Está en la página 1de 5

EL MERCANTILISMO Y ANTECEDENTES.

El mercantilismo es un sistema político y económico que se basa en la idea de que los países
son más ricos y prósperos mientras más
metales preciosos puedan acumular.

El mercantilismo y sus ideas se


desarrollaron en Europa entre los siglos
XVI y XVII y la primera mitad del siglo
XVIII. Uno de sus pilares fundamentales
fue la creencia de que los países que
querían mantener una posición relevante
en el contexto internacional y desarrollar
su poder, debían acumular riqueza
(principalmente en la forma de oro y otros metales
preciosos).

Influenciado por el colonialismo y la gran cantidad de


metales preciosos, materias primas y mano de obra
barata que los países invasores pudieron obtener de
ellas, el mercantilismo reforzó la idea de la
acumulación de riqueza como reflejo de poder.

ANTECEDENTES.
 El mercantilismo fue una forma de concebir la economía en la Europa de los siglos
XVI y XVII, en una época en que se estaban produciendo cambios políticos muy
importantes en el continente. Por una parte, los estados nacionales se habían
fortalecido, y por otra, el poder de la Iglesia Católica se había debilitado.
 Es una tendencia de la economía política burguesa y de la política económica de los
estados en la época de la acumulación originaria del capital, este está unido al capital
industrial.
 El mercantilismo es una doctrina o política económica que surge en un periodo
intervencionista en la época de nacimiento del capitalismo, previo a la Revolución
Industrial y que se enfoca principalmente en el comercio exterior como fuente de
desarrollo económico.
 El término Mercantilismo fue acuñado por Víctor de Riqueti, marqués de Mirabeau
en 1763, y popularizado por Adam Smith en 1776. En el hecho, Adán Smith fue la
primera persona en organizar formalmente la mayoría de las contribuciones del
Mercantilismo en su libro La riqueza de las Naciones.
 El Mercantilismo es una doctrina o Política Económica que surge en un periodo
intervencionista en la época de nacimiento del Capitalismo, previo a la Revolución
Industrial y que se enfoca principalmente en el Comercio Exterior como fuente de
Desarrollo Económico.
 Los mercantilistas, en general, no eran universitarios ni cultos (como lo habían sido
quienes se dedicaron a pensar los problemas económicos en la Edad Media), sino
simplemente "hombres de la calle" -banqueros, funcionarios y comerciantes-, que,
junto al ejercicio de sus actividades, analizaron los "temas reales" que afectaban al
país. Su preocupación principal era la de "enriquecer a la nación", principalmente
como una forma de incrementar su poder político frente al resto de los países.
 La mayor parte de la literatura del Mercantilismo carece de Valor, ya que abundaron
los panfletos con poco rigor científico que, en pos del Bien general del país, no
buscaban otra cosa que la defensa de un Interés particular (un ejemplo típico eran
aquellos autores del Mercantilismo que pregonaban la conveniencia para el país de
entregar un Monopolio de Comercio, cuando en realidad eran ellos quienes se querían
beneficiar de él)

EL CAPITALISMO
El capitalismo es el sistema económico donde los individuos y las empresas de negocios
llevan a cabo la producción y el
intercambio de bienes y servicios mediante
diversas transacciones en las que se
interponen los precios y los diferentes
mercados.
Originado en la antigüedad, su desarrollo
es un fenómeno europeo el cual
evoluciono en diferentes etapas,
extendiéndose alrededor del mundo hasta
el estallido de la primera guerra mundial.
El término kapitalism fue empleado por el economista alemán Karl Marx, pero fue el filósofo
Adam Smith el fundador de dicho sistema, siendo el primero en describir los principios
económicos básicos que definen al capitalismo.

A lo largo de su historia, el capitalismo ha tenido una serie de características básicas. En


primer lugar, los medios de producción, tierra y capital, son propiedad privada. En este
contexto el capital se refiere a los edificios, la maquinaria y otras herramientas utilizadas para
producir bienes y servicios. En segundo lugar, la actividad económica se realiza mediante la
interacción entre compradores y vendedores. En tercer lugar, tanto los propietarios de la tierra
y el capital como los trabajadores, son libres de buscar maximizar su bienestar, los
consumidores pueden gastar cómo y cuando quieran sus ingresos para obtener la mayor
satisfacción posible, entre otros.
En resumen, el sistema capitalista se fundamenta en que los factores de la producción,
(trabajo y capital) estén en manos privadas.
EL SOCIALISMO
Sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración
colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las
actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes.

El socialismo constituye una etapa dentro de la Formación Económica Social Comunista,


caracterizado por la transición de formas y actuaciones propias del capitalismo a otras
propias de una sociedad socialista, donde el factor subjetivo y las prácticas políticas, con
reconocimiento del papel de la ética y la educación constituyen puntos esenciales en la
formación de la base técnica y material necesaria para el surgimiento de una sociedad sin
clases.

Características del socialismo


 Se opone al capitalismo, es decir a la idea de aquel que posea más bienes es mejor.
 Es imparcial, no importa lo que usted tenga, o como usted sea, el socialismo busca
que todos tengan las mismas oportunidades.
 Decía no a la propiedad privada
 Todo lo maneja el pueblo

EL COMUNISMO
el comunismo es un movimiento político que promueve la
formación de una sociedad sin clases sociales, donde los
medios de producción sean de propiedad común. Esto
implica que la propiedad privada de dichos medios no
existiría, lo que llevaría el poder a la clase trabajadora.
En su fin último, el comunismo busca la abolición
del Estado: si no existe la propiedad privada de los medios de producción, no existe la
explotación. Por lo tanto, la organización estatal no sería necesaria.
Las bases del comunismo fueron desarrolladas por Karl Marx y Friedrich Engels a finales
del siglo XIX en libros como “El capital”. En el siglo XX, el revolucionario ruso y líder
bolchevique Vladimir Lenin se propuso llevar a la práctica dichas teorías, a partir de su
propia interpretación.
El comunismo ha recibido críticas
desde distintos sectores. Hay quienes
consideran que la sociedad sin clases
es imposible (siempre algún grupo
ostentará poder; en el caso del
comunismo, serían los burócratas). Por
otra parte, muchos creen que
el capitalismo y su afán de ganancia es el único sistema que promueve el desarrollo
económico.
 Estas sociedades permiten el reparto del trabajo en función de la habilidad, y de los
beneficios que este conlleva, en función de las necesidades.
 La sociedad comunista supone que, en último término, no se necesita que haya un
gobierno coercitivo.
 La sociedad comunista no tendría por qué tener legisladores, ya que la sociedad entera
tendría un único objetivo en común.
 El comunismo como movimiento debe luchar, por medio de la revolución, para lograr
la abolición de la propiedad privada.
 La responsabilidad de satisfacer las necesidades públicas recae en la sociedad misma,
que se consigue con la autogestión racional de todos los recursos.

LA ECONOMIA MARXISTA-FEDERICO
ENGELS.

La economía política es esencial para esta visión, y


Marx se basó en los economistas políticos más
conocidos de su época, los economistas políticos
clásicos británicos, para posteriormente criticar su
forma de pensar. La economía política, que es
anterior a la división que se hizo en el siglo XX de
las dos disciplinas, trata las relaciones sociales y las
relaciones económicas considerándolas
entrelazadas. Marx siguió a Adam Smith y a David
Ricardo al afirmar que el origen de los ingresos en
el capitalismo es el valor agregado por los
trabajadores y no pagado en
salarios.[cita requerida] Esta teoría de la explotación
la desarrolló en El capital,
investigación dialéctica de las formas que adoptan las relaciones de valor.

En su labor política y periodística, Marx y Engels comprendieron que el estudio de la economía era
vital para conocer a fondo el devenir social. Fue Marx quien se dedicó principalmente al estudio de
la economía política una vez que se mudó a Londres. Marx se basó en los economistas más conocidos
de su época, los británicos, para recuperar de ellos lo que servía para explicar la realidad económica
y para superar críticamente sus errores.

Vale aclarar que la economía política de entonces trataba las relaciones sociales y las relaciones
económicas considerándolas entrelazadas. En el siglo XX esta disciplina se dividió en dos.

Estudiando el modo capitalista de producción y aprovechando con espíritu crítico los


elementos científicos de la economía política burguesa clásica, Marx y Engels crearon, por
primera vez, la economía política proletaria, auténticamente científica, que se convirtió en
importantísima parte integrante del marxismo-leninismo.

El marxismo llevó a cabo un cambio radical, revolucionario, en la economía política. Allí


donde los economistas burgueses veían relaciones entre las cosas, Marx descubrió relaciones
entre los hombres, entre las clases sociales, relaciones económicas de producción. Son,
precisamente, las relaciones de producción entre los hombres, en cuanto las relaciones
fundamentales y decisivas de todas las relaciones sociales, las que constituyen el contenido
de los fenómenos sociales, objeto de estudio de la economía política.

Frente a los economistas burgueses, que consideran el modo capitalista de producción como
perpetuo, invariable y plenamente concorde con la naturaleza y los intereses del hombre, la
economía política proletaria descubrió las leyes internas del origen, desarrollo e inevitable
hundimiento del capitalismo, por primera vez demostró científicamente la limitación del
capitalismo, su carácter históricamente transitorio.

La doctrina económica de Marx y de Engels constituye una fundamentación profunda y


multilateral acerca de que es inevitable el hundimiento revolucionario del capitalismo y la
instauración de la dictadura de la clase obrera, acerca de la misión histórica del proletariado
como sepulturero del capitalismo y creador de la sociedad nueva, comunista.