Está en la página 1de 10

Proyecto

Educativo
Scouts Pluralistas

1
Proyecto Educativo

Scouts Pluralistas es una propuesta de educación no formal


para niños, niñas y jóvenes, de opción libre y transformadora,
donde todos y todas aprendemos, en forma progresiva y por
la propia acción, a convertirnos en agentes de cambio de las
comunidades en las que vivimos como ciudadanas y ciudadanos
activos, críticos y comprometidos.
Optamos por un escultismo pluralista, que practica la tolerancia,
que defiende la libertad y promueve la igualdad, valores
indisociables de la democracia y del respeto por los derechos
humanos, que constituyen los fundamentos de la vida
en sociedad que queremos.
Esta elección pluralista se expresa en la solidaridad activa,
que implica el rechazo del racismo y cualquier forma de discriminación
ya sea étnica, social, religiosa, ideológica, sexual,.
cultural o de género. Implica un compromiso por luchar contra todas las
formas de intolerancia.

Scouts Pluralistas es una organización que desde su nacimiento busca acercar las bases
fundacionales del escultismo a nuestra realidad argentina y latinoamericana, asumiéndose como:

· Abierta e inclusiva
· Participativa y Democrática
· Estratégica y progresista
· Responsable y transparente
· Comprometida socialmente
· Que levanta la bandera de los Derechos Humanos,
de los Niños y Niñas, Adolescentes y Jóvenes.

Los Scouts Pluralistas optamos por un mundo que no se ate al consumo, sino que promueva la
felicidad de las pequeñas cosas compartidas; un mundo en el que las fronteras nacionales,
religiosas, étnicas, o de cualquier otra índole no dividan a la Humanidad, sino que lo enriquezcan.
Soñamos con un mundo más justo y humano.

• ¿Qué proponemos los Scouts Pluralistas?


Un movimiento coeducativo para niños, niñas y jóvenes que deseen formar parte de él, en el
que se valora la diversidad de orígenes, culturas, creencias y formas de vida. Un movimiento
político, en el que sus integrantes se ven involucrados en aspectos fundamentales de la vida
social, tales como la participación ciudadana, la toma de decisiones y la autogestión de los
espacios comunitarios y de los proyectos que en ellos se emprendan. Un Movimiento independiente
del estado, de los partidos políticos, de las corporaciones y otras instituciones, entendiendo
de todas formas la importancia de trabajar en conjunto con los actores fundamentales
de las causas por las que luchemos.

2
• ¿Por qué pluralistas?
El pluralismo es un concepto que habla de la convivencia
y coexistencia de elementos muy diferentes entre sí.
Es un camino que se emprende en búsqueda de otro, de un
encuentro y un diálogo con éste, elementos que nos permiten
reconstruir y renovar las propias convicciones.
Al contrario del trabajo con una única matriz de pensamiento,
que provoca el arraigamiento de los prejuicios y la obstinación a
verdades absolutas, ser pluralista implica reconocer que sólo a
través del contacto con visiones diferentes es posible enriquecer
nuestro propio universo de ideas.
El pluralismo es suma, mezcla y diversidad en él no existen ganadores
y perdedores, sino caminos que construimos juntos. Elegir una opción
plural no implica creer en esto o en aquello, no implica creer en todo junto
o en nada. Implica escuchar todas las voces, ver todos los colores, tocar
todas las puertas.
En Scouts Pluralistas trabajamos con lo diverso, nos mezclamos con otros y hablamos
con todos, sin tabúes ya que lo distinto no nos da miedo, sino que nos provoca
interés. La indiferencia es desprecio, nosotros creemos que el debate nos hace más
sabios, buscando la riqueza de lo distinto. Derribamos barreras para conocer y conocernos,
para ser nosotros mismos y vivir de la diferencia, porque eso es ser pluralista.

• Misión
Scouts Pluralistas tiene por fin el contribuir al desarrollo integral y la educación permanente de
niños, niñas y jóvenes, ayudándolos a realizarse plenamente como personas, como ciudadanos
responsables y comprometidos para con la comunidad de la cual forman parte.

1. Desarrollo integral
Al entender a la persona como una entidad compleja atravesada por un conjunto de expresiones,
situaciones y vivencias, el Movimiento Scout impulsa el
desarrollo equilibrado de nuestros niños, niñas y
jóvenes en
todas las áreas que determinan su crecimiento,
buscando que
cada uno cultive su propia identidad, la que es única e
irrepetible.
Esta perspectiva implica la propuesta de una
educación
personalizada, con respeto a las diferencias, a la
manera de
ser, sentir, pensar y vivir de cada uno.
Este crecimiento integrado comprende el desarrollo
simultáneo
de aspectos relacionados a la creatividad, la
sociabilidad, la afectividad,
la corporalidad, el carácter y la espiritualidad.
2. Educación permanente
Comprendemos nuestra vida como un continuo
proceso de enseñanza
y aprendizaje. La formación a cargo de la escuela
durante un
periodo predeterminado de tiempo resulta insuficiente
para un ser
humano que desea aprender de manera constante.
Nuestro movimiento educativo propone jóvenes
independientes, que aprenden de sus pares y que se
educan a sí mismos, eligiendo qué experiencias vivir, cómo direccionar su formación, persiguiendo
una utopía de libertad para encontrar la felicidad rodeado de amigos, sin un adulto al que complacer
y logrando la plenitud a través de la sensibilidad y la empatía con el mundo que los rodea.

3
3. Ciudadanía comprometida
Un Scout es, ante todo, un agente de cambio. Trabajamos para formar jóvenes que transformen
la sociedad, que se indignen ante la injusticia y la exclusión, que se opongan a la discriminación
y a la desigualdad, que sean críticos ante el consumismo, la contaminación y que
repudien todo tipo de violencia.

Nos pronunciamos por defender los Derechos Humanos y la Constitución Nacional, practicar la
democracia y las buenas acciones, proteger los recursos naturales y la biodiversidad, tomar
partido por los oprimidos y brindarles nuestro apoyo, erradicar los prejuicios, comprometerse
con la paz, la lucha contra la pobreza y la unidad de los pueblos, sentirse hermano de todos.

Educamos para formar ciudadanos críticos, capaces de pensarse a sí mismos y al mundo que los
rodea, con herramientas que les permitan analizar sus opciones para elegir con libertad y
actuar consecuentemente, sirviendo a los demás, formando redes de cooperación con proyectos
de desarrollo comunitario, siendo conscientes de su valor dentro de la sociedad.

• Visión
Vemos a Scouts Pluralistas como una expresión del Movimiento Scout, consciente y crítica de
los orígenes del mismo que, enmarcada en su tiempo, acerca la filosofía y fundamentos
originales a las nuevas generaciones, alejándose de tradicionalismos y fórmulas dogmáticas.
Una asociación dinámica, progresista y plural que es capaz de transformar la realidad.

Confiamos en que el camino para lograrlo es el de la educación constante, consecuente y


afectuosa de los niños, niñas y jóvenes para que desarrollen empatía con su entorno.
En nuestra Latinoamérica, donde la desigualdad, la violencia, la indiferencia y la pobreza se nos
presentan como desafíos a superar, los Scouts Pluralistas apuntamos a abrir los ojos y el
corazón. Estaremos siempre dispuestos a trabajar con alegría y esperanza para construir un
mundo nuevo más sano, más hermoso y más justo.

4
• Principios

Nuestros principios constituyen un marco referencial de valores esenciales de esta propuesta

- Deberes para con su afirmación espiritual y/o Filosófica

Cada persona tiene y defiende diferentes posturas ante la espiritualidad y/o filosofía.
Nuestra propuesta es la de permitir el desarrollo integral de la persona y esto es una de las partes
que lo conforman. Nos definimos laicos e independientes de cualquier organización teísta, no
teísta o atea. Esta opción la tomamos como manera de garantizar a nuestros miembros el
ejercicio de su libertad de conciencia, la no imposición de las normas y valores morales
particulares de ninguna religión o pensamiento filosófico, evitando toda forma de
proselitismo.

La adhesión a los principios espirituales y/o filosóficos, la fidelidad a los códigos éticos que los
expresa y la aceptación de las elecciones personales conforman los ejes centrales de este punto.

Concebimos a la espiritualidad en un sentido amplio, como todo lo vinculado a lo inmaterial y a los


principios de tipo ético, moral y trascendente.

Pensamos a la filosofía como el conjunto de códigos éticos y morales basados en la razón.

En todas nuestras actividades promovemos valores que contribuyen al desarrollo espiritual y/o
filosófico de nuestros miembros como un proceso de crecimiento personal en la relación consigo
mismo, con la humanidad y con el mundo que lo rodea. En ese camino cada persona construye su
propia representación del mundo.

- Deberes para con la humanidad y la naturaleza


Este principio hace foco en la pertenencia comunitaria de todos los sujetos. Nos debemos a los
otros como nos debemos a nosotros mismos, por ser parte de comunidades que trascienden al
individuo. Como tales, sólo podemos garantizar nuestra existencia en relación con la naturaleza
que es nuestro medio.

En este sentido, nuestro ideal tiene como eje fundamental la convivencia armónica y respetuosa con
la humanidad y con la naturaleza. Esta convivencia debe valerse de vínculos sociales que se basen
en la cooperación, la inclusión social, la participación democrática y la primacía de los Derechos
Humanos, así como el cuidado del ambiente por sobre el lucro y el beneficio individual. Podemos
hacer esto posible a través de la participación y el compromiso activo en nuestras comunidades de
pertenencia.

Proponemos vivir las relaciones interpersonales con amor, respeto y alegría, enfrentando las
dificultades con optimismo, encarando cada día con entusiasmo y aceptando de manera natural
todas las manifestaciones de afecto.

- Deberes para consigo mismo.


En Scouts Pluralistas fomentamos en nuestros jóvenes el crecer en libertad, entendiendo a la propia
como una opción tan válida como la de los demás. Una libertad no sólo de pensamiento sino
también de acción.

Pensamos en personas capaces de quererse tal y como son, de reconocer sus falencias y potenciar
sus virtudes, responsables de todas las consecuencias que se desprendan de sus actos y
decisiones, personas que cultivan su autoestima y están, por ende, mejor preparados para enfrentar
las dificultades y desafíos que se crucen en su camino.
Scouts que comprendan que por más experiencias que uno tenga, no se deja nunca de aprender, de
superarse constantemente, que porten la resiliencia como emblema ante las adversidades de la
vida, que entiendan la importancia de saber levantarse siempre después de caer, cultivando de esta
forma la satisfacción de mirar hacia atrás y admirar el camino recorrido.

5
Planteamos la necesidad de saber despojarse de las cosas materiales de su vida, entendiendo que
las mismas son un medio para desenvolverse en este mundo actual y no un fin en sí mismas.
Valoramos una actitud de compromiso, optimismo, convicción y capacidad de autocrítica para
emprender los proyectos personales de vida.

• Método
El Movimiento Scout impulsa en nuestros jóvenes el crecimiento integral y una actitud ciudadana
acorde a las necesidades de la sociedad de la cual queremos ser agentes de cambio. El
Método Scout constituye el sistema educativo por medio del cual esta forma de ver, vivir y compartir
la vida se expresa en plenitud.

Para ello el Método Scout se basa en:

· Una promesa y una ley.

Base de nuestra propuesta


educativa, la ley scout
es la herramienta por
medio de la cual
nuestros niños,
niñas y jóvenes
hacen suyos
los valores
propios del
movimiento.

No se trata de un código moral que reprima conductas impropias, sino de una guía con la cual los
jóvenes puedan sentirse acompañados en su vida, que los impulsa positivamente a adoptar
actitudes que los acerquen día a día a ser y sentirse mejores personas.

Nuestra ley scout es sencilla, pues nos parece importante, más allá de las palabras, que sea
comprendida y aprehendida por todo aquel que la conozca. No asigna numeración a los artículos,
como se acostumbra tradicionalmente, pues no creemos en la jerarquía de ningún artículo por sobre
los otros, sino en el conjunto, como un todo indisociable e importante de transmitir.

La promesa es la forma de adherir al movimiento scout y se realiza mediante un compromiso libre y


voluntario, una decisión que cada persona vive de una manera diferente. Optamos entonces por un
texto personalizado, pues cada individuo tiene derecho a elegir cómo, cuándo y de qué manera se
compromete, plasmando en su promesa sus convicciones y/o creencias. En la misma se asumen
tres compromisos simultáneos: Personal, Espiritual y Social, que corresponden a los principios que
propone el movimiento.

6
LEY SCOUT
Ser Scout Pluralista es:

Ser Digno de toda confianza

Ser Leal

Ser Solidario

Ser Amigo y Hermano de Todos

Ser Cortés

Proteger la vida y la Naturaleza

Defender los Derechos Humanos

Ser Responsable y Consecuente

Ser Alegre y Optimista

Ser Trabajador y valorar el esfuerzo

Ser Simple y Puro

· Una educación por la acción.

El movimiento scout, como propuesta de educación no formal, desarrolla sus actividades a través de
la propia acción, motivando a nuestros jóvenes a que por medio de la observación, experimentación
y exploración fijen en ellos el aprendizaje de los valores e ideas principales que definen nuestra
propuesta, adecuadas a cada persona como individuo original.

Nuestra actividad toma marco y sentido en el aprender jugando, en un espacio de libertad donde
niños y niñas
puedan
encontrarse
consigo mismos y
descubrir su
potencialidad. En el
Movimiento Scout
no hay errores ni
aciertos, existen
infinitos caminos
mediante los cuales
se desarrollan las
distintas
habilidades, sin
exigencia de
resultados, sin
generar
expectativas ni
ansiedad. Durante
el proceso del
desarrollo nuestros
jóvenes adquieren
una mejor imagen
personal, ganando autoconfianza y seguridad a la hora de adquirir responsabilidades y convertirse
en adultos sensibles y comprometidos.
Queremos jóvenes que descubran que a vivir, se aprende jugando.

7
· Una vida en pequeños grupos

La vida en pequeños grupos es la forma de organización en el movimiento por medio de la cual


chicos y chicas de edad similar se agrupan libre y voluntariamente. Esta herramienta otorga un
sentido de pertenencia ya que identifica a los jóvenes con objetivos que todos comparten. Es
en estos equipos de iguales donde desarrollan su potencialidad individual amparados en el
grupo, estableciéndose los mismos como el primer escenario para la adopción de roles y la
asunción de responsabilidades. Éstas van aumentando de forma progresiva mediante decisiones
democráticas, provocando que en el aprender conjunto se cree un espacio educativo
privilegiado para crecer y desarrollarse.

· El contacto con la Naturaleza

La Naturaleza constituye en sí misma el lugar en el cual el método scout se desarrolla en forma


íntegra, es un ancla hacia lo esencial.

Apostamos al contacto con la naturaleza para recuperar saberes y prácticas que la agitada vida
moderna nos ha hecho olvidar. Desde el patio del grupo hasta el remoto campamento, la naturaleza
y el Scout se complementan, ya que éste la reconoce no sólo como escenario de su acción, sino
como una compleja red de interacciones, conformando un todo dinámico.

Acercándose a lo natural al estar sentado en la tierra, contemplando y apreciando el paisaje los


niños, niñas y jóvenes adquieren empatía con el medio ambiente y conciencia de la importancia de
preservarlo.

Nuestro ideal es mantener una relación equilibrada y equitativa con la Naturaleza, teniéndola más
como compañera que como herramienta. Ella colabora con nuestra tarea educativa y es parte vital
de nuestro método, brindándose entera sin pedir nada a cambio. Es nuestro deber cuidarla y
devolverle con acciones su generosidad desinteresada.

· El Adelanto Personal

Los niños, niñas y jóvenes avanzan en el camino de su propia realización personal según un ritmo
que el Escultismo respeta y acompaña. El método scout celebra toda conquista de sus chicos y
chicas y pone de manifiesto ante los otros cada uno de sus logros. El adulto acompaña e incentiva a
ellos y a ellas a seguir su propia senda y alcanzar cada meta según la libre elección y voluntad
personal, haciendo de todo triunfo individual un motivo de alegría para sus compañeros y
compañeras de ruta.

Con propuestas adecuadas a cada situación de desarrollo psíquico y físico, respetando el contexto
social y las realidades de género y creencia, los Scouts Pluralistas generamos actividades que
presentan opciones que favorecen el crecimiento de nuestros jóvenes, sin imponer parámetros

8
externos ni sostener normas que los acoten. Scouts Pluralistas siempre propondrá el ampliar los
horizontes en la búsqueda por alcanzar la realización plena de las personas.

· Marco Simbólico

El marco simbólico del movimiento scout delimita el lugar donde habitan las reglas y elementos del
juego en que participamos. Este se expresa en todos aquellos elementos que nos identifican y
permiten reforzar nuestra propuesta educativa: nuestros colores, el pañuelo, nuestras tradiciones e
historias y la puesta en acción de los valores a los que adherimos voluntariamente en nuestra
promesa scout. Son elementos que hablan de nosotros y constituyen un ambiente de referencia de
lo que somos.

Dado que en el movimiento trabaja de acuerdo a las necesidades e intereses propios de cada grupo
de edad de nuestros chicos y chicas el marco simbólico se expresa en cada uno de ellos como un
eje que envuelve y por ende sirve de refuerzo para el trabajo propio de cada etapa de crecimiento,
promoviendo de este modo la necesidad de cada grupo en su propuesta educativa.

• Programa de Jóvenes:

Definición
Hablamos de Programa porque entendemos que las actividades practicadas por los jóvenes en el
escultismo no son fines en sí mismos sino que están insertas en un cuadro programático que se
basa en objetivos educativos explícitos.

De Jóvenes, en un sentido amplio, porque el programa llama a ser compartido por compañeros
y compañeras de nuestros scouts, para que todos sean los protagonistas de las acciones.
Creemos que cada joven es gestor de su propio crecimiento cuando dispone de los objetivos
para mejorar y seguir las propias etapas personales

9
Características

- Simple: con pocos y claros elementos identificables.


- Flexible: con un diseño que permita y facilite su adaptación a las
distintas realidades particulares de cada Grupo Scout.
- Estimulante: debe proponer actividades varias, basadas en los
intereses de los y las jóvenes.
- Emocionante: debe ofrecer desafíos y aventuras.
- Democrático: debe promover la participación activa de los niños, niñas
y jóvenes en la toma de decisiones.

• Metas
Scouts Pluralistas propone como meta para sus jóvenes y niños/as llegar a ser una persona:

- Con valores que den un sentido positivo a su vida.

- Abierta al diálogo y a todo tipo de creencias, pensamientos e ideologías.

- Que defienda la justicia, y abogue por la paz.

- Que comparta con todos por igual.

- Libre, capaz de construir su propio camino.

- Crítica.

- Defensora de los derechos humanos.

- Con una actitud de servicio como parte inherente de su vida.

- Sociable y respetuosa.

- Consecuente con sus ideales.

- Comprometida socialmente.

- Creativa.

- Responsable de modelar su entorno y de cuidar el medio ambiente.

- Capaz de hacer bien todo lo que dependa de si.

- Que disfrute de la simpleza.

- Independiente ante las cosas materiales.


materiales.

10