Está en la página 1de 4

LEGALIZACIÓN DE LA EUTANASIA EN EL PERÚ

INTRODUCCIÓN:

En nuestro país existen delitos contra la vida humana independiente de los cuales uno de los
más controversiales es el homicidio piadoso o también llamado misericordioso, que es punible y
está tipificado en el artículo 112 del Código Penal, en los términos siguientes: “El que por piedad
mata a un enfermo incurable que le solicita de manera expresa y consciente para poner fin a sus
intolerables dolores, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de tres años.”
Urquizo, J. (2016, p.389)

El homicidio por piedad (matar a una persona para para evitar sus intolerables dolores) lleva a
plantear el tema de la eutanasia ya que en algunos países desarrollados es lícito desarrollarla
mientras que en el Perú y en otros países en vías de desarrollo no existe tal figura, lo que existe
es la ley 29414 la cual permite que el paciente prescinda de un tratamiento o de medicamentos
con el fin de acelerar su defunción.

Sin embargo en mi opinión la eutanasia no constituye conducta ilícita ya que se estaría liberando
de un padecimiento psicosomático insoportable, teniendo en cuenta lo que expresa el sujeto
pasivo y si este está de acuerdo en hacerlo, por consiguiente ¿tendría sentido que una persona
que está sufriendo con una enfermedad psicosomática terminal siga viviendo con los
insoportables dolores, si no lo desea?, o el Estado ¿Debe aprobar la ley a favor de la eutanasia
como una opción para el paciente?, Ante estos hechos la solución más adecuada es aprobar
una ley a favor de la eutanasia aceptando solo la posibilidad de quitar la vida a enfermos
desahuciados, con el consentimiento de ellos (que lo expresen) dejando de lado a personas que
quieran realizarse esta práctica con el único fin de desaparecer de este mundo, sin presentar una
enfermedad psicosomática incurable.

DESARROLLO

La raíz etimológica de la palabra eutanasia deriva del griego eu, buena y thanatos, muerte. Ello
es el equivalente a una “buena muerte”. El diccionario de la Real Academia Española contiene
dos definiciones del término eutanasia: “muerte sin sufrimiento físico” y “acortamiento
voluntario de la vida de quien sufre una enfermedad incurable, para poner fin a sus sufrimientos”.

En esta segunda, aparecerían las características que definen la eutanasia:


 Un sujeto con una determinada situación biológica: enfermedad incurable.
 Que solicita voluntariamente la muerte.
 Otro sujeto que realiza una acción para acabar con los numerosos sufrimientos del
enfermo.
Las definiciones de autores sobre dicho acto son muy parecidas, entre ellas tenemos una de las
que me pareció la más adecuada ya que según Serrano Gómez es muerte sin dolor o con los
menores padecimientos posibles, y que puede ser de dos formas: la activa (consiste en ayudar a
morir a personas con enfermedades incurables y con su consentimiento) y la pasiva (dejar al
enfermo a expensas de sus recursos físicos (2016, pg.389)

Un caso muy peculiar ocurrió aquí en Perú hace aproximadamente cinco años, en San Juan del
Urigancho, donde el señor Edmundo Pedro Díaz La Rosa de cincuenta y tres años ,que padecía
de una enfermedad incurable se quitó la vida ahorcándose con una soguilla en su vivienda, fue
encontrado por sus familiares quienes pensaban en un inicio que todavía estaba con vida,
hallando en su inmueble de la manzana M, lote 12-B, tercera zona de Campoy, un sobre manila
con una carta en la que pide que no se culpe a nadie de su muerte. "Soy un enfermo que no tiene
cura".

Se hubiera podido evitar la muerte tan denigrante de este enfermo incurable si la eutanasia fuera
lícita en nuestro país ya que en este, como en muchos casos los enfermos optan por quitarse la
vida y muchas veces de la forma más cruel, Edmundo es uno de los tantos seres humanos que
se quitó la vida, evitando una muerte digna y sin dolor ya que en nuestro código penal no está
permitido este tipo de actos según este caso nos podemos dar cuenta que Edmundo expresaba
implícitamente en la desesperada situación que se encontraba pero en su momento no se pudo
hacer nada por él ; estoy de acuerdo con el tipo de homicidio piadoso que sea como medida
terapéutica y de lucha contra el dolor, de esa manera no tendría sentido que se imponga una
sanción, debido a que el sujeto activo lo hizo con sentimientos de piedad y actuó con dolo es
decir con conocimiento y voluntad de poner fin a la vida del enfermo por padecimientos
psicosomáticos insoportables siendo el móvil de sus actos la piedad, compasión o misericordia
excepto que este termine con la vida del enfermo incurable por sentimientos innobles o sea para
beneficio personal como, por ejemplo con la finalidad de heredar, también excluiría que se
practique la eutanasia a los enfermos mentales y las personas con padecimientos insoportables
que no lo deseen.

En la actualidad en nuestro país vecino: Colombia, ya se legalizó la eutanasia, comenzando con


el caso de Ovidio González Correa un hombre que padecía de cáncer avanzado, la cirugía de su
boca y rostro fue radical y perdió parte de los huesos de la cara y los tejidos de la boca, Don
Ovidio fue con los oncólogos quienes le dijeron que la enfermedad no se iba a curar y le
recomendaban quimioterapia solo con una intención paliativa. Al parecer, el tumor fue más fuerte
que la quimioterapia y Don Ovidio empezó a notar que el tumor le crecía día a día produciéndole
mayor deformidad en la cara, dolor intenso al tratar de hablar e imposibilidad para alimentarse.
Las recaídas del cáncer de la boca provocan heridas cancerosas en la boca, las que no curan, se
infectan y producen pus con un fuerte olor que se siente en toda la habitación. En esas
condiciones, Don Ovidio le dijo a su hijo Julio César “quiero la eutanasia, yo sé para dónde voy
y no quiero ser un guiñapo en una cama” y deseaba acogerse a la recientemente aprobada ley de
muerte digna colombiana, este señor a sus 79 años se convirtió en la primera persona en acoger
la recientemente reglamentada Sentencia C-239-97 y así poder morir dignamente y sin
padecimientos dolorosos un 3 de julio a las nueve y treinta de la mañana.

Mientras que en Colombia ya se legalizó la eutanasia en Perú que es el país vecino solo se ha
registrado un proyecto de ley respecto a esta, del congresista Roberto Angulo que busca brindar
la opción de “una muerte mucho más tranquila” a pacientes con enfermedades terminales. En
dicho homicidio piadoso hay casos extremos en los que, sin prejuicio de aplicar causas de
atenuación o incluso de exclusión de la culpabilidad basadas en las ideas de la no exigibilidad se
debe incluso apreciar el estado de necesidad como causa de justificación, bien por la vía de
colisión de deberes(deber respetar la vida versus deber eliminar el sufrimiento), bien por la
ponderación de intereses(muerte versus sufrimiento) cuando el que padece una grave enfermedad
que le provoca grandes dolores solicita libre y espontáneamente que se le ayude a morir o, incluso
que se le provoque la muerte . SALAZAR SANCHEZ, N. (2003, pg.390).

CONCLUSIÓN

En consecuencia, como ha quedado demostrado, la aplicación urgente de la legalización a favor


de la eutanasia como opción para el paciente, servirá para cambiar el modo tan denigrante en el
que algunas personas se quitan la vida al no poder soportar tales padecimientos al sufrir con
enfermedades psicosomáticas terminales, siendo de gran importancia ahora tratar en nuestra
legislación el homicidio piadoso, teniendo en cuenta que países desarrollados como en vías de
desarrollo(Colombia) lo están legalizando ya que así como existe el derecho a la vida y conexos
como son los derechos fundamentales de la persona humana, también existe el derecho a morir
sin dolor o por enfermedad grave e incurable, considerando que la eutanasia es una decisión
personal a la cual se acogen algunas personas que piensan que ya no pueden vivir dignamente
por estar desahuciados.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Arias Torres, L. & García Cantizano, M. (2013). Manual de Derecho Penal: Parte Especial pg.120-128

Urquizo, J.. (2016). Código Penal Práctico. Lima-Perú: Gaceta Jurídica S.A. pg. 389,390

Intereses relacionados