Está en la página 1de 12

1

TEMA: ENSAYO "LOS 7 HÁBITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA Y


TRASCENDENTE”

Autor
Stephen covey

Género
Desarrollo personal

Documento
Libro

Alumna
Geraldine Cortés Bedoya

N° lista: 13

Docente
Robertulio Ayala López

Santiago de Cali, 31 de agosto del 2018


2

Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva y trascendente, son un instrumento

gerencial capaz de aportar herramientas necesarias para aprender a conducir la vida de

forma efectiva, las cuales nos proporcionan un enfoque gradual y secuencial para

el desarrollo de la efectividad personal he interpersonal; para ello se debe de tener en

cuenta los términos como: habilidad y conocimiento, ya que ambos nos ayudan a

obtener el éxito consigo mismo y con los demás, teniendo autocontrol y autodisciplina

para construir metas y cumplirlas adecuadamente.

En el transcurrir de la relatoría se darán a conocer explícitamente los 7 hábitos de la gente

altamente efectiva, pero anterior a esto cabe resaltar que en este libro el autor hace

un análisis de los paradigmas en cómo se forman las percepciones que nos

gobiernan, como la forma de ver las cosas y la forma en que nos comportamos y

actuamos ante ellos, ahora bien, los 7 hábitos son: El primero de los hábitos se refiere a

la proactividad, que es la capacidad de tener iniciativa para emprender proyectos y

efectuar las tareas, así como ser responsable de nuestros actos y decisiones; el segundo

de los hábitos es el de Empezar con un Fin en Mente, este refleja que al iniciar un

propósito se debe conocer el fin que se quiere lograr, significa conocer con claridad la

misión, visión, metas, filosofía, saber a qué distancia están y cuanto falta para lograrse;

el tercero de los hábitos es el resultado de ser proactivo y empezar con el fin en mente,

se denomina Poner Primero lo Primero, y orienta a que las tareas, actitudes, se organizan

identificándoles por grado de importancia, y ejecutándolas en esa misma dirección; el

cuarto de los hábitos se refiere a Pensar Ganar – Ganar, en el cual se orienta hacia el

beneficio mutuo, compartir de conocimientos, la abundancia plena y la capacidad de

cooperación mutua; el quinto de los hábitos, denominado busque primero entender luego
3

ser entendido, aquí se inicia el camino hacia la comunicación interpersonal efectiva, hacia

la comunicación empática, donde se debe aprender antes de enseñar, el sexto de los

hábitos llamado Sinergizar, orientado hacia la cooperación creativa, comunicación

respetuosa, donde las partes asumen bajo la base del ganar – ganar y por último el

séptimo hábito, hace referencia a la capacidad de renovar con equilibrio, de revisar los

seis hábitos anteriores y corregir, innovar y mejorar continuamente. Dicha mejora, debe

ir precedida del cumplimiento de las cuatro dimensiones, que son: física, mental, social y

espiritualmente, a continuación, se dará a conocer a profundidad cada uno de los hábitos,

mencionados anteriormente.

Para empezar hay que explicar lo que es un paradigma, es un modelo, ejemplo o ejemplar

de donde la gente se basa para confirmar una teoría, la cual servirá de base

para comprender mejor el mundo en el que vivimos, es decir que la mayoría de los seres

humanos vivimos rodeados de bastantes paradigmas y muchas veces los vemos

como verdades absolutas, un ejemplo puede ser, la idea que tenía la gente que creía

que el mundo era plano, al final había abismos y que el sol y todo cuanto existe en

el universo giraba en torno a nosotros, pero esta idea fue errónea y un individuo, llamado

Copérnico, se dio cuenta de que ese paradigma no era tan correcto, lo que generó una

crisis al momento de dar a conocer su descubrimiento, ya que la teoría planteada no era

correcta y la nueva sí, originándose una anomalía que reclamaba revisar el paradigma o

teoría que había sido corregido. Este tipo de problemas como el que se acaba de

mencionar puede generar grandes cambios en la sociedad, debido a que al saber algo

en el que tú estabas seguro de que era cierto, de la noche a la mañana te das cuenta de

que vivías en la mentira, pero viéndolo de un lado positivo, estas nuevas correcciones
4

nos permiten ir más allá para buscar aquello que nos intriga y darnos cuenta de que

podemos encontrar muchas respuestas de todo aquello que ignoramos.

Por otro lado, los hábitos son una intersección de conocimiento: como que hacer y por

qué, el deseo: como que hacer y capacidad: que es como hacerlo, que es cuando ya

logramos el nivel de la interdependencia siendo capaces de ayudar a los demás con

el intercambio de esfuerzos para lograr el éxito, si somos interdependientes

emocionalmente hay dentro de uno la sensación de valor así como la necesidad de dar

y recibir amor, si somos interdependientes intelectualmente se comprenderá que sus

pensamiento son mejores que el de los demás, solo las personas que son independientes

pueden llegar a ser interdependientes para el éxito orientados hacia la cooperación,

comunicación y trabajo en equipo, ahora bien según el autor Stephen covey existen

hábitos para mejorar lo que somos y lo que queremos llegar a hacer, así como nos lo

explica la siguiente gráfica.

Gráfica n°1 Configuración de un hábito


5

Traigo a colación una frase muy famosa: “Dame seis horas para cortar un árbol y

pasaré las primeras cuatro afilando el hacha”1. Los hábitos son esenciales para

aumentar la concentración, energía y foco en todas las actividades que hagas, ya sean

personales o profesionales, también Hablamos continuamente de hábitos, ya que son

las pequeñas tareas o comportamientos que se repiten cada día sin pensarlo y sin

esfuerzo. Y son estas rutinas y procesos los que ayudan a mantener enfocada la mente

alineado con los objetivos.

Asimismo, y con relación a lo mencionado se dan a conocer los 7 hábitos de las personas

altamente efectivas:

EL PRIMER HÁBITO - SER PROACTIVO

El primer hábito es ser proactivo, tomar iniciativa, actuar uno mismo, comprometerse y

mantener los compromisos, escuchar el lenguaje entre otras; el estímulo y la respuesta

son partes de los hábitos de la persona y nuestra mayor fuerza es la libertad interior de

elegir. La palabra pro actividad, significa no solo tomar iniciativa, también significa que

como seres humanos, somos responsables de nuestras propias vidas, nuestra conducta

es una función de nuestras decisiones. Tomar la iniciativa no significa ser insistente,

molesta o agresivo, significa reconocer nuestra responsabilidad de hacer que las cosas

sucedan, tomar la iniciativa es resolver los problemas que se presenten en la empresa

siempre y cuando se tome la decisión correcta que resulte necesaria, con principios

correctos y finalmente realicen la tarea; “El ser proactivo no quiere decir que no se

1 Abraham Lincoln (Hodgenville, Kentucky, 12 de febrero de 1809-Washington D. C., 15 de abril de 1865)


6

cometerán errores. El enfoque proactivo del error es reconocerlo de inmediato, corregirlo

y aprender de él. Demorarse o negar el error, implica perder la lección. No es lo que los

otros hacen ni nuestros propios errores lo que más nos daña; es nuestra respuesta.

Nuestra respuesta a cualquier error afecta la calidad del momento siguiente”2.

EL SEGUNDO HABITO- EMPIECE CON UN FIN EN MENTE

“La mejor forma de comenzar es formular una misión personal que describa lo que

queremos ser (carácter) y hacer (aportaciones y logros), basados en los valores o

principios que dan fundamento a nuestro ser y hacer.”3

Este hábito se basa en principios de liderazgo personal, por lo cual el liderazgo es

la primera creación, y la administración es la segunda creación. Liderazgo no es

administración, el liderazgo aborda el límite superior, determina si la escalera está o no

apoyada en el lugar correcto; en cambio la administración se centra en el límite inferior y

busca la eficiencia en el ascenso por la escalera del éxito, la metamorfosis que tiene lugar

en todas las industrias y profesiones requiere liderazgo primero y administración

después.

2 Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva: 1" ed. II" reirnp. (Pág 8)- Buenos Aires Paidós, 2003.
3 Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva: 1" ed. II" reirnp. (Pág 10)- - Buenos Aires Paidós, 2003.
7

EL TERCER HÁBITO - ESTABLEZCA PRIMERO LO PRIMERO

Nos habla del poder de la voluntad independiente, es el futuro personal, y la realización

práctica del primero y del segundo, es decir, que no se pude pasar a los principios sin

una visión de la contribución singular que a uno le corresponde realizar.

Los principios generales que rigen la administración del tiempo son sencillos. Solo hay

que resolver lo importante e ignorar aquello que no lo es; los asuntos urgentes son

tan solo cuestiones importantes a las que no se prestó atención cuando surgieron. Si bien

esta parece una formulación cierta, también lo es que la excesiva simplificación no facilita

la tarea de atender a los detalles. “Se necesita aplicación y dedicación para poner en

práctica algunos de los principios de la buena administración del tiempo. Es posible

conseguirlo a medida que se incorporan como hábitos. No estamos ante una ciencia

especial, sino ante un ejercicio de sentido común, cuyo eje central es saber apreciar y

considerar los detalles en su justa medida.” (Forsyth, 2005)

Por ejemplo, hacer malabarismos con antorchas de fuego necesita algo más que unos

movimientos específicos de las manos. La administración del tiempo es similar. Las

técnicas, ideas y trucos particulares le permitirán lograr avances hacia una manera

de trabajar productiva y eficiente; pero únicamente el abordar el proceso en todo su

ancho frente le llevará a una práctica sostenida que asegure una eficacia permanente.

Sin la actitud adecuada, la administración del tiempo no pasará nunca de ser una

información inicial y entusiasta de técnicas que se atrofiarán rápidamente.


8

EL CUARTO HÁBITO - PENSAR EN GANAR/GANAR

Para ejemplificar mejor éste hábito lo explicaré por medio de la siguiente gráfica,

Gráfica n° 2 relación del ser

Nos ayuda a pensar en ganar, tenemos también los seis paradigmas de interacción

humana que son ganar- ganar; gano- pierdes; pierdo- ganas; pierdo- pierdo-gano; ganar

-ganar o no hay trato. Ganar - ganar significa que los acuerdos o soluciones son

mutuamente benéficas, mutuamente satisfactorias, para ambas partes.

Gano - pierdo son proclives a utilizar la posición, el poder, los títulos, las posesiones o la

personalidad para lograr lo que persiguen. Pierdo - ganas es peor que gano / pierdes

porque no tiene ninguna norma, ningún requerimiento ninguna expectativa, ninguna

visión las personas gano / pierdo estas deseosos de agradecer o apaciguar busca fuerza

en la aceptación o la pluralidad tienes poco coraje para expresar sus sentimientos y

convicciones y la fuerza del yo de los demás las intimidad.

Pierdo - pierdes, es cuando interactúan dos individuos resueltos, obstinados, egoístas, el

resultado será pierdo – pierdes, ambas perderán, son personas desdichadas.


9

Gano: las personas con mentalidad de gano no necesariamente tienen que querer que

algún otro pierda, lo que les importa es conseguir lo que quieren.

EL QUINTO HÁBITO - PROCURE PRIMERO COMPRENDER Y DESPUÉS SER

COMPRENDIDO.

Procure primero comprender, y después ser comprendido esto significa que hay de

comprenderse uno mismos ver cuáles son las fallas que uno tiene luego que ver cuáles

son esas fallas corregirlos para poder entender y comprender a las demás personas; la

actitud más importante para desarrollar este hábito es la de saber escuchar.

Nuestro carácter está siempre comunicando. Se pone de manifiesto y esto es lo que

realmente experimentan los demás. cuando nuestros estados de ánimo y los actos

privados/públicos varían mucho, generan desconfianza. y no confiarán en hablarnos de

sus opiniones, experiencias y sentimientos más íntimos. por lo que no comprenderemos

su situación y no podremos aconsejar correctamente. aunque la otra persona necesite

tus palabras, si no nos vemos influidos por su singularidad, no se verán influidos por

nuestro consejo. por tanto, para ser realmente efectivo en comunicación interpersonal no

basta con la técnica. tiene que desarrollar la capacidad para la escucha empática basada

en el carácter que suscita apertura y confianza. y conectar emocionalmente con el

interlocutor.

Además, "No se puede confiar en la prescripción de nadie si ni se confía en el diagnóstico.

(…) La clave del juicio correcto es la comprensión. Si uno empieza por juzgar, nunca

podrá comprender. Procurar primero comprender es un principio correcto evidente en


10

todas las áreas de la vida. Es un común denominador genérico, pero su mayor poder se

pone de manifiesto en el área de las relaciones interpersonales" (Covey: 151)

EL SEXTO HÁBITO - LA SINERGIA

La sinergia es importante ya que, en un principio correcto, es la realización suprema de

todos los hábitos anteriores, es la efectividad en una realidad interdependiente, es decir,

la formación del equipo, desarrollo de la unidad y la creatividad con otros seres humanos.

“La esencia de la sinergia está asociada a una habilidad vital: valorar las diferencias

mentales, emocionales y psicológicas de las personas, también La sinergia significa la

actividad superior de la vida, la esencia del liderazgo transformador, la verdadera puesta

a prueba y la manifestación de todos los hábitos reunidos ya que se parte de dos

pensamientos que se constituyen en uno solo encerrando las principales características

de cada uno y sobretodo, proporcionando beneficios a ambas partes.”4

Pongo como ejemplo en éste hábito, la sinergia en el salón de clase de la universidad, ya

que, se demuestra si los estudiantes están o no abiertos al principio de que el todo es

más que la suma de las partes, cuando se rompe la guía que tenía el profesor y los

estudiantes comienzan a participar animosamente, compartiendo experiencias y

comprensiones y crean un libreto nuevo de lo que normalmente significa una clase, así

como lo que se apreció en clase de habilidades gerenciales con el profesor Robertulio,

porque se realizan dinámicas que tienen que ver con la relación con lo demás y en

establecer un buen manejo de grupo.

4
López, A. (9 de diciembre de 2005). Sexto Hábito. Recuperado el 11 de agosto de 2013, de UNALMED:
http://www.unalmed.edu.co/ctalopez/documentos/SEXTO_HABITO.doc
11

EL SÉPTIMO HÁBITO – EMPEZAR A RENOVAR

Consiste en preservar y realizar el mayor bien que usted posee: usted mismo significa

renovar las cuatros dimensiones de su naturaleza, física, espiritualidad, mental y social.

Los sietes hábitos de las personas altamente efectivas producen una sinergia óptimas

entre esas dimensiones, la renovación en cualquier dimensión aumenta la capacidad

para vivir por lo menos uno de los siete hábitos.

El término de afilar la sierra se refiere a renovar continuamente los hábitos anteriores del

modelo realzando y perseverando de manera proactiva, sabia y equilibrada conseguir

expresar un equilibrio de fortalezas internas en favor de nuestras cuatro dimensiones

naturales que son: La Física. Mental. Espiritual y Social/Emocional.

Tomarse el tiempo para afiliar la sierra es la mejor inversión a nuestro alcance en vida.

Invertir en nosotros mismos, es invertir valga la redundancia en el único instrumento con

que contamos para vivir y aportar valor a nuestra vida y a la de otros, en otras palabras,

cada uno de nosotros somos responsables de afrontar la vida efectivamente.

Finalmente, mediante esta lectura debo recomendar a todos los seres humanos sobre la

forma de vida que llevamos y no tener miedo al cambio, seguramente este cambio de lo

negativo a lo positivo en nuestra personalidad nos hará llegar al éxito personal, además

es importante la pro actividad, ser uno mismo, actuar con iniciativa propia, poner como

prioridad nuestros pensamientos y deseos actuando siempre con responsabilidad en

todos los actos de nuestra vida, de manera que aquellas personas que no se han tomado

el tiempo de realizar la lectura de los 7 hábitos de las personas altamente efectivas y


12

trascendentes, se han perdido de conocer las herramientas necesarias para

autoevaluarse y emprender un nuevo modelo de vida personal y organizacional.

Resulta necesario equivocarse para aprender, hay que atreverse para crecer, tener

capacidad de buscar y ver ideas diferentes, de ver más allá de donde ven todas las demás

personas, eso es lo que hace la diferencia, es precisamente lo que hizo Henri Fayol

(Clásico de la Administración), Albert Einstein (Físico Alemán), y Da vinci

(pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo), entre otros, lo que lograron por

consiguiente fue solo el resultado del esfuerzo.

Culminando así dicho análisis que las personas con hábitos de efectividad son las

piedras angulares para formar organizaciones altamente efectivas. Es por esta razón que

el desarrollo los hábitos que plantea Stephen Covey en su libro Los 7 hábitos de la gente

altamente efectiva en el nivel personal constituye la base para la efectividad

organizacional.

En lo personal, el ir implementando los hábitos mencionados me sirven tanto en el

transcurrir de mi etapa universitaria como en la parte laboral, ya que, mi mayor anhelo es

entrar a trabajar a una multinacional en Estados Unidos y para ello ya debo de forjar

adecuadamente mis acciones, y actos para ser una mejor persona.