Está en la página 1de 2

Ejercicios de vocalización con distintas letras

¡A practicar!

BR
Al abrirme el abrigo de brocado de brazaletes de bruñido bronce, brotó una hebra, lancé un
bramido, y en brazos de un obrero brevemente abrevié un brillante brío. Broto un broma y él dio un
brinco. ¡Ah! Brujo, bruto, bracero, bucanero y bravucón. Bregué en la bruma, vislumbré la brújula y
abracadabra, en la brasa abrume al bribón.

CR
Crece el cruzado, creyendo el credo, criatura crédula. Cruza la encrucijada, cree en la decrépita
crónica descrita por el criado hipócrita. Se crispa su crespo cráneo al crujir el crater de la cripta.
Crasa crisis le cruza el crisma, increíble e indescriptible.

CH
Chino achicopalado achicharra un chocho con la chispa en chinchina. En la choza echa la chamarra,
la chancha y la cachucha debajo del colchón. Se echa en el chinchorro y chancea y chacotea con la
chusma chismosa. Para Chucho, el hecho es un chisme. Sin chanzas ni chirimoyas, ni chiros ni
chirimías, por chancuco y chamusquina, se achanta y chifla en chirona, chinfle, chanfle.

DR
La dramática draga, ladraba a la hidra, a la dríada y al dragón y adrede apdreaba la droga a los
ladrones de dromedarios.

FR
La frágil fragata africana enfrentó los frentes franquistas, pero los cafres fracasaron naufragando en
una isla de frutales frondosos. El frío fruncía frazadas y Eufrasia refregaba los frescos frascos de
fresas francesas, mientras Afranio fraguaba los frondios cofres y enfrentaba frases frustradas de
frente.

GR
Grumete grande engrosa grupo agreste y agrio y gregario para agraciar un incongruente engreído en
la gruta. Al ingresar gratis en grotesco gremio engrana gruñido de ingratitud. Gradualmente el
granuja agranda grosero la grieta y grita grescas por su granada grandeza.

LL y Y
Cayendo la yegua pisóse un cayo, callada quedó la lluvia cayó, comióse mogolla, garulla y llena
llegó. Ya llorona en medio de la calle magulla la polla, la degüella y la engulle. La llovizna la acalla,
la arrulla y la apabulla en la llameante llanura. ¿Cuál fue la querella? No fue ella sino una estrella.
¡Vaya, vaya! Dijo la yegua baya al saltar la valla.

M
Monumental moña mostraba la momia. El mismo sumamente melancólico, murmuraba matrimonio.
¡Manola! mentó la momia. ¡Mamarracho, mamacallos, sumamente mentecato! En tu memez,
miserablemente me manutendrías. Y sin miramientos, se menea mamotretuda y se marcha.

N
Noble anuncio anuncia nacimiento de numen enano nauseabundo en un nido. Nunca nítida nómada
fue antes anunciada. Nimia nómina, niñería, niño engaña con maña en la mañana quiñaque. Extraña
noñería acompaña con añoranza y la lasaña al ñandú. Bruñe las ñatas con caña y ñame le enseña un
moño, amaña el puño y tiñe con lagaña el caño.

PL
En pleno plenilunio, Plinio se aplana con placer, pletórico, perplejos sin aplazar empleo, aplica el
triple. Pero deplorable complot de la plebe, aplana con aplomo su plegaria. Parapléjico, Plinio
suplementa la plata por el plástico plano empleado en Plutón.

PR
Un príncipe depravado presiente de pronto en la pradera la presencia de una princesa sin práctica.
El prosaico – tan pragmático – pregunta: “Preciosa, ¿prefieres probar primero o nos presentamos?”
La primorosa pretende pasar por primitiva, pero el promiscuo procura comprarla, y ella procede con
prisa, presa de precocidad. “¿Usted me promete o me compromete? Prométame prendas preciadas y
yo me preparo para protagonizar preludios presurosos”. Prepararse pues para procrear primogénito,
pero el príncipe a la princesa sorprende: “Primordial usted también se aprovecha de la coprofagia”

PT
Apterixis áptero, abrupto opta por reptar para captar y capturar al susceptible. Septentrión con su
septuagenaria aptitud. Es un exabrupto el óptimo rapto.

S
Una sosesagada y salpimentada serpiente susurraba, saludaba, silabeaba y siseaba en el sinuoso y
sucio piso, sisas… justo sisear y severo susto.

TR
La trepidante entrada triunfal de la tropa de trescientos truculentos troyanos en trapos y trajes
tricolores con sus tra