torneos.
11
Penachos o adornos de plumas en que remataban los yelmos.
12
Tocados: adornos; olores: perfume.
13
Ropas adornadas con detalles de oro y plata.

35
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

XXV XXVI
1
Aquel de buenos abrigo, Amigo de sus amigos,
*
amado, por virtuoso, ¡qué señor para criados
de la gente, e parientes!
2
el maestre don Rodrigo ¡Qué enemigo d'enemigos!
Manrique, tanto famoso ¡Qué maestro d'esforçados
e tan valiente; e valientes!
3
sus hechos grandes e claros ¡Qué seso para discretos!
4
non cumple que los alabe, ¡Qué gracia para donosos!
pues los vieron; ¡Qué razón!
5 **
ni los quiero hazer caros, ¡Qué benino a los sujetos!
pues qu'el mundo todo sabe ¡A los bravos e dañosos,
cuáles fueron. qué león!

XXVII XXVIII
6 7 15
En ventura, Octavïano; Antoño Pío en clemencia;
8 16
Julio César en vencer Marco Aurelio en igualdad
17
e batallar; del semblante;
9 18
en la virtud, Africano; Adriano en la elocuencia;
10 19
Aníbal en el saber Teodosio en humanidad
e trabajar; e buen talante.
11 20
en la bondad, un Trajano; Aurelio Alexandre fue
12
Tito en liberalidad en desciplina e rigor
con alegría; de la guerra;
13 21
en su braço, Aureliano; un Constantino en la fe,
14 22
Marco Atilio en la verdad Camilo en el grand amor
que prometía. de su tierra.

1
Aquél que protegía a los hombres buenos. Manrique se refiere a su padre.
2
Jefe máximo de una orden militar.
3
Hechos ilustres, dignos de fama.
4
No es necesario que…
5
Ni quiero elogiarlos.
*
Nobles que han crecido en casa de un gran señor, a quien deben guardar máxima fidelidad.
**
¡Qué manso era con los humildes!
6
En suerte.
7
César Augusto Octavio
8
Dictador romano del siglo I a.C.
9
Publio Cornelio Escipción el Africano.
10
General cartaginés en la segunda guerra púnica.
11
Emperador romano de principios del siglo II.
12
Emperador romano de principios del siglo I.
13
Lucio Domicio Aureliano.
14
Marco Atilio Régulo. General romano en la primera guerra púnica y mitificado por el poeta
Horacio en sus Odas. Dejado en libertad, bajo promesa de retorno, para que negociara su
canje por ciertos prisioneros cartagineses, convenció al senado de lo contrario y no dudó en
regresar a Cartago, donde murió torturado
15
Emperador romano de mediados del siglo II (138-161).
16
Emperador romano del último tercio del siglo II.
17
Impasibilidad ante la buena y la mala fortuna.
18
Emperador romano de principios del siglo II.
19
Emperador romano de finales del siglo IV. Convirtió Bizancio en la capital del imperio. A su
muerte dividió el imperio en la parte occidental (Honorio) y la parte oriental (Arcadio).
20
Marco Aurelio Severo Alejandro (222-235). Emperador romano del siglo III que pone fin a la
crisis político-militar del imperio.
21
Emperador romano que impuso el cristianismo como religión oficial de los romanos a
principios del siglo IV.
22
Dictador romano que derrotó a los galos (siglo IV a.C.). Marco Furio Camilo amaba tanto a
su patria que les pedía a los dioses que le enviaran a él los castigos destinados a Roma.

36
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

XXXIII XXXIV
Después de puesta la vida diziendo: –Buen caballero,
tantas vezes por su ley dexad el mundo engañoso
1
al tablero; e su halago;
después de tan bien servida vuestro corazón d'azero
la corona de su rey muestre su esfuerço famoso
2
verdadero; en este trago;
después de tanta hazaña e pues de vida e salud
a que non puede bastar fezistes tan poca cuenta
cuenta cierta, por la fama;
en la su villa d'Ocaña esfuércese la virtud
vino la Muerte a llamar para sofrir esta afruenta
a su puerta, que vos llama.

XXXV XXXVI
»Non se vos haga tan amarga »El vivir qu'es perdurable
la batalla temerosa non se gana con estados
3
qu'esperáis, mundanales,
pues otra vida más larga ni con vida delectable
de la fama glorïosa donde moran los pecados
acá dexáis. infernales;
Aunqu'esta vida d'honor mas los buenos religiosos
tampoco no es eternal gánanlo con oraciones
ni verdadera; e con lloros;
mas, con todo, es muy mejor los caballeros famosos,
que la otra temporal, con trabajos e aflicciones
peresçedera. contra moros.

XXXVII XXXVIII
4
»E pues vos, claro varón, –Non tengamos tiempo ya
tanta sangre derramastes en esta vida mesquina
de paganos, por tal modo,
esperad el galardón que mi voluntad está
que en este mundo ganastes conforme con la divina
por las manos; para todo;
e con esta confianza e consiento en mi morir
e con la fe tan entera con voluntad plazentera,
que tenéis, clara e pura,
partid con buena esperança, que querer hombre vivir
5
qu'estotra vida tercera cuando Dios quiere que muera,
ganaréis. es locura.

XXXIX XL
–Tú que, por nuestra maldad, Assí, con tal entender,
tomaste forma servil todos sentidos humanos
e baxo nombre; conservados,
tú, que a tu divinidad cercado de su mujer
juntaste cosa tan vil y de sus hijos e hermanos
como es el hombre; e criados,
Tú, que tan grandes tormentos dio el alma a quien gela dio
sofriste sin resistencia (el cual la ponga en el cielo
en tu persona, en su gloria),
non por mis merescimientos, que aunque la vida perdió,
mas por tu sola clemencia dexónos harto consuelo
6
me perdona". su memoria.

1
Se jugó la vida en la guerra, como en un tablero de ajedrez.
2
Es decir, Dios.
3
El poeta identifica la muerte con un difícil combate.
4
El poeta se dirige a su padre, a quien califica de hombre ilustre.
5
Tercera de las tres vidas de las que el poeta habla en la estrofa XXXV. Siguiendo una idea medieval que se remonta
a un texto del romano Cicerón, Manrique distingue tres tipos de vidas: el paso de la persona por el mundo, que es muy
breve; la fama que deja, más prolongada que su propia existencia; y la vida eterna en el más allá.
6
Perdóname.

37
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

1. ¿A qué género literario pertenecen las Coplas de Jorge Manrique?


2. ¿En qué consiste la llamada «copla manriqueña»?

PRIMERA PARTE [COPLAS I-XIII]. CONSIDERACIÓN DE LA MUERTE EN ABSTRACTO

3. Copla I. ¿Cuál es la concepción del alma que aflora en esta copla? ¿A qué tópico hacen
referencia los versos finales?

4. Copla II. Explica por qué se dice que el tiempo es inconsistente y fugaz.

5. Copla III. ¿Cuál es el tema? ¿Qué tópico literario aparece? ¿A qué estamentos se dirige el
poeta?

6. Copla IV. ¿A quién encomienda Manrique su invocación? ¿A quiénes rechaza?

7. Copla V. ¿Cuál es su principal metáfora? ¿En qué tópico se sustenta? ¿Qué objetivo
persigue?

8. Copla XIII. ¿Con qué se compara la fugacidad de los placeres y los goces sensuales?

PARTE SEGUNDA (COPLAS XIV-XXIV) REFLEXIÓN HISTÓRICA SOBRE LA MUERTE

9. Copla XIV. ¿A qué estamentos sociales se alude? ¿Cómo son todos ellos ante la muerte?
10. Copla XV. ¿Qué pasado quiere olvidar el poeta? ¿Por qué?
11. Coplas XVI-XVII. ¿Qué tópico cristaliza en estas coplas? ¿En qué consiste? ¿En qué versos
de la copla XV queda esbozado?

PARTE TERCERA (COPLAS XXV-XL) REPRESENTACIÓN DE LA MUERTE CONCRETADA


EN LA PERSONA DE DON RODRIGO

12. Copla XXV. ¿Qué cambio de tono se produce en esta copla? ¿Cómo reacciona el poeta ante
el elogio de su padre? ¿Decide ensalzarlo?

13. Coplas XXVI-XXVIII. ¿Se cumple lo afirmado en la copla XXV con respecto al elogio de
la figura del padre? ¿Qué ideal y qué virtudes representa? ¿Con quién se compara a don
Rodrigo en estas coplas? ¿Qué efecto produce?

14. Copla XXXIII. ¿Cómo se nos muestra a don Rodrigo? ¿Qué valores encarna? ¿Cómo se le
presenta la Muerte?

15. Copla XXXIV. ¿Qué le propone la Muerte a don Rodrigo?


16. Coplas XXXV-XXXVII. ¿Qué significado tiene el tópico que emerge en la copla XXXVI?
¿De qué tres vidas se habla en las otras estrofas?

17. Copla XXXVIII. ¿Quién toma la palabra y cómo reacciona ante la Muerte?
18. Copla XXXIX. ¿Qué pone de relieve esta plegaria y a quién va dirigida?
19. Copla XL. ¿A qué proceso ha sido sometida la imagen de don Rodrigo? ¿Por qué éste tiene
un buen morir? ¿Qué eran las Artes moriendi medievales?

38
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

39
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

40
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

9. Garcilaso de la Vega, Soneto XXXIII, A Boscán desde La Goleta (ca. 1535)

1
A BOSCÁN DESDE LA GOLETA
2
Boscán, las armas y el furor de Marte,
que con su propia fuerza el africano
suelo regando, hacen que el romano
imperio reverdezca en esta parte,
3 4
han reducido a la memoria el arte
y el antiguo valor italïano,
por cuya fuerza y valerosa mano
África se aterró de parte a parte.
5
Aquí donde el romano encendimiento,
6
donde el fuego y la llama licenciosa
solo el nombre dejaron a Cartago,
7 8
vuelve y revuelve amor mi pensamiento,
9
hiere y enciende el alma temerosa,
y en llanto y en ceniza me deshago.

Prosificación: Boscán, las armas y el furor de Marte hacen que el romano imperio reverdezca en esta
parte regando con su propia fuerza el suelo africano [pues] han reducido el arte y el antiguo valor
italiano a la memoria, por cuya fuerza y valerosa mano África se aterró de parte a parte. Aquí, donde
el romano entendimiento, donde el fuego y la llama licenciosa, sólo dejaron el nombre a Cartago, [el]
amor vuelve y revuelve mi pensamiento, hiere y enciende el alma temerosa, y me deshago en llanto y
ceniza.

ACTIVIDADES

1. ¿A quién va dirigido el soneto? ¿Qué vínculo mantuvo el destinatario con


Garcilaso?
2. ¿A qué hechos históricos se refiere el poeta?
3. En este poema hay un progreso de la guerra al amor. Explica ese tránsito. ¿Qué
elementos del mundo exterior sirven para explicar el sentimiento amoroso que
aparece al final?

1
Texto dirigido a su amigo Boscán en ocasión de la conquista de La Goleta el 14 de junio de
1535 por las tropas de Carlos V, a quien expone, en relación con la hazaña guerrera, lo
sentimientos de su corazón. Dentro de la campaña de Túnez, en 1535, el emperador Carlos
conquistó la Goleta, nombre que recibe el puerto de la ciudad. Los españoles aparecen como
émulos de los antiguos romanos, cuando destruyeron Cartago: en particular, la presencia del
Emperador en Túnez evoca la de Escipción el Africano contra Cartago, cuyas llamas y cenizas
adopta el poeta como imagen de su sufrimiento amoroso.
2
Dios de la guerra.
3
Traído de nuevo, recuperado.
4
El ingenio.
5
Ardor
6
Indiscriminada, impetuosa, sin control, golosa, lujuriosa. Con este adjetivo se refiere Garcilaso
a las guerras púnicas entre Roma y Cartago, que concluyeron con la destrucción de esta
última.
7
Daña.
8
Perturba.
9
¿Referido a los celos o al deseo?

41
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

10. Garcilaso de la Vega, Égloga III, 8-10, 25-32, 39-47 (antes de 1535)

Tras una dedicatoria a una dama de alto rango llamada María, a quien el poeta colma de alabanzas
(estrofas 1-7), Garcilaso se centra en la historia de cuatro ninfas que viven en el río Tajo, justo al pie
de la ciudad de Toledo, lugar de nacimiento del poeta. Una de las ninfas, Nise, saca la cabeza de las
aguas y queda conmovida por la belleza del paisaje (estrofas 8-10).

[8] [9]
Cerca del Tajo, en soledad amena, Con tanta mansedumbre el cristalino
de verdes sauces hay una espesura, Tajo en aquella parte caminaba
toda de hiedra revestida y llena que pudieran los ojos el camino
*
que por el tronco va hasta el altura determinar apenas que llevaba.
y así la teje arriba y encadena Peinando sus cabellos d’oro fino,
1
que’l sol no halla paso a la verdura; una ninfa del agua do moraba
el agua baña el prado con sonido, la cabeza sacó, y el prado ameno
**
alegrando la hierba y el oído. vido de flores y de sombra lleno.

[10]
2 3
Movióla el sitio umbroso, el manso viento,
el suave olor d’aquel florido suelo;
las aves en el fresco apartamiento
vio descansar del trabajoso vuelo;
secaba entonces el terreno aliento
el sol, subido en la mitad del cielo;
en el silencio solo se ’scuchaba
un susurro de abejas que sonaba.

ACTIVIDADES

1. Comenta la métrica. ¿Qué es una «égloga»? ¿En qué espacio se desarrollan los
hechos?

2. ¿Qué versos constituyen el enunciado del locus amoenus (paraje ameno) y en qué
estrofa se formula?

3. ¿Qué recurso estilístico se encuentra en los versos finales de esta secuencia?

1
Verdor, hierba.
*
A los ojos les costaba determinar por dónde iba el río.
**
Vio
2
La emocionó.
3
Oscuro, pues no le llega la luz.

42
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Nise regresa al fondo del río, donde dialoga con sus tres hermanas y las convence para que salgan al
exterior y pasen la tarde en el prado. Una vez allí, cada una de ellas se dedica a su ocupación
predilecta: tejer finísimas telas hechas con algas y filamentos de oro. El poeta se detiene en describir
con detalle la escena que ha representado cada ninfa en su tela relacionada con hechos de la
mitología clásica griega y romana. Nise, sin embargo, ha entretejido en su tela un caso real que ha
tenido lugar a orillas del Tajo: la muerte y sepelio de la ninfa Elisa y el canto de estremecido dolor
del pastor Nemoroso (estrofas 25-32).

[25] [26]
La blanca Nise no tomó a destajo Pintado el caudaloso rio se vía,
de los pasados casos la memoria, que en áspera estrecheza reducido,
y en la labor de su sotil trabajo un monte casi alrededor ceñía,
no quiso entretejer antigua historia; con ímpetu corriendo y con rüido
antes, mostrando de su claro Tajo querer cercarlo todo parecía
en su labor la celebrada gloria, en su volver, mas era afán perdido;
la figuró en la parte dond’ él baña dejábase correr en fin derecho,
la más felice tierra de la España. contento de lo mucho que habia hecho.

[27] [28]
Estaba puesta en la sublime cumbre En la hermosa tela se veían,
del monte, y desde allí por él sembrada, entretejidas, las silvestres diosas
aquella ilustre y clara pesadumbre salir de la espesura, y que venían
d’antiguos edificios adornada. todas a la ribera presurosas,
D’allí con agradable mansedumbre en el semblante tristes, y traían
el Tajo va siguiendo su jornada cestillos blancos de purpúreas rosas,
y regando los campos y arboledas las cuales esparciendo derramaban
con artificio de las altas ruedas. sobre una ninfa muerta que lloraban.

[29] [30]
Todas, con el cabello desparcido, Una d’aquellas diosas qu’en belleza
lloraban una ninfa delicada al parecer a todas ecedía,
cuya vida mostraba que habia sido mostrando en el semblante la tristeza
antes de tiempo y casi en flor cortada; que del funesto y triste caso había,
cerca del agua, en un lugar florido, apartada algún tanto, en la corteza
estaba entre las hierbas igualada de un álamo unas letras escribía
cual queda el blanco cisne cuando pierde como epitafio de la ninfa bella,
la dulce vida entre la hierba verde. que hablaban ansí por parte della:

[31] [32]
"Elisa soy, en cuyo nombre suena En fin, en esta tela artificiosa
y se lamenta el monte cavernoso, toda la historia estaba figurada
testigo del dolor y grave pena que en aquella ribera deleitosa
en que por mí se aflige Nemoroso de Nemoroso fue tan celebrada,
y llama '¡Elisa!'; '¡Elisa!' a boca llena porque de todo aquesto y cada cosa
responde el Tajo, y lleva presuroso estaba Nise ya tan informada
al mar de Lusitania el nombre mío, que, llorando el pastor, mil veces ella
donde será escuchado, yo lo fío". se enterneció escuchando su querella;

• a destajo: Como trabajo; quizás se trata de una expresión coloquial.


• de los pasados casos la memoria: No tomó como tarea el recuerdo de hechos
pasados. El tema de su tejido es la muerte de Elisa (Isabel Freyre) y el dolor de
Nemoroso.
• la más felice tierra de la España: Alusión a su Toledo natal.
• rio: Se destruye el hiato por sinéresis por lo que una palabra bisílaba computa
métricamente como una monosílaba.

43
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

• un monte casi alrededor ceñía: Que, haciéndose estrecho, ceñía un monte casi
alrededor suyo. Se trata del monte donde está asentada la ciudad de Toledo.
• contento de lo mucho que habia hecho: Habia es bisílabo, por sinéresis,
mientras que la h de hecho es aspirada e impide la sinalefa.
• sublime: alta.
• aquella ilustre y clara pesadumbre:Se refiere a los nobles edificios de la ciudad
de
Toledo.
• ruedas: norias.
• purpúreas: Es trisílabo, por sinéresis. De color entre rojo y violeta.
• sobre una ninfa muerta que lloraban: Se refiere a la muerte del personaje de
Elisa. Garcilaso reproduce aquí una costumbre propia de los antiguos griegos y
romanos, quienes solían depositar flores sobre los muertos.
• desparcido: Cabello suelto; en la tradición literaria es sinónimo de tristeza.
• estaba entre las hierbas igualada: Tendida y envuelta de las hierbas que harían
a modo de mortaja; quizás se refiera a la muerte de Isabel Freyre por
sobreparto de su tercer hijo.
• la dulce vida entre la hierba verde: La muerte de la ninfa se presenta de una
forma borrosa, sin especificarse la causa. El símil de los dos versos finales no
disipa el enigma, pero lo poetiza con sus epítetos blanco cisne, dulce vida,
hierba verde. La armoniosa oposición se acentúa con el quiasmo del verso
último: adjetivo, sustantivo / sustantivo, adjetivo.
• ecedía: excedía, superaba.
• epitafio: Inscripción funeraria.
• por parte della: en boca de ella.
• al mar de Lusitania: Posible alusión a la nacionalidad de la ninfa Elisa,
identificada con Isabel Freyre.
• artificiosa: artesanal, hecha a mano.
• deleitosa: agradable.
• querella: expresión de un sentimiento doloroso.

ACTIVIDADES

4. ¿En qué versos se describe la ciudad de Toledo?

5. ¿A qué parte de la égloga pertenecen estos versos? En ellos se encuentra el tema.


Enúncialo. ¿Qué homónimos representan Elisa y Nemoroso en la vida real?

44
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Está atardeciendo cuando las ninfas abandonan su labor para volver al fondo del río. Justo entonces
oyen la voz de un par de jóvenes pastores llamados Alcino y Tirreno. Ambos se dedican a cantar las
penas que les produce el amor, alternando sus voces como en un diálogo que, seguidos atentamente
por las ninfas, encarecen la hermosura de sus respectivas amadas pastoras, Flérida y Filis, con la
esperanza de reunirse con ellas al anochecer (estrofas 39-47).

[39] Tirreno: [40] Alcino:


Flérida, para mí dulce y sabrosa Hermosa Filis, siempre yo te sea
más que la fruta del cercado ajeno, amargo al gusto más que la retama,
más blanca que la leche y más hermosa y de ti despojado yo me vea
qu’el prado por abril de flores lleno: cual queda el tronco de su verde rama,
si tú respondes pura y amorosa si más que yo el murciégalo desea
al verdadero amor de tu Tirreno, la escuridad, ni más la luz desama,
a mi majada arribarás primero por ver ya el fin de un término tamaño,
qu’el cielo nos amuestre su lucero. deste dia para mí mayor que un año.

[41] Tirreno: [42] Alcino:


Cual suele, acompañada de su bando, ¿Ves el furor del animoso viento
aparecer la dulce primavera, embravecido en la fragosa sierra
cuando Favonio y Céfiro, soplando, que los antigos robles ciento a ciento
al campo tornan su beldad primera, y los pinos altísimos atierra,
y van artificiosos esmaltando y de tanto destrozo aun no contento,
de rojo, azul y blanco la ribera: al espantoso mar mueve la guerra?
en tal manera, a mí Flérida mía Pequeña es esta furia comparada
viniendo, reverdece mi alegría. a la de Filis con Alcino airada.

[43] Tirreno: [44] Alcino:


El blanco trigo multiplica y crece; De la esterilidad es oprimido
produce el campo en abundancia tierno el monte, el campo, el soto y el ganado;
pasto al ganado; el verde monte ofrece la malicia del aire corrompido
a las fieras salvajes su gobierno; hace morir la hierba mal su grado;
adoquiera que miro, me parece las aves ven su descubierto nido,
que derrama la copia todo el cuerno: que ya de verdes hojas fue cercado:
mas todo se convertirá en abrojos pero si Filis por aquí tornare,
si dello aparta Flérida sus ojos. hará reverdecer cuanto mirare.

[45] Tirreno: [46] Alcino:


El álamo de Alcides escogido El fresno por la selva en hermosura
fue siempre, y el laurel del rojo Apolo; sabemos ya que sobre todos vaya;
de la hermosa Venus fue tenido y en aspereza y monte d’espesura
en precio y en estima el mirto solo; se aventaja la verde y alta haya;
el verde sauz de Flérida es querido mas el que la beldad de tu figura
y por suyo entre todos escogiólo: dondequiera mirado, Filis, haya,
doquiera que sauces de hoy más se hallen, al fresno y a la haya en su aspereza
el álamo, el laurel y el mirto callen. confesará que vence tu belleza.

[47]
Esto cantó Tirreno, y esto Alcino
le respondió, y habiendo ya acabado
el dulce son, siguieron su camino
con paso un poco más apresurado;
siendo a las ninfas ya el rumor vecino,
juntas s’arrojan por el agua a nado,
y de la blanca espuma que movieron
las cristalinas ondas se cubrieron.

45
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

• la fruta del cercado ajeno: Fruta prohibida..


• majada: Lugar donde se recoge de noche el ganado y se refugian los pastores.
• qu’el cielo nos amuestre su lucero: Antes de que anochezca (Lucero vespertino)
. Se refiere a la aparición de Venus en el firmamento, dotando de erotismo la
escena, pues la diosa Venus (Afrodita en griego) estaba relacionada en la
mitología latina con el amor, la belleza y la fertilidad.
• retama: Arbusto silvestre cuyas hojas son de sabor amargo.
• cual queda el tronco de su verde rama,/si más que yo el murciégalo desea/la
escuridad : Estructura condicional donde, de manera irregular, la apódosis o
elemento subordinado va primero (siempre yo te sea amargo…) y después la
prótasis o elemento principal (si más que yo el murciélago desea la
oscuridad…). Vendría a decir que Alcino ama la oscuridad como los
murciélagos y odia la luz como se puede detestar el gusto amargo de la retama
o la imagen de un tronco sin ramas, por lo que desea que acabe el día, pues
dura ya demasiado su sufrimiento.
• desama: detesta, odia.
• tamaño: tan grande
• cuando Favonio y Céfiro, soplando: Viento suave de poniente. En realidad son
dos nombres para un solo viento, el primero en latín y el segundo en griego. En
ambos casos son nombres de vientos cuyo significado radica en que favorecen
la vida
• y van artificiosos esmaltando/de rojo, azul y blanco la ribera: Es decir, van
adornando la orilla del río con flores de color rojo, azul y blanco.
• furor del animoso viento: Que sopla con fuerza.
• fragosa: Rocosa, áspera.
• atierra: Echa a tierra, derriba.
• su gobierno: alimento
• que derrama la copia a todo el cuerno: Alusión a la cornucopia, o cuerno de
Amaltea, del que rebosan flores y frutos en abundancia, término del que es
símbolo.
• abrojos: Planta perjudicial para los sembrados.
• si dello aparta Flérida sus ojos: Garcilaso sigue aquí un viejo tópico que vincula
la abundancia de la naturaleza con la presencia de la amada: cuando ella está,
nacen flores y brota la vegetación; cuando se ausenta, la tierra se puebla de
malas hierbas (abrojos).
• soto: Sitio poblado de árboles y arbustos.
• mal su grado: a su pesar
• ya: anteriormente.
• Alcides: Es uno de los nombres de Hércules.
• rojo Apolo: El Sol. Evidente epíteto.
• de la hermosa Venus fue tenido/en precio y en estima el mirto solo: Venus, la
diosa del amor, eligió el mirto como árbol propio porque, en cierta ocasión, le
sirvió para protegerse del acoso de un sátiro.
• mirto: arbusto
• sauz: sauce.
• de hoy más: a partir de hoy

ACTIVIDADES

6. ¿A qué parte de la égloga corresponde esta secuencia?


7. Ambos pastores aparecen contrastados. ¿Qué sentimiento amoroso experimenta cada uno de
ellos y cómo se refleja en el paisaje? ¿Qué dos influencias literarias se observan en este
tratamiento de la naturaleza?
8. Busca a lo largo de todas las secuencias analizadas rasgos femeninos que respondan al
tópico de la mujer renacentista. Comenta también la adjetivación.

46
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

47
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

11. Fray Luis de León, “El aire se serena” (Oda III) (mediados del siglo XVI)

El aire se serena Y como está compuesta


1 15
y viste de hermosura y luz no usada, de números concordes, luego envía
16
Salinas, cuando suena consonante respuesta;
2 17
la música estremada, y entrambas a porfía
18
por vuestra sabia mano gobernada. se mezcla una dulcísima armonía.
3
A cuyo son divino Aquí la alma navega
el alma, que en olvido está sumida, por un mar de dulzura, y finalmente
4 19 20
torna a cobrar el tino en él ansí se anega
21
y memoria perdida que ningún accidente
5 22 23
de su origen primera esclarecida. estraño y peregrino oye o siente.
6
Y como se conoce, ¡Oh, desmayo dichoso!
7
en suerte y pensamientos se mejora; ¡Oh, muerte que das vida! ¡Oh, dulce olvido!
8 24
el oro desconoce, ¡Durase en tu reposo,
25
que el vulgo vil adora, sin ser restituido
9
la belleza caduca, engañadora. jamás a aqueste bajo y vil sentido!
10
Traspasa el aire todo A este bien os llamo,
11 26 27
hasta llegar a la más alta esfera, gloria del apolíneo sacro coro,
y oye allí otro modo amigos a quien amo
de no perecedera sobre todo tesoro;
12 28
música, que es la fuente y la primera. que todo lo visible es triste lloro.
13 29
Ve cómo el gran Maestro, ¡Oh, suene de contino,
14
aquesta inmensa cítara aplicado, Salinas, vuestro son en mis oídos,
con movimiento diestro por quien al bien divino
produce el son sagrado, despiertan los sentidos
30
con que este eterno templo es sustentado. quedando a lo demás amortecidos!

1
pura, divina: hace referencia a la hermosura. De todas maneras, Francisco Salinas era ciego.
2
extremada
3
sonido
4
juicio, cordura. Éste permite recobrar la orientación al alma que consigue retomar la dirección
correcta.
5
La música de Salinas es capaz de conseguir que el alma se haga consciente (esclarecida) de
su procedencia celestial (su origen primera).
6
Y al irse reconociendo.
7
estado
8
aborrece
9
Versos 11-15. Estos versos desarrollan una idea de Platón en su obra El Banquete: «Si
alguna cosa da valor a esta vida es la contemplación de la belleza absoluta; y si llegas a
contemplarla, ¿qué te parecerán después el oro y las joyas y las personas más bellas?»
10
El sujeto léxico de los verbos traspasa, como el de los posteriores oye y ve, es el alma.
11
Se refiere al cielo.
12
La estrofa refleja la concepción geocéntrica del mundo y las teorías pitagóricas sobre la
música. A la Tierra, ubicada en el centro del universo, la rodean las esferas concéntricas en
que giran los planetas. Cada cuerpo celeste produce una nota al moverse, y la suma de todas
es la llamada música celestial. A través de la música de Salinas, el alma alcanza la más alta
esfera, es decir, la bóveda que cubre el universo, y allí conoce otro modo de música: la música
eterna de Dios, que es fuente y origen de todas las demás.
13
Dios
14
Instrumento musical antiguo semejante a la lira.
15
perfección
16
Perfecta
17
Insistentemente

48
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

1. Comenta la métrica. ¿Qué estrofa es y qué ritmo desencadena en el poema? ¿Quién


fue el primer poeta español que la utilizó?

2. ¿Cuál es el tema?
3. ¿En qué partes podemos dividir el texto?
4. ¿Cuál es la «más alta esfera» y quién es el «gran Maestro»?
5. Busca dos conceptos platónicos que aparecen en el texto.

18
Versos 16-30. Estos versos reflejan la concepción pitagórica del universo, constituido por una
serie de sucesiva de esferas, en cada una de las cuales se movían determinados astros; estos
emitían una música armoniosa, la cual, por su mutua concordancia, permitía el equilibrio entre
ellos; la última esfera correspondía a Dios, el gran Maestro (v. 21) que con su cítara emite los
sonidos fundamentales que producen el mantenimiento de la armazón celeste. Los versos
siguientes se entienden pensando que el alma, como está hecha a imagen y semejanza del
Creador, armoniza con la música divina.
19
así
20
se hunde
21
nota desentonada.
22
extraño
23
Persona que anda por tierras extrañas.
24
Ojalá durase yo.
25
Revivificado
26
Referido al dios Apolo.
27
Música celestial producida por los ángeles.
28
El poeta se dirige a los poetas y artistas que son sus amigos en Salamanca, y a los que
llama apolíneo sacro coro (grupo sagrada perteneciente a Apolo). Los invita a disfrutar de la
contemplación de la armonía cósmica (a este bien os llamo), y les advierte que el mundo que
perciben los ojos es causa de infelicidad, al contrario que el mundo eterno que percibe el alma.
29
Sin cesar
30
Como muertos

49
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

50
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

12. San Juan de la Cruz, Cántico espiritual (segunda mitad del siglo XVI)
Canciones entre el alma y el esposo
*
[LA ESPOSA]

¿Adónde te escondiste,
Amado, y me dejaste con gemido?
1
[1] Como el ciervo huiste
habiéndome herido;
2
salí tras ti clamando y eras ido.
3
Pastores, los que fueres
4 5
[2] allá por las majadas al otero ,
6
si por ventura vieres
aquel que yo más quiero,
7 8
decidle que adolezco , peno y muero .
9
Buscando mis amores
iré por esos montes y riberas;
[3] 10
no cogeré las flores ,
11
ni temeré a las fieras ,
12
y pasaré los fuertes y fronteras .

[PREGUNTA A LAS CRIATURAS]

¡Oh bosques y espesuras


[4] plantadas por la mano del Amado!,
13
¡oh prado de verduras
de flores esmaltado!,
decid si por vosotros ha pasado.

[RESPUESTA DE LAS CRIATURAS]

Mil gracias derramando


14 15
[5] pasó por estos sotos con presura ;
y, yéndolos mirando,
con sola su figura
vestidos los dejó de su hermosura.

*
El comienzo brusco del poema alude a la huida del Amado con la imagen de la caza de amor.
Se muestra así el estado de ánimo en que queda la esposa, herida de amor.
1
Símbolo erótico presente en la tradición literaria medieval.
2
Es decir, te habías marchado.
3
Fuereis, del verbo ir.
4
Lugar donde se refugia el rebaño. Simbólicamente, coro de ángeles.
5
Cerro aislado que domina un alto. Simbólicamente, Dios.
6
Es decir, si por casualidad vierais.
7
Acción de enfermar
8
Los verbos de la serie forman una gradación: el alma primero enferma, luego sufre y al fin
muere.
9
Se refiere al Amado.
10
Se refiere a los bienes mundanos y terrenales.
11
Se refiere al mundo.
12
Fuertes se refiere al demonio y fronteras se refiere a la carne.
13
Conjunto de plantas que tienen un intenso color verde.
14
Lugar poblado de árboles y de arbustos.
15
Deprisa

51
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

[LA ESPOSA]

¡Ay!, ¿quién podrá sanarme?


16
[6] Acaba de entregarte ya de veras;
no quieras enviarme
17
de hoy más mensajero
que no saben decirme lo que quiero.

Y todos cuantos vagan


[7] de ti me van mil gracias refiriendo,
y todos más me llagan,
y déjanme muriendo
18
un no sé qué que quedan balbuciendo.

Mas, ¿cómo perseveras,


19
¡oh vida!, no viendo donde vives,
[8]
y haciendo por que mueras
las flechas que recibes
de lo que del Amado en ti concibes?

¿Por qué, pues has llagado


[9] aqueste corazón, no le sanaste?
Y, pues me le has robado,
¿por qué así le dejaste,
y no tomas el robo que robaste?

Apaga mis enojos,


20 21
[10] pues que ninguno basta a deshacedlos,
y véante mis ojos,
pues eres lumbre de ellos,
y sólo para ti quiero tenerlos.

Descubre tu presencia,
y máteme tu vista y hermosura;
[11]
mira que la dolencia
de amor, que no se cura
sino con la presencia y la figura.
22
¡Oh cristalina fuente,
23
si en esos tus semblantes plateados
[12] formases de repente
los ojos deseados

16
Entrégate ya de verdad. La Esposa se dirige al Amado.
17
A partir de hoy
18
La belleza y la bondad de Dios son tan sublimes que, cuando las criaturas quieren
describirlas, pronuncian de forma vacilante expresiones de difícil interpretación. El verso define
el problema de todo poeta místico, empeñado en describir la unión con Dios, una experiencia
que, por su dimensión sobrenatural, es inefable, es decir, no puede ser expresada por medio
del lenguaje.
19
En su intento por expresar lo inefable, el poeta místico recurre a menudo al oxímoron, figura
retórica que consiste en conciliar ideas contradictorias. Da a entender que el alma de la Esposa
aspira a despegarse del cuerpo para unirse espiritualmente a Dios.
20
Nadie
21
Puesto que nadie, salvo tú, puede aliviar mis penas.
22
Metafóricamente se refiere a la fe, de la que emanan la verdad de Dios y la serenidad
espiritual.
23
Reflejos de la imagen en el agua.

52
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

24
que tengo en mis entrañas dibujados!

¡Apártalos, Amado,
25
que voy de vuelo!
[13]
[EL ESPOSO]
26
Vuélvete, paloma,
que el ciervo vulnerado
por el otero asoma
27
al aire de tu vuelo, y fresco toma.

[LA ESPOSA]

Mi Amado las montañas,


[14] los valles solitarios nemorosos,
28
29
las ínsulas extrañas,
los ríos sonorosos,
el silbo de los aires amorosos,

la noche sosegada
30
[15] en par de los levantes de la aurora,
la música callada,
la soledad sonora,
31
la cena que recrea y enamora.

Cogednos las raposas,


que está ya florecida nuestra viña,
[16] en tanto que de rosas
hacemos una piña,
32
y no aparezca nadie en la campiña.
33
Detente, cierzo muerto;
34
[17] ven, austro , que recuerdas los amores,
aspira por mi huerto,
y corran tus olores,

24
Puesto que aún vive, la Esposa no puede ver a Dios. Intenta consolarse obteniendo una
representación anticipada de su imagen, así que le pide a una fuente que recree sobre sus
aguas los rasgos del Amado, ya esbozados en el alma (las entrañas) de la Esposa.
25
Es decir, aparta tus ojos, pues me atraen tanto que me impulsan a volar hacia ti. La Esposa,
tal y como deseaba, ha visto los ojos de su Amado reflejados en la fuente de la fe, pero
enseguida le pide que los aparte, pues la visión es tan intensa que nota que el alma se le
escapa del cuerpo.
26
… que voy de vuelo! Vuélvete, paloma, forman un solo verso endecasílabo. El término
paloma refiere al alma.
27
El Esposo, ciervo herido (vulnerado) por el amor, se le aparece por fin a la Amada, paloma
que está a punto de echar a volar, y le pide que renuncie al vuelo, es decir, Dios exhorta al
alma a quedarse en el cuerpo, pues aún es pronto para su unión con la divinidad.
28
Lleno de bosques
29
Es decir, las islas maravillosas.
30
Cercano a la salida del sol
31
Entusiasmada con la respuesta del Amado, la Esposa enumera algunas de las cosas bellas
creadas por Dios: las montañas, los valles, los ríos, etc. La enumeración, que incorpora
oxímoros, concluye con una alusión a la cena íntima de la que gozan los esposos antes de
entregarse al amor.
32
Y no aparezca nadie por el monte.
33
Viento del norte, seco y frío. Es símbolo de la muerte.
34
Viento del sur, caliente y húmedo. Simboliza la vida.

53
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

35
y pacerá el Amado entre las flores.
36
[18] ¡Oh ninfas de Judea!,
en tanto que en las flores y rosales
37
el ámbar perfumea,
38
poblad los arrabales,
39
y no queráis tocar nuestros umbrales.
[19] 40
Escóndete, Carillo,
41
y mira con tu faz a las montañas,
42
y no quieras decidlo ;
mas mira las compañas
43
de la que va por ínsulas extrañas.

[EL ESPOSO]

A las aves ligeras,


[20] leones, ciervos, gamos saltadores,
montes, valles, riberas,
aguas, aires, ardores,
44
y miedos de las noches veladores:

Por las amenas liras


y canto de sirenas os conjuro
[21]
que cesen vuestras iras
y no toquéis al muro,
45
porque la esposa duerma más seguro .

Entrado se ha la esposa
en el ameno huerto deseado,
[22] 46
y a su sabor reposa,
el cuello reclinado

35
Las hierbas brotadas alimentarán al ciervo en que se ha encarnado el Esposo. Según
escribió San Juan, el austro es aquí metáfora del Espíritu Santo, que llena el alma con el amor
de Dios y las flores de la virtud.
36
Parte inferior del alma, la sensitiva y carnal. Las ninfas eran una especie de hadas de la
mitología clásica que vivían en bosques y ríos, en tanto que Judea es una región de Israel muy
citada en la Biblia. Esta expresión, ninfas de Judea, es creación de San Juan.
37
Mientras mi Esposo y yo nos consagramos al amor. El ámbar es una sustancia de origen
vegetal de olor muy agradable. Las flores y rosales que crecen en el huerto donde los esposos
van a amarse son, pues, tan exquisitos que, a su propio olor, suman el cautivador perfume del
ámbar.
38
Permaneced en las afueras de la ciudad.
39
Alejamiento del alma de lo sensitivo y carnal. La Esposa les exige a las ninfas que no se
acerquen a su huerto de amor, pues pueden contaminar con sus pecados la pureza de los
Esposos. Los versos parecen albergar una alusión despectiva a los judíos, muy despreciados
en época de San Juan. De hecho, se les pide a las ninfas que se queden en los arrabales, justo
la zona de la ciudad donde solía habitar la comunidad judía.
40
Diminutivo de querido. Se refiere al Amado.
41
Cara, rostro
42
Decirlo
43
Es decir, atiende a mis acompañantes. En términos alegóricos, los acompañantes del alma
serían sus virtudes.
44
Miedos que provocan que la gente esté despierta de noche.
45
[14] Seguramente. El Esposo invoca a todos los integrantes del mundo y los hechiza con el
agradable sonido de las liras y con el hermoso canto de las mitológicas sirenas, para que en
todas partes reine la calma. Nadie, por otro lado, debe acercarse al muro tras el que se halla la
Esposa, quien de ese modo podrá dormir tranquila.
46
A su gusto, con placer.

54
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

sobre los dulces brazos del Amado.


[23]
Debajo del manzano,
allí conmigo fuiste desposada;
allí te di la mano,
y fuiste reparada
47
donde tu madre fuera violada.

[LA ESPOSA]

Nuestro lecho florido,


[24] de cueva de leones enlazado,
en púrpura teñido,
de paz edificado,
49
de mil escudos de oro coronado.
50
A zaga de tu huella
[25] las jóvenes recorren el camino,
al toque de centella,
al adobado vino,
emisiones de bálsamo divino.
51
En la interior bodega
de mi Amado bebí, y, cuando salía
[26] 52
por toda aquesta vega ,
ya cosa no sabía,
53
y el ganado perdí que antes seguía.

Allí me dio su pecho,


allí me enseñó ciencia muy sabrosa,
[27] y yo le di de hecho
a mí, sin dejar cosa;
allí le prometí de ser su esposa.
54
Mi alma se ha empleado ,
55
[28] y todo mi caudal , en su servicio;
ya no guardo ganado,
ni ya tengo otro oficio,
que ya sólo en amar es mi ejercicio.
56
Pues ya si en el ejido
[29] de hoy más no fuere vista ni hallada,
diréis que me he perdido,
que, andando enamorada,

47
Este pasaje se refiere al Paraíso y el último verso al pecado original.
49
Los materiales del lecho conyugal donde van a unirse los esposos sugieren a la vez lo
delicado y lo resistente: junto a la frágil flor, hay piedras de las cuevas donde habitan fieros
leones. El poder y la riqueza del Esposo vienen simbolizados por las monedas de oro y la
púrpura. Obviamente, la riqueza material simboliza la belleza y omnipotencia de Dios.
50
Tras tu huella.
51
En lo más profundo.
52
Prado
53
Para expresar la felicidad de la comunión con Dios, la Esposa dice que ha bebido el vino de
su amado, y ha quedad así embriagada de amor. El vino es un símbolo importante en el
Cristianismo, pues encarna la sangre de Cristo en la comunión.
54
Entregado
55
Todas mis fuerzas
56
Campo comunitario de pasto donde los vecinos de un pueblo reúnen su ganado.

55
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

57
me hice perdediza y fui ganada.
58
De flores y esmeraldas ,
[30] en las frescas mañanas escogidas,
59
haremos las guirnaldas ,
en tu amor florecidas
y en un cabello mío entretejidas.

En sólo aquel cabello


60
que en mi cuello volar consideraste,
[31]
mirástele en mi cuello
y en él preso quedaste,
61
y en uno de mis ojos te llagaste.

Cuando tú me mirabas,
su gracia en mí tus ojos imprimían;
[32] por eso me adamabas ,
62

y en eso merecían
los míos adorar lo que veían.

No quieras despreciarme,
[33] que si color moreno en mí hallaste,
ya bien puedes mirarme,
después que me miraste,
63
que gracia y hermosura en mí dejaste.

[EL ESPOSO]

La blanca palomica
al arca con el ramo se ha tornado,
[34] y ya la tortolica
64

al socio deseado
65
en las verdes riberas ha hallado.

En soledad vivía,
[35] y en soledad ha puesto ya su nido,
y en soledad la guía
a solas su querido,
66
también en soledad de amor herido.

57
Es decir, me perdí voluntariamente y fui conquistada por Dios.
58
Hierbas verdes como la esmeralda.
59
Coronas
60
Observar, contemplar.
61
La fe, según san Juan en su evangelio.
62
Amabas
63
Con su simple mirada, el Esposo ha logrado embellecer a la Esposa, lo que da a entender
que el amor de Dios engrandece el alma y la colma de virtudes. En la estrofa se relaciona la
fealdad con la oscuridad de la piel, en buena medida por influencia del Cantar de los cantares,
que es el modelo en que se inspira San Juan. En el poema bíblico, la Esposa proclama: Negra
soy, pero hermosa.
64
Ambas aves se refieren al alma. El pasaje refiere al vuelo de retorno que hizo la paloma al
arca enviada por Noé para buscar tierra después de los 40 días de diluvio.
65
De la tórtola se decía que, al quedar viuda, iba por los campos buscando desoladamente a
su pareja, a la que guardaba una inquebrantable fidelidad. Del mismo modo, la Esposa,
siempre leal en su amor, ha buscado a su socio o compañero por todas partes y ha logrado al
fin encontrarlo y liberarse así de su pena.
66
La soledad, en la que tanto énfasis pone la estrofa, se identifica con la lealtad: tanto el
Esposo como la Esposa han permanecido solos mientras estaban separados porque son

56
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

[LA ESPOSA]

Gocémonos, Amado,
67
y vámonos a ver en tu hermosura
[36] al monte y al collado,
do mana el agua pura;
68
entremos más adentro en la espesura.

Y luego a las subidas


69
[37] cavernas de la piedra nos iremos
que están bien escondidas,
y allí nos entraremos,
70 71
y el mosto de granadas gustaremos.

Allí me mostrarías
[38] aquello que mi alma pretendía,
y luego me darías
allí tú, vida mía,
aquello que me diste el otro día.

El aspirar el aire,
72
[39] el canto de la dulce filomena ,
73 74
el soto y su donaire
en la noche serena,
75
con llama que consume y no da pena.

Que nadie lo miraba,


76
[40] Aminadab tampoco aparecía
y el cerco sosegaba,
77
y la caballería
78
a vista de las aguas descendía.

absolutamente fieles entre sí. Por otro lado, los esposos han conseguido la soledad que les
conviene a su amor, pues se han aislado de toda compañía antes de entregarse el uno al otro.
67
Perfección
68
Se refiere al conocimiento de los secretos del Amado.
69
Se refiere a los misterios de la sabiduría de Dios que hay en Cristo.
70
Zumo. En concreto, la Esposa alude al mosto de las granadas, que, por tener un intenso
color rojo, vendría a recordar al vino, la bebida que la tradición cristiana identifica con la sangre
de Cristo.
71
Divinos misterios de Cristo.
72
Ruiseñor
73
Lugar poblado de árboles y arbustos.
74
Gracia, belleza.
75
El amor de Dios se define como una dulce llama en la que el alma arde, y que, lejos de
producir dolor, disipa las penas
76
Con este nombre se refiere al demonio.
77
Sentidos corporales.
78
Los esposos han conseguido un aislamiento completo: ya nadie los mira ni estorba, ni
siquiera el Demonio, su implacable enemigo, que se ha rendido. A la derrota del Demonio se
alude con una imagen militar: el ejército ha relajado su asedio y la caballería, que se encargaba
de defender a los esposos, desciende tranquila hacia las aguas. Alegóricamente, el pasaje
viene a decirnos que el alma se ha recogido por completo en sí misma, se ha liberado de las
pasiones que la inducen a pecar y ha logrado unirse con Dios.

57
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

1. ¿En quién está inspirado el Cántico espiritual? ¿Cuáles son sus fuentes principales?
¿Quiénes son los esposos?

2. ¿Por qué el Cántico espiritual es una «alegoría»?


3. ¿Qué clase de estrofa es la suya? ¿Qué influencia de la lírica popular detectas en la
primera estrofa? A partir de la segunda, ¿cómo es el ambiente de la naturaleza que
se nos presenta? ¿Con qué tópico renacentista nos encontramos en la cuarta?

4. Glosa, brevemente, el contenido del poema.


5. Comenta el tema y la estructura. Para establecer las partes, considera las tres vías
místicas.

6. ¿Qué le pide la Esposa a la fuente en la estrofa 12? ¿Cómo reacciona el poeta


místico?
7. ¿Qué figura literaria aparece en el último verso de la estrofa 10 y en los versos 3-4 de la
15?

8. En la estrofa 7, ¿en qué verso expresa el poeta lo «inefable»? ¿Qué figura literaria
emplea?

9. Propuesta para el debate: «Misticismo y ascetismo en san Juan de la Cruz y fray


Luis de León».

58
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

59
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

13. Luis de Góngora, “Mientras por competir con tu cabello” (ca. 1582)

Mientras por competir con tu cabello,


1 2
oro bruñido al sol relumbra en vano;
mientras con menosprecio en medio el llano
3 4
mira tu blanca frente el lilio bello;
5
mientras a cada labio, por cogello .
6
siguen más ojos que al clavel temprano;
y mientras triunfa con desdén lozano
7
del luciente cristal tu gentil cuello:

goza cuello, cabello, labio y frente,


antes que lo que fue en tu edad dorada
oro, lilio, clavel, cristal luciente,
8
no sólo en plata o vïola troncada
se vuelva, mas tú y ello juntamente
9
en tierra, en humo , en polvo, en sombra, en nada.

ACTIVIDADES

1. El tema del soneto es una versión barroca del tópico renacentista del carpe diem. ¿Cómo es
la interpretación de dicho tópico que se realiza en este soneto?

2. Completa la siguiente correlación referida a los cuartetos:

luciente cristal
oro bruñido
frente
clavel

• Explica qué figura literaria corresponde a cada caso. ¿A qué elemento sensorial hace
referencia cada uno de ellos?
• El primer terceto recoge todos los términos que han aparecido aislados a lo largo de los
cuartetos. ¿En qué versos? ¿Cómo se realiza la agrupación?¿Cómo se llama este
recurso?

1
Pulido, brillante
2
Mientras el oro abrillantado trata inútilmente de reflejar el sol compitiendo con el dorado de tu
cabello…
3
Lirio
4
La frente de la amada es tan blanca que puede mirar con desprecio al lirio, flor de
extraordinaria blancura.
5
Cogerlo
6
Los labios de la amada son tan rojos como el clavel, y tan deseados por quienes los miran
como el primer clavel de la primavera.
7
Mientras tu hermoso cuello vence con juvenil desprecio al brillante cristal, al que supera en
delicadeza.
8
Violeta tronchada, rota.
9
No debe entenderse el vocablo como gas resultante de la combustión de un sólido, sino como
sinónimo de humus, esto es, capa de tierra formada por sustancias orgánicas en
descomposición.

60
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

14. Luis de Góngora, Fábula de Polifemo y Galatea, estrofas 4-9, 13-14, 62-63 (1611)

Comienza la fábula: lugar de la acción. Al final de la estrofa introduce la caverna de Polifemo, que
nos describirá más tarde

[4]
Donde, espumoso, el mar sicilïano
el pie argenta de plata al Lilibeo
(bóveda de las fraguas de Vulcano
o tumba de los huesos de Tifeo),
pálidas señas, cenizoso, un llano,
-cuando no del sacrílego deseo-
1
del duro oficio da. Allí una alta roca
mordaza es a una gruta de su boca.

Versión en prosa de la estrofa 4.


Cerca del espumoso mar de Sicilia casi rodea el promontorio2 al que los antiguos llamaron Lilibeo3,
como calzando el pie de este monte y argentándolo con la plata de las ondas marinas; cerca de esta
montaña que sirvió de bóveda a las fraguas subterráneas de Vulcano o de sepultura a los huesos de
Tifeo4, un llano, cubierto de ceniza, da todavía con ella pálidas señales del duro oficio de las
herrerías de Vulcano o del sacrílego intento de Tifeo.5 En este sitio, pues, una alta roca tapa la
entrada de una gruta, sirviendo así como de mordaza a la boca de la caverna.

Comienza la descripción de la caverna de Polifemo, que se prolonga hasta la estrofa siguiente

[5] Versión en prosa de la estrofa 5.


Guarnición tosca de este escollo duro Unos troncos robustos sirven de defensa y tosca
troncos robustos son, a cuya greña guarnición a este recio peñasco. A la greña o maraña
menos luz debe, menos aire puro intrincada de los árboles debe la caverna profunda aún
la caverna profunda, que a la peña; menos luz del día y menos aire puro que a la peña que la
6
caliginoso lecho, el seno obscuro cubre.7 Y que el seno oscuro de la cueva es lecho
ser de la negra noche nos lo enseña tenebroso de la noche más sombría nos lo indica una
infame turba de nocturnas aves, infame turba de aves nocturnas que allí gimen con
gimiendo tristes y volando graves. tristeza y vuelan pesadamente.

[6] Versión en prosa de la estrofa 6.


De este, pues, formidable de la tierra El triste hueco de este formidable bostezo de la tierra9
bostezo, el melancólico vacío sirve al gigante Polifemo, horror y espanto de aquellos
a Polifemo, horror de aquella sierra, montes, de bárbara choza, de sombrío albergue y de
bárbara choza es, albergue umbrío redil espacioso en el que encierra todo el ganado cabrío
y redil espacioso donde encierra que esconde u oculta con su número las ásperas cumbres
8
cuanto las cumbres ásperas cabrío de la sierra: bella abundancia de ganado que, a un
de los montes esconde: copia bella silbido de su gigantesco pastor, se reúne, y a la que un
que un silbo junta y un peñasco sella. peñasco manejado por Polifemo deja encerrada en la
cueva.

1
Se refiere al trabajo del herrero Vulcano.
2
Altura considerable de tierra que avanza dentro del mar.
3
Antigua ciudad de origen griego de Sicilia, hoy Marsala, cerca del volcán del mismo nombre y del cabo
situado en el extremo oeste de nombre Boeo.
4
Uno de los gigantes que pretendieron escalar el cielo y derrotar a Zeus-Júpiter y que fue vencido por la
alianza de los dioses.
5
Porque Tifeo, enterrado allí, vomita a veces cenizas ardientes desde su sepultura.
6
Denso, oscuro, tenebroso.
7
Si mucha luz y aire quita esta piedra, más quitan aún los árboles que están delante.
8
Todas las cabras.
9
Figuración del hueco de esta enorme gruta.

61
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Descripción del cíclope

[7] Versión en prosa de la estrofa 7.


Un monte era de miembros eminente Este cíclope, fiero hijo del dios Neptuno, era
éste, que -de Neptuno hijo fiero- como un monte alto en sus miembros. Su frente
de un ojo ilustra el orbe de su frente, es muy ancha con un solo ojo que brilla casi
émulo casi del mayor lucero; como el sol. Manejaba el pino más alto como un
cíclope a quien el pino más valiente, ligero bastón y resultaba ser tan delgado al
bastón, le obedecía tan ligero, enorme peso del gigante que un día era bastón, y
y al grave peso junco tan delgado, al otro día se presentaba doblado como un
8
que un día era bastón y otro cayado. cayado.

[8] Versión en prosa de la estrofa 8.


Negro el cabello, imitador undoso El cabello era negro, ondulado como las oscuras
de las obscuras aguas del Leteo, aguas del río Leteo,12 desordenado, que pende sin
al viento que lo peina proceloso aseo al soplo del viento huracanado que lo
vuela sin orden, pende sin aseo; revuelve; su barba es un torrente impetuoso y de
un torrente es su barba impetüoso, color rojizo que inunda su pecho (encrespado hijo
10 11
que –adusto hijo de este Pirineo – de este alto monte Pirineo), peinada de tarde en
su pecho inunda, o tarde, o mal, o en vano tarde, o mal o inútilmente sólo por los dedos de la
surcada aun de los dedos de su mano. mano (del propio gigante).

Descripción de cómo el gigante Polifemo mata a las alimañas más fieras

[9]
13
No la Trinacria en sus montañas fiera
armó de crueldad, calzó de viento,
que redima feroz, salve ligera,
su piel manchada de colores ciento:
pellico es ya la que en los bosques era
mortal horror al que, con paso lento,
los bueyes a su albergue reducía,
pisando la dudosa luz del día.

Versión en prosa de la estrofa 9. No ha criado la isla de Sicilia, en las asperezas de sus montañas,
fiera alguna armada de tanta crueldad o dotada de pies tan ligeros que –frente a Polifemo– libre por
su ferocidad o salve con su ligereza su piel manchada de cien colores. Usa el gigante las pieles de las
bestias que mata ya le sirve a Polifemo de pellico14 la fiera que antes, en los bosques, producía
mortal espanto al labrador que, con su paso lento, caminando a la dudosa luz crepuscular, volvía a su
establo los bueyes de la labranza.

8
Que el bastón más grueso se dobla bajo su peso.
10
Por lo oscuro y encrespado. El nombre Pirineo se relacionaba tradicionalmente con la voz griega piros,
fuego.
11
El propio Polifemo, quien por su enorme estatura, se identifica con la montaña.
12
Uno de los cuatro ríos del Infierno. Río del Olvido que vierte sus aguas en la laguna Estigia. Sus aguas
hacían olvidar de pronto todo su pasado a quien las bebía.
13
Isla de Sicilia. Toma este nombre del aspecto triangular de la isla a vista de pájaro.
14
Zamarra o chaleco de pastor hecho de piel de animal.

62
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Descripción de Galatea

[13] Versión en prosa de la estrofa 13.


Ninfa, de Doris hija, la más bella, Polifemo adora a una ninfa, hija de Doris15,
adora que vio el reino de la espuma. la más bella que él ha visto en el reino marino de la
Galatea es su nombre y dulce en ella espuma. Se llama Galatea, y en ella resume dulcemente
el terno Venus de sus Gracias suma. Venus16 los encantos de sus tres Gracias.17 Son sus ojos
Son una y otra luminosa estrella dos luminosas estrellas: lucientes ojos que fulguran18
lucientes ojos de su blanca pluma: sobre su piel tan blanca como la pluma del cisne. Reúne,
si roca de cristal no es de Neptuno, pues, Galatea las características combinadas del pavón19
pavón de Venus es, cisne de Juno. y del cisne. Y como el pavón está consagrado a Juno20 y
el cisne a Venus, podemos decir que es un pavón de
Venus,21 o bien, cisne de Juno;22 si ya no queremos
llamarla roca o escollo cristalino de los mares de
Neptuno23.

[14] Versión en prosa de la estrofa 14.


Purpúreas rosas sobre Galatea Al nacer al día, la Aurora deshoja los pétalos de rosas
24 25
la Alba entre lilios cándidos deshoja: rojas entre sencillos lirios que caen sobre Galatea: duda
26
duda el Amor cuál más su color sea, Eros sobre el color apropiado de la ninfa: o rojo
27
o púrpura nevada, o nieve roja. emblanquecido o blanco enrojecido. Una perla roja
28
De su frente la perla es, eritrea, aventaja inútilmente la frente de Galatea. El dios Amor
29 30
émula vana. El ciego dios se enoja se enfada por ello y, condenando a la perla por su
31
y, condenando su esplendor, la deja atrevimiento, la regala y permite a la ninfa llevarla
pender el oro al nácar de su oreja. como pendiente de oro en sus blancas orejas.

15
Diosa, hija de Océano y Tetis, casada con su hermano Nereo.
16
Diosa romana del amor.
17
Diosas del encanto, la belleza, la naturaleza, la creatividad humana y la fertilidad.
18
Brillan, resplandecen.
19
Pavo real
20
Diosa romana del matrimonio y reina de los dioses. Era hija de Saturno y de Ops y hermana y esposa
de Júpiter.
21
Pavón por los ojos; de Venus, por ser blanca como el cisne de Venus.
22
Cisne por la blancura. De Juno
23
Dios de las aguas y de los mares.
24
Lirios, azucenas.
25
Blancos
26
Se refiere a Eros, dios de la atracción sexual. También conocido como Dionisio, en Roma era llamado
Cupido.
27
De color rojo.
28
Del mar Rojo.
29
supera
30
Se refiere al dios Amor o Cupido. Se le representa siempre con alas, porque la pasión que inspira no es
duradera. Lleva los ojos vendados para sugerir que el amante no ve en su amada los defectos y las faltas.
31
Este pronombre átono se refiere a la perla.

63
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Muerte de Acis. Polifemo arranca una enorme peña y la lanza sobre el amante de Galatea. Invocadas
las deidades marinas, hacen que del aplastado cuerpo de Acis salga límpida agua en vez de sangre

[62]
Con violencia desgajó, infinita,
la mayor punta de la excelsa roca,
que al joven sobre quien la precipita
urna es mucha, pirámide no poca.
Con lágrimas la ninfa solicita
las deidades del mar, que Acis invoca;
concurren todas y el peñasco duro
la sangre que exprimió, cristal fue puro.

Versión en prosa de la estrofa 62. Con enorme y violento esfuerzo arrancó Polifemo la mayor punta
del elevado peñasco desde donde había cantado, la cual le sirve al joven, sobre quien la precipita, de
urna, para sus restos, excesivamente grande, y de no pequeña pirámide funeraria. La ninfa, toda
llorosa, pide ayuda a las divinidades del mar, y también las invoca Acis. Acuden todas en su ayuda y
hacen que la sangre que al caer sobre él exprimió el duro peñasco se convierta en agua pura y
cristalina.

Del cuerpo de Acis sale un caudal de agua que va corriendo hasta llegar al mar. Allí lo recibe Doris

[63]
Sus miembros lastimosamente opresos
del escollo fatal fueron apenas,
que los pies de los árboles más gruesos
32
calzó el líquido aljófar de sus venas;
corriente plata al fin sus blancos huesos,
lamiendo flores y argentando arenas,
a Doris llega, que con llanto pío,
yerno lo saludó, lo aclamó río.

Versión en prosa de la estrofa 63. Apenas fueron los miembros de Acis aplastados por el peñasco
fatal, cuando el agua que, como líquido aljófar salió de sus venas, bañó, calzándolos, los pies de los
más gruesos árboles. Sus huesos, también convertidos en agua como corriente de plata, pasan
rozando flores de lugares amenos o plateando doradas arenas, hasta llegar a Doris, al mar. Y Doris,
madre de Galatea, le acoge con piadoso llanto por su muerte y al mismo tiempo lo saluda como
yerno y lo aclama como divinidad, pues ha sido transformado en río.

32
Perla. Por asociación, de color blanco.

64
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

1. Glosa brevemente el argumento de la Fábula de Polifemo y Galatea.

2. ¿Dónde transcurren los hechos? ¿Cuál es la fuente principal del Polifemo? ¿Qué cambios
lleva a cabo Góngora sobre el mito?

3. Marca cuál es el tema principal de la obra:

La ira del cíclope


La fragilidad de Galatea
La belleza de Acis
El amor entre Acis y Galatea

4. ¿Por qué, desde el punto de vista del tema del amor, podemos entender la Fábula como un
homenaje a Galatea?

5. Busca las estrofas donde se describe al cíclope. ¿Qué recurso estilístico predomina en torno
a esa descripción? Relaciona la columna A con la B:

A B
gigante lucero (sol)
frente robusto pino (bastón-cayado)
ojo monte
fuerza orbe

6. Elige una estrofa y analiza su métrica. ¿Qué clase de estrofa emplea Góngora en el
Polifemo?
7. Comenta la correlación y la dualidad en la estrofa 4.
8. ¿Qué leyendas mitológicas forman parte de la estrofa 4? Explícalas brevemente.
9. Analiza los recursos estilísticos de la estrofa 5. Di la figura que se emplea en los siguientes
versos: «formidable / de la tierra bostezo» (estrofa 6), «Un monte era de miembros
eminente» (7), y «urna es mucha, pirámide no poca» (62).

10. ¿Cómo se reproduce la sensación del temblor-desorden (terremoto) en el estilo? (Estrofa 6.)
11. ¿Quién es Galatea? (Estrofa 13.) ¿Y Acis?
12. ¿Qué contraste observas entre la descripción del cíclope Polifemo y la de Galatea? (Estrofas 7 y
13.)
13. ¿Cuál es la estructura externa de la Fábula? ¿Con qué partes de la Fábula se corresponde la
selección propuesta en esta antología?

14. Explica algunas características del «culteranismo» a partir del texto.

65
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

15.

66
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

1
15. Lope de Vega, La Filomena , Epístola IX, vv. 49-63 (“Pasan las horas de la edad florida") (ca. 1610)

A Don Juan de Urguijo

Pasan las horas de la edad florida


como suele escribir renglón de fuego
cometa por los aires encendida.
Viene la edad mayor, y viene luego,
tal es su brevedad, y finalmente
pone templanza el varonil sosiego.
Mas cuando un hombre de sí mismo siente
que sabe alguna cosa, y que podría
comenzar a escribir mas cuerdamente,
ya se acaba la edad y ya se enfría
la sangre, el gusto, y la salud padece
avisos varios que la muerte envía.
De suerte que la edad, cuando florece,
no sabe aquello que adquirió pasando,
y cuando supo más, desaparece.

ACTIVIDADES

1. ¿Cómo es la métrica de este poema?


2. ¿Qué tópico emplea el poeta?
3. Resume el contenido del poema.
4. ¿Crees que el poema es justificativo?

1
La Filomena (1612) es una obra miscelánea de Lope que da cabida a textos muy variados,
tanto en prosa como en verso, entre los que se encuentran algunas epístolas en tercetos. En
concreto, ésta es una de ellas (fragmento que ocupa los versos 49-66), dedicada al poeta y
mecenas Juan de Arguijo. En ella, Lope hace algunas confesiones íntimas, emite algunos
juicios sobre escritores de la época y reflexiona sobre la fugacidad de la vida en relación con la
creación literaria.

67
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Andrés Fernández de Andrada

Fue capitán del ejército español y estuvo en México,


donde murió en la más absoluta pobreza, e ignorado
de todos. Se le conoce fundamentalmente como autor
de una obra que figura en todas las antologías de
poesía clásica española por su perfección, la Epístola
moral a Fabio, cumbre de la epístola horaciana en
España. Sus fuentes literarias vienen del Antiguo
Testamento, Séneca y Horacio y representa el espíritu
de tradición senequista y de ascetismo cristiano en
España, invitando a la resignación de una vida en aurea mediocritas o "dorada medianía" y
reflexionando sobre la brevedad de la vida y la condición humana.

La autoría del poema ha sido demostrada modernamente, por más que se atribuyera en
principio a otros poetas de la época como Bartolomé Leonardo de Argensola o Francisco de
Rioja. El primero en atinar con el verdadero escritor del poema fue Adolfo de Castro en un
trabajo publicado en 1875, y Dámaso Alonso lo confirmó muchos años después con nuevos
datos.

El destinatario del poema en tercetos encadenados fue el corregidor de la ciudad de México


Alonso Tello de Guzmán, deseoso de pretender cargos en la Corte, y le invita a la búsqueda de
la virtud, la resignación y el "áureo equlilibrio", cantado ya por Horacio y Fray Luis de León en
sus poesías.

El poema se desarrolla con un visible ritmo bimembre, recurriendo al artificio del braquistiquio
(pausa breve para destacar el significado de las palabras importantes).

68
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

16. Andrés Fernández de Andrada, Epístola moral a Fabio, vv. 1-21, 46-51, 58-63, 67-72, 100-
108, 115-117, 127-129, 163-168, 172-174, 181-195, 202-205 (antes de 1613)

Poema dedicado a su amigo Alonso Tello de Guzmán (“Fabio”), con motivo de su


nombramiento como corregidor de México en 1612

[vv. 1-21]
Fabio, las esperanzas cortesanas
1
prisiones son do el ambicioso muere
y donde al más activo nacen canas;
el que no las limare o las rompiere
ni el nombre de varón ha merecido,
ni subir al honor que pretendiere.
El ánimo plebeyo y abatido
elija en sus intentos temeroso
antes estar suspenso que caído;
que el corazón entero y generoso
al caso adverso inclinará la frente
2
antes que la rodilla al poderoso.
Más coronas, más triunfos dio al prudente
que supo retirarse, la fortuna,
que al que esperó obstinada y locamente.
3
Esta invasión terrible e importuna
de contrarios sucesos nos espera
desde el primer sollozo de la cuna.
Dejémosla pasar como a la fiera
4
corriente del gran Betis , cuando airado
dilata hasta los montes la ribera. […]

[vv. 46-51]
Más quiere el ruiseñor su pobre nido
de pluma y leves pajas, más sus quejas
5
en el bosque repuesto y escondido,
que agradar lisonjero las orejas
de algún príncipe insigne, aprisionado
6
en el metal de las doradas rejas. […]

[vv. 58-63]
Iguala con la vida el pensamiento,
7
y no le pasarás de hoy a mañana,
ni aún quizá de un momento a otro momento.
Apenas tienes ni una sombra vana
8
de nuestra antigua Itálica , ¿y esperas?
¡Oh error perpetuo de la suerte humana! […]

1
Donde
2
El poeta critica al hombre innoble y ruin (el ánimo plebeyo y abatido) que, por miedo al poderoso, vive en
la incertidumbre (el suspenso) con tal de no renunciar a sus ambiciones, mientras que el hombre íntegro
prefiere la derrota (el caso adverso) antes que arrodillarse ante el poderoso.
3
Inoportuna
4
Nombre latino del río Guadalquivir
5
Apartado, alejado
6
Es decir, el ruiseñor prefiere su pobre nido antes que contentar a un príncipe ilustre (agradarle las
orejas) con tono de alabanza (lisonjero) y estar aprisionado en una jaula de oro.
7
Fabio debe adaptar sus deseos a la vida real (iguala con tu vida el pensamiento), pues, de lo contrario,
no hará más que postergar una y otra vez la satisfacción de sus ambiciones, lo que le abocará a una
frustración perpetua.
8
Itálica fue una importante ciudad romana cercana a Sevilla de la que, en el siglo XVIII sólo quedaban
ruinas. El poeta cita esta ciudad antigua para darle a entender a Fabio que no retrase su cambio de vida,
pues el tiempo pasa inexorablemente.

69
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

[vv. 67-72]
¿Qué es nuestra vida más que breve día
do apenas sale el sol cuando se pierde
en las tinieblas de la noche fría?
¿Qué más que el heno, a la mañana verde,
seco a la tarde? ¡Oh ciego desvarío!
9
¿Será que de este sueño se recuerde ? […]

[vv. 100-108]
¿Piensas acaso tú que fue criado
el varón para rayo de la guerra,
10
para surcar el piélago salado,
para medir el orbe de la tierra
o el cerco por do el sol siempre camina?
¡Oh, quien así lo entendiese, cuánto yerra!
11
Esta nuestra porción, alta y divina,
a mayores acciones es llamada
y en más nobles objetos se termina. […]

[vv. 115-117]
Quiero, Fabio, seguir a quien me llama
y callado pasar entre la gente,
12
que no afecto los nombres ni la fama. […]

[vv. 127-129]
13
Un ángulo me basta entre mis lares ,
un libro y un amigo, un sueño breve,
que no perturben deudas ni pesares. […]

[vv. 163-168]
¡Qué muda la virtud por el prudente!
¡Qué redundante y llena de ruido
por el vano, ambicioso y aparente!
Quiero imitar al pueblo en el vestido,
en las costumbres sólo a los mejores,
14
sin presumir de roto y mal ceñido. […]

[vv. 172-174]
Una mediana vida yo posea,
un estilo común y moderado,
que no le note nadie que le vea. […]

9
Se despierte
10
Mar adentro. Parte del mar que dista mucho de tierra.
11
Es decir, nuestra razón, que tiene origen divino y es, por tanto, una parte o porción de Dios.
12
Que no deseo ni el renombre ni la fama.
13
Lugar de origen de una persona, hogar. También lugar de la casa donde se enciende el
fuego.
14
El poeta afirma que quiere llevar ropas humildes (imitar al pueblo en el vestido) pero sin
incurrir en el exceso de aparecer ante la gente con la ropa rota o, tan descuidadamente
vestido, que parezca que sus prendas están sueltas (mal ceñido).

70
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

[vv. 181-195]
Sin la templanza, ¿viste tú perfeta
alguna cosa? ¡Oh muerte!, ven callada,
15
como sueles venir en la saeta ;
no en la tonante máquina preñada
16
de fuego y de rumor, que no es mi puerta
17
de doblados metales fabricada.
Así, Fabio, me enseña descubierta
18
su esencia la verdad, y mi albedrío
con ella se compone y se concierta.
19
No te burles de ver cuánto confío,
ni al arte de decir, vana y pomposa,
20
el ardor atribuyas de este brío.
¿Es, por ventura, menos poderosa
que el vicio la virtud? ¿Es menos fuerte?
21
No la arguyas de flaca y temerosa. […]

[vv. 202-205]
Ya, dulce amigo, huyo y me retiro
22
de cuanto simple amé; rompí los lazos:
ven y sabrás al grande fin que aspiro
23
antes que el tiempo muera en nuestros brazos.

ACTIVIDADES

1. Dentro de la poesía lírica, ¿qué es una epístola? ¿En qué metros está escrita?
2. En la Epístola podemos distinguir dos grandes apartados: introducción y desarrollo.
¿Qué versos ocupa cada uno de los apartados y de qué tratan?

3. ¿En qué parte del poema encontramos ecos manriqueños? ¿Qué representan las
ruinas de Itálica?

4. ¿Cuál es la tesis del poema? Lee con atención los versos 135-137. ¿Cuál es el
modelo de vida que proponen?

5. En los versos 172-174 se encuentra el tópico de la aurea mediocritas. ¿En qué


consiste?

15
Aguja del reloj. La muerte viene en la saeta. Es la visión barroca del inexorable paso del
tiempo.
16
Es decir, en el cañón que suena como el trueno (es tonante).
17
La muerte no tendrá que esforzarse mucho para acceder al poeta, pues la puerta de su casa
no está formada por resistentes planchas de metal.
18
Libertad para decidir lo que uno quiere hacer.
19
No te burles de ver cuánta esperanza tengo.
20
Ni a la retórica, vacía y grandilocuente, atribuyas el tono decidido con que hablo.
21
Acusar, tachar
22
El poeta anuncia que abandona las grandes ambiciones y deseos que en otro momento
sostuvo porque era ignorante (simple).
23
Es decir, antes de que el pulso deje de latir en nuestras muñecas, antes de que nuestro
corazón se pare para siempre.

71
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

72
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

17. Francisco de Quevedo, “¡Ah de la vida!”… ¿Nadie me responde?” (ca. 1640)

Represéntase la brevedad de lo que se vive, y cuán nada parece lo que se vivió

"¡Ah de la vida!"... ¿Nadie me responde?


1
¡Aquí de los antaños que he vivido!
La Fortuna mis tiempos ha mordido;
2
las Horas mi locura las esconde.

¡Que sin poder saber cómo ni a dónde


3
la salud y la edad se hayan huido!
4
Falta la vida, asiste lo vivido,
y no hay calamidad que no me ronde.

Ayer se fue; Mañana no ha llegado;


Hoy se está yendo sin parar un punto:
soy un fue, y un será, y un es cansado.

En el Hoy y Mañana y Ayer, junto


5
pañales y mortaja, y he quedado
presentes sucesiones de difunto.

ACTIVIDADES

1. La poesía de Quevedo se puede dividir por temas. Marca el que creas que se ajusta a
este soneto:

Filosófico-moral
Amoroso
Satírico-burlesco

2. ¿Cuál es el tema-tópico? ¿Aparece reflejado en el título? Identifica en el poema la


muerte, la brevedad y el vacío de la vida.

3. Analiza la estructura.
4. ¿Qué uso del verbo ser se hace en el verso undécimo?

5. ¿Qué recurso se ha empleado con «pañales» y «mortaja» (v. 13)? ¿Qué efecto produce
la unión de ambos términos?

6. ¿Por qué se utiliza el pretérito perfecto?


7. Propuesta para un debate: ¿son tendencias contrarias el culteranismo y el conceptismo?

1
Pasados. El poeta desea que los tiempos pasados le ayuden. Con una fórmula parecida
(¡Aquí la justicia!) se pedía socorro.
2
Explicación a los versos 3 y 4: las ambiciones y las locuras han perdido parte de mi vida.
3
Vida
4
Está presente el desgaste físico causado por el paso del tiempo.
5
Me he convertido en

73
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

18. Francisco de Quevedo, “Cerrar podrá mis ojos la postrera” (ca. 1620)

Amor constante más allá de la muerte

Cerrar podrá mis ojos la postrera


1 2 3
sombra, que me llevare el blanco día;
y podrá desatar esta alma mía
4 5
hora , a su afán ansioso lisongera:
6
Mas no de esotra parte en la ribera
7
dejará la memoria, en donde ardía;
8
nadar sabe mi llama la agua fría,
9
y perder el respeto a ley severa.
10
Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,
11
venas, que humor a tanto fuego han dado,
12
médulas , que han gloriosamente ardido;
13
su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.

ACTIVIDADES

1. ¿Cómo es la estructura métrica de este soneto? ¿Cuál es el sujeto de «podrá desatar» (v. 3)?
¿Qué significa «desatar el alma»?

2. a. Enuncia el tema y relaciónalo con el título y con las antítesis que aparecen en el poema.

b. El tratamiento del tema del amor:


Se expresa de manera abstracta
Se concreta en una mujer
3. Establece las distintas partes en las que se puede dividir el contenido del soneto.
4. Indica las ideas contrapuestas del segundo cuarteto. ¿Qué nexo las introduce?
5. Comenta el «paralelismo» en los tercetos y el sentido paradójico del segundo de
ellos.

1
La muerte
2
Separe
3
La vida. El poeta prevé el momento en que la sombra última de la muerte le cerrará los ojos y
le arrebatará la luz de este mundo.
4
La hora de la muerte
5
Es decir, y la hora agradable de la muerte podrá soltar mi alma, que está ansiosa por liberarse
(de la cárcel del cuerpo) para acceder así a la vida eterna.
6
Esa otra
7
Las almas de los muertos, ayudadas por el barquero Caronte, realizaban un viaje en el que
olvidaban todo lo ocurrido. El alma, al cruzar el río Leteo, no llevará el recuerdo del amor con
que ardía mientras había permanecido unida al cuerpo.
8
Amor
9
Ley que obligaba a olvidar al atravesar el Leteo.
10
Eros, dios del amor.
11
Sangre
12
Tuétano. Sustancia interior de los huesos.
13
Sentimiento amoroso, pena de amor.

74
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Sor Juana Inés de la Cruz


Poeta y humanista nacida en México. Su poesía,
ingeniosa, elocuente y expresiva, la convirtió en la
personalidad más destacada de las letras virreinales
del siglo XVII. Su nombre completo era Juana Inés
Ramírez de Asbaje.

Nació en la ciudad de San Miguel, Nepantla, y fue


autodidacta principalmente. Se reveló como niña
prodigio aprendiendo a leer a la edad de tres años.
Durante su adolescencia fue dama de compañía en la corte del virrey de Nueva España, donde
destacó por su belleza, ingenio, inteligencia y conocimientos. En 1667 abandonó la vida de la
Corte y entró en un convento carmelita. Algunos biógrafos han atribuido su retiro a un amor no
correspondido, pero ella declaró que sólo la vida monástica le ofrecía la oportunidad de llevar a
cabo sus propósitos intelectuales. Dos años más tarde ingresó en el convento de San
Jerónimo. Allí sor Juana Inés de la Cruz estudió teología, literatura, historia, música y ciencia.

Mantuvo correspondencia con los principales poetas y eruditos de su tiempo y escribió una
obra poética que le valió el apodo de la Décima Musa. Ciertas autoridades de la Iglesia
Católica en México desaprobaban sus estudios e intentaron que los abandonara. En 1691, en
respuesta a la reprimenda de un superior, escribió una carta titulada Respuesta a Sor Filotea,
en la que defendía sus intereses profanos y reivindicaba la igualdad de oportunidades
educativas para las mujeres. Esta carta se considera una obra definitiva de la literatura
feminista. Dos años más tarde, sin embargo, abandonó sus estudios y se dedicó casi por
completo a la contemplación religiosa. Sus escritos, abarcan poemas líricos y alegóricos y
dramas religiosos y profanos, como, Inundación castálida (1689); Segundo volumen de las
obras de sor Juana Inés de la Cruz (1692) y Fama y obras póstumas del fénix de México y
décima musa (1700) y se han reeditado sin cesar desde entonces.

75
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

19. Sor Juana Inés de la Cruz, “Hombres necios que acusáis” (finales del siglo XVII)

Arguye de inconsecuentes el gusto y la censura de los hombres que en las mujeres acusan
1
lo que causan.

Hombres necios que acusáis Pues ¿cómo ha de estar templada


a la mujer sin razón, la que vuestro amor pretende,
sin ver que sois la ocasión si la que es ingrata ofende
de lo mismo que culpáis: y la que es fácil enfada?

si con ansia sin igual Mas entre el enfado y pena


solicitáis su desdén, que vuestro gusto refiere,
¿por qué queréis que obren bien bien haya la que no os quiere
si las incitáis al mal? y quejaos enhorabuena.

Combatís su resistencia, Dan vuestras amantes penas


y luego con gravedad a sus libertades alas,
decís que fue liviandad y después de hacerlas malas
lo que hizo la diligencia. las queréis hallar muy buenas.

Parecer quiere el denuedo ¿Cuál mayor culpa ha tenido


de vuestro parecer loco en una pasión errada,
al niño que pone el coco la que cae de rogada
y luego le tiene miedo. o el que ruega de caído?

Queréis con presunción necia ¿O cuál es más de culpar,


hallar a la que buscáis, aunque cualquiera mal haga:
para pretendida, Thais, la que peca por la paga
y en la posesión, Lucrecia. o el que paga por pecar?

¿Qué humor puede ser más raro Pues ¿para qué os espantáis
que el que, falto de consejo, de la culpa que tenéis?
él mismo empaña el espejo Queredlas cual las hacéis
y siente que no esté claro? o hacedlas cual las buscáis.

Con el favor y el desdén Dejad de solicitar,


tenéis condición igual, y después, con más razón,
quejándoos, si os tratan mal, acusaréis la afición
burlándoos, si os quieren bien. de la que os fuere a rogar.

Opinión ninguna gana, Bien con muchas armas fundo


pues la que más se recata, que lidia vuestra arrogancia,
si no os admite, es ingrata pues en promesa e instancia
y si os admite, es liviana. juntáis diablo, carne y mundo.

Siempre tan necios andáis


que con desigual nivel
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.

• gravedad: seriedad o decoro.


• liviandad: ligereza
• diligencia: Agilidad, prisa.

1
La poetisa califica de incompatibles los deseos de los hombres y sus críticas a las mujeres,
pues son ellos quienes provocan los defectos que les reprochan a ellas.

76
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

• Parecer quiere: Se parece.


• denuedo: esfuerzo
• al niño que pone el coco / y luego le tiene miedo: dado que , por los huecos
de su cáscara, el coco recuerda a la cara de un fantasma, algunos niños los
emplean para asustar a la gente. Los hombres, en su actitud con las
mujeres, son como un niño que usara un coco para asustar y luego tuviera
miedo de él.
• con presunción necia: sin necesidad de ser probado. Suposición absurda.
• Thais: Cortesana griega, amante de Alejandro Magno y Tolomeo, y famosa
por su desparpajo sexual.
• Lucrecia: Dama romana que llegó a suicidarse para no ser violada. Con el
recuerdo de estos dos personajes antiguos, sor Juana señala la siguiente
contradicción: al hombre le gusta que la mujer sea sensual y desenfrenada
cuando sólo la quiere como compañera de cama, pero exige pureza absoluta
en la mujer con la que se ha de casar.
• humor: comportamiento
• el espejo: representa la virtud y la virginidad de la mujer.
• liviana: Ligera, sin principios.
• templada: Serena, tranquila.
• penas: Quejas amorosas con que se convence a una mujer.
• ¿Cuál mayor culpa ha tenido / en una pasión errada, / la que cae de rogada /
o el que ruega de caído?: ¿Quién es más culpable cuando dos se entregan a
una pasión inadecuada: la mujer que sucumbe después de que un hombre le
haya suplicado mucho o el hombre que, caído en la pasión desde el primer
momento, ruega sin cesar a la mujer?
• ¿O cuál es más de culpar, / aunque cualquiera mal haga: / la que peca por la
paga / o el que paga por pecar?:¿Quién es más culpable, la prostituta que
cobra por su amor o el cliente que paga por pecar?
• solicitar: pedirle a alguien una relación amorosa.
• y después, con más razón, / acusaréis la afición / de la que os fuere a rogar:
Y entonces criticaréis justamente la insistencia de la mujer que os vaya a
suplicar amores. El hombre sólo podrá quejarse cuando sea la mujer quien
busque su amor y no a la inversa.
• Bien con muchas armas fundo / que lidia vuestra arrogancia, / pues en
promesa e instancia / juntáis diablo, carne y mundo: Comprendo bien que
vuestra arrogancia es muy poderosa, pues en las súplicas y promesas que le
hacéis a las mujeres se concentran el diablo, la carne y el mundo (el mal, la
lujuria y lo efímero), que son los tres enemigos del alma según la doctrina
católica.

ACTIVIDADES

1. ¿Comenta la métrica.
2. ¿Con qué figura se abre el poema y a quién se dirige? ¿Cómo es el tono general del
poema?
3. Explica la metáfora «empaña el espejo» de la estrofa sexta.
4. Cuál es la idea central del poema? ¿En qué momento se plantea la tesis? ¿Dónde se
vuelve a insistir sobre ella?

5. ¿Cómo es la estructura?

77
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

78
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

79
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

1
20. José de Espronceda, “Marchitas ya las juveniles flores” (A *** dedicándole estas poesías)
(ca. 1840)

Marchitas ya las juveniles flores,


nublado el sol de la esperanza mía,
hora tras hora cuento y mi agonía
2
crecen y mi ansiedad y mis dolores.
3
Sobre terso cristal, ricos colores
pinta alegre, tal vez mi fantasía,
cuando la triste realidad sombría
4
mancha el cristal y empaña sus fulgores .

Los ojos vuelvo en su incesante anhelo,


y gira en torno indiferente el mundo,
y en torno gira indiferente el cielo.

A ti las quejas de mi mal profundo,


hermosa sin ventura, yo te envío:
mis versos son tu corazón y el mío.

ACTIVIDADES

1. ¿Cuál es el sujeto de «crecen» (v. 4)?


2. ¿Qué lugar ocupa Teresa Mancha en la vida de Espronceda?
3. Comenta el tema del soneto.
4. Completa con ejemplos, extraídos del soneto, las siguientes características generales
del Romanticismo:

Características Romanticismo Ejemplos del soneto


El subjetivismo. La protagonista del soneto es
alma exaltada de poeta.
Incorporación de la naturaleza a su propio
estado de ánimo.
Búsqueda de una felicidad imposible.
Intento de evasión de la realidad.
Insatisfacción, limitaciones ante el mundo
circundante.

1
Esta dedicatoria en forma de soneto figura al frente de Poesías (1840) de Espronceda. La
oculta destinataria pudo ser Carmen Osorio, mujer de vida frívola y amante del poeta, o bien su
prometida Bernarda de Beruete, aunque lo más probable es que se tratara de Teresa Mancha.
2
Esto es, y mi agonía y mi ansiedad y mis dolores crecen.
3
Limpio, reluciente.
4
Resplandor

80
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

81
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

21. Gustavo Adolfo Bécquer, “Del salón en el ángulo oscuro”, de Rimas (1868)

Del salón en el ángulo oscuro,


de su dueña tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo
veíase el arpa.

¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas


como el pájaro duerme en las ramas,
esperando la mano de nieve
que sabe arrancarlas!
1
¡Ay! pensé; ¡cuántas veces el genio
así duerme en el fondo del alma,
2
y una voz, como Lázaro , espera
que le diga: «¡Levántate y anda!».

ACTIVIDADES

1. Según la temática, ¿a qué serie pertenece la Rima VII?:


Amor
Desengaño
Dolor y angustia
Poesía

2. ¿Qué representa el «arpa»? ¿De qué recursos de estilo se vale el poeta para destacar
el objeto? ¿Cuál es el tema de la rima?

3. Comenta la estructura.

4. Desde el punto de vista de la concepción becqueriana de la poesía, ¿qué sentido


tiene el verbo «dormir» en las dos últimas estrofas?

5. El concepto de la Gesamtkunstwerk u obra de arte total caló hondo en la estética


romántica. Establecía la unión de la poesía con las otras disciplinas artísticas, sobre
todo con la música y la pintura. Explica qué hay de lo que acabamos de afirmar en
esta rima.

1
la inspiración
2
Personaje del Evangelio que fue resucitado por Jesús.

82
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

83
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

22. Rosalía de Castro, “Adiós, ríos; adiós, fontes”, de Cantares gallegos (1863)

Adiós, ríos; adios, fontes; Adiós, ríos, adiós fuentes,


adios, regatos pequenos; adiós, arroyos pequeños,
adios, vista dos meus ollos: adiós, visión de mis ojos;
non sei cando nos veremos. no sé cuándo nos veremos.

Miña terra, miña terra, Tierra mía, tierra mía.


terra donde me eu criei, tierra donde yo me crié,
hortiña que quero tanto, huertecillo que quiero tanto,
figueiriñas que prantei, higueruelas que planté,

prados, ríos, arboredas, prados, ríos, arboledas,


pinares que move o vento, pinares que mueve el viento,
paxariños piadores, pajarillos piadores,
casiña do meu contento, casita de mi contento,

muíño dos castañares, molino de los castañares,


noites craras de luar, noches claras de luna,
campaniñas trimbadoras, campanitas timbradoras
da igrexiña do lugar, de la iglesita del lugar,

amoriñas das silveiras moras de los zarzales


que eu lle daba ó meu amor, que yo le daba a mi amor,
camiñiños antre o millo, senderos entre el maíz,
¡adios, para sempre adios! ¡adiós para siempre, adiós!

¡Adios groria! ¡Adios contento! ¡Adiós, gloria! ¡Adiós, contento!


¡Deixo a casa onde nacín, ¡Dejo la casa donde nací,
deixo a aldea que conozo dejo la aldea que conozco
por un mundo que non vin! por un mundo que no vi!

Deixo amigos por estraños, Dejo amigos por extraños,


deixo a veiga polo mar, dejo la vega por el mar;
deixo, en fin, canto ben quero... dejo, en fin, cuanto bien quiero…
¡Quen pudera non deixar!... ¡Quién pudiera no dejarlo…!

......................................... ………………………………………

Mais son probe e, ¡mal pecado!, Pero soy pobre y, ¡desdichado!


a miña terra n'é miña, mi tierra no es mía,
que hastra lle dan de prestado pues hasta le dan de prestado
a beira por que camiña la orilla por que camina
ó que naceu desdichado. al que nació desdichado.

Téñovos, pois, que deixar, Os tengo, pues, que dejar,


hortiña que tanto amei, huertecillo que tanto amé
fogueiriña do meu lar, hogueruela de mi hogar,
arboriños que prantei, arbolillos que planté,
1 2
fontiña do cabañar. fontana del cabañal .

Adios, adios, que me vou, Adiós, adiós, que me voy,


herbiñas do camposanto, hierbecillas del camposanto,
donde meu pai se enterrou, donde mi padre se enterró,
herbiñas que biquei tanto, hierbecillas que besé tanto,
terriña que nos criou. tierra que nos crió.

1
Manantial
2
Camino por donde transita el ganado.

84
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Adios Virxe da Asunción, Adiós Virgen de la Asunción,


3
branca como un serafín; Blanca como un serafín ;
lévovos no corazón: Os llevo en el corazón:
Pedídelle a Dios por min, Pedidle a Dios por mí,
miña Virxe da Asunción. Virgen mía de la Asunción.

Xa se oien lonxe, moi lonxe, Ya se oyen lejos, muy lejos…


as campanas do Pomar; Las campanas del Pomar,
para min, ¡ai!, coitadiño, Para mí, ¡ay, cuitadísimo!
nunca máis han de tocar. Nunca más han de tocar

Xa se oien lonxe, máis lonxe… Ya se oyen lejos, más lejos…


Cada balada é un dolor; Cada campanada es un dolor;
voume soio, sin arrimo... me voy solo, sin arrimo…
¡Miña terra, ¡adios!, ¡adios! Tierra mía, ¡adiós!, ¡adiós!
¡Adios tamén, queridiña!... ¡Adiós también, queridísima…!

¡Adios por sempre, quizais!... ¡Adiós por siempre, quizá…!


Dígoche este adios chorando Te digo este adiós llorando
desde a beiriña do mar. desde la orillita del mar.
Non me olvides, queridiña, No me olvides, queridísima
si morro de soidás... Si muero de nostalgia…
Tantas légoas mar adentro Tantas leguas mar adentro…
¡Miña casiña!,¡meu lar! ¡Mi casita!, ¡mi hogar!

ACTIVIDADES

1. La primera estrofa es una copla de la lírica popular tomada por Rosalía. Después
observamos algo propio de la lírica romántica: la variedad y la libertad métrica, la
combinación de versos y estrofas. ¿Cómo se traduce esto en el poema?

2. El tema central del poema es:

La emigración
El amor
Un canto de despedida y la expresión del dolor ante la imposibilidad de volver

3. Busca en esta poesía algún subtema de tipo social.

4. Características de la lírica popular vigentes en el poema: temas, géneros, estilo.

5. ¿Qué postura romántica no adopta Rosalía de Castro?

3
Ángel

85
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

86
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

23. Rubén Darío, “Canción de otoño en primavera”, de Cantos de vida y esperanza (1905)

Juventud, divino tesoro, Otra juzgó que era mi boca


¡ya te vas para no volver! el estuche de su pasión
Cuando quiero llorar, no lloro... y que me roería, loca,
y a veces lloro sin querer… con sus dientes el corazón

Plural ha sido la celeste poniendo en un amor de exceso


historia de mi corazón. la mira de su voluntad,
Era una dulce niña, en este mientras eran abrazo y beso
mundo de duelo y aflicción. síntesis de la eternidad;

Miraba como el alba pura; y de nuestra carne ligera


sonreía como una flor. imaginar siempre un Edén,
Era su cabellera obscura sin pensar que la Primavera
hecha de noche y de dolor. y la carne acaban también…

Yo era tímido como un niño. Juventud, divino tesoro,


Ella, naturalmente, fue, ¡ya te vas para no volver!
1
para mi amor hecho de armiño , Cuando quiero llorar, no lloro,
2
Herodías y Salomé... ¡y a veces lloro sin querer!

Juventud, divino tesoro ¡Y las demás! En tantos climas,


¡ya te vas para no volver...! en tantas tierras siempre son,
Cuando quiero llorar, no lloro… si no pretexto de mis rimas,
5
Y a veces lloro sin querer... fantasmas de mi corazón.

Y más consoladora y más En vano busqué a la princesa


halagadora y expresiva, que estaba triste de esperar.
la otra fue más sensitiva, La vida es dura. Amarga y pesa.
cual no pensé encontrar jamás. ¡Ya no hay princesa que cantar!

Pues a su continua ternura Mas a pesar del tiempo terco,


una pasión violenta unía. mi sed de amor no tiene fin;
3
En un peplo de gasa pura con el cabello gris me acerco
4
una bacante se envolvía... a los rosales del jardín...

En sus brazos tomó mi ensueño Juventud, divino tesoro,


y lo arrulló como a un bebé... ¡ya te vas para no volver!...
Y le mató, triste y pequeño Cuando quiero llorar, no lloro…
falto de luz, falto de fe... Y a veces lloro sin querer...
¡Mas es mía el Alba de oro!
Juventud, divino tesoro,
¡te fuiste para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro…
Y a veces lloro sin querer...

1
Mamífero de piel muy suave y delicada, muy blanca y confortable en invierno.
2
Herodías (7 a. C.- 39) fue una princesa idumea, casada primero con Herodes Filipo, su tío, y
después con el hermano de éste, Herodes Antipas; se le acusó de cometer adulterio e incesto.
Fue madre de Salomé y, según los relatos evangélicos, participó en la intriga que condujo a la
ejecución por decapitación de Juan el Bautista.
3
Vestidura exterior, amplia y suelta, sin mangas, que bajaba de los hombros formando caídas
en punta por delante, usada por las mujeres en la Grecia antigua.
4
Mujer que celebraba las fiestas bacanales, es decir, mujer ebria y lúbrica.
5
Fantasía, imaginación.

87
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

1. Observa el título y di qué sugiere. Coloca los versos que hacen referencia a las
siguientes paradojas:

dulzura-amargura:
alba pura-cabellera oscura:
ternura-violenta:
pureza-bacante:

2. Comenta la métrica. ¿Por qué la primera estrofa marca el ritmo? Esta estrofa es
siempre idéntica. Contiene el tema; ¿cuál es? ¿Por qué crees que se localiza
precisamente en esta estrofa?

3. Establece la estructura del poema.

4. Cantos de vida y esperanza, libro al que pertenece el poema, supone un cambio de


rumbo en la poesía de Rubén Darío. ¿En qué consiste ese cambio?

88
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

89
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

90
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

24. Antonio Machado, “Campos de Soria”, de Campos de Castilla (1912)


I
Es la tierra de Soria árida y fría.
1
Por las colinas y las sierras calvas,
verdes pradillos, cerros cenicientos,
la primavera pasa
dejando entre las hierbas olorosas
sus diminutas margaritas blancas.
La tierra no revive, el campo sueña.
Al empezar abril está nevada
2
la espalda del Moncayo;
el caminante lleva en su bufanda
envueltos cuello y boca, y los pastores
3
pasan cubiertos con sus luengas capas.

II
Las tierras labrantías,
4
como retazos de estameñas pardas,
el huertecillo, el abejar, los trozos
5
de verde obscuro en que el merino pasta,
entre plomizos peñascales, siembran
6
el sueño alegre de infantil Arcadia.
En los chopos lejanos del camino,
7
parecen humear las yertas ramas
8
como un glauco vapor —las nuevas hojas—
y en las quiebras de valles y barrancas
blanquean los zarzales florecidos,
y brotan las violetas perfumadas.

III
9
Es el campo undulado, y los caminos
ya ocultan los viajeros que cabalgan
en pardos borriquillos,
10
ya al fondo de la tarde arrebolada
11
elevan las plebeyas figurillas,
que el lienzo de oro del ocaso manchan.
Mas si trepáis a un cerro y veis el campo
desde los picos donde habita el águila,
12
son tornasoles de carmín y acero,
llanos plomizos, lomas plateadas,
13
circuidos por montes de violeta,
con las cumbres de nieve sonrosado.

1
Sin vegetación en su cima
2
Núcleo montañoso que se encuentra entre las provincias de Zaragoza y Soria.
3
Largas.
4
Tela basta de lana, empleada generalmente para hábitos.
5
Oveja de esta raza que da una lana muy fina.
6
La Arcadia es una región montañosa griega poblada de bosques y pastos que en la tradición
literaria se asocia con la vida
7
Rígidas y sin actividad.
8
Verde claro o grisáceo.
9
Transcripción culta y poética de ondulado.
10
Color rojo provocado por los rayos de sol que atraviesan las nubes.
11
Del pueblo, popular.
12
Cambios o reflejos de luz.
13
Rodeado, cercado.

91
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

IV

¡Las figuras del campo sobre el cielo!


Dos lentos bueyes aran
14
en un alcor, cuando el otoño empieza,
15
y entre las negras testas doblegadas
bajo el pesado yugo,
16
pende un cesto de juncos y retama,
que es la cuna de un niño;
y tras la yunta marcha
un hombre que se inclina hacia la tierra,
y una mujer que en las abiertas zanjas
arroja la semilla.
Bajo una nube de carmín y llama,
en el oro fluido y verdinoso
del poniente, las sombras se agigantan.

La nieve. En el mesón al campo abierto


se ve el hogar donde la leña humea
17
y la olla al hervir borbollonea.
18
El cierzo corre por el campo yerto,
alborotando en blancos torbellinos
la nieve silenciosa.
La nieve sobre el campo y los caminos,
cayendo está como sobre una fosa.
Un viejo acurrucado tiembla y tose
cerca del fuego; su mechón de lana
la vieja hila, y una niña cose
19 20
verde ribete a su estameña grana.
21
Padres los viejos son de un arriero
que caminó sobre la blanca tierra,
y una noche perdió ruta y sendero,
y se enterró en las nieves de la sierra.
En torno al fuego hay un lugar vacío
22
y en la frente del viejo, de hosco ceño,
como un tachón sombrío
—tal el golpe de un hacha sobre un leño—.
La vieja mira al campo, cual si oyera
pasos sobre la nieve. Nadie pasa.
Desierta la vecina carretera,
desierto el campo en torno de la casa.
La niña piensa que en los verdes prados
ha de correr con otras doncellitas
en los días azules y dorados,
cuando crecen las blancas margaritas.

14
Colina, monte pequeño.
15
Cabeza.
16
Arbusto con muchas ramas delgadas y flexibles.
17
Que hierve con burbujas.
18
Viento del nordeste, de la dirección del Moncayo, que baja fuerte y seco por el valle del Ebro.
19
Cinta con que se adorna la orilla de una prenda.
20
Color granate.
21
Persona que conducía las bestias de carga.
22
Con un gesto poco amable o de enfado en el entrecejo.

92
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

VI

¡Soria fría, Soria pura,


23
cabeza de Extremadura,
con su castillo guerrero
arruinado, sobre el Duero;
con sus murallas roídas
y sus casas denegridas!
¡Muerta ciudad de señores
soldados o cazadores;
de portales con escudos
24
de cien linajes hidalgos,
y de famélicos galgos,
de galgos flacos y agudos,
25
que pululan
26
por las sórdidas callejas,
27
y a la medianoche ululan,
cuando graznan las cornejas!
¡Soria fría! La campana
de la Audiencia da la una.
Soria, ciudad castellana
¡tan bella! bajo la luna!

VII

¡Colinas plateadas,
28
grises alcores, cárdenas roquedas
por donde traza el Duero
su curva de ballesta
en torno a Soria, obscuros encinares,
ariscos pedregales, calvas sierras,
caminos blancos y álamos del río,
tardes de Soria, mística y guerrera,
hoy siento por vosotros, en el fondo
del corazón, tristeza,
tristeza que es amor! ¡Campos de Soria
donde parece que las rocas sueñan,
conmigo vais! ¡Colinas plateadas,
grises alcores, cárdenas roquedas!...

23
Soria pura, cabeza de Extremadura: es la leyenda que lleva el escudo de la ciudad que fue
durante la Edad Media el territorio límite que alcanzaban los grandes trashumantes en busca
de los pastos del verano y que lindaba con otros reinos medievales.
24
Nobleza castellana baja de época medieval.
25
Abundar y moverse por un sitio.
26
Miserables y sucias.
27
Aullar.
28
Rojizas, moradas.

93
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

VIII

He vuelto a ver los álamos dorados,


álamos del camino en la ribera
29
del Duero, entre San Polo y San Saturio,
tras las murallas viejas
30
de Soria —barbacana
hacia Aragón, en castellana tierra—.
31
Estos chopos del río, que acompañan
con el sonido de sus hojas secas
el son del agua, cuando el viento sopla,
tienen en sus cortezas
grabadas iniciales que son nombres
de enamorados, cifras que son fechas.
¡Álamos del amor que ayer tuvisteis
de ruiseñores vuestras ramas llenas;
álamos que seréis mañana liras
del viento perfumado en primavera;
álamos del amor cerca del agua
que corre y pasa y sueña,
álamos de las márgenes del Duero,
conmigo vais, mi corazón os lleva!

IX

¡Oh, sí! Conmigo vais, campos de Soria,


tardes tranquilas, montes de violeta,
alamedas del río, verde sueño
del suelo gris y de la parda tierra,
agria melancolía
32
de la ciudad decrépita.
Me habéis llegado al alma,
¿o acaso estabais en el fondo de ella?
33
¡Gentes del alto llano numantino
que a Dios guardáis como cristianas viejas,
que el sol de España os llene
de alegría, de luz y de riqueza!

29
Las ermitas de san Polo y san Saturio, éste último patrón de Soria, están próximas a la ribera
del Duero y constituían el camino de paseo habitual de Antonio Machado.
30
Boquete abierto en un muro por donde se disparaba para defender una posición fortificada.
31
Álamos.
32
Que posee una gran decadencia física y espiritual.
33
Aquí se alude a la antigua ciudad celtibérica de Numancia, situada en un cerro a siete
kilómetros de Soria. La población resistió durante veinte años los ataques de las tropas
romanas, hasta que, tras ser sometida en el año 123 a.C. a un implacable asedio de trece
meses, sus habitantes prefirieron incendiar la ciudad e inmolarse antes que perder su libertad.

94
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

1. El poema está compuesto con una de las estrofas más utilizadas por Machado. ¿Cuál
es?

2. ¿El poema es descriptivo o narrativo?

3. ¿Cuál es la actitud del poeta ante el paisaje? ¿Cuál es el tema? ¿Hay una posición
noventayochista en estos versos?

4. ¿Cómo es la gama cromática que maneja el poeta en los siguientes versos: «¡Colinas
plateadas, / grises alcores, cárdenas roquedas»?

5. ¿Qué sugieren los siguientes versos: «Estos chopos del río, que acompañan / con el
sonido de sus hojas secas / el son del agua, cuando el viento sopla»?

95
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

25. Antonio Machado, “Proverbios y cantares”, XXIX, XLIV, de Campos de Castilla (1917)

XXIX

Caminante, son tus huellas


el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
1
sino estelas en la mar.

XLIV

Todo pasa y todo queda,


pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.

ACTIVIDADES

1. Comenta la métrica del poema XLIV. ¿Qué dos recursos literarios lo sustentan?

2. El tema del poema XXIX coincide con uno de los tópicos de la literatura universal.
¿Cuál es? ¿Qué metáfora representan los «caminos» frente a la «mar»? Dentro de la
tradición literaria española, principalmente, ¿qué autor, admirado por Machado, la
emplea? Además, ¿qué tópico del Siglo de Oro relativo al concepto de la vida como
camino se aprecia en el poema?

3. Explica el sentido filosófico de ambos poemas. Puedes comentarlos a la par.

1
Huella que deja en la superficie del agua un barco en movimiento.

96
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

97
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

98
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

26. Juan Ramón Jiménez, “Álamo blanco”, de Canción (1936)

Arriba canta el pájaro


y abajo canta el agua.
(Arriba y abajo,
se me abre el alma.)

¡Entre dos melodías,


la columna de plata!
Hoja, pájaro, estrella;
baja flor, raíz, agua.
¡Entre dos conmociones,
la columna de plata!
(¡Y tú, tronco ideal,
1
entre mi alma y mi alma! )

Mece a la estrella el pájaro,


a la flor mece el agua.
(Arriba y abajo,
me tiembla el alma.)

ACTIVIDADES

a. ¿Qué se puede decir en cuanto a los aspectos argumental, musical y ornamental?

b. La poesía de Juan Ramón se puede dividir en tres grandes etapas. ¿A cuál de ellas
corresponde este poema? Marca la respuesta correcta:

Etapa sensitiva
Etapa intelectual
Etapa suficiente o verdadera

c. Ahora veamos las características de dicha etapa a partir del poema que estamos
analizando. Basta colocar en los recuadros el número de la columna A) al que hacen
referencia los versos o afirmaciones de la columna B):

A) Características B) Comentario o versos


a. Contorno ideal, claro y limpio en su presente
eterno y esencial. Los versos indican Hoja, pájaro, estrella […] flor, raíz, agua.;
inmensidad, plenitud, alegría éxtasis.

b. Presencia de sustantivos destacados entre ¡Entre dos melodías, la columna de plata! / Hoja,
pausas, estilo nominal, esencial, ausencia de pájaro, estrella; baja flor, raíz, agua. / ¡Entre dos
verbos. conmociones, / la columna de plata! /
(Y tú, tronco ideal, / entre mi alma y mi alma!)

c. Enumeración, repetición de sustantivos sin (Y tú, tronco ideal, / entre mi alma y mi alma!) […]
determinantes ni adjetivos. cielo y tierra, arriba y abajo: Hola, pájaro, estrella;
baja flor, raíz, agua […] (Abajo y Arriba, / se me
abre el alma […] me tiembla el alma.)

1
Serie de versos añadidos al poema en versiones posteriores (vv. 5-12).

99
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

26. Juan Ramón Jiménez, “Si yo, por ti, he creado un mundo para ti” (El nombre
conseguido de los nombres), de Dios deseado y deseante (1949)

Si yo, por ti, he creado un mundo para ti,


dios, tú tenías seguro que venir a él,
y tú has venido a él, a mí seguro,
porque mi mundo todo era mi esperanza.

Yo he acumulado mi esperanza
en lengua, en nombre hablado, en nombre escrito;
a todo yo le había puesto nombre
y tú has tomado el puesto
de toda esta nombradía.

Ahora puedo yo detener ya mi movimiento,


como la llama se detiene en ascua roja
con resplandor de aire inflamado azul,
en el ascua de mi perpetuo estar y ser;
ahora yo soy ya mi mar paralizado,
el mar que yo decía, mas no duro,
paralizado en olas de conciencia en luz
y vivas hacia arriba todas, hacia arriba.

Todos los nombres que yo puse


al universo que por ti me recreaba yo,
se me están convirtiendo en uno y en un
dios.

El dios que es siempre al fin,


el dios creado y recreado y recreado
por gracia y sin esfuerzo.
El Dios. El nombre conseguido de los nombres.

ACTIVIDADES

1. ¿Quién es ese Dios/dios que aparece en el poema? Reflexiona sobre el título de la


obra (Dios deseado y deseante) a la que pertenece este poema ¿Qué puede significar
dicho epígrafe? ¿Con quién se identifica el poeta? Comenta los versos 18-21.

2. Sin duda, Dios deseado y deseante, dentro de esa etapa final del poeta, nos conduce
hacia una nueva dimensión poética. ¿Con quién le hace contactar la sed de eternidad
del poeta?

3. Comenta la estrofa tercera (v. 10-17).

4. Explica el sentido de los versos de la estrofa final en relación al resto del poema.

5. ¿Por qué se utiliza el verso «libre»?

6. Tema de debate: «El relieve místico del poema».

100
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

101
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

102
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

28. Pedro Salinas, “El alma tenías”, de Presagios (1924)

El alma tenías
tan clara y abierta,
que yo nunca pude
entrarme en tu alma.
Busqué los atajos
1
angostos , los pasos
altos y difíciles...
A tu alma se iba
por caminos anchos.
2
Preparé alta escala
—soñaba altos muros
guardándote el alma—
pero el alma tuya
estaba sin guarda
de tapial ni cerca.
Te busqué la puerta
estrecha del alma,
pero no tenía,
3
de franca que era,
entradas tu alma.
¿En dónde empezaba?
¿Acababa, en dónde?
Me quedé por siempre
sentado en las vagas
lindes de tu alma.

ACTIVIDADES

1. ¿Qué figuras hay en los versos 18-20, 1-2 y 21-22?

2. La evolución conjunta del Grupo del 27 se puede resumir en tres grandes etapas. La
primera, a la que pertenece este poema, hasta 1927; la segunda, desde 1927 hasta la guerra
civil de 1936; la tercera, después de la guerra. ¿Cuál de las siguientes características de la
primera etapa están presentes en el poema? Justifica tu respuesta.

Influencia de la lírica tradicional: cancioneros, romanceros.


Influencia de la poesía pura deshumanizada, en la línea de la poesía desnuda de JRJ,
la poesía deshumanizada de Ortega y Gasset y el antirromanticismo de las
vanguardias.
Influencia de la lírica tradicional: cancioneros, romanceros.

3. ¿Cuál es el tema central del poema y de la poesía de Salinas? ¿Cómo está tratado?

4. ¿Por qué se dice que Salinas es el poeta de los pronombres? ¿Podría entenderse esta poesía
como un diálogo? ¿Quiénes serían los interlocutores?

5. ¿Cuál es la estructura del poema?

1
angostos
2
escalera de mano
3
Libre, no cerrada. Sincera.

103
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

104
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

29. Jorge Guillén, “Más allá”, de Cántico (1928)

I
(El alma vuelve al cuerpo, Y sobre los instantes
se dirige a los ojos que pasan de continuo
y choca) -¡Luz! Me invade voy salvando el presente,
todo mi ser. ¡Asombro! eternidad en vilo.

Intacto aún, enorme, Corre la sangre, corre


rodea el tiempo... Ruidos con fatal avidez.
irrumpen. ¡Cómo saltan a ciegas acumulo
sobre los amarillos destino: quiero ser.

todavía no agudos Ser, nada más. Y basta.


de un sol hecho ternura Es la absoluta dicha.
de rayo alboreado ¡Con la esencia en silencio
para estancia difusa, tanto se identifica!

mientras van presentándose ¡Al azar de las suertes


todas las consistencias únicas de un tropel
que al disponerse en cosas surgir entre los siglos,
me limitan, me centran! alzarse con el ser,

¿Hubo un caos? Muy lejos Y a la fuerza fundirse


de su origen, me brinda con la sonoridad
por entre hervor de luz más tenaz: sí, sí, sí,
frescura en chispas. ¡Día! la palabra del mar!

Una seguridad Todo me comunica,


1
se extiende, cunde , manda. vencedor, hecho mundo,
2
el esplendor aploma su brío para ser
la insinuada mañana. de veras real, en triunfo.

Y la mañana pesa, Soy, más: estoy. Respiro.


vibra sobre mis ojos, Lo profundo es el aire.
que volverán a ver La realidad me inventa,
lo extraordinario: todo. soy su leyenda. ¡Salve!

Todo está concentrado


por siglos de raíz
dentro de este minuto,
eterno y para mí.

1
Extenderse, propagarse.
2
Aumenta el peso.

105
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

II III
No, no sueño. Vigor ¡Más allá! Cerca de veces,
de creación concluye muy cerca, familiar
su paraíso aquí: alude a unos enigmas.
5
penumbra de costumbre. Corteses , ahí están.
6
Y este ser implacable Irreductibles , pero
que se me impone ahora largos, anchos, profundos
de nuevo –vaguedad enigmas –en sus masas.
resolviéndose en forma Yo los toco, los uso.

de variación de almohada, Hacia mi compañía


3
en blancura de lienzo , la habitación converge.
4
en mano sobre embozo , ¡Qué de objetos! Nombrados,
en el tendido cuerpo se allanan a la mente.

que aun recuerda los astros Enigmas son aquí


y gravita bien– este viven para mi ayuda,
ser avasallador amables a través
universal, mantiene de cuanto me circunda

también su plenitud sin cesar con la móvil


7
en lo desconocido: trabazón de unos vínculos
un más allá de veras que a cada instante acaban
misterio, realísimo. de cerrar su equilibrio.

3
Sábana
4
Doblez de la sábana de la cama por la parte que toca al rostro
5
Educados, formales.
6
Que no se pueden reducir.
7
Juntura o enlace de dos o más cosas que se unen entre sí.

106
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

IV V

El balcón, los cristales, Por aquella pared,


unos libros, la mesa. bajo un sol que derrama,
¿Nada más esto? Sí, dora y sombra claros
maravillas concretas. caldeados, la calma

Material jubiloso soledad varía.


convierte en superficie Sonreído va el sol
manifiesta a sus átomos por la pared. ¡Gozosa
tristes, siempre invisibles. materia en relación!
8
Y por un filo escueto , Y mientras, lo más alto
o al amor de una curva de un árbol –hoja a hoja
9
de asa, la energía soleándose, dándose,
de plenitud actúa. todo actual– me enamora.

¡Energía o su gloria! Errante en el verdor


En mi dominio luce un aroma presiento,
sin escándalo dentro que me regalará
de lo tan real, hoy lunes. su calidad: lo ajeno,

Y ágil, humildemente, lo tan lejano que es


11
la materia apercibe allá en sí mismo. Dádiva
gracia de Aparición: de un mundo irremplazable:
10
esto es cal: esto es mimbre. voy a por él a mi alma.

8
Descubierto, libre, despejado.
9
Curva de asa: parte que sobresale del cuerpo de una vasija, de una cesta, de una bandeja,
etc., generalmente de forma curva o de anillo, y sirve para asir el objeto a que pertenece.
10
Urdimbre, acción de maquinar algo.
11
Regalo

107
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

VI

13
¡Oh perfección! Dependo ¿Dónde extraviarse , dónde?
del total más allá, Mi centro es este punto:
dependo de las cosas. cualquiera. ¡Tan plenario
Sin mi son y ya están siempre me aguarda el mundo!

Proponiendo un volumen Una tranquilidad


que ni soñó la mano, de afirmación constante
feliz de resolver guía a todos los seres,
una sorpresa en acto. que entre tantos enlaces

Dependo en alegría universales, presos


de un cristal de balcón, en la jornada eterna
12
de ese lustre que ofrece bajo el sol quieren ser
lo ansiado a su raptor, y a su querer se entregan

y es de veras atmósfera fatalmente, dichosos


diáfana de mañana, con la tierra y el mar
un alero, tejados, de alzarse a lo infinito:
nubes allí, distancias. un rayo de sol más.

Suena a orilla de abril Es la luz del primer


el gorjeo esparcido vergel, y aún fulge aquí,
14
por entre los follajes ante mi faz , sobre esa
frágiles. (Hay rocío.) flor, en ese jardín.

Pero el día al fin logra Y con empuje henchido


rotundidad humana de afluencias amantes
15
de edificio y refiere se ahínca en el sagrado
su fuerza mi morada. presente perdurable

Así va concertando, toda la creación,


trayendo lejanías, que al despertarse un hombre
que al balcón por países lanza la soledad
16 17
de tránsito deslizan. a un tumulto de acordes .

Nunca separa el cielo.


Ese cielo de ahora
–aire que yo respiro–
de planeta me colma.

12
Brillo, esplendor.
13
Perderse
14
Rostro humano.
15
Se apresura.
16
Confusión, alboroto.
17
Combinación armónica de sonidos.

108
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

1. ¿Cómo es la métrica?

2. Este poema está publicado en el libro que lleva por título Cántico. Reflexiona sobre
este título.

3. La temática del poema. En los versos 41-44 está la tesis. Coméntala. ¿Con qué
filósofo presocrático sintoniza?

4. Coteja los contenidos de la primera estrofa y de la última. ¿Qué tipo de estructura


confieren al poema?

5. Resume en un par de líneas en qué consiste el poema. Glosa brevemente el


contenido de la cuarta parte.

6. ¿Por qué el poeta tiene una postura «antirromántica»?

7. Comenta el estilo.

109
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

110
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

30. Gerardo Diego, “Río Duero, río Duero”, de Soria (1923)

Río Duero, río Duero,


nadie a acompañarte baja,
nadie se detiene a oír
tu eterna estrofa de agua.

Indiferente o cobarde
la ciudad vuelve la espalda.
No quiere ver en tu espejo
1
su muralla desdentada.

Tú, viejo Duero, sonríes


entre tus barbas de plata,
moliendo con tus romances
las cosechas mal logradas
2
Y entre los santos de piedra
y los álamos de magia
pasas llevando en tus ondas
palabras de amor, palabras.

Quién pudiera como tú,


a la vez quieto y en marcha
cantar siempre el mismo verso
pero con distinta agua.

Río Duero, río Duero,


nadie a estar contigo baja,
ya nadie quiere atender
tu eterna estrofa olvidada

sino los enamorados


que preguntan por sus almas
y siembran en tus espumas
palabras de amor, palabras.

ACTIVIDADES

1. El poema se construye en base a una personificación. Explícala.


2. El Duero es uno de los emblemas de la ciudad de Soria. ¿En qué verso el poeta otorga al río
valor «eterno»? Comenta los versos 17-20: ¿de quién proviene la idea del río que fluye?
¿Con qué tópico sintoniza? ¿A qué filósofo remite la idea de río estable?

3. Comenta la temática (¿dónde está el tema?). ¿Qué voces estructuran el poema? ¿Quienes las
representan?

4. ¿Qué figura contienen los versos 17-28?

5. El poema reúne características de la primera etapa del 27. Menciona alguna.

1
El poeta describe aquí la ciudad de Soria y su muralla desdentada, esto es, de almenas rotas.
2
Refiere el poeta las imágenes de las ermitas de san Polo y de san Saturio, este último, santo
patrón de la ciudad, cuyas capillas se encuentran próximas a la ribera del Duero.

111
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

112
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

113
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

31. Federico García Lorca, “La luna vino a la fragua”, de Romancero gitano (1927)

A Conchita García Lorca


1
La luna vino a la fragua El jinete se acercaba
2 3 10
con su polisón de nardos . tocando el tambor del llano.
El niño la mira, mira. Dentro de la fragua el niño
El niño la está mirando. tiene los ojos cerrados.

En el aire conmovido Por el olivar venían,


11
mueve la luna sus brazos bronce y sueño, los gitanos.
4
y enseña, lúbrica y pura, Las cabezas levantadas
5 6
sus senos de duro estaño . y los ojos entornados.
12
-Huye luna, luna, luna. Cómo canta la zumaya ,
Si vinieran los gitanos, ¡ay, cómo canta en el árbol!
harían con tu corazón Por el cielo va la luna
collares y anillos blancos. con un niño de la mano.

-Niño, déjame que baile. Dentro de la fragua lloran,


Cuando vengan los gitanos, dando gritos, los gitanos.
7 13
te encontrarán sobre el yunque El aire la vela, vela.
8
con los ojillos cerrados. El aire la está velando.

-Huye luna, luna, luna,


que ya siento sus caballos.
-Niño déjame, no pises
9
mi blancor almidonado .

1
Taller donde se trabajan los metales mediante el uso controlado del fuego.
2
Armazón que, atado en la cintura, llevaban las mujeres para abultar los vestidos por detrás.
3
Planta herbácea de flores blancas y olorosas dispuestas en espiga.
4
Que demuestra lujuria.
5
Pechos
6
Metal brillante como la plata.
7
Pieza de hierro sobre la que se golpean los metales para moldearlos.
8
Esto es, muerto.
9
El almidón es una sustancia que, antiguamente, se empleaba para blanquear y endurecer la
ropa. Aquí viene a significar la luz de la luna, el vestido blanco de la luna.
10
El llano es comparado a un tambor al que golpean los cascos del caballo al galopar.
11
Los gitanos, morenos como el bronce, regresan cansados.
12
Autillo, ave rapaz nocturna parecida a la lechuza, también conocida como chotacabras. Su
canto suele ser anuncio de mal agüero.
13
Cuidar con atención, aunque también significa que sopla el viento durante toda la noche.

114
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

1. ¿De qué es símbolo la luna «de senos de duro estaño»?


2. ¿A qué aluden los versos 11 y 15? Explica las metáforas «bronce y sueño, los gitanos»
y «polisón de nardos».
3. Resume en un par de líneas este romance.
4. ¿Cuál es el tema?
5. ¿En qué partes se puede dividir?
6. Desde el punto de vista de la estilística de las formas verbales, ¿qué toma Lorca del
romancero viejo?

7. ¿Qué géneros literarios conviven?


8. Lorca da un paso más allá con respecto al romancero tradicional. ¿En qué consiste
esa nueva aportación?

115
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

32..Federico García Lorca, “Ciudad sin sueño”, de Poeta en Nueva York (1929-30, publicado
en 1940)

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.


No duerme nadie.
Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas.
Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan
y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas
al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.


No duerme nadie.
Hay un muerto en el cementerio más lejano
que se queja tres años
porque tiene un paisaje seco en la rodilla;
y el niño que enterraron esta mañana lloraba tanto
que hubo necesidad de llamar a los perros para que callase.
1
No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda
o subimos al filo de la nieve con el coro de las dalias muertas.
Pero no hay olvido, ni sueño:
carne viva. Los besos atan las bocas
en una maraña de venas recientes
y al que le duele su dolor le dolerá sin descanso
2
y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros.

Un día
Los caballos vivirán en las tabernas
y las hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.
Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aún andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua.
¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
A los que guardan todavía huellas de zarpa y aguacero,
a aquel muchacho que llora porque no sabe la invención del puente
o a aquel muerto que ya no tiene más que la cabeza y un zapato,
hay que llevarlos al muro donde iguanas y sierpes esperan,
donde espera la dentadura del oso,
donde espera la mano momificada del niño
3
y la piel del camello se eriza con un violento escalofrío azul.

1
El poeta niega la famosa sentencia del dramaturgo barroco Pedro Calderón de la Barca quien
presenta la vida como algo ilusorio y pasajero (ver su obra La vida es sueño), un sueño del que
sólo despertamos con la muerte y el renacer a la vida eterna. Pero la noche neoyorkina
despierta en Lorca unos sentimientos muy distintos a esa vida cristiana: para el poeta, la vida
en la gran urbe no es sueño (en el doble sentido de descanso físico y mental y de ensoñación,
ilusión, fantasía), sino un estado permanente de vigilia que se convierte en una maldición y una
pesadilla. Las iguanas y los cocodrilos amenazan a quienes no duermen o huyen con el
corazón roto, y los muertos no descansan y continúan sufriendo, pues no se renace a otra vida
(ver vv. 4-11).
2
Muy afectado por un desengaño amoroso, Lorca realiza un viaje a los Estados Unidos en
1929 y proyecta su profundo dolor en la ciudad de Nueva York, que es, para el poeta, símbolo
patético del sufrimiento, una ciudad dominada por la muerte porque de ella ha desaparecido el
amor pero donde, paradójicamente, no es posible la muerte y el olvido (ver vv. 17-21).
3
En las dos últimas estrofas Lorca se refiere probablemente a la resurrección de los muertos
previa al Juicio Final (Apocalipsis 20, 11-15). La metrópoli deshumanizada lorquiana aniquila

116
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.


No duerme nadie.
Pero si alguien cierra los ojos,
¡azotadlo, hijos míos, azotadlo!
Haya un panorama de ojos abiertos
y amargas llagas encendidas.
No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
Ya lo he dicho.
No duerme nadie.
Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
4
abrid los escotillones para que vea bajo la luna
5
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.

ACTIVIDADES

1. ¿Qué es el versículo o verso libre? ¿Cómo se genera el ritmo en el poema?


2. ¿Cómo es la naturaleza descrita? ¿Cuál es la actitud del poeta ante lo que describe?
¿Transgrede algo más su visión de la ciudad? Enuncia el tema del poema.

3. ¿Cómo expresa los sentimientos? ¿Con quién se solidariza?


4. ¿En qué consiste la técnica surrealista empleada en el poema?

todo lo que es natural, como el cielo, los astros, las mariposas, el paisaje, las dalias, las
vacas,…
4
Trampilla situada en el piso de los escenarios que se utilizan para hacer salir o desaparecer
de la escena personas o cosas.
5
Frente a la tenue esperanza a que apunta la resurrección en las estrofas tercera y cuarta, la
última estrofa es desoladora: el poeta alerta al mundo de que nadie debe caer tentado en negar
la cruda realidad y la verdad desnuda en el teatro (ilusión, sueño) de la vida.

117
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

118
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

33. Dámaso Alonso, “Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las
últimas estadísticas)”, de Hijos de la ira (1944)

INSOMNIO
1
Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las últimas estadísticas).
A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo en este nicho en el que hace cuarenta y
cinco años que me pudro,
y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar los perros, o fluir blandamente la luz de
la luna.
Y paso largas horas gimiendo como el huracán, ladrando como un perro enfurecido, fluyendo
2 3
como la leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.
Y paso largas horas preguntándole a Dios, preguntándole por qué se pudre lentamente mi alma,
por qué se pudren más de un millón de cadáveres en esta ciudad de Madrid,
por qué mil millones de cadáveres se pudren lentamente en el mundo.
Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?
4
¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día, las tristes azucenas letales de tus
5
noches?

ACTIVIDADES

1. Tema y estructura del texto. ¿Qué línea poética representa?


2. Identifica algunos motivos románticos que afloran en el poema mezclados con
imágenes surrealistas.

1
Un millón de habitantes era la población que tenía Madrid en 1940, fecha en la que se
compuso este poema.
2
Mama de la hembra de los mamíferos.
3
La imagen de la gran vaca amarilla, quizás inspirada en otras semejantes de Lorca, debe
interpretarse como la visión de una existencia enfermiza y falta de vitalidad, la de una sociedad
atenazada, alienada y determinada por la muerte y el dolor.
4
Mortales
5
La invocación a Dios y la extensión de la podredumbre al mundo entero imprime un tono
sombrío, existencial y metafísico al poema, cuyo título nos desvela la pesadilla terrible que es
la existencia para el poeta.

119
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

120
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

34. Vicente Alexandre, “Se querían”, de La destrucción o el amor (1935)

1
Se querían. Se querían de día, playa que va creciendo,
Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada, ondas que por los pies acarician los muslos,
8
labios saliendo de la noche dura, cuerpos que se levantan de la tierra y flotando...
2
labios partidos, sangre, ¿sangre dónde? Se querían de día, sobre el mar, bajo el cielo.
3
Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz.
Mediodía perfecto, se querían tan íntimos,
Se querían como las flores a las espinas hondas, mar altísimo y joven, intimidad extensa,
4
a esa amorosa gema del amarillo nuevo, soledad de lo vivo, horizontes remotos
cuando los rostros giran melancólicamente, ligados como cuerpos en soledad cantando.
5
giralunas que brillan recibiendo aquel beso.
Amando. Se querían como la luna lúcida,
Se querían de noche, cuando los perros hondos como ese mar redondo que se aplica a ese rostro,
laten bajo la tierra y los valles se estiran dulce eclipse de agua, mejilla oscurecida,
9
como lomos arcaicos que se sienten repasados: donde los peces rojos van y vienen sin música.
6
caricia, seda, mano, luna que llega y toca.
Día, noche, ponientes, madrugadas, espacios,
Se querían de amor entre la madrugada, ondas nuevas, antiguas, fugitivas, perpetuas,
entre las duras piedras cerradas de la noche, mar o tierra, navío, lecho, pluma, cristal,
duras como los cuerpos helados por las horas, metal, música, labio, silencio, vegetal,
7 10
duras como los besos de diente a diente solo. mundo, quietud, su forma. Se querían, sabedlo.

1
En términos a menudo irracionales, el poema describe la relación amorosa de unos amantes
cuya identidad no se precisa.
2
Para el poeta, el amor es una fuerza que funde a todos los seres en la naturaleza y une a los
contrarios en una pasión destructiva que iguala el placer y el dolor, la vida y la muerte.
3
El lecho que acoge a los amantes es un gran barco que, en su movimiento, simboliza la unión
de opuestos que es el amor, la fusión de la noche y la luz.
4
Yema, capullo de una flor completamente cerrado.
5
Neologismo creado a partir de girasoles y con el que se refiere a los rostros que se iluminan al
ser besados.
6
El poeta describe la relación amorosa con imágenes que implican y funden a toda la creación:
personas, animales y naturaleza. Así, mientras que los perros hondos aluden a la pasión
amorosa, los cuerpos humanos son descritos mediante una animalización de la naturaleza: los
valles se estiran / como lomos arcaicos.
7
El poeta asocia de nuevo la noche a imágenes negativas. Esa connotación puede aludir a la
impenetrabilidad del inconsciente, que contrasta con las perspectivas que en las estrofas
siguientes abre la luz del día. No obstante, esa cualidad de la noche sólo es negativa en
apariencia, pues la máxima aspiración del poeta es alcanzar la unidad de todo lo creado.
8
La suspensión del verso parece invitar al lector a que participe de la concepción telúrica del
amor del poeta.
9
La luna es un mar redondo y éste, a su vez, el rostro del amante, que se oscurece como un
eclipse lunar y por el que nadan los peces rojos de la pasión amorosa.
10
La ruptura de la lógica y el irracionalismo de raíz surrealista culminan en la enumeración
caótica de sustantivos y adjetivos –algunos de ellos dispersos por el poema— asociados a la
unión de los amantes. La composición concluye con su motivo reiterado (Se querían) e
invocando al lector (sabedlo), quizás para implicarlo.

121
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

1. Analiza los posibles valores de la conjunción o en el título del libro (La destrucción
o el amor) al que pertenece este poema. Ponlos en relación con el sentido del
mismo.

2. En el texto subyacen dos principios filosóficos. Uno de ellos ya lo hemos


comentado: la idea de «devenir» de Heráclito. El otro corresponde al concepto de
fuerza de cohesión unificadora del ser individual de Empédocles, filósofo griego.
Según lo que acabamos de comentar, ¿qué sentido tiene el «amor» para el poeta?
¿Por qué podemos relacionarlo con la muerte?

3. El amor se busca a todas horas y es un juego de contrarios. ¿En qué momento del
poema encontramos enumeradas (reunidas) las paradojas que van apareciendo a lo
largo del texto?

122
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

123
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

35. Rafael Alberti, “Si mi voz muriera en tierra”, de Marinero en tierra (1924)

Si mi voz muriera en tierra


llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.

Llevadla al nivel del mar


y nombradla capitana
1
de un blanco bajel de guerra.

¡Oh mi voz condecorada


con la insignia marinera:
sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento la vela!

ACTIVIDADES

1. ¿Cuál es el tema? ¿A qué se reduce el propio poeta?


2. ¿Qué patrones sigue la métrica?
3. ¿Qué ideal romántico encontramos en los versos 4-6?
4. ¿Qué recursos estilísticos hay en los cuatro últimos versos? Cotéjalos con los
siguientes fragmentos del Romance del conde Arnaldos (que ya analizamos a
propósito del romancero viejo) y con el cantarcillo de Gil Vicente. ¿Qué términos
tienen en común?

«Vio venir una galera «Muy graciosa es la doncella,


Que a tierra quiere llegar; ¡cómo es bella y hermosa!
Las velas trae de seda, Digas tú, el marinero,
La jarcia de oro torzal, que en las naves vivías,
Áncoras tiene de plata, si la nave o la vela o la estrella
Tablas de fino coral.» es tan bella»

1
Barco

124
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

125
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

36. Luis Cernuda, “Donde habite el olvido”, de Donde habite el olvido (1933)

Donde habite el olvido,


en los vastos jardines sin aurora;
donde yo sólo sea
memoria de una piedra sepultada entre ortigas
sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje


al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,


no esconda como acero
en mi pecho su ala,
sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allá donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
sometiendo a otra vida su vida,
sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,


cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
disuelto en niebla, ausencia,
ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;


Donde habite el olvido

ACTIVIDADES

1. ¿Qué metros predominan? ¿Cómo se consigue el ritmo en el poema? Completa la siguiente


tabla sobre recursos literarios. Para ello relaciona la columna A) con la B). Basta colocar en
los recuadros el número de la columna A) al que hacen referencia los versos o afirmaciones
de la columna B):

A) Recurso literario B) Versos

1. Anáfora «el viento escapa a sus insomnios [...]


en brazos de los siglos»
2. Paralelismo «el amor, ángel terrible / gracia aérea,
penas y dichas [...] cielo y tierra»
3. Quiasmo
«Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
sobre la cual el viento escapa a sus insomnios»
4. Reduplicación
«Allá, allá lejos»
«Donde mi nombre deje [...]
5. Imagen visionaria donde el deseo no exista»

6. Antítesis «donde habite el olvido [...]


donde el deseo no exista»

7. Personificación
VV. 1, 3, 6, 8, 18, 16, 21…

126
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

2. Fija el tema y la estructura.

3. El título Donde habite el olvido está tomado de un verso de la Rima LXVI de


Bécquer. ¿A qué grupo de rimas pertenece? Léela y compara el sentido que tiene el
«olvido» en ambos poetas:

¿De dónde vengo...? El más horrible y áspero


de los senderos busca;
las huellas de unos pies ensangrentados
sobre la roca dura;
los despojos de un alma hecha jirones
en las zarzas agudas,
te dirán el camino
que conduce a mi cuna.
¿Adónde voy? El más sombrío y triste
de los páramos cruza,
valle de eternas nieves y de eternas
melancólicas brumas;
en donde esté una piedra solitaria
sin inscripción alguna,
donde habite el olvido,
allí estará mi tumba.

127
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

128
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

129
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

37. Miguel Hernández, “Yo quiero ser, llorando, el hortelano”, de El rayo que no cesa (1936)

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha muerto


1
como del rayo Ramón Sijé, con quien tanto quería.)

Yo quiero ser llorando el hortelano Quiero escarbar la tierra con los dientes,
de la tierra que ocupas y estercolas, quiero apartar la tierra parte a parte
2
compañero del alma, tan temprano. a dentelladas secas y calientes.
6
Alimentando lluvias, caracolas Quiero minar la tierra hasta encontrarte
3
y órganos mi dolor sin instrumento, y besarte la noble calavera
7
a las desalentadas amapolas y desamordazarte y regresarte.

daré tu corazón por alimento. Volverás a mi huerto y a mi higuera:


Tanto dolor se agrupa en mi costado, por los altos andamios de las flores
que por doler me duele hasta el aliento. pajareará tu alma colmenera

Un manotazo duro, un golpe helado, de angelicales ceras y labores.


8
un hachazo invisible y homicida, Volverás al arrullo de las rejas
9
un empujón brutal te ha derribado. de los enamorados labradores.

No hay extensión más grande que mi herida, Alegrarás la sombra de mis cejas,
lloro mi desventura y sus conjuntos y tu sangre se irán a cada lado
y siento más tu muerte que mi vida. disputando tu novia y las abejas.
4 10
Ando sobre rastrojos de difuntos, Tu corazón, ya terciopelo ajado ,
y sin calor de nadie y sin consuelo llama a un campo de almendras espumosas
voy de mi corazón a mis asuntos. mi avariciosa voz de enamorado.

Temprano levantó la muerte el vuelo, A las aladas almas de las rosas


temprano madrugó la madrugada del almendro de nata te requiero,
temprano estás rodando por el suelo. que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.
No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta


5
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

1
Ramón Sijé, seudónimo del escritor José Ramón Marín Gutiérrez, fue amigo íntimo de Miguel
Hernández, a quien orientó y ayudó en sus primeros pasos poéticos. Murió en 1935, a los veintidós años
de edad. Miguel, que por entonces se había distanciado de las ideas religiosas y literarias de su amigo,
vuelca todo su dolor en esta sincera y profunda elegía.
2
El destino del hombre debe ser, para Hernández, integrarse de nuevo a la naturaleza de la que procede,
servir de estiércol a la tierra. Hay en estos versos un eco de lo que pronuncia Nemoroso en la Égloga I de
Garcilaso: «Yo hago con mis ojos / crecer, lloviendo, el fruto miserable».
3
El inmenso dolor del poeta le hará derramar lágrimas que caerán como una lluvia sobre la tierra, se
expresará también a través de todos los órganos de su cuerpo y se difundirá con el sonido grave de las
caracolas.
4
Partes bajas de los tallos de las mies, que quedan al ser segada ésta. El término se utiliza
metafóricamente.
5
Sonido agudo, fuerte y desagradable.
6
Abrir minas en un terreno, excavar.
7
Quitar la mordaza.
8
Arrullarse: acariciarse, decirse palabras cariñosas
9
Era costumbre antigua que los enamorados se cortejaran a través de las rejas de las ventanas de las
plantas bajas de las casas.
10
Viejo, estropeado, deslucido.

130
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

ACTIVIDADES

1. ¿Cómo es la rima de los tercetos?


2. Comenta los principios generales de su poesía, la temática y los tres estados anímicos
por los que pasa el poeta (versos 1 y 16).

131
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Gabriel Celaya
(Hernani 1911-Madrid 1991) Poeta español, cuyo verdadero
nombre era Rafael Múgica. Estudió ingeniería en Madrid, y en
la Residencia de Estudiantes conoció a García Lorca, Juan
Ramón Jiménez, Guillén, Diego y otros, que determinaron su
vocación literaria. Su primer volumen poético fue Marea de
silencio (1934), y con el segundo, La soledad cerrada, obtuvo
el premio Bécquer en 1936. En 1946 conoció a Amparitxu
Gastón; ambos fundaron una colección de poesía, Norte, con
el objetivo de dar a conocer la poesía europea y tender
puentes hacia la España peregrina por encima de la poesía
oficial.

En los años siguientes la obra lírica de Celaya, que firmaba por entonces con otro seudónimo,
Juan de Leceta, se aproximó al compromiso social y al universo de lo cotidiano. En 1962
publicó Poesía, que recogía su abundante producción del período 1934-1961 (Tranquilamente
hablando, 1947; Lo demás es silencio, 1952; Cantos iberos, 1955). Su compromiso político se
incrementó una vez abandonada su profesión de ingeniero para instalarse, con Amparitxu, en
Madrid, donde se hizo entonces abanderado de una poesía militante, radical, «un arma
cargada de futuro». Más tarde sucedió a esa etapa otra más distanciada de la lucha política, en
busca de nuevas formas experimentales.

132
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

38. Gabriel Celaya, “La poesía es un arma cargada de futuro”, de Cantos iberos (1955)

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,


mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente


los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas


que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,


con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria


como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan


decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo


cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren


y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
1
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,


y calculo por eso con técnica qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta


a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

1
Para Celaya, el poeta debe trascender los problemas personales, integrarse en el pueblo y
solidarizarse con su sufrimiento, y esa actitud le hará ser mejor persona y poeta.

133
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

No es una poesía gota a gota pensada.


2
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo


3
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado .
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.

ACTIVIDADES

1. ¿Qué tipo de poesía propone? ¿Dónde están sus orígenes? ¿En qué tipo de poesía
anterior? ¿Qué puede querer decirnos el título del poema?

2. Busca en el texto (vv. 17-32) las siguientes ideas y di dónde se encuentran:


• Ejercicio de la poesía como acto solidario con los que sufren
• Abandono de los problemas íntimos, existenciales
• Rechazo de los lujos esteticistas
• Repulsa de la neutralidad

3. Explica cómo es el estilo.

2
Celaya describe el ideal de perfección de la poesía pura.
3
Nombrado

134
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

135
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

136
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

39. Blas de Otero, “En el principio”, de Pido la paz y la palabra (1955)

Si he perdido la vida, el tiempo, todo


lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo


lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.

Si abrí los labios para ver el rostro


puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

ACTIVIDADES

1. ¿Qué medida tienen los versos? ¿Cómo riman?


2. ¿A qué estrofa recuerda el esquema métrico anterior? ¿Por qué el autor ha elegido
esta estrofa?

3. Fija el tema, la estructura y la idea central.


4. Busca en el poema los siguientes recursos:
• Encabalgamiento. ¿Dónde se concentra en cada estrofa?
• ¿Qué recurso fónico se hace evidente en las dos últimas estrofas?
• ¿Crees que todos estos recursos son gratuitos?

137
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Ángel González
Poeta y profesor de literatura, perteneciente al grupo
conocido como -Generación de los 50- o del medio
siglo. Dueño de una poesía humanamente
comprometida, teñida de fina ironía y humor. Nació
en Oviedo y su infancia estuvo marcada por la
sombra de la guerra civil y por la muerte prematura
de su padre cuando él apenas contaba dos años.
Precisamente será en la biblioteca que su padre
dejara -como un tesoro familiar- donde hace sus
primeras lecturas, aunque es en un pueblo de la
montaña leonesa, donde, convaleciente de una
profunda afección pulmonar, siente la llamada de la poesía y escribe sus primeros versos. La
experiencia de la guerra aparecerá en su primer libro, Aspero mundo (1956) y con el que
obtendría un accésit del Premio Adonais. En él se ordenan una serie de vivencias originadas
por el trauma de la guerra civil española reflejadas en la contraposición de dos mundos
irreconciliables: el de la infancia, sensación casi nube y la cruel realidad, de duros y agrios
perfiles. A partir de entonces, su posición ante el mundo se torna más clara y militante. Al
escribir en 1961 Sin esperanza, con convencimiento, incluye ya un análisis social de las
causas de la derrota y pasa a ser clasificado claramente en el grupo de los poetas sociales.
Angel González abandona más adelante esta actitud para dedicarse a una poesía en la que
testimonia su propia experiencia de la realidad y donde hay una preocupación por la palabra en
sí misma, por la expresión justa, precisa, casi imprescindible. El paso del tiempo, la temática
amorosa y cívica, son tres obsesiones que se repiten a lo largo y ancho de sus poemas. Su
tercer libro, Grado elemental (1962), fue galardonado en Colliure con el Premio -Antonio
Machado-, poeta al que Angel González admiró profundamente.

Su obra completa, en la que incluye poemas inéditos, ha sido publicada en tres ocasiones, la
última de ellas en 1986, y siempre con el título de Palabra sobre palabra. Es asimismo autor
de diversos estudios poéticos sobre Juan Ramón Jiménez (1973), el Grupo poético de
1927 (1976), Gabriel Celaya (1977) y Antonio Machado (1979). Angel González fue maestro
nacional, licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y periodista por la Escuela Oficial
de Periodismo de Madrid. Trabajó también en el Ministerio de Obras Públicas, de donde fue
funcionario en excedencia. En sus últimos años enseñó Literatura Española Contemporánea en
la Universidad de Alburquerque (Estados Unidos) y profesor visitante de las de Nuevo México,
Utah, Maryland y Texas.

138
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

40. Ángel González, “Para que yo me llame Ángel González”, de Áspero mundo, (1956)

Para que yo me llame Ángel González,


para que mi ser pese sobre el suelo,
fue necesario un ancho espacio
y un largo tiempo:
hombres de todo el mar y toda tierra,
fértiles vientres de mujer, y cuerpos
y más cuerpos, fundiéndose incesantes
en otro cuerpo nuevo.
Solsticios y equinoccios alumbraron
1
con su cambiante luz, su vario cielo,
el viaje milenario de mi carne
trepando por los siglos y los huesos.
De su pasaje lento y doloroso
de su huida hasta el fin, sobreviviendo
naufragios, aferrándose
2
al último suspiro de los muertos,
yo no soy más que el resultado, el fruto,
lo que queda, podrido, entre los restos;
esto que veis aquí,
tan sólo esto:
un escombro tenaz, que se resiste
a su ruina, que lucha contra el viento,
que avanza por caminos que no llevan
a ningún sitio. El éxito
de todos los fracasos. La enloquecida
3
fuerza del desaliento…

ACTIVIDADES

1. Explica la temática del poema a partir del sentido del los versos que tienes a continuación:

• «Para que yo me llame Ángel González / para que mi ser pese sobre el suelo»
• «[...] yo no soy más que el resultado, el fruto, / lo que queda, podrido, entre los restos».
• «un escombro tenaz, que se resiste / a su ruina, que lucha contra el viento, / que avanza
por caminos que no llevan / a ningún sitio. El éxito / de todos los fracasos».

2. ¿Qué nuevo rumbo toma la poesía de Ángel González (con respecto a la poesía social)?

1
Los solsticios de verano (22 de junio) y de invierno (21 de diciembre) son los días, respectivamente, más
largo y más corto del año. Los equinoccios de primavera (21 de marzo) y de otoño (22 de septiembre) son
los días del año en que el día y la noche tienen la misma duración. El poeta alude con ello al transcurso
de los años a través de los siglos.
2
La idea de que el hombre es el resultado de una larga historia de encuentros amorosos mediante los
cuales se prolonga la especie, unas relaciones amorosas que le vinculan a través de vientres fértiles,
huesos y muertos con sus antepasados, parece tomada de Miguel Hernández.
3
El poeta, al retratarse como el fruto de generaciones de hombres y mujeres que durante siglos han
luchado por sobrevivir, enraíza, por una parte, en un largo tiempo de amor, lucha y sufrimiento, y, por otra,
afirma su desvalimiento actual y su visión agónica de la existencia. Es necesario fijarse en los términos
que emplea para referirse a sí mismo: fruto podrido, escombro tenaz, ruina, fracaso, desaliento,… Su
temprana orfandad, el fusilamiento de un hermano y el exilio de otro en la guerra civil, y la enfermedad de
la tuberculosis, dejaron sin duda una impronta en su carácter.

139
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

José María Valverde (España, 1926-1996)

Poeta y traductor español. Nació en Valencia de Alcántara


(Cáceres). De su labor poética, cabe mencionar las
obras Hombre de Dios (1945), La espera (1949), Versos del
domingo (1954), Voces y acompañamientos para San
Mateo (1959), La conquista de este mundo (1960), Años
inciertos (1970) y Ser de palabra (1976). Se destacan dos
compilaciones de sus Textos: Enseñanzas de la edad. Poesía
1945-1970 (1971) y Poesías reunidas 1945-1990. Esta última
recibió el Premio Ciutat de Barcelona.

Su obra se caracteriza por un acentuado humanismo con toques intimistas que se fueron
haciendo más irónicos conforme avanzaba su obra. Entre sus obras ensayísticas se destacan
sus trabajos de crítica literaria, como Estudio sobre la palabra poética (1952); Vida y muerte
de las ideas (1981); Breve historia y antología de la estética (1987); los diez volúmenes
deHistoria de la literatura universal (1986), en colaboración con Martín de
Riquer; Nietzsche, de filólogo a Anticristo (1993) y Diccionario de Historia (1995). Fue
profesor en Roma y catedrático de Estética en la Universidad de Barcelona. Por motivos
políticos, en 1964 se exilió voluntariamente en Estados Unidos y Canadá, donde vivió dando
clases hasta el año 1977. De su sobresaliente actividad como traductor, han de señalarse la
versión al español del Ulises de Joyce, por la que recibió el Premio Fray Luis de León en 1978,
y los poemas de Constandinos Cavafis, entre muchas otras obras. Murió en Madrid.

140
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

39. José María Valverde, “En el principio”, de Ser de palabra (1976)

De pronto arranca la memoria, diciéndome que lo diría,


sin fondos de origen perdido; para siempre vuelto palabra,
muy niño viéndome una tarde mía y ya extraña, aquel momento.
en el espejo de un armario Pero cuando lo comprendí
con doble luz enajenada era ya mayor, hombre de libros,
1
por el iris de sus biseles, y acaso fue porque en alguno
decidí que aquello lo había leí la gran perogrullada:
2
de recordar, y lo aferré , que no hay más mente que el lenguaje,
3
y desde ahí empieza mi mundo, y pensamos sólo al hablar,
con un piso destartalado, y no queda más mundo vivo
las vagas personas mayores tras las tierras de la palabra.
y los miedos en el pasillo. Hasta entonces, niño y muchacho,
Años y años pasaron luego creí que hablar era un juguete,
y al mirar atrás, allá estaba algo añadido, una herramienta,
la escena en que, hombrecito audaz, un ropaje sobre las cosas,
desembarqué en mí, conquistándome. un caballo con que correr
Hasta que un día, bruscamente, por el mundo, terrible y rico,
vi que esa estampa inaugural o un estorbo en que se aludía
no se fundó porque una tarde a lo lejos, a ideas vagas:
se hizo mágica en un espejo, ahora, de pronto, lo era todo,
sino por un toque, más leve, igual que el ser de carne y hueso,
pero que era todo mi ser: nuestra ración de realidad,
el haberme puesto a mí mismo el mismo ser hombre, poco o mucho.
en el espejo del lenguaje
doblando sobre sí el hablar,

ACTIVIDADES

1. ¿Cómo nace esta poesía? ¿Qué elemento lleva al recuerdo?


2. Valverde se confesaba «discípulo de Machado». ¿Cómo puede apreciarse esto en el
texto?

3. Fija la estructura.
4. ¿Cómo interpreta el poeta aquella primera visión del espejo a medida que avanza el
poema? ¿Con qué la identifica? ¿Cuál es la conclusión final?

5. ¿En qué se diferencia la nueva poética de Valverde (años sesenta) con respecto a la
poesía social (años cincuenta)?

1
La luz se descompone en múltiples colores (iris) al reflejarse en los cortes oblicuos de los
bordes del espejo (biseles) y parecer que está como fuera de sí, loca (enajenada).
2
Aferrar, agarrar con fuerza.
3
Para el poeta, es una verdad evidente (perogrullada) que el pensamiento no existe al margen
del lenguaje, esto es, que pensamos con palabras, tal y como opinaban el pensador y escritor
alemán Wilhelm Humboldt o el filósofo austriaco Ludwig Wittgenstein; éste último llegó a
afirmar que los límites de nuestro pensamiento son los límites de nuestro lenguaje.

141
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

José Ángel Valente


Poeta, ensayista y profesor universitario,
nacido en Ourense. Comenzó los estudios de
Derecho en la Universidad de Santiago de
Compostela, trasladándose posteriormente a
la de Madrid, donde se licenció en Filología
Románica en 1954 con premio extraordinario.
Viaja al extranjero en 1955 y durante varios
años imparte clases de lengua y literatura españolas en la Universidad de Oxford, en la que
obtiene el grado de Master of Arts. A partir de 1958 reside en Ginebra, donde trabajó como
profesor y como funcionario internacional de la ONU. Entre 1982 y 1985 vive en París, donde
dirige el servicio español de traducción de la UNESCO. En 1986 se instala en Almería,
residencia que alterna con París y Ginebra. Sigue ligado a la docencia, dictando clases, como
profesor visitante, en universidades como la de Irvine, en California (Estados Unidos). Aunque
sus primeros poemas se publicaron cuando aún era estudiante, Valente se dio a conocer en el
mundo literario al conseguir el Premio Adonais de Poesía, en 1954, con su libro A modo de
esperanza. Perteneciente, por nacimiento y edición, a la generación llamada del 50 o del medio
siglo, comenzó siendo una poeta testimonial e irónico, hasta que a partir de El inocente, en
1970, su poesía adquiere un acento epigramático y conceptista. Las transposiciones teóricas,
el léxico culto y en ocasiones críptico, la ironía y el sarcasmo caracterizan su nueva etapa. No
obstante, Valente nunca ha aceptado la limitación que supone encuadrarse en una
determinada corriente literaria representada por cierto número de escritores. En sus palabras, -
hay que romper la noción de contemporaneidad. Llegado un momento, el escritor tiene que
hacer una opción de soledad absoluta, no tiene contemporáneos-. En todo caso se asocia a
Valente con el grupo de poetas que supieron diferenciarse en su práctica literaria de la poesía -
realista- de sus precursores sin prescindir del compromiso ético de aquellos, acentuando
además la batalla por un lenguaje específicamente literario.

Ha colaborado también en revistas como -Indice-, -Insula-, -Revista de Occidente- o -Poesía-, y


en la prensa diaria, sobre todo en -El País- y en el suplemento -Culturas- de Diario 16. En 1984
recibió el premio de la Fundación Pablo Iglesias. Su obra poética ha sido abundantemente
traducida al francés, pero también a otras lenguas europeas, como el inglés, el francés, el
italiano o el alemán.

142
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

42. José Ángel Valente, “Si no creamos un objeto metálico”, de El inocente (1970)

Si no creamos un objeto metálico


de dura luz,
de púas aceradas,
de crueles aristas,
donde el que va a vendernos, a entregarnos, de pronto
reconozca o presencie metódica su muerte,
cuándo podremos poseer la tierra.
Si no depositamos a mitad del vacío
1
un objeto incruento
2
capaz de percutir en la noche terrible
como un pecho sin término,
3
si en el centro no está invulnerable el odio,
tentacular, enorme, no visible,
cuándo podremos poseer la tierra.
Y si no está el amor petrificado
y el residuo del fuego no pudiera
hacerlo arder, correr desde sí mismo, como semen o lava,
para arrasar el mundo, para entra como un río
4
de vengativa luz por las puertas vedadas ,
cuándo podremos poseer la tierra.
Si no creamos un objeto duro,
resistente a la vista, odioso al tacto,
incómodo al oficio del injusto,
interpuesto entre el llanto y la palabra,
entre el brazo del ángel y el cuerpo de la víctima,
entre el hombre y su rostro,
entre el nombre del dios y su vacío,
entre el filo y su espada,
entre la muerte y su naciente sombra,
cuándo podremos poseer la tierra.
cuándo podremos poseer la tierra.
cuándo podremos poseer la tierra.

ACTIVIDADES

1. ¿Qué pretende hacer el autor del poema, en qué quiere convertirlo?


2. ¿Cuál es la idea principal del texto? ¿Crees que la poesía surge de su propia
experiencia personal?

3. ¿De dónde parte el poeta a la hora de escribir y hacia dónde se dirige con su poesía?
4. Busca un verso en el que el poeta afirme que la poesía debe contener el odio. ¿Cuál
crees que puede ser el motivo por el que el autor vincula poesía con odio?

5. Uno de los temas del texto es el «silencio». ¿A qué otro tema va unido?
6. Desde el punto de vista del estilo, ¿cómo crees que se consigue sugerir la idea de
silencio (vacío)?

1
Que no derrama sangre.
2
Golpear
3
Que no puede ser herido ni dañado.
4
Prohibidas

143
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Jaime Gil de Biedma (España, 1929-1990)


Poeta español. Nació en Barcelona en el seno de una familia
de la alta burguesía. Estudió Derecho en Barcelona y
Salamanca, por cuya universidad se licenció. Desde 1955
trabajó en una empresa ligada a su familia. Su obra poética no
es muy extensa pero ha sido considerada como una de las más interesantes de las de su
generación, la de los poetas sociales.

No se limitó a utilizar la poesía para expresar una rebeldía política sino que profundizó en
el uso de la palabra como material estético y en la consideración del poema como
experiencia. Su primer libro, Según sentencia del tiempo, apareció en 1953; después
publicó, entre otros, Compañeros de viaje (1959), Moralidades (1966) y Poemas
póstumos (1968). Escribió agudos ensayos literarios y, después de su muerte, se editó un
diario suyo, Retrato del artista en 1956 (1991). Murió en Barcelona en 1990.

144
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

43. Jaime Gil de Biedma, “Intento formular mi experiencia de la guerra”, de Moralidades (1966).

Fueron, posiblemente,
los años más felices de mi vida,
y no es extraño, puesto que a fin de cuentas
no tenía los diez.

Las víctimas más tristes de la guerra


los niños son, se dice.
Pero también es cierto que es una bestia el niño:
si le perdona la brutalidad
de los mayores, él sabe aprovecharla,
y vive más que nadie
en ese mundo demasiado simple,
tan parecido al suyo.

Para empezar, la guerra


1
fue conocer los páramos con viento,
2
los sembrados de la gleba pegajosa
y las tardes de azul, celestes y algo pálidas,
con los montes de nieve sonrosada a lo lejos.
Mi amor por los inviernos mesetarios
es una consecuencia
3
de que hubiera en España casi un millón de muertos.

A salvo en los pinares


-pinares de la Mesa, del Rosal, del Jinete!-,
el miedo y el desorden de los primeros días
eran algo borroso, con esa irrealidad
de los momentos demasiado intensos.
Y Segovia parecía remota
como una gran ciudad, era ya casi el frente
-o por lo menos un lugar heroico,
4
un sitio con tenientes de brazo en cabestrillo
que nos emocionaba visitar: la guerra
quedaba allí al alcance de los niños
tal y como la quieren.
A la vuelta, de paso por el puente Uñés,
Buscábamos la arena removida
donde estaban, sabíamos, los cinco fusilados.
Luego la lluvia los desenterró,
los llevó río abajo.

Y me acuerdo también de una excursión a Coca,


que era el pueblo de al lado,
una de esas mañanas que la luz
es aún, en el aire, relámpago de escarcha,
pero que anuncian ya la primavera.
Mi recuerdo, muy vago, es sólo una imagen,
una nítida imagen de felicidad
retratada en un cielo

1
Terreno sin cultivar, inhóspito y frío.
2
tierra
3
El poeta se refiere a los inviernos de Castilla, pues pasó los tres años de la guerra civil
española (1936-1939) en el pueblo segoviano de Nava de la Asunción, donde su familia tenía
diversas propiedades.
4
Brazo sujeto por una banda o aparato al hombre debido a una herida, en este caso, de
guerra.

145
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

hacia el que se apresura la torre de la iglesia,


5
entre un nimbo de pájaros.
Y los mismos discursos, los gritos, las canciones
eran como promesas de otro tiempo mejor,
nos ofrecían
un billete de vuelta al siglo diez y seis.
6
Qué niño no lo acepta?

Cuando por fin volvimos


a Barcelona, me quedó unos meses
la nostalgia de aquello, pero me acostumbré.
Quien me conoce ahora
dirá que mi experiencia
nada tiene que ver con mis ideas,
y es verdad. Mis ideas de la guerra cambiaron
después, mucho después
de que hubiera empezado la postguerra.

ACTIVIDADES

1. El texto, en palabras del propio autor, «lleva implícito un sentido general, parecido a
una moraleja». ¿Cuál crees que sería la enseñanza o requisitoria que contiene?

2. Marca la estructura y justifícala.

3. ¿Cómo aborda el autor el tema de su propia infancia? En general, ¿cómo es el tono y


el estilo del poema?

5
Círculo
6
El franquismo prometía devolverle a España la grandeza imperial que tuvo en el siglo XVI, y
las hazañas y conquistas de las tropas españolas en esa época podían seducir a cualquier niño
como el poeta. Su experiencia de la guerra, por tanto, fue la de un tiempo heroico vivido en un
hermoso entorno que le dejó una nítida imagen de felicidad.

146
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

María Victoria Atencia


Nació en Málaga, en 1931. Desde muy joven estuvo ligada a los
poetas integrantes del grupo Caracola. Es una de las exponentes
femeninas de la generación de los años 50 y su trayectoria poética
está determinada por tres etapas características.

La primera alcanza hasta 1961 y representa su inmediatez emotiva


y expresiva. La segunda se inicia en 1971 con la obra "Marta y
María", en la que su fuente de inspiración se encuentra en lo
doméstico. La tercera comienza con "El coleccionista", de 1979 y en
ella el tema central es el arte, la pintura y la música.

Es autora de diversos poemarios entre los que destacan: "Tierra mojada", 1953; "Cuatro
sonetos", 1955; "Cañada de los ingleses", 1961; "Los sueños", 1976; "El mundo de M.V.", 1978;
"Compás binario", 1979; "Adviento", 1983; "Trances de Nuestra Señora", 1986; "De la llama
que arde", "La pared contigua", 1989 y "Las contemplaciones", 1997 con el que ganó el Premio
de la Crítica de 1998.

Finalmente, en 2003, publicó "El Hueco", título de tono sutilmente existencialista en el que,
poema tras poema se entrecruzan, en palabras de Ángel Cilleruelo, "lo mítico y lo cotidiano, el
presente y la memoria, el amanecer y la noche, el mar y la casa, la cercanía y la lejanía.... Sus
motivos más frecuentes, como la luz, siguen iluminando los poemas, y conviven con el eco de
viajes y lecturas".

En 1988, Maria Victoria Atencia formó parte del grupo de poetas hispanos que acudieron al
segundo Festival Internacional de Poesía, celebrado en París. En 1991 realizó una recopilación
de los trabajos más representativos de su trayectoria poética en la obra "Antología poética".

Parte de su obra se contiene en la recopilación "Antología de la poesía española


contemporánea: voces de mujer", junto con otras trece poetisas hispanas. En su libro de
poemas "Las contemplaciones" (1997), María Victoria Atencia teje una mirada minuciosa sobre
el mundo, doméstica, atenta, detallada y limpia, que aprehende lo esencial del objeto o de la
experiencia representada.

María Victoria Atencia complementa su dedicación a la literatura con su afición a las técnicas
de ilustración y grabado. Es traductora de italiano, y parte de su obra ha sido traducida a
diversos idiomas. Es miembro correspondiente de la Reales Academias de Cádiz, Sevilla,
Córdoba y San Fernando. Además es miembro numerario de la Real Academia de Bellas Artes
de San Telmo, de Málaga.

147
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

44. María Victoria Atencia, “Placeta de San Marcos”, de El coleccionista (1979)

Amárrate, alma mía; sujétate a este mármol,


Sebastián de su tronco, con cuantas cintas pueda
ofrecerte en Venecia la lluvia que te empapa.
Amárrate a este palo, alma Ulises, y escucha
-desde donde la plaza proclama su equilibrio-
el rugido de bronce que la piedra sostiene.

ACTIVIDADES

1. ¿Quién fue san Sebastián y cómo se representa? Explica el sentido del verso
siguiente: «el rugido de bronce que la piedra sostiene.»

2. La crítica tilda este tipo de poemas como «poesía culturalista típica de los setenta».
¿A qué crees que hace alusión tal epígrafe?

3. ¿Cómo son los versos?

4. Comenta la temporalidad en el poema.

5. Relaciona esa «estampa» con el yo lírico que aflora en el poema. Ten en cuenta la
influencia de Juan Ramón Jiménez.

148
ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA

Bibliografía

• “Literatura española BUP 2” (VV.AA.), ed. Santillana


• “Literatura española Bachillerato 2” (F. Lázaro, V. Tusón), ed. Anaya
• “Antología de la poesía española” (Introducción, notas y propuesta didáctica de Félix
López), ed. La Galera
• “Poesía española” (VV.AA.), ed. Vicens Vives

Webs

• http://mariposaencantada.blogspot.com.es/2012/05/inigo-lopez-de-mendoza-marques-de.html
• http://alumnosenredados.blogspot.com.es
• http://usuaris.tinet.cat/elebro/poe/celaya/celayab.htm
• http://www.epdlp.com/
• http://escritoras.com/escritoras/escritora.php?i=36
• http://toulouse.cervantes.es/imagenes/file/biblioteca/autores/atencia.pdf

149