Está en la página 1de 4

Un gordo problema

EL CASO DE LA LEY DE PROMOCIÓN DE LA


ALIMENTACIÓN SALUDABLE PARA NIÑOS, NIÑAS Y
ADOLESCENTES Y SU REGLAMENTACIÓN

Elaborado por: Castillo; Flores; Alcalde; Carhuas; Cueva y Mantilla.


Dirigido a: Ministra de Salud.

https://peru21.pe/peru/informe-21-idas-vueltas-ley-alimentacion-saludable-384057

https://larepublica.pe/economia/1242206-ley-alimentacion-saludable-cumple-cinco-anos-
implementarse

https://larepublica.pe/politica/1219334-juntan-firmas-para-exigir-a-vizcarra-que-no-pro-
mulgue-la-ley-de-la-comida-chatarra

https://larepublica.pe/sociedad/1052555-nuevo-reglamento-fija-limites-menos-estrictos-
para-la-comida-chatarra

https://peru21.pe/peru/ley-alimentacion-saludable-aprueban-octogonos-pesar-oposicion-
congreso-410581

https://diariocorreo.pe/peru/comex-peru-imposicion-octogonos-cierra-puerta-mejor-etique-
tado-alimentos-825498/

https://larepublica.pe/sociedad/873317-reglamento-de-ley-de-alimentacion-saludable-sin-
fecha-de-aplicacion

https://elcomercio.pe/economia/peru/sni-acudir-can-ley-alimentacion-saludable-443865

http://ius360.com/articulos-de-estudiantes/para-bien-o-para-mal-con-ustedes-la-ley-n-
30021-sobrerregulacion-en-materia-publicitaria-de-alimentos-procesados/

El problema público a enfrentar es el vinculado al sobrepeso, la obesidad y las enfermedades


crónicas no trasmisibles, cuya prevalencia se ha incrementado de forma sostenida en los úl-
timos años en nuestro país, focalizando su radio de acción principalmente en niños y adoles-
centes.
1
Según las definiciones proporcionadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la
obesidad y el sobrepeso consisten en una acumulación anormal o excesiva de grasa en el
cuerpo, que pueden llegar a causar serios problemas a la salud siendo el origen de las deno-
minadas enfermedades crónicas no transmisibles. Las cuatro enfermedades crónicas no trans-
misibles más comunes son la enfermedad cardiovascular (ataques cardiacos o cerebrovascu-
lares), el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes. Según la OMS, estas enferme-
dades constituyen uno de los factores principales de riesgo de muerte en el mundo.

En nuestro país, los resultados de la última Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (EN-
DES), realizada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) en 2016, son
alarmantes, puesto que revelan que el 35,5% de los peruanos mayores de 15 años tienen
sobrepeso. En el caso de la obesidad, el indicador llega hasta el 18,3%. Ambos problemas
también tienen una creciente incidencia entre los niños. Entre 2008 y 2014, el sobrepeso y la
obesidad se incrementaron en 66% en niños y niñas de 5 a 9 años de edad, de acuerdo con
los datos del Centro Nacional de Alimentación y Nutrición (Cenan) del Instituto Nacional de
Salud. Asimismo, entre 2007 y 2014, en adolescentes de 10 a 19 años, el sobrepeso pasó de
12,9% a 18,5%. En el caso de la obesidad, la incidencia era de 4,9%, pero se elevó hasta
7,5%. El incremento general en este grupo poblacional fue de 46% en solo siete años.

En torno a este grave problema de salud pública, el 17 de mayo del 2013 se publicó en el
diario oficial El Peruano la Ley de promoción de la alimentación saludable para niños, niñas
y adolescentes – Ley N° 30021. Tras cuatro años de ser publicada, el gobierno recién aprobó
el 17 de junio del 2017, mediante Decreto Supremo N° 017-2017-SA, el Reglamento de la
referida Ley. En dicho documento se establecieron los ámbitos de aplicación de la Ley, los
parámetros referentes al contenido de azúcar, sodio, grasa saturada, grasa trans en los ali-
mentos procesados, y disposiciones referidas a la publicidad, así como el rotulados de los
productos. No obstante, este 17 de mayo de 2018, la referida Ley cumplió cinco años sin
haber sido implementada, siendo los parámetros técnicos que establecen qué alimentos son
o no saludables y el etiquetado de los productos dos de los puntos que más controversias han
suscitado.

De acuerdo con el Reglamento, el Ministerio de Salud (MINSA) es el responsable de elaborar


el Manual de Advertencias Publicitarias para las etiquetas: «alto en sodio», «alto en azúcar»,
«alto en grasas saturadas» o «contiene grasas trans». Para tal fin, el 17 de agosto de 2017, a
través de la Resolución Ministerial N° 683-2017, se dispuso la publicación del Proyecto de
Manual de Advertencias Publicitarias para que este sector reciba sugerencias de entidades
públicas o privadas, y ciudadanía en general, durante 90 días calendario. En dicho documento
se establecía un sistema de advertencia y etiquetado conocidos como «octágonos nutriciona-
les», que consistían en figuras con forma de octágono, con borde negro y fondo rojo, en
dichas figuras se señalaría el alto contenido en azúcar, sodio o grasas saturadas, así como la

2
presencia de grasa trans. Aunque aparentemente esta disposición ponía punto final a una larga
controversia sobre la mencionada Ley, las opiniones y sugerencias no tardaron en llegar.

Es así que el Congreso de la República publicó un Proyecto de Ley para que se incluyan los
porcentajes del contenido de azúcar, grasa y sodio en alimentos procesados, y que esta infor-
mación sea expresada en un gráfico de barras de colores rojo (contenido alto), amarillo (con-
tenido medio) y verde, sistema conocido como «semáforo nutricional». Es así que, en marzo
de este año, la Junta de Portavoces del Congreso acordó exonerar de segunda votación al
Proyecto de Ley que modifica la Ley N° 30021, incorporando el semáforo nutricional. Sin
embargo, los primeros días de abril, el Presidente de la República, Martín Vizcarra, observó
dicho Proyecto de Ley, enviando en total 11 sugerencias, donde 5 de ellas se referían al ro-
tulado de los alimentos. No obstante, el martes 15 de junio de 2018, la Comisión de Defensa
del Consumidor y Organismos Reguladores del Congreso desestimó 10 de las 11 las obser-
vaciones planteadas por el Ejecutivo, aprobando el dictamen por insistencia e incorporando
el semáforo nutricional. Tras la aprobación de este dictamen por insistencia, el documento
será elevado al pleno del Congreso para su debate. Sin embargo, el Presidente del Consejo
de Ministros, César Villanueva, adelantó que en los próximos días detallaría la implementa-
ción de los octógonos nutricionales, modelo que es la posición del Ejecutivo para el etique-
tado de productos procesados, contrario a los semáforos nutricionales que propone el Con-
greso.

Como se puede observarse en este juego de poderes por el lado del gobierno la posición del
Presidente Martín Vizcarra, del Presidente del Consejo de Ministros César Villanueva y de
la actual Ministra de Salud, Silvia Pessah, es la de defender el sistema de advertencia basado
en los octógonos nutricionales. La misma posición es compartida por la Asociación Peruana
de Consumidores y Usuarios (ASPEC) y por el Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP)
expresada por su Decana Saby Mauricio. Asimismo, diversos especialistas de la salud, así
como un grupo de ex Ministros de Salud de distintos gobiernos se ha pronunciado de manera
conjunta para defender esta posición. No obstante, entre el MINSA (responsable de elaborar
el Reglamento) y ASPEC y el CNP hay discrepancias en torno a los parámetros técnicos que
establecen qué alimentos no serán considerados saludables. Estas dos últimas instituciones
se inclinan a usar los parámetros recomendados por la Organización Panamericana de la Sa-
lud (OPS) y tienen serias críticas a los parámetros adoptados por el MINSA por ser muy
permisibles.

Por el lado de los empresarios el discurso siempre fue contrario a la referida Ley y a su
reglamentación. Desde un primer momento diversos gremios empresariales agrupados en
torno a la Sociedad Nacional de Industria (SIN) expresaron su oposición pidiendo incluso su
derogación al considerarla inconstitucional por afectar la libertad de los consumidores. La

3
SNI también se opone al etiquetado mediante el sistema de octógonos nutricionales. Asi-
mismo, los intereses de las industrias tienen en la bancada Fuerza Popular (FP) su mayor
representante en el Congreso.

En ese sentido, basado en lo expuesto se recomienda persistir en el sistema de etiquetado


basado en octágonos, pues advierte con claridad, sencillez y transparencia los altos niveles
de azúcar, sodio y grasas que contienen los productos a fin de que el público disponga de
información adecuada y pueda decidir mejor al adquirirlos, y en consecuencia mejore su ali-
mentación. No obstante, sin perjuicio de lo señalado, se advierte que para que dicha norma
sea eficaz es necesario impartir una adecuada educación alimentaria y nutricional entre la
población, para lo cual es necesaria la participación de varios ministerios en el tema.