Está en la página 1de 11

INTRODUCCIÓN

Como su mismo nombre indica, el cierre contable es una operación propia de la


contabilidad. Consiste en cerrar tres clases de cuentas: la cuenta de ingreso, la cuenta de
gasto y la de costos. Estas cuentas se cierran entregando todo lo que se ha acumulado
durante un periodo determinado, normalmente desde el 1 de enero hasta el 31 de
diciembre. Estas cuentas se cierran contra otra cuenta concreta, la de ganancias y
pérdidas.
CIERRES CONTABLES

El cierre contable es el proceso consistente en cerrar


o cancelar las cuentas de resultados y llevar su
resultado a las cuentas de balance respectivas una
vez finaliza un ejercicio contable.

Al finalizar un periodo contable, se debe proceder a


cerrar las cuentas de resultado para determinar el
resultado económico del ejercicio o del periodo que
bien puede ser una pérdida o una utilidad.

Recordemos que las cuentas de resultados son las


cuentas de ingresos, gastos, costos de venta y
costos de producción y las de balance son el activo, pasivo y patrimonio.

El resultado final de la cancelación de las cuentas de resultados, se debe llevar a la


respectiva cuenta de patrimonio. Si el resultado es una pérdida se disminuirá el
patrimonio, y caso contrario, si el resultado es utilidad, la cuenta de patrimonio se
incrementará.

No sobra recordar que la utilidad surge cuando los ingresos superan los costos y gastos, y
la pérdida cuando los costos y gastos superan los ingresos.

Antes de proceder a cancelar las cuentas de resultado, se debe proceder a realizar los
ajustes y conciliaciones del caso.

Entre los ajustes más importantes que se deben hacer está la depreciación de los activos
fijos, la amortización de los activos intangibles y diferidos, la provisión de cartera y los
ajustes necesarios en los inventarios. [Consulte: Depreciación, Métodos de depreciación,
Provisión de cartera, y Amortización de activos intangibles]

Es importante también la conciliación de las cuentas bancarias lo que le permitirá realizar


los ajustes necesarios a dichas cuentas.

Las reclasificaciones de las cuentas es un proceso importante que se debe llevar a cabo,
principalmente en la cuentas de bancos, clientes, proveedores, y en cualquier otra cuenta
que resulte con un saldo en rojo o negativo. Un ejemplo clásico de las reclasificaciones es
cuando la cuenta de bancos arroja un saldo en rojo, caso en el cual se debe reclasificar
como una cuenta de pasivo.

Otro aspecto importante que no se debe olvidar es la realización de los ajustes necesarios
a los diferentes activos para reconocer su valorización o desvalorización, tal como lo
establecen nuestros principios de contabilidad.
Al hacer el cierre contable es muy importante tener presente aspectos como el de los
impuestos y los resultados financieros esperados por los socios.

Esto conlleva implícitamente a la existencia de una planeación con el objetivo de conseguir


el mejor resultado posible según los objetivos que se quieran lograr.

La depreciación, la provisión de cartera, los métodos de valuación de inventarios, las


políticas de clientes, proveedores y de inventarios, son elementos que permiten variar los
resultados finales, por lo que se deben analizar detenidamente para decidir cuál es el
procedimiento más adecuado para la consecución de los objetivos trazados.

Aspectos como por ejemplo, el tratamiento que se le da a las adiciones o mejoras de los
activos fijos, pueden tener incidencia en el valor patrimonial de los activos que se
declaren, por lo que no se deben dejar de lado.

FLUJO DE EFECTIVOS

El flujo de efectivo, también llamado flujo de caja, o cash flow en inglés, es la variación de
entrada y salida de efectivo en un periodo determinado.

En otras palabras se puede decir que el flujo de caja es la acumulación de activos líquidos
en un tiempo determinado. Por tanto, sirve como un indicador de la liquidez de la
empresa, es decir de su capacidad de generar efectivo.

Según el Plan General Contable, el flujo de caja se analiza mediante el llamado Estado del
Flujo de Caja. Provee información sobre los ingresos y salidas de efectivo en un cierto
espacio de tiempo.

Conocer el flujo de caja de una empresa ayuda a los inversionistas, administradores y


acreedores entre otros a:

 Evaluar la capacidad de la empresa de generar flujos de efectivo positivos.

 Evaluar la capacidad de la empresa de cumplir con obligaciones adquiridas.

 Facilitar la determinación de necesidades de financiación.

 Facilitar la gestión interna del control presupuestario del efectivo de la empresa.


FLUJO DE CAJA

El flujo de caja hace referencia a las salidas y entradas netas de dinero que tiene una
empresa o proyecto en un período
determinado.

Los flujos de caja facilitan


información acerca de la
capacidad de la empresa para
pagar sus deudas. Por ello,
resulta una información
indispensable para conocer el
estado de la empresa. Es una
buena herramienta para medir
el nivel de liquidez de una
empresa.

La diferencia de los ingresos y los gastos, es decir, al resultado de restar a los ingresos
que tiene la empresa, los gastos a los que tiene que hacer lo llamamos ‘flujo de caja neto’.
Los flujos de caja son cruciales para la supervivencia de una entidad, aportan información
muy importante de la empresa, pues indica si ésta se encuentra en una situación sana
económicamente.

El flujo de caja neto como medida de solvencia


Si una empresa o una persona no tiene suficiente dinero en efectivo para apoyar su
negocio, se dice que es insolvente. Ser insolvente durante bastante tiempo puede llevar a
la bancarrota y al cierre del negocio.

El flujo de caja neto son los pagos que se han recibido ya, a diferencia de los ingresos
netos, que incluyen las cuentas por cobrar y otros elementos por los que no se ha recibido
realmente el pagos. El flujo de caja se utiliza para evaluar la calidad de los ingresos de
una empresa, es decir, su habilidad para generar dinero, lo que puede indicar si la
empresa está en condiciones de permanecer solvente.

COSTO ESTÁNDAR

Los costos estándar determinan de una manera técnica el costo unitario de un producto,
basados en eficientes métodos y sistemas, y en función de un volumen dado de actividad.
Son costos científicamente predeterminados que sirven de base para medir la actuación
real. Los costos estándar contables no necesitan incorporarse al sistema de contabilidad.

Los estándares de costos de fabricación generalmente están integrados de manera formal


dentro de las cuentas de costos.
Cuando esto ocurre, los sistemas
se conocen como sistemas de
contabilidad de costos estándar.

Se establecen bajo rígidos


principios de calidad, cumpliendo
el rol de costos objetivos,
informando el administrador sobre
el grado de cumplimiento de la
planta de estos costos meta.

Esta misión lo convierte en unidad


de medida de la eficiencia fabril.

Los costos estándar son lo contrario de los costos reales. Estos últimos son costos
históricos que se han incurrido en un período anterior. La diferencia entre el costo real y el
costo estándar se denomina variación.

Para su diseño, es necesario el trabajo conjunto de ingenieros industriales y especialistas


en costos porque se nutre de dos componentes: uno físico (cantidades) y otro monetario
(recursos financieros).

La evaluación de una gestión necesita una base o patrón de comparación. Relacionar los
costos de un mes con el anterior – o de otro período – suministra información inadecuada
porque los datos del mes con el cual se compara seguramente tienen incorporadas
ineficiencias propias de dicho período. Además, el cambio de los métodos de fabricación
agrega otro factor que invalida la comparación.

Los costos estándar no sólo sirven de referencia, sino también como guía de trabajo.

COSTO ESTIMADO

Indica lo que puede costar producir un artículo,


motivo por el cual dicho costo se ajustará al costo
histórico o real.

De la comparación resulta discrepancias entre lo


estimado y lo real conocidas con el nombre de
variaciones, mismas que serán una llamada de
atención que obliga a estudiar el porque de la
diferencia.

El cálculo probable del costo de una unidad a


producir:

Técnico.- señala los consumos necesarios para obtener un producto y sirve de base a la
estimación contable.

Contable.- valuación y registro adecuado de los consumos determinados en las


estimaciones técnicas.

Características fundamentales del sistema de costos estimados.

Los costos estimados se obtienen ANTES de iniciar la


fabricación y DURANTE su transformación.
Se basan en cálculos predeterminados sobre
estadísticas anteriores y en un conocimiento amplio
de la industria en cuestión.

Para su obtención es fundamental considerar cierto


volumen de producción y determinar el costo
unitario.

Al hacer la comparación de los reales con los


estimados siempre deberán ajustarse a lo real,
ajustándose en este momento a las variaciones.

RATIOS FINANCIEROS

Las ratios financieras también llamadas razones financieras o indicadores financieros, son
coeficientes o razones que proporcionan unidades contables y financieras de medida y
comparación, a través de las cuales, la relación por división entre sí de dos datos
financieros directos, permiten analizar el estado actual o pasado de una organización, en
función a niveles óptimos definidos para ella.

A menudo utilizadas en contabilidad, existen numerosas ratios financieras que se utilizan


para evaluar el estado financiero global de empresas, compañías y corporaciones. Las
ratios financieras pueden ser utilizadas por los gerentes pertenecientes a la empresa, por
los inversionistas que poseen acciones de la empresa, y por los acreedores de la empresa.
Los analistas financieros utilizan ratios financieras para comparar las fortalezas y
debilidades de distintas empresas, y la evolución en el tiempo de las empresas.1 Si las
acciones de una empresa son compradas y vendidas en el mercado de valores (o bolsa de
comercio), el precio del mercado de las acciones es utilizado para calcular determinadas
ratios financieras.

Las ratios se pueden expresar como un valor decimal, tal como 0.10, o ser indicados como
un valor porcentual equivalente, tal como el 10 %. Algunas ratios por lo general son
citadas como porcentajes, especialmente aquellas ratios que por lo general poseen valores
inferiores a 1, tal como el rendimiento de beneficios, mientras que otras por lo general son
citadas como números decimales, especialmente aquellas ratios que poseen valores
mayores que 1, tal como el Price to Earnings Ratio; estas últimas son denominadas
múltiplos. Dado un ratio, se puede calcular su recíproca; si la ratio era superior a 1, la
recíproca tendrá un valor inferior a 1 e inversamente. El valor recíproco expresa la misma
información, pero puede ser más fácil de interpretar: por ejemplo, el rendimiento de
beneficios puede compararse con el rendimiento de los bonos, mientras que con el Price
to Earnings Ratio no se puede: por ejemplo una ratio P/E de 20 corresponde a un
rendimiento de beneficios.

PARTIDAS DE LIQUIDACIÓN O CIERRE

Son seis partidas que tienen como objetivo


liquidar las Cuentas de Resultados y cerras
las Cuentas Patrimoniales de una empresa al
finalizar a un periodo contable determinado.

El resultado del cierre de las cuentas de


resultados se debe incluir en la cuenta de
patrimonio. Esto quiere decir que, si los
resultados son positivos (utilidades), la
cuenta de patrimonio aumenta, mientras
que si los resultados son negativos
(pérdidas), la cuenta disminuye.

Para cancelar o cerrar las cuentas de


resultados, es necesario realizar ajustes (depreciación de los activos fijos, amortización de
los activos intangibles, etc.) y conciliaciones (de cuentas bancarias).
En resumen, el cierre contable implica, como primer paso, la regularización de las cuentas
de gastos e ingresos para obtener el resultado del ejercicio. Esto permite saber cuánto se
ha ganado o perdido en el periodo. Luego se debe regularizar las cuentas de patrimonio
neto (si aumentó o disminuyó según las ganancias o pérdidas) y, finalmente, cerrar todas
las cuentas con saldo para que el mismo sea igual a cero.

Es posible que surjan diversos problemas con el cierre contable a partir de errores en los
registros de los movimientos. Entre los más comunes se encuentran las anotaciones con
valores equivocados, las anotaciones en cuentas erróneas (anotar gastos como ingresos o
viceversa) y las operaciones no documentadas (como una compra sin factura).
CONCLUSIÓN

En el proceso de cierre contable se realizan una serie de asientos contables que tienen
como objetivo la actualización de las cuentas.

Este procedimiento implica una serie de cuestiones previas. Por un lado, revisar cada una
de las cuentas del activo, del pasivo, del patrimonio, la depreciación o la conciliación
bancaria. Una vez se han realizado estos ajustes hay que proceder a la realización del
cierre contable.

El cierre contable debe entenderse dentro del contexto de las normas internacionales de
información financiera.
E-GRAFIA

https://debitoor.es/glosario/definicion-flujo-efectivo

https://www.gerencie.com/cierre-contable.html

http://economipedia.com/definiciones/flujo-de-caja.html

https://www.monografias.com/trabajos30/costos-estandar/costos-estandar.shtml

https://www.gerencie.com/costos-estimados.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Ratio_financiero

http://peritascj.wixsite.com/peritascj/contabilidad-general
RESUMEN

Cuando finaliza un período contable, generalmente el 31 de diciembre de cada año, todas


las organizaciones –independientemente de su tamaño o categoría empresarial– deben
cancelar las cuentas de resultados, es decir que deben llevar las cuentas de ingresos,
costos y gastos hasta saldo cero. El proceso de depuración de las cuentas de resultados es
lo que se conoce como cierre contable.

Para lograr este objetivo se utiliza una cuenta transitoria denominada pérdidas y
ganancias, a la cual llegan todos los saldos que se extraen de las cuentas de resultados y
por tanto refleja el resultado del ejercicio.

La operación es sencilla: como los costos y gastos aumentan por el débito, el ajuste será
tomar el saldo de la cuenta, llevarlo al crédito de la misma y luego registrarlo en el débito
de la cuenta transitoria de pérdidas y ganancias; el mismo proceso se realiza con los
ingresos, que al ser de naturaleza crédito se ajustan con un registro del saldo en el débito
y un posterior asiento al crédito de la cuenta pérdidas y ganancias.