Está en la página 1de 35

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN MARTÍN

FACULTAD DE ECOLOGIA

CARRERA PROFESIONAL DE INGENIERIA SANITARIA

AGUA DE BEBIDA

TRABAJO PARA EL CURSO DE

INTRODUCCIÓN A LA INGENIERÍA SANITARIA

ESTUDIANTES:

 SALDAÑA ROJAS, CRISTIAN PAUL


 TUESTA VELA, GERMÁN GABRIEL
 ZAMORA LUCANA, IVÁN

MOYOBAMBA - PERÚ

2014
INTRODUCCION

El presente trabajo de investigación se realizó como parte de la asignatura de


Introducción a la Ingeniería Sanitaría, el cual tiene como objetivo el dar a Conocer y
fomentar el acceso del agua potable como derecho humano universal, indivisible e
imprescriptible, así como, difundir y presentar la gestión que reconozca el derecho a
acceder al agua de bebida como un derecho humano

Cabe resaltar que, el acceso al agua potable es fundamental para la salud, uno de
los derechos humanos básicos y un componente de las políticas eficaces de
protección de la salud.

El acceso al agua potable es una cuestión importante en materia de salud y


desarrollo en los ámbitos nacional, regional y local. En algunas regiones, se ha
comprobado que las inversiones en sistemas de abastecimiento de agua y de
saneamiento pueden ser rentables desde un punto de vista económico, ya que la
disminución de los efectos adversos para la salud y la consiguiente reducción de los
costos derivados son superiores al costo de las intervenciones. Esto es cierto para
diversos tipos de inversiones, desde las grandes infraestructuras de abastecimiento
de agua al tratamiento doméstico del agua. La experiencia ha demostrado asimismo
que las medidas destinadas a mejorar el acceso al agua potable favorecen en
particular a los pobres, tanto de zonas rurales como urbanas, y pueden ser un
componente eficaz de las estrategias de mitigación de la pobreza.

En tal sentido, para su mejor utilización, la presente está organizada en tres


capítulos: El Capítulo I, comprende las Función y Responsabilidad de la Gestión de
Salubridad del Agua de Bebida. El Capítulo II, se ocupa de la Vigilancia y Control de
Calidad del Agua de Bebida.. El capítulo III, comprende la Desinfección del agua de
bebida.

Incluimos también las conclusiones y anexos que se derivan del trabajo académico.
CAPÍTULO I

FUNCIÓN Y RESPONSABILIDAD DE LA
GESTIÓN DE SALUBRIDAD DEL AGUA DE BEBIDA.
1.1. EL AGUA DE BEBIDA.

El agua es esencial para sustentar la vida y debe hacerse disponible a todos


los seres humanos un abastecimiento seguro y accesible. El acceso mejorado
del agua de bebida segura suele producir beneficios tangibles a la salud, por lo
que los abastecedores deben hacer el esfuerzo de obtener una calidad de agua
inocua a la salud de los consumidores.

El agua de bebida segura, no representa ningún riesgo significativo a la salud


durante la expectativa de vida del ser humano, sin embargo, los recién nacidos,
niños, personas debilitadas o aquellas que viven bajo condiciones
antihigiénicas y ancianos, son los más susceptibles de ser afectadas por la
calidad del agua.

La gran mayoría de los problemas de salud relacionados con el agua es


resultado de la contaminación microbiana por bacterias, virus, protozoarios u
otros agentes biológicos. No obstante, un número apreciable de consecuencias
puede ocurrir como resultado de la contaminación química del agua de bebida.

La obtención y el mantenimiento de la calidad del agua y de los servicios de


abastecimiento no solo es responsabilidad del abastecedor, ni del órgano de
salud encargado de vigilancia y con el compromiso de garantizar la inocuidad
del mismo, sino de una serie de instituciones comprometidas con la seguridad
del agua, conduciendo que la calidad del agua sea una responsabilidad de toda
la sociedad. (Ver anexo N° 01)

1.2. GESTIÓN DE LA SALUBRIDAD DEL AGUA DE BEBIDA.

Existe una amplia gama de componentes microbianos y químicos del agua de


bebida que pueden ocasionar efectos adversos sobre la salud de las personas.
Su detección, tanto en el agua sin tratar como en el agua suministrada a los
consumidores, suele ser lenta, compleja y costosa, lo que limita su
asequibilidad y utilidad para la alerta anticipada. Para proteger la salud pública,
no es suficiente confiar en la determinación de la calidad del agua. Puesto que
no es físicamente posible ni económicamente viable analizar todos los
parámetros de calidad del agua, se deben planificar cuidadosamente las
actividades de seguimiento y los recursos utilizados para ello, los cuales deben
centrarse en características significativas o de importancia crítica.

También pueden resultar de importancia ciertas características no relacionadas


con la salud, como las que afectan significativamente a la aceptabilidad del
agua. Cuando las características estéticas del agua (por ejemplo, su aspecto,
sabor y olor) sean inaceptables, podrá ser necesario investigar adicionalmente
para determinar si el agua presenta problemas relevantes para la salud. El
control de la calidad microbiológica y química del agua de bebida requiere el
desarrollo de planes de gestión cuya aplicación constituya la base para la
protección del sistema y el control del proceso con el fin de garantizar que los
riesgos para la salud pública derivados de la presencia de agentes patógenos y
sustancias químicas sean insignificantes y que el agua tiene características
aceptables para los consumidores. La denominación más oportuna de los
planes de gestión desarrollados por los proveedores de agua es «planes de
salubridad del agua» (PSA). Un PSA engloba la evaluación y el diseño del
sistema, los planes de gestión y la vigilancia operativa, incluidas la
documentación y la comunicación. Los componentes de un PSA se basan en el
principio de las barreras múltiples, los principios del análisis de peligros y de
puntos críticos de control (APPCC) y otros métodos de gestión sistemáticos.
Los planes deben contemplar todos los aspectos del sistema de abastecimiento
de agua de bebida y centrarse en el control de la extracción, el tratamiento y el
suministro del agua de bebida.

Muchos sistemas de abastecimiento de agua de bebida proporcionan agua de


salubridad adecuada sin contar con un PSA formal. Las principales ventajas del
desarrollo y la aplicación de un PSA en estos sistemas de abastecimiento son
la evaluación y clasificación, de forma sistemática y detallada, de los peligros,
así como la vigilancia operativa de las barreras o medidas de control. Además,
un PSA comprende un sistema organizado y estructurado que reduce la
probabilidad de fallos debidos a descuidos u omisiones de la gestión, así como
planes de contingencia para responder a fallos del sistema o a sucesos
peligrosos imprevistos.

Al respecto es necesario que el marco general de protección a los


consumidores del agua considere que:

 Las agencias nacionales son las encargadas de definir los objetivos y


elaborar las leyes, reglamentos y normas técnicas para posibilitar y exigir a
los proveedores a cumplir con las obligaciones definidas en los dispositivos
legales.
 Los proveedores de agua están en la obligación de certificar y verificar de
manera rutinaria que los sistemas administrados por ellos entreguen agua
Segura.
 Una agencia especializada es la responsable de la vigilancia independiente
de los proveedores de agua por medio de auditorías periódicas o
evaluaciones directas de todos los aspectos de seguridad y/o pruebas de
verificación.

1.3. ACTORES, FUNCIONES Y RESPONSABILIDADES.

Los actores que pudieran ser afectados por las decisiones o actividades del
abastecedor de agua deben estimular la coordinación de sus planes y
actividades de gestión. Esto actores están compuestos por agencias de salud y
de gestión de recursos, consumidores, industria, fontaneros, etc. y al efecto,
debe conformarse un Comité en donde pueda analizarse, a través de un
diálogo abierto, la problemática de la gestión de la seguridad del agua de
bebida estableciéndose los mecanismos apropiados y documentación relevante
para su participación. De esta manera, la función de todas las partes
interesadas es el compartir información relacionada con el logro y el
mantenimiento de la calidad del agua de bebida.

Los principales actores que participan en la gestión de la calidad del agua son:
1.3.1. GOBIERNO CENTRAL.

El gobierno es el responsable de establecer el marco legal e


institucional para asegurar el suministro de agua de bebida segura y
confiable, siendo su función:
 Crear un sistema independiente y creíble de normas de calidad del
agua.
 Tomar medidas para proteger las fuentes de agua de bebida.
 Asegurar que hayan instituciones y acuerdos de coordinación para
abordar los posibles riesgos de calidad del agua desde la captación
hasta el consumidor.
 Establecer políticas generales de contabilidad que aseguren que
los proveedores de agua puedan ser auditados.
 Establecer políticas sociales para asegurar que todos los miembros
de la sociedad obtengan los servicios a los que tiene derecho todo
ciudadano.

1.3.2. AUTORIDAD REGULADORA Y/O DE SALUD PÚBLICA.

Una institución de regulación independiente del agua y con credibilidad


es vital para que el consumidor pueda tener confianza en la seguridad
e integridad del proveedor. Normalmente, esta función es realizada por
el ministerio de salud pero algunas veces, puede estar bajo la
responsabilidad de una o más autoridades. La autoridad reguladora
debe:

 Establecer normas y estándares de la calidad del agua de bebida


con precisos objetivos de salud y seguridad, y requisitos mínimos
sobre el suministro de agua, basado en evidencias científicas y
necesidades de los consumidores. Debe incluirse aspectos de
regulación y aprobación de materiales y productos químicos
aplicados en el tratamiento y distribución del agua, procedimientos
de fontanería doméstica, etc. fundamentados en aspectos de salud.

 Asegurar que el proceso de establecimiento de los estándares de


calidad relacionados con la salud sea transparente y que las
concentraciones de los parámetros seleccionados se hagan a partir
del nivel de riesgo considerado.

 Establecer sistemas de verificación para determinar si el proveedor


de agua cumple con los estándares de la calidad y los planes de
seguridad, y asegurar que los resultados de los ensayos de calidad
del agua sean válidos.

 Implementar programas sistémicos de evaluaciones compuesto por


auditorías; inspecciones sanitarias y/o valoración de aspectos
institucionales y comunitarios de todo el sistema de abastecimiento
de agua (desde la fuente hasta el consumidor tanto de sistemas
entubados como en no entubados).

1.3.3. AUTORIDADES LOCALES DE SALUD.

Las autoridades locales de salud juegan un papel importante en la


vigilancia del suministro de agua y la gestión del recurso hídrico e
independientemente de su responsabilidad por la vigilancia de los
abastecimientos de agua comunitarios y caseros, las autoridades
locales de salud también podrán:

 Acompañar a las comunidades en el diseño e implementación de


sistemas de agua.
 Aplicación de medidas correctivas.

Adicionalmente, la gestión de estos abastecimientos de agua requiere


de programas de educación que normalmente incluyen:
 Promoción del conocimiento en higiene de agua.
 Capacitación técnica básica y transferencia de tecnología en el
suministro de agua y gestión.
 Intervenciones para superar barreras socioculturales que impiden
el mejoramiento de la calidad de agua.
 Motivación, movilización y actividades de mercadeo social.
 Apoyo, seguimiento y diseminación de programa de capacitación
para lograr y mantener la sostenibilidad de los servicios de agua.

1.3.4. AUTORIDADES DE CUENCAS DE AGUA.

La gestión del recurso hídrico es un aspecto integral de la gestión


preventiva de la calidad del agua de bebida y la prevención de la
contaminación microbiana y química de la fuente de agua constituye la
primera barrera de control de la contaminación, por lo que es
importante que la autoridad de salud coordine con los sectores
vinculados con la gestión del recurso hídrico y regulación del uso de la
tierra, así como con los proveedores de agua para formular políticas
nacionales y el reconocimiento de los peligros potenciales a la salud
que puedan resultar de la contaminación del recurso hídrico.

En lo que compete a la regulación del uso de la tierra, es necesario


tener en cuenta:

 Modificación de la cobertura del suelo.


 Actividades de extracción de materiales.
 Construcción/modificación de canales.
 Aplicación de fertilizantes, herbicidas, pesticidas y otros químicos.
 Densidad de ganado y aplicación de estiércol.
 Construcción del vías, mantenimiento y uso.
 Formas de recreación.
 Desarrollo residencial urbano o rural, con particular.
 Énfasis en la disposición de excretas, saneamiento, rellenos
sanitarios y disposición de desechos.
 Otras actividades humanas potencialmente contaminantes, como
industria, emplazamientos militares, etc.

1.3.5. ABASTECEDORES DE AGUA DE BEBIDA.

Los abastecimientos de agua de bebida varían desde sistemas urbanos


muy grandes que atienden a poblaciones de muchos millones de
habitantes a pequeños sistemas comunitarios que proporcionan agua a
poblaciones muy pequeñas y donde los proveedores de agua están
encargados de suministrar agua segura y confiable con la
responsabilidad primaria de la certificación y el control de su calidad y
del servicio, así como de la coordinación interagencial. Las funciones
del abastecedor son:

 Desarrollar e implementar planes de seguridad del agua de bebida


desde el punto de captación hasta el consumidor y verificar su
implementación y eficacia mediante controles apropiados.
 Implementar sistemas para certificar y controlar la calidad del agua
abastecida y diseminar los resultados.
 Calcular el costo total del servicio de abastecimiento (incluido el
mantenimiento y reemplazo de activos) y ejecutar inversiones de
conformidad con los marcos de financiamiento establecidos por el
gobierno.
 Asegurar la disponibilidad de personal con habilidades

1.3.6. GESTIÓN COMUNITARIA.

Los programas eficaces y sostenibles para la gestión de calidad de


agua de bebida en pequeñas localidades requieren del activo apoyo y
participación de la comunidad. Normalmente, estas intervenciones
involucran aspectos de higiene y programas de educación en salud con
la función de:

 Reconocer la importancia de la calidad de agua de bebida en la


salud.
 Exigir que el agua de bebida segura sea suministrada en suficiente
cantidad.
 Hacer un buen uso del agua con fines doméstico, bebida, cocina e
higiene y evitar su derroche.
 Reconocer la importancia de la vigilancia y la necesidad de la
respuesta comunitaria.
 Entender y estar preparado para jugar su papel en el proceso de
vigilancia.
 Estar consciente de la protección contra la contaminación del
abastecimiento de agua de bebida.

1.3.7. VENDEDORES DE AGUA.

Los distribuidores de agua a nivel casero o los puntos de recolección


de agua son comunes en muchas partes del mundo donde existe
escasez o baja cobertura del servicio de agua que limita el acceso en
cantidad y calidad del agua de bebida y que tiene graves
connotaciones sobre la salud de los consumidores, por lo que el agua
debe ser:

 Desinfectada como para tener un cloro residual libre de 0.5 mg/l


después de 30 minutos de contacto.
 Los tanques cisternas deben reservarse para el uso exclusivo de
agua potable.
 Antes del uso, los tanques cisterna deben ser desinfectados
químicamente o limpiados a vapor.
 Implementación de programas vigilancia para el agua suministrada
por vendedores.
 Desarrollar programas educacionales para mejorar la recolección,
tratamiento y distribución de agua y prevenir la contaminación.

1.3.8. CONSUMIDORES.

Todo ser humano consume agua de una fuente u otra, y a menudo los
consumidores juegan papeles importantes en la recolección,
tratamiento y almacenamiento de agua.

Las funciones del consumidor son:

 Operar y mantener el sistema de agua en las viviendas de manera


de asegurar la buena calidad del agua.
 Ejecutar la instalación y el mantenimiento de sus instalaciones por
medio de fontaneros calificados.
 Controlar las conexiones cruzadas o el retrosifonaje.
 Emplear materiales apropiados en sus instalaciones.
 Minimizar la contaminación de las fuentes de agua para evitar el
deterioro de la calidad del agua suministrada.

1.3.9. AGENCIAS DE CERTIFICACIÓN

La certificación se aplica para verificar que los dispositivos y materiales


usados en el abastecimiento de agua satisfacen un nivel dado de
calidad y seguridad o proceso de fabricación y minimizan los posibles
riesgos de contaminación. La certificación vigilada por agencias
gubernamentales u otros tiene los siguientes objetivos:

 Asegurar que el uso del producto no causa contaminación por


substancias tóxicas, contribuye con substancias que afectan la
aceptabilidad del agua o favorezcan el crecimiento microbiano.
 Evitar el re-ensayo a nivel local o previo a cada adquisición.
 Asegurar la calidad uniforme y condiciones de los productos.

1.3.10. FONTANERÍA.
La contaminación del agua en edificios suele ocurrir por el mal diseño,
defectos de instalaciones, modificaciones impropias y mantenimiento
inadecuado de las instalaciones, resultando en conexiones cruzadas y
estancamiento del agua que favorece la proliferación de
microorganismos como la Legionella.

El aseguramiento de la seguridad de los suministros de agua de bebida


en edificaciones, se realiza mediante adecuadas prácticas de
fontanería como:

 Empleando tuberías de agua o aguas residuales a prueba de


goteo, durables, de baja rugosidad interior, no obstruible y
protegido contra tensiones externas.
 Evitando conexiones cruzadas entre el suministro de agua de
bebida y los sistemas de aguas residuales.
 Construyendo sistemas de almacenamiento de agua confiables
desde el punto de vista estructural y de prevención de intrusión de
contaminantes.
CAPITULO II

VIGILANCIA Y CONTROL
DE CALIDAD DEL AGUA DE BEBIDA.
2.1. LA VIGILANCIA DEL ABASTECIMIENTO DE AGUA DE BEBIDA.

Es «la evaluación continua y vigilante de la salud pública y el examen de la


salubridad y aceptabilidad de los sistemas de abastecimiento de agua de
bebida» (OMS, 1976). Esta vigilancia contribuye a la protección de la salud
pública al fomentar la mejora de la calidad, la cantidad, la accesibilidad, la
cobertura, la asequibilidad y la continuidad de los sistemas de abastecimiento
de agua (conocidos como indicadores de servicio) y se realiza como
complemento a la función de control de calidad del proveedor de agua de
bebida. La vigilancia del suministro de agua de bebida no elimina ni sustituye la
responsabilidad del proveedor que debe asegurarse de que la calidad del agua
de bebida sea aceptable y cumpla las metas sanitarias predefinidas, así como
con otras metas relativas a la eficacia.

Todos los miembros de la población reciben agua de bebida de algún modo, ya


sea por medio de sistemas de abastecimiento por tuberías (a través de una
conexión doméstica o de un caño público), el agua puede estar tratada o no y
el sistema puede ser con o sin bombeo, transportada por camiones cisterna o
animales de carga, o recogida de fuentes de aguas subterráneas (manantiales
o pozos) o superficiales (lagos, ríos y arroyos). Es importante que el organismo
responsable de la vigilancia analice la frecuencia de uso de los diferentes tipos
de sistemas de abastecimiento; este análisis es particularmente útil como paso
preliminar en la planificación de un programa de vigilancia. La vigilancia sólo de
los sistemas de abastecimiento de agua por tuberías no resultará de mucha
utilidad si sólo puede acceder a ellos una pequeña parte de la población o si
proporcionan una fracción menor del agua suministrada.

El organismo encargado de la vigilancia debe contar con profesionales con


conocimientos jurídicos, o tener acceso a ellos, además de contar con
profesionales con conocimientos sobre el agua y su calidad. La vigilancia de los
sistemas de abastecimiento de agua también sirve para garantizar que
cualquier infracción que se pueda producir se investigará y resolverá. En
muchos casos, será más adecuado utilizar la vigilancia como mecanismo de
colaboración entre los organismos responsables de la salud pública y los
proveedores de agua, para mejorar el sistema de abastecimiento, que imponer
el cumplimiento de las normativas, sobre todo cuando el problema principal son
los sistemas de abastecimiento de agua de bebida gestionados por
comunidades. (Ver Anexo N° 02)

2.2. TIPOS DE ENFOQUES.

Existen dos tipos de enfoques para la vigilancia de la calidad del agua de


bebida: los basados en auditorías y los basados en la evaluación directa.
Generalmente, la vigilancia incluirá una combinación de estos enfoques, en
función del tipo de abastecimiento, y puede conllevar el uso de programas
continuados que estudian los sistemas de forma progresiva. Con frecuencia, no
es posible llevar a cabo una vigilancia exhaustiva de todos los sistemas de
abastecimiento comunitarios o de los hogares. En estos casos, se deben
realizar encuestas bien diseñadas con el fin de conocer la situación en el
ámbito nacional o regional.

2.2.1. AUDITORÍA.

En la vigilancia basada en la auditoría, la mayoría de las actividades de


evaluación, incluidas las pruebas de verificación, suele realizarlas el
proveedor, y una entidad independiente realiza una auditoría con el fin
de verificar la conformidad. Cada vez es más frecuente encargar los
servicios de análisis a laboratorios externosacreditados. Asimismo,
algunas autoridades están probando el uso de este tipo de acuerdos en
servicios tales como la inspección sanitaria, la toma de muestras y los
exámenes de auditorías.

Para aplicar el enfoque basado en auditorías, el organismo encargado


de la vigilancia debe contar con una fuente estable de profesionales
cualificados y capacidad para:
 examinar y aprobar PSA nuevos;
 realizar o supervisar auditorías de la aplicación de diferentes PSA
como actividad rutinaria programada.
 Responder, investigar y ofrecer asesoramiento tras recibir
informes sobre incidentes significativos.

La aplicación de un enfoque basado en auditorías hace recaer en el


proveedor del agua de bebida la responsabilidad de informar al
organismo responsable de la vigilancia sobre el rendimiento del
sistema con respecto a indicadores acordados.

2.2.2. EVALUACIÓN DIRECTA.

Puede ser oportuno que el organismo encargado de la vigilancia del


sistema de abastecimiento de agua de bebida realice análisis
independientes de los sistemas de abastecimiento. Este enfoque
implica normalmente que el organismo tenga acceso a instalaciones de
análisis propias, con personal capacitado para realizar la toma de
muestras, los análisis y la inspección sanitaria.

La evaluación directa también implica que los organismos responsables


de la vigilancia tengan capacidad de evaluar los resultados y de
informar y asesorar a los proveedores y a las comunidades. Un
programa de vigilancia basado en la evaluación directa incluiría
normalmente:

 métodos específicos para sistemas de abastecimiento de


municipios grandes, municipios pequeños, comunidades y hogares
individuales;
 Inspecciones sanitarias realizadas por personal cualificado;
 Toma de muestras realizada por personal cualificado;
 Análisis realizados empleando métodos adecuados por laboratorios
acreditados o mediante equipos de ensayo de campo aprobado y
personal cualificado.
 Procedimientos sobre la notificación de los resultados y el
seguimiento para comprobar que se han adoptado las medidas
precisas.

En el caso de sistemas de abastecimiento de agua de bebida


gestionados por comunidades en los que la aplicación de una
verificación interna o de acuerdos con terceros sea limitada, el método
de evaluación directa se puede utilizar como sistema de vigilancia
principal.
CAPÍTULO III

DESINFECCIÓN DEL AGUA


3.1. LA DESINFECCIÓN SOLAR

La Desinfección Solar del Agua, mas conocida como SODIS es una solución
simple, de bajo costo y ambientalmente sostenible para el tratamiento de agua
para consumo humano a nivel doméstico, en lugares en los que la población
consume agua cruda y microbiológicamente contaminada.

El método SODIS usa la energía solar para destruir los microorganismos


patógenos que causan enfermedades transmitidas por el agua y de esa
manera mejora la calidad del agua utilizada para el consumo humano.

Los microorganismos patógenos son vulnerables a dos efectos de la luz solar:


la radiación en el espectro de luz UV-A (longitud de onda 320-400nm) y el calor
(incremento en la temperatura del agua). Se produce una sinergia entre estos
dos efectos, ya que el efecto combinado de ambos es mucho mayor que la
suma de cada uno de ellos independientemente. Esto implica que la mortalidad
de los microorganismos se incrementa cuando están expuestos a la
temperatura elevada y a la luz UV-A simultáneamente.

3.1.1. PROCESO DE DESINFECCION:

Se llena el agua contaminada en botellas de plástico transparente, las


cuales se exponen a la luz solar durante seis horas. La exposición al
sol destruye los patógenos. Cuando la nubosidad es mayor de 50%, es
necesario exponer las botellas de plástico durante 2 días consecutivos
para obtener agua segura para el consumo humano.

Sin embargo, si la temperatura del agua supera los 50ºC, una hora de
exposición es suficiente para obtener agua segura. Es posible mejorar
la eficacia del tratamiento si las botellas de plástico se exponen a la luz
solar mediante superficies reflectoras como calaminas de aluminio o
fierro corrugado.
3.1.2. VENTAJAS Y LIMITACIONES DE SODIS

Ventajas de SODIS

SODIS requiere suficiente radiación solar; por lo tanto, depende de las


condiciones climáticas.
SODIS requiere que el agua no esté turbia.
SODIS no cambia la calidad química del agua.
SODIS no es útil para tratar grandes volúmenes de agua.
SODIS mejora la calidad microbiológica del agua para consumo
humano.
SODIS mejora la salud de la familia.
SODIS puede servir como un punto de entrada para la educación en
salud e higiene.
Los sistemas públicos de abastecimiento de agua en los países en
desarrollo frecuentemente no garantizan el suministro de agua segura
para el consumo humano.
SODIS brinda a los usuarios individuales un método simple que se
puede aplicar a nivel del hogar bajo su propio control y responsabilidad.
SODIS es fácil de entender.
SODIS está al alcance de todos, pues los únicos recursos necesarios
son la luz solar, que es gratis, y botellas de plástico.
SODIS no requiere de gran infraestructura costosa, por lo que es
fácilmente replicable en proyectos de autoayuda
SODIS reduce la necesidad de fuentes tradicionales de energía, como
la leña, el kerosén y el gas.

En consecuencia, el uso de SODIS reduce tanto la deforestación, un


problema ambiental importante en la mayoría de los países en
desarrollo, como la contaminación del aire creada por la combustión de
fuentes convencionales de energía.
Además, se reducen los gastos en fuentes tradicionales de energía,
como gas, kerosén y leña. Sólo se requieren recursos limitados para la
adquisición de botellas plásticas transparentes; por lo tanto, incluso los
más pobres pueden tener acceso a SODIS.

Limitaciones de SODIS

SODIS requiere suficiente radiación solar; por lo tanto, depende de las


condiciones climáticas.
SODIS requiere que el agua no esté turbia.
SODIS no cambia la calidad química del agua.
SODIS no es útil para tratar grandes volúmenes de agua.

3.1.3. TIPO DE ENFERMEDADES REDUCIDAS POR SODIS

SODIS afecta a los patógenos presentes en el agua y de esa manera


reduce la ocurrencia de enfermedades entéricas causadas por los
siguientes patógenos:
Diarrea infecciosa: de infecciones bacterianas con Escherichia coli
enteropatógena.
Disentería: diarreas acuosas de infecciones bacterianas con
Salmonella o Shigella.
Disentería: de infección con parásitos de Giardia lamblia (“Giardiasis”)
o Entamoeba hystolytica (“Amebiasis”).
Cólera: de infección bacteriana con Vibrio cholerae.

Una serie de agentes virales como los rotavirus y los adenovirus son
responsables de una gran carga de gastroenteritis virales; sin embargo,
las rutas de infección más importantes para la transmisión e infección
de estos virus no están relacionadas con el consumo de agua (contacto
persona a persona, a través de la saliva). (Ver Anexo N° 03)
3.2. DESIFECCIÓN MEDIANTE CLORO

Cloro, es una palabra de origen griego (proviene de “khlôros”), y su significado


es verdoso. Fue descubierto por el científico de origen sueco K. W. Scheele. En
la tabla periódica de los elementos químicos, su número atómico es el 17.

De todos los desinfectantes empleados, el cloro es el más utilizado. La razón


de este hecho radica en que cumple la mayoría de los requisitos que se
plantean a lo hora de seleccionar un desinfectante.

3.2.1. PROCESO DE DESINFECCION:

CLORO LÍQUIDO.

Procedimiento a seguir para el tratamiento y la desinfección de agua


para consumo humano, por medio de hipoclorito de sodio (cloro
líquido), es el que se describe a continuación. (Ver Anexo N° 04)

a) ELIMINACIÓN DE LA TURBIEDAD DEL AGUA:

 Si el agua está muy turbia hay que pasarla por un filtro casero
 Si no está disponible un filtro casero, entonces deberá utilizarse
un colador, elaborado con un paño de tela fina (preferiblemente
una tela de pañal de niño; nuevo y bien limpio)
 Si no está disponible una tela fina como la descrita, entonces
debe dejarse sedimentar el agua y luego trasladarla a otro
recipiente limpio.

b) DESINFECCIÓN DEL AGUA.

 Una vez que el agua esté clara y en un recipiente limpio,


entonces debe agregarse el cloro líquido, en la cantidad
adecuada.
 Luego de agregar la cantidad recomendada de cloro líquido,
hay que agitar bien el recipiente donde se está desinfectando
el agua, para que se mezcle completamente.
 Después, hay que dejar reposar el agua por 30 minutos, para
que el cloro elimine las bacterias presentes.

c) ADVERTENCIAS IMPORTANTES.

 El cloro líquido sólo debe ser manejado por adultos, evitando


que esté al alcance de los niños.
 No se recomienda desinfectar el agua para consumo humano
con cloro comercial para lavado de ropa, porque contiene
compuestos químicos peligrosos para la salud.
 Nunca agregar cloro al agua cuando ésta se encuentre turbia.

CLORO GRANULADO:

El procedimiento a seguir para el tratamiento y la desinfección de agua


para consumo humano, por medio de hipoclorito de calcio (cloro
granulado), es el que se describe a continuación. (Ver Anexo N° 05)

a) ELIMINACIÓN DE LA TURBIEDAD DEL AGUA.

 Si el agua está muy turbia hay que pasarla por un filtro casero
 Si no está disponible un filtro casero, entonces deberá
utilizarse un colador elaborado con un paño de tela fina
(preferiblemente una tela de pañal de niño; nuevo y bien
limpio)
 Si no está disponible una tela fina como la descrita, entonces
debe dejarse sedimentar el agua y trasladarla a otro recipiente
limpio.

b) DESINFECCIÓN DEL AGUA.


 Cuando el agua esté clara y en un recipiente limpio; del
volumen total a desinfectar debe apartarse una cantidad
aproximada de 10% del mismo, en el cual debe disolverse con
agitación el peso de hipoclorito de calcio (cloro granulado) que
sea necesario dosificar.
 Esperar hasta que el residuo inerte producido se asiente en el
fondo del recipiente y luego, vaciar la solución madre al
volumen total de agua a desinfectar; cuidando que el residuo
permanezca asentado en el fondo y no vaya a ser vaciado
hacia el agua a desinfectar.
 Luego de agregar el cloro, agitar bien el recipiente donde se
está haciendo la desinfección para que se disuelva por
completo; siempre y cuando el volumen de agua a desinfectar
lo permita.
 Por último, hay que dejar reposar el agua por 30 minutos,
para que el cloro elimine las bacterias presentes.

c) ADVERTENCIAS IMPORTANTES.

 El hipoclorito de calcio sólo debe ser manejado por adultos;


debe evitarse dejarlo al alcance de los niños.
 Nunca agregar cloro al agua cuando ésta se encuentre turbia.

3.3. DESIFECCIÓN MEDIANTE RADIACION ULTRAVIOLETA

Aunque la radiación ultravioleta (o luz ultravioleta o UV) no es popular en el


tercer mundo, es el único método físico práctico que puede usarse para la
desinfección del agua en comunidades pequeñas (con sistema centralizado de
agua). Las aplicaciones prácticas de la radiación ultravioleta comenzaron en
1901 cuando se consiguió producir esta luz artificialmente.
Esta técnica se consideró para la desinfección del agua de bebida cuando se
comprobó que el cuarzo era una de los pocos materiales casi totalmente
transparente a la radiación ultravioleta, lo que permitió la envoltura protectora
de los tubos. Los primeros intentos experimentales se llevaron a cabo en
Marsella, Francia, en 1910.

3.2.2. MECANISMOS DE LA DESINFECCIÓN POR RADIACIÓN


ULTRAVIOLETA.

El mecanismo de desinfección se basa en un fenómeno físico por el


cual las ondas cortas de la radiación ultravioleta inciden sobre el
material genético (ADN) de los microorganismos y los virus, y los
destruye en corto tiempo, sin producir cambios físicos o químicos
notables en el agua tratada.

3.2.3. EQUIPOS.

La luz ultravioleta se produce por medio de lámparas de vapor de


mercurio de alta y baja presión, siendo más populares las últimas. Se
asemejan a las conocidas lámparas fluorescentes. En realidad, las
lámparas ultravioletas son elaboradas por las grandes empresas que
fabrican las lámparas fluorescentes estándar. En consecuencia, las
lámparas, los balastos y los arrancadores para los sistemas
ultravioletas pueden comprarse en tiendas comerciales, salvo las que
tengan dimensiones excepcionales.

Un sistema moderno de desinfección ultravioleta puede incluir lo


siguiente:
 l Una cámara de exposición de material anticorrosivo, el cual
alberga el sistema.
 l Lámparas ultravioleta.
 Limpiadores mecánicos, limpiadores ultrasónicos u otros
mecanismos de auto limpieza.
 l Censores conectados a sistemas de alarma para el monitoreo de
la intensidad de la luz ultravioleta.
 l Interruptor de velocidad en caso de que se presenten velocidades
de flujo altas o bajas, intensidades altas o bajas o temperaturas
anormales en los componentes del sistema.
 l Monitores de lámpara apagada.
 l Balastos eléctricos

3.2.4. VENTAJAS Y DESVENTAJAS

VENTAJAS.

Sencillo. Eficiente. Ningún producto químico involucrado. No modifica


las características estéticas del agua. Puede ser administrado por
personal no calificado.

DESVENTAJAS.

Los costos del equipo son algo mayores si se compara con los
dosificadores de solución de cloro. El agua debe ser muy transparente.
Se necesita energía eléctrica. No hay efecto residual.

CONSEJOS PARA LA OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO.

Debe haber control para asegurar que no haya incrustación en los


encamisados de protección. Estos deben recibir atención constante
para eliminar tales incrustaciones.
CONCLUSIONES

1. La vigilancia de la calidad del agua de consumo puede definirse como la


“evaluación y examen, de forma continua y vigilante, desde el punto de vista de
la salud pública, de la inocuidad y aceptabilidad de los sistemas de
abastecimiento de agua de consumo”.

2. Los temas tratados en este informe muestran que las distintas técnicas de
desinfección y esterilización de efluentes, tienen ventajas y desventajas. Los
desinfectantes más frecuentemente usados, como O 3, Cl2, ClO2 y cloraminas
pueden conducir a la formación de compuestos residuales nocivos, no tienen
efecto residual, etc.

3. La calidad del agua no es una característica absoluta, sino que es más un


atributo definido socialmente en función del uso que se le piense dar al líquido;
cada uso requiere un determinado estándar de calidad. Por esta razón, para
evaluar la calidad del agua es necesario considerar el contexto del uso probable
que tendrá.

4. La calidad del agua está afectada por diversos factores como los usos del suelo,
la producción industrial y agrícola, el tratamiento que se le da antes de ser
vertida nuevamente a los cuerpos de agua, y la cantidad misma en ríos y lagos,
ya que de ésta depende su capacidad de purificación.
BIBLIOGRAFIA

1. MINISTERIO DE SALUD (2011). Reglamento de la Calidad del Agua para


Consumo Humano. DS N° 031-2010-SA. Lima – Perú. Imprenta: J.B. GRAFIC
E.I.R.L.

2. REGULA MEIERHOFER Y MARTIN WEGELIN. (n. d.). Desinfección Solar del


Agua. Lima – Perú. Imp. Indeart S.A.C.

3. VALCÁRCEL SAFRA, LUZ (2006). Biología y Ecología. Lima – Perú. Edit.


Punto y Grafía S.R.L.

4. WRIGHT, H.B.; CAIRNS, W.L. (1998). Desinfección de agua por medio de luz
ultravioleta. OPS/CEPIS.
ANEXOS
ANEXO N° 01

NIVEL DE SERVICIO Y CALIDAD DE AGUA RECOGIDA


ANEXO N° 02

MODELO DE GESTION DE VIGILANCIA DE CALIDAD DE AGUA DE BEBIDA


ANEXO N° 03

RUTAS DE TRANSMISIÓN DE LOS PATOGENOS


ANEXO N° 04

CANTIDAD DE CLORO LÍQUIDO A DOSIFICAR

ANEXO N° 05

CANTIDAD DE CLORO GRANULADO A DOSIFICAR


ANEXO N° 06

INSTALACIÓN TÍPICA DE UN EQUIPO UV